Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4955746
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 11 - ver ahora
Transcripción completa

Chema, que vas a despertar a todo el edificio.

Ayer no te preocupaba tanto despertar a todo el vecindario.

Me voy, he de hacer unos recados

antes de llegar a la oficina.

Jorge, pero ¿qué significa todo esto?

¿También vas a regañarle?

¿Se puede saber qué está pasando aquí?

(SISEA)

Baja un poco la voz, vas a despertar a todo el edificio.

Eso. (SISEA)

¿Tú no piensas decir nada?

Vamos, que todo esto te parece muy normal.

¿Y qué quieres que diga si esto ha sido idea tuya?

Tú me has traído aquí.

No sé de qué se extraña, la verdad.

Pero, bueno, dime,

¿qué debería hacer?

¿Qué hago, Julia?

¿Qué hago, Julia?

(JADEA)

Mi amor, ¿estás bien?

Chema...

Eres tú, ¿no?

Pues claro que soy yo.

¿Quién iba a ser si no? Sí.

(Sintonía "Derecho a soñar")

Julia, es normal tener sueños como el que me cuentas.

¿Sí?

Hay una serie de elementos dentro del sueño

que pueden darnos pistas para analizarlo.

¿Y cuáles son?

Tu casa representa tu zona de confort

y se ve invadida por un extraño.

Pero no un extraño cualquiera.

Mi jefe.

Efectivamente.

Creo que el detalle más importante del sueño es otro.

¿Cuál?

Tú misma.

Al final del sueño,

tu jefe dice que fuiste tú quien lo invitó a entrar.

Tú lo querías allí dentro.

Sí, sí, pero...

Vamos, que un sueño es un sueño.

Pero la decisión de que él entrara fue tuya.

¿Qué haces, hija?

Que últimamente no me cuentas nada.

¿Y quiénes son esos de las fotos?

Nada, hablando con un amigo.

¿Y quién es ese amigo si se puede saber?

¿El chico que trajiste a casa el otro día?

No, mamá.

Fernando no me ha vuelto a llamar.

Yo preguntaría a sus amigos por si acaso.

No vaya a ser que le haya pasado algo.

Lo conocí en Internet y no conozco a sus amigos.

Me encantaría que tuvieses razón, pero no.

Simplemente me hace ghosting desde el otro día.

¿Qué es eso del ghosting?

Que me ha convertido en un fantasma.

No entiendo nada.

Como si hablaras en chino, te lo juro.

Que me ignora, que pasa de mí.

Ghosting.

Pues él se lo pierde, ¿no?

Sí.

Buenos días, Luisito.

¿Qué pasa, campeón?

¿Qué tal has dormido?

-Luisito.

-Bueno, Luis.

Buenos días, Luis.

En nada tienes que echar la matrícula para FP, ¿no?

¿Sabes ya qué vas a hacer?

-Mecánica.

-Hombre, mecánica.

Te puedo echar una mano con eso.

Incluso te puedes acercar al taller para echar un vistazo.

Pero que con lo que te molan a ti las motos

tienes más de la mitad hecho.

-Muchas gracias, cuñado.

-Eh...

Hablando de motos así entre tú y yo,

tú no me habrás cogido la moto, ¿no?

A ver, que quizá son paranoias mías,

pero es que el otro día fui a por ella

y me la encontré de manera distinta

a como yo la había dejado.

A lo mejor tú... -¿Eso piensas de mí?

¿Que te cojo la moto de extranjis, sin decirte nada?

-Ni pienso ni dejo de pensar, Luis.

-¿Te has mirado en los bolsillos a ver si te falta la cartera?

No sea que la haya robado. -Yo no he dicho eso.

Pero es que sé lo que te flipan las motos.

Y no quería preguntarte delante de tu hermana

para no preocuparla.

-Ah, qué guay.

¿Encima te tengo que dar las gracias

por no decirle nada a mi hermana?

-Luis, a ver, que no me has entendido, tío.

Cuando tengas 18 años y tengas el carné,

te dejo la moto todas las veces que tú quieras.

Pero ahora nos podemos meter en un buen lío.

-¿Tú qué te crees, que soy tonto y no lo sé?

Búscate a otro para darle consejitos de hermano mayor, ¿eh?

¿De quién es ese ramo? (RÍE)

No te asustes, mujer, que no muerdo.

A ver.

Vaya con la nueva, cómo se las gasta.

Pero no te apures, que el día de tu cumpleaños

te regalo uno más grande para que puedas presumir.

Buenos días. Hola.

Uy, qué bonito.

¿Quién te lo manda?

No, si es para ti.

¿Cómo? Sí,

que ha venido un mensajero preguntando por Julia Rojas, mira.

Lo pone en el sobre.

Oye, ¿os habéis enterado de lo de...? Fuerte, ¿eh?

Jorge le ha mandado flores a la nueva.

Pero un ramo... Que ya sabéis lo que quiere decir eso.

-¿De verdad creéis que ha pasado algo?

-Ya te digo. -Descarado.

-Por unas flores y ya.

-Claro, Macarena, estos que van de buenecitos

luego son los peores.

-Que ni ha disimulado,

que lo ha mandado a la oficina. Que la cosa va en serio.

-Sí, en serio. Se acaban de conocer.

-A mí si me gusta un chico, lo sé desde el principio.

Hola.

Oye, perdona que llegue tarde,

pero es que estoy con el jet lag y he dormido fatal.

¿Sabes qué hago yo cuando duermo fatal?

Aguantarme y venir a mi hora como todos los días.

¿Estás bien?

¿Por qué me has mandado un... esto?

Ah, lo dices por las flores.

¿Cómo se te ocurre?

¿No entendiste nada de lo que hablamos el otro día?

No sé, quería tener un detalle contigo

por lo del otro día, nuestro...

malentendido.

Eres mi jefe, Jorge.

¿Sabes lo que piensan de las secretarias

a las que sus jefes regalan flores?

Bueno sí,

pero no creo que aquí nadie esté pensando eso.

¿Ah, no?

Pues mira a tu alrededor.

Todo el mundo está hablando de nosotros.

Lo siento de verdad, Julia.

Solo quería que me perdonaras,

no que te sintieras más incómoda.

Pues menos mal.

Anda, toma.

Tía, esto es deprimente, en serio.

No hay nadie que merezca la pena aquí dentro.

No estamos tan mal, ¿no? No.

Nosotras estamos muy bien.

Tenemos que estar mirando fotos de tíos

que se describen como juguetones. ¿Qué hemos hecho mal?

No. No lo sé.

¡Ah!

¿Qué pasa?

¿Has encontrado a alguien decente?

¿Qué?

¡Ángel! (SISEA)

Que no se entere todo el mundo. Pero no me lo puedo creer.

35 años, qué valor.

Tampoco es tan mayor.

"Me gustan las mujeres atrevidas.

Atrévete conmigo".

¿O es que tú eres una mujer atrevida?

No es lo peor que he leído ahí, ¿eh?

Y escribe sin faltas de ortografía, ¿no?

Mucho le defiendes, ¿no?

A ver,

feo no es.

Es un poco mayor,

pero viste bien;

se nota que se cuida y... Sí, sí.

Cuidarse se cuida.

¿Qué haces?

¡Que habéis conectado! ¿Qué?

¡Tía, bórralo! ¿Qué va a pensar de mí?

Que te gusta y tú a él.

¡Que solo he dicho que no es feo!

Eso has dicho, pero tu cara dice otra cosa.

¿Tú crees?

Nunca me lo habría imaginado como...

No sé, dale una oportunidad.

Y si sale mal, pues ya tienes algo que contarnos.

Hola. -¿Qué tal? ¿Cómo estáis?

Bien.

Os he visto desde ahí y he pensado...

¿Os importa si como con vosotras?

Pues me voy a sentar ahí que parece como más blandito.

Es que os veía y os estabais riendo mucho,

como que os lo estáis pasando bien.

¿Estabais mirando en el móvil un chiste de estos, un "neme"?

Meme. Meme.

¿Lo puedo ver? No, no.

No es nada del móvil.

Hombre,

el que faltaba.

¿Qué tal, hijo? -Bien.

¿Me dais un minuto?

Mando a imprimir unos documentos y te los llevas, ¿vale?

(ASIENTE)

¿A qué hora saliste de casa esta mañana?

Últimamente no se te ve el pelo. -Pronto,

es que ando con mucho trabajo.

-¿Entonces qué haces aquí?

-He quedado para comer con Jorge,

necesito un brake de vez en cuando.

Alfonso, no le des mucho trabajo al chiquillo

a ver si se nos va a herniar.

(RÍE) Qué bien, así comemos los tres.

Vamos, si no os importa.

No quiero yo meterme donde no me llaman.

No, no te preocupes.

Está decidido, comemos los tres

y así nos ponemos al día.

Necesito despejarme un poco antes de volver a casa.

Elvira está imposible.

También es normal que ahora haya un poco de tensión.

Pero es algo transitorio,

en un par de meses ni te acuerdas.

Créeme, Jorge,

esto no se me olvidará nunca.

-No, ni a mí.

-Solo espero que vosotros que sois jóvenes

saquéis una lección de todo esto

y tengáis mucho cuidado con las mujeres.

Hombre, tampoco hace falta... Jorge, que son todas iguales.

Al final,

las que se arriman a nosotros, los hombres exitosos,

vienen siempre a por lo mismo.

Y cuando lo tienen,

se largan con el primer impresentable que les baile el agua.

-Lleváis más de 30 años juntos. -Por ejemplo el abogado rarito,

que a saber dónde lo ha conocido,

y tú te quedas en la miseria y con cara de imbécil.

Son todas unas... -Papá, haz el favor

de no hablar así de mamá.

-Pero si es que...

Tienes razón.

Pero pienso en ella

con ese medio hombre en la cama

y es que pierdo la cabeza, coño.

Ella tiene la culpa de todo. -¿Estás seguro?

¿Y qué has hecho tú estos años

para salvar tu matrimonio? ¿Eh?

-Primero,

no sabía que tenía que salvar un matrimonio.

Y ya que lo preguntas,

matarme a trabajar

para que a ti y a tu madre

no os faltara de nada.

¿Te parece poco? -Me voy.

Rodri, espera. Se me está haciendo tarde.

Espera un momento.

Mira, vamos a hacer una cosa.

¿Por qué no en vez de salir fuera

pedimos algo y comemos en mi despacho?

¿Eh?

Venga, quédate.

Venga. Perdona, hijo.

Pero no estoy pasando por mi mejor racha y...

lo paga el que menos lo merece.

Es por eso por lo que la nieve solo se desarrolla

en el interior de las nubes donde se dan

las condiciones concretas de temperatura, humedad, presión

y todo eso que os he contado antes.

Os estoy aburriendo, ¿verdad?

-No.

-¿Qué miráis? -Eh...

El Acorder.

-¿Qué es eso, un juego?

A ver.

-No, es una aplicación de ligar.

-Ahí es donde tú conociste a tu amigo este.

¿Fernando se llamaba el de las muñecas?

Sí.

Estás muy puesto, ¿no?

-A ver cómo funciona eso.

-Pues te sale una foto de la persona con el nombre, la edad

y a veces una frase que les defina o algo.

-"Escondido, pero ansioso por encontrarte".

¡Madre mía! -Sí, hay algunos...

Si te gusta la persona, le das al corazón.

Y si no te gusta, a la cruz.

Si tú le das al corazón y la otra persona también,

pues conectáis y podéis empezar a hablar.

-O sea, es como un catálogo de hombres a granel, digamos.

-Bueno, y de mujeres.

-Esta es la manera como se liga ahora.

-Sí, una de ellas.

Oye, te podríamos hacer uno.

No, a Jesús estas cosas no le gustan.

Bueno, a lo mejor sí, ¿sabes?

Si lo pruebo, quizá...

A mí me gusta más el cara a cara, pero bueno.

Esto vosotros lo tenéis porque estáis buscando novio.

No, para echar un rato y ver las fotos.

Bueno, nunca dejas de buscar.

-¿Eso es que no te fue bien con Fernando?

¿No? No.

Pero no quiero hablar de eso.

Fernando ya es agua pasada, ¿no?

Le vas a olvidar.

Es que Alba ha conectado con alguien que no te creerías.

-¿Quién?

-¿Te doy una pista? -Claro.

-A veces viene a comer aquí.

Ya está.

No sé.

Dame otra pista.

Carol.

Su nombre empieza por la letra... ¡Carol!

No seas tan cotilla.

Creo que me voy a pedir la berenjena que pedí el otro día.

A mí se me ha hecho un poco tarde,

tengo una cita muy importante.

Y como no me da tiempo de comer sentado,

me voy a pedir algo de comer para llevar.

Hasta luego.

Carol, ya te vale. ¿Te has enfadado?

No, pero no se lo digas a nadie más.

Ya se lo he dicho a Charly. Perdón.

¡A Charly!

Una cosa,

¿puede ser que le gustes?

¿A quién? A Jesús.

No sé, ¿has visto cómo se ha puesto?

Y luego sabía todo lo de Fernando.

(Móvil)

¿Has oído? ¿Ha sido Ángel?

No, mi madre.

¿Cómo le voy a gustar a Jesús? Que no, hombre.

Yo creo que sí.

Que no.

Hola. Hola, Jorge.

¿Tienes un minuto para hablar?

Sí, claro.

A ver,

simplemente quería...

No sé si pedirte disculpas

o simplemente darte explicaciones

por cómo he llevado el caso Ferrasa.

Bien.

Me alegra que me lo digas

porque a pesar de que finalmente has conseguido

que la empresa se quede con nosotros como clientes,

la verdad es que creo que has tomado

decisiones un poco precipitadas.

Sí, lo sé y soy consciente.

Pero solo quería que supieras que a partir de ahora

pretendo comunicarme con vosotros

y contaros todas mis ideas a la hora de afrontar un caso.

Pero este, no sé si porque es el primero que llevo en España,

todo lo de mi padre, me ha costado un poco

y esta ha sido la única manera

en la que he podido hacerle frente.

Bueno, no te preocupes.

Lo único que a partir de ahora tengas en cuenta

que tu trabajo afecta al resto de los socios

y a todos los que trabajan aquí.

No, es que no me refiero

tanto a lo profesional. Ya.

¿Qué quieres decir?

Yo no... Me he dado cuenta que no...

que no quiero ser el abogado que era mi padre.

Bueno, venir aquí con sus casos, su despacho

y, bueno, de repente me vi

trabajando en el caso

y siendo mi padre.

Entonces parecía que era la única manera

de poder cambiar y llevar las cosas a mi manera

y siendo el abogado que yo quiero ser.

Sí, pero estabas diciendo

que no te referías solo a lo profesional.

No, no. ¿Y qué quieres decir con eso?

Mi padre probablemente

tenía muy en cuenta a todo el bufete,

pero no me quiero morir solo en un despacho, Carlota.

Y que lo único que deje como legado

sea una lista interminable de casos ganados

y casos que había que ganar porque sí,

porque se tenían que ganar.

Me gustaría que el día que me muera

pues poder hacerlo rodeado de la gente que quiero.

Si tengo hijos, de mis hijos.

Y darles prioridad a ellos ante todo.

Jorge, a ver,

entiendo lo que dices,

pero tu padre te quería mucho.

Sí. Y probablemente

ahora sería mucho mejor padre

de lo que fue en su momento

porque ahora sabría muchas más cosas.

Pero no dudes de que te quería mucho, yo lo sé.

Y tú también lo sabes. Lo sé, sí.

Nunca sabremos cómo hubiera sido, cómo hubiera acabado su vida.

Pero tengo la sensación de que él se arrepentía un poco

de cómo había enfocado su vida profesional y su vida.

Bueno, yo no...

no quiero cometer ese error. Era solo eso.

Y siento esto,

es un poco intenso y personal,

pero no sabía a quién decírselo.

Me parece muy bien que hayas venido a mí.

Y puedes hacerlo cuando quieras.

Bueno,

que no se volverá a repetir lo de Ferrasa, ¿vale?

Y que gracias por escucharme,

no sabía a quién contarle esto.

Puedes venir cuando quieras. Gracias.

Y un poquito más de tranquilidad en todo.

Muchas gracias, Carlota. A ti.

Olivia, te toca quedarte hasta el cierre.

-Pepe, mi turno acaba a las siete.

-Ya, pero debo visitar a un proveedor

y no puedo atender la barra. -Si no es una cosa es otra.

Te he dicho que me pongas a alguien de refuerzo,

que sola no doy abasto. -Pero esto es lo que hay.

-Siempre me avisas en el último momento

y yo tengo vida además de trabajar aquí.

Además es una vida bastante enriquecedora.

Lo siento, pero hoy no puedo.

-Pero... -Que tengo un compromiso.

-¿Cómo dices? -Que tengo un compromiso.

-Que no es opinable, cierras y punto.

-Mi contrato es de 40 horas. -Si quieres, lo reducimos a cero.

¿No? Si no te gusta, ya sabes,

coges el petate y puerta.

Así me gusta, mucho mejor.

Será por camareras buscando trabajo.

-Es que no puedo con él, ¿eh?

¿Qué te pongo?

-¿Eh? -¿Que qué te pongo?

-Ponme algo rápido, si puede ser, para llevar,

un bocadillo de lomo con pimientos.

¿De piquillo tienes?

-Lomo y pimientos de piquillo. ¿Tú de dónde eres?

Tengo pimientos verdes de freír de los de toda la vida,

con serranito.

Te puedo poner un bocadillo frío si tienes prisa.

-Frío es más rápido, ¿no? -Sí, es más rápido.

-Pues sí. -¿Chorizo, salchichón, queso,

jamón? -¿Ibérico?

-Sí. ¿Un poquito de tomate? -Vale.

¿Problemas con el jefe?

-Es horroroso, de verdad.

Es que me agria, ¿sabes?

Si pudiera, me largaba,

pero en otro trabajo encontraría a otro jefe capullo.

-Que me lo digan a mí,

yo tengo a un padre y a un jefe,

dos es uno. -¿En serio?

-Sí. -Chungo, ¿no?

-Oye, ¿has visto cómo está el almacén?

Menos cháchara y más trabajo.

-Le encanta la palabra cháchara, es una cosa...

-Se pasa todo el día quejándose,

pero es que se pasa toda la vida tocándose las narices.

Que aproveche. -Gracias.

-Tú eres uno de esos del bufete, ¿verdad?

Está rico, ¿eh?

Hola.

Hola.

¿Estás esperando para entrar?

¿Hay alguno libre?

Parece hora punta.

Haz una señal con la cabeza

si dentro de esos cubículos hay un psicópata

que te obliga a quedarte callada.

(Cisterna)

¡No! En realidad yo ya me iba.

Carlota.

Hola.

Muchas gracias por el informe de bienes,

al final he podido enviarlo a tiempo.

Me alegro.

¿Sigues enfadada...

por esto?

No, no.

Vamos, que sí sigues enfadada.

Jorge, tengo un poco de trabajo.

Vale.

No, es que me gustaría hablar contigo

con tranquilidad y había pensado que quizá,

cuando acabes tu trabajo y se acabe la jornada,

podríamos vernos en mi despacho que tengo algo para tomar...

Cuando acabe la jornada me iré directamente a casa,

no me encuentro muy bien.

Y además he quedado con mi chico.

Lo que estoy intentando es que hablemos un momento

para destensar las cosas. Jorge, de verdad.

Ya te he dicho que me están esperando.

Hasta mañana.

Hasta mañana.

Julia, perdona,

Carlota me ha preguntado por el caso Ferrasa,

¿tienes el informe? Sí, le mandé una copia al mail.

Ah, vale. Genial. Te veo mañana.

Hasta mañana.

¿Problemas en el paraíso?

Llame al 03678

y le ayudaremos a solucionar

cualquier tipo de problema. (RÍEN)

¿Qué?

Nada.

¿Nos tomamos algo?

Vale.

Vale.

Pero en mi despacho.

Donde quieras.

¡Qué tonto eres!

¡Vamos para allá! (RÍE)

Pero si te encantan mis albóndigas.

Venga, no me hagas el feo y cómetelas,

las he hecho para ti. -Sabes que no me gusta cenar fuerte.

-¡Qué fuerte ni qué fuerte!

Son albóndigas, no cocido maragato.

Bueno, cuéntame,

¿qué tal todo por el bufete?

-Bien.

-¿Sí? ¿Todo bien?

-Maricarmen,

¿adónde quieres ir a parar?

Nunca me preguntas por el bufete.

-Ay, es por la niña.

No sé, últimamente la noto rara,

como descentrada.

-No sé, yo la veo bien.

Todo el mundo me habla muy bien de ella.

-¿Y quién es todo el mundo?

¿Con qué clase de gente se junta?

-Escucha,

Alba está estupendamente.

Se lleva bien con todo el mundo,

es muy trabajadora.

Hoy mismo, sin ir más lejos,

se ha encargado de una previsión de costas

de un caso que nos ha entrado. -Ah, ¿y de qué trata?

-Nada extraordinario, un divorcio.

-Por tu cara parece más importante de lo que me dices.

-El cliente es un viejo conocido mío.

Lleva 30 años casado con la mujer

y ella, de un día para otro, lo abandona.

-¿Y eso?

-Él sospecha que ella tiene un amante

y que la ha obligado a tomar la decisión.

-Yo nunca te pondría en esa posición.

-Contigo siempre ha sido todo tan fácil...

-Y más fácil va a ser cuando te comas esas albóndigas.

Venga, se van a enfriar. -Voy, voy, voy.

A mí las flores siempre me han parecido,

no sé, una cosa elegante,

clásico, atemporal.

Pero es tu secretaria y la conoces de hace una semana,

¿no lo ves?

Sí, pero no sé, hemos conectado muy bien

y mi intención no era molestarla.

Ya, tu intención no,

pero mira lo que ha pasado.

Ya.

Lo que sí que no entiendo

es cómo se ha enterado todo el mundo

que se las mandé yo. "Welcome to Spain".

Por si se te había olvidado, la gente aquí es muy cotilla

y se aburre mucho.

Si hasta en el baño se hablaba de ello.

En el baño... Si son unas flores, por favor.

Qué ingenuo eres, Jorge.

Las apuestas van tres a dos

a que te acostaste con ella el viernes.

Madre mía.

Maravilla, botella de mil pavos. -Ya me encargo yo.

¿Qué haces? Trabajar.

Eso ya lo sé. Digo que qué tienes entre manos.

Unos papeles de un divorcio.

¿De quién?

Perdona, cariño.

Tengo mucho trabajo, hoy ha sido un día de locos.

Vale. Hagamos una cosa,

¿por qué no te acuestas un ratito

mientras yo hago la cena?

Así luego vas a rendir el triple.

(ESTORNUDA)

¿Me tomo ese estornudo como un sí?

Chema, que te voy a contagiar el catarro.

Pues tendré que arriesgarme.

Como caigamos los dos, no sé quién nos va a cuidar.

Vas listo si dependemos de Luis para que nos prepare una sopita.

Nunca he conseguido que cocine nada decente.

Y mucho menos después de lo de esta mañana.

¿Qué es lo de esta mañana?

Nada, que hemos discutido por una tontería.

¿Qué tontería?

Pues que el otro día me cogieron la moto.

Cuando fui a por ella me la encontré de manera distinta,

como si alguien me la hubiera movido.

Ah, ¿y qué pasa? Ha tenido que ser él, ¿no?

Como ha estado en un centro de menores,

ahora todo es culpa suya. Yo no he dicho eso.

Pero lo estás insinuando.

Luis ya tiene suficientes problemas encima

como para que además sienta que en su casa no confían en él.

¿Has pensado que han podido ser los del taller?

¿Les has preguntado a ellos?

Ellos no harían algo así.

Ellos no, pero mi hermano sí.

Que no he dicho eso,

ni siquiera estoy seguro que moviera la moto.

Chema, para acusar a alguien hay que tener pruebas.

Y si las encontramos, esto no quedará así.

Me lo he pasado bien esta noche.

Muy bien, ¿eh? -Sí.

Pero me da un poco de cosa ir a casa de Patri siempre.

Ya sé que es tu amiga, pero me da mal rollo.

-¿Y dónde quieres que lo hagamos, en tu casa?

-¡En mi casa ni loco!

Si se entera mi hermana que te he sacado del centro...

-Tranqui, no quiero que te comas un marrón

por mi culpa. -El marrón se lo comerá mi cuñado,

que la moto con la que fui a buscarte es suya.

-Ya ves. Y yo que me había hecho ilusiones

con ese pedazo de moto. -Ojalá.

-Oye,

tenemos que hacer algo, no me puedo quedar en el centro

ni en casa de la Patri, no es segura. -Ya, ya lo sé.

He estado hablando con los colegas y te están buscando a saco.

-Ya. -Si te pillan, te meten un año ahí.

Mi hermana es abogada.

Igual si vuelves y hablas... -¿Qué dices, Luis?

No pienso volver al centro.

-Yo solo creo... -¡No me seas cagón ahora!

-¿Cagón yo? -Sí.

-Cagón yo. ¿Y quién fue al centro a buscarte

con la moto lista pa' salir pitando? ¿Quién?

-Es verdad. Bah, no te chines.

No te enfades.

Luis. -¿Qué?

-Hay otra salida para que no me cojan.

-¿Cuál?

-Londres.

Mi hermano está currando allí, me puede conseguir algo.

-¿Qué dices Londres? ¿Te vas a ir a Londres?

-Sí. ¿Y qué hago, tío? No me puedo quedar aquí,

en cuanto me cojan me tiran pa' el centro.

-¿Y qué pasa con nosotros?

-¿No te piensas venir conmigo?

¿Eh? -A Londres yo.

-Sí.

Tío, hablo con mi hermano que está todo arreglado

y sabe cómo meternos.

-Pero que no... -Pero ¿qué?

¿No dices que me quieres?

-Sí. -Pues entonces.

Yo lo haría por ti con los ojos cerrados.

Solo necesitamos dinero.

-Tienes razón.

En casa de mi hermana estoy desubicado,

como que estorbo todo el rato.

-Pues a mí no me estorbas.

Y te quiero a mi lado. Solo necesitamos el dinero.

-Pero yo no tengo, no tengo nada.

-¡Yo tampoco!

Por eso necesitamos conseguirlo pronto.

-¿Y cómo lo conseguimos pronto?

-¿Estás tonto, Luis?

¿Cómo va a ser? Robando.

¿Tú no dices que me quieres? -Sí.

-Pa' delante.

Sí, otro beso.

Ajá, otro beso.

Y no fue fingido, claro. No.

Hay muchos casos de Felipe que aún no están repartidos

y me gustaría saber por qué no lo están.

-Muy sencillo,

esos casos los tiene Ángel,

él se encarga de administrarlos. -¿Y Ángel por qué?

Estoy segura de que cuando desbloquee el teléfono,

tiene de fondo de pantalla a una mujer.

Esto tendría que investigarlo.

Si pudiera coger el teléfono.

Pero claro, ¿cómo lo desbloqueo?

Vaya, vaya.

¿Se puede saber qué haces aquí?

-Nada, he venido a...

a traer unos expedientes.

-¿Como estos?

¿Eso calculas que tiene tu marido?

Es el 50% que pedimos nosotros.

-Yo sé que Alfonso no quiere vender la casa,

pero es la única manera de que consiga el dinero.

Convéncele, Jorge.

-¿Qué estás haciendo con mi madre?

-Lo siento, no te sigo. Sé más explícito.

-En esto del divorcio, ¿qué idea le has metido en la cabeza?

-No sabía que se metieran ideas en la cabeza de nadie.

-¡Que si te acuestas con ella!

Creía que tenía un problema, pero he tomado una decisión

y ya está solucionado.

Esto no puede salir de aquí.

He decidido que quiero ser madre.

¿Le cogiste tú la moto a Chema?

Sí. Si dices algo de la moto,

le diré que te vi comiéndote la boca con tu jefe.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 11

Derecho a soñar - Capítulo 11

28 ene 2019

Después del beso en el coche, Julia sueña con Jorge y no puede sacárselo de la cabeza. No ayuda el gesto de él, que para pedirle disculpas, le envía un ramo de flores al bufete alimentando los cotilleos. Jorge representa al padre de Rodrigo en su caso de divorcio y tiene una conversación con Carlota sobre Felipe Leiva con la que, sin él saberlo, hace recapacitar a la abogada sobre si debería o no abortar ahora que sabe que está embarazada. Alba hace match con Ángel en el Acorder y Jesús sigue intentando acercarse a ella, celoso de que ligue a través de una aplicación de citas. Los problemas de Olivia con su jefe continúan, él se niega a contratar más personal y obliga a la camarera a hacer horas extra sin intención de pagárselas. Mientras tanto en casa de Julia, Chema pregunta a Luis si cogió su moto y él lo niega haciéndose el dolido… A última hora del día, Luis se reúne con su novia, Zoraida, a la que ayudó a escapar del Centro de Menores y ahora la busca la policía. Zoraida quiere irse a Londres a vivir con su hermano y pide a Luis que se vaya con ella. Luis acepta, enamorado, y conseguirá el dinero para el viaje… aunque tenga que robarlo.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 11" ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 11"
Programas completos (27)

Los últimos 29 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 27 Completo 51:38 8% ayer
    Capítulo 27 ayer Berta y Ángel llevan conjuntamente el caso de Francisca, una mujer a la que los hijos de su pareja han expulsado del domicilio conyugal. Berta comete un fallo de novata que obligará a replantear la ...
  • Nuevo Capítulo 26 Completo 54:18 74% pasado jueves
    Capítulo 26 pasado jueves Julia empieza a ver cómo sus intereses y los de Chema van haciéndose cada vez más dispares mientras avanza en su confianza con Jorge, pero queda tocada al conocer que éste planea volve...
  • Nuevo Capítulo 25 Completo 51:41 80% pasado miércoles
    Capítulo 25 pasado miércoles Se resuelve el caso de Nora Lavanda, aceptarán el trato con Patricia Heart, no sin antes tener una fea discusión con la "negra" Esther. Carlota se entera de que Ángel se ha apropiad...
  • Nuevo Capítulo 24 Completo 53:08 78% pasado martes
    Capítulo 24 pasado martes Berta y Jorge forman un buen equipo en el caso de Nora Lavanda, pese a que se complica por momentos. Descubrirán que no ha sido Nora quien ha escrito sus novelas, sino su asistente, lo cual los deja sin es...
  • Nuevo Capítulo 23 Completo 51:51 74% pasado lunes
    Capítulo 23 pasado lunes Julia está preocupada por encontrar los archivos borrados en el ordenador de Don Felipe Leiva, pero Charly no ha podido terminar la tarea y tiene miedo de que descubran que sacó la máquina de...
  • Capítulo 22 Completo 48:27 72% 08 feb 2019
    Capítulo 22 08 feb 2019 Sofía empieza a llevar al trabajo a Julia, y Alex se enamora de ella. Julia, ayudada por Charly, investiga el paradero de los archivos Leiva. Luis se ve involucrado en un asunto turbio guiado por el Webo. ...
  • Capítulo 21 Completo 52:52 72% 07 feb 2019
    Capítulo 21 07 feb 2019 La prensa desencadena el nuevo caso que llega al bufete ZL&D: la escritora de novela erótica Nora Lavanda es acusada de plagio en un artículo. Su asistente, Esther, acude a ZL&D en su nombre...
  • Capítulo 20 Completo 54:20 71% 06 feb 2019
    Capítulo 20 06 feb 2019 El caso de Susana y Enrique se soluciona con un acuerdo amistoso. Julia y Jorge trabajan en la redacción de este documento y eso les vuelve a unir. Jorge invita a Julia a tomar algo. Mientras, en casa, Che...
  • Capítulo 19 Completo 52:04 71% 05 feb 2019
    Capítulo 19 05 feb 2019 Julia y Sofía afianzan su amistad. En la oficina hay una guerra por hacerse con el control de la temperatura; Daniel quiere frío y las chicas calor; Charly pone en evidencia a Daniel y lo reporta an...
  • Capítulo 18 Completo 51:54 72% 04 feb 2019
    Capítulo 18 04 feb 2019 Julia está preocupada por su hermano Luis y comparte su preocupación con su novio Chema. Acaba teniendo una charla con Luis sobre su futuro. En el despacho, Jorge y ella trabajan en el caso de Susan...
  • Capítulo 17 Completo 51:40 74% 01 feb 2019
    Capítulo 17 01 feb 2019 Un nuevo caso en el bufete ZL&D: Susana, madre de una niña de 8 años con una grave enfermedad quiere el divorcio y exige la custodia exclusiva. Su intransigencia y la de su marido, que reclama l...
  • Capítulo 16 Completo 51:09 71% 31 ene 2019
    Capítulo 16 31 ene 2019 Julia aplica una técnica sugerida por su coach para gestionar su forma de actuar en el trabajo y en su hogar. Jorge ve cómo Rodrigo ha invadido literalmente su casa y su cama. El Webo convence a Lui...
  • Capítulo 15 Completo 37:41 70% 30 ene 2019
    Capítulo 15 30 ene 2019 Madison sigue presionando a Jorge para que vuelva con ella a Chicago, acaban rompiendo y ella regresa sola. Julia se reincorpora al trabajo a pesar de no estar del todo recuperada. Olivia deja definitivamente su ...
  • Capítulo 14 Completo 37:28 68% 30 ene 2019
    Capítulo 14 30 ene 2019 Julia intenta trabajar desde casa porque está enferma y recibe una llamada de Jorge preocupándose por ella. Jorge convence a Alfonso, el padre de Rodrigo, de que sea razonable en su divorcio y llegu...
  • Capítulo 13 Completo 37:34 68% 29 ene 2019
    Capítulo 13 29 ene 2019 Julia continua enferma, hoy no irá a trabajar. Olivia se arrepiente de dejar su trabajo y se arrastra por teléfono para recuperarlo. Por la tarde, se entera de que la terraza cerca del bufete se tra...
  • Capítulo 12 Completo 38:20 67% 29 ene 2019
    Capítulo 12 29 ene 2019 Julia se empeña en ir a trabajar a pesar de tener gripe. Preocupada por la actitud de su hermano Luis, le pregunta si cogió la moto de Chema y este le dice que la vio besarse con su jefe (el d&iacut...
  • Capítulo 11 Completo 37:23 70% 28 ene 2019
    Capítulo 11 28 ene 2019 Después del beso en el coche, Julia sueña con Jorge y no puede sacárselo de la cabeza. No ayuda el gesto de él, que para pedirle disculpas, le envía un ramo de flores al bufete ...
  • Capítulo 10 Completo 40:42 70% 28 ene 2019
    Capítulo 10 28 ene 2019 Jorge ha sido agredido por Mauricio, que está furioso porque alguien ha enviado un sobre a su mujer con documentos que demuestran que denigraba a sus empleadas. Nadie sabe que ese sobre lo ha enviado Julia...
  • Capítulo 9 Completo 39:15 68% 25 ene 2019
    Capítulo 9 25 ene 2019 Merced a la intervención de Jorge, quien a su vez pidió la intermediación de Berta, la salida de Luis del Centro de Menores en que se hallaba internado se acelera. Ese espíritu de cola...
  • Capítulo 8 Completo 34:29 66% 24 ene 2019
    Capítulo 8 24 ene 2019 Francisco se enfrenta a Julia y a Jorge tras conocer que fueron a Ferrasa a investigarle a él, y en un arrebato despide a Julia, pero Jorge la defiende y logra imponer su opinión. Francisco le echa ...