Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5193438
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 84 - ver ahora
Transcripción completa

Esta vez, he ido demasiado lejos.

No, Charlie, ha sido mala suerte y, además, fue mi culpa

por organizar la porra esta.

"No ha sido tu culpa, ¿vale? Hazme caso".

No se merece que la despidan por algo que hemos hecho todos.

Echar a alguien por una porra es demasiado aquí y en Argentina.

Ahora mismo no estamos precisamente sobrados de personal

y el trabajo de Charlie lo tendrá que hacer otra persona.

Ningún problema. La reemplazamos por un becario.

Das una patada y salen cien mil.

Mientras ellos se ocupen de esas pavadas,

nosotros nos ocupamos de lo que interesa.

Sin que nadie sospeche.

-¿Es necesario que todos te odien? -Ajá.

Vamos a hacer una cena en casa.

Ya sabes, con los amigos de Jorge, para que os conozca a todos.

No puedes faltar.

Es que Jorge, literalmente, te adora.

Si no fuese porque te conozco, hasta sospecharía.

Todo esto es muy raro y yo no me siento bien.

Principalmente, por ti. ¡Ya, Jorge, ya!

Un momento, te quiero pedir una cosa.

No volvamos a hablar de este tema.

No es que Tomasa haya hecho una mala restauración,

es que, literalmente, ha destrozado el coro de los ángeles.

-¿Puedo ir a la cárcel por esto? -No, le digo todo lo contrario.

Por el tipo de delito y por su edad,

no va a ir a ninguna cárcel.

Lo único que le va a tocar pagar, eso, seguro.

¿Por qué no paga ella la fianza?

-¿Qué tendrá que ver? -¿Cómo que qué tendrá que ver?

¿No ha estado toda la vida contigo?

Llevándoselo todo y cuando toca pagar, me toca a mí.

Vamos a hablar tranquilamente.

No, si estoy muy tranquila. No pienso pagar ni un duro.

¿Ahora no te gustan las velas? Algún día va a pasar algo.

¿Se va a quemar el edificio con una vela? Huelen bien.

Y quitan las mañas energías, que hablando de eso,

¿sabes qué me molesta de ti? Que te quejas por todo.

No sé, hija, la vida son dos días y estás todo el día triste.

¡Ay!

No pienso parece pobre nunca más.

¿Vas a la boda de la infanta?

¿Qué infanta? ¿La niña?

¿Qué dices? Mamá, ¿tú te has visto?

Parece que vas a dar las campanadas y no a trabajar de camarera.

Un respeto, que soy tu madre.

Bueno, como quieras.

Pero que no te extrañe si hago como que no te conozco.

¿De verdad es para tanto?

Mírate en el espejo, por favor.

Parece que vas a comprar la terraza, no a trabajar allí.

También es verdad.

Ahora que somos ricas, no podemos parecer soberbias.

Y menos, con Olivia, con lo bien que me ha tratado.

Es verdad, que ahora somos ricas.

Pues sí, hija, muy ricas, lo creas o no.

Esas propiedades valen una fortuna.

Valen una fortuna si las vendes.

Si no, no valen nada.

¿Le has preguntado a papá si...

las compró con dinero limpio?

Ese dinero, tu padre lo ganó con el sudor de su frente.

Ya está bien, un respeto.

Está en la cárcel, por algo será.

Hija, no te consiento que lo trates como un delincuente.

Con lo contenta que estaba hoy, mira qué mala leche.

Fea, me voy a poner, de la mala leche que me has puesto.

(Sintonía "Derecho a soñar")

¿Qué estamos mirando?

Son los documentos solicitados por la acusación,

Con los datos de entradas y salidas de los tornos de la empresa.

Bueno, seguro que usted nos va a explicar

si María Menéndez tenía faltas de puntualidad

según estos datos

y nos ahorramos las horas que nos llevará leer esto.

Sí, Señoría.

Según los datos de los tornos,

María Menéndez no tenía faltas de puntualidad.

Estos datos demuestran que la empresa no solo ha mentido

sino que ha usado trucos sucios para desacreditar

a nuestra clienta.

No, letrada, estos datos no demuestran eso.

Estos datos demuestran que no llegaba tarde.

Nada más y nada menos.

Exigimos la readmisión de nuestra clienta en la empresa.

Los motivos que la empresa alegó para su despido son falsos.

María Menéndez no llego tarde al trabajo nunca.

Si me permiten, me gustaría enseñarles

otros documentos

donde aparecen reflejadas las ventas de todos los empleados

hasta el momento de la renovación.

Como ven, las de María cumplían con el mínimo exigido

pero se encuentran en la franja más baja.

Si nosotros tuviésemos que renovar a alguien,

renovaríamos a los empleados con mayores ventas.

Eso no es cierto.

Los empleados contratados a la vez que María no vendieron más.

Pero admitirá la letrada que su clienta era

de las que menos vendía.

Si una empresa necesita reducir plantilla,

no lo hace renovando a los que menos venden.

Y María tiene un informe negativo de su supervisor.

Está claro que no es un caso de despido improcedente

se mire por donde se mire. -Letrados, por favor.

No vamos a entrar en qué opina quién, no.

Creo que podría ser un despido improcedente

sobre todo, conociendo cómo son las empresas y corporaciones.

Pero esa es mi opinión personal.

Lamentablemente, no se han aportado pruebas.

El caso queda pendiente de sentencia.

-Eso es todo. -Muchas gracias, Señoría.

¡Buenos días!

Buenos días.

¿Cómo estás? Bien.

¿Vas a ir a la terraza de Olivia hoy?

Pues creo que sí.

He quedado con Sofía para echar un ajedrez luego.

¿Por qué?

Nada, porque quería decirte que...

Bueno, pues que mi madre va a estar allí,

trabajando.

Sustituyendo a Olivia.

Está muy bien saberlo, gracias.

Gracias.

Pero que no pasa nada, ¿eh?

Bueno, o sí, porque mi madre es impredecible.

Ya...

¿Sabes si hay descafeinado por ahí?

No, tampoco hay leche.

No hay leche, no hay descafeinado, no hay nada.

Se ha acabado todo, últimamente, aquí se acaba todo.

Bueno, da igual, perdona.

Creo que han sido las señoras, las amigas de Tomasa.

Pues que lo repongan.

Si se acaba algo, que lo repongan, si se acaba el descafeinado,

te vas a comprar descafeinado, no es tan difícil, de verdad.

Si quieres, le digo a Sofía que mejor vais a otro sitio.

Pues mira, sí.

Sí, mejor. Vale.

No es cómodo para mí, esto, Alba, no...

No tengo ganas de verla.

No te enfades, pero lo siento, no, no puedo.

Lo entiendo, no es fácil.

Por eso te digo que no tienes por qué conocerla hoy.

Tampoco me voy a ir escondiendo de ella

por el mundo, ¿no? Quiero decir, que si...

Que no es culpa de nadie, ella no tiene...

Las cosas son sí y ya está.

Ella está trabajando ahí abajo, ¿verdad?

No es que yo haya quedado con ella, ella está ahí.

Hmmm... Eso es.

¿Tú quieres que la conozca?

Claro.

Sois mi hermano y mi madre, ¿cómo no voy a querer?

Quiero que se acaben tantos secretos y mentiras.

Pero ya te aviso que te prepares, porque mi madre es especial.

Pero quiero que la conozcas, por mucha vergüenza que me dé.

¿Vergüenza por qué?

Cuando veas cómo va vestida para trabajar, me cuentas.

Disculpad, recibí tu mensaje.

Le estaba contando a Jesús que mi madre estará en la terraza.

Por si tú también quieres huir.

Oído, cocina.

¿Tú vas a bajar a conocerla?

Sí.

Sí, va a ser lo mejor.

Total, a estas alturas ya...

Somos mayorcitos, ¿no?

Pues prepárate, porque es una mujer...

Un tanto peculiar.

¿Bajamos juntos?

No, yo no voy a bajar.

¿Por qué no?

No te cuesta nada saludarla. Después de lo que pasó en tu casa...

¿Qué pasó en tu casa? Si fuese tu madre, yo bajaría.

Pues esa es la diferencia.

Si estuvieras en mi lugar, no te obligaría a conocerla.

Es que no lo entiendo, es un momento.

Alba, no voy a bajar, lo siento si te molesta, pero no voy a bajar.

Pues muy bien...

Jesús, si me aceptas un consejo,

no bajes.

Hola. Sí, Jorge, sí, he perdido.

Un momento, un momento. ¿Cómo que has perdido?

Pues sí, he perdido

¿Y las pruebas?

¿Los datos de los tornos, las declaraciones? ¿No sirven?

No, no sirven de nada.

Es increíble, estaba clarísima tu estrategia.

¿Tú cómo estás? ¿Qué cómo estoy?

Pues mal, estoy mal, muy mal.

No me puedo creer que esté pasando esto.

Ya, pero esto no es culpa tuya.

Tú lo has hecho perfecto y tu estrategia era impecable.

¿Sabes quién tiene la culpa de todo esto?

El miedo.

¿El miedo? Sí, sí.

El miedo de toda esa gente que trabaja en el mundo corporativo

y las grandes empresas y que nunca se atreven a hablar.

Es por eso por lo que estos casos acaban igual.

Jorge, he perdido, otra vez. Julia...

¿Qué?

Pues que esto es así, ¿eh?

A veces, se gana, a veces, se pierde.

Lo mejor que puedes hacer es protegerte a nivel personal

para que no te afecte.

Vas a ganar muchos casos en tu carrera y a perder muchos.

Sí, sí, claro.

Es que van cero de dos.

¿Eh? Y los dos casos eran casos claros.

Cualquier abogado mínimamente bueno los hubiera ganado, digo yo.

O no.

Y a lo mejor, el de Olivia... No, el de Olivia, nada.

Jorge, lo he hecho mal y punto.

Lo hemos hecho mal los dos.

¿Qué dices, los dos? No. Lo he hecho mal yo, yo.

Tú no te estabas enterando de lo que estaba haciendo.

Bueno, no vamos a discutir por esto.

Y vale, el caso de Olivia, que era tu primer caso,

te recuerdo,

te equivocaste y lo perdimos, y no pasa nada.

Pero lo que quiero que sepas y te juro que es así

es que este caso lo has hecho perfecto y no lo has perdido tú.

Este caso, la jueza se lo ha regalado a Rodrigo.

Eso es lo que ha pasado.

Pues no voy a dejar que las cosas queden así.

Ya, pero es que no se puede hacer mucho más.

La sentencia ha salido.

Me da igual, Jorge, me da igual.

Pero digo yo que, no sé, en esa empresa,

alguien tiene que saber algo más, ¿no?

Pienso seguir buscando, me da igual la sentencia.

Y no intentes convencerme, no va a servir de nada.

No, si ya lo veo.

¿Vas al bufete? ¿Tú?

No, tengo que hacer una cosa.

(Timbre)

¿Ha pasado algo? ¿Alba está bien?

No, no ha pasado nada.

¿Qué pasa? ¿Tanto te sorprende verme aquí?

Si te soy sincero,

eres la última persona que esperaba ver aquí.

La verdad es que no tenía pensado venir.

Digamos que ha sido un impulso.

Jorge, ya sé que te lo he dicho muchas veces,

pero, sobre todo, desde que estoy en la cárcel,

y tengo tiempo para pensar... Francisco, yo...

Yo he venido a decirte algo.

Lo demás, cómo estés tú aquí, me da igual.

Te lo digo y me marcho.

Claro.

¿Sabes cómo están las cosas en el bufete?

Lo digo porque no sé si eres consciente

de todo lo que ha desatado tu detención.

Estamos perdiendo clientes.

Hemos tenido que meter un nuevo socio que...

Que da más problemas que soluciones.

Y nuestra gente lo está pasando fatal.

Van al bufete todos los días con miedo a perder su trabajo.

Por no hablar de Jesús y Alba. Están destrozados.

Lo sé, pienso en Jesús, en Alba, en vosotros todos los días.

Sinceramente, me da igual.

El bufete te va a sobrevivir.

Y tus hijos, también.

No lo dudes.

Pero no he venido aquí a hablar de eso.

Ya...

Es por tu padre. Sí, es por mi padre.

Es por mi padre pero también es por mí.

No paro de discutir contigo, Francisco.

Aquí.

Todo el rato. Cada día.

En el coche,

en mi casa, en el trabajo, por la calle...

Me paso la vida discutiendo contigo.

Diciéndote una y otra y otra y otra vez

todo lo que no te dije.

Te grito, a veces, te pego.

Pero, sobre todo, lo defiendo.

Es lo que no hice, defender a mi padre.

Te entiendo.

No quiero discutir más contigo, Francisco.

Porque no quiero tener que volver a pensar en ti en mi vida.

Yo creo que estás exagerando.

¿Te parece que exagero?

¿Tú sabes lo que me hiciste?

Cuando murió mi padre,

me estuve machacando todos los días.

Lo único en lo que podía pensar es que no lo conocía lo suficiente

si había sido capaz de hacer las cosas que dijiste que hizo.

Y yo, te creí.

Aunque había algo dentro de mí que me decía que era imposible

que estuviera metido en algo así,

tú,

su socio,

su mejor amigo,

alguien que para mí era como un tío,

me convenció de que sí lo había hecho.

De que mi padre era culpable.

No hay ni un solo día que no me arrepienta.

Que me da igual, Francisco, que me da igual.

Me da igual si te arrepientes, es que me da igual.

Porque tú me das igual.

Espero que pases aquí todos y cada uno de los meses

que te caigan.

Supongo que no serán muchos.

Ya, habrás movido tus contactos,

habrás hablado con la gente necesaria

para pasar aquí el menor tiempo posible, seguro.

Pero deberías quedarte aquí dentro toda tu vida.

Por cobarde, por mentiroso,

y por lo que les has hecho a tus hijos,

a tu mejor amigo y a todos nosotros.

Sí, sí. Me lo merezco, sí.

Ya no voy a discutir más contigo, Francisco.

Se acabó.

Ya te he dicho todo lo que tenía que decirte.

Hasta nunca.

Vale, ¿este...? Ajá.

¿O este?

¿Esos son para la fiesta? Sí, ¿no te gustan?

No, sí, sí, son muy chulos, pues...

¿A ver otra vez?

O este. Yo creo que el azul, ¿no?

Sí...

Definitivamente, el azul. Es más moderno, más atrevido.

Sí, también me gusta más.

Aunque me da un poco de corte, ¿no será demasiado?

¿Demasiado? ¿De qué, demasiado?

Alba, ¿sabes si hay más folios? Es que no queda ninguno.

Qué raro, si había muchísimos. Bueno, me voy, el azul, sin duda.

Te veo luego, chao. Gracias.

No quedan ni en la fotocopiadora ni en los archivadores

y juraría que había un montón.

Tampoco queda papel en el baño. Es rarísimo.

Esta mañana, el office estaba que vamos.

Creo que han sido las señoras. ¿Qué señoras?

Las amigas de Tomasa, cuando vinieron.

¿Crees que se lo han llevado todo? Sí.

La verdad es que podría ser.

Les dijimos que los cafés eran gratis y habrán pensado

que todo es gratis.

Pero llevarse paquetes de folios, que pesan un montón...

Eso es tener morro.

Pues sí... A ver, ¿qué falta?

Faltan folios, papel higiénico, café, leche...

Galletas para la leche.

A ver, Tino, galletas las traes de tu casa, la leche, sí.

Pues nada, Carol, ve a comprarlo antes de que Victoria se entere

y nos pegue una bronca por esta tontería.

¿Vale? ¿Lo pago yo?

Págalo tú, traes el ticket y lo paga la empresa.

¿Vale? Vale.

Mira, estos son los papeles. Gracias.

Mira, ¿qué te parece? ¡Ah!

¿Este o este?

¿Qué son, para...? Para la fiesta.

Ah, muy bien. Pues no sé, a mí, el blanco me gusta.

Me gusta más, porque el azul es como muy brillante, ¿no?

Pues a Berta le ha encantado.

Ah, bueno, pues si le ha gustado a Berta...

Nada, si le ha gustado a Berta, pues ya está.

Este es un símbolo del bufete.

Ha pertenecido a todos los fundadores

y ahora, en ausencia de Francisco, lo tenía Jesús.

Pero hemos estado pensando y...

Para nosotros, sería un gran honor

que lo guardases tú.

Qué lindo. No, qué lindo caballo.

No, gracias.

Estoy muy agradecida, gracias, amigos, de corazón.

Victoria, somos conscientes

de que las cosas las podríamos haber hecho mucho mejor.

Pero llegaste de forma repentina y con todo el jaleo de la detención

y las acusaciones a Francisco, en fin...

Queríamos pedirte disculpas por no recibirte como mereces.

No te preocupes, de verdad, cada uno hace lo que puede

con las cartas que recibe.

También tiene un gran valor artístico.

No, se nota, es una maravilla, es una obra de arte.

Me encantan los caballos, de siempre.

Tengo caballos yo, en Argentina. Los extraño un montón, de verdad.

Gracias.

¿Algo más?

Sí, sí, algo más, eh...

Nos gustaría hablar el tema del despido de Charlie.

¿Otra vez con lo de esa informática?

¿Pero qué pasa, por favor?

No nos parece la mejor solución al problema.

Sobre todo, estando los ánimos como están.

Nosotros valoramos que Charlie es una gran profesional.

Los compañeros la quieren,

hace bien su trabajo, por lo menos, hasta ahora.

Y es verdad, se equivocó, es joven.

Pero eso no tiene nada que ver con sus capacidades

para hacer su trabajo.

Además, como todos sabemos, una decisión de este tipo

tiene que tomarse con el consenso de todos los socios.

Por eso, nos gustaría tener tu apoyo para readmitirla.

Cuando vuelva, la podemos poner en un periodo de prueba

o vigilancia, como prefieras llamarlo,

y así asegurarnos de que no se vuelva a repetir.

¿Te parece?

Lo vamos viendo.

¿Bien? Bien.

Dos...

Cinco.

Hablar con un operador.

¡Hablar con un operador!

Buenos días, Eduardo, mira, llamé ayer

para dar de baja el teléfono.

Sí, desde este mismo número.

No, a ver, Jonathan y Ana María ya me contaron...

Ay... Espero, sí.

Eduardo, ya me has ofrecido de todo.

Tomasa, ¿no prefiere esperar en los sofás, que estará más cómoda?

Carlota me ha dicho que esperara aquí.

Hoy es el día del juicio.

Seguro que si la espera en recepción, no le importará.

-No, hijo, aquí estoy bien. -Como quiera.

No, Jonathan, ya, a mí no me sirve de nada

que tú lo entiendas.

Ah, de verdad... Hola, Tomasa.

-Hola. -Hoy tiene juicio, ¿no?

Sí, Carlota me dijo que no fuera al juicio.

Por aquello de que no se rían de mí. Pero yo quiero ir.

Oye, hijo, ¿tú sabes lo que es un meme?

Mi sobrino me ha dicho que han hecho memes del retablo.

Yo no sé qué es.

Yo se lo explico, los memes son como unos montajes fotográficos

de humor, más o menos.

-Como viñetas de chistes. -Bueno, algo así.

-Sí. -Mire, esto son.

¡Qué gracioso!

Y qué bien hecho está.

Oiga, Tomasa, ¿podría pedirle un favor?

Claro, dime, hijo.

¿Usted podría hacerme un dibujo? Para mí, de recuerdo.

¡Bueno! ¡Claro que sí!

Pero te advierto que han dicho que no soy muy buena.

Tomasa, seguro que tiene cosas mejores que hacer.

No, no, yo estoy encantada.

Ese es el problema, que me gusta dibujar.

Si tenéis un lápiz, un papel o algo, pues...

Por supuesto, siéntese aquí, si no le importa.

Mire.

Sí...

Sí, sí, sí...

Ay, hola, Julia, un momentito. ¡Dos!

¿Qué tal? ¿Cómo ha ido? Bueno, no ha ido muy bien.

Tengo unas llamadas, hablamos luego, ¿vale?

¡Cinco! Oye, si quieres algo, ya sabes, luego hablamos.

Gracias, Sofi.

No, no quiero darlo de baja.

Solo quiero cambiar la domiciliación.

La forma de pago.

-Gracias. -¿Cómo estás?

Ya te dije que hablé con Alba, todos los socios están intentando

que vuelvas, pero no sé, fue muy injusto.

Gracias, algo es algo.

Os echo mucho de menos.

¿Y por qué no subes a saludar?

Estarían encantados de verte,

se quedó un ambiente raro desde que te echaron.

Que va, que lo solucionen entre ellos y ya veré.

Ya hablé con Jesús todo lo que tenía que hablar.

Paso de subir y que se líe más.

Pagaste el pato porque Victoria quería demostrar su poder

y te tocó a ti, pero fue muy injusto.

A ver, no tiene que ser injusto, es su negocio.

Hola, chicas, ¿qué os apetece tomar?

¿Yo? Eh... No, yo estoy bien, gracias.

Venga, Charlie, tómate algo.

Bueno, pues a ver... Yo un zumo.

-¿Tomate? -Vale.

-Yo estoy bien, gracias. -Vale.

¿Es la madre de Alba?

No se parece en nada.

-Tómate algo conmigo, Charlie. -Que no, que no.

Paso de encontrarme a todo el mundo y que me pregunten qué tal estoy.

Hombre, Charlie, ¿cómo estás?

-¿Qué pasa, que me sigues? -¿A ti? Más quisieras.

Si lo que buscabais es intimidad,

no estáis en el lugar más alejado de la tierra, estáis en tu trabajo.

¿Cómo estás?

Bien, cargando pilas. Buscando curro pero sin prisa.

Si te sirve de consuelo, estamos hasta las narices de Victoria.

-¿Por qué? ¿Qué ha hecho ahora? -Cualquiera diría que trabajas ahí.

Bueno, chicos, me voy a ir antes de que baje el resto.

Gracias por los cascos.

Oye, Charlie, que te echo de menos.

Yo, a ti, también.

-Pásate a saludar de vez en cuando. -Sí.

-Chao. -Chao.

Zumito de tomate con muchas vitaminas.

Eh... Gracias, pero creo que no me lo voy a tomar.

Lo siento.

No, a mí, el zumo de tomate no me va.

Perdón, Victoria.

-¿Puedo hablar contigo? -Pasa.

¿Qué querés?

¿Me puedo sentar?

Dale, dale.

Eh...

Quería...

Quería aclarar lo que hablamos el otro día de la porra.

Creo que Charlie está cargando con todas las culpas y...

Y culpables somos todos los que estamos

en esa lista. -No...

No son todos igual de culpables, hay algunos un poco más culpables

otros, menos culpables...

Ya...

Eh... Yo lo que te quería pedir... O no pedir, eso es algo

que decides tú, yo no soy quién.

Pero a lo mejor podías darle una segunda oportunidad a Charlie.

O sea, yo...

Yo, si quieres estoy dispuesto a supervisar su comportamiento

para que no vuelva a tener faltas de respeto hacia un superior

o lo que quieras, no sé.

Tampoco se puede ir por la vida despidiendo a gente por tonterías.

¿No? ¿Vos creés que no se puede?

-No sé... -Yo creo que sí.

Yo creo que se puede despedir a todo el mundo

y mañana, contrato a un montón de gente nueva sin problema.

Hay un montón de gente que quiere trabajar en este país.

Ya...

Es un chiste.

¿Eh?

Relajate ahí, la cabecita, bien.

No, sí, si a mí, el humor este me gusta, me hace gracia.

O sea, en plan bien, que lo entiendo.

Me lo voy a pensar.

¿Lo de Charlie o lo de despedir a...?

¿Sabés qué? Mira, te voy a pedir otra cosita

antes de que te vayas.

-Sí, dime. -Yo te voy a hacer ese favor.

-Vale. -Me gustaría

Me gustaría que vos me hicieras otro favor a cambio.

Sí, claro, lo que tú quieras.

Necesito a alguien inteligente,

¿conocés a alguien?

No es por tirarme flores, pero me considero inteligente.

Necesito alguien que sea mis oídos, que conozca lo que pasa aquí.

Que sepa todo lo que pasa.

Sí, sí, yo, pues...

Aquí estoy.

¿Estás preparado?

Sí, sí, tú mandas.

Te gusta, ¿no?

Sí.

Acuérdate que el peón, en la salida, mueve dos casillas.

Sí, me lo dijo Álex, pero no me entra en la cabeza.

Dos casillas, vale. Una y dos. Vale, ya.

Sal otra vez si quieres.

Ay, sí, perdona, perdona. Una y dos.

¿No? ¿O qué, mueves? Sí.

Otra vez, si quieres. Vale, sí.

Perdona, no tengo la... Una y dos, ¿no?

Vale, muy bien. Dos.

¿Estás bien? ¿Eh? No...

No, no, claro.

¿Es por lo de José? Claro que es por lo de José.

Estoy fatal, pero fatal.

Lo he intentado mil veces, he llamado y no hay manera.

No quiero seguir... Que me estén cobrando el teléfono.

Me están cobrando cada mes el teléfono de José.

No hay manera de darlo de baja ni cambiar la forma de pago.

He llamado miles de veces, me parece una tomadura de pelo.

Que me lo cobran a mí y no sé qué hacer.

A ver, ¿me podrías dar un consejo como abogado?

¿Qué podría hacer yo?

Sí, claro. ¿Qué hago?

Yo lo que haría sería poner una reclamación a la compañía

y otra, a OCU y, como medida extrema,

pon una denuncia, pero no servirá de mucho.

Es lo que he pensado, que no sirve de nada,

No hacen caso a estas denuncias y no soporto la burocracia.

Pues trabajas en un despacho de abogados...

Bueno, ya, ya lo sé, Jesús.

Pero es mi trabajo, no es lo mismo para nada...

Ay... ¿Te ayudo a poner una reclamación?

No, una reclamación ya la sabría hacer yo.

Lo que me da rabia es que me están tomando el pelo.

Es que no, no lo soporto más, no puede ser.

Hola, Sofía.

Perdón que interrumpa. No, hola, Maricarmen, ¿qué tal?

¿Cómo estás? Ya me ha dicho Alba que estarías por aquí.

Por favor, vas guapísima, ¿no? Unos trapitos...

Ya... Ah, os presento, mira.

Maricarmen, te... Soy Jesús, encantado.

-¿Cómo estás? -Hola.

-Soy el hijo de Francisco. -Ya...

Estábamos aquí, jugando al ajedrez, ¿te apetece?

¿Quieres jugar una partida o...? Tengo que trabajar.

Claro...

Ay, Jesús, por favor, perdóname. No te disculpes por nada.

Lo siento muchísimo. No pasa nada.

Qué incómodo. Ya está.

Ay...

Lo siento, Jesús. Dos casillas.

Sí, sí, aquí.

Lo siento, de verdad, no he caído para nada.

Te toca.

¿Es usted el alcalde de Cordón de Perales?

Sí, eso es, sí.

¿Por qué ha denunciado a Tomasa Morán?

Bueno, yo no, he puesto la denuncia en nombre del pueblo.

Y las razones para esta denuncia son que Tomasa Morán

parte del patrimonio muy valioso perteneciente al pueblo, ¿no?

Sí, exactamente, sí.

Lo que no entiendo es una cosa.

Tanto el cura como el resto de los miembros de la parroquia

sabía que ella estaba restaurando el retablo.

Quiero decir, no actuó en secreto.

Pero es que nosotros no pensamos que iba a hacer lo que hizo,

nadie se lo esperaba.

Ah, nadie se lo esperaba, ¿está seguro?

Con la venia de su Señoría, me gustaría aportar

una fotografía como prueba de la defensa.

Gracias.

¿Me puede decir

¿qué ve en esta fotografía? ¿Le suena esta figura?

Sí, sí, claro, sí, es...

Es una de las patronas de la parroquia.

No recuerdo su nombre.

¿Y qué tiene de especial esta figura?

Por favor, conteste la pregunta.

Tiene...

Tiene las manos muy pequeñas.

Y el pelo verde.

Qué curioso, ¿no? El pelo verde...

¿Y sabe usted qué pasó con esta figura?

Creo que se descatalogó, o algo así.

-No estoy seguro. -Corríjame si me equivoco,

¿esta figura no fue restaurada hace un año por la señora Morán

con unos resultados un poco sorprendentes?

-Sí, es cierto. -No estaba terminada.

Ya había restaurado una figura con unos resultados malos

a la vista de todos, es decir, sin esconderse ni mentir,

esa figura fue descatalogada, ¿y ahora se la denuncia

por haber restaurado otra figura?

Me pregunto por qué pensaron que los resultados

de esta nueva restauración iban a ser distintos

o mejores a los de la primera.

Porque, además, los resultados fueron pésimos, como hemos dicho.

Me pregunto: ¿por qué se consintió que siguiera

entrando en la iglesia a restaurar?

Es que no logro entenderlo.

Señoría.

No se lo vuelvo a decir, conteste a las preguntas.

Fue cosa del cura, mí no me meta en líos.

Hablen con el cura.

O sea, que fue cosa del cura que Tomasa siguiera

destrozando la iglesia.

Que ya le he dicho que sí.

No hay más preguntas, Señoría.

¿Me cobras?

¿Qué teníais?

Un agua con gas, un café y un "muffin".

Estáis invitados, es un detalle de la casa.

Tampoco hace falta, ¿eh? De verdad, que no...

No, si Sofía es muy amiga de mi hija

y me apetece tener ese detalle con ella.

Ah, vale, se lo diré. Estará muy contenta con tu detalle.

Gracias.

¿Has ido a verlo esta semana?

¿Eh?

Ah, sí, sí fui.

Sí...

Supongo que lo sabes, pero para mi padre

tus visitas son...

de las pocas cosas que le alegran los días allí.

Y quería darte las gracias.

A mí también me gusta verlo.

Preferiría que fuera en cualquier otro lugar,

pero qué se le va a hacer.

¿Tú vas mucho?

Voy todo lo que puedo, que no es mucho.

-Me cuesta verlo ahí. -Ya.

No me extraña, es horrible.

Además, como no come, cada día está más delgado.

-Sí, ha adelgazado bastante. -Da pena verlo.

Pero tú ve, que te digo yo que le hace mucha ilusión.

Él no te lo dirá, porque es más bruto que un arado,

pero ve.

Lo haré.

Muchas gracias, don Pelayo.

No hay más preguntas, Señoría.

Con la venia del Tribunal.

Proceda.

Don Pelayo, ¿aceptó usted inmediatamente

la petición de doña Tomasa?

No.

Usted conocía el resultado de la primera restauración

y de sus pocas dotes para la pintura y el dibujo, ¿no?

Sí.

¿Y esperaba un resultado distinto de esta nueva restauración?

No.

¿Y por qué accedió a que hiciera este nuevo trabajo de restauración

dadas las pocas dotes, la falta de habilidad

y los malos resultados de la primera restauración?

¿Por qué no impidió la entrada en la iglesia

y protegió el retablo? Es que no lo entiendo.

Por dinero.

¿Perdone? ¿Cómo ha dicho?

Lo hice por dinero.

Quería recaudar medios para salvar al pueblo.

Se está despoblando y me duele.

Pensé que sería una buena solución.

Lo siento...

Buenas tardes, Verónica, quería dar de baja una línea.

"Muy bien, ¿es usted el titular de la línea?"

No, no soy el titular, el titular acaba de morirse.

"Vaya, cuanto lo siento". Pues no lo sienta.

"¿Tiene certificado de defunción?" No, no tengo el certificado.

Acaba de morirse ahora mismo.

"¿Necesita dar de baja el número hoy mismo?"

Sí, lo necesito, es carísimo, no quiero estar pagando.

"Claro, ¿puede esperar un segundo?"

Claro que espero, claro. Toma, Julia.

Esto acaba de llegar para ti. Gracias.

Jorge no está, ha venido a buscarlo la americana.

Qué buena pareja hacen, ¿verdad? Qué monos...

Sí... ¡Dos!

Hablar con un operador.

Cinco.

¡Ronca!

-¿Qué ronca? -Sí, sí, sí.

Quieres un traslado de celda porque tu compañero ronca.

Sí, y no me deja dormir.

-¿Te parece divertido? -No...

No creo que se tomen en serio esos motivos.

-Y si fuera así, llevaría tiempo. -Tú hazlo y punto.

Te podrías acostumbrar, te podría traer unos tapones.

¿Qué tapones...?

Otra cosa sería que fuera peligroso o que te hubiera amenazado.

-Pero porque ronca... -Que no es peligroso, es raro.

Lleva dos semanas en la cárcel y se ha peleado dos veces,

no sé si eso es ser peligroso.

Se podría alegar como motivo, lo podrían aceptar.

Que no, que no es peligroso.

Entonces, no te da miedo.

No, no me da miedo, no.

Más miedo me das tú, que sé lo que eres capaz de hacer.

Y aquí estoy.

¿Qué quieres que haga?

Que me saques de aquí de una puñetera vez.

-De este infierno. -Tienes que tener paciencia.

No, no, no, es que mira, creo que voy a empezar

a perder la cabeza, ¿sabes, Ángel? Voy a empezar a contar cosas.

Voy a hablar con el fiscal y a contarle nuestro secreto.

-¿Nuestro secreto? -Sí.

¿La cuenta en las Islas Caimán? Cuéntaselo.

Tener una cuenta allí no es ningún delito.

¿Seguro que quieres tirarte ese farol?

Ten cuidado, porque,

no sé, igual me empieza a apetecer tenerte aquí a ti.

Como compañero de celda.

Sabes que le estoy pagando el piso a tu hija, ¿verdad?

Todos los meses.

-¿Eso es una amenaza? -No.

Pero sería un poco difícil hacerlo desde aquí.

Eres un ladrón.

Y un mentiroso.

Pero pensé que tenías algo de clase.

¿Amenazarme con Alba?

He conocido gente despreciable en toda mi carrera de litigios,

pero tú eres el peor.

-Usar así a mi hija... -No estoy usando a tu hija.

Alba me importa de verdad.

Todo ha sido una desafortunada coincidencia.

No está siendo fácil para mí.

¿Qué crees que pensará ella cuando se entere de todo esto?

¿Qué? Cuando se entere de todo lo que me has hecho.

¿Crees que seguirá...?

¿Quieres que tramite el traslado de celda sí o no?

Porque ronca.

¡Hola! ¡Hola, guapa!

¿Qué tal? ¿Qué tal el curso?

¿El curso?

Una tomadura de pelo, absolutamente impresentable.

¿Y eso?

Una cosa es la homeopatía y otra es coger cualquier potingue,

echarlo al agua y pensar que ya está.

La tía no sabía ni las cosas más básicas.

Controlo yo más que ella. Lo bueno es

que no ha ido el chico este que me gustaba tanto.

Fue el año pasado, pero no ha ido.

Ah, claro, claro...

Que tú ibas al curso por el tío ese, ¿no?

Pues no, no he ido al curso por el tío ese.

Un poquillo, sí, la verdad, es que me gusta.

Pero, al final, ni una cosa ni la otra.

He perdido dinero y tiempo.

¿Qué tal tú con el caso?

Pues con el caso...

No muy bien, la verdad.

Estamos esperando a que se dicte sentencia, pero...

O sea, que se dicte sentencia es, que ya está, vamos, que no...

Que no hay mucho que hacer, no.

Ya, y eso, ¿es bueno o es malo? Porque es que no me entero.

Que sí, Oli, es bueno, nos ha llegado una prueba nueva

y no sé lo que va a pasar, pero esto no se va a quedar así.

Voy a pelear todo lo que pueda.

Qué guay, ¿no? Sí.

Espero que acepten la prueba antes de dictar sentencia,

pero voy a hacer todo lo que pueda.

Y tú, ¿qué estás haciendo?

Bueno, estoy despejando las estanterías y...

He dejado esa pared libre

para que cuelgues tus fotos, tus cuadros y lo que quieras.

No, Juli, no quiero que te sientas como una invitada.

Yo quiero que este sea tu hogar. Ya, Oli, que no hace falta.

Gracias, pero...

Pues nada, que pensaba que a lo mejor...

No sé, que...

Que quizás no es buena idea que vivamos juntas.

No quiero cagarla contigo también y perderte.

Te lo digo en serio, que no quiero cagarla

y menos, por una tontería. Pero no digas paparruchas.

Julia, ¿cómo me vas a perder?

Y menos, por roces tontos de la convivencia.

Cariño, ¿no ves que yo estoy loca? Estoy fatal.

Necesito estar con alguien y tú, ¿qué quieres que te diga?

Tampoco estás muy bien.

Y bueno, ¿qué son unas velas si consigo que te quedes?

Todos somos neurotiquillos, yo, la primera.

Tengo muchas manías, la cosa es aceptarlas y cambiarlas.

Y ser tolerante con el otro, ¿eh?

Tampoco me ha costado tanto.

¿Las velas?

Hombre, un poco sí te ha costado, que son tus velas y lo sabes.

Sí, pero bueno, que se cae la cortina

y tenemos un incendio.

Lo que faltaba ya, ¿eh?

Y tú, por favor, te pones un cartel así de grande

tamaño miope que ponga:

"tengo que tender, la lavadora huele a peste".

Muy bien.

Y el tema dinero, ¿qué?

El dinero, el dinero... No, el dinero, ¿qué?

Te lo digo de verdad, porque mi habitación es más grande

y pago lo mismo que tú y no me parece justo.

¿Crees que tener la habitación más grande significa

que tienes la mejor habitación?

La mía está mejor orientada con las líneas Hartmann.

La tuya tampoco está mal,

le paso un poco de palo santo y la limpio.

Oye, ¿qué tal Luis? ¿Te ha llamado?

No, qué va, no me ha llamado.

Me estoy empezando a preocupar, no me parece normal,

no sé, un mensaje, "hola, estoy bien".

Está bien, pero acaba de llegar a la ciudad

estará conociendo gente, el idioma, le estarán pasando mil cosas...

Son cinco minutos de llamada. Te va a llamar.

-¿Qué haces? -Estoy buscando a papá.

Papá no está en casa, ¿qué dices'

Has sido tú, ¿no?

-¿Cómo? -Has sido tú.

-Has escondido las fotos. -¿Qué haces?

-Yo no he escondido nada. Has sido tú.!

-¿Para qué las quieres? -¡Porque quiero verlo!

-No va a volver no lo vas a ver. -¡Me da igual!

¿Crees que a papá le preocupa dónde estés?

-¿O lo que le pase a mamá? -¡Pues sí!

¡Pues no! Vale ya, por favor, vale ya.

Cristina...

A ti te da igual que papá no esté, ¿no?

No me da igual. Y a ti, también.

Os da igual a los dos, lo odiabais.

Se ha ido por vuestra culpa. Cris, que no...

Cristina... Qué pesada eres, niña.

No le des más vueltas, mamá, si es una tontería.

Ya sabes cómo se pone Cristina con este tema...

¿Estás bien?

¿Es por lo del teléfono? ¿No consigues darlo de baja?

No, no he podido volver a llamar y no lo he podido solucionar.

Que yo, si quieres, te ayudo si lo necesitas.

Gracias... Con lo que sea, mamá.

(Llanto)

¿Estás bien?

Sí, sí.

Ay, lo siento.

No, no, no sientas nada.

Aquí está. ¿Te gustan estos?

Eh...

Sí, sí, están, bien.

Pero míralos bien.

Bueno, es que son platos para una fiesta,

no sé, me parece que están todos bien.

Oye, ¿por qué no usamos la vajilla de mis padres?

Es muy buena y no la uso nunca.

Ya, pero es muy clásica y muy española,

yo quiero hacer una auténtica fiesta americana.

Bueno, pues nada, fiesta 100 % americana.

Pero, por favor, lo que te pedí, no me llenes la casa de banderitas

y cosas raras, que me da un poco de yuyu.

¿Yuyu?

Sí, es como... Como grima.

¿Te da grima mi bandera? No.

No, no, ¿cómo me va a dar grima? A ver, grima...

Quiere decir que no me gustan las banderas en general.

Y luego, a parte, los españoles tenemos

una cosa un poco rara con la bandera.

Pero eso, te queda un poco para poder entenderlo.

Bueno, es igual, lo que quiero es que la fiesta sea perfecta.

Una auténtica comida americana, con bebida...

Incluso tengo la playlist con canciones de ciudades.

Seattle, New York, L.A. "of course"...

Oye, pues que buena idea.

¿Puedo? Sí.

¿Qué pasa?

¿Tú quieres que me vaya?

¿Cómo que te vayas? ¿Para dónde?

"Back home, to the States".

No, no, ¿quién ha dicho...?

¿Por qué me estás preguntando esto?

Si quieres que me vaya, es el momento de decirlo.

Pero Maddison, que no he... No...

Yo te quiero, sigo enamorada de ti, por eso he venido.

Por eso y porque...

Veía que pasaba el tiempo esperando una llamaba que nunca iba a llegar.

Ya sé que yo acabé con todo esto, con nuestra relación, pero...

Ya bueno, y hemos tenido esta conversación muchas veces.

No creo que haga falta tenerla otra vez, no pasa nada.

Sí hace falta.

Yo te dejé, yo decidí. Por eso he venido.

Porque creo que lo nuestro puede volver a ser lo de antes.

Yo estoy dispuesta.

Dispuesta.

Pero me siento como una estúpida porque creo que...

Creo que tú no quieres esto.

Así que si quieres que me vaya, es el momento de decirlo.

Y no me hagas creer algo que no puede ser.

A ver, un momento...

Entiendo perfectamente todo lo que me estás diciendo,

pero es que te juro... No me jures, Jorge.

¿Quieres que me quede o no? Es una pregunta sencilla.

Ya, pero es que...

Quieres que me vaya. No, no, lo que... No.

¿Vale?

Lo que me pasa es que no sé lo que quiero.

Pero no sé lo que quiero porque mi vida está

en un punto muy raro. Los últimos meses,

han pasado muchas cosas.

Pero sé que no quiero que te vayas.

Ahora, no.

¿Estás seguro de lo que dices? Estoy seguro.

No lo digas si no lo sientes. Si no, no te lo diría.

Escúchame...

Quédate.

Vamos a ver cómo va.

¿Vale?

Lo intentamos.

Vale.

A mí, antes, me apetecía mucho ir a trabajar,

pero desde que no está Charlie, se me han quitado las ganas.

¿Es algo más?

Hay una nueva prueba que quiero presentar.

-Haberlo hecho en el procedimiento. -Tiene usted razón.

Pero no es irregular ni improcedente,

el caso no está cerrado.

Fui yo la que tuvo la idea de hacer una porra

sobre cuánto tiempo te quedarías en el bufete.

Charlie vuelve. Y vos, te vas.

Estoy dispuesta a readmitir a la informática,

pero tengo algunas condiciones.

-¿Carlota aceptó eso? -Podemos hacer lo que queramos.

¿Y si quieren saber más?

Felipe Leiva también quiso saber más.

Se ha producido una conspiración contra mi defendida.

Queremos pedir el 50 % de los derechos que se le deben

de la explotación comercial de dicha imagen.

Lo que me importa es que he hecho algo importante para mi pueblo.

No sé si sabes que hay una app de compraventa

donde la gente paga hasta 3000 euros por sus pinturas.

¿Acabas de decir que vale 3000 euros?

Estás de coña...

¿De qué se habla en esas fiestas? No tengo ni idea.

Sobre lo de invitar a Alba a la fiesta,

¿Qué? ¿No?

Si vuelves a tu puesto, no será un camino fácil.

Es probable que la empresa siga con su estrategia

para desacreditarte como en el juicio.

Es alucinante que se inventen una cosa así

para deshacerse de mí.

Voy a volver con Maddison.

Sé que me has dicho que no quieres una explicación,

pero yo necesito dártela.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 84

Derecho a soñar - Capítulo 84

10 may 2019

Julia pierde un nuevo caso. Alba advierte a Jesús y Ángel que su madre está trabajando en la terraza. Olivia le pide a Luis que llame a su hermana. Los socios le piden a Victoria que readmita a Charly, y está quiere saber cuándo van a poner su nombre en el logo del bufete. Maricarmen y Jesús se conocen. Carlota consigue desenmascarar la trama para que Tomasa fuese denunciada por su restauración. Carol reconoce ante Alba que le gusta Charly como algo más que una amiga. Sofía no logra dar de baja el móvil de Jose. Madison, ante la apatía de Jorge, le pregunta si quiere que se vaya. Olivia convence a Julia de que sigan viviendo juntas. La familia de Sofía tiene una bronca descomunal.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 84" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 84"
Programas completos (89)

Los últimos 91 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 89 Completo 51:52 67% pasado viernes
    Capítulo 89 pasado viernes Sofía sufre por la demanda de la que ha sido objeto y Jesús sufre por haberse ofrecido a defenderla ante el tribunal, cuando sospecha que, dada su inexperiencia en ese campo, quizá no vaya a ...
  • Nuevo Capítulo 88 Completo 52:34 67% pasado jueves
    Capítulo 88 pasado jueves Sofía ha de enfrentarse a una demanda por el accidente de la amiga de Cristina. Contará con la ayuda desinteresada de Jesús, inexperto a la hora de pisar los Juzgados. Sofía se siente ...
  • Nuevo Capítulo 87 Completo 52:52 64% pasado miércoles
    Capítulo 87 pasado miércoles Sofía está nerviosa por la demanda que le ha puesto Inés a raíz de la caída de su hija en el parque. Por suerte Jesús le ha ofrecido ayuda. Sin embargo, Jesús est&...
  • Nuevo Capítulo 86 Completo 51:26 68% pasado martes
    Capítulo 86 pasado martes Es domingo y vamos a mostrar cómo lo afrontan nuestros distintos protagonistas fuera de su rutina laboral. Julia aburrida acude a la terraza de Olivia. Maricarmen y Alba discuten, porque la hija ha quedado...
  • Nuevo Capítulo 85 Completo 51:31 73% pasado lunes
    Capítulo 85 pasado lunes En el final de la semana, muchos de los conflictos se resuelven gracias a la intervención de héroes anónimos. Julia logrará, gracias a una prueba enviada por un anónimo, que la ...
  • Capítulo 84 Completo 55:59 69% 10 may 2019
    Capítulo 84 10 may 2019 Julia pierde un nuevo caso. Alba advierte a Jesús y Ángel que su madre está trabajando en la terraza. Olivia le pide a Luis que llame a su hermana. Los socios le piden a Victoria que readmita...
  • Capítulo 83 Completo 54:08 64% 09 may 2019
    Capítulo 83 09 may 2019 Día de situaciones tragicómicas en el bufete. Un grupo de vecinas de Tomasa llega desde el pueblo a saludar a su amiga. No se moverán de allí hasta conseguirlo. Esta invasión si...
  • Capítulo 82 Completo 54:18 65% 08 may 2019
    Capítulo 82 08 may 2019 Primeros roces por la convivencia entre Olivia y Julia. Sofía tiene problemas para dar de baja el teléfono de Jose porque no es la titular. Berta sube una foto con Alba a Photopic, provocando una gr...
  • Capítulo 81 Completo 53:35 71% 07 may 2019
    Capítulo 81 07 may 2019 Julia lleva un caso de despido improcedente como abogada. Sigue molesta con Jorge por su cita frustrada. Jorge está confuso respecto a las intenciones de Madison. Sofía recibe del Coach el consejo d...
  • Capítulo 80 Completo 53:21 72% 06 may 2019
    Capítulo 80 06 may 2019 Julia le confiesa a Olivia que está nerviosa por su cena con Jorge. Macarena y Tino inician un nuevo bulo con Ángel y Alba. Hugo, perdiendo los nervios, decide en el juzgado que no quiere ir a juici...
  • Capítulo 79 Completo 51:58 71% 03 may 2019
    Capítulo 79 03 may 2019 Rodrigo tiene un agitado día en los Juzgados en el que se encuentra con todo el mundo: con Victoria, a la que importuna con zalamerías; con Berta, a la que invita a compartir una velada en casa de J...
  • Capítulo 78 Completo 51:45 70% 02 may 2019
    Capítulo 78 02 may 2019 Julia está de subidón porque Jorge le ha prometido un caso y también la ha invitado a cenar. El caso de Hugo Collado se da la vuelta, la defensa tiene un as en la manga y ahora pueden convert...
  • Capítulo 77 Completo 51:11 70% 30 abr 2019
    Capítulo 77 30 abr 2019 El caso de plagio que lleva Berta, el del diseñador Hugo Collado, se complica con una nueva estrategia de Rodrigo, defensor de la estilista supuestamente plagiadora, y amenaza con traer una contrademanda p...
  • Capítulo 76 Completo 55:24 71% 29 abr 2019
    Capítulo 76 29 abr 2019 Sofía intenta recomponerse para afrontar su nueva realidad familiar y vital, y el coach le recomienda emprender alguna afición. Sofía se planteará aprender ajedrez. Jorge lleva junto a...
  • Capítulo 75 Completo 51:08 67% 26 abr 2019
    Capítulo 75 26 abr 2019 Sofía tiene su primer sesión con el coach. Julia le cuenta a Alba que su madre es dueña de medio polígono industrial porque Francisco lo puso a su nombre. Charly, Carol y Daniel buscan...
  • Capítulo 74 Completo 51:47 66% 25 abr 2019
    Capítulo 74 25 abr 2019 Victoria Iturbe, la caprichosa y sexy abogada argentina, irrumpe por fin como nueva socia de ZL&D y desde el primer momento asume el papel de jefa y divide las aguas. Por un lado los hombres del bufete, que s...
  • Capítulo 73 Completo 51:38 64% 24 abr 2019
    Capítulo 73 24 abr 2019 Maricarmen sigue sufriendo el acoso de los medios por el caso de Francisco. Por consejo de Olivia, decide irse unos días a un retiro de yoga. Alba, mientras tanto, duda si visitar a su padre en la cá...
  • Capítulo 72 Completo 51:06 66% 23 abr 2019
    Capítulo 72 23 abr 2019 Mientras en el bufete todos se preocupan por los comentarios insidiosos en las redes, hay una pequeña alegría al hacerse público finalmente el romance entre Alba y Ángel. Julia sigue d...
  • Capítulo 71 Completo 51:51 77% 22 abr 2019
    Capítulo 71 22 abr 2019 En la junta semanal de socios, Carlota reprocha a Jesús y Jorge los secretos que han estado guardando –la verdadera filiación de Alba, la verdadera cualificación profesional de Julia&nd...
  • Capítulo 70 Completo 51:45 70% 18 abr 2019
    Capítulo 70 18 abr 2019 El día se presenta pródigo en separaciones y despedidas. Julia, que acababa de dar por concluida su relación de pareja con Chema, abandona al fin el hogar que durante años había...