'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

4432082 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.14.0/js
Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Entrando en la gran madre Rusia - ver ahora
Transcripción completa

Vuelve "Diario de un nómada".

Este es Miquel Silvestre.

Este es Lenin.

Y esta es La Gorda.

Si los mezclamos todos, tenemos "Operación Plaza Roja",

una intrépida travesía al corazón del antiguo imperio soviético.

Se cumplen 100 años de la revolución de 1917.

¿Qué queda de aquel sistema político y social que dominó medio mundo?

Nuestro nómada quiere averiguarlo comenzando un largo viaje

desde los Alpes a las llanuras del Volga.

Tendrá que recorrer miles de kilómetros,

dormir al aire libre

y, sobre todo, cruzar muchas fronteras.

Escalaremos los Cárpatos,

surcaremos inmensos trigales,

comeremos en los mercados,

dispararemos un Kalashnikov

y conoceremos la gente normal que vive en todas partes.

Acompáñanos cada semana a conquistar Moscú.

EPISODIO DECIMOPRIMERO:

"ENTRANDO EN LA GRAN MADRE RUSIA"

(Música)

Estamos en la Federación Rusa, la legítima heredera de la CCCP,

el país más extenso del mundo y uno de los más poderosos.

Rusia tiene el mayor arsenal nuclear del planeta

y un presidente henchido de orgullo patrio.

Tiene, además, las fronteras más extensas

con el mayor número de países, 16 en total,

que se extienden por Europa, Asia y América.

Pedro I, El Grande, verdadero fundador del imperio ruso

al extenderlo desde el Báltico hasta el Pacífico,

desde el Ártico hasta el Pamir.

Rusia se ha considerado la heredera del imperio romano de Oriente,

el imperio bizantino, porque tras la caída de Constantinopla en 1453,

ellos entendían que Moscú era la tercera Roma.

Y es que Rusia es más que un país, es un símbolo.

Es el único imperio de la historia

que ha superado tres cambios de régimen

sin desaparecer ni desintegrarse.

Primero, el imperio zarista, basado en la legitimidad dinástica,

después, el imperio soviético, basado en la ideología.

Por último, el imperio de Putin, basado en el dinero

y también en el orgullo nacional herido de los rusos

que esperan que bajo su liderazgo

se recupere un poco su potencia mundial.

Muchos han sido los enemigos de Rusia a lo largo de la historia.

Los más conocidos, Napoleón y Hitler.

Ambos trataron de invadirla y ambos fracasaron.

Los españoles creo que conocemos bastante poco de la realidad rusa

y lo poco que queremos conocer está influido por la propaganda política

de uno u otro signo.

Todos hemos oído hablar de la División Azul,

de los niños de la guerra y de los republicanos

que estaban al servicio del Ejército Rojo.

Pero creo que muchos menos conocemos la historia de los españoles

que vinieron aquí a morir antes,

los españoles obligados a enrolarse en la Gran Armada de Napoleón

en su intento de conquistar Rusia

y que fueran empleados como carne de cañón.

(Música)

Estoy ahora mismo en un trifinio,

un lugar donde se encuentran las fronteras de tres países,

Ucrania, Rusia y Bielorrusia.

¿A qué mola el sitio?

(Moto)

(Música)

Lo que no va a molar tanto será atravesar

esta congestionada frontera.

Eso que se vea ahí es el alambre de espino.

Todas las fronteras de Rusia tienen alambre de espino.

Son 16 países con los que tiene frontera.

Son las fronteras más extensas del planeta.

Eso es mucho alambre de espino.

Según Kapuściński, la industria pesada rusa

no tenía metal suficiente para fabricar coches,

porque lo invertían todo en alambre de espino.

De vez en cuando, viene un militar y aparta un vehículo de la cola

y lo pasa directamente.

Entonces, no sabes si es que es un enchufado

o es que lo van a enchufar. (RÍE)

(Moto)

Igual el próximo vienen a por mí.

No puedo enseñaros más, lo siento, tenéis que imaginároslo.

Pero yo os lo cuento.

Mira, aquí hay como 30 coches esperando.

Militares armados con kalashnikov,

pero no como el que yo utilicé en Ucrania para disparar,

sino cosa fina.

Luego, unos aparatos y cámaras, muchas cámaras.

Igual me están apuntando a mí.

Estamos rodeados por alambre de espino,

observados por cámaras,

vigilados por militares armados hasta los dientes.

Nadie hace bromas, nadie se monta una barbacoa.

Los niños no pasean por el campo.

Ni siquiera los pájaros parecen dinar.

Estamos en...

Territorio final. A partir de aquí la barbarie.

(Música)

(RÍE)

Son indomables, son indomables.

(Música)

Con algo me tengo que entretener, ¿no?

Mientras pasan los coches.

Fíjate todo el rato que llevamos de entradilla

y no se ha movido más que ese que ha pasado.

Eso que veis ahí detrás es la frontera.

Como los formularios solamente estaban en ruso,

nadie me quería ayudar a rellenarlos y no había que hacer nada,

solo poner datos como domicilio,

fecha de nacimiento, nombre completo,

lugar de expedición del pasaporte, fechas de expedición del pasaporte,

destino, procedencia, muy sencillo.

Pero nadie me quería ayudar.

Se han pasado la pelota unos a otros, no estaban en inglés.

Bueno, en fin, y eso ha consumido casi tres horas.

La aventura es la aventura, ya lo decía Belmondo,

que no quiera, que no venga.

Seis horas, seis horas tratando la gente como animales.

(Música)

(HABLAN EN INGLÉS)

(Moto)

(Música)

Dios mío, ya estoy en Rusia por fin. Pero qué coñazo ha sido.

(Moto)

(HABLAN EN INGLÉS)

Y así es como Miquel consigue sus primeros rulos

y puede comenzar su viaje por Rusia.

¿Qué es lo que encontrará en este inmenso y poco conocido país?

(Música)

Lo primero, bosques.

Bosques inabarcable, inagotables, frondosos, tupidos y espesos.

Es la Polesia rusa, una región pantanosa y fértil

que se extiende desde Polonia a los Urales.

(Canción en inglés)

El viaje a Moscú es de 660 km, que se hacen eternos

al circular sumergidos en esta floresta infinita.

(Canción en inglés)

Pero tras varias horas de hipnótica conducción,

ya se empiezan a ver algunos signos de vida, de fábricas,

y, por fin, las señales de tráfico que indican

que estamos cerca de la metrópoli.

(Canción en inglés)

A menos de 60 km para llegar a Moscú, por fin.

Desde la frontera hasta aquí un camino interminable

donde lo único que he visto han sido árboles a los lados,

un inmenso bosque, una carretera bastante mala

y conductores...

que se merecen un GIF de Twitter.

¿Conocéis la cuenta Only in Russia?

Es todo accidentes, es todo barbaridades,

es todo cosas muy locas. Pues así conducen por aquí.

Y ahora que ya nos estamos aproximando a Moscú,

el tráfico empeora, porque se hace todavía más congestionado

y, bueno, pero estoy ansiosos por llegar a la ciudad.

Esta pieza de artillería a las afueras de Moscú

nos recuerda al fracasado Operación Tifón de Hitler,

cómo trató de conquistar la ciudad y los soviéticos se lo impidieron

con una defensa numantina.

Los rusos aplicaron con Hitler la misma táctica

que habían hecho con Napoleón, dejarle entrar,

dejarle profundizar en el territorio de Rusia

hasta prácticamente las afueras de Moscú.

Y una vez aquí le plantaron cara

e hicieron que se detuviera su avance

y que llegara el General Invierno.

Y le pasó lo mismo que a Napoleón,

el general Invierno diezmó sus tropas

y les complicó muchísimo la vida.

Y es que parece que no, aprendieron la lección.

(Moto)

(Música)

El tráfico empeora al acercarnos a la gran ciudad.

La circulación se espesa y se llena de enormes y contaminantes camiones.

El parque móvil ruso mezcla

los potentes turismos último modelos de importación

con humeantes vehículos pesados de antes de la perestroika.

(Música)

Dejamos atrás ciudades dormitorios, templos ortodoxos.

(Música)

Nos metamos en un dédalo de circunvalaciones

y, por fin, divisamos el perfil de la mítica megalópolis.

(Música)

Recién llegados a Moscú, estamos en el cementerio de Kuntsevo.

Aquí enterraban a los héroes de la Unión Soviética,

deportistas, cineastas, escritores, artistas y políticos,

gente que tenía el privilegio de ser enterrado en tan maravilloso lugar.

Y hemos venido a buscar la tumba de un español,

la tumba de un asesino.

De nuevo buscando una tumba.

¿Os acordáis de cuando hicimos "Destino Dakar"

y buscaba la tumba del malagueño Cristóbal Benítez

si que estaba enterrado en esa güira, en el cementerio cristiano,

y no encontramos su tumba?

Solamente tenía una fotografía que alguien había hecho

y subido a Internet.

Y aquí me encuentro con lo mismo.

Sé que Ramón Mercader está enterrado aquí y tengo la foto.

Y tengo que localizar su tumba

entre la inmensidad de tumbas de héroes de la Unión Soviética

y de personajes que evitaron en aquellos tiempos.

En realidad, busco la tumba de un asesino, del asesino de Trotsky.

Porque Stalin ordenó matar a su compañero de fatigas

en los tiempos primigenios de la revolución,

pero que por un motivo de desafección política,

fue borrado.

Stalin había introducido un espía en el círculo íntimo de Trotsky.

Ese espía era Ramón Mercader, un español.

Y Mercader cumplió la misión para la cual fue designado.

Le clavó un piolet en la cabeza y lo dejó bastante seco.

Nunca confesó quién le había encomendado el crimen.

Cumplió su condena hasta que se vio libre,

siendo ya un hombre muy maduro, y regresó a Rusia.

Y aquí fue condecorado como héroe de la Unión Soviética.

Y se le enterró en este maravilloso cementerio,

donde me está resultando bastante complicado encontrar su tumba.

Así que voy a preguntar a algún trabajador.

Enseñándole la fotografía

a ver si son capaces de indicarme dónde está,

porque aquí abundan muchas tumbas de héroes.

Espero que por mejores motivos que por los de Ramón Mercader.

Bueno, esto es surrealista, porque estoy buscando

la tumba de Ramón Mercader, del asesino de Trotsky,

y estos dos rusos llevan un piolet en la mochila.

(HABLAN EN INGLÉS)

Acabo de vivir una experiencia surrealista.

Forma parte de las obligaciones de hacer "Diario de un nómada"

el buscar españoles que hayan sido relevantes

en algún momento de la historia, buscar tumbas

como hicimos con la tumba de Cristóbal Benítez en esa güira

que fue el primer español en llegar a Tombuctú.

Pero la búsqueda que yo estaba haciendo en este cementerio

de héroe de la Unión Soviética de nuestro compatriota Ramón Mercader

no tiene nada que ver

ni con el afecto y el cariño ni con el reconocimiento,

aunque sí quizás con algo de admiración

por el compromiso de llevar a cabo una misión hasta el final,

a cometer un asesinato

y a pagar veintitantos años de cárcel en México

y no decir esta boca es mía,

a pesar de que esa misión fuera un asesinato,

algo que yo no puedo aceptar, no puedo justificar.

Pero los acabo de vivir aquí me ha dejado absolutamente a cuadros,

porque yo esperaba llegar a esta tumba

y que prácticamente nadie se acordase de lo que había hecho

y mucho menos que se sintiera admiración por aquello,

pero lo que he vivido aquí ha sido encontrarme con dos rusos,

que uno llevaba un piolet de plástico

y que me lo ha ofrecido para que posara para la fotografía

y que el otro me dijera que había sido un verdadero héroe,

porque había cumplido una misión muy especial, "a special operation",

y que la había cumplido con éxito y que eso le convertía en héroe.

No tanto un héroe de Stalin, no un héroe, ni un héroe soviético,

un héroe de Rusia, porque al fin y al cabo,

yo creo que el comunismo y la ideología se ha ido perdiendo,

pero lo que es sí perdura en esta gente

es el orgullo de la importancia que tuvieron

y que ahora intentan recuperar durante los tiempos soviéticos, ¿no?

Y lo más curioso de todo es que yo he ido siguiendo

españoles olvidados a lo largo del mundo

y aquí me encuentro con que el español que tenemos enterrado

no está olvidado. (RÍE)

En fin, es surrealista.

Pero estas son las cosas que tiene hacer "Diario de un nómada",

que siempre me sorprenden y, desde luego,

espero que os sorprendan a vosotros también,

porque haber sido testigos de este momentazo

en el cual me sacan en un piolet o souvenir

en la tumba de nuestro compatriota Ramón Mercader

es de esas cosas que te dejan un poco flipando.

Aparte de la tumba de Ramón Mercader, en Moscú,

hay otros memoriales dedicados españoles que tenemos que visitar.

Hay algunos de carácter bélico que homenajean a los soldados

que en distintas guerras se han dejado la piel aquí.

Pero, en concreto, hay uno que a mí me resulta especialmente simpático.

Vamos a ver si lo vemos.

(Música)

Nuestro próximo destino está al norte de la capital.

Sería un corto viaje de poco más de 30 km

si no fuera porque Moscú sufre uno de los peores tráficos del mundo.

Recorrer sus autovías y avenidas exige temple, paciencia y valor.

Pero, a cambio, se puede disfrutar del exótico paisaje

de los bloques grises de vivienda socialistas.

(Música metal)

He venido al parque Gorki o como se llame.

La verdad es que soy incapaz de pronunciar en ruso,

pero me ha supuesto atravesar la ciudad que es inmensa.

Tiene un tráfico espantoso, horrible,

de los peores que he visto, pero ya estoy aquí

y aquí voy a buscar a otro español.

En este caso, un español universal

mucho más simpático que Ramón Mercader.

Nos va a emocionar saber que tiene su lugar y su hueco en Moscú.

Lo que pasa es que hay que encontrarle, tampoco sé dónde está.

Voy a tener que enseñar la foto a algún paseante,

a ver si me indica dónde se encuentra su monumento.

Lo que tengo es esta foto, que no es de muy buena calidad,

que he encontrado en Internet.

En este caso, está preciosa, porque está el parque nevado,

pero se aprecia perfectamente quién es el personaje.

Yo creo que cualquiera de vosotros reconoceréis

a este español universal.

Sin conocer la ubicación exacta del monumento, Miquel duda

y no tiene más remedio que preguntar a los viandantes.

Quienes sin dudarlo le indican la dirección correcta.

Parece que quien quiera que sea

es alguien bien conocido por los vecinos.

Así que nuestro nómada se interna por los senderos del parque

en busca de la estatua del célebre español.

(HABLAN EN RUSO)

(Música metal)

Podría ser esto lo que estábamos buscando, pero no lo es.

Simboliza la amistad entre los pueblos,

porque este es el parque de la amistad

y de la estrella roja de la amistad comunista,

que también es una forma de amistad.

(Música)

Creo que ya lo he encontrado

y os va a gustar, estoy convencido de ello.

Pensad que en Moscú se encuentra nuestro más conocido escritor,

príncipe de los ingenios.

¿Qué tal, don Miguel? ¿Cómo está usted?

Me alegro mucho de encontrarle aquí.

Tiene usted las dos manos en su sitio.

Don Miguel de Cervantes, en Moscú, autor de "El Quijote".

(Música)

Aunque está un poco retirado del centro,

no deja de ser emocionante encontrarlo aquí

y ver que alguien le ha dejado unas flores.

Aunque llevan unos días, no son flores de papel.

Son flores de verdad.

Para los que no sepáis cirílico, yo os lo traduzco.

Miguel de Cervantes Saavedra.

1547-1616.

Y esto lo sé, no solamente

por mis amplísimos conocimientos de lenguas orientales,

sino porque es fácil de traducir. (RÍE)

Esta estatua la regaló Tierno Galván, alcalde de Madrid,

a la ciudad de Moscú y otra idéntica a la ciudad de Nueva York,

donde también se encuentra una réplica,

porque son réplicas de la estatua que se encuentra

en frente del Congreso,

que es una de las estatuas menos conocidas de Madrid,

porque la que todo el mundo conoce es la estatua de El Quijote,

que se encuentra en Plaza de España, que es muy grande

y donde los turistas hacen muchos votos.

Sin embargo, al autor se le conoce mucho menos su escultura.

Pero aquí estamos nosotros para enseñar la que tiene en Moscú.

Encontrarme a don Miguel de Cervantes

en un parque tan bello de Moscú me causa una emoción sincera,

pero casi más me la ha causado que al preguntar

los paseantes y vecinos de la zona

conocieran la existencia de la estatua,

supieran dónde estaba ubicada, pero, sobre todo,

que supieran que estaba dedicada a Cervantes.

Me pregunto si hubiera una estatua dedicada a un escritor extranjero

en un parque de Madrid,

¿cuántos vecinos conocerían de quién se trata?

Recuerdo con especial cariño

la vez que entré desde Georgia hasta Azerbaiyán,

que también forma parte de la Unión Soviética,

y el aduanero, cuando vio mi pasaporte,

no me dijo Real Madrid, Barcelona,

como suele suceder por todo el mundo,

sino me dijo "Don Quijote".

Porque él lo había leído cuando estaba en el Bachillerato,

porque era tema de estudio del Bachillerato soviético.

Los rusos, los soviéticos engulleron al personaje de una filosofía

que quizás no era la que Cervantes pensó.

En cualquier caso, es emocionante pensar

que los soviéticos conocen quién fue y lo que significó

esta obra universal, que deberíamos leer

y no solamente hacer como que lo leemos

o decir que lo conocemos, vale la pena.

(Música)

Se está haciendo tarde y Miquel debe apresurarse

para llegar al centro antes de que anochezca.

Aún quiere visitar en Moscú un lugar memorable para los españoles.

(Música)

Para tomar de nuevo la laberíntica red de autopistas de circunvalación

en busca de la salida que le lleve al Moscú propiamente dicho,

al del río Moldova, al del Kremlin y las catedrales ortodoxas.

(Música)

Al Moscú de los grandes coches oficiales con escolta

que apartan sin contemplaciones al motorista español.

(Música)

Y, por supuesto, al Moscú del Arco del Triunfo

y al Parque de la Victoria, donde se encuentran

los grandiosos monumentos dedicados a los ejércitos

que derrotaron a los nazis en la Segunda Guerra Mundial.

(Himno ruso)

En este gran jardín, lleno de memoriales,

podemos encontrar el dedicado a los combatientes españoles.

El monumento no está exento de polémica.

Para quienes lucharon en el bando soviético

solo les está dedicado a ellos.

Mientras que los de la División Azul sostienen

que después de tantos años también a ellos les influye

en aras de la reconciliación.

(Himno ruso)

Lo cierto es que el texto de la placa

parece deliberadamente ambiguo

para poder incluir a todo el que se sienta aludido,

aunque tal vez siga excluyendo a otros españoles

de quien Miquel quiere acordarse.

(Himno ruso)

En 1812, Napoleón Bonaparte intentó invadir Rusia

y conquistar Moscú. Le acompañaban 600 000 soldados.

No todos serán franceses, muchos de ellos eran extranjeros,

de otras naciones que se veían obligadas a aportar hombres y tropas

a su ejército, entre ellos, españoles,

que formaron el regimiento José Bonaparte.

Lo que ellos querían era regresar a España

y combatir al invasor francés, pero no se lo permitieron.

Así que se vieron obligados

a avanzar por las inmensas llanuras de Rusia

y el ejército llegó hasta Moscú, pero no conquistó Moscú.

Se la encontró incendiada.

Los rusos la habían quemado y abandonado.

Así que Napoleón llegados a este punto

se vio obligado a regresar y se le echó encima el invierno,

el General Invierno.

La mala preparación, los ataques guerrilleros...

Fue una desbandada.

Perdieron la vida muchísimos hombres y la retirada fue tal desastre

de los rusos llegaron hasta París.

Así que quien quería tomar Moscú vio su capital conquistada.

Y muchos de estos españoles desertaron

y se pasaron al bando enemigo, se pasaron a los rusos

formando parte del regimiento imperial Alejandro.

Así que hay sangre española derramada en esta tierra

mucho antes de la Segunda Guerra Mundial.

(Música créditos)

Y decían mis vecinos

que llevaba mal camino apartado del redil.

Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Entrando en la gran madre Rusia

28:29 21 ene 2018

Superamos con dificultades la frontera rusa y entramos en el país más extenso del mundo. Bosques, bosques y bosques sin fin hasta que conseguimos llegar a los arrabales de Moscú.

Superamos con dificultades la frontera rusa y entramos en el país más extenso del mundo. Bosques, bosques y bosques sin fin hasta que conseguimos llegar a los arrabales de Moscú.

ver más sobre "Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Entrando en la gran madre Rusia" ver menos sobre "Diario de un nómada. Operación Plaza Roja - Entrando en la gran madre Rusia"

Los últimos 167 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 9 Ver más