www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3575698
No recomendado para menores de 7 años Desaparecida - Capítulo 12: Día 24 - Ver ahora
Transcripción completa

Señor Marcos, ¿en qué podemos ayudarle?

Debo hablar con Sierra.

Se ha marchado.

Lo sé. Debo hablar con él y no lo localizo.

¿Le sucede algo?

¿Podemos ayudarle?

Han secuestrado a mi sobrina. ¿Cómo?

Mi sobrina me ha llamado.

Localice al teniente Sierra, por favor.

Sí. Espere un momento.

Sí, Blanca. Pero es tu madre y lleva razón.

Pero Mark no. Y se cree que puede decirme lo que tengo que hacer.

Venga, Blanca.

Solo te ha dicho que estudies más, lo mismo que yo. No seas injusta.

No. Lo que ha hecho ha sido castigarme.

No tiene derecho a lastimarte ni a levantarte la mano...

...ni a insultarte, pero a regañarte...

Vives en su casa.

No. Él está viviendo en la mía.

Bueno, en la nuestra.

Ah, por ahí vienen los tiros.

Te ha hecho la boca un fraile.

Papá, quiero pedirte algo.

Puerta

Sí. Espera, llaman a la puerta.

Sierra. Laura.

Papá, ¿qué hace Laura en tu habitación?

Recogerme.

Salimos para Madrid.

Sí, recogerte.

Sierra, es urgente. Sí.

Oye, tengo que dejarte.

En dos horas estoy en Madrid y paso a buscarte. ¿Te parece?

Bueno. "Venga, amor. Luego hablamos".

Un beso.

No sé con qué amor ibas a quedar, pero no nos podemos ir.

¿Por qué?

El señor Marcos está en el cuartel.

Han secuestrado a Cristina Marcos.

¡Qué broma!

No es una broma.

No puede ser.

Dentro de unos años este caso lo estudiarán en la academia.

Mi madre.

¿El señor Marcos? Está en el despacho.

Llame a la central.

No volvemos esta noche.

Alfredo.

Señor Marcos. Teniente.

Sargento. Es mi sobrina.

No sé dónde está.

Nos llamó. Estaba asustada.

Tranquilo. ¿Cómo me voy a tranquilizar?

Necesito que se tranquilice para que nos explique qué ha pasado.

No lo sé. Ella vino conmigo a casa.

Lola y yo discutimos sobre si debería quedarse.

Y al salir ya no estaba.

No sé si nos escuchó.

¿Adónde llamó? A casa.

Voy a comprobarlo. Permiso.

¿Qué cree, teniente?

¿La verdad? Pues claro.

Que dos chicas en menos de un mes de un mismo pueblo desaparezcan...

...es improbable.

Que dos chicas de un mismo pueblo y de una misma familia desaparezcan...

...es insólito, Alfredo.

No creo nada bueno.

Pero vamos a ver, Gerardo confesó el asesinato de Patricia.

Algo se le ha quedado en el tintero y ahora mire.

¿Gerardo tendrá relación con esto?

No lo sé, pero me hace pensar que sí.

Que sabe más...

...de lo que nos contó. No me lo puedo creer.

Yo tampoco, amigo, yo tampoco.

Yo tampoco.

¿Ha vuelto a llamar?

No. ¿Qué dicen?

Están comprobando la llamada. ¿Y tu madre?

Está en el cuarto.

¿Qué vamos a hacer, papá?

Pues esperar, hijo, esperar. ¿Si pasa como con Patri?

No. Tranquilo.

Pronto estará de vuelta.

¿Ya la están buscando? Sí.

Qué bien, qué rápido.

Igualito que con Patri.

¿Cuánto tardaron en empezar? 24 horas, ¿no?

Patri no llamó pidiendo ayuda. No.

No tuvo tanta suerte la pobre.

Ya la había matado su tío.

Pero ¿qué quieres que haga?

¿Por ser su hija debo dejarla tirada?

Pues no pienso hacerlo, Lola.

Es mi sobrina, está sola, y alguien debe preocuparse por ella.

Pues preocúpate tú.

Yo no puedo.

¿De qué te sirve tanto rencor, Lola?

¿No hemos sufrido ya bastante?

Por eso, Alfredo.

Yo ya no puedo sufrir más.

No puedo.

Claro.

Aunque no te lo creas, el teléfono de los Marcos sigue pinchado.

¿Tenemos la grabación?

Acaba de llegar. Venga.

"¿Sí?" "Tío, ayúdame, por favor".

"Cris, ¿qué pasa?" "No sé. Está muy oscuro".

"Cris". "Ayúdame, por favor".

"¡Aaah!"

¿Es ella?

Sí.

Hemos cotejado las voces con otras llamadas.

Estamos esperando los datos de la triangulación.

Joder.

Y hay otra cosa, Sierra.

La llamada se hizo desde el móvil de Patricia.

¿Cómo?

Mira tú por dónde ha ido a aparecer.

¿Estás segura?

Los de escucha lo han confirmado.

El móvil de Patri seguía pinchado.

Vete a ver a Gerardo Marcos.

Exprímelo.

Mi teniente, ya están aquí.

Gracias por venir, Alfredo.

No puedo creer que pasemos por esto otra vez.

No se preocupe. Empiezo.

¿A qué hora se marchó su sobrina?

A las siete y algo. A las ocho.

¿La oyeron irse?

No, qué va.

Mi marido y yo estábamos en el cuarto.

Hablábamos. Ya.

Mi mujer y yo discutimos sobre ella.

Por eso debió irse.

Quiere que viva con nosotros. Y yo no quería.

Cuando se dio cuenta, ¿salió a buscarla?

No la oí salir. Mis padres discutían y yo me fui a dar una vuelta.

Llamé a casa de mi hermano, por si estaba allí.

No sabes adónde pudo haber ido Cristina.

-No. Ayer no la vi. Hablamos por teléfono...

...a las 21.15 desde el teléfono de su casa.

¿Qué relación mantenías con Cristina?

-Es hija de mi ex jefe.

Ya.

Patricia también era la hija de tu antiguo jefe.

Si dice que pretendía algo con ella, se equivoca.

Con lo que nos has mentido,...

...¿cómo te vamos a creer?

-Le digo la verdad, todo lo que sé.

No sé. Nos acostamos una noche, pero no pasó nada más.

¿Saliste solo? -Mi tío era el asesino. No quería...

...ver a nadie.

Hola, sargento. Esperaba que fuera...

¿Quién?

Mi abogado.

Lo siento mucho si le he desilusionado.

¿Pasa algo?

Dígamelo usted.

¿Qué?

¿Qué voy a decir? Ya lo he contado todo.

Señor Marcos, su hija ha desaparecido.

¿Cómo dice?

No me voy a andar con rodeos.

Creemos que no estuvo solo la noche que murió Patricia.

Pero...

Pero ¿dónde está? ¿Qué saben?

¿Estuvo solo la noche que mató a Patricia Marcos?

Sí, estaba solo.

¿Y cómo su hija ha llamado a Alfredo desde el móvil de Patricia...

...que nunca encontramos?

¡Oh, Dios!

¿Qué?

Gerardo,...

...alguien se ha llevado a su hija.

Está en peligro.

Quiero volver a mi celda.

¿Sabe una cosa?

Mi experiencia me ha hecho desconfiar de las casualidades.

Me parece mucha casualidad...

...que se encontrase con Patri en ese camino.

Alguien le citó allí.

Y ese alguien tiene ahora a Cristina...

...para que tenga la boca cerrada.

Pero si cree que callando ayuda a Cristina, está equivocado.

La persona que se ha llevado a Cristina es un asesino.

Y si no colabora, su hija terminará en el fondo del pantano,...

...como Patricia Marcos.

Que se lo lleven.

Voy a buscar a la niña a casa de Rosa.

¿Qué pasa? ¿Por qué me miras así?

¿No querrás que salga ahora a buscar a tu sobrina?

Para eso ya estás tú.

Mírate. ¿En qué te estás convirtiendo?

No. En qué me ha convertido tu hermano.

¿Qué hay?

Los vecinos no vieron ni oyeron nada extraño.

Bien. Gracias, cabo.

Revisen todo de arriba a abajo.

Teléfono

¿Quién habla?

Como el culo. No hay signos de violencia...

...en ninguna habitación de la casa.

Si se la llevaron, no fue de aquí. ¿Hablaste con el padre?

Sea el que sea que tiene a su hija, Gerardo le teme.

No me ha dicho nada.

¿Va a dejar que la maten?

No. Pensará que si habla, la matan.

Un momento. Mi teniente.

Es de la central. Te dejo, Laura.

Nos vemos allí. Chao.

Sí.

Sí, sí, mi capitán.

Estamos trabajando.

No, no hace falta.

Bien, voy para allá.

Vas a tener que ser más convincente.

La última vez me diste dos semanas para resolverlo, y lo hice.

Eso pensábamos. Si tuvieras al culpable, esa chica estaría aquí.

Déjame trabajar, mi capitán. ¿Crees que estamos en dos equipos?

Trabajamos para lo mismo, Sierra.

Sí, pero a veces no lo parece.

Son dos chicas en un mes.

Si me presionaban antes, imagínate ahora.

¿Eres el único que siente la presión?

Si aparece muerta...

Seríamos los culpables.

No estoy diciendo eso.

El culpable es el hijo de puta que ayudó a Gerardo...

...a matar a su sobrina y que ahora quiere amedrentarlo.

Trejo y Espinosa están en camino.

Éramos pocos...

Hay que resolver este caso, Sierra.

Y la chica tiene que aparecer viva. Trabajarás con Espinosa.

Sí, mi capitán.

Anda, invítame a un café.

Ya te lo traigo.

"¿Qué más te dijo?"

Básicamente que como la caguemos, vayamos buscando trabajo.

Ah, mira, por si nos faltaba presión.

Y que vienen Trejo y Espinosa.

Esto se anima. A ver, Laura.

19.30. Alfredo y Cristina llegan a casa.

Se meten al dormitorio y empiezan a discutir.

Exacto. Diego escucha la discusión y va a dar una vuelta.

Cristina también les escucharía. Y se va a su casa.

¿Cuánto se tardará en llegar a su casa?

10 ó 15 minutos si fue directamente a su casa.

Pero bueno, lo que tenemos es que a las 21.15...

...Cristina llama desde casa a Rubén.

¿Quedó con él? Él dice que no.

Como no miente...

Ya.

Y sabemos que Alfredo llama a su casa a las 20.30.

Y no lo atiende nadie.

Cristina no lo cogió o ya no estaba en casa.

Sabemos que Cristina...

...tenía intenciones de irse de casa.

Me he perdido. En el armario...

...había falta de ropa...

...y no había ni bolsos ni maletas allí.

Dices que Cristina quería irse y por el camino la raptaron.

Es muy raro, Sierra. Muy raro.

Tenemos dos horas claves confirmadas.

Una es la de Rubén, las 21.15,...

...hecha desde su casa, y otra las 22.00...

...en que Cristina llama desde el móvil de Patri...

...a casa de Alfredo.

Espera un momento.

Llama desde el móvil de Patricia.

Ajá.

Despiértate y anda. ¿Qué acabo de decir?

A ver, ese móvil lleva 25 días apagado.

Desde la noche que desapareció Patricia Marcos.

No te sigo.

Cuando tú enciendes un móvil debes meter el número PIN.

Pueden duplicar la tarjeta.

Nos hubiéramos enterado.

Puede no haber tenido PIN.

Todo el mundo tiene PIN.

Yo no tengo PIN.

Bueno, el resto del mundo tiene PIN.

Claro.

Llama a los de apoyo,...

...a ver qué dicen. Vale.

Teléfono

Sí.

Que suba.

"Alguien entró y se llevó el dinero".

¿Cuánto dice que falta? Cerca de mil euros.

Eran para una emergencia.

¿Cuándo vio por última vez el dinero?

No sé. Hace un par de días.

¿Pudo haber entrado alguien a cogerlo, como su hermano?

Puede.

Yo lo que sé es que alguien ha revuelto la trastienda.

¿Quién sabía de ese dinero? Nadie.

Bueno.

Mi hermano, y yo.

¿Forzaron la puerta? No.

Quien entró a robar al bar...

...tenía una llave o acceso a la llave.

¿Cristina pudo entrar en el bar para llevarse ese dinero?

Puede ser. Quería marcharse de Blancaró.

Para eso se necesita dinero. Habría intentado comprar un billete.

O no.

O quizá había quedado con alguien para que la ayudase.

Esta zona delimita la triangulación de la llamada de Cristina.

Y esta es la casa de los Marcos. Está lejos.

¿Para qué vendría hasta aquí? Blancaró es un pueblo pequeño.

O sea, que primero fue a su casa, luego vino al bar...

...a coger dinero, y luego vino hasta aquí.

Si vino hasta ahí, fue por una razón.

Para ver a alguien.

Crees que el cómplice de Gerardo es alguien que conocía ella.

Ya le conté todo a la guardia civil. No sé nada.

Si la quieres, ayúdame. No sé con quién quedó.

Habla con sus amigas, entérate.

Ya lo he hecho. ¿Y...?

Ninguna sabe nada. Ayer la llamaron y no cogía el teléfono.

Esto es una locura. Esto es una mierda.

Bueno, yo me tengo que ir.

Rubén, por favor, si te enteras de algo...

Gracias.

Señor Marcos,...

...que siento mucho lo que le hice a su hija.

Yo quería a Patricia.

"Y una nueva desaparición en Blancaró".

"Tras la desaparición...

...de Patricia Marcos, su prima,...

...hija del único imputado en el caso,...

...está desaparecida".

Chicos, hay que poner la mesa.

Se enfrían las croquetas. Espera, hablan de Cris.

La cena se enfría.

"Aunque es pronto para sacar conclusiones,...

...la cercanía de esta desaparición a la muerte de Patricia Marcos...

...crea una gran incertidumbre en Blancaró".

Venga, pon la mesa.

"Sí".

"Tío, ayúdame". "Cris".

"¿Dónde estás?". "No sé, está oscuro".

"Cris". "Ayúdame, por favor".

"¡Cris, Cris!". "¡Ah!".

"Sí". "Tío, ayúdame, por favor".

"Cris, ¿qué pasa, dónde estás?". "Está muy oscuro".

"Cris". "Ayúdame, por favor".

"¡Cris, Cris!". "¡Ah!".

Sonia.

Sonia.

Sonia ríe

¡Uh!

¡Uh!

Hola, papi.

Hola, cariño. ¿Qué haces aquí?

¿Cris no va a volver?

Pues claro que sí. ¿Por qué dices eso?

Porque cuando Patri se fue también dijiste que iba a volver.

Bueno, pero...

...es que ahora es distinto. ¿Por qué?

Pues porque Patri se fue de noche...

...y Cris se ha ido de día.

Mami está rara.

¿Por qué dices eso, mi amor?

Sonia, hija.

Tienes que tener cuidado con la niña.

Está asustada.

Ya se le pasará.

¿Quieres mirarme un momento?

No.

No quiero.

¿Por qué haces esto, Lola?

¿Por qué te empeñas en odiar a Cristina si no sientes eso?

En eso tienes razón.

Ya no siento ni eso ni nada.

Estoy muerta.

Empecé a morirme el día que desapareció Patricia.

"Sí". "Tío, ayúdame, por favor".

"Cris, ¿qué pasa? ¿Dónde estás?". "No sé, está oscuro".

"Ayúdame, por favor". "Cris".

"¡Cris!". "¡Ah!".

"Tío, ayúdame, por favor".

"Cris, ¿qué pasa? ¿Dónde estás?". "No sé, está oscuro".

"Tío, ayúdame, por favor". "Cris".

Puerta

Dime.

Qué suerte.

¿No dormías? No, pero iba a meterme en la cama.

Ya.

Ven aquí, quiero que escuches un ruido.

No, deja, voy yo.

Es la llamada de Cristina.

Escucha.

¿Qué es eso?

No sé. Si lo supiera, ¿vendría a preguntarte?

¿Qué es?

Tú has venido a estas horas a mi habitación para esto.

Sí, bueno, es que...

...me parecía importante. No tenía con quien comentarlo.

Mi teniente, con todos mis respetos,...

...¿por qué no se compra un loro para charlar a estas horas?

A dormir. Ya, ya.

No doy crédito.

Puerta

Me parece importante, pero hablamos mañana.

Rubén. He recibido esta carta.

¿De quién? De Cris.

¿Cómo?

Dice que se marcha. Que pasa de ser un incordio.

Qué tontería.

Y pone que no volverá nunca más.

¿Cuándo comienza la desaparición de Patricia?

Cuando se baja del coche de su novio.

Exacto. ¿A qué hora?

A las 3.30.

Exacto. Pero media hora después...

...llamó a su prima.

A las 4.00. Exacto.

Para decirle que está con Rubén.

Lo que era mentira, porque Rubén había llamado a un amigo suyo.

Exacto.

¿Y...?

¿Qué hizo durante esa media hora sola en el polígono?

Llorar. Hay gente que hace eso. Se pone triste y llora.

Tendría miedo estando sola.

Y aún así no llamó a nadie en media hora.

¿Por qué?

Te sigo, pero no te alcanzo, Sierra.

La clave está en esa media hora, Laura.

Si sabemos qué pasó en aquel polígono durante esa media hora,...

...sabremos la verdad.

Tú crees que si sabemos eso, nos va a llevar hasta Cristina Marcos.

Si descubrimos con quién estuvo Patricia...

...esa media hora,...

...sabremos quién tiene a Cristina.

(LEE)"Querido Rubén:"

"Supongo que te extrañará esta carta, porque acabamos de hablar".

"No te asustes, esto no es una carta de amor".

"Me he dado cuenta de que, por mucho que haga,...

...no conseguiré que te enamores de mí".

"A la gente no se le obliga a que te quieran".

"Por eso me voy del pueblo. Aquí solo soy un estorbo".

"Para ti y para mis tíos. Soy la hija de Gerardo Marcos".

"El hombre que asesinó a su hija, a mi prima, a Patricia,...

...el amor de tu vida".

"Por mucho que me esforzara, solo os recordaría lo que le pasó".

"Solo te pido un favor, dile a mi tío que no me busque".

"No voy a volver jamás".

"Te tengo que dejar, me esperan".

"Te quiero mucho, mucho".

"Sí".

Perdone que le moleste. Soy sargento de la guardia civil.

Estamos preguntando a todos si vieron algo extraño.

"Lo siento, la señora no está y yo no sé nada".

Muy bien. Gracias.

A lo mejor escuchó un grito o algún ruido que le resultó extraño.

No sé, algo.

"No, es una zona muy tranquila".

"Me acosté muy temprano".

"Mi marido se quedó despierto hasta tarde".

¿Y cree que su marido pudo ver algo?

"¿Ese? No salió. Si la basura la bajé yo".

"Bueno, escuché al vecino ¿Ha pasado algo grave?".

No, señor, no tiene por qué alarmarse.

"Ah, bueno, vale".

¿Le importa que suba? "Sí, claro, suba".

¿Escuchó algo sobre las 22.30?

¿Yo? Qué va. A esas horas estoy viendo la tele.

El que a lo mejor vio algo fue mi marido.

Saca a Sultán a esas horas a hacer sus cositas.

¿Podría verle? ¿A Sultán?

A su marido.

No está en este momento.

Estará en el bar.

¿En qué bar?

En el Cantón, 17.

Muchas gracias, señora.

Sí, bueno. Estábamos en lo cierto.

Se iba a marchar del pueblo, pero no tuvo tiempo.

¿Han localizado el teléfono desde el que me llamó?

Lo han localizado.

Hizo la llamada desde el teléfono de Patricia.

Pero un momento.

Entonces ¿por qué Carla llamó desde la cabina...

...cuando fingió ser Patri?

Porque puede ser que no supieran el PIN.

Sinceramente creo...

...que el secuestrador le ha hecho hacer la llamada...

...desde el móvil de Patricia porque quiere dejar claro...

...que tuvo que ver...

...con su muerte.

Quiere amenazarnos.

Algo así.

Teléfono

Sí. "Tía Lola".

Cris. "Haced lo que dicen".

Cristina, ¿dónde estás? Cris...

¡Cristina!

Puerta

Mi teniente.

Está aquí el sargento Espinosa. Pasa.

Vaya, creí que ibas a tener peor aspecto.

El formol me mantiene en forma.

¿Quieres un frasquito?

Tu casa.

¿Y Trejo? Tuvo que quedarse.

¿Qué?

¿Me pones al día?

Sí.Está todo listo. Sí.

Vaya.

¿Pasa algo?

Tengo que ocuparme de un asunto.

El expediente.

Que te aproveche.

"Tía Lola, por favor, haz lo que os piden. Por favor".

Tira para atrás.

Venga.

"Tía Lola, por favor, haced lo que os piden. Por favor".

Os. Os piden.

O sea, que hay más de una persona.

O es una sola que le obliga a decir eso.

Lo que sea. Quieren que sepamos que está viva.

Pide el listado de llamadas que ha hecho Gerardo Marcos...

...en las últimas 36 horas, y las recibidas también.

Marchando.

Está aquí el vecino que vio algo. Ya. Es mi hija.

Dile que le llamo luego.

Hola, Blanca.

Hola. ¿Está mi padre?

Está ocupado. Luego te llama.

Qué confianza tenéis, ¿no?

Cuando le veas le dices que me llame. Le verás luego o por la noche.

Claro. ¿Quieres algo más?

No. Gracias.

Disculpen la demora. Encantada.

Socorro Marín. Él es Vicente Romero.

Encantado.

Me dijo la sargento que usted paseaba a su perro a las 22.00.

Pues sí.

Todos los días saca al perro.

Yo es que de noche no puedo.

Señora, me gustaría que contestara su esposo.

Muchas gracias. Paseaba a su perro a las 22.00.

-Sí. Bueno...

Más o menos. ¿Vio algo extraño, algo llamativo?

En el momento, nada.

Pero luego, pensándolo, en el descampado del campo de fútbol...

...me crucé con un chaval. -Y eran más de las 22.00.

Y ya me dirá a esas horas...

...qué iba a estar haciendo.

-Lo mismo que yo, pasear al perro. Qué va ha hacer.

Entonces usted vio a un chico paseando a un perro.

No, no, no.

El perro lo paseaba yo. Ya, ya, sí.

No es grande, pero es de fiar.

Al principio no me fijé en el chico. -Nunca.

-¿Me quieres dejar acabar?

-A mí no me levantes la voz.

¿Puede dejar terminar a su marido?

Siga, por favor.

-Estaba escondido en unos matorrales. Pero Sultán le vio.

Se puso a ladrar y a tirar de la correa.

Yo pensé que quería hacer sus cosas y le solté.

Se fue hacia el matorral. ¿Y qué hizo?

-Se dio a la fuga.

-Salió corriendo. Y me pareció que Sultán le conocía.

¿Usted dice que su perro conocía al chico?

Se puso a seguirle meneando el rabo y gimiendo.

Y eso lo hace cuando pide cariño. -Es cariñoso.

Y cuando le haces caso... Señora, cállese.

-La cosa es que a mí el chico no me sonaba de nada.

Tampoco le vi mucho.

Llevaba capucha.

Sultán quiso irse detrás, pero yo le agarré.

¿Y eso fue todo?

Pues sí.

¿Podría hacernos una descripción más detallada?

Nos serviría mucho tener un retrato robot del chico.

Claro. -Claro.

¿Qué tal, Espinosa? ¿Cómo lo llevas?

Pues la verdad, preferiría un resumen.

Así creo que sería más útil que aquí, leyendo el informe.

Bueno. El teniente Sierra quiere que te ocupes de algo.

Joder, por fin.

Es el hombre que encontramos en el parque.

El abrigo era negro.

De eso estoy seguro.

Le vi cuando se iba.

-¿Y la cara?

¿Vio si llevaba bigote?

-Tampoco me dio tiempo a verle mucho.

Además, era de noche.

-¿Le pareció una persona mayor o joven?

-Joven. Al menos, más que yo.

Era muy ágil.

Alfredo, de verdad que lo siento.

Bueno, no te preocupes.

Ya verás como todo se arregla.

¿Y si no es así?

¿Qué hemos hecho para que nos pase todo esto?

No lo sé, Lola.

No lo sé.

¿Le suena alguno?

Ya les dije...

...que no lo pude ver bien. Obsérveles.

Quizá por la altura lo saque. No lo sé.

No estoy seguro.

Exprímase el cerebro, señor Romero.

Richi no era.

¿Le conoce? Sí, claro.

Del bar de los Marcos.

Señor Romero... Joder, le aseguro que no.

Señor Romero, ¿dónde estaba usted la noche de las fiestas?

Tomando algo por ahí. ¿Alguien puede confirmar eso?

Es una simple formalidad, señor Romero.

No le diga nada a mi mujer.

En El Cortázar.

Un clásico...

...en Blancaró.

Venga, señores.

Iniciamos la batida.

¿Y...?

¿Chete?

-No.

¿Seguro?

-Cliente del bar de toda la vida. ¿Qué relación tiene con los Marcos?

Bueno, tirante.

La noche de lo de Patri discutieron. ¿Por qué?

Chete quería seguir bebiendo y no le dejaron.

Teniente, el equipo ya está rastreando toda la zona.

Vicente Romero era cliente del bar.

¿Se habrá inventado lo de que vio a alguien?

No sé, pero envía a alguien al Cortázar a ver si estuvo allí.

Mi sargento.

Mi sargento, acabamos de encontrar algo.

Teniente Sierra, hemos encontrado una zapatilla.

Gracias.

Sierra, tenemos el listado de las llamadas de Gerardo.

¿Y...?

Una llamada recibida y otra realizada.

Venga, asústame.

La recibida, supuestamente,...

...desde el despacho de abogados de Gerardo.

Supuestamente. Sí.

Porque ellos no saben nada de esta llamada.

¿Y la realizada? A su hermano.

¿Cómo no avisaron los de escucha?

Nos ha llamado el oficial de servicio. Hay un fallo técnico.

Hasta mañana, sin solución.

No me lo puedo creer, por favor.

Justo ahora.

La ley de Murphy.

¿Y conocen el lugar desde donde Cristina llamó a su tía?

El fallo ha sido la operadora. Se les ha caído la red.

La cara se les tendría que caer.

Bueno.

Alfredo.

Alfredo.

Ha salido, mamá.

¿Adónde fue, al cuartel?

No lo sé. Si es así, ¿qué pasa?

Diego. Ni Diego ni nada.

Han secuestrado a Cris y te da igual.

Perdóname.

No, no pasa nada.

Estamos todos muy nerviosos.

¿Te importaría recoger hoy a Sonia?

Del colegio. No. ¿Adónde vas?

Tengo cosas que hacer.

Venga. Gracias.

Sabemos que alguien se ha puesto en contacto con usted.

No sé de qué me habla.

Tengo el registro de las llamadas que le han hecho.

¿Y...?

Ha hablado con una persona que se ha hecho pasar por su abogado.

No, Alfredo, no.

Sabemos que habló con su hermano.

Venga, hombre. ¿Qué le dijo?

Nada.

Alfredo, vamos a tener la grabación en unas horas.

Pero tenemos que ganar tiempo. Vamos, venga.

Me dijo que dejáramos de buscarla.

Que solo íbamos a conseguir que la mataran.

¿Y qué le contestó? Le colgué.

Móvil

Sí.

Voy para allá.

Tengo que dejarlo, Alfredo.

Teniente, ¿qué está pasando?

No lo sé.

No lo sé, Alfredo.

Ay, qué alivio cuando he sabido que Chete estaba aquí.

No estaba en casa y he pensado que estaba...

En un bar, ¿no? ¿Su marido bebe mucho?

No sé. Le gustan los bares.

Pero como a muchos hombres.

Creo que es por su trabajo.

Esos horarios le trastocan la cabeza.

Pero ¿es violento cuando bebe?

A mí nunca me ha puesto la mano encima. Menuda soy yo.

Hombre, gritar sí grita.

Pero es que se le va la fuerza por la boca.

Luego es un pedazo de pan.

Pase, por favor.

Siéntese.

¿A qué hora volvió a casa su marido cuando despareció Patricia?

Aquel día no trabajaba, pero no le puedo decir con exactitud.

Hace tanto tiempo...

Claro. ¿Y el día que desapareció Cristina?

Ya le hemos dicho.

Sacó al perro, cogió sus cosas y se fue a trabajar.

¿A qué hora volvió? No miré el reloj.

Pero sacó al perro después de oír los deportes.

Estaría unos cinco minutos.

Vamos, el tiempo de hacerle el bocadillo.

Luego trajo al perro, cogió sus cosas y se fue.

Pero ¿no pensarán que Vicente les ha hecho nada a esas niñas?

Le aseguro que no puede matar ni a una mosca. Se lo juro.

Mírame.

No puedo.

Que me mires, te digo.

Gerardo, mírame.

Y ahora dime lo que me tengas que decir.

¿Y qué quieres que te diga? ¿Que tendría que estar muerto yo?

¿De verdad lo necesitas?

Pues sí has venido a eso, ya lo tienes.

No he venido para eso.

¿Que lo sientes?

Preferirías estar muerto.

¿Y...?

Te juro que yo te mataría con mis manos.

Pero eso no me va a devolver a mi hija.

¿Cómo pudiste hacerlo?

Y lo peor es que ahora vas a dejar que hagan lo mismo con tu hija.

Si es que aún está viva.

Cris está viva.

Sí.

Eso decía yo de Patri. ¿No te acuerdas?

Te digo que está viva.

¿Y por cuánto tiempo?

Gerardo...

Gerardo, dime quién la tiene.

Igual todavía estamos a tiempo. ¡Gerardo, es tu hija!

Gerardo, no nos hagas pasar por lo mismo otra vez.

Lo siento, no hay avances. Ya se lo he dicho.

No le creo. Hay guardias civiles por todo el pueblo.

Es el procedimiento.

Serénese, por favor.

¿Y qué me dice de Chete? Le han llamado a declarar.

Vio al sospechoso.

Cierto.

Pero algo más sabrá.

¿Y los rastreos?

Por ahora es lo único que usted puede saber.

Me está dejando a parte. Es eso, ¿no?

Alfredo, esto es una investigación criminal.

Usted no es del cuerpo.

Cristina está a mi cargo.

Desgraciadamente no es así. Ahora está a cargo de su secuestrador.

Por su bien, nos guardamos la información que creamos necesaria.

No puedo creer que me haga esto.

Pensé que era mi amigo.

Esto no tiene que ver con la amistad.

Mi trabajo es atrapar a un criminal.

Cuando lo tenga y a su sobrina, hablaremos tranquilos...

...de amistad.

Mientras tanto, déjeme trabajar, por favor.

Ya.

Pues muchas gracias. Si necesita algo de mí, ya sabe mi número.

Venga, cariño, dámelo ya. Y dame el peine.

Y a dormir. Toma.

Venga.

Mami, ¿estás enfadada?

No, mi vida, no.

Es que me duele la cabeza.

¿Te hago cura, sana?

Pues mira, sí. Me va a venir muy bien, ya lo verás.

Cura, sana, culito de rana.

Si no se te cura hoy, se te curará mañana.

¡Ay!

Qué bien. Estoy mucho mejor.

Muchas gracias, mi amor.

Eres mi medicina.

Mami, ¿cuándo va a venir Cris?

Pues no lo sé, cariño.

Pero muy pronto, ya lo verás.

Venga, a dormir.

¿Te dejo un ratito la luz?

Venga, a dormir.

Esta tarde he estado en la cárcel.

He ido a ver si Gerardo me decía algo de Cristina.

No sé.

Cuando le he tenido delante, no me he reprimido.

¿Y qué te ha dicho?

Pues nada.

Se ha callado como un cobarde.

Parece que no le importe lo que le pase a su hija.

Lo que pasa es que...

...me ha servido para darme cuenta que la chiquilla no tiene culpa...

...de lo que haya hecho su padre.

"Hola, Blanca".

Pensé que tendría que hablar con tu novia.

No tengo novia. Da igual. No te llamo por eso.

Venga, dispara.

Que quiero irme a vivir contigo.

¿Eso me querías pedir?

Sí.

No voy a decidir eso por teléfono.

"¿Qué dices?". No puedo, hija.

Estoy investigando.

Ven y lo hablamos.

Cuando regrese a Madrid lo hablamos.

Bueno, pero...

Tengo que dejarte. "Piénsatelo, por favor".

Que sí. Yo también te quiero.

Teniente, la operadora ha recuperado la red.

¿Y...?

Han comprobado la llamada que recibió Gerardo.

Hecha desde el móvil de Patricia. Desde ahí llamó a su tía.

Bien. Mi teniente.

Hay algo más.

Dice la operadora que el teléfono ha sido encendido...

...hace 10 minutos.

No han localizado la señal, pero creen que viene de la misma zona.

Soler, preparaos para salir.

Nuestro objetivo es esta casa aislada que, según el catastro,...

...está abandonada desde hace años.

Nos mantendremos fuera del perímetro hasta que los del GRS...

...hayan terminado el asalto.

Se queda al mando el teniente Escudero.

No sabemos ni cuántos son los sospechosos...

...ni si van armados o no.

No hace falta que lo diga, pero mucho cuidado.

Bueno, vamos allá.

¡Eh! ¿Vamos?

No. Necesito que te quedes a redactar las diligencias...

...para la central. Sería más útil con el equipo.

No es momento de discutir órdenes. Tiene razón.

Necesito a alguien pendiente de cualquier incidencia que ocurra.

Vale. Venga.

Te mantendré informado. De acuerdo.

Vamos, comprueben que lo llevan todo.

¿Estamos? ¿Todos listos? Buena suerte.

Abren la puerta

¿De dónde vienes? Te he llamado.

He ido al cementerio.

Necesitaba hablar con Patri.

¿Quieres un café? No.

No he pegado ojo en toda la noche.

No podía parar de pensar en Cris.

¿Cómo pude reaccionar de esa manera? Lola, Lola.

No le des más vueltas. ¿Cómo no?

¿Sabes lo culpable que me sentí por haber discutido con Patri?

Necesitaba culpar a alguien para entender por qué bajó del coche...

...en ese polígono.

Y culpé a Cris.

Y ahora es ella.

Ahora tengo yo la culpa.

Mira, Lola,...

...sea como sea, ni antes ni ahora somos culpables de nada.

No puedo dejar de pensarlo...

...ni de sentirme culpable.

¿Por qué no intentas descansar?

No.

No, me voy... me voy al cuartel.

¿Al cuartel, ahora?

¿Vienes?

Espérame, que me cambio.

¿Han hablado con los vecinos? Con la casa que está al sur.

Dicen que nunca viene nadie,...

...que no han oído vehículos ni han visto nada raro.

Pero la señora estaba medio sorda. Si empezaras por ahí...

Gracias. Gracias.

¿Se puede? Hola.

Señor Marcos, señora, soy el sargento Espinosa. Pasen, pasen.

El teniente Sierra no está, les atenderé yo personalmente.

¿Saben algo? ¿Dónde está el teniente?

En el laboratorio, cotejando datos. Puede que tarde.

Pero siéntense.

Gracias.

Acabo de incorporarme al caso y les ayudaré lo que pueda.

Bueno, en realidad, nosotros...

...queremos saber si han descubierto algo.

No nos está permitido revelar datos. Sí, lo sabemos.

Sí, pero usted no nos conoce. Nosotros somos su familia.

Lo siento. Perdone,...

...lo estamos pasando mal. Necesitamos saber algo.

Lola, déjalo, déjalo. Lola, Lola...

Sargento Espinosa, ¿no? Sí.

Vámonos, aquí estorbamos.

Esperen un momento. No les puedo dar la información,...

...pero me pueden ayudar en algo.

Cuando quiera, teniente.

Id tomando posiciones.

Pitido

El patio es rectangular.

"Hay una valla que está abierta".

"Tomaremos posiciones". -¿Cuántas puertas?

-Dos. Una abierta y otra cerrada.

-"¿Ventanas?" -Dos, tapiadas con madera.

-Preparados.

Cuando quiera.

Todos en sus puestos y listos.

-Estamos listos.

Perdone, tiene que retirarse. -¿Y por qué?

-Acompáñeme. -¿Por qué?

-¡Acompáñeme!

-A mi orden.

"Mantengan posiciones".

Adelante.

¡Guardia Civil!

¡Quieto!

¿Reconocen este abrigo? ¿Saben de alguien...

...que pueda tener uno igual? No sé.

A mí me suena.

Es muy parecido a los que dabais en el bar.

Esos que llevaban la marca aquí. Sí, sí, sí.

Sí.

Nos lo regalaron con un pedido de refrescos.

¿Quién es?

Es un retrato robot. Hay un testigo...

...que vio a un chico así cerca de donde encontramos la zapatilla.

¿Qué testigo? ¿Qué zapatilla?

No puedo decirles nada más.

¿Es Chete? Sé que hablaron con él.

¡Dígannos algo, por Dios!

Olvídense de eso, por favor.

Dígannos si lo reconocen o si saben de alguien que tenga uno.

No lo sé, nos dieron cuatro o cinco. Mi hermano los repartió.

No sé quién se los dio.

¿Dónde lo han visto? Aquí cerca.

No puedo decirles más. Gracias por todo.

¿Saben algo más de Cristina? No sé.

¿Han localizado la llamada?

Puerta

Los resultados del laboratorio.

Los que pidió el teniente Sierra. -Déjemelos. Gracias.

Disculpen, debo salir un momento.

"Teniente, hay un hombre".

-¿Y la chica?

-"Nada".

"Hay ropa de mujer, comida y un móvil".

El de Patricia.

-¿Está todo limpio? -Sí, ya pueden venir.

No lo entiendo. ¿Para qué tienen un retrato robot si no lo enseñan?

¿Qué haces, Alfredo? ¿Qué haces?

Calla y vigila. ¿No querías saber qué estaba pasando?

¿Que vigile? Pero ¿qué haces?

Aquí pasa algo raro, Lola.

¿Qué?

Mira el cuartel, está vacío, no hay nadie.

¿Dónde están todos?

Dijeron que Sierra estaba en el laboratorio,...

...pero traen los resultados aquí. ¿Por qué nos ha mentido?

Gracias, Escudero. Teniente...

Además de la ropa y el móvil,...

...hay restos de comida.

Alguien ha pasado aquí más de una noche.

Será fácil sacar restos de ADN. Demasiadas pistas, Laura.

Si fue el encargado de cuidarla, no me extraña que escapase.

¿Al cuartel...

...para interrogarlo?

Estos han olfateado que habían olfateado la llamada y huyeron.

¿Se han llevado a Cristina a otro lugar?

Sierra.

¿Se han cargado a Cristina?

No, es poca sangre, una herida leve.

Quizá de este mismo infeliz.

No hay nada que nos diga que Cristina está muerta.

Han localizado el teléfono. ¿Cuál?

El de Patri, Lola. ¡Ah!

Han ido a buscar a Cristina.

Seguid recogiendo pruebas.

Máxima prioridad con los del laboratorio por lo del móvil.

No deben de estar lejos. Peinemos la zona.

Móvil

¿Sí?

Mi teniente, tenemos los resultados del ADN de la zapatilla.

Es de Cristina.

Gracias, Espinosa. ¿La encontrasteis?

Solo hemos encontrado pertenencias suyas...

...y el móvil de Patricia.

"La casa está limpia".

"Encontramos un yonqui que va para allá".

¿Alguna novedad? Están aquí los Marcos.

Les he enseñado el retrato robot. "¿No les habrás dicho nada?"

No, pero han reconocido el abrigo.

Regalaron unos cinco el año pasado como promoción de un refresco.

¿Teniente?

"¿Sigue ahí?"

Sí, sigo aquí.

Me gustaría estar en otra parte, pero sigo aquí.

Nos vemos luego. Otra vez gracias, Espinosa.

López. -A la orden.

Vete a casa de Cristina y busca muestras...

...para los de sinológicos.

Pídeles que te ayuden a rastrear la zona.

A la orden. ¡Venga, Laura, vamos!

Todo es muy obvio, Laura.

¿Qué querían que pensáramos cuando viésemos esto?

Bueno, señores, ya no me pueden ayudar en nada más.

Siento tener que dejarles. Si les parece,...

...dejo este informe y les acompaño a la salida.

No. ¿Cómo dice?

Que no nos vamos a ninguna parte.

Mire, hemos colaborado desde el principio.

Hemos perdido una hija. Mi hermano está detenido y no cuentan nada.

Tranquilo.

Necesitamos saber algo. Saber si está viva.

Me gustaría poder ayudarles.

Siento mucho...

...lo que están pasando,...

...pero solo les puedo decir que descansen.

Miren,...

...es posible que estemos cerca.

Pero necesitamos que nos dejen trabajar.

¿Dónde está Cristina Marcos? ¿Quién?

La chica que estaba en la casa. ¿Qué?

En esa casa había una chica retenida contra su voluntad.

Joder, qué pesaditos.

Yo no sé quién es esa chorba, no había nadie.

Eligio.

¿Qué hacías en esa casa?

¿Usted qué cree?

¿Yo qué creo?

Yo creo, Eligio,...

...que si le pasa algo, dedicaré mi vida a joder la tuya.

Pues no le va quedar mucho para joder.

Póngase a la cola después de mis padres.

Mira, por tu culpa no he tomado el café de la mañana.

¿Sabes qué me pasa cuando no lo hago?

¿Le entra el mono? No.

El gorila me entra.

Te vas a quedar aquí toda la noche por tenencia de estupefacientes.

Mientras me dedico a buscar pruebas para que el juez te encierre.

Vete a tomar por culo. Que yo no sé nada.

Solo entré para ponerme.

Me encontré todo eso tirado.

¿Y el móvil? También estaba allí.

Lo pillé para ver si podía encenderlo y resulta que funcionaba.

Qué casualidad, ¿no?

Las cosas, el móvil...

Y tú, que apareces justo...

...cuando llegamos, y no has visto nada.

Si lo llego a saber, le juro que no piso esa puta casa.

El peor pedo de mi vida.

¿De Gerardo Marcos qué sabes?

¿De quién?

¿Él te ha pagado el chute?

Ya me gustaría que me pagaran los chutes.

Por favor, déjeme marcharme, no sé nada.

Vamos a hacer una cosa.

Tú me cuentas todo lo que sabes...

...y yo te dejo irte.

¿Y papá?

Está aparcando el coche.

¿Os han dicho algo?

Pues...

...en realidad, no.

Pero parece ser que...

...localizaron el teléfono de Patri.

Y tu padre cree que están buscando a Cris.

¿Crees que la van a encontrar?

No lo sé, cariño. No lo sé.

Espero que sí.

Ah, Diego,...

...por favor, cuando venga papá, no le preguntes.

¿Por qué? ¿Le pasa algo?

Sí, no, no sé. Es que...

...ha tirado mucho del carro y está agotado.

Ha perdido los nervios en el cuartel.

Vamos a intentar dejarle descansar entre todos.

¿Eh? Vale, vale.

Espinosa.

¿Qué se sabe de El

Me lo estaba contando.

Vuelve a contarlo.

Te pasa por hablar antes...

...con la sargento. Un yonqui de la zona.

Lo conoce mucha gente.

Se cuela en casas para dormir.

No tiene nada que ver con los Marcos ni ha ido a su bar.

Exacto.

Ya. Entonces...

...no sé qué vio Chete.

La casa abandonada, lo que hallamos, ¿qué hay?

Estamos esperando los resultados del laboratorio.

A unos 100 metros han encontrado ropa deportiva enterrada.

Coincide con la descripción que dio Chete de la persona que vio.

Que la traigan entonces.

¿El móvil? Limpio, por ahora.

Eligio lo encendió, y por eso pudimos localizarlo.

¿Cómo sabía el PIN? Patri desconfiaba...

...de su memoria.

Móvil

Como nos dijo el yonqui.

¿Sí?

¿Cómo?

Vamos para allá. Han encontrado a Cristina Marcos.

Papá. Dime.

Que...

...he pensado en lo que hablamos. ¿En qué, hijo?

En lo de volver a estudiar.

Ah, ya.

Bueno, no te preocupes, te entiendo.

No, no. Que creo que tienes razón.

Cuando acabe esto, me matricularé y acabaré la carrera.

Me alegro, hijo.

Es la decisión correcta, con el tiempo lo verás.

Teléfono

¿Sí?

Sí, un momento.

Papá, el teniente Sierra.

Dígame, teniente.

Sí. ¿Qué pasa?

¿Qué pasa? Ahora mismo vamos.

Alfredo, por Dios.

Encontraron a Cris. ¿Dónde está?

Está viva. ¡Está viva! Ay, Dios mío.

Ay, gracias a Dios.

Se supone que la chica apareció por aquí.

Así que buscad...

...marcas de pisadas, huellas de neumáticos.

Lo que sea. -De acuerdo.

-A ver dónde llegamos. -Muy bien.

Teniente.

¿Saben algo más?

¿Han cogido a la persona que lo hizo?

Preocúpense de ella.

He dejado dos guardias fuera para que vigilen toda la noche.

Gracias.

Hay mucho por hacer todavía.

Bueno.

Hola, cielo.

Hola.

¿Qué te han hecho?

¿Qué te han hecho? Cuidado, Lola.

Recuerda lo que dijo la enfermera. Sí.

Perdona.

No quiero asustarte.

Ya estamos aquí contigo.

No dejaremos que te pase nada.

Perdóname.

Perdóname, cariño.

Perdóname, cariño.

Ya pasó.

¿Por qué no la mataron? Querían avisar a Gerardo.

Eso es prehistoria, Laura.

¿No es lo que pensábamos?

Sí, pensábamos.

Es todo tan retorcido.

En ningún momento Gerardo temió por la vida de su hija.

¿Crees que se escapó o que la soltaron?

Lo tendrá que decir ella cuando pueda hablar.

¿Cómo la has visto?

El médico dice que no sufrió ningún tipo de abuso.

Su estado físico es bueno.

Pero su salud mental es una incógnita.

Cuestión de tiempo, dice.

Venga.

Suficiente por hoy, no le demos más vueltas.

Al fin y al cabo, que la chica haya aparecido con vida...

...es una buena noticia, un pequeño éxito.

Vamos a celebrarlo durmiendo.

¿Qué te parece?

Laura.

Sí, vamos.

¿Quieres tomar algo?

¿Bajamos a la cafetería?

No, gracias cariño, ve tú.

Tienes que comer algo. No tengo hambre.

Ahora eres tú el que te tienes que cuidar.

Venga.

Prefiero quedarme con ella. Aquí está segura.

Ya.

Pero no quiero dejarla sola. Pobre.

Puerta

Señor Marcos. Sí.

Doctor.

¿Cómo está la niña?

Físicamente, está bien.

No necesita un tratamiento especial.

Pero ha sufrido un fuerte trauma emocional.

Necesitará mucho cariño...

...y mucha atención. Intentaremos que olvide esto.

Si todo sigue así, mañana por la mañana se podría marchar.

Tiene que dormir mucho.

Y tiene que sentirse arropada.

Pero no la presionen.

Debería recibir apoyo psicológico.

Cuanto antes deje su estado de shock y vuelva a su vida, mejor.

Eso, doctor, me temo...

...que va a ser difícil.

¡María!

-Hola, Sonia. -Hola.

-Hola, Diego. -Hola.

¿Qué tal?

-Me he escapado unos días.

Pensaba llamarte, pero con lo de tu prima...

...no quería molestar. ¿Se sabe algo?

-Sí, ha aparecido. -¿Y qué tal está?

-La han ingresado y están mis padres con ella.

-Bien.

¿Te apetece venir a tomar algo?

Me quedan cuatro horas.

-Tengo que llevar a Sonia a casa. Hemos bajado al súper.

-Ya.

Te quiero pedir perdón por lo que te dije la última vez.

-No, tenemos que hacer nuestra vida.

Me alegro de que estés bien.

-Ya no estoy con Hans.

-Vaya, pues lo siento.

-No lo sientas. Era un gilipollas.

-Bueno, te has dado cuenta a tiempo.

-De verdad que te quiero pedir perdón.

Podrías venirte a Roma a verme.

-No te quiero molestar.

-Quiero que vengas.

Móvil

Perdona.

Sí, mamá.

Vale, voy.

Tengo que irme. -Muy bien.

-¿Nos vemos en Roma?

Me alegro de verte.

Adiós, Sonia. -Adiós.

¿Es tu novia otra vez?

-Aún no.

-Pero te ha dado un beso.

-Vamos a casa, que tienes que hacer los deberes.

¿Qué está pasando, teniente?

No me han dejado salir de la celda.

¿Sabe algo de mi hija?

Ha aparecido, está bien.

No parece sorprenderle mucho la noticia.

¿Qué?

Que su hija está viva.

Esperaba otra reacción de su parte.

No le entiendo. Yo creo que sí.

Usted jamás temió por la vida de su hija.

Yo creo que pensaba que la encontraríamos viva.

Y con solo mantener silencio, le soltarían.

O quizá usted es peor de lo que yo pienso.

Y le importa un bledo la vida de su hija.

¡Qué dice!

¡No sabe de qué habla, Cristina es mi hija!

Es lo que más quiero, haría cualquier cosa por ella.

Por fin una reacción humana.

Falta una pieza en este rompecabezas.

Y usted sabe cuál es.

A ver.

Cristina es secuestrada en el instante en que entra en prisión.

Sus captores le permiten hacer llamadas con el móvil...

...de Patricia, que ha aparecido hoy.

De la nada, aparece Cristina...

...con leves rasguños y poco más.

¿Qué hay aquí que no sabemos?

¿Qué trato cerró con los secuestradores?

¿Cómo sabe que lo van a cumplir?

¿Cómo sabe que la próxima vez no aparece en una zanja?

¿Qué habló con ellos cuando le llamaron?

Cuéntemelo.

¿No dice que la quiere tanto? Cuéntemelo.

Esto es un disparate.

Quiero hablar con mi abogado.

¡Cris! Cuidado.

Tu prima está todavía un poco cansadita.

-Hola, Cris.

Bueno.

Vamos a ir a preparar un baño.

Y nos quitamos esa ropa sucia.

Vamos.

-¿Puedo ir contigo?

Ya estás en casa, hija.

Nos han dicho que está bien.

-¿Qué le han hecho?

No sabemos, está asustada.

Ayúdame a preparar comida, que tu madre está pendiente de Cris.

Sonia, deja a mamá.

-¡Voy!

Tenías razón.

¿En qué, hija?

Cris volvió porque desapareció de día.

Patri desapareció de noche.

¿Por qué desapareció de noche?

Esas cosas pasan, hija.

Estoy seguro...

...de que si hubiera podido, habría desaparecido de día.

Y habría vuelto, como Cris.

¿Se puede?

Sí.

¿Qué tal con Gerardo?

Mal, no habla.

Y no sé lo que me dice ese silencio.

Me falta una pieza, Laura. Solo una.

Debe ser tan evidente, que no la vemos.

¿Dónde está Espinosa?

Ha ido a rastrear la zona donde ha aparecido.

Pero nada.

¿Y Cristina?

La han mandado a casa, pero todavía no habla.

Tiene que hablar.

¿Me la puedo quedar? Sí.

Diego.

¿Tienes ropa para dejarle a Cris?

¿Yo? Sí.

Los pantalones le van a quedar grandes y las camisetas...

Bueno. ¿Qué pasa?

¿Le pasa algo a Cris? No, está bien.

Le he pedido a Diego ropa para Cris.

Para estar en casa.

Mujer, dale algo de Patri.

No, no.

Lola. Es que...

Alfredo.

No estoy preparada todavía.

Te entiendo.

Pero así se sentirá como en casa.

Cariño.

Bueno.

Vale, le busco algo de Patri.

Venga.

Estamos a un metro de la solución.

Lo que nos cuente hará que detengamos al que lo hizo.

¿Estás enferma?

Vamos a necesitar tu ayuda.

Es mi hija.

Ni me lo plantees.

A menos que sea un ángel.

Hola.

-Rubén.

-Lo siento. Te queda bien.

Le gustaría que la llevaras.

Pero tú no eres Patri.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 12: Día 24

Desaparecida - Capítulo 12: Día 24

19 abr 2016

Sierra y Laura, de nuevo en la actualidad, vuelven a Blancaro para investigar el caso del secuestro de Cris. Todo apunta a que un cómplice de su padre ha sido el que la ha raptado para intentar que este no lo delate.

Histórico de emisiones:

18/04/2013

ver más sobre "Desaparecida - Capítulo 12: Día 24" ver menos sobre "Desaparecida - Capítulo 12: Día 24"
Programas completos (13)
Clips

Los últimos 14 programas de Desaparecida

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios