Desafía tu mente La 1

Desafía tu mente

Lunes a jueves a las 22:05 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4806628
Para todos los públicos Desafía tu mente - 22/10/18 (2) - ver ahora
Transcripción completa

Estoy con mis amigos de los Buitres Leonaos

y con el propietario del museo, Juan Gil. ¿Qué tal? ¿Preparados?

VARIOS: Preparados. No os pongáis tan serios. Dais miedo.

(Música tensa)

Juan, aquí tienes joyas de todo tipo. ¿Mucho trabajo, esfuerzo, años?

Así es. Lleva ya 16 años, se inauguró en el 98.

Y bueno, sin ninguna ayuda, con mi esfuerzo único,

e hipotecarme hasta los ojos, aquí estamos.

Una maravilla para los que nos gustan este tipo de trastos.

Tengo aquí una prueba y quiero que estén preparados en casa

para resolverla. Vosotros debéis hacer lo propio.

Competís con la gente de casa. ¿Preparados? Tengo tres cajas.

En cada caja hay bolas de diferente tipo.

Las hay negras, blancas y en una caja están mezcladas.

Los carteles no coinciden en ningún caso con el interior de las cajas.

Es decir, ningún cartel dice lo que tiene la caja dentro.

La pregunta es, teniendo en cuenta que pone que hay bolas blancas,

que no las hay; aquí, negras, que no las hay;

y aquí mezcladas, que no las hay:

¿Cuántas cajas tendríais que abrir

para estar absolutamente seguros del contenido de cada caja?

Tenemos tres cajas, no vemos su contenido.

Sabemos que una contiene canicas negras;

otra, canicas blancas, y la última contiene canicas blancas y negras.

Cada etiqueta indica el contenido: blancas, negras o mezcla.

Pero todas están mal colocadas. La etiqueta de la caja

no coincide con su contenido en ningún caso.

¿Cuántas cajas tendremos que abrir para etiquetarlas correctamente?

- Dos, ¿no? - Puede que no necesite abrir una.

¿Abrimos dos?

Porque en cuanto sepa las dos, puedo saber la tercera.

JUAN: Una. MEGAN: Dos.

Juan dice una. MEGAN: Dos.

HOMBRE TRAS JUAN: Una.

HOMBRE DE ROJO: Diría dos por las ecuaciones.

X e Y. Hay blancas y negras. Entonces debería ser dos, creo yo.

Juan, has dicho una. También una aquí. ¿Por qué?

Entre tres, si sabes qué hay en una, sabes las otras dos.

Es decir, por ejemplo, ¿cuál elegirías? ¿Cuál abrirías?

La del medio, por ejemplo. ¿Y son negras?

No habrá bolas negras. Las hay blancas.

Como pone "blancas" y los carteles no dicen la verdad,

si abrimos esta caja, deben estar las mezcladas, que lo están.

Y en la otra, las negras.

Me has asegurado que están mal etiquetadas.

Estas son las negras y son las blancas.

Como esta sé que no puede ser la mezcla, solo queda esta caja.

La de la izquierda. Las negras van obligatoriamente aquí.

La respuesta correcta es, en efecto, que habría que abrir solo una caja

para determinar el color de las otras bolas.

Bueno, bien. No ha estado mal.

Muy atentos a lo que voy a decir. Atentos en casa también.

Tenemos dos sacos y cuatro canicas.

La prueba consiste en ingeniárselas para, utilizando todas las canicas,

introducir en un saco el doble de canicas que en el otro.

¿Queda claro? El doble en un saco que en el otro

utilizando todas las canicas. El problema es vuestro.

Y suyo.

Hay dos sacos y cuatro canicas. ¿Cómo lo tenemos que hacer

para introducir el doble de canicas en un saco que en otro?

A ver, si aquí meto dos y aquí no meto ninguna, ya está.

Si metemos una aquí...

Y en la otra dos, pero no saldría.

CHICA DE VERDE: No, quedaría una fuera.

AZUL: Una aquí y tres ahí no es el doble. Dos y dos, es lo mismo.

Voy a volver a empezar.

Es que si no puedo dejar ninguna fuera...

¿Entonces no metes ninguna o qué?

¿Alguna pista? SOLÍS: Dos, efectivamente.

SOLÍS: A ver. OTRO: Dos en una, las otras cuatro...

OTRO: Dos en un saco. SOLÍS: Dos canicas.

SOLÍS: Meto el saco dentro de este.

TERCERO: Es trampa. OTRO: No, no es trampa.

SOLIS: Metemos las otras.

OTRO: Dentro del saco beis hay cuatro y dentro del granate, dos.

(Fanfarria) OTRO: ¿Podría ser?

Efectivamente. El saco beis tiene cuatro canicas

y en el saco granate hay dos.

Se introducen dos canicas en un saco. Ahora, y esta es la clave,

metemos ese saco dentro del otro saco.

Por último, introducimos las canicas que sobran en el saco de la derecha,

de modo que tenemos un saco con dos canicas dentro de otro con cuatro.

Problema conseguido.

En el saco beis hay el doble de canicas que en el granate.

Muy bien. Veo que estos chicos saben utilizar lo que tienen.

Llevar casco a veces ayuda.

Madre mía, vaya juguetito, Juan, vaya Cadillac.

Además de verdad. El color no acaba de convencerme.

Todas se quieren casar ahí. ¿Sí? Bueno, hablemos de colores.

Estén preparados en casa, abran bien los ojos,

no se dejen engañar por mis palabras.

En el centro de la imagen hay una barra con un degradado de color.

Me podéis decir en esta barra,

¿qué parte de la barra es más clara y qué parte, más oscura?

¿Es todo del mismo color gris o hay diferentes tonalidades?

Derecha gris y a la izquierda, más blanco. Va degradándose.

Sí, que va de clarito a oscuro, como degradado.

A la izquierda, blanco. A la derecha, gris oscuro.

De derecha a izquierda se degrada a blanco.

VARIOS: La izquierda más clara que la derecha.

COQUE: La izquierda más clara. RULL: Sí.

¿Seguro? ¿La izquierda más clara? COQUE: Aparentemente.

¿La derecha más oscura? AMBOS: Ajá.

CHICO DETRÁS: Hay mucho contraste de color.

Hay una clarísima diferencia, ¿no? CHICO DETRÁS: Sí, izquierda.

¿Os jugaríais vuestras motos a que la respuesta es correcta

y tú alguno de los coches de aquí?

No me lo juego porque... Seremos precavidos.

COQUE: Nos jugamos la moto. RULL: No. La casa, todavía...

Él se juega la casa y él, la moto. ¿Qué moto has traído? ¿Cuál era?

La Gold Wing. La Gold Wing. ¡Jo! ¡Madre mía!

Pues me voy en Gold Wing. Me quedo sin Gold Wing.

Ustedes, ¿qué han pensado? El rectángulo es de un único color.

Vamos a quitar todo lo que tiene alrededor.

No se lo acaba de creer. ¿Dónde están las llaves?

Que me voy.

Fíjense en estos dos cuadrados. Ven dos cuadrados rosas, ¿verdad?

¿Sabrían decirme cuál de ellos es más oscuro?

Fíjense bien. Ya lo han visto, son exactamente iguales.

Lo que les ha hecho dudar es el color que rodea el cuadrado rosa.

¿Quieren saber por qué ocurre?

Los fallos en la percepción de colores que hemos visto

se explican por el fenómeno de contraste simultáneo.

El fenómeno consiste en que, cuando el ojo mira un determinado color,

necesita ver de manera simultánea el color complementario.

Cuando vemos un blanco rodeado por colores más oscuros,

parece más claro. Si percibimos un gris rodeado de tonos más claros,

parecerá más intenso. Parece magia, pero no lo es.

Son fallos perceptivos que se deben a la competición

entre los dos tipos de receptores de la retina,

los que se activan con la luz y los que se activan en su ausencia.

¿Mejor los números o las palabras?

COQUE: Palabras. SOLÍS: Números.

Pues creo que tú estás de suerte. Preparados. La prueba va de palabras.

Les mostraré tres frases.

Díganme si encuentran la relación entre ellas.

A la torre, derrótala. ¡Isaac, se pesca así!

Amo la pacífica paloma.

¿En la calle verán algo que llame la atención? Piensen.

¿Qué puede relacionar estas tres frases?

Eh, no sé.

La paloma que vuela por el cielo, la torre como un rascacielos...

¿La paloma puede pescar algo?

Lo único que veo es la paloma.

SOLÍS: ¿Son imperativas?

La primera es una orden. La segunda, más o menos. La tercera no.

No. "Amo la pacífica paloma" no sería imperativa.

SOLÍS: No sé. ¿Encuentran la relación entre frases?

Algo en que coincidan. Una característica común de las tres.

No se me ocurre nada. Si no es por el significado, ni idea.

A lo mejor, la letra A en todas las frases.

SOLIS: La tilde, que la tienen las tres.

¿La ausencia de la letra U?

DANKO: Se pueden leer así o a la inversa.

COQUE: Se leen de izquierda a derecha y de derecha a izquierda.

¿Cómo se han quedado? Se llaman palíndromos.

Si fueran matemáticas, sería algo así como capicúas.

Leídas de izquierda a derecha o de derecha a izquierda son iguales.

Sí, señor. Se nota que eres de letras.

¿Me devuelves la Gold Wing? No nos la habíamos jugado.

Atención los pequeños de casa. El mismísimo Indiana Jones

necesita nuestra ayuda con este acertijo.

En una de sus aventuras explorando ruinas ha encontrado un jeroglífico.

Tiene que resolver esta serie de símbolos,

pero no consigue encontrarle ningún sentido.

¿Qué opinan ustedes? ¿Por dónde puede ir el acertijo?

Vamos allá. Juan ya lleva sombrero de Indiana Jones.

O sea, que la cosa va bien. ¿Qué símbolo debería aparecer aquí?

RULL: Este, sin esto.

No. Buen intento, pero no. En casa, pueden ir pensando.

Habría que mirarlo...

Se van añadiendo palitos en cada una.

SOLÍS: Lleva dos palitos, el de arriba lleva tres,

lleva cuatro, vuel... ¿Otra vez cuatro?

Otra vez cuatro pero en otro ángulo. Vuelve a llevar tres en otro ángulo.

Este debería llevar dos, pero uno vertical.

Y el otro debe salir desde el centro en un ángulo.

(Cinta rebobinando)

Tiene que partir desde el centro en un ángulo.

Estoy patidifuso. La explicación me parece increíble, pero incorrecta.

SOLÍS: Vaya, hombre. JUAN: La pista.

La pista es: ver las cosas desde otra perspectiva.

Pongo lo mismo, pero en esta posición.

¿Nada? No se preocupen. Démosle otro punto de vista.

¿Qué tal ahora?

No veo nada. Estoy empeñado con los palitos. Intento quitar y no.

Estoy perdido, la verdad.

JUAN: Esta, con esta hacia abajo.

¿Esta exactamente con esta hacia abajo?

No. JUAN: No.

No sé si en casa han encontrado el camino correcto.

(Música triste de trompeta)

Sí, son los números romanos.

SOLÍS: Uno, dos, tres, cuatro, cinco. En letras romanas, sería seis.

V más un palito. ¿Seguro de lo que has dicho?

SOLÍS: Seguro. ¡Correcto! Sí, señor.

Qué crack, el tío.

Son números romanos. Una cuenta del uno al cinco,

y el siguiente símbolo tiene que ser el seis.

La dificultad era el exceso de información.

Aunque sea sencillo, la saturación de información nubla

el razonamiento. Entonces la mente debe trabajar para eliminar

los datos no esenciales.

Prueba de velocidad. En carretera no podéis correr,

tenéis que cumplir los límites. Pero aquí quiero que voléis.

¿Vale? Estáis viendo cometas con una A, B, C, D y E.

Perfecto. Son todas cometas diferentes.

Yo voy a colocar aquí una.

En el menor tiempo posible, lo más rápido que podáis,

me tenéis que decir cuál coincide con la que voy a pegar.

¿Estáis preparados? DANKO: Sí.

Pues cronómetro preparado... Ya.

Díganme cuál de estas figuras que van a ver es idéntica al modelo.

No se dejen llevar por la primera impresión.

¿Lo tienen? La B.

Por la forma, por la orientación.

Esta. Por la línea al revés.

Esta. No, no estoy segura.

FENIS: B. DANKO: C, A, D y E son iguales.

FENIS: La C invertida, el rojo encaja si da la vuelta.

DANKO: Claro, por eso. ¿Nos quedamos con la C y esos 3:32?

AMBOS: Sí. Efectivamente...

La C es correcta. 3:32 no está mal. A ver vuestros compañeros.

JUAN: C. C. Tiempo.

6 segundos. ¿Tú estás de acuerdo? MEGAN: Sí.

Espero que en casa hayan llegado a esta solución, que es la correcta.

Has invertido el doble de tiempo que los concursantes anteriores.

JUAN: Bien.

¿Os lo habéis pasado bien? DANKO: Una pasada.

¿Difícil? VARIOS: Impresionante.

¿Ahora qué hacemos? DANKO: Dar una vuelta.

Venga, vamos allá.

Hemos hecho un largo viaje cerebral. Toca recorrer Extremadura.

Me voy con mis amigos de los Buitres Leonaos a quemar kilómetros.

(Guitarra eléctrica)

Desafía tu mente - 22/10/18 (2)

22 oct 2018

Hoy Antonio Lobato se desplaza hasta el Museo de la Moto y el Coche clásico en Hervás (Cáceres), donde nos va a ayudar a descifrar un divertido jeroglífico.

Contenido disponible hasta el 11 de febrero de 2027.

ver más sobre "Desafía tu mente - 22/10/18 (2) " ver menos sobre "Desafía tu mente - 22/10/18 (2) "
Programas completos (79)
Clips

Los últimos 217 programas de Desafía tu mente

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios