Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5051918
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 42 - ver ahora
Transcripción completa

Es un informe médico.

Son de un caso de negligencia médica.

¿Me ayudarías a llevar la defensa?

Eres abogada, ¿no?

Sí, sí, sí, acepto, acepto.

-Julia no viene a comer. -¿Y eso?

-El estupendo de su jefe la deja participar en un caso.

-Deberías estar orgullosísimo de ella.

-Créeme que lo estoy. -Necesito que me organices

un viaje a las islas Caimán.

Lo pones a nombre de Ángel Belinchón.

Muy bien. Este viaje

tiene que quedar en secreto entre tú y yo.

-Don Francisco Zabálburu Eguía

confiere el siguiente poder a don Ángel Belinchón

para que en su nombre y representación

ejecute en las islas Caimán

cuanto proceda en el ejercicio de este poder.

-En esas dos semanas podré exponer

los actos jurídicos que considere oportunos.

-Exacto.

-El carné de moto lo tienes, es de primero de barrio.

Estudios no tienes, pero hablar sabes, ¿no?

-¿Salimos a la calle y te enseño los estudios que tengo?

-Era broma, es tu primer día.

-Asimetrías entre los pechos,

estrías que no estaban antes de las operaciones,

desviación de un pezón.

No sé si podré dar el pecho cuando tenga un bebé.

-En la clínica todos sienten culpa.

Por eso le ofrecen a la nena

una buena indemnización.

5000 euros.

He hablado con Eva.

Ha rechazado la indemnización de la clínica.

Es verdad que la oferta era malísima, 5000 euros,

esto nos acerca más al juicio. (BERTA) Buscas un plan,

un buen restaurante, después una copa, después...

¿Recuerdas qué día tenía yo

la cena con los compañeros del Colegio de Abogados?

Todavía no está confirmada. ¿Por qué? ¿Qué pasa?

Es una cosa personal, no tiene que ver con trabajo.

No te preocupes, puedo hacerlo.

Son unas entradas para un musical y una cena.

Es una tontería mía y ya lo hago yo.

No, no, yo me encargo.

-¿Qué tal? ¿Cómo está Berta? ¿Las has visto estos días?

Sí, bueno, lo normal. Bien.

A ver si la veo mañana, igual me acerco...

Me acerco al juzgado.

Buenos días. Buenos días, Julia.

He llegado un poco antes, Álex me ha dicho que podía pasar.

Sí, claro, venga, vamos. -Deja, deja, ya recojo yo,

como siempre. Ah, sí.

Recoge, José, y no sé, dúchate también, ¿no?

No sé, cariño, a ver si te afeitas un poquito.

(SUSURRA) Hay gente, va. Buen día.

Creo que le queda bien la barbita. Ah, ¿sí?

-Ah, ¿la barba te gusta?

¿Y cuáles son vuestros hobbies?

¿Hobbies? Sí, es que...

estoy haciendo un trabajo

para el instituto. Ah.

Algo sobre estadística. ¿Estadística?

Mi hobby es cuidar a mis hijos. Me encanta, ya ves.

No sé, a mí me gustan muchas cosas.

Eh...

Algo que me apasiona es la astronomía.

Siempre he pensado que me gustaría estudiar algo relacionado.

Ah, ¿sí? Álex tiene un póster del sistema solar en su cuarto.

Le encanta. ¿Sí?

¿Por qué no se lo enseñas?

Otro día mejor, que hoy como vais con prisas...

Ay, hijo, qué tímido eres. ¿Por qué no se lo sacas?

¿Y a tu novio le gustan las mismas cosas que a ti?

No, no siempre.

Por ejemplo.

Pues no sé, por ejemplo...

Esta mañana desayunando ha dejado el suelo lleno de migas.

Es algo que no soporto,

pero parece que a Chema esto le da igual.

Yo diría que hasta le gusta. Ya, a José le pasa igual.

Venga, vamos, que vamos tarde.

Sí. Anda, hijo.

(Sintonía "Derecho a soñar")

Venga, mamá. -Ya voy, ya voy.

Todo el baño para ti.

Oh.

¿A qué huele?

Mango.

Nuevos métodos, hija.

Más naturales y espero que más efectivos.

Ay.

Con la pasta que cuestan tus cremas

¿y te crees que un mango aplastado en tu cara va a funcionar?

Precisamente. Cuando has probado tantas cremas,

has invertido tanto dinero y los resultados no son los deseados

una máscara de mango casera me parece una buena opción.

Piensa que todos los aminoácidos, los nutrientes...

Bueno, no tengo tiempo, mamá.

Te manda saludos Agustina Montes.

-Agustina Montes...

¿Dónde te has cruzado con ella?

La conocí el otro día. Estuvo reunida en el bufete.

Es la abogada de la parte contraria de un caso que llevo.

Pues menuda es. Que tengas suerte.

-Ay, siento llegar tarde.

He traído el resumen del presupuesto.

Y puedo deciros que, en líneas generales

y siendo prudentes, podemos decir que es un buen año.

No solo hemos cumplido los objetivos, los hemos superado

por la llegada de nuevos clientes,

sobre todo cuatro de ellos muy importantes.

Aunque sea una obviedad, Jorge,

has tenido mucho que ver en todo esto.

No solo te has sabido adaptar bien,

sino que has sabido moverte para buscar clientes.

Dos de los que os comentaba antes han venido por él.

Gracias.

Bueno, luego hay gastos que no estaban contemplados.

Francisco, ahí los ves.

Como la empresa de ciberseguridad,

en la que nos gastamos bastante dinero,

pero están haciendo un buen trabajo y merece la pena.

Por cierto, ya me han comentado varias veces

que deberíamos cambiar el sistema informático,

cosa que ya dijo Charly en su día.

Francisco, ¿me has oído?

-Hombre, otra vez, otra vez con ese tema, por el amor de Dios.

Ya estaba hablado. Habíamos decidido

que no, de momento no hacía falta cambiar los...

Eso.

-Bueno, lo primero lo decidiste tú, no lo decidimos todos.

Lo segundo, no es una cuestión de querer o no querer.

Hay un problema con el "software" y hay que solucionarlo.

Al parecer, los ordenadores se están quedando pequeños.

-¿Hay que comprar ordenadores más grandes?

¿Para qué? ¿Para que ocupen más espacio?

No, hombre, así estamos bien.

Yo creo que Carlota se refiere a... (CARLOTA CARRASPEA)

A más grandes de capacidad,

de memoria. -Sí.

A eso me refiero.

-Ya, ya lo sé.

Bueno, ya hablaremos.

-Bueno, ya lo veremos. Otra cosa que os quería comentar.

Creo que, en cuanto a la contratación de personal,

sería más interesante que hubiera más variedad en el bufete.

Francisco, variedad.

-Género.

¿Contratar más mujeres?

Hay muchas mujeres ya trabajando aquí, en el bufete, ¿no?

-Sí, hay mujeres, pero casi todas

tienen puestos de escasa responsabilidad...

-Pero ellas... Bueno, ya veremos, todo eso está en la carpeta.

Bueno, muy bien.

Voy a leerlo y hablaremos más adelante

que tengo muchas cosas que hacer.

Ah, eh...

Para gastos, podéis meter en gastos,

quiero un toldo nuevo para mi patio, necesito más sombra.

-Perdona.

Es que lo del toldo ya me ha parecido...

¿Qué le pasa? No sé.

-¿Compras por internet? Sí.

Y esto.

¿Sofi?

Ven un momento a mi mesa, anda. Vale.

Dime, Alba, ¿qué pasa?

Ay.

No puede ser.

Ay, no, ¿me regalas la faja?

¿De verdad? Sí.

Muchísimas gracias. Eres un sol. De nada.

Ay, qué ilusión. Oye, pero guárdala.

¿Vale? Que no... ¿Y ese otro paquete?

¿Esto? Sí.

Nada, un regalito.

Qué bonito es, y qué suave. Ay, sí.

Es superbonito. Pero ¿no tiene mucho relleno?

Es justo lo que necesito.

Bueno, suerte que hace un poco de frío,

porque en verano con esto igual... Qué exagerada eres.

Solo me lo pondré en ocasiones especiales.

Hace un escote superbonito. ¿Sí?

Me lo tengo que probar, pero, vamos, me encanta.

-Ah, Sofía, te estaba buscando.

Hay que priorizar las vacaciones de Ángel Belinchón.

Las cogerá la semana que viene. Perfecto, me pongo a ello.

¿Todo bien?

Sí, un poco cansada.

Estamos al principio del día.

A lo mejor debería tomarse usted también unas vacaciones.

A lo mejor.

-Está harto de que lo traten como al malo.

-Me da igual lo que me digas.

Son excusas de tu cliente y los dos lo sabemos.

Está obligado legalmente a reconocer a su hijo.

-Técnicamente no tiene obligación.

Tu cliente se empeña en solicitar esa prueba,

deberá hacerlo a través de una orden judicial.

-¿No podemos solucionar todo esto de una forma menos dolorosa?

Lo único que está haciendo ese señor es dilatar en el tiempo

un proceso que es inevitable, obvio.

-Ya, pero tendremos que hacerlo así.

Pero yo no puedo aconsejar a mi cliente

que haga algo con lo que no está de acuerdo.

Considera que no tiene por qué someterse a esas pruebas.

-Ya.

Lamentablemente me lo imaginaba.

-¿Y eso por qué?

-Mi clienta me ha avisado del tipo de persona que es ese señor.

-No sé a qué te refieres, pero eso es un poquito agresivo.

-¿Sabes lo que es agresivo?

No tener la valentía de reconocer a tu propio hijo.

Y si tan convencido está de que no es el padre,

que tenga la educación de hacerse las pruebas

y acabar con esto cuanto antes, por favor.

No, es verdad.

Sinceramente pensaba que ibas a querer algún tipo de acuerdo,

pero veo que no. De todas maneras

no le quedará más remedio que hacerse las pruebas.

-Ya.

Mejor que sea cuanto antes. Como sin duda sabes,

mi cliente está a punto de irse a vivir fuera de España.

-¿Adónde?

-No lo sé y tampoco viene al caso.

-Te estás dando rayos UVA, ¿no?

-No, me he ido de vacaciones.

-Ah.

Perdona, ¿tienes un momento?

Sí, pasa.

La cena con el Colegio de Abogados será el próximo miércoles.

Perfecto, me lo apunto.

He mirado lo de las entradas para el musical.

Como no me has dicho el que preferías,

he hecho una lista según críticas y restaurantes de alrededor.

Te la he mandado por correo.

Cuando sepas cuál quieres ver, me lo dices y compro las entradas.

Acaba de entrar el "e-mail".

No te preocupes, ya las compro yo.

Suficiente has hecho.

No, puedo comprarlas yo. Y me gustaría pedirte disculpas.

No...

No era mi intención hacerte sentir incómoda

con esta gestión. No, no te preocupes.

Es parte de mi trabajo.

Creo que no es parte de tu trabajo.

En todo caso es un favor personal y no estás obligada a hacerlo.

Julia, de verdad... Jorge, no pasa nada, de verdad.

Dime qué musical y qué restaurante y yo me encargo del resto.

Te quería comentar que el doctor Villegas Velasco

no es especialista en la materia.

Lo cual no es ilegal,

pero es un dato importante de cara al juicio.

He estado investigando y...

he descubierto que hubo dos denuncias anteriores.

Los casos salieron en revistas especializadas

y, por lo visto, las víctimas no quisieron hablar del tema.

Bueno, tiene sentido.

Habrán firmado algún acuerdo. Esos contratos suelen venir

con una cláusula de confidencialidad.

Es más poderosa de lo que pensábamos, la clínica.

Pero ¿tan poderosa?

Lo suficiente para afrontar sin problemas situaciones como esta.

(Móvil)

Mira, qué casualidad.

Hola, Agustina, ¿qué tal?

40 000 euros.

Sí.

-¿Has cambiado la reunión? -Sí.

-Debes cambiar dos reuniones más. Con Pradillo y Núñez Esteban

pienso verme al final el jueves.

-El jueves tienes hueco a partir de las 13:00.

-Será a partir de esa hora. Ya veré cuándo como.

-La verdad, tienes la semana un poco complicada.

-Es lo que hay. Cuádrame la agenda y cuando la tengas,

la subes a la nube, ¿de acuerdo?

-Carol, déjame la grapadora.

-Cuando acabes, me la dejas en la mesa

y así acabo yo con lo mío. -Tardaré un rato.

-Bueno, cuando puedas.

-No estás tan bravucona como ayer, con tu amiguito Luis.

Contando con que eres una simple becaria,

deberías cuidar un poco más cómo te expresas

y, sobre todo, cómo me hablas a mí.

No sé, deberías hacer un esfuerzo

por llevarte mejor con tus compañeros.

Te lo digo, básicamente, porque eres el último mono

de este bufete y tu trabajo pasa por muchas manos.

Yo me lo pensaría un poco mejor la próxima vez.

-A mí me gustan estos vasos.

Son graciosos, ¿no? Por lo menos, un poquito de fiesta.

"Party", dice ahí, mira.

-Gracias.

-¿Qué tal los exámenes, Carol?

No doy abasto a corregir, estoy... -Perdón.

-¿Le pasa algo?

-No sé, los exámenes igual.

(CARRASPEA) -Silencio.

Silencio, ¿qué resplandor se abre a través de aquella ventana?

Es el oriente y Berta, el sol.

Surge esplenden... -Ya, ya, ya.

Rodrigo, ya, ya.

-Berta, qué casualidad, el mundo es un pañuelo.

-Bueno, pañuelo... Me has escrito para quedar,

pero hemos dicho fuera, ¿no? -Bueno.

-¿Qué clase de teatro es este?

-Pensaba que te iba a gustar mi originalidad, no sé.

-Bueno, original, original... Es Shakespeare, ¿eh?

Que... -Eh, muy bien, lo has pillado.

De "Romeo y Julieta". -Sí.

-Amantes hasta la muerte.

-¿Qué tal en Ibiza? -Muy bien.

Era justo lo que necesitaba.

Me ha ayudado a aclarar ideas. -Y a ponerlas morenas, porque...

(RODRIGO RÍE)

-Me hubiera quedado un mes más.

-¿Por qué has vuelto? Haberte quedado.

-Ya, bueno, pero he visto tu estado de Face y...

He visto que ya no pone "soltera".

Y lo he entendido todo.

-Y... Pues...

Explícamelo, Rodrigo, porque yo no...

no entiendo nada.

-Pues...

Me he dado cuenta de que solo necesitabas tiempo

para darte cuenta de lo que sentías por mí.

¿No?

-Lo de mi estado de Face...

¿Cómo te digo?

No tiene nada que ver contigo.

Aun así me alegro muchísimo de verte, ¿eh?

Estás morenísimo. (RÍE)

Cuidado con el sol, porque dicen que...

Eh..., bueno.

Me vas a perdonar porque tengo muchísimo trabajo.

-Claro, no te preocupes.

-Quedemos.

-Claro. -Quedemos, claro.

-Hablamos cuando... -Sí.

Eh...

Te llamo, ¿no? -Cuando quieras.

-Me alegra verte, estás genial.

Chao.

Básicamente, el acuerdo consiste en eso.

-¿40 000 euros? Ajá.

Está claro que no quieren mala publicidad.

Por otra parte, ten en cuenta que si vamos a juicio,

la batalla será dura.

No nos lo van a poner fácil.

Si me lo permitís, creo que aceptarlo no sería ninguna locura.

Piensa que esta es la manera más rápida

de acabar con este asunto. Pasar página, seguir adelante.

Entiendo que sería la manera de acabar con esto más rápido,

pero me duele, porque si acepto, no se hará justicia.

Quiero que ese hombre no vuelva a operar en su vida.

¿Tú qué piensas?

-Creo que el acuerdo sería lo mejor,

con lo que te está costando superarlo, mi amor.

El juicio removerá todo, fotos, informes,

más preguntas incómodas.

Con lo que te has expuesto ya, me parece innecesario.

Eva.

Si te sirve de consuelo, no eres la única que los ha denunciado.

Las otras mujeres llegaron a un acuerdo

parecido al que te ofrecen a ti.

-¿Eso no sería beneficioso si vamos a juicio?

Debes tener en cuenta que esas mujeres no podrían testificar.

El acuerdo incluye una cláusula de confidencialidad.

Si hubiesen denunciado en lugar de aceptar el dinero,

a lo mejor me habrían ahorrado el sufrimiento a mí y a otras.

Sí, tienes toda la razón. Julia, ese tío es un carnicero.

Si ha ofrecido esa cantidad, tenemos posibilidades de ganar.

Quiero ir hasta el final.

No me importan las consecuencias.

-¿Entonces?

Está decidida, entonces.

Seguiremos buscando información. No te preocupes.

Julia, ¿tienes a mano

el consentimiento de la intervención de que hablamos?

Sí.

Perfecto.

En el consentimiento aparece una fecha anterior a la intervención.

Sí, pero lo firmé después.

Sí, por lo visto, la clínica lo solía hacer.

Nadie debía de prestarle mucha atención,

pero escuché una vez cómo una enfermera lo criticaba.

Hablaba de eso. No sé, tampoco escuché mucho.

Bueno, ya sabemos lo que hay que hacer.

Localizaremos a la enfermera.

Vale.

-¿Qué haces? -¿Eh?

No, aquí, intentando comer.

-A ver, dame.

-Tú, ¿qué tal?

-Bien.

-¿Qué haces con ese táper, hijo?

Con la cantidad de restaurantes que hay por la zona.

-¿Y tú?

¿Con ese sándwich de máquina? -Esto es una excepción en mí.

-No sé qué tiene de malo mi táper, es comida casera.

Es la única forma de comer sano. Además, me gusta cocinar, ¿qué pasa?

¿Por qué es una excepción? -¿Cómo?

-¿Por qué comes aquí solo? -Nada.

Iba a comer con unos clientes,

pero al final no han podido y tu madre, nada,

está en el club de campo comiendo con unas amigas.

No me ha quedado más remedio que comer aquí.

-Este fin de semana me iré con el tío Lucio

a recorrer la sierra en bicicleta.

-Últimamente no te veo mucho por el bufete.

-Estoy de exámenes en la facultad.

No doy abasto corrigiendo exámenes, es un lío.

Pero estoy al tanto del bufete.

Jorge me dio detalles del caso que lleva.

Estuvimos investigando

las secuelas que quedan después de una operación

de aumento de pecho. -Oh.

Me parece bien que las mujeres se operen el pecho, sí.

Creo que incluso es necesario.

Quiero decir,

una mujer, si la hace feliz

un cambio de aspecto,

¿qué tiene de malo, no?

Bueno, a no ser

que quede mal, porque entonces ya, claro...

Bueno, como el caso ese que lleváis vosotros.

No conozco los detalles, pero era una mujer

que se opera el pecho y no sale bien, es un desastre,

imagínate luego quién carga con ella, ¿no?

Pues eso.

(OLIVIA CANTURREA) -A la Juli le pasa algo.

(HACE BURLA)

A ver, cuéntame qué te pasa con...

con ya sabes quién.

Pues no, no sé con quién.

Julia, si no me lo cuentas, lo averiguaré de todas formas.

Ah, ¿sí? Pues sí.

Sabes que tengo mis métodos.

Te leo los posos del café y listo.

No, gracias, ya sé lo que pone ahí.

Ah, ¿sí? Sí.

¿Qué pone?

Ay, Oli, soy imbécil.

Oye, ¿sacamos el látigo y nos fustigamos un poquito?

No, te lo digo en serio.

Yo no soy así. Así, ¿cómo?

Pues así, dejar que...

las cosas me afecten de esta manera.

Si se quiere liar con ella, pues mejor.

Julia,

¿mejor?

Sí, sí, mejor.

Y así me olvido de él.

Además, es tan guapa que...

Ya, pero eso no lo es todo en la vida.

Hola. Hola.

A ver si nos aclaramos.

La situación es bastante incómoda

y con esta tensión estoy muy agobiada

y lo que más me preocupa es desatender a los niños.

Hoy le tenía que hacer un gorro de pirata a Cristina para una fiesta

y aún no lo he acabado. Sofi, eres una madre maravillosa.

Bastante haces ya por todos, Sofi.

No sé qué decirte.

Un agobio.

¿Y a ti qué te pasa?

Nada, es una tontería.

¿Qué sabes de las vacaciones de Ángel?

¿No es raro que las coja ahora?

No sé.

A ver, me parece que...

no tendrías que pensar tanto en Ángel.

Mejor no te metas mucho para no arrepentirte.

Demasiado tarde. Ah, ¿sí?

¿Por qué?

Porque tengo un arma infalible contra él.

No. (RÍE)

Anda, pues si estas son las armas...

voy a perder todas las guerras.

Tengo toda la ropa interior desconjuntada.

Por eso no me compro conjuntos. Todo negro y básicos y listo.

Mírala, qué práctica. Qué aburridas sois, ¿no?

A ver qué pasa aquí. Oli, que parecen dos abuelas.

(AMBAS) ¡Abuelas!

¿Qué? ¿Vosotras vais de encaje a diario o qué?

Oye, perdona, habla por ti, ¿eh?

Mira yo. Ay, qué mono el color.

Yo siempre voy preparada para triunfar.

Mira esta, para triunfar. (BERTA) Hola, chicas.

Hola, ¿qué tal? Hola.

Tengo hambre, pero no sé qué pedir.

Ya, yo tampoco, la verdad.

Pero si no como, se hace horrible. Sí.

¿Creéis que están juntos?

Huy, ni idea, la verdad.

A ver si va a ser él.

¿Quién?

El de la hípica. No, no lo creo.

Ah. A Jorge no le gustan los caballos.

Ah. Ah.

...acumuladas. (BERTA) Qué me vas a contar.

Encima, luego llego a casa y Rodrigo.

Dios, te juro que pasan los años

y aún me sorprendo de las reacciones que tiene.

Que se imagine que es por él...

No sabes el numerito que me ha montado en el juzgado,

no te lo imaginas.

¿Por la foto?

Sí.

Bueno, eso son también las consecuencias

de colgar tu vida en las redes sociales.

No cuelgo mi vida en las redes sociales.

Solamente he cambiado mi estado de Face

y he subido la foto de un caballo, creía que tú...

Jorge.

Sí, ¿qué?

Pensaba que hablarías con Rodrigo.

Eh, sí, eh...

No sé, creo que sería mejor esperar un poco.

Ah. A ver qué pasa, eh...

A que esto sea un poco más serio.

Ya.

Quiero decir que... que lo nuestro

va guay, pero acaba de empezar.

Y sabes que en cuanto Rodrigo se entere,

todo será un drama, se quedará hecho polvo.

Ya, ya. Lo conoces, ¿no?

-Hola.

-Hola. Hola.

Oye, tú estás como muy cansada hoy, ¿no?

No me extraña, pobrecita, con lo que trabaja...

Ya, pero, a ver, una cosa es estar cansada

y otra, que se note, ¿no?

Igual corrector o antiojeras. Ah, quieres decir, claro.

Sí, me compré uno en el supermercado.

¿Te compras el maquillaje en el súper?

Ay, es lo más práctico, chicas. Ay, a mí un día

el del súper me dio una alergia que me fue fatal.

Es mejor en la farmacia, porque tienen hipoalergénicos

y todo eso y están bien. Claro, mejor en una tienda...

Ya tengo las entradas para el teatro.

Te va a encantar.

Todas las críticas dicen que es espectacular.

-¿Quién? ¿Te gustan los musicales?

Sí.

¿El viernes? No, el jueves.

Entonces, ¿cuál es el plan?

¿Teatro y luego cena? Por supuesto.

Está hecha la reserva en un sitio cerca

que tiene una pinta impresionante.

Podrías decirle a Julia que pregunte en el restaurante

si hay platos sin gluten.

¿Sin gluten?

Jorge, soy celiaca, ¿no te acuerdas?

Sí, sí, perdona, eh..., eh...

Bueno, seguro que tienen, ahora tienen en todos los sitios.

Además, no molestaré a Julia por una cosa así.

Es tu secretaria, no es molestar, ¿no?

Bueno, pero no es trabajo.

No me quiero quedar sin cenar, Jorge.

Entiendo que para ti no es importante, pero mí sí.

Bastante tengo con... No te quedarás sin cenar.

Yo llamo, que ya está. Es que...

Bueno, quiero una ensalada y ya está.

¿Y en qué estás?

¿En qué caso estás, que estás tan liada últimamente?

Desde que le dije a Jorge que soy abogada,

me deja colaborar con él.

Y ahora estamos con lo de la negligencia médica.

Es verdad. Huy.

Qué bien, me alegro por ti. Estoy tan orgullosa de ella...

De verdad. Gracias, chicas.

(RÍE)

Ya faltaba tiempo para que dijeran el talentazo que tienes,

para que lo vieran.

Hombre. Luis, ¿qué haces aquí?

-Me voy a casa, pero debo entregar esto firmado.

Ah, pues a ver.

¿Por qué? Por nada, por ver si está bien.

Mira aquí.

Fíjate, aquí faltan las firmas. Aquí y aquí.

Son esos dos, el resto está. No, Luis, tienes que fijarte bien.

Sin las firmas, pueden decir que no lo han recibido.

Me fijaré la próxima vez. No, la próxima no, toma.

Vas ahora y que te den las firmas que faltan.

Julia, ánimo, vamos a brindar. Va. (OLIVIA) Yo también quiero.

Vale, va. Gracias, chicas.

¿Por qué brindas? No lo sé, la verdad.

-Madre mía, pero ¿qué te has hecho, hombre?

-Nada. -¿Cómo te has hecho eso?

-¿Qué? Me he afeitado, punto.

-Pero para afeitarse, primero hay que tener barba.

-Ayer oí uno de tus poemas.

"Corazón" no rima con "universo".

Mejor prueba con "saxofón"

o "salchichón".

-No tiene que rimar.

Además, te he dicho que no me espíes en mi cuarto.

-Otra, "corazón" rima con "gruñón". (JOSÉ RÍE)

-Papá. -Perdóname.

No me negarás que tiene gracia la niña.

-Que sepas que cantas fatal.

Y yo no te digo nada. Y a ver si cambias el repertorio.

La única canción que te sabes es "La taza y la tetera".

-Álex.

-Perdóname, Cris.

-Así me gusta, que no os peleéis.

-Sigo sin saber qué hacer con... esa chica.

-Bueno, paciencia, es la madre de todas las ciencias.

Ya hemos cumplido el paso uno, sabemos sus costumbres.

Hay que pasar a la fase 2.

-Que es... -Eliminarlo.

Dices que esta chica tiene novio.

-Sí. -Pues lo que hay que hacer

es eliminarlo, pero eliminarlo limpiamente.

-¿Cómo?

-Eliminándolo.

Mira, yo, cuando conocí a vuestra madre,

tenía un novio.

No veáis qué tío, cuarto de Medicina, un descapotable,

la bomba.

¿Qué pasó? Pues que me hice eco,

un comentario que me hizo un amigo, que le había hecho un amigo,

de un amigo de un amigo de un amigo. -Una mentira.

-No, no, no...

exactamente.

Es lo que técnicamente llamamos un "bulo", vamos,

lo que dije es que este hombre tenía una dolencia

que le picaba mucho.

Y como mamá no quería coger esa dolencia

y estarse rascando, pues lo dejó.

Pero inmediatamente, automáticamente.

-¿Picores? -Sí.

-¿Como la varicela?

-Sí, sí...

Son unos picores que coges en cualquier lado,

pero siempre haciendo lo mismo. Y tú...

Mano dura con este tío, o sea, hay que cepillárselo.

¿Entendido?

-Ya.

-Siento haberme presentado por sorpresa,

pero quería colaborar en lo que haga falta

para llegar a un acuerdo.

Estoy tan preocupada por la nena...

Eh... Eva, la cliente se llama Eva. Bueno, eso, Eva.

Creo que el evitar un juicio

sería beneficioso para todos.

Estoy segura de ello, por eso estoy aquí.

Lo que Eva tiene que entender es que, de seguir avanzando,

nos puede llevar a un lugar irreversible,

a un proceso que puede ser traumático para ella.

Un juicio no es una tontería.

Puede ser un proceso agotador

además de desagradable.

Estamos hablando de sus pechos, su cuerpo.

Y con el dinero que se le está ofreciendo

podría iniciar una nueva vida

o hacerse unos pechos nuevos para estar perfecta.

El acuerdo es una opción,

pero hay otras cuestiones importantes

que solo pueden salir a la luz a través de un juicio.

Como que el doctor Villegas Velasco

no es especialista en cirugía plástica.

Eso es perfectamente legal, cielo mío.

Sí, sabemos que es legal,

pero es un agravante que, al igual que otras cuestiones,

debemos tener en cuenta de cara al juicio.

Bueno, pues ya está.

Me marcharé. Seguimos en contacto.

Adiós. Un placer.

¿Te acompaño a la salida? No, no hace falta.

-Perdón.

Un informe del hospital.

Gracias.

-Hija, qué preciosa eres.

¿Esta niña es tu secretaria?

No, es una compañera del bufete.

Una compañera...

Qué cara, qué porte,

Esto es una mujer.

Tú también tienes una cara riquísima.

Disculpa, no te he dicho nada al entrar.

Pero, verás, me recuerdas tanto a mi nieta...

Mira.

Esta es mi nieta. Tiene diez años.

¿Y eres abogada?

-Sí. -Oh, qué orgullo.

Una mujer tan hermosa y además, abogada.

Adiós. Adiós, Agustina.

Adiós. La chaqueta.

Ay, siempre se me olvida, gracias.

Gracias. Hasta luego.

Chao.

Ay, qué guapas sois todas aquí.

Esto parece un bufete de modelos más que de abogados.

La salida es por aquí. -La acompaño.

-Carol, esto es una chapuza. Está incompleto.

Lo quiero corregido para mañana.

-Esto es trabajo de Daniel.

-Pues poneos de acuerdo. Daniel me ha dicho que lo has hecho tú.

-Perdona, estoy de exámenes y no me dan más horas.

-No te preocupes, luego lo hablamos.

-Carlotita, querida, ¿cómo estás?

-Hola, Agustina. -¿Qué tal todo?

-Bien. Veo que tú sigues tan deportista como siempre.

-Eso quisiera yo.

Lo único que me queda de deportista es el calzado.

Pronto veré a tu padre. Le daré recuerdos.

-No hace falta.

-Están las cosas mejor con él, ¿verdad?

-Las cosas están muy bien con él. -Me alegro.

Que la familia esté bien siempre es una buena noticia.

En cambio, yo tengo el corazón roto. Mi nieto,

¿te acuerdas de él? -Sí.

-Se ha hecho DJ, de esos que hacen "chunda, chunda".

No es que me moleste que haga algo artístico,

pero, sinceramente, como mínimo esperaba de él

que fuera procurador.

-Agustina, me vas a perdonar, te tengo que dejar.

-Siento haberte molestado.

Dale recuerdos a Francisco de mi parte, y a Sofía.

Sigue trabajando con vosotros, ¿verdad?

-Sí, sigue fiel a nosotros, aunque ha tenido alguna propuesta.

-¿Ha tenido muchas?

-Solo la tuya.

Aunque no creo que fuera muy buena.

-Adiós, Carlotita.

-Buenas.

Hola.

Perdón, ¿eh? Nada.

Recuerdo que cuando tú venías aquí,

tu padre y el mío nos obligaban a jugar juntos.

¿Te acuerdas? Sí.

Tú y yo coincidíamos aquí más que en ningún otro sitio.

Me gustaba acompañar a mi padre al trabajo.

A mí también me gustaba.

Te recuerdo tan recto y tan serio...

Como eras mayor, me imponías mucho respeto.

Claro, ahora ya no, ¿no?

Bueno...

Oye, eh...

Ya que estamos aquí, me gustaría pedirte un favor.

Si podrías echarme una mano con la herencia de mi padre.

Necesito la opinión de alguien de confianza

y se me ocurrió... Claro, dime.

Bueno, básicamente es que no...

no sé bien qué hacer con sus propiedades ni con el patrimonio.

Quiero ver cómo rentabilizarlo de alguna manera.

Pero por momentos pienso que a lo mejor

la solución es venderlo todo y ya está.

¿Por qué harías algo así?

Mi vida ha cambiado mucho en los últimos dos meses.

Hace nada ni siquiera vivía aquí.

Ahora, de repente, vivo aquí, trabajo en el bufete,

eh, y hay un montón de cosas que dependen de mí,

de las cuales muchas ni sabía que existían.

Y no sé.

Unas veces no me veo capacitado para llevar tantas cosas.

Hasta ahora lo has hecho bien.

No sé si venderlo todo sería una solución.

Te doy la razón en algo.

Dos meses es poco tiempo.

Si tomas una decisión ahora así, como en un arrebato,

puedes arrepentirte.

Tienes razón.

También pienso, poniéndome en tu lugar,

que debe de ser extraño vivir rodeado de recuerdos de tu padre,

sobre todo teniendo en cuenta que últimamente casi no os veíais.

No sé si venderlo todo tiene que ver con eso.

Con los recuerdos.

No, bueno, no sé, no creo.

Si quisiera deshacerme de los recuerdos de mi padre,

tendría que empezar por el bufete y por mi despacho.

Y aquí sigo.

Bueno, me marcho. Te paso en un "mail" todo.

Sí, cuando quieras. Cuando puedas, le echas un ojo.

Cuando quieras. Muchas gracias.

Claro. Que tengas buena tarde.

Lo que te voy a contar lo dijo delante de mí.

Que si Berta es monísima, guapa, elegante,

que qué abogada, que eso sí que es una mujer.

Cuando se gira y se da cuenta de que estoy delante,

dice: "Perdona, ¿eh? Tú también eres monísima.

Me recuerdas a mi nieta". Y me saca una foto de su nieta.

-¿Y cómo era la nieta? Pues era una niña,

mona, pero una niña, con sus aparatos, sus granos...

Ya, ¿y qué pasa?

¿No te parece un poco raro todo esto?

No, de hecho, la señora amará profundamente a su nieta.

Me parece incluso un piropo. No, Oli, no era ningún piropo.

Dijo: "Berta es una mujer, no como tú, niña granosa".

Es lo que quiso decir. Pero tía.

Estás supersusceptible, cariño.

Que la señora haya flipado con Berta no quiere decir

que te menosprecie a ti. Ya, no digo eso.

Además, hay que pasar de lo que piense la gente de uno.

Tú eres increíble, y quien no piense eso, mira. (SILBA)

Que le den puerta. Aparte, Berta es Berta.

Ella usa sus armas, ella tiene su manera de funcionar en la vida

y tú eres diferente, eres de otra cuerda.

Sí, armas, vender, otra cuerda, sí, unos marineros,

lo que tú quieras, Oli. Lo que quiero decir

es que no te compares con la gente. Eres como eres.

Compararse solo trae frustración. Ya, pero estoy harta de esto.

Estoy harta de ligas, de ganar, de competir, harta.

Mira, Oli, si te soy sincera, a veces pienso

que si no utilizo las armas que tiene Berta

es porque yo no las tengo. Porque soy incapaz de levantarme

tres horas antes, ponerme guapísima, maquillarme,

vestirme con un modelito único y exclusivo

y estar todo el día sonriendo. Soy incapaz.

Bueno, y no ser como ella ¿qué tiene de malo?

Tú eres Julia y ella es Berta y punto.

Cada uno es como es, Julia.

Ya, solo estoy intentando ser sincera conmigo misma.

Te estás automachacando, porque también tienes cosas buenas.

Tendrás que reconocerlas.

Sí. Siempre tengo razón, hazme caso.

Cuando yo te digo una cosa es que es eso.

-Hola. Álex.

-Hola. -Hola.

¿Qué tal? Chicos, me voy a cerrar.

Vale. Chao. Hasta luego, guapa.

-Adiós. Oye.

¿Qué tienes aquí? Estos cortecitos.

No, nada, he estado afeitándome. Ya sabes que a veces

te cortas un poquito y tal.

Que no sé si lo sabes, porque tú no te afeitas.

No. Pero...

Pero eso, a veces pasa. Sí, ya me...

Sobre todo al principio, cuando no...

Al principio ¿de qué? Al principio de afeitarte.

No, no, siempre pasa, a mucha gente, además.

Ah. Sí.

Pues nada. Oye.

¿A ti qué te gusta?

Eh... Esto tiene que ver con el trabajo de esta mañana.

Sí, sí.

Unos trabajos muy curiosos en el instituto os mandan.

Ya, bueno...

¿De qué asignatura dijiste que era?

Es como una mezcla, porque es biología...

Ah, ya. Y sociología,

con matemáticas, por el tema de la estadística y tal.

Muy bien.

Dijiste que te gustaba la astronomía.

Sí, mucho. La astronomía.

¿Y qué más te gusta?

Bueno, también leer.

Por ejemplo...

Sobre todo las... las novelas de aventuras.

¿De aventuras? Sí.

Eres aventurera. Un poco.

Ah, muy bien.

Pues nada, mucha suerte con el trabajo.

Sí, ya te contaré, a ver qué tal. Vale.

Bueno, chao. Y cúrate bien esto.

Poco a poco. Chao.

Adiós.

-¿Qué haces aquí?

-Dime qué pasa. -Nada.

Que solo... Que quería buscar un sitio

para desahogarme tranquila, pero ya está, ya me voy.

-Quédate el tiempo que quieras. Dime qué pasa, ¿por qué lloras?

-Por Daniel que...

Ya no sé qué hacer, ya va todo el rato contra mí, todo el rato.

Y no puedo más ya, no... -Pero tranquila.

-No es solo él, ¿vale? Es todo el mundo.

Todos se suben a mi chepa porque me ven como frágil.

Y yo no soy frágil.

-Claro que no lo eres. ¿Qué ha hecho esta vez Daniel?

-Me ha echado la culpa de un informe de mierda que ha hecho él

y ha venido Carlota y me ha echado la bronca.

Ahora me tengo que quedar aquí más horas,

justo la semana que tengo exámenes.

Ahora tenía una revisión y ya no llego.

-Daniel es un imbécil.

-Es que ya no sé qué decirle.

Le he dicho que me deje en paz mil veces y no me hace caso.

-Le has contestado mal muchas veces.

-Ya, pero le da igual, no sirve de nada.

-Lo hace porque eres la becaria y no tienes un puesto importante.

-No sé, porque Luis tampoco tiene un puesto importante

y le levanta la voz una vez y ya está.

-Bueno.

(CAROL SUSPIRA) -¿Sabes lo que pienso?

Va a por ti porque eres mujer.

-No sé.

Mañana cuando lo vea, le pienso decir de todo, ya verás.

-No, no, que esto yo lo quiero arreglar yo sola.

Quiero decírselo yo.

Pero gracias. -Anímate un poco.

-Ya.

-Hola.

Hola

¿Solo tienes eso para fotocopiar?

Sí, pero no te preocupes, puedo esperar.

No hace falta que esperes.

Lo siento. Nada.

¿Viste las nóminas que te envié?

¿Qué nóminas?

Esta mañana envié unas nóminas,

pero al parecer el cliente no las ha visto.

¿Cliente? ¿Qué cliente?

El cliente tiene una demanda importante esta semana.

Le gustaría arreglar los trámites para este sábado.

Pensaba que te ibas de vacaciones.

¿Qué haces?

No me voy de vacaciones.

Es un retiro por estrés.

Me voy a un balneario al norte, en el País Vasco.

Me lo recomendó un amigo, dice que está muy bien.

Que disfrutes del descanso.

(Se abre y cierra la puerta)

-Hombre, ¿quién es el pincel ahora?

-¿Qué haces aquí? No te he escuchado entrar.

-Ya veo.

¿Esa camisa no es mía?

-Es tuya, pero quiero comprarme una parecida.

Me la estaba probando a ver qué tal me quedaba.

-Mal. -Sí, ¿no?

-No, es broma, bien, pero un poco pequeña.

-Mierda, ya está.

-¿Qué te pasa?

-Nada.

-Cuéntame, si quieres; si no, no me cuentes tampoco.

-Nada, no pasa nada, tío.

-Vale, pues...

Venga, cuéntame.

-Es por tu hermana.

-¿Qué le pasa?

-Siento que la estoy perdiendo y no sé qué hacer.

He pensado que quizás cambiando algo de mí, pues...

a lo mejor podría... Yo qué sé.

-Cambiando, ¿qué? -Mi estilo, mi manera de vestir,

vestirme más así, con esas...

-No seas tonto. A Julia le gustas así, tal y como eres.

-No, Luis, eso era antes.

Ahora ha cambiado todo.

Ella ha descubierto un mundo nuevo y le encanta,

pero yo no formo parte de ese mundo nuevo.

¿Cómo es la gente del bufete?

-Pues como dijiste tú.

Estirados, van todo el día a lo suyo, el trabajo, los papeles...

-Vamos, gente seria. -Sí, gente seria.

Pero dentro de ese ambiente, tienen montado algo guapo.

Tienen una máquina de café con cápsulas.

-Lo sé, me lo contó tu hermana el otro día.

Le encanta ese café.

Cuéntame más cosas del bufete, cómo son, yo qué sé.

-Los despachos tienen unas cortinas rarísimas,

pero rarísimas.

¿Qué te parece?

Hombre, estrenas también, ¿no? No se nota.

Lo peor no es enterarte de que tu padre ha cometido un delito,

sino darte cuenta de que no lo conocías.

Lo que te ha llegado ha sido a través de Ángel y don Francisco.

-¿Está todo listo ya? -Sí, faltan un par de cosillas

de las que se está encargando Sofía.

No me gusta fingir a mis compañeras la historia esta de las vacaciones.

-Ya, pero, bueno, es tu trabajo.

No entiendo por qué me ha mentido. Para una vez que tomo la iniciativa

y le digo que nos vayamos un par de días,

me dice que no sabe, que tiene que trabajar.

Y luego me entero de que se va de vacaciones.

-No quiero que me hables de nada que no sea trabajo.

-Tú flipas. Tú no me dices a mí lo que yo tengo que hacer

o cómo te tengo que decir lo que te tengo que decir.

-¿Has visto a Rodrigo? Se acaba de marchar.

Menos mal. -¿Por qué Berta pasa de mí?

¿Qué tengo de malo? Tengo pasta, hago buenos regalos.

Soy un tío divertido, estoy bueno.

-Oye, ¿te has...?

¿Te has hecho algo?

¿Algo? Sí, estás...

Estás distinta, con...

¿Te gusta? No.

-Fue para usted traumática la primera operación, ¿verdad?

-En días no pude salir de la cama. -¿Por eso se le pasó la fecha

de la revisión de la operación?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 42

Derecho a soñar - Capítulo 42

11 mar 2019

En el bufete, Alba se entera de las supuestas vacaciones de Ángel; por otra parte, Carol vuelve a sentirse intimidada por Daniel. En el caso de negligencia médica que lleva Jorge, su clienta, Eva Esparza, decide ir a juicio. Julia disfruta trabajando en el caso, pero a la vez se siente incómoda por tener que organizar una salida romántica de Berta y Jorge. En una charla de las Tres Mosqueteras, Julia les cuenta a sus amigas que Jorge sabe que es abogada; en medio de la alegría, Julia detecta un error en el trabajo de Luis. Maricarmen se siente una señora y eso la preocupa. Chema también comienza a preocuparse por su aspecto y porque Julia se aleje de él. Carlota lleva un caso de prueba de ADN por paternidad. El abogado de la otra parte es Rodrigo, que intenta reconquistar a Berta, pero es rechazado otra vez. En casa de Sofía la relación de ella y Jose es algo fría. En cambio hay complicidad padre-hijo ya que Alex sigue intentando conquistar a Julia con la ayuda de Jose.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 42" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 42"
Programas completos (52)

Los últimos 54 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 52 Completo 51:35 69% ayer
    Capítulo 52 ayer El caso sobre intercambio de niños da una espectacular vuelta de tuerca al descubrirse que el abogado de la parte contraria es Rodrigo, que en el juzgado vapulea sin piedad a Jorge, ya bastante maltratado ...
  • Nuevo Capítulo 51 Completo 51:45 73% pasado viernes
    Capítulo 51 pasado viernes Julia empieza a ser consciente de que debe romper con su rol maternal hacia Luis y, aunque algo menos, también hacia Chema. Tendrá una oportunidad de oro cuando Luis le cuente sus planes de irse a t...
  • Nuevo Capítulo 50 Completo 51:16 70% pasado jueves
    Capítulo 50 pasado jueves Berta y Jorge siguen conociéndose, pero a dos ritmos. Jorge lo pasa bien con ella, le gusta… Pero Berta ya publica en redes sociales que tienen una relación. Eso desatará su primera pe...
  • Nuevo Capítulo 49 Completo 51:54 73% pasado miércoles
    Capítulo 49 pasado miércoles Sofía decide tener la cita con su amigo Samuel, y después de dudarlo mucho, se lo dice a Jose. Francisco descubre que Jorge y Berta se han liado por un descuido de Daniel con su Feis. Jorge trabajar...
  • Nuevo Capítulo 48 Completo 51:41 72% pasado martes
    Capítulo 48 pasado martes Julia vive con Olivia pero se han calmado las tensiones con Chema, con el que quiere organizar un cumpleaños sorpresa. Chema y Luis disfrutan de una buena convivencia. En el trabajo Julia está plet&...
  • Capítulo 47 Completo 52:50 84% 18 mar 2019
    Capítulo 47 18 mar 2019 Carlota se enfrenta a un caso de violación de la intimidad que no está nada claro y requiere la ayuda informática de Charly para que investigue. Jorge sorprende a Julia encargándole un...
  • Capítulo 46 Completo 52:18 72% 15 mar 2019
    Capítulo 46 15 mar 2019 Julia decide trasladarse unos días a casa de Olivia para aclararse con sus sentimientos. En el fondo, le duele que Jorge esté con Berta. Ésta empieza a exponer su relación en las redes...
  • Capítulo 45 Completo 54:59 72% 14 mar 2019
    Capítulo 45 14 mar 2019 Julia, decepcionada con Luis, logra que la Jueza admita los documentos de la demanda de paternidad. Carlota despide a Luis, y Julia no hace nada por defenderle. Jorge gana el caso de Eva Esparza, pero no logra qu...
  • Capítulo 44 Completo 52:26 70% 13 mar 2019
    Capítulo 44 13 mar 2019 Ángel trabaja a destajo para dejar sus casos adelantados antes de su viaje a las Islas Caimán. Sofía lleva los preparativos del viaje con incomodidad, intuyendo algo turbio. Alba tambié...
  • Capítulo 43 Completo 53:03 72% 12 mar 2019
    Capítulo 43 12 mar 2019 El caso de Eva da un giro negativo al desvelarse que no siguió el protocolo de recuperación tras su operación. Julia se entera finalmente de que la cena que Jorge le mandó reservar ser...
  • Capítulo 42 Completo 54:57 72% 11 mar 2019
    Capítulo 42 11 mar 2019 En el bufete, Alba se entera de las supuestas vacaciones de Ángel; por otra parte, Carol vuelve a sentirse intimidada por Daniel. En el caso de negligencia médica que lleva Jorge, su clienta, Eva Es...
  • Capítulo 41 Completo 52:19 65% 08 mar 2019
    Capítulo 41 08 mar 2019 Un nuevo caso llega al bufete: Eva Esparza es una joven que se sometió a cirugía estética para aumentar el tamaño de sus pechos, pero una negligencia médica frustró su de...
  • Capítulo 40 Completo 51:34 68% 07 mar 2019
    Capítulo 40 07 mar 2019 Ángel y Alba intentarán disimular su romance en la oficina. Jorge logra convencer a Pilar, su cliente, de que llegue a un acuerdo extrajudicial con su hermano. Chema va a comer con Julia y Luis a do...
  • Capítulo 39 Completo 51:48 68% 06 mar 2019
    Capítulo 39 06 mar 2019 Es el día después de la obra de teatro de Carol y todos hablan de ello. Sofía tiene un mal día, la relación Jose pasa por un momento muy bajo por el tema del préstamo que...
  • Capítulo 38 Completo 51:41 70% 05 mar 2019
    Capítulo 38 05 mar 2019 Los problemas en casa de Sofía cada vez son más graves, ella termina arrastrándolos al trabajo y tras una serie de despistes Francisco la llama a su despacho. Jose tiene que decidir si invert...
  • Capítulo 37 Completo 51:44 79% 04 mar 2019
    Capítulo 37 04 mar 2019 Jorge está muy preocupado por lo que ha descubierto sobre su padre, no sabe qué pensar ni qué camino tomar. Entretanto continúa con el caso de inhabilitación que tiene entre man...
  • Capítulo 36 Completo 51:22 73% 01 mar 2019
    Capítulo 36 01 mar 2019 Julia es animada por su Coach a ser sincera consigo misma, sobre todo con respecto a la situación con Jorge. Ella acabará imponiendo a éste la necesaria separación entre lo personal y ...
  • Capítulo 35 Completo 51:54 72% 28 feb 2019
    Capítulo 35 28 feb 2019 Julia vuelve al trabajo después de unos días enferma. En el bufete finalmente se llega a un acuerdo entre las partes en el caso de los Álvarez de Medina, con una consecuencia inesperada para ...
  • Capítulo 34 Completo 51:50 83% 26 feb 2019
    Capítulo 34 26 feb 2019 Jorge deduce que muchos de los documentos borrados del ordenador de su padre están relacionados con Obrilservices, la empresa de Fajardo que está a punto de ser investigada por la Audiencia Nacional...
  • Capítulo 33 Completo 51:31 79% 25 feb 2019
    Capítulo 33 25 feb 2019 Luego de una cena de "reconciliación" con Jorge, Julia se confiesa con Olivia y ayuda a Sofía con los problemas que ella tiene en su casa con Jose. Berta y Carlota ayudan a pactar a su def...