Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4959806
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 14 - ver ahora
Transcripción completa

-Que robes la moto en la que viniste a buscarme,

la de tu cuñado.

Vamos a sacar suficiente dinero para los dos.

-Vale.

Sí, robaré la moto.

-Te quiero mazo.

Si esto es el presupuesto del caso Unzúe,

lo hemos revisado mil veces.

Quizá es una excusa para hablar contigo.

Los pagos de este caso entran el año que viene.

Lo puedo cambiar.

No hace falta, así está bien.

(Móvil)

En su fondo de pantalla no tiene a ninguna mujer.

Si la tuviera, muy escondida estaría para que nadie lo sepa.

Tengo mis fuentes, siempre estás en la terraza del bufete.

-Estaba cerrada la terraza. -¿Y eso?

-Se traspasa creo.

-Cuando está mi jefe, no lo puedo soportar.

-Por eso preguntas tanto por la terraza.

-Siempre ha sido mi sueño montar mi propio negocio

y ser mi propia jefa.

-Te puedo asesorar si quieres. -¿Sí?

Alfonso no ha venido porque no quiere.

Su orgullo le impide aceptar que lo nuestro se ha acabado;

que ya no le quiero y que prefiero vivir mi vida.

Aparte no es un divorcio normal,

es un divorcio a tres bandas

porque está Rodrigo metido por medio

y como es mi amigo.

Mamá, le estás obligando a deshacerse de la casa

y sabes lo mucho que eso significa para él.

-Tu padre lo superará.

Hazte a la idea, Rodrigo,

la casa se vende.

Hola. Hola.

¿Qué tal? Bien.

¿Y tú?

Estás... diferente, ¿no?

Pero ¿diferente bien? Bien, diferente bien.

Por supuesto.

¡Gracias! De nada.

¿Vas a algún sitio luego?

No. ¿No?

Has quedado con alguien. No, no. ¿Por qué?

No, por nada,

porque te has puesto más así

como arreglada, con los tacones y eso.

Pues he cogido lo primero que he visto en el armario.

¡Guau!

Me encantan esos tacones.

O sea, me encantan, me fascinan.

Me los ha regalado mi madre.

Has quedado con alguien después del trabajo, ¿eh?

No. ¿No?

No, ¿por qué? ¿No puedo venir con tacones?

Tienes razón, qué tonta.

Soy la primera que se pone tacones para ir a trabajar.

Las mujeres no tenemos por qué vestirnos bien,

arreglarnos y ponernos guapas por un chico.

Es por nosotras mismas. Ay, caigo en mi propia trampa.

Pues eso,

que no quiero impresionar a nadie

ni me gusta nadie ni nada, ¿eh? (BERTA RÍE)

¡Ya!

Ya, ya.

Ya. -Ya.

-Ya, ¿eh?

Hombre, es obvio, ¿no? -¿El qué?

-Pues es obvio que se ha puesto así porque le gusta alguien

y va a quedar con alguien después.

-¿Tú crees? -¡Hombre!

Es evidente.

Yo creo que ese alguien...

(SUSURRA) trabaja aquí en la oficina.

-¿Tú sabes quién podría ser? -No.

Pero eso es fácil averiguarlo, ¿eh? -¿Cómo?

-A ver, pues, no sé,

hay que ver con quién ha entablado más confianza últimamente;

con quién ha hablado más;

a quién se le acerca, ¿sabes?

Por ejemplo yo. Yo porque me conozco a mí,

quiero decir, creo que el ser humano en ciertos momentos

se comporta de forma muy parecida.

Cuando me gusta alguien, ¿qué hago?

Reírme, establezco contacto físico;

me pongo un poco nerviosa;

intento ser más dulce

y empiezo a hablar mucho, mucho.

No significa que tú me gustes a mí, o sea,

te estoy explicando qué es... Que no me...

Que me podrías gustar, pero no.

Porque eres fantástico.

-Vale, ya.

-Chao.

(Sintonía "Derecho a soñar")

(TOSE)

Mi amor, toma.

La odio, sabe horrible.

Haz un esfuerzo y tómatela de un trago.

Va, sin pensar.

Me voy a vestir que llego tarde al trabajo.

¿Cómo?

No, no, ¿cómo te vas a ir a trabajar?

Tú estás fatal. ¿Cuánto tienes de fiebre?

No, no mucha, febrícula.

Febrícula.

38, tú no vas a ninguna parte.

Estás mala todavía, mi amor. Chema, me acaban de contratar

y no puedo faltar tantos días.

Van a pensar que soy la típica que se coge la baja

a la primera de cambio. Me da igual.

Si estás mala, no irás al trabajo hasta que estés bien del todo.

¿O qué prefieres, forzar el motor y griparlo?

Sí, si tienes razón.

Me voy a quedar.

Seguro que hay cosas que puedo hacer desde casa.

Voy a preguntar a Jorge.

Como se le ocurra cargarte de trabajo,

me lo pasas a mí y le digo cuatro cositas.

Que no, tranquilo.

Llamadas de clientes y cosas así.

Recupérate y mejórate.

Yo también te quiero.

Chema.

Que te he dicho que no me importa. Pero a mí sí.

Perdona que te haya tenido que recibir yo,

pero es que tengo a mi secretaria de baja.

Siéntate.

Por cierto, estarás contento.

Esa secretaria tuya se ve que es una chica muy eficiente.

Sí que lo es.

Cuídala, a veces no apreciamos lo que tenemos

hasta que lo perdemos.

Alfonso, vamos a centrarnos en lo nuestro, ¿vale?

La dura realidad.

Sí.

He estado revisando, bueno,

todos los puntos del caso y creo que tengo una solución.

Me refiero a un trato,

un trato para ofrecerle a Elvira.

Esto no hay quien lo arregle. Bueno.

De verdad creo que lo mejor

es que busquemos una solución razonable y equitativa para los dos.

¿Equitativa?

¿Me estás diciendo que acepte las peticiones de esa mujer?

Si dejamos a un lado la carga emocional del asunto

y nos centramos en los hechos objetivos, sí.

Lo mejor es que aceptes indemnizarla.

¡Que no vuelvas a decir esa palabra!

Alfonso, tienes que ser razonable.

Al menos piensa como un abogado, pero no desde las tripas.

Con esa actitud solo has conseguido

que se enciendan los ánimos de la otra parte

y nosotros perdamos poder de negociación.

No pienso ponerle en bandeja la mitad de mis bienes.

Pues eso significa ir a juicio.

(SUSPIRA)

Si es eso lo que quieres,

mañana mismo nos metemos en ese proceso largo y tedioso

que tan bien conoces y que puede acabar mal.

Tú eres el cliente y yo tu abogado,

tú mandas.

Así que dime,

¿qué hacemos, Alfonso?

¿Juicio o trato?

Esa casa es el hogar que levanté con Elvira,

donde formamos nuestra familia.

Y si la vendo, se acabó,

ya no habrá vuelta atrás.

Ahora os toca pasar página,

empezar los dos de nuevo.

Respeta su decisión.

Y deja de montar números como el del otro día

porque no te hace falta.

Tú eres un señor,

estás muy por encima de todo eso.

¿Te parece?

(Móvil)

¿Qué pasa con Ángel?

Con vergüenzas no llegarás a ningún lado.

No sé a qué lado,

como no sea mi mesa de trabajo. Ya,

por eso hoy vienes monísima y con taconazos.

Sofía, es que yo ya paso.

Y si él pasa, pues yo más.

Qué rápido que te desanimas.

Una relación es cosa de dos. Sí.

Y no ha dado señales de vida

desde que contactamos en el Acorder.

Tanto contactar...

A ver, mírale,

¿qué ves?

¿Qué voy a ver?

Un hombre que viste formal, pero con un corte moderno.

El traje le queda de vicio, la verdad.

El corte de pelo es como debería ser.

La barbita como a mí me gusta

y con esa pinta de duro y tierno que no engaña a nadie.

Para, para.

A ver, ¿no ves nada más?

¿Que no nos mira? Ay,

que hay que dártelo todo mascado.

Que está... Buenísimo.

¡No! Ocupado. Ocupado.

Claro. Vale.

Es un abogado con muchas responsabilidades,

no un mindundi cualquiera.

Por eso no te ha contestado todavía.

Son estos los papeles, ¿verdad? Sí.

Claro.

Está ocupado.

Parece que finalmente ha comprendido

cuál es su posición real.

Ah, ese es Alfonso,

un hombre que se viste por los pies.

Elvira se va de vacío, ¿no?

En realidad no.

Alfonso estaba tensando tanto la cuerda

que casi la rompe.

Pero ha aceptado una solución razonable.

¿Razonable?

No habrá accedido a concederle una indemnización.

Va a vender la casa y repartirá el 50% con Elvira.

Alfonso ha perdido el oremus.

Por la parte que me toca creo que es la mejor opción.

Por cierto, dile a tu secretaria

que me pase una copia del dosier Rivero Hernández.

Eh... Julia.

Sí, tu secretaria, como se llame.

Bueno, en cuanto pueda lo tienes. Hoy.

Justo hoy está reunida fuera del bufete

con un cliente que estaba lesionado y no podía venir.

Mañana lo tienes sin falta.

Bueno, está bien.

Pero no sé a qué viene tanto miramiento.

En mis tiempos uno venía al bufete aunque se estuviera muriendo.

No sé adónde vamos a parar.

(CHISTA) A primera hora lo quiero, ¿eh?

-Disculpad.

-Llevo 15 minutos esperándote, Carlota.

-Dos, Francisco,

he llegado tarde dos minutos.

No es para tanto. -La reunión la has convocado tú.

Si os cito yo, llego el primero.

Si te parece, antes de empezar

puedo poner al día a Carlota de cómo vamos

con la demanda de divorcio de Alfonso.

Estupendo.

Ya verás qué lentejas nos ha preparado tu madre.

¡Ah!

La verdad, no sé de dónde saca el tiempo.

Qué tía. Mira.

-Tiene pintón, sí.

-Tu madre es una gran mujer, hijo.

Todo lo que hace, lo hace bien.

-Ya.

Es que se lo curra mucho.

-A ver.

Dame el plato.

-Oye. -¿Eh?

-He estado pensando en el tema del gimnasio y tal.

-¿Y?

-Que lo voy a probar un mes.

-Muy bien, hijo,

rectificar es de sabios.

-Ya que mamá me consiguió el cambio de matrícula,

¿qué me cuesta a mí? -Muy bien.

Muy bien, hijo.

En esta vida

hay que saber adaptarse a las dificultades.

Es lo que los psicólogos llaman

ser adaptativo.

Y tú estás demostrando que lo eres.

-Lo que me da rabia es dejar el taekwondo, la verdad.

-Eso es un signo de madurez

y de triunfador.

Porque las adversidades en esta vida

no son más que puertas que se te abren

para las oportunidades. Lo saben todos los millonarios.

Muy bien, hijo.

Tu madre estará orgullosa cuando se lo cuentes.

-Ya. -¡Um!

-¿No podrías decírselo tú?

Es que después de la bronca que tuvimos...

-Pues claro.

Mira, vamos a hacer una cosa.

Yo se lo voy a comentar, te prepararé el terreno.

Pero díselo tú, es tu triunfo.

¿Vale? Tu madre estará orgullosa cuando se lo cuentes.

(ASIENTE)

Anda, vete a por agua, que no haces nada.

¡Perdón, perdón!

Lo siento, llego tarde. -Sí, llegas tarde.

A partir de ahora como en los colegios:

se cierra la puerta y no entra nadie más, ¿entendido?

Carlota, ¿nos puedes decir para qué nos has citado?

-Claro, os pongo en antecedentes.

Todos conocéis el problema acaecido el otro día

con los expedientes del caso Fajardo Chaparro.

-No, oye, se puede quemar a Ángel en la plaza del pueblo, ¿no?

¿Qué intentas,

un juicio sumarísimo sin presencia del reo?

-Yo no he dicho eso, Francisco, y no lo pretendo.

Es más, hasta cierto punto

puedo comprender que esas confusiones ocurran.

-Al grano, Carlota, al grano.

-Es lo que estoy intentando.

En realidad, lo que os quiero proponer

es algo muy sencillo y de puro sentido común:

crear un protocolo de trabajo para mejorar el flujo de información.

Sería como en una biblioteca, ya sabéis,

archivar en un documento común de la intranet

las entradas y salidas de los expedientes.

Nada más.

-Eso estaría muy bien, me parece muy buena idea.

En Chicago teníamos algo parecido.

Así si todos dejamos constancia por escrito

de qué expedientes estamos consultando,

estaría todo localizado.

Me parece lo más sencillo... -Eso es una chorrada, Carlota.

Aquí siempre se ha trabajado de la misma manera

y todo ha funcionado perfectamente.

Si se ha perdido algo es porque alguien es torpe.

A mí mamandurrias de esas de protocolo,

por ahí sí que no paso.

¿Esto es ese caso tan urgente que tenías que exponer

que ha hecho que cambiemos nuestras agendas?

-Creo que si detectamos cosas mejorables,

nuestra obligación es cambiarlas.

-Claro que sí, Carlota, claro que sí.

Pero tenía que ser hoy el día que arregláramos el mundo.

¡Manda huevos!

-Bueno, la reunión ha concluido

y yo sigo con lo mío.

Hasta luego.

¿Estás bien?

No te preocupes,

estoy acostumbrada.

(JADEA)

Hola.

Hola.

¿Estás bien? Sí.

Sí, es que creo que me ha sentado algomal. No sé.

Probablemente haya sido la reunión,

porque vaya numerito.

¿Esto es siempre así?

Más o menos.

Debería estar acostumbrada,

pero se ve que no lo estoy.

Espero que mi padre

no se pusiera así en las reuniones porque...

¿O sí se ponía así?

Pues...

Si te soy sincera, al principio sí.

Pero luego terminó siendo

un hombre tolerante y paciente.

Sí, evolucionó,

no como Francisco.

Seguro que tú tuviste

una gran parte de culpa en ese cambio.

Me encantaría pensar que fui yo.

Pero, no sé, creo que fue más el tiempo.

Sí, porque tu padre venía siempre con ideas nuevas,

con proyectos.

Se quejaba de que estábamos anclados en el pasado

en el tema informático por ejemplo.

Llevó un caso de estafa en Internet

que le trajo loco.

Pero loco, ¿eh?

Y lo ganó.

Fíjate.

Tu padre quería cambiar muchas cosas en el bufete.

¿A Francisco también?

No, fíjate, creo que a Francisco no.

Que a pesar de sus más y sus menos

y todas las diferencias que tenían,

la amistad del inicio siempre se mantuvo.

Lo único que Felipe vivía en este siglo.

Ven aquí, anda.

¿Qué tal? Bien, bien.

¿Qué...?

¿Qué le habéis hecho a Francisco que está que trina?

Bueno, yo es que como soy un poco nuevo por aquí,

le estaba contando a Carlota que ha sido una reunión

un poco movidita.

(ASIENTE) O eso espero.

Bien, bien.

Voy a seguir. Perfecto.

Hasta luego.

Pues a mí me da mal rollo comer con eso pudriéndose ahí.

Y a mí.

Son como de cementerio.

Tía, cómo te pasas. ¿No te da como grima

que te regalen flores como a los muertos?

A mí que no me vengan con flores, ¿eh?

Tampoco creo que nadie me vaya a regalar flores.

Qué exagerada.

Hacen ilusión cuando vienen de una persona

que te gusta de verdad.

Es un detalle bonito.

Sí, si un detalle es,

un detalle muerto.

¿Y tú qué? Hoy has venido rompedora total.

No. Sí.

Un poco arreglada, nada más.

Maquillaje y taconazos en el mismo día

no es un poco arreglada, ¿eh?

¿Ha pasado algo más con quien tú ya sabes?

Nada,

eso está más muerto que esas flores.

Pues él se lo pierde.

Venga, selfie. ¡Para un día que vengo mona!

Pero yo no. Sí, que estás muy guapa.

¡Que no! ¡Venga, ven!

Perdón,

no sabía que os estabais haciendo una foto.

-Sales solo un poco de fondo.

Está guay, parece como esos fantasmas

que salían al revelar las fotos.

No sé.

¿La subimos? -¿La vais a subir?

-Sí, al Photopic.

¿Te importa? Casi no se te ve.

-No sé, es que no soy muy de aparecer en redes sociales.

No creo que sea muy fotogénico.

-¿No estás en el Photopic?

-Eso es lo de las fotos, ¿no?

-Sí, más o menos.

-No, yo más de "Face" y otras redes.

-Ya.

El Feis es como más de expresar sentimientos y eso.

Pero...

¿entonces nos das permiso?

-Sí.

Sí, no creo que se me vea tanto.

¿No? -No.

Sales bien, no te preocupes.

Genial. La subimos.

Guay.

Digo, chachi.

Yo me abro.

¿Me abro?

¿Chachi?

(Móvil)

(CARRASPEA)

Jorge, sí, dime.

Perdona, ¿estabas durmiendo?

No te preocupes, vuélvete a acostar.

Hablamos luego, perdona. No, no.

Me había recostado un momento, pero estoy despierta.

¿Entonces te encuentras mejor?

Sí, sí, gracias por preocuparte.

Creo que mañana estaré en condiciones de volver.

¿Qué tal todo por ahí?

Por aquí bien.

Alfonso ha accedido a llegar a un acuerdo con Elvira

y está dispuesto a vender la casa.

¿Y alguna otra novedad importante? No.

No, eso es todo.

Oye,

te estoy molestando, ¿no?

No, no me molestas.

Yo creo que sí.

Bueno, y no solo ahora,

sino desde, bueno, desde lo que ocurrió.

Y, bueno,

lo que te quiero decir, Julia, es que...

Entiendo que estés incómoda y quieras poner distancia...

Jorge, no estoy poniendo distancia.

Estoy enferma en casa.

Además, ya lo hemos hablado

y lo del beso está más que olvidado.

¿Y lo de las flores también?

Sí, también.

Además, si me vieras ahora mismo las pintas que tengo...

Quiero decir que ahora mismo no estoy...

No te preocupes, te entiendo.

Pero, vamos, seguro que exageras.

Bueno, te veo mañana.

Adiós. Hasta mañana.

(SUSPIRA)

(SUSPIRA)

Hola, mamá. Hola, hija.

¿Qué tal con los tacones? Fatal.

Me duele todo.

Mañana te irá mejor,

el truco es darles uso.

No creo que me los vuelva a poner, mamá.

Ni mañana ni nunca.

Tengo los pies destrozados, de verdad.

Ya sabes lo que dicen,

para presumir hay que sufrir.

Igual en el siglo XIX sí, pero ahora...

Eso no cambia con los siglos.

No me dirás que no te ha dicho todo el mundo

lo guapa que ibas hoy.

Seguro que tus amigas sí te lo han dicho.

En el bufete nadie te hace halagos;

van a lo suyo y no hay tiempo para tonterías.

Ay, hija, ya será menos.

Que no, mamá, a nadie le importa nadie

ni nadie se fija en nadie.

Qué negativa vienes hoy.

¿Te ha pasado algo? No.

No me ha pasado nada,

nada de nada.

¿No estarás así por un chico?

A mí puedes contármelo, que te conozco.

No es un chico,

es un hombre.

¿Cómo que un hombre?

¿No me digas que te gusta alguien mayor que tú?

Tampoco es tan mayor, no pasa de los 40.

¡Pero, Alba, por Dios, que te saca 20 años!

16, mamá, 16.

No hace falta que me eches la bronca

porque no ha pasado ni pasará nada.

La verdad es que ni me mira, así que puedes ahorrártelo.

Entiendo que a una chica inteligente como tú

le atraigan hombres mayores,

más interesantes que los chicos de tu edad.

Por propia experiencia te digo que eso nunca sale bien.

Aunque se fijara en ti,

siempre serías la cría y él el protector.

A los hombres les encanta ir de protectores, a todos.

Imagínate a uno 20 años mayor.

Sería un agobio.

Ya, mamá, ya.

Además, estáis en dos momentos distintos de la vida.

Seguro que no tenéis tanto en común como tú crees.

Ya lo sé,

a esa conclusión había llegado yo sola.

Así que si querías terminar de hundirme,

gracias, lo has conseguido.

Lo único que quiero es que estés contenta

y que disfrutes de tu juventud con cabeza, nada más.

Y que te quede muy claro que hoy ibas guapísima.

Aunque tú siempre estás preciosa.

Con tacones o sin ellos.

(Crujido)

Oh. ¿Eso es el cuello?

¿Ves cómo no te puedes fijar en chicos 20 años mayor?

¡Que te estresan!

(Móvil)

(Móvil)

Una cara sin boca.

Hola, mami. ¿Qué tal, cariño?

¿Qué haces con el ordenador de papá?

¿Te lo ha dejado? Sí.

Me dijo que si acaba pronto los deberes, podía jugar.

Vete con cuidado que no borres nada importante.

Jo, mamá, que no soy una cría.

"Cortauñas automático podal.

Alargador indoloro..." ¿Qué es eso que lees?

¿Dónde te has metido?

No sé, es algo de papá.

"Ideas de negocio".

Por fa, mamá, que me lo ha dejado, no me lo quites.

Cristina, estas son cosas de mayores.

Vete a tu cuarto hasta la hora de la cena.

(RESOPLA)

Ahí tienes las llaves.

No hacía falta que hicieras el puente.

-¿Me vas a denunciar? -¿Yo?

No voy a hacer nada de eso,

pero no por ti, por tu hermana.

Así que arranca la moto, tira.

Vete, vete ya.

Te lo estoy diciendo en serio, vete ya.

No pienso decir absolutamente nada,

ni siquiera que me la han robado.

A mí me importa mucho más tu hermana que la mierda de moto.

No agaches la cabeza cuando te hablo, mírame.

Dime si tu hermana se merece esto que le estás haciendo.

Dímelo.

Dímelo que no te oigo. -Que no.

-Luis, te conozco desde que eras un crío.

Y sé lo mal que lo has pasado,

primero tu padre, luego tu madre.

Pero Julia siempre ha estado a tu lado.

No me vuelvas la cara.

Si eres un hombre pa' robarme la moto,

mírame a la cara cuando te hablo.

Yo estaba con tu hermana

cuando te metieron en el centro de menores

y no te puedo explicar lo que lloró.

Se echaba la culpa por todo.

Sobre todo de no haberte prestado atención.

Lo suficiente al menos.

Durante todo este tiempo

ha estado currando en sitios de mierda.

Enfrentándose a babosos como ese acosador.

Y todo lo ha hecho por ti;

para sacarte de ahí cuanto antes.

-No me des más la chapa.

Tengo una buena razón y ya está.

-Y más vale que la tengas, Luis.

Más vale que la tengas.

Porque robar esta moto solo te va a destrozar

lo único bueno que te ha traído la vida

y esa es tu hermana.

Ábrete.

Toma, arranca la moto y vete.

Una última cosa te digo,

yo tampoco me merezco esto.

Tira.

He estado hablando con Álex hoy,

por lo del gimnasio.

Le he explicado la situación

y lo ha entendido perfectamente.

Me ha pedido que no te lo dijera.

Pero la verdad es que está un poco arrepentido.

Por haberse puesto tan testarudo contigo.

¿No estás contenta?

¿No te alegra? Sí, claro.

Pero es que estoy intentando ver la serie.

Ah, sí, claro, normal.

Después de todo el día de trabajo,

debes estar agotada.

Debes estar cansada.

(Televisión)

¡Pero es que dentro de nada vas a poder dejar de trabajar!

¿Qué tonterías dices? Además, yo quiero trabajar.

¡Que no, vas a trabajar en lo que quieras!

De verdad.

Que va todo viento en popa.

Ya lo verás. Pero ¿qué veré? ¿Qué veré?

Si aún no me has contado de qué va el negocio

en el que te has metido. Paciencia, ya lo verás.

Es que no te puedo hacer una chapuza de presentación,

no quiero. No necesito una presentación

con despliegues de gráficas y de números.

Solo quiero que me lo cuentes con palabras sencillas y llanas.

Claro, pero quiero que veas el producto

y todo su potencial.

De verdad que te va a gustar, no seas impaciente.

¿Eh?

(Televisión)

¿Tú has estado en Méjico? -No, tía, nunca.

-¿Sabes los muñecos estos que son de papel maché?

-¿Cuáles? -Unos que son... ¡Alebrijes!

-Los de Halloween. -No, que no.

Espera. -Los de las calaveras. Esos, ¿no?

Hola. # Julia,

# yo te quiero.

# Julia, yo te amo.

# Julia, ya te veo mucho mejor. # ¿Qué te pasa a ti?

¡Estás de miedo! Toma.

# Porque has venido... #

Sí, estoy mucho mejor,

de hecho estoy pensando que mañana podré ir a trabajar.

¡Julie! ¿Y quién está aquí?

¿Qué tal?

Bien.

¿Bien? Sí, bien.

Qué guapa estás para estar mala, ¿no?

-Es que la Juli es más guapa.

Es una cosa... Tiene unos ojos muy inquietantes.

¿Y tú qué tal con tu jefe?

¡Y...!

# Voy a montar mi propio negocio. #

-¡Pum! # Voy a montar

# mi propio negocio.

# Negocio, negocio. #

(TARAREA)

¿Me estáis timando o qué?

Yo me estaba tomando unos copazos

con Berta y con Jorge

y me han dejado tirado.

Y he dicho: "Pues con Oli".

Que va a celebrar, que estamos celebrando

que va a ser empresaria.

-A ver, ha sido todo como...

¿Cómo se dice cuando algo pasa muy de pronto,

inesperadamente?

-Eh... -Casi no lo ves.

Abrupto.

-¿Abrupto se dice? -Ha sido abrupto.

Sí. Abrupto.

-He firmado el traspaso de la terraza

que hay enfrente del bufete

y voy a montar mi propio negocio de comida natural, Juli.

Con chirimoya, aguacate,

guayaba, arándanos, frambuesas. Es una noticia increíble.

No sé por qué no me lo habías dicho.

Todo el tipo de fruta. -Porque era un sorpresa.

Ya, ya. "Surprise".

-"Surprise".

No sé, Oli. A ver, tengo miedecillo.

Pero... Ostras. ¡Es que eres la mejor!

Llevo media vida queriendo hacerlo y creo que es el momento.

Hay que lanzarse. Claro, hay que lanzarse.

Además, es tan bonita la vida, ¿no?

-¿Tú quieres un copazo? No.

¡Sí! Me tengo que ir a dormir

que mañana trabajo.

Un copazo, uno.

Nada, yo me voy, Oli. Vale.

¿Qué? Que hablamos mañana, ¿vale?

Vale. -Espera, escucha.

Pasadlo bien. Un copazo. ¡Oye!

A tope, Oli, a tope.

No, a tope. Que...

se podía quedar un rato, ¿no? -Bueno.

¿Tú has estado en Australia?

-No, tampoco.

-Sabes lo que son los marsupiales, ¿no?

(Teléfono)

Hola.

"Jorge, ¿te pillo bien?".

Sí, estaba aquí en casa,

que me he pedido chino para cenar.

"Pato Pekín, ¡qué rico!".

Sí.

¿Todo bien?

"Sí, bueno, me apetecía hablar contigo.

La otra vez me quedé con mal sabor de boca

y últimamente es que discutimos mucho".

Bueno, no te preocupes,

han sido semanas complicadas, ya está.

"Ya.

¿Qué tal? ¿Qué estás haciendo?".

Aquí con un caso. ¿Te acuerdas de mi amigo Rodrigo?

"Sí, claro".

Pues estoy llevando el divorcio de sus padres

y es un poco un marrón

porque les conozco de toda la vida

y Rodrigo tendrá que buscarse la vida, independizarse

y el tío no se centra.

Ha venido hace un rato a casa

para irnos de fiesta, imagínate.

"Claro, es que hay que sacarte a rastras para ir de fiesta".

Sí, sí,

pero es que es entre semana, mañana trabajo.

Llevo unos días sin dormir bien,

así que no era el día para irme de fiesta.

"Te echo de menos".

Yo a ti también.

"¿Seguro?

Es solo que me gustaría estar contigo

y poder abrazarte y besarte.

Y que esta distancia que nos separa

se desvaneciese como por arte de magia".

Sería estupendo, la verdad.

(Timbre)

Espera, que creo que ha llegado la comida.

¡Sorpresa!

Pero ¿qué haces aquí?

Pues he venido a rescatarte.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 14

Derecho a soñar - Capítulo 14

30 ene 2019

Julia intenta trabajar desde casa porque está enferma y recibe una llamada de Jorge preocupándose por ella. Jorge convence a Alfonso, el padre de Rodrigo, de que sea razonable en su divorcio y llegue a un acuerdo con su esposa: ambos deciden que venderán la casa. Carlota tiene dolores derivados del embarazo. La socia organiza una reunión que termina en un nuevo enfrentamiento con Francisco. Carlota se desahogará con Jorge y acabarán hablando de Felipe Leiva, algo que les unirá más todavía. Sofía está preocupada por los proyectos laborales de su marido y empieza a desconfiar de si será capaz de mantener a la familia. Maricarmen, por otro lado, aconseja a su hija sobre los peligros de enamorarse de un hombre mayor (bien lo sabe ella por experiencia), sin embargo, Alba no se desilusiona y sigue pillada por Ángel, que por fin se decide a enviarle un mensaje por Acorder. A última hora del día, Olivia está radiante porque va a comprar el traspaso de la terraza situada junto al bufete y Rodrigo llora en su hombro, hundido por tener que aprender a buscarse la vida tras el divorcio de sus padres. Madison se presenta por sorpresa en casa de Jorge, ha volado desde Chicago.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 14" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 14"
Programas completos (94)

Los últimos 96 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 94 Completo 51:47 70% pasado viernes
    Capítulo 94 pasado viernes El conflicto entre Alba y Maricarmen por el tema de la venta de las naves para obtener dinero para la fianza de Francisco está en un momento álgido. Por un lado, Maricarmen duda en entregar el que c...
  • Nuevo Capítulo 93 Completo 51:20 68% pasado jueves
    Capítulo 93 pasado jueves Al menos dos acontecimientos amenazan con tener consecuencias importantes en el futuro de todos. Por una parte, Julia descubre que el procedimiento de expulsión del hijo de María es más retor...
  • Nuevo Capítulo 92 Completo 51:35 66% pasado miércoles
    Capítulo 92 pasado miércoles Julia pide a Jorge ocuparse del caso de María Tembo y lo consigue. Está convencida de que será un caso fácil y podrá traer a su hijo de vuelta a España. Jorge tiene dudas...
  • Nuevo Capítulo 91 Completo 52:09 67% pasado martes
    Capítulo 91 pasado martes El coach anima a Sofía a mirar la vida de una manera más alegre y ligera, ella lo intentará. Julia ha ligado este fin de semana por el Acorder y ha sido un desastre. Los socios reparten los c...
  • Nuevo Capítulo 90 Completo 53:54 65% pasado lunes
    Capítulo 90 pasado lunes La demanda contra Sofía es retirada en el último momento por la demandante, y Jesús, después de tantos temores, no llega a intervenir. Jesús arrastra una descomunal resaca duran...
  • Capítulo 89 Completo 51:52 67% 17 may 2019
    Capítulo 89 17 may 2019 Sofía sufre por la demanda de la que ha sido objeto y Jesús sufre por haberse ofrecido a defenderla ante el tribunal, cuando sospecha que, dada su inexperiencia en ese campo, quizá no vaya a ...
  • Capítulo 88 Completo 52:34 67% 16 may 2019
    Capítulo 88 16 may 2019 Sofía ha de enfrentarse a una demanda por el accidente de la amiga de Cristina. Contará con la ayuda desinteresada de Jesús, inexperto a la hora de pisar los Juzgados. Sofía se siente ...
  • Capítulo 87 Completo 52:52 64% 15 may 2019
    Capítulo 87 15 may 2019 Sofía está nerviosa por la demanda que le ha puesto Inés a raíz de la caída de su hija en el parque. Por suerte Jesús le ha ofrecido ayuda. Sin embargo, Jesús est&...
  • Capítulo 86 Completo 51:26 68% 14 may 2019
    Capítulo 86 14 may 2019 Es domingo y vamos a mostrar cómo lo afrontan nuestros distintos protagonistas fuera de su rutina laboral. Julia aburrida acude a la terraza de Olivia. Maricarmen y Alba discuten, porque la hija ha quedado...
  • Capítulo 85 Completo 51:31 73% 13 may 2019
    Capítulo 85 13 may 2019 En el final de la semana, muchos de los conflictos se resuelven gracias a la intervención de héroes anónimos. Julia logrará, gracias a una prueba enviada por un anónimo, que la ...
  • Capítulo 84 Completo 55:59 69% 10 may 2019
    Capítulo 84 10 may 2019 Julia pierde un nuevo caso. Alba advierte a Jesús y Ángel que su madre está trabajando en la terraza. Olivia le pide a Luis que llame a su hermana. Los socios le piden a Victoria que readmita...
  • Capítulo 83 Completo 54:08 64% 09 may 2019
    Capítulo 83 09 may 2019 Día de situaciones tragicómicas en el bufete. Un grupo de vecinas de Tomasa llega desde el pueblo a saludar a su amiga. No se moverán de allí hasta conseguirlo. Esta invasión si...
  • Capítulo 82 Completo 54:18 65% 08 may 2019
    Capítulo 82 08 may 2019 Primeros roces por la convivencia entre Olivia y Julia. Sofía tiene problemas para dar de baja el teléfono de Jose porque no es la titular. Berta sube una foto con Alba a Photopic, provocando una gr...
  • Capítulo 81 Completo 53:35 71% 07 may 2019
    Capítulo 81 07 may 2019 Julia lleva un caso de despido improcedente como abogada. Sigue molesta con Jorge por su cita frustrada. Jorge está confuso respecto a las intenciones de Madison. Sofía recibe del Coach el consejo d...
  • Capítulo 80 Completo 53:21 72% 06 may 2019
    Capítulo 80 06 may 2019 Julia le confiesa a Olivia que está nerviosa por su cena con Jorge. Macarena y Tino inician un nuevo bulo con Ángel y Alba. Hugo, perdiendo los nervios, decide en el juzgado que no quiere ir a juici...
  • Capítulo 79 Completo 51:58 71% 03 may 2019
    Capítulo 79 03 may 2019 Rodrigo tiene un agitado día en los Juzgados en el que se encuentra con todo el mundo: con Victoria, a la que importuna con zalamerías; con Berta, a la que invita a compartir una velada en casa de J...
  • Capítulo 78 Completo 51:45 70% 02 may 2019
    Capítulo 78 02 may 2019 Julia está de subidón porque Jorge le ha prometido un caso y también la ha invitado a cenar. El caso de Hugo Collado se da la vuelta, la defensa tiene un as en la manga y ahora pueden convert...
  • Capítulo 77 Completo 51:11 70% 30 abr 2019
    Capítulo 77 30 abr 2019 El caso de plagio que lleva Berta, el del diseñador Hugo Collado, se complica con una nueva estrategia de Rodrigo, defensor de la estilista supuestamente plagiadora, y amenaza con traer una contrademanda p...
  • Capítulo 76 Completo 55:24 71% 29 abr 2019
    Capítulo 76 29 abr 2019 Sofía intenta recomponerse para afrontar su nueva realidad familiar y vital, y el coach le recomienda emprender alguna afición. Sofía se planteará aprender ajedrez. Jorge lleva junto a...
  • Capítulo 75 Completo 51:08 67% 26 abr 2019
    Capítulo 75 26 abr 2019 Sofía tiene su primer sesión con el coach. Julia le cuenta a Alba que su madre es dueña de medio polígono industrial porque Francisco lo puso a su nombre. Charly, Carol y Daniel buscan...