'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

4888994 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años Diario de un nómada - Ruta de los exploradores de América. Capítulo 6: Cataratas de libertad - ver ahora
Transcripción completa

Recorremos el Uruguay.

Unpaís verde, acuático.

¿Me he mojado? De arriba a abajo.

y con algunas fieras.

Esto es el verdadero monstruo del Uruguay, ¡tarántulas asesinas!

¡Brasil, very good, very good!

Y en Brasil visitamos una aldea...

Hemos venido a una aldea guaraní y aquí estoy con mi amigo Cristino,

-¿qué tal, Cristino? -Bien.

Una misión,

y un prodigio natural.

Esas cataratas no son sólo una postal, son un testimonio delibertad.

Éste es Miquel Silvestre, viajero y escritor.

Trabajaba en un despacho pero un día abandonó la corbata

para hacer realidad el sueño de la aventura.

Desde entonces es un nómada.

He dado la vuelta al mundo

siguiendo el rastro de los exploradores menos conocidos.

¿Y vosotros sabéis quién es ese señor que está ahí arriba?

Y he querido ver los lugares donde la Historia sucedió.

El monumento a Fernando Magallanes, aquí lo mataron.

Ahora comienza un gran viaje por Sudamérica

desde el Estrecho de Magallanes al Canal de Panamá

para contarlo en su diario.

Su Diario de un Nómada.

Cataratas de libertad

En la etapa anterior, nos despedimos de Argentina

y del recuerdo del malogrado Juan Díaz de Solís,

descubridor del Río de la Plata.

Hemos cruzado a la otra orilla del estuario

y nos encontramos remontando el Uruguay,

río que da nombre a todo un país.

Es una región llana, fértil y húmeda, de tierra roja y horizonte verde,

donde pastan los caballos, los pájaros construyen sus nidos,

y el tiempo semeja languidecer

sin que la palabra prisa parezca tener sentido.

Éste es el gran río Uruguay, que da nombre a un moderno país

que en tiempos de la colonia se llamaba simplemente

la Banda Oriental.

Este gran cauce fue explorado por Sebastián Caboto,

y además servía como una frontera política

entre dos imperios en conflicto que determinó también

enormes diferencias en cuanto a la organización

de la colonia y el tratamiento del pueblo indígena.

Vamos a seguir este cauce que es fuente de riqueza,

fuente de vida, y además canal de comunicación

y transporte de mercaderías y personas

hasta prácticamente sus fuentes.

Vamos a llegar hasta Iguazú.

Uruguay es uno de los países más verdes del mundo,

y por supuesto no le falta agua.

¿Me he mojado? Sí, de arriba a abajo.

Es como si me hubiera sumergido en una piscina

o llevara horas lloviendo.

Pero lo más curioso de todo es que no lo estamos haciendo a propósito,

es que es lo que hay en la ruta.

Para pasar estos vadeos tienes que cogerlos con velocidad

porque si no te puedes quedar dentro,

y si se mete el agua dentro del motor, se acabó.

Esto es el verdadero monstruo del Uruguay,

la carretera está llena de ellas ¡Son como tarántulas asesinas!

Este mural nos recuerda

la fundación de la Villa de Belén el día 14 de marzo de 1801,

para ellos constituye una enorme antigüedad.

Para nosotros como españoles que tenemos una historia tan antigua

nos resulta curioso que un pueblo de apenas 200 años

se considere una villa histórica.

Uruguay la verdad es que la impresión que da

es la de ser un país anclado en el tiempo,

como 4 o 5 décadas atrás.

Por ejemplo, la escuela que tenemos allí está prácticamente sin remodelar

desde hace... ¿50 años?

¡Venga chavales que ha llegado el momento de entrar en clase!

¡Venga para adentro! Venga.

Tengo el poder de paralizar a los niños.

Podéis entrar. Claro, ¡venga para adentro!

Nada, no quieren entrar.

Bueno, entraré yo. Yo quiero ver cómo es esta escuela.

¡Very good, very good! Oye pues nada, muchas gracias,

¿cómo os llamáis?

Mi nombre es Sara, y soy docente de 4 año.

¿Y tú?

Cecilia, y soy la maestra de 3.

Sara y Cecilia.

Nada, simplemente tenía curiosidad por cómo es la enseñanza aquí.

En la escuela tenemos aproximadamente 300 niños.

Tenemos de inicial 4 hasta 6 año de la escuela.

O sea que tenemos niños desde 4 años hasta 12 años.

¿Y entonces la enseñanza obligatoria hasta qué edad es?

Hasta los 18.

Hasta los 18 años. ¿Y es pública y gratuita?

Pública, gratuita y laica.

Y una cuestión que a mí me interesa mucho,

la enseñanza de la Historia.

Concretamente aquí en Uruguay me ha interesado

la fundación de Montevideo, la fundación de Sacramento

y la exploración de Juan Díaz de Solís.

¿Todo eso lo enseñáis aquí a los niños?

Sí, mi programa en 4 año especialmente es ese.

La época del descubrimiento,

desde dónde hacia dónde llegan los españoles

y cuál es el objetivo, cuáles son los recursos que utilizan.

Y también el aporte cultural,

ya sea a través de la música, o del arte, o del idioma,

toda esa influencia española que tenemos,

o desde por ejemplo la descendencia de los apellidos.

Más para los niños más pequeños que todavía no saben comprender

un periodo histórico pero sí conociendo una guitarra

o escuchando una zarzuela, si no me estoy equivocando.

La pregunta que normalmente en España se haría cualquiera es,

¿están bien pagados los maestros en Uruguay?

No. Con razón por el hecho de que la canasta básica en Uruguay

se aproxima en torno a los 20.000 o 21.000 pesos,

y un sueldo docente como nosotras que somos ingresadas hace pocos años

está a partir de los 16.000 pesos.

¿Y a pesar de que el edificio se ve tan viejo,

la enseñanza también es antigua?

No, no. Siempre estamos capacitándonos, actualizándonos.

Incluso ahora hace unos años

implementamos el trabajo con las computadoras, con las X-Soft.

Son computadoras portátiles, y es una computadora por niño.

¿Una computadora por niño?

Una computadora por niño.

El niño tiene acceso a Internet, tenemos antenas en la escuela,

y ahí tiene biblioteca, tiene para escribir,

tiene para buscar información en la web.

Los uruguayos tienen una idiosincrasia muy particular.

Viven permanentemente anclados al mate,

se lo llevan de paseo como dicen ellos,

y aman los asados.

En ese sentido serían como los argentinos,

pero, de algún modo, es ser argentinos al cuadrado.

¿No hay mate allá en España? No, en España no hay mate.

¿Y esto qué es, es como un recipiente?

Es como una planta, la planta zapallo.

¿La planta zapallo? Parecida.

Y a ésta le ponen cuero artesanal.

Agua caliente, alguno toma hirviendo pero hirviendo hace mal.

¿Ah sí?

Al estómago. Hay que tomar suave, ni fría ni caliente.

¿Y cuando van en la moto se llevan el mate también?

En la matera, en un bolsito.

Lo ponés y te llevás.

¿Ah sí, tiene usted una matera de esas?

Tengo. Y esto es una matera.

Claro, ahí va el termo y el mate.

Y esa es la hierba. Esta es hierba uruguaya, “Canarias”.

Bueno pues nada, muchísimas gracias.

Chao, buen viaje.

Hola, me han dicho que por aquí hay un altar de la Virgen o algo.

Nosotros venimos de allí, allá a la curva.

Vale, gracias.

Una de las cosas que más se aprecia

del paso de España y su cultura por Sudamérica

es por supuesto el idioma,

pero también es esta fe cristiana tan patente

que se vive en estos países.

Hay símbolos religiosos por doquier, en cualquier sitio.

La gente pone sus reliquias,

sus mensajes, sus buenos deseos, sus flores.

Pero además de espíritu, también existe la materia,

y nosotros necesitamos algo de combustible terrenal

para la motocicleta y el piloto.

¿A cuánto está aquí el litro? 41,80 uruguayo.

¿41,80? Eso es carísimo.

Eso estamos hablando, si 30 uruguayos es 1 euro,

estamos hablando de cerca de 1 euro y medio.

Por ahí. Prácticamente 2 dólares americanos.

Exactamente, 2 dólares.

Uf, ¿y en Brasil cómo está? Está mucho más barato,

está a 10 pesos, 1 dólar y medio más o menos.

1 dólar y medio el litro, pero tiene más alcohol.

Más alcohol, exactamente, ésta es más pura.

¿Es usted el dueño de esto?

Es que tengo hambre, quiero comer algo.

A ver, 6 de pan. Este pan, qué forma más rara tiene.

es cuadrado. Después tiene éste, doblado

Cuadrado y doblado, ¿y cuál es mejor?

Sale lo mismo.

Sale lo mismo. ¿Cuánto cuesta esto?

50 el kilo. ¿50 el kilo de pan?

30 es 1 euro, o sea 1 kilo de pan sale a 1 euro y medio.

¿Cuánto es lo que le debo? 106.

¡106! La fruta siempre es cara es todos lados.

El pan es barato y la fruta es cara.

Bueno, pues nada. Muchas gracias.

A usted. Gracias. Hasta luego.

Adiós.

Bueno camarada, que muchas gracias por todo.

Bueno, con gusto.

Usted ya no agarra el vicio del mate.

No, la verdad que no. Yo tampoco lo voy a agarrar.

A mí eso de agarrar vicios ahora con la edad que ya tengo.

¿Sabe usted lo que decían en mi casa, en España?,

decía un sacerdote a un escritor muy famoso que era Camilo José Cela:

"desengáñese don Camilo, que nosotros no dejamos a los vicios,

los vicios nos dejan a nosotros".

Ahí está.

Siguiendo el curso del río hacia el norte,

llegamos a la frontera de un país convertido ya en un icono

popular de música, fiesta y fútbol.

¡Bienvenidos a Brasil!

La verdad es que cuando llegas a Brasil

a pesar de que no me guste ni la samba, ni el fútbol,

ni el carnaval, pero Brasil...

No se puede evitar sentir una particular emoción.

¡Brasil, very good, very good!

Sin embargo, lo que venimos a buscar tiene mucho que ver

con el paso de España

por las tierras al oriente del Río Uruguay,

objeto de disputa con Portugal por la interpretación

del tratado de Tordesillas firmado en 1494

entre los Reyes Católicos y el lusitano Juan II.

Evidentemente, Brasil, era paso obligado.

El tratado dividía América en 2 partes

cortadas a partir de las 270 millas

desde el archipiélago africano de Cabo Verde.

Pero los españoles entendían que la distancia se contaba

desde el centro de la isla de San Nicolás,

y los portugueses,

desde el extremo occidental de la de San Antonio.

Está a 3 reales. 3,04.

Los precios de la gasolina

divergen de unos países a otros que es asombroso.

La Ruta de las Misiones.

Vamos a visitar una misión que todos conocéis por la película.

Aquí en Brasil hay una serie de misiones jesuíticas

que pasaron a ser propiedad de Portugal

cuando España les cedió la Banda Oriental.

La zona fronteriza fue objeto de litigios y choques

hasta el tratado de Madrid de 1570,

que reconoció el derecho de cada potencia

hasta donde hubiera ocupado materialmente el territorio.

Sin embargo, la Banda Oriental seguía siendo territorio en disputa.

Pues nada,

aquí estamos en una de las maravillas más grandes del planeta,

por supuesto patrimonio mundial de la Unesco,

y tiene un pedazo de historia que a pesar de que se ha contado

en el cine, no se ha contado bien o los españoles

no somos bien conscientes de ella.

La Misión de San Miguel Arcángel, en Brasil.

Esto es un testimonio vivo del conflicto

entre dos posiciones muy diferentes,

y de dos formas de ver al indio y a la humanidad.

Los jesuitas fundaros 30 misiones entre los ríos Uruguay y Paraná,

éstas se encuentran en la Banda Oriental.

Servían para la educación y evangelización

de los indios guaraníes.

Se le llamó la República de los Indios,

aquí eran considerados seres humanos plenos,

libres e independientes.

Pero no eran vistos así por los portugueses.

Los bandeirantes los secuestraban

para venderlos como esclavos en Brasil.

Pero los jesuitas no les abandonaron,

se unieron con ellos para iniciar la Guerra Guaranítica.

Esos son los acontecimientos que narra

la famosa película "La Misión", rodada aquí.

Éste parece un buen sitio para descansar.

Tiene muy buena pinta, aquí muy cerquita de la misión.

Hotel Internacional, eso es siempre garantía de ser económico y limpio.

Cualquier sitio donde puedo dejar las cosas para mí es el hogar,

no echo de menos ninguna casa en concreto.

Cuando puedo desapoderarme de mi impedimenta de nómada

me siento en casa.

Como suelo decir, correr por las mañanas me ofrece

una perspectiva muy diferente de la que me ofrece la moto.

Un paseo por las calles empedradas al amanecer

de San Miguel de las Misiones me ha revelado un Brasil rural

muy distinto del que sale en las fotografías,

muy alejado de los típicos tópicos de samba y fútbol.

Sólo me quedan dos cosas en la posada de las misiones:

una es conseguir agua caliente para mi termo,

para tomar el café por las mañanas,

y la otra es poner la pegatina de Un Millón de Piedras World Tour,

para indicar que estuvimos aquí y que nos pueden seguir la pista

a través de la página web.

Hemos visto las piedras

que cuentan la historia de la guerra guaraníticas,

ahora debemos ver a los herederos vivos de aquella contienda.

Hola. Ando buscando la aldea guaraní.

En esa entrada, pero ¿cuántos kilómetros?

Amigo, ¿la aldea guaraní?

Hemos venido a una aldea guaraní y aquí estoy con mi amigo Cristino,

¿qué tal Cristino? Está bien.

¿Cómo se llama este lugar? Aldea Quan Yu.

Quan Yu,¿y estamos más o menos de San Miguel de las Misiones

a cuánta distancia? 30 kilómetros.

30 kilómetros de camino de tierra en la selva, prácticamente.

Aquí en la aldea hay una escuela muy bonita,

con colores muy llamativos,

y tengo curiosidad también por cómo enseñan aquí a los niños,

vamos a conocer a la maestra.

Hola.

¿Puede decirme cuántos reales gana usted por hacer este trabajo?

800. ¿Cuánto?

800. 800 reales.

Ella es María, la profesora.

Enseña a los niños Historia Guaraní y también Historia un poco general

de la fundación de las Misiones y lo que me viene a decir

es triste pero interesante:

en la época de las Misiones,

ustedes era dueños de la tierra, y ahora no son dueños de la tierra,

ahora la tierra se la han quedado los blancos.

¿Usted a qué se dedica, de qué vive, de qué vive su familia?

Por ejemplo nosotros la mayor renta para nosotros es la artesanía.

Y nosotros cultivamos también para la sustentabilidad de nuestros hijos.

¿Qué cultiva usted?

Por ejemplo nosotros plantamos maíz, "mañoca", batata.

¿Y cuántos hijos tiene usted? Yo tengo 6.

6 hijos, ¿de qué edad a qué edad?

La más chiquita de 8 años, el mayor de 22.

Así que lo que se puede decir es que el pueblo guaraní

tiene una economía de subsistencia, ustedes cultivan la tierra

para su propio consumo

y si quieren conseguir algunos reales para comprar

tienen que vender artesanía. Exacto.

Voy a por el violín.

Nos dirigimos a una de las maravillas naturales

más colosales del mundo: las cataratas de Iguazú.

Con 275 saltos de agua

que las convierten en un espectáculo soberbio.

A las cataratas evidentemente no se puede llegar en moto,

así que he venido a este hotel a descansar, a dejar el equipaje

y a cambiarme,

y sobretodo a ponerme una ropa un poco menos asfixiante,

porque aquí debemos estar a 40 grados con un nivel de humedad altísimo,

me estoy deshidratando.

Ya salgo, ya salgo.

Ya salgo convertido en un turista más,

con mis pantalocitos cortos y mi camiseta sudada.

Pero Iguazú no es sólo una gran atracción turística.

Descubiertas en 1542, deben servirnos de símbolo y metáfora

de la grandeza y la miseria

de la colonización española en América.

El primer europeo en descubrir este lugar en la selva

fue un español, un español bueno, Álvar Núñez Cabeza de Vaca.

Tras su naufragio en Florida pasó 8 años entre los indios

sobreviviendo desnudo y sin armas, simplemente porque tuvo la capacidad

de entender al otro, de no imponerse, de ver al indio como un igual.

En su 2 expedición a América, ya como adelantado del rey,

encontró este lugar en su viaje a Asunción, Paraguay.

Su voluntad decidida de aplicar las Leyes de Indias

le costó el descrédito,

el enfrentamiento con los encomenderos

y finalmente la deshonra, la difamación y el destierro.

Comprendemos al guaraní, y comprendemos su resentimiento.

Las Leyes de Indias son un auténtico precedente

en la teoría general de los Derechos Humanos.

Reconocen al indio como un igual, como un ser humano entero,

pleno y libre.

Por supuesto que se cometieron abusos,

pero también hubo empleados del rey, españoles como tú y como yo,

que intentaron aplicar esas normas con todas las consecuencias

a pesar de que les costara la vida y la hacienda.

Como Álvar Núñez Cabeza de Vaca.

Esas cataratas deberían recordárnoslo siempre.

No son sólo una postal, son un testimonio de libertad.

Y en el próximo capítulo,

Cruzaremos el Chaco en Paraguay.

El Chaco, infierno verde.

Sobreviviremos a un accidente.

Aquí hay que andarse con muchísimo cuidado. Host...

A grandes males, grandes remedios.

Esto es el pescado que me he venido a comer, el Dorado.

Recorreremos la Carretera de la Muerte en Bolivia.

Me he hecho daño en una costilla,

espero no tener una hemorragia interna y acabar mis días en Bolivia

como Dos Hombres y un Destino.

Diario de un nómada - Ruta de los exploradores de América. Capítulo 6: Cataratas de libertad

25:29 01 mar 2015

Viaje siguiendo el curso del Río Uruguay hasta las cataratas Iguazú para hablará de las misiones jesuíticas. Visitamos una aldea Guaraní.

Los últimos 194 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 10 Ver más