Desafía tu mente La 1

Desafía tu mente

Lunes a jueves a las 22:05 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4811223
Para todos los públicos Desafía tu mente - 25/10/18 (1) - ver ahora
Transcripción completa

(Música instrumental alegre)

Por favor, mueve ya. Por favor te lo pido.

¿Les gusta el ajedrez? A mí me encanta.

Potencia la inteligencia, memoria, creatividad... Pero hay que jugar

con contrincantes que no piensen tanto. ¿Quieres mover de una vez?

Nada, no se decide. De verdad...

Ala, el otro. ¡Ya eres mayorcito! Me acaba de destrozar el invento.

Seguro que les tenía absolutamente engañados. Ya les he dicho

que la perspectiva puede confundir. Estoy seguro de que estaban

auténticamente confundidos y pensaban que era una partida de verdad.

Es Desafía tu mente. Cualquier cosa puede suceder.

Arrancamos.

Hoy veremos cómo la perspectiva nos engaña.

Pondremos a prueba su memoria. Retamos al gran maestro de la memoria

a que dé en la diana de los colores. Agudicen su vista.

Deberán encontrar todos los triángulos de esta imagen.

¿Podrán hacer desaparecer mi cabeza con el poder de sus mentes?

Pruébenlo. Comenzamos.

Vale.

Vamos a poner a prueba la memoria. Tenemos a José María Bea.

¿Cómo estás? Muy bien.

Querido amigo, hoy no puedes fallar. ¿Por qué?

Si fallas... Ostras.

Mejor no. Mira qué tenemos ahí.

Te cuento la prueba. Les cuento a todos ustedes.

Tenemos ocho tiradores de paintball. No usan armas de fuego reales nunca.

Lo que deberán hacer José María Bea y ustedes es memorizar colores.

Habrá cuatro andanadas de disparos de ocho tiradores: 32 disparos.

Tenemos las bolas. No te fíes de las de la mesa.

La pintura que hay en su interior no corresponde con la carcasa exterior.

Lo que deberán hacer José María Bea y ustedes es memorizar

en el tiempo que duren los disparos, que será poco,

el orden de los disparos, el orden de los colores,

y tratar de recordarlos. Traten de recordar lo que puedan.

Él tendrá que recordarlo todo. Como siempre.

Tendrás muy poco tiempo. Vale.

¿Todo claro? ¿Estamos todos preparados?

Tiradores, ¿estáis preparados? Están muy preparados.

Así que vámonos detrás. Empiezan los fuegos de artificio.

Tiradores, ¿preparados? Apunten. Fuego.

Tiradores, carguen. Segunda andanada.

Apunten. Fuego.

Carguen. Apunten. Fuego.

Carguen. Apunten. Fuego.

Bueno, pues tenemos los 32 disparos. Fíjense en esta serie de 32 colores.

No la pierdan de vista. Les doy 10 segundos para memorizarla.

¿Están preparados? Tiempo.

José María, ¿lo tienes? Lo tengo.

Date la vuelta. Le veo concentrado. En casa, ¿cómo están?

¿Lo tienen claro? ¿Memorizan algunos colores?

¿Se acuerdan de la primera tanda de disparos? ¿José María?

Sí, lo tengo. ¿Los digo? Sí.

Venga. Azul. Amarillo. Amarillo.

Verde. Azul.

Naranja. Naranja. Verde. Correcto.

¿Serán capaces en casa de recordar la segunda tanda de disparos?

¿La segunda línea? José María, tu turno.

Venga. Verde. Verde.

Azul. Naranja. Amarillo.

Azul. Azul. Naranja.

¡Correcto! ¿Se atreverían con la tercera línea?

Seguro que José María sí. Lo tengo.

Naranja. Amarillo.

Naranja. Verde.

Azul.

Verde. Amarillo. Amarillo.

Correcto. Cuarta andanada de disparos, José María.

La cuarta, venga.

Verde. Azul. Azul. Amarillo.

Naranja. Naranja.

Amarillo. ¡Verde! (Fanfarria)

Correcto. ¡Buá!

Te lo haré más difícil.

¿Cuál era el color del cuarto disparo de la segunda fila?

Es el naranja.

¿Y el quinto disparo de la primera tanda de lanzamientos?

El azul. El azul.

¿Cuál es la más difícil de recordar? ¿La más difícil de recordar?

Para la gente normal, sería la de el medio.

Sí, exacto. Creo que la tercera fila sería la más complicada.

Seguiremos buscando emociones en el futuro. Gracias, José María.

Prueba conseguida.

Tras el colorido de la prueba anterior, venimos a Campus Madrid,

el lugar con mayor número por metro cuadrado de emprendedores de Madrid.

Aquí proponemos una prueba. Participan ustedes y voluntarios.

Tengo aquí a Quico. ¿Cómo estás? Bien.

¿Qué ves en la pizarra? Dos flechas y dos palos.

Perfecto. Ahora tú tienes que conseguir,

con el flequillo maravilloso que tuve en mi día, hacer una H perfecta.

¿Sabrían crear la letra H moviendo las dos barras y las flechas?

Parece complicado. Usen pensamiento lateral para dar con la solución.

Puedes tocar lo que quieras.

La verdad es que ni idea.

Te daré una pista. Pista para todos. Hay que utilizar todas las piezas.

Ya imaginaba.

¿Puedo ponerla encima de esta?

Por poder, puedes hacer lo que quieras.

¿Así, por ejemplo? ¿Una H? (Bocina)

(Bocina)

(Bocina) Así estaba al principio.

Es otra H moderna.

Está un poco moviendo piezas al tuntún, a ver si...

Parece una carretera. Un sentido, el otro...

Ni idea. Les voy a proporcionar

una pequeña ayuda para ver si ahora lo logran.

¿A que ahora perciben parte de la letra H?

Solución.

Bueno, vale.

(Fanfarria y aplausos)

El problema de visualización que presentamos

no es del todo fácil. El cerebro necesita un contexto o situación

para interpretar patrones, letras, formas u objetos,

que les resulte familiares. Pensamiento lateral.

Les va a hacer falta también para la siguiente prueba.

Decía mi abuela que a veces los árboles no dejan ver el bosque.

Ocurre mucho en la vida. Estoy con Jorge para que vea

el bosque, los árboles, todos. ¿Qué tal?

Bien. Dime, ¿qué ves?

Veo un equipo de fútbol con balones. La pregunta es,

para Jorge y ustedes, a parte de las siluetas de los jugadores,

¿qué más se puede ver en este panel?

Nada. Los balones de fútbol.

No lo sé. Hombre jugando al fútbol. Hacen movimientos extraños. No sé.

Uno juega al fútbol, otro camina con el balón.

Jugadores de fútbol, con una pelota. No me viene mucho a la mente.

¿Qué nos reflejan estos jugadores? No sé.

¿Te gusta el fútbol? La forma. No, a lo mejor es el fallo.

Seguramente habrás leído un periódico o en un medio de comunicación...

Hay una palabra que aparece alrededor de algunos equipos de fútbol.

¡Ah, vale! ¿Ya lo tienes?

Lo tengo. ¿Qué tienes?

"Crisis", ¿no? Claro.

Si dijeron que es la palabra crisis, han dado en la diana.

Enhorabuena. No se vayan, que tenemos más juegos que practicar.

Presten atención. ¿Cuántos triángulos hay en esta imagen?

¿Pueden encontrarlos todos? Tienen 10 segundos.

Estoy aquí con Cristina. Buenas tardes.

Cuenta todos los triángulos posibles que encuentres en la figura.

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete.

Ocho, nueve... Ah, diez y once.

Los seis de dentro. El grande fuera, siete.

Ocho y nueve.

Diez. Once.

¿Y si os digo que hay dieciséis? CHICA: A ver, sería uno.

Siete. Luego, ocho. Nueve.

Diez. CHICO: Y el otro de arriba.

CHICA: Once, doce. CHICO: Aquí sería el trece.

CHICA: Trece. No sé.

No encuentro otro.

¿Han conseguido encontrar dieciséis? Lo mejor es que vean este vídeo.

Iremos uno por uno de los dieciséis que se ocultan en este gráfico.

Hay 16 triángulos, con todas las secciones interiores y el grande.

¿Los encontraron? Sean sinceros. ¿Se dieron por vencidos

antes de encontrarlos? No se sientan mal si les ha pasado.

intentábamos aburrir a su cerebro. Pero no se aburran, no se vayan.

Vamos con nuestra siguiente prueba.

Propondré un juego un poco tétrico, pero no se asusten, por favor.

No será grave. Les voy a animar a que me corten la cabeza.

No sé si les aburro o cuento chistes muy malos, pero podrán hacerlo.

Verán a mi lado una estrella. La ven, ¿verdad?

Pues bien, tápense el ojo izquierdo y fijen la mirada en ella.

Ahora, acérquense y aléjense despacio.

Verán como hay un punto en el que mi cabeza mágicamente desaparece.

La cabeza no se ve. Se ve una parte.

Acaba de desaparecer. Ahora solo se ve la camisa.

- No le veo. - Ya, ya, ya.

¡Anda! Sí.

Este efecto se explica porque el ojo humano tiene un punto ciego.

Es decir, una zona de la retina donde no hay células sensibles a la luz.

Lo que hace que no percibamos una parte del espacio.

En este caso, al fijar la mirada en la estrella

y tapar el ojo izquierdo, permitimos el punto ciego del ojo derecho.

Cuando tenemos los dos ojos abiertos, compensamos este efecto

pudiendo ver todo el espacio a nuestro alrededor.

¿Ven esta espiral de colores? Mírenla fijamente. ¿Qué ocurre?

¿Da la sensación de que el color rojo

cambia progresivamente hasta hacerse morado?

La espiral roja va cambiando de color al morado por el centro y hacia rojo.

Cuando se concentra en el centro parece naranja.

Y violeta, más o menos.

Fuera es roja. Según va hacia dentro, la espiral cambia a azul.

No se están volviendo daltónicos.

Es un efecto denominado "contraste simultáneo".

La apariencia de un color cambia según los colores circundantes.

Pero solo cambia la interpretación del cerebro,

el color real no varía en ningún momento.

Verán un tablero de ajedrez. ¿Les parece que todos los cuadrados

son igual de grandes o hay unos más pequeños que otros?

Tenemos un tablero lleno de cuadritos blancos y negros, como el de ajedrez.

Es una ilusión óptica extraordinaria. Emilia, ¿qué tal?

Muy bien. Quiero que me digas qué ves.

Cuadros blancos y negros en un cuadrado.

En el centro, una pelota. ¿La ves con relieve?

En el centro, como más gorda hacia fuera.

¿En casa ven exactamente lo mismo?

Este centro de cuadrados un poco distorsionados.

Parece que se retuercen. Te haré una pregunta más.

¿Los cuadrados del centro son del mismo tamaño?

No, se ve el del centro más grande.

Va en disminución hacia los laterales y arriba y abajo.

¿Estos son iguales a los de fuera? Todos iguales.

Por dentro, no sé, parece que son más grandes.

No, los de dentro son más pequeños.

Según va para el centro están más inclinados los de dentro.

Otra pregunta. ¿Las líneas que pasan por el centro son rectas? ¿Curvas?

Se ven curvas. ¿Las ven curvas también en casa?

Sobre todo las del centro, que empieza a haber cuadrados.

- Sí, un poco circulares. - Es que la línea está como así.

- Están curvas. - Las líneas se van curvan en balón.

Tengo aquí un aparatito muy moderno y sofisticado:

una regla de toda la vida. Te demostraré que, evidentemente,

es recto, recto, recto.

Recto. Todas son absolutamente rectas.

Totalmente rectas. No lo parecen. Tus ojos mandan información

al cerebro, que se descoloca. Hace esta interpretación que narras,

que están viendo desde sus casas, y que no es exactamente real.

¿Qué les parece si les digo que todos los cuadrados son del mismo tamaño

y que las líneas son todas rectas? Su cerebro les está engañando, no yo.

Vamos con la siguiente ilusión óptica. ¿Qué creen ver aquí?

¿Creen que es solo una bola negra con un reflejo?

Prueben a acercarse al círculo blanco y luego a alejarse de él.

¿Sienten como si entraran o salieran de la profundidad de un túnel?

¿Un túnel que se aclara u oscurece? ¿Que se ensancha o se estrecha?

Se vuelve más oscuro cuando te acercas.

Como si se estuviera abriendo.

Parece que te vas acercando y te metes dentro de la luz.

Cuando te acercas es como si salieras de un túnel.

La imagen no cambia. Su perspectiva cambia

al acercarse o alejarse. ¿Creen que su cerebro les engaña?

Pues sí, están en lo cierto, por eso se llaman ilusiones ópticas.

Desafía tu mente - 25/10/18 (1)

25 oct 2018

En el programa de hoy vamos a probar cómo la perspectiva nos puede llegar a confundir y también comprobaremos qué películas se encuentran detrás de unos graciosos emoticonos.

Contenido disponible hasta el 11 de febrero de 2027.

ver más sobre "Desafía tu mente - 25/10/18 (1)" ver menos sobre "Desafía tu mente - 25/10/18 (1)"
Programas completos (79)
Clips

Los últimos 217 programas de Desafía tu mente

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios