'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

4954267 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años Diario de un nomada - Carreteras extremas: Recordando viaje a Cabo Norte - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE

Vuelve Miguel Silvestre con una gran aventura.

Recorrer en moto las rutas más espectaculares del mundo:

Leyenda,

historia,

belleza

y riesgo.

Esto es Carreteras Extremas.

Capítulo III

Recordando el viaje a Cabo Norte.

Miquel vuelve a su barbería habitual

para afeitarse y compartir sus últimas aventuras.

¿Qué pasa Alfonso?

-¿Cómo estamos? ¿Qué tal ha ido este viaje?

- Muy bien.

-¿Esa barba ya va en condiciones?

-Ya va siendo hora de pegarle un buen retoque.

-Bueno. -Parece que no, pero se va poniendo...

-Al final se consigue, si poquito a poco,

pero una barba, te estás dando cuenta que tarda,

que esto no es cosa de dos días.

- La barba de naufrago se tarda menos

pero una barba de gentleman lleva su tiempo.

Desde que me afeité por última vez,

me fui a Noruega, macho, espectacular.

Impresionante de bonito.

Estaba todo nevado,

hacía bastante frio. -Ibas muy bien abrigadito tú.

- Bueno, muchas capas pero al final, se pasa frio.

Estoy a 400 kilómetros de Cabo Norte y hace un frío ya impresionante.

Menos mal que ha salido un poquito de sol

porque si no me congelo.

Voy a ponerme ya las últimas prendas de ropa que me he ido guardando,

que me he ido reservando, para este momento

en el que ya hiciera tanto frío

que me pusiera todo lo que tengo

porque es que si no moriría.

El tiempo allí cambia en cuestión de horas,

de repente puedes tener un día despejado

y al cabo de unas horas,

tener una gran nevadas.

Y yo estaba mirando todo el rato una aplicación

que me marca por donde se mueven las precipitaciones en el mapa.

Entonces, yo puedo ver por donde van a ir los frentes

y macho estaba siempre nublado, siempre nevando, siempre lloviendo

cuando estuve en Noruega

y de repente los dos últimos días,

desaparecieron las nubes.

Parecía algo espectacular, parecía que me estaban esperando.

A veces se tiene esa suerte.

Efectivamente el clima afectaba al humor del viajero

de un modo dramático.

Negativamente cuando hacía mal tiempo.

Vaya día.

Pero bueno,

si no quieres frío no te vienes a Escandinavia en abril

Hoy ha sido un día de inversión cero.

Ha sido simplemente hacer kilómetros,

y es que ya, ni el paisaje me impresiona,

ya me parece todo igual:

Fiordos, ríos, lagos; todo lo mismo,

y ahora lo que quiero es llegar a Cabo Norte

porque estoy congelándome.

Creo que he venido demasiado pronto

o es que el tiempo está muy malo hasta muy tarde. No lo sé.

Pero se ven turistas, pocos, yo creo que ninguno

y lo que hay es mucha nieve, ahora mismo, está nevando ahí fuera

están cayendo unos copos,

que me han acompañado bastantes kilómetros

y desde qué he entrado en Laponia,

aquí no hay más que sufrimiento.

Y muy positivamente cuando el clima era más benigno.

Casi hasta transformar al viajero en una persona diferente.

El puerto de Honningsvag.

A solo 30 kms de Cabo Norte.

Este es mi trono.

Es bonito esto ¿eh?

Pero nos falta algo.

Algo que me he guardado mucho tiempo, para este momento.

Mi taza

y mi botella de vino español.

Ribera del Duero,

para tomármelo

en uno de los pueblos pesqueros más al norte del mundo

o por lo menos, más al norte de Europa.

Y esto es que,

me voy a tomar una copa aquí,

para celebrar mi llegada a Honningsvag

que estoy solo a 30 kms de Cabo Norte,

que va a molar mucho.

¿Sabéis qué hora es?

Las diez de la noche.

Así que es el momento de brindar con vino

por el triunfo.

Y aquí estoy, si señor.

A vuestra salud.

Está fresquito.

Estamos a...

o por lo menos por la carretera a -7 grados.

Pero bueno, da gusto.

Y cuando llego a un sitio así

y pienso lo que me ha costado

y lo que he visto por el camino,

me doy cuenta de lo afortunado que soy.

Soy una persona muy feliz,

y soy muy afortunado de hacer lo que hago,

por tener la vida que tengo, por la familia que tengo,

sobre todo mi mujer me permite hacer esas cosas,

y soy afortunado porqué

hago cosas que me divierten mucho ¿no?

Planear una aventura, planear un viaje,

estudiar las historias que voy a contar.

Las historias que tengo revoloteando en la cabeza y que voy sacando;

y después ponerme en marcha, arrancar la moto,

ver los países, conocer los sitios.

Y además, no voy muy pendiente

de como lo filmo, como lo cuento, como lo narro.

Brindemos por eso, ¿no?

por Diario de un nómada, que ha llegado a Honningsvag,

que estamos a tiro de piedra del Cabo Norte.

Así que mañana os lo enseño ahora esta...

Esta copa me la tomo yo solo, tranquilamente.

Buenas noches.

Buenas noches por decir algo.

-Los noruegos, macho son supereducados,

muy civilizados.

Parece mentira que sean descendientes de los vikingos, porque allí,

te encuentras por ejemplo, las casetas de los autobuses,

los baños.

Ahí, hay muchos ferris,

antes de coger en los puertos de ferris,

que no hay nadie ¿no? hay baños públicos;

baños públicos con agua caliente, completamente...

perfectos, sin vandalizar, sin pintadas, sin estar sucios.

Entonces dices, macho ésta gente respeta lo público ¿no?

Una bonita parada de autobús.

Aquí, en un bonito fiordo de la bonita carretera de la costa.

De estos fiordos

salían los vikingos.

Los vikingos asolaban toda Europa.

El rey vikingo que unió a los distintos reinos

tras mucha sangre se llamaba Harald I El despiadado.

Para que el vikingo le pusiera al rey de mote el despiadado,

es que tenía que ser muy bestia.

A mi lo que me sorprende, es que,

los noruegos actuales sean los descendientes

de aquellos tipos tan salvajes,

porque hoy son un pueblo; civilizado, democrático, respetuoso

educado, pulcro,

cuidan el medio ambiente;

da gusto ver el país.

Cuando bajas por las carreteras

es que ni siquiera ves anuncios publicitarios

para no estropear la postal

y entonces si nos fijamos en sus elementos públicos,

como esta caseta de autobús,

que es necesaria para esperar el autobús

bajo las inclemencias del tiempo;

es de madera, muy bonita,

vemos, que aquí tiene su horario,

sus buzones.

Está impoluta, cuidada, perfecta, sin vandalizar,

sin pinturas, sin grafitis,

sin destrozos.

Yo creo que nuestro país es... fabuloso,

sin embargo, hay una cosa que hecho de menos

y es un poquito más de... por favor.

De educación ¿no?

de respeto por los bienes comunes, por los bienes públicos,

pero allí parece que los bienes públicos no son de nadie,

y son de todos.

Entonces, cuando veo elementos así en la carretera de otros países

de otras culturas,

que los cuidan y no los destruyen, no los ponen grafitis

pues echo mucho de menos eso en España

porque realmente los elementos públicos

están bastante deteriorados.

Así que, si tu estás viendo El diario de un nómada,

supongo que es porque piensas un poco como yo,

así que a lo mejor no te lo tengo que decir a ti, pero,

seguro que conoces a alguien que no lo respeta tanto.

Así que por favor, respetar los elementos públicos

y seamos un poquito más como los descendientes de los vikingos.

Miremos más nuestras cosas y los elementos comunes,

que son de todos.

Mientras llega mi ferri,

voy a ir al baño.

En fin, esto de enseñar el baño no es que sea muy educado,

pero vale la pena, porque...

va a sorprendernos para bien.

Como veis, un baño perfectamente equipado,

aquí no hay nadie que lo cuide,

está abierto, cualquiera puede entrar,

y... es que está impoluto.

Bueno, impoluto impoluto quizás no, pero está muy bien.

La cisterna funciona,

tiene aquí la lista de quien lo ha limpiado y a qué hora,

con su firma.

Hay jabón.

Ja,ja,ja Y funciona.

Esto es acojonante.

Está estupendo, señores. Así da gusto.

Encima, es mixto; aquí vienen hombres y mujeres

y lo demás que haya.

Y todo el mundo lo cuida. Así da gusto.

Lo malo de Noruega

Es que ya en el norte hay poca gente,

y los noruegos son muy educados, pero son un poco fríos ¿no?

O sea, de carácter.

Ten en cuenta que allí viven

seis semanas al año con completa oscuridad ¿eh?

Seis semanas de noche.

Entonces, yo creo que eso forma el carácter de una cierta manera,

es como la gente muy introvertida, muy para dentro.

Y entonces era difícil tener relaciones interpersonales

con el noruego ¿no?

Yo tenía la relación personal con el paisaje,

porque era tan espectacular,

que te quedabas embobado.

Pero eso ha sido un poco de experiencia personal

en el sentido de estar dentro de un paisaje muy bello,

sometido a unas dificultades por la distancia,

la orografía y el clima

y después las ventiscas.

Y luego con el noruego, pues poco trato

y eso ha sido un cambio con respecto a otros viajes que hago

como por ejemplo por Marruecos

que estás todo el rato con gente ¿no?

y hay gente por todas partes.

Los marroquíes interactúan contigo

y notas esa viveza.

Entonces, bueno, ha sido un viaje distinto.

Que pasada ¿eh?

Hace un frío de cortar,

pero es tan bonito.

Esta es la mejor terraza del verano.

Del verano noruego.

Lo que pasa es que allí encontramos una española

una chica de Cádiz,

que se había ido a vivir a Noruega,

porque le gustaban los inviernos.

Y había vivido en Siberia a 40 bajo cero

y ahora decía que se iba a Noruega

y que le parecía el clima muy suave a 10 bajo cero.

Pero me contó el tema de las noches polares tío.

Eso es seis meses metido en completa oscuridad.

Y al final te acaba deprimiendo un poco.

Gracias, Pilar. ¿Cómo acabaste aquí en Noruega?

- Pues porque después de Rusia,

vi un máster que tenía las prácticas aquí en Tromso

y como no quería desligarme mucho de los inviernos

dije a bueno, allí hay montañas, está el frío,

y dije, ¿por qué no?

así aprovecho también y veo las auroras boreales.

-O sea, que eres adicta a los inviernos.

- Me encantan, sí.

- Pues aquí tenemos un buen montón de nieve ¿eh?

-Sí aquí... -Estarás encantada.

- Casi nueve meses de nieve tenemos.

- ¿Y cómo te sientes viviendo en estas latitudes?

- Pues la verdad es que bien excepto por las noches polares

porque yo pensaba que realmente eso no era para tanto,

no me iba a afectar tanto.

Pero si que te cambia el carácter te vuelve como más nostálgica.

- Pero ¿te prepararon? ¿te advirtieron? ¿no?

Porque tú ya sabías que había seis semanas de oscuridad total.

- Tener las 24 horas de oscuridad,

hace que te sientas un poco como claustrofóbica.

Y la verdad es que se lleva mal.

- ¿Pero te avisaron antes?

Porque a ti te dijeron que había seis semanas de oscuridad.

- Exacto, llegué aquí y tuvimos una reunión todos los estudiantes

que veníamos de otros países

y nos dijeron que tuviéramos cuidado,

que teníamos que tomar las vitaminas que podíamos ir al solárium,

que teníamos a nuestra disposición las 24h un psicólogo

en caso de que nos sintiéramos un poco depresivos

y que bueno, que tuviéramos la rutina durante esta época

de sociabilizar más de la cuenta,

asistir a clubs de encuentros con otros estudiantes o cosas así.

- Y tú pensabas que eran exageraciones.

- Yo ni lo hice.

Dije esto, esto a mí no.

Y luego pues sí que me pasó.

- La ventaja es que las noches polares,

tienen las auroras boreales ¿no?

- Sí, eso es lo mejor que tiene,

que a cualquier hora vas al súper, a las 3 de la tarde es de noche

y vas con tus auroras acompañándote, con ese cielo precioso,

pero sí, algo bueno tenía que tener.

- Y luego cuando llega la luz es como renacer.

- Sí eso es, todo el mundo a la calle,

todo el mundo como estamos viendo, practicando deporte,

van a la montaña hacen esquí

o cualquier cosa para estar aprovechando el sol.

- Y tú recuperaste tu alegría.

- Yo sí. Estuve en Navidades en Cádiz

y me traje un poco del Sol.

Y ya el 20 de Enero volvió a amanecer,

el primer día que vimos el sol

y ya continuamente, cada día son 20 min más

y hasta ahora que casi tenemos 24 horas.

-Todo aquello son fiordos, montañas, lagos; fue muy bonito,

y encima tuve la suerte, de que,

a pesar de que hubo mal tiempo algunos días,

las dos últimas jornadas que fueron ya las de llegada a Cabo Norte,

que es el punto más al norte que se puede llegar,

en vehículo rodado por Europa,

pues, hizo sol.

Entonces tengo unas imágenes de Cabo Norte, con sol,

que yo no las he visto en ningún sitio.

Nunca he visto una foto de Cabo Norte con sol

y mucho menos en vídeo,

y yo tengo unas imágenes ahora

que creo que van a ser llamativas porque no había ni una nube.

Tremendo.

Sí, sí. Todo nevado.

O sea, el contraste del cielo azul

con la tundra nevada, porque aquello es como un desierto.

Ya no hay árboles, es todo una llanura

con una capa de tres metros de nieve de espesor

y la carretera abierta.

Entonces, la moto pasando por allí en soledad,

yo creo que han sido imágenes absolutamente espectaculares.

¡Very good! ¡Very good! ¡Very good!

Ésta es la famosa bola del Cabo Norte.

El punto más septentrional al cual se puede llegar, literalmente

en vehículo, y además,

es un día espectacular,

esto es de los difíciles de encontrar en Cabo Norte;

normalmente, esto está...

nublado, con lluvia, con nieve,

y además,

lleno de gente hasta la bandera; hasta la bola.

Normalmente en verano, que es cuando viene la gente,

pues aquí hay cola, para hacerse la foto.

Pero nosotros no tenemos para...

nosotros solos.

Me encanta.

Y después de Noruega, me he ido al Pirineo, a Huesca.

Impresionante también.

¿Qué pasa?

-Hombre. -¿Qué tal cómo estás?

-Bien, muy bien. -No me claves las tijeras.

-No, no, no te preocupes.

- Pues estamos en el aeródromo de Tardienta,

es un lugar absolutamente único.

Hemos venido a Monegros aquí en la provincia de Huesca

para realizar un pequeño recorrido por esta provincia

que la verdad me ha sorprendido,

porque me esperaba un desierto y me la he encontrado súper verde.

-Sí la verdad es que está lloviendo más de lo normal.

- Bueno, eso no es malo ¿no?

- No, no es bueno, lo único es que ya no parece el desierto.

- ¡Volverá ese desierto!

Porque Monegros viene de Montenegro, y eso...

¿Cuál es el origen de esta palabra?

-Efectivamente, era todo un monte lleno de salinas

y de lejos se veía un monte muy oscuro,

y por eso se llamaba Montenegro.

-Eso es cuando aquella leyenda que decía

que una ardilla podía cruzar la Península Ibérica

saltando de árbol en árbol, sin pisar el suelo.

Es una leyenda, que no fue cierto;

De hecho, ahora mismo en España hay más árboles que nunca en su historia

Porque ahora el monte está...

claro como se está despoblando el campo,

de eso también tenéis un poco ¿no?

-Sí. Aquí ya ves que está todo despoblado.

Habitantes por kilómetro cuadrado estamos entre cinco o seis

prácticamente está rozando lo que sería Laponia,

y sobre todo las precipitaciones,

últimamente si que está lloviendo mucho.

-A mi me ha sorprendido encontrarme esto tan verde,

porque claro me esperaba un desierto,

porque esto junto con las Bárdenas reales

y con el Tabernas en Almería, este sería uno de los tres desiertos,

que hay en España.

-Más al norte además, y el más grande de todos,

con dos mil quinientos kilómetros cuadrados.

-Bueno, este es mi amigo Fernando

que lo conocí por aquí,

haciendo unos vídeos en Huesca y me encantó.

Él es el responsable de turismo de Huesca.

Así que, me dijo, "oye cuando vengas otra vez,

te tengo que enseñar una cosa chula"

Y aquí estamos. Me vas a enseñar una cosa chula.

- Te va a sorprender mucho. -¿ah si?

-Yo creo que ya a la entrada, te he visto la cara.

- Sí era como entrar a la misión de la película.

Digo ¿esto qué es?

Así que enséñame esto que no se que es lo que hay aquí escondido.

Que flipe un poco.

-Estás entrando en la iglesia de la Cartuja de las Fuentes.

-Muy flipante es ¿eh?

-Compone una de las obras,

segunda o tercera obra más importante por sus características

que hay en estos momentos en Aragón.

-Lo que tengo a mis espaldas son los Pirineos,

esta es la Gran Cordillera de España.

Esta mole rocosa que nos separa de Francia

y que prácticamente une los dos extremos del Istmo de la Península

y estamos donde se encuentran los picos más altos,

por encima de los tres mil metros, en la provincia de Huesca.

Ese es mi destino después de dejar esta pista,

que todavía no es Pirineo, podíamos decir que es prepirineo,

pero eso, es lo que nos espera mañana

así que si el tiempo nos respeta,

mañana puede que hagamos alguna pista interesante por allí.

Seguramente haya nieve y hará bastante frío.

No puedo decir que esas cosas sean las que me gustan

pero te vas acostumbrando a ello, porque,

si quieres ver montañas, quieres ver nieve,

tienes que pasar un poquito de frío.

Mañana nuestro destino.

Entonces, terminamos el recorrido de Huesca

subiendo una pista de Pirineos que se llama pista Chía

hasta que ya la nieve no me dejó pasar más.

Pero vamos, espectacular.

Unas vistas de las montañas realmente fantásticas.

Yo creo que hasta aquí hemos llegado.

Pues creo que este es el...

fin de mi aventura

en la pista de Chía

porque, esta nieve, no está aquí de adorno.

La han puesto para impedir mi paso.

Así que, esta luz que se ve,

esta mañana ha debido pensar; mira que va a venir Silvestre,

vamos a impedir que se mate

y se lo vamos a poner complicado.

Así que, de aquí, ya no paso.

Pero bueno,

mola ¡eh! jajaja.

Ya digo.

Esto si que es very good.

Ahora voy a unas montañas todavía más bestias

que es la sierra del Pamir en Tayikistán

que eso si que es espectacular.

Estamos hablando de que son pasos,

la carretera, por donde pasa la montaña,

es decir, lo que es el puerto,

de cuatro mil metros de altura.

cuatro mil doscientos metros de altitud.

Eso es una pasada.

O sea, ahí falta el oxígeno.

Pero mola, mola mucho, porque si no no habríamos venido.

Entonces eso quiere decir que los picos, las cimas;

estamos hablando de seis mil, siete mil.

Estamos hablando de montañas, espectaculares.

Ahí está el pico Lenin.

Les llamaban con los nombres el pico Pamir y el pico Lenin,

porque era la antigua Unión Soviética

Son más de siete mil metros.

Son unas montañas grandísimas

y los soviéticos, construyeron una carretera

para recorrer esa zona porque era la frontera de su imperio.

Justo ahí ya se encuentra China y Afganistán.

Ese río que tengo a mi espalda es la frontera

entre Tayikistán y Afganistán,

pero imagino que debe ser una de las fronteras

más vigiladas del planeta o te caen los drones

o los pepinazos de los drones

y no del que vuelo yo,

para tomar algunos planos, y otro tipo de drones.

Solo me queda la última posta, del ejército rojo, en Asia Central

y eso es lo que es Tayikistán.

La gente que vive allí,

completamente alejada de la civilización son nómadas,

pastores y están completamente abandonados.

Del Jack aquí la gente lo aprovecha todo

porque se come su carne, se bebe su leche,

utiliza sus pieles y sobre todo, utiliza su mierda.

Es decir, la bosta de jack

es la única forma de calefacción que tienen.

-No están acostumbrados al turismo para nada me imagino.

- El turismo que va, es turismo de aventura.

Son alpinistas

y luego la gente que va a hacer la carretera de Pamir.

Porque es uno de esos destinos,

es una de esas carreteras famosas;

es la segunda carretera más alta del mundo.

La primera es Karakorum que está en Pakistán.

Pero la carretera Pamir es la carretera más alta del mundo.

Entonces, hay gente que busca esas emociones, como yo.

Hay gente que va allí a recorrer esa zona

pero no es turismo de masas con lo cual

tampoco es que les traiga mucho dinero.

Pues aquí estoy con Javier,

que me lo he encontrado aquí en el hotel,

porque esto es tan internacional.

Es un español de los que viaja en bici,

que a mi los ciclistas siempre me han parecido personajes

de otro mundo.

- En Junio, hará cuatro años que salí de casa.

- ¡Cuatro años que saliste de casa!

- Sí y realmente, decidí hacer la de Samarcanda

pero me hablaron hace unos meses de la Highway.

Tenía mucho miedo.

-¿Miedo a la dureza?

- Sí, a la dureza, a las cuestas, a la altura,

a las condiciones climáticas.

Estamos a finales de mayo

y esta noche la previsión en la Pamir está a -11 grados

- El té, a parte de que está caliente es la bebida energética aquí.

¿Tú cuantos te tomas de éstos? Por lo menos un par al día.

- Y un par a la hora en algunas ocasiones.

Te para la gente cuando vas por países,

te invitan a tomar el té.

-¿Cuántos países aproximadamente puedes llevar?

- Exactamente no los he contado

pero andarán ya muy cerca de los cincuenta.

-En un par de mesecitos lo que hemos conseguido ya,

que cacho barba que tienes.

La verdad es que parece mentira lo que te ha crecido, en dos meses.

Bueno, dos meses y pico

-Sí, está... -Marzo, abril

-Bastante curiosa. - A ver lo que conseguimos.

- Bueno Alfonso, pues hasta la próxima.

Yo te contaré ya qué tal me ha ido el viaje por Tayikistán

y haremos el último afeitado ya resumen ¿no?

Que se vea evolución que ha tenido esto ¿vale?

- Venga Miquel, muchísimas gracias por verte.

- Hasta la próxima. - Hasta luego, que tengas buen viaje.

-Gracias. -Hasta luego.

Subtitulación realizada por: María Sánchez Grano de Oro

Diario de un nomada - Carreteras extremas: Recordando viaje a Cabo Norte

28:52 27 ene 2019

Recordando el viaje a Cabo Norte. Miquel Silvestre regresa a la barbería para contar su viaje por Noruega y anunciar que nos vamos a Tayikistán.

Recordando el viaje a Cabo Norte. Miquel Silvestre regresa a la barbería para contar su viaje por Noruega y anunciar que nos vamos a Tayikistán.

ver más sobre "Diario de un nomada - Carreteras extremas: Recordando viaje a Cabo Norte" ver menos sobre "Diario de un nomada - Carreteras extremas: Recordando viaje a Cabo Norte"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Jose Maria

    Espectacular el viaje en moto a cabo norte y la verdad es que sería estupendo que se amplíe dicha información en varios capítulos más, ya que es el viaje soñado por muchos moteros españoles y casi considerado como el viaje obligado para los aficionados a los viajes en moto.

    12 feb 2019
  2. Jose Miguel

    Este episodio tendría que durar mucho más. Mucho más detallado los casi 14000 km que ha hecho para plantarse en la bola. RTVE debería de apostar por una temporada exclusivamente del viaje a Cabo Norte. SoldemedianocheJM

    09 feb 2019
  3. Lorenzo Duato galdon

    Me encanta es muy próximo a la gente y las imágenes son impresionantes

    02 feb 2019
  4. Lorenzo Duato galdon

    Me encanta el programa es muy próximo y las imagines me encantan

    02 feb 2019
  5. Raúl Chavero

    Preciosos documentales los de Miquel Silvestre , deberían seguir emitiéndose!

    02 feb 2019
  6. Mario

    Impresionante lo que puede llegar a hacer el ser humano con tesón. Que no terminen nunca las aventuras de este nómada!

    02 feb 2019
  7. Abel

    Estos reportajes necesitan continuidad. Es lo más ¿de verdad¿ y sincero que se emite en la televisión actual

    02 feb 2019
  8. Pablo

    Menos fútbol y programas si contenido y más cultura ... Cultura en mlto.a pie en bici ....historias contadas y vividas de personas con espíritu de aventura y superación. Un10 a Mikel y diario de un nómada

    01 feb 2019
  9. Raphael

    Un gran programa, formato diferente, cultural y aventurero y eso sí..cada temporada y capítulo sabe a poco... Un saludo y ke siga su emisión!

    01 feb 2019
  10. Alberto

    El programa del viaje a Cabo Norte fue muy corto. Es un viaje espectacular, con unos paisajes que asombran, y a mí personalmente me defraudó su corta duración. Se merece una temporada completa. Somos muchos los que disfrutamos con este tipo de programas.

    01 feb 2019

Los últimos 194 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 10 Ver más