Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5150100
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 68 - ver ahora
Transcripción completa

Quiero que hables con los socios...

para me acepten en el consejo de administración.

-¿Que... qué? Pero ¿tú... tú de qué vas?

Yo no voy a mover ni medio dedo para ayudarte a ti en nada.

-Vas a ayudarme a que sea socio.

Si no, me encargaré de que el tiempo que pases aquí,

además de largo,

sea duro, muy duro. -¿Lo ves?

Ahora empiezas a amenazarme,

y te puedes meter las amenazas por donde te quepan.

Es que estoy pensando en buscar... otro trabajo.

Pero ¿por qué?

No quiero que piensen que soy una enchufada,

y desde que sé que soy hija, me siento así.

Alba, este es tu lugar ahora más que nunca, por favor.

Ya estoy buscando entrevistas.

Veo complicado que no acabemos en juicio.

Con dos partes tan enfrentadas, si no ceden, no habrá conciliación.

-Lo que quiere es hacerme daño. No quiere a Aurora, sino dañarme.

¿Lo del bebé muñeco no es un poco raro?

Cuidado con la... con la cabeza.

Es un bebé, no muerde.

No, no es un bebé.

Es un muñeco, un muñeco, y feo como un demonio.

Me enerva que actuéis como si fuera de verdad.

¿Puedo cogerla? Sí, por favor.

Pero espera, que te lo paso. ¿Qué haces?

Tu padre es un buen hombre.

Lo que pasa es que está pasando una mala época...

O sea, yo creo que está... un poco desesperado.

Lo veo todo tan negro...

Cuanto más oscuro está el camino, más luz somos capaces de generar.

¿Tú te acuerdas cuando nos conocimos?

Pero ¿cómo no me voy a acordar?

"¿Qué nos ha pasado?

¿Dónde están los jóvenes que se enamoraron locamente?".

Vente con nosotros.

Hay sitio para ti en el bufete.

Rodrigo me ha ofrecido trabajo como abogada júnior.

¿Qué?

Exhibirte en los medios, ya sea en revistas o la televisión,

puede ser perjudicial para ti.

Y puede complicar la situación de don Francisco.

Si pudieras conseguirme una...

una visita privada con Francisco, un...

Un vis a vis. Eso.

¿Qué tal, Luis? ¿Cómo estás? (LUIS) "Me lo contó Julia.

Seguiré llamándote 'cuñado' siempre,

y tú a mí también".

No te vayas.

Es importante para mí.

Confía en mí, por favor.

(Aspersores en marcha)

(Ladridos)

(ÁNGEL) Buenos días.

¿Hola?

"Bon día".

El hombre al que han metido en la cárcel,

¿es tu jefe? Ajá.

Pero no lo han metido, ¿eh?

Se ha entregado él voluntariamente.

Mira, Álex, no tienes que creerte todo lo que oyes por ahí, ¿eh?

Esto es un país de cotillas. Ya, ya.

Oye.

Por cierto, ¿me compraste el libro del "Lazarillo"?

Ay, cariño... Eres tú el que va al instituto.

Eres tú el que se tiene que encargar de esas cosas, no yo.

Te lo dije la semana pasada.

Me dijiste que la profesora dijo que lo teníais que leer,

no que lo que comprara yo.

Sí, se entiende perfectamente... lo que quería decir.

Muy bien, se entiende,

pero es tan fácil como que vayas tú a la librería,

lo pidas y lo compres; y si necesitas dinero, me lo pides.

Que vale, que sí, que muchísimas gracias.

(SUSPIRA) A ver qué le digo a la profesora

para que no me caiga bronca. Pues la verdad.

Y si no, desayuna rapidito y te pasas por la biblioteca,

a ver si está ahí.

¿Ahora? Ajá.

Ahora debe estar cerrada.

Pues si está cerrada, busca otra solución,

pero tengo que ser yo la que lo solucione,

que todo cae en mí, que ya eres mayorcito.

Bueno, ya sois mayorcitos los dos.

Tú también eres mayorcita. ¿Yo también qué?

Que eres mayorcita, y que tendrás que hacer cosas en la casa.

-Vale. Ah, ¿sí? Ay, cariño...

¿Sabes de qué te encargarás a partir de ahora?

Te prepararás la ropa cada noche

para el día siguiente. ¿Podré ponerme lo que yo quiera?

Claro que sí. Mientras vayas limpita y abrigada y eso...

Y otra cosa: poner y recoger la mesa cada día, ¿de acuerdo?

Sí. Muy bien.

Y tú, Álex, vas a hacer los almuerzos

para llevarlos al cole.

Y otra cosa: sacar la basura de reciclaje.

Sé que es muy pesado, pero te toca. -Pero, mamá...

Lo siento, mucho, chicos. Tenemos que ayudar todos en casa.

¿No? ¿Somos un equipo o no?

Sí. Somos un equipo.

Me voy ya. Venga, adiós.

Mira a ver si encuentras el libro. Voy a ver si me da tiempo.

¿Quién ha dormido en el sofá? ¿Eh?

Yo, que me quedé mirando una peli.

Y luego me dio pereza, me desperté en el sofá y ya no...

Ya...

Adiós. Hasta luego.

Que tengas un buen día.

(Puerta abriéndose)

(Puerta cerrándose)

(Sintonía "Derecho a soñar")

(Puerta metálica abriéndose)

(FRANCISCO) ...y le dije al infeliz:

"El placer de la caza es también el placer de la espera".

(RÍE) El tío se quedó con una cara...

-Papá.

Tienes buena cara.

-¿Te preocupaba encontrarme con algún tatuaje o algo o qué?

-¿Cómo estás?

-Bueno, pues aquí... haciéndome a mi nuevo hogar.

Esto es muy moderno, no te creas.

-Sí, a ti te pega más lo clásico, ¿no?

¿Necesitas algo?

-Ah. Tengo...

una celda privada con decoración minimalista,

y mucha seguridad, hasta tengo protocolo antisuicidio.

-Mientras no lo pongas a prueba, todo bien.

-Jamás, jamás. Tu padre no se rinde.

Estoy perfectamente.

-Hoy han detenido a Fajardo Chaparro.

Lo han llevado a otro pabellón.

No sé si os habéis cruzado en las zonas comunes o...

-No, no, no, no. Ni quiero cruzarme con él,

porque a lo mejor, entonces sí hago algo malo de verdad.

-Tiene que ser difícil para un hombre como tú...

orgulloso,

aceptar que un amigo de toda la vida te ha engañado de esta manera.

-A ver, ¿tú a qué has venido,

a restregarme lo idiota que soy o qué?

-Ángel me lo ha contado todo.

¿Sabes de quién me acuerdo ahora?

Del abuelo.

No soportaba que le dieran besos nunca, ni siquiera sus nietos.

Estaba siempre enfadado.

Crecer con un padre así no debe de ser fácil.

Para ti habrá sido bastante difícil, supongo.

-Así es la vida, ya ves.

No podemos elegir lo que nos gustaría.

Y tampoco es que yo haya sido un ejemplo de nada,

a los hechos me remito.

-Ya.

Buen, no sé si este es el mejor momento...

ni el mejor lugar, pero...

quiero...

He sido injusto juzgándote a la ligera,

sin ponerme en tu pellejo,

y el otro día te dije cosas...

Me pudo la rabia, te dije cosas que no siento.

-Yo nunca he querido haceros daño ni a ti ni a tu madre.

Si no me he divorciado antes es porque la quiero,

a mi manera, pero la quiero, y yo pensaba que con eso bastaba.

-No creo que ella lo vea así. -Ya.

Y luego, pues Maricarmen, que yo pensé que era una cosa pasajera,

pero... -Papá, da igual, déjalo.

Ahora no es momento de explicaciones.

Lo que tenemos que hacer es intentar sacarte de aquí cuanto antes.

¿Vale?

Al final, aceptaste el pacto de la Fiscalía para protegernos, ¿verdad?

-Esa fue una de las razones.

Si tu padre se tiene que tragar su orgullo para evitar males mayores,

pues se lo traga y ya está.

La familia es lo primero.

-Ángel me contó que te callaste muchas cosas para no comprometernos,

y también me dijo que...

todo esto incluso puede ser peligroso para ti.

-Ya sabes cómo son.

Los hombres de Fajardo no se andan con chiquitas.

Un animal, cuando se siente acorralado, es peligroso,

y si tiro de la manta, pues...

-Tú, si estás en peligro, tienes que decírmelo.

Porque haremos lo que sea para sacarte de aquí,

o para buscarte un programa de protección de testigos o lo que sea.

-El mejor cazador no es el que más dispara más rápido,

es el que conoce a su presa.

Y a esos los tengo calados.

Ellos son los que tienen que tener miedo.

No saben con quién se han topado.

-Escúchame, tú no tienes que demostrarle nada a nadie.

Lo que tienes que hacer ahora es cuidarte

y pensar en cómo preparar tu defensa.

¿De acuerdo?

¿Tanto sueño tienes? He pasado una noche horrible.

Me quedé leyendo lo que han publicado de Francisco y me desvelé.

Menos mal que no nos mencionan.

Pues sí, menos mal, porque si no, me muero.

Sí, pero saben mi historia.

No sé cómo se enteran de todo estos de "Corazón de papel".

Prefiero no saberlo.

Ahora, lo importante es la entrevista con Olivia.

Ya sabes que necesitamos el trabajo.

Y además, así estarías cerca del bufete.

Ella me ha dicho que quiere verte hoy mismo.

Hija...

¿De verdad me ves de camarera?

Es que como abogada no quedaban plazas libres, mamá.

Ya, pero de camarera...

¿Qué hay de malo en atender a los clientes de un negocio?

No, no hay nada de malo en eso, pero lo de poner copas no es lo mío.

Y llevar la casa da mucho trabajo

y tú tampoco es que colabores tanto...

No me cambies de tema.

Y no es un bar de copas.

Es un sitio al que vamos los del bufete a beber o a comer algo.

¿También tendría que cocinar?

Bueno, eso mejor te lo dice Olivia.

Yo, de momento, os pongo en contacto.

Si prueban mis albóndigas, me hacen fija.

No sé... Verás cómo Olivia te cae superbién.

Y el ambiente de la terraza te encantará.

Es todo gente de oficinas.

Ah, no. No puede ser.

Cerca del bufete, me cruzaría con todos, incluso con Jesús.

Y, entiéndeme, no es que le tenga ningún rencor,

pero no deja de ser el hijo legítimo de Francisco, y...

no sé cómo podría reaccionar. Pues no lo había pensado.

Pero no creo que pase nada. Yo lo hablo con él, ¿vale?

¿Pero tanto habláis? Yo creía que solo erais compañeros de trabajo.

Pues sí, hablamos bastante.

A los dos nos ha hecho ilusión saber que éramos hermanos.

Como si se hubiese cumplido un sueño que teníamos desde niños.

¿Y no está molesto contigo?

¿No te ha montado numeritos, nada? Nada.

Todo lo contrario. No se parece en nada a Francisco.

Oye, que esté en la cárcel no significa

que no sea una bellísima persona. Tendrías que conocerlo.

La verdad es que no me hubiera importado conocerlo en su día.

Venga, mamá, tú cálmate y anímate,

que lo importante ahora es la entrevista, ¿vale?

Yo voy, pero no prometo nada. Vale.

¿Qué tal? -Aquí,

poniéndome gasolina.

No puedo con mi vida, ¿eh? -Yo tampoco. He dormido fatal.

He estado pensando en qué hacer para que esto no se hunda.

-Ya. -Buenos días.

-Hola.

-¿Qué decías de que esto no se hunda? ¿Se sabe algo más?

-¿Crees que si lo supiéramos, te lo diríamos?

-"Ok".

-He quedado con Carlota para devolverle el libro

y enseñarle el trabajo, cómo ha quedado.

Quiero comentarle algo que igual le interesa,

pero no sé ni cómo sacar el tema. -Ya...

-Yo también quería aprovechar para hablar contigo, Charly.

-Qué bien, justo lo que estaba intentando hacer yo,

hablar con ella.

Pero bueno. Seguimos luego.

-¿Por qué sois tan susceptibles? Si yo no quería molestar.

-Pues para no querer, lo has bordado.

-Da lo mismo.

Esto te va a gustar. -Se ha dejado el libro.

-Es una oferta que no podrás rechazar.

-Como crea que lo ha perdido, le dará algo.

Se lo tendré que llevar. -Dame un minuto.

Sí, voy a ir al grano.

Olvida el libro, que yo puedo llevárselo a Carlota

y decirle que es de parte de Carol.

Hasta luego.

Simpática.

Pues muy bien.

Los documentos que me pediste.

Gracias.

Ángel, ¿tú sabes si es muy difícil ir a visitar a Francisco?

No, se pide una visita y ya está.

¿Por qué, quieres ir a verlo? No, yo...

Yo no estoy preparada.

Pero mi madre necesita verle.

Le vendría muy bien. Claro.

Pido los horarios de visitas y te los cuento.

¿Cómo va todo? ¿Se sabe ya cuándo va a salir?

Alba, yo...

No estoy cómodo hablando contigo de esto.

Es tu padre, pero también es mi cliente

y está el secreto profesional. ¿Lo entiendes?

Sí.

Alba... Alba, sabes que yo te lo contaría todo,

pero si alguien se entera o si se te escapa,

yo me puedo meter en un buen problema.

Es que es muy difícil no saber nada.

Mira, se me ocurre, ¿por qué no...?

¿Por qué no hablas con Jesús?

Él no tiene confidencialidad y te lo puede contar todo.

Y además, es tu hermano.

Claro, tienes razón.

Hablaré con él.

Gracias por entenderlo.

Por cierto, estuve...

estuve hablando con él de las acciones y el bufete.

¿Estuviste hablando con él?

¿Por qué?

No sé, surgió el tema...

y le pregunté por lo que me habías dicho,

de si me correspondía la mitad de lo de Francisco.

¿Le dijiste que yo te dije eso? No.

No, claro que no.

Alba, es importante que nadie sepa que tú y yo hablamos de esas cosas.

No lo saben.

¿Lo ves? ¿Ves como no te puedo hablar de Francisco?

Si alguien se entera de que hablamos esto,

aunque solo sean porcentajes o herencias...

Alba, soy su abogado, se puede malinterpretar de mil maneras.

Ángel, que yo no he dicho nada, nadie sabe nada.

Está bien.

Bueno, ¿y qué te dijo?

Pues que no.

Que no, ¿qué, que no eres heredera?

No... ¿Te dijo eso?

No.

Que sí, pero en caso de que le pasase algo a Francisco;

que los socios son los que son

y que no puedo formar parte del consejo de administración.

¿Eso te dijo?

Por eso me necesitas aquí, y por eso no puedes irte.

Por supuesto que puedes entrar en el consejo de administración.

Y la verdad, yo no... no me esperaba esto de Jesús.

Resulta raro, pero, claro, el dinero es el dinero.

Bueno, tampoco hablamos tanto del tema.

No puedes contarle a nadie nada de esto.

¿De acuerdo? Tienes que protegerte.

Lo siento. No, lo siento yo.

Simplemente, no quiero que... que te toreen,

no quiero que te hagan daño.

Pero no te preocupes, porque me tienes aquí,

para lo que quieras.

Vale.

Julia, ¿has visto a Carol?

Eh... No.

Estará con Macarena en recepción.

Están llamando sin parar. Tiene que estar loca la pobre.

Ya... ¿Por qué, pasa algo?

No, no pasa nada.

Se ha olvidado el libro que le dejó Carlota

y me da miedo que justo se lo pida ahora.

Uy, sí, porque menuda es Carlota con sus cosas.

Dáselo cuanto antes, sí.

Mira.

"Te quiero con toda la ley". Ajá, qué bonito.

La firma.

"Papá".

El sello que hay al lado de la firma.

Agustín Quintana. Ah, y lo dices así de pancha, ¿no?

Agustín Quintana es el juez Quintana.

-El juez Quintana es el padre de Carlota, ¿no lo sabíais?

Sí, yo me enteré hace unos días.

-¿Qué pasa? Aquí todo el mundo sabe todo, menos yo.

Parezco el último mono de este bufete.

-Bueno, que esto no es un cotilleo.

Yo lo sabía antes de entrar al bufete, por mi familia.

La madre de Carlota fue la primera mujer

en sacarse la oposición de fiscal; es toda una eminencia.

Así que se trata de toda una estirpe...

Dicen que Carlota cambió el orden de sus apellidos

para no perder el de su madre.

Bueno, eso y también para pasar más desapercibida.

No le gusta eso de ser la hija de...

-Ya...

-La madre ya no ejerce, por motivos personales,

y su padre, pues ya veis, es bastante popular.

No se parece en nada a Carlota.

Y hasta ahí puedo leer.

¿Vienes? -No.

Voy a aprovechar para ir al baño.

Hasta luego. Adiós.

A ver, que siempre me lío. Aquí, ¿no?

-Sí. -Bueno, Víctor, ¿qué tal?

-Pues bien, trabajando mucho, como siempre, pero vamos,

no tan bien como tú, que veo que te has dejado...

¿A que ha quedado bonito? -Jo, increíble.

-Hala, déjalo por ahí. -"Okay", pues nada.

Cuídate. Hasta luego. -Hasta luego, Víctor.

-Hola. -Hola. ¿Qué te pongo, reina?

Ay, por favor. Cómo me gustan estos pendientes.

Son superlocos, ¿no?

-¿Te acuerdas de mí? Soy Maricarmen. -Ay, es verdad. ¿Qué tal?

Me dijo Alba que te ibas va pasar. -Pues sí.

Ya ves, a mi hija le hace ilusión que trabaje aquí,

y... me he dicho: "No pierdes nada por darle una alegría a tu hija",

y la verdad es que el sitio está tan bien...

-Sí, y además, ¿a que me ha quedado mono con los cambios?

-Te ha quedado muy bonito, muy elegante.

Sobrio elegante. Sí, bueno...

Además, te digo una cosa, yo no creo en las casualidades.

O sea, este encuentro...

es el destino. -Esa es mi filosofía de vida,

dejarse fluir, y de momento, no me va mal.

-Claro que sí. Pues mira, el trabajo es muy sencillo, ¿vale?

O sea, necesito a alguien

que me ayude con las mesas en horas punta,

porque está viniendo muchísima gente

y no quiero sentirme sobrepasada

por algo que debería hacerme muy feliz.

-Claro. Mi hija habla maravillas de tu negocio.

Y ya se sabe lo rápido que se corre la voz,

"cuando un sitio es bueno"...

-Sí, bueno, la gente está muy contenta,

y si la gente está contenta, pues yo estoy contenta,

pero últimamente, me siento yo como un poco bajita de energía.

-Es que, de verdad, ¿lo llevas tú sola?

-Sí, sí, y tanto, desde siempre sola.

Y mantener la comida en nivel alto, estando sola, es muy difícil.

-Lo sé. Llevo años cocinando solo para mi hija y para mí,

y sé el trabajo que supone.

Ni una vez la he llevado a un sitio de esos de comida rápida, ni una.

La cocina es una de mis pasiones confesables.

-Y una cosa, Maricarmen,

¿tú tienes el carné de manipuladora de alimentos?

-¿El carné?

No, no lo tengo.

¿Se necesita también para servir mesas?

-No, no, no. No, tranquila.

Pero estoy pensando que... ¿por qué no me echas una mano en la cocina?

-Ay, ¿de verdad? ¿En serio? -Claro, ¿por qué no?

-Ay, yo encantada.

Eh... Pues averiguaré dónde puedo sacármelo

y cuando lo tenga, te aviso.

-Pues fenomenal. -Vale.

¿Pasa algo?

-No, no. Que digo yo que si estás aquí,

¿por qué no empiezas hoy a trabajar?

-¿Hoy? -Claro.

-¿Quieres decir ahora? -Sí.

-Pero es que no... no he venido preparada ni... nada.

-Te dejo un delantal y te explico cuatro cosas

y te hablo de las condiciones.

Es superfácil todo, ya verás.

-Vale.

-Oye, pero... ¿dónde te has comprado estos pendientes?

Es que me encantan. -Te lo digo si guardas el secreto.

¿Carol? -Un segundo.

-Carol. -Un momento.

No encuentro una cosa y como...

El libro. -Te lo habías dejado en el "office".

-¿En serio?

Menos mal que no lo he perdido, que si no, me muero.

Se lo llevo a Carlota. -Eh.

-Eres la mejor.

Pasa, Carol. Siéntate.

Por fin has acabado tu trabajo de la universidad.

-Sí, al fin. Te he traído una copia por si lo quieres leer...

cuando tengas tiempo. -Vale.

A ver si entre llamada y llamada, encuentro hueco.

-Si es que es desesperante.

-Ya. Gracias por ayudar a Macarena, ¿Eh?

Es muy importante que en un momento así

todos aportemos nuestro grano de arena, y...

y el equipo se mantenga unido.

De verdad, gracias. -De nada.

Te quería devolver el libro, que me ha servido mucho.

Lo he citado varias veces. -Me alegro.

¿Y tienes alguna duda, alguna consulta... algo?

-No, ya me has ayudado bastante,

y estoy bastante contenta con el resultado.

-Qué bien.

-Te quería comentar otra cosa.

Va en la línea de lo que estabas diciendo antes,

lo de apoyar al bufete.

Sé que sólo soy una becaria, pero...

-Carol, no digas eso, nunca más.

De verdad. Esta empresa funciona gracias a todos.

Y los jefes no podríamos hacer nada sin los trabajadores.

Así que no te minusvalores,

porque tú vales mucho más de lo que crees.

¿Me oyes? -Gracias.

Lo que te quería comentar es que una amiga de mi abuela

quiere que le lleve su caso cuando me gradúe, pero...

como falta bastante, había pensado que el bufete si hiciera cargo.

-¿Y sobre qué es? -Se trata de divorciar a Pilar,

la amiga de mi abuela.

Lleva años queriendo dar el paso, pero la pobre está un mayor, y...

-Ya. -...y no se fía de los abogados.

Cada vez que me ve,

me pregunta que cuánto me queda para que me gradúe.

-Bueno, pero yo creo que por lo cuentas,

no sé si va a querer venirse aquí, ¿no?

Aunque me alegra saber que ya hay gente esperando a que te licencies.

-Creo que si le recomiendo el bufete y le digo que son compañeros míos,

no me va a ser muy difícil convencerla.

-Bueno, pues coméntaselo y, si ella quiere,

yo, encantada de llevarle el caso.

-Perfecto, pues se lo digo, a ver si se anima de una vez.

-Muy bien, pues ya me comentas algo.

Y muchas gracias, porque nos viene muy bien

sumar clientes a nuestra cartera. -De nada.

Claro que sí, señor Ramos, lo entendemos perfectamente.

No se preocupe.

Sí, sí, yo se lo comunico.

Buenos días.

Toma, Alba. Esto es insoportable.

-Dame. Gracias.

-Zabálburu, Leiva y Duarte, buenos días.

-No ha parado de sonar.

-Vale. -Pero tranquila, que en un minuto...

(Teléfono)

...sonará otra vez.

-Zabálburu, Leiva y Duarte, ¿en qué puedo ayudarle?

¿Quiere anular?

De acuerdo. No, no, gracias a usted por avisar.

Hasta luego.

Otro que se va.

(Pasos acercándose)

Hola. Hola.

El expediente actualizado del divorcio de Raúl Aparicio.

Ah, gracias.

¿Qué ha pasado con el de Suárez Álvarez y el de Gutiérrez Reyes?

Ah... ¿No te han avisado?

No.

Creía que se ponían en contacto contigo.

Llamaron ayer a última hora

para decir que cancelaban sus cuentas.

Pues primera noticia que tengo.

Madre mía, como sigamos así... Jorge, si quieres,

dejamos lo de hacerme pasante para más adelante,

cuando todo esté más tranquilo. No, no.

Justamente todo lo contrario.

Ahora necesitamos cambios,

buscar nuevas fórmulas...

Y quedarse parados no es una opción.

Hay que ponerse en marcha ya.

Te agradezco mucho que apuestes por mí.

No sabes cómo lo necesito, sobre todo en este momento.

¿Por algo en concreto?

¿Todo bien?

Sí... Sí, sí.

Bueno, en realidad no.

¿Qué pasa?

Eh... Pues...

Con Chema no...

No estamos bien.

De hecho, estamos mal, muy mal.

Bueno, no te preocupes.

Sé que suena a tópico, pero estas cosas pasan.

Y en una relación tan larga, pues...

hay muchas crisis.

Me he mudado de casa.

Vaya, pues... lo siento.

¿Cómo estás?

¿Cómo estoy?

No sé, ahora mismo, me siento bastante mala persona.

Chema lo está pasando muy mal, y yo...

Yo no sé cómo ayudarle.

Bueno, es que, a lo mejor, no... no puedes ayudarle.

Ya.

¿Quieres que paremos y nos tomemos un descanso?

Si quieres, podemos ir donde Olivia y charlamos un rato.

No, no. De verdad, gracias.

Prefiero centrarme en el trabajo y dejar de hablar de esto.

Ya... Pero es que como el caso de Raúl es un divorcio,

no... no sé si vas a poder.

La vida tiene estas cosas.

Ahora solo veo separaciones, divorcios...

Dímelo a mí.

Pues eso, mejor nos ponemos a trabajar.

Bueno, como quieras, pero...

si necesitas hablar o lo que sea...

estoy aquí.

Lo sé.

Bueno, eh... Raúl, sí. Vamos a ver.

Eh... Bueno.

Lo primero de todo es ver cómo vamos a encajar esto...

Me estaba preguntando si habría algún antecedente...

Otro que dice que ya nos llamará.

No entiendo que no vayan con la verdad por delante.

(Teléfono)

Se acabó. Así no hay quien se concentre.

De verdad, nos van a volver a todos locos.

(Teléfono)

Zabálburu, Leiva y Duarte, ¿en qué puedo ayudarlo?

¿Quiere que anulemos la cita?

¿Buscamos algún otro día?

(Teléfono)

Bueno. No, muchas gracias a usted por avisarnos.

Hasta luego. ¿Qué tal, Alba?

¿Has podido avanzar en el balance?

Da gracias que no he puesto una bomba en la oficina.

(RÍE) Nadie te lo reprocharía. La verdad, esto parece un infierno.

¿Podemos amordazar a Carol? Es una máquina infernal, no tiene fin.

Pobrecita. Es actriz, no te olvides.

Sí, actriz y santa.

Oye, es una lástima, pero los jefes necesitan el balance para hoy.

¿Lo tendrás? Pues no sé,

porque así, imposible cuadrar nada. Y hoy necesito salir antes.

Bueno, pues nada, no te robo más tiempo.

A ver si lo aclaras, ¿eh?

(Teléfono)

Zabálburu, Leiva y Duarte, ¿en qué puedo ayudarlo?

Sí, si me dice su nombre y apellidos...

Ay, perdón. Sí, ahora mismo se lo comunico.

Jesús, tienes una llamada de la señora González. ¿Te la paso?

Vale.

Qué ganas de pasarle las llamadas a don Francisco en la cárcel.

Seguro que le amenizaban la tarde.

-A ese señor le deben de estar pitando los oídos que da gusto.

-En mi casa, el tema de conversación va a ser otro.

-Ah, ¿sí? ¿Cuál?

-El divorcio de una amiga de mi abuela, Pilar.

Casi 50 años casados.

-¿En serio?

-Tengo ganas de oír a mi abuela y a sus amigas

cuando sepan que se abre la veda... (CHISTA)

¿Oís eso?

¡Silencio! Primera vez que no suenan los teléfonos.

Yo necesito silencio para trabajar. Idos a hablar a otra parte.

-Tranquila.

¿Conoces a Sofi? Mi compañera de trabajo.

Ay, claro. Encantada. Encantada.

Maricarmen. Sí.

No sé qué te habrá contado de mí,

pero me conocerás por los táperes que le preparo a la niña.

Sí, por eso también.

Sí, he oído mucho hablar de ti,

lo que no te imaginaba, pues tan... tan joven y tan guapa.

Gracias.

Mamá, no... no me llames "la niña",

o harás que me arrepienta de conseguirte este trabajo.

Ni caso, para mí siempre será "la niña".

Claro. En fin...

Os dejo, que tengo mesas huérfanas que me necesitan.

Muy bien. Un placer.

Gracias. Ay, qué gracia.

Qué gracia que sea tu madre. Qué bien colocarla aquí, ¿no?

Sí, eso espero. Mientras no cocine, estamos salvadas.

Ay, no seas mala.

Y no te quejes que yo ni me acuerdo de lo que me cocinaba mi madre.

Tengo algunas imágenes de cuando... de cuando yo era pequeña

y le preparaba espaguetis a mi hermano.

Ay, cariño...

¿Quieres que te pase el táper de mi madre?

No lo he probado, pero se te pasará la nostalgia de porrazo.

No, gracias.

No le hagas mucho caso hoy a Alba.

Que como tienes que hacer ese... ¿qué era, una...?

Un balance. El balance, sí, a tiempo record.

Pues está un poquito hoy... ¿Verdad?

Ojalá fuera eso.

Pero es el lío que hay hoy en el bufete y...

y, bueno, que... ¿Qué?

Tengo una entrevista de trabajo. Ah, ¿es hoy?

¿Por eso te vas antes? Sí.

No te lo podía contar porque no quiero que se sepa

Claro, pero ¿no te estás precipitando un poco?

No sé, todavía no han empezado a despedir a nadie, ¿no?

Ya, yo tampoco estoy muy segura, pero...

quiero ir por probar, para ver cómo me desenvuelvo.

O sea que vas a una entrevista de trabajo para practicar, ¿no?

Algo así. Muy bien.

Por si acaso.

¿Qué, voy bien o paso por casa a cambiarme?

No, estás estupenda. Sí.

Para mí, vas muy guapa.

Lo único que debes hacer es ir segura y con ganas de trabajar.

Segura, segura...

La única entrevista de trabajo que he hecho fue aquí y...

Mira, lo más importante es que respires hondo

y mirar a los ojos. Ajá.

Si sientes que no estás cómoda, es que no tiene que ser y ya está.

Ya habrá más entrevistas. Claro.

-Chicas, mirad. (CARRASPEA)

¡Ay! ¿Y eso, Oli?

Es que me ha apuntado a clases de danza contemporánea.

¿A que se me da bien? Sí.

Con el cuello voy más lenta porque lo tengo rígido,

pero ahí voy. Os lo recomiendo. Muy bien.

Estoy superilusionada.

No me da tiempo de tomar nada. Oye, mándanos un mensajito,

a ver qué tal. Ya os contaré.

Suerte. Gracias.

Hasta luego. Adiós.

Qué suerte tiene de ser tan joven.

¿Por qué dices eso, Sofi?

A veces hablas como si fueras una anciana.

No, no, a ver, que no soy una anciana,

pero en una entrevista de trabajo, la verdad,

¿quién me daría a mí una oportunidad con mi edad?

Pues yo no estoy de acuerdo. ¿No?

No, para nada.

Creo que estás en el mejor momento.

Mira, tienes experiencia. Ajá.

Además, tus hijos ya son mayores,

y estás totalmente capacitada

para ocupar un puesto de responsabilidad.

Ya, sí, eso es verdad,

pero eso también lo tiene una de 30 años.

Carlota dice que cuenta contigo, ¿no?

Claro, sí, sí. Pues ya está.

Si fueras prescindible, no lo diría.

Ya, es verdad.

Ay, lo siento, que estoy un poco negativa.

Va, cambiemos de tema. ¿Qué?

Pues...

¿Sabes por qué no he dormido esta noche?

Eh, espera... ¡Ah! Ya me lo imagino.

Porque tenías pesadillas con teléfonos que no paraban de sonar.

Ah, ¿no? No.

Oli. ¿Qué?

Toda la noche haciendo danza contemporánea.

Por aquí, brazo por allí, por aquí, la cabeza...

De verdad, cómo es.

Has tenido suerte, te lo has pasado bien como mínimo,

porque yo también he dormido muy mal, pero...

me he ido a dormir al sofá hoy. ¿Qué?

¿No has mejorado con José?

No. Más bien han empeorado.

Pero ¿qué ha hecho ahora?

Qué no ha hecho.

No hace nada, no cambia y todo sigue igual y...

la verdad es que yo ya no...

Yo no puedo más.

¿Qué vas a hacer, vas a hablar con él?

Es que es imposible.

Es como... si le hablaras a una piedra.

¿Y entonces, Sofi?

Entonces...

(Ladridos)

Papá, no me sale. ¿Me ayudas? -Eh... Sí.

Pero es que... ahora no puedo.

¿Y tu hermano, que no está haciendo nada?

¿Eh? -Está escuchando música.

-Escuchando música...

A ver.

¿Cuál es el problema? -Este.

Mi dinero ha vuelto a la hucha.

-¿Ves qué bien? ¿Ves como al final todo se arregla?

¿Eh?

-Pero ¿tú sabes por qué desapareció y ahora ha vuelto a aparecer?

-Misterios de la vida.

Porque la vida está llena de misterios,

y pasa cosas mágicas continuamente.

Bueno, no continuamente, pero pasan,

y esta es una de ellas.

-Sí, pero...

alguien ha tenido que meter el dinero.

No puede aparecer mágicamente. -O sí.

Fíjate, la vida es así.

¿Eh? Pasan cosas raras continuamente.

Lo malo es que, al final, siempre hay una solución lógica.

Seguro que estaba hecho un gurruño al final y no lo viste...

Seguro que al final, siempre damos con la explicación.

-No, porque también había monedas.

-Ajá.

Pero ¿sabes lo importante de todo?

Que al final, te vas a poder comprar la clínica veterinaria que querías.

¿Eh? -Sí.

-A ver, ¿cuál es el problema?

-Este.

-Ajá.

Eh...

Esto está mal enunciado, porque no sale.

-No puede ser. Nunca están mal lo enunciados.

-¿No? -No.

-¿Sabes lo que pasa, cariño?

Que voy con mucha prisa porque debo comprar una pieza de la cisterna,

y me cierran la ferretería.

Pregúntale mañana a un compañero y que te dé la solución.

-Pero es que... es muy fácil copiar la solución.

Yo quiero aprender a resolverlo.

-Tú eres una maravilla.

¡Álex!

Álex.

-Dime. -Échale una mano a tu hermana,

que tienes el tema este más fresco que yo. ¿Vale?

-Voy... -Yo voy con mucha prisa.

Te quiero, cariño.

Gracias.

¿Qué pasa, pequeñas mías?

-Ay, qué pena. -¿Qué os estoy haciendo?

Es que, de verdad, mira, es que no tienen ni dos semanas...

y es que ni una hoja viva.

-Es que a la hierbabuena necesita que le dé el sol.

La tenías en un rinconcito oscuro.

-Ya... -Si quieres, a partir de mañana,

me encargo yo de... de eso que tienes ahí.

-¿Se te dan bien las plantas? -Claro.

Me llevo mejor con las plantas que con mis vecinos.

-Ya, bueno, yo... tengo muy buena mano también,

pero es que... o sea, es que desde que me asaltaron,

como que no ando fina y tengo la sensación de lo están notando

hasta las plantas. -Claro.

-Y mira que... que me empeño, y les estoy cantando,

les toco el guitalele... Vamos... -Notan tu energía.

Mañana iré al vivero, y ya verás.

En un par de semanas,

podremos ofrecer infusiones naturales recién recolectadas.

-Jo, pues genial,

porque últimamente me podrían llamar la asesina de plantas.

-No te preocupes,

que a partir de ahora, no voy a dejar que las extermines.

-Oye, Maricarmen.

Que... no sé, que me alegro mucho de tenerte cerca.

-Tú espera a que te convierta esto en un vergel.

Chócala.

-Maja, tienes la línea de la vida... pero, vamos, pero kilométrica.

Un tren sale de A... que debe de ser Almería,

y otro de B,

que debe de ser Barcelona.

¿Tú en cuál prefieres ir, en el de Almería o el de Barcelona?

En el de Almería, ¿no?

Que el de Barcelona pone que sale a las 06:30.

-¿Tú crees que es verdad

que mamá ayer se quedó dormida en el sofá viendo la tele?

-Venga, concéntrate, Cris, que estamos con el problema.

Vale, pues imagina que el lápiz es el tren que sale de Almería

y el subrayador... -Es que mamá

nunca se queda dormida en el sofá.

-Bueno, habrá discutido con papá.

No es tan extraño.

A veces, los mayores discuten.

-Ya, pero están muy enfadados.

Llevan 17 días sin darse un beso.

-¿Me lo dices en serio?

-Sí. -O sea...

¿cuentas la frecuencia con la que mamá y papá se besan?

-Sí, es un juego, con Claudia y Marta.

Llevamos desde tercero.

Los padres que se den más besos ganan.

-Ya...

¿Y quién suele ganar? -Claudia.

-¿Y tú?

-Antes quedaba segunda, pero ahora siempre pierdo.

-Bueno, venga, vamos a ponernos con el problema, que me distraes.

No tenemos el balance.

Sofía me acaba de avisar de que aún no está listo.

¿Qué quieres que te diga?

Viendo los clientes que nos están dejando,

casi prefiero no entrar en detalles.

(Llaman a la puerta)

-Perdón. Es para avisar

de que Carlota llegará un poco tarde.

Está hablando con Ibáñez de Ochoa,

que también quiere abandonar el barco.

Gracias.

Ibáñez de Ochoa es el de los hoteles, ¿no?

-El mismo.

Joder, qué desastre.

Esto no se acaba nunca. Es una catástrofe absoluta.

Y yo no tengo la menor idea de qué se puede hacer para salvarla,

pero ni idea. -Disculpad.

Sé que estáis reunidos.

Pero es importante, será solo un minuto.

No habíamos empezado. Estamos esperando a Carlota.

He recibido una llamada,

un grupo de inversores dispuestos a inyectar capital en el bufete.

¿Y eso?

Me he estado moviendo y empiezan a aparecer los resultados.

-Estos inversores, ¿quiénes son? ¿De dónde salen?

-Gente de mi confianza.

Además, no acostumbran a modificar

la política de la empresa en la que entran,

serán respetuosos con eso. -Bueno...

¿Y no te han dicho nada más? No sé, cantidades, condiciones...

-Por el dinero no debemos preocuparnos,

porque están dispuestos a poner lo que sea necesario

para que vuelva a ser como antes.

¿Condiciones...?

Estarían mucho más tranquilos si yo fuera socio de este bufete.

Pues muchas gracias, Ángel, pero...

vamos a esperar a Carlota y ya tratamos el tema.

Perfecto. Solo quería daros el titular.

-Bien. -Si queréis más detalles,

solo tenéis que decirlo.

De acuerdo. No os molesto más.

Qué coincidencia que justo ahora traiga un grupo inversor

y él tenga que ser socio.

-Siento llegar tarde.

¿Te pillo en buen momento? -Depende.

-Vale, tranquila. Eh...

Vengo porque he pensado en ti para hacerte una proposición.

-¿Indecente? -No.

Digamos más bien que revolucionaria.

-Pues tú dirás...

-Quiero que formemos equipo para salvar la imagen del bufete.

Creo que nos necesita más que nunca.

-Tú sabrás que como equipo, tú y yo dejamos mucho que desear.

-Pero no seríamos un equipo como tal.

Seríamos el SEO Department,

"optimización para los motores de búsqueda".

-Sé lo que es el SEO.

-Vale.

Mira, entiendo que después de lo de la página web,

no te apetezca mucho volver a trabajar conmigo.

-¿Y crees que antes me apetecía trabajar contigo?

-Charly, gracias. Lo pones muy fácil.

-De nada. Estaba de broma.

-Pues yo te estoy hablando en serio.

Se trata de salvar la empresa, o sea, nuestros trabajos.

-¿Quieres que me fíe de ti? -No.

Quiero que ninguno de nosotros acabe haciendo cola en el paro.

Y si para eso, tengo que suplicarte trabajar contigo, aquí me tienes.

-Jamás diría que estamos de acuerdo en algo.

-Es que, sinceramente, lo pienso.

Si nos lo proponemos,

levantamos la imagen del bufete en los medios

y captar nuevos clientes. -Lo primero que debemos hacer

es analizar el posicionamiento del bufete en el buscador

y ver a qué palabras está asociado. -Vale, sí, eso está guay.

Haré un estudio de los casos más difíciles

que hemos llevado con éxito

e intentaré que se hable de esos casos.

-Vale, pues muy buena idea.

Cuando tenga cualquier cosa, te digo.

-Perfecto. Pues lo mismo te digo. -Nada.

-Gracias, Charly.

No quiero a Ángel como socio. Yo tampoco.

Pero no sé, a mí me pica la curiosidad.

Básicamente por ver qué trae, ver qué trama, no sé.

Sí, pero para estudiar la oferta,

tendremos que conocerla primero, ¿no?

Sí, eso sí.

O sea que os ha dicho que hay unos inversores que son muy generosos,

y que no sabemos quiénes son,

y que la única condición... ¿es que él sea socio?

Venga, por favor.

Yo tampoco me fío.

Lo único que digo es que recibamos la oferta,

le echemos un ojo y ya está.

Sí, pero sin precipitarnos.

¿Y la previsión de gastos e ingresos, qué?

¿Por qué no está ese informe? -Alba hace todo lo que puede.

No es buen momento para sacar un documento en tiempo récord,

compréndelo. -No es bueno momento.

Que se acostumbrarse,

porque cada minuto, un cliente menos.

A ver si nos tranquilizamos un poquito,

que estamos con los nervios esta mañana disparados.

Echándonos cosas en cara, no llegamos a ninguna parte.

Tenemos que estar unidos. Tienes razón. Perdonad.

Ninguno de nosotros tiene la culpa de lo que está pasando.

Es que tengo los nervios a flor de piel.

Acabo de hablar con Ochoa, y se marcha con todo su grupo.

-¿La decisión de Ochoa es irreversible?

-Parece que sí.

-Si lo llamo, ¿se arreglará, sirve de algo?

-No sé, inténtalo si quieres.

Pero yo creo que... que lo tiene muy claro.

-En la que nos ha metido mi padre...

Y lo peor de todo es que me siento responsable de todo esto.

-Tú no tienes la culpa de nada, Jesús.

A diferencia de tu padre, tú eres un tipo honrado.

(Vibración de móvil)

Si no te metió en sus negocios

es porque sabía que no se lo permitirías.

(Vibración de móvil)

(CARLOTA) Daniel.

Daniel, ya puede ser importante, dime.

¿El qué?

¿Estás con él? Bueno, pues pásamelo.

A ver qué quiere el conserje.

Dígame.

¿Cómo?

Pero ¿eso cuándo ha sido, ahora?

No, no. No podemos esperar a que venga el perito mañana.

Tiene que ser hoy.

Escúcheme, yo hablo hablo con el seguro.

Usted llame a mantenimiento y que pinten y limpien todo.

Sí, ahora mismo.

Muchas gracias.

El conserje.

Han tirado huevos en el portal.

Y han puesto "corruptos" al lado de nuestro nombre.

-"Corruptos".

Muy bien. Pues lo que nos faltaba.

(Ladridos)

(Llaman a la puerta)

Por Dios. "Piedra de mar", dice. ¿Piedra de mar?

Esto huele a pez espada.

Piedra de mar...

Voy.

¡Chemi! -Buenas, Oli...

-¿Qué tal, cariño?

-¿Cómo estás? -Muy bien, ¿y tú? Pasa.

-¿A qué huele? -Mira, chico,

que me he comprado un incienso que dice que huele a mar,

y a mí me huele a la lonja del pescado.

-No huele mal, ¿no?

-Pues a mí me revuelve las tripas.

¿Tú qué?

-¿Yo qué de qué? Nada, me han llamado unos colegas y he quedado con ellos.

-Oye, pues genial, ¿no?

Que no es ninguna tontería,

que salir con los amigos es un paso de gigante.

-Que sí, y aparte, bajo y te doy un beso.

Y ya está. -Claro que sí.

¿Quieres una cervecita?

-¿Tienes un té de esos que lo curan todo?

-Bueno, todo, todo no, pero te sentará bien.

Además me acabo de hacer uno para mí.

-Vale.

Tengo un táper para ti de albóndigas, que no se me olvide.

¿De albóndigas? -Sí.

Albóndigas con curri.

Buenísimas.

Toma.

-Pero ¿qué pasa, que me ves más delgado o qué?

-Hombre... sí.

Sí, la verdad es que sí.

-Es que cocinar para uno da una pereza...

-Ya lo sé, cariño.

Pero bueno, que vas a salir de marcha, eso ya...

es una buena noticia, ¿no? -Mira, no te voy a engañar, Oli.

Son muchos años.

Y yo pensaba que iba a llegar a viejo con Julia.

Y ahora estoy perdido, no sé por dónde seguir.

-Ya lo sé. Es una cuestión de tiempo, Chemi.

Sé que cuesta asumirlo y hacerse cargo de la situación,

pero a veces, los cambios son para mejor, ¿eh?

¿Sabes? Que no porque las cosas sean diferentes, son peores.

-Sí, y quizá tienes razón, que es cuestión de tiempo.

-Toma. -Además, hemos quedado como amigos.

-Pues eso está genial. -Eso es bueno, sí.

-¿Qué piensas?

-Pues que llevo arreglando toda mi vida cosas que no funcionan,

y ahora, la cosa que más me importa, no tiene reparación.

Me cuesta mucho aceptar que... que no tiene solución esto,

y que no puede volver a ser como antes.

Esto me destroza por dentro, Oli.

Me hace mucho daño.

(Puerta abriéndose)

Cariño, yo creo que estás exagerando un poco, ¿eh?

Y los niños están empezando a preocuparse.

Que le robaras el dinero a Cris fue la gota que colmó el vaso.

No te importaron las consecuencias.

Eso lo hemos hablado 1000 veces.

¿Eh? Pensamos que ha sido el Webo,

y cuando lo pille, va a devolver hasta el último céntimo.

No soporto que me mientas, estoy harta.

Algún día hablaremos de eso.

Desde luego, porque aquí, cada uno va a lo suyo,

pero al final, siempre me la cargo yo.

Sí, hombre, hazte la víctima tú ahora...

Va, Sofía, por favor.

Permanezcamos unidos, para los niños es importante.

No metas a los niños en eso.

Esto es una cuestión de nuestra relación, de nuestro matrimonio.

Si es que queda algo de ello.

Pues claro que sí, no seas exagerada. Venga.

Venga.

Hay que hablar con los empleados, vieron los huevos...

Están asustados y es normal. -Igual estamos exagerando

y no estamos tan mal como pensamos.

-¿De verdad crees que estamos exagerando?

Julia, yo te entiendo, créeme.

Si le cuento algo a Alba, ella te lo cuenta a ti,

y tú lo cuentas.

¿Sabes adónde quiero ir a parar?

Confía en Alba. Nos podemos meter en un buen lío.

Yo, por el secreto profesional,

y vosotras, porque en este caso, hay gente muy peligrosa.

Me ha insistido mucho en que lo que hablemos con Alba,

sobre todo lo de don Francisco, que no lo comentemos con nadie.

Ah. Eh...

Por lo visto, hay gente peligrosa involucrada en todo esto.

¿Sabes que fui a ver a nuestro padre a la cárcel?

No, si la parte que me suena rara es la de... "nuestro padre".

Lo que necesitamos es una inyección de capital grande.

Escuchemos la propuesta de Ángel.

-Jesús, creo que ya te lo he dicho más de una vez.

Yo no voy a ser socia de Ángel. -Carlota, lo sé perfectamente.

Tampoco es una idea que me entusiasme precisamente,

pero igual es nuestra única opción. Hablemos con él.

¿Era Jorge? Chema...

Tú puedes hacer lo que te dé la gana,

lo que te salga de las narices,

pero yo solo necesito saber si era Jorge

para no seguir dándole vueltas a la cabeza toda la noche.

¿Papá y tú os vais a separar?

No

Es que discutís mucho todo el rato.

Llama a José. Que no está.

Llama o entro a por él. Te lo juro por mis hijos.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 68

Derecho a soñar - Capítulo 68

16 abr 2019

Sofía ha dormido en el salón y sus hijos Alex y Cristina sospechan que algo pasa entre sus padres. Jesús acude a visitar a Francisco en la cárcel y se disculpa por sus duras palabras. El bufete sigue perdiendo clientes (continuas llamadas de teléfono) y sufre actos vandálicos. Ángel ofrece inversores a cambio de ser socio, pero Carlota, Jorge y Jesús no están seguros de querer dar ese paso. Carol colabora trayendo un caso al bufete mientras que Charly y Daniel formarán un equipo SEO para posicionar la empresa en las redes. El reloj de Charly se altera con la presencia de Daniel. Maricarmen congenia con Olivia y empieza a trabajar con ella. Alba acude a una entrevista de trabajo. Julia le cuenta a Jorge que lo ha dejado con Chema. Sofía está al límite con Jose, que no se entera de la gravedad de la situación.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 68 " ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 68 "
Programas completos (94)

Los últimos 96 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 94 Completo 51:47 68% ayer
    Capítulo 94 ayer El conflicto entre Alba y Maricarmen por el tema de la venta de las naves para obtener dinero para la fianza de Francisco está en un momento álgido. Por un lado, Maricarmen duda en entregar el que c...
  • Nuevo Capítulo 93 Completo 51:20 68% pasado jueves
    Capítulo 93 pasado jueves Al menos dos acontecimientos amenazan con tener consecuencias importantes en el futuro de todos. Por una parte, Julia descubre que el procedimiento de expulsión del hijo de María es más retor...
  • Nuevo Capítulo 92 Completo 51:35 66% pasado miércoles
    Capítulo 92 pasado miércoles Julia pide a Jorge ocuparse del caso de María Tembo y lo consigue. Está convencida de que será un caso fácil y podrá traer a su hijo de vuelta a España. Jorge tiene dudas...
  • Nuevo Capítulo 91 Completo 52:09 67% pasado martes
    Capítulo 91 pasado martes El coach anima a Sofía a mirar la vida de una manera más alegre y ligera, ella lo intentará. Julia ha ligado este fin de semana por el Acorder y ha sido un desastre. Los socios reparten los c...
  • Nuevo Capítulo 90 Completo 53:54 65% pasado lunes
    Capítulo 90 pasado lunes La demanda contra Sofía es retirada en el último momento por la demandante, y Jesús, después de tantos temores, no llega a intervenir. Jesús arrastra una descomunal resaca duran...
  • Capítulo 89 Completo 51:52 67% 17 may 2019
    Capítulo 89 17 may 2019 Sofía sufre por la demanda de la que ha sido objeto y Jesús sufre por haberse ofrecido a defenderla ante el tribunal, cuando sospecha que, dada su inexperiencia en ese campo, quizá no vaya a ...
  • Capítulo 88 Completo 52:34 67% 16 may 2019
    Capítulo 88 16 may 2019 Sofía ha de enfrentarse a una demanda por el accidente de la amiga de Cristina. Contará con la ayuda desinteresada de Jesús, inexperto a la hora de pisar los Juzgados. Sofía se siente ...
  • Capítulo 87 Completo 52:52 64% 15 may 2019
    Capítulo 87 15 may 2019 Sofía está nerviosa por la demanda que le ha puesto Inés a raíz de la caída de su hija en el parque. Por suerte Jesús le ha ofrecido ayuda. Sin embargo, Jesús est&...
  • Capítulo 86 Completo 51:26 68% 14 may 2019
    Capítulo 86 14 may 2019 Es domingo y vamos a mostrar cómo lo afrontan nuestros distintos protagonistas fuera de su rutina laboral. Julia aburrida acude a la terraza de Olivia. Maricarmen y Alba discuten, porque la hija ha quedado...
  • Capítulo 85 Completo 51:31 73% 13 may 2019
    Capítulo 85 13 may 2019 En el final de la semana, muchos de los conflictos se resuelven gracias a la intervención de héroes anónimos. Julia logrará, gracias a una prueba enviada por un anónimo, que la ...
  • Capítulo 84 Completo 55:59 69% 10 may 2019
    Capítulo 84 10 may 2019 Julia pierde un nuevo caso. Alba advierte a Jesús y Ángel que su madre está trabajando en la terraza. Olivia le pide a Luis que llame a su hermana. Los socios le piden a Victoria que readmita...
  • Capítulo 83 Completo 54:08 64% 09 may 2019
    Capítulo 83 09 may 2019 Día de situaciones tragicómicas en el bufete. Un grupo de vecinas de Tomasa llega desde el pueblo a saludar a su amiga. No se moverán de allí hasta conseguirlo. Esta invasión si...
  • Capítulo 82 Completo 54:18 65% 08 may 2019
    Capítulo 82 08 may 2019 Primeros roces por la convivencia entre Olivia y Julia. Sofía tiene problemas para dar de baja el teléfono de Jose porque no es la titular. Berta sube una foto con Alba a Photopic, provocando una gr...
  • Capítulo 81 Completo 53:35 71% 07 may 2019
    Capítulo 81 07 may 2019 Julia lleva un caso de despido improcedente como abogada. Sigue molesta con Jorge por su cita frustrada. Jorge está confuso respecto a las intenciones de Madison. Sofía recibe del Coach el consejo d...
  • Capítulo 80 Completo 53:21 72% 06 may 2019
    Capítulo 80 06 may 2019 Julia le confiesa a Olivia que está nerviosa por su cena con Jorge. Macarena y Tino inician un nuevo bulo con Ángel y Alba. Hugo, perdiendo los nervios, decide en el juzgado que no quiere ir a juici...
  • Capítulo 79 Completo 51:58 71% 03 may 2019
    Capítulo 79 03 may 2019 Rodrigo tiene un agitado día en los Juzgados en el que se encuentra con todo el mundo: con Victoria, a la que importuna con zalamerías; con Berta, a la que invita a compartir una velada en casa de J...
  • Capítulo 78 Completo 51:45 70% 02 may 2019
    Capítulo 78 02 may 2019 Julia está de subidón porque Jorge le ha prometido un caso y también la ha invitado a cenar. El caso de Hugo Collado se da la vuelta, la defensa tiene un as en la manga y ahora pueden convert...
  • Capítulo 77 Completo 51:11 70% 30 abr 2019
    Capítulo 77 30 abr 2019 El caso de plagio que lleva Berta, el del diseñador Hugo Collado, se complica con una nueva estrategia de Rodrigo, defensor de la estilista supuestamente plagiadora, y amenaza con traer una contrademanda p...
  • Capítulo 76 Completo 55:24 71% 29 abr 2019
    Capítulo 76 29 abr 2019 Sofía intenta recomponerse para afrontar su nueva realidad familiar y vital, y el coach le recomienda emprender alguna afición. Sofía se planteará aprender ajedrez. Jorge lleva junto a...
  • Capítulo 75 Completo 51:08 67% 26 abr 2019
    Capítulo 75 26 abr 2019 Sofía tiene su primer sesión con el coach. Julia le cuenta a Alba que su madre es dueña de medio polígono industrial porque Francisco lo puso a su nombre. Charly, Carol y Daniel buscan...