Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4952419
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 9 - ver ahora
Transcripción completa

Pero ¿qué hacíais tú y esta investigando?

¡Que se llama Julia!

No voy a permitir que seas tú

el que decide cuándo se despide a Julia.

Te recuerdo que tenemos el mismo número de acciones.

Estoy dispuesto a comprártelas.

Pues yo ahora no quiero vender.

Dice que no quiere vender.

-Cuanto más tiempo esté aquí, peor.

Tenemos que hacer que se vaya. -A mí no se me ocurre nada.

Arriesgas el futuro de tu hermano por hacer lo correcto.

Y eso tiene mucho valor para mí.

Me podías echar una mano con un chaval.

Un chico que está en un centro de menores, Luis Rojas.

No me gusta mi jefe. Sí, sí te gusta tu jefe.

Sabes que salgo con Chema.

Es abogado, es rico, está muy preparado.

No tienes nada de qué avergonzarte.

Yo te quiero, lo sabes.

Tu padre y yo estábamos juntos.

¿Empezó cuando mi madre aún vivía?

No.

Todo empezó mucho más tarde.

Tu bolso estaba en el suelo, lo fui a recoger y se cayeron

las gafas, el pañuelo, el test...

¿Quién está embarazada?

Como no nos lo digas, diré que has dejado embarazada a alguien.

-No tendrás valor.

Nosotros no podemos y a ti no te conoce.

Tiene lógica. Ya.

No solo tendría un problema laboral,

sino también familiar.

¿Declararías en un juicio?

-Ni loca, yo no te he dado eso.

A ver que me aclare con esto.

Pieza A, que es esta,

en posición B.

Y estos son los C, ¿no?

Madre mía, ni que esto fuera tan fácil.

A ver.

Las cosas de meter se las traen.

Siempre pensando en lo mismo.

Mírala ella.

Lo mismo te lleva un caso que te monta una mesa.

El Chema tiene que estar contentísimo.

No te creas.

¿Qué ha pasado?

Pues nada, que...

Que los tíos, a veces, son muy infantiles.

¿Habéis discutido?

No.

Sí, más o menos.

Que me dijo que estaba celoso.

Ya.

¿De Jorge?

Sí, de Jorge.

Yo le conté que Jorge me había defendido

y me suelta que si me gusta Jorge.

Por favor. Por favor.

A ver este.

¿Qué?

¿Qué de qué? Estoy observando para aprender.

No sé, yo creo que Chema igual no anda muy desencaminado.

¿Muy desencaminado de qué?

Pues que te besaste con tu jefe.

Que sí, pero ya te dije que era por un caso.

Pero ¿cómo se puede tener tanto morro?

Porque yo me beso con los señores que me piden cortados, ¿no?

No sé para qué te cuento nada.

Fue una tontería, ya está.

No es por el beso. Cuando estás con él, te brillan los ojos.

¿Estás diciendo que estoy enamorada de Jorge?

No, pero te gusta.

No, no me gusta.

Solo te dije que me parece un tío muy noble, ya está.

¿Y de Chema estás enamorada?

¿O es un compañero con derecho a roce?

Sí, Oli, estoy muy enamorada de Chema.

¿Y por qué no has querido casarte con él?

Esto ya está. El último.

Y ya está.

¿Qué te parece?

Me has metido algo en el ojo.

Es bonita, ¿no? Mira.

Que no.

No tienes nada.

(Sintonía "Derecho a soñar")

Rojas Oliver, Luis Alberto.

Una joyita, el chico. Quiero decir,

que se ha peleado con todo el mundo.

Con sus celadores,

con sus compañeros, con los educadores.

No me gusta juzgar a la gente.

No estoy diciendo que sea mala persona

Mala persona, no, pero hay que ser un poco bandarra

para hacer lo que...

No es un terrorista, pero un poco bandarra, sí.

¿Es un delincuente en potencia, el chico?

No sé.

Lee lo que pone ahí. Yo no lo conozco.

Pero es bastante misterioso que quieras sacarlo de ahí.

Entramos en la nave del misterio. Es broma.

Lo que pasa es que yo, leyendo,

Rojas Oliver me resuena mucho en la cabeza.

¿Nos dio clase algún Rojas Oliver?

No.

Hasta que caí en quién es Rojas Oliver.

Tatachán, conteste otra vez.

Sí, es el hermano de Julia.

Muy bien, no pierdes una, chaval.

Pero ¿qué estás diciendo, por favor?

Nada, si me parece perfecto. Si no te he dicho nada

es por mantener la discreción. Lo entiendo.

Ella es supermaja, es guapísima.

Berta, no te confundas. ¿Qué?

No me confundo, me alegro mucho por ti.

Me contó la situación que tenía con su hermano.

Sí. Quise echarle una mano.

Ayudar a una compañera.

Claro que sí.

¿Quién no quiere ser una ONG?

No te pases. No, perdón.

Pero vamos a ver, nos conocemos.

Nos conocemos hace muchos años.

Yo sé cómo eres.

No, tú sabes cómo era. Tú sabes cómo era.

Y ya no soy como antes. Hay que hacerle una oda a Madison.

Si te ha cambiado, se merece

un monumento en la Plaza Mayor.

Ya no es como cuando estábamos liados.

Estamos en otro punto. ¿Perdón?

No, en serio, es broma, ¿verdad?

¿Si apoyo el vaso, se desplomará?

¿Cómo se va a desplomar?

Toma.

Esta mesa está a prueba de huracanes y de terremotos.

No te vas a deshacer de ella ni queriendo.

A lo mejor la pueden heredar tus hijos.

Sí, mis hijos, esos que tendré con no sé quién.

Porque el panorama está bastante regular.

¿Con Chema, qué tal, habéis hablado de tener niños?

Cómo estamos hoy, que si boda, que si niños.

No, no creo que sea el mejor momento.

Si te comes mucho la cabeza con eso, no los tienes.

Por ahora, ni boda ni niños. Lo siento.

¿Y cómo se ha tomado Chema que le digas que no a la boda?

Nada, él me lo pidió

para que pudiéramos sacar a Luis del centro.

No es justo para Chema.

A lo mejor te lo dijo por algo más.

¿Algo más, qué más?

¿No has pensado que igual se quiere casar contigo?

Oli, ya, ya lo hablamos y ya está.

Y no es tan raro que esté celoso.

Le dices que no a la boda y se te ve

entusiasmadísima con tu jefe.

Qué dices. El hombre perfecto.

Es como un mirlo blanco.

Ni entusiasmada, ni hombre perfecto ni mirlo blanco.

Ya.

Yo sé que quieres mucho a Chema, no digo que no.

¿Te puedo decir una cosa?

¿Qué?

Que cuando estás con él, siento falta de pasión.

Te falta esa mirada de amante.

Con ardor, con deseo...

Es que el ardor y el deseo solo existen en las películas.

Ya, claro.

El amor solo existe en las películas y no te gusta Jorge.

Que me voy a currar. Que tengas buen día.

Y yo no me llamo Olivia.

Chao. ¡Chao!

Y soy monja.

Y hablo chino.

Y toco el arpa también.

Perdón, que ahora se llama estar liados.

Tener una relación en la universidad de novios.

Te presenté a mis padres. No, genial.

Está bien saberlo.

Sí, pero hemos cambiado.

No te tomas la vida igual. Mi tío se acordaba de ti.

Le gustabas, te lo presenté cuando éramos novios.

Ha accedido a hacerte el favor.

Ha llamado al juez y está esperando

que le conteste. ¿De verdad?

Sí, de verdad.

Gracias.

Y a tu tío, que me lo presentaste cuando éramos novios.

Por favor.

Dime qué puedo enviar, vino, unos guantes de golf.

(RÍE)

Te va a hacer gracia, no es broma, quiere invitarte a comer.

Álex, ven un momento, que quiero hablar contigo.

Dime. -Siéntate.

-A ver.

-Mira, hijo, en esta vida,

lo importante no es haberse caído,

lo importante es saber levantarse.

Y volver a montarse en el caballo.

-¿Vamos a tener una charla de caballos?

-Si te caes y no te montas enseguida,

quizá no vuelvas a montar más.

¿Tú me has visto retroceder, dar un paso atrás?

Amedrentarme. Jamás.

Porque en el código genético de los Manzanas no existe el fracaso.

Para un Manzanas, el fracaso es

una nueva oportunidad de éxito.

-¿Qué tiene que ver con lo que pasó ayer?

-Primero, no puedes permitir que te peguen.

Tienes que aprender a defenderte.

¿Sabes quiénes eran los Beatles?

-Papá, por favor.

Es un pregunta trampa.

-Antes de llegar al éxito, ensayaron como 10.000 horas.

-Mamá no me deja hacer taekwondo.

-Segunda lección del día.

Cuando un mayor, sobre todo, tus padres,

te dice que tienen razón, tienen razón y punto.

En este caso, mamá tenía razón.

Ha servido para que sepas dónde están tus limitaciones.

Y están en que eres un negado para las artes marciales.

No, si es que soy yo mejor que tú.

¿Qué haces? -Que eres un negado.

Ni con 20.000 horas de ensayo.

Pero si tienes un objetivo, hay que perseverar.

Objetivo, perseverar.

Objetivo, perseverar.

Nada se interpone entre un Manzanas y su objetivo.

-¿Por qué no se lo dijiste a mamá?

-Mira, Álex.

Tu madre es una mujer maravillosa, la mejor.

Pero es demasiado precavida.

Porque nos quiere.

Por eso, a veces, hay que facilitarle las cosas.

La política de hechos consumados le facilita el trabajo.

Imagínate que ahora empiezas a ganar medallas.

Tu madre estaría orgullosísima de ti.

Pero orgullosísima.

No por las medallas, sino por tu afán de superación.

Te has marcado un objetivo y lo has conseguido.

Objetivo, superación.

Objetivo, esfuerzo.

Nada se interpone delante de un manzanas.

Ana Patricia Argumosa, 52 años, aspirante a reponedora.

Comentario evaluador.

Vieja y bastante hombruna.

Habría que reponerle las neuronas. Le queda una y no la encuentra.

Marieta Vicente, 25.

Aspirante a cajera.

Comentario evaluador.

Haría caja con lo que yo te diga.

Solo hay que ver esos labios gorditos que van pidiendo guerra.

Lucrecia, 28 años, concurre a una plaza de limpiadora.

Comentario evaluador.

Dicen que estuvo en mi despacho.

No le vi la cara. Era tan negra que no había quien viera nada.

Y como estos, muchos más.

Hay que reconocer que tiene gracia.

-¿Ah, sí?

Pues yo no se la veo.

Yo tampoco.

Entiendo que no te caiga bien.

Pero es ingenioso, no me lo puedes negar.

En Estados Unidos, esto te puede costar la carrera.

Pero de momento, esto no es Estados Unidos.

Así que si quieres volver, estás invitado.

-Creo que deberíamos reconducir el tema.

No es momento de hablar estas cosas.

Estoy de acuerdo.

-Mira, Jorge, retomando el tema,

para que aquí te arruinen la carrera,

tendría que enterarse alguien y denunciar,

cosa que aquí no va a ocurrir.

¿Qué quieres decir?

Quiero decir que nosotros o nuestro cliente

no tenemos noticias de esos papeles.

Nunca han estado en nuestras manos.

¿Hacemos como si no supiésemos nada?

¿Como si no hubiéramos visto toda esta mierda?

Me has entendido muy bien.

¡Esto no son chistes ni bromitas, son delitos!

-Vamos, no seas tremendistas.

¡Tremendista, nada!

Hay discriminación por edad, por sexo, por raza.

Son delitos de odio.

-Tiene razón, lo que ahí se refleja es deleznable.

Pero nos debemos a nuestros clientes.

No podemos dejarlos tirados porque no nos gusten.

Nuestro cliente no es Mauricio, es Ferrasa.

Tú lo dijiste. ¿Qué quieres decir?

Yo creo que a Ferrasa le gustaría saber qué impresentable

tiene contratado como jefe de recursos humanos.

Lo sabe perfectamente, es el yerno del dueño.

Está ahí por eso.

-Y está claro que el Mauricio Robles ese

es un animal y la humanidad estaría mejor sin él.

Pero Jorge, nos han contratado para defenderlo.

Y la defensa sigue siendo un derecho constitucional.

Ante eso, no podemos hacer nada. ¿Así vamos a defenderlo?

¿Y si esto sale a la luz?

¿Y si llega a los medio? El ridículo.

¿Haremos lo mejor por nuestro cliente?

-No saldrá a la luz, nadie lo va a leer.

¡Pero yo lo he leído!

Es la última vez porque vas a destruirlos.

Las decisiones se toman por consenso.

Estamos todos de acuerdo menos tú.

Así funciona este bufete. ¿Te parece bien?

Sí, muy bien.

Si es una decisión colegiada, la acataré.

-Sí lo es, Jorge.

No te lo tomes tan a pecho.

Sacas las castañas del fuego y te olvidas de él para siempre.

-Si quieres, te presto mi mechero.

Esto ha llegado para ti. -Perfecto.

Soy Belinchón.

Quiero...

que me verifiques una cuenta para saber quién está detrás.

Perfecto.

No puedo hacer más.

Y lo he intentado todo.

No me lo puedo creer.

Ya lo sé, pero ¿qué quieres que haga?

No ha habido manera de convencerles.

Se lo he dicho, pero nada.

Imposible.

Vamos a dejar que se vaya de rositas, ¿no?

No, peor todavía, vamos a ayudarle.

Tú no tienes que cargar con ese peso.

Yo soy su abogado y debería alegrarme de todo esto.

¿Qué hacemos con la documentación que consiguió Berta?

Pues qué vamos a hacer, destruirla.

¿Destruirla?

Sí, Julia, destruirla.

¿Qué quieres que hagamos?

Esto o se utiliza o se destruye.

Paloma confió en mí y lo que va a pasar...

Paloma va a perder el caso, sí.

Y vete haciendo a la idea.

No solo por la documentación.

Rodrigo y ella no pueden demostrar nada.

Julia, ¿estás bien?

Sí, estoy bien.

Julia, escúchame.

Eh...

Tenemos que hacerlo.

Es nuestro trabajo y ya está.

Muy bien, dame la documentación, que yo me encargo.

Mira, aquí está.

Seis semanas. Seis semanas y media, quizá.

¿Te cuadra?

No te lo esperabas.

-No, la verdad.

-¿Y?

-No sé.

-¿No te viene bien?

-No lo sé.

-En principio, no presenta ninguna anomalía.

Pero es un embarazo de riesgo por tu edad.

-Es que no estoy segura.

-Ya.

¿Quieres que te dé otras opciones?

Es una gestación de menos de siete semanas.

La cirugía no es necesaria.

La solución sería farmacológica.

No tienes diabetes.

-No.

-¿Problemas de coagulación? -Tampoco.

-Perfecto.

Eso sí, cuanto antes lo hagamos, mucho mejor.

-Ya.

-Piénsalo.

Si no lo has probado, te lo recomiendo.

Está bueno.

Lo tendré en cuenta para la próxima.

Gracias, Ángel.

¿Qué, cómo lo llevas?

Bien, te he dejado la nómina en la mesa.

¿No la has visto? No me refería a eso.

Qué tal lo llevas en general.

En el bufete.

Bien, bien.

Bien.

Sois todos muy buena gente.

Buena gente.

Si tú lo dices.

Sí, lo digo yo.

¿Qué pasa, no lo sois?

Yo podría hablarte por mí, no por los demás.

Pues habla por ti.

¿Eres bueno?

Hombre, soy...

Soy bastante mejorable.

Si dices eso de ti mismo, es que eres bueno.

¿De dónde has sacado esas ideas?

¿Puedo?

Sí.

Hola, cartero del banco. ¿Me puede abrir?

(Timbre)

Hola. Hola, dígame.

Este sobre es para Irene Macías.

Claro, yo se lo entrego.

¿Tengo que firmarle algo? No, ya está.

Bien, gracias.

Gracias, hasta luego.

(Móvil)

Sí.

Sí, claro, lo entiendo.

Muy bien, muchas gracias.

Así que Económicas.

¿Qué sacaste de media?

No estaba mal.

No estaba mal.

¿Cuánto?

Un 9.

Sí que no está nada mal.

Bueno, me gusta estudiar y no sé.

Y con esa media, no te debió costar nada entrar aquí.

Bueno.

¿Bueno, qué?

Que no entré por mi expediente, sino por recomendación.

¿Ah, sí?

Resulta que una amiga de mi madre era muy amiga

de no sé quién del bufete

y se enteró de que buscaban una contable.

¿Y qué tal fue?

Bien.

Francisco fue muy amable conmigo y me hizo sentir muy cómoda.

Pues sí que tuviste suerte.

Sabes que Francisco es...

bueno, un pelín ogro.

Conmigo, no.

Pues me alegro.

Y yo y yo.

En fin, me alegro de que estés aquí.

(RÍE)

Yo también.

Bueno, me voy a trabajar.

Adiós.

Menuda sonrisa.

Ni que hubiera venido a verte un ángel.

-Pues no te voy a decir que no.

-¿Lo dices por Alba?

-¿Por qué lo preguntas?

-No sé, cómo estabais tan juntitos...

Y tan acaramelados.

-Acaramelados.

-Bueno, juntitos sí que estabais.

Un poco.

-Estábamos haciendo equipo.

Nada más. -Eso está bien.

Está muy bien hacer equipo.

-Oye, Jesús, a ti te gusta Alba.

¿No?

-¿A mí?

(RÍE)

Yo no estoy buscando ningún tipo de relación.

Y mucho menos, quiero complicarme la vida.

No.

-Ya, pues es una pena.

Porque hacéis muy buena pareja.

¿Sí? -Ajá.

-No sé.

Pero vamos, que no...

Que no.

Me acaban de dar la mejor noticia de mi vida.

A ver, cuéntame.

Que el juez ha suspendido la condena de mi hermano.

Hoy mismo puede salir. ¿Hoy mismo, ya?

Sí, yo tampoco lo esperaba.

No me extraña que estés tan contenta.

Enhorabuena.

Si sale hoy, podéis ir a buscarle en cualquier momento.

Sí, claro.

¿Y qué haces aquí todavía?

¿Me dejarías salir ahora?

Por supuesto, esto es importantísimo.

¿Cómo no te vas a poder ir?

No creo que quiera seguir ahí. No.

Pues nos vamos.

¿Nos vamos adónde?

A recoger a tu hermano.

Él tendrá sus pertenencias y tú no tienes coche. Pues ya está.

Os llevo yo y todo solucionado.

Muchas gracias.

Nada, hombre. ¿Os vais?

Sí, nos vamos al aeropuerto.

Que llega el hermano de Julia.

Llega y la voy a acompañar.

Muy bien.

¿Nos vamos?

Hasta luego. Adiós.

Adiós.

Ya verás lo bien que vamos a estar.

Vale.

Vamos a estar los tres en casita.

¿Y Chema por qué no ha venido?

Bueno, porque Jorge se ofreció a llevarme.

¿Él? Sí, sí.

A Chema no le digas que he venido con mi jefe.

¿Por qué? No, por nada.

Que mejor no se lo dices.

Vale.

¿Tienes ganas de volver al barrio?

Sí, claro.

No, es que te veo un poco apagado.

Por eso te pregunto. No, estoy cansado.

Ya está, no me agobies. No, claro que no.

Vamos a estar muy bien a partir de ahora.

¿Me puedes dejar algo de dinero?

¿Para qué? Para drogarme.

Por si me apetece tomarme algo en el barrio.

Coger el bus, yo qué sé. Sí.

¿No te acuerdas de lo que decía papá?

Hombre sin dinero, bulto sospechoso.

En cuanto lleguemos a casa, te doy el dinero.

Gracias.

Dame.

Muy bien.

¿Adónde os llevo?

¿O queréis que tomemos algo? No, vamos a casa de Chema.

Pues venga, vamos. ¿Y dónde vive Chema?

En mi barrio. Es mi chico, vivimos juntos.

Pues entonces, tú me indicas.

Sí.

Paso delante.

Sí. Qué buen carro.

Gracias.

Mejor que una moto.

(Se abre la puerta)

¡Hola!

Ya estamos aquí.

¿Qué pasa, cuñado?

Dame un abrazo.

-¿Qué pasa, Chema?

-Qué bien tenerte aquí.

Hola, mi amor. Hola.

¿Cómo ha ido esa despedida?

-Bien.

-¿Ya echas de menos a tus colegas?

-No, qué va.

-Te hemos preparado un banquete. Tienes hambre, ¿no?

-No mucha, la verdad.

Bueno, vamos a brindar.

-Por supuesto.

¡Hale!

Por tu vuelta. Por los tres.

¿Estás bien?

-Estoy un poco cansado. No dormí nada anoche.

-Eso es normal. Normal por el cambio, digo.

¿Quieres irte a la cama?

-Sí, mejor.

Bueno, te acompaño.

(Llamada)

Hola.

Hola, cariño, ¿qué tal, cómo estás?

Bien. Bueno, podría estar mejor, podría estar aquí contigo.

Bueno, pues aquí me tienes.

Un poquito pixelado, porque no sé lo que le pasa al wifi.

Pero algo es algo. ¿Me echas de menos?

Claro que te echo de menos.

Y mucho, además.

Bien, porque yo me paso el tiempo

contando las horas que faltan para verte.

Y... ¿Y qué?

Pues que no me cuadra.

No me cuadra nada, demasiados días, demasiadas horas.

¿Cuántas veces hemos hablado de este tema?

Sabes lo que estoy haciendo aquí y por qué estoy aquí.

Y no sé cuándo voy a volver, no voy a darte una fecha.

Mira, no voy a hablar de eso.

La última vez acabamos discutiendo.

A mí no me sienta bien discutir contigo.

Además, así no podemos reconciliarnos.

Bueno, pues esto es muy sencillo. No discutimos y ya está.

Nunca hemos probado por Skype.

¿Probado el qué?

A reconciliarnos.

A ver, cariño, estoy en la oficina.

No parece el mejor sitio para reconciliarnos por Skype.

Pues ven a Chicago.

Ven tú aquí. Yo no puedo.

Pues qué pena porque yo tampoco.

Para ti, es más fácil.

Dijiste que no tenías nada que te uniese a España.

Y ahora... ¿Qué te ata a ti a Chicago?

Pues mi carrera.

Mi trabajo. Estoy en mi mejor momento.

Ya.

Y todo eso es más importante que yo.

Tú has tomado tus decisiones y has apostado por lo tuyo.

No, no apuesto por mi carrera, estoy aquí por mi padre.

Vamos a ver, Jorge.

Sé que te sientes culpable porque discutiste con tu padre.

Pero cariño, tu vida está aquí, conmigo.

Una respuesta, solamente.

Dime una fecha.

Te recuerdo que estoy planificando una boda.

No puedo hacerlo si no sé cuándo va a venir el novio.

Jorge, ¿me estás escuchando?

Sí, sí, claro.

Pero es que ya veo por dónde vas

y vamos a acabar discutiendo otra vez.

Y no me apetece, por favor.

Yo te quiero a ti más que tú a mí.

¿Lo ves, qué te he dicho?

Por favor. Vale, haz lo que quieras.

Pero no es justo que mi vida se vea condicionada por tus decisiones.

Lo que no me parece justo es que me digas estas cosas.

Una pareja debería apoyarse.

Y mucho más, en una situación como la que estoy yo.

Si fuésemos una pareja de verdad,

las decisiones las tenemos que tomar conjuntamente, hablando.

Y eso tú no lo has hecho.

(Ruido)

Oye, cariño, te tengo que dejar.

¿Por qué no quieres hablar de esto?

No es eso, te tengo que dejar. Te llamo mañana o más tarde.

Vale.

Está agotado, el pobre.

Es un cambio muy grande, hay que darle tiempo.

Ya.

Supongo que tiene que acostumbrarse.

Ya.

Habrá que aprovechar todo esto.

Sí, la verdad es que tiene muy buena pinta.

Cariño, muchas gracias por haberte ocupado de todo.

Siento que no haya salido como esperábamos.

No te preocupes. Tenías razón.

Es muy pronto todavía.

Ya habrá oportunidades. Tenemos muchas cenas por delante.

De verdad.

Sí.

¿Le hincamos el diente a esto?

Venga.

¿Hola?

¿Hay alguien?

¿Estás bien, Jorge, qué ha pasado?

Estaba trabajando y se presentó aquí como un loco.

Me pegó un puñetazo

y luego, me dio un golpe en la cabeza.

No soporto esa actitud tan pretenciosa.

Lo único que hace es esconder tu inutilidad.

Ya puedes espabilar.

Si no, te voy a despedir.

A mi madre le ha dado por divorciarse, a su edad.

Pero si yo no soy matrimonialista.

Da igual, confío en ti. Seguro que les haces entrar en razón.

¿Qué quiere Mauricio?

Su mujer recibió una carta con todas las barbaridades

que escribía sobre sus trabajadoras.

-He recibido una llamada de Pablo Macías.

El padre de la mujer de Mauricio.

Ha pedido el divorcio.

Necesitaría que aplazásemos la boda.

¿Qué dices? Está todo en marcha.

No entiendo nada.

He reasignado los casos de Felipe, ahora que su hijo está aquí.

-Tampoco me habéis informado.

-No le he pasado el expediente.

-¿Tanta prisa por llevártelo para luego retenerlo?

-Estás otra vez exagerando.

Dime que no has sido tú.

He sido yo.

Y tranquilo, te lo iba a decir en la oficina.

Pensaba que te ibas a disculpar.

Yo soy así.

Tienes que aceptarlo. Si no, me voy a mi casa.

Pues a tu casa.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 9

Derecho a soñar - Capítulo 9

25 ene 2019

Merced a la intervención de Jorge, quien a su vez pidió la intermediación de Berta, la salida de Luis del Centro de Menores en que se hallaba internado se acelera. Ese espíritu de colaboración le hace ganar puntos a los ojos de Julia, que decididamente ha dejado de mirarlo con prevención y quizá empieza a hacerlo con sano interés. En cuanto al caso profesional en que ambos colaboran, Jorge no consigue hacer valer ante sus socios la tesis que él y Julia propugnan, que es la de denunciar las múltiples tropelías de su cliente Mauricio Robles como Director de Recursos Humanos de la empresa en que trabaja. Instada a destruir la documentación que incriminaría a dicho cliente, Julia vuelve a actuar movida por sus principios y desobedece esa instrucción. Tras averiguar que Alba es una hija secreta de Francisco, cosa que ella misma ignora, Ángel empieza a tender sus redes alrededor de la joven, convertida para él en una pieza muy apetecible. Carlota descubre que está embarazada y se plantea interrumpir la gestación. Por último, y tras un nuevo desencuentro con Madison vía Skype, Jorge recibe la agresión de una persona cuya identidad, de momento, desconocemos.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 9" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 9"
Programas completos (27)

Los últimos 29 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 27 Completo 51:38 8% ayer
    Capítulo 27 ayer Berta y Ángel llevan conjuntamente el caso de Francisca, una mujer a la que los hijos de su pareja han expulsado del domicilio conyugal. Berta comete un fallo de novata que obligará a replantear la ...
  • Nuevo Capítulo 26 Completo 54:18 74% pasado jueves
    Capítulo 26 pasado jueves Julia empieza a ver cómo sus intereses y los de Chema van haciéndose cada vez más dispares mientras avanza en su confianza con Jorge, pero queda tocada al conocer que éste planea volve...
  • Nuevo Capítulo 25 Completo 51:41 80% pasado miércoles
    Capítulo 25 pasado miércoles Se resuelve el caso de Nora Lavanda, aceptarán el trato con Patricia Heart, no sin antes tener una fea discusión con la "negra" Esther. Carlota se entera de que Ángel se ha apropiad...
  • Nuevo Capítulo 24 Completo 53:08 78% pasado martes
    Capítulo 24 pasado martes Berta y Jorge forman un buen equipo en el caso de Nora Lavanda, pese a que se complica por momentos. Descubrirán que no ha sido Nora quien ha escrito sus novelas, sino su asistente, lo cual los deja sin es...
  • Nuevo Capítulo 23 Completo 51:51 74% pasado lunes
    Capítulo 23 pasado lunes Julia está preocupada por encontrar los archivos borrados en el ordenador de Don Felipe Leiva, pero Charly no ha podido terminar la tarea y tiene miedo de que descubran que sacó la máquina de...
  • Capítulo 22 Completo 48:27 72% 08 feb 2019
    Capítulo 22 08 feb 2019 Sofía empieza a llevar al trabajo a Julia, y Alex se enamora de ella. Julia, ayudada por Charly, investiga el paradero de los archivos Leiva. Luis se ve involucrado en un asunto turbio guiado por el Webo. ...
  • Capítulo 21 Completo 52:52 72% 07 feb 2019
    Capítulo 21 07 feb 2019 La prensa desencadena el nuevo caso que llega al bufete ZL&D: la escritora de novela erótica Nora Lavanda es acusada de plagio en un artículo. Su asistente, Esther, acude a ZL&D en su nombre...
  • Capítulo 20 Completo 54:20 71% 06 feb 2019
    Capítulo 20 06 feb 2019 El caso de Susana y Enrique se soluciona con un acuerdo amistoso. Julia y Jorge trabajan en la redacción de este documento y eso les vuelve a unir. Jorge invita a Julia a tomar algo. Mientras, en casa, Che...
  • Capítulo 19 Completo 52:04 71% 05 feb 2019
    Capítulo 19 05 feb 2019 Julia y Sofía afianzan su amistad. En la oficina hay una guerra por hacerse con el control de la temperatura; Daniel quiere frío y las chicas calor; Charly pone en evidencia a Daniel y lo reporta an...
  • Capítulo 18 Completo 51:54 72% 04 feb 2019
    Capítulo 18 04 feb 2019 Julia está preocupada por su hermano Luis y comparte su preocupación con su novio Chema. Acaba teniendo una charla con Luis sobre su futuro. En el despacho, Jorge y ella trabajan en el caso de Susan...
  • Capítulo 17 Completo 51:40 74% 01 feb 2019
    Capítulo 17 01 feb 2019 Un nuevo caso en el bufete ZL&D: Susana, madre de una niña de 8 años con una grave enfermedad quiere el divorcio y exige la custodia exclusiva. Su intransigencia y la de su marido, que reclama l...
  • Capítulo 16 Completo 51:09 71% 31 ene 2019
    Capítulo 16 31 ene 2019 Julia aplica una técnica sugerida por su coach para gestionar su forma de actuar en el trabajo y en su hogar. Jorge ve cómo Rodrigo ha invadido literalmente su casa y su cama. El Webo convence a Lui...
  • Capítulo 15 Completo 37:41 70% 30 ene 2019
    Capítulo 15 30 ene 2019 Madison sigue presionando a Jorge para que vuelva con ella a Chicago, acaban rompiendo y ella regresa sola. Julia se reincorpora al trabajo a pesar de no estar del todo recuperada. Olivia deja definitivamente su ...
  • Capítulo 14 Completo 37:28 68% 30 ene 2019
    Capítulo 14 30 ene 2019 Julia intenta trabajar desde casa porque está enferma y recibe una llamada de Jorge preocupándose por ella. Jorge convence a Alfonso, el padre de Rodrigo, de que sea razonable en su divorcio y llegu...
  • Capítulo 13 Completo 37:34 68% 29 ene 2019
    Capítulo 13 29 ene 2019 Julia continua enferma, hoy no irá a trabajar. Olivia se arrepiente de dejar su trabajo y se arrastra por teléfono para recuperarlo. Por la tarde, se entera de que la terraza cerca del bufete se tra...
  • Capítulo 12 Completo 38:20 67% 29 ene 2019
    Capítulo 12 29 ene 2019 Julia se empeña en ir a trabajar a pesar de tener gripe. Preocupada por la actitud de su hermano Luis, le pregunta si cogió la moto de Chema y este le dice que la vio besarse con su jefe (el d&iacut...
  • Capítulo 11 Completo 37:23 70% 28 ene 2019
    Capítulo 11 28 ene 2019 Después del beso en el coche, Julia sueña con Jorge y no puede sacárselo de la cabeza. No ayuda el gesto de él, que para pedirle disculpas, le envía un ramo de flores al bufete ...
  • Capítulo 10 Completo 40:42 70% 28 ene 2019
    Capítulo 10 28 ene 2019 Jorge ha sido agredido por Mauricio, que está furioso porque alguien ha enviado un sobre a su mujer con documentos que demuestran que denigraba a sus empleadas. Nadie sabe que ese sobre lo ha enviado Julia...
  • Capítulo 9 Completo 39:15 68% 25 ene 2019
    Capítulo 9 25 ene 2019 Merced a la intervención de Jorge, quien a su vez pidió la intermediación de Berta, la salida de Luis del Centro de Menores en que se hallaba internado se acelera. Ese espíritu de cola...
  • Capítulo 8 Completo 34:29 66% 24 ene 2019
    Capítulo 8 24 ene 2019 Francisco se enfrenta a Julia y a Jorge tras conocer que fueron a Ferrasa a investigarle a él, y en un arrebato despide a Julia, pero Jorge la defiende y logra imponer su opinión. Francisco le echa ...