Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5098162
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 54 - ver ahora
Transcripción completa

La República del Congo y la República Democrática del Congo.

¿Papá a cuál fue?

El Congo no sé. Él dijo Congo, pues Congo.

¿Qué le has contado?

Uganda te dije.

-No me gusta esto.

Mentir tanto.

Tenemos que dejar el testaferro de Obrilservices como estaba.

Y poner las acciones de Zlanecorp a mi nombre.

¿No quiere cambiar el testaferro? -Ya no es necesario.

¿Puede hacerlo?

-Por supuesto.

¿Entonces, todo bien?

-Todo ha salido mejor de lo que imaginaba.

-¡Muy bien!

No sabemos si la cuenta que tenía mi padre es la única abierta.

Lo normal es que solo hubiera una cuenta, ¿no?

No vas a ir dejando huellas por todas partes.

Ojalá fuera así.

La prioridad tiene que ser lo que sea mejor para los niños.

Y nosotros, aunque nuestra intención sea protegerlos,

tenemos que defender a nuestro cliente.

Mi cliente no va a venir.

Podemos quedar otro día.

¿Me acaba de tutear?

-Vayamos al grano.

-No sé si sabe que

el socio fundador, padre del señor Leiva, está siendo investigado.

¡Bueno, ya está bien!

-Creo que eso es todo.

Señor Quijano, disculpe.

Señor Quijano, un segundo.

¿Tú qué tal? -Muy bien, perdóname.

No ha venido ni a negociar.

Ha venido a montar un show y lo ha conseguido.

¿Por qué no nos han dejado ir?

Podíamos haber llegado

a un acuerdo. No entiendo por qué.

-Esta gente quiere ir a juicio.

Quieren dinero, facturar horas. Les da igual

el daño que les hagan.

-¿Cómo alguien puede hacer esto por dinero?

No lo entiendo. No lo entiendo.

(Timbre)

Buenos días.

¿Qué desea?

Oiga, ¿quiere algo?

Oiga, que no puede entrar en una casa así como...

así.

Vale, ya sé quién es usted.

El cobrador de la empresa del crisantemo.

Vale. Pues está todo solucionado. No hay ningún problema.

Esta tarde tendrán el dinero. Sin falta.

Es más, con un plus por las molestias.

¡Oiga!

Que no puede hacer eso, por favor.

Que les prometo que voy a pagar.

Oiga, eh...

¿Está buscando algo?

Deje usted la foto.

Les juro que les voy a pagar.

-La próxima vez no habrá flor.

"La princesa Jaguar".

Mira, quedan entradas.

-Se dice Jaguar.

-Es francés.

-¿En serio?

-Oye, oye, que esto tiene muy buena pinta, ¿eh?

55 bailarines

y cantantes, disfraces. Un espectáculo impresionante.

Va, que yo invito.

-Vale, como quieras.

Pero la feria del motor es una vez al año, ¿eh?

-Venga, vamos a pillar entradas. Quedan pocas.

-Vale, ve tú. Yo no puedo.

-¿Por qué eres así, Luis?

No te van a tachar de la lista de tipos duros por ir a un musical.

-En serio. Tengo que ir a por el certificado médico.

-Vale, pero luego nos vemos.

Así le damos juntos la sorpresa a Julia.

-¿A qué hora, a las siete?

-Siete menos diez.

-Vale, siete menos diez.

Hasta luego. -A las siete menos diez, ¿eh?

En punto.

Que te conozco.

¿Entonces, crees que esto le va a hacer ilusión a Julia?

Que las entradas son muy caras. -Estoy segurísima.

Y si no le gusta, pago yo las entradas.

-¿Sí?

-Claro.

Soy conocida por mi generosidad. Has puesto una cara de raro.

¿Sí? -Es mucha pasta, ¿eh?

(Sintonía "Derecho a Soñar")

La idea es de Jorge y es buena.

-Pero ¿qué pensáis decir a la gente?

Principalmente, hablarles de mi padre.

El rumor está en boca de todos

y no podemos ignorarlo durante más tiempo.

-El nombre de tu padre no se ha mencionado

en la investigación de la Audiencia Nacional.

¿No os parece precipitado?

Cuanto antes tratemos el problema, mejor.

Si tú lo dices, me parece bien, pero...

¿Qué le vas a decir a los trabajadores,

que no hay nada que temer?

No.

Les voy a decir que es normal su preocupación.

Ellos lo que temen es que perdamos clientes si nos investigan.

Y no les falta razón. Si eso pasa,

muchos pueden perder ingresos, incluso el trabajo.

-No hay que ponerse tan negativo. Seguro que no es para tanto.

Ojalá. Pero solo deseando las cosas no se llega lejos.

Quiero estar preparado para cuando lleguen los problemas.

Y tarde o temprano, van a llegar.

Si mi padre es culpable de esta situación,

es mi obligación encontrar una solución

para que ningún trabajador se vea perjudicado.

-Todo eso es muy bonito. Pero ¿qué solución has encontrado?

Les compensaré. ¿Cómo?

Con mi dinero.

Usaré el dinero de mi padre y el de la venta de la casa familiar.

Pagaré de ahí a los perjudicados. -No creo que haga falta.

Con el gesto, es suficiente.

Además, son hipótesis.

-Es un gesto que te honra, Jorge.

Gracias.

Me gustaría que fuera más que un gesto.

Tía, esta noche he tenido un sueño raro, raro.

Por no decir asqueroso.

-Yo llevo soñando con ratas hace un montón. Eso sí que es asqueroso.

-He soñado con una fotocopiadora con forma de castillo

o al revés. Bueno, da igual.

Era como una fotocopiadora

de piedra que parecía un castillo.

-Eso sí que es raro.

-Rarísimo.

-Te pasa por estar tanto tiempo encerrada entre máquinas.

-Ya.

-Pero no es asqueroso.

-No te he contado la parte asquerosa.

-Ah.

-Estaba en la fotocopiadora gigante y de pronto...

¡Qué asco! No sé si contártelo.

-¿Qué pasa, salía una rata?

-Y dale con las ratas. No, salía...

Ese.

-¿Quién?

Daniel. -¿Cómo?

¿Has soñado con Daniel?

¿Qué pasaba?

-No es para tanto.

-Venga, no te eches atrás.

Pero, ¿pasaba algo?

-No, casi nada.

-A ver. ¿Nada o casi nada?

-Vale, te lo cuento. Pero prométeme

que no vas a decir nada. -¿A quién se lo voy a decir?

¿Me lo juras? -Claro, somos amigas.

-Ya, pero...

-Aunque me va a costar mucho porque...

-Mira, paso, no te lo cuento.

-Te lo juro, no digo nada.

Te lo juro. -Vale, tampoco es para tanto.

Estábamos en la fotocopiadora gigante y...

-Pero ¿iba vestido?

-No, bueno, al principio, sí. Después, dio un giro

muy raro de stripper

y se arrancó la ropa del tirón.

-Me acabas de regalar una imagen que no quería.

(RÍE)

-Ya. Lo pienso y me da asco.

Pero en el sueño, me daba mucho morbo.

-¿Pasaba algo más?

-Luego me daba mordisquitos

en la oreja. Y eso me...

Me pone muchísimo.

-¿En la oreja? Madre mía.

Ya me parece un poco fuerte.

-¿Ves?

No tenía que contártelo. -Vale, me callo.

Ya está. Ya está.

-No sé para qué te lo cuento.

-Charly, no me dejes así.

¿Me vas a dejar así?

Tía, por favor.

Que eso de mala amiga.

Charly. -Que no.

-Hola.

Don Francisco nos ha citado en la sala en diez minutos.

¿Qué pasa?

-Nada. Nada.

-Como niñas de colegio, de verdad.

Gracias por interrumpir el trabajo para estar aquí.

Jorge quiere hablar con vosotros.

Las palabras que os va a decir salen completamente de él.

Pero también entendedlas como propias del bufete.

Gracias, Francisco.

En primer lugar, os agradezco

que hayáis hecho un hueco para venir a esta reunión.

Sé que no os hemos avisado con antelación.

Y soy consciente de lo valioso que es cada minuto en este bufete.

Como sabréis, se está diciendo

que la Audiencia Nacional nos está investigando.

En realidad, no es exactamente así.

Lo que se investiga es un delito de evasión fiscal

de una empresa a la que representamos.

Y, al parecer,

mi padre estaría involucrado en esa trama.

Si se probase la vinculación de mi padre

con dicha trama delictiva,

la imagen del bufete se vería muy dañada.

Perderíamos nuestra cartera de clientes y,

dependiendo de las pérdidas, nos veríamos obligados

a recortar sueldos e incluso prescindir de trabajadores.

Jorge habla de una posibilidad. Que sepáis que

nuestra intención es mantener a todo el mundo.

Estamos muy contentos con todos vosotros.

Efectivamente, solo es una posibilidad.

Pero he pedido esta reunión porque quiero aseguraros

que el bufete compensará a todo aquel

que se vea perjudicado por las malas prácticas

de mi padre. Os doy mi palabra.

Dime, Alba.

Si perdemos clientes,

¿de dónde sale el dinero para las compensaciones?

-Jorge no lo ha dicho pero él aportaría ese dinero.

Sí. Mi padre me dejó una buena herencia

y hace poco vendí nuestra casa familiar.

Estoy convencido de que no hay mejor fin para ese dinero.

Compensaros por sus actos.

Posiblemente, no baste para...

reparar todo el daño, pero...

es todo lo que puedo hacer.

Y también,

quiero que sepáis que

este bufete va a seguir abierto y en activo.

Y con vosotros trabajando en él.

Porque estas oficinas están llenas de gente trabajadora,

humilde y con talento.

Y ese es el mayor activo de este bufete.

Vosotros.

Que nunca se os olvide, por favor.

Y no os merecéis pagar por los errores de quienes no comparten

ni esas cualidades ni los mismos principios.

Y en cierto modo, me alegra

que mi padre hiciera algo así.

Esto nos da una oportunidad de ser mejores.

De demostrar a los demás

que hay otra forma de actuar.

Una forma honesta

y que defiende unos valores.

Muchas gracias.

Bueno, en cualquier caso,

estamos hablando de hipótesis.

El gesto de Jorge

es generoso, es altruista,

pero no creo que llegue a ser necesario.

Saldremos adelante como tantas veces

que hemos sido amenazados por investigaciones.

Bueno, tampoco tantas veces.

Pero siempre se ha demostrado que aquí no pasaba nada.

Como va a pasar con el caso del pobre Felipe.

Y gracias a todos y a trabajar.

-Gracias.

Ha sido muy bonito y emotivo, de verdad.

Gracias.

Tú también has estado bien.

-Gracias. No he querido quitarte

protagonismo. -Por eso has estado bien.

Enhorabuena por el discurso.

Gracias.

Tenías muy claro lo que querías decir y eso

tranquiliza a la gente.

Solo he intentado ser honesto

y hacer lo que me tocaba.

Tampoco he tenido tiempo de prepararlo.

Quizá te tenía que haber ayudado.

Creo que esto...

Tenía que hacerlo yo solo. Sí.

Yo también lo creo.

¿Estás bien?

¿Quieres saber la verdad?

Por supuesto.

Me gustaría que hablásemos.

Pero no aquí.

Ya. Mejor a solas.

Claro, pero es que ahora

no puedo, tengo que irme.

Luego te llamo y hablamos.

Hasta ahora. Chao.

Perdón.

No te he visto.

Ya.

Qué bien ha estado, ¿no?

¿Jorge? Sí.

Sí, muy bien.

Tiene que ser muy duro reconocer que tu padre ha hecho eso.

Delante de todo el mundo.

Aunque, por otro lado,

mejor decir la verdad y quitarte ese peso de encima.

Ya.

-Jesús.

Sí, dime. -¿Tienes un momento?

Era por esto de la música y los derechos de autor.

¿Qué hago con ello?

-Mira, hoy no tengo el día. Tengo la cabeza en otro sitio.

Vamos a hacer una cosa. Me escribes tu duda en un papel

y lo dejas encima de mi mesa. Lo miro, te llamo y lo vemos.

¿Te parece? -Vale, perdona.

-Hasta luego.

Es interesante lo de los derechos de autor, ¿verdad?

Ajá.

Es complicado buscar la fórmula que ampare la creatividad.

No es fácil.

Además, hay bastante trabajo que hacer todavía.

Ya.

Perdona por lo de ayer. Sé que no estuve bien.

Te dejé plantada en el baño.

No estuvo bien. Quería llamarte.

No te preocupes, no pasa nada.

¿Y si quedamos esta tarde?

Y hablamos.

Vale.

Como quieras.

Muy bien.

No se lo digas a nadie.

No quiero que lo sepa nadie.

No por nada. No es necesario.

¿De acuerdo? Vale.

Pues nos vemos esta tarde.

Sí.

Buenas tardes.

Avise al abogado, tengo que hablar con él.

Buenas tardes. Hola.

Carol.

¿Te importa ocuparte del niño?

Claro.

Hola. ¿Cómo te llamas?

-Me llamo Juanito.

-Yo soy Carol.

Encantada. ¿Te quieres venir a pintar?

Sí. -¿Sí? Venga.

Gracias.

Lo siento, el señor Leiva ha tenido que salir.

Si quiere esperarle aquí,

le puedo preparar un café.

Usted puede transmitirle mi mensaje.

No quiero que me representen.

Ya. Después de la reunión,

tengo claro que no es este bufete el que necesito.

Siento que no esté satisfecho con nuestros servicios,

pero lo mejor es que hable con él, a ver qué podemos hacer.

Es difícil que alguien esté satisfecho con este servicio.

Disculpe. ¿Me puede dar un par de minutos para intentar convencerle?

Entiendo que esté enfadado.

Tiene razón, priorizamos los intereses de la otra persona

por delante de los suyos.

De dos personas, en realidad.

Pero me gustaría explicar por qué se hizo.

Para Juanito, usted es todo lo que tiene.

Su casa, su habitación, el colegio, sus amigos.

Estoy segura que cuando vuelven de vacaciones,

tarda en dormirse a la misma hora.

¿No es así? Eso es porque los niños necesitan

vivir en un mundo estable, tener rutinas.

Imagino que a Arturo le pasa igual.

Encarnación y su esposo son todo lo que tiene.

Su colegio, sus amigos son todo su mundo.

Todo esto no quita que mi hijo está con otra familia.

Ya, pero si consigue lo que está pidiendo,

privaría a los dos niños de su mundo.

Si Juanito se va con sus padres biológicos

y Arturo, con usted,

estos niños se verían de un día para otro viviendo

en otra casa con gente a la que no conocen

y lejos de las personas

que les han criado desde que nacieron.

Todo eso es muy bonito.

Pero un padre debe estar con su hijo.

Es verdad que el hospital cometió un error imperdonable.

Pero es muy importante

que no cometamos otro error más grave para solucionarlo.

Es posible que les cueste adaptarse al principio.

La vida es dura. Sí.

La vida es muy dura.

Por eso es importante que

intentemos evitar el sufrimiento cuando podamos.

Carol.

¿Qué pasa?

-No está aquí.

-¿Lo ha perdido?

¡Juanito! No me lo puedo creer.

Carol, ¿qué ha pasado?

He ido a por un zumo porque tenía sed y ya...

No te preocupes. Ya está.

¡Cristina, hija, por favor, date prisa!

¡Que vamos fatal de tiempo!

Perfecto.

-Pero, ¿estoy enferma?

-¿Enferma? No, ¿qué pasa?

-Me encuentro bien, pero no he ido al cole.

-Vale, sí. Estás enferma.

¿En serio? -Estás enferma

de lo mismo que yo. De talento, hija.

Pero, a veces, en el cole no lo entienden. Por eso hacemos esto.

Venga, ¿tienes todo?

Zapatillas, traje, diadema.

¿La pulsera? ¿Dónde está?

-No sé.

La pulsera, no.

Dime que la tienes. -Aquí.

-Póntela con cuidado. Vale.

Que no se arrugue.

Luego la ponemos bien.

¿Vale? -¿Luego voy vestida

así al cole? -Y dale.

Que hoy no hay cole.

Hoy vas a tener una clase

de la escuela de la vida.

Vas a tener tu primer casting y vas a triunfar.

Lo vas a hacer genial.

Vas a ser la mejor. Venga, a por ellos.

¿Qué haces aquí?

-¿Qué, princesa?

Nada, que tengo un cliente que está comprando a saco cierratodos.

Se llama el cierratodo. -Eso. Me he quedado sin.

¿Tienes más?

-Sí, pero ahora no es el momento. Vente esta tarde.

-¿No puedes ahora?

-Eh...

Sí.

Un momento.

-¿Estoy guapa?

-Mucho.

-Venga.

¿Y no deberías darme algo de pasta?

-Ahora no tengo nada más que 15.

¿Euros? -¿No nos teníamos que ir ya?

-Sí, en taxi, como una princesa, que es lo que tú te mereces.

¿Os vais ya? -Sí.

-Nos vamos al casting.

-Al programa "Tu talento tiene voz".

-No me gusta nada.

Me da una pena ver a los críos

cantando y bailando con esos focos.

Ni caso. -Los padres se aprovechan.

-Venga, deja de decir cosas raras y vamos.

No me cojas tan fuerte. -Venga.

Que llegamos tarde.

Carol.

Ya le han encontrado, tranquila.

¿Dónde estaba?

Se ha bajado a la camioneta de Olivia, él solo.

Para cinco minutos que me lo dejan, y yo lo pierdo.

Nos podía haber pasado a cualquiera.

Pero me ha pasado a mí.

¿Por qué me pasan estas cosas?

Carol, no te tortures más.

Son niños y estas cosas pasan.

Lo importante es que lo han encontrado.

¿No están enfadados?

No.

Su padre está feliz de haberle encontrado.

Y el niño ni se ha dado cuenta de que se había perdido.

Olivia le convencía para que se pasara a la leche de soja.

(RÍE)

Venga, vamos a trabajar.

Venga.

¿Y si se queda hasta las mil trabajando?

-Que no. Tranquilo.

Que he hablado con ella y va a salir enseguida.

-¿Y no va a sospechar nada?

-Qué va.

¿Tú crees que Julia piensa

que yo le regalo cosas como así?

-Es verdad. Nunca le regalas nada.

¿Y las entradas cuánto te han costado?

-Eso no te lo voy a decir.

-Dímelo, si no me voy a asustar.

-60 pavos.

-Tampoco es tanto.

Eso son 20 cada uno. -No, no.

-60 cada una.

-¿Cada entrada?

Ostras.

Eso son, 120, 150... 180 euracos.

Mucha pasta, ¿eh? -Mucha.

Me preocupa la imagen para el cliente.

Este señor venía a despedirnos, así que

no creo que hayamos empeorado más las cosas.

No te preocupes. Gracias por aguantarme.

¿Qué hacéis aquí?

-Hola.

-Yo me voy. Nos vemos mañana. Vale.

Chao. -Yo he venido a ver a mi novia.

¿No es la jefa de todo esto?

-La mandamás.

Sois unos actores malísimos.

A ver, ¿a qué habéis venido? ¿Qué queréis?

A nada. Nada. No.

De verdad, ¿solo habéis venido para esto?

Sí, ¿a qué hemos venido, si no?

-Sí. Nos gusta venir a charlar.

La decoración es muy bonita.

Ya.

¿Me vais a decir adónde me lleváis?

-A casa. En serio, ¿dónde vamos?

Es una sorpresa.

Pues miedo me dan vuestras sorpresas.

Venga, vamos.

Hola. Hola.

Vaya susto.

¿Por?

Lo del niño. Ah.

Sí.

Carol ha salido corriendo preocupadísima buscándole.

Pues el padre, con lo que es, se habrá puesto...

Estaba muy tenso. Ha salido del despacho rapidísimo.

Le he buscado en los baños, las escaleras, pero nada.

Ni rastro de él.

Menos mal que ha aparecido.

Bueno.

¿Querías hablar, no?

Sí.

Jorge, últimamente te noto...

muy lejos.

Y ya sé que estás preocupado por lo de tu padre, el bufete.

Pero intuyo que es algo más.

En mi mejor momento no estoy, la verdad.

Son muchas cosas y...

Ya has visto el discurso de antes.

Estoy saturado.

Pero ¿cómo estás conmigo?

Contigo, bien.

Has sido lo único bueno

que he tenido en estas semanas.

(AMBOS) Pero...

No sé, estoy muy perdido

en mi vida en general, conmigo.

Y no estoy en situación

de poder dar nada a nadie.

Y me refiero

al nivel que tú te mereces.

Siento que tú pones mucho más.

¿Me estás dejando?

Lo siento.

Y...

Hemos estado muy a gusto y me encanta estar contigo.

Pero vamos avanzando y yo no...

En este momento de mi vida, no puedo.

No te preocupes.

Y nada más. Si esto tiene que ser

estoy seguro que será.

Para.

De verdad. No hace falta.

Lo siento.

¿Qué querías hablar conmigo?

Estoy intrigada.

A ver, te cuento.

Hace unos días, miré unos papeles de mi padre

y sin querer, descubrí un documento que

me llamó mucho la atención.

¿Recuerdas lo que hemos hablado de tu padre, Salvador Carranza?

También, sobre tu madre.

Sí, claro.

Estaba muy interesado con todo esto porque

descubrí unos datos en los papeles de mi padre.

Concretamente, un extracto de su cuenta bancaria.

No entiendo qué tiene que ver don Francisco con mi familia.

Todos los meses, mi padre hace una transferencia desde su cuenta

a la cuenta de tu madre.

¿Cómo dices?

¿Por qué?

Yo también me lo preguntaba.

Me lo pregunté hasta que descubrí

que tu madre se llama Maricarmen Córdoba.

¿Y desde cuándo?

Desde agosto de 1993.

Tu padre no murió en el Congo

ni fue el cirujano que salvó tantas vidas

ni nada de eso.

Somos hermanos, Alba.

Siento haberte contado esto. No es la mejor forma de enterarse.

Tranquila, no llores. Venga, cariño.

Venga, nena.

Seguro que lo has hecho muy bien.

Tranquila, respira.

Descansa ahora.

¿Cómo se te ocurre llevar a la niña a ese sitio?

No pensé que fuera para tanto.

Pues ya ves, lleva una hora llorando.

Se puso muy nerviosa. Lo hizo muy mal.

Baila y canta en casa porque le gusta y porque le apetece

pero no para competir. ¿A qué es una maravilla verla?

Solo quería compartir eso con la gente.

Que lo viera todo el mundo por la tele.

Pues no le ha gustado a nadie.

Y el imbécil del juez la ha humillado.

He estado a punto de pegarle una bofetada.

Pero a esto.

No se puede ser una persona adulta, en teoría,

inteligente e ir de sobrado,

de soberbio con una pobre niña.

Y humillarla de esa manera. Mira...

No entiendo por qué le has hecho esto. Es que no te reconozco.

¿Lo has hecho por dinero? La niña no se lo merece.

No se lo merece.

Tienes razón.

-(CRISTINA LLORA)

-Lo siento.

Y te juro que no va a volver a pasar.

-Voy a ver si la calmo un poco.

Gracias.

Menudo susto, hija.

¿Ya no saludas o qué?

¿Qué tal el trabajo, todo bien?

¿Alguna novedad?

A ti te han dado algún disgusto.

Ahora me cuentas.

Tengo que sacar el pollo.

No es porque lo haya hecho yo, pero tiene una pinta...

Vamos a cenar, que es tu plato favorito.

Porque tú lo digas.

¿Cómo?

Que eso no es verdad.

Siempre has dicho que te encanta.

Vas diciendo cosas que no son verdad.

Y las repites tanto que te las crees.

Bueno, vale, hija.

No es tu plato favorito, pero vamos a cenar.

Ahora resulta que da igual, ¿no?

No entiendo nada, hija.

¿Qué te pasa, cariño?

No intentes arreglarlo, mamá. Ya es tarde.

Pero ¿qué te he hecho?

Ya lo sabes.

O deberías saberlo.

No, hija. No lo sé.

Pero no te vayas.

Además, con...

-Ahora lo entiendo.

Oye...

-Cómo bailaban esas tías, ¿eh?

-Además, sin dejar de cantar. He flipado.

-Eso era playback, seguro. Que no, que no.

¿Cómo no va a ser playback?

¿Cómo van a cantar dando esas volteretas?

-Porque llevan los micrófonos esos que parece verrugas gigantes.

-Venga, ya.

Pues porque ensayan mucho. -Solo había

que verlos. ¿Tú sabes la de horas que tienen que echar?

-¿Y la cantidad de gente que había en el escenario?

Por lo menos, había 30 o 40 personas.

-Sí, sí. Yo he pensado en eso, en los sueldos

de la gente. Por eso cuesta tan cara la entrada, vamos.

Chicos, muchas gracias.

Sé que os ha costado mucho dinero.

A mí no. A Chema. Yo no puedo.

-Que no, que en realidad no nos ha costado tanto.

Hacía mucho que no disfrutábamos los tres juntos, ¿no?

Es verdad.

-¿Qué hora es?

Las diez y cinco, ¿por?

-Y siete. Y siete.

Lo llevas con retraso.

-Yo me voy a ir. Tengo unos colegas en un bar.

No sé si llego.

-Vale. Bueno, vete, vete.

Pero no te líes mucho. -Vale.

Es para despedirme y ya está. Vale.

Hasta luego. Nos vemos en casa.

Hasta luego, Oli. -Chao.

Parece que está más centrado, ¿no?

Sí.

Yo le veo mucho mejor.

Oye, había pensado en hacerle

un regalo para el viaje a Alemania.

¿El qué?

No sé, algo de dinero. Allí todo es más caro.

Le va a venir genial. Muy bien.

Alba, perdona. Un momento.

Hola, Alba. ¿Qué tal?

¿Cómo?

Claro.

Pero ¿estás bien?

No, no te preocupes.

Hacemos una cosa.

Ve al portal de mi casa y ahora vamos.

Venga, un beso. Chao.

¿Qué pasa? Alba ha discutido con su madre

y está fatal y necesita hablar.

Parece algo importante.

¿Te importa si se viene a casa? No, claro.

Vamos a ver qué le pasa. Vale, genial.

Oli, ¿me cobras? Que nos vamos.

Igual a Chema no le gusta que me quede aquí a dormir, ¿no?

No, no te preocupes.

Chema es estupendo. No le importa.

Toma.

Gracias.

A lo mejor no es muy cómoda para dormir.

Está bien así. Gracias.

Si no me lo quieres contar, no pasa nada.

¿Estás así por la discusión con tu madre?

Sí.

No es solo por eso, ¿no?

¿Ha pasado algo con Ángel? No.

Ojalá.

¿Entonces?

Hoy me enterado de que...

mi padre no está muerto.

¿Cómo?

Toda la historia que me contó mi madre

del gran cirujano que se fue

al Congo y se había muerto salvando niños

es mentira, Julia.

Todo. Ay, Alba, pero...

¿Entonces?

Mi padre...

Mi padre es don Francisco.

¿Don Francisco, nuestro don Francisco?

Es que no me lo puedo creer.

Imagino que ha tenido que ser una noticia muy bestia.

Saber que llevas media vida viviendo una mentira.

Ya sé que no es lo mismo, pero...

yo también tuve una infancia complicada.

Tu padre murió en un accidente. Sí.

Pero fue después, cuando iba a la Universidad.

Lo peor fue antes.

Mi madre nos abandonó cuando nació Luis.

Vaya.

Lo siento.

¿Qué edad tenías? 13.

Debió de ser muy duro. Sí, lo fue.

Pero lo peor fue antes,

cuando estábamos viviendo los tres juntos

y yo sabía que mi madre no nos quería.

Lo siento.

No, no te lo cuento para darte lástima.

Lo tengo, más o menos, superado.

Te lo digo porque

cuando los padres no quieren estar ahí, es mejor que no estén.

Y tú tienes a tu madre.

Que te cuida y te quiere mucho.

A su manera.

Pero...

Me quiere mucho, sí.

Y don Francisco pues...

tampoco nos ha dejado tiradas.

Le ha estado pasando dinero cada mes.

Desde hace 24 años.

Supongo que

si no me han dicho nada, es porque

está casado y tiene una familia. Claro.

Seguro que es por eso.

Y...

¿Has pensado si vas a hablar con ellos?

Creo que deberías pedirles

una explicación. Te la mereces.

Si haces como si nada, seguirás alimentando las mentiras.

Sí.

Tienes razón.

Pero ahora, no.

Cuando tenga fuerzas.

Venga.

Todo va a ir bien. Ya lo verás.

No te preocupes.

Gracias.

Ayer me llamó Quijano.

Imagino que después de lo del niño,

querrá prescindir de nuestros servicios.

Puede, pero estaba

más simpático. ¿Quijano, simpático?

Alba, necesito que le eches un vistazo a la contabilidad.

Cuando lo tengas se lo llevas a Francisco para firmar.

¿A don Francisco?

¿Ocurre algo, Alba?

¿Paces?

-En tus sueños.

-¿Qué sabes tú de mis sueños? Alguien se lo ha dicho.

¿Qué es esto? ¿Qué?

He encontrado esta flor en la basura.

¿Qué hacen flores de cementerio en la basura?

Lo mejor que pueden hacer ambas partes es volcarse

en el interés de los dos niños. ¿Tiene alguna propuesta?

Aquí la tiene.

Gracias.

No me han dejado ir a ninguna reunión.

No es verdad. La hemos invitado a todas.

-Esta charla ya no tiene sentido.

¿Qué le has dicho a tu cliente? Perdona. Un respeto.

¿Me vas dar lecciones? Disculpe.

¿Qué pasa, chaval?

Aquí, disfrutando de la libertad.

Aquí no lo tengo, pero si te acercas, te doy algo.

Mira, mira. Son tus cierratodo. -No me lo puedo creer.

¿Qué pasa?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 54

Derecho a soñar - Capítulo 54

27 mar 2019

Jorge se dirige a los empleados para decirles que les compensará con su dinero por los perjuicios que sufran por el comportamiento delictivo de su padre. El gesto es recibido con agradecimiento y admiración por todos. Berta, en cambio, se pierde el discurso. En una conversación breve y poco dramática, Jorge corta con Berta, que se lo toma con mucha deportividad. El caso de Álvaro de Quijano se complica cuando, al ir a prescindir de sus servicios como abogados, y mientras Julia trata de disuadirle de su intención de volver a intercambiar a los niños, Juanito desaparece durante unos minutos que a todos se les hacen eternos. Chema, por su parte, da una sorpresa a Julia y la invita a ella y a Luis a un musical. Los tres disfrutan mucho, juntos de nuevo. Sin embargo, Chema no consigue estar a solas con su novia ya que Alba viene a dormir a casa; está hundida tras saber por Jesús que su madre le ha mentido. Su padre está vivo y es don Francisco. Mientras tanto, Cristina sufre mucho en el casting del programa televisivo al que Jose la llevó sin avisar a Sofía. Esto provoca una nueva discusión del matrimonio. La situación de Jose sigue empeorando: las ventas de su CierraTodo son ridículas y los cobradores de morosos le dan su último aviso. Por otro lado, Charly cuenta a Carol un secreto inconfesable: anoche tuvo un sueño erótico en el que salía Daniel.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 54" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 54"
Programas completos (110)

Los últimos 112 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 110 Completo 51:36 77% ayer
    Capítulo 110 ayer Cupido anda suelto por nuestro bufete. Sofía ha descubierto una nueva luz para su vida en Carlos Segarra, Carlota reverdece viejos laureles con Antonio Reyes y Julia sigue entregada y complacida en su reci...
  • Nuevo Capítulo 109 Completo 53:27 69% pasado viernes
    Capítulo 109 pasado viernes El despertar de Francisco en casa de Alba no es idílico, y ella empieza a sufrir las consecuencias de que todos sepan en el bufete que es la hija del jefe. Alba se enfada con Julia por su falta de confianz...
  • Nuevo Capítulo 108 Completo 53:30 69% pasado jueves
    Capítulo 108 pasado jueves Jesús continúa con su caso relativo al Patrimonio Histórico, mientras en el juzgado Carlota y Berta se enfrentan a la vista previa por la muerte de un perro, cuya dueña acusa a uno de ...
  • Nuevo Capítulo 107 Completo 52:59 67% pasado miércoles
    Capítulo 107 pasado miércoles Jesús continúa con su caso relativo al Patrimonio Histórico, mientras en el juzgado Carlota y Berta se enfrentan a la vista previa por la muerte de un perro, cuya dueña acusa a uno de ...
  • Nuevo Capítulo 106 Completo 51:47 75% pasado martes
    Capítulo 106 pasado martes Julia está ilusionada con Héctor, anoche han vuelto a quedar. Maricarmen está muy triste por la partida de Madison. Francisco se está quedando a dormir en el bufete, sin que nadie lo s...
  • Capítulo 105 Completo 52:08 76% 10 jun 2019
    Capítulo 105 10 jun 2019 Jorge y Madison rompen su relación y ella decide volverse a Chicago. Pero el hecho de que Jorge vuelva a quedarse solo no facilita su acercamiento a Julia, pues otro abogado que le atrae, Héctor Col...
  • Capítulo 104 Completo 53:59 68% 07 jun 2019
    Capítulo 104 07 jun 2019 El caso de Juan Pedro demandado por acoso a Montse Vega provoca una discusión entre Jorge y Julia. Jorge está celoso de los encuentros que Julia está teniendo con Héctor, abogado de la...
  • Capítulo 103 Completo 50:25 68% 06 jun 2019
    Capítulo 103 06 jun 2019 Julia parece haber dejado definitivamente su etapa con Chema. Olivia la anima a emprender un nuevo camino y para ello hará lo posible para relacionarla con Héctor Moliner. Madison, cada día m...
  • Capítulo 102 Completo 53:05 66% 05 jun 2019
    Capítulo 102 05 jun 2019 Ángel le pide a Francisco que cumpla su parte del trato y que todo siga con normalidad, sobre todo con Alba. Jesús le pide a Carlota y Jorge que le den una oportunidad a Francisco. Julia conoce a H&...
  • Capítulo 101 Completo 51:04 77% 04 jun 2019
    Capítulo 101 04 jun 2019 Maricarmen paga la fianza y la salida de la cárcel de Francisco es inminente. Sin embargo, pese a su felicidad porque salga, Maricarmen sigue resentida porque Francisco no quiera vivir con ella. Por su par...
  • Capítulo 100 Completo 54:56 77% 03 jun 2019
    Capítulo 100 03 jun 2019 Es un viernes extraño en ZL&D. La noticia de la inminente salida de Francisco bajo fianza aviva los nervios de todos: se avecinan cambios. De todos, la más feliz por la próxima liberaci&o...
  • Capítulo 99 Completo 50:45 69% 31 may 2019
    Capítulo 99 31 may 2019 Victoria y Jesús llevan sendos casos en los que el abogado de la parte contraria es Rodrigo. El caso de Victoria, acusación de hurto contra una asistenta de hogar, se vuelve contra el denunciante al...
  • Capítulo 98 Completo 54:08 69% 30 may 2019
    Capítulo 98 30 may 2019 Alba llega tarde por culpa de la última de las compras compulsivas de su madre; un despertador. Berta invita a Julia al afterwork pero esta no lo ve claro y optan por quedar para cenar esta noche. Carlota ...
  • Capítulo 97 Completo 54:26 65% 29 may 2019
    Capítulo 97 29 may 2019 Maricarmen va a vender la naves. Julia discute con Olivia porque no la dejan dormir con tanto “amor”. Jesús empieza a llevar el caso de Ricardo Castro y su estanque de peces. Alba le ofrece a S...
  • Capítulo 96 Completo 52:05 74% 28 may 2019
    Capítulo 96 28 may 2019 Dos nuevos casos ponen en actividad al bufete ZL&D. Por un lado, un empresario adinerado ha despedido a la cuidadora de sus hijos acusándola de robo. Será Victoria la encargada de defender los i...
  • Capítulo 95 Completo 52:19 69% 27 may 2019
    Capítulo 95 27 may 2019 En el caso de la incoación de expediente de deportación contra Santiago Vega, Julia, que lo defiende, insiste en basar sus alegaciones en argumentaciones políticas. En el último moment...
  • Capítulo 94 Completo 51:47 70% 24 may 2019
    Capítulo 94 24 may 2019 El conflicto entre Alba y Maricarmen por el tema de la venta de las naves para obtener dinero para la fianza de Francisco está en un momento álgido. Por un lado, Maricarmen duda en entregar el que c...
  • Capítulo 93 Completo 51:20 68% 23 may 2019
    Capítulo 93 23 may 2019 Al menos dos acontecimientos amenazan con tener consecuencias importantes en el futuro de todos. Por una parte, Julia descubre que el procedimiento de expulsión del hijo de María es más retor...
  • Capítulo 92 Completo 51:35 66% 22 may 2019
    Capítulo 92 22 may 2019 Julia pide a Jorge ocuparse del caso de María Tembo y lo consigue. Está convencida de que será un caso fácil y podrá traer a su hijo de vuelta a España. Jorge tiene dudas...
  • Capítulo 91 Completo 52:09 67% 21 may 2019
    Capítulo 91 21 may 2019 El coach anima a Sofía a mirar la vida de una manera más alegre y ligera, ella lo intentará. Julia ha ligado este fin de semana por el Acorder y ha sido un desastre. Los socios reparten los c...