Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5035888
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 38 - ver ahora
Transcripción completa

Pues sí.

¿Vas a hacer tú las entrevistas? Claro, quién si no.

¿Se la podrías hacer a mi hermano?

Lo importante es que vean que en ti se puede confiar.

-Para llevar paquetes de un lado a otro...

Pues esos paquetes son documentos muy importantes del bufete.

Tú confía en mí. Yo confío en ti.

¿Tú no te ibas hoy a Ibiza? -Mañana, ya tengo el billete.

-Voy hacer un vídeo que se va a convertir en viral

y lo va a ver todo el Planeta.

Todo el mundo se va enterar de que existe el CierraTodo Universal.

José, no nos puedes fallar.

¿No habría algo, un invento,

que os pueda hacer la vida mucho más fácil?

Yo creo que sí.

(BERTA) "Es sobre Pilar Álvarez".

Quizá deberíamos hablar con el padre.

Solo para asegurarnos de que hacemos lo correcto.

Parece que es un enfrentamiento entre hermanos,

pero no está de más, ¿no?, hablar con él y... y ver.

-Me equivoqué en el planteamiento del caso.

Busqué una respuesta de forma urgente y...

y no debería haberlo hecho.

La parte demandada acepta las disculpas.

Porque era una disculpa, ¿no? Con la mejor intención.

Muy bien.

-¿Qué sabemos de Jorge?

-Cuando le di el documento que implica su padre,

no dijo ni media palabra.

(FRANCISCO) "Ojalá comprenda lo que es bueno para él,

lo que le conviene,

que no haga preguntas".

-¿Y tú con qué andas? -Otra brillante idea de Daniel.

-Ah, ¿sí? -Se le ha ocurrido

rediseñar la web del bufete. -¿Y qué es lo que quiere?

-Pues hacer la más moderna, pero manteniendo la elegancia.

Carlota quiere que lo hagamos juntos.

-Lo primero que tendremos que hacer

es comparar la firma del cuadro supuestamente falso

con su obra original.

-Este asunto me supera por completo.

-Es que la posibilidad de un discípulo... no sé.

-Pero ¿tú crees, un discípulo?

-Aguines es un hombre muy mayor.

-Deberías contratar un perito.

-Álex, ¿has visto el vídeo viral que hice ayer?

-Que no se pueden hacer vídeos virales.

-Ya, lo sé, pero ¿lo has visto no lo has visto?

-No lo he visto. ¿Otro yogur?

No hacen daño, ¿no?

Pues sí que te has levantado con hambre hoy.

Bueno, es que estoy creciendo.

Bueno, entonces entiendes por qué, ¿no?

-No. ¿Por qué el qué?

-No se pueden hacer vídeos virales.

-Ah, sí. Si... Si... Lo he entendido.

-Vale, pues si quieres, eso, pásame luego el "link",

le echo un ojo al vídeo y te digo.

Ahora, eso sí, tú no puedes hacer nada por que el vídeo se viralice.

-Que sí, me lo has contado y lo he entendido.

Perfecto. -Vale, yo solo te estoy aconsejando.

-¿Se lo has pasado a tus coleguitas?

-¿Coleguitas? -Ajá.

-A ver, papá, ¿en qué cabeza cabe

que yo a mis amigos les pase un vídeo que ha hecho mi padre?

¿Te crees que estoy loco qué?

-Es un vídeo chulísimo y se lo iban a pasar estupendamente.

Además, estarías ayudando a toda la familia.

Díselo tú. Ay, mira,

yo solo digo que son y 25. Venga.

-¿Voy a avisar a Cris? Sí.

Muy bien. Oye, que esta noche

voy a salir con Julia y Alba.

-Ah, me parece muy bien.

¿Qué vais a hacer? Pues mira, vamos al teatro,

porque Carol, la becaria del bufete,

pues está actuando en una obra de teatro.

¿Y qué obra es? No lo sé.

Ella está en un grupo "amateur" y...

Le hace mucha ilusión que vayamos, ha insistido para que vayamos.

Lo vais a pasar muy bien, ya verás.

Sí, la verdad es que me irá muy bien distraerme.

Deberías hacerlo más a menudo.

Ya. Ojalá pudiera. Pues claro que puedes.

Solo tienes que decirme a mí que me encargue de todo y ya está.

Ah, ¿sí? Claro.

Pues hoy, de lo único que tienes que encargarte

es de este hacer la cena, que Cris se duche

y revisar los deberes. Ya está, nada más.

Cuenta con ello. Está hecho.

Muy bien.

Me voy. Que tengas un buen día.

Adiós. Y recoges tú. Por supuesto.

(Sintonía "Derecho a soñar")

-¿Podría describir cómo es el lugar donde vive su padre?

-Por desgracia, a día de hoy no tengo esa información.

-¿No ve a su padre?

-Sí, sí, lo veo muy a menudo.

-¿Entonces?

-Siempre que quedamos,

nos vemos obligados a encontrarnos en un parque.

-¿Y eso por qué?

-Mi hermana Pilar me tiene prohibido que entre en la casa.

Por eso quedo con mi padre fuera.

-¿Y a qué cree que se debe esa actitud?

(PILAR) Siempre viene a la hora del paseo.

(JUEZ) Orden, por favor. -Si viniera en otro horario...

-Silencio.

Letrado, explíquele a su cliente

que solo hablará cuando se le pregunte.

Disculpe, señoría.

Pilar, por favor. -No lo entiendo.

Pi... Pilar.

(ABOGADA) Le vuelvo a formular la pregunta.

¿Por qué cree que su hermana no le deja subir al piso

donde vive su padre? -No lo sé.

-¿Qué edad tiene su padre? -84 años.

-¿Y cómo lo encuentra cuando se ven en el parque?

-Muy débil.

-¿Podría describir exactamente los síntomas que sufre?

-Para empezar, tiene serios problemas de movilidad,

y recientemente ha sufrido un leve deterioro cognitivo.

-¿Le preocupa su situación? -Mucho.

Pero me preocupa aún más su futuro.

Dada su edad, es probable que la situación empeore.

-¿Considera que, llegado el momento, necesitaría de ayuda especializada?

-Por supuesto. Yo no pongo en duda la buena fe de mi hermana...

-¡Mentiroso! Nunca te has preocupado por él.

Dejaste que me ocupara yo sola. -Basta, se acabó.

-Y ahora vienes aquí de hermano... responsable.

-Se suspende la vista.

-Lo siento. (SUSPIRA)

No te preocupes.

Pero tienes que controlarte. Así no...

Así no vamos a llegar a nada.

Ya.

-¿Qué tal todo? -Muy bien. ¿Tú qué tal?

-Me refiero a la página web, que qué tal va.

-Estoy en ello.

-¿Puedo verlo? -Después.

-Te recuerdo que es un trabajo de los dos.

¿O no escuchaste a Carlota?

¿Qué has hecho? ¿Qué es eso?

¿Dónde está la maqueta? -¿Qué maqueta?

-La maqueta original que había.

Esta letra no es como la de antes. -Por supuesto. Lo estoy mejorando.

-¿Esto es mejorarlo?

¿Qué tipo de persona elige esa letra horrorosa con esa vuelta?

-Esa vuelta se llama "serifa". -Ya, sé perfectamente cómo se llama.

Y... Y... Y no es nada elegante.

-Ay, ¿y lo dices tú, que eres tan elegante?

Madre mía, "letra con vuelta"...

-Lo dicho así para que me entiendas. -Pero qué morro tienes.

Bueno, déjame, anda, que tengo que seguir trabajando.

-Vale, muy bien.

Pues venga, trabaja.

Pero recuerda que soy yo quien tiene contacto directo con Carlota.

-¿Por "contacto directo" te refieres a llamar a la puerta de su despacho?

Anda, pues yo también lo tengo.

¿Qué, necesitas algo más?

-Reanudamos la sesión.

Ahora que la demandada ha abandonado la sala,

confío en que disfrutemos de un poquito de calma.

Letrada.

-Con la venia, señoría.

Prosigo entonces con la declaración de mi cliente.

-Por favor, no deseo otra cosa.

-Señor Álvarez, en su opinión, ¿cómo es el estado anímico de su hermana?

-Desde hace un tiempo, la noto excesivamente nerviosa.

-Es decir, que es muy posible

que situaciones como la que hemos presenciado aquí esta mañana,

puedan darse a menudo.

¿No es así? Señoría.

-Letrada, no tiente a la suerte.

-¿Cómo ve a su hermana?

-Ya le he dicho que la veo muy poco, solo en el parque.

En mi opinión, muestra claros signos de estrés.

-Ajá.

¿Y de qué manera cree que afecta esto a su padre?

-Mi padre es un anciano

y requiere de unos cuidados que mi hermana no puede asumir.

He visto a mi hermana perder el control en ocasiones.

Hasta ahora no ha ocurrido nada, pero...

¿y si algún día pasa algo gordo?

Lo pagaremos todos.

-Es decir, que usted no está actuando en beneficio propio.

¿No es así? -De ninguna manera.

Actúo en beneficio de mi familia, sobre todo de mi padre.

Y de mi hermana también.

-Gracias.

Señoría, no hay más preguntas.

-Su turno, letrado.

Con la venia.

Señor Álvarez, usted está al corriente de la totalidad

del patrimonio de su padre? -Sí, claro.

¿Y le interesa? Por supuesto.

En un futuro me interesará.

En este momento, lo único que me preocupa es su salud.

Entonces, ¿no tiene intención de vender la vivienda familiar?

No, ahora mismo, ninguna.

¿Y en un futuro? (ABOGADA) Señoría.

(JUEZ) Letrados, por favor, ¿podemos acabar?

Responda a la pregunta.

-Son temas a discutir en familia.

No tomaría ninguna decisión sin el consentimiento de mi hermana.

¿Está seguro? Aunque así no lo quisiera,

la ley me obliga.

Yo no tengo ningún poder.

Le repito, ahora mismo lo único que me preocupa

es el bienestar de mi padre.

¿Y le preocupa su hermana?

Mucho. Por eso hago esto también.

Para que se libere de responsabilidades.

No hay más preguntas.

(MACARENA) "Acompáñame, por favor".

¿Es por la entrevista de mensajero? -Sí.

-Pues Sofía trabaja ahí, al final del pasillo.

Cuando trabajes aquí, te lo conocerás todo

-Vale.

Bueno, de momento vengo a ver si me cogen.

-Bueno, esperemos que sí.

¿Estás nervioso? -No, no mucho.

-Sofía es muy agradable. Seguro que te lo pone fácil.

Oye, ¿has dicho... Luis Rojas? -Sí.

-¿Tienes algo que ver con Julia? -Es mi hermana.

-¡Anda!

Oye, pues ahora que lo dices, sí te das un aire.

Pues nada, pues muchísima suerte. -Gracias.

-Sofía. Sí. ¡Ay!

Hola, Luis. Gracias, Macarena. De nada.

Mira, si te parece, vamos a la sala de juntas.

¿Vale? -Vale.

Ven.

Adelante. Pasa. Siéntate allí.

¿Qué tal, nervioso? No, no mucho.

Bueno, me alegro. No tienes por qué estarlo.

¿Es tu primera vez aquí?

Sí. ¿Y qué, qué te parece?

Muy chulo. Sí, ¿no?

Sí. Sí, sí, es muy acogedor.

Y ya verás, la gente es fantástica, ya verás.

Bueno, a ver, ¿qué me traes? Esto.

Muy bien.

A ver...

Bueno, no tienes mucha experiencia profesional,

pero es un currículum muy sincero.

Me ayudó Julia a hacerlo. Ah, muy bien.

Está muy bien, está muy bien.

Pues tendré que hablar con don Francisco.

Don Francisco es el jefe.

Para ver si a él lo convence, ¿no?

Exactamente, a ver si lo convence.

A ver, te cuento.

Nosotros solemos trabajar con una empresa

que hace este tipo de trabajos, ¿vale?

Y cuando ellos no pueden, pues ahí es donde entrarías tú,

para hacer el refuerzo, ¿vale?

Ellos a veces no pueden hacer una entrega,

entonces yo te llamaría, te explicaría los datos de la entrega

y tú la harías.

Vale. Vale. Varias cositas.

Primero, hay que ser muy, muy puntual.

Importantísimo.

Segundo, tener vehículo propio,

pero Julia me ha dicho que tú tienes uno, ¿no?

Sí, tengo una escúter. Exacto.

Una escúter ya... ya servirá.

Perfecto. Ah, y otra cosa. Eh... No hay un horario fijo.

Entonces, no sé, te puedo llamar a cualquier hora.

Incluso muy temprano por la mañana.

Con eso no hay problema. Yo madrugo, me adapto.

Muy bien, perfecto.

Necesitamos algo así, alguien con flexibilidad.

Además, llevo siempre el móvil encima.

A la hora que me llaméis, lo cojo. Perfecto.

Muy bien. Pues nada, ya hemos terminado.

Me alegro muchísimo de que hayas venido.

Qué bien. Pues mañana empiezo, ¿no? Bueno, no.

Primero tendré que hablar con el jefe

y después ya te diré algo. Ah, vale.

Yo pensaba que ya...

Ya. Bueno, a ver, no te preocupes, ¿eh?

Solo es un trámite. Es para que él me lo confirme.

Cuando hablé con él y me diga que sí, ya te llamo y...

todo correcto. Vale.

O sea, espero tu llamada.

Exactamente. Vale.

Te llamo mañana.

¿Sabes por dónde salir? Sí.

Perfecto. Pues encantado.

Encantada.

Adiós, Luis. Adiós.

Muchísima suerte.

Bueno, ¿qué, cómo ha ido?

Más o menos.

Pero... ¿más o menos?

No sé, no me han dado el trabajo todavía.

Tienen que hablarlo los jefes. Bueno.

Tendrán que consultarlo con don Francisco,

uno de los socios del bufete.

Pero vamos, que ni te preocupes,

porque él confía mucho en el criterio de Sofía.

Claro.

¿Qué te pasa?

Que no sé qué pintó aquí.

Ay, ven.

Que no quiero verte así, Luis.

A ver, ¿por qué dices eso?

Nada, da igual.

No, no da igual. No me gusta verte así.

Que estos son... son los típicos trámites y ya está.

Ya, pero no estoy acostumbrado a que me salgan bien las cosas.

Te van a llamar. ¿Cómo lo sabes?

Lo sé, estoy segurísima.

Pero tienes que ser un poco más optimista mientras esperas.

No va conmigo el optimismo.

Anda, ven aquí.

Hola. Que me aprietas.

No, no te aprieto. Te estoy contagiando el optimismo.

Venga, que te acompaño. Toma.

¿Y qué te ha contado Sofía? No sé, dame algún detalle.

No sé, no me acuerdo ya. ¿Cómo que no te acuerdas?

Pues nada, yo que sé, cómo funciona esto... Todo.

Ajá. Que los horarios no son fijos.

Es una ventaja, te da mucha libertad.

¿Sí? Sí, claro.

Que tengo que tener moto propia. Pues genial, la de Chema.

Ya está. Ya.

Sí, eso sí. ¿Qué más?

Ah, muy importante, que tengo que ser puntual.

Sí, eso te lo pido por favor, Luis, ¿eh?

Aquí la puntualidad es muy importante.

Ya. No, "ya" no.

¿Eh? Que te conozco. Te lo digo de verdad.

Que sí, no seas pesada. Yo soy puntual.

Vale. Si me cogen,

te prometo que seré puntual.

Nos vemos esta noche en casa.

A ver si tenemos noticias.

Venga, ánimo. Ánimo.

Su estrategia es que estás nerviosa, estresada,

que pierdes los nervios con facilidad...

-Perdona un segundo.

¿De verdad necesitabas llegar a esto?

-Estamos aquí por ti. -¿Por mí?

-Eres una cabezota...

-Sí. Tú, en cambio, ni siquiera... -¿Ni siquiera qué?

¿No podías esperar a que muriera papá para quedarte con su dinero?

-¿Cómo te atreves a decir eso? -Es lo que parece.

-Sabes que yo también quiero lo mejor para él.

-Lo mejor para él es que yo lo cuide.

-Papá hace de ti lo que quiere. Por favor.

-Tú siempre has sabido aprovecharte. Por favor.

¿No os dais cuenta de dónde estamos?

No creo que esto os vaya llevar a ninguna parte, sinceramente.

-Él se lo busca.

Pilar.

Que sois hermanos.

No te puedes permitir esto, y menos aquí.

Ya has visto lo que ha pasado esta mañana.

Si seguimos así, se lo vamos a poner en bandeja.

Ya.

¿Quieres que te acerque a alguna parte?

No, voy andando. Vamos.

-Buenos días.

-¿Qué haces aquí?

-Para que te tomes un descanso. Son sin gluten, como te gustan a ti.

-Gracias, pero es que ya he desayunado.

-Bueno, pero desayunas otra vez, ¿no?

-Rodrigo, estoy trabajando. ¿Necesitas algo?

-No. Bueno...

Quería decirte que no te preocupes por lo de los mensajes.

Por no contestarme y eso, digo, que... no estoy picado.

Y que, bueno, igual es verdad que te he agobiado un poco, no sé.

-¿Eso querías de verdad?

-No sé, dime tú.

-A ver, no puedes venir y plantarte aquí como... como si nada.

¿No tienes ningún caso?

Pensaba que estarías trabajando.

-He venido a despedirme.

-¿A despedirte?

-Me voy de viaje. -Ah.

-A Ibiza, a casa de mi primo.

-Pues qué bien te lo montas, ¿no? -Bueno, ya ves.

-Salúdalo de mi parte. -De tu parte.

-Eh...

Que tengas buen viaje, Rodrigo.

Si buscas a Jorge, estará por aquí. -No, no, me da igual.

Yo quería verte a ti.

Ya, pero es que tengo muchísimo trabajo, y como no siga,

se me acumula todo. -Hablamos luego. Te invito a comer.

-Tengo la mañana complicadísima, Rodrigo.

No voy a poder. -Pero es que tenemos que hablar.

Tenemos que aclarar algunos asuntos, ¿no?

-No, no hay nada que aclarar.

No tengo nada nuevo que decirte.

-Ya, pero me voy de viaje. -Que tengas buen viaje,

pásatelo bien, disfruta, desconecta...

Pero yo tengo que seguir trabajando.

Lo siento.

-Vale.

-Por cierto, si quieres tomarte esto...

Es que yo...

no me los voy a tomar.

-Eh...

Claro.

Bueno, pues hacemos lo siguiente.

Eh... Dale la... la documentación a Julia, ¿vale?,

y que la deje mi despacho,

y ahora yo, en cuanto vuelva al bufete, la reviso.

Sí, sí, estoy... estoy tomando un café y voy por allá.

Pues luego te digo algo.

-Un café solo, por favor. Adiós.

Buenas.

Hola. Usted es Fajardo Chaparro, ¿no?

Sí. ¿Qué quería?

Soy Jorge Leiva.

Ah. El hijo de Felipe Leiva.

Ah. Encantado.

¿Qué es lo que querías?

Nada, preguntarle sobre mi padre.

Su padre, es verdad. Siento mucho lo que le pasó.

Tuvo un infarto, ¿verdad? Sí.

Mi más sentido pésame. Gracias.

Ustedes se conocían.

Bueno, pues la verdad es que...

no sé, nos cruzamos un par de veces, creo.

Bueno, es que... le preguntaba eso porque como lo ayudó,

pues pensaba que...

¿Quién ayudó a quién?

Mi padre lo ayudó a usted.

¿Cómo que tu padre me ayudo a mí? ¿Qué dices?

¿Que tu padre me ayudó a mí? Sí.

No, no...

-Fajardo, disculpa el retraso. -Hola.

-Jorge, menuda sorpresa. Hola.

¿Puedo preguntar qué haces aquí?

Eh... -¿Qué es lo que le has contado?

-¿Cómo?

A ver, es que creo que está habiendo malentendido.

-Desde luego que hay un malentendido.

No sé quién te ha contado estas chorradas

de que yo conozco a tu padre

y de que tu padre me ha ayudado a mí.

Tu padre me ayudo a mí, es que tiene guasa la cosa.

-Disculpad, pero no tengo ni idea de lo que estáis hablando.

-Si no lo sabes tú... A ver, un momento.

Eh... Señor Fajardo, yo simplemente me ha acercado aquí a...

a hablar con usted pensando que conocía a mi padre.

No es que Ángel haya roto el pacto de confidencialidad

ni me haya contado nada. No, me ha roto otras cosas.

Insisto, esto eran simplemente unas dudas mías sobre mi padre

y pensé que... -Jorge, ¿te importaría

dejarme a solas con mi cliente? Sí.

Nada de esto es porque Ángel me haya contado nada.

Jorge, por favor. Ya. Voy.

Encantado. -Igualmente.

Hasta luego.

¿Me puedes contar de qué va todo esto?

-¿Qué te ha dicho?

-Pero ¿qué le habéis contado? ¿Qué, que yo soy amigo de su padre?

¿Y que su padre me ayudó a mí?

-¿Qué te ha dicho? -Casi me matan por su culpa.

Pues eso, que yo conocía su padre, que si su padre me ayudo...

Pero ¿qué historias le habéis estado contando?

-Nada. Ha estado haciendo preguntas sobre la muerte de su padre.

-Ah, claro, y os inventáis que su padre y yo éramos amigos.

-Si quieres, podemos inventarnos otra cosa.

Podemos inventarnos que a su padre se lo cargó la mafia.

Es broma. Es broma.

-Bueno, mira, de verdad, déjate de historias y cuéntame,

¿cómo va lo de la inspección fiscal?

(Pasos acercándose)

-Buenos días.

Hola.

Si te has puesto azúcar, ya debe de estar desintegrado.

Jorge.

Perdona, ¿qué?

¿Te encuentras bien?

Sí, todo bien.

Se te ve preocupado. ¿Vienes del juzgado?

Sí, acabo de llegar.

¿Ha ido mal?

Regular.

Oye.

¿Te puedo hacer una pregunta personal?

Claro, lo que quieras.

Sinceramente, ¿tú qué...

qué opinión tenías de mi padre?

Pues que era un muy buen abogado.

Y muy buena persona.

¿Por?

Nada, que...

últimamente tengo la sensación de...

de que no lo conocía.

Nadie conoce realmente a nadie, nunca.

Bueno, pero era mi padre. Especialmente a nuestros padres.

Son relaciones misteriosas. Nunca sabemos lo que pasa.

En nuestras familias hay secretos siempre.

Y eso frustra.

Nos gustaría saber mucho más de lo que sabemos y nunca es así.

O sea, nunca hubiera conocido a mi padre realmente.

Bueno, dicho así, suena un poco duro, ¿no?

Con los años irás entendiendo cosas que ahora se te escapan.

Ya.

Y otras no.

Otras no las vas a descubrir nunca.

Es un poco eso lo que me da rabia.

Porque estoy con un caso que...

está removiendo un poco todo esto.

¿Por qué crees que yo huyo siempre de los casos?

Me parece todo tan melodramático que no puedo.

Ahora estoy con un caso que me apasiona de verdad.

Estoy con la falsificación de un cuadro, de Jaime Aguines.

Apasionante.

En serio, es apasionante.

¿Es un artista conocido?

Jaime Aguines, Jorge.

¿No sabes quién es? No, no me suena, perdona.

Es de los mejores pintores contemporáneos de este país.

Ha hecho obras maravillosas.

Pero últimamente no sabemos qué está pasando,

de hecho estamos sospechando que está falsificando una obra suya.

O sea, tiene un cliente que le ha pedido un cuadro,

y ese cuadro es horrible, es flojo. Flojo no, lo siguiente.

Es un cuadro que no se puede ver.

¿El artista se está falsificando a sí mismo?

O se lo ha encargado a un discípulo

o se lo ha encargado a otro pintor...

No sabemos qué pasa con ese cuadro,

pero tenemos sospechas de que él no lo ha pintado, eso seguro.

Una estafa.

Pero no entiendo la necesidad.

¿Qué necesidad tiene este señor de estafar a nadie?

Bueno, a lo mejor últimamente se había devaluado, eh...

No sé.

-Hija mía, qué tortura.

De verdad, ¿sabes cuántos llevo ya en cuatro horas?

¿Cuántos? 500.

A lo mejor eres un poquito exagerada.

¿Tú has visto lo enano que es este lavavajillas?

Calcula el número de cafés que me piden a lo largo de la mañana

y haz las cuentas.

Lo tengo que jubilar. Si es que es más viejo que la Tana.

Sí, sí, está claro

que tengo que invertir ya dinero en el lavavajillas.

(CHISTA)

¿Qué te pasa? ¿Estás bien?

Sí. Estaba pensando en un ejercicio.

¿Del "coach"? Ajá.

Esta semana me ha dicho

que tengo que escribir cartas a la gente que me importa.

¿Cómo que cartas?

Eh... ¿No será mejor, digo yo, hablar con la gente que te importa

y no pasarse el día liada escribiendo cartitas?

A ver, son cartas imaginarias,

que no hace falta que las envíe si no quiero.

Ah.

No sé, Juli.

A mí me da que este tío a ti no te ha calado,

porque tú no te callas nunca nada. Bueno, no te creas.

Vamos, siempre vas de frente, y el que diga lo contrario se equivoca.

A lo mejor, no tanto como te imaginas, Oli.

Yo no te he visto decir una mentira en mi vida.

Ya.

Pero no decir toda la verdad, en parte también es mentir.

Acabáramos.

¿Cómo va el tema?

Bueno, más o menos.

¿Pues sabes por quién empezaría yo?

Por tu hermano Luisito, ¿eh?

Le recordaría lo maravillosa que es su hermana.

Sí, no estaba pensando en otra cosa.

Y que vaya espabilando.

Que empiece a cuidarla como ella lo cuida a él.

(SILBA)

Carta a Luis enviada.

Últimamente se está esforzando mucho.

Ajá. ¿Vamos con Jorge?

A ver, te escucho.

"Querido Jorge Leiva"... (CHISTA)

"¿Me subes el sueldo?

Ah, otra cosita, sí.

Dame trabajo de abogada, que me he pasado media vida estudiando".

(SILBA) Mira.

Por ahí va la carta de Jorge.

Por ahí va, por ahí va. Tonta.

¿Con quién vamos ahora?

¿Chema?

¿Buñuelos no?

"Chema...". Rosquillas.

Rosquillas, buñuelos... Bueno, grasas saturadas.

Qué asco. Estás fatal.

-Corre, ven, ven, ven.

Mira.

-Vale. O sea que estamos igual que al principio.

-Exactamente igual.

Solo he leído las conclusiones, es verdad,

pero bueno, han hecho un análisis muy detallado

de todas las épocas de Aguines, de las distintas...

-Los materiales... -Sí.

-Las técnicas...

Me gustaría leerlo con más calma, la verdad.

-Sí, es muy interesante.

Si quieres, te lo reenvío. -Es que me encantan los detalles

de este tipo de informes.

Es como ir a clases de Pintura, ¿no te parece?

-Ya, pero para el caso no nos está ayudando mucho.

Porque la conclusión es la conclusión,

y es que no es determinante.

-A mí, la posibilidad que barajabas antes no me parece mal.

Yo también pienso que, de no ser suyo,

solo puede ser obra de un discípulo.

-Ya, es que es la única explicación. -Es la única.

Sí, porque si el cuadro viniera de un marchante,

es distinto, pero viene del pintor. -Ahí podría ser

la típica falsificación,

pero viniendo directamente del pintor, sin intermediarios,

no puede ser.

-¿Sabes lo que creo? -¿El qué?

-Que deberíamos ir a verlo.

-Llevo años cuidando de mi padre.

No necesito que nadie me explique ni me recrimine nada,

y menos alguien que solo piensa en sacarle los cuartos a su padre.

Te pido que no te lo tomes a mal, por favor.

Lo único que estoy intentando es averiguar, eh...

qué motiva a tu hermano a hacer estas cosas.

¿Sabes lo que es cuidar día y noche a una persona mayor?

Es muy cansado, es desesperante,

y lo hago encantada, porque es mi padre.

Y eso te honra. Creo que todos haríamos lo mismo.

Todos menos mi hermano.

Por eso me molesta que mis esfuerzos no sirvan para nada.

Años de sacrificio a la basura por su culpa.

Nadie dice eso, Pilar. Pues es lo que parece.

Por ahora, lo único que sé

es que he contratado a un abogado que defiende a mi hermano.

Perdona, pero eso no es así. Mira...

No sé si lo mejor será que me vaya buscando otro.

A ver, un momento.

¿Podemos pensar con calma...? Si no haces más

que ponerte de su lado

y comprenderlo a él.

Pilar.

Pilar, por favor, no te vayas.

A lo mejor su hermano tiene razón.

No sé, esta mujer esta sobrepasada.

(JOSÉ, GRABACIÓN) "Hola, amigos.

Os propongo una pequeña reflexión.

Mirad a vuestro alrededor. ¿Eh?

¿Habéis visto? ¿Eh?

Seguro que... en vuestras vidas hay un montón de pequeños objetos

sin los cuales no podríais vivir, como por ejemplo...

¡Oh! Un sacacorchos".

(Vibración de móvil)

(Vibración de móvil)

¡Hombre, Adrián! Qué alegría oírte.

Pero ¿qué me dices? Qué buena noticia.

El grupo Celinis, ¿eh? Ajá.

Bueno, déjame hacer mis cuentas. Te digo algo en 24 horas.

Que no, que no, que estoy interesadísimo.

Lo que pasa es que 25 000 euros son 25 000 euros.

No, no, por supuesto que dispongo del capital.

Lo que pasa es que...

una inversión de este calibre no se puede hacer a la ligera,

hay que estudiar el mercado... Bueno, tú ya me entiendes.

Vale, vale. Gracias, ¿eh?

Adiós.

Solo lo digo porque me pediste que te lo recordara.

No, si lo sé.

Pero... ¿a qué te refieres?

A la credulidad.

¿Recuerdas lo que te decía tu madre?

En ocasiones, los clientes mienten,

y ni son conscientes de que lo están haciendo.

¿Me estás diciendo que esto no te ha parecido verosímil?

A ver, esta mujer es muy inestable, tú mismo lo has visto.

Eso es verdad.

No sé yo creo que...

que siente que si pierde este caso, su vida va fracasar.

Sé bien lo que es echarse toda la responsabilidad encima, y luego...

Desfallecer.

Exacto.

¿Sabes a lo que me ha recordado?

¿Al... síndrome de Münchhausen?

Ajá.

Personas que tratan de hacerse indispensables

enfermando sus familiares.

Mucho más común de lo que se cree. Sí.

Nos dieron un seminario durante la carrera.

¿Cómo la carrera?

Eh...

Dime. -Siéntate.

Acabo de recibir el "mail" de Román Orozco

en contestación al mensaje que se le ha enviado hoy.

Ah, perfecto.

Y me he dado cuenta de que el "mail" que le enviaste

no estaba personalizado.

¿No lo estaba? No.

Y Román no solo es una persona influente,

sino que además es uno de los mejores clientes del bufete.

Sí, sí, sí. Perdona, es que yo juraría que lo había leído

antes de enviarlo. No has debido de leer bien.

Lo siento. Estaba convencida de que...

Mira, los detalles son importantes, Sofía.

Sí, sí, Francisco. Ya sabes que para mí también lo son.

De verdad que... es que no lo entiendo. Yo...

juraría que lo había leído antes de mandarlo. No...

Bueno, no pasa nada.

No es grave porque no era más que un "mail" informativo,

pero ese tipo de errores...

Ayer, por ejemplo, lo de los "flyers" de Carol.

Ya, ya. Sí, sí.

Mira, perdona, Francisco, de verdad...

Lo siento muchísimo.

No va a volver ocurrir, te lo aseguro.

¿Seguro que está todo bien?

Sí. Sí, sí, de verdad.

Muy bien.

Pero que sepas una cosa.

Si hubiera algún problema, puedes contar conmigo.

Muchísimas gracias, Francisco. Te lo agradezco mucho,

pero está todo bien.

Bueno, pues hale.

Ya puedes irte.

(Puerta abriéndose)

¿Y qué carrera tienes?

Derecho. ¿Qué?

Sí. Soy abogada.

¿Me lo estás diciendo en serio?

Ay, Jorge, no sé. Di algo, que me estás asustando.

No, no, pero... asustando, ¿por qué?

Pero si esto es... es un notición.

¿Por qué no me has dicho nada antes?

Pues no lo sé, no... no había encontrado el momento.

Tú no dejas de sorprenderme, ¿eh?

No sé, no...

Pensaba que la sobrecualificación podía ser un problema

y no quería perder mi trabajo. ¿Perder el trabajo?

Pero ¿tú te estás oyendo?

Todo lo contrario.

Es más, te vas a arrepentir de habérmelo dicho.

¿No ves la cantidad de trabajo que te va a caer a partir de ahora?

¿En serio?

Por supuesto, prepárate.

Bueno, yo... yo encantada. Aunque sigo siendo tu secretaria.

Ya decía yo...

que ese conocimiento de los documentos legales,

esos comentarios...

Te juro que pensaba que tenías un don

para adaptarte a las situaciones.

Bueno, pues puedes seguir pensándolo.

Y yo que creía que empezaba a conocer a la gente...

Qué desastre.

Eh... ¿Te acuerdas del día que me tiraste el café?

Como para olvidar tu cara.

Pues venía para las pruebas de pasante.

Pero me salió la oportunidad de secretaria y...

creí que no podía rechazarlo.

Pues no sabes cuánto me alegro de que lo hicieras.

Y de verdad que esto es una gran noticia.

Voy a contar contigo más que nunca.

Genial.

Pues... ¿empezamos con Pilar? Vale.

¿Tú qué harías? ¿Yo?

No, no, no.

¿Qué haría usted, señora letrada? Cuénteme, por favor.

Pues yo creo que tendríamos que hablar con su padre.

No, si todo va como planeado, Berta debería estar en ello.

¿Berta? Ajá.

Muy bien, pues a ver qué nos cuenta.

(JOSÉ, GRABACIÓN) "Hola, amigos.

Os propongo una pequeña reflexión.

Mirad a vuestro alrededor, ¿eh?

¿Habéis visto? ¿Eh?

Seguro que en vuestras vidas

hay un montón de pequeños objetos...".

-Hola, amigos. Os voy hacer una pequeña reflexión.

Mirad a vuestro alrededor.

Seguro que en vuestra vida hay pequeños obje...

¡Papá, papá! Mira, no te lo vas a creer.

¡Papá, ven! -¿Qué pasa? ¿Qué?

-Te han puesto una nota.

-¿Cómo que una nota? -Te han puesto un diez.

-¿Un diez? Pero ¿quién pone notas aquí?

-Mira. Aquí, un diez.

-Hija, eso no es una nota.

Ese es el número de visualizaciones.

-¿De qué?

-De personas que han visto el vídeo.

-¿Solo diez personas lo han visto?

-Sí.

-Pues a mí me encanta. Me lo voy a ver todos los días.

-Muchas gracias, hija.

-Y le voy a decir a mis amigos que lo vean.

-Me parece fantástico.

¿Tenéis ordenadores en el colegio? -Claro, un montón.

-Ah.

¿Y están conectados a Internet? -Sí.

-¡Eh!

¿Qué ha pasado aquí?

¿Has visto? ¿Te gusta?

Mucho.

Hasta se me hace raro verla tan ordenada.

Creía que no nos cruzábamos ya y, bueno...

¿Y... esto a qué se debe?

No te iba a dejar la casa hecha una pocilga.

¿Con quién te crees que vives? Yo soy un tío limpio.

Oye, ¿te da tiempo a una cerveza? Qué va.

Qué va, me temo que ir ya. Me sale el avión en un par de horas.

Yo creo que lo tengo todo.

¿Sabes si había un taxi en la puerta?

Eh... No, ni idea.

Bueno, voy tirando igual.

Pásalo bien, ¿no? Lo mismo digo.

Te vas sin despedirte.

Aprovecha. Eso seguro.

Date una alegría. Tráete a una tía, que tienes la casa para ti.

Con estar aquí solo, tranquilo, me conformo.

No me eches mucho de menos. No, lo intentaré.

Chao. Rodri.

¿Qué?

La basura.

Estás en todo, Jorge.

Ya que lo haces, hazlo bien.

Venga, anda, hasta luego.

Llámame al llegar, anda.

Chao.

¿Qué te parece?

-Guapa, muy guapa.

No lo dices muy convencida.

Que sí, que te queda muy bien.

Anda, vete ya, que no me gusta que llegues tarde.

No, si voy bien. Siempre es mejor ir con tiempo.

Bueno, vale, ya me voy. Eso, venga.

Pásalo bien.

Mamá, ¿cuántas veces te lees las revistas?

¿Por qué lo dices?

Ayer te leíste esa misma.

Enterita. Ay, la estoy repasando.

Estos cotilleos hay que leérselos bien.

¿Te molesta? No.

Me hace gracia.

Ay, déjate de tonterías y vete ya, anda.

Vale.

Eso.

Adiós, hija. Pásalo bien.

Adiós. Adiós.

(Puerta cerrándose)

Ya.

-Dios, Mari Carmen, qué cosas me haces.

-No seas quejica,

que no ha sido para tanto. -¿Que no ha sido para tanto?

Llevo casi una hora ahí, tieso como un palo.

-Ay...

Eres un blando. Así te va en las cacerías.

Seguro que te mueves y espantas a los puercos.

-Guarros, se llaman guarros. Y no me líes, ¿eh?

No tengo edad para estar ahí tanto tiempo, quieto.

Qué agobio, por Dios. -Dímelo a mí.

-¿No sabías que venía? -No.

Me dijo que no pasaba por casa,

que iba directa del trabajo al teatro.

-No me gustan estas penitencias a las que me sometes.

-Ay, pobrecito. ¿Te doy unas friegas?

-No, no. Una copita, ¿vale?

-Claro, cariño.

No me creo nada lo del teatro, ¿eh?

Se ve con alguien. Te lo digo, que soy su madre.

-No, no, no. Lo del teatro creo que es cierto.

Las oí hablar de ello en el despacho.

-¿Y a ti no te invitan? -No, hombre, yo soy el jefe.

-Por eso. -A mí esas moderneces no me van.

-Pues un día vamos a ir juntos. -Ah, eso sí.

Yo voy donde tú me lleves.

Oye, ¿y qué tal el vestido nuevo? ¿Te gusta?

-Ay, me encanta. Es tan elegante...

-Póntelo, anda, que te lo vea yo.

-No quiero que se arrugue. -No se va a arrugar.

Estrénalo para mí. -Es tan bonito, Paco...

-¿Esa copa? -Ay.

Claro, pichurri. -Ajá.

-Qué cabeza la mía. Voy.

Hola. (JOSÉ) Hola, cariño.

¿Qué tal? ¿Qué tal el día?

Bien. ¿Dónde están los niños? En su habitación.

Muy bien.

Bueno, voy a cambiarme y me voy, ¿te acuerdas?

Eh... Sí, lo del teatro, ¿no? Exacto.

¿Esos libros son los de Cristina?

Perdona, ¿qué decías?

Que si son los libros de los deberes de Cristina.

Sí, sí, ha estado haciéndolos ahí.

Muy bien. ¿Los ha terminado? Eh...

Supongo, porque ha estado un buen rato.

Pues hay que controlarla,

porque ella a veces se pone aquí a jugar al comecocos

y se despista.

No te preocupes, estaba muy concentrada.

¿Y se ha duchado?

Eh... No.

Se lo he perdonado, se duchó ayer. José...

¿Qué? No pasa nada. Sí que pasa.

La niña tiene que ducharse cada día.

Bueno, por... por un día, no pasa nada.

Está bien, huele bien, está limpia.

¿Bien? Hoy ha ido Educación Física. Tiene que ducharse sí o sí.

Bueno, ahora le digo que se duche.

¿Y... qué has preparado para la cena?

A ver, son las 20:30.

¿Quieres tranquilizarte un poco, por favor?

Ahora la mando a la ducha, hago unos macarrones,

y tú, vete a prepararte, que no llegas.

¿Macarrones? ¿No has visto el menú del cole?

Han comido pasta en el cole. Les hago otra cosa. Yo me encargo.

A ver, ¿qué les puedes preparar?

Pues no sé qué les vas a preparar,

porque es que no hay nada de nada en la nevera.

La compra. Vale, se me ha olvidado.

Lo siento, es que he estado todo el día ocupadísimo con esto.

Yo también he estado todo el día ocupadísima trabajando.

Bueno, se me ha olvidado, ¿vale? Lo siento.

Pero todo tiene solución. No pasa nada. Vete arreglarte.

Yo necesito terminar esto, ¿vale?

¿Y qué solución has pensado? ¿Para qué?

Para la cena, José. Pues pedimos unas pizzas.

Ay, ¿pizza? Pero si te acabo de decir

que en el menú del cole han comido pasta.

¿Y? ¿Y? Pasta.

Bueno, pues nos vamos a un chino. Tallarines, ¿no?

De verdad. Me vas a decir que los tallarines

también son pasta. Sí.

Que no pasa nada por un día.

Los pedimos de arroz, ¿eh? Venga.

Ven un segundo, por favor. Necesito que miremos esto juntos.

He estado hablando con Adrián.

El grupo Celinis está dispuesto a distribuir el CierraTodo.

Muy bien, no tengo nada de dinero.

Ay, mira, ahora lo importante es la cena.

No, no. Pero déjame que te enseñe estos cálculos, mira.

Las fechas son muy ajustadas, eso es lo malo.

Tendríamos que hacer un pedido de fabricación

de 50 000 unidades, ¿vale? He estado calculando, mira.

El "packaging", la distribución, los materiales,

serían como 25 000 euros.

Ven a verlo. No tengo ni idea

de lo que me estás hablando.

Dejamos esto y lo hablamos mañana. Pero tenemos que hablarlo sin falta.

Ay... No tengo la cabeza para números ahora mismo.

¿No te ibas a arreglar? Sí, pero me voy al supermercado.

¿Vale? A comprar algo para la cena.

No te preocupes, que ya me encargo yo de todo, y no voy al teatro.

¿Y el chino?

(Puerta cerrándose)

(Televisor en marcha)

Hola, ¿eh?

-Hola, mi vida.

-Hola, hermanita.

Bueno, ¿qué? ¿Hay novedades?

-Sí. Sí que hay novedades, sí.

Hale, Luis, di algo.

No, nada, que...

que soy el nuevo mensajero del bufete.

¿Ya es seguro?

Me han llamado esta tarde.

Ay, Luis, qué alegría. -¿Esta tarde?

¿Por qué no me has dicho nada, tú? -Quería que estuviéramos los tres.

Que vamos a trabajar juntos.

Se lo tenía muy callado Sofía, no me ha dicho nada.

Porque querría que os lo dijera yo. Imagino que sí.

-Ya sé. ¿Y si lo celebramos con unas buenas hamburguesas?

-Yo me he comido una bolsa de patatas fritas que tela.

Yo hoy no puedo. -Ah, ¿no? ¿Te vas con Oli?

No. He quedado con las amigas de trabajo.

Vamos a ver la obra de teatro que está preparando Carol.

Ah, ¿en serio? Por cierto, ¿os queréis apuntar?

Así conoces a las chicas del bufete.

-Ah, ¿están buenas? "¿Están buenas? ¿Estás buenas?".

Bueno, ya las conoceré en la oficina.

No.

Con las chicas de la oficina, nada de tonterías, Luis, ¿eh?

Vale, vale, vale. O mejor,

hoy, noche de chicas.

Oye, que estoy muy orgullosa de ti, ¿eh?

Vale, vale, pero no me aprietes.

¿Qué te he dicho antes? Optimismo.

Ajá. Optimismo.

Pero venga, no llegas. Ay, eres un rancio.

Hola, Luis. Buenos días. Hola.

Mira, te presento. Él es Luis, Carol.

El nuevo mensajero.

Hola, Berta. Eh...

Mira, me acabo de enterar de que Pilar va ir en un rato al juzgado,

y me temo que va a ser para intentar contratar a otro abogado.

"Si se me cae este caso, termino de hundirme".

Pilar. Por favor, dame un minuto. -¿Qué quieres?

Sé que esto es muy violento para ti, pero me gustaría explicarme.

Cuando te contraté, pensé que tú debías defenderme,

no sumarte a mi hermano.

-¿Se puede saber quién eres y por qué no llamas antes de entrar?

-Luis, el nuevo mensajero.

-Espero que te orientes mejor en la calle que en los despachos.

Sofi, yo solo quiero que todo salga bien.

Si la cosa no funciona, me sentiré responsable.

Haga lo que haga él, tú no tienes por qué sentirte responsable.

-Perdona, Jorge. ¿Tienes un minuto? Sí.

Termino de hablar una cosa con Pilar y estoy contigo.

Es urgente.

(ÁNGEL) "¿Saliste?".

Sí, a tomar algo y al teatro.

¿Dormiste en casa?

¿Me estás controlando?

(JOSÉ) "Adrián, te llamaba para decirte

que ya hecho la transferencia, 25 000 euros".

(CHARLY) Mientras vas leyendo, te aparecen estas imágenes.

-Está superbién, mucho mejor que lo que teníamos antes.

¿Y Daniel qué opina? -Aún no se lo he enseñado,

pero ya me imagino lo que me va a decir.

-¿Y qué se supone que te voy a decir? A ver.

Le conté a Jorge que soy abogada.

Las cosas, cuanto más claras, mejor funcionan.

Y si hay mentiras de por medio,

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 38

Derecho a soñar - Capítulo 38

05 mar 2019

Los problemas en casa de Sofía cada vez son más graves, ella termina arrastrándolos al trabajo y tras una serie de despistes Francisco la llama a su despacho. Jose tiene que decidir si invertirá 25.000 euros en la fabricación del CierraTodo. Sigue obsesionado con su vídeo viral y acaba decepcionando a Sofía al no encargarse de los niños cuando ella tiene que ir a ver la obra de teatro de Carol. Luis hace una entrevista para trabajar de mensajero en el bufete y le cogen. Julia por su parte trabaja en el ejercicio que le ha recomendado el coach y le confiesa a Jorge que es licenciada en Derecho. Aprovecha también para aconsejarle sobre el caso de la semana: debe desconfiar de la versión de Pilar, su clienta. Rodrigo se va de viaje y se despide de Jorge y en especial de Berta, quien le deja bien clara su postura para con él.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 38" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 38"
Programas completos (52)

Los últimos 54 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 52 Completo 51:35 69% ayer
    Capítulo 52 ayer El caso sobre intercambio de niños da una espectacular vuelta de tuerca al descubrirse que el abogado de la parte contraria es Rodrigo, que en el juzgado vapulea sin piedad a Jorge, ya bastante maltratado ...
  • Nuevo Capítulo 51 Completo 51:45 73% pasado viernes
    Capítulo 51 pasado viernes Julia empieza a ser consciente de que debe romper con su rol maternal hacia Luis y, aunque algo menos, también hacia Chema. Tendrá una oportunidad de oro cuando Luis le cuente sus planes de irse a t...
  • Nuevo Capítulo 50 Completo 51:16 70% pasado jueves
    Capítulo 50 pasado jueves Berta y Jorge siguen conociéndose, pero a dos ritmos. Jorge lo pasa bien con ella, le gusta… Pero Berta ya publica en redes sociales que tienen una relación. Eso desatará su primera pe...
  • Nuevo Capítulo 49 Completo 51:54 73% pasado miércoles
    Capítulo 49 pasado miércoles Sofía decide tener la cita con su amigo Samuel, y después de dudarlo mucho, se lo dice a Jose. Francisco descubre que Jorge y Berta se han liado por un descuido de Daniel con su Feis. Jorge trabajar...
  • Nuevo Capítulo 48 Completo 51:41 72% pasado martes
    Capítulo 48 pasado martes Julia vive con Olivia pero se han calmado las tensiones con Chema, con el que quiere organizar un cumpleaños sorpresa. Chema y Luis disfrutan de una buena convivencia. En el trabajo Julia está plet&...
  • Capítulo 47 Completo 52:50 84% 18 mar 2019
    Capítulo 47 18 mar 2019 Carlota se enfrenta a un caso de violación de la intimidad que no está nada claro y requiere la ayuda informática de Charly para que investigue. Jorge sorprende a Julia encargándole un...
  • Capítulo 46 Completo 52:18 72% 15 mar 2019
    Capítulo 46 15 mar 2019 Julia decide trasladarse unos días a casa de Olivia para aclararse con sus sentimientos. En el fondo, le duele que Jorge esté con Berta. Ésta empieza a exponer su relación en las redes...
  • Capítulo 45 Completo 54:59 72% 14 mar 2019
    Capítulo 45 14 mar 2019 Julia, decepcionada con Luis, logra que la Jueza admita los documentos de la demanda de paternidad. Carlota despide a Luis, y Julia no hace nada por defenderle. Jorge gana el caso de Eva Esparza, pero no logra qu...
  • Capítulo 44 Completo 52:26 70% 13 mar 2019
    Capítulo 44 13 mar 2019 Ángel trabaja a destajo para dejar sus casos adelantados antes de su viaje a las Islas Caimán. Sofía lleva los preparativos del viaje con incomodidad, intuyendo algo turbio. Alba tambié...
  • Capítulo 43 Completo 53:03 72% 12 mar 2019
    Capítulo 43 12 mar 2019 El caso de Eva da un giro negativo al desvelarse que no siguió el protocolo de recuperación tras su operación. Julia se entera finalmente de que la cena que Jorge le mandó reservar ser...
  • Capítulo 42 Completo 54:57 72% 11 mar 2019
    Capítulo 42 11 mar 2019 En el bufete, Alba se entera de las supuestas vacaciones de Ángel; por otra parte, Carol vuelve a sentirse intimidada por Daniel. En el caso de negligencia médica que lleva Jorge, su clienta, Eva Es...
  • Capítulo 41 Completo 52:19 65% 08 mar 2019
    Capítulo 41 08 mar 2019 Un nuevo caso llega al bufete: Eva Esparza es una joven que se sometió a cirugía estética para aumentar el tamaño de sus pechos, pero una negligencia médica frustró su de...
  • Capítulo 40 Completo 51:34 68% 07 mar 2019
    Capítulo 40 07 mar 2019 Ángel y Alba intentarán disimular su romance en la oficina. Jorge logra convencer a Pilar, su cliente, de que llegue a un acuerdo extrajudicial con su hermano. Chema va a comer con Julia y Luis a do...
  • Capítulo 39 Completo 51:48 68% 06 mar 2019
    Capítulo 39 06 mar 2019 Es el día después de la obra de teatro de Carol y todos hablan de ello. Sofía tiene un mal día, la relación Jose pasa por un momento muy bajo por el tema del préstamo que...
  • Capítulo 38 Completo 51:41 70% 05 mar 2019
    Capítulo 38 05 mar 2019 Los problemas en casa de Sofía cada vez son más graves, ella termina arrastrándolos al trabajo y tras una serie de despistes Francisco la llama a su despacho. Jose tiene que decidir si invert...
  • Capítulo 37 Completo 51:44 79% 04 mar 2019
    Capítulo 37 04 mar 2019 Jorge está muy preocupado por lo que ha descubierto sobre su padre, no sabe qué pensar ni qué camino tomar. Entretanto continúa con el caso de inhabilitación que tiene entre man...
  • Capítulo 36 Completo 51:22 73% 01 mar 2019
    Capítulo 36 01 mar 2019 Julia es animada por su Coach a ser sincera consigo misma, sobre todo con respecto a la situación con Jorge. Ella acabará imponiendo a éste la necesaria separación entre lo personal y ...
  • Capítulo 35 Completo 51:54 72% 28 feb 2019
    Capítulo 35 28 feb 2019 Julia vuelve al trabajo después de unos días enferma. En el bufete finalmente se llega a un acuerdo entre las partes en el caso de los Álvarez de Medina, con una consecuencia inesperada para ...
  • Capítulo 34 Completo 51:50 83% 26 feb 2019
    Capítulo 34 26 feb 2019 Jorge deduce que muchos de los documentos borrados del ordenador de su padre están relacionados con Obrilservices, la empresa de Fajardo que está a punto de ser investigada por la Audiencia Nacional...
  • Capítulo 33 Completo 51:31 79% 25 feb 2019
    Capítulo 33 25 feb 2019 Luego de una cena de "reconciliación" con Jorge, Julia se confiesa con Olivia y ayuda a Sofía con los problemas que ella tiene en su casa con Jose. Berta y Carlota ayudan a pactar a su def...