Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4988459
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 26 - ver ahora
Transcripción completa

Vale, que te gusta alguien.

A lo mejor tiene algún plan después del instituto.

¿No lo has vendido? -Paso.

-Me dijiste que lo venderías. -Métetelo por donde te quepa.

¿Se puede saber qué es esto?

-No sé, ¿qué es?

-Mi proyecto para evitar los ciberataques.

¿Por qué pone que es un proyecto de Ángel Belinchón?

-Lo importante es el proyecto.

No tu nombre.

Las publicaciones aparecerían a los amigos.

Sería una especia de boca a boca virtual.

-Todo eso está en el proyecto.

-Sí.

-Déjamelo.

Ya lo veré otro día.

Pero no está nada claro.

Son unos papeles que podrían complicarle la vida

a alguien que me importa.

No sé si debería protegerle.

Hagas lo que hagas, va a estar bien.

Los archivos de Feli.

Ah, gracias.

No creo que sea nada bueno.

Sabéis cocinar.

Solo en aniversarios.

Oye, una preguntita.

¿Qué habéis hecho con mi chico y con mi hermano?

¿Algún plan para hoy?

Nada muy interesante.

¿Cómo puede ser que una chica tan popular

no tenga planes interesantes?

Nadie nos conoce.

Nadie nos mira.

Puedo ser más yo.

Por ser más nosotros.

Por ser más nosotros.

¿De dónde lo has sacado? Es de coleccionista.

¿Dónde lo has encontrado?

Secreto profesional.

Me lo pasé genial en nuestra cena.

¿Cuándo repetimos, hoy mismo?

-Me apuesto mi casa a que ese mensaje no es de tu mamá.

-Y ganarías la apuesta.

-¿De quién es, una nueva conquista?

-¿Estás celosa?

-Mi amor, cómo me gusta cuando te pones tan ingenuo.

-¿Hasta cuándo te quedas?

-Hasta que termine.

-¿Otro trabajo de limpieza de los tuyos?

-Algo así.

¿Qué te pasa, que estás tan serio?

-¿Te acuerdas del otro día, cuando nos vimos?

-Me acuerdo de todo lo que hicimos.

-No me refiero a eso, sino a lo que te comenté.

Quiero ser socio, que me respeten.

-Sí, me acuerdo.

-Estoy harto de que vaya tan lento.

Quizá algún amigo influyente tuyo puede echarme un cable.

Darme un empujón. -Las cosas no funcionan así.

-¿No, y cómo funcionan?

-Primero debes pensar cómo puedes ayudar vos.

-¿Qué quieres que haga?

-Dijiste que había un montón de secretos que me podías contar.

Quizá es una manera, un nuevo camino

para tener una relación más allá de lo personal.

-Está bien.

Te los contaré todos.

-¿Esta noche, en el hotel de siempre?

¿O quedaste con tu amiguita?

-Esa amiguita, como dices, forma parte de esos secretos.

-Guau, eso suena más interesante.

-Alba, lo siento, esta noche no va a poder ser.

Tengo mucho trabajo.

-Los que vamos a tener mucho trabajo somos vos y yo.

-Sí.

Eso parece.

No estás muy habladora.

No, lo siento.

En casa, las cosas van bien. Sí.

Siempre surgen cosas, pero ahora, estamos bien los tres.

Bueno.

Me alegro de que hayáis llegado a ese punto.

¿En el trabajo, todo continúa bien?

Sí.

Los casos que llegan al bufete me entusiasman.

Hay algunos que son un poco duros.

¿Te has sentido afectada emocionalmente por alguno?

Hay uno que me ha puesto un poco triste.

Llevo todo el fin de semana dándole vueltas.

Una pareja de ancianos que llevan toda la vida juntos.

Y ahora, el marido se ha puesto enfermo

y los hijos se han metido...

En fin, que les han separado.

Después de estar toda la vida queriéndose.

¿Tú ves el amor como algo que dura para siempre?

No tiene por qué, las relaciones duran lo que duran.

Es como un valor añadido que duren mucho tiempo

con el sentimiento vivo.

Sí, tiene mérito.

¿Te gustaría que lo tuyo con Chema durara para siempre?

A todos les gustaría que sus relaciones duraran.

¿Crees que la tuya con Chema durará para siempre?

No lo sé, no puedo leer el futuro.

No te estoy pidiendo que leas el futuro.

Solo que me digas lo que tú crees.

¿Esta semana has compartido algo bueno con Chema?

Una pizza carbonara.

La vez pasada fuisteis a una convención de motos.

Te propongo que para este fin de semana pienses en un plan.

Para los dos.

Que os ayude a acercaros un poco más.

Muy bien, pensaré algo.

Aunque para los dos, no es fácil.

Haz todo lo que puedas.

Porque si no puedes imaginar un fin de semana con tu pareja,

difícilmente te verás con él toda tu vida.

(Sintonía "Derecho a soñar")

(BOSTEZA)

¡Ah, joder!

¿Quién ha dejado esto aquí?

El mismo que tiene su ropa por toda la casa,

el baño inundado... Por favor.

Acabo de abrir los ojos. Dame un minuto.

¡Oh!

Que eso está vacío.

Mis yogures.

Te tocaba hacer la compra.

Ah, pero él sí que tiene sus cereales.

Qué bonito.

El típico que no se preocupa por los demás

ni por las necesidades ajenas.

Sobre todo, si esas necesidades ajenas son las tuyas.

¿Estás mirando billetes de avión?

Te he dicho que me molesta que me miren cuando trabajo.

Si encima se come mi desayuno, ni te cuento.

Estás en uno de esos días, ¿eh?

Muy bien.

La bromita machista que triunfó en el 95.

Estás sacando el repertorio "vintage".

¿Adónde me llevas de vacaciones? ¿Qué dices de vacaciones?

Estoy mirando vuelos para volverme a Chicago.

¿Qué?

La idea era solucionar lo de mi padre y volver a Chicago.

No te puedes ir, tienes un trabajo maravilloso.

Allí también.

Pero aquí me tienes a mí.

No me lo recuerdes.

A ver, Jorge, esto tenemos que hablarlo.

No puedes decidirlo de golpe.

No tengo nada decidido, lo estoy pensando.

Pero si tú te vas, ¿yo qué hago?

Tenemos un montón de amigos que viven solos.

Te presentas allí y te instalas.

No es muy complicado.

No, pero a ver.

Pensaba que esto funcionaba.

Yo puedo cambiar.

Yo puedo cambiar, Jorge.

Igual no te he escuchado mucho. Escúchame ahora.

Haz la compra, recoge la casa,

friega lo de la cena. Sí, no te preocupes.

Vale.

Recoge el desayuno. Que sí.

Oye, Jorge.

Oye.

No te vayas, George.

Venga.

Te veo luego.

No me lo puedo creer. Es superfuerte.

El estado de Berta: "Dejando una etapa atrás".

¿Y no preferirán que solo lo sepa la gente que les importa?

Si no lo ponen en la redes, es como si no hubiese pasado.

Pues no lo entiendo.

Antes, se ocultaba y ahora, lo ponen en un escaparate.

Pero ¿no os da pena?

Con lo bien que estaban juntos.

Tan bien no estarían si lo han dejado.

Berta tiene que estar fatal.

No creo que se vaya a pasar la vida llorando.

Seguro que encuentra otro antes de que se te pase este sofocón.

Pero todavía tienen las fotos en las que salen juntos.

La verdad es que son monísimos.

Pero bueno, una pareja es otra cosa.

Si hay problemas, pero vale la pena,

hay que solucionarlos.

¿Y esta foto que ha subido?

Mira, Carol.

Es superbonita.

¿Eso que tiene en el ojo es una lágrima?

Es un reflejo.

¿Qué es esto?

Mi comida, me la ha hecho mi madre.

Qué maja.

Una lástima que...

¿Lástima que qué?

Que me acuerdo de sus albóndigas.

No fue su mejor plato.

Qué malas sois.

Seguro que las hizo con cariño.

No, si estaban buenas. Para jugar al golf.

(RÍEN)

Un poco duras estaban.

No sé qué tal le habrá salido esto.

Te puedo ofrecer paella.

Ayer fui a casa de mi abuela y me llevé todo lo que sobró.

Está para chuparse los dedos. ¿Ah, sí?

Gracias, Carol.

Deja eso ya, obsesiva.

Es que es superfuerte.

Primero, Brad y Angelina. Luego, Jennifer y Ben.

Y ahora, ellos. Es como para dejar de creer en el amor.

(Mensaje)

En un plazo de 48 horas, te haremos el ingreso en efectivo

en el número de cuenta que nos has facilitado.

¡Toma, toma y toma!

¡Sí, señor!

Ahora, van a ver todos lo que es despegar.

¡Sí, señor!

A ver,

Ahí.

Pancho, soy el Manzanas.

Panchito, soy José, oye...

Gracias por contarme lo de la financiera esta.

Me lo han aprobado.

Esto está en marcha.

Vas a ver lo que es triunfar. Voy a petar el mercado.

Gracias, de verdad. Ah, ah.

Oye, una cosa.

Esto del préstamo personal

a Sofía le va a costar un poco entenderlo.

Si te parece bien, de momento,

mantenemos a las mujeres al margen.

Mujeres y este tipo de préstamos y negocios...

Las mantenemos aparte.

Venga.

Gracias por todo, Pancho. Hasta luego.

Buenos días.

Buenos días.

¿Qué tal el fin de semana?

Del fin de semana solo me queda un vago recuerdo.

Tienes audiencia de conciliación con la familia García Sanchís.

Los hijos no están de acuerdo con la herencia de su padre

y quieren intentar... Julia.

Lunes.

¿Qué?

Que no es miércoles.

Calentamos un poquito antes. Lo siento.

No, tu entusiasmo es admirable.

Pero es mejor empezar poco a poco.

Siéntate.

Buenos días, Julia.

¿Qué tal el fin de semana?

Bien.

Estuve en el cementerio poniéndole flores a mi padre.

Vaya, lo siento.

Imagino que ya sabes que no es nada fácil.

No, no lo es.

¿Estabais muy unidos?

Era un hombre maravilloso.

Desde que mi madre nos dejó, lo fue todo para mí.

No sé si debería preguntarte.

¿Tú tenías buena relación con tu padre?

No era idílica.

Nos habíamos distanciado mucho.

Ahora se ha ido y nunca pudimos hablar.

Eso sí duele, la verdad.

Yo sé que nos queríamos mucho.

Pero nunca nos lo dijimos.

Han llamado de la inmobiliaria.

El fin de semana hubo una visita y han quedado encantados.

No me extraña, esa...

Esa casa tiene algo que no se encuentra fácilmente.

¿No ha hecho oferta?

La harán esta semana.

Tenme al corriente de ese asunto.

Si hacen oferta y nos ponemos de acuerdo,

es probable que acelere otras cosas.

Lo haré, no lo dudes.

Y ahora, sí.

¿Empezamos con la agenda?

Ordénalos por fechas dejando los más antiguos delante.

Hazme una doble copia de cada uno.

Te quedas aquí y si tienes dudas, me preguntas.

-Buenos días.

-Buenos días, pasa.

Siéntate.

A ver qué tenemos aquí.

Francisca Cortina, 76 años,

interpone una demanda contra los hijos de su pareja, Ramón,

para reclamar sus derechos de propiedad y uso de vivienda.

-¿Él ha fallecido?

-No.

Está ingresado en una residencia privada.

Francisca y Ramón llevaban juntos 38 años,

pero los hijos no la aceptaron.

Aprovechando el viaje de ella,

meten al padre en una residencia, cambian la cerradura

y dejan a Francisca en la calle sin nada.

-Qué horror.

Perdón.

-¿Y por qué han inhabilitado a Ramón?

-Aquí dice enfermedad neurodegenerativa.

Alzheimer.

-Qué tragedia.

Ella podrá estar con él. -No.

No le dejan verle ni usar la vivienda que compartían.

-Por Dios, qué espantoso.

-Es horrible.

-Perdonad que os interrumpa, pero es un caso legal.

Los lamentos, para la pausa del café.

-Es que no puedo evitarlo.

Si él aún tiene un poco de lucidez,

tendrá una preocupación terrible.

-Lo único que me preocupa es que ella pague nuestra minuta.

Las angustias de unos y de otros

no aportan nada. Necesitamos información.

Cítate con Francisca y completa la información.

-¿Tú no vas a ir?

-Esta mañana tengo la agenda completa.

Y tú demostraste tu solvencia.

Y...

Guarda esas lágrimas para cuando Francisca se vaya.

¿Mm?

¿Has terminado?

-Todavía no.

-Vuelvo en cinco minutos.

-Qué horror, ¿no?

Verte separada del amor de tu vida

después de tanto tiempo y cuando más frágil estás.

-Es terrible.

No entiendo cómo hay gente con esa sangre fría.

Mientras les paguen la minuta...

¿Cómo está mi reina?

Encantada, gracias por el finde en Marbella. Qué agujetas.

(RÍE)

Tú y tu dichosa

gacela lateral.

Mmm...

No era tan fácil, hay que tener mucha electrici...

Ah, elasticidad.

(RÍE)

(Puerta)

Adelante.

Toma.

Sofía. Sí.

Mírame.

A ver, ¿qué pasa?

Nada.

No me hagas repetirte que llevamos muchos años juntos

y que nos conocemos. Dime qué te pasa.

Nada...

Bueno, sí.

Fajardo Chaparro, que no para de llamar.

Yo hago lo que me dices, se lo derivo a Ángel.

Pero él insiste en que quiere hablar contigo.

Tú estás haciendo lo que yo te he pedido.

Sí, le doy largas.

Largas, no, le dices que no estoy.

Sí, ya, pero es que él insiste.

Y yo no sé qué más decirle.

Reconozco que me cuesta mucho inventarme cosas.

Lo siento, lo siento.

No me gusta hacer mentir a la gente y no es tu estilo.

Pero tiene que entender que su abogado es Ángel.

Ya, pero él me dice que Ángel no puede hacer nada.

Que el asunto lo tiene contigo y que no va a parar

hasta que no te localice.

Eso te dice.

Sí, eso y muchas otras cosas más. Y en un tono de voz...

Y un vocabulario que tenías que ver.

A ver, no te preocupes.

Le diré que no vas a estar y que no intente localizarte.

Gracias.

Maca, ¿es la señora Cortina? -Sí, está esperando.

Buenos días. ¿Francisca Cortina?

-La misma.

-¿Me acompaña al despacho?

-Si me lo pides con amabilidad, claro.

-Déjeme que la ayude.

-No, mejor, sujeta esto.

Ah, vale. -Verás como yo puedo.

Espera.

Ya estoy.

Son unos coquitos.

Los hice anoche, pero están igual de ricos.

-Un tío mío siempre me hacía coquitos.

Y luego, hacía natillas... -Por aprovechar el huevo.

-Se sabe todos los trucos.

Se lo guardo en la nevera mientras la atienden.

-No me tienes que guardar nada, lo he traído para vosotros.

-¿En serio?

-Y tan en serio.

Es lo mínimo que puedo hacer

por lo amables que estáis siendo conmigo.

-Pues no se sorprenda tanto.

No todos nos traen postres.

-Es que ahora, la gente piensa que con pagar,

ya está todo agradecido.

-La amabilidad tendría que ir por delante.

-Eso pensamos los de mi quinta.

Pero oye, ¿tú no eres muy niña

para estar en una oficina?

-Sí, soy la más joven, pero soy becaria.

Sigo en la universidad. -Eso está muy bien.

Pero no te olvides de tener tiempo para divertirte.

Porque cuando vayas a echar cuentas,

estás hecha una viejecita

que solo sirve para hacer coquitos.

-No se quite méritos.

Me van a tratar como una reina.

-Estudiando y trabajando

y con lo espabilada que eres,

vas a ser la reina aquí con coquitos o sin ellos.

-A ver si encontramos a su abogada.

Cinco minutos más con usted y voy a acabar roja.

Bremen, consolidada como centro de desarrollo científico

es sede de una de las más importantes fábricas del mundo.

(SUSPIRA)

Oye, Huevo.

¿Sigues pensando en vender el ordenata?

-Sí, claro.

-Vale, pues si me lo pasas, cierro trato.

-¿Lo vendes tú, entonces?

-Sí.

-80 para ti y 20 para mí. ¿Vale?

-Vale, listo.

Qué bonito esto. Qué moderno.

Y este color de madera tan bonito.

Es precioso y las lámparas.

Yo nunca había estado en una oficina tan bonita.

Y tan moderna, no, no.

Muy bonita.

-Ya está aquí la señora Cortina.

Esta es Berta, su abogada. -Encantada.

La mano, no, dame dos besos.

Si puedes ser mi nieta y bien guapa que eres.

-Gracias. Vamos a sentarnos.

-La oficina es muy bonita.

Espera un momento, hija.

A ver, que me quito el bolso.

A ver.

Le ayudo. -Sí.

Gracias.

Es por la rodilla, que no me fío.

A veces, me falla. -Ya.

El otro día, en la pollería, si no es por dos chicos...

-Se le ve como un roble.

-Eres muy amable y muy guapa.

A tu novio le ha tocado la lotería.

Ay.

Ya he metido la pata.

Es que cuando estoy atacada, hablo y no paro.

-No se preocupe.

La he citado para hablar de la situación

que ha provocado su demanda. -Por eso estoy tan atacada.

¿Te puedo hacer una pregunta?

¿Has estado enamorada?

Porque los viejos parece que siempre hemos sido viejos.

Y que del amor no sabemos nada, pero no es así.

Ramón y yo nos enamoramos.

Y nos hemos querido muchísimo.

Y fíjate ahora.

No me dejan ni acercarme.

-De eso tenemos que hablar.

-Y yo tengo que saber cómo está en esa residencia.

Seguro que por la mañana, le dan mermelada o algo dulce.

Y a Ramón el dulce por la mañana le sienta muy mal.

Pero como es así, por no dar que hacer,

seguro que no dice nada.

-Tenemos que enfocar este caso...

-Tengo que saber cómo está en esa residencia.

Porque soy yo la que vivía con él.

Y Ramón tiene muchas manías, como todo el mundo.

Pero es muy bueno.

Y ahora que está tan delicado...

No me esperaba esto de ti.

-Ay, Charly.

-Siento la interrupción.

Tenía que haber esperado a que terminases.

-Los ha traído la nueva clienta de Berta.

Nos los ha hecho como agradecimiento.

-Nos trae un regalo para todos y tú te lo callas.

-No, os lo iba a decir.

Pero lo iba a probar yo primero. Ventajas de ser becaria.

Uno. -Estírate.

No como desde el desayuno.

¡Mm!

Esto es demasiado para la vida.

Deberíamos hablar con ella para montar una pastelería.

Eh.

-Aquí estáis vosotras, levantando el bufete.

-¿Quieres?

-Deberías tener cuidado.

Cualquier cosa te ensancha el hueso.

-A Dani no le apetece.

-Pues sí, voy a coger uno, por probar.

Y es un peligro dejar a Carol sola con esto.

-Eres tan así...

-¿Tan así, cómo, tan sincero?

-Tan predecible.

-No, yo no soy predecible.

Actúo según la lógica.

-La de un gallito de corral.

-No empieces una guerra que no ganarás.

-Típica respuesta de gallito de corral.

-Prefiero ser predecible a ser...

-Un vago.

-Venga.

Si tan predecible soy,

¿en qué número estoy pensando?

-Ser predecible no tiene nada que ver con eso.

-Me lo imaginaba.

-El cero. Piensas que nadie lo va a decir.

-No, estaba pensando en el 22.

-Reconócelo, que te tenemos caladito.

-Me voy.

No se puede hablar con vosotras.

Son de parte de Carlota para Jorge, del caso Medina.

Gracias.

¿Crees que soy predecible?

¿Cómo?

¿En qué número estoy pensando?

Eh...

¿Cero?

No, el tres.

Me voy a la audiencia.

Tengo la vista de los García Sanchís.

Voy a desviar las llamadas a ti móvil.

De acuerdo.

¿Llevas el testamento y el anexo de las últimas disposiciones?

Sí, pero ya que lo dices...

Voy a chequear.

Por cierto, este fin de semana

he revisado los archivos de Feli.

¿Te suena si en la documentación que has manejado

aparecía el nombre Díaz Heredia?

Eh...

No me suena.

Pues en los archivos está por todas partes.

Era un antiguo cliente de mi padre

y habían retomado el contacto.

Iban a comer el día que falleció.

La verdad, no sé qué decirte.

Ahora te paso su contacto.

Quiero que conciertes una cita.

Quiero preguntarle unas cosas. De acuerdo.

Parece que está todo.

Eh...

De...

De la inmobiliaria no han vuelto a llamar, ¿no?

No, aún no.

Cualquier novedad, tenme informado.

Hasta luego.

Esta me la mandó en el año 79 por Navidad.

Y estas las llevo en el bolso envueltas en un pañuelito.

Mira qué cosas más bonitas me decía.

-Precioso.

Y más bonito, que se sigan queriendo igual.

-Para mí, no ha habido otro.

38 años juntos.

-Es que es una vida.

-Nos juramos mil veces que nunca nos separaríamos.

Y ahora, fíjate.

Esos hijos inhumanos. -Tranquila.

-Y le he fallado.

-No, no diga eso, Francisca.

-Ahora, él allí encerrado.

Y yo, viviendo de la caridad en casa de una prima,

sin mis cosas, sin mi ropa.

Ni la medallita de mi madre he podido coger.

-Francisca, tranquilícese, por favor.

-Aprovecharon que yo no estaba

y lo llevaron a inhabilitar o como se llame eso.

Y...

Cuando meto la llave,

habían cambiado la cerradura.

¡Ay, mi Ramón!

¿Qué vamos a hacer ahora?

-Escúcheme una cosa.

Esto lo vamos a solucionar.

Pero...

De momento, no podemos seguir porque usted está muy afectada.

-ES que estoy tan cansada.

-La vamos a mandar en taxi a casa de su prima

y mañana me manda la documentación que usted tenga.

-Pero si no tengo nada, hija.

Si se quedó todo en casa.

-Con lo que tenga, nos vamos a ir arreglando.

Pero intente no pensar más en ello.

-¿Cómo no voy a pensar?

Que soy ya muy mayor.

Que nos han destrozado la vida a Ramón y a mí.

¡Toma!

¡Toma!

¡Toma!

José, por favor, llámame cuando oigas el mensaje.

Venga, un beso.

¿Qué te pongo, reina mora?

Una tila para don Francisco.

Hasta arriba de azúcar. Sí.

No sé si pedirte una para mí. Estoy atacada.

¿Y eso?

Tenemos un tema con José, una cosa del inversor.

Lo que sé es que estábamos hablando

y apareció Álex con un suspenso en inglés.

Bueno, por un suspenso no se te cae el mundo encima.

No, ya.

Seguro que es José.

Qué va.

El chat de madres de la clase de Cristina.

Es un avispero.

Eso es otra cosa que no entiendo.

En mi época, los padres,

si podían, evitaban hasta saludarse.

Y estáis todo el día cotorreando.

Yo no. Que si Ángela tiene piojos.

El cumpleaños de no sé quién. No, yo no.

Son pesadísimas, es verdad.

En el bufete, lo tengo silenciado.

A veces, me encuentro 170 mensajes.

Una exageración.

Oh.

¿Y esto?

La tila de don Francisco.

¡Ah!

Oye, ¿a ese hombre

no le sale la glucosa por las orejas?

Debe estar estresadísimo.

Sí, está muy estresado y está rarísimo.

Me está metiendo en un compromiso...

¿A ti por qué?

Se quiere sacar a un cliente de encima,

que es un pesado y un grosero y no para de llamar.

Yo no entiendo cómo don Francisco no habla con él.

Algún problemilla tendrá.

Y estoy mintiendo más que un político.

Ah, bueno.

Tú no te preocupes.

¿Por qué?

Porque el marrón del karma se lo lleva quien ordena que mientas.

El mal rollo, para el del azúcar.

Para don Francisco.

Dame dos tapitas.

Ay.

¡Vamos, vamos, más zombis!

-Papá.

Creía que no estarías.

-Y yo, que venías después de comer.

-Es que hemos salido antes

porque el profesor que teníamos se ha puesto malo.

-Ah.

-¿No tenías una reunión?

-Me la han retrasado.

-Ya.

Pero si estás sin vestir.

-Y me lo dice el que llega a casa antes de comer.

Tendré que llamar al instituto para ver si es verdad.

-Espera.

A ver.

Te he mentido.

Me he saltado la clase. -No me lo puedo creer.

Pero ¿cómo haces esto?

¿Crees que está bien?

-Pues no.

-Claro que no.

Espero que no sea una costumbre esto de saltarse clases.

-De verdad que no.

Ha sido la primera vez.

-¿Sabes el disgusto si se entera mamá?

-Ya.

-Que suspendiste inglés.

¿Quieres matarnos a disgustos o qué?

-A mamá tampoco le gustaría saber

que le has mentido.

¿Perdón? -Quiero decir.

Esta mañana te has montado el paripé

con el tema de la corbata

y no has ido a ninguna reunión.

Le has mentido.

-Yo a mamá no le miento.

Lo que pasa...

es que he conseguido la financiación por otra parte.

¿Quieres dejar de mirarme así?

Mira.

Vamos a hacer una cosa.

Tú no quieres darle disgustos a mamá.

Igual que yo. -No.

-No le digo lo de las pellas si me prometes no volver a hacerlo.

¿Vale?

Y tú no le dices que me has visto aquí.

-No me gusta ocultarle las cosas.

-Ni a mí tampoco, ¿qué te crees?

Lo que pasa es que un cambio de financiación

tan rápido mamá no lo entendería.

Y tampoco entendería que un hombre, a veces,

necesite saltarse la clase para no aguantar

a un profesor que le cae mal.

¿Pacto entre caballeros?

-Pacto.

-Por cierto.

Ahora que ya lo tenemos todo en marcha,

¿cuál era la tablet buena que querías comprarte?

Me tienes que ayudar.

Vamos a comprarla ahora mismo.

¿Abogado excesivamente ocupado?

Abogado disponible para los amigos.

Y todo, gracias a Julia.

Si no es por ella, no tendría ni un minuto.

Parece muy competente.

Sí que lo es.

¿Es el caso que llevas con Ángel?

Bueno, de momento, me deja llevarlo sola.

Bueno, qué buena noticia.

Sí, estoy muy contenta.

Al menos, podrías decirlo con una sonrisa.

Así, sonaría creíble. Perdón.

Estoy encantada con los casos que llevamos.

Y que Ángel empiece a delegar en mí es un notición.

Pero no son mis mejores momentos.

Ya.

Me ha contado Rodri que lo tuyo con Gonzalo...

Terminó.

La verdad es que

me hubiese encantado compartir esta noticia con él.

Así es la vida, ¿no?

Madison y yo también rompimos.

No es un trago agradable.

No.

Pero en esos momentos, deben apoyarse los amigos.

Lo que me lleva a: ¿qué es eso de volver a Chicago?

¿Y tú cómo lo sabes?

Rodri.

Ya.

Desde que se enteró de lo de Gonzalo,

lo tengo todo el día al teléfono.

Hoy es un no parar.

Y ahora que piensa que te vas a ir,

se siente como un amante despechado.

Ay, bueno, es que...

Quedarme nunca estuvo en mis planes.

Ya.

La idea iniciar era resolver todo y volver.

Pero primero, tengo que vender la casa.

Ya.

Me da una pena terrible

que te vamos a Chicago ahora que nos hemos reencontrado.

Julia, pasa.

Disculpadme, son unas firmas importantes.

A mí también me daría mucha pena irme.

Pero...

No te preocupes.

Esta vez no perderemos el contacto.

Pues me alegro.

Porque si no,

Rodri se sentiría destrozado.

Ya te digo.

Es una historia terrible.

A él le meten en una residencia

y a ella no le dejan ir a verle.

Qué horror. Sí.

Hacen eso con mis abuelos y me muero de pena.

No se puede separar así a una pareja que se quiere.

Hay que ser de acero para que no te afecte.

Perdón, no tendría que hablar de los casos.

-No te preocupes, también me toca este tema.

-¿Ah, sí?

-Lo pienso luchar a muerte.

Estas personas volverán a estar juntas, como debe ser.

Hay sentimientos contra los que nadie se debe interponer.

Sobre todo, cuando son tan fuertes.

Es un obstáculo absurdo. Sí.

Lo es.

Hay cosas con las que puedo lidiar.

Pero no con este tipo de sufrimiento.

¿Has visto qué sensibilidad?

Sí, lo he visto.

Y no me lo creo. Yo tampoco, es increíble.

Y dicen que los abogados no tienen corazón.

Digo que no me lo creo.

Antes no pensaba igual.

Le habrás entendido mal. No.

Le he entendido perfectamente. Tía, es un falso.

No me lo ha parecido.

En fin.

Muchas gracias, ha quedado todo perfecto.

Y el agua de rosas en las sábanas, maravilloso.

-Muchas gracias, lo hacía mi madre.

-Pues está muy bien.

Hasta luego. -Hasta luego, gracias.

(CARRASPEA)

Bienvenido a tu hogar.

No me lo puedo creer.

¿Has visto?

¿Notas el olor?

Son los palitos estos que huelen bien.

Estamos surtidos para dos semanas.

Ya veo. Muy bien, ¿no?

Sí, bueno.

Para que veas que mejor que aquí no vas a estar en ningún lado.

Todo a tu gusto, tus necesidades cubiertas.

Y con el calor de la amistad.

Ese valor tan español, tan nuestro, tan de aquí.

¿Crees que no me doy cuenta de que estás haciendo esto

porque te he dicho que igual me voy?

No, no te equivoques, estoy haciendo esto

porque soy un hombre que asume sus responsabilidades.

Y sí, un poco también.

Porque yo creo que esto puede funcionar.

¿Esto?

Sí, esto.

Lo nuestro, yo, aquí.

Parece que estás intentando conquistarme.

¿Por eso llevas la corbatita rosa?

Ya sabes que nunca he sido de arreglado, pero informal.

Y porque tenemos visita.

He invitado a Berta a cenar.

Es lunes, tengo que trabajar. Trabajar.

Lo necesita.

Lo está pasando mal ahora que Gonzalo la ha dejado.

¿Ha sido él? Sí.

Es que no le he preguntado nada, no sé si he hecho bien.

¿Qué pensará ese tonto a las tres?

De verdad, una tía como Berta,

lista, simpática, con estilo, que está buenísima.

(RÍE)

No me puedo creer que te vuelva a gustar Berta.

Nunca me ha dejado de gustar

desde que estuvimos juntos.

¿Juntos?

Os liasteis una vez.

¿Cómo? A lo mejor ni se acuerda.

Aquello fue una historia preciosa.

Acabó mucho antes de tiempo.

Por eso, la vida me da esta otra oportunidad.

¡Ay!

Hola. -¿Qué tal, cómo estás?

-Gracias.

No sabía si llegaba pronto o tarde.

He salido del bufete y me ha entrado un bajón

que he dicho: me compro zapatos. ¡Berti!

¿Se te ha pasado?

Así, así.

Así que he traído otra alternativa.

-Pues bien.

Lo que necesites. -Gracias.

Saco tres copitas. -Venga.

¿Cómo estás?

-Bien.

No sabes cómo me gusta que me acompañes cuando estoy cerrando.

Yo te acompaño y tú me invitas a una caña.

Te invitaría a mil cañas,

pero siempre vas con prisa.

Hoy, nada de prisas.

Tengo toda la semana para correr.

¿Pues sabes qué?

Que brindo por ello. "Cheers".

¿Te apetece una de estas antes de que las guarde?

¿Rosquillas?

Que no te gustan.

Son como las de la madre de Chema.

Siempre te trae del pueblo.

Pobre Chema, como para decirle que no.

Igual podrías decirle que no te gustan las rosquillas.

¿Tú crees?

Lo va a entender.

Bueno.

¿Sabes a quién he visto muy nerviosa?

A Sofía.

¿Has hablado con ella?

No, no he parado en todo el día.

Bueno, ocupada, pero contenta.

Estoy encantada.

El derecho es lo que me gusta.

Espero que el trabajo me dure.

Estarán contentísimos contigo.

Eh...

¿Qué pasa?

Que he escuchado que es probable que Jorge vuelva a Estados Unidos.

¿Qué me dices?

Qué pena, ¿no?

No sé.

Pero seguro que te ponen otro abogado.

No te creas que la idea me entusiasma mucho.

Jorge es un abogado maravilloso.

Te motiva mucho a la hora de trabajar.

Estoy aprendiendo tanto con él.

Es muy generoso.

Y es una persona maravillosa.

Lo más seguro es que conserves el trabajo,

pero no a tu Jorge. Huy, a tu jefe.

(Mensaje de móvil)

Chema y su pasión.

(RÍE)

Me lo como con patatas.

¿Qué te ha dicho?

-No me lo ha dicho él.

Entré en Face y ponía soltero.

Le llamé y le pregunté que qué pasaba

y me dijo que le faltaban cosas

y que estaba desatendiendo la relación.

-Por favor. ¿En serio?

Y lo puso en Face. -Sí.

Pero no quiero hablar más de él.

Es muy bonito, de cara a la galería.

Ya, pero luego... -¿Sabes lo que pasa?

Que la mayoría de los hombres quieren una muñeca.

Eso sí, con carrera. Pero ¿para qué?

Para tenerla de adorno, como si fuera un bolso de firma.

Y luego, cuando ven que no pueden tenerte cuando quieren

porque está haciendo su vida, igual que hace él,

cambian, se mosquean y te montan estos pollos.

Y entonces, la carrera ya no les interesa tanto

y estás desatendiendo la relación.

¿Sabes lo que te digo?

Que si ha sido por eso, te ha hecho un favor.

Has hecho bien en librarte de ese imbécil.

-Imbécil es la palabra.

Él se lo pierde. -Gracias.

-Las que tú tienes.

Que vas a ser una abogada estrella.

Te están dejando el caso a ti sola.

-Sí, sí.

Es un caso precioso. -¿Sí?

-Lo que pasa...

Es muy duro.

Unos ancianos a los que sus hijos quieren separar.

¿Creéis en el amor para toda la vida?

-Yo, sí.

El amor de verdad es para toda la vida.

Para eso, hay que encontrar a la persona adecuada.

Yo, desde luego,

tengo claro quién sería la mía.

Los tiempos en que estábamos destinadas al hombre han pasado.

O deberían haber pasado. Ahora, eres feminista.

No encontrarás un hombre que te aguante.

He hablado con Díaz Heredia.

No tiene inconveniente en verte.

Dile que le veré esta noche.

Los pepinillos se los comió tu hermana.

Algo le pasa.

¿Qué puede ser?

Cuando se venda la casa, ¿piensas regresar a Chicago?

Veo que los rumores vuelan.

Hay hombres que no soportan a una mujer más brillante a su lado.

Que les den.

Te mereces a alguien que esté a tu altura.

Jorge me dijo algo parecido.

¿Estáis organizando una fiesta? No.

Festival de Villafuentes.

Tengo tres entradas y te vienes con nosotras.

Las tres, buena música.

Para litigar por el uso de la vivienda,

debemos revisar los documentos.

-No nos casamos.

-No había vínculo legal entre ustedes.

No me puedo creer que no supieras que no estaban casados.

¿Se puede saber dónde tenías la cabeza?

Un error imperdonable. -De novatos.

No le hemos dicho nada. -Habría que contárselo.

No me gusta mentir.

-Ya, pero es que esto es una mentira piadosa.

-Pero es una mentira.

La casa de tu padre se ha vendido.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 26

Derecho a soñar - Capítulo 26

14 feb 2019

Julia empieza a ver cómo sus intereses y los de Chema van haciéndose cada vez más dispares mientras avanza en su confianza con Jorge, pero queda tocada al conocer que éste planea volver a Chicago. El caso semanal es de una pareja anciana separada por los hijos de él y toca emocionalmente a Berta, que recibe permiso para empezar a trabajarlo ella sola. También gracias a este caso, Carol conocerá la hipocresía de Ángel, pero Alba se niega a verla. Jose consigue, a espaldas de Sofía, un crédito personal y, al verse pillado por Alex, envuelve a su hijo en sus mentiras. Rodrigo, dispuesto a comprometerse en las tareas domésticas para contentar a Jorge, inicia su conquista de Berta, ahora que ella no tiene novio.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 26" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 26"
Programas completos (51)

Los últimos 53 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 51 Completo 51:45 71% ayer
    Capítulo 51 ayer Julia empieza a ser consciente de que debe romper con su rol maternal hacia Luis y, aunque algo menos, también hacia Chema. Tendrá una oportunidad de oro cuando Luis le cuente sus planes de irse a t...
  • Nuevo Capítulo 50 Completo 51:16 70% pasado jueves
    Capítulo 50 pasado jueves Berta y Jorge siguen conociéndose, pero a dos ritmos. Jorge lo pasa bien con ella, le gusta… Pero Berta ya publica en redes sociales que tienen una relación. Eso desatará su primera pe...
  • Nuevo Capítulo 49 Completo 51:54 73% pasado miércoles
    Capítulo 49 pasado miércoles Sofía decide tener la cita con su amigo Samuel, y después de dudarlo mucho, se lo dice a Jose. Francisco descubre que Jorge y Berta se han liado por un descuido de Daniel con su Feis. Jorge trabajar...
  • Nuevo Capítulo 48 Completo 51:41 72% pasado martes
    Capítulo 48 pasado martes Julia vive con Olivia pero se han calmado las tensiones con Chema, con el que quiere organizar un cumpleaños sorpresa. Chema y Luis disfrutan de una buena convivencia. En el trabajo Julia está plet&...
  • Nuevo Capítulo 47 Completo 52:50 84% pasado lunes
    Capítulo 47 pasado lunes Carlota se enfrenta a un caso de violación de la intimidad que no está nada claro y requiere la ayuda informática de Charly para que investigue. Jorge sorprende a Julia encargándole un...
  • Capítulo 46 Completo 52:18 72% 15 mar 2019
    Capítulo 46 15 mar 2019 Julia decide trasladarse unos días a casa de Olivia para aclararse con sus sentimientos. En el fondo, le duele que Jorge esté con Berta. Ésta empieza a exponer su relación en las redes...
  • Capítulo 45 Completo 54:59 72% 14 mar 2019
    Capítulo 45 14 mar 2019 Julia, decepcionada con Luis, logra que la Jueza admita los documentos de la demanda de paternidad. Carlota despide a Luis, y Julia no hace nada por defenderle. Jorge gana el caso de Eva Esparza, pero no logra qu...
  • Capítulo 44 Completo 52:26 70% 13 mar 2019
    Capítulo 44 13 mar 2019 Ángel trabaja a destajo para dejar sus casos adelantados antes de su viaje a las Islas Caimán. Sofía lleva los preparativos del viaje con incomodidad, intuyendo algo turbio. Alba tambié...
  • Capítulo 43 Completo 53:03 72% 12 mar 2019
    Capítulo 43 12 mar 2019 El caso de Eva da un giro negativo al desvelarse que no siguió el protocolo de recuperación tras su operación. Julia se entera finalmente de que la cena que Jorge le mandó reservar ser...
  • Capítulo 42 Completo 54:57 72% 11 mar 2019
    Capítulo 42 11 mar 2019 En el bufete, Alba se entera de las supuestas vacaciones de Ángel; por otra parte, Carol vuelve a sentirse intimidada por Daniel. En el caso de negligencia médica que lleva Jorge, su clienta, Eva Es...
  • Capítulo 41 Completo 52:19 65% 08 mar 2019
    Capítulo 41 08 mar 2019 Un nuevo caso llega al bufete: Eva Esparza es una joven que se sometió a cirugía estética para aumentar el tamaño de sus pechos, pero una negligencia médica frustró su de...
  • Capítulo 40 Completo 51:34 68% 07 mar 2019
    Capítulo 40 07 mar 2019 Ángel y Alba intentarán disimular su romance en la oficina. Jorge logra convencer a Pilar, su cliente, de que llegue a un acuerdo extrajudicial con su hermano. Chema va a comer con Julia y Luis a do...
  • Capítulo 39 Completo 51:48 68% 06 mar 2019
    Capítulo 39 06 mar 2019 Es el día después de la obra de teatro de Carol y todos hablan de ello. Sofía tiene un mal día, la relación Jose pasa por un momento muy bajo por el tema del préstamo que...
  • Capítulo 38 Completo 51:41 70% 05 mar 2019
    Capítulo 38 05 mar 2019 Los problemas en casa de Sofía cada vez son más graves, ella termina arrastrándolos al trabajo y tras una serie de despistes Francisco la llama a su despacho. Jose tiene que decidir si invert...
  • Capítulo 37 Completo 51:44 79% 04 mar 2019
    Capítulo 37 04 mar 2019 Jorge está muy preocupado por lo que ha descubierto sobre su padre, no sabe qué pensar ni qué camino tomar. Entretanto continúa con el caso de inhabilitación que tiene entre man...
  • Capítulo 36 Completo 51:22 73% 01 mar 2019
    Capítulo 36 01 mar 2019 Julia es animada por su Coach a ser sincera consigo misma, sobre todo con respecto a la situación con Jorge. Ella acabará imponiendo a éste la necesaria separación entre lo personal y ...
  • Capítulo 35 Completo 51:54 72% 28 feb 2019
    Capítulo 35 28 feb 2019 Julia vuelve al trabajo después de unos días enferma. En el bufete finalmente se llega a un acuerdo entre las partes en el caso de los Álvarez de Medina, con una consecuencia inesperada para ...
  • Capítulo 34 Completo 51:50 83% 26 feb 2019
    Capítulo 34 26 feb 2019 Jorge deduce que muchos de los documentos borrados del ordenador de su padre están relacionados con Obrilservices, la empresa de Fajardo que está a punto de ser investigada por la Audiencia Nacional...
  • Capítulo 33 Completo 51:31 79% 25 feb 2019
    Capítulo 33 25 feb 2019 Luego de una cena de "reconciliación" con Jorge, Julia se confiesa con Olivia y ayuda a Sofía con los problemas que ella tiene en su casa con Jose. Berta y Carlota ayudan a pactar a su def...
  • Capítulo 32 Completo 51:46 72% 22 feb 2019
    Capítulo 32 22 feb 2019 Jorge y Julia toman una determinación: no pueden seguir evitándose; para arreglar las cosas quedarán a cenar, lo que hará que Julia tenga que mentir a Chema. Por otro lado, para &Aacut...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos