'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

4407759 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Kiev, la ciudad fundada por vikingos - ver ahora
Transcripción completa

Vuelve "Diario de un nómada".

Este es Miquel Silvestre.

Este es Lenin.

Y esta es La Gorda.

Si los mezclamos todos, tenemos "Operación Plaza Roja",

una intrépida travesía al corazón del antiguo imperio soviético.

Se cumplen 100 años de la revolución de 1917.

¿Qué queda de aquel sistema político y social que dominó medio mundo?

Nuestro nómada quiere averiguarlo comenzando un largo viaje

desde los Alpes a las llanuras del Volga.

Tendrá que recorrer miles de kilómetros,

dormir al aire libre

y, sobre todo, cruzar muchas fronteras.

Escalaremos los Cárpatos,

surcaremos inmensos trigales,

comeremos en los mercados,

dispararemos un Kalashnikov

y conoceremos la gente normal que vive en todas partes.

Acompáñanos cada semana a conquistar Moscú.

CAPÍTULO NUEVE:

"KIEV, LA CIUDAD FUNDADA POR VIKINGOS"

En el episodio anterior habíamos recorrido Odessa

y nos pusimos en marcha con destino Kiev, la capital de Ucrania.

(Música)

Tengo que repostar.

La verdad es que me está sorprendiendo

el progreso de Ucrania, porque yo estuve en el año 2009

y vi un país muy diferente.

Un país con Policía corrupta,

un país con procedimientos fronterizos complejos,

con gente que me pareció hostil,

y ahora veo un país bastante modernizado.

Una de las cosas que me llamó la atención

cuando reposté por primera vez

es que había una gasolinera que no era como esta,

que estaba con hombres armados y no me entendían en inglés.

Entonces, recuerdo que no sabía cómo hacerles entender

que me llenaran el depósito.

Hasta que... me hicieron un gesto muy extraño.

(HABLA EN UCRANIANO) ¿Eh?

(HABLA EN UCRANIANO) "Khorosho".

(HABLA EN UCRANIANO) ¿No "khorosho"?

"Khorosho, khorosho". (HABLA EN UCRANIANO)

Bueno, pues esto era más o menos. No me enteraba de nada.

Hasta que me hicieron así. (HABLA EN UCRANIANO)

Ah, que hay que pagar primero en la caja.

Bueno, esa es otra de las cosas que hay que hacer.

Primero se paga y luego se echa.

Pero lo importante es que esto lo entiendan.

¿"Da"? "Full?".

"Full, full". (HABLA EN UCRANIANO)

Bueno, cuando me hicieron así, yo me quedé flipado,

porque pensé que me estaban amenazando,

pero es que así es "full" en ucraniano, en Ucrania.

Entonces, te hacen así en el cuello,

y no quiere decir que te lo vayan a rajar.

Me ha entendido con el... Esto es flipante.

Es un gesto que te desconcierta, ¿no?

Y, sin embargo, aquí es muy popular.

Hay otros gestos que ya comprobaremos que son muy raros.

Es este. Este significa beber alcohol.

Pero este es el más curioso.

Los lenguajes son convenciones sociales

y el lenguaje de señas es también una convención social

y hay que tener mucho cuidado

cuando sacas las manos por ahí, porque los gestos no siempre

significan lo mismo en todos lados. (RÍE)

Lo ha cogido al pie de la letra que tiene que llenarlo. Vamos.

Venga, Gordita, traga ahí gasolina ucraniana.

Ok, "full, very good". "Khorosho".

(Música)

Pues estamos en Umán y este es el camino para llegar a Kiev

y me encuentro que los carteles en cirílico han desaparecido

y ahora están en hebreo..., pero no hemos cambiado de país,

seguimos en Ucrania, lo que pasa es que este es un lugar sagrado

para los judíos ultraortodoxos de la secta jasidí,

y ahora explicaré por qué.

Está de puta madre para taparte... la coronilla.

Desde Odessa a Kiev está este pueblo, Umán,

que es un centro de peregrinación

para judíos jasidíes de todo el mundo,

porque aquí está enterrado uno de sus principales rabinos.

("Hava Nagila", instrumental)

Este es el santuario donde está enterrado Najman de Breslav,

que es rabino de la doctrina jasidí, una secta ultraortodoxa,

y vienen por "thousands", por millares, por montones de ellos

aquí, a Umán, una ciudad en el medio de Ucrania.

Esto me permite comentar un poco lo que fue el holocausto

que sufrieron en la comunidad judía asquenazí,

que son los judíos de Europa Oriental,

durante la Segunda Guerra Mundial.

Aquí, en Umán, dicen que murieron 17 000.

(Música)

"Money" es "money", porque aquí, de lo que se trata,

es de vender merchandising de Umán a los peregrinos y, claro,

se lo dicen en su lengua, para que se enteren y no se pierdan

y sepan dónde tienen que comprar.

Pero lo más flipante de todo es que parece que los ortodoxos

no tienen problemas para beber, ¿no?

Porque tienen aquí unas pedazo de petacas cojonudas

con el nombre de Umán y una leyenda en hebreo,

que no sé muy bien lo que dirá, pero quizá "yo he estado en Umán

y me he puesto arriba", porque, por lo que he podido leer en la prensa,

parece que la afluencia de judíos ultraortodoxos

ha causado algunos problemillas de...

(RÍE) ...de orden público porque se emborrachan.

(RÍE) Es como la Ibiza de los judíos.

Miquel entabla conversación con un motorista ucraniano

que ha sentido curiosidad al verlo.

Oleg acompaña a Miquel hasta un monumento a la victoria

en la Segunda Guerra Mundial.

Como podemos ver, la obligatoriedad de llevar casco

es relativa en Ucrania.

Este tanque que encontramos a la entrada de la ciudad de Umán

nos recuerda la conflictiva historia

que ha sufrido Ucrania a lo largo de los siglos,

ya que este país ha recibido todos los embates de la violencia

que han asolado esta parte del territorio de Europa Oriental.

Durante el siglo XIX, y antes de la Segunda Guerra Mundial,

Ucrania estaba dividida entre la parte rusa

y la parte del imperio austrohúngaro.

La parte rusa, después de la revolución estalinista,

se convirtió en república socialista de Ucrania,

pero tras la Segunda Guerra Mundial

la parte oeste del imperio austrohúngaro

se incorporó a esta república socialista

con la anexión, o incorporación, de la península de Crimea...,

que ahora les han quitado de nuevo.

Oleg me ha traído hasta este monumento

que conmemora la victoria contra la Alemania nazi

y es el lugar donde me va a hacer entrega de un regalo.

"It's a gift for me". "Yeah, a gift".

Ok. Es una pegatina de su club de motoristas

y es muy flipante, porque es psicodélica total.

Y siendo tan psicodélica, esta no voy a dejar de ponerla en la moto

y la voy a poner encima de mi propia bandera,

porque Oleg es un tío muy majo

y me ha encantado mi paso por Ucrania

después del mal recuerdo que tenía del año 2009.

Esta vez está cambiando completamente la película.

Ucrania "very good". "Khorosho".

(Música)

Acaba de suceder algo que ya nunca más volverá a ser.

Y quería enseñároslo.

Ya que... muchos queréis a La Gorda tanto como yo.

La Gorda tiene ahora mismo una cifra irrepetible.

Tiene 111 111 km. Todo son palitos.

Feliz cumpleaños..., Gorda. O feliz cumple-kilómetros.

Seguimos nuestro viaje por un inmenso país llano y fértil.

Es la húmeda llanura de la Polesia.

Los campos de labor y las plantaciones de cereal

se extienden casi infinitas a ambos lados de la carretera.

Miquel decide hacer un alto para interesarse por el laberinto

de caminos de siega abiertos entre las cosechas verdes

de comienzo de verano. Siempre por el surco previo,

para no estropear el trabajo de nadie.

Ucrania.

Inmenso granero de la antigua Unión Soviética.

De estos campos de trigo procedía la mayor parte del cereal

que consumían los ciudadanos de la URSS.

Paradójicamente, Stalin condenó a muerte a millones de ucranianos

por inanición en un genocidio que ellos llaman holomodor.

El holocausto contra los judíos fue terrible en Ucrania,

pero parece que no menor fue la saña que Stalin mostró

frente a los propios ucranianos. Se calcula que entre 1931 y 1932

murieron 1 millón y medio de hambre. Parece increíble pensar

que, teniendo en cuenta estas enormes extensiones de trigo,

la gente se muriese de hambre.

Pero es que en la década de los 30

Stalin decidió aplicar el socialismo en la agricultura

y ordenó la colectivización estatal de campos, cosechas,

granjas, maquinarias y ganados.

Esto, claro está, provocó una revolución campesina

que se sofocó a sangre y fuego.

Los comisarios políticos recorrían las aldeas

y ordenaban la confiscación del grano

y se promulgó la ley de las cinco espigas.

Aquel que fuera encontrado acaparando cinco espigas de trigo...

podía ser condenado a la muerte o al gulag.

Esto era delito.

Hay historiadores que sostienen que esta resistente campesina

provocó la muerte de miles de cabezas de ganado

y la devastación de las cosechas.

Sin embargo, hay otros que sostienen

que había trigo en Ucrania suficiente para dos años

y que lo que pasó fue que se tomó la decisión política

de matar de hambre a los campesinos para anular su resistencia.

Actualmente hay gente que sostiene que todo esto del holomodor

no es más que propaganda anticomunista

creada por los norteamericanos

y difundida por personajes como Randolph Hearst,

el famoso "ciudadano Kane" de la película de Orson Welles.

Cuando la política está de por medio

es difícil descubrir la verdad histórica.

Yo, en todo caso, me quedo por el testimonio recogido

por Ryszard Kapuściński en su libro "El imperio",

porque creo que al reportero polaco

no se le puede acusar de falta de imparcialidad.

Escribe, literalmente, Kapuściński:

"Los campos y caminos de Ucrania aparecen cubiertos

por decenas de miles de cadáveres muertos por el hambre

y no son extraordinarios los casos de mujeres enloquecidas

y ya inconscientes de sus actos que se comen o sus propios hijos.

De todos modos, el hambre no solo asola Ucrania,

también siembra la muerte en la región del Volga y en Siberia,

en los Urales y en las costas del mar Blanco".

(Música)

Esto ya se ha puesto chungo. No mola nada.

Estoy, por lo menos, a 70 km de Kiev

y se ha producido un estrechamiento de la carretera, como con obras,

hay un atasco del copón y encima se pone a llover.

Como diría Belmundo, "la aventura es la aventura",

pero a veces es incómoda.

Menos mal que me he traído las gafas de Bono.

Bono el de U2, no el político. (RÍE)

Porque, si no... Ha sido un momento muy chungo.

De repente un polvazo, la gente... (HACE RUIDO)

En fin.

Estaba siendo demasiado bonito todo.

Me tengo que cambiar y poner el mono de agua.

(Música)

Esto es una... locura.

Los coches se están metiendo por este tramo que está en obras,

pero, vamos, por la cara. Les da igual.

Y el que no se mete... parece tonto.

Dios mío.

No es que tenga prisa, es para proteger su vida.

Con semejante atasco, con conductores no acostumbrados

a compartir el espacio con motociclistas,

con ruedas de tacos y asfalto mojado, el juego de acelerar,

frenar, esquivar, acelerar, frenar y esquivar,

se convierte en una lotería mortal.

Y aunque por la carretera en obras los vehículos van como demonios,

aquí, al menos, hay mayor margen para reaccionar.

(Música)

Honor y gloria a los valientes.

Ha sido una verdadera odisea.

Uno de los peores atascos que recuerde.

O sea, obras, la gente por todas partes...

Un disparate. Y encima lloviendo.

Los últimos kilómetros han sido un suplicio, pero ahí está: Kiev.

Kiev, la ciudad fundada por vikingos.

¡Rock and roll!

(Música rock)

Kiev, la mayor ciudad de Ucrania

con 3 millones de habitantes y una enorme área urbana de 900 km²,

una urbe apabullante en todos los sentidos.

Extrema, inmensa, horrible, hermosa y magnifica.

Megalópolis de colmenas socialistas, de grandes parques,

de arte y cultura.

Los viejos edificios soviéticos coexisten con la nueva arquitectura

del lujo y la ostentación.

Y, por supuesto, los monumentos a la victoria sobre los alemanes.

Desearíamos recorrerla sin cesar, pero se hace tarde

y pronto se hará de noche. Hay que llegar al centro.

Hemos llegado justo a tiempo, antes de que se nos haga de noche,

a la Golden Gate, a la puerta de oro.

El monumento más antiguo de la ciudad,

y que procede de la época del Rus de Kiev,

un poderoso estado feudal fundado por vikingos de Escandinavia

que duró del siglo IX al siglo XIII y al que los eslavos

de Ucrania, Bielorrusia y Rusia consideran origen

de sus respectivas naciones y legado cultural.

Conocemos la historia del Rus de Kiev

gracias a "La crónica feudal de Néstor",

crónica medieval rica en anécdotas y en sucesos fantásticos.

Como fantástico ha sido llegar a esta pedazo de ciudad

que está plagada de monumentos y de los contrastes más llamativos,

porque junto a las fábricas en ruina

encuentras los edificios más majestuosos, el lujo máximo,

y una vida cultural que parece desparramarse.

Desparramarse, en el buen sentido.

La verdad es que me ha sorprendido mucho Kiev,

aunque solamente he podido ver lo que se ve desde la moto,

pero es impresionante. Me alegro mucho de haber llegado.

Y me alegro mucho de estar aquí, ante la Golden Gate,

que es la puerta que se va a abrir para que conozca un poco más

esta ciudad

fundada por vikingos

aunque también habitada por cosacos.

Cosacos...

que eran nómadas y guerreros y...

personajes peculiares.

Habrá que ver la estatua que tienen dedicada.

Pero eso será mañana.

Y mañana ya es hoy.

Miquel sale a conocer un poco mejor esta extraordinaria ciudad

que fuera la tercera en importancia de la Unión Soviética

después de Moscú y San Petersburgo.

Estamos en una de las ciudades más antiguas de Europa Oriental.

Existía ya como un asiento eslavo en el siglo V en la ruta comercial

entre Escandinavia y Constantinopla,

pero en el siglo IX aparecieron por aquí los vikingos,

a quienes ellos llamaban varegos, y fundaron el Rus de Kiev.

Pero el Rus de Kiev desapareció y, con él en el esplendor de la ciudad,

que fue completamente arrasada por los mongoles en el siglo XIII.

Esto hizo que la ciudad fuera languideciendo

hasta que se recuperase de repente

como consecuencia de la revolución industrial del siglo XIX.

Están bien representados los padres fundadores: no llevan cuernos.

Los vikingos no llevaban cuernos. Eso es cosa del cine.

Por lo que podemos ver, no les va a la zaga en grandiosidad,

aunque parece más habitable.

El que tengo a mi espalda aquí, en esta gran plaza de Kiev,

es Bogdan, aunque yo no sé pronunciar su apellido,

pero fue el gobernante del estado cosaco de Zaporozhia

y para los ucranianos es el padre fundador de su patria.

Los cosacos eran huestes autónomas independientes de cualquier gobierno

que recorrían esta parte de Europa Oriental

extendiéndose por gran parte del territorio de Ucrania y de Rusia.

El origen étnico del cosaco es turco

y su nombre significaría hombre libre, caballero.

Los cosacos primitivos fueron nutriéndose de población eslava

y al final del siglo XVI

se extendían por gran parte de esta región.

Se dedicaban, como digo, al pillaje.

Indistintamente contra el Imperio Otomano,

contra el Zar y contra la mancomunidad polacalituana.

Y no admitían ni dios ni amo.

Sin embargo, dos acontecimientos cambiaron radicalmente

la historia del pueblo cosaco en el siglo XX.

Y fueron la Segunda Guerra Mundial y Stalin.

Aunque Stalin utilizó unidades cosacas en su ejército,

lo cierto es que los combatió,

porque pretendía acabar con su independencia y autonomía,

como era lógico.

Y ellos, por supuesto, se revelaron

y por eso se aliaron, en ocasiones, con los alemanes.

Eso hizo que al final de la Segunda Guerra Mundial,

cuando los aliados se encontraban cosacos en Europa Occidental,

se los entregaban directamente a Stalin.

Se calcula que unos 500 000 cosacos, entre hombres, mujeres y niños,

fueron depurados. Y así terminó la autonomía e independencia cosaca.

En la plaza de la Independencia, un viandante le cuenta a Miquel

que los francotiradores dispararon a una multitud durante las revueltas

llamadas Euromaidán.

Pues este señor nos explica que aquí tuvo lugar la revolución

y que disparaban a la gente, la multitud. Muy malo.

Eso no estaba bien.

El viandante se refería a los trágicos sucesos

de febrero de 2014, cuando la Policía trató de poner fin

a las protestas contra el presidente prorruso Yanukóvich.

Murieron 26 personas.

La revuelta terminó con la destitución de Yanukóvich

y la victoria de los proeuropeos,

pero eso desencadenó la secesión de los prorrusos en el este del país.

Kiev es una ciudad abierta, cosmopolita,

de gentes mayoritariamente prooccidentales y pro-Unión Europea,

una urbe que da la bienvenida a los turistas,

al festival de Eurovisión y a la modernidad,

pero eso no es así en el resto del país.

Miquel tiene que viajar a Rusia

y no sabe qué ambiente encontrará en la frontera.

Lo que es seguro es que muy buenas carreteras no va a encontrar,

como le advierte el oso panda.

"Yeah, I see it".

"I'm coming from Spain whit that" moto.

"Spain. You drive? But in Ukraine is very shit road. You understand?".

"Yeah, shit road". "Like this".

(RÍE) "It's not Europe.

You can only in Kiev drive. In Kiev is...".

"No, but the road from Odessa to Kiev is not bad".

"But, yeah, some little brokens in road...

Maybe... some good".

Tras la desaparición de la Unión Soviética en 1991,

Ucrania recuperó su independencia.

Sin embargo, Rusia no ha dejado de intervenir en el país

en defensa de lo que considera su propia población,

la parte de población Rusia que vive en Ucrania.

Esto ha causado problemas militares, una sedición

e incluso la anexión por las bravas de Crimea a la Rusia de Putin.

En esta plaza de Kiev se han visto

las mayores manifestaciones populares

en defensa de la independencia,

la autonomía, la libertad y la democracia.

Como dice ese cartel: "La libertad es nuestra religión".

Y yo podría añadir que la mía también lo es.

(Música)

Pero todavía tenemos cosas que hacer en Kiev,

una ciudad que no se acaba nunca, que ofrece sorpresas, secretos,

rincones y contrastes donde quiera que se mire.

Ofrece tanto que hasta podemos encontrar comida española, o casi.

(Música flamenca)

Bueno... Es una interpretación de un restaurante español ucraniana.

Pero, bueno, la verdad es que podría ser

un restaurante español.

Un poco típico

y tópico,

pero los he visto peores.

Pero por lo menos tenemos un buen símbolo de España, el Quijote.

Recuerdo que..., con mucho cariño, por cierto,

que en uno de mis viajes anteriores por la antigua Unión Soviética,

concretamente cuando fui a entrar en Azerbaiyán, el aduanero...

en lugar de decirme Real Madrid, Barcelona, cuando vio mi pasaporte,

me dijo "don Quijote"...

porque resulta que "El Quijote"

había sido libro de lectura obligatoria

en el bachillerato soviético y él lo había leído

y conocía las historias de nuestro ingenioso hidalgo.

¿Cuál fue la primera película soviética que se estrenó en España?

Una versión cinematográfica de "El Quijote". En 1966.

Me dicen que van a traer la paella ya.

"Congratulations.

I'm not gonna try, but just the looking is really good.

It seems like real paella.

I have seem much worst things all over the world

named paella, even in Spain". (RÍE) He visto cosas peores,

incluso en España, que se llaman paella y que no lo son, pero esto...

huele a paella y parece paella.

"Ok. Very nice". "Khorosho".

Todas las grandes ciudades tienen su río, y el de Kiev es el Dniéper.

Uno de los ríos más largos de Europa, con 2287 km.

Numerosos puentes unen las dos orillas

de un cauce que desemboca en el mar Negro.

A pesar de su belleza y su apariencia pacífica,

el Dniéper es un asesino silencioso al que no se puede cerrar la puerta.

Sus aguas están contaminadas por la radiación de Chernóbil.

9 millones de ucranianos consumen sus aguas contaminadas.

Miquel se dirige ahora a un lugar de visita obligatoria en Kiev,

el principal símbolo del pasado soviético,

el Museo de la Gran Guerra Patriótica.

Inaugurado por Brézhnev en 1981,

donde se honra a los héroes ucranianos de la URSS

y se exponen tanques para recreo y diversión de familias enteras.

Y, sobre todo ello,

el monumento a la madre patria de 62 metros de altura

con su espada de 9 toneladas,

su mirada penetrante

y su gran escudo con la hoz y el martillo.

Tras independizarse de la Unión Soviética,

Ucrania ha comenzado un proceso de acercamiento a occidente

que no parece haberle salido del todo bien.

En 2008 sufrió una grave crisis económica,

ha sufrido también el peor desastre nuclear de la historia

y los prorrusos han iniciado una rebelión en el este del país,

con el apoyo de Putin, que...

prácticamente ha supuesto la secesión.

Y ello no ha recibido una respuesta adecuada

por parte de la Unión Europea ni tampoco de los Estados Unidos.

Ucrania ha quedado en una situación un poco complicada.

Este conjunto escultórico tan belicista me recuerda

que pasear por Ucrania es contemplar

un montón de uniformes y simbología militar.

Hay mucha gente que va vestida casi de paramilitar.

Y es que, de algún modo, me parece que son aficionados a las armas,

a la caza, al rollo este bélico, a las hazañas bélicas.

Creo que es el país adecuado para satisfacer

uno de esos deseos ocultos y nunca confesos

que es probar el arma

que se ha exportado a todos los conflictos del mundo,

el AK-47... (IMITA DISPARO)

Pero para verle disparar con el AK-47

tendremos que esperar al próximo episodio.

Y decían mis vecinos

que llevaba mal camino

Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Kiev, la ciudad fundada por vikingos

27:59 07 ene 2018

En Ucrania visitamos un santuario judío, un inmenso trigal y llegamos a la capital, Kiev, una ciudad monumental que fue escenario de una revuelta popular que tumbó el gobierno.

En Ucrania visitamos un santuario judío, un inmenso trigal y llegamos a la capital, Kiev, una ciudad monumental que fue escenario de una revuelta popular que tumbó el gobierno.

ver más sobre "Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Kiev, la ciudad fundada por vikingos" ver menos sobre "Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Kiev, la ciudad fundada por vikingos"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Isabel Virumbrales soto

    ESTA MUY BIEN LO QUE ENSEÑAS APRENDES MAS QUE EN UN MONTON DE MÁSTERES.PARA LA GENTE QUE LE CUESTE VIAJAR BIEN POR FALTA DE ECONOMIA O DE FUERZAS SABES DE QUE VA ESTE MUNDO.QUE BIEN ESTARIA HACER RUTAS POR EL CIELO OTROSUNDOS Y EL INFIERNO SUBTERRÁNEO DEL NORTE DE RUSIA Y DEMAS.Y LA GENTE SERIA MAS BUENA AMABLE Y GENEROSA

    14 ene 2018
  2. Ana

    Una serie genial, espero poder ver el mundo entero junto a Miguel Ángel y su Gorda

    07 ene 2018

Los últimos 181 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 10 Ver más