Donde comen dos La 1

Donde comen dos

Viernes a las 23.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5238338
Para todos los públicos Donde comen dos - Madrid - ver ahora
Transcripción completa

# Juan Manuel Montilla, acá el Langui.

# Rapero, actor, personaje de sección.

# Me lo dice aquí el querido profesor,

# con la carrera de Magisterio y su Concha de Plata.

# Los Premios Goya no son de hojalata.

# Pues espera que te diga esta historia de qué trata.

# Soy de Pan Bendito, un barrio con mucha miga.

# Las estrellas Michelin es lo que más a mí me tira.

# Sé, chaval, que tú eres más de... A ver.

# ...bocata de fuagrás, rebañar y el cuchareo.

# Sí. Por eso hay que pactar

# qué visitar, tendencias y vanguardia o cultura popular.

# Un día para mí, otro día tuyo entero.

# Un día para lujo... Otro, para zampar puchero.

# Donde comen cuatro, comen dos,

# por dos comemos este y yo.

# Cada uno, cada uno a su manera,

# desde el fino tenedor a la cuchara de madera.

# Pablo Pineda y Langui se recorren el mundo de tranquis,

# compartiendo y degustando.

# Esperemos que en su casa lo estén disfrutando. #

Te he traído a mi ciudad. Qué bien, Willy Fog.

La ciudad que me vio nacer, que me vio dar mis primeros pasos,

Madrid.

Y te he traído en un descapotable.

Hombre, descapotable es, desde luego,

pero es un bus turístico. Bueno, pero para nosotros solos.

Uy, qué bien.

El Teatro Real.

Construido en la época de Isabel II.

Debuté yo aquí, en el Teatro Real, con "La Excepción".

¿Aquí? Mi primer concierto.

¡Anda ya!

Mira, el Palacio Real. Prestigioso edificio,

hecho por Sabatini.

Lo sabes todo. Pues mira, en esa ventana

me tiré largas temporadas viviendo.

Yo tengo que confesarte algo.

¿Qué?

Que muchas de las cosas que te he contado eran mentira.

No, si yo ya me lo imaginaba, ¿tú qué te crees?

Ya nos vamos conociendo, amigo Langui.

Mira, mira, mira, la Puerta del Sol, el reloj.

# En la Puerta del Sol, como el año que fue... #

Mira, y aquí "La Mallorquina".

Aquí me compraba de pequeño mis napolitanas.

¿Ah, sí?

Claro. Yo venía a rehabilitación,

venía todos los días a la otra punta de Madrid.

¿Y cómo lo hacías? En metro y en autobús.

Mira, las Cortes, Congreso de los Diputados.

Aquí voy a traer yo una propuesta, Pablo.

Sí. Para que se cumpla la Ley

de Accesibilidad. Pues yo firmo abajo.

Pablete, la Puerta de Alcalá. ¡Hombre!

# Ahí está...

# Ahí está, ahí está viendo pasar a Pablo y a Langui,

# la Puerta de Alcalá. #

Pablo, llega la última parada, la manduca.

A mí este viaje me ha dado mucha hambre.

Amigo mío, te traigo a vivir una experiencia vanguardista.

¿Sí? Pero si esto es el Casino de Madrid.

De 1910.

Ya, pero te traigo al restaurante de Paco Roncero, cocina galáctica.

Vaya, del siglo XX al infinito.

¿Has viajado alguna vez al futuro? No.

Pues vamos a comer

la comida del futuro. ¿Y en el futuro hay torreznos?

No. Yo no quiero

ir a un futuro sin torreznos. Pues, chaval,

bienvenido al futuro.

¿Qué tal, Paco? ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

Bien. Aquí te traigo a Pablete.

¿Qué tal? ¿Cómo estamos?

Muy bien.

Que necesita zambullirse en el mundo Michelin.

Este es nuestro laboratorio, nuestro espacio de investigación

donde intentamos desarrollar todos los conceptos

y lo que hacemos.

A mí me crearon en un laboratorio,...

lo que pasa es que el concepto no les quedó muy claro.

No les quedó, ¿no? Y así salí.

Vamos a hacer una cosita.

Tengo aquí un poco de nitrógeno líquido, ¿vale?

Uy, yo con el nitrógeno soy más peligroso.

Menos 196 grados centígrados, o sea,

hay que tenerle bastante respeto porque si metemos la mano dentro,

nos la podemos quemar. O sea, esto que hago yo,

tú no lo hagas. No, no, tranquilo.

Pablo se ha asustado.

Realmente, no pasa absolutamente nada,

si no dejas la mano dentro, con un poquito que la metas...

¡Langui! Métela más, métela más.

(GRITA)

No tengas miedo. Cuidado.

Está muy frío.

Yo tengo aquí un aceite de oliva.

Sifonado. Es una Royal.

Lo introducimos en el nitrógeno y verás.

A parte que es muy mágico porque, según cae, se convierte...

Mira la sensación, Pablo. ...en humo.

Mira cómo queda. Lo que vamos a hacer es conseguir

un polvo de aceite. Se te va a clavar la lengua,

no te preocupes, dura dos, tres días, después se pasa.

Venga, pues nada, Pablo, tú.

No, Langui, no. Que sí.

No, que tú primero, que yo soy un caballero.

Mastica, mastica, mastica.

Oh.

Como sé que tú eres más clasicote,

te vamos a dar otra tapita, que es un pan de aceite de oliva.

Lo pintamos bien

para que refuerce más el sabor y los aromas del aceite de oliva fresco.

Pruébalo.

Esto es lo que toda la vida son los barquitos, vaya.

Exacto.

Y luego te quejas de los sitios donde yo te traigo, chaval.

¿Nos vamos a seguir comiendo? Desde luego.

Vámonos.

Bueno, Pablo. Dime.

En este viaje vamos a visitar sitios finolis.

Y estoy notando yo que de protocolo vamos flojos.

Sí. Nos perdemos, a veces.

Es verdad. En esta comida nos va a acompañar

una experta en protocolo. ¿Ah, sí?

Sí, la mismísima Embajadora de Polonia.

Bueno, tanto famoso para una sola embajadora.

¿Qué tal? ¿Qué tal?

Demasiado famoso.

Marzenna... ¿Cómo estáis?

Pablo. Muy bien.

Y Langui. Sí, perfecto.

Ay, ay.

¿Dónde nos sentamos?

Entonces, sí, yo aquí.

Sí, y yo...

Y vosotros... Pablo a mi derecha.

Y en Polonia, ¿qué es lo que se come?

Somos un país de sopas.

Anda.

Tenemos registradas alrededor de 300 sopas, ojo.

Me encanta. Trescientas sopas.

Una comida normal casera empieza con una sopa

y, luego, un segundo.

Nosotros somos de carne. Marzenna, una cosa así principal.

En una comida, el móvil fuera de la mesa, ¿verdad?

Sí, decididamente, decididamente.

Por muy importantes que sean las llamadas que pienses recibir,

el móvil fuera.

¿Y la servilleta? La servilleta...

Aquí, al... ...la cogemos para...

No, no, no, no, no, para la garganta, nada, no.

¿Nunca? Para las rodillas.

-Vamos a comenzar con nuestra pizza carbonara.

Sobre la piedra tienen un sándwich crujiente de tartar de salmonete,

y aquí tienen un cono de alga nori con tartar de salmón

y crema de miso. Venga, Pablo, adelante,

Zámpate el que queda.

Dominas muy bien el español.

Usas expresiones y dices, madre mía: "Zámpate".

(RÍEN9

Esta mujer tiene de polaca lo que yo de moscovita.

¿Sí? Sabe más de español que yo.

A este hermoso idioma le he dedicado más de 40 años de mi vida.

¿Más de 40? ¿Cucurucheamos?

Cucurucheamos.

Increíble.

Habéis conseguido crear un fenómeno muy especial

que es el turismo culinario. Claro.

Varios millones de personas, de turistas extranjeros,

llegan a España y ya tienen apuntados los restaurantes

para el almuerzo y para la cena,

diferentes,

que según todos los manuales

y guías merece la pena ver,

comer ahí y disfrutar.

Eso es un éxito de España enorme.

Me encanta la cocina española. Me encanta de verdad.

Tenéis una variedad, que quita el hipo.

Filloas gallegas, paella valenciana,

escalibada catalana,

marmitako vasco, bueno...

¿Sigo mencionando cosas?

¿Tú eres de Polonia o de Ciudad Real?

Sabe más que tú y yo juntos de la gastronomía.

Sois unos lisonjeros y unos aduladores.

¿Qué ha dicho, lisonjero y adulador?

Yo creo que nos la está dando.

Que os estoy escuchando. Ay, perdón.

Por mucho que susurréis. Eso también está feo, ¿verdad?

En la mesa. Claro.

Por cierto, este año, Cracovia es capital gastronómica de Europa,

y como Embajadora de Polonia que soy,

quedáis formalmente invitados a visitarla este año.

Ostras. Apuntado en nuestra hoja de ruta.

Si no vais,

el conflicto diplomático, servido. Yo voy con mi madre.

Eso. ¿Te vas a llevar a la mama?

Yo sí.

Bueno, Paco. Viene el momento del postre, ¿no?

Este es un restaurante que hacemos cocina de vanguardia,

pero nos gusta mucho basarnos en las cosas de la tradición.

Como también somos un poco payasetes, dijimos:

"Vamos a hacer un payaso", y aquí tenéis nuestro carrito de tarta.

Uy, uy, uy. Uy, pero qué cucada.

Qué chulada. Increíble.

Paco, hemos tocado el cielo y no por las alturas,

sino por la comida. Estamos en el Olimpo.

Y a ti, Pablo, ¿te ha gustado o no?

A ver, me ha encantado, pero como cada vez que vengo con el Langui,

sabes que él come muy pequeñito. Claro, claro.

Pues yo me voy con un poco de ayuda.

Estaba temiendo que lo iba a hacer, que lo iba a hacer.

¿No me digas...?

Lo has vuelto a hacer. Pero, Pablo, por favor.

Mira que le he dicho, macho.

Yo que te quería alabar

por tu adhesión al protocolo.

Un táper con croquetas. A ver, un momento.

¿Un táper con croquetas?

Como hoy he comido tan bueno y tan exquisito,

te lo puedes llevar.

Ah, pues mira. Me he quedado saciado.

Cómo me alegro, Pablo.

Venga, os dejo con los postres.

Táper, "no more car for person".

¿Y cómo se dice en polaco

"Viva Polonia"?

(HABLA EN POLACO)

(HABLAN EN POLACO)

Y viva España. Viva.

Y viva tú.

# Volaré, oh, oh, cantaré, oh, oh, oh, oh. #

A ver, que no me fío de ti, ¿qué estás tramando?

Aquí estamos, en el mayor túnel de viento de Europa.

¿Nos tenemos que meter ahí? Claro.

Por Dios.

No tengas miedo, chiquillo. No.

Si esto es una experiencia única. De Madrid al cielo.

Pues vamos allá.

Te queda genial el traje. ¿Sí, verdad?

Parecemos hormigas atómicas.

Bueno, ¿dispuesto a volar?

Qué remedio. Venga, me meto, ¿eh?

Espera, espera, tranquilo. ¿Qué pasa?

Venga, tú primero, vamos.

Tú primero. No, no.

Qué flipada, ¿no?

Vamos, cómo se te ha quedado el pelo, como el Turbinas.

(RÍE)

Ha sido increíble. ¿Verdad?

Qué flipada ha sido, ¿eh?

Ha sido como una sensación...

que dices: "Uy, parezco yo aquí el Gran Héroe Americano".

Pues esto no ha hecho nada más que empezar, amigo.

No te queda nada.

Mi amigo favorito...

tiene que probar mi restaurante favorito.

Uy, qué honor.

Te juro solemnemente que no voy a poner ningún pero.

Pablete, te he traído a mi restaurante favorito.

Umiko. Olé.

Aquí vas a probar los mejores nigiris.

# Vamos a "gociselar," aquí se viene a gozar. #

Bienvenidos. Hombre, Juanito, ¿qué tal?

Marchando.

Os dejo el jengibre, que sirve para limpiar el sabor

entre un nigiri y otro.

Un poquito fuerte, esto. Qué pequeñito, ¿no?

Muy chiquitín. Por aquí está el sushi, ¿vale?

Yo, para hacer un menú de verdad, tengo que pedir un montón ¿no?

Aquí tienes un nigiri de salmonete con el pil pil

de las cabezas y la espina frita. Es muy típico en Japón

que a los niños, en vez de patatas fritas, se les dé la espina

de la anguila frita porque tiene mucho calcio.

Escúchame, no te atragantes con la espina.

No, eso te iba a decir.

Cuidadín, cuidadín.

Esta es una vieira flambeada con mantequilla de parmesano,

ajo, vino y cebollino, ¿vale?

Tenéis que flambear la vieira

y, luego le echáis un poco de cebollino y un poco de sal.

Venga, dale bien con el soplete. Pero...

Pero escúchame,... pero que nunca le has dado.

Uh, yo me masco la tragedia.

Un soplete en manos de Pablo, un arma de destrucción masiva.

¡Pineda!

Para atrás, que eso quema.

Te estás pasando. No puedo.

Que vas a romper el plato. Es que no puedo apagarlo.

¡Chico, mis dedos!

Hubo un momento en que creía que me quemaba las cejas,

los dedos, los padrastros...

¡Juan! ¡No puedo!

"Cagüen" la mar.

Tío, la que has mangado.

Eres un pirómano, pequeñuelo mío. ¿Pequeñuelo?

Vamos a brindar con un nigiri. Con un nigiri.

¿Has brindado con un nigiri? No, nunca.

Venga.

¿Qué me dices? Madre mía.

¿A que te gusta?

Me encanta.

Sabe un poquito a chamusquina. Un poquito.

Esto es el "socarrat" valenciano.

(RÍE)

Bueno, ¿qué te parece mi Gran Vía?

Increíble. Qué amplitud de calle, ¿eh?

¡Ahí va! Mira qué de gente hay ahí.

Es verdad. Uy, qué algarabía, ¿no?

Eso es un preestreno. Pues podemos ir.

Creo que no estamos invitados. Ya, tío, pero...

dos Goyas y una Concha de Plata, ¿no es suficiente entrada,

hijo mío? La verdad que sí.

¡Pues venga, vamos!

Madre mía, qué bullicio hay. Hay mucha gente.

Pablo, ¿te podemos conocer? Ay, por favor.

¡Hola, peque! Tengo a mi peque,

que tiene Síndrome de Down y me gustaría mucho presentártelo.

La verdad es que cuando vi la cara de ese niño tan bonito...

Ay.

Qué ternura me da. Era como tu mini yo, ¿verdad?

Sí.

Dile: "Hola". Mándale un beso.

¿Cómo se llama? Jorge.

Jorge, madre, ese besito. Olé, te como la cara.

(Beso)

Olé. Es que me lo como a besos.

Nos gustaría que llegara a tu independencia

y a ser como tú de mayor. Madre.

Seguro que lo consigue.

Si se lo ponéis difícil, seguro que llega...

donde Pablo o más. No hay que sobreprotegerlo nunca.

Al contrario, hay que espabilarlo.

Mándale un beso, mándale un beso a Pablo.

Ay, qué cosita más bonita.

¡Ay! Un beso. ¿Le das un beso a Langui?

No te emociones, no te emociones.

-¿Le quieres dar un beso? Es que es de lágrima...

Cara guapa. Es de lágrima fácil, Pablo.

¿Qué pasa, pequeñajo?

Muchas gracias.

¿Quién es el campeón del mundo? -Bien.

(RÍEN)

Es para comérselo.

Lo que más me llegó es cuando me dijo...

que ella quería que fuera como yo.

Vale, tío. Es un gustazo, ¿no?

(LLORA)

Y lo va a llegar a ser, seguro.

Adiós. Adiós.

Adiós. Un placer.

Mensaje institucional

a toda la nación española:

No soy el de la película "Campeones",

que quede bien claro.

Con la tontería, hemos visto luces y nos hemos adentrado.

Eso es.

El mundo del cine.

Yo tengo dos Goya.

Ya, pero yo tengo una Concha de Plata.

Ya, pero yo tengo dos Goya, y creo que pesan más.

Hombre, pesar, pesan más, pero desde luego, el prestigio que da

una Concha de Plata en la prensa extranjera,

en los medios de toda Europa, da un caché...

Nada, que mi Concha es muy buena, claro que sí.

Que me la conseguí currando como un campeón.

Ahora sí que te gusta ser campeones.

(RÍE)

Pero bueno,... te voy a dar dos besos.

¿Cómo estás? Bien.

¿Cómo estás? Aquí, con Pablete.

¿Y qué hacéis? Como Willy Fog, lo que pasa

es que no nos podemos de acuerdo en quién es Rigodón de los dos.

¿Y os vais a poner las botas o cómo está eso?

Nos las estamos poniendo.

¿Y algún consejo para la convivencia?

Pasamos mucho tiempo juntos, dormimos juntos..

Daos siempre la razón. (RÍE)

Me voy a ver una película, gratis. (RÍE)

Me encanta, tío. Eso es bueno.

Esto es lo más grande. Adiós, Langui. Adiós, chato.

Pero bueno...

¿Qué tal? ¿Qué pasa, Pablo? ¿Cómo estás?

¿Cómo estamos? Estoy encantado de veros.

Sois todo un modelo. Madre mía, qué bueno.

Un ejemplo.

Nosotros nos estamos dando un atracón en cada ciudad

donde vamos. Sí, sí.

Nos vamos a poner que no vamos a caber ni por la puerta.

Pues cuidado, que... cuesta mucho quitarlos.

Sí, ¿verdad? (RÍE)

Yo digo: "Uy, este hombre, por mucha dieta que haga,

no va a adelgazar". Yo, por lo menos,

puedo adelgazar algo, mínimamente.

¿El qué? Al ritmo que vas...

Pero mínimamente puedo.

Lo importante es ser majo. Hasta luego, guapo.

Venga.

Tío.

¿Cómo estás? Muy bien.

Cuánto tiempo. ¿Qué tal?

Muy bien.

Aquí estamos.

¿Tú qué eres, de cucharón o de tenedor fino?

Yo soy de cucharón. Tú eres como yo.

A mí me gustan los guisos y... Tú eres de mi bando.

Voy a ver si me divierto viendo la peli.

Claro que sí. Venga, vale, chao.

Pablito, vete a por las palomitas que voy yendo yo al asiento.

Sí.

Menudo día, ¿eh? A ver si lo igualas tú mañana.

¿Y adónde me has traído, hijo?

A un sitio fetén. Ah.

Yo no sé qué pedir.

Mira, tenemos ron añejo...

(ININTELIGIBLE)

Me estoy perdiendo un poco. Y yo. Yo aquí estoy más liado.

Tequila con piña, ron de queso,...

Como están un poco indecisos, la señora ha elegido por ustedes.

Hola, que os he visto un poco perdidos.

Sí, un poco. Es que yo... ¿Verdad?

Hola, Pablo. ¿Qué tal?

El mundo cóctel, hija mía, no es lo mío.

Hola, Langui.

Es que el mundo cóctel es todo un mundo.

Y hay que saber, porque además, los cócteles van cambiando de moda.

De repente se lleva tomar un tipo de cóctel, luego otro.

¿Sabes? En los años 50 había un cóctel que es muy elegante:

el Gin Fizz, que era el favorito de Grace Kelly.

Y tanto le gustaba y tanto le daba al Gin Fizz

que le hicieron un perfume con ese nombre.

Carmen, y algo muy normal, ¿estás esperando la visita

de algún diplomático a tu casa? Todos los días.

Tenemos allí la sede diplomática. ¿Y qué les preparas?

El cóctel Ventas. -Lleva un poco de ginebra,...

un poco de vino fino.

-Ay, mira, muy... Muy andaluz.

-Zumo de lima fresco. -Mira, a mí eso me encanta.

Qué maravilla.

Pablo, si lo haces en casa cuando venga un diplomático,

ponte un delantal. La monda.

A ver cómo está.

Oh.

Parece que esto...

Ole.

¿Por qué no hacéis uno vosotros? A ver.

Venga, yo que soy así de hocico fino, más sibarita:

una ginebra y un vino espumoso. Anda.

Pues yo los fragmentos clásicos de todo campo:

el romero y la miel.

Qué rico, eso me suena muy bien.

Dios mío.

Ginebra, vino espumoso, romero...

Romero y miel.

Pues ya está, aquí lo tenemos.

Brindamos. ¿Con un cóctel se brinda, Carmen?

Yo creo que se brinda con todo lo que tiene un poco de alcohol.

Yo creo que se puede llamar "Donde beben dos".

Donde beben dos, beben tres.

Al tercer cóctel,

yo ya me estaba acordando de la sangría y la sidra.

Esto hay que bajarlo de alguna forma.

Pues vamos a mover un poco el "body".

¿Nos echamos unos bolos? ¿Hay una bolera?

Sí. Qué divertido.

¿Os parece? Venga.

Vamos a jugar unos boliches.

No sabéis con quién os estáis enfrentando.

Bueno, yo he jugado en el norte con los bolos montañeses.

De verdad, Carmen, yo sabía que tú habías hecho muchas cosas,

pero lo de los bolos montañeses ya...

Ya ves, chico. Me has rematado.

Muchos veranos en Asturias. Carmen, tú primero.

Bueno. Chicos, pero ¿qué hacéis?

Pero qué cuadro, durmiendo.

Langui, Pablo.

-(REMOLONEAN)

Pero os habéis quedado sopa.

Nigiris japoneses, cócteles con nombres raros,

esto se acabó, ¿eh?

Aquí yo voy a poner orden a este disparate.

¿Qué? Huele.

Tú vas oliendo, ¿no? A garbanzos.

A garbanzo, a carne, a sopita.

Ha sido doblar la esquina, he levando así... el aciguate

y he dicho: "Uh, date".

Pablo, que te conozco, pájaro, que a ti te gusta mucho

la cuchara. A mí me encanta.

¿Adónde me traes? Al templo del cuchareo.

Te voy a dar un máster avanzado de cuchareo.

Cocido... Cocido, cocido.

Carne de morcillo...

Sí, señor, qué bueno.

Esto es muy, muy consistente todo, ¿eh?

Hombre, claro. Uf.

No está la palabra lecho, ¿está por ahí la palabra esencia?

Pues no, no la encuentro.

Además, me he traído un aliado...

Cocidito, cocidito.

Un catedrático en "Pucherología".

Hombre, ¿qué tal estamos?

Hombre, Pablito, gracias por invitarme.

Leo Harlem. Un placer, ¿qué tal estamos?

Tú vas a sufrir un poquito aquí hoy.

Papá Pitufo. Vengo centradísimo.

Llevo 24 horas sin comer. Me he puesto la ropa de deporte,

la sudadera de Rocky, y esta gafas. Ahí, ahí.

Las de comer cocido: no se empañan con el calor de la sopa.

Son antivaho.

Os veo muy preparados para esto. Hombre, somos profesionales

del puchero. Hombre, los dos, los dos.

Que yo no estoy acostumbrado últimamente,

soy más de hocico fino y esas cositas.

Vas a salir de manos hoy.

¿Vamos a por ello? Venga va.

Venga, Pablito, a por ello. Vamos al lío.

Voy muy centrado, muy centrado. Voy a seguir vuestros pasos.

Sí, sí. Huele un poquito ya, ¿no?

Es que no estoy acostumbrado a estos platos yo, ¿eh?

Fideos... Al plato hondo

no estoy acostumbrado yo. -¿No estás acostumbrado?,

pues tienes que empezar.

-Mira qué suerte vas a tener, tú no tienes plato hondo.

Tú tienes esto.

Ay, mira, va acorde conmigo y mis gustos.

-Muy en su estilo, ¿verdad, Pablo? Muy en su estilo.

No me esperaba ese pucherito en miniatura.

Bueno, vamos a ver, señores. Esto ya...

Uy, qué bien, uy, qué bien.

En su justa medida lo mío, ¿no? Pero si eso es lo tuyo.

Claro. El minimalismo.

Muévelo un poquito.

Bueno, lo suyo es dos, tres cucharadas, incorporamos un poco

y respiramos.

Hay que tomarlo con alegría, y precaución.

Claro. Es un plato de respeto.

Hay que ir poquito a poco.

Escucha, ¿cómo estás?

Esto, tenía que ir por la Seguridad Social.

Venga, venga.

Va, qué bien, bien. Y ahora, otra vez, ritmito.

¿Cómo te estás quedando?

Bueno, y ahora, amigos,

ya hemos superado la primera fase, la fase del cuchareo.

Vamos a pasar al segundo nivel.

Segundo vuelco. Mira.

Esto... Aquí Chuck Norris lloró.

Yo le vi llorar. Dice: "Este golpe me manda al suelo".

Y yo, que le estoy empezando a coger el gustito,

minimalismo total.

Minimalismo total.

Bueno,

¿ya tenemos ves bien el segundo vuelco?

Bueno, tú con tu racioncita más minúscula,

pero nosotros, distribuir el plato, colocar las piezas bien...

El garbanzo tiene que respirar, hay que hacerle hueco.

Esto se coloca fantásticamente y a disfrutar.

Y a disfrutar. Hombre.

Pero poquito a poco, ritmo, sin perderle la cara al bicho.

Cuando Leo Harlem empezó a marcar el ritmo,...

yo miré a Pablo y parecías Ben-Hur remando.

Es que es tan fructífero,

tan intenso y tan ameno comer cocido,

que es que fue una conversación estupenda.

Qué pájaro.

Ritmo, y pim pam.

Más madera, esto es la guerra. Cojo servilleta.

Sudor en la frente.

No deja de ser cirugía, como cuando estás en el quirófano.

¿Vamos bien?

Seguimos un poquito.

Cuando empiezas a catar ese pucherito,

ese cocidito rico, empiezas a catar el cocidito rico,

y de miniaturas, "necles".

¿Te estamos convenciendo entre el amigo y yo?

La verdad que sí, he entrado por el aro.

El minimalismo, vencido por el cocido, ¿eh?

¡Hombre!

¿Sabéis una cosa, chicos? Que yo le voy a pedir un táper.

No jodas. Para llevarme lo que sobra.

Hasta aquí podíamos llegar. Eso aquí no entra.

Una cosa que se hace en barro, ¿has visto?,

eso no se puede meter en plástico.

El cocido metido en plástico sufre mucho,

una barbaridad. Sí.

Sí. Además, llora.

Llora.

Entonces, terminémonos todo esto. Terminemos todo esto.

Que sea lo que Dios quiera. Ahí estamos.

A por ello. Vamos, valientes, que habéis cogido el ritmillo.

Pablo, te voy a enseñar el Madrid que no sale en las postales.

¿Postales? Sí.

Ahora parece que el antiguo eres tú.

Uy.

Pues Pan Bendito son cuatro calles.

¿Ah, sí? Belzunegui, Abrantes,

Besolla y Carcastillo.

Ya está. Ya está.

Pablo, Pan Bendito. Pan Bendito, Pablo.

Aquí estoy yo, presente.

Un barrio muy chulo, oye.

Hay que ver que no había oído hablar de Pan Bendito

hasta que has llegado tú y lo has puesto en el mapa

con tus canciones y tus versos. Bueno, no te voy a decir que no,

pero es que, el "percaluni" era un poco "marronati"

con la "disimendi".

Entonces, a veces, que se "abucharaba" al género,

otras veces que la "disimendi" estaba a la "descui" y...

Parece como si me hablara en otro idioma, de verdad, ¿eh?

Es una cosa...

Digo: "¿Qué le pasa en la boca a este chico?".

Que el barrio tiene unas...

peculiaridades lingüísticas.

Aquí tenemos nuestro propio argot,

y esto pasa cuando cruzas la frontera.

Esta es la frontera.

Justo esa línea, esa es la linde

de lo que separa Pan Bendito del resto del mundo.

Y aquí tenemos nuestro propio vocabulario.

¿Te quedas con el "percaluni"? ¿Y a mí por qué no me ocurre?

Porque no has nacido aquí. Llevar a Pablo a que conozca

mis raíces, mis calles, donde yo he crecido,

es un sentimiento de orgullo, y tenía muchas ganas.

Aquí, cuando yo tenía 13 años, 14, 15, 16,

me pasaba las horas muertas. ¿Y qué hacías?

Bajaba a mi perro y mi cuaderno,

y me ponía a escribir mis rimas.

Y decía: "El día de mañana lo voy a conseguir".

Me acaba de surgir un "ripio" de estos buenos,

de los cuadernos tuyos. Venga, ¿sí?, a ver.

# Justo aquí, en este sitio,

# Langui se quedaba aquí, haciendo ripios. #

(HACE BIT BOX)

¡Ole!

Así, así, el choque rapero.

Y puño.

Cataplasma.

Vamos a dar una vueltecita por el "Pan Ben", no te digo nada.

(RÍE)

Chicos. Hombre.

Cuidado.

# Ese Langui, que era callejero, ahora se ha convertido

# en todo un viajero. #

Ole. (RÍE)

Si te das cuenta, ya me estoy quedando con...

Parezco de aquí. Es que tú tienes "flow", chaval.

Sí. Mira.

Mira los niños de mi barrio.

(TOCAN LA GUITARRA)

¿Qué pasa, chicos? Bien.

Aquí, dando una vueltecita con mi amigo Pablo.

Hola, ¿qué tal? Enseñándole el barrio.

Además ha escuchado la música y dice:

"Esto me recuerda a mi Málaga".

Claro. Pan Bendito es muy flamenco.

Esa Málaga de los 70 de rumbas y de coplas.

Dale una rumbita, que se va a echar un baile.

(TOCA LA GUITARRA)

-# Ay, ¿a quién le cantaría yo?,

# que yo le canto a mi Pablo... #

Ole.

Ole.

# Respeto ya no hay, me lloran los "sacáis".

# ¿Qué pensáis? Buen ejemplo no le dais

# al "chaborro", normal que haga "descozo",

# buen mozo, valores que se pierden,

# ya no están. Así es como el abuelo

# a mí me enseñó en un Pan Bendito antiguo,

# qué tiempos qué recuerdo, cuando huimos y nos fuimos. #

Hale, seguimos nuestra andadura.

Vámonos. Hasta luego.

-Adiós, Langui. Venga, chavales. Sed buenos.

¿Te está gustando el barrio? Un barrio bastante peculiar

y bastante chulo. Mira quién está ahí.

¿Quién está aquí? Mi compadre Rellenito.

¡Hombre! Hombre, ¿qué pasa?

¿Qué tal, qué haces?

Buscando para "jallar".

Ya te ha entrado la gusa, ¿no? Sí, a mí la "pañisari" no me llena.

Y estoy buscando, pero hay que pagar en todos los lados.

Pablo, la "pañisari" es el agua.

Ah, el agua. El agua, efectivamente.

Aquí, Rellenito es vecino de Pan Bendito de toda la vida

y, este sí que te puede decir el significado de muchos vocablos

para que tú te quedes con el "percaluni"

y luego las puedas lanzar en tu barrio.

Vale, vale. "Junar".

"Junar", mirar, claro. Mirar.

Muy bien, muy bien. "Chalicelar".

"Chalicelar". Controlar.

Ah, controlar. Llevar un poco el tema.

Claro, claro. Claro, claro.

Si te quieres esconder para que no te vean, eso es "apachambrarte".

"Apachambrar". "Apachambrar".

Efectivamente. Claro, "apachambrarte".

"Pestañí". Eso sí sabe lo que es.

No las "pestañís". "Pestañí" es la policía.

Ah. Los "jullunales".

Desde luego, hay que ver cómo sois.

Sois unos auténticos "vazulones", de verdad.

¿"Vazulones"? ¿"Vazulones"?

"Vazulones". Hala, a pensarlo.

¡Anda!

Pues no sé, macho, te echas unos colegas que me dejan aquí flipado.

Relleno, nos vemos. Venga, Albano.

Suerte. Voy a seguir buscando aquí

para "jallar" un poquito.

Aquí están todos los chavales dándole a la pelota.

Estás en un entrenamiento del Club Atlético Pan Bendito.

¿Es tu equipo o qué? Bueno, pues es... sí, es mi equipo.

Un Florentino Pérez de aquí. Pero sin tantos talegos.

Ya.

Y es una satisfacción llegar aquí y ver a todos entrenando.

Están cuatro días a la semana ocupados con el deporte.

Está muy bien. Y que vean la importancia

del esfuerzo,... Y de la disciplina.

Del compañerismo. De la solidaridad.

Del respeto.

Hola, chicos, ¿qué tal? (TODOS) Hola.

A tope os quiero ver.

(Música de "Oliver y Benji")

¡Gol!

Vamos a ver,

yo la podría haber parado, cuidado,

la podría haber parado muy bien, pero la pobre chica,

hay que darle una oportunidad para que vea su talento, ¿no?

Bueno.

Pablo. Dime.

Te noto un poquito bizcochón. Pues sí.

Como tristón.

Pues sí. ¿Echas de menos a la mama?

Bastante.

Es que son muchos días fuera de casa, ¿eh?

Demasiados.

Aunque sea tu día, ¿me dejas que te invite?

¿Ah, sí? ¿Dónde?

Buenas noches, pequeñuelos míos.

¡Hombre! Rochi. Bienvenido...

¿Qué tal? ¡Pablo!

Hombre, Pablo. ¿Qué tal?

Qué ganas tenía de conocerte. ¿Y ellos dos?

Hola. ¿Qué tal?

-Hola.

Aquí está Pablo. Oye, qué educados, ¿no?

Tú qué pasa, que les das mucha caña, ¿no?

No, no, lo justo.

Lo que más me intriga de conocer la casa de Langui es, sin duda,

conocer su nevera.

¿Qué hay en esa nevera, Dios mío de mi vida?

Tenías tú ganitas de echar mano a la nevera,

a ver si tengo productos delicatesen, ¿no?

Sí, sí.

¿Qué eres, como un cerdo trufero buscando?

¡Te pillé! Al niño no hay quien le saque

del chorizo, al niño. Ya, ¿y a ti qué?

El sibarita, ¿no?, el sibarita.

Bueno, pues mientras ellos preparan el "cenorrio",

enséñame tu museo particular.

¿Quieres ver mi museo particular? ¡Hombre!

Mira, este es mi mayor museo,

más que los premios y las estatuillas.

No me extraña. Las fotos, los recuerdos.

La familia. Esa es mi abuela Rosa,

y ahí está con mi tía Conchi. Fíjate.

Mira, mira, mira, haciendo la Comunión, chaval.

Toma ya. ¿Has visto?

Las casas bajas, en Pan Bendito. Claro.

Con todos mis primos, mira. Yo con todos mis primos.

Mira, Langui, yo te voy a decir: Viendo esto,

viendo estas fotos que hay aquí,..

A ver cómo lo digo. A ver, no, si me voy a emocionar.

¿Te vas a emocionar?

Sí.

¿Por qué? Porque

tus mejores premios, tus mejores Goya,

es esto.

La familia y los amigos, ¿verdad?

La familia y los amigos.

No me llores, joder.

Macho,

qué susceptible. (LLORA)

Qué susceptible eres, coño, joder.

Si no existieras, habría que inventarte.

Como a mí.

Como a mí, quiero decir, en el laboratorio.

(RÍE)

Oye, ¿y esto?

Qué bonito. Para subir a tus aposentos.

Yo quiero. ¿Sí?

Mira, aquí se ha sentado el mismísimo Diego Cigala,

Karra Elejalde,

y el próximo vas a ser tú. Claro que sí.

Ay, yo quiero, yo quiero.

Adelante, pequeño mío, no dejes de soltar.

Cuidado, que ahora pilla el turbo. Da impresión, ¿a que sí?

(RÍE)

Oye. ¿Qué?

Qué bueno. ¿Le pillas el rollo?

Espera, espera, espera.

Cuidado, cuidado.

¿Y esto cómo se para? (RÍE)

Se va para arriba, ¿eh?

No pasa nada, no pasa nada. No te he puesto el cinturón.

¿Adónde voy yo?

A tus aposentos. Te podrás quejar, colega.

Langui, ¡por Dios!

¿Cómo se para?

¿Esto cómo se para?

Vámonos. ¿Qué tenemos aquí?

Adelante al estudio, Pablo.

¡Guau! Bienvenido.

La cueva del creador.

Ostras.

Dos pedazos de cabezones.

Tío, ¿tú qué eres más, actor o cantante?

Amigo Goya. Yo soy más trapecista,

manteniendo el equilibrio. Ya veo.

Macho,... premio de "MTV". ¿Has visto?

El primer grupo de rap que consiguió este premio.

Cómo lo sabes, Pablete. ¡Amigo!

Pablo, te digo una cosa:

si quieres, te doy el premio Goya,

te lo llevas para casa,

porque sé que tú estuviste nominado en 2008

y no te lo dieron. Es verdad.

Pero yo te lo doy a ti, chaval. Pues muchas gracias.

Aunque te voy a decir una cosa: el Goya tiene un precio.

¿Ah, sí? A ver qué puedes aportar tú

para mi próximo disco.

¿Quieres grabar en la pecera?

Venga. ¿Sí? A ti te flipa la música.

Voy a poner a prueba a Pablo para ver si es un buen fichaje

para mi próximo disco. A ver qué pasa.

Dale ahí, Queru.

Directamente...

Desde Madrid,

aquí estamos Langui y yo.

# Yupayaiyou, yupayaiyou, donde comen dos,

# él es de cuchara,...

# él, de tenedor. Yupayaiyou, yupayaiyou,

# Yupayaiyou, yupayaiyou, donde comen dos,

# él es de cuchara... y él, de tenedor. #

Directamente, cómo suena ahí, suena gordo, ¿no?

(RÍE)

Te has ganado el Goya, Pablete.

¿De verdad? ¿No tienes hambre

Un poquito. de tanto darle a la rima?

Sí, sí. Pues a ver estos zagales.

Quítate los "cascunis". Vamos a quitarnos los cascos.

Muy bien, muy bien, muy bien,

cómo armas tú el micrófono. Sí, señor.

Hombre. -Vamos, tengo hambre.

¿Tienes hambre, hijo?

Mira, Pablete, está toda España representada en esta mesa.

Espárragos. De Navarra.

Anchoitas. Santoña.

Sardinas. Uy, de Santurce.

# De Santurce a Bilbao... #

Tenemos mejillones. Siéntate ahí

entre estos dos zagales. Mejillones, esa ría.

Ay, qué bueno. Y vamos a degustar un poquito.

Pasta.

Podemos ver una peli. -¡La peli de papá!

Perdona, es que yo, a estas horas suelo llamar a mi madre.

Pues llámala, llámala aquí, delante de nosotros

y la saludamos, ¿no? Pues venga, va.

"¿Sí?".

Mama, aquí estoy con el Langui y su familia.

Hola, María Teresa. (TODOS) ¡Hola!

Estamos cuidando a Pablo lo mejor que podemos.

"Me alegro muchísimo de que estéis ahí".

Es fácil porque se deja querer mucho, Pablo.

"Bueno, Pablo se conquista mucho a los niños".

La verdad es que te echo mucho de menos.

"¿Ya estás llorando?". La verdad que aquí,

en la familia de Langui, es como una segunda familia.

Me sentía como,...

como si fuera mi casa, como si fuera mi familia,

como si fuera el tío perfecto para los dos zagalillos.

Pues como tío perfecto, te vas a quedar con ellos

y me voy de vacaciones, ¿vale? Ah, vale.

Un besito grande. -Un beso muy grande.

-"Chao". Adiós.

-"Adiós". Hasta luego, mami.

Ay, que me ha dado...

Qué bueno, qué alegría, Pablo.

Ay, ay.

Tengo ganas de conocer a tu mamá. Hombre, claro que sí.

Bueno, chicos. No veo nada, ¿eh?

Pues nada, a seguir con la cenita, ¿no?

-Sí. Y dale al "play" a esa peliculita.

Ay, el Langui.

Qué arte tienes ahí hablando, tío.

Próxima parada...

¿Quién sabe dónde?

Mientras sea contigo, "gociselo".

Ole. (RÍE)

Hola.

Hombre, Rigodón.

Buenos días. He dormido de maravilla.

Súbeme la pierna, que no puedo.

¿Echamos una "siestezuni"? Pues sí, un poquito.

Bueno, mami...

No le hables mal a tu madre de mí.

No, pero para que esté prevenida, porque cuentas cada trola.

¡Cuidado, una rata! ¡Uy!

Que es mentira. Ay.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Madrid

Donde comen dos - Madrid

24 may 2019

Langui y Pablo visitan el restaurante del Casino de Paco Roncero en la capital. Allí compartirán mesa con la embajadora de Polonia. Madrid les ofrecerá muchas actividades, entre ellas: comer cocido en la Bola con Leo Harlem, probarse la típica capa española, dar una vuelta en el bus turístico...

ver más sobre "Donde comen dos - Madrid" ver menos sobre "Donde comen dos - Madrid"
Programas completos (8)

Los últimos 8 programas de Donde comen dos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Galicia Completo 50:28 48% pasado viernes
    Galicia pasado viernes Langui y Pablo viajan a Galicia para visitar a Lucía Freitas, y comparten mesa con el actor Manuel Manquiña. A esta tierra llegan como auténticos vikingos y protagonizan un desembarco en Cato...
  • Guipúzcoa Completo 48:59 45% 14 jun 2019
    Guipúzcoa 14 jun 2019 Langui y Pablo Pineda se encuentran con el chef Martín Berasategui; comparten mantel con el actor Karra Elejalde; e incluso intentan ser los “perfectos vascos” practican pelota y deportes rural...
  • Málaga Completo 49:14 48% 31 may 2019
    Málaga 31 may 2019 Langui y Pablo se encaminan hacia el sur de España, en concreto a Málaga, Allí comerán en el restaurante de Dani García, que será el encargado de guiarles por los secreto...
  • Madrid Completo 49:02 51% 24 may 2019
    Madrid 24 may 2019 Langui y Pablo visitan el restaurante del Casino de Paco Roncero en la capital. Allí compartirán mesa con la embajadora de Polonia. Madrid les ofrecerá muchas actividades, entre ellas: comer ...
  • Valencia Completo 49:56 43% 17 may 2019
    Valencia 17 may 2019 Langui y Pablo visitan la Comunidad Valenciana. Allí les espera el chef Quique Dacosta que regenta el restaurante que lleva su nombre en Denia. Compartirán mesa con Pau Arenós, un crít...
  • Roma Completo 48:09 46% 10 may 2019
    Roma 10 may 2019 Langui y Pablo salen de España, nada más y nada menos que a Roma. Comerán en el restaurante Metamorfosi con Lorenzo Milá. Aprenderán a comportarse como el perfecto italiano y a ...
  • Extremadura Completo 49:11 56% 03 may 2019
    Extremadura 03 may 2019 En esta ocasión Langui y Pablo visitarán el restaurante Atrio en Cáceres acompañados por Pablo Carbonell, y de paso darán una vuelta por Extremadura. Allí, montará...
  • Castilla La Mancha Completo 48:44 51% 26 abr 2019
    Castilla La Mancha 26 abr 2019 En el estreno, Langui y Pablo visitarán Castilla la Mancha: comerán en el Bohío, restaurante de Pepe Rodríguez y compartirán el postre con Samantha Vallejo-Nágera y su hi...

Añadir comentario ↓

  1. Iza Rodrigues

    Buenos días! Junto con saludar, cuando publicarán un nuevo capítulo de ¿Donde comen dos¿ con nuestros queridos Pablo y Langui? Gracias y Saludos desde Chile! Iza

    08 jun 2019
  2. Iza Rodrigues

    Hola Buenos días! Ayer esperé que publicaran un nuevo programa y no hay nada ¿¿ Cuando habrán nuevos programas con nuestros queridos Pablo y Langui? Gracias y saludos desde Chile! Iza

    08 jun 2019