'Documaster' el estreno de las mejores series documentales de cultura, historia y ciencia.

4256798 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 12 años Documaster - La Gran Muralla china - ver ahora
Transcripción completa

Imagínese que se enfrenta a un enemigo

que no es capaz de derrotar.

Tribus de mongoles descendientes del gran Gengis Kan.

Rápidos.

Feroces.

Hambrientos.

Están resueltos a tomar lo que quieran

y a no hacer prisioneros.

La pregunta es: ¿qué hace usted?

¿Dónde está mi ejército en medio de este caos?

Año 1550,

la dinastía más rica de China es impotente ante el terror.

Necesitamos una solución defensiva.

Si se le ocurre una,

quizá le hagan caso.

De entre las filas de soldados rasos surge un héroe.

Se llama Xi Yi Wang.

Esta es la historia de su idea para proteger a su nación.

¡Fuego!

La mayor estructura defensiva jamás construida.

No se asemejará a nada que haya visto el hombre.

Una muralla viva.

La Gran Muralla China.

Sin embargo, el imperio que puso todas sus esperanzas y recursos

en esta colosal creación

acabaría cayendo.

Traicionando a general que la había ideado,

menospreciando el sudor y el esfuerzo

de los soldados que la erigieron.

Confiando en los mismos políticos que nunca habían creído en ella.

Y olvidando que la propia muralla solo sería tan fuerte

como el pueblo parapetado tras ella.

Cinco siglos más tarde,

los secretos de la muralla salen, por primera vez, a la luz.

Es más que una estructura de ladrillo.

Los textos que revelan la genialidad de su creador.

El pueblo cuyos ancestros la construyeron

y hoy redescubre su legado.

La Gran Muralla significa mucho para el pueblo chino.

el ejército moderno, fundado por Xi Yi Wang,

nos permite estudiar sus orígenes

y filmar partes de la muralla

que nunca antes había sido grabadas.

La misma tierra y las propias piedras

nos cuentan, por fin, su historia.

LA GRAN MURALLA CHINA

Septiembre de 1550,

estamos en la ciudad prohibida de Beijing,

la capital imperial del imperio más rico y avanzado

de aquella era.

Entre los cadetes que se examinan de artes marciales,

se encuentra Xin Yi Wang, de 33 años.

Es el hombre que construirá un día la Gran Muralla China.

Hoy, su objetivo es más modesto:

convertirse en un oficial del Ejército Imperial.

(GRITAN)

Xi se ha criado en una familia de militares.

Su padre dedicó su vida a luchar contra los mongoles

en la frontera norte del imperio.

Generación tras generación,

los hijos han seguido los pasos de los padres

en una guerra de guerrillas aparentemente interminable.

Xi sabe que si supera este examen,

puede aspirar a seguir el mismo sendero.

Pero su destino está a punto de cambiar.

(GRITAN)

A unos pocos kilómetros al norte,

unos jinetes mongoles cruzan la frontera.

Pero no se trata de una mera incursión fronteriza,

es una fuerza invasora de 100 000 hombres

que se dirige directamente hacia Beijing.

Los suburbios más periféricos no tardan en verse inundados.

Los hombres de la ciudad son movilizados para su defensa.

Decenas de miles de chinos yacen muertos.

los ciudadanos huyen hasta las puertas

de la ciudad prohibida.

En el corazón del palacio,

un ruido llega a oídos del emperador Xia Ching,

de la dinastía Ming.

Es el sonido de la humillación.

Sus propios ciudadanos aterrados

le imploran a gritos su protección.

(Griterío)

Abrid las puertas.

Dejad pasar a tantos como podamos alojar.

-¡Por aquí!

-El sonido de la guerra,

llevo tiempo ansiando escucharlo.

(Bullicio)

Pero esta no es una batalla gloriosa.

-Por aquí no, ¡hacia atrás!

-Esto es una vergüenza.

Un desastre.

¿Cómo ha podido ocurrir?

Los mongoles no han penetrado aún en la propia ciudad prohibida.

Pero el que hayan llegado tan cerca

quiere decir que el imperio ha cometido un grave error.

Una de las medidas destinadas a proteger la capital

era una muralla.

Una barrera defensiva que existe desde hace siglos.

De hecho, durante casi 2000 años,

desde el primer emperador de China,

las sucesivas dinastías han construido murallas

para repeler y contener a los mongoles.

Y no solo alrededor de Beijing,

sino por todo el norte de China.

A lo largo de miles de kilómetros,

el territorio se ha visto tachonado de cientos de fragmentos de muralla.

Una solución típicamente china

a la secular amenaza de los mongoles.

El historiador David Spindler

ha estado estudiando la evolución de la Gran Muralla China

y de las fuerzas que la han conformado.

Una de estas fuerzas es el pueblo mongol.

(CANTAN)

Spindler ha recorrido más de 1600 kilómetros

desde Beijing hasta el salvaje oeste de China.

Hace 500 años, esta era la frontera con el territorio de los mongoles,

y hasta hace muy poco, aún estaba cerrada a los forasteros.

Spindler quiere saber cómo se protegía la frontera

en 1550

y comprender a naturaleza de las fuerzas que la amenazaban.

Sus investigaciones lo han conducido a la aldea de Shiacou,

un ejemplo petrificado en el tiempo de lo que pudo ser, en su día,

una aldea fronteriza del imperio Ming.

Al ser el primer visitante occidental,

es objeto de una recepción formal.

(Música)

Estos son los últimos vestigios de una cultura mongol

que una vez definió esta región fronteriza.

Bailan en libertad

como los jinetes de la estepa,

una presencia tan salvaje y peligrosa

como romántica.

Una presencia forjada tras siglos y siglos

de difícil coexistencia con sus vecinos chinos.

El historiador local Han Xiancheng

nos explica cómo se defendió la región de los mongoles.

Eran pocos soldados para cubrir un tramo fronterizo tan extenso.

La primera sorpresa es el escaso número de soldados

apostados en esta guarnición

para cubrir una frontera tan extensa.

Lo cierto es que no se trataba de una guarnición

especialmente numerosa,

según los propios estándares de la Dinastía Ming.

Inicialmente, se supone que habría unos 500 hombres

en este pequeño fuerte.

Y su misión era defender la frontera, a lo largo de la muralla,

y servir de reserva de soldados

en caso de sufrir un ataque en algún punto caliente

a lo largo de la muralla.

Pero la mayor sorpresa es la propia muralla.

No hay ladrillos ni mortero.

Es una muralla hecha de tierra comprimida

a base de capas superpuestas de tierra apisonada.

No es más que un muro de tierra muy alto y delgado.

Los defensores no se podían encaramar a lo alto

para repeler los ataques mongoles.

Su objetivo era ralentizarlos.

Spindler ha descubierto

que los ataques que tuvieron lugar aquí,

como a lo largo del resto de la muralla,

no eran invasiones militares.

Eran saqueos relámpago a gran escala.

Su poder era su velocidad y su capacidad de sorpresa.

Debía de ser cientos de miles.

Llegaban a la frontera y derribaban un tramo de muro.

Y luego, arramplaban con todo aquello que querían o necesitaban,

pero que no podían producir con su propia economía.

Un asalto a mano armada.

Llegaban rápidamente...

y al minuto se iban.

Y los chinos se las veían y deseaban para contraatacar.

Aunque las agresiones de los mongoles

afectaban a miles de kilómetros de frontera,

la combinación de la muralla y las guarniciones de soldados

siempre había bastado para contener lo que, fundamentalmente,

era un problema local.

Pero tras el gran asalto mongol a Beijing en 1550,

dejó de ser un problema local.

Y desencadenó una serie de acontecimientos

que convertiría esto...

en esto.

En septiembre de 1550, los suburbios de Beijing

están en llamas.

En el corazón de la ciudad prohibida,

el gobierno está conmocionado.

¿No había acaso murallas y un basto ejército para protegerla?

Ambas medidas parecen haber fallado.

Y hay un hombre que exige una explicación.

Qué milagro.

Ninguno de vosotros ha huido.

El emperador Xiancheng.

He tenido que oír cómo mi pueblo me suplicaba

que le dejase entrar en la ciudad porque temía por su vida.

He escuchado a los bárbaros

agolpados tas la puerta de Ending,

la así llamada "puerta de la seguridad",

exigiendo un rescate por mi vida.

He sido humillado

en mi propia corte

por vuestro fracaso.

¡Y estoy harto!

Ahora quiero respuestas.

Nadie tiene pisa por ofrecer una explicación

porque nadie sabe cómo irrumpieron los mongoles.

¡Arriba todos!

la humillación solo habría podido ser aún mayor.

David Spindler ha venido a Beijing para ver cómo y dónde

penetraron los mongoles las defensas de la ciudad.

Desde hace 15 años,

rastrea todos los vestigios de las murallas originales,

cotejando cada segmento con los recuentos históricos

del ataque.

La línea de la muralla se extiende a unos 110 kilómetros

al norte de la capital.

Custodiada por el Ejército Imperial,

se había pensado, durante siglos, que bastaba y sobraba para conjurar

toda amenaza.

Estamos en un pequeño valle,

en el lago mongol de la muralla.

A primera hora del 26 de septiembre de 1550,

varios miles de mongoles lanzaron un ataque

en el principal valle del río, al este de aquí.

(Griterío)

Pero en realidad, se trataba de una finta,

la típica maniobra de distracción.

Lo que hicieron los mongoles más tarde, ese mismo día,

fue difundir rumores de que iban a atacar

un puerto de montaña al noroeste.

Los chinos se lo creyeron.

Y lo que hicieron los mongoles

fue mandar a un pequeño comando a este valle.

Su objetivo era atravesar la muralla china,

atacar por la retaguardia a los defensores chinos

y, por así decirlo,

abrir la puerta para dejar pasar a los mongoles.

Aquí es.

Lo único que separa Mongolia de China.

Accedieron por aquí.

Varios cientos de mongoles penetraron a través de esta muralla

tras derribarla a golpe de pico y pala.

Un jinete diría que había sido tan fácil

como pasar a una habitación, eso hicieron.

Doblaron esa cresta y atacaron por detrás

a los defensores chinos.

Miles de mongoles irrumpieron en los suburbios de Beijing.

Los chinos sufrieron muchísimas bajas.

60 000 muertos.

40 000 prisioneros.

Y cientos de miles de cabezas de ganado robadas.

Se podría considerar el 11-S de ese periodo

de la historia de la dinastía Ming.

No es solo que la muralla resultase insuficiente

para contener el ataque de los mongoles,

sino que el propio Ejército Imperial no parecía poder repelerlos.

¿Dónde está mi ejército en este caos?

¿Dónde están los soldados

que deberían estar defendiendo la ciudad?

¿Y el ministro de la guerra?

Porque, claramente, estamos en una guerra.

-Suponemos que está combatiendo, excelencia.

-¿Lo suponéis?

¡Id a por él!

Todo el mundo está tan preocupado con la magnitud del desastre

que a nadie se le ha ocurrido preguntar

por qué están aquí los mongoles.

una figura llega a la ciudad prohibida.

No regresa el ministro de la guerra,

sino un prisionero de guerra chino enviado al emperador

por el celebro del ataque:

el líder mongol Altan Khan.

los Khan exigieron reconocimiento diplomático

y derechos de comercio para su pueblo.

Su petición fue rechazada de forma arrogante

y sus emisarios fueron asesinados.

Ahora que las fuerzas mongoles saquean los suburbios de Beijing,

el equilibrio de poder ha sufrido un cambio fundamental.

La cuestión es si la corte imperial,

que siempre ha vivido en una delicada burbuja,

es consciente de esta nueva realidad.

¿Quién es?

¿Qué pasa?

-Khan me hizo prisionero.

Ahora me manda con un mensaje para su serena alteza.

-Un prisionero de Khan

con un mensaje para su alteza.

-¿No has muerto defendiendo al emperador?

-¡No tenía armas!

-¿Qué quieren?

-Es una demanda...

de tributo, excelencia.

Es una petición de rescate.

-Sé lo que significa. No.

-Y está en chino.

-¿Y bien?

-Pues que una comunicación formal del propio Khan debería...

estar en mongol.

Dudo de su autenticidad.

Y más, cuando no viene con un emisario mongol oficial.

¿Quizá debamos devolverla?

-¿Podemos hacerlo?

-De esta forma, podríamos ganar algo de tiempo.

-Sí.

Devolvedla.

Que sea el oso el que nos baile la música.

Para restaurar el ego maltrecho del emperador,

los ministros exigen a Khan

que vuelva a remitirles su solicitud en el idioma oportuno.

Mientras tanto, dan por hecho que el ejército

no tardará en acudir a su rescate.

Cosa que no llega a producirse.

Para comienzos de octubre, los mongoles se han ido.

Tras demostrar lo que habían venido a demostrar,

sencillamente se fueron por voluntad propia.

Xin Yi Wang es dolorosamente consciente

de que los chinos son incapaces de impedir que regresen

cuando les venga en gana.

Es una humillación que nunca olvidará.

Cogedlo.

Tiene claro que el gran Ejército Imperial

no da la talla ante tan mañana amenaza.

De hecho, de los 140 000 solados alistados en la zona de Beijing,

apenas la mitad estaban de servicio.

El ministro de la guerra quiso evitar enfrentarse

a un enemigo cuyas fuerzas

sabía que eran superiores a las suyas.

Un hecho incómodo que la corte decide pasar por alto.

Según la historiografía de los Ming,

el ministro de la guerra, Jan Tzuzhen,

fue acusado de cometer un crimen

y arrojado a la plaza del mercado.

Es decir, que fue ejecutado.

Así que el ministro de la guerra fue el chivo expiatorio

de esta debacle.

En el Archivo Nacional de China, el profesor Robin Yates

examina las 40 000 páginas del registro de la propia dinastía.

Su propósito es aclarar una pregunta que lleva mucho tiempo

ocupando a los historiadores:

¿cómo es posible que la dinastía más rica de China

careciese de una defensa creíble?

En realidad,

el Imperio Ming fue relativamente exitoso,

por lo que la gente comenzó a interesarse por el dinero.

Muchos se hicieron comerciantes,

mientras que el ejército era despreciado.

Así que, cuando nació Xi,

el sistema militar de lo Ming conocía un profundo declive.

Nadie quería ya hacerse soldado,

pero precisamente, ese esa el problema.

Debido a la riqueza de los Ming,

los extranjeros, como los mongoles,

querían su parte del pastel.

Así que justo, cuando más éxito estaban teniendo los Ming,

mayor era la amenaza a la que se enfrentaban.

Para Xin Yi Wang la pregunta es:

¿qué hacer al respecto?

Si queremos acabar con esto,

tenemos que lucha con uñas y dientes.

No solo dentro,

sino fuera.

Hemos de enseñarles una lección

que retumbe en los confines del mundo.

Robin Yates ha encontrado pistas en la biografía de Xi

que apuntan a que convirtió su impulso guerrero

en una estrategia coherente,

y, de momento, esta tenía poco que ver

con construir una muralla.

Xi había ideado más de diez estrategias

para expulsar a los mongoles.

Pero por desgracia,

no tenemos indicaciones de en qué consistían.

Tampoco hay nada en la historia oficial de los Ming.

¿A qué se debe esto?

Creo que la razón

es que sus planes eran, digamos,

demasiado violentos.

Creo que lo que quería llevar a cabo

era un plan de ataque activo,

un plan ofensivo contra los mongoles.

En la corte tienen otras ideas.

Conscientes de no contar con una defensa eficiente,

el gobierno decide ceder a las demandas de los mongoles.

Conciben una serie de acuerdos comerciales

para aplacar a Altan Khan.

El hombre que recibe la misión de hacer que el emperador los firme

es un joven secretario de gobierno,

Zang Yuhen.

Secretario Zang,

le he enviado un plan al emperador, ¿lo ha leído ya?

-No.

Pero yo sí.

-¿Se lo está ocultando?

-No.

Quiero que lo lea.

Pero hay otros documentos más importantes.

-No creo que esa decisión le corresponda a usted.

¿Me lo puede devolver?

-Está perdiendo los papeles.

Sería una locura declarar una guerra.

-Algo sé del arte de la guerra.

-Y nada de la vida cortesana.

Un plan de guerra abierta no recibirá el apoyo ni los fondos

para llevarlo a cabo.

Necesitamos una solución defensiva.

Si tiene una,

quizá le hagan caso.

Xi sabe que, sea cual sea la solución,

pasará por tener un ejército mejor que el que tienen.

Mientras tanto, Zang lleva el tratado de paz

al emperador para que lo firme.

Son documentos para firmar tratados importantes.

Dígaselo a su alteza.

Sin embargo, el emperador tiene ahora otras cosas en mente.

Después de mandar a ejecutar a su ministro de la guerra,

regresa a su día a día:

drogarse y acostarse con tantas concubinas como pueda.

¿Su alteza?

Si me permite interrumpirle un instante...

Zang se da cuenta que los acuerdos podrían tardar en firmarse.

Y aun con esos acuerdos comerciales,

no estarán a salvo por mucho tiempo.

Seguirán estando a merced de una agresión de los mongoles,

incapaces de declinar toda exigencia futura.

Empieza a poner sus esperanzas en un anticonformista,

alguien que no se haya visto aún corrompido

por los fracasos del sistema.

Un soldado, tal vez, con una mirada fresca.

Comienza a ver con otros ojos a Xi Yi Wang.

¿Llegado el momento,

podría ser el hombre que reconstruya la defensa de la canción?

Antes de nada, Zang sabe que va a tener que demostrar

sus dotes de liderazgo.

En la primavera de 1555,

Xi se encuentra a 1600 kilómetros de la frontera con Mongolia

con un reto:

expulsar del país a los piratas japoneses.

Después de que en la corte se rechazase su plan en diez puntos,

Xi estaba inmerso en un limbo.

los piratas japoneses empezaron a atacar en las costas del país

y la corte se dijo: "¿Por qué no ponemos a prueba

Mandémoslo allí a ver si resuelve el problema".

No es donde quiere estar.

Sin embargo, es aquí donde Xi dará el primera paso

en el camino que lo conducirá a construir la Gran Muralla,

creando un tipo de ejército completamente novedoso.

Estamos en 1555.

Durante cuatro años,

los tratados comerciales han mantenido una paz relativa

en la frontera mongol.

Pero la costa sur de China está sumida en el caos.

A lo largo de cientos de kilómetros,

los piratas japoneses han estado saqueando

los asentamientos costeros.

Y todas las respuestas militares

se han saltado con un fracaso tras otro.

Ahora, Xi Yi Wang recibe la oportunidad

de triunfar donde otros han fracasado.

El hombre que un día construirá la Gran Muralla

está a punto de levantar sus cimientos

creando un ejército capaz de defenderla.

son 120 000 los hombres que están combatiendo a los japoneses.

Pero con hombres como Zen Tsu.

La suya es una familia de agricultores

que, durante generaciones,

se ha visto obligada a realizar el servicio militar.

Así que, al igual que muchos otros,

en los registros oficiales figura como soldado.

¿Ya está?

¿Estáis todos?

Dame los papeles.

Y vuestras armas, ¿dónde están?

-Es todo lo que tenemos.

-¿Alguno ha luchado contra los japoneses

con estas... armas?

-Señor, somos campesinos.

-Según esto, sois soldados.

-No estamos entrenados.

-Lo estaréis.

Al barracón, todos.

-No somos soldados.

-Ahora se os pagará.

-Xi Yi Wang se dio cuenta de que la organización militar

de los Ming no podía resolver el problema.

Así que lo que decidió

fue entrenar él mismo a un grupo de campesinos.

Para ello, utilizó este manual.

Para formarlos,

para que pudiesen combatir a los japoneses.

Este texto original

es uno de los mayores tesoros históricos nacionales

de China.

Lo escribió el propio Xi Yi Wang a modo de manual de instrucciones

para crear un ejército profesional moderno.

Cada paso del entrenamiento de un solado

está descrito en chino corriente

e ilustrado para facilitar el aprendizaje.

Era un plan muy madurado,

destinado a sacar partido a las habilidades,

las habilidades naturales de los agricultores corrientes,

pero combinadas con la más reciente tecnología militar.

Básicamente, Xi entrenó personalmente a un ejército de 3000 hombres...

que le eran completamente leales.

Conocidos como el Ejército Familiar de Xi.

Esta es la medida de su éxito.

El Ejército Popular de Liberación.

El mayor ejército permanente del mundo.

400 años después de Xi Yi Wang, sigue siendo conocido

como la Gran Muralla de Hierro y Acero.

Robin Yates ha venido a conocer al comandante general Zaho Shing,

en su base del centro de china.

Es la primera vez que un académico occidental

es autorizado a adentrarse en el corazón del ejército chino.

Zaho también es historiador,

y tiene su opinión sobre el hombre al que considera

el fundador del ejército chino.

(DA ÓRDENES)

500 de los hombres de Zaho

demuestran una parte de su entrenamiento básico,

las artes marciales colectivas.

Una práctica que comenzó Xi Yi Wang.

El general Zaho cree que, fundamentalmente,

hay tres elementos principales en la labor de Xi Yi Wang.

Y el primero, en cierto sentido,

consistió en crear un ejército popular.

El segundo es la importancia del entrenamiento...

y de asegurarse de que el individuo obedezca a su superior,

que ponga a su servicio sus ojos, sus oídos,

su corazón y sus piernas y brazos.

La tercera parte es que todos esos hombres han de trabajar

como uno solo.

Y el ejército chino moderno ha sido entrenado igual.

La moral o el espíritu,

la tecnología y el entrenamiento físico

han de trabajar a la par.

Y el principal logro de Xi Yi Wang

consistió en entrelazar estos tres elementos

para crear un nuevo tipo de ejército.

(GRITAN)

Xi sabía que el primer requisito de toda defensa de la nación

sería poner en pie un ejército viable.

Y aunque aún no lo sabía,

sería la piedra angular de la Gran Muralla China.

Pero no sería fácil plantar esos cimientos.

En cierta ocasión, Xi se enfrenta a la derrota

cuando trata de reconquistar una posición

de los piratas japoneses.

Sabedor de que la disciplina lo es todo

a la hora de garantizar el éxito de su nuevo ejército,

Xi ha de decidir lo lejos que está dispuesto a llegar

para inocular esa disciplina.

Una cosa que especifica de forma muy tajante

es que no se puede permitir que un solo soldado se eche

para atrás o tenga miedo.

Porque eso afectaría a la disciplina y a la moral de toda la unidad.

Así que ordena que cualquier soldado que retroceda...

sea abatido, especialmente los oficiales.

-¿Por qué os retiráis?

¡Volved a luchar!

¿Quién ha dado la orden?

-El líder dice que son mejores que nosotros.

-¡Tú! ¡Quiero ahí!

Bueno...

Podéis morir como perros...

o luchar como hombres.

Pero nunca corráis.

¡Adelante!

(TODOS GRITAN)

Las actitudes y la disciplina que Xi inculca a su ejército

le vale una victoria tras otra sobre los japoneses.

Es el primer éxito indiscutible en casi un siglo de lucha

contra las distintas amenazas a las que se enfrenta

el ejército chino.

Pero mientras el enemigo del sur está siendo derrotado,

el enemigo del norte ha regresado.

Los mongoles han vuelto.

el anciano emperador ha tratado de revocar los acuerdos comerciales

con los mongoles sin contar con las defensas necesarias

para soportar las represalias.

Una vez más, las defensas han fallado.

las periferias de Beijing están siendo saqueadas.

Han masacrado a decenas de miles de personas.

La labor de responder a la nueva amenaza

recae ahora sobre el ministro Zang Yuhen.

Le mantendré debidamente informado.

Y ahora hay un nuevo inexperto emperador en el trono:

Lon Qing, de solo 31 años.

El emperador vivía en palacio

rodeado de concubinas y eunucos

completamente ajeno a la realidad.

Ese fue, naturalmente, el momento preciso

que escogieron los mongoles para ejercer un poco más de presión

y obtener lo que querían de China.

Zang sabe que tiene que acabar, de una vez por todas,

con el problema mongol.

Así que acude al joven soldado al que apadrinara 17 años atrás,

el ahora general Xi Yi Wang.

A finales de 1567, tras llevar a cabo con éxito

su misión en el sur, Xi Yi Wang vuelve al note,

a Beijing, encabezando su ejército victorioso.

Ya está listo para superar el desafío definitivo:

derrotar a los mongoles.

Recuerda su primera reacción instintiva

al salvajismo de estos.

Hemos de enseñarles una lección

que retumbe en los confines del mundo.

Pero Xi ya no está seguro de que un ejército

sea, por si solo, suficiente.

los generales habían decidido

que con el número suficiente de soldados y de caballería

en las estepas bastaba para derrotar al enemigo.

Pero el problema es que lo que tendía a pasar

con los planes ofensivos

es que los soldados se desplegaban en las estepas,

y, al cabo de dos o tres días,

se quedaban sin provisiones

y los mongoles los podían derrotar.

Así que Xi Yi Wang se dio cuenta de que necesitaban

un sistema mejor para integrar los diferentes tipos de fuerzas.

Antes de llegar a Beijing,

Xi da con la clave de una nueva solución.

Primero trata de imaginarse

una forma de contener a los mongoles.

Luego comienza a concebir una estructura

que resista a los ataques,

pero deje pasar a sus propias fuerzas

para combatir al enemigo.

Y se le ocurre una imagen.

No una única muralla,

sino capa tras capa de fortalezas conectadas por murallas.

Un basto entramado defensivo.

Un nuevo complejo amurallado.

Lo que hasta el momento eran rocas y tierra comprimida,

serían ahora ladrillos y piedras.

Lo que hasta el momento eran meras plataformas,

serían ahora complejas torres, fortalezas para sus hombres...

con fortines, arsenales, torretas, balizas, refugios

capaces de albergar a miles de soldados.

Y allí, donde dinastía tras dinastía,

habían construido fragmentos de muralla

para mantener a raya a los mongoles,

hoy por fin, en la visión de Xi,

la muralla de los Ming sería de una sola pieza

sin lagunas, sin eslabones débiles.

Y construida a lo largo de una formidable cordillera.

Una fortaleza humana encaramada en lo alto de una barrera natural.

Una gran muralla digna de tal nombre.

El proyecto más ambicioso de la historia de China.

Pero para lograr que la corte financie,

Xi y el ministro Zang Yuhen han de convencer primero

al emperador.

Y este tiene un sin fin de alternativas.

Una fuerza expedicionaria

para invadir la estepa aquí y aquí

y darles una lección.

Y ahora tenemos los medios con el ejército.

-Sí, ganamos.

Pero...

si declaramos la guerra y la perdemos,

entonces...

Sin el ejército no tenemos protección.

Y nos expondremos a la ira de Khan, a toda su ira.

-Tal vez...

debiéramos preguntarle al general por sus intenciones.

-Por favor, dígaselo.

Siempre me he decantado por atacar al enemigo.

-¿Lo ve?

-¿Está de acuerdo con la idea de una campaña ofensiva?

-Creo que hay una solución más eficaz.

En vez de dar caza a los mongoles, dejar que vengan ellos.

-Es lo que hacen, ¡y nos roban lo que quieren!

-Pero si la próxima vez les hacemos pagar un precio inasumible,

se lo pensarán.

-En el fondo, es una cuestión básica de economía.

-Es aún más básico.

Si vienes a robarme a casa, y yo sé que vienes

y te espero armado,

puedo golpearte con todas mis fuerzas

en un lugar donde yo estoy protegido.

Mi solución consiste en usar mi ejército,

el más poderoso que haya tenido esta nación,

como fuerza de repulsión.

-¿Y dónde estaciona su ejército, general?

-No.

En la muralla.

La clave es alzar torres huecas, 3000 torres.

Cada una con un pelotón de 50 soldados...

conectadas con un sistema de señales para advertir del enemigo.

-¿Y quién pagará esa nueva muralla y es ejército?

-¿Quién paga ahora?

¿Quién paga nuestra incapacidad para defendernos?

Esta muralla

no se asemejará a nada antes visto.

Será una entidad viva que respira.

Si mis hombres no están para defenderla,

entonces yo no puedo protegerlos a ustedes.

Todo el mundo sabe que el coste de construir

una muralla a la escala que propone Xi

será astronómico.

Pero ofrece la posibilidad de acabar, de una vez por todas,

con el problema mongol.

El emperador da su consentimiento.

La muralla será construida.

Estamos en 1569,

y el proyecto de gran muralla de Xi Yi Wang

comienza con unos ladrillos.

Se crearon cientos de fábricas de ladrillos

para aprovisionar la primera fase de la construcción de la torre.

En el momento de mayor producción,

una fábrica media produce medio millón de ladrillos

Para lo que se requieren cinco kilos de tierra y cal

y siete kilos de madera por unidad.

No hay una fórmula secreta para fabricar los ladrillos.

Cada planta ha de hacer uso de materiales locales

cocidos con la leña de los bosques.

Pero al estar destinados a la gran muralla,

todas han de ser de la mayor calidad posible.

En este ladrillo pone: "Año 12 del reinado de Wanli",

es decir, 1584.

Y aquí, "Gundin",

que es una localidad en el oeste de la provincia

de donde procede esta planta militar.

Las inscripciones nos dan detalles del proyecto.

Y el objetivo es que las personas encargadas de su ejecución

asuman la responsabilidad de en caso de que algo le pasase

a la muralla al cabo de tres, cinco u ocho años.

David Spindler ha viajado al extremo oriental

de la Gran Muralla en Shanhaiguan,

donde 500 años después de su construcción,

parte de la muralla está siendo reconstruida.

Las obras de reparación le dan Spindler la oportunidad

de estudiar el interior de la propia estructura.

Dentro de la muralla hay un muro de tierra apisonada

con capas y capas de tierra de unos 15 centímetros de grosor,

creando una muralla como la que vemos aquí.

Más adelante, se usaron ladrillos en la construcción de la muralla

durante la dinastía Ming.

Y para ello, simplemente, se añadieron los ladrillos

al muro exterior preexistente de tierra apisonada.

Los ladrillos son de este tamaño,

unos 40 centímetros de largo.

Y entre ellos está esta argamasa.

Está hecha de cal curada o apagada,

es decir, curada en un horno con agua.

Las ventajas de usar ladrillos como método de construcción

es que tienen un tamaño estándar.

Son fáciles de transportar

y se puede construir en toda clase de terrenos.

Se puede construir en un terreno empinado

y que se sostenga.

Se pueden construir troneras, levantar almenas,

esas aberturas en forma de U

por las que pueden mirar los arqueros.

El ladrillo tiene la ventaja de ser muy flexible.

Para llevar esos ladrillos a los distintos lugares,

hace falta un ejército de peones.

El propio ejército de Xi Yi Wang.

Zenshu comenzó su carrera militar en el sur.

Pasó de campesino a soldado profesional

del nuevo modelo de Xi Yi Wang.

Ahora, al igual que miles de sus camaradas,

está en la frontera norte del país construyendo la muralla.

Aquí tenemos un ejemplo de los ladrillos

que se usaban en el proyecto de construcción

de la muralla a finales de la dinastía Ming.

Es muy pesado, pesa unos 20 kilos.

No sabemos cómo lo transportaron.

En mis lecturas solo he visto una referencia

a un caballo de tiro con esa tarea.

A parte de eso, es probable que se usase mucha mano de obra.

Si me enfrentase a la tarea de subir uno de estos por la muralla,

no creo que me gustase ese trabajo.

El plan de Xi conlleva la construcción

de 3000 torres a intervalos de unos pocos cientos de metros

a lo largo de una muralla de 1000 kilómetros de largo,

diez metros de alto y tres metros de ancho.

En algunos puntos, se añaden nuevas torres

a viejos tramos y se reconstruyen los muros.

En otros, las torretas sólidas son reemplazadas

por torres abiertas entre las que se construyen

nuevos muros.

Pero la muralla siempre sigue una línea estratégica

bordeando las cumbres de las montañas.

Para esta monumental tarea,

Xi solo tiene cinco años.

Y cuenta con 20 000 hombres.

Así que Xi decide

que para logarlo tiene que organizar a sus hombres.

Debe ordenarlos en compañías de unos 250 hombres cada una.

su ejército va a construir 70 torres.

Eso quiere decir que cada unidad, cada compañía,

ha de construir una torre cada cinco días.

Esos hombres tuvieron que trabajar día y noche sin descanso

durante todo un año.

Pero Xi tenía la gran ventaja de usar a las mismas tropas

a las que había disciplinado,

entrenado y formado personalmente.

Y podía confiar en un capacidad para construir la muralla

dentro del plazo que le había asignado la corte.

El proyecto de erigir la gran muralla

es el más ambicioso jamás emprendido por el imperio Ming.

Para finales de 1570, consume más de tres cuartas partes

de los ingresos del gobierno.

Pero hay otro coste que no figura en los libros de cuentas:

el coste humano.

Estaban lejos de sus familias,

trabajaban juntos en unidades.

Debió de ser un trabajo muy duro, sumamente difícil.

Un trabajo durísimo, indescriptiblemente agotador.

Xi se ve presionado para llevar a cabo la misión.

Y la única fuerza de trabajo que no le fallará

es su propio ejército.

Pero hay limitaciones.

La malnutrición, el agotamiento y la enfermedad

pasan su inevitable factura.

Para los que mueren lejos de sus hogares,

sus compañeros se convierten en su familia.

Y hacen una colecta para pagar su viaje al otro mundo.

Donde, por fin, podrán descansar.

Hoy hemos enterrado a Fomi.

Era del sur.

Como yo.

Tenía una familia...

en algún lugar.

Amor mío...

estamos tan hambrientos y agotados todo el tiempo...

que, a veces, me digo que la muerte sería un alivio.

Pero sería traicionarte.

Sigo adelante por ti.

Vamos a quedarnos para servir en la muralla

cuando esté terminada.

Así que, aunque sobreviva a la construcción,

puede que me tenga que quedar a defenderla.

Durante siglos,

los obreros Zen Tsu han sido los héroes olvidados

de la muralla.

Apenas hay constancia de quiénes eran

y de dónde venían.

Casi no se habían conocido los testimonios de estos hombres...

hasta hoy.

Wang Tao es un arqueólogo de la universidad de Londres.

Está acostumbrado a escarbar en el suelo

en busca de indicios del pasado.

En la Gran Muralla se enfrenta a un desafío.

Los hallazgos más reveladores no se encuentran

tanto en los ladrillos como en los desencintes

de quienes los colocaron.

A ellos ha venido a ver.

Acompañado por el historiador local Zang Hestkan,

Tao visita las afueras de una aldea al este de Beijing:

Dongiakou.

Zang lleva a Tao a mil metros de altura,

en un viaje al proyecto de construcción

de la muralla 500 años atrás.

El pasado subsiste aquí gracias a los esfuerzos de gente como Zang.

Hace 40 años, descubrió los registros de cada torre

tallados en estela de piedra en su interior.

Las propias piedras

fueron retiradas durante la Revolución Cultura,

pero no antes de que Zang hiciese copias.

La estela de piedra más importante

se colocó en una de esas torres, en esa de allí.

En ella figuran los nombres de todos los oficiales importantes

implicados en la construcción.

Incluido el propio general Xi Yi Wang.

Y detrás están los nombres

de todos los trabajadores ordinarios,

albañiles, carpinteros...

De todas las personas relacionadas con la construcción.

Sus descendientes podrían vivir en la aldea.

Por lo que forman parte de la historia local.

Zang está especialmente orgulloso del final de la escalada.

Es lo que hace que este tramo de la muralla sea único.

Cara torre del distrito le debe su nombre

a una familia de la aldea.

El señor Zang dice que esta es la torre de la familia Zang,

y fue construida por el general Xi Yi Wang.

Reclutó a unos 9000 soldados del sur

de varias localidades de China.

Y el antepasado del señor Zang estaba entre esos 9000 solados.

Por eso la torre se conoce como Torre de la familia Zang.

Las biografías de los soldados solo pueden conocerse hoy

gracias a la memoria viva de los aldeanos.

Y como cada nombre de la aldea, tiene una torre asociada

y una historia.

Zang empezó a llevar un registro de la historia oral de la aldea

familia por familia.

Empezando por el señor Loa Yanhua.

Lo interesante es que la tumba del tatarabuelo del señor Loa

aún está aquí, muy cerca de la muralla.

Y data de la dinastía Ming.

Hay más de 20 generaciones

conviviendo en esta aldea.

Todos vinieron aquí del sur.

Y no se mezclaron con los lugareños procedentes del norte.

Ahora están contando

que un año hubo una hambruna

y no había nada de comer.

Y todos los lugareños

venían a la torre de la familia Zang

y a la torre de la familia Loa.

Y empezaron a disputarse la poca comida que había

para sobrevivir.

Y me imagino que, probablemente, murió mucha gente.

Para todo proyecto monumental,

la disciplina de equipo es fundamental.

Y cuando, por la razón que sea, se rompe...

ha de ser restaurada.

Por doloroso que sea, hay que dar ejemplo...

¡Rápido!

...por el bien de la muralla.

De rodillas.

¡Al suelo!

¡Desenvainad!

-¿Qué está pasando?

¿Habéis parado de trabajar?

-¡Esperen!

Señor,

hubo una pelea.

Vamos a castigar a los cabecillas.

Pero no se preocupe, recuperaremos el tiempo.

-Eso depende de las veces que hagáis esto.

¿No tenéis suficiente trabajo para, encima, luchar?

Tú.

¿Cuál es tu escusa?

-Nos dan poca comida.

Nos matamos y nos tratan como esclavos.

¿Es lo que somos?

-No.

Sois mis soldados.

Trabajadores a sueldo.

-Nos pagan la mitad.

¿Y para qué sirve si estás muerto?

-Trabajáis para proteger el imperio.

Y sí, hay adversidades,

pero como soldado,

estoy preparado para sacrificarme.

Dar mi vida

para proteger mi patria y a mi gente.

Los que habéis luchado a mi lado

sabéis que significa el ser un soldado.

-¡Todos están dispuestos a morir para proteger a su familia

y su hogar!

Pero están a miles de kilómetros.

Y aquí solo vemos ladrillos y piedras.

No es campo de batalla.

¡Ni siquiera es nuestro hogar!

¡No es más que una inmensa lápida para un millón de tumbas!

-¡De rodillas!

¡Desenvainad!

-Señor...

-De la orden.

(PIENSA) "La muralla no se va a construir sola.

Y tampoco se va a defender sola".

Que vuelvan a trabajar.

Dadles algo de comer.

¡Ya!

-Envainad.

Soltadlos.

-El nuevo diseño de Xi

era revolucionario, en cierto sentido.

Empleaba una forma estructural novedosa.

Pero Xi se dio cuenta de que, sin hombres para construir

la muralla y explotar todo su potencial,

no valía absolutamente nada.

Xi da la orden de que se permita que las familias de los soldados

se reúnan con ellos y se asienten a lo largo de la gran muralla.

Tras convertir en soldados a los campesinos,

se asegura de que esos soldados puedan vivir,

trabajar y luchar por sus hogares.

El hecho de que esté aquí alguien como el señor Loa

es la prueba de que esta política funcionó.

Pero tal y como descubre Wang Tao,

su éxito se debió, en gran medida, a la valentía

y la capacidad de aguante de los propios hombres.

En Dongjiakou,

la hambruna había hecho peligrar las vidas de sus soldados

y el futuro del proyecto,

hasta que el ancestro del señor Loa dio con una solución.

Cuando llegó aquí su antepasado,

había racionamientos de comida

y la gente se peleaba por lo poco que había de comer.

Entonces, descubrieron el albaricoquero.

En antepasado del señor Loa y otros soldados

empezaron a recolectar albaricoques salvajes

para comérselos.

Y más adelante, decidieron plantarlos.

Así que reunieron un montón de albaricoques

y los plantaron a lo largo de la muralla.

Y como se puede ver por toda la montaña,

el paisaje está plagado de albaricoqueros.

Y para el antepasado del señor Loa,

este gesto no solo le permitió conjurar la inanición,

sino que garantizó que su familia permaneciese aquí

durante los siglos venideros.

La tumba del ancestro del señor Loa

se encuentra directamente al pie de la torre familiar.

Su inscripción apenas es visible después de 500 años.

Pero para Wang Tao,

es una oportunidad de conectar con uno de los verdaderos autores

Esto es extraordinario.

Es la tumba ancestral de la familia Loa.

Y el título indica la importancia,

la suma importancia de su antepasado.

"El señor Loa yace aquí".

Y está claro que el ancestro de la familia,

el señor Loa,

era el comandante de la guarnición de esta torre.

Y por eso se la conoce como la Torre de la Familia Loa.

Es una historia familiar, personal que yo desconocía.

Y el hecho de estar ahora junto al señor Loa,

el descendiente del soldado Loa,

al lado de la Torre de la Familia Loa,

me ha permitido comprender mejor toda esta historia.

Y también ala gente que forma parte de la historia de la muralla.

Me siento como si formase parte de esta historia.

Hoy, la familia Loa viene a honrar a su ilustre ancestro

con ofrendas a su espíritu.

Y a plantar un albaricoquero en su memoria.

Un memorial dedicado a uno de los soldados

que ayudaron a construir la Gran Muralla China.

En 1575,

las primeras secciones de la muralla de Xi Yi Wang

estaban terminadas.

Su sueño se está convirtiendo en una realidad

sólida e inexpugnable.

Apostado en ella está su ejército,

al que ha formado para explotar su fuerza.

Un ejército que ya cuenta con 20 000 hombres...

que le son leales.

El joven soldado que soñaba con servir al imperio...

ha creado el sistema de defensa definitivo.

No es solo el proyecto más ambicioso de esa era,

es también el más caro.

Y más vale que funcione,

ya que el destino de toda una dinastía

depende de su éxito.

A mediados de 1570, la Gran Muralla avanza

al ritmo de una torre cada cinco días.

Sin embargo, Xi Yi Wang sabe que será puesta a prueba

por un ataque mongol antes de estar acabado.

En los archivos de Beijing, hay una excepcional serie de mapas

que muestran el diseño de las defensas

de la Gran Muralla de Xi.

Al noroeste, vemos que hay un puerto entre dos montañas,

a través del que solían pasar los mongoles para comerciar

o saquear.

Luego, hay una serie de puestos de observación.

Hay una serie de torres

que son balizas de señalización

y están en lo alto de una cadena de colinas.

Y luego está la Gran Muralla con todos sus fuertes.

Luego, detrás de ella,

están los cuarteles generales de varias brigadas de soldados

de Xi.

Si hubiera un ataque,

avanzarían hasta la Gran Muralla para defenderla o más allá.

Lo que consiguió desarrollar Xi fue un sistema muy complejo.

La Gran Muralla funcionaba de distintas maneras.

Y los hombres tenían que tener una comprensión de su función

dentro del sistema total.

Zen Tsu forma parte, ahora, de la línea defensiva de Xi,

en una unidad de observación situada frente a la muralla.

Una de las mayores innovaciones de Xi

ha sido introducir los cañones,

copiados de modelos occidentales y, ahora, fabricados en China.

Son parte de la defensa.

Su labor consiste en interceptar y ralentizar todo ataque

a la vez que advierten a las defensas de la muralla.

Nadie sabe hasta qué punto funcionará este nuevo sistema.

Pero en este 10 de marzo de 1575, se materializa en la estepa

la oportunidad idónea para averiguarlo.

(Griterío)

¡Están llegando!

¡Preparaos! ¡Organizaos!

Mientras los jinetes mongoles cargan contra las defensas exteriores,

dentro de la muralla, el sistema de alarma desencadena

una reacción para la que llevan tiempo entrenándose.

Los hombres y los cañones son movilizados

en cuestión de minutos.

¡Fuego!

La misión de las unidades avanzadas es ralentizar el ataque.

Pero los mongoles tienen la mirada puesta en una presa mayor.

los asentamientos en torno a la cuidad de Dongjiakou...

donde está el propio Xi Yi Wang.

Detrás de los muros,

el sistema de alerta ha advertido a la principal guarnición

que puede movilizar una fuerza de contraataque.

Es la hora de verdad para Xi y su muralla.

Nadie sabrá nunca si la fuerza invasora

trató de escalar la muralla

o penetrar por un tramo inacabado.

Según los recuentos históricos,

las fuerzas de Xi lograron retener a los invasores

más allá de la muralla.

Donde su superioridad militar logró imponerse.

(Griterío)

Cuenta la historia, también, que tomaron prisioneros mongoles.

Entre ellos, el hermano del líder mongol

Zhang Han.

La victoria en la batalla de Dongjiakou

es un momento definitorio para Xi Yi Wang.

Ha demostrado que su sistema para la Gran Muralla,

poner al frente inspirando la victoria,

funciona.

los que había criticado el proyecto se ven silenciados,

al menos de momento.

Y la muralla es declarada un éxito.

Por su heroísmo personal,

Xi se ve recompensado con dos kilos de plata

y la gratitud personal del emperador.

Es un comienzo prometedor.

Pero Xi Yi Wang tiene la mirada puesta en el futuro.

Cuando la muralla esté terminada, por fin,

él será el guardián del sector norte.

Y podría convertirse en algo más que un general.

Unos pocos días después de la batalla,

se le presenta la oportunidad de desempeñar un papel político

cuando el líder mongol, Zhang Han,

regresa a la muralla para negociar la liberación de su hermano.

¿Está vivo?

-Sí.

-Si hiciese una oferta para rescatar a mi hermano,

¿con quién debería hablar?

¿Con el emperador?

¿A través de usted?

¿O con usted?

-Conmigo.

-Cuánto me costará rescatarlo.

-Lo soltaremos...

si nos deja en paz.

Si nos garantiza que no vamos a tener que volver a luchar

para expulsarlos.

Sí.

Lo haremos.

A pesar de acuerdo,

la misma tribu incumplirá su palabra y volverá a pagar.

Pero una vez más, serán derrotados por la muralla.

Irrompible y amenazante,

la muralla parece lanzar un mensaje claro e inequívoco:

que el imperio Ming es capaz de defenderse

y eso es lo que piensa hacer.

Y con el paso del tiempo,

la seguridad creciente trae algo nuevo a la frontera:

los primeros atisbos de paz.

En algunas de las torres de Dongjiakou,

aparecen señales inequívocas de domesticidad.

Lo que demuestra, claramente, que los soldados tenían

tiempo y ganas de decorar sus hogares.

Quizá, tal y como cree Wang Tao,

por influencia de sus mujeres.

Antes de venir aquí, pensaba que estas torres

eran meras torres militares.

Ahora, al visitarlas,

me he dado cuenta de que son hogares.

Naturalmente, tienen una función de dispositivos militares,

pero si nos fijamos en ambos lados de la muralla,

nos damos cuenta de que no,

de que, en realidad, forman parte de la vida cotidiana de la gente.

Cuando miraban colina abajo,

los soldados veían campos y veían a sus mujeres e hijos.

Y es algo que vemos constantemente a lo largo de la historia china,

gente que se ve desarraigada y rearraigada.

Y creo que la Gran Muralla ha desarraigado a mucha gente,

pero también les ha creado una nueva vida.

Zen Tsu es, ahora, un miembro destacado

de la guarnición de Xi.

y ha instalado a su familia en la aldea en el pie de la muralla,

hoy un próspero asentamiento fronterizo.

Lo que antes era una zona de conflicto

poblada de jinetes y soldados

y hoy una zona agrícola, donde la población está creciendo.

Ese periodo de paz es fruto de la Gran Muralla.

Y esto es lo que le da a Xi confianza para pedir fondos

para terminar el gran proyecto.

De momento, solo se han construido 1200 de las 3000 torres

que planeó inicialmente.

La muralla solo seguirá funcionando, como advierte a la corte,

si se le permite terminarla.

Sin embargo, en Beijing, los costes están disparando ya las alarmas.

De momento, las 1200 torres y los 1000 kilómetros de muralla

han consumido 550 toneladas de plata,

dos veces y media los ingresos del imperio

de la última década.

Para muchos, es la prueba de que el proyecto de Xi

ha sido, desde un principio, excesivamente ambicioso.

Básicamente, Xi había resuelto el problema,

en cierto sentido.

Sin embargo, y precisamente gracias a ese éxito,

al cabo de 15 años de paz, la gente empezó a decir:

"¿Por qué estamos gastando tanto dinero y esfuerzos

en combatir algo que no deja de ser un simple incordio?

Que haya un par de incursiones de los mongoles de cuando en cuando

no es tan problemático".

Ajeno a las preocupaciones de la corte,

Xi ya tiene la mirada puesta en la siguiente fase.

Acude, una vez más, al hombre que siempre lo ha apoyado.

Que siempre ha movido los hilos de la corte para facilitar

los fondos que necesitaba, en gran secretario Zang Yuhen.

Pero cuanto más exige Xi a Zang

y más intenta darle Zang a Xi,

más ve la corte el poder de ambos como un amenaza.

Xi y Zang Yuhen

tenían enemigos en la corte.

Y se habían limitado a esperar el momento oportuno.

Y llega su momento.

Hay un nuevo emperador en el trono, y está dispuesto a escuchar

a estos nuevos consejeros.

El gran peligro, como ha ocurrido siempre a lo largo

de la historia de China,

era que un cortesano poderoso se aliase con un general

igual de poderoso.

Es decir, la alianza de un elemento militar

con un elemento civil.

En China siempre ha sido lo que ha precipitado

la caída de las dinastías.

Tras buscar munición para destruir la alianza entre Xi y Zang,

sus enemigos la han encontrado

en la contabilidad de la Gran Muralla.

Gran secretario.

-Espero que no vengas a pedir más dinero.

Porque no te puedo ayudar.

¿Sabes lo que están diciendo sobre mí?

"El gran secretario Zang ha engañado a su alteza imperial.

Ha acribillado a la población con impuestos,

ha aceptado sobornos a cambio de cargos gubernamentales

y ha colocado a sus esbirros".

Se referían a ti.

-¿Y qué les has dicho?

-Yo les dije que esos esbirros...

son los que preservan la seguridad del imperio

y la seguridad de su alteza imperial.

-¿Qué quieren? ¿No querían protección?

Pues la protección cuesta.

Uno se da cuenta de su valor cuando no funciona.

Diles que necesitamos más torres.

-Ni hablar.

Ahora estoy imputado por corrupción.

¿No lo sabías?

Solo falta la firma del emperador para que la condena sea firme.

-¿Y qué debo hacer yo?

-Yo, de ti...

me alejaría de mí.

Como antiguo tutor del emperador,

Zang evita ser condenado, de momento.

Pero en los años por venir,

el aliado de Xi vivirá sometido a un ataque incesante

hasta que, desgastado por la presión,

Zang Yuhen muere.

La alianza que forjó la muralla se ha roto.

Ahora que su único aliado político ha muerto,

el propio Xi está expuesto a los ataques.

Y el arma más eficaz a disposición de sus enemigos

es su alianza con Zang.

Un examinador provincial que trabajaba para Zang

ha confesado que colocaba a dedo a sus candidatos

a los puestos imperiales.

En la corte, los delitos de Zang son reexaminados

y se descubre una conspiración con Xi.

En un claro intento de crear una atmósfera propicia

para un golpe de estado inminente.

Además, y cito textualmente,

"El general Xi Yi Wang

tendrá su ejército a su disposición".

Solo podemos especular...

que, antes de su muerte, el gran secretario Zang Yuhen

conspirase para hacerse con el trono.

-Me cuesta mucho creer

que mi antiguo tutor

tuviese la intención de usurpar mi trono.

Sin embargo...

está claro...

que él y su comandante jefe, Xi Yi Wang,

tenían la capacidad de hacerlo.

Es una perspectiva preocupante.

Lamento el fallecimiento del gran secretario.

Y tan solo puedo suponer

que se vio cegado, en su vejez,

por la apabullante ambición de Xi Yi Wang.

Xi ha violado el principio divino del equilibrio.

Ya está bien de ceder

a las exigencias.

Basta de construir... murallas.

-¡Posición!

¡Uno!

En los años que han sucedido a la caída de Zang,

la vida en la muralla ha seguido como siempre

para los soldados rasos.

Sin embargo, en Beijing, los enemigos políticos de Xi

no han permanecido de brazos cruzados

y están dispuestos pasar la la acción.

Xi posee años de correspondencia con Zang,

donde este le promete su apoyo personal

y apunta a acuerdos sellados entre bambalinas.

Palabras que, en las manos equivocadas,

pueden tergiversarse y pasar por conspiraciones.

Así que Xi hace desaparecer la correspondencia.

Y así quedan borrados toda una vida de amistad

y el registro de su colaboración para erigir la muralla.

Fue la ambición de Xi la que lo movió a construir

la muralla para proteger al emperador.

Ahora, el imperio teme tanto su ambición,

que está dispuesto a deshacerse de él.

La única pregunta que queda pendiente

es cómo lo hará.

Si lograsen acusar a Xi de traición,

lo llevarían a juicio.

Y su caída en desgracia se vería seguida

por una ejecución en privado.

Pero ahora Xi está dispuesto a defender su carrera.

El comandante regional Xi Yi Wang

ha de renunciar a su cargo con efecto inmediato.

Los había subestimado.

No habrá juicio alguno.

No tendrá la oportunidad de contar la verdad a un juez.

Será destituido discretamente.

(GRITA EN CHINO)

Para los soldados rasos, como Zen Tsu,

el fin de Xi es un despropósito.

El ejército está perdiendo a su padre.

General.

-No me recuerda.

El gran capitán se ha ido.

Xi Yi Wang se retira a su aldea natal.

Al cabo de un año muere.

Deja, tras de sí, un millar de kilómetros

de muralla y torres.

Es la línea defensiva más completa de toda la historia de China.

Pero todavía no está terminada tal y como la había concebido.

Y él ya no está presente para logar que funcione.

Xi Yi Wang era el corazón y el alma de la muralla.

Hacía falta un hombre con la visión de Xi

para idear una muralla que no fuese solo una barrera estática,

sino un arma ofensiva contra los mongoles.

Ahora que Xi no estaba,

los Ming se retiraron sin más detrás de su muralla.

El verdadero problema es que los Ming

dejaron de enterarse de lo que estaba ocurriendo

fuera de la muralla.

los mongoles se estaban aliando con un nuevo enemigo:

el Imperio Manchú,

que aspiraba ser la nueva dinastía en el poder.

Estamos en 1644.

Han pasado más de 50 años desde la muerte de Xi Yi Wang.

El sistema de la gran muralla que construyó sigue en pie.

Sin embargo, detrás de ella,

el imperio se está desmoronando.

Lastrado por el peso de los costes de defensa.

Ahora, la corrupción en la corte, el deterioro del ejército

y las revueltas campesinas han llevado a la dinastía Ming

prácticamente al borde del colapso.

Y más allá de la muralla,

el ejercito Manchú se está acercando.

Los manchúes eran una fuerza mucho más organizada

y unificada que los mongoles.

Se movían de forma sistemática y lanzaron ataques contra China

en 1636 y 38

para hacerse con el control del Imperio Chino.

Procedentes de nordeste, los manchúes se aproximan

a la Gran Muralla en Shanhaiguan.

El historiador David Spindler

entra a la ciudad desde el lado chino,

rumbo a la entrada más fortificado de la historia de la muralla.

En su día, se conoció como "el primer portal bajo el cielo".

Fue aquí donde, por fin, el 27 de mayo de 1644,

la Gran Muralla fue traspasada...

sin que se derramase una sola gota de sangre.

Ese mismo día,

a 500 kilómetros al oeste, en Beijing,

el emperador Chongzhen,

16 emperador de la dinastía Ming,

abandona su palacio por primera y última vez.

Su imperio, minado por las revueltas y la corrupción,

está en banca rota.

Y él está borracho.

En la primavera de 1644, Beijing, la capital del imperio,

había sido tomada por un líder rebelde chino.

Así que, en aquel entonces,

el Imperio Chino no era una entidad en funciones.

El país estaba sumido en el caos.

Ahora que el ejército manchú se está aproximando a Shanhaiguan,

dentro de la ciudad, los rebeldes chinos

han tomado el control.

Y el comandante de la guarnición recibe la orden de rendirse.

Estaba contra la espada y la pared, en un sentido bastante literal.

Y pidió ayuda en el exterior de la muralla.

Lo cual es bastante irónico,

porque se supone que los muros

se construyen para defenderse de los de fuera.

Las defensas más inexpugnables de la historia china,

que nunca han sido tomadas por la fuerza,

se abren ahora para dar paso al enemigo.

En un último intento desesperado

de salvar a un imperio en decadencia.

Es emocionante estar en este lugar cuando se sabe lo que sucedió aquí.

Estamos en uno de los tres sitios por los que irrumpieron los manchúes

el 27 de mayo de 1644.

Invadieron el país y se quedaron en él.

Y lo gobernaron durante los siguientes 200 años

más o menos.

(LLORA)

El fin de la era Ming

conlleva el fin del experimento de la Gran Muralla China.

Los siglos venideros se verán marcados

por más amenazas externas.

Pero esta vez, las invasiones no vendrán por tierra del norte,

sino del basto mundo que hay más allá de los océanos.

Así que, durante siglos,

los materiales de la muralla se han estado deteriorando.

Hoy, el esqueleto del gran dragón

es todo lo que queda de la bestia que un día coleó.

Pero su espíritu sigue vivo.

No solo en sus ladrillos y en sus piedras,

que hoy están siendo restaurados a lo largo de cientos de kilómetros,

también, en la Gran Muralla de hierro y acero,

el moderno ejército que protege la China actual...

y, en última instancia, en el propio pueblo chino.

Me siento abrumado, emocionalmente,

frente a una creación como esta,

que ha sobrevivido tantos cientos de años.

-La Gran Muralla significa mucho para los chinos a día de hoy.

Es un símbolo de la fuerza, de su historia,

de su cultura,

pero también de su futuro.

Creo que hay que reconocer

que es una extraordinaria proeza

del pueblo chino.

Documaster - La Gran Muralla china

01:39:38 13 oct 2017

El historiador David Spindler ha estudiado la evolución de la Gran Muralla China y de las fuerzas que la conformaron, una de ellas fue el pueblo mongol. Esta película traza la historia de la mayor estructura defensiva jamás construida e ideada por Qi Jiguang, un soldado del ejército imperial.

El historiador David Spindler ha estudiado la evolución de la Gran Muralla China y de las fuerzas que la conformaron, una de ellas fue el pueblo mongol. Esta película traza la historia de la mayor estructura defensiva jamás construida e ideada por Qi Jiguang, un soldado del ejército imperial.

ver más sobre "Documaster - La Gran Muralla china" ver menos sobre "Documaster - La Gran Muralla china"

Los últimos 63 documentales de Documaster

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 50:57 pasado viernes Este primer episodio cuenta el avance inexorable hacia Berlín del ejército soviético, con la captura de miles de soldados alemanes y el desfile de sesenta mil prisioneros en Moscú; el atentado contra Hitler y el suicidio pactado de Rommel; la radicalización del régimen nazi; las diferencias de Eisenhower y Montgomery en el frente del oeste; la caída de la primera ciudad alemana, Aquisgrán, y la contraofensiva alemana en las Ardenas; y la insurrección de los polacos, la consiguiente represión alemana. Los soviéticos en el Vístula y los estadounidenses en el Rhin se preparan para el asalto final. Contenido disponible hasta el 28 de septiembre de 2018.

  • 48:54 pasado viernes El segundo episodio se centra en la entrada soviética en Varsovia en enero de 1945 hasta la capitulación-, la guerra se recrudece, los crímenes de guerra no tienen fin, se atenta contra Hitler, se celebra la conferencia de Yalta, muere Roosevelt, la liberación de los campos de concentración rebelan el exterminio sistemático de seres humanos, se bombardea Dresde y Berlín... El 30 de abril, Hitler se suicida. Contenido disponible hasta el 28 de septiembre de 2018.

  • 00:19 27 jun 2018

  • La Gran Muralla china

    La Gran Muralla china

    1:39:38 13 oct 2017

    1:39:38 13 oct 2017 El historiador David Spindler ha estudiado la evolución de la Gran Muralla China y de las fuerzas que la conformaron, una de ellas fue el pueblo mongol. Esta película traza la historia de la mayor estructura defensiva jamás construida e ideada por Qi Jiguang, un soldado del ejército imperial.

  • 00:14 10 ene 2017

  • 1:45 30 sep 2016 El documental 'El marido de la reina' descubre la historia desconocida del príncipe Philip, duque de Edimburgo y esposo de la reina de Inglaterra, el consorte más longevo de la monarquía británica (95 años). El marido de la reina Isabel II de Inglaterra aparece siempre junto a su esposa en actos oficiales, pero siempre tres pasos detrás de ella como establece el protocolo. Se le conoce como Phillip, el Duque, o Phillip el Griego. ¿Pero qué sabemos realmente de él? La imagen creada de él a lo largo de estos más de 60 años esconde un pasado que pocos conocen.

  • 1:54 23 sep 2016 Primeros minutos del documental que recuerda a las víctimas de los ataques que golpearon a Francia en enero de 2015: 'Charlie Hebdo. Se cruzaron en el camino de los asesinos'. La cinta analiza los atentados a la famosa revista satírica, una imprenta y un supermercado judío, en los que murieron 17 personas, entre ellas famosos dibujantes, policías y ciudadanos judíos. Los testigos de estos hechos dan testimonio de lo que vivieron durante los días 7, 8 y 9 de enero de 2015 en los que una ola de ataques terroristas dejó 17 víctimas mortales. Este viernes, 23 de septiembre, podemos ver el documental completo en Documaster. La 2, a las 00.15 h.

  • 2:52 15 sep 2016 Un viaje por el lejano norte al borde la tierra en busca del planeta blanco. Una ventura por el desierto helado para escuchar los secretos que nos desvela esta tierra helada. Algunos de los lugares más extremos de la Tierra como Alaska, Québec o Groenlandia albergan una fauna única que ha sabido sobrevivir a las condiciones más duras. Este documental ofrece imágenes espectaculares como la vida de las pequeñas belugas o los primeros momentos en la vida de dos crías de oso blanco que se mueven por el hielo. 'Planeta Blanco' se emite en Documaster en La 2 el viernes 16 de septiembre a las 00.45h.  

  • Las Ciudades (1)

    Las Ciudades (1)

    50:56 07 sep 2016

    50:56 07 sep 2016 Documental que explica cómo Roma sirvió de modelo para el resto de ciudades del Imperio y cómo se fundaba una ciudad: la decisión de su ubicación, los rituales, el marcado de su perímetro, la parcelación o el reparto entre los colonos. El capítulo primero se centra en la antígua Tarraco. Histórico de emisiones: 24/10/2015

  • Acueductos (1)

    Acueductos (1)

    57:03 06 sep 2016

    57:03 06 sep 2016 Los romanos decidieron la ubicación de acueductos en algunas de las ciudades más importantes del Imperio. Nos centramos en especial en la ciudad de Nîmes, la antigua Nemausus, y el magnífico reto que supuso dotarla de uno de los más espectaculares abastecimientos de aguas de la antigüedad. Muestra a través de precisas y elaboradas simulaciones por ordenador la obras y la ingeniería necesaria para hacerlo realidad: las técnicas que los romanos emplearon para perforar las montañas, salvar los valles y desfiladeros y distribuir el agua a la ciudad.   Histórico de emisiones: 24/10/2015

  • 2:51 02 sep 2016 François Duvalier estudió para médico pero su vocación desapareció al covertirse en el implacable dictador 'Papa Doc'. Para su tiranía utilizaba el teror y el vudú. Asesinó a 30.000 personas y dejó a su pueblo sumido en el miedo de sus supuestos poderes mágicos. Documaster estrena "La evolución del mal", una serie sobre dictadores.

  • 1:59 23 ago 2016 'La Era de la Estupidez' (The Age of Stupid ) es un documental en clave de ficción que nos invita a reflexionar sobre el trato que estamos dando al planeta y cómo será la vida cuando acabemos con los recursos de la Tierra. ¿Cómo viviremos en el 2055 si no paramos el calentamiento global. Un archivero del futuro, año 2055,  guarda en una torre en alta mar los restos de la humanidad y empieza a ver viejo material de archivo en vídeo desde el año 2008 para entender por qué la humanidad no hizo nada para frenar los efectos del cambio climático cuando aún había margen para revertir el desastre y el colapso de la sociedad. Martes, 23 de agosto, en Documaster.

  • 2:06 12 jul 2016 En la madrugada del 6 de junio 1944, 150.000 soldados aliados cruzaron el Canal de la Mancha inglés para poner en marcha una invasión desde el mar, en el desembarco más grande de la historia. Tenían la esperanza de romper las defensas costeras de Hitler y establecer un frente occidental en la Europa continental. Si tiene éxito, la ‘Operación Overlord’ cambiará el curso de la Segunda Guerra Mundial. La película documental 'Storming Juno' se centra en las horas previas al desembarco de Normandia. Toda la acción está dramatizada y se narra desde la perspectiva de tres soldados canadienses que luchan en las fuerzas aliadas y que fueron los primeros en entrar en combate en ese día histórico. Documaster estrena ‘Storming Juno’ el 12 de julio en La 2 a las 23:45 h. El documental estará disponible A la Carta durante 7 días tras su emisión

  • 2:39 04 jul 2016 Albert y Hermann Goering, hombre bueno, hombre malo; fueron dos hermanos completamente opuestos. Hermann Goering fue un político y militar alemán, un oficial nazi que llegó a convertirse en el número dos en el Tercer Reich. Albert, el hermano más joven, salvó a innumerables personas de la máquina de exterminio nazi, falsificando papeles y apoyando la financiación de los grupos de resistencia y ha sido injustamente olvidado en la actualidad. Un asesino frente a un salvador. Documaster estrena el martes 5 de julio a las 23:45h un docudrama que muestra los momentos más significativos de la vida de los Goering y examina la relación de los hermanos entre sí.

  • 2:15 24 jun 2016 Este miércoles 6 de julio, a las 23:45, podéis ver el interesante documental Cómo el ilustre y desconocido Jacques Jaujard salvó el Louvre, que cuenta cómo el entonces director del Museo lo vació casi por completo ante la inminente llegada de los nazis que tenían órdenes del mismísimo Hitler (artista frustrado) de robar todas las obras de arte que pudieran para mandarlas a Alemania.

  • 2:04 13 jun 2016 Documaster estrena un documental situado en la I Guerra Mundial que se centra en la Batalla de Verdún, en el nordeste de Francia. Fue la contienda más larga de la Primera Guerra Mundial. Duró diez meses, desde el 21 de febrero de 1916 hasta el 18 de diciembre de 1916. También fue una de las batallas más sangrientas por el tipo de armas que se usaron: lanzallamas y el gas venenoso. El capítulo 1 'Apocalipsis. La Batalla de Verdún' se estrena en Documaster el martes 14 de junio a las 21:00 h. El capítulo 2, se emite lo podremos ver el 15 de junio a las 23:45 h en La 2.

  • 2:36 12 may 2016 En este episodio de la serie de documentales que presenta ‘Esposas de dictadores’ se encuentran las primeras damas más discretas y conservadoras, pero no por ello han pasado desapercibidas en los respectivos gobiernos de sus maridos. Ellas nunca han hecho discursos públicos, pero algunas de ellas están acusadas de haber desempeñado un papel oculto afectando a un país entero. La lista de las esposas que protagonizan este episodio son: Agathe Habyarimana, Rachele Mussolini, Eva Braun, Pol Pot’s wives, Sajida Hussein, Safya Kadhafy, entre otras. El tercer episodio,‘Las cocineras del terror', se emite el miércoles 25 de mayo a las 00.00h en La 2. Este capítulo estará disponible a la carta durante 7 días desde su emisión.

  • 2:45 12 may 2016 El primer episodio de ‘Esposas de dictadores’ nos da a conocer las historias de Catherine Bokassa, Michèle Duvalier, Bobi Mobutu y Leila Ben Ali conocidas por saquear las arcas del Estado donde vivían. Todas ellas pueden ser comparados con María Antonieta: Acusados de haber despilfarrado el dinero del Estado o de haber vivido vidas extravagantes gracias al saqueo y abuso de poder. El primer episodio del ciclo de documentales de ‘Esposas de de dictadores’ iniciará el miércoles 18 de mayo a las 00.00h. en La 2. Este capítulo estará disponible a la carta durante 7 días desde su emisión.

  • 2:47 12 may 2016 El este episodio entra en un mundo que nunca se ha mostrado en las pantallas, es el mundo de las esposas de los líderes autocráticos y déspotas sanguinarios. Aquí se encuentran las Primeras Damas que ejercieron el poder de manera casi monárquica y ayudaron a reforzar los regimenes totalitarios de sus maridos. Algunas de estas mujeres se les conoce por los apodos: ‘Araña Negra’, ‘Lady Genocidio’ o ‘Lady Dragón’. Descubre si a Lucia Pinochet, Carmen Franco, Dalia Sotto o Suzanne Moubrark le corresponde algunos de estos calificativos. El quinto episodio, ‘Las reinas sin corona’, se emite el miércoles 1 de junio a las 00.00h. Este capítulo estará disponible a la carta durante 7 días desde su emisión.

  • 1:55 12 may 2016 Quiénes son las esposas de dictadoras? ¿Quienes son estas mujeres que han recibido los apodos de Lucyfer, la araña negra, lady dragón, la aprendiz de fascitas? ¿hasta dónde llegó su poder? ¿qué fueron capaces de hacer? Solo ellas han conseguido en poco tiempo tener, prácticamente, el mundo a sus pies. Se dice que algunas han matado; otras, cuentan con una colección de más de mil pares de zapatos y otras tienen pinturas originales de Picasso o Miguel Ángel. La lista de las Primeras Damas son cada vez interminables, por eso el documental ‘Esposa de dictadores’ lo conforman 5 episodios que se transmiten durante el horario de ‘Documaster’. El primer episodio del ciclo de documentales se inicia el miércoles 18 de mayo a las 00.00h. en La 2. Este capítulo estará disponible a la carta durante 7 días desde su emisión.

Mostrando 1 de 4 Ver más