'Diario de un nómada' es la primera serie de aventuras protagonizadas por Miquel Silvestre en motocicleta hecha para la televisión española. Empezaron sus emisiones en enero del 2015 con un recorrido por toda Sudamérica, continúo en su segunda temporada por México y Estados Unidos con el título de 'La última danza de guerra' y continúa por el extremo oriental de Asia Menor, al Cáucaso y al monte Ararat; por el Sáhara hacia Dakar; y por la España vacía. Pudimos seguir la aventura casi kilómetro a kilómetro en RTVE.es y en el blog Diario de un Nómada: http://blog.rtve.es/nomada/

3813446 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
Diario de un nómada - De Villa Cisneros a Nouakchott - ver ahora
Transcripción completa

Vuelve Miquel Silvestre,

el escritor que viaja en moto y lleva un diario.

Comenzamos una nueva aventura por África,

desde España hasta la capital de Senegal.

Destino Dakar.

Un gran viaje para cruzar el desierto,

las montañas, el Sagel, y llegar a la fértil Sabana.

Una odisea llena de riesgos,

de bellísimos paisajes,

pero sobre todo, de gente buena,

de esa gente que nos enseña que el África real

no sale en las noticias.

Abrimos una nueva página de: "Diario de un Nómada."

Capítulo 11. "La frontera del miedo".

Han pasado dos días desde mi accidente

y la verdad es que estoy mejor aunque todavía sigo muy dolorido.

He estado pensando seriamente sobre la posibilidad

de volver a casa que es lo que el cerebro me dice que haga

porque me está esperando mi mujer que está esperando un crío.

Ella piensa que esto no tiene mucho sentido

y racionalmente yo pienso lo mismo

pero desde hace muchos años creo que desde que nací,

no me muevo por la razón hay mucha pasión en lo que hago

y el corazón me pide completar el viaje.

Nunca he acusado de renunciar.

Aunque no sirve de nada porque llegar a Dakar

no va a ser más que otra de mis estupideces

otro reto conseguido que no le importa a nadie más que a mí.

Pero a mí sí me importa y mucho y quiero llegar.

A pesar de que me duele el cuerpo

y también un poco la moral

y que Mauritania no es un país recomendable para hacer turismo

pues voy a atarme los machos, subirme en la moto

y meterme en el lío que es lo que a mí me gusta.

Nos vamos para Mauritania ycuando crucemos la frontera

ya informaré de cómo está el asunto.

(Música)

Nos ponemos en marcha.

Abandonamos Dakhla la antigua ciudad española de Villacisneros

y nos dirigimos rumbo sur.

El desierto del Sáhara se ofrece infinito ante el nómada.

(Música)

¡Eeeeeeeh!

¡Trópico!

¡El Trópico de Cáncer!

Y no es la novela de Henry Miller, es el auténtico Trópico.

Aquí estamos. ¡Superado!

Ya lo hemos cruzado y como no podía ser menos

aquí ponemos la pegatina del Diario de un Nómada

porque pasamos por aquí ¡y molamos mazo!

Molamos mazo. ¡Aquí está!

Y a pesar de los accidentes Diario Nómada no se para.

¡Esto sigue!

Me duele un poco y cuanto más grito, más me duele

pero es lo que mola.

Trópico de Cáncer, sí señor.

¡Me encanta los camiones!

Esto es buenísimo.

Yo también soy como un camión.

Como un camión o como una cabra.

Miquel quiere romper el maleficio del miedo a un nuevo accidente

y regresa a la blanda arena sahariana donde tuvo su caída

para demostrarse que puede seguir navegando este océano

de silicio molido y sueños de aventuras.

(Música)

Este es el famoso hotel del Barbas

aquí prácticamente en la frontera con Mauritania.

A partir de este momento voy a tener más complicado

el poder filmar nada

porque se supone que no se puede filmar nada.

Voy a intentar hacer algún planillo escondido.

La frontera esa no es ninguna broma está minada

y hay una tierra de nadie bastante larga

con coches abandonados y maleantes varios

y después hay que reconocer que Mauritania

no es un sitio que dé un buen rollo porque en un viaje anterior

he pasado más miedo que en mi vida.

Si tengo ocasión ya os contaré cuál fue mi peripecia

pero lo pasé bastante mal y no sé por qué repito la aventura

pero "la aventura es la aventura", como decía Belmondo.

(Música)

La aventura es la aventura

pero Miquel no puede evitar pensar lo que pasó en Mauritania en 2009

cuando secuestraron a tres cooperantes españoles

y los terroristas los tuvieron cautivos varios meses

pero por experiencia de viajero sabe que hay que ser prudente

pero que no se debe vivir con miedo que no se puede permitir

que nos secuestren también los sueños.

(Música)

Esta es la frontera entre Marruecos y Mauritania.

Lo primero es pasar la aduana marroquí

que espero que no haya problemas

y luego pasar la frontera mauritana

y sumergirnos en el maravilloso universo del Sagel.

(Música)

Y entramos de lleno en el nuevo universo.

Arena, piedras, polvo

y esqueletos de coche.

Es la tierra de nadie.

(Música)

Esta es la tierra de nadie

entre Marruecos y Mauritania dos kilómetros de pista

entre coches robados, abandonados.

En fin, es un cementerio, como un desguace.

Es como estar dentro de la película de Max Mad pero de verdad.

(Música)

Es el dinero del Monopoly. ¡No lo quiero!

¿Con esto ya paso?

¡He salido ya a Mauritania!

¡Es Mauritania!

(Música)

Mauritania nos recibe con su desolación sahariana.

Entramos en la nada

completamente ocupado por el desierto

su extensión es de más de un millón de kilómetros cuadrados

el doble que España

pero tiene menos de cuatro millones de habitantes.

Es también uno de los países más pobres del mundo

aunque uno puede encontrar un Porsche en el arcén.

(Música)

Este es el lugar donde he pasado más miedo en toda mi vida.

En el 2009 había tres españoles secuestrados en Mauritania

y yo había decidido hacer mi primer viaje a Dakar.

Crucé la frontera por la mañana y casi 250 kilómetros después

encontré este surtidor y mi depósito estaba vacío

y tenía que repostar y cuando llegué

serían sobre las cuatro de la tarde

me dijeron que no había gasolina.

Fue cuando comprendí el enorme error que supone

para un viajero occidental por Mauritania

quedarse mucho tiempo en un mismo sitio.

Si estás viajando tu movimiento te protege

porque pasas rápido y de largo.

Sin embargo, si te quedas en un sitio quieto

das tiempo a pensar.

En aquella época, el Gobierno español

estaba negociando con secuestradores

y todo el mundo lo sabía

y 5 millones de dólares que se suponía que se iban a pagar

por la liberación de los españoles es una cifra inimaginable

en Mauritania.

Así que pasé un mal momento porque vi que nadie me iba a ayudar.

Estaba solo pero afortunadamente pasó un camión por aquí

un camión rojo muy grande y les pedí que por favor

me llevaran y accedieron por 50 euros.

Les hubiera dado 50 millones de besos.

Pusimos la moto y nos fuimos.

Se nos hizo de noche y una cosa curiosa que me pasó

es que como había tantos controles de policía,

los camioneros me pedían que por favor me ocultase

para que no les entorpeciera en el viaje,

para que no le preguntaran quién era yo y que hacía allí.

Cuando pasaban los controles de carretera, me escondía,

para que los policías no me vieran y yo pensaba

estoy confiando en estas personas que no las conozco de nada

y si fueran malos y me estuvieran secuestrando

yo mismo estaría colaborando en mi propio secuestro.

Pero no eran malos, eran unos angelitos

que yo necesitaba en ese momento y me salvaron de una situación

muy complicada.

Que quizás no hubiera pasado nada o quizás sí.

Pero yo no era dueño de mi propio destino.

Así que este lugar guarda para mí un recuerdo bastante incómodo.

(Música)

A pesar de tan tristes recuerdos Miquel ha decidido volver

porque los viajes le han enseñado que no hay países buenos o malos

que la mayoría de la gente es decente en todas partes

y que no se debe juzgar nunca el todo por la parte.

Seguro que esta vez la experiencia de cruzar Mauritania será mejor.

(Música)

Y así nos dirigimos a la segunda ciudad en importancia del país.

¿Cómo nos recibirán?

Miquel confía en su instinto y entra tranquilo en Nouadhibou

porque el mundo es un lugar maravilloso, o no.

(Música)

¡Nouadhibou!

¡Un selfie en Nouadhibou!

OK.

(Música)

Con el nuevo día nos dirigimos al extremo de la Península

donde se encuentra Nouadhibou, a Cabo Blanco.

(Música)

Pero el viaje aunque divertido no siempre resulta sencillo

porque el desierto del Sáhara lo invade todo

con su fino y resbaladizo polvo.

(Música)

Estamos en la península de Cabo Blanco

un lugar absolutamente inhóspito azotado por un viento terrible

que prácticamente me quiere tirar de la moto.

Hasta aquí no hay carretera solo pista llena de arena.

Aquí se encontraba la frontera sur del Sáhara español,

este punto que será el más occidental de África

es decir, nuestro Finisterre africano

se dividía la soberanía entre Francia en la actual Nouadhibou

y la Agüera que era el poblado español fundado en 1920

por el teniente coronel Bens que desembarcó desde las Canarias.

Aquí se estableció un pequeño poblado

que mantenía nuestra bandera y que tenía una vida muy sencilla

con un aeropuerto que tenía vuelos directos

con Villa Cisneros y con Las Palmas con una oficina del Banco de España

un casino, un cine, un restaurante, una pensión, una iglesia

y una mezquita.

Una vida tranquila, pacífica que se vio radicalmente alterada

cuando en 1975 se produjo la descolonización del Sáhara

las tropas españolas salieron se abandona a la población

y entraron los soldados mauritanos que se llevaron todo

hasta los marcos de las ventanas.

Es por tanto, un lugar de visita obligada para nosotros

para contar la historia modesta y desconocida de la Agüera

y también visitar el faro de Cabo Blanco

un lugar absolutamente maravilloso al menos para las focas monje

ya que están en peligro de extinción en todo el resto del mundo.

(Música)

El nombre de Cabo Blanco

se lo dieron los portugueses a la península

cuando la descubrieron en el siglo XV

pero España reclamó su posesión a finales del XIX.

Los franceses también se arrogaron derechos

y la línea divisoria longitudinal se fijó en 1900.

El este para Francia y el oeste para España.

Uno de los puntos de mayor actividad pesquera

se encuentra establecido en la Agüera junto al Cabo Blanco

el punto más meridional de la provincia.

La policía territorial monta allí la guardia y protege a la población.

Las aguas barren los acantilados.

Entre la fauna marina aunque parezca extraño

abundan las focas que han encontrado su paraíso

entre estas espumas.

Estamos con Arturo que es un saharaui mauritano

que habla español.

Tú conociste la Agüera antiguamente. Sí.

Antiguamente la Agüera estaba un centro comercial

que había mucho cambio de mercancías

que viene de España y de toda Europa antes de la guerra del Sáhara

pero después del acuerdo de Madrid los marroquíes y mauritanos

han declarado que el territorio saharaui es dividido en dos

una parte para Marruecos otra parte para Mauritania

y de este acuerdo los saharauis reclaman la independencia

y empieza la guerra.

En este momento que empieza la guerra la Agüera empieza a perder

todos los negocios.

La población se va y los comerciantes se van

y ahora es una ciudad abandonada que ni es marroquí, ni mauritano.

Los militares de Mauritania están ahí con unos pescadores.

Y por eso no se puede visitar.

Por eso no se puede visitar ni acercarse mucho a la Agüera

porque es una zona militar.

Es lo que tenemos justo a nuestra espalda.

Está a uno o dos kilómetros de aquí. En la costa, ¿no?

Había mucha langosta muchas cargas de camiones

que se van desde el asfalto español.

Hasta ahora está ahí.

Había muchos pescadores de Canarias. Sí, de Canarias y de Portugal

pero la denominación de la ciudad era española.

La gente que está ahí habla español.

Y todos se fueron en el año 75.

Si no hay estabilidad no se puede estar ahí.

Después de la guerra del Sáhara todo el mundo se ha ido

de la Agüera.

La Agüera es hoy un pueblo fantasma abandonado.

Abandonado, con dunas.

Si no hay una solución sobre el tema del Sáhara occidental

la Agüera va a estar siempre así.

(Música)

Seguimos nuestro viaje al sur rumbo a la capital

más de 600 kilómetros de nada.

(Música)

Cada vez que veo una pica me acojono.

Pero ahora me protege el perro del desierto.

He encontrado a mi amigo en el desierto de Mauritania.

El mascarón de proa de mi gorda.

¡Mauritania!

¡Y el perro del desierto!

Vámonos a Nuakchot.

Es una ciudad situada sobre un desierto

que antes era un mar.

Antes un mar lleno de conchas como este

antes de que hicieran una república islámica.

Cada vez que veo venir un trasto de esos

lleno de peña en lo alto me entra un canguelo.

¡El perro del desierto!

Son la mar de simpáticos por aquí.

(Música)

El clásico camello muerto y no es en el poblado

es en Mauritania.

Rock and roll.

Camello, no me puedes ayudar a levantar la moto, macho.

Aquí mi amigo el camello ¡echa una peste!

(Música)

La noche se nos echa encima y es necesario darse prisa

conducir a oscuras por Mauritania no es nunca recomendable.

Llegar de noche a una ciudad africana

como Nuakchot, tiene algo muy especial.

Se te mete en el cuerpo una sensación extraña

como de inquietud, felicidad nerviosismo.

Esto hay que vivirlo.

(Música)

Y decían mis vecinos

que llevaba mal camino apartado del redil.

Siempre fui esa oveja negra

que supo esquivar las piedras que le tiraban a dar.

Y entre más pasan los años,

más más me aparto del rebaño porque no sé a dónde va.

Diario de un nómada - De Villa Cisneros a Nouakchott

26:56 27 nov 2016

Miquel Silvestre se aproxima a la frontera con Mauritania. La frontera no resulta fácil de pasar y comienzan los problemas con el papeleo. Una vez dentro del país del desierto se dirige a Nuadibú, e intentará visitar la abandonada población española de la Güera antes del anochecer.

Miquel Silvestre se aproxima a la frontera con Mauritania. La frontera no resulta fácil de pasar y comienzan los problemas con el papeleo. Una vez dentro del país del desierto se dirige a Nuadibú, e intentará visitar la abandonada población española de la Güera antes del anochecer.

ver más sobre "Diario de un nómada - De Villa Cisneros a Nouakchott" ver menos sobre "Diario de un nómada - De Villa Cisneros a Nouakchott"
Xcerrar

Añadir comentario ↓

  1. Eric Agudelo

    Admirado Miquel Silvestre, en cada episodio nos regalas a través de esta ventana la invaluable oportunidad de conocer rincones inhóspitos de nuestro planeta y la historia que los liga eternamente a tu amada patria España. Gracias por tu coraje, por compartir tu conocimiento, por tus simpáticas travesuras y tus entretenidos guiones para televisión. Felicidades a todo tu equipo de producción y post producción por materializar digitalmente este sueño tuyo que es el nuestro también. Saludo desde Nueva York. Eric y Natalia.

    29 nov 2016
  2. carlton

    Que estupendos programas. Haces lo que la mayoria querriamos. Me hubiese gustado que hubieses saludado a los guardias civiles destacados en mauritania,aprovenchando tu paso por la ciudad donde estan. No habra podido ser. Gracias

    28 nov 2016
  3. ramon mingarro traver

    Los que soñamos en poder hacer estas rutas. Disfrutamos viéndote. Que maravilla y que sensaciones debe de ser estar en estos lugares. Pero me gustaría saber el tema de la gasolina, que distancia hay entre gasolioneras, el precio; en caso de una posible avería, o en el supuesto de una herida o enfermedad, que se podría hacer en esos parajes. Seguiremos deleitandonos. Un cordial saludo Ramon

    28 nov 2016

Los últimos 158 documentales de Diario de un nómada

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Bucovina, la joya escondida

    Bucovina, la joya escondida

    29:20 pasado domingo

    29:20 pasado domingo Seguimos en Rumanía, en la bella y montañosa región de Bucovina, donde se encuentran los maravillosos monasterios pintados, declarados patrimonio de la humanidad por la Unesco.

  • 27:21 03 dic 2017 Entramos en Rumanía por Transilvania, visitamos una mina de sal , hacemos una escalada llena de belleza y riesgos antes de recorrer los montes Cárpatos para alojarnos en el Hotel Drácula.

  • La gran llanura panónica

    La gran llanura panónica

    28:36 26 nov 2017

    28:36 26 nov 2017 Dejamos Budapest para jugar una partida de paintball en una antigua base del Ejército Rojo. Después nos despedimos de unos amigos españoles y recorremos la llanura panónica, la extensión de prado más grande de Europa.

  • 27:58 19 nov 2017 Llegamos a Budapest después de visitar el trifinio, punto donde se encuentran las líneas fronterizas de tres países: República Checa, Austria y Hungría. En la capital magiara contamos la historia de Ángel Sanz Briz, el diplomático español que salvó cinco mil judíos del Holocausto.

  • 29:06 12 nov 2017 El viaje comienza en Viena como ciudad fronteriza entre Oriente y Occidente. Visitamos la noria del Prater, saltamos de la torre del Danubio y conocemos el pasado español de la ciudad.

  • 28:51 20 ago 2017 Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España. En este capítulo visitará Cuenca.

  • 28:53 13 ago 2017 Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España.

  • 29:04 06 ago 2017 Miquel Silvestre hace un viaje en moto por distintos lugares de España 

  • 25:36 30 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España que en esta ocasión le llevará hasta Orense.

  • 28:46 23 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España. En esta ocasión se traslada de Cabo de Gata a Talavera de la Reina.

  • 28:37 16 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto por distintos lugares de España, en esta ocasión llegará hasta Almería.

  • 29:28 09 jul 2017 Miquel Silvestre realiza un viaje en moto en esta ocasión hasta Valencia.

  • Final en Dakar

    Final en Dakar

    27:15 11 dic 2016

    27:15 11 dic 2016 Miquel Silvestre amanece durmiendo en una hamaca. Emprenderá el último tramo del viaje ya en el interior del África negra. Pasará por el lago Rosa, donde termina la antigua prueba del Rally París Dakar, antes de dirigirse a la Dakar real y enseñarnos un retrato de la populosa ciudad africana. Pero llegar a la meta no será el final de sus dificultades, pues todavía tendrá que resolver un último asunto burocrático.

  • 27:30 04 dic 2016 Miquel Silvestre comienza la última etapa de su aventura por el África profunda. Mauritania es un país pobre y desolado, malas carreteras y controles policiales. Una última parada en el parque nacional de Dwaling le llevará a Senegal. En Saint Louis, la capital colonial francesa, terminará la etapa.

  • 26:56 27 nov 2016 Miquel Silvestre se aproxima a la frontera con Mauritania. La frontera no resulta fácil de pasar y comienzan los problemas con el papeleo. Una vez dentro del país del desierto se dirige a Nuadibú, e intentará visitar la abandonada población española de la Güera antes del anochecer.

  • Villa Cisneros

    Villa Cisneros

    28:22 20 nov 2016

    28:22 20 nov 2016 Miquel Silvestre se recupera del accidente descansando en Villa Cisneros. Allí recorre los restos del legado español, la academia Unamuno, un fortín, un faro, una tapa de alcantarilla y la iglesia donde descubre una extraordinaria historia de defensa del legado español por los saharauis.

  • 29:20 13 nov 2016 Miquel Silvestre busca en las Lagunas de Nayla las ruinas de la fortaleza de los Reyes Católicos. Después toma la carretera construida por los ingenieros españoles para llegar a la capital del Sahara Occidental, Al Aaiun. Su siguiente destino será la ciudad de Dakhla, donde sufrirá un accidente.

  • De Sidi Ifni a Tarfaya

    De Sidi Ifni a Tarfaya

    28:19 06 nov 2016

    28:19 06 nov 2016 Miquel Silvestre entra en Sidi Ifni, la ciudad que fuera española hasta 1969. El siguiente destino es Tarfaya, antígua Villa Bens, otra población española donde pudo haber empezado uno de los más famosos libros de la historia: El principito.

  • 30:32 30 oct 2016 Miquel Silvestre conoce como se elabora el famoso aceite de argán antes de entrar en la laberíntica medina de Marrakech. Allí conoce a Hamid, un simpático bereber que le invita a cus cus. La siguiente parada es en Essaouira, la antigua Mogador portuguesa. Allí salta la tapia del cementerio cristiano para localizar la tumba olvidada de Cristóbal Benítez, un malagueño que fue el tercer europeo en llegar a Tombuctú.

  • De Merzouga a Ouarzazate

    De Merzouga a Ouarzazate

    28:28 23 oct 2016

    28:28 23 oct 2016 Miquel Silvestre explica el origen de la costumbre del té en Marruecos, antes de salir a navegar por las dunas con la Gorda.En la ruta descubre la arquitectura de adobe típica del sur del país y acaba su etapa en el hotel Dar Kamar en Ouarzazate, que pertenece a Carmen, una española en África.

Mostrando 1 de 8 Ver más