www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3556200
No recomendado para menores de 7 años Desaparecida - Capítulo 8: Día 19 - Ver ahora
Transcripción completa

¿Y?

César estuvo efectivamente en Gijón.

Estuvo en una conferencia sobre... "Violencia en las aulas".

Sí, ironías de la vida, ¿eh?

Acabaremos poniendo detectores de metales, como los yanquis.

No siempre copiamos lo peor de ellos.

Pero tienen algo bueno.

La NBA.

Espera. Aquí tienes el registro de los movimientos que hizo César.

En Gijón. El hotel donde estuvo, el restaurante donde comió...

Comer, come bien.

Uh, cinco estrellas.

Y nosotros en un hostal.

¿Hay testigos?

Sí, los estamos localizando.

¿Cuánto hay de Blancaró a Gijón?

¿Cinco horas?

¿Y si tienes prisa?

Cuatro.

De noche, sin tráfico.

El tiempo suficiente para ir y volver sin que te echen en falta.

Habrá más sospechosos.

Timbre

Móvil

¿Alfredo?

¡Alfredo!

¡Alfredo!

Hola, Cris, soy yo.

Busca en la cocina las llaves del tío Alfredo y ven corriendo.

No hagas preguntas, date prisa.

¡Alfredo!

¡Alfredo!

¡Alfredo!

Pues sí.

Parece que ha estado usted en Gijón.

Menos mal.

Creí que me quedaría para siempre. Para siempre, no.

Pero un ratito más, sí, si no le molesta.

¿Por qué? ¿Usted qué cree?

Siéntese, por favor.

A ver, repasemos,...

...señor Román.

Toma. ¿Qué pasa? -No sé, hija.

Iba a estar en casa, pero no coge el teléfono.

¡Alfredo, Alfredo! ¿Estás bien?

Corre, llama al 112. -¿Qué...?

-¡Corre, llama! -¿Qué le pasa?

-No lo sé.

Alfredo, tranquilo. -Joder.

Sí, hola.

Necesito una ambulancia, mi tío está inconsciente.

Sí, por favor. No sé.

Si supiera qué le pasa, no le llamaría.

A las 11.30...

...usted terminaba...

...de cenar con unos compañeros en Gijón.

A las 12.00 del día siguiente,...

...dio la conferencia de la que era ponente,...

..."Violencia en las aulas. Resolución de conflictos".

Entre una actividad y otra hay...

...12 horas o más.

Entonces, en ese tiempo se pueden hacer muchas cosas.

Pudo ir al cine, ir de copas, ir a un concierto.

O volver a Blancaró,...

...matar a Patricia...

...y regresar a Gijón como si nada hubiera pasado.

¿Por qué iba yo a hacer eso?

No lo sé.

Quizá porque era su alumna y la dejó embarazada. Es una hipótesis.

Le he dicho que no lo sabía, ¡joder!

Es cierto que nos dijo que no lo sabía,...

...pero la palabra de uno no garantiza que lo que dice es verdad.

Venga.

Hacía semanas que no hablábamos.

¿Por qué?

¿Por qué?

Porque lo nuestro no tenía sentido.

Ni para ella ni para mí.

Y decidí dejarlo.

¿Se puso pesada? ¿Le amenazó?

Vale, vale. Sí, es cierto.

Me llamó un par de veces y no le cogí.

Pero no me amenazó.

Después de eso, no volví a saber nada de ella.

Hasta...

...el examen de septiembre.

¿Examen de septiembre? Usted me dijo que le había aprobado.

Sí, sí, así fue, pero...

...me dijo que quería presentarse a subir nota.

Ah.

¿Y?

Y ya está, no hablamos.

Bueno, solo cuando me entregó el examen.

¿Y de qué hablaron?

Solo me dijo:

"Que le vaya bien, señor Román".

¿Y nada más?

Nada más.

Me dijo eso y se fue.

Lo entendí como una despedida.

Mi sargento. ¿Sí?

El informe de César Román. Gracias.

Espera.

Comprobad las llamadas que hizo el último mes.

Y también las de Patricia. A ver si es verdad que no hablaban.

Patri era...

...muy orgullosa, ¿sabe?

Alfredo.

Alfredo. ¿Qué tal? ¿Cómo estás?

¿Y Patri, dónde está?

Doctora. Doctora, por favor.

Tengo el currículo de César.

Todo aparentemente normal. 10 años de docencia.

Siete en este colegio...

...y tres en uno de Madrid.

Sí, pero hay una cosa que se me ha hecho rara.

Estuvo 6 meses de baja por depresión antes de dejar el colegio de Madrid.

Ya sé que es típico de los profesores, pero...

Me voy a acercar, a ver si me entero de algo.

Venga, vale.

Me cuentas luego qué tal con Cris. Venga, chao.

Cristina.

Te ruego que no me mientas y no me hagas perder el tiempo.

¿De acuerdo?

¿Patricia mantenía relaciones con sus profesor de literatura?

¿Con César?

Limítate a responder, por favor.

Ni de broma.

¿Debo interpretar eso como un no?

Es imposible.

Había rumores de que estaba liado con una alumna.

Pero no sé, todas pensamos que eran eso, rumores.

¿Hablabas de él con tu prima?

Sí, claro.

Nos parecía guapo y eso.

Era el único profesor joven...

...que nos daba clase.

¿Creen que ha sido él?

¿Estuviste en el examen de septiembre de literatura?

Sí.

¿Y notaste algo raro, algo...

...diferente entre la relación de Patricia y el profesor?

No sé.

Me pasé todo el examen escribiendo.

Además, Patri terminó pronto.

¿Cuánto de pronto?

Pues a los cinco minutos entregó el examen y se fue.

¿Puedo irme ya?

Espere. Quiero ir al hospital a ver a mi tío.

¿Qué le ha pasado?

Lo encontramos esta tarde inconsciente en casa.

¿Y cómo se encuentra ahora?

Mi padre dice que ha recuperado el conocimiento.

César Román impartió clases aquí en el 2000.

Y los cursos previos, sí.

A partir de ese año, ya no volvió a dar clases.

No.

Y los meses antes al despido estuvo de baja por depresión.

Sí, pero no fue un despido, simplemente finalizó su contrato.

Y el consejo dejó de contar con él, es algo habitual.

Pero seguirán algún criterio.

Bueno, este es un centro privado con un nivel de exigencia muy alto...

...para profesores y alumnos.

Hay gente que no lo mantiene, cosa que el centro...

...no se puede permitir. Nuestra imagen es...

...lo más importante. Ya.

Pero los primeros años no pasaba.

La cosa se fue agravando.

¿Por qué le despidieron? Mire...

Por favor, ahórreme la versión oficial.

No le permito que me llame mentiroso.

Creemos que César Román... Salga de mi despacho.

Creemos que César Román está implicado en un asesinato.

¿Qué?

Está acusado de asesinato.

No, yo no he dicho que esté acusado.

Pero le estamos investigando. Y si usted fuera tan amable...

...de contarnos lo que sabe, nos ayudaría.

Lo echamos...

¿Por qué?

Era un gran profesor,...

...tanto dando clases como en el trato con los alumnos.

Además, al ser joven, congeniaban mejor con él.

Pero congeniaron demasiado.

¿Cómo se llamaba la chica?

No se preocupe, no lo vamos a hacer oficial.

Beatriz Garrido.

De segundo curso de Bachillerato.

¿La prometida del profe?

Eso me suena.

Al profesor le han gustado siempre las jovencitas.

¿Le denunciaron?

Ya, algo así como una relación consentida por las partes.

Ni a los padres ni al colegio les interesaba esta publicidad...

...y por eso tuvo que irse.

En fin, que don Román se viste de novio, como en los cuentos.

Y vivieron felices, pero ahora se le van a atragantar las perdices.

Localízala.

Supongo que esa chica tendrá cosas interesantes que contarnos.

Laura.

Que alguien vaya al colegio a por el examen de literatura de septiembre.

Ay.

Hola.

Hola.

Pero ¿qué haces aquí?

Es que hacía mucho calor en el pueblo.

Ya. ¿En esta época?

¿Cómo estás? Bien.

Bueno, se empeñan en hacerme un montón de pruebas.

¿Sabes algo?

¿El qué? Si acabo de llegar.

No he podido ni ver al doctor. Es doctora.

Anda.

¿Y los niños?

Están abajo con las maletas, si es que venimos corriendo.

Gerardo no os debió avisar. Sí, hombre. Qué tontería.

Ahora no te preocupes de eso.

¿Eh?

¿Estás bien? Estoy bien, de verdad.

Mira que eres tonto.

Ay, Dios mío, pero cómo está esto.

¿Dónde dejo esto?

Ahí encima, cariño.

¿Te ayudo?

No, no, mi vida, no. No, mira.

Ayuda a tu hermano a deshacer las maletas.

Además, te va a ordenar tu armario.

Ay, Sonia, por favor.

(LEE)"Hola, César".

"Supongo que te parecerá raro...

...que te escriba esto. Pensaba decírtelo en persona, pero...

...no puedo".

"Quizás no llegue a enviártelo, pero no sé cómo contarte esto".

"Y no pienses que te lo cuento para que vuelvas conmigo".

"Estoy embarazada".

"Sé que para ti...

...lo nuestro fue un error y no quieres verme".

"Pero para mí no lo fue".

"Pero no quiero que estés conmigo por obligación".

"Por eso no voy a tenerlo".

"No sabía qué hacer, pero es lo mejor".

"Igual, si todo fuese de otra manera, no sé".

"Lo único que pienso es que solo te doy problemas".

"Pero de esto no te preocupes,...

...ya localicé una clínica".

"No esperaré a cumplir los 18, porque no quiero contárselo a mis padres".

"Me iban a decir que soy una inconsciente, y tienen razón".

"Pero es que, cuando estoy contigo, me olvido de lo demás".

"No soy capaz de pensar, por eso te lo digo por carta".

Gracias por venir, Beatriz.

Solo quiero que esto termine cuanto antes.

Y yo. Todos queremos lo mismo.

No sé lo que piensan, pero César no ha hecho nada.

De verdad.

Es incapaz de hacerle daño a nadie.

¿Sabía usted que Patricia y César mantenían una relación íntima?

Eso es imposible.

No puede ser, íbamos a casarnos.

Patricia estaba embarazada.

Y según el ADN, César era el padre de la criatura.

¿Por qué me cuenta esto?

¿Qué pretende?

Por si piensa encubrirlo.

César no es la persona que usted piensa.

Eso no puede ser.

Tienen que haber cometido algún error.

Quiero irme.

Está bien.

Puerta

Adelante.

-Mi teniente.

La señora Álvarez está aquí, es importante.

Ya voy.

Permiso.

¿Cuándo llegó exactamente?

Exactamente no lo sé, porque nosotros nos habíamos ido fuera...

...y mi marido está hospitalizado.

Nadie ha abierto el correo, supongo que ayer.

¿Ha leído esta carta?

Es importante.

Sí.

¿Ustedes sabían que estaba embarazada?

Sí.

Y Alfredo también, ¿no? Por eso le dio el ataque.

No, Alfredo no sabe nada, no se lo dijimos.

¿Y ahora qué va a pasar?

Ya se sabe que fue el profesor. No tenemos pruebas contra él.

Pero ¿no son pruebas suficientes esto?

Pero si la niña estaba embarazada de él.

Era un problema y había buscado una clínica.

¿El sobre estaba cerrado cuando lo encontró?

También es importante.

Sí, ¿por qué?

Porque si esta carta no la ha leído el profesor,...

...no nos servirá de mucho.

Pero si la ha leído...

...y podemos comprobarlo, entonces tenía un móvil, un motivo.

Entonces, le van a detener.

Ya está aquí, en el cuartel.

Ah, bien.

¿Quiere un café? No, no, gracias.

Tengo que irme a casa, y luego debo ir al hospital.

Alfredo está solo. Muchas gracias. ¿Cómo está? ¿Qué ha sido?

Aún no lo saben, están haciéndole pruebas.

Pero vamos, no está bien.

Aunque bien no estamos ninguno. ¿Y dónde está?

En el San Ignacio. Iré a verlo.

Ah.

Bueno, pues si va...

...no le diga nada de la carta. No se preocupe.

Vale. Gracias, ¿eh?

Sargento.

¿Sí, teniente?

Sonia.

Sonia.

Sonia, que está la merienda. -No tengo hambre.

-¿Por qué? ¿Qué pasa? -¿Papá se va a morir?

-¿Por qué dices eso? -Porque está malito.

-No, mujer, está... está cansado.

-¿Y por qué no puedo verlo? -En el hospital no entran enanos.

-En el hospital te curan cuando estás enfermo.

Y me has dicho que no está malito.

-Pero es que a un hospital puedes ir a descansar.

Las camas son supercómodas.

A ver, ven aquí.

¿Te he mentido yo alguna vez?

¿Que te he mentido? ¿En qué te he mentido?

-Dijiste que Patri estaba de viaje.

-¿Y? -La prima dice que está muerta.

-No le hagas caso a la prima.

-Tiene 10 años. -Te dijo que los Reyes no existían.

¿Qué pasó esas navidades? ¿Qué pasó?

Nos escondimos en el salón, ¿y a quién vimos?

-A Gaspar. -Entonces, ¿a quién crees?

-A ti.

-¿Y la cara de Patri cuando vio a Gaspar?

-Sí.

Ya sabemos dónde están las hojas que faltan de su diario.

¿Por qué escribiría una carta en su diario?

Aquí dice que no estaba segura de querer enviarla.

A ver.

El profesor la deja embarazada, se hace el loco...

...y ella le envía una carta de amor.

No cuadra.

Sí cuadra.

La abandona y Patricia se encuentra luego con el percal.

Entonces, él lo sabía, nos mintió.

No, no, se lo cuenta ahí.

No sabemos si la leyó.

Eso lo dirá el laboratorio.

Tú échale el ojo a estas fotos.

Averigua en qué cama de qué lugar se las hicieron.

¿Qué sabemos del examen de septiembre?

Que escribió una sola frase:

"Puedo contar hasta el infinito".

¿Y eso?

Esa frase es de "La lección de Ionesco".

Es el libro que le regaló Eloy.

Exacto. ¿Y a que no sabes de qué trata?

No, dime.

De un profesor que asesina a su alumna.

La prueba de esfuerzo no indica falta de oxígeno...

...y no es una enfermedad arterial.

Y la angiografía coronaria es normal, no hay anomalía en las arterias.

¿Puedo irme?

Prefiero que se quede hoy en observación.

Mañana vendré y, si todo está bien, podrá irse.

Gracias, doctora.

Procure descansar.

Buenas tardes. Buenas.

Alfredo, ¿cómo estás?

Ya ve, aquí, encerrado.

Es un milagro de la ciencia esto, lo veo quietecito.

Tome, le traje unos bombones.

No tenía que haberse molestado. Los compré aquí,...

...en la cafetería. ¿Cómo supo que estaba aquí?

Por su mujer.

¿Lola? Sí.

Me la encontré en el supermercado cercano al hostal.

Siéntese, por favor.

¿Tiene algo nuevo?

Alfredo, estoy aquí en visita de amigo, no como guardia civil.

Pensaba que ustedes eran guardias civiles...

...incluso sin estar de servicio.

Eso es una exageración.

Hay que dejar el uniforme...

...y saltarse las normas de circulación, como cualquiera.

¿Sabe?

Cuando me desmayé, me pareció ver a Patricia.

¿Sí?

Es como...

...si me hubiera cuidado hasta que mi hermano me encontró.

Siempre estará a su lado.

De un modo u otro, siempre lo acompañará.

Hola. Señora Álvarez.

¿Qué tal, teniente?

Hola, cariño. ¿Qué tal, cariño? ¿Cómo estás?

Bien. Iban a traer la cena. ¿Sí?

Bueno.

Les dejo.

Me alegra que solo fuera un susto.

Cualquier cosa que sepa, lo que sea, por favor.

Por supuesto.

Cuídese. Señora.

Teniente.

Móvil

Diego, ¿qué pasa?

Hola, papi.

Sonia, ¿qué haces despierta?

Quiero hablar con papi. Papi está durmiendo.

¿Dónde está Diego?

En la cama, durmiendo.

¿Quién es?

Es Sonia.

Espera, que te pongo con papi.

Pero luego te vas a la cama. Venga.

Sonia, ¿qué haces que no estás en la cama?

¿Cuándo vas a venir?

Mañana. ¿Me lo prometes?

Te lo juro.

No, no. "¿No qué?".

Mamá dice que jurar está muy feo.

Pues mamá...

...tiene razón. Te lo prometo.

"Vale". Venga, ahora acuéstate.

Y duérmete, y cuando te despiertes, ya estoy ahí.

Te quiero, papi.

Y yo a ti, cariño.

Sonia, ¿qué haces? -Estaba hablando con papá.

-Ah, claro.

Bueno, pues a dormir.

¿Sabes?

Te envidio.

¿Por qué?

Porque oí lo que le dijiste al teniente.

Y yo daría cualquier cosa por ver a Patri, aunque fuera en sueños.

Anda, ven aquí.

Anda, Lola.

Ven aquí.

Eloy confirma que César le recomendó el libro a Patricia.

Puede que fuera un aviso.

Patricia empezó a agobiarle y él le recomendó este libro.

Como amenaza. Encaja.

Sí.

Encaja el móvil, no tiene coartada y es zurdo.

¿Es zurdo? Ajá.

"Que vaya Palacios".

Yo no puedo dejar esto ahora.

Pues que retrasen el juicio.

No, ya lo sé.

Puerta

Pasa.

Está bien.

Mándame los datos y mantenme informado.

De acuerdo.

¿Qué, de la unidad?

Caso Noya, tengo que ir a declarar.

¿Cuándo? La semana que viene.

¿La semana que viene? La justicia.

Espero que tengamos algo o tendremos que soltarlo.

Han llamado de laboratorio. ¿Y?

Para adelantar los resultados del análisis de la carta.

¿Huellas de César? No.

De Patricia, de su madre y de alguien sin fichar.

La madre recibió el sobre cerrado.

Quien tocó la carta, debió hacerlo antes.

No exactamente.

El laboratorio dice que alguien lo abrió con vapor.

Lo volvieron a cerrar y lo devolvieron.

Ah, y también tenemos esto.

¿El loco?

Recogiendo cosas de su casa para el psiquiátrico...

...encontraron el DNI de Carla.

Coño.

Ocúpate de César.

Yo hablaré con la hermana de Silva.

Si se llevó el DNI, pudo llevarse otras cosas.

Okey.

Te lo preguntaré como decimoquinta vez.

Sabías que estaba embarazada. Que no.

¿No recibiste la carta?

¿Qué carta?

La que te envió Patricia.

No sé de qué me habla.

Ya.

Así que no sabes quién la abrió.

Tampoco lo sabes.

Pero ¿cree que si sé que está embarazada...

...me voy a una conferencia a hacer el gilipollas?

No sé, dímelo tú.

Esto es de locos.

A lo mejor, precisamente porque lo sabías.

Es la coartada perfecta.

No has recibido la carta,...

...así que no sabías que estaba embarazada.

No tenías móvil para el crimen.

Y el día del asesinato estabas a 500 km de aquí.

No es una coartada, es la verdad.

¿Sabes qué pasa?

Que soy muy incrédula.

Y además, impaciente.

Empiezo a estar hasta los mismísimos de escuchar tus mentiras.

A ver, ¿por qué le recomendaste "La lección de Ionesco"?

Por Dios. ¿Qué?

¿Cree que soy tan estúpido...

...como para recomendarle un libro que me inculparía?

Creo que no te esperabas...

...que el cadáver apareciese en mitad del pantano.

Antón Carolina...

...mató a su mujer.

La metió en un saco y la llevó a moler.

El molinero dijo: "Jo, jo, jo".

Que aquello no era harina.

Que era la mujer...

...de Antón Carolina.

-Le atamos porque quiso pegar a la doctora.

Me quedaré por aquí por si acaso. -La llevó a moler.

¿Qué tal, Jesús?

Os he dicho que os marchéis. ¡Fuera!

¿Así recibe usted a sus amigos, Silva?

Comisario.

Disculpe, le había confundido con...

...uno de esos enanos que no me dejan dormir.

Perdone que no le dé la mano.

¿Cómo estamos? Ya ve.

Tirando.

Me alegro.

Yo no.

¿A qué debo el honor de su visita?

Últimamente no he matado a nadie.

¿Te acuerdas de Carla Tuñón?

No, ¿quién es?

Quise decir de Patricia Marcos.

Ah, sí, claro.

¿Cómo podría olvidarla?

Con lo que me gustan las morenitas.

Muertas.

Jesús.

Comisario.

¿Por qué no le dice que me suelte?

¿No te parece mucho pedir tratándose de un criminal como tú?

Ya.

Pero así, podríamos hablar con tranquilidad.

Venga.

-No puedo hacerlo sin autorización. Bajo mi responsabilidad.

-Bajo su responsabilidad.

¡Bu!

¿No me tiene miedo?

Sí, y mucho.

Pero ¿somos amigos o no?

No se fíe de las apariencias.

Yo fui campeón de boxeo. Y yo.

Pero yo tengo pistola. Yo no.

Por eso.

"Touche".

Te quedaste con cosas de ella.

Recuerdos, digo, como te gustaba tanto.

Yo no cogí nada.

Venga, Jesús.

Esperaba mayor sinceridad de tu parte.

Que no me llevé nada.

¿Y qué hacía...

...este DNI...

...en tu casa? Eso es mío.

¿Te llevaste más cosas del monte?

Lo tiré, no valía nada.

¿Dónde?

A la basura.

Ah, ya veo que no quieres colaborar.

Le pediré al juez que te mantenga 30 años más aquí,...

...atado.

Lo escondí. ¿Dónde?

En el coche abandonado.

¿Qué coche abandonado?

Uno.

Comisario.

¿Sabe que hay un cadáver debajo de mi cama?

Llama a la policía.

Antón Carolina...

...mató a su mujer.

La metió en un saco y la llevó a moler.

Deja, mujer, ya lo hago yo.

Yo, Alfredo, de verdad...

Eres muy cabezota,...

...pero no creo que debas irte. Lola.

Me han hecho pruebas, y es ansiedad.

¿Desde cuándo te desmayas por eso?

Desde siempre.

Parece ser que desde siempre, aunque nosotros no lo supiéramos.

Y a partir de ahora, ¿qué? ¿Eh?

Pues intentaré tomarme las cosas de otra forma.

De verdad, Lola.

Ya.

Sierra.

Es el quinto coche abandonado y nada.

¿Yo qué sé? Te habrá mentido. ¡Mi sargento!

Espera.

Lo tenemos. Luego te llamo.

Coged todo y metedlo en bolsas de pruebas.

Está claro que ya había pagado a Carla y por eso compró el billete.

No iba allí para trabajar, intentaba salir de las drogas.

Por eso tenía la dirección de un centro de desintoxicación.

Pobre chica.

No nos pongamos sentimentales. Sigue pensando.

¿Por qué quedó Carla con su asesino después de llamar?

Quizá fue a buscarla.

Si nos atenemos a lo que dijo el chulo, él la llevó a casa.

¿Cómo volvió? La llevaría alguien que sabía dónde vivía.

Venga, Soni, échame una mano, así mamá no tiene que trabajar.

Abren la puerta

Anda, mira. -¡Papi!

Hola, mi amor.

Cariño. Ay, ay, ay. Alfredo, no puedes hacer esfuerzos.

-¿Cómo estás, papá? Bien, hijo, solo fue un susto.

-Son malos, no me dejan entrar. ¿En el hospital?

A los niños no los dejan para que no se pongan malos.

Pero yo quería. Pero ya estoy en casa.

Y nosotros.

Dice Diego que ya no volveremos a la casa de las primas.

Pues claro que no.

Supongamos...

...que Carla quedó con su asesino porque le quedaba un segundo pago.

Eso pasa, te dan una parte por adelantado...

...y la otra, una vez finalizado el trabajo.

Eso me gusta.

A ver.

Supongamos que el asesino...

...no tenía encima todo el dinero que le prometió.

Y que, a cambio, le pagó con... Tabaco.

Hombre, es muy raro, pero pagar un delito con tabaco...

No descartemos pistas. Por algo tenemos que empezar.

Averigua dónde compraron esto.

Venga, venga.

Lola, cariño.

Ven a la cama, te dormiste.

No.

Ve tú, yo me quedo aquí.

Descansarás mejor, y la niña está tranquila.

Ya, pero no, no. Alfredo, no.

Ya duermo yo aquí, es mejor si...

Tú tienes que descansar y estoy dando muchas vueltas. Venga.

Venga, hasta mañana.

Bueno.

Alfredo.

Ven un momento.

¿Qué pasa, Lola?

Encontré una carta de Patricia.

¿Cómo? ¿Dónde?

En el correo.

¿Que nos mandó una carta? No, no, es...

...una carta de Patricia, pero no para nosotros.

Espera, se la... Pero ¿cómo que no...?

Se la mandó a...

...César, el profesor de literatura.

Y se la devolvieron sin abrir. ¿Y dónde está?

Estaba embarazada.

No me lo dijo.

Hay cosas que debo reservarme, Alfredo.

Teníamos derecho a saber lo del embarazo.

No lo tenían.

¿Cómo? No tenían derecho, Alfredo.

Estamos hablando de mi hija. Exacto.

Y ella decidió ocultárselo. Quería mantenerlo en secreto.

¿Qué más da eso ahora?

¿No se plantea que quizá la mataron por eso?

Es lo que investigamos, pero no estamos seguros.

Me pareció innecesario decírselo.

¿Cuántas cosas me han ocultado?

¿Cuántas?

Las que consideré oportunas.

Buenas noches, señor Marcos.

Mi teniente. ¿Sí?

Tengo que hablar con usted.

Ya vuelvo.

¿Qué pasa?

Han localizado dónde se hicieron las fotos.

¿Dónde?

En "El Sol", un hostal que está a 15 km de aquí.

Voy a ver a los dueños, a ver si la reconocen.

Pide todas las reservas de los últimos dos meses.

Por si se registró con otro nombre. Luego te llamo.

Venga.

Disculpe, Alfredo.

Esta es la habitación.

Venían mucho.

¿Notó algo extraño entre ellos?

No, la verdad es que no.

Venían, se metían aquí, y unas horas después se marchaban.

¿De noche?

No, nunca.

Venían de día.

Y casi siempre los sábados.

Me llamó la atención cuando vi que ella desapareció.

¿No se le ocurrió llamarnos?

No sé si lo entiende, pero nuestra clientela viene aquí tranquila.

Ya.

¿Podría ver los libros de registro?

Sobre todo, de los dos últimos meses.

Claro que sí.

Aunque si no recuerdo mal, reservaron para el 25 de septiembre.

¿Está segura?

Déjeme comprobarlo, pero casi.

Para esas fechas eran las fiestas...

...de Jinera. Teníamos completo y...

...tuvimos que darles una habitación de los empleados.

No lo hacemos nunca, pero como eran habituales...

Cristina, tengo que hacerte unas preguntas.

Y quiero que seas sincera.

¿Desde cuándo se drogaba Patri?

Desde nunca.

No me mientas. No me voy a enfadar,...

...pero necesito la verdad.

Que no, tío, de verdad, Patri no tomó nada fuerte.

Bueno, alcohol, como todos.

Alguna vez, un porro, pero nada más.

No sé quién te ha dicho eso.

Lo pone en la autopsia.

Patricia tomó cocaína la noche que murió.

Eso es imposible, tío.

En serio, Patri odiaba las drogas.

Ni siquiera soportaba ver a nadie tomándolas.

Parece que decía una cosa y decía otra.

No, tío, no, no.

Que no, que no.

¿Y tú?

Tampoco.

Que la he visto echar unas broncas por eso...

Si hasta Rubén decía que parecía su madre.

¿Rubén?

¿Rubén se droga?

Necesito saberlo.

No es un colgado. Solo cuando sale de fiesta.

Cristina, eso no es un juego.

La habitación estaba limpia.

Las reservas estaban a nombre de César, y de la misma habitación:

la 214.

En el último mes, nada,...

...pero había una reserva para la noche de las fiestas.

Al final no apareció nadie.

Te voy preparando el interrogatorio. Venga, hasta ahora.

¿Está solo?

Sí. Mi mujer ha ido con los chicos a buscar la cena.

¿Ocurre algo? Cuénteme.

Sabe perfectamente por qué estoy aquí.

Devuélvame el informe de la autopsia.

No sé de qué me está hablando.

Alfredo.

Ha cometido un delito.

Ha robado un informe oficial.

¿Yo? Sí.

Sería incapaz de hacer algo así, y no tengo derecho.

Si he cometido algún delito, deténgame.

Puedo hacerlo, claro que sí, y usted lo sabe.

Pero no pondré a su familia en esa situación.

Creo que ya tienen bastante.

Así que...

...devuélvalo.

No sé cómo ni quiero saberlo, pero devuélvamelo.

No hace falta que me acompañe.

Alfredo.

Su enfermedad está aquí.

No deje que le convierta en otra persona.

Castillo. Dime.

¿Tenemos las llamadas de César? De ella, sí. Pero de él a ella, no.

Joder. Ya.

Así que hacía más de un mes que no se veían.

Desde el examen de septiembre.

Huy.

Las reservas de su nidito de amor. La última...

...marcada en rojo hecha para la misma noche en que desapareció.

Le escucho.

Sí, pero no fui. Si ya sé que no fue.

Pero está hecha cinco días antes.

Es un poco raro.

Si usted no se veía con ella.

¿O es que pensaba llevar a otra...

...alumna?

Por favor. No, ya puestos...

Entre dos y tres no hay diferencia.

Patricia me dijo que teníamos que hablar y...

...no sé, pensé que era un buen día. Bea creía que estaría en Gijón.

Y usted pensaba quedarse en Blancaró.

No, no.

Me mandó un mensaje diciendo que no podía.

¿Y dónde se lo mandó, al móvil?

No, al correo electrónico.

Y se le borró.

No, supongo que lo debo de tener guardado.

Ya.

Empecemos otra vez.

Puerta

¿Sí?

Mi teniente.

Sí, pase. Lo dejaron para usted.

Gracias.

¿Qué haces?

Ya ves.

No me apetecía cenar sola esta noche.

¿Te sigue pareciendo triste?

Con el tiempo, se pasa.

Pero siempre se agradece la buena compañía.

Esto no vale por la apuesta.

Esa la tendrás que pagar tú.

Dale.

¿Qué se celebra?

Que hace 5 años que conocí a Eduardo.

Y que hace un mes que me libré de él.

Por lo segundo.

Lo primero me lo pude ahorrar.

No lo pienses así.

Fuiste cuatro años feliz, se jodió,...

...pero lo de antes no cambia.

No, sí cambia, sí. Hombre.

Te das cuenta de que no consigues conocer a fondo a la gente.

Y eso hace que no confíes en nadie.

¿Lo sigues a rajatabla?

Mira...

...a Beatriz y a su novio.

Pobre chica, ¿eh?

Pero lo está llevando bien.

¿Qué te pasa?

Que tienes razón.

Lo está llevando demasiado bien.

Sí, no sé cómo aguanta. Yo tampoco.

Por eso, consigue sus huellas.

Joder, no sé para qué has venido.

Tendrías que estar descansando. No seas pesado.

Además, a estas horas no hay trabajo.

Ya te estás largando. ¡Fuera! ¡Eh, eh, eh!

Gerardo, le he llamado yo.

¿Para qué?

Déjanos solos, por favor.

Buenos días, Alfredo. Siéntate.

¿Cómo se encuentra?

Siéntate, no te llamé para hablar de mí.

Ya estamos como siempre.

Pues entonces, venga, vaya al grano.

¿Te pones chulo?

Y obligas a mi hija a drogarse.

No sé de qué me habla. Ah, ¿no?

Nunca la obligué a nada. ¿Seguro?

No hacía falta. Creo que sí.

No era como usted creía.

No te consiento que me digas que no la conocía.

Hablé con sus amigas.

Patricia no se drogó nunca. Lo que usted diga.

Pero esa noche, sí, y embarazada. ¿Embarazada?

¿No lo sabías?

No.

Joder.

Ella no... no me dijo nada.

Joder.

Si lo...

Si lo hubiese sabido, yo...

Pero no me lo dijo. No lo habría hecho de haberlo sabido.

Fue una broma. ¿Una broma? ¿Qué broma?

Ella siempre me echaba la bronca. ¿Qué hiciste?

Le puse coca en un cigarro sin que lo supiera.

Yo me habría hecho cargo del niño.

¿Tú?

No habría hecho falta, no era tuyo.

Vete de aquí.

Vete de aquí.

¿Qué pasa?

Hemos cotejado las huellas de la carta.

¿Y?

Que odio cuando aciertas.

Y si fuera por ti, comería gratis siempre.

Son los años.

¿Por qué nos dijo que no sabía que mantenían una relación?

Porque no lo sabía.

¿Y cómo es posible que sus huellas...

...estén en las fotos que Patricia envió a su prometido?

Te sigo queriendo igual que antes.

Pero yo no.

¿Es la sangre de Carla?

Eres un hijo de puta. -¿Y tú qué?

Coño, tráeme a Rubén.

Me sorprende lo estúpidas que podemos ser las mujeres.

Las patrullas están alerta.

¿Hay huellas en el coche? Sí.

¿Y ahora qué nos espera?

Localízalo.

Me gustaría verte.

¿Qué quieres hacerme, lo mismo que a ella?

¿Patricia y ella se conocían? Sí.

Llama al juez y pide una orden de registro.

Averigua dónde compraron el sobre. Analiza la tinta.

Hemos identificado...

...un trozo de vidrio del pantano.

Nada, ni un sello.

Es un momento. Necesito hablar con usted.

¿Cómo?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 8: Día 19

Desaparecida - Capítulo 8: Día 19

05 abr 2016

Incapaz de soportar los terribles acontecimientos que se suceden a su alrededor, Alfredo yace inconsciente en el suelo del salón. Su repentina enfermedad, trastocará los planes del resto de la familia.

ver más sobre "Desaparecida - Capítulo 8: Día 19" ver menos sobre "Desaparecida - Capítulo 8: Día 19"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 14 programas de Desaparecida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios