Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5044782
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 41 - ver ahora
Transcripción completa

Quería decir que de momento es mejor que no se sepa nada.

Estoy de acuerdo. ¿Me has llamado?

Aquí tienes el informe del que te hablé ayer.

Échale un vistazo.

-Jose Manzanas, el del cierratodo universal.

He hecho la transferencia. Estamos en marcha.

¿25 000 cierratodo?

Ay, Dios, Jose, por favor.

Esto te lo conté el otro día, cariño.

No me dijiste que te ibas a gastar todos nuestros ahorros

en el cierratodo, me acordaría. Dije que iba a encargar

las 50 000 unidades. Jose, ¿tú te has vuelto loco?

¿50 000 unidades?

-Todavía no he podido mirar lo vuestro.

-¿De qué estamos hablando, Carlota? Es que no...

-Bueno, del diseño de la web, el que me habéis presentado.

-Y te lo ha dado Daniel, claro. -Sí.

Ayer. Quería felicitaros.

La web es una buena idea, un buen diseño.

-Daniel te ha entregado una versión que no es.

-Ah, ¿no? -Ah, ¿no?

-No.

He hecho una versión más actualizada.

De hecho, te la he traído aquí.

-No me hagan perder el tiempo.

Especialmente usted, letrada. -¿Yo?

¿Conoces al juez Quintana desde hace mucho tiempo?

¿No te lo ha dicho tu socia?

¿Carlota? Pregúntale.

Estoy convencida de que te lo contará encantada.

-Había pensado en ir a buscarte al curro

y celebrar lo de Luis

tomando algo.

Ajá, vale.

¿Comiendo con la familia? Sí, sí, eh...

Chema, él es Jorge.

Chema es mi... -Soy su novio.

Encantado. Julia es una joya.

A mí me lo vas a contar

que estoy enamorado de ella desde el colegio.

Estamos bien, ¿verdad?

Sí, muy bien. Yo me alegro

de que tu jefe sea un tío así de majo.

Jorge es un caballero.

¿Por qué no te vienes? -¿Adónde?

A casa, y cenamos algo.

Solamente ha habido una vez

que me haya dolido tanto una separación.

Cuando te fuiste a EE. UU.

Lo que hablamos la semana pasada.

La opción de contarle a Jorge que soy abogada.

-Sí.

Pues que sí, que se lo dije.

Se me escapó en mitad de una conversación.

Muy bien.

¿Muy bien?

La verdad, estoy fatal.

No he podido dormir en toda la noche.

Estaba pensando en..., no sé,

en todas las consecuencias que me puede traer esto.

Primero, porque...

no sé lo que pensará la gente

y segundo... Vale, ¿quiénes?

¿Quiénes pensarán? Mis jefes, mis compañeros, todos.

Quiero decir qué van a pensar

de una secretaria que es abogada y no lo dice.

Peor sería al contrario, ¿no?

Alguien que dice ser abogado y no lo es.

Ya, pero no es el caso.

Y eso no quita que les haya mentido.

Y lo más curioso del caso es que...

nadie se ha dado cuenta de lo mío.

Así que, al parecer, no tengo pinta de abogada.

Lo que tú piensas que los demás pensarán.

Un discurso en círculos.

Lo primero que debemos tener claro es qué imagen quieres dar de ti,

tanto a ti misma como a los demás.

¿Se te ocurre algún tipo de cualidad

que ahora mismo en el bufete pase desapercibida?

Creo que soy ambiciosa.

Vale. No sé.

Me gustaría llegar más lejos y hacer más cosas.

Está muy bien lo de secretaria, quiero decir,

que no me quejo, me gusta el trabajo.

Pero me gustaría hacer más cosas, por eso me empeñé en estudiar.

Y lo conseguiste.

Es una prueba de dónde puedes llegar con el afán de superación.

¿Qué quieres en el plano profesional?

¿Qué quieres de ti misma?

Me gusta la abogacía y me gustaría hacer una buena carrera.

Aunque también soy consciente

de que mi carácter no encaja bien con el mundo de los abogados.

Pienso más en la justicia que en los clientes

y, desde el punto de vista profesional, no está bien.

¿Opinas que los culpables, es decir, los mentirosos,

no tienen derecho a ser defendidos en un juicio?

No, no digo eso.

Vale.

Te propongo un ejercicio para esta semana.

Piensa qué cosas puedes cambiar para ser la mujer que quieres ser.

Una mujer que quiere superarse profesionalmente

sin dejar de lado sus ideales de honestidad, de justicia.

Pero no te flageles con estos grandes ideales.

Empieza por cosas bien concretas.

(Sintonía "Derecho a soñar")

-¿Cuántos botones me abrocho? -Yo me lo abrocharía hasta arriba.

-Así parezco un cura.

-Si tienes la camisa abierta, se te verá el tatuaje.

Desabróchate solo el último, a ver, el último.

-¿Así? Así parece que no me llega para la corbata.

-Bueno, no creo que la gente preste tanta atención a los botones.

Creo. -Hacía que no me ponía una corbata

desde que fui a declarar ante el juez de menores.

No lo veo.

-Yo trataría de no comentar eso en tu nuevo curro, ¿eh?

-No sé. -Esa está bien.

Bueno, la gente distinguida viste así, Luis.

Y ya está, tío. No pretendas ir a un bufete de abogados

en chándal y sudadera.

-En chándal no paso frío. -No te quejes, tío.

Cuanto más desapercibido pases ahí dentro, mejor.

Métete la camisa por dentro.

-¿Por dentro? -Sí.

-¿Voy a una boda o qué?

-Un cinturón, ¿eh?

¿No? -No tengo.

-¿Cómo no tienes un cinturón? -Para este pantalón no.

-Tengo una cuerda que uso para el taller que te puede servir.

La limpiamos un poco que lleva mucha grasa.

-Sí, claro.

-Ay... (LUIS RESOPLA)

-No, no, no me reconozco.

-Con que te reconozcan los del bufete ya vas bien.

Recuerda que comemos con tu hermana como el viernes pasado.

-Donde Olivia, ¿no? -Exacto, ahí.

A ver si tenemos más suerte y estamos más cómodos.

-Siempre estamos cómodos con Olivia. -Con Olivia claro.

Lo digo por la vez pasada que... Bueno.

-¿Qué?

-Que te presto yo un cinturón.

Tú, cuídamelo.

-Sí. -Cuídamelo, es de los nuevos.

-Vale.

-Buenos días.

¿A que no sabes quién ha traído churros?

¿Eh?

¿No quieres uno? No.

Al menos me ha dado tiempo a darle a Cristina unos pocos

antes de que arrancaran. Ah, genial, así dejará

el coche de la madre de Aitana lleno de grasa.

A ver si limpia un poco esa señora.

-Buenos días. Álex.

Buenos días. Eso, en idioma de quinceañero,

quiere decir "buenos días". ¿Te apetecen unos churros?

Los acabo de traer, y calentitos. -No, quita, no quiero.

Álex, algo tendrás que comer, ¿no?

Antes de irte al cole. Ah.

Eso quería decir, me voy andando, para que lo sepas.

¿Qué dices? Pero come algo, ¿no?

Ay, estás bien. Tienes un poco de fiebre igual.

Que no, estoy bien.

Me voy, no quiero llegar tarde. Espérate.

Cómete esto. No te puedes pasar todo el día sin comer nada

hasta la hora de comer. -Hazle caso a tu madre

que tu madre siempre tiene la razón.

Llévate unos churros también. -Churros no quiero,

que me pringo de grasa.

Adiós. Adiós.

Que tengas un buen día. -Me los como yo.

Buenos días, Macarena. -Buenos días, señor Leiva.

Buenos días. Buenos días.

¿Estás contento hoy?

Sí, un poco sí.

¿Qué tal el fin de semana? Bien.

Volví al hipódromo

y poco más.

Qué bien, con lo que te gusta a ti la hípica, ¿no?

No lo digas así. Es verdad que fue muy aburrido,

pero era un compromiso y no podía faltar.

Tengo una cosa para ti.

Es un informe médico.

Son los resultados que he pedido al hospital.

¿Te pasa algo? No, yo estoy bien.

Son de un caso de negligencia médica.

Son los resultados que no se podían consultar "on-line".

¿Un caso complicado? Ajá.

Tan complicado que me parece que necesitaré la ayuda de un colega.

¿Se lo pedirás a Jesús?

¿Para qué?

Tengo un colega aquí mismo.

¿Me ayudarías a llevar la defensa?

¿Yo?

Quiero decir, ¿nosotros?

Sí, tú. Jorge, nunca he llevado un caso.

Eres abogada, ¿no?

A ver, no te dejarían firmar... Sí, sí, sí, acepto.

Acepto.

Me alegra que te haga tanta ilusión.

Cuidado, habrá que trabajar mucho.

Gracias, Jorge, muchas gracias.

Pues eso, revisa toda la documentación de nuestro caso

y nos vemos en mi despacho, ¿vale?

-Señores, todos conocemos la materia así que seré breve.

Ante mí, don Francisco Zabálburu Eguía

confiere el siguiente poder a don Ángel Belinchón

para que en su nombre y representación

ejecute en las islas Caimán sin limitación alguna

cuanto proceda en el ejercicio de este poder.

Como veis, es un poder general clásico

elaborado por el mismo Francisco aquí presente

-Así es.

-¿El poder es ilimitado? -No, de eso nada, no.

Está limitado físicamente a las islas Caimán

y durante un periodo de dos semanas; después de eso, nada.

-Dentro de esas dos semanas

podré exponer los actos jurídicos que considere oportunos.

-Exacto. El poder debe llevar la apostilla de La Haya

para que sea jurídicamente válido fuera de España.

Va de suyo que el poderdante, en este caso Francisco,

pueda revocarlo en cualquier momento.

¿Alguna otra duda?

-No por mi parte.

-Podemos proceder a la firma.

-Es lo que tiene ser amigo del notario.

-El original

y las copias para vosotros. -Te saltas

la lectura larga y tediosa

del poder. ¿Qué tal Berta y los niños?

Bueno, los asuntos privados los dejamos para el bar.

Hola.

-¿Cómo estás?

Aunque no sé para qué pregunto, porque ya veo que muy bien.

¿Qué tal llegaste a casa? Bien.

Mi compañera estaba dormida, así que me metí en la cama.

Mejor, así no tuviste que dar explicaciones.

Bueno, ya se las daré cuando vengas a visitarme.

Porque vendrás, ¿no?

Por supuesto.

Ya quedaremos, pero con tranquilidad, ¿eh?

Esta semana tengo un poco de lío.

También estoy hasta arriba con un caso de propiedades.

Estaré todo el día en el juzgado.

No podré ayudarte con tu caso, espero que no te importe.

No, no te preocupes.

Es lo normal.

Bueno, aunque...

también podíamos quedar fuera de aquí, ¿no?

No sé, eliges un día, buscas un plan...

¿Entre semana?

Sí, ¿por qué no?

Un buen restaurante, después una copa, después...

¿Qué te parece?

Eh...

Me parece perfecto.

Pero eso sí, con tranquilidad.

Por cierto.

-¿Qué te apuestas a que no consigues repartir todo esto en dos horas?

-Lo que quieras. -Venga, hagamos porra.

-Vale. -Eh, tía ausente, ¿te apuntas?

¿Eh?

Digo que no le da tiempo a repartir estos paquetes

en dos horas y él dice que le sobra tiempo.

¿Tú qué dices? Creo que no hay que apostar.

Es el hermano de Julia, nos pueden decir algo.

Uh, porra. (AMBAS) Porra, porra.

(LUIS) Venga, cinco euros apostamos. -No, de eso nada, el honor.

Y lo más importante, una cerveza. -Bueno, dos cañas

me parece un buen premio. -¿Tú no eres un poco joven

para unas cañas? Para ti un zumito y ya.

-Cumplo 18 la semana que viene.

-Si ganas, podrás beberte tu premio la semana que viene.

-¿Me estáis vacilando o qué?

Me apuesto lo que queráis a que en una hora y media lo tengo hecho.

-Vale. -Emplearé mi magia.

-Toma, mira a ver si haces magia con ese también.

-Vale.

-El carné de moto lo tienes, ¿no? Es de primero de barrio.

¿El hierro este que llevas aquí no te deja escuchar o...

es el GPS de la moto?

Estudios no tienes, pero hablar sabes, ¿no?

-¿Salimos a la calle y te enseño los estudios que tengo?

-Tampoco hace falta que te pongas así,

que es una broma, que es tu primer día.

-Bueno, voy cargando la moto. Poned el cronómetro.

-Lo que ha hecho ese señor no tiene perdón.

Lo sabemos, Eva.

Pero para poder ir a juicio necesitamos hablar de las secuelas.

¿Crees que puedes?

Asimetrías entre los pechos.

Estrías que no estaban antes de las operaciones.

Desviación de un pezón.

Un desastre.

Todo eso en dos operaciones. Tres, tres operaciones.

El doctor Velasco, bueno... ¿El doctor Villegas Velasco?

Sí, Villegas Velasco.

Me operó dos veces más para tratar de arreglar lo que había hecho mal.

En vez de arreglarlo, lo empeoró.

Lo único que consiguió fue reducir el tamaño de los senos,

porque el implante que me puso era más grande de lo que yo quería.

No sé si podré dar el pecho cuando tenga un bebé.

¿No vas a poder amamantar?

Ese es un dato importante.

¿De esto la informó el doctor Villegas

u otro médico al que consultaste? No me lo aseguró.

Hasta que no tenga un bebé es imposible saberlo.

Me dijo que lo más probable

es que el conducto de la leche haya quedado dañado.

(Mensaje al móvil)

Lo siento.

Es mi novio, Marcos.

Ha vivido conmigo esta pesadilla y está muy preocupado.

No se preocupe.

Eva, sabemos que te puede incomodar,

pero necesitamos mirarlas.

Hace unos meses no me habría atrevido a dároslas.

Llevo un año en el sicólogo luchando con mi autoestima

y son esas sesiones las que me han animado a denunciar.

Pues te felicito.

Yo, en tu lugar, no sé si me habría atrevido.

Es muy valiente por tu parte.

Gracias.

(Mensaje al móvil)

Vamos a ver,

¿reconocerías estas prótesis como las que te pusieron?

Sí.

¿Cuáles se corresponden con la imagen

para poder presentarlo el día del tribunal?

Sí.

-Ah, genial, muy bonito, claro que sí.

-¿Eh?

-Julia no viene a comer. -¿Y eso?

-Al parecer, el estupendo de su jefe

la deja participar en un caso y está entrevistando a los afectados.

-¿Como abogada? Pero eso es un notición.

-Sí, ella está entusiasmada.

-Pues tú no tanto, ¿no?

-Hombre, sí, estoy muy feliz por ella.

Pero la echo mucho de menos porque ya no tiene tiempo para nada.

-Chema, no seas egoísta. Deberías estar orgullosísimo de ella.

-Y créeme que lo estoy. -Pues vete acostumbrando.

Esto es importantísimo en su vida.

Y es normal que se esté esforzando al máximo.

Abogada, qué fuerte. -Es verdad, tienes razón, que sí.

-Buenas. -Hola, Luisiño.

-Perdona, he pillado un atasco.

Si ves a Charly o a Carol, diles que llegué hace 15 minutos, porfa.

-Hoy todos pidiéndome que mienta. -Tu hermana no viene a comer.

Está entrevistando a gente. -¿Y eso?

-No lo sé. ¿Pedimos algo? -Sí.

-¿Qué tienes de menú? -Pues mira.

Os recomiendo el tres. Seitán de semillas

con raita de plátano. -¿Eh?

-Tía, que no puede ser.

En internet dice que el recorrido dura más de una hora y media.

Entre paradas, tráfico y entregar los paquetes

no ha podido hacerlo tan rápido.

-Iba en moto, que es más rápido que ir en coche.

-Creo que ha llegado cuando ha mandado el "was".

Eso de que ha ido a recoger a su cuñado es un cuento chino.

-Debería haber enviado el mensaje cuando hizo la parada.

-Claro, y no quedarse donde Olivia. Que suba y dé la cara.

Para mí no ha ganado. -Oye, y la cara de Daniel, ¿qué?

O sea, era un poema.

-Tenía miedito, ¿eh? Se hizo caquita.

Hace falta alguien que lo ponga en su sitio de vez en cuando.

Ladra mucho, pero se le va la fuerza por la boca.

-Pero ya verás que luego la acabará pagando con nosotras.

-Qué asco me da la gente así.

-¿Crees que Luis le habría pegado? -¿Una paliza?

Tranquilamente, Luis no tenía pinta de broma.

-Oye, ¿qué pasa, que a ti Luis te gusta?

-¿Qué dices? Es menor de edad. -No se parece en nada a Julia.

-Tampoco la conozco muy bien.

Ay, vamos a hacer tiempo, porfi.

Nos están pagando por estar en el baño.

Venga, vale.

Qué fuerte lo de la mujer a la que operaron mal los pechos.

¿Crees que tendrán fotos? Ay, no seas morbosa.

Si me pasa a mí, me muero. No te va a pasar,

porque es una operación voluntaria, entonces no te pasará.

He visto fotos de operaciones que han salido mal en internet.

Impresionan bastante. Oye, no me digas que miras

los documentos que nos han llegado. Es que me da mucha pena.

Claro, a mí también y también me da mucha rabia

que haya mujeres sanas que se meten en quirófano

solo para ponerse, yo qué sé, 150 gramos de tetas

o sacarse un centímetro de nariz, que, a ver, a mí me haría falta.

Imagínate cómo tendría que estar, el complejo que debería tener

para querer operarse. Ya.

Cuando no tienes mucha seguridad en ti misma,

a veces te pasan ese tipo de cosas por la cabeza.

Sí, pero es un riesgo y no sé.

Meterse en quirófano para eso, no lo entiendo, la verdad.

Es difícil entenderlo si no estás en su lugar, Sofi.

Ya te digo que a mí me iría muy bien,

porque últimamente con tanta ansiedad

estoy comiendo mucho y estoy engordando que...

Pero ni loca me meto en quirófano. Ni falta que te hace.

Ay, gracias. Tengo lo que necesitas.

La faja que utilizan las famosas.

Es superfina, queda como un guante y no se marca nada.

¿Necesito una faja?

Está de oferta, yo que tú no me lo pensaba.

Trini la usa y está encantada.

¿De verdad estás mirando fajas? No, para mí no.

Yo me compro este sujetador.

Tiene relleno de gel y realza superbién el pecho.

Ya que hago un pedido, que nos lo manden todo junto.

Nos ahorramos gastos de envío.

Hombre, la verdad es que a mí me iría bien, ¿eh?

No por estética, ¿eh? ¿Sabes qué pasa?

Tengo un vestido monísimo que me encanta,

pero es de aquellos que son superajustados.

¿Sabes? Vaya, que no... Ya.

Bueno, me voy a trabajar. Adiós.

-Parece que alguien

piensa celebrar su cumpleaños en una piscina de bolas.

¿Qué tal? Bien.

Tengo ahora una reunión. Solo pasaba a saludar.

(Mensaje al móvil)

(FRANCISCO) Ah, Sofía, siéntate, por favor.

Tengo que hablar un momento contigo. Ajá.

Tú y yo nos conocemos desde hace ya unos años.

Llevas aquí desde el principio.

Creo que incluso estaba antes de que trajeran los muebles.

Siempre he pensado que eres una mujer ejemplar.

Por eso...

Por eso me atrevo a hacerte un encargo delicado.

Sí, claro, ¿de qué se trata? Eh...

Este asunto es...

Se trata de un asunto...

absolutamente confidencial, es muy importante para mí.

Necesito absoluta y total discreción.

Por supuesto.

Necesito que me organices un viaje a las islas Caimán.

Tendrá una duración de dos semanas y es para una sola persona.

Y necesito que me gestiones los billetes,

el hotel, los traslados.

Los mejores sitios.

Sin reparar en gastos. Muy bien.

Islas, dos semanas,

el hotel,

a nombre de don Francis... No, no, no.

Lo pones a nombre de Ángel Belinchón.

Muy bien.

Ángel. Y este viaje

debe quedar en secreto entre tú y yo.

Para el resto del bufete Ángel está de vacaciones.

De acuerdo. Tengo sus datos además. Gracias.

Bueno, si alguien pregunta por mí, dices que volveré mañana.

Bien. Ah, perdona, Francisco, se me olvidaba.

Habíamos quedado que me dirías un día para ir a la peluquería,

esta semana. ¿La peluquería?

Sí, para el tratamiento de... Ah, sí, sí, sí.

¿Te parece bien que pida cita para el jueves?

Sí, el jueves está bien.

El jueves.

Muy bien.

-Antes que nada quiero decirte

que estoy horrorizada con lo que le ha pasado a la nena.

Una chica tan joven... Sí, la verdad es que...

Y no solo yo estoy horrorizada.

La pobre lo ha pasado mal, muy mal, ha sufrido mucho.

En la clínica saben que los resultados no son los esperados.

Buf, para nada.

¿Quieres un caramelito?

Sí.

Mi abuela solía darme estos caramelos.

Mira, hacía bien tu abuela.

Yo siempre digo que para amarga la vida.

Y si no, que se lo pregunten a la pobre...

Ay, en la clínica todos sienten culpa.

Claro, tampoco quieren que se hablen pestes de su fuente de trabajo.

Por eso le ofrecen a la nena

una buena indemnización, 5000 euros.

¿5000 euros?

Disculpe, pero me parece poco.

Hombre, depende de para quién.

Para una clínica pequeña de barrio sin muchos recursos

5000 euros representa un dineral.

Y eso que es gente capaz y grandes profesionales.

Además, esta situación no nos conviene a nadie.

Lo mejor sería arreglarlo aquí, ¿no te parece?

Sí, coincido en que lo mejor sería llegar a un acuerdo,

pero antes tengo que hablar con Eva.

A ella le ha sido imposible venir, así que, si le parece,

salgo un segundo a transmitirle la oferta por teléfono.

Vuelvo en cuanto tenga una respuesta.

Aunque intuyo cuál será. Ah.

Mejor me voy yo, que este es tu despacho.

No, no se preocupe.

Ahora vengo.

(Tono de llamada)

Lo que esté previsto para la semana que viene y sea urgente

me lo adelantas a esta. Recuerdo un par de citas

que no podemos aplazar.

-Efectivamente, sí, con el señor Sosa y la señora Lastra.

-Las otras me las retrasas para dentro de tres semanas.

Quiero las dos próximas semanas totalmente libres.

-OK. ¿Y por qué razón?

Quiero decir, si me preguntan, ¿qué quieres que...?

-Si preguntan, dices que estoy de vacaciones.

No mostrarán tanto interés.

Adelante.

Perdón, no sabía que estabais reunidos.

Si quieres, vuelvo luego. Vienes por las nóminas, ¿no?

Sí. No te preocupes.

Daniel ya se iba, hemos terminado.

¿Alguna duda?

-No, no, no.

-Tienes que venir más a menudo.

Mi despacho es el único sitio donde podemos vernos tranquilamente

y necesito verte unas dos o tres veces al día.

He estado pensando.

¿Y si en lugar de vernos a escondidas

no vamos unos días por ahí?

Algún sitio sencillo, sin lujos.

¿Qué? ¿No dices nada? No.

Me parece estupendo, pero ahora...

Ahora, ahora no, cuando podamos. Este fin de semana o el siguiente.

Bien, tendré que buscar un hueco.

¿Un hueco para el fin de semana?

No, no es por el fin de semana.

Es por asuntos pendientes, estoy tapado de trabajo.

No lo sabía.

Me ha venido todo de golpe.

No quiero que parezca que yo... No, tranquilo.

Solo pensaba que podríamos estar un par de días juntos,

pero lo dejamos para otro momento.

Bien.

Cuando sepa los días que tengo libre te lo digo.

¿Vale? Vale.

(Se cierra la puerta)

Perfecto, no te preocupes.

En cuanto termine la reunión, te vuelvo a llamar y te cuento.

Hasta luego.

-¿Y bien, querido?

Lo siento, me temo que no hay acuerdo.

Eva rechaza la indemnización y está dispuesta a ir a juicio.

Qué pena, con lo mal que se pasa en los juicios.

¿Te ha dado las razones esa pobre chica? ¿Ha dicho por qué?

Nada concreto. Solo me ha dicho que no acepta el dinero.

Ah, la juventud obra sin pensar.

No sabe dónde se mete.

Es la sangre caliente, el impulso.

Felipe, tu padre,

decía siempre que los jóvenes son como cachorros

jugando al borde de una cornisa.

¿Conocía a mi padre?

Vaya si lo conocí.

Era un hombre joven, elegante,

intachable

y guapo como tú.

También conozco a Francisco, por supuesto.

Aunque en aquellos años tenía un poco más de pelo.

No sé por qué a los hombres les preocupa tanto el pelo.

¿Un caramelito?

Sí.

Nos pasábamos nuestras juergas en la facultad de Derecho.

No creas que era solo empollar.

Recuerdo que una vez vino a cantar Tony Ronald.

Francisco acabó cantando a las 6:00 abrazado a una farola.

En esa época no debió de ser fácil para una mujer

licenciarse en Derecho. Eran muy pocas.

Sí, muy pocas.

¿Qué quieres que te diga?

Y aunque ahora son muchas más, seguimos siendo pocas.

Las mujeres tenemos menos oportunidades.

¿A cuántas abogadas famosas conoces?

¿Y juezas?

El mundo del Derecho es de los hombres.

Así son las cosas.

A mí me aceptan porque soy un poco estrafalaria.

Un adorno exótico

en medio de la seriedad de velatorio de los juzgados.

Por lo pronto, es la primera abogada que conozco

que lleva deportivas.

Querido, eso no se llama exotismo.

Se llama "varices".

Un verdadero calvario.

En fin, espero que todo se arregle.

También lo del problema de esa chica.

Ojalá cambie de idea y acepte la indemnización.

Bueno, sinceramente, no creo que cambie de idea.

Pero hablarás otra vez con ella, ¿verdad.

Dile que no se meta en líos.

Los juicios son terribles.

Terribles.

Una sabe cuándo empiezan, pero no cuándo acaban.

-Estas son la leche.

(RÍE) Mira, mira.

Ay.

Este es capaz de... Míralo, está aquí. (RÍE)

Qué tío... -Ay.

-¿Qué pasa?

-Pasa que me ignoras.

De un tiempo a esta parte, para ti soy la mujer invisible, eso pasa.

-¿Por qué dices eso? ¿Porque me estoy riendo?

Bastantes disgustos tengo últimamente

en el trabajo y en todas partes como para que me...

Oye, reírse está bien.

-¿Qué disgustos? No sabía que tuvieras disgustos.

-Nada, cosas del trabajo.

-¿No me vas a contar?

-No es nada, mujer, de verdad.

-Veo que no quieres hablar.

-A ver, cuéntame tú cosas tuyas.

-No sé, pregúntame.

-Pues ¿qué quieres que te pregunte?

-Lo que quieras saber. ¿No te interesa mi vida?

-Eh...

Ay, pues ¿qué has hecho hoy?

-No me hables del día de hoy que todavía estoy indignada.

-¿Qué ha pasado?

-En el buzón había una carta que no era ni para mí ni para Alba.

-Una carta rara, a lo mejor era una carta bomba.

-No.

-¿Por qué no se la devuelves al propietario?

-Eso he hecho.

Pero todavía me dura la rabia.

No tengo por qué ver el correo de nadie

ni quiero que nadie vea el mío. -Ah, venga.

-Nada de "venga".

¿También les dan mis cartas a otros vecinos?

Tengo cosas importantes.

-Sí, ya me imagino, sí.

Ay, mujer, no te preocupes, no pasa nada.

-No te preocupes.

-Eh... Bueno, hablemos de más cosas, cuéntame.

-Pregúntame.

-Ya, estoy pensando, dame un poquito de tiempo.

Eh... -Otras cosas no te cuestan tanto.

-Como ¿qué? ¿Por qué dices eso?

Ay, de verdad, lo pones difícil, ¿eh?

Con lo bien que estamos.

Bueno, pues nada.

Ya.

Sin embargo, me consta, por el testimonio de una paciente,

que usted también tuvo problemas con el doctor Villegas Velasco.

Precisamente hace un año.

Yo no quiero obligarla, pero...

Miedo, siempre miedo.

-¿Hablas sola? Cuidado,

porque dicen que de ahí a la locura solamente hay un paso.

No, hablaba con una testigo.

Alba, necesitaría el informe sobre las cuentas que te pedí.

¿Lo tienes a mano? Es que esos números me están volviendo loca.

Me encanta tu camisa.

No me digas que la compraste en el Soho.

No, es de rebajas.

¿Las tienes? ¿El qué?

Ah, las cuentas, sí, ahora te las envío por "e-mail".

Gracias, guapa.

Adiós.

Su camisa sí que es superbonita. ¿Has visto cómo le queda?

¿Dónde se comprará la ropa?

En París o en Londres.

Alba.

Eres maravillosa y no tienes nada que envidiarle.

A ver, tengo mis cosas, pero es que ella es espectacular.

¿Has visto cómo le queda la zona del pecho?

No te puedes quejar tú.

Aunque yo me pusiera esa camisa, no me quedaría así.

Ella es como una modelo.

¿Sabes qué? Tienes que confiar más en ti.

¿Has visto sus fotos en biquini?

No quiero saber por qué has visto sus fotos en biquini.

Pues en el Face. A ver.

Huy.

¿Qué pasa?

Ha quitado del estado que está soltera.

A ver.

La última foto que subió es en la hípica

y ha puesto de título un corazón.

Creo que está empezando algo con alguien.

A lo mejor le gustan los caballos.

No, porque el corazón es rojo.

Si fuese rosa o amarillo...

o verde, pero no, es rojo, eso es amor.

Créeme, ha conocido a alguien.

¿Quién será?

-¿Un café te estás tomando?

Sí, ¿vos podés dormir por la noche?

-¿Qué haces tú aquí?

-Ah, yo también me alegro de verte.

-No te puedes sentar, estoy esperando a alguien.

-A mí me estás esperando. Torres no va a venir.

-¿Qué? Acabo de hablar con él.

-Hablaste con él, pero él me mandó a mí.

-No pienso hablar contigo.

-Bueno, como quieras.

¿Algo más que le quieras decir de tu parte?

-Siéntate, anda, Victoria, siéntate.

Por favor.

-Cuéntame.

-Siempre he sido una persona leal.

¿Eh?

Soy un punto de apoyo en esta sociedad

desde que entré a formar parte.

Nunca he sacado los pies del tiesto, nunca.

Ni siquiera cuando lo de Galicia.

No dije nada ni dudé de nadie.

-Muy bien, es lo que tenés que hacer.

-Pero ahora tengo problemas.

¿Eh?

Los acontecimientos relativos a Felipe Leiva...

(CHISTA)

-No hace falta dar nombres.

-Me han cogido desprevenido y he dejado cabos sueltos.

Necesito ayuda.

Necesito que Efrén Torres me saque del embrollo este como sea.

Como sigan con la comisión rogatoria...

Si siguen tirando del hilo... -Ajá.

Sabés que esto es un juego y todos los juegos tienen un riesgo.

A veces, bueno, hay daños colaterales.

-¿Daños colaterales?

Mira, si Torres no me saca de este marrón...

-¿Qué? -Como no...

-¿Qué?

Pensá bien antes de hablar.

Vos no estás en posición de amenazar a nadie.

-No quiero ser cabeza de turco.

Hay muchos involucrados y no seré yo el único que pague.

-Ah, y si no, ¿qué?

¿Qué vas a hacer?

¿Vas a delatar a los socios?

-No he dicho eso. -¿No? Ah, vale.

Eso creía yo también.

Vos sabés que eso no es una opción, ¿no?

Plantear eso, delatar a alguien, no es una opción.

Y menos vos, Fajardo, menos un tipo como vos,

que tiene familia, ¿eh?

Los hijos eran

Clara y Javier.

Qué lindos. (RÍE)

Qué lindos, son encantadores.

Sé razonable.

Alguien se tendrá que sacrificar.

El tiempo ya nos dirá quién.

(JOSE) No me digas más.

Te has hecho budista y llevas tres días en la misma postura

para alcanzar el nirvana.

Te echo una maquinita a los coches.

-No tengo ganas. -Vaya por Dios.

¿Te preocupa algo?

Esa cara me suena.

Tú estás enamoriscado, ¿no?

-No.

-¿No es una chica? -¿Y qué si lo fuera?

¿Qué cambiaría? -Lo sabía.

Lo sabía, es una chica.

Es del instituto y la has invitado a salir.

Y te falta consejo.

-No, de hecho, llevo tres días sin verla.

Y ya da igual.

-¿Cómo que da igual? ¿Por qué?

-No tengo posibilidad con ella. -¿Cómo que no?

-Pues no. Me gustaría ser diferente. -¡No! No, es al revés.

En la vida, pero sobre todo en el amor

hay que ser uno mismo.

Con eso no fallas nunca.

Mírame a mí, mira a tu madre, ¿tú te crees

que nosotros pegábamos hace unos años?

No, ¿y qué pasó? Pues que me lo fui trabajando

con el cincelito pequeño, pim, pim, pim,

pim, pim, pim, siguiendo una táctica

ancestral

que te enseño ahora mismo. -Te escucho.

-Para el amor,

lo más importante, porque las mujeres lo detectan,

es una cosa de feromonas o...

autoconfianza

para todo, ¿eh?

Bien, pues de momento

esa postura, eso, mal, mal.

Pecho fuera, mirada arriba, paso corto.

¿Eh? Cara de malo, no falla.

Pasamos a la regla número 1. ¿Cuál es?

Aprenderse sus gustos.

¿Cómo le gustan los hombres? Con barbita, sin barbita,

dejados, hipsters, con patinete.

¿Le gusta el cine, le gusta el teatro?

¿Le gusta la lectura? Es que por ahí,

por ahí es por donde le vamos a entrar.

Entonces, primera norma.

Sus gustos. -¿Y cómo averiguo sus gustos?

Chico, estás muy verde, ¿eh?

-A ver. -Coge esa libreta.

Apunta cada frase que te voy a decir.

Estás hablando con un experto.

Ahora ya no. Utiliza la táctica

que los profesionales llamamos "the casual conversation".

"The casual conversation".

-¿Qué apunto? ¿"The casual conversation"?

-A ver.

Norma número 1.

-Sus gustos. -Sus gustos.

"Casual conversation".

No falla. ¿Vale?

Para mí que Berta se ha enamorado de un jugador de polo,

un jinete o algo así.

Sí, o de un caballo. (RÍE)

Tú ríete, pero ya sabes lo que dicen.

El dinero llama al dinero. Sí, eso dicen.

He hablado con Eva. No quiere saber nada.

Ha rechazado la indemnización de la clínica.

Es verdad que la oferta era malísima, 5000 euros, pero...

Esto nos acerca un poco más al juicio.

No sé, a lo mejor no he estado muy bien con ella.

No, al contrario.

Has sido muy eficiente.

Has demostrado mucha mano, como siempre, con todo el mundo.

Julia.

¿Recuerdas qué día tenía yo la cena

con los compañeros del Colegio de Abogados?

Se ha cambiado tantas veces de fecha que tengo un lío

y no me gustaría dejarlos colgados.

Todavía no está confirmada.

He llamado varias veces, pero, por lo visto, no hay fecha.

Vale.

¿Por qué? ¿Qué pasa?

Nada, que tengo un compromiso

y me gustaría concretarlo con un poco de antelación.

Así que avísame en cuanto confirmen la fecha, por favor.

Bueno, si me cuentas, puedo encargarme de organizarlo todo.

¿Qué es?

Es una cosa...

personal, no tiene que ver con trabajo.

No te preocupes, puedo hacerlo.

Jorge, me puedo encargar, tranquilo.

De verdad, Julia, no te molestes, que no es trabajo.

Jorge, te digo que sí, puedo hacerlo.

Son unas entradas para un musical y una cena.

No te preocupes, es una tontería mía

y ya lo hago yo.

No, no, yo me encargo.

Bueno, ya veremos cómo lo hacemos, pero vamos a esperar

a que confirmen la fecha de la cena con los del Colegio, ¿vale?

Gracias.

¿Qué pasa, pocholo? (RÍE A CARCAJADAS)

-¡Pero bueno! ¡El mago de los tribunales!

¿Qué tal? ¿Eh? Bien.

¿Qué es esto? ¿Qué?

¿Vas de ibicenco rapero o qué?

Te he echado de menos. Y yo a ti, hombre.

¿Qué, eh?

¿Qué pasa? ¿Eres Kimbo el cubano o qué es esto, tío?

Estoy bien, ¿eh? No, no, no...

Estás... ¿Te has dado rayos uva? Ah, no, del sol todo.

En las discotecas hay terraza, macho.

No, te veo bien, sí, sí. ¿A que sí? ¿Se me nota?

He descubierto unos batidos que en un par de meses

equivalen a un año de pesas sin esfuerzo ninguno.

Sí. ¿A que se...?

Sí, he entrado, te he visto y me he emocionado y todo.

Vale, igual sigo un poco tirillas, pero en cuando me mace,

un sueño hecho realidad.

Ven aquí, anda. ¿Qué tal te ha ido?

Increíble, tío, increíble, lo mejor que podía haber hecho.

De verdad, vuelvo con todas las pilas.

Te compré una ensaimada,

pero el avión se retrasó y no ha llegado la ensaimada.

Típico, Rodri.

¿Qué tal Pepo?

¿Bien? Muy bien, fantástico.

Te manda muchos saludos.

Al final he estado casi todo el tiempo con él.

Mi primo está hecho un calzonazos.

Habla en plural ya desde que tiene novia.

"Nosotros nos vamos, nosotros nadamos,

nosotros comemos". (RÍE)

Un cuadro, macho. El único día que conseguimos que viniese a la disco

se fue a las 5:00, como si tuviese que sacar al perro.

Y eso que tu primo sin novia ya era un personaje.

Pues peor.

Pepo y yo nos hicimos un tatu. Una locura.

No. Sí.

¿"Tatoo pedofals", en plan fin de curso?

Sí, un dragón sicodélico.

¿Y dónde, dónde...?

No, aquí, pero tiene que curar todavía.

No, enséñamelo.

Necesito saber cuál es el último grito en dragones.

Bueno, pero eso.

Ten en cuenta que tiene que curar y está todavía a medias.

Mira. No.

¿Qué? No.

¿Qué? Pero ¿qué es eso?

Te lo estoy diciendo. ¿Qué es eso?

Un dragón sicodélico sin terminar.

No sé. ¿Qué tal todo por aquí? ¿Cómo está Berta?

¿Bien? ¿Cómo que Berta?

Berta, que qué tal está. Esto le ha sentado bien, el viaje.

Creo que necesitaba un poco distanciarse y eso, ¿no?

Supongo que sí. ¿Por qué me lo preguntas?

Por saber, porque la habrás visto estos días, ¿no?

Sí, bueno, lo normal. Bien.

A ver si la veo mañana. Igual me acerco...

Me acerco al juzgado.

Que abro una botellita de vino.

Venga. Y me cuentas bien lo del tatuaje.

Venga, un vinito.

-No, mi amor, es el otro pico. Sí, sí.

Eso es. Ay.

-¿Todos los cuellos de camisa son tan incómodos?

Me saldrán rozaduras al final. -Ya te irás acostumbrando.

¿Qué tal tu día?

-De lujo, he batido mi marca personal.

13 entregas en dos horas.

Esa peña no sé qué hacía sin mí. No hagas el tonto con la moto

que ya te veo en urgencias.

-Sí, en urgencias.

Bueno, hasta luego. ¿Dónde están tus sábanas?

¡Luis!

Muy bien.

-¿Qué tal con el caso? Con el caso bien, genial.

Al principio pensaba que en la práctica sería un desastre.

Después me he sentido a gusto, hasta me han felicitado.

Qué bien.

Sí, un caso importante de negligencia médica.

Nuestra cliente ha denunciado a la clínica

donde la operaron para aumento de pechos.

Porque salió mal la cirugía.

Las cirugías, fueron tres.

Yo no entiendo a estas tías. ¿Qué necesidad tienen?

Cada uno con su cuerpo hace lo que quiere, ¿no te parece?

Ya, pero arriesgarte

a algo para ponerte tetas, no lo entiendo.

Chema, ¿y tú qué sabes?

Imagínate cómo se sentiría ella para acabar operándose.

Vale, lo siento, ¿eh?

No, es que me da rabia que juzgues a la gente así.

Ella tiene secuelas físicas y sicológicas muy graves.

Y todo por culpa de un médico irresponsable e insensato.

Vale, mi amor, lo siento. No, lo que me da más rabia

es que los inocentes siempre acaban en el banquillo de los culpables

y más si son mujeres.

"Okay".

Voy a ver algo en la tele, a ver si hay algo interesante.

(CARRASPEA) ¿No te sientas?

No, me voy a dormir, estoy cansada.

¿Tan pronto? Sí, tan pronto.

Buenas noches.

Buenas noches.

-Son excusas de tu cliente y los dos lo sabemos.

Está obligado legalmente a reconocer a su hijo.

-Técnicamente no tiene obligación.

Si tu cliente quiere solicitar esa prueba,

que pida una orden judicial.

-Carol, esto es una chapuza, está incompleto.

Lo quiero corregido para mañana.

-Pero si esto es trabajo de Daniel.

-A ver si os ponéis de acuerdo. Daniel dice que lo has hecho tú.

He descubierto que hubo dos denuncias anteriores.

Los casos salieron en revistas especializadas

y, por lo visto, las víctimas no quisieron hablar del tema.

Es más poderosa de lo que pensábamos, la clínica.

Pero ¿tan poderosa?

-30 000 euros.

Piensa que esta es la manera más rápida

de acabar con este asunto.

Entiendo que sería la manera de acabar con esto más rápido,

pero me duele, porque si acepto no se hará justicia.

¿Qué sabes de las vacaciones de Ángel?

¿No es raro que se las coja ahora?

Me parece que...

no tendrías que pensar tanto en Ángel.

Mejor no te metas mucho para no arrepentirte.

Demasiado tarde.

¿Por qué?

-Sigo sin saber qué hacer con... esa chica.

-Hemos cumplido el paso 1, ¿no? Sabemos sus costumbres.

Hay que pasar a la fase 2.

Me has dicho que tiene novio.

-Sí. -Lo primero que hay que hacer

es eliminarlo, pero eliminarlo limpiamente.

-Es por tu hermana.

-¿Qué le pasa?

-Siento que la estoy perdiendo y no sé qué hacer.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 41

Derecho a soñar - Capítulo 41

08 mar 2019

Un nuevo caso llega al bufete: Eva Esparza es una joven que se sometió a cirugía estética para aumentar el tamaño de sus pechos, pero una negligencia médica frustró su deseo. Ahora Jorge, con la ayuda jurídica de Julia, reclamará una indemnización para Eva y se enfrentará a una abogada que le trae viejos recuerdos. Mientras la vida profesional une cada vez más a Julia y a Jorge, la personal los separa: Jorge y Berta estrechan lazos después de haberse acostado. Información que Jorge le oculta a Rodrigo, que vuelve de Ibiza muy cambiado y presumiendo de haberse olvidado de Berta. Por otro lado, la relación de Ángel y Alba parece afianzarse, pero el inminente viaje de Ángel a las Islas Caimán puede trastocarlo todo.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 41" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 41"
Programas completos (52)

Los últimos 54 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 52 Completo 51:35 69% ayer
    Capítulo 52 ayer El caso sobre intercambio de niños da una espectacular vuelta de tuerca al descubrirse que el abogado de la parte contraria es Rodrigo, que en el juzgado vapulea sin piedad a Jorge, ya bastante maltratado ...
  • Nuevo Capítulo 51 Completo 51:45 73% pasado viernes
    Capítulo 51 pasado viernes Julia empieza a ser consciente de que debe romper con su rol maternal hacia Luis y, aunque algo menos, también hacia Chema. Tendrá una oportunidad de oro cuando Luis le cuente sus planes de irse a t...
  • Nuevo Capítulo 50 Completo 51:16 70% pasado jueves
    Capítulo 50 pasado jueves Berta y Jorge siguen conociéndose, pero a dos ritmos. Jorge lo pasa bien con ella, le gusta… Pero Berta ya publica en redes sociales que tienen una relación. Eso desatará su primera pe...
  • Nuevo Capítulo 49 Completo 51:54 73% pasado miércoles
    Capítulo 49 pasado miércoles Sofía decide tener la cita con su amigo Samuel, y después de dudarlo mucho, se lo dice a Jose. Francisco descubre que Jorge y Berta se han liado por un descuido de Daniel con su Feis. Jorge trabajar...
  • Nuevo Capítulo 48 Completo 51:41 72% pasado martes
    Capítulo 48 pasado martes Julia vive con Olivia pero se han calmado las tensiones con Chema, con el que quiere organizar un cumpleaños sorpresa. Chema y Luis disfrutan de una buena convivencia. En el trabajo Julia está plet&...
  • Capítulo 47 Completo 52:50 84% 18 mar 2019
    Capítulo 47 18 mar 2019 Carlota se enfrenta a un caso de violación de la intimidad que no está nada claro y requiere la ayuda informática de Charly para que investigue. Jorge sorprende a Julia encargándole un...
  • Capítulo 46 Completo 52:18 72% 15 mar 2019
    Capítulo 46 15 mar 2019 Julia decide trasladarse unos días a casa de Olivia para aclararse con sus sentimientos. En el fondo, le duele que Jorge esté con Berta. Ésta empieza a exponer su relación en las redes...
  • Capítulo 45 Completo 54:59 72% 14 mar 2019
    Capítulo 45 14 mar 2019 Julia, decepcionada con Luis, logra que la Jueza admita los documentos de la demanda de paternidad. Carlota despide a Luis, y Julia no hace nada por defenderle. Jorge gana el caso de Eva Esparza, pero no logra qu...
  • Capítulo 44 Completo 52:26 70% 13 mar 2019
    Capítulo 44 13 mar 2019 Ángel trabaja a destajo para dejar sus casos adelantados antes de su viaje a las Islas Caimán. Sofía lleva los preparativos del viaje con incomodidad, intuyendo algo turbio. Alba tambié...
  • Capítulo 43 Completo 53:03 72% 12 mar 2019
    Capítulo 43 12 mar 2019 El caso de Eva da un giro negativo al desvelarse que no siguió el protocolo de recuperación tras su operación. Julia se entera finalmente de que la cena que Jorge le mandó reservar ser...
  • Capítulo 42 Completo 54:57 72% 11 mar 2019
    Capítulo 42 11 mar 2019 En el bufete, Alba se entera de las supuestas vacaciones de Ángel; por otra parte, Carol vuelve a sentirse intimidada por Daniel. En el caso de negligencia médica que lleva Jorge, su clienta, Eva Es...
  • Capítulo 41 Completo 52:19 65% 08 mar 2019
    Capítulo 41 08 mar 2019 Un nuevo caso llega al bufete: Eva Esparza es una joven que se sometió a cirugía estética para aumentar el tamaño de sus pechos, pero una negligencia médica frustró su de...
  • Capítulo 40 Completo 51:34 68% 07 mar 2019
    Capítulo 40 07 mar 2019 Ángel y Alba intentarán disimular su romance en la oficina. Jorge logra convencer a Pilar, su cliente, de que llegue a un acuerdo extrajudicial con su hermano. Chema va a comer con Julia y Luis a do...
  • Capítulo 39 Completo 51:48 68% 06 mar 2019
    Capítulo 39 06 mar 2019 Es el día después de la obra de teatro de Carol y todos hablan de ello. Sofía tiene un mal día, la relación Jose pasa por un momento muy bajo por el tema del préstamo que...
  • Capítulo 38 Completo 51:41 70% 05 mar 2019
    Capítulo 38 05 mar 2019 Los problemas en casa de Sofía cada vez son más graves, ella termina arrastrándolos al trabajo y tras una serie de despistes Francisco la llama a su despacho. Jose tiene que decidir si invert...
  • Capítulo 37 Completo 51:44 79% 04 mar 2019
    Capítulo 37 04 mar 2019 Jorge está muy preocupado por lo que ha descubierto sobre su padre, no sabe qué pensar ni qué camino tomar. Entretanto continúa con el caso de inhabilitación que tiene entre man...
  • Capítulo 36 Completo 51:22 73% 01 mar 2019
    Capítulo 36 01 mar 2019 Julia es animada por su Coach a ser sincera consigo misma, sobre todo con respecto a la situación con Jorge. Ella acabará imponiendo a éste la necesaria separación entre lo personal y ...
  • Capítulo 35 Completo 51:54 72% 28 feb 2019
    Capítulo 35 28 feb 2019 Julia vuelve al trabajo después de unos días enferma. En el bufete finalmente se llega a un acuerdo entre las partes en el caso de los Álvarez de Medina, con una consecuencia inesperada para ...
  • Capítulo 34 Completo 51:50 83% 26 feb 2019
    Capítulo 34 26 feb 2019 Jorge deduce que muchos de los documentos borrados del ordenador de su padre están relacionados con Obrilservices, la empresa de Fajardo que está a punto de ser investigada por la Audiencia Nacional...
  • Capítulo 33 Completo 51:31 79% 25 feb 2019
    Capítulo 33 25 feb 2019 Luego de una cena de "reconciliación" con Jorge, Julia se confiesa con Olivia y ayuda a Sofía con los problemas que ella tiene en su casa con Jose. Berta y Carlota ayudan a pactar a su def...

Añadir comentario ↓

  1. NEKANE

    Muy oportuno este capítulo coincidiendo justo en el día de la Mujer !! ( ni que se hubiera rodado reciente...). Felicidades de cómo se enlazan las tramas y los casos, aquí tenéis una fiel seguidora, todos los días me hacéis pasar un buen rato y se agradece. Muy buen trabajo de guión y al hilo de la estética e imagen, felicitar también al equipo de vestuario y decoración en escena porque en todo momento está impecable, estudiado y muy acertado. Armonía de color y buena foto se presenta, me gusta mucho, hace que sea agradable a la vista en todo su desarrollo. OSO ONDO, ZORIONAK!!

    09 mar 2019