www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4696773
No recomendado para menores de 12 años Días de cine - 16/08/18 - ver ahora
Transcripción completa

Belén Rueda vuelve al género que más éxitos le ha dado, el terror.

¿Sabe lo que he tenido que hacer para no perder a Clara?

-¿Eso está pasando?

Mila Kunis protagoniza una comedia de espías.

Papá, ¿adónde va?

El choque de dos culturas y dos generaciones

vivido por un adolescente pakistaní.

(Música)

En 2012, David pictórico ganó con su cortometraje

el Eurofilme Festival.

El premio la reportó la suma de 500.000

para crear una serie de ciencia ficción de cuatro capítulos

nada menos que con Ridley Scott y Michael Fassbender

como productores ejecutivos.

Me encontré con Michael Fassbender dándome el premio.

Muy bueno para mí, muy bueno para mi carrera, yo creo.

De alguna manera me dio visibilidad.

Tanto "La culpa" tenía en común la pérdida de un ser querido.

Voy pudiendo observarme a mí mismo,

cómo mi trabajo acaba siendo un reflejo de mí mismo

y mis inquietudes.

Al final, no hay pregunta para mí más importante que qué es la muerte

y qué es lo que aporta a la vida de las personas

la muerte de un ser querido.

-Por favor, no me puede hacer eso. Por favor.

Un thriller sobrenatural que propone al espectador

una convención: la aceptación por el tiempo que dura la película

de la existencia de seres que moran en el más allá,

como el diablo u otras criaturas de su especie.

Con esa premisa, nada es imposible.

Pero no quiere decir que todo sea creíble o aceptable.

No sabemos cuántas horas ha pasado en coma diabético.

La posibilidad de que despierte algún día es improbable.

La primera ley en el cine fantástico es que la piedra angular

sobre la que debe apoyarse el desarrollo dramático

de la historia es la verosimilitud.

En "El pacto" este es el punto más débil.

A partir del momento en el que la protagonista

entra en contacto con el hombre en contacto de toda la trama,

un individuo que le propone salvar la vida de su hija

a cambio de un sacrificio.

Puedo salvarla.

La presencia de Belén Rueda,

independientemente del buen hacer de esta actriz,

le confiere a la producción un toque da redundancia,

por la frecuencia en la que se le ha visto en producciones

de género similar.

Su nombre casi termina siendo sinónimo de terror,

lo que oculta su capacidad para otros registros.

¿Quién eres?

-Cuando haces género,

puedes meterte en la mente de cada uno de los personajes

y con unas reacciones que dependen de su pasado,

tienes un abanico de posibilidades

y un abanico de creatividad que es infinito.

-El caso de Clara es como un milagro.

Nadie ha visto nada parecido.

-¿Sabes lo que he tenido que hacer para no perder a Clara?

Junto Belén Rueda, el actor argentino Darío Grandinetti

en el papel de un policía separado de su mujer

por problemas de alcohol.

Grandinetti no tiene espacio para demostrar su trabajo actoral,

que entra en contradicción con el diseño demasiado esquemático

de su personaje.

Probablemente, David Victori encontrará en películas venideras

la ocasión de sacarle más partido a su incuestionable dominio técnico,

pero creemos que lo hará si se aleja del modelo de ficciones

en las que la tensión le debe más a lo impresionable

que sea el espectador que a las fuerzas que bullen en su interior.

(Música)

Fascinante personalidad dentro y fuera de la pantalla,

talento indiscutible delante y detrás de la cámara.

Algo más que una actriz mucho más que un icono.

Una mujer que no se conformó con el papel que le habían asignado.

Aida Lupino realizó interpretaciones memorables

en una época en la que las mujeres no se sentaban

en la silla del director.

También escribió guiones y compuso música.

La película de su vida comenzó en Londres.

Procedía de una estirpe que llevaba el teatro en las venas.

Su paso al cine fue inesperado pero firme.

La seleccionaron para un papel para una prueba a la que se presentaba

la madre de la joven.

Tenía 15 años y fue bautizada.

A finales de ese año, firmaba un contrato con Paramount.

Demasiado adulta por aspecto y por carácter,

no podía ser una estrella juvenil.

Empezó a encadenar papeles de chicas duras y de ingenuos.

--ingenuas

La primera vez que pudo demostrar su capacidad dramática fue en 1939.

La película era "Sherlock Holmes contra Moriarty".

Su siguiente apuesta fue interpretar,

contra la opinión de todos,

el papel de una chica de clase humilde, descarada y antipática.

El paso definitivo lo dio con una película de Raul Walsh,

que le permitió tocar las notas del histrionismo

en una secuencia memorable.

"El último refugio" la puso en la cabeza del cartel.

Interpretaba a una chica que quiere escapar de la miseria,

más lista que los hombres y sin nada que envidiarle al mismísimo Bogart.

Este tipo de personaje se convirtió en la marca de Lupino.

Buenas chicas mareadas por la vida que habían perdido la inocencia

por culpa de un hombre o tratando de escapar de la pobreza.

Lo hizo en melodramas donde dejó claro que sabía cantar.

Lo hizo en títulos que recogían la herencia del realismo poético.

En sus películas, Lupino dio muchas bofetadas y también recibió algunas.

Aprobó la reválida como mala de la película

en el papel de perfecta hermana manipuladora.

Cuando era mala, era mucho mejor.

Pisó con fuerza el territorio del gótico también como hermana.

A finales de los 40, Lupino llegó al que parecía su destino,

el cine negro, y llegó con la lección bien aprendida,

tanto que supo evitar el estereotipo de la mujer fatal

sin perder encanto.

Su forma de cantar no deja indiferente.

A esas alturas de su carrera, estaba cansada de repetir personajes

y de que el estudio la suspendiera de sueldo.

Fundó una productora independiente.

Se llamó The Filme Makers.

Su objetivo era producir películas independientes y baratas.

Entre 1949 y 1953, dirigió seis películas,

donde demostró que poseía una voz y una mirada propias.

Los temas serán provocadores: la violación, la bigamia

o el asesinato en serie.

Pero el tratamiento evitaba el sensacionalismo,

aunque teñido de angustia y confusión.

Los personajes estaban muy lejos de los que ella interpretaba.

Eran gente normal, de clase media,

cuya seguridad se rompía de forma traumática.

Su debut en la dirección parecía fruto de la casualidad.

El director contratado sufrió un ataque al corazón

al comienzo del rodaje.

Lupino ocupó su lugar con naturalidad,

aunque no quiso firmar la película.

Pero "Not Wanted" es un film con la señas de Lupino.

Una mujer que pasa por un calvario de culpa e incomprensión.

Su nombre sí aparecía como directora en un filme sobre una bailarina

que contrae una enfermedad.

Esta premisa melodramática se convierte en manos de Lupino

en un agudo estudio de comportamientos.

En su cine, los personajes están atrapados por sus miedos

y por la presión social.

Esto es más evidente aún en el caso de una chica violada,

un hecho que rueda de forma magistral

para poner en evidencia el pánico de la mujer.

Pueden ser presiones derivadas de una carrera deportiva

fomentada por una madre que quiere prosperar económicamente,

algo que convertía el cuerpo de la protagonista

en una máquina al servicio del éxito.

En "El autoestopista", su mirada se centraba en la violencia

y los miedos masculinos.

Basándose en un caso real,

el de un psicópata que asesinó a seis personas,

construye una soberbia pieza de cine negro con los mínimos elementos.

Al estilo de Lupino es conciso y económico.

La factura de su cine es clásica,

pero con una interesante combinación

de elementos documentales y simbólicos

que surgen con naturalidad de la narración.

Su trabajo con la cámara combina la funcionalidad y la elegancia.

Lupino solo se dirigió a sí misma una vez,

en la historia de un hombre casado con dos mujeres.

La película es más contenida visualmente

aunque está soberbiamente interpretada.

Pero nunca juzga, solo muestra el problema.

Aparecía también como actriz en otra producción de su compañía,

donde también ejercía de productora y guionista.

A pesar del reclamo que suponía su presencia,

su productora terminó cerrando

y su carrera como directora se esfumó.

En los años 50, trabajó a las órdenes de tres grandes directores

en tres de las películas más importantes

de sus respectivas carreras.

Son trabajos que muestran su plena madurez como actriz.

Pero trabajo con igual de dignidad en producciones pequeñas,

algunas muy interesantes.

Al mismo tiempo, dirigió su carrera como directora hacia la televisión,

donde trabajó hasta finales de los años 60

y donde se valoraba su rapidez y economía en los rodajes.

Firmó capítulos antológicos en series clásicas.

Volvió a la dirección cinematográfica

con un convencional relato sobre un internado de monjas

al que supo insuflar vida por encima de los tópicos.

Fue su último trabajo para la gran pantalla.

Aunque fue la segunda mujer admitida de la asociación de directores

de Hollywood, su carrera ha sido ignorada mucho tiempo,

y solo empieza a ser conocida y valorada poco a poco.

Un tardío reconocimiento para alguien que dijo de sí misma

que era la Bette Davies de los pobres como actriz.

Por suerte,

fue sencillamente Ida Lupino.

Fue el filósofo griego quien dijo en su día

aquello de que el hombre es la medida de todas las cosas.

Un pensamiento que dio lugar siglos después

a lo que conocimos como el Renacimiento,

aquella etapa que terminó con la Edad Media.

Partiendo de la base de que hoy hubiese dicho que el hombre

y la mujer son la medida de todas las cosas .

Aquel pensamiento significó que Dios quedaba apartado del centro

de la sociedad.

Pero no en todos los sitios ha sido así.

Hay otras culturas que tienen aún mucho que hacer al respecto.

"El viaje de Nisha" pone sobre la mesa de forma desasosegante

la cruda realidad que viven las mujeres,

a la que el término machista se le queda muy pequeño.

Nisha es una chica normal

que lleva una vida distinta de puertas adentro de su casa.

Algo tan aparentemente trivial como un novio

y un beso en el lugar inapropiado

da lugar a que se vea la verdadera naturaleza de la familia.

Con la connivencia de su hermano.

La historia tiene que ver mucho o en parte

con la propia historia de la directora,

quien con 14 años fue obligada por sus padres

a ir a una especie de purificación moral ante la contaminación

de la sociedad occidental.

Nisha no es culpable de nada,

aunque todo el empeño es en hacérselo creer.

Están ante todo el qué dirán y la reputación.

Situaciones, por cierto, no tan ajenas

a nuestras sociedades occidentales hace apenas 40 o 50 años.

Nisha no se va a rendir tan fácilmente,

aunque los espectadores sufrimos con su negación silenciosa.

La película toca un tema controvertido

que será utilizado por xenófobos para poner de relevancia

los tópicos sobre otras culturas y la inmigración.

"El viaje de Nisha" no es "Oriente es oriente"

ni "Quiero ser como Beckham".

Y tiene más en común con una espléndida película

como "El apóstol",

en este caso con un hijo repudiado por su familia

por no seguir la recta vía.

Cuenta la directora Iram Haq en diferentes entrevistas

cómo su película pretende crear puentes entre culturas.

Simplemente no contiene sentimientos.

Aunque eso no me convierte en una mala persona.

Solo significa que tengo que esforzarme más en ser buena.

-Después, ya no te mantendré.

-Lo odias, lo detestas.

¿No has pensado en matarlo?

¿De qué modo lo harías?

-Tengo un arma.

Tú no sabes de dónde vengo yo.

-¿Qué voy a decirle a mi padre?

-Ponte un gorro.

(Música)

No basta con ponerle el disfraz de indiana Jones a Angelina Jolie

para cambiar el paradigma dominante en la representación

de los roles de género.

Me niego a ser una niña llorona.

Esta es mi vida.

Ha sido necesario que las mujeres accedan,

aunque sea con cuentagotas,

a los mecanismos de control de la industria

para que cambie significativamente el relato.

No importa que solo una directora haya ganado hasta ahora

la Palma de Oro de Cannes,

nada ni nadie podrá contener el clamor del talento femenino

en el cine contemporáneo.

"Wonder Woman", primera superproducción de Marvel

dirigida por una mujer,

revolucionó el cine de superhéroes en clave feminista,

del mismo modo que "Black Panther" lo hizo con los clichés de raza.

El estreno de una comedia menos ambiciosa, "El espía que me plantó",

se lo pasa en grande poniendo en ridículo

los lugares comunes de películas agentes secretos.

Se ven obligadas a viajar por medio mundo

huyendo de una colección testosterónica de villanos.

¡Dios, la leche! ¿Qué ha pasado?

Lejos de transferir los atributos heroicos

de James Bond a los personajes femeninos,

Susanna Fogel prefiere jugar la baza de la comedia del arte.

Con resultados francamente simpáticos.

¿Sientes dolor?

-Se me dan como el culo Los Secretos.

Se pone cachonda con minions.

-Solo con el cíclope.

Confiando en la vis cómica de sus actrices

para alargar el chiste hasta las dos horas.

A mi despacho.

-¿En serio eres la jefa

y no has sacrificado ni una pizca de feminidad?

(Música)

(Música suspense)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Días de cine - 16/08/18

Días de cine - 16/08/18

16 ago 2018

'El pacto' es uno de los estrenos destacados de la semana. La historia narra cómo ante la inesperada e inminente muerte de su única hija, Mónica (Belén Rueda) deberá descender al mismísimo infierno para evitarlo. Se trata de un thriller con elementos sobrenaturales.

'El viaje de Nisha' es una película noruega, dirigida por Iram Haq, que además es responsable del guion, basada en sus experiencias como hija de emigrantes paquistaníes en Noruega. El largometraje muestra la dura realidad de las niñas y mujeres que, como la protagonista, ven anulada su voluntad por una concepción integrista de la religión y del papel de las mujeres en la sociedad.

El programa también habla de la comedia veraniega 'El espía que me plantó', película dirigida por Susanna Fogel y protagonizada por Mila Kunis. Audrey y Morgan son dos amigas que se ven involucradas en una conspiración internacional cuando una de ellas descubre que su exnovio era en realidad un espía.

Además, esta semana el programa recupera el reportaje sobre el centenario de Ida Lupino, actriz y pionera femenina en la dirección y la producción. Su figura es especialmente relevante para reivindicar la presencia de las mujeres en el cine.

ver más sobre "Días de cine - 16/08/18" ver menos sobre "Días de cine - 16/08/18"
Programas completos (520)
Clips

Los últimos 5.443 programas de Días de cine

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios