Un nuevo espacio para asomarse a los mejores documentales de divulgación histórica, científica y cultural, heredero del espacio anterior 'Docufilia'. De lunes a jueves a las 21.00 horas, con reemisión, de lunes a jueves a las 18.00 horas y fines de semana a las 17.15 horas.

Este  contenido solo  está disponible para España  y durante 7 días  desde su emisión  en TVE por restricciones de derechos. 

4836535 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años Documenta2 - El cerebro con David Eagleman: ¿Por qué te necesito? - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué necesita un cerebro para estar sano?

Necesita nutrientes de los alimentos que comemos,

oxígeno de nuestra sangre, mucha agua...,

pero hay algo más, algo igualmente importante.

Necesita a los demás.

(VITOREAN)

"Los seres humanos somos criaturas

extremadamente sociales.

Nos unimos.

Hacemos equipo.

Compartimos momentos

de intensa alegría y de decepción".

Pero no solo buscamos a los demás

para pasarlo bien.

El buen funcionamiento de nuestro cerebro

depende de nuestro tejido social.

Nuestras neuronas necesitan a las de los que nos rodean

para prosperar y sobrevivir.

"Quiero mostrarles

cómo nuestros cerebros están cableados

para trabajar juntos...,

cómo esa red social que nos envuelve

desde que nacemos...

es vital para nuestra supervivencia".

Sí, vale.

"Comprender cómo se relacionan los cerebros

entre sí nos permite comprender

lo que une a nuestra especie...,

lo que nos impulsa a ayudarnos...

y lo que nos hace odiar...,

lo que provoca actos

de violencia humana.

Esto nos ayuda

a dar sentido a nuestro pasado

y encierra la clave

de nuestro futuro".

"EL CEREBRO, CON DAVID EAGLEMAN"

"¿POR QUÉ TE NECESITO?"

"Actualmente, hay en el mundo 7000 millones de humanos...,

7000 millones de cerebros moviéndose,

decidiendo, actuando,

creyendo y conectándose

con otros cerebros".

Normalmente estudiamos los cerebros aisladamente,

pero gran parte de los circuitos del cerebro

tienen que ver con otros cerebros.

Somos en esencia seres sociales.

Y nuestra sociedad es una compleja red de interacciones.

Un día cualquiera nuestro camino se cruza

con el de un gran número de personas.

"Nuestra vida está construida sobre esas intersecciones,

no solo entre nosotros y nuestra familia,

amigos y compañeros

de trabajo, sino también entre ellos

y la gente con la que se relacionan.

Incluso el encuentro más básico..."

Como comprar un café...

"...depende de un pacto de confianza con un desconocido".

Un café con leche, por favor.

Gracias.

"Dondequiera que miramos, vemos complejas

interacciones sociales...,

relaciones que se forman y se rompen...,

lazos de amor y apoyo...,

redes sociales.

Nos unimos en grandes grupos para compartir nuestros conocimientos".

Estos puntos aleatorios

en el cerebro

forman una red neuronal asociativa.

"Trabajamos

para impresionar a los demás

e intercambiamos ideas con ellos".

Estaré aquí

por si tienen alguna pregunta. Gracias.

"La mayoría de las investigaciones estudian cerebros

de forma independiente, pero ese enfoque no tiene

en cuenta que gran parte de nuestra actividad cerebral

se dedica a la comunicación con los demás,

a interpretar a los demás.

Nuestro impulso social

está profundamente enraizado en nuestros circuitos neuronales.

Observen esta película de los años 40.

¿Qué creen que está pasando aquí?

¿Es una simple animación de unas formas o hay algo más?

¿Ven una persecución?

¿Una pelea?

¿Una historia de amor?".

Parece que el grande está empujando al pequeño.

(HOMBRE) Los dos triángulos

tienen una discusión.

(MUJER) Aquí hay una relación.

Uno es más dominante.

"En los años 40, los psicólogos Fritz Heider y Marian Simmel

hicieron esta película como parte de un experimento".

La bola no quiere estar ahí.

(HOMBRE) Está asustado. Me parece

una trampa.

(MUJER) Parece que ha dejado fuera al triángulo pequeño

y mira qué pasa.

(MUJER) Se han emparejado

de una forma amistosa.

¡Sí! Es muy divertido.

Es divertido, sí.

"Lo que descubrieron Heider

y Simmel, y nosotros comprobado,

es lo fácil que es mirar

formas en movimiento

y ver significados, motivos y emociones,

todo ello en forma

de narrativa social".

Parece que son gatos y perros.

El grande podría ser su padre o algo así.

Esto es un ritual de cortejo.

Dos rivales que compiten por una pareja.

No son más que formas

en una pantalla,

pero no podemos evitar contar historias sobre ellas.

¿Por qué? Porque nuestro cerebro

está tan bien preparado para la interacción social

que buscamos intenciones y relaciones

en todo lo que nos rodea.

"Según vamos creciendo, los desafíos sociales

van siendo cada vez más sutiles y complejos.

Comprender a los demás es una de las operaciones

más difíciles que realiza nuestro cerebro.

Tiene que interpretar palabras y mucho más, inflexiones de voz,

expresiones faciales,

lenguaje corporal.

¿Le gusto?

¿Le interesa lo que estoy diciendo?

¿Necesita mi ayuda?

La sociedad funciona gracias a nuestra habilidad

para leer los signos sociales que hacen los demás.

Y, si nos quitan esa habilidad,

el mundo se convierte en un lugar muy extraño".

"John Robinson, un aficionado a los coches,

ha tenido problemas para entender a los demás".

Cuando era pequeño,

los niños se burlaban de mí

y me rechazaban.

Y eso no pasaba con las máquinas.

Podía estar con un tractor en la granja de mis abuelos

y aprender a arreglarlo

y no se burlaba de mí ni me hacía nada malo, ni se marchaba.

Siempre estaba ahí

y podía confiar en él.

Y supongo que aprendí a hacerme amigo

de las máquinas antes de aprender

a hacerme amigo de otras personas.

"Con el tiempo, la afinidad de John con la tecnología le llevó

a lugares con los que jamás habrían soñado

los que se reían de él.

A los 21 años, era técnico del grupo Kiss".

Este era yo cuando trabajaba con Kiss en los 70.

Ahora estoy más viejo y más gordo, no tengo el mismo aspecto.

"Aún viviendo rodeado por los excesos del rocanrol,

a simple vista seguía siendo diferente de los demás".

Se me acercaba mucha gente

y me preguntaba: "¿Cómo es este músico?".

Yo les decía: "Lleva un amplificador de bajo Sunn 2000s",

o "Gene toca con Sunn Coliseum

y llevamos siete amplificadores en cadena",

o "El sistema tiene una potencia

de 2200 vatios", pero no podía contarte

nada de los músicos que tocaban con esos equipos.

Ahora me doy cuenta

de que es como si hubiera vivido

en un mundo diferente todos estos años,

un mundo de máquinas y electrónica.

(Motor)

"A los 40 años, le diagnosticaron un síndrome de Asperger,

una forma de autismo".

"En la interacción social

participan muchas regiones del cerebro,

pero, en el autismo,

ese tipo de actividad cerebral es menos intensa

y está asociada a una disminución de las habilidades sociales".

Yo no entendía que había mensajes complejos en las caras

hasta que ya, siendo adulto,

supe lo que era el autismo.

Yo sabía que la gente podía mostrar

signos de rabia desatada.

Pero si me preguntabas por expresiones

más sutiles, no sé, como... "eres muy agradable"

o "creo que escondes algo"

o "me encantaría hacer tal cosa"

o "me encantaría que hicieras esto o aquello",

no tenía ni idea de todas esas cosas.

"Pero entonces se produjo una transformación

en la vida de John.

En 2008, aceptó una invitación de la Escuela de Medicina de Harvard

para participar en un experimento

dirigido por el doctor Álvaro Pascual-Leone".

Intentábamos comprender

cómo la actividad de un área del cerebro

afecta a la actividad en otras áreas

y cómo eso afecta al comportamiento.

"El experimento solo pretendía ayudar a los investigadores

a entender mejor el comportamiento del cerebro autista.

Pero entonces ocurrió algo completamente inesperado.

Emplearon con Jonh la estimulación magnética transcraneal o EMT.

Le pusieron un transductor magnético sobre la cabeza

para generar pequeñas corrientes eléctricas

en el cerebro y alterar su actividad.

Los investigadores

estimularon distintas áreas del cerebro de John para ver

si la interferencia

con su actividad cerebral tenía algún efecto

sobre su comportamiento".

(JOHN) Me hacían pruebas después de las sesiones

y me iba a casa sin saber muy bien qué esperar.

"Al principio, no hubo resultados, pero, después, estimularon

la corteza prefrontal dorsolateral,

un área relacionada con el pensamiento flexible

y la abstracción,

y ocurrió algo extraordinario".

De alguna forma, me volví diferente.

(LEONE) Nos llamó muy entusiasmado. Y nos dijo

que los efectos de la estimulación parecían haber desbloqueado

algo y que los efectos se mantenían,

y que ahora podía hacer cosas que nunca había hecho.

(JOHN) Después de la EMT,

podía leer señales de otras personas

y entender qué estaba pasando.

(LEONE) Todo lo que me contó me pareció fascinante y pensé:

"Bueno, sea lo que sea,

se pasará,

pero no fue así, se ha mantenido algo

que fundamentalmente cambió en él.

"De alguna forma, la EMT había abierto accidentalmente

las puertas de un mundo nuevo para John".

Un sándwich vegetal para llevar.

"Podría decir que antes no podía leer a la gente y ahora sí.

Pero no es totalmente cierto".

Vale, ponme uno grande.

Sería más exacto decir que antes no tenía ni idea

de que esos mensajes

emanaban de la gente.

La EMT mostró esos mensajes

y, ahora que soy consciente de que están ahí,

todo lo que hago es diferente.

De repente veo que puedo ir por la calle

"relacionándome con el mundo,

y eso es algo muy grande".

Vale, gracias.

No sabemos con exactitud qué pasó neurobiológicamente,

pero esto nos ofrece una oportunidad

para entender mejor qué modificaciones de comportamiento,

qué intervenciones podemos aprender de él

que se puedan aplicar a otros.

"La transformación de John nos recuerda que todas las actividades

del cerebro humano, incluida la sutil interacción

entre emociones y relaciones,

están enraizadas en los patrones detallados

de billones de señales electroquímicas".

(RÍEN)

"De alguna forma,

los humanos podemos mirarnos

los unos a los otros,

estudiar nuestros músculos faciales

y procesar esa información

para comprender los pensamientos

y emociones de los demás.

Es una habilidad asombrosa, porque los mensajes son muy sutiles.

Y su procesamiento es tan rápido

que toda la operación nos pasa desapercibida.

Nuestro cerebro solo tarda 33 milisegundos

en procesar información básica

sobre la expresión facial de alguien

y empezar a reaccionar".

Le pondré este electrodo.

"Pero ¿cómo puede hacerlo?".

Y otro, en la mejilla.

Eso es.

"He invitado a un grupo

de personas a hacer un experimento.

Las he conectado a una máquina

que mide los movimientos

de sus músculos faciales

y les he pedido que miren fotos de caras".

Cuando los participantes

ven una sonrisa

o un ceño fruncido,

vemos esta actividad en el gráfico,

que indica que sus músculos faciales

se están moviendo.

¿Por qué?

La explicación es que están imitando automáticamente

las expresiones

que están viendo.

Ha sido divertido, ¿verdad?

Sí. Sí, fantástico.

"Pero ¿qué sentido tiene

esta imitación inconsciente?

He invitado a un segundo grupo de personas.

Son similares a las primeras, excepto en una cosa".

Esto es la neurotoxina más mortífera del planeta.

Si ingiriésemos una mínima cantidad de esto,

nuestro cerebro no podría ordenar

a los músculos que se contrajeran

y moriríamos de una parálisis total.

No parece muy probable que nadie vaya a pagar

para que le inyecten esto.

Y, sin embargo, es así.

Es la toxina del botulismo, lo que llamamos bótox.

Si se inyecta un poco en los músculos

de la frente, los paraliza

reduciendo las arrugas.

Pero tiene un efecto secundario menos conocido.

"Cuando nuestros voluntarios con bótox

realizaron las mismas pruebas, sus músculos faciales

registraron una menor respuesta.

Eso era de esperar.

Pero en una réplica de un experimento

de la Universidad de Duke, hicimos a ambos grupos observar

expresiones faciales y, después, les pedimos

que eligieran la palabra que mejor describiera

la emoción que estaban viendo".

Pánico.

Pánico.

Enfado.

"Por término medio, a los voluntarios

del grupo con bótox

les costaba más identificar las emociones correctamente".

¿Escepticismo?

"Parece que la falta de la retroalimentación procedente

de sus músculos faciales reduce su habilidad

para interpretar las expresiones de otros.

Los rostros paralizados

de las personas que se inyectan bótox

no solo les hacen más difícil leer lo que sienten,

también hace

que les resulte a ellos más difícil leer a los demás.

Y eso nos dice algo".

Cuando estoy contento o triste, parte de esos sentimientos

dependen de la retroalimentación inconsciente

de los músculos de mi cara.

Y nuestro cerebro social utiliza esa herramienta.

Por eso, cuando intentamos entender

cómo se sienten otras personas, adoptamos su expresión facial.

"Esta imitación automática de expresiones

solo es una de las formas en que intentamos entender a los demás.

Pero el cerebro cuenta con un sistema

más profundo

y el mejor sitio

para explicarlo es el cine".

(Sin audio)

Una entrada, por favor.

Gracias.

"Cuando vamos al cine, sabemos perfectamente

que lo que vemos es ficción.

Las personas que vemos en pantalla actúan,

y sin embargo reaccionamos.

Nos sobresaltamos,

nos encogemos y lloramos. ¿Por qué nos lo creemos?".

(GRITA)

Para entender por qué nos afecta ver a otros sufrir,

tenemos que entender lo que ocurre en el cerebro

cuando nos hacemos daño. Imaginemos que alguien

nos clava en la mano la aguja de una jeringuilla.

Eso activa una red de áreas en el cerebro

que llamamos la matriz del dolor.

"No hay ningún lugar determinado en el cerebro

donde se procese el dolor.

La percepción del dolor procede de varias áreas diferentes

que trabajan en red.

Lo extraño es que esta matriz del dolor

es un elemento esencial para comunicarnos con los demás".

Cuando vemos cómo apuñalan a alguien,

nuestra matriz del dolor se activa.

No las partes que nos dicen que nos han herido a nosotros,

sino las que participan en la experiencia emocional del dolor.

En otras palabras, las percepciones del sufrimiento ajeno

y del propio emplean la misma maquinaria neuronal.

"La matriz del dolor está configurada

para hacernos sentir parte de lo que sienten los demás.

Y también alimenta nuestro deseo de conectar con ellos.

Naomi Eisenberger

demostró esta afirmación con un sencillo experimento".

"Mientras los voluntarios jugaban al juego de pasarse la pelota

en un ordenador,

Eisenberger y su equipo monitorizaban su cerebro

con un escáner.

Los voluntarios creían

que los otros dos jugadores eran otros participantes,

pero en realidad formaban parte del programa informático.

Al principio, los otros dos jugadores

se comportaban normalmente, pero, después de un rato, dejaban

al voluntario fuera de juego

y se pasaban la pelota entre ellos.

Al quedar excluido del juego, se activaba

la matriz del dolor del participante".

Que no te pasen el balón puede parecer algo insignificante,

pero, para el cerebro social,

el rechazo es tan importante que duele.

"Pero, a su vez, ese dolor

es útil...

porque nos impulsa a crear lazos con los demás.

Todos buscamos alianzas...,

formamos grupos

con amigos, con familiares,

con compañeros.

Puede ser el equipo

del que somos...

o nuestro estilo de vestir...

o nuestras aficiones.

Produce bienestar pertenecer a un grupo.

Y eso nos brinda

una pista esencial

para comprender nuestro éxito como especie.

La supervivencia del más fuerte

no solo se refiere a individuos, sino también a grupos.

Estamos más seguros,

somos más productivos, superamos retos.

El impulso de trabajar en grupo

ha permitido a poblaciones humanas

prosperar en todo el planeta

y levantar

civilizaciones enteras.

Pero este impulso de agruparnos tiene su lado malo...

porque cada grupo que se forma

crea excluidos.

Y las consecuencias

pueden ser muy oscuras.

La historia está plagada

de ejemplos de grupos que se vuelven

contra otros colectivos indefensos

que no constituyen ninguna amenaza".

"Si echaran un vistazo a mi árbol genealógico,

verían que la mayoría de sus ramas mueren a principios de los 40.

La razón es que mi familia pertenece a la etnia judía.

Ese pequeño marcador social fue suficiente para desencadenar

el genocidio nazi".

En circunstancias normales, nos parecería inconcebible

asesinar a nuestros vecinos.

Entonces ¿qué hace que de repente cientos de miles de personas

hagan exactamente eso?

¿Qué ocurre en ciertas situaciones que cortocircuita

el funcionamiento social normal del cerebro?

"Aunque el holocausto nazi tuvo una escala

sin precedentes, no ha sido el único.

Los genocidios continuaron produciéndose

en todo el mundo. Y en la siguiente generación

volvió a ocurrir en Europa del Este.

Esta vez fue en Yugoslavia".

(Disparos)

"En la guerra de Bosnia, de 1992

a 1995,

se cometieron atrocidades en ambos bandos.

En una de las peores,

más de 100 000 musulmanes bosnios,

los llamados bosniacos, fueron exterminados

por los serbios en una limpieza étnica.

Uno de los incidentes

más espantosos se produjo aquí,

en Srebrenica.

En el transcurso de diez días,

8000 personas

fueron asesinadas

sistemáticamente.

¿Cómo puede ocurrir

algo así?".

Aquí, en 1995, miles de bosniacos se refugiaron en el interior

de un complejo de las Naciones Unidas,

dado que la ciudad

estaba siendo asediada por fuerzas enemigas.

Pero el 11 de julio, los comandantes de los cascos azules

tomaron la decisión de expulsar a los refugiados y los dejaron caer

en manos de sus enemigos, que esperaban

al otro lado de la puerta.

Las mujeres fueron violadas,

los hombres, ejecutados, e incluso se asesinaba a los niños.

Y esto solo fue un episodio de lo que sería

el mayor genocidio en suelo europeo desde el Holocausto.

(HOMBRE) Los holandeses estaban allí.

El mundo exterior estaba allí.

Las Naciones Unidas.

Los serbios estaban allí como ejecutores.

Todo era confusión. Los refugiados estaban allí y los niños lloraban.

Yo tenía la protección de mi tarjeta de identidad de la ONU,

que decía...

intérprete asistente

o algo así.

"La condición de intérprete

de la ONU de Hasan Nuhanović lo incluía en un grupo protegido.

Pero su familia fue señalada

por su identidad musulmana".

En aquel momento, cuando enviaban a mi familia

a la muerte fuera del complejo...

Perdí a mi madre,

a mi hermano y a mi padre.

Veía cómo mandaban a la muerte

a mi familia...

y pensaba:

"Dios mío, ¿por qué?".

"Una de las cosas más incomprensibles

es que los asesinos no eran desconocidos,

eran personas con las que su familia

había compartido en el pasado muchas cosas".

La ejecución de los asesinatos,

de las torturas,

estuvo a cargo de nuestros vecinos.

Las mismas personas con las que habíamos convivido

durante décadas

eran capaces de matar

a sus antiguos compañeros de colegio.

Recuerdo que me contaron que habían detenido a un dentista

que era bosniaco, el mejor dentista de la ciudad.

Lo ataron a un poste de la luz, así,

delante de la Oficina de Correos, así.

Empezaron

a apalearlo con una barra de metal

hasta que le partieron la columna.

Y estuvo allí colgado durante días.

Cuando los niños serbios iban al colegio,

pasaban por delante de su cadáver.

Hay unos valores universales

y esos valores universales

son muy básicos.

No mates.

En abril del 92, ese no mates...

desapareció... y dio paso al sal y mata.

Estaba permitido matar.

Aquí es donde está enterrada la familia de Hasan.

Cada año, se encuentran y se identifican nuevos cadáveres

y los traen aquí.

Muchas de estas tumbas son recientes.

En la historia de la especie humana,

este solo es uno de muchos genocidios.

Los genocidios han seguido ocurriendo.

Ruanda,

Darfur,

Nankín, Armenia...

Me gustaría entender por qué.

Tradicionalmente nos hacemos esta pregunta

desde una perspectiva histórica, económica o política,

y todos esos son puntos de vista muy importantes,

pero, para tener la imagen completa,

falta un punto de vista más,

tenemos que entender el genocidio como un fenómeno neuronal.

"He estado estudiando esto en mi laboratorio

y para mí esta es la cuestión fundamental:

cuando interactuamos con alguien, ¿cambia el funcionamiento

de nuestro cerebro dependiendo del grupo en el que estamos?

Por cada grupo al que pertenecemos

hay al menos un grupo del que estamos excluidos

y esa división puede basarse

en cualquier cosa,

raza,

género, riqueza...

o religión".

Hicimos pasar a 130 voluntarios por el escáner.

Y les enseñamos,

seis manos en una pantalla.

El ordenador elegía una de ellas

y veían cómo se le clavaba la aguja de una jeringuilla.

Esto activa la matriz del dolor que es el sistema

que se activa cuando sufrimos o vemos a alguien sufrir.

Ahora viene la trampa.

Añadimos a cada mano un rótulo que decía judío,

cristiano, musulmán, hinduista, ateo, cienciólogo...,

y la cuestión era:

¿les afectará del mismo modo ver como sufre

alguien que no pertenece a su grupo?

Esto es lo que descubrimos.

Aquí tenemos a un sujeto y, cuando ve como recibe el pinchazo

un miembro de su mismo grupo,

hay una gran respuesta neuronal en esta zona.

Pero, cuando le ocurre a un miembro de otro grupo,

vemos una línea

prácticamente plana.

"Hicimos la prueba

con un grupo

de voluntarios y hay diferencias individuales,

pero la tendencia está clara".

Una simple etiqueta cambia la respuesta básica preconsciente

de nuestro cerebro ante el sufrimiento de otra persona

o cuánto nos importa esa persona.

Podemos tener distintas opiniones sobre las religiones

y sus enfrentamientos históricos,

pero, en la prueba, incluso a los ateos

les importaba más ver una aguja en la mano de un ateo

que en la de cualquier otro.

Por lo que lo importante no es la religión,

sino el equipo al que perteneces.

"Es un primer paso para comprender cómo llegamos a esto".

Para comprender cómo un grupo de personas

puede cometer atrocidades,

puede ser útil estudiar el comportamiento de los psicópatas.

"Algunos de los crímenes más horrendos conocidos

han sido cometidos por psicópatas.

Pero ¿qué hay de diferente en su cerebro

que les permite actuar de esa forma?

En la corteza prefrontal medial, hay redes que se ocupan

de la interacción social.

Cuando interactuamos con otros, esta área se activa.

Pero en el cerebro de una persona con una psicopatía extrema,

esta área tiene mucha menos actividad".

A un psicópata no le importas,

puede ser capaz de hacer una simulación de lo que cree

que vas a hacer o cómo puedes reaccionar,

pero, cuando se trata de la comprensión emocional,

de lo que es ser tú, eso no lo entiende.

Para él solo eres un obstáculo que hay que rodear o manipular

más que un congénere humano.

Entonces ¿qué provoca un genocidio?

¿Lo perpetran ejércitos de psicópatas?

Bueno, eso no es posible, porque los psicópatas

representan una fracción mínima de la población,

y en un genocidio siempre participa

una comunidad más amplia.

La pregunta clave es

cómo se convence a los ciudadanos normales.

"En la Universidad de Leiden,

en Holanda, el doctor Lasana Harris está realizando

un experimento para componer una pieza

de este rompecabezas".

(HARRIS) Vamos a empezar el experimento.

Lo que vas a ver es una serie de fotos de diferentes personas.

Quiero que reacciones naturalmente ante las imágenes.

"Lasana está investigando la actividad de las áreas del cerebro

que se ocupan de la interacción social humana.

Concretamente, la corteza prefrontal medial.

Esta área se activa cuando pensamos en otras personas.

Y la actividad es menor si pensamos

en algo inanimado como una taza.

Lo que ha descubierto es que esta región

también tiene una respuesta muy baja

cuando pensamos en ciertos tipos de gente".

Las imágenes que está viendo ahora

son estereotipos de personas de diferentes grupos sociales.

Lo que vemos es que la red de áreas cerebrales,

incluida la corteza prefrontal medial,

tiene menos actividad cuando los voluntarios ven a los indigentes.

Lo que indica este patrón de actividad

es un tipo de evasión mental.

No están pensando en la mente del indigente

de la misma forma que piensan en la mente del universitario

o del hombre de negocios.

Por ejemplo, si te imaginas

que interactuar con un indigente

va a ser desagradable, te hará sentirte mal.

Puedes sentirte forzado a darle algo de tu dinero,

todas esas expresiones

que genera algo así.

Cuando desactivas esos sistemas,

no experimentas esos sentimientos.

Para un cerebro que responde así, los indigentes

están deshumanizados.

Los ve más como objetos

y eso le permite no sentir nada por ellos.

Si no identificas

a esa persona como un ser humano, que es lo que ocurre aquí,

entonces las reglas morales que tenemos reservadas

para los humanos no tienen por qué aplicarse.

"Por tanto, bajo ciertas circunstancias,

nuestra actividad cerebral

puede parecerse más a la de un psicópata.

Pero para entender

cómo podemos llegar al genocidio,

tenemos que comprender una cosa más

sobre el comportamiento de los grupos".

El genocidio solo es posible

cuando se produce la deshumanización a gran escala.

No solo unos pocos individuos,

sino sectores enteros de la población.

"Estamos hablando de un grupo

de personas cometiendo atrocidades.

Y si todos los miembros

de ese grupo son cómplices, es como si de algún modo

todos experimentasen la misma

reducción de actividad cerebral

cuando piensan en el grupo externo.

Esto se puede comprender y estudiar

como un brote de una enfermedad,

como una especie de contagio colectivo,

un contagio que a menudo

se produce deliberadamente".

La herramienta perfecta

para este trabajo es la propaganda.

Conecta con nuestras redes neuronales

y reduce la intensidad de lo que sentimos hacia los de fuera.

"Como en los demás genocidios, esto fue

lo que ocurrió en la antigua Yugoslavia.

Los que acabaron torturando

y asesinando a sus vecinos

habían sido bombardeados

con propaganda.

Los medios controlados

por el Estado demonizaron

a los musulmanes bosnios con noticias falsas".

(HOMBRE) He dicho desde el principio

que alguien ayuda a los musulmanes y los arma.

"Llegaron a decir que los musulmanes

daban niños serbios de comer

a los leones del zoo".

A lo largo del tiempo y el espacio,

el lenguaje de la propaganda cambia muy poco.

Siempre toca la familiar melodía de la deshumanización.

Convierte a tu enemigo en menos que humano,

conviértelo en un animal.

"La propaganda es un arma.

Y. en el transcurso de la historia humana,

se ha convertido en un arte,

en una ciencia,

y se ha vuelto

aún más peligrosa.

En la era de la conexión,

cualquier grupo extremista

puede llegar a millones de personas pulsando una tecla.

Internet es el medio perfecto para que los mensajes

de propaganda lleguen a las personas que van a reaccionar

más fácilmente a ellos,

los varones jóvenes".

(HOMBRE) Yo les digo: "Venid a las tierras que gobierna el Islam".

"Los intereses políticos que nos rodean

manipulan literalmente nuestra actividad cerebral.

Entonces ¿hay alguna forma de evitar

que siga ocurriendo en el futuro lo que ha ocurrido en el pasado?

Se planteó una posible solución en un experimento que se realizó

en los años 60,

no en un laboratorio científico, sino en un colegio.

Fue en 1968,

al día siguiente del asesinato

de Martin Luther King".

(MUJER) ¿Hay alguien en los Estados Unidos

a quien no tratemos como a hermanos?

Sí, sí. -¿Quién?

Los negros. -Los negros, ¿quién más?

"Jane Elliott era una maestra de un pequeño pueblo de Iowa

que quería mostrar a su clase lo que se sentía

con la discriminación". ¿Cómo tratan a los negros?

Nadie les da nada en este mundo.

(JANE) ¿Y eso por qué? -Porque son de otro color.

"Estos dos hombres estaban en esa clase.

Este era Rex entonces.

Y este era Ray".

(JANE) ¿Cuántos tenéis los ojos azules?

Muy bien, ¿y cuántos los tenéis castaños?

(RAY) Jane dijo:

"Hagamos un ejercicio", y nos lanzó una campaña de propaganda.

Los ojos azules son mejores que los castaños.

Las personas de ojos azules

son mejores que las de ojos castaños.

"Tanto Ray como Rex

tenían los ojos azules.

(JANE) Los niños de ojos castaños

no podréis jugar con los de ojos azules en el patio

porque no sois tan buenos como ellos.

"A los niños de ojos castaños se les negaron privilegios

y tenían que llevar

cuellos especiales". Hoy os habréis dado cuenta

de que nos pasamos mucho tiempo

esperando a los niños de ojos castaños.

¿Recuerdan

cómo fue su comportamiento cuando estaban arriba?

Fui tremendamente malvado

con mis amigos.

Me dediqué en cuerpo y alma

a meterme con mis amigos de ojos castaños...

solo para promocionarme en mi grupo.

¿Qué hacía?

Recuerdo que le dije a la señorita Elliot, a Jane...,

que tuviese la regla a mano

por si los de los ojos castaños se descontrolaban.

No veo la regla, ¿y vosotros? -Está allí.

Señorita, es mejor que la tenga en su mesa

por si los ojos castaños se descontrolan.

Entonces yo tenía el pelo muy rubio

y los ojos azules, era el perfecto niño nazi.

Buscaba formas de...

humillar a niños que...

minutos u horas antes eran buenos amigos míos.

"Pero, al día siguiente, cambió su suerte".

(JANE) Ayer os dije que la gente de ojos castaños

no es tan buena como la de ojos azules,

pero no es verdad. Ayer os mentí.

La verdad es que la gente

de ojos castaños es mejor que la de ojos azules.

La persona en la que confías se planta delante de ti

y te dice: "No era verdad, esta es la verdad".

Coge tu mundo y lo hace pedazos

como nunca te habías imaginado que podría ocurrir.

(JANE) Los de ojos azules no podéis jugar

con los de ojos castaños.

Los de ojos azules, sentaos detrás.

Los ojos castaños, venid delante.

Cuénteme qué se sentía

estando en el grupo de abajo.

Es una sensación tan fuerte de pérdida de tu personalidad

y de tu autoestima que hace casi imposible interactuar

con lo que estaba pasando en la clase.

¿Debe condicionar el color de los ojos de una persona

la forma en que la tratamos?

(NIÑOS) No. (JANE) ¿Y el color de su piel?

(NIÑOS) No. (JANE) ¿Debemos juzgar a la gente

por el color de su piel?

(NIÑOS) No, no, no.

Una de las cosas más importantes que aprendemos como humanos

es a ver las cosas en perspectiva

y no solemos dar a los niños

muchas oportunidades de practicarlo.

Y cuando te obligan a experimentar lo que es estar en la piel de otro

se te abren gran cantidad de vías cognitivas.

Recuerdo haberle dicho algo a mi padre

sobre algún comentario que había hecho.

Le dije: "No, eso no está bien".

Y las cosas cambiaron en mi familia,

pero que un niño pequeño

dijera entonces una cosa así era muy gordo.

Pero aquello reafirmó que sí era posible,

que se puede empezar a cambiar.

La genialidad del experimento de los ojos azules y castaños

es que la profesora Jane Elliott hizo experimentar

a cada grupo las dos posiciones y eso permitió a los alumnos

extraer una lección mucho mayor,

que los sistemas de normas pueden ser arbitrarios.

Aprendieron que las verdades del mundo no son inmutables,

ni siquiera son necesariamente verdad.

Y esto fue lo que permitió

a aquellos niños, cuando crecieron,

ver a través del humo y los espejos

de los intereses políticos de otros

y formarse sus propias opiniones.

Deberíamos enseñárselo a todos nuestros niños.

(JANE) "¿El color de los ojos de una persona

debe condicionar la forma

en que la tratamos?

(NIÑOS) No.

"Cuando la gente

está armada con el conocimiento

de cómo funciona la propaganda,

su poder se reduce.

Según vayamos comprendiendo la profunda importancia

de la cooperación, tendremos la posibilidad,

no solo de reducir la deshumanización,

sino de hacer realidad

nuestro potencial como especie.

El genocidio no tiene por qué ser la norma.

Por el contrario, la naturaleza fundamentalmente social

de nuestra especie

puede contener la clave de nuestro éxito como especie.

Nuestro futuro

y nuestra supervivencia están íntima

y permanentemente unidos a los de la gente que nos rodea".

(Disparos)

"Nuestro instinto social está en la raíz

de extraordinarios actos de valor

y generosidad".

Quién eres tú tiene mucho que ver con quiénes somos los demás.

Nuestros cerebros están tan diseñados

para interactuar que no siempre está claro dónde empieza

y termina cada uno de nosotros.

"Nuestra especie es más que 7000 millones

de individuos repartidos por todo el planeta.

Somos algo más parecido a un solo

e inmenso superorganismo.

Porque esa persona que conocen y quieren tus amigos,

en realidad, es una red neuronal que forma parte

de un tejido mucho más vasto

formado por otras redes neuronales".

En esta era de la conexión digital,

necesitamos comprender

qué nos une a los seres humanos.

Si queremos que nuestras civilizaciones

tengan un futuro prometedor, tenemos que entender

cómo interactúan los cerebros humanos,

los peligros y las posibilidades,

porque no podemos negar la verdad que está grabada

en nuestros circuitos neuronales: nos necesitamos.

(VITOREAN)

Documenta2 - El cerebro con David Eagleman: ¿Por qué te necesito?

46:53 10 sep 2019

Los seres humanos somos criaturas extremadamente sociales. El buen funcionamiento de nuestro cerebro depende de nuestro tejido social, confía en otros cerebros para prosperar y sobrevivir.

Contenido disponible hasta el 17 de septiembre de 2019.

Histórico de emisiones:
12/11/2018

Los seres humanos somos criaturas extremadamente sociales. El buen funcionamiento de nuestro cerebro depende de nuestro tejido social, confía en otros cerebros para prosperar y sobrevivir.

Contenido disponible hasta el 17 de septiembre de 2019.

Histórico de emisiones:
12/11/2018

ver más sobre "Documenta2 - El cerebro con David Eagleman: ¿Por qué te necesito?" ver menos sobre "Documenta2 - El cerebro con David Eagleman: ¿Por qué te necesito?"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Karime

    He visto todos los transmitidos hasta ahora, me parecen muy interesantes. Deberían formar parte del pensum de estudios de nuestro sistema educacional. Es tiempo de se Renove la manera de enseñar

    pasado sábado
  2. Jose Ignacio

    Interesantisimo. Documentales como este deberían ser material de clase en los institutos

    14 nov 2018

Los últimos 60 documentales de Documenta2

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 51:22 ayer Durante dos semanas Gordon Buchanan se une a una familia tribal Waorani en la selva amazónica de Ecuador que le enseñarán sus secretos para sobrevivir. Les acompañará a cazar monos y jabalíes, pero su mayor desafío es atrapar y liberar a una anaconda gigante, un animal sagrado para ellos. Contenido disponible hasta el 23 de septiembre de 2019. Histórico de emisiones: 05/03/2018 08/05/2019

  • Mi cerebro me obligó

    Mi cerebro me obligó

    50:21 pasado jueves

    50:21 pasado jueves La moderna neurociencia constata que el cerebro toma decisiones sin que seamos conscientes, cuestionando así el libre albedrío, es decir, la responsabilidad de nuestros actos, que de ser estos criminales, tendría atenuantes en el sistema judicial a la hora de tratar el crimen y el castigo. Contenido disponible hasta el 19 de septiembre de 2019. Histórico de emisiones: 11/06/2018 27/06/2019

  • 46:31 pasado miércoles A lo largo de los últimos cien mil años, nuestra especie ha hecho un largo viaje gracias a nuestro cerebro. Nos dirigimos hacia un cambio fundamental entre el cuerpo, el cerebro y el mundo exterior. Estamos fusionando nuestra biología con nuestra tecnología y eso va a determinar quiénes seremos. Contenido disponible hasta el 18 de septiembre de 2019. Histórico de emisiones: 13/011/2018

  • 46:53 pasado martes Los seres humanos somos criaturas extremadamente sociales. El buen funcionamiento de nuestro cerebro depende de nuestro tejido social, confía en otros cerebros para prosperar y sobrevivir. Contenido disponible hasta el 17 de septiembre de 2019. Histórico de emisiones: 12/11/2018

  • 2:56 20 oct 2016 Mira como empieza el documental 'La verdadera historia de la Torre Eiffel' Soy la Torre Eiffel. El monumento más reconocible del mundo. Todo el mundo qy¡ue llega a Paris me viene a visisitar.

  • 2:48 17 oct 2016 El uso de las últimas técnicas de filmación especialista en esta programa revela la "historia natural" de un bebé a partir de los recién nacidos y en movimiento a través de su crecimiento y el desarrollo a medida que estén niños pequeños

  • 2:09 05 oct 2016 El 15 de noviembre de 1915, Einstein publicó su obra más importante: la relatividad general. Esta teoría transformado nuestra comprensión de las leyes de la naturaleza y la totalidad historia del cosmos, que se remonta desde el momento presente para el origen de el tiempo mismo. Ahora, en la celebración de los 100 años de logros de Einstein, NOVA cuenta la historia dentro de la obra maestra de Einstein. La historia comienza con experimentos del pensamiento intuitivo y de fácil comprendido que establecen Einstein fuera de su búsqueda, y traza la revolución en la cosmología que todavía está jugando en la actualidad de laboratorios y observatorios. A través de cada paso de esta odisea, revela el NOVA ideas simples pero de gran alcance en el corazón de la relatividad, que iluminan la teoría y brillantez como de Einstein nunca antes. Desde la primera chispa de una idea al descubrimiento de la expansión del universo, el Big Bang, los agujeros negros y la energía oscura, NOVA destapa las ideas inspiradas y los avances brillantes de "la perfecta teoría ", tal vez la historia de ciencia más grande de todos los tiempos.

  • 3:10 29 sep 2016 Durante 52 minutos realizaremos un viaje a través del tiempo, en donde iremos descubriendo la extensa y apasionante evolución arquitectónica y artística de la Catedral de Santiago a través de los siglos. Revelaremos como fueron sus orígenes a partir del descubrimiento de las reliquias del Apóstol y sus discípulos en el siglo IX, lo que motivó la construcción de las primeras Iglesias prerrománicas que sirvieron de base a la actual catedral.

  • 1:05 21 sep 2016 Os avanzamos los primeros minutos del documental "El diario perdido del Dr. Livingstone", que indaga en la personalidad del famoso explorador gracias a la reconstrucción de su diario, que no había podido leerse( por su mal estado) desde su muerte, hace 140 años. Emisión: Miércoles 21 de septiembre a las 18:00 h en En Documenta2, en La2 de TVE.

  • 1:27 01 ago 2016 Documenta2 emite el próximo martes 2 de agosot el documental 'Dopaje - Alto secreto: La cara oculta del atletismo'.La cadena de televisión alemana ARD emitió un documental en el que aportaba pruebas del dopaje sistemático de los deportistas rusos. Participaron en el programa atletas y médicos implicados.

  • 2:50 29 jul 2016 El martes 9 de agosto podemos acercarnos a la historia de una mujer que escribió su nombre con oro en los Juegos Olímpicos de Montreal 76. Hace ahora 40 años, el 18 de julio de 1976 una joven gimnasta, Nadia Comaneci, se convirtió en una leyenda del deporte. Delante de más de 5 millones de televidentes asombrados, una niña de apenas 14 años de edad, se convierte en el primer atleta en su disciplina en obtener lo nunca antes visto, la puntuación perfecta, el 10. Logra así una de las hazañas más grandes en la historia de los Juegos Olímpicos.

  • 1:43 28 jul 2016 El lunes 8 de agosto Documenta 2 nos invita a conocer de cerca cómo es la figura del entrenador de deportistas de élite. Al mismo tiempo jefe, maestro y figura paterna simbólica, el entrenador es el un jugador clave en la industria del deporte.

  • 2:05 28 jul 2016 Documenta2 emite este 4 de agosto el documental  'Río de Janeiro: ¿Ciudad maravillosa?', que explora la historia de Río, segunda ciudad más poblada de Brasil y más icónica de todas. Una ciudad llena de contrastes que será el centro de atención en 2016. Utilizando la última CGI y 3D de realidad aumentada se recrean los monumentos y sitios emblemáticos. Viajaremos en el tiempo visitando la ciudad en sus orígenes como a megalopolis. La historia de Río de hoy se desarrolla en gran medida en sus figuras históricas que dieron forma al destino de Brasil. A las 21:00 en La2.

  • 1:36 15 jul 2016 Este episodio analiza cómo afecta la vida moderna en nuestra salud: el asma y las alergias provocadas por el exceso de limpieza, los efectos de la soledad de los individuos y la pobreza. Además, trata de predecir enfermedades mentales como el alzhéimer.

  • 1:34 11 jul 2016 ¿Y sí la invención del cine no hubiera sido cosa de los hermanos Lumiere y Edison sino de los hombres prehistóricos? Esa es la apasionante hipótesis del documental Cuando el Homo Sapiens hacia cine (Stone Age Cinema), que podéis ver este martes 19 de julio, a las 21:00 h, en Documenta2.

  • 2:38 11 jul 2016 Avance del segundo capítulo documental 'Predice mi futuro', que trata de explicar qué es lo que determina nuestra personalidad y felicidad futura. La adolescencia es una etapa en la que los jóvenes quieres arriesgar más y vivir emociones más fuertes. Sin embargo, no todos se descarrilan. Los científicos del proyecto Dunedin afirman que la mayoría de los adolescentes cometen actos delictivos y los dividen en dos grupos: los que lo dejan al llegar a la madurez, y los que nunca lo dejan y se convierten en criminales.  ‘Predice mi futuro: la ciencia de nosostros’, que podrá verse los días 12, 13, 14 y 18 de julio a las 18:00 h en Documenta2.  Todos los documentales estarán disponibles en A la carta durante siete días después de su emisión.

  • 2:59 11 jul 2016 Avance de primer capítulo del documental 'Predice mi futuro', que trata de explicar qué es lo que determina nuestra personalidad y felicidad futura.   ‘Predice mi futuro: la ciencia de nosostros’, que podrá verse los días 12, 13, 14 y 18 de julio a las 18:00 h en Documenta2.  Todos los documentales estarán disponibles en A la carta durante siete días después de su emisión.

  • 2:15 01 jul 2016 'Drácula, la verdadera historia de los vampiros' explica como el mito de los vampiros irrumpió en el mundo y cuando se produjo la "primera epidemia de preguntas" sobre Drácula, el escritor Brad Stoker cogió algunos elementos de aquí y allá para escribir su famosísima novela. La historia se remonta a los pequeños pueblos de Transilvania y las estepas en Valaquia, donde el mito sigue vivo hoy en día. Viajando a través del tiempo y el espacio, nada menos que el Conde Drácula se une a esta búsqueda emocionante. Lunes 18 de julio, a las 21:00 en La2

  • 2:57 22 jun 2016 ¿Cómo podía contar Hitler con el apoyo del público alemán? ¿cómo se las arregló para mantenerlos bajo su influencia durante tanto tiempo? Documenta2 estrena el documental ‘En busca del pueblo de Hitler: Alemania 45’. Se trata de una producción de la cadena alemana ZDF en las que se examinan las razones del liderazgo de Hitler al principio y al final de su régimen. Con material de archivo coloreado y privado, se evoca como nunca antes se había visto cómo era la vida en la Alemania en aquella época.

Mostrando 1 de 3 Ver más