Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5185078
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 80 - ver ahora
Transcripción completa

Siento que te vayan a despedir. A ver, ¿quién me quiere despedir?

Con lo que he hecho por este bufete, la de horas que he echado aquí.

No, nunca he puesto mala cara. -Daniel, no entiendo qué dices.

-¿Por qué me despedís y soy el último en enterarme?

-A ver si empezamos a cuidar las formas y el vocabulario.

Si no, sí que voy a despedir a alguien.

Sabes que estoy saliendo con un hombre que vive en Londres.

Este domingo que viene se cumple un año.

-O sea, es vuestro aniversario y quieres darle una sorpresa.

-Lo que me gustaría sería que fuese él quien me diese

la sorpresa a mí.

Ahí entrarías tú.

¿Seguro que esto es un buen plan, Carlota?

-Si él cree que lo he organizado yo

va a pensar que me ha fallado. -Si lo estás organizando tú.

Un tal Jeremy Binns ha hecho una reserva

en un hotel de Cabo de Gata que se llama Brisa y Mar

para este fin de semana. -Lo sabía.

Lo sabía, te lo dije.

Me gustaría que vinieras a una comida

que tenemos Berta y yo con Hugo

y nos ayudases a convencerlo de que no le conviene ir a juicio.

Te advierto que por la vía racional es imposible.

Cuando tú me estés tirando las cartas,

yo haga algún gesto exagerado y así, vosotros podáis introducir

a Oli en la conversación.

No voy a rendirme antes de enfrentar la batalla.

¡Oli! Claro, es que lo sabía.

Sabía que nos convenía ir a juicio, claro.

No te conviene mucho este juicio, Hugo, la verdad.

Yo que tú, me lo plantearía, puedes llegar a la humillación.

-Yo es que no creo en estas cosas, gracias.

Nos vemos mañana en el juicio.

Estoy deseando acabar con tanta injusticia.

Los socios de Fajardo quieren que estemos operativos.

No se andan con estupideces, podemos acabar muy mal.

-¿Qué quieren? -Por lo pronto, que nos veamos.

Que podamos afrontar operaciones de blanqueo.

-Eso sería peligroso. -Peligroso es defraudarlos.

¡Ya estoy aquí!

A ver, ¿y este?

Ay, ese me encanta, te da una luz a la cara...

Oli, no, no me puedes decir que todos me quedan bien.

Dime si me queda mejor o peor que los otros, no sé...

No sé qué decirte, me gusta cómo te quedan todos.

Pues así no me ayudas nada.

A ver, la ventaja del traje de chaqueta es

que ya lo llevo puesto para ir a trabajar

y que después no me tengo que cambiar.

No, no, sí, hombre, tú a la cena vas con otro vestido.

Si no, no es nada espectacular.

Ya, es que esa es la cosa, que yo no tengo claro...

Yo no tengo claro que esto sea una cita,

quizás un vestido es demasiado. Pues hija, tienes un problema.

El universo entero sabe que esto es una cita.

No, la invitación de Jorge fue totalmente informal

y además, es por celebrar algo de trabajo, ya está.

Ay, Dios mío...

Hay que tener paciencia contigo.

¿Por qué no te ilusionas por algo? Deja de comerte la cabeza.

¿No puedes disfrutar de las cosas y ya?

Esto es una cita.

No quiero hacerme falsas ilusiones

y luego, pasarlo mal, ya está.

Oye, eh...

¿Qué? ¿Te parece si sacamos una carta

y vemos...

Así que nos hemos enganchado al tarot...

Julia Rojas... ¡Uy!

A ver, venga, que ya sabes cómo va.

Esta. Dámela.

¿Qué? ¿Qué pasa?

No, no pasa nada...

Es que la torre es así como chunguilla.

Tú me dijiste que no había cartas malas.

No, si cartas malas no hay.

Lo que indica es que puede haber un cambio repentino.

Como... Cambio de planes.

Sí, la verdad es que la cita con Jorge es un...

Es un cambio repentino, no estaba en mis planes.

No, es que... ¿ves esta especie de boa florada?

Le está dando a la torre y hace que las dos personas

sean arrojadas de su muro de contención.

No te rías, que ves que están aquí...

Bueno, me gusta, me gusta la idea de pensar

que una boa aflorada

nos echa de nuestra zona de contención, sí.

A ver, que seguro que es una tontería.

Va a ir genial.

Lo único, que estés atenta a las cosas,

ándate con ojo con la comida, no pidas un plato exótico

a ver si te vas a intoxicar.

Oli...

¿Tú todo esto te lo tomas en serio?

Pensaba que era un juego tuyo psicológico.

A ver, es un juego,

pero hay que tener un respeto a las cartas del tarot.

Que, además, no sé...

La torre es la torre.

La torre, bueno, muy bien, pues...

Pues estaré alerta.

Así, me voy a poner traje de chaqueta

y me voy a llevar un vestido en el bolso.

Ya voy viendo cómo va la jornada y si parece que finalmente

esto es una cita, me cambio y ya está.

Pues genial.

Yo me voy a trabajar. No, pero... ¿qué vestido?

Tiene que ser uno que lo pueda meter en el bolso y no se arrugue.

Oye, Juli, una cosa, tú...

Hazme un favor, tómate un protector estomacal.

Por si acaso.

¿Un protector estomacal?

(Sintonía "Derecho a soñar")

Eso no me pasaba desde el instituto.

¿El qué?

Que la madre me pillara con su hija.

¿Se lo tomó mal? ¿Discutisteis mucho?

No, bueno...

Me hizo tratamiento de silencio durante la cena

y luego, aparentemente se le pasó y estaba como si nada.

Bueno...

¿Y tú qué le dijiste?

¿De qué?

¿Cómo que de qué? ¿No le hablaste de nosotros?

No...

No te creo. Que no.

No hablamos de ti, estuvimos una hora sin hablar y luego,

hablamos de otras cosas. Mi madre es así.

Perdóname, ya sé que son vuestras cosas

pero me resulta raro que ella no quisiera saber nada.

¡Algo! O que tú quisieras contárselo.

Algo sabe. Ah...

Ya preguntará más, ella tiene su ritmo.

Pensé que os había dejado tirándoos platos.

Me alegro de que no sea así.

Y yo, porque odio discutir con ella.

Y, sobre todo, de estos temas, se pone muy pesada.

En su favor he de decir que ha vuelto como nueva del retiro.

Después del shock, estaba de buen humor y diferente.

Bueno, a lo mejor se encontró a sí misma en el retiro.

Eso es lo que ha dicho ella, con esas mismas palabras.

No...

Me has pillado, tengo colocados todos los micrófonos en tu casa,

Oigo todo. Pues lo parece, ¿eh?

Ella me ha dicho que se ha encontrado a sí misma

y que ha tenido un despertar espiritual.

Haya costado lo que haya costado el retiro, ha merecido la pena.

Pero a ver lo que le dura, porque no es el primero que tiene.

Pero bueno, tú no te preocupes, ¿vale?

¿De qué? ¿Preocuparme por tu madre?

Sí.

Le va a costar aceptarlo, porque le va a costar,

pero en cuanto te conozca, te va a adorar.

Como yo.

Me voy a trabajar. Vale.

Nos vemos luego, que tengo una reunión fuera.

No, no, me quería morir, me quería morir.

No te puedo explicar las imágenes que tengo en la cabeza

por culpa del tarot ese, la peor noche de mi vida.

Esa y otra que tuve en Montecarlo.

Pero no viene al caso. Vaya nochecita... ¿nos sentamos?

-Sí, claro, pero, Hugo, ¿y si nos tranquilizamos un poco?

Nos tomamos una tila... -Yo soy muy sugestionable.

Me quedo del revés durante semanas. No tendría que haberme expuesto.

-Escucha, Hugo. -Me estoy quedando en los huesos.

No como nada...

¿Sabes la de comida que he tirado esta semana? Ridículo.

-Hugo, creo que no estás en condiciones para ir a juicio.

Puedo pedir un receso si quieres.

-No, no, no, peor. Como esto dure más, me muero.

Es verdad que hoy estoy mal, pero ya te he dicho por qué.

No he dormido por el tarot.

-Hugo, de verdad, ¿crees que vas a poder aguantar el juicio?

Mírame, dímelo de verdad.

-Estoy mal. -Sí.

-No he estado peor en mi vida.

Te voy a decir una cosa. A lo mejor no estoy para juicios.

-Pues estamos a tiempo, no pasa nada por echarse atrás.

Sé que lo hemos hablado mucho y que insisto mucho, pero de verdad,

lo mejor para todos es que no vayamos a juicio.

-Que no, ¿estás sorda? Lo he decidido y lo he decidido.

No voy a echarme atrás, es más fuerte que yo, no puedo.

¿Ceder y que gane esa? No, no, vamos...

Acabemos esto cuanto antes.

No nos quedemos en la antesala del infierno,

entremos en el caldero.

Tanta urgencia por reunirnos y ahora, no quieres hablar

porque estás de morros...

-¿Qué quiere Fajardo? -Ya te lo dije, quiere resultados.

Quiere saber cuándo volveremos a estar operativos.

No sé si sos consciente de que no haces lo que se espera.

-No, eso no es verdad.

No lo sabes pero tengo muchos frentes abiertos,

no puedo más. -Eso son excusas.

Últimamente, te veo luchando con un solo frente.

-¿Ya estamos otra vez?

-Es verdad, la relación con esta chiquita te absorbe.

-¿Me vas a montar una escena de celos?

-No te confundas, no es una escena de celos,

tiene que ver con mi trabajo.

Te estás implicando en una relación que te aleja de nuestro objetivo

con gente muy peligrosa.

No quiero correr riesgos, como socia tuya te exijo

que dejes esa relación. -Y yo te pido, por favor,

que dejes de decir estupideces. -¿Perdona?

Son estupideces, mi relación con Alba no es ningún problema.

No soy un crío enamoradizo, soy un adulto.

Si estoy con ella es porque me divierte, punto.

No interfiere en mi trabajo.

¿Cuándo no he cumplido yo con mi trabajo? ¿Eh?

Dime, ¿cuándo he fallado yo en mi trabajo?

-Todavía no has fallado. -Pues eso, seguiré cumpliendo.

No hay nada que exigirme ni nada que reprocharme.

Y una cosa, la próxima vez que haya que hablar con ellos,

no te metas tú.

Lo haré yo.

Te apuesto lo que quieras que debe estar encantada

de verme hecho un trapo.

No sé de qué estará hecha para que no le afecten estas cosas.

-Bueno. -Ha dormido como un tronco.

-Hugo, ¿sabes lo que pasa?

Las mujeres nos podemos maquillar. -Claro, es verdad, mírala.

Va maquillada como una puerta. Si está peor que yo.

-¿Otro caso sobre moda?

Bueno, señores, ¿estamos listos para empezar?

Pues nada, a ver con qué me sorprenden hoy.

-Me van a perdonar,

pero es que, últimamente, parece que me acosa

la frivolidad de la moda.

Hace poco, un amigo tuvo la torpeza de regalarme

una foto de una modelo sosteniendo la balanza de la justicia

y vestida con una especie de toga con mucha menos tela que una toga.

Me pareció un detalle de muy mal gusto.

La frivolidad de la moda...

-Yo esto lo he soñado.

-¿Qué? ¿Empezamos?

-Esto lo he soñado, lo de las pesadillas.

Esto es una visión que tuve. -Letrada.

Le aconsejo que calle a su cliente si no quiere multa por desacato.

-Sí, su Señoría, disculpe.

Hugo, por favor, siéntate.

-Llevaba una toga horrorosa mientras me acosaban

los fotógrafos, era insoportable.

Tantos flashes y yo, tan mal vestido.

-Señor Collado, por última vez, cállese y siéntese.

-Señoría, por favor, deme un minuto,

solamente será un minuto.

Hugo, por favor, siéntate y cálmate.

-Luego, alguien me daba la balanza de la justicia,

la imagen del tarot ayer.

La imagen de la justicia, ¿recuerdas?

-Sí, sí, pero Hugo... -Mayra...

¿Qué quieres? ¿Que diga que me he equivocado?

¿Que soy un mentiroso?

¿Que te he copiado yo a ti? Lo que quieras.

Lo que tú quieras, escríbelo y yo lo digo.

Si lo prefieres, cuélgalo en mi muro

y yo le pongo "likes" y corazones, besos y flores.

Me rindo, ¿querías ganar?

Has vencido.

-Hugo, por favor, vuelve a tu sitio y siéntate.

Por favor, ¿eh?

-Tenías razón, Berta.

Tenías razón, quiero que pare.

Por favor, diles que quiero que esto pare.

-Letrada... -Hugo... Sí.

-¿Puede acercarse un segundo? -Sí, siéntate.

Quédate ahí y no te levantes.

-¿Tenemos juicio o no?

-No, Señoría, no tenemos juicio y, de verdad, le pido mil disculpas.

-Pues mejor, el Estado se ahorra un dinero y yo, me tomo un descanso.

Se levanta la sesión.

¿Qué había dicho? Juicios de moda...

Una auténtica tomadura de pelo.

-Ay...

Vale, vale, deja, deja, dame, ya lo hago yo.

Ya está. -Estoy tonta.

De verdad, estaba pensando en no tirarlo

y lo estaba tirando y pensaba: "para, para, que se te cae".

Y no podía dejar de tirarlo. Es muy raro, ¿no?

-Eso se llama sueño. -Ay...

-Menos mal que te ha pasado ahora y no en el coche, ¿no?

¿Has dormido hoy? -La verdad que no mucho.

Llevo toda la noche chateando con Jeremy.

Por Whatsapp.

Y le había pedido para hacer videoconferencia

pero el sitio en el que estaba no tenía mucha cobertura.

Así que nos hemos pasado toda la noche con los mensajitos

y no he pegado ojo.

-Bueno, estáis bien, claro.

-No sé...

Hay algo en todo esto que no me cuadra.

-¿Qué es lo que no te cuadra?

-Hmmm...

-No hace falta que me lo digas, no es cosa mía, entiendo.

¡Carlota!

-¿Eh? -¡Hola!

-¿Te he contestado?

¿No?

-No.

¿Me preocupo? -¿Eh? No.

Solo que estoy cansada.

Hay algo en todo esto que no me cuadra,

que no me haya hecho referencia ni al hotel ni al fin de semana

ni al aniversario, me parece muy raro.

No nos hemos mandado precisamente dos mensajes,

hemos estado toda la noche mandándonos mensajes

y escribiéndonos. Todo el rato no, pero casi.

-¿No le has hablado del aniversario para ver si así, él...?

-No, no me he atrevido porque tengo miedo a estropearle

lo que sé, lo que me imagino que me debe estar preparando.

No sé, imagínate que está de camino

y ha pensado en venirme a buscar a la salida del bufete.

-¿Sabe a qué hora sales de aquí? -No...

No...

Seguro que va a venir a casa y me va a dar una sorpresa.

Claro, es eso.

Es que estoy mejor de lo que creo, ¿no?

Me va a venir a dar una sorpresa.

Él es muy detallista, como todos los ingleses.

Lo llevan en la sangre, cuidan mucho los detalles, mucho.

-No tenía yo esa imagen de los ingleses, la verdad.

-Pues sí, son muy detallistas.

Jesús, muchas gracias, por esto y por todo lo demás.

Gracias. -"My pleasure".

-Gracias.

-Encantado.

¿Qué te pasa? ¿Ha pasado algo?

-Eh, bueno, que creo que Ángel ha dejado a Alba.

-¿Y eso?

-No sé, creo que por algo de su madre.

-¿Por su madre? -Tino les ha escuchado discutir.

Estaban teniendo una bronca tremenda

por culpa de la madre o no sé qué.

-Cuidadito con lo que dice Tino, que escucha más de lo que escucha.

Miente más que habla, yo lo he vivido.

-Es cierto, Tino y Macarena las lían por nada.

-Cuidadito. -Pero creo que esto es verdad.

-¿Por la madre?

Sofía, luego, cuando tengas un segundo,

¿te pasas por mi despacho? Quería comentarte una cosa.

Ah, sí, voy ahora mismo. No, no, no es urgente.

Es un tema de agenda, nada. No, cuando puedas.

Vale, oye, por cierto, todo el tema aquel del ajedrez,

ya lo tengo en marcha, así que prepárate.

¡Uh! ¿Con que esas tenemos?

Vamos fuertes, ¿eh? Pues sí.

Sí, sí, tengo profesor y todo. Un profesor estupendo.

¿Has contratado a un profesor?

Bueno, a ver, contratado, contratado...

Es Álex, mi hijo.

No sabía que Álex sabía jugar al ajedrez, qué sorpresa.

Sí, juega, y muy bien, es muy bueno, la verdad.

Me cae bien Álex, ¿eh?

Es buen chaval, ajedrez, latín...

Tiene futuro. Hemos tenido suerte con él.

Es un chico muy listo. Tiene sus tonterías

típicas de la edad y esas cosas, las chicas lo despistan, bueno.

Que se prepare porque le quedan años duros de sequía.

A las mujeres, a esa edad, no es la inteligencia lo que les atrae.

Pero bueno, que espere, tiene que saber esperar.

Como en el ajedrez.

Si espera su momento, le va a ir bien, seguro.

Oye, ese es un buen consejo. Podrías darse un día, ¿no?

¿Yo? Sí.

A ver, que no digo que te vengas a casa

como el otro día, pero no sé, podrías... ¡Mira!

Hoy, por ejemplo, vamos a lo de Oli

a comer, si te quieres venir...

A comer no creo que pueda, pero si quieres, a la hora del café

me paso y te digo hola.

Vale. ¿Te parece?

Muy bien, gracias. Muy bien.

Venga, Carlotita, por Dios, que no tienes 15 años.

Vamos allá...

¿Jeremy? Soy yo.

Bueno, ya sabes, aquí, en la oficina, como siempre.

Trabajando un poco, ¿y tú?

Ah, que sigues en Londres...

No, no, claro, ¿dónde ibas a estar?

En Londres, claro.

Hmmm...

No...

No, simplemente, bueno...

Te llamaba porque hace mucho que no nos vemos

y te echo de menos y...

Había pensado que a lo mejor podías venir este fin de semana

y te puedo enseñar algún sitio que no conozcas.

Una escapadita.

¿Tu tía Adele?

Ah, sí, conozco Stratford.

Sí, claro que conozco Stratford.

Sí...

Lo de Shakespeare, Stratford-upon-Avon.

Jeremy, conozco Stratford.

No, lo único que nunca me habías dicho que tenías

una tía en Stratford.

No, no conocía a tu tía Adele.

Hmmm...

¿Y no puedes cambiarlo?

No...

Sí, claro, no, no, simplemente era por...

Porque me apetecía verte, pero nada especial.

Ya...

Claro...

Sí, seguimos hablando.

Todo bien.

Disfruta con tu tía.

Sí, otro, sí, otro para ti.

Toma, lo que me habías pedido y que lo siento mucho.

"Siento mucho lo que ha pasado con Ángel.

Hacíais una pareja preciosa, yo creo que se va a arreglar.

Con cariño: Carol".

Carol, ¿qué es esto?

Es que me he enterado y te quería demostrar mi apoyo.

Estoy para lo que necesites. ¿Pero es una broma o qué?

¿Qué?

Que si es una broma, no nos ha pasado nada.

Si no quieres hablarlo... Yo es que me he enterado.

¿Enterado de qué? ¡Que no ha pasado nada!

¿Qué es esto? No entiendo nada. ¿Qué pasa?

Carol, que me está gastando una broma o yo qué sé.

No, que Ángel la ha dejado.

¿Lo ves? Que a mí Ángel no me ha dejado.

¿Lo has dejado tú a él?

¡Que no! Nadie ha dejado a nadie, Carol.

Bueno, Alba, vamos a calmarnos.

Me habían dicho que te había dejado por culpa de tu madre.

¿Mi madre? ¿Qué pasa aquí? No dejan de inventarse cosas.

¿Esto tiene que ver contigo?

No te hagas el loco, sabes de lo que hablo.

Estás todo el día en el pasillo poniendo la oreja.

-Es que cuchicheáis por los pasillos y se escuchan cosas y...

¿Eres idiota o qué te pasa?

-Vamos a bajar el tono, que esto es una oficina.

Por una vez en la vida, estoy de acuerdo con Daniel.

¿Qué os parece si jugamos a un juego?

Se llama "Quién sabe qué de quién".

Pero bueno, ¿qué ve mis ojos? A ver, a ver, a ver...

Pero si eres una mujer relajada y descansada.

Ven aquí. -Ay, amiga, qué sitio.

Qué sitio. -¿Es o no para quedarse a vivir?

-Totalmente...

De verdad, Olivia, ha sido superimportante para mí.

En serio, mucho más de lo que esperaba.

No sé cómo voy a poder agradecértelo.

-Pues podrías comprarme una bici plegable, las japonesas.

Me vendría bien, o un pisito a pie de playa en Lanzarote.

-Lo que te he echado de menos...

Oye, pero, a ver, cuéntamelo todo, con detalles.

Pues no sé, me vas a llamar exagerada...

-¿Exagerada tú?

-Mira, no sé, siento que he estado dormida toda mi vida

y que por fin me he despertado, ¿entiendes?

-Claro que te entiendo, sabía que te iba a gustar.

-¿Gustarme? Me ha chiflado, pero todo.

El sitio, la gente, el yoga Kundalini...

Ay, que, por cierto,

se me ha despertado la serpiente del sacro.

-Uy...

Cuidadito con esos despertares.

Como sean muy abruptos, la puedes liar.

-Qué va, por fin siento que no tengo miedo de nada.

-Pues me alegro, porque ya era hora.

Te mereces una vida plena, llena de cosas hermosas.

Como esta mujer. Hola, Oli, ¿cómo estás?

¡Ay, Maricarmen! ¿Qué tal? ¿Ya has vuelto?

Sí. Mira, es Álex, Maricarmen, mi hijo.

-Qué guapo. Sí, es la madre de Alba.

¿Y qué tal?

Una maravilla, le estaba contando, una auténtica maravilla.

Ay... -Oye, tú, ¿qué?

-Pues muy bien, hambriento, pero muy bien.

-¿Os apetece barra o mesa? Mesa.

Venga, os llevo la carta. Muy bien.

¿Te sientas con nosotros y nos cuentas el viaje?

-Vale.

¿Y qué tal en el spa? No, era un retiro espiritual.

¡Ah!

Vamos a ver, que yo no lo he entendido.

-¿Qué es lo que no entiendes? Si es... Te pongo un ejemplo.

La cosa sería: ¿Quién sabe qué de quién?

Por ejemplo, Daniel sabe que a Carol le gusta Charlie.

-¿Pero qué dices? A mí no me gusta Charlie.

-Que ya, que es un ejemplo que me he inventado

para que nadie se ofenda.

Pero o sea, que sería así.

Daniel sabe que a Carol le gusta Charlie y tú dirías...

-Mentira.

-Eso es, si es mentira, di mentira y si es verdad, di verdad.

Pero hay que decir la verdad.

¿Entendido?

-¿Esto qué es? ¿Lo aprendiste en un campamento?

-Es divertido. Daniel, no quiero ser aguafiestas,

pero es una oficina, no un campamento, hay que trabajar.

Estoy con Julia. Estamos en la hora de comer...

-Venga, yo tengo mi táper.

Yo no entiendo el para qué de todo esto.

Para conocernos mejor, para conocernos más.

Estamos todo el día juntos y nadie conoce a nadie.

¿No? Pues qué tontería.

No lo entiendo.

Hola...

Julia, ¿tienes un momento? Sí.

Eh... La primera vista de tu caso es el lunes a las nueve.

Así que he pensado, si te parece,

que nos reunamos en mi despacho a última hora para prepáralo.

Vale, genial.

Antes de la cena.

Sí.

Venga, empiezo yo. ¿Quién sabe qué de quién?

Todo el mundo sabe que a Julia le gusta Jorge.

-Eh, no puedes ponerte a hablar por todo el mundo, Daniel.

Así que empiezo yo. -Venga, vale.

-Carol sabe que Charlie y Daniel se liaron el otro día.

-Ah, ¿sí? -¿Verdad o mentira?

-Yo solo intentaba hacer las cosas mejor.

Que nos llevásemos bien y tal vez, pudiésemos ser amigos.

-Cosas de la vida.

¿Y qué? ¿Qué hacéis ahí?

Sobre todo, meditar, todo el rato.

No os voy a engañar, no lo conseguía siempre.

Es difícil meditar.

Me venían un montón de cosas a la cabeza.

La niña, Francisco en la cárcel...

Muy difícil meditar.

Mejor que no medite yo, porque si no...

-Es difícil poner la mente en blanco.

Y cuando lo consigues... A mí me ha cambiado la vida.

Yo no puedo vivir sin meditar.

Ah...

Bueno, chicos, a ver, ¿qué vais a comer?

-Yo quiero una ensalada de quinoa.

Yo un sándwich de esos tuyos especiales.

-Yo una hamburguesa.

Bien. -Son de seitán, vegetales.

-No sé si las he probado alguna vez.

Prueba, está bien probar cosas nuevas.

-Son muy ricas.

-Pues ponme una hamburguesa de seitán.

-Vale.

Si queréis picar patatuelasmientras...

Pues... -¡Un segundo!

Quiero invocar a los cuatro elementos.

¿Qué elementos?

Quiero abrir un círculo sagrado en agradecimiento a Olivia.

Me ha abierto un portal a una nueva vida.

-Las manitas. ¿Hace falta, Oli?

Hace falta, hace falta.

-Invoco a las fuerzas telúricas de la Tierra.

Invoco a las partículas elementales

del elemento Aire.

Invoco a las aguas que agitan y calman las emociones.

Invoco al fuego, que consume nuestras mezquindades.

Sol, luz, energía.

-Sol, luz, energía.

Niño.

-Sol, luz y energía.

¿Ya se puede comer?

Sí, cariño. -Come, hijo, come.

Con la bendición, te sentará de maravilla.

Por favor, así no. -Voy a por el papelito.

Muy bien. Cuidado, que es para todos.

-Perdón, es que estoy hambriento.

¿Quieres? -No, gracias.

-¿Tú? Yo sí, gracias.

Eh...

Ay, ¿sabes, Maricarmen?

Álex me está enseñando a jugar al ajedrez.

Ay, qué envidia. Hay algo en ese juego que me atrae.

Pero es tan difícil... No, no es difícil.

Tienes que saber mucho cómo se mueven las piezas,

estrategias y eso, pero es cuestión de practicar.

Ojalá fuera tan fácil.

Tienes que aprender jugadas hechas, técnicas, movimientos...

Es un mundo. Ya...

-¿Tanto? Quiero decir...

No quieres que te enseñe todas esas cosas, ¿no?

Quiero que me lo enseñes todo, quiero ganar a Jesús.

-Uy, pues lo tienes difícil.

¿Sí? Jesús juega de maravilla.

Ah... Es que Paco...

Francisco me ha dicho que su hijo es un fanático del ajedrez.

Vaya...

-¿Puedo ir a saludar a Jesús? Un momento, es un momento.

No, ha dicho que bajaría a tomarse el café, ya lo saludarás.

No, voy ahora y aprovecho en lo que viene la comida.

¿Qué te cogió ahora con ir a saludar a la gente?

¿Qué más da? No tardo nada, así, saludo a Julia también.

Ay... Voy volando.

No entiendo qué le ha cogido con ir a saludar a todo el mundo.

Quien lo entienda, que lo compre.

Con el hambre que tenía... -Es la edad.

Son hormonas con patas, ya se le pasará.

No sé qué tiene que ver el hambre y las hormonas, pero sí.

En la adolescencia, todo tiene que ver con las hormonas.

Ya, es verdad...

Lo siento mucho, Carlota, de verdad, no sé qué más decirte.

Lo siento. -Da igual.

Lo mejor es no darle más vueltas.

Nos vemos donde Olivia a las ocho y media.

-A las ocho y media, donde Olivia. Perdona que no pueda ir a comer,

tengo una tarde complicadísima. -¿A comer?

-Sí. -Yo, lo que quiero es

beberme una botella de güisqui y no amanecer hasta mañana.

Bueno, pues entonces... Después seguimos hablando de...

Bueno, del tema de alcoholismo que tenemos el lunes.

-Muy bien. -Hasta luego, Jesús.

Hasta luego.

-¿Qué tal, señor? ¿Qué hace usted por aquí?

-Hola. -Tu madre no está.

Creo...

-Ya, si estamos comiendo abajo.

Que te quería pedir un favor.

-Ah...

Ya nos pedimos favores.

-¿Eh?

-Nada, dime, ¿qué quieres?

-Te quería pedir...

Si me podías enseñar a jugar al ajedrez.

-Os ha dado fuerte en la familia con el ajedrez, ¿eh?

Tú ya sabías jugar, ¿no?

Me había dicho tu madre que le ibas a enseñar.

-Ya... No.

No, en realidad, no, no sé jugar.

-¿Por qué le dices a tu madre que le ibas a enseñar? No entiendo.

-A ver...

No sé, no sé por qué lo hice.

Vi que le hacía ilusión lo del ajedrez y dije: "aprendo".

Pero es dificilísimo.

Estoy mirando en internet y no me entero de nada.

A ver, de los movimientos de las figuras, sí,

porque es lo más fácil, obviamente,

pero a la hora de jugar partidas,

es como.... -El ajedrez no es solo...

Los movimientos de las piezas, es como si yo te dijera

que el fútbol se trata de correr tras una pelota.

El ajedrez es un arte.

-¿Un arte?

-Sí.

-¿Me enseñarías a practicar ese arte?

-Claro...

Cuando quieras.

Cuando quieras, será un placer. -Vale.

Pues ya está, muchas gracias.

Me voy abajo, a ver si tienen mi comida ya.

Adiós. -Hasta luego.

Pero que hablo yo todo el rato. Tenía tanto que contarte...

-Cuánto te he echado de menos... -Anda ya.

Por dos días que no he venido...

Te noto un poco mustio. -Ah...

-¿Te pasa algo? -Pues sí.

Sí, sí me pasa, tengo que hablar contigo.

-¿Qué pasa, Paco?

Nuestra hija, Alba, me ha contado que está...

Está saliendo con Ángel. -Ay, qué susto, Paco.

Creía que ibas a decir que te condenaban a 20 años o algo.

-¿Te parece poco alarmante lo que te estoy contando?

-Cariño, si te lo ha contado es porque confía en ti.

¿Entiendes? Confía en su padre. -Ah, ¿que tú ya lo sabías?

-Bueno, me lo contó hace nada.

Lo sé de hace nada. -¿Cómo no me lo has contado antes?

-Sabía que estaba con alguien,

pero me los encontré ayer.

-¿Te los encontraste? ¿Dónde te los encontraste?

-Estaban en casa cuando llegué.

Paco, no estaban haciendo nada malo.

Estaban mirando fotos de álbumes familiares.

-¿Álbumes familiares? El tío, como si estuviera en casa, no te jode.

-¿Pero por qué te pones así?

Siempre hablas tan bien de Ángel...

Es tu abogado. -Deja de recordar que es mi abogado.

-Lo que quiero decir es que es alguien conocido.

Es medio de la familia, podría ser peor.

-No, no podría ser peor, no...

-Cariño, yo te entiendo.

He pasado por lo mismo.

El miedo a que hagan daño a nuestra niña...

Pero hay que aceptar que ha crecido.

Por suerte, Ángel es un buen hombre.

Ella está feliz. -Que no, Maricarmen.

Ese es el problema, Ángel no es un buen hombre.

-¿Cómo que no?

-Mira... -¿Qué quieres decir?

-Confía en mí, no puedo contarte todo lo que sé,

pero, por favor, convence a Alba de que deje a Ángel.

-También mi madre quería convencerme de que te dejara a ti.

¿Sin explicaciones? -Maricarmen...

-Ni Maricarmen ni nada.

Si quieres que la convenza de que deje al hombre que ama,

tendrás que convencerme tú a mí de que es necesario.

Para eso, tendrás que darme algunas explicaciones.

Aunque te cueste.

Que siempre estamos igual.

Bueno, cuando quieras contármelo, estaré encantada de escucharte.

Muy bien...

Como los monos...

-Muy buenas. -Buenas.

-¿Qué tal?

-Se me ha hecho eterna la espera.

-Pero si son las ocho y media...

-¿No habíamos quedado a las ocho y media?

-Es que ella lleva (SILBA)... un ratito.

-Me caían las paredes del despacho encima.

-Ponme un zumo de tomate, Olivia. -No, por favor, Jesús...

Tómate una copa conmigo.

-No, es que no bebo, yo, Carlota, lo siento.

-Ah... Pues haz una "esep..."

Una "exe..."

Haz una excepción.

-Me sienta fatal el alcohol.

-Da igual, una copa. Olivia, ponle un Bloody Mary.

-No me lo cargues, por favor.

-Se lo va a tomar de todos modos. -No te preocupes, lo hago virgen.

Poquito alcohol.

-Solo lleva tomate.

(RÍE)

Te tengo que contar una cosa.

Yo nunca me emborracho.

Bebo muy poco.

Solo bebo mucho, mucho

en circunstancias extremas.

-¿Qué ha pasado con Jeremy?

¿Se va al Cabo de Gata o no?

-Según él, se va con su tía Adele...

Él, Adele, rima.

Su tía, la pobre es muy mayor.

Y es su cumpleaños o...

O es su no sé qué, bueno.

Es algo de Adele y se va con Adele.

-O sea, un momento, ¿eh?

Te ha dicho que se va con su tía Adele

a vuestro hotel del Cabo de Gata. -No.

Se va a casa de su tía Adele.

A ver los cisnes en Stratford-upon-"Evon"...

¿"Aven"? ¿"Avon"?

El pueblo donde nació Shakespeare, a ver la tumba de Shakespeare.

Y al cementerio donde está enterrado Shakespeare.

¿Por qué hay tantas tumbas en Inglaterra?

¿Lo sabes? Hay muchas.

Muchas tumbas. -Entonces...

Es que no entiendo nada...

¿Por qué ha reservado el hotel?

-(CANTA) -Olivia, no lo pongas más difícil.

¿Por qué ha reservado...?

Carlota, ¿por qué Jeremy ha reservado el hotel del Cabo de Gata?

-Pues eso es lo que digo yo...

Eso es lo que digo yo...

Ay...

-¿Te llevo a casa? -No.

No, quiero un... otro whisky.

-No, no, no. -De malta, sí.

Otro whisky de malta.

De los que hacen los escoceses y beben siempre los ingleses.

Ponme otro, anda.

¿Te dije que la vista preliminar es el lunes a primera hora?

Sí, a las nueve en punto en los juzgados.

Eso es.

Perdona que estemos a estas horas con todo esto, pero...

Es mejor que lo llevemos todo bien revisado.

Sí, no te preocupes.

Desde que estoy en este bufete, no he visto un caso tan claro.

De todos modos, mantengamos las expectativas bajas.

Sabes que el caso puede cambiar en cualquier momento.

Sí, tienes toda la razón.

Cuando veo algo muy claro, me ciego.

Está bien que lo tengas tan claro.

Pero hay que tener un poco de cuidado.

Por muy claro que lo tengas, no sabes qué hará la otra parte.

Para eso hay que prepararse, sobre todo, si son buenos.

Bueno, vamos a ver...

La empresa era de...

La empresa era de tele marketing.

Y de las grandes.

Claramente, es un despido improcedente.

Ellos alegarán que terminó su contrato

y que, simplemente, no la renovaron.

Jorge, la despidieron porque estaba embarazada.

Demuéstralo.

¿Tienes alguna prueba que demuestre que es un despido improcedente?

Pues...

Toma.

A María la contrataron con otras tres personas más.

Los cuatro trabajadores empezaron en la misma fecha.

Todos eran hombres y a todos les renovaron el contrato.

¿No?

Muy bien.

Pues yo creo que ya solo nos queda irnos a cenar.

¿Ya está?

Te has estudiado el caso a fondo y esta es la estrategia.

Sí. Si el caso está claro y estudiado,

a falta de lo que diga la defensa, solo nos queda cenar.

Muy bien.

Me apetece mucho ir a cenar.

A mí, también.

Llevo todo el día contando las horas.

Jorge, eh...

Esto no es una cena de trabajo, ¿no?

Hombre, yo no pensaba hablar de trabajo, la verdad.

Bueno, pues dame cinco minutos y vuelvo.

Perfecto.

Mamá, ¿todo este despliegue solo para nosotras?

Te has pasado. Mi niña se merece lo mejor.

Me moría de ganas por probar las recetas que he aprendido.

Ya verás, está buenísimo. Y bio.

Qué daño ha hecho Olivia. ¿Pero qué dices?

Si es sanísimo, esto.

Tanto transgénico nos va a matar.

Esto son champiñones con tofu

y nata de avena.

Hmmm... Ya verás.

Mamá...

¿No vamos a hablar del tema?

¿De qué tema?

Pensé que todo ese despliegue era para hablar de lo de anoche.

¿De qué quieres hablar? Estabas con un hombre, entendido.

Con un hombre, no, con mi pareja.

Y me gustaría que hablásemos del tema

como las personas normales hablan de sus parejas.

Ah, que no soy normal.

Mamá, no quiero discutir.

Quiero hablar.

Y no, no somos normales, por si no te habías dado cuenta.

Acabo de enterarme de que mi padre es mi jefe,

de que llevas toda la vida con él

y de que tiene otra familia.

Otra familia no, la suya, porque nosotras somos la otra.

Alba, yo tampoco quiero discutir.

Gracias por la cena.

Has hecho un esfuerzo y lo valoro muchísimo.

Pero yo necesito que hablemos las cosas abiertamente.

¿Cómo madre e hija, quieres decir?

Sí, como madre e hija.

Muy bien, pues si de verdad eso es lo que quieres,

como madre, voy a tener que pedirte que rompas con Ángel.

¿Cómo?

No me lo puedo creer.

Yo tengo que aceptar un padre nuevo,

una vida llena de mentiras, ¿y tú no puedes aceptar

que salgo con alguien? No es eso, Alba.

Ah, ¿no es eso? ¿Y qué es?

No te puedo explicar por qué, pero Ángel no es de fiar.

¿Eso es lo que te ha dicho Francisco?

Francisco está preocupado por ti porque es tu padre.

Y te quiere, te quiere mucho.

Ya, no empieces con sentimentalismos,

él me quiere, yo le quiero, todos nos queremos.

Si queréis que os escuche, me tenéis que explicar

qué está pasando.

No siempre se puede explicar todo.

Es el mismo argumento de Francisco.

Me pedís que corte con Ángel y no me decís por qué.

Estoy cansada de mentiras y medias verdades.

Siempre se puede decir la verdad. ¿No te lo han dicho en el retiro?

Cariño, siéntate, por favor. Ya no quiero.

Déjame que te vea este cambio de look espectacular.

¿Sí? ¿Te parece? Ajá.

Estás... Impresionante.

No me esperaba algo así cuando te has ido a cambiar.

No sé si me habrá visto alguien al salir del baño.

Bueno, ¿y qué más da si te han visto?

Sí, sí, es verdad.

Además, es viernes y podría estar yendo a cualquier sitio

con cualquier persona.

O podrías estar yendo a cualquier sitio conmigo, ¿no?

Porque esto es descaradamente una cita, ¿no?

Descaradamente, es una cita, sí.

Ah, no te lo vas a creer... ¿Qué?

Creo que me he dejado... Me he dejado la cartera arriba.

Eh... Vuelvo enseguida, dame un segundo.

Uno.

Disculpa, ¿el bufete de Jorge Leiva es este?

Sí, soy su secretaria. ¿Eres su secretaria?

Julia Rojas.

Ya he terminado mi jornada, pero si necesitas alguna cosa,

si puedo ayudarte... Gracias, soy Maddison.

Su prometida, encantada.

Ya tengo la cartera, ya podemos... ¡Jorge!

Maddison...

Cuántas ganas tenía de verte.

Tenía que haber venido antes.

¿Pero qué...?

¿No te hace ilusión que haya venido?

Sí, ¿pero qué haces aquí? Darte una sorpresa.

¡Sorpresa!

No te hace gracia.

No, no, sí, eh...

Bueno, nos íbamos a ir a cenar ahora Julia y yo.

Ah, bueno, pues nos vamos los tres a cenar.

¿Te vienes, Julia?

No, imagino que vais a querer estar solos.

Encantada.

Tengo una angustia... Ha desaparecido y no sé qué hacer.

No sé qué decirles a mis hijos. Es el padre de mis hijos.

¿Por qué no hacemos algo esta tarde?

Tengo que hacer unas gestiones.

Gestiones para tu padre. Prefiero ir solo.

No lo entiendo.

¿Quién la ha denunciado? -El alcalde de mi pueblo.

-¿Y por qué razón?

-Porque dice que he hecho vandalismo en la iglesia.

-Hay como muñequitos de palo y florecitas.

Como si lo hubiera hecho un niño.

La denuncia es por un delito contra el patrimonio histórico.

-¿Qué piden? -Una indemnización

y pena de cárcel contra Tomasa.

La señorita María Menéndez fue contratada con otras tres personas.

De los cuatro, ella fue la única a la que no se la renovó.

María estaba embarazada en el momento del despido.

Ella nunca comunicó su estado a la empresa y eso...

Con la nueva legislación, no tenía que comunicarlo.

Tenemos que vigilar los gastos, ¿vale?

¿Y esto?

Es de papá. Sí, Álex, no pasa nada.

¿Nos pasa sus gastos de teléfono?

Ahora sí, ahora no. ¡Me estás mareando!

De repente, aparece tu ex, no sé, aclárate, Jorge.

Cuando sepas lo que quieres, hablamos.

Apareces de repente, entras en mi casa cuando te viene bien...

Vienes aquí a coger lo que es tuyo.

Aquí están los documentos.

Deberías mirarlo bien, hay algo importante.

Eres la propietaria de la mitad del polígono industrial

que hay a las afueras de la ciudad.

Hablamos de mucho dinero, no es ninguna tontería.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 80

Derecho a soñar - Capítulo 80

06 may 2019

Julia le confiesa a Olivia que está nerviosa por su cena con Jorge. Macarena y Tino inician un nuevo bulo con Ángel y Alba. Hugo, perdiendo los nervios, decide en el juzgado que no quiere ir a juicio. Alex le pide ayuda a Jesús para poder enseñar a jugar al ajedrez a su madre. Carlota habla con Jeremy, descubre que no tiene intención de invitarla a pasar el aniversario juntos, y se derrumba. Daniel propone un juego a sus compañeros que le saldrá muy rana. Maricarmen vuelve de su retiro sintiéndose otra persona. Cristina echa mucho de menos a su padre. Alba y Maricarmen hablan de Ángel. Cuando están por irse a cenar juntos Jorge y Julia… ¡aparece Madison!

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 80 " ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 80 "
Programas completos (110)

Los últimos 112 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 110 Completo 51:36 77% ayer
    Capítulo 110 ayer Cupido anda suelto por nuestro bufete. Sofía ha descubierto una nueva luz para su vida en Carlos Segarra, Carlota reverdece viejos laureles con Antonio Reyes y Julia sigue entregada y complacida en su reci...
  • Nuevo Capítulo 109 Completo 53:27 69% pasado viernes
    Capítulo 109 pasado viernes El despertar de Francisco en casa de Alba no es idílico, y ella empieza a sufrir las consecuencias de que todos sepan en el bufete que es la hija del jefe. Alba se enfada con Julia por su falta de confianz...
  • Nuevo Capítulo 108 Completo 53:30 69% pasado jueves
    Capítulo 108 pasado jueves Jesús continúa con su caso relativo al Patrimonio Histórico, mientras en el juzgado Carlota y Berta se enfrentan a la vista previa por la muerte de un perro, cuya dueña acusa a uno de ...
  • Nuevo Capítulo 107 Completo 52:59 67% pasado miércoles
    Capítulo 107 pasado miércoles Jesús continúa con su caso relativo al Patrimonio Histórico, mientras en el juzgado Carlota y Berta se enfrentan a la vista previa por la muerte de un perro, cuya dueña acusa a uno de ...
  • Nuevo Capítulo 106 Completo 51:47 75% pasado martes
    Capítulo 106 pasado martes Julia está ilusionada con Héctor, anoche han vuelto a quedar. Maricarmen está muy triste por la partida de Madison. Francisco se está quedando a dormir en el bufete, sin que nadie lo s...
  • Capítulo 105 Completo 52:08 76% 10 jun 2019
    Capítulo 105 10 jun 2019 Jorge y Madison rompen su relación y ella decide volverse a Chicago. Pero el hecho de que Jorge vuelva a quedarse solo no facilita su acercamiento a Julia, pues otro abogado que le atrae, Héctor Col...
  • Capítulo 104 Completo 53:59 68% 07 jun 2019
    Capítulo 104 07 jun 2019 El caso de Juan Pedro demandado por acoso a Montse Vega provoca una discusión entre Jorge y Julia. Jorge está celoso de los encuentros que Julia está teniendo con Héctor, abogado de la...
  • Capítulo 103 Completo 50:25 68% 06 jun 2019
    Capítulo 103 06 jun 2019 Julia parece haber dejado definitivamente su etapa con Chema. Olivia la anima a emprender un nuevo camino y para ello hará lo posible para relacionarla con Héctor Moliner. Madison, cada día m...
  • Capítulo 102 Completo 53:05 66% 05 jun 2019
    Capítulo 102 05 jun 2019 Ángel le pide a Francisco que cumpla su parte del trato y que todo siga con normalidad, sobre todo con Alba. Jesús le pide a Carlota y Jorge que le den una oportunidad a Francisco. Julia conoce a H&...
  • Capítulo 101 Completo 51:04 77% 04 jun 2019
    Capítulo 101 04 jun 2019 Maricarmen paga la fianza y la salida de la cárcel de Francisco es inminente. Sin embargo, pese a su felicidad porque salga, Maricarmen sigue resentida porque Francisco no quiera vivir con ella. Por su par...
  • Capítulo 100 Completo 54:56 77% 03 jun 2019
    Capítulo 100 03 jun 2019 Es un viernes extraño en ZL&D. La noticia de la inminente salida de Francisco bajo fianza aviva los nervios de todos: se avecinan cambios. De todos, la más feliz por la próxima liberaci&o...
  • Capítulo 99 Completo 50:45 69% 31 may 2019
    Capítulo 99 31 may 2019 Victoria y Jesús llevan sendos casos en los que el abogado de la parte contraria es Rodrigo. El caso de Victoria, acusación de hurto contra una asistenta de hogar, se vuelve contra el denunciante al...
  • Capítulo 98 Completo 54:08 69% 30 may 2019
    Capítulo 98 30 may 2019 Alba llega tarde por culpa de la última de las compras compulsivas de su madre; un despertador. Berta invita a Julia al afterwork pero esta no lo ve claro y optan por quedar para cenar esta noche. Carlota ...
  • Capítulo 97 Completo 54:26 65% 29 may 2019
    Capítulo 97 29 may 2019 Maricarmen va a vender la naves. Julia discute con Olivia porque no la dejan dormir con tanto “amor”. Jesús empieza a llevar el caso de Ricardo Castro y su estanque de peces. Alba le ofrece a S...
  • Capítulo 96 Completo 52:05 74% 28 may 2019
    Capítulo 96 28 may 2019 Dos nuevos casos ponen en actividad al bufete ZL&D. Por un lado, un empresario adinerado ha despedido a la cuidadora de sus hijos acusándola de robo. Será Victoria la encargada de defender los i...
  • Capítulo 95 Completo 52:19 69% 27 may 2019
    Capítulo 95 27 may 2019 En el caso de la incoación de expediente de deportación contra Santiago Vega, Julia, que lo defiende, insiste en basar sus alegaciones en argumentaciones políticas. En el último moment...
  • Capítulo 94 Completo 51:47 70% 24 may 2019
    Capítulo 94 24 may 2019 El conflicto entre Alba y Maricarmen por el tema de la venta de las naves para obtener dinero para la fianza de Francisco está en un momento álgido. Por un lado, Maricarmen duda en entregar el que c...
  • Capítulo 93 Completo 51:20 68% 23 may 2019
    Capítulo 93 23 may 2019 Al menos dos acontecimientos amenazan con tener consecuencias importantes en el futuro de todos. Por una parte, Julia descubre que el procedimiento de expulsión del hijo de María es más retor...
  • Capítulo 92 Completo 51:35 66% 22 may 2019
    Capítulo 92 22 may 2019 Julia pide a Jorge ocuparse del caso de María Tembo y lo consigue. Está convencida de que será un caso fácil y podrá traer a su hijo de vuelta a España. Jorge tiene dudas...
  • Capítulo 91 Completo 52:09 67% 21 may 2019
    Capítulo 91 21 may 2019 El coach anima a Sofía a mirar la vida de una manera más alegre y ligera, ella lo intentará. Julia ha ligado este fin de semana por el Acorder y ha sido un desastre. Los socios reparten los c...