Desafía tu mente La 1

Desafía tu mente

Lunes a jueves a las 22:05 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4794359
Para todos los públicos Desafía tu mente - 16/10/18 - ver ahora
Transcripción completa

(Música instrumental alegre)

La antigua Roma nos dejó avances arquitectónicos todavía relevantes.

Gracias a esos conocimientos se pudieron construir

estructuras como esta. Estamos ante el acueducto

más famoso de España. Desafía tu mente quiere construir

los cimientos de su cerebro para que puedan igualar en ingenio

a aquella civilización. Estamos en Segovia, aquí arrancamos.

Nos ponemos en marcha.

Quédense con la cara de estas chicas, les traerán de cabeza.

Tengan a mano un reloj analógico porque lo necesitarán para encontrar

la respuesta al acertijo que vamos a plantear.

Comprobamos cómo van de intuición con estos ojos. Haremos trabajar

sus manos y veremos si aumentando la velocidad

tienen tanta coordinación como pensaban.

Activen su razonamiento para solucionar

una de las series lógicas de hoy.

Todo esto y mucho más aquí, en Desafía tu mente.

Estamos junto al acueducto, preparados para desafiar

a la Agrupación industrial de hosteleros de Segovia

para ver si son tan inteligentes sus cerebros como los de los romanos

que construyeron esta magnífica edificación. ¿Cómo estáis?

TODOS: Bien.

Representáis a la Agrupación de hosteleros. ¿Qué perseguís?

¿Qué queréis con la Agrupación? ¿Reforzar el turismo en la ciudad?

HOMBRE BUFANDA: Sí, la asociación trata de impulsar el turismo

en Segovia, la gastronomía. Formar a gente para que esté más preparada.

Innovar en el sector de hostelería. Hay una buena prueba de ello,

muchos restaurantes y bares de Segovia.

Veremos si estos hosteleros y restauradores están preparados,

si tienen sus cerebros afinados porque vamos a comenzar.

La primera prueba es de memoria. Sois muchos, voy a dividiros.

Quiero que os quedéis dos conmigo, luego jugará el resto.

¿Quiénes sois los primeros? HOMBRES: Nosotros dos.

Por favor, el resto salgan de escena y no miréis nada

de lo que ocurrirá ahora. ¿Cómo andamos de memoria?

IZQUIERDA: A ratos. DERECHA: Bien.

Movemos la cabeza dubitativos. ¿Preparados? Daré poco muy tiempo.

Tienen que fijarse en todos los detalles que habrá

en la siguiente fotografía. ¿De acuerdo?

Absorbed todo lo que veáis porque daré poco tiempo.

Ya. Miren atentamente a estas seis mujeres y todos sus rasgos faciales.

Les daré 10 segundos para memorizar todo lo que puedan de estas imágenes.

¿Están preparados? Tiempo.

De esta nueva imagen, ¿qué mujer no estaba en la anterior?

- ¿La cinco? - No me he fijado mucho, la verdad.

Creo que estaban todas. Si tuviera que decir una, la tres.

¿Sabrían decirme el color de ojos de la número cuatro?

¿Lo recordarán nuestros voluntarios?

- Verdes. - Eran como verdes así fuertes.

Eran como verdes. Vamos a ver si se fijaron en todo.

¿De qué color era el vestido de la mujer uno?

Era como rosa, color carne. (Bocina)

Rosa. (Bocina)

¿Amarillo? (Bocina)

¿Naranja? (Bocina)

Ven las fotografías en blanco y negro, pero una de las chicas

siempre ha estado sin color. ¿Cuál de ellas era?

La uno. (Bocina)

La dos. (Bocina)

¿Lo tenéis? IZQUIERDA: Puede ser.

¿Cómo creéis que ha salido? AMBOS: Regular, no sé.

Comprobamos vuestras respuestas. Ay.

Volvemos a pintar en colores la fotografía.

Primera pregunta: ¿qué mujer no estaba en la foto anterior?

¿Cuál es vuestra respuesta? IZQUIERDA: He puesto que todas.

DERECHA: La cinco. PRIMERA: Seis.

SEGUNDA: Cuatro. TERCERO: Dos.

La respuesta correcta es la seis. Ella no estaba.

Segunda pregunta: color de ojos de la mujer número cuatro.

¿Habéis puesto? AMBOS: Verdes.

PRIMERA: Azul. SEGUNDA/TERCERO: Verdes.

Eran verdes. Tercera pregunta.

¿De qué color era el vestido de la mujer número uno?

¿Habéis respondido...? IZQUIERDA: Granate.

DERECHA: Rojo. SEGUNDA: Blanco.

PRIMERO: Negro. TERCERO: Blanco.

Verde. Es lo más llamativo de toda la fotografía.

La última pregunta... TERCERO: Con esos ojos...

Había una chica en blanco y negro. ¿Cuál era?

AMBOS: La tres. PRIMERA: La dos.

SEGUNDA/TERCERO: La cinco. La cinco estaba en blanco y negro.

De memoria, así, así. Venga, vamos a más pruebas.

Seguro que las siguientes las hacéis todavía mejor.

Les mostraremos una serie de imágenes que les van a resultar curiosas.

¿Qué es lo que ven en esta imagen? A primera vista, muchos habrán dicho

que es un ojo. Pero realmente es un sumidero.

El remolino que forma el agua en el centro de la imagen

parece la pupila. Increíble, ¿verdad? Vamos a ver qué les sugiere

esta otra fotografía. ¿Es una cara un poco apenada?

Está formada por el grifo de un lavabo.

Ahora quiero que no pierdan detalle de estas maravillosas vistas.

¿Pero en esa nube realmente qué ven? ¿Dijeron un cocodrilo? Muy bien.

Vamos a por la siguiente fotografía. Parece que se han llevado un susto.

Pues esta forma tan terrorífica es el tubo de escape de un coche

y dos faros rojos. La última imagen. Así, a simple vista, parece

un simpático pollito, ¿verdad? Pues no. No es más que una casa.

No negarán que son imágenes curiosas.

Experimentan algo de lo que ya hemos hablado alguna vez: la pareidolia,

que provoca que su cerebro vea patrones,

como rostros, cuando en realidad no hay ninguno presente.

Estamos preparados para la siguiente prueba de agilidad mental.

Para ser hostelero, hay que ser ágil y adaptarse a los inconvenientes

que puedan surgir en el camino. Bueno, preparados en casa.

El planteamiento es el siguiente. Vemos un reloj analógico,

de manecillas. Cada vez quedan menos porque se impone lo digital.

La pregunta. Empezamos a las 12 del mediodía

y nos vamos hasta las 12 de la noche.

Quiero una respuesta, a ver quién es el más rápido en contestarme.

¿Cuántas veces se cruzan las manecillas del reloj? Ya.

¿Cuántas veces creen que se cruzarán las manecillas del reloj

entre las 12 del mediodía y las 12 de la noche?

Piensen que el tiempo corre. Tic-tac, tic-tac, tic-tac.

Pues doce veces, una vez cada hora.

Depende, porque si empieza en el 12, empiezan cruzándose. O sea, 12, ¿no?

- Pues 24 veces. - Seis veces.

¿No? ¿Sí? ¿La respuesta no es correcta?

Desde las 12 del mediodía a las 12 de la noche.

CÁNDIDO: Doce. Han dicho doce.

Más rápido. Cándido ha sido el más rápido.

Han dicho por aquí doce también. Doce. ¿Doce?

Seguramente han contestado que se cruzan doce veces

porque hay doce horas de diferencia, pero no es la respuesta correcta.

Las agujas se cruzan once veces. Se cruzan cada hora que pasa

pero empiezan una sobre la otra y acaban igual,

por lo que hay dos horas en las que no se cruzan.

¿Tienen un reloj analógico? Los pequeños seguro que no saben

qué es. Se trata de un reloj que hoy en día cada vez usamos menos

porque todos llevamos la hora en los teléfonos móviles.

¿Son muy amigos del reloj? La puntualidad es una de esas cosas

en la que los españoles dicen que solemos pecar, nos relajamos.

Por ejemplo, tienen una fiesta que empieza a las 8 de la tarde

y saben que tardan 20 minutos en llegar desde su casa.

¿Con cuánto tiempo salen? ¿15 o 20 minutos antes?

¿Quizá media hora? Ya saben que el cerebro

se divide en dos hemisferios: el derecho y el izquierdo.

Pero uno de ellos suele tener predominancia en nosotros.

Precisamente eso podemos averiguar dependiendo de lo que han respondido.

No sé. Diez minutos.

Justito, llego. A las fiestas nadie llega pronto. Intento llegar siempre

5 o 10 minutos después para no esperar solo, es verdad.

Si decidieron salir con el tiempo justo,

unos 15 o 20 minutos de antelación, es que su hemisferio derecho tiene

una percepción temporal más baja. No se preocupa tanto

por la puntualidad como por imaginar lo bien que se lo pasarán de fiesta.

Es más pasional y tiende a pensar menos en las consecuencias.

Media hora. Prefiero esperar.

Salgo, mínimo, media hora antes, para ir con tiempo, para estar

como 10 o 15 minutos antes. Saldría a las 7:25 o siete y media.

Si salen con más de 30 minutos de antelación,

significa que son más previsores y les importa la puntualidad.

Son más analíticos, más racionales. Eso no significa

que no lo pasen genial en la fiesta.

Eso también, por supuesto, lo van a hacer.

Prueba de intuición. Eso es muy fácil, muy sencillo.

No hay que pensar mucho, solo echarle un vistazo a este panel que tenemos

con estos dos lindos ojitos un poco saltones que miran esta dirección.

Tenemos una regla graduada que va del 1 al 8.

Es muy sencilla la pregunta y debe ser muy sencilla la respuesta.

¿A qué número del 1 al 8 miran estos ojos?

Observen la siguiente imagen. ¿Hacia qué punto entre el 1 y el 8

creen que miran esos ojos? ¿Se fían de su intuición? Aviso.

Se puede comprobar matemáticamente. No hay trampa ni cartón.

Es como al 6, más o menos. 6 o 7.

Por aquí. 7, 8. Como más arriba.

¿Hacia el 6?

MUJER: Yo diría el 6. ¿El 6?

HOMBRE: Parece que los de arriba. No sé.

Me tiene que decir entre el 1 o el 8 o incluso por encima del 8.

HOMBRE: Incluso encima. Si marcamos una línea...

Igual está por encima del 8.

HOMBRE: Diré el 1. ¿Al 1?

Ella ha dicho el 6, tú el 1. ¿Cómo se ve una cosa de forma tan distinta?

MUJER: Yo voy a decir que al 2. HOMBRE: Yo, al 6.

¿Respuesta final: número 1? HOMBRE: Sí.

¿Respuesta final: número 6? MUJER: Sí.

Vamos a comprobarlo. Buscamos la trayectoria de los ojo...

HOMBRE: El 2, sí, señora. Clavado el 2.

Eres la única que ha acertado. Has dado en el clavo.

MUJER: Bien. Muchas gracias, bien visto.

MUJER: A vosotros. HOMBRE: Buena vista.

El ojo humano posee un campo visual dispuesto en dos planos: horizontal

y vertical. Normalmente, acostumbramos a estimar

y percibir objetos en un plano horizontal. ¿Qué sucede

cuando se dispone algo en un plano vertical? El cerebro comete

más errores porque no estamos acostumbrados a estimar y localizar

objetos dispuestos en distintos ángulos verticales.

Vamos a una prueba para ejercitar nuestro ingenio: series lógicas.

¿Preparados? Tengo esta serie de números.

Espero que en casa lo vean también. Tenéis que resolver el interrogante.

Observen esta secuencia de números. ¿Qué deberíamos encontrar

donde vemos el interrogante?

El 6, ¿no? Porque 1, 2, 3, 4, 5 y 6. (Bocina)

¿1, 2, 3, 4, 5 y 6?

Así rápido diría un 6.

IZQUIERDA: 6. DERECHA: Por el orden. 1, 2, 3, 4, 5.

HOMBRE: Lo lógico es 6, pero no será. MUJER: Lo lógico es 6.

No es un 6. Otro número, ¿no?

La segunda idea: podría ser 5.

Porque sumando 1 más 4, daría 5. Y 2 más 3, aquí daría 5.

- ¿Una letra? - Una letra, no sé.

MUJER: ¿Y no es un 6? No es un 6.

¿Vuestro coche es manual o automático? Vaya pedazo de pista

acabo de dar, madre mía. ¿Tenéis coche manual o automático?

MUJER: Entonces, es la R, de marcha atrás.

¿No os recuerda esto...?

HOMBRE: La R, efectivamente. MUJER: Ahora sí, claro.

Tratamos de explicar una lección. A veces, la respuesta o solución

a los conflictos o problemas pueden ser mucho más sencillas

de lo que tendemos a buscar. No ha estado mal. Lo habéis intentado

y en el futuro seguro que problemas como este los resolvéis

con mucha más facilidad. Gracias.

Anda, la leche. Pues me estoy sacando el carnet de conducir.

Estamos colocados... A la sombra, iba a decir. No hay sol,

pero casi a la sombra del acueducto. Es impresionante Segovia.

La de sitios impresionantes para disfrutar de arquitectura,

gastronomía... De eso manejáis bastante.

Y hablando de gastronomía, de la tendencia que hay aquí

de cortar cochinillos con platos y mover las manos, todo bien...

¿Qué tal vais de coordinación?

HOMBRE IQUIERDA: Con cochinillos, bien. Veremos con esto.

Quiero que coloquemos todos los dedos así, en casa también.

Las yemas enfrentadas. Ahora pensemos que son limpiaparabrisas del coche.

Me apartaré para que se os vea bien y diré el movimiento cómo debe ser.

Limpiaparabrisas a una lado. Sin mover las manos, solo los dedos.

A otro lado. A otro. Venga, movedlos. Tienen que ir paralelos los dedos.

Ay, madre mía. Todavía no hemos empezado

y está la cosa bastante descoordinada. Vale.

Paralelos los dedos. Y ahora, ganemos velocidad.

y que no se descontrolen los dedos. Estamos moviendo manos.

Insisto: solo los dedos en paralelo a toda velocidad.

Madre mía, qué desastre. No hacemos carrera, ¿eh?

En cualquier caso, dejémoslo aquí. Muchísimas gracias a todos vosotros.

Muchísima suerte en vuestra labor con la hostelería y gastronomía

de Segovia. Que sigáis teniendo tantos visitantes.

La plaza merece la pena. Gracias. TODOS: A vosotros.

¿Ha sido difícil? ¿Ha dolido? VARIOS: No.

MUJER IZQUIERDA: Ha sorprendido. TERCER HOMBRE: Ha sido divertido.

El problema es a dónde vamos a comer. Hay que ponerse de acuerdo. Vámonos.

Venga, vamos. Huele a cordero por aquí y a cochinillo.

Como el programa trabaja mucho la agudeza visual,

se han dado cuenta de que Luis ha estado por China últimamente.

El estar viajando tiene estas cosas. Hoy traigo para ustedes el famoso

y misterioso juego del dado y la caja china.

Para ello, también tengo una chistera que no tiene nada dentro.

No contiene nada, incluso ahora, no contiene nada dentro.

La chistera es para, una vez la caja está ahí,

coger el... Ya te lo digo yo. El dado.

Este es el dado. Estoy frío.

Puede viajar de forma visible o invisible de la caja a la chistera

o de ahí a la caja. ¿Cómo quieres que viaje?

Visible, por verlo. ¿Visible? Esta es la forma visible.

No impresiona mucho. Siempre me engaña

con la historia de visible e invisible.

También puede viajar de la chistera a la caja, de forma visible

o invisible. Invisible.

Has dicho visible. No hay nada más simple. Se cierra.

Ah, detalle. Lo has dicho antes. Es una caja china, se ve. Lo pone.

Ca-ja chi-na. Aquí está el dado.

Puede viajar de un lado al otro. ¿Cómo?

No hay nada más que decir. Pasa, pasa, pasa, pasa.

¿Qué ocurre? Ya no está aquí, está aquí.

Es impresionante. Puede viajar de nuevo.

Digo: pasa, pasa, pasa, pasa. ¿Qué ocurre? No está aquí

y está aquí. Luis, hasta yo escucho el ruido.

Es un juego que se hace... Los niños no se enteran. Algunos no se enteran.

Se oye. A poco que tengan un poco de oído: cloc.

Es un juego infantil que se hace en fiestas infantiles y...

Decían las instrucciones que venía con una gomaespuma para no hacer

tanto ruido. Hay que amortiguar el golpe.

Hay que amortiguar... ¿Dónde está? Este lo debes trabajar más.

¿Se nota demasiado que las cajas están..?

Comunicadas. Lo bueno de los chinos es que a veces

no las comunican. Es lo impresionante de las cajas chinas. Mira.

Aquí está el dado. Déjame tu mano, Lo que haremos es coger el dado

de forma invisible. Pero muestra el seis, que se vea hacia adelante.

Curiosamente, no hay nada y cuando digo nada, no hay nada.

Que no hay nada. Está ahí. Lo noto.

De forma invisible me gustaría que lo lances a esta caja. Lanza,

Ya está. Sí, aquí está. Se ve. ¿No te lo crees?

No. ¿Tengo que enseñártelo?

Para enseñártelo, tenemos que retirarlo y está.

Está ahí, Dios mío. Claro.

Si yo lo dejo aquí y cerramos, ¿qué ocurre? Si quieres que viaje

de forma invisible. Dices: pasa, pasa, pasa, pasa. Y, efectivamente,

aquí no está. Es más, se puede ver que no está.

Se ve que no está porque, relájate,

si querías que viajase de forma invisible,

Aquí está. Y el dado. Estos son los misterios de China.

Impresionante, ¿no? No tengo palabras. Me voy.

Adiós, Luis. Jugamos a los dados.

No. Vamos a jugar a los dados.

¿Me quedo aquí solo con esto?

Desafía tu mente - 16/10/18

16 oct 2018

Hoy Antonio Lobato activará nuestro razonamiento para dar la solución a una seria lógica. También necesitaremos un reloj analógico para encontrar la respuesta a un acertijo que nos planteará.

Contenido disponible hasta el 11 de febrero de 2027.

ver más sobre "Desafía tu mente - 16/10/18 " ver menos sobre "Desafía tu mente - 16/10/18 "
Programas completos (79)
Clips

Los últimos 217 programas de Desafía tu mente

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios