Dicho y hecho La 1

Dicho y hecho

Viernes a las 23.40 horas

Game show en el que un grupo de 6 cómicos y famosos compiten entre ellos a través de desternillantes desafíos. En cada programa, La Jefa (Anabel Alonso) establece una serie de extraños y surrealistas retos que ponen a prueba la creatividad de los famosos, sacando su lado más travieso y competitivo. Todas las pruebas se entregan en un sobre lacrado. Cada capítulo cuenta con siete pruebas, que realizan todos los concursantes y que La Jefa se encarga de puntuar (con los correspondientes piques y discrepancias). Los puntos se van sumando a un ranking que al final del programa desvelará quién es el ganador del capítulo.

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4565558
No recomendado para menores de 7 años Dicho y hecho - 13/04/18 - ver ahora
Transcripción completa

No se piensen que esto es el discurso de la reina.

Bueno, de la reina de esta casa, sí,

porque aquí se hace lo que yo digo y punto.

Este es un programa de humor

donde seis cómicos se enfrentan cada semana...

¿Perdón?

A una serie de pruebas ingeniosas,

divertidas,

geniales...

¿Yo sueco?

Tú. Yo.

"Tú" es "yo" en tu idioma.

Yo soy tú.

Espectaculares y sorprendentes.

Anabel, dame 6 puntos.

Para ello, cuento con mi ayudante particular,

Corbacho, que guía y acompaña a mis mandados

en la realización de las pruebas...

Te quedan 3,49. Ánimo.

Que les llevarán a conseguir el gran premio de "Dicho y hecho".

Y como jefa que soy, me voy a poner a maquinar

las pruebas que puntuará un jurado muy imparcial.

Yo.

(Sintonía "Dicho y hecho")

(Aplausos)

Buenas noches.

Bienvenidos a "Dicho y hecho"

y hoy prepárense para disfrutar como unos prepúberes con...

¡Todos nosotros!

(Aplausos)

No, Corbacho, conmigo.

Luego ya, si quieren, que lo hagan con el resto.

Perdóneme, jefa, me puede la emoción de seguir una semana más a su lado.

Pónganse cómodos porque hoy venimos con un programa grandioso.

Tenemos nuevas pruebas en Villa Mandona

y en directo en plató, que les harán partirse de risa.

Además, tenemos un invitado,

que seguro les hará pasárselo en grande a ustedes y a mí,

porque fundamentalmente para eso le he traído.

Estará con nosotros en la primera prueba en directo,

Mario Vaquerizo.

(Aplausos)

Los que, por supuesto, llevan ya un rato aquí admirando

la fuerza de mi verbo y la solemnidad de mi rostro

son mis mandados David Fernández, Goizalde Nuñez,

Pablo Carbonell, Leonor Lavado,

Elena Furiase y Secun de la Rosa.

(Aplausos)

A todos ellos, esta semana les he hecho cocinar,

llorar, saltar al potro, atado como a burros,

les he tratado de maravilla.

Están pasando cosas muy fuertes.

-Un muñequito de barro.

-Mientras, puedo ir abriendo los ojos, mucho.

-Está cojonudo.

-Creo que hoy tengo el día demasiado feliz para llorar.

-Tarifa 2018.

(Aplausos)

Les había avisado, hoy venimos fuertes.

Si quieren ustedes comentar lo que va pasando durante la noche,

pueden hacerlo desde las RRSS del programa

@Dichoyhechotve con #dichoyhecho.

Corbacho, para empezar, por favor, súbeme la autoestima.

A sus órdenes, jefa.

Esto es "Dicho y hecho".

Yo soy fan de Anabel Alonso.

Esto es "Dicho y hecho".

Yo soy fan de Anabel Alonso.

(Aplausos)

Me encanta este hit. Empecemos con la primera prueba.

No tiene nada que envidiarle a "Master Chef".

Alta cocina.

Carbonell, no se estrangule con la cortina.

Bienvenida a las cocinas de Villa Mandona.

Ya lo conoce usted perfectamente.

Estoy como un poco hinchado y con la garganta tomada,

pero si no te cantaría un corrido mexicano.

Pero el aspecto es inmejorable.

¿Qué tal se le da la cocina?

Bien, la cocina, más o menos.

Últimamente un poco mejor.

-¿Voy a tener que comer? No lo sé.

Vamos a ver qué sorpresa nos ha deparado la jefa.

¡A ver si va a estar en la campana!

"Crea un sándwich exótico que sea tendencia culinaria".

-"Puedes usar todo tipo de ingredientes".

-"El excedente de alimentos no utilizados

será donado al equipo del programa".

-Tenéis hambre, chicos.

Tengo 15 minutos que comienzan ya.

Lo más importante, Fernández: imaginación.

Aquí tiene usted pan de molde, todo tipo de viandas,

calamares, atún, alubias con verduras,

lentejas a la riojana.

Tenemos productos frescos, frutas, embutidos, verduras, hortalizas.

Chefa, pongo el reloj en marcha. 15 minutos.

¿Tiene alguna idea? No, voy a improvisar.

(Aplausos)

No me digáis que no me invento pruebas para que disfrutéis.

Hacer el sándwich más exótico y original posible.

Además, tenéis todo tipo de ingredientes,

hasta comida de gato de marca.

Es que es usted muy generosa, jefa.

Corbachito, ¿quieres fueron los primeros en asaltar

las viandas de Villa Mandona?

Los primeros fueron la Srta. Furiase y el Sr. de la Rosa,

que se enfrentaron a la prueba según su estado de ánimo.

Pero lo mejor de la prueba, querida jefa,

es el segundo sobre, que les llegará después del primero.

El pan de molde es la base del sándwich.

-Tengo en mente hacer como si fuera una casita de sándwich

que se puede comer la puerta, el tejado, la "casandwich".

-Como estos sándwiches son muy pequeños,

voy a hacer varios que se conviertan en uno.

Me gusta la idea.

Primero, cebolla picada.

Tengo que encender el fuego.

¿Qué querría hacer con la cebolla?

¿Cocinarla? ¿Pocharla?

Manchada pochada.

-Hay que hacer la puerta.

-He leído que el excedente de comida será para el equipo.

Voy a utilizar poco y bien.

Todo lo que yo cocine se va a poder comer

y va a gustar mucho.

-Si la fabada está buena y el chocolate está bueno,

junto está buenísimo.

-A ver qué otros elementos encuentro en la cocina.

Tomate, me vale.

Pimiento, que sabéis que son mis alimentos favoritos.

Me vale.

En realidad me vale todo

porque son alimentos muy buenos y de temporada

y aparte son cosas que nacen de la tierra.

Siempre hay que comer lo que nace de la tierra.

Lo que no nazca de la tierra, pasad bastante de ellos.

-¿Con qué está bueno el humus?

Con plátano.

-Estoy viendo las pruebas.

No quiero hablar mal de los compañeros,

porque son todos excelentes,

pero todo lo que dicen es un poco falso, "off the record".

-Los frutos rojos son muy buenos para la cistitis.

Ahora, hay que ponerle algo que sea vistoso.

-Nadie se imaginaría que vas a hacer un sándwich de albóndigas,

pero yo sí porque he estudiado en una "high school" en Kansas

y ahí las albóndigas se llaman "meatballs".

-Vamos a abrirlo.

Uno aquí, otro aquí y se va a llamar "Casa Flora".

Si te la meten ríe y si se la sacan llora.

Lo siento, no lo puedo evitar.

-Se le mete plátano.

¿Habéis comido en el colegio bocadillo de plátano?

Es muy bueno porque es potasio y el pan es fibra.

Era un bocadillo barato y mejor que una palmera de chocolate.

-Claro, la casa tiene un jardín.

-Por "Dicho y hecho", por ti Anabel y por José,

por la cocina, por el vino español.

¿De dónde es?

Italiano.

Por Italia.

-Caminito de piedra a la casa.

Se nota que no he tenido una infancia bonita,

que no he jugado con muñecas, con casitas.

-No quiero criticar pero van a tirar mucho...

Ya veréis como tiran mucho de crema y comida de gato.

Esto es un alimento que sí que hay que comer.

Esto se come, como diría Verónica Castro,

esto es así, menuda noche.

Tenemos el segundo.

Pongo las salchichas,

le echo un poco de cebolla, albóndiga.

Este sándwich nos salva de una guerra.

Este es mi plato "All day",

para que puedas desayunar, almorzar y comer.

-Madre mía, qué cosa más mona he hecho.

Es como una casa egipcia.

-Sándwich "all day",

para que "all day" puedas tener su sándwich.

-Que disfrute el equipo comiendo.

Hola, estaba presentando mi plato.

Magnífico aspecto y además en tiempo.

Proceda a coger lo que quiera del botiquín.

Un segundo sobre.

Y un bote de bicarbonato.

"Delicioso tu sándwich. Comételo".

(Aplausos)

Hay que estar preparada para todo en este programa.

Muy bonito el Portal de Belén que te ha salido.

Has mezclado chocolate con fabada, plátano con lentejas.

Mi "casasandwich" te lo comes poco a poco,

el pan con su fabada, luego frutos rojos.

Un sándwich se come todo a la vez. Si quieres.

Secun, tú te has puesto fino criticando a los compañeros,

aparte de comer.

¿Por qué te has metido tanto con tus compañeros?

No lo sé, ese día estaba un poco...

Malhumorado.

Me ha gustado mucho la "micasandwich".

Pero se llamaba Casa Flora,

si te la meten ríe y si se la sacan llora.

(Aplausos)

Después de ver estas pruebas y el segundo sobre,

toda la gente estará pensando en sus casas

si la señorita Furiase sobrevivió a la Casa Flora.

Si fue capaz.

Y si De la Rosa fue capaz de comerse su "All day".

Vamos a verlo.

"Cómetelo".

-¿Entero?

De la Rosa, tiene tres minutos.

Aunque todo lo que hay en el plato debe comerse,

en este caso voy a quitar la palmera.

Voy a incorporar el suelo de piedra.

Ahora puede cogerlo y disfrutarlo.

Luego digo que estoy hinchado y no me creen,

pero es que me tocan unas cosas muy fuertes.

Este me gusta.

Las albóndigas se han quedado un poco frías.

-Mamá, para que veas que en mi trabajo como.

Está bueno.

La lenteja con el plátano no está nada mal.

-Salchicha con pimientos.

-La fruta le da un toque frutal.

La fabada te recuerda a Asturias.

-Ya no puedo más.

¿Se rinde? Es que estoy hinchado.

Yo pensé que mi plato iba a gustar y que se lo iba a comer el equipo,

por eso he utilizado cosas ricas.

Si llego a saber que es para mí, me hago uno y voy andando.

Lo he hecho por la gente y por el equipo.

-¿Me lo puedo llevar?

Tengo que comérmelo aquí.

-También te digo que estoy lleno.

Cuanto más me quiero deshinchar, más me hace la vida que me hinche.

Me están pasando cosas muy fuertes.

-Fuera de cachondeo, no está malo.

Está cojonudo.

-Vosotros os lo perdéis.

No se preocupe, es la viva imagen de la salud.

¿Qué tal esa digestión? Contadnos la experiencia.

La lenteja con el plátano no está tan malo.

La fabada con el chocolate tampoco está tan malo.

¿Tan malo como qué? Tan malo como os podéis imaginar.

Lo que pasa que son sabores que no estamos

acostumbrados a mezclar.

A ver si vamos a tener que vivir una guerra.

Nos tendremos que acostumbrar a esos sabores.

Secun, ¿qué tal el "all day"?

Te lo puede decir Corbacho, estaba muy bueno.

Era salchicha, pimiento verde, pimiento rojo, cebolla,

albondiguitas, que es carne, salsa,

tortilla, lechuga, era muy sano.

Estaba muy bueno, te lo juro.

En defensa de Secun, a pesar de estar muy hinchado,

se comió muchos sándwiches.

Y Elena también.

Elena, a pesar de no estar nada hinchada,

se lo comió todo.

A pesar de no haber pasado una guerra.

Esto lo voy a tener en cuenta,

no solo la originalidad y el exotismo de los sándwiches,

sino que os los hayáis zampado, que eso tiene más mérito.

Aunque tú tuviste una tarde movidita con tanta legumbre.

No, que va, para nada.

Gasté tres cajas de Aerored.

Tronaba en Villa Mandona... Sigamos, sigamos.

Hablando de tronar,

vamos con alguien que en esta prueba le tronó un poco,

pero sus neuronas.

La Srta. Lavado y su paja mental en esta prueba.

Está muy loca.

Voy a crear un sándwich, lo tengo ya controlado,

que van a ser las distintas partes de la persona.

Por ejemplo, los distintos ángulos a nivel espiritual,

sentimental y físico.

Voy a hacer mar, tierra, aire, espiritualidad.

Voy a coger caracoles,

que el mar es la parte sentimental del humano,

calamares en su tinta o atún o bonito del norte,

eso sería la parte emocional.

Va a tener tres caracoles.

El calamar es un animal que tiene cosas.

Lo de "en su tinta" es muy importante,

porque es como en su salsa.

Cuando uno está bien emocionalmente, conoce a una persona, se enamora,

está en su salsa.

Luego está el bonito del norte, que la misma palabra lo dice.

Cuando estás enamorado, ves a la otra persona, bonita,

pero bonita del norte, del sur, del este y del oeste.

Nos vamos a la parte física, que es lo terrestre, tierra.

¿Qué tenemos de tierra?

Las olivas rellenas de pimiento.

El olivo de aceituna, no hay nada más terrestre,

más primitivo, más fuerza física que un olivo.

Ya lo decía Antonio Machado, "Olivares de Jaén".

La comida de gato, porque un gato está en la tierra.

Aquí es el nexo de unión, el gato está en la tierra,

pero tiene la habilidad para subir a los árboles.

Por eso ponemos el segundo sándwich, la parte emocional.

Por último, espiritual.

Lo espiritual es viva la virgen, es conexión cósmica.

Es lo que nos vuelve locos a todos, el alma.

¿Quién realiza eso? Las nubes.

Porque la nube está en el cielo, está todo relacionado.

Estoy creando una filosofía que ni Kant.

Aquí es diversión, explosión de colores.

No solo con las chucherías,

si quiero meter un garbanzo, lo meto.

Es como que aquí vale todo.

Aquí me vale cacho de choped y me vale una alubia pinta.

Esto es darlo todo, aquí no hay prisa.

Esto es lo que el alma pide.

Una explosión de...

planetas.

Fijaos que esto lo estoy poniendo, lo terrenal va lo primero,

luego va lo emocional y, por último, lo espiritual.

Solo te digo que el bocado que le des a esto

te va a elevar a todas esas áreas en tu mayor vibración.

Os vais a quedar flipados.

Tengo muchas ganas de verlo.

La decoración es esta.

La sal de la vida.

Muy bien, Srta. Lavado. ¿Está bonito o no?

La he visto muy inspirada en el tema culinario.

Vamos a poner esto delante, para que se vea bien.

Tenía un botiquín preparado por si se cortaba, he visto que no.

Pero vamos a ver si hay alguna cosita que le puede ayudar.

Un segundo sobre.

"Delicioso tu sándwich, comételo".

Y un poquito de bicarbonato.

Vamos a seguir con la prueba.

Que aproveche, a ver cómo sientan los estamentos de la vida.

Le queda un minuto.

Por fin conseguimos que te callaras.

Porque hay que ver qué loro estás hecha.

Dice: "¿Qué echamos del mar?". Los caracoles, que eran de tierra.

Yo me he quedado como tú, flipando.

¿Qué se te pasó por la cabeza cuando leíste el sobre?

Fue lo que me inspiró.

El sobre de comérselo. No el primero, el segundo.

Tú has visto que estoy más delgada.

Llevo dos semanas con cólico nefrítico.

Y eso que lo vendías muy bien, la parte espiritual,

todo cabe, comida de gato, qué rico.

Te voy a decir una cosa,

me sorprendió la comida de gato para bien.

Sabe como a atún marinado.

Si hay que pasar una guerra, también.

No nos avancemos a los acontecimientos,

porque después de ver a la Srta. Lavado haciendo

esta especie de programa de cocina hecho desde un psiquiátrico,

vamos a ver si es capaz de tragarse su propia filosofía.

Y sus propias palabras. Y sus propios caracoles.

Está asqueroso.

Me lo voy a comer, cortamos un poquito.

El resto se lo dejo a Anabel y al equipo.

¿Qué pasa? ¿Qué tienes que ver?

He hecho lo que tengo que hacer, he cortado un extracto de cada uno.

Hay que comerse el sándwich.

¿Entero? Sí.

Pues me lo como, si la vida es actitud.

La vida es así, usted lo ha dicho.

¿Entero me lo tengo que comer?

Si a un gato no le hace daño su comida,

no creo que me haga a mí.

¿En serio me voy a comer esto?

Está más bueno que el atún y más barato.

¿El caracol también lo tengo que probar obligatoriamente?

Con este te voy a dar hasta el gusto.

La sal es de la vida.

La carne de gato me ha sorprendido.

No voy a comer más, porque no me quiero llenar.

¿Prefiere rendirse y dar la prueba por no superada?

Está más que superada.

La prueba es comerse su propio sándwich.

Si me lo he comido. La jefa no lo va a ver igual.

Me lo puedo llevar y me lo como yo.

Haga una cosa, lléveselo

y lo va fotografiando o lo graba con el móvil

y luego se lo envía a la jefa.

Esto me lo como sin problema. Eso seguro que le gusta.

No te preocupes, que yo me las avío.

¿Por qué el bicarbonato? Por si me hace falta.

No vaya a ser que lo necesite con lo que me he tomado del gato.

Que aproveche. Gracias.

¿Se encuentra bien?

Estoy pensando en la filosofía que le he puesto.

Pero me voy convencida.

¡Cómo ha llegado y cómo se va! Lo que es la cocina.

Da que pensar.

(Aplausos)

Menos "Leonor", porque ella, con toda su cara,

dice: "Me lo he comido".

Y se va con el sándwich entero.

¿Por qué se va la Srta. Lavado de la cocina con el sándwich entero?

Ella hizo una promesa y la ha cumplido.

Con fotos y con selfies.

Me lo he zampado entero.

Qué rico.

Ahí está una secuencia.

Tardó tres días.

Pero fue devorando la comida de gato, el atún.

Algún cólico que otro.

Muy bonito el pijama.

Al final, dejó unos restos, pero se lo comió.

Bravo, Leonor.

Estás consiguiendo que me sienta orgullosa de ti.

Se ha ido de la cocina ronroneando.

-Está gatuna desde entonces. Le llaman la "Whiskas".

¿Con quién vamos ahora?

Con Carbonell y con la Srta. Núñez.

Carbonell tiró por el mundo sardina,

la Srta. Núñez tiró por un mundo muy especial

pero no sé si muy comestible.

Voy a coger unos pocos, porque no sé cuántos voy a utilizar,

como exótico que es.

Voy a beber para pasar el trago.

Es muy salado el cubo de Rubik.

-Vamos a hacer un bocadillo de champiñones,

aunque la gente lo considera una verdura, es un bicho, con pesto.

-También cuenta la creatividad. Siempre cuenta en "Dicho y hecho".

Y las formas y los colores.

Es una artista. Sí.

Se me ha ocurrido una cosa, lo voy a ir haciendo.

Porque la sorpresa también es fundamental en la vida,

si no hay sorpresa, vaya aburrimiento.

-Vamos a fabricar un paté de sardinas.

Esto es de la cocina escandinava.

-Voy a hacer una fusión de la tradición,

del chorizo, el embutido, con unas frutas exóticas.

-Primero ponemos un piso de champiñones con pesto.

-Lo voy a cortar en cuadrados.

¿Por qué? Sorpresa.

-Aquí ponemos el queso con sardinas.

-Esto viene muy bien para estirar mientras se cocina,

como estás mucho rato de pie,

así vas haciendo un poco de estiramiento.

-Pimienta blanca y un último toque.

¿Qué ha sido ese toque?

Es un toque de pimentón

para darle el aire gallego que tanto gusta en España.

-Mantequilla, chorizo,

choped, chorizo.

Perfecto.

Vamos a dejar aquí el sándwich

para que podamos apreciar bien esa presentación.

Creí que la siguiente prueba iba a ser comérmelo.

Qué imaginación tiene usted.

Sorpresa.

Sándwich Rubik.

Mire a ver si le hace falta algo de lo que hay dentro.

Bicarbonato sódico.

Por si acaso, y otro sobre.

Otra cartita.

-"Delicioso tu sándwich, comételo".

Veo que está en sintonía con la jefa.

-¡Delicioso tu sándwich! ¡Cómetelo!

-Vamos a intentarlo.

Qué rico.

¿Llora de la emoción o del pimentón?

Es redondo.

Tiene todo tipo de texturas,

aromas, esencias, evocaciones...

De todo el mundo además.

Sí, es un sándwich "Viaja con nosotros".

-Vamos allá.

La fruta la voy a quitar porque es indigesta.

Vamos allá.

Venga, por la abuelita.

-¿Cuánto tiempo tengo?

Diez, nueve, ocho...

Tres, dos, uno, tiempo.

Gracias.

-Se iba a desaprovechar.

Cómo es el ser humano,

porque tenemos dos estilos distintos.

Tenemos a Pablo, un hombre que se deleita,

saborea su sándwich, llora de la emoción,

y tenemos a Goizalde, que es como un cenutrio que engulle,

no mastica,

no sé si le hizo bola la mantequilla.

La mantequilla ayudó para que aquello...

Para que engrasara, para que engrasara.

¿Tú qué tal saboreando?

Eres el que más ha saboreado su plato.

Me lo comí entero. -Tenía muy buena pinta.

-Estaba muy bueno. -Yo te veía comerlo y...

-Yo encantado.

Se comió hasta los lamparones, que se los daba Corbacho.

Y, Goizalde, he de decir que eres

una de las mujeres más elegantes que he visto haciendo eso.

¿Haciendo qué? Haciendo el cerdo.

Haciendo el animal.

Haciendo el animal, el cerdo.

-Un homenaje a Rubik, ¿no? -Sí.

-Todo con bloques. Un poco bestia, ¿no?

David, ya que estás aquí, aunque no has venido hasta ahora,

cuéntanos qué opinas de lo que han hecho tus compañeros.

Hola, David. Hola, te queremos.

Hola, hola.

(Aplausos)

Fernández, ya nos lo contarás después,

porque usted hizo un homenaje al bocata del peón de obra,

pero no me pregunte porqué, jefa.

Vamos a verlo, ya verá.

Sándwich es en inglés, pero en castellano es emparedado,

como decía el oso Yogui.

¿Puedo ir a buscar cosas fuera?

Sí, claro. Toda la casa es suya. Venga, perfecto.

¿Por aquí o por ahí? Por ahí, por ahí.

Los tochos, los tochos.

Ya está.

He conseguido unos ladrillos para hacer un emparedado.

¿Qué te parece, Anabel?

Voy a coger la comida de gato, que me servirá de cemento.

Así le damos una textura de cemento.

Yo trabajé en la obra.

Sigo con el plato.

Una copia chunga de cocinero chistoso.

Madre mía, qué preciosidad.

Falta un poco de presentación, de adorno.

Sí, por supuesto.

El tres.

Hay bengalas.

Yo lo veo tan bonito...

Pero qué preciosidad está quedando.

Sé que de por sí ya es apetecible,

pero quiero darle un poco más de color.

Ya está, ya termino.

Pesto. Un poquito de pesto.

Un poco de pesto de esto.

Me está quedando precioso. Ahora lo enciendo y ya está.

¿Por qué no se encienden?

¡Por favor, que se va a gastar la otra!

¡Va!

Manos arriba. Tiempo. Muy bien, Fernández.

Cuando se acaban las bengalas ya puedes empezar a comer.

He traído un botiquín. Vamos a ver qué hay dentro.

Me fío menos de ti, Corbacho...

De la que no se tiene que fiar es de la jefa.

"Delicioso tu sándwich. Cómetelo".

Es broma, ¿no?

Se lo dejo,

porque igual el bicarbonato lo va a necesitar.

Los seis puntos de la prueba están en juego, Fernández.

Madre del amor hermoso.

Un poquito de pesto y allá voy.

¿Ha mojado bien el pesto?

¡Ostras, soy diabético!

No, es broma.

La comida de gato. Vale muchos puntos probar esto.

Buenísima.

Tiene piedras.

Llevémosle el emparedado a la jefa. Muchas gracias, Fernández.

Voy al lavabo.

Creo que voy a hacer un muñequito de barro.

Hasta luego, Fernández. Hasta luego.

Cuando venga la otra persona...

Esperad a que venga dentro de tres cuartos de hora,

que será lo que tardaré yo en llegar al comedor.

Esto pesa... ¡Ah, ah!

Ay, David...

La verdad es que daban ganas

de hincarle el diente a ese emparedado,

sobre todo al gotelé ese que has hecho con el pesto.

Era bocata de obra.

Esto para comer a lo mejor no. A lo mejor no.

Pero en la feria de ARCO lo expones y lo mismo me dan un premio.

Ya, pero es que era para comer.

Yo esa segunda parte no la sabía y por eso estaba tan callado,

porque he visto que todos han comido y yo quizá un poco menos.

El señor Fernández creo que en esta prueba sí ha comido.

¡Se ha comido un mojón!

Creo que ha llegado el momento de puntuar.

Sí, ha llegado el momento de puntuar.

Muchas gracias, jefa.

Le recuerdo que soy el único que se ha comido el sándwich.

-Yo me lo he comido.

-Comida de gato en su sándwich.

-No te lo has comido.

Tú lo has saboreado,

pero comer también se los han comido más,

incluso Goizalde,

aunque parezca mentira que eso sea comer.

Se le ha caído todo.

-Yo no me lo he comido, pero era muy creativo.

-El de Pablo quizá fuera el más comestible.

-Perdona, ¿y el mío?

Un momento de silencio,

porque voy bajando puntos según vais hablando.

Qué calladitos están.

5 puntos para Leonor por divertida y luchadora.

Se ha comido todo el sándwich como una campeona

y eso hay que valorarlo.

Es verdad, es verdad. Aunque haya sido en diferido.

Pero si son fotos.

5 para Goizalde y Pablo por obedientes.

6 para Elena por realizar

la casita de pan más "repreciosa" que he visto en mi vida

y otros 4 para Secun

por hacer un sándwich para todo el equipo.

¡Rebelión, rebelión!

Has hecho una casa divina. ¿Qué rebelión?

6, 5, ¿y yo 4?

Pero si yo avisé que iban a poner comida de...

-No pasa nada, cariño. Otro día. -¡Es muy fuerte lo que está pasando!

Siéntate ahora mismo.

Me falta David por puntuar.

Un 1. -Si queréis me voy yendo.

A David no le voy a dar un 1

porque lo de la comida de gato tiene su aquel,

así que le voy a dar 3 puntos.

Ya sabemos que nuestra jefa cada semana se supera

con esos objetos que le pide a nuestros mandados.

Jefa, ¿en qué ha pensado usted esta noche?

Hoy quiero descubrir esa prenda que solo os gusta a vosotros.

Visto lo que habéis traído en otros programas,

la verdad es que estoy preparada para cualquier cosa.

¿Con qué empezamos, Corbacho?

Vamos a empezar con la señorita Lavado,

que nos trae una prenda

entre folklórica, sexy y de mercadillo.

Que te pega.

Es esta.

Qué mona.

Esto fue un exnovio

que me lo regaló a modo de picardías.

Eso es un picardías poco... Poco picardías.

Poco morboso, pero es que tenía yo 18 años.

Yo esto me lo pongo mientras estoy barriendo,

fregando y limpiando los platos en mi casa.

Eso vale mucho más que un trapo y un chándal.

¿Qué te pasa hoy a ti con los lunares?

Como has traído esa ropa, dices:

"Voy a venir yo también un poco conjuntada

con esta cosa estrambótica que he traído".

Es más picardías ese vestido que eso.

Eso solo tiene una palabra. ¿Cuál?

Yo llevo Al-Ándalus dentro.

Llevo Al-Ándalus dentro.

Un lunar es mi vida, un popelín cruzado...

La señorita Lavado lleva Al-Ándalus dentro

y vamos con otro concursante que lleva dentro hinchazón,

porque es el señor de la Rosa.

Vamos a ver qué prenda trae.

¡Pero qué cosa más fea! Son preciosas.

Por favor, Secun.

¿Te cuento la verdad? Sí.

¿Soy sincero en este programa? Selo, selo.

Nunca me regalan nada, lo digo por si alguien me oye.

Me regalaron estas "zapas" y...

Mejor que no te regalen nada entonces.

Para una vez que me las regalan, pues...

-A caballo regalado no le mires el diente.

-Luego cuando las veas en vivo enséñaselas al público,

porque son un poco como yo, que ganan en vivo, de cerca.

¿Te las regalaron y qué? Y ahí se han quedado en mi casa.

Qué bonita historia.

Cuando tengamos todas las prendas, las puntuaré y sumarán,

como cada semana, al final en el ranking,

además de que el ganador del programa

tendrá la suerte de llevarse todas las prendas

que hayan traído mis cobayas humanas.

Vamos a ver si empezamos a deshacer empates

en la primera prueba en directo.

Cojan las maletas, porque nos vamos de viaje.

(Aplausos)

Antes de empezar nuestro viaje nos falta un pequeño detalle,

la estrella invitada del programa de hoy.

Él es la más rubia de las Nancys, mánager, escritor, cantante.

¡Mario Vaquerizo!

(Aplausos)

-(TODOS) ¡Mario, Mario, Mario!

-Muy buenas noches, "Dicho y hecho".

Soy fan de Anabel Alonso, soy fan de Anabel Alonso.

Qué divertido es todo esto.

Vosotros esos sándwich que habéis hecho...

Está sofocado de la genuflexión.

Ya estoy mayor. No puede ser.

Ha dado todo. ¡Cambio de fondo!

Vamos a aprovechar

este maravilloso discurso de nuestro invitado

para cambiar el fondo.

Menudo fondo. Fondo azul.

Ahí estamos la jefa y yo con un patito.

Mario, si creías que solo venías a mirar, error.

Te voy a dar un sobre.

A mí no me gusta mirar, a mí me gusta hacer.

Bien. Has venido al sitio indicado.

Pues vamos a hacer la lectura de este sobre.

Yo vengo con muchas ganas, pero a ver si se leer.

"Señores concursantes,

tengo que decir que ahora es hora de volver de las vacaciones.

Tenéis que meter todas vuestras cosas en la maleta.

Quien más rápido y más perfecto haga su equipaje,

ganará el concurso.

Pero no va a ser tan fácil.

Tenéis solamente dos minutos".

Ha quedado perfectamente explicado.

Mario, te voy a pedir una cosa.

Como tú dices que te gusta hacer, vas a hacer.

Puedes ayudar a cualquiera de nuestros concursantes,

a todos incluso,

pero si hay alguno que te cae mejor puedes dedicarte a él o a ella,

porque en este programa reina la injusticia.

¡Bravo!

Así que haz lo que quieras.

Me da miedo esa risa.

¿Estás segura de que haga lo que quiero?

Sí, estoy muy segura.

Mario va a hacer lo que quiera,

nuestros mandados van a hacer lo que puedan

y, atención, porque el tiempo empieza ya.

Dos minutos.

Puedes ayudarles con lo que quieras.

Tenéis que meter todo. -Gracias.

-Vacíamelo. -Pablo, ya te lo he deshinchado.

-Gracias.

Carbonell, no se deje cosas en el perchero.

Mario, el gorro es de Leonor.

Que me voy con ella de viaje.

Vamos, que estamos entrando...

Que yo os quiero ayudar a todos...

como si no hubiera un mañana, coño.

Entramos en los 10 últimos segundos.

10, 9, 8, 7... 2, 1. Cero.

Bueno, bueno.

No se muevan de su sitio. De la Rosa.

Chicos, detrás. No os mováis.

Cada uno a su línea de facturación.

Cada uno a su mostrador de facturación.

Mario, vente aquí conmigo.

Pero si yo quiero estar con mi mujer,

que nos vamos de luna de miel.

Las maletas encima de la mesa.

Que majo.

Jefa, vamos por partes.

David no ha metido nada en la maleta.

Está claro.

No, no, no.

he metido todo lo que necesitaba para el viaje.

Y lo demás es mi vestuario.

Vale.

Para las vacaciones.

Ahora poneros detrás de la mesa, que Corbacho va a hacer...

Fernández.

Usted más que meter las cosas en la maleta,

las lleva puestas.

Núñez, todo lo que había en el perchero está dentro.

Eso sí, maleta a medio cerrar.

Carbonell ha optado por coger el caballito

para que le haga de remolque la maleta.

Sombrero puesto

y como no se pueden entrar líquidos.

Me lo voy a beber mientras me imprimen el billete.

Muy bien.

Señorita Lavado, todo dentro de la maleta.

No hace falta que se mueva.

(Aplausos)

Señorita Furiase,

veo que lleva usted algunas cosas puestas.

Incluso su sombrero lo lleva Vaquerizo.

Mi marido me ha ayudado.

La historia es que él se ha comprado un gorrito muy bonito.

Yo unas gafas muy bonitas.

Como nos gusta mucho beber, todo sano y natural...

Muy interesante, pero seguimos para bingo.

Muchas gracias.

Estaba interesante pero no estamos ahora en cuestiones de salud.

En "Saber vivir".

También sabemos que el avión hincha.

El señor De la Rosa.

Oye por favor, me llaman gordo cada tres segundos.

Gordo no, hinchado.

El señor De la Rosa lo ha metido todo en la maleta.

Y parece ser que la maleta bien cerrada.

Se me ha roto un poco la cremallera.

Se ha hinchado mucho la maleta.

Pero la cremallera un poco abierta de vez en cuando...

Pues después del balance que han hecho mis dos ayudantes,

voy a dar por ganador a Secun De la Rosa.

(Aplausos)

No me lo puedo creer. No me lo esperaba para nada.

Ya he dado por ganador a Secun en esta prueba,

seis puntos.

Y ahora a los siguientes os puntuó dentro de un rato,

porque estoy agotada.

Pues como ya he dicho los seis puntos son para Secun.

Cinco puntos para Leonor que acabo segunda y metió todo en la maleta.

Cuatro puntos para Goizalbe

porque también metió todo pero en tercera posición.

Otros cuatro puntos para Pablo,

porque a mí lo del caballito me ha roto el corazón.

Tres para David porque llevaba más ropa fuera que dentro,

aunque él diga que va así por la calle.

No me lo creo.

Y un punto para Elena

porque con ayudante y todo, ha quedado la última.

La ultima. Pero si he salido la primera.

Con todo por fuera y ayudante vestido de mejicano.

Por mucho que esté casado con una mejicana,

ese sombrero tenía que estar en la maleta.

Pero... ¿Pero qué?

Nada, nada, lo que usted diga. Que es la jefa de aquí.

Pero creo que su criterio está un poco equivocado porque...

Veo que has entendido como funciona el programa, Mario.

Vamos a ver cómo queda el ranquin después de esta puntuación.

Da un vuelco. En última posición, Fernández.

Con siete puntos, Furiase. Pablo con nueve empatado con Núñez.

Y en primera posición empatados con 10 puntos De la Rosa y Lavado.

(Aplausos)

Está muy ajustada la puntuación.

Hay que ir siempre ajustado.

Tú vas muy ajustado siempre.

Yo les pido cada semana que traigan algunas cosas personales.

Esta semana les he pedido una cosa que solo les guste a ellos.

Han traído unos engendros bastante curiosos.

Yo querría concursar para llevarme todos los que he visto.

Porque me gustan todos. Estoy mal de la cabeza también.

Una cosa, todavía no los has visto todos.

He visto el popelin y los zapatos.

Faltan.

Vamos a hacer magia.

Y vamos a ver el objeto del señor Fernández.

Esta bastante rotito.

Pero me gusta, le tengo mucho cariño

porque son los pantalones de mis viajes,

sobre todo de uno en especial.

Una noche dijimos "hoy no buscamos hotel".

Hoy hacemos vivac.

-¿Qué es? -Dormir con el saco.

-Al aire libre. -En un hotel de mil estrellas.

Acampada.

No, acampada sería acampar. Con el saco en la montaña.

Ha sido bonito el "hotel de mil estrellas".

(Aplauso)

Eso pensaba yo hasta que me comieron las hormigas.

Íbamos andando por la noche, serían las tres de la madrugada.

Íbamos por una carretera estrecha del Kurdistán.

Lo típico cuando vas dos personas

y piensas que puede haber algún peligro,

empiezas a fantasear.

Dijimos, "si nos secuestra uno, le pego yo,

si vienen dos, tú le pegas a uno y yo al otro.

Si vienen tres, le pegamos a dos,

uno sale corriendo y el otro que se busque la vida".

Esa era nuestra planificación.

De pronto vimos un coche que paso delante nuestro,

nosotros con el rollo, el coche se alejó 300 metros,

dio la vuelta el coche,

pego un frenazo y volvió.

Hicimos así y nos tiramos por el barranco.

Ni uno ni dos ni tres.

(Aplauso)

Caímos en una chumbera.

Y dijimos,

"pues tampoco es mal sitio para dormir".

Señor Fernández, ha quedado claro

que su anécdota se podía resumir en soy una chumbera.

Vamos al siguiente mandado que nos ha traído otra prenda.

Carbonell nos trae esto.

Pablo, este mono ¿Qué es, de tu época de escritor,

de cantante o de stripper?

Dije, ¿Qué voy a llevar en mi maleta

para cantar "Canciones de cerca",

un disco que había grabado?

Y dije,

vi que los presos de Guantánamo iban muy elegantes,

los tratan muy mal pero los ponen muy guapos.

Me voy a comprar un mono en solidaridad

con los presos de Guantánamo.

Y me compre un traje de paracaidista,

que es lo más parecido.

Y pensé, "cuando la gente me vea salir,

me va a decir, estas solidarizándote con los presos de Guantánamo.

no.

todo el público me decía "súbeme una bombona al quinto".

(Aplauso)

-Claro, el naranja butano.

Está muy bien que hayan quitado este mono de mi vista.

Yo ardo en deseos de ver la siguiente prueba, Corbacho.

Ya que cada vez que hablas metes la pata.

Perdón. Vamos a ver la siguiente prueba.

Una en la que por fin a nuestros mandados

les hemos atado en corto.

Que es como tendríamos que estar todos en este programa.

Esto tiene pinta de muy cansado.

-Buenas.

¿Qué tal Fernández?

Bien.

Métase dentro del círculo.

¿Sí?

Métase dentro de la cuerda.

Súbase la cuerda y ajústese el nudo.

¿Dónde me lo ajusto? A la cintura.

Voy a ver.

Tramposillo.

Tengo una buena maestra.

"Tendrás que hacer la torre más alta que puedas..."

madre mía, ¿en serio?

-Ya estamos con las cosas más altas.

El puente más alto, la torre más alta.

-"Colocando las latas sobre la mesa,

a intervalos de diez segundos".

-"Cada vez que cojas latas,

antes de ir hacia la mesa, debes saludar a Corbacho

en cualquier lengua que no sea la tuya.

-Inventada supongo, porque yo no sé.

¿Cuántas lenguas conoce usted?

Lenguas he conocido unas cuantas, pero no es cuestión de fardar aquí.

¿E idiomas?

Idiomas, menos.

-Una vez lo hayas hecho

podrás comenzar a hacer tu torre de latas.

-La prueba comienza y termina al toque de la bocina.

¿No os parece que tiene un sonido muy evocador?

(Bocina)

-Ay, joder.

Un momento. No me hagas esos sustos.

Diez segundos, coge latas, me saluda en un idioma que no sea el suyo

y hace un piso de una torre.

Muy bien.

Diez segundos más,

coge latas, me saluda...

Vale, ¿y porque está el carro ahí?

¿Y porque estoy atado? ¿Para ponérmelo más fácil?

Claro.

¿Te puedes creer que lo he leído

y no me he enterado de lo que he leído?

-Dicho y Hecho.

¿Te has enterado de algo?

Yo no me he enterado de nada.

-Yo no me he enterado de la prueba, por favor explicármela.

-Yo tampoco me he enterado de la prueba.

La mecánica está bien clara, queridos amigos.

Veréis, hacer en cinco minutos una torre lo más alta posible

pero en intervalos de 10 segundos.

En los que, antes de poner las latas encima de la mesa,

teníais que saludar a Corbacho en otro idioma.

Coges latas, "good morning" dejas latas.

Coges latas, "bonjour", dejas latas.

Ya está.

Mario, yo tampoco lo entendía.

O en el caso de Fernández y Furiase,

para muestra un mojoncillo, porque no lo entendieron mucho.

Señorita Furiase, cogemos latas, me saluda...

Me puedo llevar la mesa cerca de las latas.

Sí.

Usted coge latas, me saluda en un idioma extranjero.

Y luego las puede poner en la mesa.

No, no.

Pone, "me saluda en una lengua que no sea la suya".

No pone nada de dar la mano.

Tiene usted razón.

Por fin tengo razón una vez.

-Quiere decir que yo voy para allí.

Coge unas latas. Cojo unas latas.

Me saluda en un idioma que no sea el suyo,

piso de torre. 10 segundos.

Vale.

10, 9, 8...

"Hello".

Señorita Furiase, vamos a repasar otra vez la prueba.

Coge las latas.

Me saluda en un idioma extranjero y luego hace la torre.

Esas latas al carro por favor.

No entiendo. Cojo la lata, te saludo.

Coge las latas, me saluda en un idioma extranjero

y luego hacemos la torre.

¿Dónde dejo la lata? Un momento.

"Hello". Un segundo.

¿Dónde dejo la lata?

10 segundos. 9, 8, 7... 3, 2, 1, cero.

Latas al carro. ¿Por qué?

Coge latas, viene me saluda en un idioma extranjero,

hace piso de torre.

Pensaba que eran 10 segundos solo para esto.

Cogemos lata. Sí.

Me saludas. Y luego empieza a hacer torre.

Pues ya está, lo he hecho bien.

No cojo lata hago torre y luego saludo.

Vale, vale.

Nueve.

"¿Qué hases, Corbacho?"

¿Qué ha dicho?

"¿Qué hases, Corbacho?" es otra lengua,

no es la mía, es argentino.

¿Es otra lengua?

Claro.

5, 4...

"Hello".

Cero.

Esas dos cuentan, el resto ya no.

Nos lo vamos a pasar muy bien en los próximos minutos.

Bonjour.

Buonasera.

Siete, seis. Hola, ¿qué hay?

Latas al carro.

Eso es el idioma español.

Muy bien, perfecto, latas al carro, las dejamos ahí.

Nueve.

Esto es en indio. ¿En indio?

Como Pocahontas.

Siete.

Auf Wiedersehen. Muy bien, también, perfecto.

"Tihotila", es el juego del "ti", otro idioma.

Tisí.

Diez, nueve, ocho, siete...

Nueve, ocho.

Primero, lata, después, saludo.

Uno, cero.

Esa para el carro.

Hello. Diez, nueve.

Hello. Diez.

Hello.

Ocho.

Nueve. En brasileño.

¿Cómo está, Corbacho? Muito bem, Srta. Furiase.

Cuatro, tres, dos, uno, cero.

¿Cómo?

Dos, uno.

Dos, uno.

Fuera Codo. No, por favor.

Fuera codo. No.

Vaya mierda de juego.

Lo había hecho superbién.

Muy bien.

Es una lata el trabajar.

-Mira un pajarito.

Qué bonito.

-Solo me queda una cosa, de perdidos al río.

(Aplausos)

Dominas varios idiomas,

pero me ha sorprendido el de "Tihotila".

El juego del "Titi".

Yo he jugado con mi prima Alba toda nuestra infancia.

En cada sílaba de cada palabra poner delante el "ti".

Por ejemplo: "Anabel, te quiero un montón".

"Tiatinatibel, tite tiquietiro tiun timontitón".

Ya está, nos has dejado estupefactos.

Escúchame, David, don de lenguas.

Sabemos que usted ha estado en...

No quería presumir, pero sé 30 o 40 idiomas,

que no los domino mucho, pero podría hablar.

En peruano, en mexicano, en argentino,

lo que pasa es que no quise.

Pero yo creo que el problema no fue ese.

¿Puedo decir algo?

Corbacho me hizo una trampita.

Eso me engañó, cierto es que podría haberlo adivinado,

pero me dijo: "Tiene que venir, saludarme".

Pero no lo dijo.

Pero si tú haces así, si tú le dices: "Hola, mamá".

Y te viene tu madre, no le vas a decir: "Que es broma".

Si haces así, piensas que lo tienes que tocar.

Te engañó. No sé yo.

¿Quién es el siguiente?

Los siguientes son Carbonell y Lavado,

que la dinámica de la prueba la entendieron mejor.

Pero tampoco les sirvió para nada.

Venga, tres segundos.

Traigo las latas.

Vaya, el carro está fijado.

Pero la mesa la puedo traer para acá.

Pero me tiene que saludar a mí.

Diez, nueve, ocho,

siete, seis, cinco.

Bonjour.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno.

Hello.

Las dejamos encima de la mesa.

Ha tardado ocho segundos.

Sayonara.

Siete, seis, cinco.

Bon día.

Muy bien.

Cuatro, tres, dos, uno, muy bien.

Guten morgen.

Seis, cinco.

Tres, dos, uno.

Tiempo, latas al carro.

Siete, seis, cinco.

Namasté.

Cuatro, tres, dos, uno.

Seis, cinco, cuatro.

"Haw".

Dos, uno.

Venga, latas en la mesa, torre, vamos al carro.

Eso en griego.

Diez, nueve, ocho.

No, no, no.

¿Por qué no ha cogido ninguna lata?

Se aguanta.

Aguanta sin manos perfectamente.

Está aguantando.

¿Y sin dedos? También.

También aguanta sin dedos.

Cuatro.

Filipina campeón.

-Así está bien. Manita fuera.

No puedo.

Cinco, cuatro, tres, dos, uno, tiempo.

Una lata.

Vaya porquería.

-Dame un abrazo.

-¿Qué habrá dentro? Tomate, ya lo sabía yo.

Por lo menos, me da para un sofrito, un arrocito bueno voy a hacer.

No me gusta nada este juego, muy mal.

(Aplausos)

Ni a Elena ni a ti os ha gustado nada esta prueba.

No me gustaron las latas, me sentí muy frustrada.

Con la atadura en medio,

las latas tenían el círculo de abajo gastado.

No sé de dónde cogisteis las latas ni de dónde eran.

Tanta peguita me está molestando.

Pero, pero, pero...

Pero dentro de lo que pude, lo hice lo mejor posible.

Fatal, porque solo tuviste una lata.

No decían nada de mover el carrito, el carrito no se podía mover,

pero yo lo moví,

lo arrastré con mucha fuerza, puse mucha fe.

¿Qué tiene que ver?

Si puedes acercar la mesa,

¿por qué te empeñabas en arrastrar el carro?

Porque yo también entendí que tenía que ir a saludar y tocar a Corbacho.

Cada uno entendió lo que le dio la gana.

Vamos a ver al Sr. de la Rosa, que no entendió nada al principio,

pero luego nos sorprende, porque estuvo de lo más espabilado.

Coge latas, viene y me saluda a mí.

Latas, saludo, torre.

Latas, saludo, torre.

Vale, diez segundos.

Gana el que haga la torre más alta con cinco minutos.

¿Dice algo de la cuerda?

No dice nada de que tenga que estar atado.

Puedo quitarme la cuerda.

Vamos viendo que también me entero de las cositas,

que no siempre soy el vaina.

Voy creciendo semana a semana.

¿Está preparado?

Veo que se ha quitado un peso de encima.

Quitarme la soga...

Hay un despertar, un nuevo Secun.

Diez, nueve, ocho.

Hello.

Un piso de torre.

Diez, nueve, ocho, siete.

Ciao.

Diez, nueve, ocho, siete.

Eskerrik asko.

Diez, nueve.

¿Cómo era? Francés...

¡Hola!

Qué susto me ha dado.

Nueve, ocho.

Por fin, puede coger más de una lata.

Diez, nueve, ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres, dos, uno.

Estas sí, las otras al carro. ¡Tiempo!

Uno, dos, tres,

cuatro, cinco, seis.

Ha sido muy inteligente.

Muy bien.

Enhorabuena.

¿Está contento?

Estoy emocionado. Adiós.

Enhorabuena, de la Rosa, tío grande, está mejorando.

(PÚBLICO) ¡Secun! ¡Secun! ¡Secun! ¡Secun!

-¿Puedo decir una cosa? Sí.

No lo digo por hacer que siempre digo lo mismo,

pero se me ve mucho más hinchado en las pruebas.

¿No me veis mucha barriga y mucha papada?

No tengo tanta.

Vas vestido de calabaza.

No sé si es que me dan algo por la mañana

cuando llego allí para que se me vea gordo.

Alguien me está manipulando.

Es el ambientador de Villa Mandona.

Te juro que yo no me veo aquí tan gordo.

¡Que alguien me toque!

Secun, siéntate un momento.

Es como que me he comido a mi hermano.

Vas vestido de calabaza y eso siempre engorda.

¿Por qué eres el nuevo Secun?

Porque descubrí que, detrás de lo que leo,

puede haber cositas.

No decía nada de la soga.

Entendí cosas.

Pero otras no, ibas de lata en lata, todo no se puede tener.

Me ha gustado mucho el momento de los dos.

No me entero de las cosas en su totalidad,

voy poco a poco.

Ríete tú de Claudio, ¿te acuerdas de Claudio?

Le voy a decir una cosa por alusiones,

usted va creciendo y la Srta. Núñez va menguando.

"La prueba comienza y termina al toque de la bocina.

¿No os parece que tiene un sonido muy evocador?".

Diez segundos, coge latas,

me saluda en un idioma que no sea el suyo

y hace el piso de una torre.

Diez, nueve, ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres, dos, uno.

Paramos un momento. Perdón.

Ese intervalo de diez segundos es coger latas,

me saluda en un idioma que no sea el suyo

y hace un primer piso de la torre.

Dejamos esas latas, vamos a volver a probar.

No tengo que coger diez latas.

¿Por qué he dicho diez latas? He pensado yo.

Puede coger las latas que crea conveniente.

Por ejemplo, diez, nueve, ocho, seis, cinco...

Esas latas se vuelven al carro porque es

lata, saludo y mesa.

No "latas, mesa y saludo".

Lo he entendido muy bien.

Nueve, ocho, siete,

seis, cinco, cuatro.

Aloha.

Esa vale, las otras cuatro al carro.

Bien, Núñez, vamos aprendiendo.

Diez, nueve, se está liando literalmente.

¿Qué ha dicho? ¿Hola? He dicho "molt bé".

Me había parecido entender "hola".

Vamos al carro a coger latas.

Cinco, cuatro, tres.

Se nota su formación clásica.

Seis, cinco, cuatro, tres.

Esto no se puede mover.

Cuatro, tres, dos.

Ahora no voy a llegar a la mano.

¡Tiempo!

Parece mentira... Con lo que soy.

Que lee tanto los sobres.

¿Cuál es la primera frase de la prueba?

Léala conmigo.

"Tendrás que hacer la torre más alta que puedas".

No tendrás que hacer un camping de latas,

una al lado de la otra.

Sino la torre más alta que pueda.

No está mal, tiene una altura de una lata.

¿Me puedo desatar?

Váyase arrastrando la mesa si quiere.

Esta penitencia se la merece.

Unos días están aquí y otros días están abajo.

Goizalde, ¿qué te ha pasado? ¿Te ha poseído Secun de la Rosa?

Hemos intercambiado papeles. Me vine abajo.

Eso es como la transmutación de los cuerpos.

¿Qué ha pasado?

Me vine abajo. No daba pie con bola.

Estaba un poco hinchada, también he de decir.

-Estabas hinchada, estabas hinchada.

-Oye, por favor... ¿Le has dicho "Un Secun de la Rosa?

¿Gordo y tonto? No, no.

¿Qué vamos a sumar? ¿Desgraciado, Demogorgon?

Vamos a empezar.

Esto no va a ser nada difícil,

porque tenemos un 5 para David,

Goizalde 1 punto,

porque reconóceme que ha sido un desastre,

Pablo y Leonor un 4 a cada uno,

Elena un 3 y un 6 para el nuevo Secun.

¡No me lo puedo imaginar! ¿Pero qué está pasando?

No me lo esperaba para nada.

Un 6 para el nuevo Secun.

Vamos a ver cómo queda el ranking después de esta puntuación.

Sumamos los puntos.

En última posición, Fernández con 9,

empatadas con 10 Furiase y Núñez, con 14 Carbonell,

con 15 Lavado y con 16 de la Rosa.

Seis latas, de la Rosa.

Él sí, ¿pero yo por qué un 3?

Ya hemos visto cuatro de los objetos de nuestros mandados,

que van a ser el gran premio del programa de esta noche,

pero nos quedan dos objetos.

Vamos a ir con la señorita Núñez, que nos trae esta prenda.

Oh, qué prenda. -Qué bonita.

-Una gabardina para los momentos lluviosos.

No está mal. Cuéntanos qué tiene de especial.

No está mal.

Yo eso es lo que pensaba, que no estaba mal.

Yo me la compré con la idea de Audrey Hepburn,

"Desayuno con diamantes",

"Voy a dar una sorpresa a mi chico",

"Mira qué gabardina más sexy así atada"

y me dice: "Colombo".

Qué romántico.

Fue un poco decepcionante. En casa no les gusta nada.

Vamos a ver el objeto de la señorita Furiase.

Solo nos queda uno. Vamos a verlo. Es este.

Es este.

La lleva usted puesta. Lo tengo aquí.

Póntelo, por favor.

A mí me gusta así, ¿vale? Yo en la playa me lo pongo así.

-Esto es "power", chica. -"You got the power".

Resulta que esta gorra no le gusta a mucha gente.

A nadie incluso. A nadie.

Lo primero por el color, por el tacto así como de neopreno,

por la redecilla y porque pone Sierra Nevada Beach.

Aparece una sierra nevada y una playa.

-La playa de Sierra Nevada.

Es muy conocida. Yo voy allí constantemente.

-Entonces dices: "Qué maldito sentido"

y luego pone abajo "Playa del Carabassi",

que está en Santa Pola, lugar al que yo suelo ir bastante.

El caso es que esta gorra tan lógica,

Sierra Nevada Beach,

no me la regaló nadie, me la compré porque a mí me encantó.

Tengo foto que yo estoy supermolona con mi gorra

tomando el sol en mi playa del Carabassi

de Santa Pola.

Tiene su punto, tiene su punto.

Sí, señor.

Hablando de que tiene su punto, vamos a puntuar.

Recuerden que ustedes

también pueden votar por sus objetos favoritos desde casa

en la cuenta oficial del programa @dichoyhechotelevisionespañola

con el #dichoyhecho.

David, 2 puntos, por su pantalón del Kurdistán.

Goizalde, 4, porque la gabardina es mona,

aunque no sirvió para lo que sirvió.

Pablo, 3, porque era de paracaidista y se confundía con un butanero.

Tampoco conseguía lo que quería.

Leonor, 6,

porque aunque no hayas visto un picardías en tu vida

estabas muy sexy.

Elena, 5, porque eso hay que llevarlo.

Y Secun, 4,

porque esas zapatillas no tirarlas ya es un mérito.

Muy bien.

Vamos a sumar los puntos de los objetos de nuestros mandados

al ranking.

El ranking da un vuelco espectacular.

Fernández con 13, Núñez con 14, Furiase con 15,

Carbonell con 16

y doble empate en la cabeza de la Rosa y Lavado.

Esto está que arde.

¡Pero no se vayan, porque, como dice Mario,

esto está que arde

y llega la segunda prueba en directo en el teatro!

¡Malas noticias, Furiase!

¡Empate, empate, empate!

(Aplausos)

Ya está todo preparado para la segunda prueba en directo.

Solo falta el tradicional cambio de...

Un momento, Corbacho.

Hoy me he levantado caprichosa

y el cambio de fondo lo quiero hacer yo,

que dirás:

"¿Cómo se rebaja la jefa a hacer esto?",

porque de un solo gesto

voy a cambiar el fondo y a todo el público de la platea.

Si, ya lo veréis.

Por favor, cambio de fondo.

Veo que con esa palabra

el público se ha convertido en gente más guapa.

Un aplauso para la jefa. Lo ha cambiado.

Gracias, jefa.

No me lo agradezcas,

es que así puede explotarte más gente.

Muchas gracias, jefa.

Mario, para seguir con esta fiesta te voy a pedir

que le lleves este sobre a la señorita Furiase,

que creo que le va a hacer mucha gracia

leer en qué consiste esta prueba en directo.

Tú tienes más confianza en la señorita Furiase que en mí

porque sabes que ella va a leer mejor que yo.

Nadie cree en mí.

Va dedicado a ella.

Es porque me da la sensación

de que hay globos en el fondo y en el público

y yo no soporto los globos.

-Tú lo abres y cuando termines de leerlo dices:

"Dicho y hecho".

Ábrelo por aquí.

-Ayúdame a abrirlo.

"En esta prueba vais a pillar un globo

e inflarlo lo más grande posible sin que os explote en la cara".

¿Esto qué es? Continúa, Elena. Ya verás.

"Gana el globo más grande. Tenéis dos minutos".

Vale, un momento.

La buena noticia es que no tenéis que explotarme.

Perdón.

La buena noticia

es que no me hace ni puñetera gracia esta prueba.

Vamos a ver, Elena.

Mario, tú no sé si sabes que Elena tienen globofobia

y yo le dije que justo ha venido al programa equivocado,

porque aquí en cuanto vemos un punto débil,

allá que vamos.

Llevamos ya con globos que ni se sabe,

pero para no seguir aumentando mi leyenda de malévola,

por favor, pídele a Mario que te ayude.

No es que me lo tengas que pedir. Tus deseos son órdenes para mí.

-A mí este hombre me da una seguridad varonil

que no puedo contigo.

-Eres la única que lo piensa. Mi mujer y tú.

-Soy la única que lo piensa.

Siéntate, Mario. Tú ponte detrás, Elena.

Mario tiene que soplar,

pero tú tienes que sujetar el globo.

No. Sí.

No, yo me pongo aquí detrás.

Tú haz lo que puedas. Yo iré viendo. Tú haz lo que puedas.

Que todo el mundo se ponga los antifaces.

Una duda. ¿Se hace el nudo? Lo que usted quiera.

Lavado, duda. Si hiperventilamos, que nos salvéis.

Lo que usted quiera. Carbonell, duda.

¿Esta es una prueba global? Lo que usted quiera.

¡Bravo! ¡Carbonell!

-¡Carbonell! -¡Carbonell!

-Qué fino ha estado Pablo ahí.

¡El tiempo empieza ya! Dos minutos.

Mario, tú puedes, cariño.

Calculen.

Es importante que no explote el globo,

pero que sea el más grande.

No pasa nada. Ciérralo, Elena.

Tenemos un eliminado, pero los demás seguimos.

Se va a explotar. No lo hinchéis más.

¿Cuánto tiempo falta? Quedan diez segundos.

Nueve, ocho, siete...

Tres, dos, uno, cero.

Un momento, ya está.

Un momento, no se mueva nadie. No se muevan.

Público, para acabar esta prueba vamos a hacer una gran traca.

Todos exploten los globos al mismo tiempo.

¡Ya, venga! ¡Exploten!

¡Qué guapo! -¡Por favor, qué fuerte!

Perfecto. Muchas gracias. Ya está.

Nunca me habían reventado la cara tantas veces seguidas.

Después de esta traca...

Como tengo yo que decidir quién es el ganador,

primero quitaros los antifaces, queridos mandados.

Estoy un poco mareada de ver tantas caras de Corbacho

y necesito unos segundos para recuperarme.

Es que no puedo... Tantas caras de Corbacho...

15 segundos y doy los puntos.

David, 2 puntos.

Muy pocos pulmones, qué quieres que te diga.

Los dejaste en Kurdistán, eso es así.

Goizalde, 5, que se nota que eres de Bilbao.

Leonor, 0, cariño. La avaricia rompe el globo.

Lo he notado. Me ha dado aquí.

Elena, en este caso Mario, va a ser solo un 3.

Yo te quiero.

Vas a dejar ese punto de estricta gobernanta.

Sabes que tú y yo nos queremos mucho.

¿No podemos hacer un poco de amaño?

Tenemos de testigos

a 10.000.000 de espectadores que nos han visto.

10.000.000 han visto que este globo está muy poquito hinchado.

10.000.000 o 15.000.000.

O 15.000.000 de espectadores. Hola, Latinoamérica.

No te puedo dar más que 3 puntos, porque son hechos comprobados.

Yo sola habría conseguido 0. Por eso.

A Pablo, que me lo he saltado porque yo lo valgo, 4 puntos.

Gracias.

Y al nuevo Secun de la Rosa, 6 puntos.

¡Bravo! Ahora lo entiendo.

Es la persona más hinchada y la que mejor hincha.

Ahí está. Muchas gracias.

Vamos a ver el ranking

después de esos puntos que ha dado la jefa

repartiendo justicia.

El último Fernández con 15, penúltima Furiase con 18,

Núñez con 19,

un empate en la segunda posición de Lavado y Carbonell con 20

y en primera posición de la Rosa con 26.

Leonor, ibas tan bien... Pero te pasa por ansiosa.

Pero no hagamos un drama de esto.

Reserven sus lágrimas para la siguiente prueba.

Qué bien, hoy no hay nadie aquí.

-Esto ya se parece más a un laboratorio.

-Aquí vivo siempre mis peores experiencias.

Ya veo esto y digo: "¿Hacia dónde va esto?".

-"Tenéis que emocionaros más que Bustamante".

Imposible.

-¿En serio?

-"Llorar como magdalenas".

-"Hacer más pucheros que un bebé hambriento".

-"Y conseguir llenar este tubo de ensayo".

-"Con el mayor número de lágrimas en solo 20 minutos".

¿Pero cómo vamos a llenar esto?

-¿Esto qué es?

-Esta prueba ya a mí me hace llorar,

pero ya que me obliguen a llorar en una prueba que me hace llorar...

-Voy a pensar en desgracias que me hayan pasado.

Hoy he perdido el boli.

-No sé bien por dónde empezar.

Es un poco difícil esto quizá.

Tampoco es tan complicado.

Llorar, llorar y llenar un tubo de ensayo.

Además con lo llorones que sois, tú sobre todo, Pablo,

que no haces más que llorar por todo.

Tampoco lo veo tan complicado. Seguro que ha ido bien, ¿no?

Ha ido muy bien esta prueba.

Nuestro primer mandado, de la Rosa,

encontró un montón de razones para llorar.

Vamos a verlo.

Aquí vengo con todas las cosas.

Una cebolla, un poco de Vicks Vaporub,

que he oído por ahí que es bueno, no estoy seguro,

un móvil para llamar a un amigo y que me cante

y ya está.

Cebolla.

Dios...

Me pica mucho.

Quiero agua.

¿Un poco de agua puede ser para los ojos?

Voy a llorar porque me pican los ojos.

Está llorando mucho.

Estoy llorando muchísimo, pero no las puedo meter en el bote.

A ver, un momento.

Nunca pensé que un tapón de botella sobre el ojo

me daría la vida.

Vaya recogiendo. ¿Pero cómo recojo?

Pues va cayendo una gota.

Voy a intentar el siguiente efecto,

que es con el Vick VapoRub.

Dicen que los ancianos folclóricos antiguos,

estaban cantando y se giraban y hacían...

Te quiero más que a mis ojos.

¡Cómo pica esto!

Voy a llamar a una amiga.

Ni veo el móvil, ni veo.

¿Quiere que le ayude a marcar?

Sí, le he marcado ahora a mi amiga Anita, pero no está.

Anita Hurtado, qué maja.

Wasabi. ¡No!

Que eso pica un montón.

Te pica mucho, es que has cogido mucho.

Has cogido mucho.

-Hola. -Hola.

Pensaba que no estabas.

Tengo que grabar la canción...

Es que es mi hija.

-¿Quieres que te la mande? -Si me la cantas, ya está.

-Deseo, mi amor, que sepas también que te amo.

-Muchas gracias, Ana, me has hecho llorar.

-De nada, a ti.

-Luego te llamo, un besito. -Un besito, guapo.

-Estas lágrimas ni las quiero meter aquí.

Me las quedo para mí.

El wasabi me queda de bajón,

llorar, la cebolla, mi hija cantando.

El wasabi no es para los ojos.

(Aplausos)

Me has hecho llorar a mí.

Yo también he vuelto a llorar.

Después de todas esas animaladas que te has hecho tú solo,

pero que te salían chorros de lágrimas,

no me digas que no salió ni una, con la cebolla,

el Vick VapoRub, un tocho aquí.

Lloré, lloré.

Hija mía, lloré.

Lloré físicamente, espiritualmente,

emocionalmente, anímicamente, lloré de todas las maneras.

Meterlo en la cucharita era imposible.

¿Ana qué era? ¿Tu hija? ¿Tu amiga? ¿Quién es Ana?

Ana es Ana.

Ana es mi hija en una obra de teatro.

Me emociona mucho cómo canta.

Siempre que canta en la obra, lloro.

Digo: "Voy a llamar a Ana, porque cuando la oigo, lloro".

-Y lloraste.

-Ella también llora cuando canto yo, pero por otra cosa.

-Ella llora cuando la llamas.

-Dice: "Ya me está llamando el pesado".

Con todos los líquidos que retienes...

La semana que viene me deshincho.

La semana que viene voy a venir deshinchado en las pruebas

y en plató.

Voy a venir flaco a los dos sitios.

Muy bonito, entonces ya no retengas lágrimas.

Un voto de confianza para Secun de la Rosa.

Estábamos todos llorando contigo.

¿Qué han hecho los demás?

Después de este aplauso merecido para de la Rosa,

que además ha dejado una frase para todos los niños de casa:

"El wasabi no es para los ojos".

Vamos a ver a nuestros siguientes mandados,

han tirado de los grandes maestros de la lágrima.

Esto es un "cazalágrimas"

y esto es un "cazalagrimones".

Hay que introducirlas ahí.

-Hay tres maneras de sacarse las lágrimas:

llorando, riendo o mirando fijamente a algo.

Mirando fijamente a algo, alguna lágrima puedo sacar.

Lo voy a intentar.

-No sé si podré llenar el culito.

-No se puede utilizar nada más de aquí,

no hay pimienta ni cosas de esas.

¡Cebolla!

-De moco, sí, pero de lágrimas...

No salen las lágrimas.

-Se me llega a caer el cuchillo para dentro

y todos: "Está llorando".

Voy a intentar no pestañear.

Ahora, ahora.

Me he acercado demasiado.

No hubiese hecho falta acercarse tanto a la cebolla.

Esto es una mierda.

¿No salen las lágrimas? Pocas.

¿Quiere emplear algún otro método? Un libro.

-Necesito un espejo para saber por dónde caen.

Fernández, un espejo.

¿De dónde has sacado este espejo?

¿No había más pequeño?

¿Qué has hecho hoy, papá? Recoger lágrimas.

-He encontrado este libro, que puede que nos ayude.

Es "El gran método Stanislafski".

-Voy a probar lo de...

Stanislafski. Stanislafski.

Voy a mirar fijamente

y me van a caer mogollón de lágrimas.

-Todo esto es memoria emocional, parece un laboratorio.

La emoción llega.

-¿Seguro que el moquillo no vale?

-La emoción llega desde dentro.

-¿Puedo mirar cosas de risa en un ordenador?

-Con la cuchara del derecho.

Si lo hago del revés...

No las puedo coger.

-Ahí, por abajo.

Esto es una gilipollez.

-Stanislafski, memoria emocional.

(Aplausos)

¿Tú eres más de Stanislafski o de Chiquito de la Calzada?

De Chiquito. Para emocionarte.

A Stanislafski no lo conocí nunca.

No sé pronunciar su nombre. Sin embargo, Chiquito, sí.

Es un genio, ha influido en mi vida,

todos le debemos mucho.

Yo no me fio de nadie

al que no le guste Chiquito de la Calzada.

Goizalde, Stanislafski te ha funcionado,

vaya berrinche.

Me funciona, me metí y me perdí.

Ahora mismo estás otra vez... Estaba llorando casi.

-Es de risa, que también.

Tú tenías una mezcla de Chiquito, cebolla.

Hice una mezcla rara entre Chiquito y cebolla.

Estoy con lo que decía Secun,

lo difícil no es llorar, es recoger las lágrimas.

No hay manera de cogerlas.

Necesito saber por dónde me caen. Sí, sí.

Tengo que admitir que me funcionaron las cosquillas de Corbacho,

porque tengo muchas cosquillas,

pero apretaba demasiado fuerte y aquí me hizo un hematoma,

apretaba muy fuerte.

Parecía que estaba rascando al rottweiler.

Después de este maravilloso homenaje a Chiquito de la Calzada,

siempre merecido,

vamos a seguir llenando tubos de ensayo

con las lágrimas de Carbonell y Lavado.

(Canta)

Yo puedo coger a gente y que lloren.

¿Gente del equipo? Sí.

¿Les va a hacer llorar? Sí.

Pegándoles pellizcos.

Tenemos a Vicente, María, Nacho.

Aquí hay que llorar.

Hay que llenar esto.

-Había una vez un barquito chiquitito.

-¿Sabes qué es esto?

Os voy a quitar algunos pelos de la nariz.

Mientras, podéis ir abriendo los ojos mucho,

sin pestañear.

Cuando se os gangrenen los ojos, seguís un poco más y me avisáis.

Venga, María, muy bien.

-En el otro no cae. -Que caiga.

-A mí me nominaron al Goya porque lloré en una película,

pero ahora no...

-Venga, que ya se nota.

Esto funciona muy bien.

-Amigo Félix, cuando llegues al cielo.

-Seguimos manteniendo los ojos abiertos

y pensáis en lo más doloroso y penoso

que tengáis en vuestra vida, mierda de vida.

-Con el osito de la Osa Mayor.

-Tan amigo de él no era.

-Después de este trabajo, no vais a conseguir trabajo,

paro absoluto.

Esta noche, tu novia te deja.

Métete en eso, Vicente, te he cogido por algo.

-En un puerto italiano,

al pie de las montañas,

vive nuestro amigo Marco.

-Está llorando, María es una lacrimosa.

Pareces la Virgen de Triana.

-No te vayas, mamá, no te vayas de mí,

adiós, mamá, pensaré mucho en ti.

No te olvides, mamá, que aquí tienes tu hogar.

-Vicente no ha echado ni una lágrima, respira alcohol.

Te está gustando.

-Algo se muere en el alma cuando un amigo se va.

-Os voy a poner un poquito debajo, en las ojeras, y vais a llorar.

Venga, que no se desaproveche esto.

Tiempo.

Creo que hoy tengo el día demasiado feliz para llorar.

-Chicos, muy bien.

(Aplausos)

-¡Qué gran equipo! -Ahora estoy llorando.

Leonor, ¿le quieres quitar el puesto de listilla a Goizalde?

Te lo estaba quitando a ti.

"Esto se tiene que llenar, tú piensa que te van a dejar,

a ti te quito pelos de la nariz".

Eres mucho más... que yo.

El contacto que estamos teniendo aquí,

algo se me está pegando.

Ahora tengo yo la culpa de que tú tengas ese carácter de...

De mandona.

Pablo, que no llores con la canción de Félix,

tiene un pase.

Que no llores con la canción de Marco,

me parece increíble.

Pero si no lloras con la canción de Chanquete

es que eres un insensible.

Me puso unas sevillanas, "Cuando un amigo se va".

Si me hubiera puesto alguna de "Sonrisas y lágrimas",

que siempre me evocan a mi infancia.

Haberlo dicho.

Julie Andrews me recuerda tanto a usted...

Me hubiera emocionado tanto...

Son cosas que hay que tener en cuenta.

No llores, no llores.

¿Quién nos queda?

Nos queda, por alusiones, la Srta. Furiase.

Cuidado, que no llora lágrimas de cocodrilo,

llora lágrimas de loba.

¿Puedo mirar a la luz fijamente sin parpadear?

Algo así.

Si me hubierais pillado ayer,

que vi una película tan bonita y lloré tanto...

Recuérdela.

¿Me podéis poner música?

¿Qué música quiere, señorita Furiase?

"Bailando con lobos", la banda sonora.

Me voy a poner a llorar mucho.

Cuando os cuente por lo que es os vais a descojonar.

O no.

Se ha caído al suelo.

Está aquí pero no sale.

(Aplausos)

-Bravo.

-Qué pena me ha dado verme.

¿Por qué te llevas ese sofocón con esa película?

Resulta que... Me voy a poner sentimental.

Es un programa de humor pero me voy a poner sentimental.

Mi padre para mí es alguien muy importante.

Siempre me ha recordado a Kevin Costner,

tanto es así que mi madre cuando estaban juntos tenía una foto

de este tamaño del actor en su mesita de noche

y mi padre y yo pensábamos que era él.

Y no era mi padre, era Kevin Costner.

Yo siempre los he tenido a los dos.

Cada vez que veo "Bailando con lobos",

como mi padre se crio en el campo

y yo pasaba mucho tiempo con mi padre en el campo,

veo a Kevin Costner y veo a mi padre...

Yo lloro mucho.

(Aplausos)

Ahora Corbacho tengo como ganas

de puntuar quién recolectó más lágrimas,

porque estaba complicado con la cuchara.

Le quitaba el romanticismo al asunto.

¿Quién ha recolectado más?

Siguiendo el método del señor Fernández,

como diría el gran Chiquito recolectaron más de...

Es que no lo conté.

¿No has medido las lágrimas?

Vi quien tenía el tubo más lleno

pero no concretamente los centilitros.

Ya, ya.

A ver con estos datos tan exactos voy a puntuar con la objetividad

que me caracteriza, claro.

Luego la gente dirá que hago lo que me da la gana.

Por tu culpa.

Voy a puntuar.

6 puntos para Leonor

porque ha conseguido más lágrimas que un montón de gente.

(Aplausos)

5 para David y Elena.

(Aplausos)

No digo ni por qué ni nada. Porque me da la gana.

Cuatro para Goizalde.

(Aplausos)

4 para Pablo, aunque es un insensible.

No sé ni por qué le doy cuatro.

Yo misma no estoy ni de acuerdo conmigo pero le doy 4.

3 para Secun.

¿Perdón?

Desaprovechaste todas las lágrimas.

No echaste ni una, todas cayeron fuera.

Perdona que me meta pero lleva razón aquí la jefa.

Se las ha quedado él.

"No quiero echarlas, me las voy a quedar yo",

¿lo ha dicho o no lo ha dicho? Lo ha dicho.

Ya está.

¡Vamos al ranking!

(Ríe)

(Aplausos)

Vamos a ver cómo queda el ranking

después de la puntuación ecuánime de la jefa

que como siempre puntúa muy ecuánime.

Sumamos los puntos de la prueba.

(Aplausos)

Les recordamos que el ganador del programa de hoy

se lleva los seis objetos que han traído nuestros mandados,

esas seis prendas tan maravillosas que deberían estar

en el museo de maestros de la costura.

Ese picardías flamenco,

esas zapatillas que son para correr,

esa gorra que se ve de noche,

el mono dile butano o dile naranja,

lo de Núñez que ni me acuerdo de lo que era,

los pantalones de Kurdistán tan tan... del señor Fernández.

(Aplausos)

Algún día deberías hacer una cosa benéfica.

Eso es maléfico.

Yo me llevaría cada una de las prendas.

Y me las pongo ahora todas. La gorra, el pantalón, todo.

Lo ha dicho él.

Queremos una foto de Mario con todas las prendas

que han traído nuestros mandados.

Dicho queda.

(Aplausos)

Así me gusta.

Estamos todos conectados porque esto es "Dicho y hecho"

y somos fans de Anabel Alonso.

Si quieren estar conectados no se pierdan la siguiente prueba

porque eso sí que es el potro de la tortura.

Esto es un plinto, se llamaba en mi época.

(Grita)

¿Qué toca?

¿Cómo estamos?

Muy a gusto. ¿Tú qué tal?

Muy bien.

Contento, disfrutando de este maravilloso día en Villa Mandona.

La verdad que sí.

-¿Te he asustado? Sí, sí.

¿Le trae recuerdos de su infancia el potro?

Sí.

No se me daba muy bien,

"Supongo que siempre has pensado que saltar el potro

era un ejercicio absurdo que nunca en la vida ibas a necesitar."

-"Pues efectivamente, así es.

Pero como también sabes estoy aquí para que te superes."

-"Y tú para divertirme. Gracias Anabel."

-"La prueba de hoy es la siguiente."

-"Tienes que hacer la cosa más increíble y espectacular

que se te ocurra con este potro."

-"Tienes diez minutos y el tiempo comienza

con tu primer salto acrobático."

(Aplausos)

Mario, ¿qué habrías hecho tú? Saltar el potro.

¿Y eso te parece espectacular y original?

Es lo que hacíamos cuando éramos pequeños en gimnasia.

A mí me gustaría haber hecho esta prueba.

Para saber si por fin he aprendido a saltar al potro.

Es una de las pruebas más impactantes

en todo lo que llevamos de temporada de programa.

Impactantes, te refieres a impacto.

Exacto. Me refiero a impactos.

Hay de todos los tipos.

Vamos a empezar con la señorita Furiase y el señor De la Rosa,

que en esta prueba la verdad es que lo dieron todo.

Puro espectáculo.

¿Qué saltemos el potro?

Qué malas sois haciendo estas cosas de gimnasia.

Yo quiero ver a Secun haciendo esta prueba.

-Esto es calentar.

Muy bien. Calentando y estirando.

¿Cómo era el potro?

El mono este no me deja abrirme mucho.

Muy bien.

Diez minutos empiezan a contar ahora.

Vertical.

Prefiere usted saltar a lo largo.

¿Así mejor?

No hace falta que se rompa la crisma, señorita Furiase.

Perfecto, empiezan a contar los diez minutos.

Así cortaba, así, así.

Qué canción más machista.

-Cojo esto para hacer una cosa espectacular circense.

Homenaje al mundo del circo.

A Circe, a Payasito, la gente del circo.

Me tiene intrigado, señorita Furiase.

¡Un segundo!

No sé si ha sido buena idea.

¿Quién soy?

Como me digas que soy un travesti o Madonna o algo de eso, te cagas.

(Tararea)

Daenerys Targaryen,

soy Khaleesi madre de dragones.

Khaleesi viene de caló y Khaleesi es gitana.

Está en nombre Saray y Khaleesi, la Khaleesi Montoya.

-Voy a poner aquí un círculo azul, aquí otro naranja y aquí otro,

para darle estética a este negro.

Para mayor espectacularidad,

David Coperfield,

me voy a atar con todo esto, voy a estar atado.

Tenemos una gran dificultad añadida.

Va aquí por lo que puede rodar y moverse.

Es muy peligroso.

-Toda madre de dragones futura reina del trono,

tiene a una mano.

Este es mi Tyrion Lannister.

Hablo más como Maléfica que como Daenerys.

-Me voy a subir aquí de tal manera que caeré de pie aquí.

Haré tremendo salto para esquivar todos estos obstáculos.

En cuanto caiga pondré de pie estos dos dentro de dos aros azules.

-¡Viento del norte!

Tyrion muere.

¿Tyrion? Ha muerto pero yo sigo viva.

-Me gustaría mucho que este número fuera acompañado

de una música muy épica.

Navego entre Charles Chaplin y Mel Gibson.

-¿Ya me puedo ir?

Sí, ha estado muy bien. La jefa estará muy contenta.

Me quedo con el dragón.

Le doy de beber de vez en cuando y se lo cuido.

Muy bien, así me gusta,

no como el otro que se me ha convertido en un zombie.

(Aplausos)

-Tengo que decir por mi compañero

que él ha hecho lo que ha dicho, mal o bien, pero lo que ha dicho.

-Muchas gracias.

-Mi Khaleesi ha sido mu guay.

¿Qué opináis?

Al principio pensaba que era Frozen.

Tenía un aire.

Le cabe.

La idea del dragón me ha parecido mucho mejor.

Vamos a ver a dos forajidos de leyenda,

el señor Fernández y el señor Carbonell.

Espero que me salga.

(Aplausos)

Empiezan a contar los diez minutos.

Ese es un buen salto para empezar el tiempo.

El tiempo empieza ya.

Voy a hacer el salto del motero. Me voy a disfrazar de motero.

Voy a ser rollo "Easy Rider".

¡"Easy Rider" "men", aleluya!

"Hijos de la anarquía" también. Hijos de la anarquía.

No vamos a destrozar más títulos de motos.

Le voy a dejar a usted aquí que vaya creando su potro moto.

Hola, ¿qué tal? Muy buenas.

¿Qué vas a hacer, Pablo?

Voy a hacer un bonito caballito.

-He montado la moto ya.

Mis alforjas, mis tubos de escape,

he puesto los espejos retrovisores, las luces,

esto que he encontrado por ahí

que era un carrito para llevar cosas,

que es mi manillar,

y ya tengo mi Chopper montada.

-Pongo los ojitos.

Observen ustedes que aquí le voy a poner ahora el flequillo.

La crin.

Esta cinta está muy bien hecha. Le voy a poner una cola al potro.

-¿Qué me falta? Esto, que también lo he pensado.

Y tú dirás: "¿Qué es esto?".

¿Qué es esto? Mi tronca.

-Damas y caballeros, mucha atención,

porque mi caballo va a realizar un salto espectacular.

-Pégate a mí, tronca.

-Por el circulito.

Y salta con mucho estilo.

¿Han visto ustedes cómo ha atravesado esto

que no tiene ninguna abertura?

Lo pueden ver.

Ahora pasa por aquí también y otra vez ha pegado el salto.

¡"Voila"!

-Tranquila, cariño, estás conmigo.

Mientras estés conmigo nunca te pasará nada, tronca.

-Gracias. Muchas gracias.

(Tararea)

¡"The King of the world"!

(Aplausos)

David, ya hemos visto que tú muy bien,

pero, ¿qué tal ves a tu tronca?

Lo dejamos.

Pablo, después de ver tu faceta de domador

se rumorea que a ti no te va a llamar

ni el Circo del Sol ni nadie.

Yo me ceñí a la prueba, que era hacer un salto del potro.

Cogí un círculo,

que visteis que no tenía ninguna abertura,

e hice pasar el potro por el círculo.

El potro saltó. Me ceñí a eso.

Impresionante. ¿Goizalde qué ha hecho?

Atención en casa.

Si no están atentos se lo pueden perder.

Es un visto y no visto. Vamos a ver.

Estoy a la espera de su salto acrobático de inicio.

Voy.

¿Este es el salto acrobático? Sí.

Muy bien.

¿Puedo coger cosas y poner cosas encima también?

Voy a buscar alguna cosa que haya por aquí

para mover de una manera espectacular

este trasto.

Potro, perdón.

Creo que ya lo tengo.

Voy a hacer una sorpresa.

Voy a intentar hacer magia.

Calabín, calabín, calabán, calabín bom bam.

¡Una, dos y tres, ya!

Espectacular.

"Voila". "Voila".

No me negarás que este no es un programa mágico.

Es majísimo. Majísimo y mágico.

Majísimos todos y mágico todo. Mágico, muy mágico.

Que a una señora le digan qué tiene que hacer con un potro

y lo desaparezca con una manta yo no lo había visto nunca.

¿Cuál era el truco, Goizalde?

Los trucos nunca se pueden desvelar de los magos,

porque entonces no es magia.

Cada uno tenéis vuestra lógica.

Si aquí se pueden usar poderes...

-Puedo opinar también un poco, ¿no? Puedes opinar.

Cuando voy a hablar nunca me dejan.

Entre tonto e hinchado nunca puedo hablar.

Que no, mi vida. Escribo teatro.

No, mi vida. No, por Dios.

No nos puedes dar pie.

¿Sabes lo que me ha pasado viendo las pruebas?

Que me han parecido muy divertidas y muy graciosas.

Ha sido tan divertido ver todas las pruebas,

eran tan surrealistas, tan llenas de color

y un humor tan diferente y tan peculiar,

que el que pongan un potro ahí y la gente haga cortos de comedia

a ver quién lo hace.

Grandes compañeros. -Si es verdad, si es verdad.

Un momento,

porque queda la mejor de las seis historias.

La linda historia de una pequeña potrilla

que llegó al programa un poco a lo loco

pero que se ha convertido

en una auténtica jaca cordobesa llena de energía y de fuerza,

porque en esta prueba la señorita Lavado lo da todo.

Se moja, pero de verdad.

En el momento que usted de el primer salto acrobático

empezarán a contar los diez minutos.

Vamos a hacer el primer salto acrobático

para marcar el inicio de los diez minutos.

Empieza el tiempo. Diez minutos.

Esa es la actitud, señorita Lavado.

Me he dado aquí.

¿Qué es lo que yo quiero hacer?

¿Qué hace usted ahí dentro?

Estoy decorando un poco lo que quiero hacer.

Lleva dos minutos dentro de la...

Creo que lo tengo todo.

Voy a hacer una cosa.

Lo vas a flipar.

Ha llegado aquí el miedo de las olas, la rompeolas.

Esta es mi tabla de surf, don José. Suerte, a por la ola.

Objetivo de mi potro de mar. Yo soy una surfera.

Preparación. Los pies hay que ponerlos así.

Muy bien, a ver.

¡Ola, ola, ola!

¡Que viene, que viene, que viene!

Llegan olas, señorita Lavado. Venga, las cojo.

Ola pequeña.

Ola pequeña.

Ola pequeña.

Y cuando llegan siete pequeñas, una grande.

¡La he cogido, la he cogido!

¡Tarifa 2018!

¿Esto es lo más espectacular

que se le ocurre a usted para esta prueba?

No, tengo un final mucho más espectacular.

Está fresquita.

Muy bien, señorita Lavado.

La temperatura del agua es -10 grados

y hay una temperatura exterior de 5 grados.

Enhorabuena, señorita Lavado.

(PÚBLICO) ¡Lavado, Lavado, Lavado!

-Lavado se dio un buen lavado.

Leonor, ¿después de este baño

se te ha curado lo de la personalidad múltiple?

Ese frío debe curarlo todo. Ya te has curado, ¿no?

Te lo voy a decir como Eva Hache. Pues no, no se ha curado.

Sí, me tiré a la piscina, pero no la dejé preñada.

Chistaco.

No, no se ha curado.

Ahora sí que te han felicitado tus compañeros

y también te felicito yo,

porque ha sido una concursante estupenda,

porque hay que tirarse a los -10” del agua.

Realmente admiro tu espíritu de sacrificio

y creo que va a haber recompensa.

Yo no tengo duda de quién va a ser

la destinataria de estos 6 puntos,

Leonor, por su escuela de sirenas.

(Aplausos)

Goizalde, 5 puntos por el arte birlibirloque.

Los demás, a todos, 4, porque lo habéis hecho muy bien

y estaba muy difícil.

¿Cuatro? Frozen no ha saltado.

Vamos a ver cómo queda el ranking después de la prueba del potro,

porque puede que dé un vuelco espectacular.

Sumamos los puntos de los potreros y potreras.

Vemos que Fernández sigue último con 24,

Furiase con 27, Carbonell con 28,

Núñez con 28,

Lavado con 32 y de la Rosa con 33.

¿Puedo decir algo? Sí.

Me parece increíble ir en cabeza, me parece muy fuerte.

Es la Khaleesi gitana, la -10”,

la maravilla de Pablo, la maga, David.

Entiendo que lo que quiere decir usted es

que el ranking está muy apretado,

que en la última prueba en directo se puede decidir todo.

No, se va a decidir todo.

Porque esto es "Dicho y hecho".

Vamos a la prueba del mono.

(Aplausos)

(Aplausos)

Última prueba, la prueba definitiva del programa de hoy.

Vaquerizo, como invitado del programa,

le voy a pedir que cambie nuestro fondo de pantalla

para la prueba con un movimiento divertido.

Mario, qué maravilla de fondo,

es de los fondos más bonitos que ha habido en el programa.

Corbacho, tú sigue delegando,

que ya verás cómo te acabo sustituyendo,

porque esto es una idea fantástica.

Yo misma con colores, me gusta.

Mario, le iba a pedir que leyera el sobre,

como veo que la jefa le está cogiendo mucho cariño,

léalo sin gracia ninguna, que me va el puesto.

Vamos a leer, sin gracia ninguna,

la última prueba de este programa maravilloso,

que se llama "Dicho y hecho".

Todo lo hace bien.

(Aplausos)

Qué gracioso soy, ha tenido hasta gracia.

¿Os habéis enterado de algo? Yo no me he enterado de nada.

Tan buen asistente no es.

Como creo que los mandados no se han acabado de enterar

de lo que ha leído Mario, les voy a recordar

que tienen dos minutos para pintarse todo lo que puedan menos la cara.

Es importante, el que se pinte la cara un poquito,

está penalizado.

Gana quien más se cubra.

Gana el que más pintura o más color acumule en ese mono blanco.

Mario, te voy a pedir,

ya te estamos haciendo trabajar mucho,

pero lo haces tan bien...

Una vez que demos por finalizada la prueba,

coloques de mayor a menor pintado según tu criterio.

El que más pintado está, a tu vera,

y hasta aquí al menos pintado.

Dos minutos que empiezan ya.

Animad un poquito.

Hay que mancharse lo máximo posible.

Lo máximo posible, está el señor verde, manchándose.

El señor rojo, sale nube de polvo dentro de su tienda.

Elena es la muchacha azul, la pitufina.

El Sr. Fernández es míster naranja.

¡30 segundos!

¡20 segundos!

Últimos diez segundos.

(TODOS) Nueve, ocho, siete, seis,

cinco, cuatro, tres, dos, uno.

¡Tiempo!

Todo el mundo quieto. Quietos parados.

Vamos a dar un paso fuera de la tienda.

Mario, procede a ordenar de más pintura a menos.

¿Tú crees que debo? Debes, sí.

Primero tengo que tener un poco de perspectiva,

yo soy una persona muy objetiva.

Se ve muy claro.

Eres el más pintado.

-Lleva la cara manchada.

-No, eso es un reflejo, no se ha pintado.

Por detrás un poquito.

Leonor.

Está fresquita.

Sigan girando.

No hay hueco. -Deja de pintarte.

Mario, si quieres, te puedes sentar ahí.

Desde aquí, a ver qué te parece.

Yo creo que tiene que irse al tercer lugar, Secun.

Me he equivocado, espérate,

que tú no estás en el tercero, está ella.

Ponte tú ahí, soy daltónico.

Está decidido todo, Elena aquí.

¿Pero falta alguien? -Estamos todos aquí.

-Os habéis ido más para allá.

Yo te dije que pusieras de más a menos pintado,

cosa que has hecho.

Pero el Sr. Carbonell tiene la cara pintada,

con lo cual está descalificado.

Porque me he rascado.

Doy los 6 puntos íntegros a Leonor Lavado.

(Aplausos)

Ha sido un placer tenerte como invitado en mi casa,

ha sido un gustazo, me has ayudado mucho,

lo has decidido en la prueba final, se lo jugaban todo.

¿Pero lo he hecho bien? Lo has hecho muy bien.

Antes de irte, no te vayas sin dejar un currículum.

Yo creo que me va a hacer falta.

Si no es para ayudante, igual para otro mandado.

Mejor de mandado que de ayudante.

Todo me viene bien. Pero a mí no.

Vamos a ver el ranking con estos 6 puntos.

Sumamos los 6 puntos que le ha dado la jefa a la Srta. Lavado,

que se convierte en la ganadora del programa de hoy.

38 puntos.

Srta. Lavado, a los atriles.

Los premios son suyos.

Como no podía ser de otra manera,

doy por terminado este programa de hoy.

(Aplausos)

Es un poco un patito zombi.

-Esto es "Dicho y hecho".

-Dejasteis que el pobre Tommy no jugara con el muñeco de nieve.

-Yo soy fan de Anabel Alonso.

-Qué voz se te pone con el helio, es maravilloso.

-Con dos ovarios, que los tengo de grandes como tu cabeza.

-Esto empezó siendo un juego

y ha acabado siendo una tortura china.

-Es que le he dado vida,

soy como el Dr. Frankenstein pero de la mierda.

-Dale un beso porque es mi amigo, dale un beso.

Thomas, dale un beso.

(Canta en inglés)

-Mi amigo sueco y yo vivimos mil aventuras.

Dicho y hecho - 13/04/18

13 abr 2018

Programas completos (5)

Los últimos 21 programas de Dicho y hecho

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios