'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

5049141 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años Diario de un nómada: Carreteras extremas - Tayikistán el país de los milagros - ver ahora
Transcripción completa

Vuelve Miquel Silvestre con una gran aventura.

Recorrer en moto las rutas más espectaculares del mundo.

Leyenda, historia...

Belleza y riesgo.

Esto es Carreteras Extremas.

Capítulo 9: Tayikistán el país de los milagros.

Pues en Korok me he dado cuenta de que tengo un pequeño problema

que quizás suponga el fin de la aventura en el Pamir a medias

y es que he perdido el pasaporte.

En algún lugar entre el último control y Korok

que son 80 kilómetros de esta pista infernal,

se me ha caído,

y quedarte sin pasaporte aquí significa

que te tienes que volver inmediatamente.

La única posibilidad que tengo

es que o bien se me haya caído en el control de la Policía

o bien que los soldados que va caminando por la carretera

lo haya encontrado.

En cuyo caso, pues podría recuperarlo,

pero no las tengo todas conmigo.

Si se me ha caído por ahí y lo han pisado los camiones y tal,

pues me olvido del pasaporte.

Y bueno, como Diario de un Nómada es toda una aventura real,

a veces puede suceder estas cosas.

Y sería para mí una faena considerable

porque no podría completar todo el recorrido.

Así que me voy a la Policía de inmigración

a conocer cómo son las dependencias oficiales.

No os lo voy a enseñar porque filmar allí,

me podría suponer un problema grave a parte del que ya tengo.

En fin, ya os lo contaré cuando salga.

(Habla en inglés)

La situación es surrealista. Estoy encerrado en Asia Central.

Después de tener una larga entrevista

con la jefa de inmigración,

muy amable ella, pero no habla inglés,

y han intervenido allí con su "chú, chú" todos los que han podido,

todos los que pasaban por allí.

Pues he obtenido este documento.

Este documento que se ve ahí con su membrete oficial...

Muy bonito en ruso.

Lo que viene a decir es que estoy autorizado

a permanecer en el país cuatro días.

Lo curioso es que tengo que ir a Dusambé que es la capital

y he tardado cuatro días en llegar de Dusambé hasta aquí.

Tengo que ir a Dusambé para acercarme a la embajada alemana,

porque España no tiene representación diplomática

en Tayikistán.

Esto está... perdido de la mano de Dios.

Ahí tengo que conseguir un documento que me permite volver a España,

pero solamente por avión.

No sé qué voy a hacer con la moto,

porque es un documento que te permite hacer un simple viaje,

salir de la aduana de un país, de la frontera de un país,

para presentarte de nuevo en el estado Schengen.

Me parece imposible sin infringir la legislación tayika.

Porque, por mucho que le meta, no lo voy a conseguir.

Y estoy un poco flipando con lo que me ha pasado,

.pero bueno Diario de un nómada es así, es impredecible

Y la aventura ahora es salir de aquí.

Así que, eso es lo que voy a contar a partir de ahora.

La Pamir la dejaremos para otro momento.

Prometo volver porque esto es espectacular.

Todo esto es Pamir, M-41.

Ahora voy a hacer el resto de la Pamir que me tocaba,

lo voy a hacer por el camino de vuelta.

A ver qué es lo que encuentro.

En fin...

Me río pero no estoy de buen humor,

esto ha sido un bajón muy gordo.

aunque no lo parezca, esto que no se sabe muy bien lo que es,

es el mejor restaurante de Korok y es un restaurante indio.

Así que para celebrar la comodidad de una ciudad,

a pesar del mal trago que tengo con mi pasaporte,

vamos a darnos un homenaje de comida india en Tayikistán.

Las cosas raras de Asia Central.

A ver qué tal está el sitio,

porque parece cualquier cosa menos un restaurante.

(Habla en inglés)

Ésta es buena, aquí me voy a sentar. En esta grande.

Perfecto.

Así que, algo me darán.

Y de paso repasamos un poco el mapa y las opciones que tengo.

Asia Central es quizá el peor sitio para perder el pasaporte.

Todas las complejidades burocráticas heredadas de la Unión Soviética,

me van a complicar enormemente la vida.

Oficialmente, formalmente, lo que tengo que hacer es

irme corriendo, lo antes posible, hasta Dusambé, la capital del país.

He tardado cuatro días en llegar por estas carreteras infernales.

El permiso que me ha dado inmigración para permanecer aquí,

es de cuatro días hasta llegar a Dusambé.

Pero lo voy a saltar, por lo menos, voy a intentar saltármelo

porque yo llegar hasta las montañas, hasta los pasos de 4.000 metros.

He venido a eso y si no lo enseño

se va a quedar incompleta la serie.

Si consigo llegar aquí ya os he enseñado

lo que es la cordillera de Pamir de 4.000 metros de altura.

Unas montañas potentes, nevadas

y un paso de 4.000 metros sin oxígeno; eso es el Pamir.

Eso sería suficiente para que os hicierais una idea

de lo que es esta cordillera.

Una vez que llegara allí, tendría que regresar aquí, a Korok.

Y al día siguiente, salir zumbando para llegar a Dusambé en 3 días.

Lo cual significa, correr más de lo que he corrido,

porque he tardado 4 días en llegar.

Así que nada, cerremos el mapa

y esperemos que me traigan una buena cena

porque tengo hambre y estoy un poco de bajón.

A ver si me animo con esto.

Tandoori chicken. Yes.

¡Ohhh!

Pan indio.

Esto es lo que me mosquea un poco, porque esto va a ser superpicante.

(Habla en inglés)

Este es el que es "spicy" a tope.

Cuando estuve en la India, lo del picante,

era una especie de prueba de hombría.

Entonces estaban locos, a ver quién comía más picante.

Al final es que te perfora el estómago.

Las cosas ya no te saben a nada,

es que es todo ardiente.

Surrealista. Asía Central es surrealista.

Comiendo comida india en Tayikistán

y siendo un extranjero ilegal, sin pasaporte ni visado.

Ya no un nómada, esto es genuino.

Amanece un nuevo día sobre las montañas del Pamir.

¿De qué humor se habrá despertado Mikel Silvestre?

(Música)

Pues hoy me he despertado con un poco de bajón.

Estaba soñando..., no sé era un sueño bonito,

un sueño normal,

de repente se desvanece el sueño y vuelve a ser la realidad

y es como con...

Tienes un problema grave;

sobre todo lo comparo mucho cuando te rompes un hueso.

Me he roto varios huesos montando en moto...

Te acuestas, te duermes, estás en tu mundo,

y de repente cuando despiertas, te despiertas con el dolor, ¿no?

Y se te hace presente desde el momento en que se acaba el sueño

y retornas a la vida,

en ese momento eres consciente del problema que tienes.

Y, ¡bufff! No mola nada pensar que tengo que volver a Dusambé.

Y quizá toda esta aventura burocrática

sin saber cómo va a suceder.

(Habla en inglés)

Bueno, el caso es que, la aventura es la aventura

y al que no le guste que no venga.

Ya lo decía Belmondo y nosotros somos fieles a esa máxima

"Si no quería problemas no tendría que salir de mi casa

y no tendría que venirme a Asia Central", así que,

lo que vais a ver a partir de ahora va a ser aventura real y de verdad,

pero así es Diario de un nómada.

Desayuno y me piro.

¡Uh! Está bueno.

Ha habido un pequeño cambio de planes

con respecto a lo que tenía previsto

Se me ha ocurrido, según salía de Korok,

¿Y si voy hasta Margad que en realidad es una jornada de viaje.

Allí en Margad ya estoy a prácticamente dos jornadas

de la frontera con Kirguistán.

Y allí lo que hago es organizar el transporte de la moto

hasta Kirguistán en algún tipo de camioneta.

Y lo que hago es:

cojo un coche de estos que cruzan el Pamir,

y en tres días estoy en Dusambé y tramito mi pasaporte

para poder salir del país.

Y así conseguiría,

llegar a la ciudad más alta de la Unión Soviética

y ver las montañas del Pamir en su esplendor;

es decir, tendría el objetivo al cual he venido aquí.

Pues voy a volver donde me he quedado

que el tipo es un máquina y controla todo

y le voy a preguntar si es posible

cuánto me costaría coger este vehículo

para regresar a Dusambé directamente desde Margad.

Y cuando estoy allí hablando con el pavo,

se acerca su hermana y me dice que han encontrado mi pasaporte.

Ha aparecido el pasaporte. No puede ser.

Los milagros suceden, así que, todo esto que ha pasado

no ha sido mas que una breve pesadilla

en Diario de un nómada,

porque dentro de un rato me van a traer mi pasaporte,

que lo han encontrado en el puesto de control,

donde me lo habían pedido por última vez

y voy a poder seguir mi viaje hacia donde yo quería.

Asia Central es surrealista, señores.

Es el mejor y el peor lugar del mundo.

Es tan flipante, que no se puede describir con palabras

exactamente cómo se vive aquí.

Así que, alguien encontró el pasaporte,

se puso en contacto con la Oficina de Turismo,

en vez de con la Policía,

y desde la Oficina de turismo llamaron.

Esto, lo único que va a suponer es un retraso de un día,

porque me tengo que quedar aquí esperando mi pasaporte,

pero si le meto caña,

yo creo que podré cumplir con el calendario previsto

y tomar mi vuelo de vuelta desde Biskek

el día que estaba planeado.

Diario de un Nómada

Keep on going!, señores, keep on Rock and Roll!

Parece que han traído el pasaporte.

Esto es flipante porque no es por hacerle publicidad

pero los del hostal se lo han currado a saco.

La visa, el pasaporte...

Los que encontraron el pasaporte sabían donde tenían que venir

y me lo han entregado ¡Ufff!

(Habla en inglés)

Los milagros existen por eso yo soy creyente.

(Música)

Una vez resuelto el problema del pasaporte perdido,

es hora de abandonar Korok definitivamente

y meternos de nuevo en la aventura de la carretera del Pamir.

Las ciudades están bien para descansar,

pero al nómada lo que le gusta es el polvo de los caminos sin asfaltar.

A partir de Korok la M-41 se separa del río Panj

para adentrarse en el corazón de la cordillera.

Pero antes de despedirse de él,

Miquel quiere hacer algo que lleva deseando muchos días.

Pisar Afganistán, aunque sea sobre una isla de río.

(Habla en inglés)

Estoy en el río Panj,

que es la frontera entre Afganistán y Tayikistán.

Y entonces, me he subido entre las piedras

con estos troncos que se conocen el camino

porque hay unos riscos buenos para subir por aquí

y yo creo que legalmente cuando estás en una isla del río

que está más cerca de la costa de un país que del otro,

entonces la soberanía le corresponde al país más cercano.

Con lo cual yo creo que este pedrolo es al menos,

parte tayika y parte afgana.

Lo que es curioso, es que los vecinos se hablan

porque ellos me han dicho que hablan pamires.

(Habla en inglés)

Pamires afganos y pamires tayikos.

Son el mismo pueblo, dividido por un río que es más que un río.

Es una frontera trazada en el siglo XIX

por dos imperios en liza, el británico y el ruso.

Las consecuencias de haber trazado la frontera aquí,

son tan decisivas que son dos países...

Son dos universos diferentes.

Entonces, ¿River Panj?

Yo he cruzado algunos ríos que eran frontera entre países muy distintos.

Creo que el más distinto,

o los dos países más distintos que están divididos por una frontera

que es un río,

son los Estados Unidos y México.

Yo salté esa frontera una vez, andando.

Se podía. Era absurda.

Esto es parecido, porque aquí prácticamente tengo aquí...

Mira, está pescando.

Ha pescado el afgano.

Y claro, las fronteras tienen consecuencias trascendentales

en la vida de las personas.

Estos tayikos, tienen una educación, las mujeres tienen otra educación

y los afganos pamires también tienen otra diferente,

que está determinada por el dominio de los talibanes.

"Talibán nieto Hadaso".

Viendo a las niñas que van al colegio,

conociendo a estas personas que saludan al extranjero,

lo acogen,

pienso que esta es la frontera que hay que proteger.

Este mundo civilizado por la barbarie que tenemos aquí.

No deberíamos equivocarnos de objetivos

en nuestras políticas internacionales,

eso es al menos lo que un modesto cuenta-historias piensa.

Pero he visto bastantes países en el mundo

y lo que he descubierto es que la gente

siempre puede vivir en países que están ordenados.

La democracia que nos inventamos en Occidente

muchas veces es inaplicable en otros países

cuyas culturas son radicalmente distintas

y pensar que de un plumazo se va a instalar la democracia

porque metemos allí a un cuerpo de marines, es absurdo.

Haber luchado contra los soviéticos en Afganistán en su momento

debió parecer buena idea.

Viendo estas dos realidades yo ya no estoy tan seguro.

En fin, nos tenemos que ir.

So Good Bye! Adiós, amigo!

A ver si bajo sin matarme.

Tú primero que yo me mato.

La bella región fronteriza que estamos recorriendo

se llama el corredor del Wakán,

y supone el encuentro entre lo que se considera Asia Central

y Extremo Oriente,

e históricamente estuvo en disputa entre China y Tíbet.

Se dice que Marco Polo pasó por aquí.

Políticamente el corredor fue creado a finales del siglo XIX

por el Imperio Británico

para impedir con un colchón de terreno teóricamente independiente,

el reino de Afganistán,

que Rusia llegara a la India.

Es una de las zonas más remotas y aisladas del planeta,

y por tanto de las más interesantes para recorrerla en motocicleta.

Esto es el corredor del Wakán, esto ya no es la Pamir Highway,

no es la M-41.

De Korok hacia el sur se separa

y esto ya es una zona mucho más remota.

Veo que esa pista accede a una aldea,

esa aldea es de los pamires,

de la gente que vive en esta región que son ismailíes y chiíes

son distintos a los tayikos y hablan su propia lengua

y es un pueblo muy hospitalario, por lo que he visto hasta ahora.

Lo que no sé es como me recibirán en esa aldea tan chiquitita

cuando me vean aparecer,

pero tengo ganas de comprobarlo.

Así que, vamos a hacer Diario de un Nómada

camino de la aldea.

La pista tiene buena pinta para subirla.

Miquel Silvestre se dirige a la aldea pamires

por la pista de montaña.

Las vistas del valle son realmente espectaculares.

Cuando se acerca al poblado aparece algo de vegetación

y algunas cabras.

El viajero se adentra entre las calles sin asfaltar

y lo primero que quiere hacer es encontrar algún buen mirador

sobre el imponente valle del río Panj.

Por aquí se podrá subir. A ver las vistas.

Desde aquí vamos a poder verlo.

¡Foto!

Mira...

Se ve...

Es espectacular, menuda aldea curiosa, ¿eh?

Por aquí se va a ver también.

Esto está hecho como construcción.

Alucinante, ¿eh?

Alucinante.

Que flipe de sitio.

Y qué día tenemos más espectacular.

¡Qué pasada, tío!

Como mola Tayikistán aquí es que pasa de todo.

Lo malo, lo peor, lo bueno y lo maravilloso.

Me encanta Asia Central.

Que fuerte, es que es un tobogán de emociones continuo, ¿no?

Pasas de euforia, a la rabia, al desánimo, a la alegría,

es que todo se sucede continuamente.

Por eso me encanta viajar en moto. Porque cada día es una aventura.

Nunca sabes qué te va a deparar.

Bola roja, bola negra, el destino es impredecible.

Y lo mejor de todo es que vosotros me acompañáis en Diario de un Nómada

y es lo que sucede en cada momento tal y como sucede.

No hay guion, no hay doblez, no hay mentira.

Esto es tal y como pasa.

Y creo que eso hace nuestro programa, si no mejor,

al menos diferente.

Estoy en la frontera de Tayikistán con Afganistán.

Fíjate, la dos orillas ahí pegadas.

Impresionante.

Vamos a ver si alguien nos invita a un té.

"Very Good my friend".

"La aventura es la aventura" que decía Belmondo.

Es que es alucinante el sitio.

Aunque bueno, ahora es una postal pero esto en invierno, es durísimo.

Ahora hace calor y todavía no es verano.

Pero esto en invierno es gélido.

(Habla en inglés)

Estos son los libros de la escuela.

(Habla en inglés)

Esta es una casa Tayika.

Que fuerte.

Para los pamires, la casa es el templo, ¿no?

Es como el lugar más importante de la familia,

pero no solamente porque viven aquí

sino porque es que recoge toda su espiritualidad.

"Tú Pamir... Rusia, Tayika, Pamir...".

La niña quiere ser profesora de inglés.

Y posiblemente pueda llegar a serlo.

El problema que ha tenido la región del Pamir

es que cuando la Unión Soviética existía,

esta gente podía tener acceso a medicinas, a tratamiento médico,

incluso en Moscú, por supuesto en la capital del país.

El imperio proporcionaba vías de comunicación

que llegaban hasta la capital del imperio,

e incluso para estudiantes,

aunque Korok tiene la universidad de Asia Central.

Es un pequeño pueblo pero tiene universidad.

Sin embargo, con la caída de la Unión Soviética,

esta gente está abandonada a su suerte.

Tayikistán tiene muy pocos recursos.

Me voy que si no, no llegaré nunca.

Que gente más maja.

Te metes por las calles que son sus casas

y la gente está encantada de saludarte.

¡Ufff! Qué país.

Mi preferido de Asia Central era Uzbekistán,

por la mayoría de la gente,

pero, le está ganando por la mano Tayikistán.

Uzbekistán tiene la maravilla de las ciudades

de la ruta de la seda

y la gente es muy maja,

pero Tayikistán me está conmoviendo.

Qué majos son.

Diario de un nómada: Carreteras extremas - Tayikistán el país de los milagros

28:12 10 mar 2019

Tayikistán el país de los milagros. En Korok Miquel pierde el pasaporte pero decide ir a visitar una aldea pamiri en el corredor del Wakhan, allí le darán la noticia de que alguien ha encontrado su pasaporte y se lo llevará a su hotel.

Tayikistán el país de los milagros. En Korok Miquel pierde el pasaporte pero decide ir a visitar una aldea pamiri en el corredor del Wakhan, allí le darán la noticia de que alguien ha encontrado su pasaporte y se lo llevará a su hotel.

ver más sobre "Diario de un nómada: Carreteras extremas - Tayikistán el país de los milagros" ver menos sobre "Diario de un nómada: Carreteras extremas - Tayikistán el país de los milagros"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Diego Alejandro Zenteno

    Hola Miquel, realmente vi casi todos tus viajes y si, este es muy conmovedor, que gente hermosa los tayikos, gracias por mostrar al mundo estos lugares y su gente, abrazos desde Salta, Argentina

    15 mar 2019

Los últimos 192 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 10 Ver más