'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

5070546 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
No recomendado para menores de 7 años Diario de un nómada - Carreteras extremas: El Pamir - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

Vuelve Miquel Silvestre con una gran aventura.

Recorrer en moto las rutas más espectaculares del mundo.

Leyenda,

historia,

belleza

y riesgo.

Esto es Carreteras Extremas.

Capítulo 10: El Pamir

Miquel Silvestre abandonó la ciudad de Korok en el episodio anterior

y deja atrás el corredor de Wakan para dirigirse hacia las montañas,

al corazón de la cordillera del Pamir.

Es una zona donde desaparecen los poblados, la gente

y solo encontramos en el camino algunos rebaños

y los omnipresentes camiones.

El tramo de la carretera M41 que atraviesa esta región

y se dirige hacia los pasos más elevados

es lo que se puede considerar la verdadera carretera del Pamir

porque circula sobre un altiplano a más de 3.500 metros de altitud.

Cuando comienza la ascensión el asfalto desaparece

y lo que aparece es la nieve en las laderas.

Es un escenario soberbio e inquietante,

de una gran belleza pero también de una extraordinaria dureza.

Los principales riesgos son la falta de oxigeno

y el mal estado del firme.

No se permite ninguna distracción.

Pues ya hemos superado nuestro primer paso a 4.000 metros.

Creo que son 4.200 metros y ya empieza a faltar el oxígeno ¿eh?

Se nota que me cuesta respirar y cualquier pequeño esfuerzo

me hace jadear.

Además la pista está bastante rota.

Hay tramos que están mejor asfaltados en la M41, pero claro,

en los pasos elevados esto del invierno

está congelado y es que se destruyen.

Luego a parte, el paso incesante de camiones.

Los camiones es que destruyen esta pista

pero claro, también la pista esta destruye los camiones porque...

De vez en cuando te encuentras alguno en el arcén

en plena "catastrof".

Este conductor yo creo que se ha despistado un poquito

y se ha salido, ese es el problema de esta superficie,

de esta superficie de polvo y de grava.

Que no tienes tracción, es todo inercia.

Hello my friend! How are you? Catastrof?

Yes. Catastrof! Problem.

Ok!

Nada. Éste tendrá que esperar a que venga alguien a rescatarle.

No sé como lo van a hacer porque lo tiene bastante complicado.

En fin, luego es una cosa curiosa porque estos camionacos,

que son... llevan la carga y tráiler y van con un monto de ruedas

y van sacando polvo y van arañando la pista,

y la van destruyendo la Highway en un auténtico patatal.

Cuando les tengo que adelantar

a veces los tengo que adelantar por la derecha

otras veces por la izquierda porque es el sitio que te dejan.

Y luego tienen estas cadenas.

Esto...

Esto es horrible.

Porque estas cadenas que ellos llevan,

cuando van por los baches empiezan a sonar ahí ¡pa! ¡pa! ¡pa!

Y es como el tableteó de una ametralladora.

Y tú estas ahí y lo único que escuchas...

Y piensas, me van a matar, es que esto es horrible.

Van pitando todo el día y luego el traqueteo éste.

Encima la moto va también botando.

La hebilla del manillar se me está descuajeringando,

ya no se sujeta bien, se va bajando todo el rato.

La Pamir, está resultando un desafío más exigente de lo que pensaba ¿eh?

Yo no sé...

Bueno, la aventura es la aventura y al que no le guste que no venga.

Eso es lo que digo siempre.

Yo he venido aquí voluntariamente y me toca aguantarme pero eso sí,

espectacular y bonita, un rato.

Así que nada, vamos a seguir haciendo pasos de 4.000 metros

porque me quedan unos cuantos antes de llegar a mi destino.

Estoy cansado ¿eh?

Lo curioso es que la Pamir Highway

no es una carretera de montaña al uso,

con fuerte pendiente y muchas curvas.

La subida ha sido tan paulatina desde Dusambé,

la capital del país, que estamos a 3.500 metros

y las montañas de más de 5.000 están a la altura de los ojos,

como si nos rodearan modestos montes

pero es que estamos sobre la misma cordillera.

Miquel se aleja hacia el horizonte,

viaja deprisa pero el aire es tan puro,

las distancias tan enormes y los puntos de referencia tan claros,

que a los ojos de un observador inmóvil

es como si La Gorda apenas se moviera,

como si no terminara de alejarse nunca.

Pero lo que en realidad permanece son estas moles de nieve y roca

que han obstaculizado el paso de las caravanas de la ruta de la seda

y de viajeros míticos como Alejandro Magno o Marco Polo.

Y ahora a un nómada motorizado

que no puede evitar detenerse cada poco tiempo

para admirar algún nuevo regalo geológico

de esta especie de luna en la tierra.

La Pamir es dura y exigente.

Y hace un frío de cortar

pero se va poniendo cada vez más interesantes.

Los paisajes son realmente extraordinarios.

Es como estar recorriendo la Luna, pero salpicada por lagos como éste.

El lago salado nos recuerda que el Pamir

fue un tiempo la orilla de un océano de la prehistoria:

el Tetis, que separaba dos inmensos continentes:

Laurasia al norte y Gondwana al sur.

Estas masas de tierra colisionaron

y brotaron del maltratado subsuelo los Alpes y el Pamir,

el Karakorum y el Himalaya.

Así es nuestro viaje por Tayikistán,

casi una odisea extraterrestre fuera del tiempo y espacio conocidos

donde todo es extremo, distante y remoto.

Eso es la única población que hay

entre el comienzo de la cordillera del Pamir por la M41,

la Pamir Highway y Burjab.

Es digamos la única posta en el camino de este desierto helado

porque esto es puro desierto aunque bastante...

Bastante atractivo.

Bueno, el caso es que eso se llama Lichus

y es una población que ya veis como es.

Son un puñado de casas desperdigadas

aquí en el páramo

y está nada menos que a 3.800 metros de altura.

Es un anticipo de lo que va a ser Burjab

que está a más de 4.000.

Aquí es que el viento, el frío...

Y eso que nos está haciendo buen día, ¿eh?

Esto es extremo total.

Quien vive aquí está hecho de otra pasta.

En fin, venir al Pamir en la primavera es durito

pero vamos no es nada comparado con vivir aquí en invierno.

En fin, qué gente ¿eh?

Los pamires.

Y los pamires es que luego claro,

tuvieron sus líos con Tayikistán

porque querían proclamar la independencia de Gornobadasan

cuando cayó la Unión Soviética

y bueno hubo ahí unos pequeños tiros y un poco de conflicto.

Pero bueno, vámonos a Panichu.

Miquel se refería a la guerra civil de Tayika

que comenzó en 1992 y terminó en 1997.

Los pamires se rebelaron contra el poder de los tayikos

y el país se sumió en el caos.

Solo se pudo poner fin al desorden

con la intervención conjunta de la ONU y Rusia.

Son yaks.

Son yaks domésticos.

Porque los hay salvajes y domésticos.

El yak es un bóvido que vive a unos 4.000 metros de altitud

y se llevan domesticando desde hace miles de años

y bueno, es que se pueden cruzar también con las vacas

y dan ejemplares e individuos fértiles.

Entonces producen más leche y dan más mantequilla.

Del yak aquí la gente lo aprovecha todo porque se come su carne,

bebe su leche, utiliza sus pieles y sobre todo, utiliza su mierda.

Es decir la posta de yak

es la única forma de calefacción que tienen.

Es el único combustible

porque como veis por aquí, pocos árboles.

Entonces los yaks se comen los prados raros que hay,

luego defecan, los pamires esperan a que la posta se seque

y la utilizan como combustible para sus estufas.

Eso son yaks domésticos que son más pequeños.

Porque los yaks salvajes pueden llegar a ser a lo bestia,

mucho más grandes.

El buey mudo se le llama.

Bos Mutus.

Los yaks o Bos Mutus, buey mudo,

son un bóvido lanudo originario de Asia Central y el Himalaya

que vive por encima de los 4.000 metros.

Los machos, más grandes que las hembras,

pueden llegar a los dos metros desde la cruz y pesar 1000 kilos.

Su origen genético es algo confuso, hay teorías que sostienen

que están emparentados con los bisontes norteamericanos,

que habrían sido capaces de cruzar de algún modo el estrecho de Bering.

Se hace tarde y al caer el sol las sombras se alargan

y las montañas se vuelven ominosas, inquietantes a pesar de su belleza.

Es hora de buscar refugio

porque la temperatura caerá drásticamente con la noche.

Eso que se ve allí,

que casi no es nada, eso es Murjab.

Es la ciudad más alta de la antigua unión soviética.

Está a más de 4.000 metros de altura aunque bueno,

decir que es una ciudad es ser muy generoso porque eso no es nada.

Son 4.000 personas mal contadas pero se trataba

de la última posta de fuerte apache de la Unión Soviética.

Ahí a pocos kilómetros ya está China.

Era como su última frontera oriental.

El rincón más recóndito del imperio soviético.

Y eso que Murjab era su última...

Su última...

Yo que sé como decirlo...

Es su último reducto de civilización.

Ahí había unos cuantos funcionarios soviéticos, rusos,

que con la independencia de Tayikistán pues ¡pum!

Volaron en masa prácticamente.

Queda poca gente allí así que vamos a ver que es lo que queda.

Pero llegar hasta Murjab desde Korok son solamente 320 kms

pero llevo 11 horas sobre la moto.

Porque a la que paras un poco para hacerte unas fotos,

es que el tiempo se te escurre entre los dedos y estoy agotado ¿eh?

Se me está haciendo de noche y he salido a las 8:00 am de Korok.

En fin, los viajes por la Pamir son muy lentos,

se tarda mucho tiempo

y son agotadores.

Agotadores...

Pero la aventura es la aventura, y al que no le guste que no venga.

La Pamir es así.

¡Pamir Highway!

Pero como estamos en Tayikistán,

antes de llegar a la población de Murjab,

hay que superar un control militar

donde registran el pasaporte de Miquel Silvestre,

quien esta vez se asegura de no perderlo.

Miquel se adentra en las solitarias calles de Murjab

cuando la oscuridad se está adueñando del escenario.

Sólo hay un hotel en todo el pueblo,

así que no tarda mucho en encontrarlo

y meterse en el recinto para aparcar y registrarse.

Lucha libre rusa, deben de ser muy bestias.

Hace un frío aquí de pelotas pero...

¿Qué es eso? El baño, será.

Bueno, la habitación que es básica pero suficiente.

Incluso está caliente.

Pero estoy tan cansado que ahora mismo todo me parece un palacio.

A mí no sé por qué pero me hace gracia,

me gustan estos sitios tan espartanos ¿no?

Es...

Te das cuenta de cómo con muy poco tienes suficiente.

A veces los hoteles buenos, de lujo,

pues oye, cuando invitan, que alguna vez me invitan,

pues no están mal ¿no?

Pero llegar cansado de viaje, por estos paisajes tan increíbles

y llegar a este sitio donde reciben bien

y tienen esta habitación que bueno, barata no es son 30 dólares

que es un precio para este sitio considerable.

Pero hay que tener en cuenta una cosa, no hay electricidad,

toda la luz es por generador.

Todo lo que aquí sirven, el desayuno, la cena,

todo lo que aquí sirve, tienen que venir transportado

y estas carreteras son extremadamente malas

y todo eso hay que pagarlo ¿no?

Y bueno, Murjab se ha convertido en una especie

de destino de aventura

porque forma parte de la Pamir Highway

y siempre hay extranjeros occidentales

que pagamos por pasarlo mal.

Es así.

Siempre me ha parecido nuestra actividad,

quizás un poco idiota ¿no?

Pero...

Porque ¿quién paga por pasarlo mal?

Pues los occidentales bien alimentados y bien dormidos.

Y creo que tiene una razón de ser.

Si siempre estás metido en una burbuja de confort

al final no te das cuenta de lo que es vivir a la intemperie.

Para disfrutar del calor hay que pasar frío,

para disfrutar de comer hay que pasar hambre.

Para disfrutar del agua,

simplemente el agua potable, hay que pasar sed.

A mí me encanta o necesito someterme a estas pruebas

a las que nadie me obliga simplemente para superarlas

y decir he sido capaz de hacer la Pamir

y después se que volveré a mi burbuja de confort ¿no?

Pero por un breve periodo de tiempo

me he visto sometido a las inclemencias,

sin saber si voy a llegar a mi destino

y con la vida en juego...

Y en fin sometido a la incertidumbre y al azar ¿no?

Así que cuando llegas a un sitio como éste.

Simplemente porque tengan una cama

y porque tengan algo de cenar pues te sientes en el paraíso

y para mí esta es la forma de felicidad que he elegido.

Así que si me perdonáis,

me voy a cambiar y me voy a ir a cenar.

Así que ya podéis ir saliendo.

Que necesito intimidad.

Pues aquí estoy con Javier

que me lo he encontrado aquí en el hotel.

Esto como es tan internacional

pues resulta que es un español de los que viaja en bici

que a mí los ciclistas

siempre me han parecido personajes de otro mundo.

Fuera de mi órbita ¿no?

Porque hay que echar un par de...

En fin, narices, para recorrerse la Pamir en bici.

Ya en moto a mí me está costando, imagínate hacerlo dando pedales.

Entonces yo siempre que veo un ciclista,

me paro y le reconozco que es un héroe.

A mí me gusta más viajar en moto

pero reconozco que lo de los ciclistas tiene un mérito terrible.

Entonces cuéntame un poco tío, ¿cómo estás aquí?

Y ¿desde cuándo llevas dándole a esto de los pedales?

En Junio,

en dos semanas, hará 4 años que salí de casa.

¡Cuatro años que saliste de casa!

Sí y realmente, hacer la Pamir lo decidí en Samarcanda

pero me hablaron hace unos meses de la Highway.

Tenía mucho miedo. ¿Miedo a qué a la dureza?

A la dureza, a las cuestas, a la altura,

a las condiciones climáticas.

Estamos a finales de mayo

y esta noche la previsión en la Pamir está entre menos 9 y menos 11 .

El té, a parte de que está caliente es la bebida energética aquí.

¿Tú cuantos te tomas de éstos? Por lo menos un par al día.

Y un par a la hora en algunas ocasiones.

Que te para la gente cuando vas por países,

te invitan a tomar el té.

¿Cuántos países aproximadamente puedes llevar?

Exactamente no los he contado

pero andarán

ya muy cerca de los 50.

Y luego estaría el tema de si se consideran país o no.

Nagorno-Karabakh,

Osetia del Sur, Abjasia, Transnistria.

Exactamente esa es una de las cuestiones,

cuando yo hago la cuenta de los países a veces me planteo,

¿qué se considera un país?

Porque para mí es cuando tienes un tipo en una frontera con un arma

que te exige el pasaporte. Y te niegan el paso.

Exactamente cuando te puede negar el paso,

entonces Transnistria, para mí, es un país

a pesar de que sea oficialmente parte del territorio de Moldavia,

pero allí hay una frontera y si la quieres pasar

tienes que enseñarle el pasaporte

y hay un policía con un uniforme distinto al otro.

Los ciclistas sois súper fúgales porque no gastáis gasolina,

porque vuestro medio de transporte es vuestra propias piernas

y porque acampáis un montón de veces.

Entonces, tú ¿qué te gastas al mes?

Si tuviera que sacar una media andaría entre los 350 o 400 euros.

Obviamente, aquí no es así, aquí es mucho menos.

Aquí es mucho más barato

pero en otros sitios es mucho más caro.

Hay una distancia muy larga donde aunque quisieras el alojamiento,

no existe ese alojamiento.

Con lo cual, la tienda, no es un modo de ahorrar es que no hay otra opción.

Aunque tú duermas en tienda de campaña,

cada cierto tiempo es necesario venir a un sitio como este

para poder ducharte y... Lavar la ropa.

Y lavar la ropa claro. Y reposar, cargar electricidad

y mil cosas que se pueden necesitar efectivamente.

Esto del presupuesto,

los meses que viajaba por Escandinavia eran terribles

porque aunque... prácticamente el presupuesto lo empleo en comer.

Y aquí se gasta muy poquito en comer.

Entonces...

Han habido meses que he llegado a fin de mes

con el presupuesto ajustadísimo y luego te encuentras con países

donde tu presupuesto incluso termino ahorrando.

O te permites algún capricho

o en esos lugares aprovechas para ir reponiendo

porque el equipo se deteriora a una velocidad increíble.

Al final lo que queda de estos viajes es...

Sobre todo para aquellas personas que les gustaría viajar

pero muchas veces no se atreven a dar el paso.

Me gustaría ir a ese sitio

pero tengo miedo de lo que podría pasarme.

Tengo miedo de lo que puede pasar fuera de la civilización occidental.

Viajar efectivamente puede ser peligroso.

Al principio de mi viaje, el primer mes sufrí un robo,

me robaron todo. ¿Eso dónde sucedió?

En España. En España.

Y un mes después sufrí una agresión,

mientras estaba durmiendo, me arrojaron algo.

¿Pero dónde? En España.

En España, te robaron y te agredieron.

Sí.

Al final, resulta que puede ser España

un país mucho más peligroso que otros.

Aquí eso es inimaginable. Sí, sí totalmente.

Ah mira, la sopa.

Señora, esto tiene una pinta estupenda.

Hombre yo creo que lo que no es peligroso en especial

es esta zona del mundo. No, no, no, en absoluto, no lo es.

La gente muchas veces,

cuando muchas veces, cuando oyen hablar de países acabados en "tán"

y fíjate que tenemos Afganistán ahí al lado,

piensa en Kalasnikov, en violencia y a mí me parece

que esta es una de las regiones del mundo más seguras....

Gente más hospitalaria,

más dispuesta a apoyarte, a ayudarte con lo que necesites

ofrecerte lo poco que tienen, directamente.

Aquí si algo resulta curioso es

que preguntas donde puedes montar la tienda en un pueblo

y rápidamente tienes a la gente que le preguntaste,

"ven a mi casa".

Te invitan directamente a su casa.

Yo creo que muchas veces juzgamos mal.

Juzgamos apresuradamente a quienes no conocemos

sin darnos cuenta que a veces en otras partes del mundo

hay mucho más digamos, solidez moral

de la que podamos tener en nuestro propio país.

A veces pensamos que es peligroso ir fuera

y fíjate a ti te han agredido y robado en España.

Sí, sí.

Bueno macho, pues vamos a comer la sopa....

A calentar el cuerpo. Y a disfrutar un poquito de esto

porque calefacción no hay pero por lo menos esto está caliente.

Vamos a ello.

¡Um! Que bueno tío.

Me encanta, con el pan este.

# Y decían mis vecinos

que llevaba mal camino

Diario de un nómada - Carreteras extremas: El Pamir

29:15 17 mar 2019

Recorremos la carretera del Pamir en su tramo más salvaje y desolado, por encima de los 4000 metros, para llegar a Murqhab, la ciudad más alta de la antigua URSS, allí conoceremos a Javier, un ciclista español que da la vuelta al mundo.

Recorremos la carretera del Pamir en su tramo más salvaje y desolado, por encima de los 4000 metros, para llegar a Murqhab, la ciudad más alta de la antigua URSS, allí conoceremos a Javier, un ciclista español que da la vuelta al mundo.

ver más sobre "Diario de un nómada - Carreteras extremas: El Pamir" ver menos sobre "Diario de un nómada - Carreteras extremas: El Pamir"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. LuisPC

    Fue un lujazo ver este episodio, desconocía por completo la ciudad mas alta de la antigua Urss y como la abandonaron.

    22 abr 2019
  2. Pedro de la Rosa

    Maestro, ha estado cumbre. Excelente capitulo: paisajes increíbles, lección de experiencia vital, el espíritu del trail. El mejor programa de la dos.

    23 mar 2019
  3. Fran

    Más minutos para Diario de un nómada!

    21 mar 2019
  4. Israel

    Ojalá esta serie no termine nunca¿ es increíble lo lejos que se puede llegar sin moverse de casa, un lujazo!!

    20 mar 2019
  5. Kike1967

    Hacen falta muchos más programas como este. Aventura, cultura, inteligencia, realismo... Dentro de unos años se verá con el mismo interés que ahora. Programas y series para ver y volver a ver. Atemporales

    18 mar 2019
  6. Manuel

    Que dure más, por favor, parece un anuncio.

    18 mar 2019
  7. Luis M.

    El programa es muy bueno, seguro que si fuese un inglés o un americano, cada temporada duraría el doble en episodios y tiempo. Como siempre tenemos algo nuestro y no lo sabemos aprovechar. Por favor, con los meses que lleva preparar y realizar un documental así, unos episodios de 20 minutos son totalmente insuficientes. Aventura, geografía, Historia... Ni la DGT ha tenido tanto éxito en evitar el consumo de alcohol entre los conductores. Queremos más.

    18 mar 2019
  8. Andrew

    Necesitamos más, se hace muy corto, 50-55 minutos estaría de lujo!! Queremos más viajes del nómada!!!

    17 mar 2019
  9. Gerardo

    Ey muy buen programa , lo que algo corto , 30 minutos nos deja con la miel en los labios , mínimo una hora y si es más pues mejor que mejor

    17 mar 2019
  10. Eva

    Felicitar a Miquel Silvestre por el programa que hace y pedir que den más tiempo de duración, porque es demasiado corto

    17 mar 2019

Los últimos 194 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 10 Ver más