Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5138958
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 66 - ver ahora
Transcripción completa

Me voy a llevar todas mis cosas para que puedas estar solo.

No hace falta que tengas tanta prisa, Julia.

Eres muy bueno conmigo, demasiado.

¿Cómo estás? Tengo un alivio...

Así son las cosas.

¿Estás diciendo que yo quité dinero de la hucha de nuestra hija?

No ha entrado nadie más en casa, ¿no?

-Te he visto.

Te he visto meter el dinero en la hucha.

¿Qué le dirás a Cris?

Que su padre y yo necesitábamos dinero suelto

y lo cogimos y se lo íbamos a devolver.

Hacía mucho que no te llamaba. Demasiado.

Creo que tu bufete me debe una copa, ¿no?

Estaré encantado de pagar esa copa y todas las que hagan falta.

He decidido firmar.

Quiero que Jesús ocupe mi puesto en el Consejo.

Sin problema por mi parte. -Por la mía tampoco.

Si tu padre ingresa en prisión,

su puesto en el Consejo lo deben ocupar sus hijos.

Pero yo no soy abogada. Tú no eres abogada, yo, sí.

A mí, lo que me preocupa es mi futuro...

Aquí.

Pasarás a ser la secretaria de Jesús,

que ocupará el puesto de su padre.

El amigo invisible.

¿Para mí? Sí.

Señor, ¿es consciente de que firmando esta declaración

admite usted haber formado parte de una organización criminal

cuyo fin era el blanqueo de capitales?

-Sí, soy consciente.

-A cambio de su colaboración al acusar al señor Chaparro.

Firme aquí, por favor.

Toma. -Más basura que tú, no se puede ser.

-Vuelves a insultarme, está bien, vuelve la magia.

-Tampoco te hagas ilusiones.

Voy a entrar en prisión. -¿Hoy mismo?

-Cuanto antes entre, antes saldré.

-Te quiero.

-Y yo, también.

¡Oh!

¡Increíble!

¿Qué pasa, mamá?

¿Cómo se han enterado de todo esto?

Si es que es verdad...

¿Qué dice? Qué dice...

De todo, dice.

Que si Francisco forma parte de una trama de corrupción,

que si está relacionado con una organización criminal...

Qué barbaridad. ¿Eso pone?

¿Sabrán lo nuestro? ¿Y lo tuyo?

Calla, mamá, no quiero ni pensarlo.

¿Crees que lo saben?

Me van a poner a parir en el bufete.

¿A ti? Me pondrán a parir a mí.

¿Crees que me tratarán igual cuando sepan de quién soy hija?

Deja de mirar estas páginas, que son solo rumores.

Si quieres informarte, consulta prensa seria.

Dicen que las cuentas de Francisco están embargadas.

Lo pone en todos los medios. Es el procedimiento habitual.

Ay, Alba, ¿de qué vamos a vivir?

No tenemos más que tu sueldo y lo que él nos pasa cada mes.

Si no nos puede pasar ese dinero, pues no llegamos.

No nos preocupemos, mi sueldo lo seguimos teniendo.

¿Y si recortan personal en el bufete con todo esto

y te quedas en la calle? ¿Y si me muero?

Mamá, te preocupas por tonterías.

Si pierdo el trabajo, busco uno nuevo.

Que no es por nada, pero deberías hacer lo mismo.

¿Lo mismo? ¿El qué?

Que busques un trabajo, mamá. ¿Yo? ¿Buscar trabajo yo?

Sí, no me mires así, no es tan raro.

La gente normal, trabaja, no es el fin del mundo.

Ah, que no soy normal. Renuncié a mi carrera

cuando iba a despuntar y fue por ti.

Por mí, no. No empieces con eso, porque no.

Por él, por mí, no.

Tus renuncias son cosa tuya, no me las apuntes a mí.

Qué injusta eres. ¿Injusta yo?

Sí, tú. Te recuerdo que la hija soy yo.

Estoy harta de tenerme que hacer cargo de todo.

Preocuparme por el dinero, mantenerte...

¿Mantenerme tú a mí? Qué poca vergüenza tienes.

Yo no he dicho nada,

Tú te preocupas por del dinero. Lo dejé todo por ti.

Para que no te faltase ni un minuto de atención.

No habrás podido tener otras cosas,

pero dedicación y cariño... ¡Ya!

Estoy hasta las narices de la pobre Mari Carmen.

¿Alba?

¿Estás segura de tu decisión?

Sí, sí, claro.

Sé que es lo que tenía que hacer.

Era lo mejor para los dos.

No me arrepiento, si lo pienso fríamente, sé...

Sé que no me he equivocado, pero luego, empiezo a darle vueltas

y no sé, es...

Es difícil desprenderse de alguien a quien has querido tanto...

Mira, Julia,

las personas pasan por nuestra vida y juegan su papel un tiempo.

Cuando ese tiempo ha terminado, hay que dejar que se vayan.

Con generosidad, con amabilidad.

Si te quedas en la pena y en el recuerdo, te estás aferrando

y lo que tenemos que hacer es soltar.

¿Lo entiendes?

Sí.

(Sintonía "Derecho a soñar")

¿En qué piensas?

En nada.

Bueno, sí, en la entrada a prisión de don Francisco.

Ya, bueno, cariño, ya sabes cómo funciona esto.

El que la hace, la paga.

Ya, sí, pero lo vamos a pagar todos.

Todos los que estamos a su alrededor, no él solo.

Bueno, no dramatices, que siempre te pones en lo peor.

¿Tú crees? Te recuerdo que mi trabajo y mi sueldo

es lo que mantiene esta familia ahora.

¿No te dijo Carlota que tu puesto estaba asegurado?

Sí. Bueno, ya está.

¿No ves que te precipitas? Estás adelantando acontecimientos.

El bufete tiene el nombre por los suelos,

hay clientes que se están yendo.

Igual acabamos todos en la calle.

Pero tú no vas a tener ningún problema

para encontrar trabajo. Ah, ¿no?

¿Yo no voy a tener problema? ¿Por qué no tendré problema? ¿Y tú?

Vale, ya te entiendo.

Pero no hablamos de mí, hablamos de ti.

Ah, mira, pues soy mujer de más de 40.

¿Y qué? ¿Cómo que y qué?

A mí, nadie me va a contratar.

¿Cómo que no? Además, estaría muy bien

que tú te encargaras de la familia ahora.

Es que me lo habían contado, pero no me lo imaginaba así.

Es superelegante, parece que estamos en Manhattan.

La verdad es que estoy contentísima.

Con la indemnización, he aprovechado y le he dado un lavado de cara.

Está sobrio, elegante.

Es una pasada. ¿Has cambiado la carta también?

No, la carta sigue siendo la misma.

Sí, pero... ¿No?

¿Sigo siendo la misma? Tienes mala cara, ¿estás bien?

La verdad es que ando regular. Creo que estoy cogiendo algo.

A ver, déjame que te toque.

Yo creo que tienes fiebre. ¿Sí?

¿Por qué no te vas a casa y cierras?

Sí, claro, cómo se nota que no eres autónoma.

Cierro y no gano un duro.

Así que, nada, ¿una magdalenita? ¡Bueno!

Oye, ¿cómo es que desayunas hoy aquí?

¿Por qué no desayunas en casa? Mi madre me ha puesto nerviosa.

Está atacada porque con todo esto de...

De Francisco, tiene miedo a que me echen del trabajo.

Ya, normal...

Bueno, maja, te dejo, que me espera un día infinito.

Ánimo, Oli.

¿Qué haces aquí?

Mi madre, y no quiero hablar de ello.

¿Por? ¿Todo bien?

No, estoy asustada.

Alba, es lógico que estés asustada, todo esto está siendo muy duro.

Es que no quiero subir.

Es la primera vez desde que trabajo aquí que me pasa.

No quiero ver a nadie, me da pánico que todos se enteren.

No sé...

¿Qué más da que se sepa? No te preocupes, yo estoy aquí.

No voy a dejar... ¿Qué vas a hacer?

¿Lograr que no me miren mal?

¿Qué no me vean como si fuese una enchufada?

La hija del jefe. O peor, la hija de la otra.

No, no, estamos muy tranquilos.

El bufete está completamente al margen

de lo que aparece en los medios.

Por supuesto, lo tenemos todo controlado.

A usted.

Adiós, buenos días.

El tercero que me llama esta mañana y no son ni las nueve.

-Qué rápido va todo, ¿no?

Pensaba que con el fin de semana, la cosa iría más despacio,

que no se enterarían de repente.

-Ya ves...

La competencia debe estar frotándose las manos

calculando las cuentas que nos quitarán.

¿Has conseguido hablar con tu padre? -No.

No...

He intentado pasar estos días lo más cerca posible de mi madre,

que está que no te imaginas.

No entiende nada. -Ya...

-La semana pasada, no estuve bien con mi padre.

No me porté bien con él.

Fui demasiado duro, me parece.

-Jesús, esto hubiera acabado igual de todas formas.

-No sé...

Sí, a lo mejor, sí, no lo sé.

Te sonará ingenuo,

pero quiero creer que, en el fondo, hay una explicación para todo esto.

He descubierto tantas cosas ocultas de mi padre

que ahora, es imposible poder encajarlo todo, imposible.

Necesito hablar con él urgentemente.

-A ver, Jesús, no quiero parecerte fría,

pero ahora mismo, la situación del bufete es

mucho más apremiante que los conflictos familiares.

¿Entiendes?

¿Has ocupado ya el despacho de tu padre?

-No...

No, no puedo, no ve veo con ánimo de ponerme

detrás de su mesa. De momento, sigo en mi despacho,

que ahí estoy muy bien.

-Pues te ruego que lo hagas ya.

Ese despacho vacío está gritando que tenemos un problema.

Cuanto antes te vean en esa silla, antes entenderán

que seguimos funcionando.

-Carlota, el vacío de poder en el bufete es real.

-Sí, lo sé.

Tenemos que buscar una solución.

-Mientras buscamos la solución, ¿hay que disimular?

¿Es lo que me estás diciendo? -Exactamente.

Tenemos que convocar una junta

y nombrar a un nuevo consejero delegado.

-De acuerdo.

-Solo los socios, Jorge, tú y yo.

-Solo los socios.

¿Por qué?

-Por Ángel.

Él ha tenido mucho que ver en todo esto.

Por eso estamos como estamos.

No quiero ni que asome la nariz por la junta.

¿Me oyes?

Es que puedes ser como Jesús.

Nunca seré como Jesús.

He estado pensando que...

¿Qué? Alba, puedes contarme lo que quieras, lo sabes.

Que...

Creo que me voy a buscar otro trabajo.

Y desaparecer de aquí.

¿Cómo que vas a buscar otro trabajo?

¿Te has vuelto loca? ¿Qué más da? Es solo trabajo.

No tengo por qué aguantar todo esto

cuando podría ser contable en cualquier otro lugar.

En lugar de estar con esta angustia todo el rato.

Ya...

Oye, ¿y qué pasa con nosotros?

Nada, seguiríamos igual.

Y mejor, no tendríamos que escondernos.

Cuanto más lo pienso, más ganas tengo de largarme.

Lo único que te pido es

que te lo pienses un poco.

Ya lo he pensado, no paro de darle vueltas.

Está bien, voy a ser sincero. Quizás no te guste, pero lo seré.

Eres exactamente como Jesús.

Eres hija de Francisco y tienes exactamente los mismos derechos.

Del bufete, la parte de Francisco, la mitad es tuya por ley.

Tienes que quedarte para luchar por lo que es tuyo

y cuando la gente sepa quién eres, porque se van a enterar,

tienes que dar la cara

y aceptar orgullosa tu nombre, y tu nombre es Zabálburu.

Alba, te voy a ayudar.

Te voy a proteger, no dejaré que te hagan daño.

Nadie.

Pero tienes que estar aquí, tienes que estar aquí dentro.

Todo esto es tuyo.

No puedes regalarlo simplemente porque tengas miedo.

No sé...

Tú confías en mí, ¿verdad?

Voy a luchar por ti.

Te lo juro.

¿Has visto las noticias sobre don Francisco?

-Ya, si mírame, estoy con el móvil, ordenador, tablet...

He estado leyendo en prensa, en foros de abogados,

en el boletín de judicatura... Está en todas partes.

-Tanto ruido no ayuda en nada.

-Es que tener al consejero delegado entre rejas,

no ayuda a que vengan los clientes a que les defiendan.

-Qué horror.

-Si vieras las versiones que corren por la red.

A este paso, van a decir que además de robar a dos manos,

bebía sangre en noches de luna llena.

-¿Qué culpa tenemos nosotros de lo que haya hecho don Francisco?

-Ninguna, pero eso da igual.

Aquí, cuando empieza a faltar dinero,

habrá recortes y algún que otro despido.

Y no creo que los jefes sean los primeros en irse por la puerta.

-Después de esto, la imagen del bufete quedará por los suelos.

Hasta mi familia me pregunta si sé algo de la trama.

Yo, que soy el último mono. -Ya pues...

Siento decirte que esto acaba de empezar.

-Por no hablar de las caras de los jefes.

¿Has visto a Carlota hoy?

-He tenido que pasar corriendo delante de su despacho.

El ambiente no está para broma.

-Con lo bien que lo pasamos el viernes...

Todos juntos, que parecía que no había ningún problema.

Veo que llevas el reloj.

-Y tú, la camisa.

-Sí, he pensado que me la tenía que poner,

como gesto de... -De apoyo.

-Me he dado cuenta de que esto no es solo un lugar de trabajo.

-Ya, no solo se trata de perder nuestro curro.

-No, son nuestros amigos.

Pero no hay que desanimarse.

Vamos a pensar en algo, cualquier cosa, pero hagamos algo

para ayudar a remontar esta crisis.

-Carol, baja a la tierra, tú eres la becaria

y yo, la de soporte informático. -¿Y qué?

¡Sofi!

Sofi.

Ay... Hola.

Hola, Julia, me había quedado como... Atontada.

¿Don Francisco?

Don Francisco, el trabajo, José, los niños...

Bueno, vamos por partes, ¿eh? No, no puedo ir por partes.

Va todo junto y todo se me viene encima.

A ver, que lo de don Francisco es normal.

Llevas muchos años trabajando a su lado.

Pero lo que ha hecho es un delito, así que...

Ya...

Y lo del trabajo, si echan a alguien,

porque todavía no lo han confirmado,

no serás de las primeras.

De hecho, creo que serás la última en irte.

No sé, ojalá no despidan a nadie.

Yo no puedo perder este trabajo y menos, después de tantos años.

Necesito este trabajo porque es el único sueldo que entra en casa.

José y sus negocios imposibles...

Lo peor son sus mentiras, es que no...

No puedo más, y no cambia.

No cambia ni por mí ni por los niños.

Sofi, no... No sé. No sabía que estabais así.

Pues sí, no lo sabe ni él.

No se da cuenta, él vive en otra realidad, en otro mundo.

Lo he querido mucho, pero no...

No sé lo que hace y veo que no va a cambiar nunca.

Ni por los niños ni por nadie.

Me siento tan sola... Pues no, Sofi.

No te sientas sola porque yo estoy aquí para lo que necesites.

Gracias.

Ay, va, vamos. Venga, vamos.

Lo he dejado con Chema.

¿Cómo?

¿Cuándo?

Bueno, hablé con él hace unos días

y ya me he ido de casa.

¡Ay!

No me lo puedo creer, lo siento mucho, ¿cómo estás?

Mal, Sofi, estoy mal. Ya...

A Chema, lo quiero tantísimo... Y él, a mí, también, ¿eh?

Pero no sé, desde hace un tiempo que ya...

Que ya estamos muy alejados el uno del otro.

Ya... Y yo, sentía que no...

Que no le podía dar más y no me parecía justo seguir así.

Al principio, es muy fácil y luego, el tiempo...

Nos separa.

Has sido muy valiente al tomar esta decisión.

No me quedaba otra opción. Ya...

Y tú, ¿has pensado si...? Bueno, si vas a hablar con José.

Es un poco más complicado.

No puedo ni pensarlo. Sí, bueno...

Lo tuyo, con los niños y tantos años en común con él...

Si a mí me costó decidirme, no me imagino cómo será para ti.

Ay, yo no puedo ni imaginármelo.

Bueno, a trabajar.

Buenos días. Buenos días.

Tenemos bastantes casos que revisar.

Trabajar es la mejor manera de combatir el pesimismo.

Muy bien.

No te esperaba tan positiva, qué energía.

En realidad, es fachada, me está costando la vida arrancar.

¿Qué tal tu fin de semana?

Bueno...

Los he tenido mejores.

No sé si tendrá que ver, pero...

El viernes parecías un poco triste en la fiesta.

Sí, eh...

Con la situación que tenemos aquí, no es fácil.

¿Solo eso?

¿Te parece poco?

No, no sé, pero bueno, me había parecido

que no estabas...

Olvídate, además, tienes razón, la situación aquí ya es

bastante complicada.

Me he pasado todo el fin de semana metido en internet,

leyendo cada chorrada...

Lo mejor es seguir con la rutina y no darle vueltas a la cabeza.

Totalmente de acuerdo.

Venga, empezamos, a ver qué tenemos.

El divorcio Aparicio-Cuevas.

Divorcio Aparicio-Cuevas. Aparicio...

Raúl Aparicio.

Yo tenía un compañero de la uni que se llamaba así.

No, es que es mi compañero de clase.

Raúl. ¿En serio?

Sí. Qué casualidad.

Raúl, claro. Este, en la universidad, vamos,

Rodrigo, él y yo éramos inseparables, todo el día juntos.

Y se casó, claro, con Jimena.

Me invitó a la boda y todo, ahora me acuerdo.

Pero estaba en Chicago y no pude venir.

Y ahora, se divorcia. Ya ves...

Es lo que ha durado su matrimonio. No pone quién ha dejado a quién.

Bueno, da igual quién haya dejado a quién.

Cuando te separas, los dos lo pasan mal.

Julia, ¿seguro que estás bien?

Perdona, Jorge, eh...

Carlota quiere organizar una junta del Consejo de Administración.

¿Puedes a las cinco y media ¿Cinco y media?

Eh, sí, yo creo que sí. Vale.

Gracias, Daniel. Nada.

Compruébame que puedo a las cinco y media

y si no, libérame el hueco. Sí, claro.

Bufete ZL&D, buenos días.

Sí, dígame.

Es tu perfil de Linkedjobs, ¿no?

Ay, perdona, sé que no debería estar mirando esto.

Ah, no, no te preocupes, estamos todos igual.

No sabemos cómo vamos a salir de esta.

O si vamos a salir.

Es horrible, todas estas personas. ¿Y la mala imagen?

Aunque superemos la crisis, estas cosas quedan.

Hasta ahora, trabajar aquí daba prestigio, pero...

Mi padre me está preguntando si tengo en mente otro bufete.

Ya sabes, para que empiece a hacer llamadas.

Bueno, nunca se sabe, a lo mejor, la situación da un giro.

Sí, a peor.

¿Por qué lo dices?

Si me prometes que eres discreta, te puedo contar algo.

Sí.

Aquí, no, que hay mucha gente, ven.

Lo único que, por favor, no se lo digas a nadie.

Ni a Julia, ni a Sofía...

Buenos días. -Buenos días, ¿tenía cita?

-Sí, soy Raúl Aparicio, tenía cita con Jorge Leiva.

-Vale, voy a avisar, espere un momento.

Puede sentarse ahí. -Gracias.

¿Sí? Julia, ha llegado Raúl Aparicio.

Tenía cita a las 12:15.

Gracias, Macarena, ahora voy. "Vale, perfecto".

¿Puedo ofrecerle agua o café? -No, no, gracias.

-¿Qué tiempo tiene? Es muy pequeñita aún.

-Tomaré un vaso de agua. -Claro.

-Gracias.

Hola, soy la secretaria del señor Leiva.

¿Me acompaña? Hola, claro.

Ah, qué chiquitina. Ya te sigo yo.

Gracias. Por aquí.

El fiscal que lleva el caso es amigo de la familia

y este fin de semana vino de visita.

Se puso a hablar y, ya sabes.

Las mentiras de Francisco no se limitaban a cuentas bancarias.

Ha llevado una doble vida durante todos estos años.

Ha tenido otra mujer, ¿te imaginas?

No entiendo cómo ha podido hacer esto.

De verdad, Lourdes es toda una señora.

Guapa, elegante, con clase...

No entiendo qué ha podido buscar fuera.

Pero bueno, a saber...

A saber qué clase de amante se ha buscado.

Supongo que alguien todo lo contrario a Lourdes.

Alguien... vulgar.

Y la amante aguantando, ¿eh?

Porque hay que tener estómago para ser la otra tantos años.

Seguro que lo ha hecho por dinero, porque, si no, dime tú...

Y perdóname, pero eso tiene otro nombre que no es amante.

¿Te importaría callarte? Tengo que trabajar.

Alba, no sé por qué te...

Es muy fácil hablar de una persona que no conoces

por rumores que no sabes de dónde han salido.

No tienes ni idea de su vida

y de por qué ha podido aguantarlo. ¿No se te ocurrió pensar

que se enamoró de quien no debía? La vida no es justa.

No me gusta que te enfades y no lo entiendo...

Me enfado porque es muy triste oír hablar a una mujer como tú

de forma tan machista de otra mujer.

Adelante. Buenos días, Jesús.

Mira, venía a repasar tu agenda del día.

Mi agenda, ¿por qué?

Bueno, porque... Las citas que tienes por la mañana,

y también si tienes alguna comida con algún cliente o alguna cosa.

Y hemos de organizar la tarde. Claro, ¿sabes qué pasa?

Que esas cosas las llevo siempre yo.

Yo personalmente, es decir, que las anoto en cualquier sitio.

Ya, vaya...

Ah, ¿quieres que te ayude a ordenar el despacho?

No, no, por favor, no te molestes,

que esto es poquita cosa, son cinco minutos.

Bueno, como tú quieras.

¿Qué vas a tomar? ¿Café, té? ¿Cómo y cuándo lo quieres?

Pues es que yo no tengo una hora concreta.

Vaya, bueno, pues iré preguntándote.

No, no, mejor que no.

No, me sentiría muy incómodo

causando tanto trajín, contigo arriba y abajo por un café.

Voy a hacer una cosa.

Cuando quiera café, voy a tomarlo en el office, cómo siempre.

Tienes que disculparme, Sofía, pero no sé si necesito secretaria.

Ah...

Vale, no, ya, ya entiendo, ya...

Como Carlota y Jorge ya tienen a su asistente,

y tú no necesitas secretaria, yo me voy haciendo a la idea

de que ya no me necesitáis. ¿Me disculpas?

Sofía, no, no, Sofía. No me entiendas mal, por favor.

A ti, te necesito más que nunca.

Porque, ahora, con todo esto, como comprenderás,

a mí se me hace un poco abrumador.

Te necesito cerca porque conoces este bufete mejor que nadie.

Sí.

Lo que pasa es que me tendrás que disculpar mucho

porque yo no estoy acostumbrado a tener ayuda.

No, no, por favor, no.

No hace falta que te disculpes de nada.

Vale. Por cierto...

¿Has podido hablar con tu padre? No...

Antes, debería de hablar con Ángel y que me ponga un poco al día

de su situación, porque no sé nada.

Yo solo lo preguntaba para saber si estaba bien.

Y también que lo siento muchísimo

si mi declaración lo ha perjudicado en algo a él.

No creo que tu declaración haya empeorado las cosas, tranquila.

Mi lealtad hacia él es... Puedes estar tranquila, Sofía.

Tú has cumplido con tu deber. Sí.

Como estamos intentando hacer todos.

¿Sí? Gracias.

Sí que te voy a pedir una cosa. Dime.

Libera la sala de juntas a partir de las 17:30.

Bien, ¿vas a quedar con algún cliente?

No, va a haber Consejo de Administración.

Nos reunimos los socios.

Ah, vale, muy bien.

No te preocupes, la sala de juntas estará lista a las 17:00.

Muchas gracias. A ti.

Gracias. Vale.

(Llaman a la puerta)

Raúl Aparicio está aquí. Que pase, que pase.

¡Pero bueno, señor! ¿Qué tal?

¿Cómo estás? Muy bien.

Cuánto tiempo, tío. Ya te digo.

Oye, vaya sorpresa. Sí.

Alguna mejor que otra. ¿Cómo estás?

Pues muy bien, aquí, ya ves, tirando.

Siéntate.

No pasan los años por ti, estás igual.

Tú también estás igual, llevas el mismo peinado y todo.

Bueno, algún cambio sí que hay. Sí, Aurora.

Menos mal que no todo son malas noticias, ¿eh?

Aunque a lo que vengo aquí... Ya...

Reconozco que cuando me enteré que te casabas con Jimena, no...

No daba crédito. Sí, ya ves...

La vida es así de rara.

Pero es que en la uni, os odiabais.

Es verdad, no la soportaba, no podía ni verla.

Pero mira la vida, nos reencontramos años después en el gimnasio

y no veas cómo había cambiado. Sí, sí, sí.

Se presentó ella, la invité a tomar algo.

Y ya sabes. Sí, sí...

Y en el gimnasio, con la cañita, ¿no?

Y mírame, tantos años después y vuelvo a no poder verla.

Tenía que haberme fiado de la primera impresión.

Pues cuanto lo siento, tío. Y, encima, con un bebé...

Yo lo sentiré si no ganamos.

¿Sabes que Rodrigo es el abogado de Jimena?

¿Qué? Ajá.

¿En serio?

Pues sí.

Este tío es un sinvergüenza, ¿cómo se pone a defenderla?

¿Estaban en contacto? ¿Se hablaban?

Sí, más o menos, por redes sociales y eso.

Oye, Rodri tiene fama de buen matrimonialista, ¿no?

Sí, y lo es.

Sobre ese tema, justo quería hablarte.

Ahora, si quieres, te presento a los expertos matrimonialistas

y los conoces y a ver quién te lleva el caso.

Prefiero que lo lleves tú.

Ya, pero no es mi especialidad. Bueno, da igual.

Me quedo más tranquilo si lo llevas tú.

Es una historia un poco rara y no confío en nadie más que en ti.

Entonces, no hay más que hablar, cuenta conmigo.

Sabes que, por ti, lo que haga falta.

Claro.

Justo estaba leyendo el informe

y ha sido Jimena la que te ha puesto la demanda.

Me da igual lo que pida, que se lo lleve todo.

Todo, no, que se lleve lo justo.

A mí, lo único que me importa es Aurora.

Pero es por lo que ella va a litigar hasta el final.

Normal, es su hija también.

Por eso, los divorcios con niños son complicados.

Bueno, esto es más complicado todavía de lo normal.

Te estaba buscando.

Ah...

Necesitaba un sitio para preparar todo el trabajo.

Ahí fuera es imposible concentrarse.

Bien, pues ya que estás metida en faena,

Tengo que solucionar esto esta semana y no puedo.

Así que te encargas tú, ¿vale? -Eh...

Lo siento, Ángel, pero es que tengo mucho trabajo y...

Lo siento, pero no hay más remedio, me encargo de defender Francisco

y no está siendo fácil, está siendo complicado.

(Llaman a la puerta)

Perdonad, la sala está reservada a partir de las 17:00.

Ah... -¿Reservada? ¿Por qué?

Se reúne el Consejo de Administración.

He llamado a los de limpieza, Berta, si puedes ir recogiendo

para que repasen esto un poquito...

Nadie me había dicho nada del Consejo.

Ya, es solo para socios.

Yo sí había oído que el Consejo se reunía.

¿Qué crees que va a pasar?

No lo sé.

Se están diciendo muchas cosas.

Este fin de semana hemos tenido visitas de amigos

de abogacía y judicatura y...

y mi padre dice que es difícil que este asunto no afecte al bufete.

Y yo, lo siento por el bufete, pero...

Tengo que pensar en mi currículum. -Es lógico.

Si no reaccionamos con contundencia, esto nos salpicará a todos.

Ya, pero se supone que el Consejo se reúne para evitarlo, ¿no?

Berta, en confianza,

¿crees que actuarán con firmeza? -¿Qué quieres decir?

Ni Carlota ni su amigo de los formalismos, Jorge,

que prácticamente, acaba de llegar. Y Jesús... ¿Quién es Jesús?

Entonces, ¿qué crees que va a pasar? -No lo sé.

Pero dudo que sean capaces de proteger a su gente

o que tengan madera para hacer cambios.

Hay que blindar el bufete y tomar las medidas necesarias,

cambiar el nombre si es preciso.

Cualquier cosa para no perder a los clientes

o que nuestro prestigio no acabe por los suelos.

¿Lo entiendes? -Sí.

Bien, pues manos a la obra.

Permíteme que te eche una mano. -Gracias.

Yo lo que no entiendo es

por qué el hecho de que Jimena no quisiera tener hijos

va a complicar el divorcio.

Aurora es adoptada.

Vale, ¿por los dos? Ajá.

Pero eso no es lo más relevante.

Lo verdaderamente importante es

que Aurora no está viva.

¿Cómo que no está viva?

¿Entonces qué es? Un bebé Reborn.

Madre mía...

Es increíble... Ya.

Es que mira las manos... ¿Has visto?

Eh, y... ¿Y cómo decidisteis...?

Pues yo siempre quise tener hijos.

Pero no se me ocurrió hablarlo con Jimena antes de casarnos.

Yo di por sentado que ella también los querría.

Cuando me dijo que no, se me cayó el mundo.

Entiendo. Imagínate...

Yo estaba loco por Jimena y ella estaba segura

de que no quería ser madre.

Entonces, empecé a pensar.

Por eso se me ocurrió adoptar a Aurora.

Yo ya había visto muñecos Reborn y ya lo ves,

es que son tan reales... Y que lo digas.

Pensé que así, tal vez ella cambiaría de idea.

Perdona que te lo diga, pero me parece un poco...

Traída por los pelos la estrategia. ¿Y yo qué sé?

Quería intentarlo todo antes de que eso se cargara el matrimonio.

Me imaginé que si se involucraba en los cuidados con la cunita,

le ponía la habitación, pues... Acabaría con el gusanillo.

Y ella aceptó. Sí, le pareció buena idea.

Buscamos juntos lo que queríamos hasta que dimos

con la artista que nos convenció.

¿La artista? Sí.

Los creadores de bebés Reborn son artistas.

Jimena y yo escogimos los detalles del aspecto físico de Aurora.

Luego, esperamos meses a que nos lo hicieran

y, finalmente, la adoptamos.

Bueno, la comprasteis. No.

En la comunidad Reborn se habla de adopción.

En la comunidad Reborn.

No pongas ese tonito, que no estoy loco.

No, tienes razón, perdóname, pero es que es...

Es un poco fuerte. Sí, si yo lo entiendo.

Yo sé perfectamente que Aurora es un muñeco.

Pero tanto Jimena como yo acabamos entrando en el juego.

Vestirla, alimentarla... Cuidarla como si fuera de verdad.

Llegó un momento en el que se convirtió

en una realidad para nosotros.

Al menos, a nivel afectivo.

¿Quieres decir que la queréis? Sí, sí, claro que la queremos.

Yo sé que es difícil de entender desde fuera.

Pero sí, la queremos.

Ya... Oye, ¿y en ningún momento Jimena cambió de opinión?

No sé, después de esta experiencia, querer tener sus propios hijos.

Hijos de verdad.

No...

A Jimena le encanta cuidar de Aurora,

pero le basta con eso. A mí, no.

Y eso precipitó el divorcio. Sí, y empezó la guerra.

Al principio, ninguno puso pegas a nada.

El reparto fue sencillo hasta que tocamos el tema de Aurora.

Ahí es donde ha reventado todo.

Los dos la queremos y yo no estoy dispuesto a cedérsela.

Puede que Aurora no sea real,

pero lo que yo siento por ella, sí lo es.

Bueno, eh... A ver...

Vosotros os casasteis en régimen de gananciales.

Ajá. Y el dinero con el que...

Bueno, con el que adoptasteis a Aurora, ¿era de cuenta común?

Sí, salió de la cuenta conjunta.

Bien...

A ver, como sabrás, a nivel legal,

Aurora es considerada un bien cuya propiedad compartís los dos.

Sí, pero la idea de adoptarla fue mía.

Ya, pero eso va a ser irrelevante para un juez.

Lo mejor es que llamemos a Jimena y a Rodrigo,

hagamos una reunión,

lo hablamos e intentamos llegar a un acuerdo.

¿Un acuerdo?

Jimena está loca, no va a dar su brazo a torcer.

Que no, que no. Pero vamos a intentarlo, Raúl.

Hazme caso.

¿Pero es recién nacido, el bebé? Sí, sí, pequeñito.

Pero no he podido verlo porque...

Hazme caso.

Si evitamos el juicio, salimos ganando todos.

A ver si lo conseguimos. No te preocupes, yo me encargo.

Julia, por favor, ¿puedes llamar a Rodrigo,

que es el abogado de la parte contraria

y concertar una cita de conciliación?

Sí. Gracias.

Perdona, ¿puedo ver al bebé? Es que me encantan.

Lo siento, pero tengo prisa.

Me llamas con lo que sea. Sí.

Estamos en contacto. Y gracias.

A ti, me alegro de verte. Yo, también.

Hasta luego. Chao.

Hasta luego. Hasta luego.

Adiós.

Es el primer padre que veo al que no le gusta enseñar su bebé.

Me encantan los hombres que van con su bebé a todas partes.

Es que les da un algo y ellos lo saben.

Ligan un montón. Ay, Carol, por favor.

No sé, a lo mejor, la niña es un poco fea.

¿Fea?

Jorge, perdona.

Es tu amigo, lo siento. No, si no pasa nada.

Aparte, la niña no es nada fea, es una monada.

Y a vosotras dos, os aconsejo que no os pusierais tan tiernas

porque la niña no es de verdad.

¿Cómo que no es de verdad? Que no es de verdad.

¿Qué pasa? ¿Qué es un muñeco? Pues sí, justamente eso.

Es un muñeco especial, una cosa muy rara.

Se llama muñeco Reborn. ¡Ah! ¿En serio?

Sí, sí. ¿Era un muñeco Reborn?

Qué pena no haberlo visto, siempre he querido uno.

¿Qué es un muñeco Reborn?

Es un bebé de silicona igualito a un niño de verdad.

Son amor absoluto.

Yo vi una foto en internet y parecen muy reales.

Reales, reales, que hasta da grima.

A mí, en el despacho, me la ha enseñado un momento

y me he asomado y parecía que me iba a vomitar.

Que no, son preciosos. Sabéis que me encantan las muñecas,

pero es que los Reborn son como un niño real.

Sí, y que lo digas. Van a litigar por él.

¿Cómo que van a litigar? Sí, sí.

¿Por el muñeco? Sí, sí, en el juzgado,

con el muñeco y toda la parafernalia.

¿Y eso se puede? Bueno, vamos a ver.

¡Te pillé!

Papá, qué susto, por favor.

No hagas eso, que se me va a salir el corazón.

Ya, ya...

¿Qué? ¿Cogiendo unas moneditas?

No, reponiendo. -Ya, ya, lo que tú digas.

Papá, no estaba sacando dinero, estaba metiéndolo.

Que me da igual, Álex, de verdad.

Lo que tú digas, mientras no empieces a fumar.

Porque no será para tabaco, ¿no? -No...

No sabes lo que se gasta la gente en tabaco, ¿eh?

Ni metiendo mano en la hucha cada mes.

Papá que te digo que no estaba cogiéndole dinero a Cristina.

Sí, y menos mal que Cristina es una hormiguita.

Así, si uno, de repente, un día, necesita una ayuda...

Mira, mamá repuso el dinero que había dentro de la hucha.

Faltan un par de monedas y se las añadí yo, punto.

Solo quiero que esté la hucha tal y como Cris la dejó.

Ya veré yo qué me invento para que Cris no se dé cuenta.

Gracias, Sofía. De nada.

Si necesitáis algo más, estaré en mi puesto.

No, Sofía, vete a casa, que ha sido un día complicado

y nos tenemos que quedar hasta tarde.

Muchas gracias.

Bueno...

Lamentablemente creo que empieza el baile de cuentas.

¿Cuántas hemos perdido ya?

Todavía no lo sabemos.

Hay varios clientes que amenazan con irse a otro bufete.

Pero hasta que no lo hagan, no lo podemos dar por hecho.

Lo primero que debemos hacer es tener una estimación fiable

de ingresos y ver cuántos meses podremos asumir teniendo pérdidas.

Le pediré a Alba que nos haga una previsión de gastos e ingresos

para los próximos seis meses.

Me parece bien, y habría que establecer un límite

desde el cual empezar a hacer recortes.

Yo, antes de tomar decisiones así de drásticas,

miraría todas las opciones.

Podríamos aumentar capital con la entrada de un nuevo socio.

Yo también lo he pensado.

Pero creo que sería mucho más interesante

afrontar esta crisis, de momento, nosotros solos.

Podemos mantener la opción de un nuevo socio

como último recurso pero si logramos salir adelante los tres...

Sería la mejor opción, está claro.

Para eso, deberíamos tener un nuevo consejero delegado.

Disculpad el retraso.

Parece que alguien se olvidó de avisarme de que había

reunión del Consejo.

¿Qué haces, Ángel?

Ángel, disculpa, pero si estamos reunidos en Consejo,

solo pueden asistir los socios. -Y por eso estoy aquí.

Hasta que mi cliente no salga de la cárcel y pueda defenderse,

soy su representante legal.

Debo asistir a las reuniones de socios que se hagan.

Me parece que te equivocas, Ángel.

Que seas su abogado, en este caso concreto,

no te da poderes legarles para el resto de asuntos.

A no ser que tengas un poder notarial.

¿Lo tienes?

¿De verdad me lo estás pidiendo? ¿Me vas a hacer ir al notario?

Lo que te intenta decir es que no tiene sentido que estés.

¿Y quién va a proteger los intereses de mi cliente?

Yo.

Lo siento, Jesús, pero tú no eres objetivo.

Hay, claramente, un conflicto de intereses.

Sería distinto si tú no trabajaras aquí.

Mira, Ángel, no me quiero enfadar,

pero si no has traído ese poder notarial,

deberías levantarte e irte.

No.

No me voy a ir de aquí

hasta que no os diga lo que he venido a decir.

Ay...

¿Vas a estar mucho rato liada con las muñecas, hija?

No sé, me tranquiliza.

Ojalá yo también tuviera algo para tranquilizarme.

No paro de darle vueltas a cómo vamos a arreglarnos

con lo del dinero.

Pues yo ya lo he decidido.

Voy a buscarme otro trabajo por si no sigo en el bufete.

Y supongo que tú también tendrías que pensar en algo.

¡Ay! ¿Qué?

Nada...

Bueno, sí...

Nos han encontrado.

Se han enterado de mi relación con Francisco.

¿Cómo? ¿Quién? ¿Quién te ha encontrado?

Una revista, Corazón de papel, se llama.

A estos les va mucho lo de contar

líos de políticos y gente rica en general.

¿Y qué les has dicho? ¿Qué te han dicho ellos?

Van a publicar la historia de la doble vida de Francisco.

Él interesa por su relación con políticos y gente famosa.

Así que han rascado un poco y...

Han dado con nosotras.

Nos van a sacar a la palestra. No...

Sí... Que no puede ser, hay que pararlo.

Tengo que consultarlo, seguro que podemos hacer algo.

Hacer, poco, no van a contar nada que sea mentira.

Así que se me ha ocurrido... Es solo una idea, ¿eh?

Pero ya que saldrá de todas formas y no podemos evitarlo,

¿por qué no aprovechar?

¿Cómo?

¿Sabes cuánto pagarían por una entrevista

con la amante de Francisco?

No lo estás diciendo en serio.

Hija, tú has dicho que tengo que pensar en algo para sobrevivir.

Sí, mamá, en todo menos en eso.

Te lo juro, como des esa entrevista y como les hables de nosotras,

me voy y no vuelvo nunca más. Vale, no te pongas dramática, ¿eh?

Qué prejuicios tenemos.

Así nos va.

Está bien, ¿queréis que os diga la verdad?

Por supuesto creo que Francisco es inocente

y por supuesto creo que se dejó enredar por Chaparro.

También pienso que no sabía lo que era Obrilservices.

Pues eso dice mucho de tu inteligencia.

No, lo dice de la tuya.

Da igual lo que yo piense, soy su abogado y punto.

Puedo defenderlo aun pensando que no es inocente.

Pero vosotros, lo que no entiendo es

por qué os parece mal que yo lo defienda.

¿Acaso no es tu padre? ¿No es tu socio?

Entiendo que tú lo odies, tienes motivos, ¿pero vosotros?

Vosotros deberíais ser un poquito más leales.

¿Leales?

¿Lo estás diciendo en serio? -Lo estoy diciendo en serio, Jesús.

Sabes que te tengo aprecio, pero es lo que pienso.

¿Qué queréis? ¿Qué se pudra en la cárcel?

Jesús, sabes lo importante que es tu padre para mí.

Lo sabes, ¿no?

Me parece bien que lo defiendas, pero nos podías haber avisado

de lo que estaba pasando. -¿Cómo queríais que os avisara

sin romper la confidencialidad abogado-cliente?

¿Creéis que ha sido fácil tener esta información y dejar

que os explote en la boca sin poder hacer nada para remediarlo?

¿Creéis que ha sido fácil? -Por favor, Ángel...

No vengas ahora aquí, de tipo bueno, ¿eh?

Por lo menos, ten decencia.

Lo que sí podrías haber hecho es haberme dicho la verdad.

Sabiendo que era mi padre. No te podía decir nada, Jorge.

Lo siento. Déjame en paz, Ángel.

¿De verdad quieres que seamos leales

a un señor que nos ha vendido?

Que nos va a costar el bufete, el prestigio y quién sabe

si nuestras carreras.

No te pido que perdones a Francisco, es cosa tuya.

Lo que te pido es que no me condenes por hacer mi trabajo

y defender a mi cliente, porque tú harías lo mismo.

Defender a tu cliente, proteger sus derechos.

Si fueras un poquito honesta contigo misma,

admitirías que tengo razón.

No me fío nada.

Está tramando algo.

Algo de razón tiene.

Todos haríamos lo mismo, defender a nuestro cliente.

Ya, pero no así.

Yo estoy con Carlota, no me fío un pelo.

Está tramando algo, seguro. Pero, ¿el qué?

Esa es la pregunta.

¡Hola!

¿Qué haces aquí?

Hola.

Eh...

He venido a recoger algunas cosas.

Perdona, que no te he avisado.

Nada, no te preocupes, ¿quieres que me vaya?

No, por mí, no.

Bueno, si tú lo necesitas... No sé, como veas.

No, yo, no.

¿Qué buscas?

El monedero de Jávea.

¿Te acuerdas? Lo compramos juntos.

¿No te acuerdas de, la última vez, dónde lo dejaste?

Sí, estaba por aquí. Entonces, por ahí estará.

Julia...

¿Cuándo vas a hacer la mudanza?

Me refiero a la mudanza grande.

Pues...

No lo sé, cuando...

Cuando tú me digas. No, cuando yo te diga, no.

Cuando tú quieras, que eres la que quiere marcharse.

Chema, las cosas no son así.

Yo no quiero discutir, ¿eh?

Pero te lo estoy diciendo para hacerme una idea, ¿no?

Es que no sabes lo duro que se me hace verte así,

recogiendo todo.

Me encantaría que recogieras todo de una vez y ya está.

Y nos evitamos más problemas.

¿No? Sí, tienes toda la razón.

Eh...

Si quieres, vuelvo en otro momento.

Lo único que te pido es que me mandes un mensaje

la próxima vez, cuando vengas a recoger el resto.

No te estoy pidiendo otra cosa.

Mira, yo, me voy.

Recoge lo que quieras recoger, haz lo que quieras y me avisas.

(Portazo)

En el bufete estamos todos un poco nerviosos y preocupados.

Esta mañana, han llamado dos clientes

que querían anular la cita contigo.

La semana pasada, tendría que haber llegado

una transferencia de Francisco y no hay ni rastro.

¿Se sabe quién lleva ahora sus asuntos personales?

Quiero que hables con los socios

para que me acepten como miembro del Consejo de Administración.

¿Qué? ¿Qué? ¿Pero tú de qué vas?

¿Seguro que tu hijo Jesús no sabe nada de las cuentas?

Igual viene a acompañarte una temporada.

No, Jesús está fuera de todo esto.

¿Ese es el favor que me quieres pedir?

Es que estoy pensando en buscar otro trabajo.

¿Otro tra...? ¿Pero por qué?

Prométeme que antes de decirle nada, vas a hablar conmigo.

Ojalá eso no me pase a mí nunca.

No te pase, ¿el qué? Pues eso, cuando sea mayor,

tener que coger dinero de la hucha de mis hijos.

Pienses lo que pienses quiero que sepas

que tu padre es un tío legal. -A sus intereses.

No, eso no es del todo cierto.

Es normal que tu padre no quisiera implicarte.

¿Te acuerdas cuando nos conocimos? Cómo no me voy a acordar.

¿Dónde están aquellos jóvenes que se enamoraron locamente?

¿Y ahora? ¿No estás con nadie? No, no...

Están llamando para quejarse, preguntando que qué pasa

con don Francisco y yo no lo sé.

Estamos pasando por un momento difícil.

Ya... -No te lo voy a negar.

Me daría mucha pena que tu reputación quedase

manchada por todo esto. Vente con nosotros, en serio.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 66

Derecho a soñar - Capítulo 66

12 abr 2019

Julia está triste por haber roto con Chema, aunque no quiere contárselo a Jorge. Irá a recoger sus pertenencias a casa de Chema y se despedirá de éste. Por su parte, Jorge representa a un antiguo compañero de colegio que se enfrenta con su ex mujer por la “custodia” de un muñeco reborn. Sofía siente que su matrimonio con Jose está agotado. Alba se plantea empezar a buscar trabajo y también se lo propone a Maricarmen, que se horroriza ante la sola idea y, por su parte, piensa en vender su historia con Francisco a la prensa rosa. Para capear la difícil situación del bufete, salpicado por la entrada en prisión de Francisco, se convoca junta de socios de ZL&D. Ángel quiere ser socio del bufete.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 66" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 66"
Programas completos (72)

Los últimos 74 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 72 Completo 51:06 8% ayer
    Capítulo 72 ayer Mientras en el bufete todos se preocupan por los comentarios insidiosos en las redes, hay una pequeña alegría al hacerse público finalmente el romance entre Alba y Ángel. Julia sigue d...
  • Nuevo Capítulo 71 Completo 51:51 77% pasado lunes
    Capítulo 71 pasado lunes En la junta semanal de socios, Carlota reprocha a Jesús y Jorge los secretos que han estado guardando –la verdadera filiación de Alba, la verdadera cualificación profesional de Julia&nd...
  • Nuevo Capítulo 70 Completo 51:45 70% pasado jueves
    Capítulo 70 pasado jueves El día se presenta pródigo en separaciones y despedidas. Julia, que acababa de dar por concluida su relación de pareja con Chema, abandona al fin el hogar que durante años había...
  • Nuevo Capítulo 69 Completo 52:01 71% pasado miércoles
    Capítulo 69 pasado miércoles Maricarmen va a ver a Francisco a la cárcel, y acaban discutiendo por el nuevo trabajo de ésta. Alba entrega el informe que le encargaron los socios, y descubren que el bufete está en aut&eac...
  • Capítulo 68 Completo 52:49 71% 16 abr 2019
    Capítulo 68 16 abr 2019 Sofía ha dormido en el salón y sus hijos Alex y Cristina sospechan que algo pasa entre sus padres. Jesús acude a visitar a Francisco en la cárcel y se disculpa por sus duras palabras. ...
  • Capítulo 67 Completo 52:04 70% 15 abr 2019
    Capítulo 67 15 abr 2019 La crisis en ZL&D es absoluta. Los clientes no paran de llamar pidiendo explicaciones por la detención de Francisco Zabalburu y algunos de ellos deciden abandonar la firma. Jorge, Carlota y Jesú...
  • Capítulo 66 Completo 53:05 70% 12 abr 2019
    Capítulo 66 12 abr 2019 Julia está triste por haber roto con Chema, aunque no quiere contárselo a Jorge. Irá a recoger sus pertenencias a casa de Chema y se despedirá de éste. Por su parte, Jorge repre...
  • Capítulo 65 Completo 52:12 69% 11 abr 2019
    Capítulo 65 11 abr 2019 Tras su charla con Jesús, Francisco decide aceptar la oferta de la Fiscalía y entra en prisión. La decisión conmueve a Maricarmen, Alba y Jesús. Mientras, Carlota y Jorge se pre...
  • Capítulo 64 Completo 51:34 66% 10 abr 2019
    Capítulo 64 10 abr 2019 Las sombras se ciernen sobre ZL&D. Jornada de juzgados, citaciones y fotos en la prensa, que no da tregua destapando la doble vida de Francisco al enterarse de que Maricarmen ha sido llamada a declarar. Tambi...
  • Capítulo 63 Completo 51:10 71% 09 abr 2019
    Capítulo 63 09 abr 2019 Nervios generalizados en el bufete por el incierto futuro de Francisco y del propio bufete. Sofía y Maricarmen lo viven con especial intensidad, ya que están preparando sendos interrogatorios con el...
  • Capítulo 62 Completo 51:33 78% 08 abr 2019
    Capítulo 62 08 abr 2019 Francisco se reincorpora al bufete. Ni su afeitado impecable ni su mejor traje ocultan su evidente aspecto demacrado. Mientras no cesan de llegar citaciones de la Fiscalía, Carol parece ilusionada preparan...
  • Capítulo 61 Completo 50:52 69% 05 abr 2019
    Capítulo 61 05 abr 2019 Maricarmen le dice a Alba que cree que Francisco es culpable. Julia tiene miedo de perder su trabajo justo ahora que va a empezar a llevar casos como abogada. Descubrimos que el Juez Quintana es padre de Carlota....
  • Capítulo 60 Completo 52:02 69% 04 abr 2019
    Capítulo 60 04 abr 2019 Sofía y Jose hablan de que su relación está llegando a su fin. Es el primer día de Julia como abogada, pero a pesar de su ilusión, perderá el juicio. Daniel insiste con s...
  • Capítulo 59 Completo 53:07 67% 03 abr 2019
    Capítulo 59 03 abr 2019 Acicateado por su mala conciencia y su sentido de la ética, Jesús decide sacar a la luz todas las verdades ocultas: habla con su padre tratando de hacerle reaccionar, le cuenta a Jorge que el verdad...
  • Capítulo 58 Completo 54:03 71% 02 abr 2019
    Capítulo 58 02 abr 2019 Ángel insiste a Francisco en que actúa de buena fe y quiere ser su abogado. Olivia recibe una citación de juicio rápido por el tema del extorsionador. Julia la convencerá de que...
  • Capítulo 57 Completo 51:41 72% 01 abr 2019
    Capítulo 57 01 abr 2019 Julia y Olivia planean una trampa para atrapar al extorsionador que está detrás de los ataques al bar. A raíz de los rumores sobre la investigación de la Audiencia Nacional se inicia e...
  • Capítulo 56 Completo 51:59 69% 29 mar 2019
    Capítulo 56 29 mar 2019 Julia decide junto con el Coach que debe ganarse la confianza de sus jefes para conseguir ejercer como abogada. Luis recibe una oferta concreta para irse a trabajar a Alemania. Han cometido actos de vandalismo co...
  • Derecho a soñar - Capítulo 55 Completo 51:40 68% 28 mar 2019
    Derecho a soñar - Capítulo 55 28 mar 2019 Alba ha pasado la noche en casa de Julia luego de conocer un secreto oculto durante años, ella es la hija de Don Francisco. Su jornada laboral será atípica, todo lo que la rodea tendrá...
  • Capítulo 54 Completo 50:16 66% 27 mar 2019
    Capítulo 54 27 mar 2019 Jorge se dirige a los empleados para decirles que les compensará con su dinero por los perjuicios que sufran por el comportamiento delictivo de su padre. El gesto es recibido con agradecimiento y admiraci&...
  • Capítulo 53 Completo 54:23 72% 26 mar 2019
    Capítulo 53 26 mar 2019 Ángel lo orquesta todo para quedarse el dinero de Francisco y que siga siendo el responsable de Obrilservices. Alba está entusiasmada con las nuevas historias sobre su padre que le ha contado Marica...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos