Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5266940
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 104 - ver ahora
Transcripción completa

¿Qué hace una chica como tú en un sitio como este?

-A por los papeles de matrimonio.

-¿Para casaros? -Sí.

Rodri, ¿qué pasa? Está...

A ver...

Pues que estaba pidiendo una licencia de matrimonio.

¿Qué?

¿Y si nos casamos?

Te quitarías trámites, problemas...

Qué raro que no te lo plantearas.

Que si tú me lo pides, me lo pienso.

Sincera no es. ¿Y por qué?

Bueno, ella tiene planes...

Planes que me incumben,

que tienen que ver con nuestra vida y no me los dice.

¿De qué tipo?

Que no quepa duda: no vengo a dar problemas.

Todo lo contrario.

Me pongo a disposición y ayudaré en lo que pueda.

(SUSURRA) Qué asco das.

¿Las sillas son nuevas?

Son las mismas.

Hace tanto tiempo que no me sentaba tan bien que me pareció nueva.

Aproveche usted, que supongo que en la car...

Uh, me llaman...

Ha llamado Héctor Moliner.

¿Y ha dejado algún recado?

Van a denunciar.

Ayer, después del incidente,

ella tenía comentarios de nuevo.

Creemos que se trata de un grupo organizado.

Si Juan Pedro enumera

a sus compañeros y retira

la denuncia por estafa,

Montserrat no presentará

su denuncia por acoso.

La IP es la misma en todos los casos.

¿Cómo que es la misma?

Juan Pedro es todos estos perfiles.

Muy bien, muy bonito, defendemos a un acosador.

Sí.

Hongos me han salido, ¿vale?, hongos. Ya está.

¿Hongos? Sí, hongos.

Sí, ¿nunca has tenido?

Hola.

-¿Qué haces esta noche?

¿Tomamos algo?

-Eh...

Tengo que quedar con mi abuela.

Es su cumpleaños.

-Tú te lo perdés.

¿Qué tal las clases de ajedrez? Bueno, bien.

Normal. No sé.

La verdad es que pensaba que conocería gente...

Pero ni una palabra. Es que no es de hablar.

Ya, lo que dice

todo el mundo. Si lo que quieres es conocer gente...

haz otra cosa.

Ya...

Pues no sé... Algo intentaré... Algo probaré...

Toma.

Ah, por cierto,

se me olvidaba, Cris no tiene clase de danza.

¿Cómo? No,

es que me llamaron de la escuela

y que por lo visto... no sé... un problema de horarios,

el caso es que no tiene clase hoy.

Vaya desastre. Te encargarás de ella,

¿no? No.

Yo tengo inglés.

Bueno, inglés es una hora más tarde. Pero es que

empalma con el cumple de Rafa

y ya le hemos comprado los regalos. ¿No te la puedes llevar?

No.

No puedo. Pues claro que no.

No vamos a un parque de bolas, no pinta nada.

¿Qué hacemos?

No lo sé.

Ya sabes que trabajo hasta las 5 o 6.

Ya, pero es que no es mi culpa.

¡Hombre, sí! No es tu culpa.

Claro. Pues ya está.

Pero haberme avisado ayer.

¿No? Toma.

Ya eso sí, perdóname.

Se me olvidó. "Se me olvidó".

Pero el cumpleaños de tu amigo no.

Vale, no soy su padre.

Álex.

¿Vale?

Toma.

Cris, ya está aquí la madre de Claudia.

Cris, cariño, ya está aquí la madre de Claudia.

Venga, va. Rápido. ¡Jo!

(Sintonía "Derecho a soñar")

¿Jesús? ¿Te pillo bien?

Sí... Bueno, muy bien no te pillo, ¿no?

Dime. Eh...

Nada que... han anulado una clase de Cristina

y ha sido a última hora... Fue ayer, pero...

Álex no puede quedarse con ella. Total, que te quería pedir...

Te la puedes traer aquí, no te preocupes.

Ah, claro.

Vale, ya, bueno.

Pensaba pedirte la tarde libre, pero...

Ya...

No creo que haga falta, ¿no?

Cristina es tranquila, no causará problemas.

Ajá.

Además, tenías mucho trabajo.

No... ¿No?

Sí, claro, sí. Lo tengo. Sí, tienes razón.

Será mucho mejor que se quede aquí. Gracias,

Jesús. -Buenos días.

Hola, Francisco. Que... Gracias.

-¿Qué tal ha ido?

-Pues ya ves, aquí me reciben mejor que en casa.

-Bueno, era de esperar.

-Pues si yo a tu madre no la culpo de nada.

-Imagínate lo que ha sido esto para ella, ponte en su lugar.

Enterarse por la prensa...

de que tu marido ha cometido un montón de delitos.

-No, no, no. Si de eso no ha hablado. No.

Lo importante es lo otro.

-Y enterarse también de que...

ha tenido una amante décadas...

con hija secreta incluida.

-Bueno, visto así es muy grave.

-Tal vez con el tiempo te perdone.

-No. No. No.

Sí, de la manera que se mire, es grave.

Es grave. Ya lo sé.

A tu madre no la culpo de nada.

-Bueno...

Esto ya está casi listo.

Verás que te lo voy a dejar intacto, no te preocupes.

-Muchas gracias. ¿Tú vuelves a tu antiguo despacho?

-Sí.

Como lo mío era provisional,

no lo ha ocupado nadie.

-Y si lo ha ocupado, le dices que se vaya y ya está.

Para eso eres hijo mío, ¿no?

Muchas gracias por haber ocupado mi sitio.

Sé que no entraba en tus planes,

pero, por lo que veo, pues...

lo has hecho muy bien.

-Nada... Gracias...

por...

darme las gracias.

-Y con el despacho, entra Sofía, claro.

-¿Cómo?

-Pues que recupero el despacho, recupero a Sofía,

todo como antes.

-¿Qué?

Recuperando el despacho...

-Eso es.

-¿Qué tal todo? ¿Bien?

-Muy bien.

Gracias por preguntar, Carlota.

¡Chist! ¡Eh! ¿Y Adolfo?

-¿Quién?

-Adolfo. Adolfo, el caballo.

Mira esto, ¿ves?

No solo se ha creado un montón de cuentas,

sino que interactúa.

(CAROL LEE) "¿Cómo vas, campeón?".

Se lo escribe él a sí mismo. -Sí, tía, patético.

-Hay que estar muy solo para hacer esto.

-Ya, pero esto no creo que sea porque se siente solo.

-Yo una vez mentí sobre qué tipo de música me gustaba para ligar

con un guitarrista. Y resultó ser un imbécil

y tenía un gusto de mierda.

-Yo una vez también me inventé que era... vegana

en un grupo de Face. ¿Sabes?,

ser vegano está de moda.

Pero, vamos,

que esto no es lo mismo.

Este tío se ha creado un montón de cuentas para ocultarse.

-Ya, esto es más serio.

-Esto me recuerda a cuando encontré al "hater"

con el engendro -Calla.

-Eh... Tino, ¿lo de Francisco... lo tienes?

-¿10? -Sí.

-Guay. -Táchame, ¿eh?

-Tachado.

-Oye, se me acaba de ocurrir una cosa.

¿Por qué no le das tú el regalo a don Francisco?

-Mmm... no...

Me da mucha vergüenza, es un señor tan serio...

Ya, la verdad es que impone.

Pero, bueno, para ganar puntos...

y que el vote a favor de que renueves.

-Además me da muchísimo palo tener que pedírselo a Daniel.

No.

-¡Tú, cara mono! -(SUSURRA) Tía, no...

-¿Qué pasa, cara pan? ¿Me vas a pagar?

-Que...

No.

Habíamos pensado Carol y yo

que sea ella la que le dé el regalo a don Francisco.

Necesita que le renueven la beca y...

-Eh... No.

No, lo estoy organizando

todo yo y no.

-Vamos a ver, estamos poniendo dinero entre todos.

-Que da igual, Charly.

-¿Ves? Si ni siquiera ella quiere.

-Pues... Si no es así, no cuentes con mi parte.

-No puedes hacer eso.

Me vas a descuadrar las cuentas,

has dicho que ibas a poner, no puedo pedir más dinero.

-Vale, pues déjame

esas cuentas porque... -No, no tienes

por qué ver mi agenda. No.

-Vale, pues no cuentes con mi parte.

-Pues no lo pongas si no quieres.

La que queda de rata eres tú. -Qué pena.

No te preocupes, lo conseguiremos.

-Si da igual.

No lo digo por quejarme, ¿eh? Solo digo que la gente alta...

pues eh...

lo tenemos peor en España que en países como EE. UU.,

donde sigue...

Juan Pedro.

Hola.

Siéntate, por favor.

Vale.

A ver...

Te hemos llamado porque ha habido novedades

desde nuestro último encuentro. Justo después

de tu enfrentamiento con Montse, ella ha empezado

recibir insultos

y acoso por Internet.

Y le acusa a usted de los ataques.

¿A mí? Pero si yo no le he escrito nada.

Pero ella opina que usted es el instigador de las amenazas.

No tiene sentido.

Bueno.

El acoso empezó justo

después de que vosotros os enfrentarais.

Pues será una casualidad.

Es muy posible que

haya engañado a más hombres y que estén enfadados.

Es muy duro ser juzgado

y despreciado por el físico.

Justamente, ¿no es eso lo que usted hizo con ella?

Juan Pedro, te pido que, por favor, no nos mientas.

Sabemos que estás detrás

de todos los perfiles que la acosan.

¿Lo saben?

Ajá.

¿Y cómo lo saben?

Charly, nuestra experta en redes, nos lo ha confirmado.

Todas las IP son la misma,

la suya.

Cualquiera con

un mínimo conocimiento

puede acceder a esa información.

Es cuestión de tiempo

que el abogado de Montse lo descubra.

Aceptamos representarle

en el caso contra Montse por estafa.

Pero este es otro caso.

Es un caso de acoso a una mujer,

en el que usted parece el culpable.

Sí.

Y lo tienes bastante mal para ganarlo.

¿Y qué puedo hacer?

Bueno, la otra parte nos ha ofrecido un trato.

Ellos retirarían la demanda por acoso

si tú accedes a retirar la demanda por estafa.

Bien.

Hay algo más.

Exigen que entregues toda la información sobre los acosadores.

Es decir,

tendrías que confesar que los perfiles son tuyos.

Siéntete afortunado

porque es una oferta muy generosa.

¿Qué hacemos, Juan Pedro?

¿Aceptamos?

Pues voy a llamar al...

abogado de Montse.

Héctor.

Sí.

Aceptamos la oferta.

¿Ha pasado algo? ¿Todo bien?

Esto pasa...

¿Y esto?

Pues que estamos perdiendo la pasión y no puede ser.

¿Perder la pasión?

Con todo esto de mi padre,

hemos descuidado la relación.

Es como una planta... Si estuvimos en la sierra.

Sí, con tus padres que son encantadores,

pero no es muy romántico, ¿no?

(CHARLY) Daniel, que te he pillado.

Le estás timando a todo dios.

-¿Perdona?

-Que no soy tonta, que lo he mirado y el maletín cuesta menos de lo

que dices que cuesta. -Lo miraste mal. No sumas el envío

o sabe Dios. -Sí, lo he sumado. O sea,

tú te llevas el mérito regalándole

el maletín y no pones nada.

-¿Qué dices? He puesto mi parte.

-Vale, déjame ver las cuentas.

-No tienes por qué verlas.

-¿Ah, sí? -Sí.

-Voy a decirle a todos lo que has hecho para que vean la basura

de persona que eres.

-No puedes hacerlo porque no es verdad.

-Ajá. Sí, sí que puedo.

A no ser que...

dejes que Carol le dé el maletín.

-Venga ya, Charly, si lo estoy organizando yo todo. No.

Ja.

-Daniel, que no tienes elección.

Que te he pillado.

-Espera, Charly. ¡Charly!

(SUSPIRA)

La de cosas que pasan en esta oficina.

Parece que sí.

Ya nos han descentrado.

No te lo vas a creer, pero estoy...

Estoy muy centrado.

(Ronquido)

¿Has oído lo mismo?

Sí.

(Ronquido)

No me lo puedo creer.

¿Qué hacemos?

¿Le despiertas tú o le despierto yo?

(RÍE)

Chist...

(SUSURRA) ¿Y ahora qué?

A trabajar.

¿Cómo que a trabajar?

Si lo hacemos, nadie se entera.

¿Esa camisa te queda estrecha porque es

una talla más pequeña? ¿O porque...? Oli.

Hola.

-Hola. ¿Qué?

¿Qué querías? Tanta urgencia...

-¿Las tijeritas de la costura?

Es urgente.

Las tijeritas...

Sí, las tijeritas...

Sí que sé donde están...

Ya te lo digo en casa.

Vale, genial.

Pues tu sándwich de pollo, ¿no?

-Ajá.

-Este boli era tuyo, ¿no?

-Sí, es mío, gracias.

Y un zumo de naranja.

-¿Natural? -Perfecto.

-Vale.

-Vaya.

Otra vez nos encontramos.

Sí. Otra vez, sí.

Que... Qué casualidad.

Eh...

¿Coges fuerzas para la reunión de después?

No. No las necesito, no.

Ah, no las necesitas. Ajá.

No, tengo todos los ases en la baraja.

Ah... Ya.

Mmm.

Mira que ahora...

Ajá...

Ahora sí que noto el tufillo...

de lo que comentabas el otro día... de...

abogado suficiente.

Claro. Ajá...

¿Te quieres sentar

en ese taburete y compartimos comida?

Mmm... No... No.

Ya sabes que no es muy buena idea que...

que las partes contrarias coman juntas.

-Tu ensalada

de rúcula... me la pediste, ¿no?

Bueno, y tu sándwich.

Que aproveche.

-Gracias.

Vaya...

Finalmente te va a venir bien el taburete.

Así no estás

incómoda, más que nada.

Sí, claro. Eh...

Muy bien. Sí.

Pero nada de hablar del caso.

Trato hecho. Eso ya lo discutimos luego, arriba.

Que aproveche.

Salud.

Hola.

Perdona, ¿eh?,

me entró una...

una llamada justo cuando iba a bajar.

Ya he pedido, ¿vale?

Sí, vale.

Mira.

He estado mirando la distribución

de las mesas para la cena de hoy.

Y... Como en la mesa principal

no cabemos, pondré a Marc aquí.

¿Qué te parece?

Sí... Sí... Me...

Me parece bien, como veas.

Hay que decidir qué hacemos con Berta y Vicky.

Vienen con acompañante

y en la mesa principal hay dos sitios.

¿Tenemos tú y yo?

Sí.

Sé que la cena la organizo yo, pero ayúdame un poco.

Vale... Uf... Sí.

-Hola. Hola.

Vale, entonces, ensalada de feta...

y... espárragos para compartir.

¿No? -Ajá.

-Vale.

Pues muy bien, que aproveche. Gracias, Oli.

De nada.

¿Has visto a tu amiga?

Sí, sí.

¿Conoces al tipo con el que está?

Sí, es el abogado de la otra parte de un caso que llevamos.

Ah, ¿le van los abogados?

Bueno, a ver, que no están juntos.

Simplemente tenemos ahora una reunión y...

Habrás coincidido y hablarán del caso, supongo.

Debe ser un caso muy divertido porque lo están pasando muy bien.

¿Crees que es trigo limpio?

Porque me la imagino en la carrera

yendo de sol a sol...

Oye, no te pases.

Yo solo digo lo que veo.

Bueno, tú todo, todo no lo dices.

¿No? ¿Qué quieres decir con eso?

Gracias, Oli.

Sé que preparas la solicitud para un matrimonio civil.

¿Lo ibas a decir

en algún momento? No sé. ¿Pensabas hacerme partícipe?

¿Me estás espiando?

No, espiando, no.

Solo me he enterado.

Y no vayas ahora a cambiarme

la conversación y hacerte la ofendida. El ofendido soy yo.

¿Tú ofendido? ¿Tú tienes derecho a estarlo?

¿No te parece? Yo cruzo

el océano para estar con quien amo.

Lo dejo todo y el ofendido eres tú.

¿Cuánto tiempo tengo que estar pagando la cuenta de eso?

¿De que hayas venido?

Tendrás que dejar de echármelo en cara.

Volviendo al tema, no sé,

es una boda, Madison.

Me lo tendrías que decir,

contarme qué has decidido. No. Vas al juzgado,

haces trámites, no me dices nada...

No dices nada, ¿no?

¿Te mantienes en tu estrategia

que era no decir nada de este tema?

¿Me lo ibas a decir? ¿Iba a ser

una sorpresa? ¿Cómo iba a ser?

-"¿Y cómo..."

que no nos vimos en el juzgado?

Quiero, decir,

¿llevas poco ejerciendo?

Sí.

Anteriormente trabajé

de otras cosas, pero sin nada

que ver con el Derecho.

Y aquí me han dado mi primera oportunidad.

Pues es un buen sitio para empezar, la verdad.

¿Y cómo te admitieron con tan poca experiencia?

Ah, vale.

Que tenías enchufe.

No.

No te equivoques, nada de eso.

Fueron muchas casualidades,

sí, muchas casualidades que...

Que también incluyen a Olivia.

¿A la camarera?

-Y dueña del negocio, perdona.

Es mi mejor amiga.

Y ahora también vivimos juntas.

-Claro, ya decía yo...

que os llevabais tan bien.

¿Así que Olivia

es tu enchufe?

Y dale con los enchufes. Que no, que no hay.

No todo el mundo es

"hijo de...".

¿De qué?

Hijos de notarios, de abogados, de jueces...

Eh, chist, para, que yo tampoco lo soy.

No te creas tan especial.

Yo no he sido siempre abogado.

¿Ah, no?

Ah, ah.

¿De qué has trabajado?

Pues...

Durante la carrera,

camarero los fines de semana

para pagarme los estudios y mis gastos, la verdad.

Y también he trabajado de gestor. Ajá.

Suena interesante.

No te creas.

El trabajo de gestor es de comercial puro y duro.

¿Y tú...?

¿Tú de qué más has trabajado?

Alba, mira, te traigo más papeles del...

(SUSURRA) pesado.

Ay, vale.

Sofi, perdona, con esto de mi padre, te he tenido abandonada.

No. Faltaría más... No pasa nada.

Vale, he revisado tus papeles.

Ajá. Y, bueno,

tus cuentas, la deuda, tu sueldo...

y todo eso. ¿Qué puedo hacer?

Lo mejor es lo que hemos hecho.

Ahora que has pagado lo que debías, seguir

pagando al mes para reducir la deuda.

Ya, pero las cuotas las pagas tú, no yo.

Y eso no es saneamiento. Sofi, a mí no me importa.

Ya me lo devolverás

cuando puedas y si no, pues nada.

Te lo devolveré. Gracias. Eres tan buena...

Lo importante es no deberle a los bancos ni a los prestamistas,

que no son tan buenos como yo. Qué me vas a contar.

Oye, ¿qué tal con...?

¿Con la web de citas?

Pues he abierto un perfil.

¿Ah, sí? Sí.

¿Te has animado? Sí.

Nada... He puesto un nombre... No es mi nombre real.

¿Eh? Y una foto.

Bueno, una foto de un paisaje, no mía.

¿Quieres conocer a alguien con la foto de un bosque?

No, no, no. Es un río. Un río con un puente,

bueno... Pero no es para conocer a ningún hombre...

Ni nada de eso... Y ya me han llamado dos personas.

¿En serio? ¿Con la foto de un río?

Madre mía, cómo está la gente.

Mal, muy mal.

Quiero decir que todos en el fondo queremos conocer a alguien...

Ya verás cuando pongas una foto tuya,

vas a tener millones de mensajes.

Sí, millones... No sé si me atreveré...

Sofía, esta niña tan guapa es hija tuya, ¿no?

Gracias, Macarena. Hola, Cris.

¿Cómo estás? Bien.

¿Te ha traído la madre de Claudia? Sí.

Te dejé pintalabios.

Pues ahora mismo la llamaré, bueno, de aquí a un rato.

Ay, Jesús. -¿Eh?

¿Te ayudo? No.

No, no. Puedo solo.

Gracias.

(SUSPIRA)

Todo vuelve a ser como antes.

Sí, eso parece,

¿no?

Primero, mi cliente está

muy contenta de llegar a un acuerdo.

Sí, sin duda, es la mejor opción.

Todo este tema de las denuncias cruzadas

no tiene mucho sentido, la verdad. Pero claro todo depende de...

la colaboración de Juan Pedro.

-Estoy dispuesto a decir todo lo que sé.

-Muy bien.

Lo único que necesitamos saber es

quiénes son ciertas personas y qué relación tiene con ellas.

-Muy bien.

Son los usuarios conocidos

en la red como:

"Vicentius21",

"Alvariciux"

y "Coque25".

¿Los conoce?

-Sí.

Pero solo de sus comentarios en Internet.

-¿No sabe quién

se esconde detrás de esos usuarios?

-No. Lo siento.

No los he visto nunca, ni he quedado

con ellos... ni nada.

Juan Pedro, es importante que colabores.

Es lo que estoy haciendo.

-Por última vez, Juan Pedro,

¿no sabe quiénes son

"Alvariciux",

"Coque25"...?

-Ya se lo he dicho, no puedo ayudarle.

-Muy bien.

Pues entonces...

Nos veremos en los tribunales.

Deja, te acompaño.

¡Es usted un idiota!

Yo he colaborado.

No, Juan Pedro, no lo hizo.

Ha dicho que no conocía

esos perfiles, hace un minuto ha dicho que eran todos usted.

Ya...

Ustedes son mis abogados y tienen que mantener el secreto profesional.

No, ahora ya no se trata de eso.

¿Usted no se da cuenta

de que si nosotros le hemos descubierto,

cualquiera lo hará?

No lo voy a admitir.

Prefiero ser condenado sosteniendo

mi inocencia que reconocer mi supuesto delito.

Juan Pedro,

le vendría muy bien hacer terapia.

¿Francisco?

Hola. Esta es...

Cristina. Cristina.

-Cuánto has crecido. -Gracias.

¿Has venido a hacer un tour con ella por las oficinas?

Sí... No. Es que le han anulado

una clase y... bueno, ha sido así de última hora...

Y la he tenido que traer. ¿Eh?

Aquí.

Hablé con Jesús ayer y me dijo que podía.

¿O no puede ser?

Cristina es muy tranquila.

Se puede quedar con sus libros y sus lápices

y sus cuadernos... ¿Verdad,

Cristina, que estarás bien? -Sí.

-Ya... Eh...

Que si no puede ser... No, no.

No, sin problema. Si me llevo muy bien con los niños.

¿Ah, sí?

Pues muchísimas gracias.

¿Eh? No molestes

a don Francisco. -No, mamá.

Ahora vuelvo. Gracias.

-Vale.

Bueno,

y...

Eh...

¿Te gusta leer?

Tenemos muchos libros.

Mira, a ver...

Esto es...

El repertorio de jurisprudencia como que no.

Eh... Mira, ¡ah!

Este es bastante más interesante:

Derecho marítimo internacional.

Son las leyes del mar, barcos...

Territorialidad...

-¿Le han puesto una pulsera de esas?

-¿Qué pulsera?

Como en las películas, cuando alguien sale

de la cárcel, le ponen una pulsera en el tobillo.

-Pues mira no, no llevo ninguna.

-¿Puedo verlo? -¿Eh?

Pero cómo que quieres...

Bueno.

Mira, ¿contenta?

No llevo nada.

-¿Y qué hizo para que le metieran en la cárcel?

-Eso es muy complicado de contar.

-¿Pegó a alguien?

-No, por Dios.

-Robó en una tienda.

-Que no. -Entonces,

qué hizo? ¿Por qué le metieron?

-Vamos a cambiar de tema, ¿te parece?

-¿Condujo borracho?

-Hice...

evasión fiscal.

-¿Eso qué es?

Eh...

Pues...

Te llevas el dinero a otro país para no pagar impuestos.

-¿Y por eso le meten a uno en la cárcel?

-¿Has visto? Qué cosas.

Pero si no pagas

impuestos, dicen que no pueden construir carreteras,

No pueden pagar a los médicos

de la Seguridad Social,

no pueden construir colegios... Eso dicen.

-Así que cuando tuvieron que despedir a la profe sustituta de gimnasia,

fue por usted,

por lo de la evasión, ¿no?

-Bien... Vamos a hacer una cosa: te quedas con el despacho entero

para ti, ¿eh? Y yo me voy a otro despacho.

¿Eh? Tú aquí...

tranquilita... haciendo lo que quieras.

-Bueno.

-Noticia. Noticia. -¿Qué pasa?

-El engendro cara mono nos está timando a todos.

-¿Se está quedando con la pasta?

-Eso por lo menos.

Estoy segura de que no ha puesto un duro

y se está llevando dinero.

-He mirado cuánto cuesta el maletín

y cuesta menos de lo que él dice.

-¿Y se lo has dicho? -Sí.

-Y no ha sabido defenderse, pero hemos llegado a un acuerdo.

Nosotras no decimos nada

y nos excluimos del regalo.

Ah, por cierto,

he conseguido que se lo des tú.

-Bueno, eso ya no sé.

-¿Qué pasa? ¿Ya no quieres impresionar a don Francisco?

-Sí, pero como sabía que Daniel no me dejaría,

le he comprado algo por mi cuenta.

-¿Y qué es? -Ya verás.

-¿Y tú qué haces?

-Ah...

(SUSURRA) Veía una revista, pero no se lo digas a nadie.

Es un secreto, ¿vale?

-¿Y tú qué haces?

-Eh...

¿Te refieres a cuál es mi trabajo? -Sí.

Pues... Yo soy el asistente... ¿Sabes lo que es un asistente personal?

-No.

-Ya.

Bueno, trabajo con la socia principal del bufete.

Un puesto de responsabilidad.

-¿Y tú eres la secretaria?

No, soy contable.

¿Y cómo, siendo contable, te puedes comprar esos zapatos tan caros?

-Yo soy abogado.

-Ah, como Francisco.

¿Y tú también va a ir a la cárcel?

-¿La cárcel?

¿Se puede saber qué preguntitas hacen estas niñas?

-¿Alguien me puede echar una mano con la fotocopiadora?

Ah, mira, la niña aún está aquí.

-¿Y cómo son las celdas?

-Mira, niña, te voy a decir una cosa que...

-Francisco.

Quería hacerle entrega de un obsequio de parte de todos los trabajadores.

-Ajá. -Estamos muy felices de que...

de que vuelva a estar con nosotros. -¡Muchas gracias a todos!

Ah.

Oh, es bonito.

Qué bonito. Gracias, de verdad.

-Yo también le compré algo.

-Bueno, muchas gracias.

¡Anda! ¡Eh!

(RÍE)

Un toro.

¿Me ves tan fuerte como un toro? -Es para el estrés.

Y fortalece las manos, como ha vuelto a descubrir su poder...

-Sí, sí.

Muy buen regalo, sí, señora, gracias.

-Bueno, me...

Hala, mira, me vas a ayudar, toma.

Ven conmigo.

Cógeme esto, anda.

-Esto no te va a servir de nada. Lo sabes, ¿no?

-No sé de qué me hablas.

-No te va a ayudar a que te renueven como becaria.

Francisco no es socio fundador. -Ya.

"Por otro lado el Supremo

ya ha establecido en varias sentencias que los empleados

podrán ser grabados por los dueños

de los establecimientos durante su trabajo".

Además, en este caso, la grabación

no se realizó en ningún espacio cerrado o íntimo

del establecimiento, sino en las zonas públicas de este.

La propietaria, doña Meritxell Ortega, no incluyó

expresamente una clausula al respecto

en el contrato, es cierto, pero sí colocó unos carteles

bien visibles en el establecimiento

avisando de las cámaras de seguridad.

-Creo que ya ha quedado suficientemente establecido

que la instalación de las cámaras fue

acorde con la ley.

Señora Ortega, acérquese al micrófono.

Proceda, letrado.

-Gracias, señoría.

Señora Ortega,

¿cuándo se instalaron las cámaras de vigilancia?

-Hace tres meses.

-¿Cuál fue el motivo

de su instalación?

-Nos dimos cuenta de que faltaban prendas.

-¿Sospechaban

de la denunciada?

-Sí.

Sospechábamos de ella.

Y no nos equivocamos.

(SUSPIRA)

Qué bien, qué bueno, ¿verdad?

-Sí.

Lo malo que haya sido justo el día de la peluquería.

-Pero si estás preciosa. -Bueno, sí.

Pero hoy tengo el acto de la ONG de los caballos,

que organiza Madison, la novia de Jorge.

-Pero ¿la novia de Jorge no es Berta?

-Llevas tanto tiempo en la cárcel que no te enteras.

Madison es la novia americana de Jorge.

-Ah, o sea que tiene novia americana y novia española.

-Que no.

Berta cortó con él. No, cortó él con Berta.

Creo. Y luego vino Madison,

que fue su novia cuando estaba en Chicago.

Y ahora está instalada en su casa. -Ya.

-Hacemos yoga juntas, es muy maja.

-A mí Jorge me está haciendo el vacío desde que he vuelto.

-Es que fue feo lo que le hiciste.

-Ay, mira...

-Yo te quiero, cariño.

Pero es que fue muy feo.

-Que sí. Ya lo sé.

Le he pedido perdón mil veces,

pero no admite mis disculpas.

De todas maneras,

gracias por decirme lo que piensas.

Eso me hace estar

más a gusto aquí contigo.

-¿Porque te saco defectos?

-No, porque me dices lo que piensas, pero con cariño,

¿eh?, con cuidado...

Y no como

la serpiente esa que tengo en casa.

-Lourdes.

-Sí.

Cuando todo iba bien, cuando había dinero,

no había ningún problema, ninguna queja.

Ahora que necesito a la familia, me da la espalda.

-Cabría esperarlo de ella.

-Sí... Pues no la soporto más.

Más bien es ella la que no te quiere cerca.

-Bueno, lo que sea. Da igual.

El caso es que...

Que había pensado...

pasar más tiempo aquí con vosotras,

con Alba y contigo.

-¡Ay!

Pero de eso ya hemos hablado, ¿recuerdas?

El palomo... La paloma...

Yo no estoy lista

todavía para formar un nido contigo.

-Vamos a dejar de hablar de palomos y palomas.

-Pero ya me contó Alba lo que...

lo que dijiste delante de todos en la oficina.

Fue muy bonito.

-No fue nada. -Muy importante para ella.

Sari, necesito que me ayudes a ordenar mis libros.

-(ASISTENTE VIRTUAL) "Los libros pueden organizarse alfabéticamente,

por género, cronológicamente, color...".

-Y por tamaño, claro.

(RÍE) Por tamaño, son muy grandes, ¿eh?

Estoy con la Enciclopedia

de Derecho medioambiental, ¿qué te parece?

-"El Derecho medioambiental es el conjunto

de principios que regulan las conductas

incidentes en el ambiente". -¿Cómo?

-"Se ha definido también como el conjunto de normas...".

-Ya sé, ya sé, ya sé. No...

Soy abogado.

No hace falta que me definas el Derecho medioambiental.

-Perdón, ¿interrumpo?

-Hola, ¿qué tal?

-Bien. ¿Querías... no sé... tomar un café?

-No.

-Mmm.

(SUSPIRA)

Quería hablarte de Carol.

Se le acaba el contrato

de becaria y...

Bueno, como tú has trabajado con ella

más de cerca, al fin y al cabo, quería

preguntarte. -¿Quieres mi valoración?

-Sí.

-Yo le renovaría la beca.

Le falta confianza, pero tiene potencial.

-Sí.

Yo también lo creo.

Lo que pasa es que no se puede

volver a contratarla de becaria, sería un contrato normal.

Y tal y como está la economía en este bufete, no sé.

-Vaya. -Mmm.

Más complicado de lo que parece. -¿Y pasarlo al consejo?

-Ajá. -Decidimos entre todos.

-Me parece perfecto. -Perfecto.

¿Bien?

¿Con Jeremy todo bien?

¿Habéis pensado en volver?

-Bueno, él... Él sí.

Yo, desde luego, vamos,

no se me pasa por la cabeza.

Estoy acumulando llamadas perdidas.

A ver si así se da por vencido,

pero, vamos, tengo clarísimo que no. Estoy muy bien así.

Mmm.

¿Y tú?

Veo que

le has dejado el despacho de abajo a tu padre.

-No, yo estaba ahí de prestado.

Le he devuelto el despacho a su dueño.

-Ya...

-Me gusta este despacho.

Estoy tranquilo, tengo

mis libros...

Me puedo concentrar para estudiar, encantado.

-Pues a mí me da mucha pena.

-¿El qué?

-Has llevado los casos reales muy bien hasta ahora.

-Ah, bueno. Bueno, gracias.

Lo he disfrutado mucho más de lo previsto.

Con los clientes

me he sentido muy bien.

Mucho.

-Ya. Si es que lo has hecho muy bien. Y por eso

cuesta admitir que le tengas que devolver

el despacho a tu padre. Además,

él ni siquiera forma parte del consejo.

-Pero yo apenas llevo casos.

-Bueno, ¿y él?

Él menos.

Y menos que va a llevar

con todo lo que ha pasado. Quieras o no,

todo esto ha influido mucho en la imagen...

-Precisamente por eso no quiero darle otro disgusto.

-Ya, bueno.

Tu padre debería estar muy contento

de estar en libertad con todos los delitos que le han caído encima.

¿Y con Sofía? ¿Qué vais a hacer con ella?

Bueno.

Dice mi padre que Sofía "va con el despacho".

-Ajá... Como una lámpara.

Tampoco lo dice en ese sentido, lo dice...

-No, ya. Ya sé en qué sentido lo dice.

(SUSPIRA)

Bueno.

De todas maneras, yo creo

que, siendo el investigador del bufete,

necesitarás más a Sofía que tu padre probablemente.

-No sé.

Yo sí lo sé.

Y, Jesús,

tu padre

no ha cambiado.

La defensa puede interrogar.

-Con la venia, señoría.

¿podríamos volver a reproducir el vídeo de las cámaras de seguridad?

-Adelante.

Germán, por favor.

-Protesto, señoría.

Es evidente que es la misma persona. El vídeo se vio ayer.

-Y lo volveremos a ver tantas veces haga falta para aclarar el caso.

-Por supuesto, señoría.

Si va a juicio, va a perder.

¿Has visto cómo mentía?

No lo entiendo.

Esto parece más para psicólogos que para abogados.

Bueno, un poco psicólogos tenemos que ser.

Sí.

¿Te llevo a algún sitio?

Pues sí porque estoy molida. No me extraña.

¿Y sabes de qué no se da cuenta Juan Pedro?

De que la otra parte, igual que nosotros, va a rastrear las IP

y darse cuenta de que todos los perfiles son suyos.

El Moliner este no es ningún incompetente.

No, no lo parece la verdad.

Eso sí, está solo y no tiene ni equipos, ni técnicos como Charly.

¿Te lo ha contado él?

Digo, como os he visto

comiendo a mediodía juntos.

Sí, hemos coincidido donde Olivia.

No paráis de coincidir.

El restaurante de Olivia es uno de los mejores

de la zona y... No tienes que darme explicaciones.

Lo parece porque te metes donde no te llaman, Jorge.

Perdona, lo único que digo es

que me preocupa, profesionalmente,

que este tío, que es muy hábil, acabe influyéndote.

Sé cuidarme sola, soy mayorcita.

Entenderás que no es lo más ético

reunirte con la otra parte, encima en público.

¿Y tú con Rodrigo qué?

No tiene nada que ver, somos amigos de toda la vida.

No es un tío al que he conocido

hace dos días en un caso.

Sí tiene que ver, os veis cuando os da la gana. Tenemos

muchos casos... No te pongas así.

Me pongo como me da la gana.

Solo digo que tenemos que defender a Juan Pedro lo mejor posible.

Porque yo no lo hago.

Yo no he dicho eso, Julia.

Simplemente, me preocupa

qué pensaría el cliente si os viera.

Nuestro deber es defenderle

aunque nos guste la otra parte.

Ya está. Lo defiendes tú.

¿Qué te pasa? ¿De qué vas?

Ya no es nuestro cliente, es tu cliente.

¿Qué pasa? ¿Que dejas

el caso así? Sí, dejo el caso.

Por favor, ¿quieres entrar en el coche para llevarte,

que estás cansada? No.

No me apetece ir contigo.

"Muy bien,"

¿podemos rebobinar un poco la grabación?

A ver.

Ahí. Ahí. Justo. En ese

preciso momento, vemos que hay un corte

en la grabación.

Y, como podemos observar,

en el código de tiempo,

el corte...

es de media hora.

Señora Ortega, ¿sabe a qué se debe ese corte?

Señoría, la defensa solicita

la inadmisión de la videograbación

como prueba, desde el momento

que consta su manipulación,

tal y como ha admitido la señora Ortega

con su silencio.

-Protesto, señoría.

-Letrado, sabe tan bien como yo,

que no puedo admitir

como prueba de cargo una grabación

previamente manipulada. Protesta

rechazada.

La prueba queda inadmitida.

Y será considerada fuera

de esta causa a todos los efectos.

Se levanta la sesión.

Reanudaremos mañana

a la misma hora.

¿Qué tenés esta noche?

-Hey, Victoria.

Esta noche...

Esta noche es Nochebuena y mañana Navidad.

No te lo vas a creer, pero ceno con mi abuelo.

-¿Ayer tu abuelita y hoy tu abuelito? Qué familiar.

-Sí, me gusta mucho cumplir con la familia.

-¿No dices nada más?

-Que lo siento.

-Hasta luego. -Hasta luego, Berta.

-Qué pena porque te iba a invitar a una gala benéfica

que organiza Madison, pero, bueno,

no quiero interferir entre tu abuelo y tú.

-No, venga, va. Voy.

Ya quedo otro día que me... que...

que me encantan los abuelos... ¡los caballos!

Hablamos desp... Nos vemos esta noche.

-Nos vemos después. Ciao.

Venga, ¿preparada?

Ay, Jesús, ¿otra vez?

Es que... Te doy las blancas.

¿Sabes qué pasa? Que necesito otra cosa,

como con menos concentración.

Sí, que yo no...

No me apetece, es que...

Tengo ganas como de... despejarme y esas cosas.

Si esto te despeja, te concentras...

te olvidas de todo... Tanta concentración es

un poco...

A ver, ¿me das un poco?

Está buena, ¿no?

-Sí.

Echamos una tú y yo.

He estado jugando a superhéroes con vuestra capa.

Ah, es verdad.

-¿Qué capa?

La toga, que la ha visto

y se la ha puesto como una capa.

No es una capa eso.

Es un... Bueno.

Es verdad que metemos a los malos en la cárcel.

Somos... -Sí, como a Franc...

Qué buena, está riquísima.

Está muy buena. Sí.

El torneo a mí

no me... Gracias, Oli.

No me gustó mucho. Ahora me apetece algo

como más de aire libre... de moverme...

ejercicio...

(SUSPIRA) Algo... Dime.

-Este fin de semana me voy con unas amigas

a la sierra, vente. Ah.

¿Yo? No, hombre, no. Si no las conozco,

qué vergüenza. Pues las conoces, Sofía, un poco...

Ay, no sé, no, no... Y aparte a mí

me viene bien porque solo hablan de filosofía,

de estrellas, y así... Oye,

yo también puedo hablar de filosofía.

Yo soy muy intensa, muy profunda.

Igual sí que me iría bien.

Porque contigo me río tanto, lo pasaríamos bien.

Claro. ¿Verdad que sí?

¿Y qué hago con los niños?

No sé dónde dejar a los niños.

Sería buena idea, ¿verdad?

No sé. No puedo, la verdad es que no puedo.

Gracias, ¿eh?, pero no. Bueno, pues nada.

Vale.

-Mamá. ¿Qué?

¿Te acuerdas cuando me obligaste

a ir a clases de ballet moderno? Pobrecita, la llevaba a rastras.

Es que, a ver, al principio,

me daba vergüenza. Claro.

Pero ¿al final?

Te lo pasaste genial, ¿verdad?

¡Oli!

Que voy.

Sí, que me apunto

a la montaña, que sí, seguro.

No sé, ¿qué hago con los niños?

-Pero ¿eso quiere decir que dejas el ajedrez?

Bueno...

No... No.

Jesús, no.

Al ajedrez jugaré.

Venga, sales tú.

¿Yo?

¿Ahora? Venga.

¿Qué haces? ¿Esconderte?

Pensando... A gusto, a oscuras.

Muy propio.

Esconderte en las sombras, ¿no?

Siento no haber ido.

Pero es que...

No...

No tenía la cabeza,

ni el cuerpo para un evento social.

He tenido un día horrible.

¿Tampoco podías hacer el esfuerzo?

Es que ahí está el problema, Madison.

En tener que hacer un esfuerzo

para cualquier cosa.

Me has dejado sola.

Cuando más

te necesitaba, me has dejado sola.

No sé, llevas toda la semana...

Organizando la cena, estando

con la gente de la ONG...

Esto era para que tú conocieras gente, tuvieras tu espacio...

No sé, tampoco

creo que necesites estar pegada a mí todo el rato.

En la riqueza

y en la pobreza.

En la salud y en la enfermedad.

Eso es lo que decís aquí en las bodas.

Ya, Madison, pero es que...

Aquí no va a haber ninguna boda.

Ya me lo estaba figurando.

Ni una boda, ni...

Ni nada.

¿Nada?

Esto no funciona. No, eres tú

el que no deja que funcione.

No estamos bien, ¿no te das cuenta? Sí, pero

es por tu culpa. Estás conmigo, pero no estás.

Dime, ¿dónde

te has ido? ¿Dónde? ¿Y cuándo?

¿Cuando estaba en Chicago?

¿Cuando llegué? ¿Cuando te tiraste

a tu secretaria? ¿Cuándo? ¡No lo sé!

No sé cuándo me he ido.

Y no te lo voy a negar.

No estoy. No estoy.

Hay algo en mí que no...

no sé... estoy como agotado.

Y me sentí así... ¡Vete a la mierda, Jorge!

Pero...

¿Tampoco hablamos esto?

No sé qué les pasa a los tíos que son tan raros.

¿Es alguien en particular?

No, hablo de todos.

De tu "panini", de Jorge, de nuestro cliente... todos.

¡A Héctor te lo dejas fuera!

A ver, Jorge, las cosas no van

de cómo empiezan las historias,

sino de cómo acaban.

Esta historia no va acabar bien.

¿Y tu compañera no va

a venir?

Pues no.

No va a venir.

Voy a hacer todo lo posible,

¿me oyes?, todo lo posible, por recuperar el control.

Ay, qué ilusión, Jesús.

Qué bien, además, sabes que lo necesito, ¿no?

Claro que lo sé, por eso me alegro doblemente.

Jesús, es que...

Tú no estarás haciendo esto por...

por mí, ¿no?

Por mí...

Por mí...

¿Sabes lo que te pasa?

Que tienes el síndrome del impostor.

-Pues...

Creo que sí tengo ese síndrome.

Sí.

¿Tú lo tienes? -Bueno,

lo tenía.

De eso me he curado.

De otras... De otras cosas no.

Y lo mío con Héctor no es nada, ¿sabes?

¿Cómo que lo tuyo con...?

Si has dicho "lo mío con Héctor", hay algo.

¿Quién es Héctor?

La única que no se entera. Yo tampoco.

Es el precio por la cárcel.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 104

Derecho a soñar - Capítulo 104

07 jun 2019

El caso de Juan Pedro demandado por acoso a Montse Vega provoca una discusión entre Jorge y Julia. Jorge está celoso de los encuentros que Julia está teniendo con Héctor, abogado de la parte contraria. Los celos que siente y la superficialidad de su relación con Madison le llevan a romper con ésta definitivamente. Mientras, Francisco logra recuperar su despacho y a Sofía, pese a que eso supone volver a desplazar a su hijo Jesús a un puesto más marginal en el despacho. Carlota, sin embargo, no parece dispuesta a que todo vaya a volver a ser como antes. Sofía, impulsada por Cristina, que pasa un divertido día en la oficina, se apunta a una excursión con Olivia, para airearse un poco. Por otro lado, Carol, pese a sus intentos de ganar puntos con los socios, no sabe si podrá continuar en el bufete.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 104 " ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 104 "
Programas completos (116)

Los últimos 118 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 116 Completo 55:21 8% ayer
    Capítulo 116 ayer Alba se refugia en casa de Sofía. Jorge no se puede creer lo que acaba de hacer: declararse. Maricarmen le pide a Francisco que hable con Alba, cosa que este hace. Sofía descubre que su deuda est&aa...
  • Nuevo Capítulo 115 Completo 52:30 78% pasado lunes
    Capítulo 115 pasado lunes Olivia saca a Rodrigo (con el que pasó la noche) de casa sin que Julia se entere. Carlos y Sofía siguen afianzando su relación. Ángel intenta solucionar las cosas con Alba pero todo em...
  • Nuevo Capítulo 114 Completo 53:43 68% pasado viernes
    Capítulo 114 pasado viernes Ángel toma por asalto la casa de Alba en un intento de evitar lo inevitable, pero Maricarmen lo saca por piernas. Más zorro, Francisco pasa de mentor a discípulo y le pregunta qué debe...
  • Nuevo Capítulo 113 Completo 51:19 66% pasado jueves
    Capítulo 113 pasado jueves Julia sigue con Héctor, pero el que esté tanto en casa afectará a Olivia por lo que Julia le pedirá a Héctor un poco de espacio. Jesús está decidido a contarle a A...
  • Nuevo Capítulo 112 Completo 53:16 63% pasado miércoles
    Capítulo 112 pasado miércoles Julia se siente más confusa que nunca: disfruta del tiempo que pasa con Héctor, un chico objetivamente encantador… Pero también está Jorge, que parece decidido a comentarle &ldq...
  • Capítulo 111 Completo 52:02 75% 18 jun 2019
    Capítulo 111 18 jun 2019 Julia está indecisa con el tema de Héctor y Jorge. Alba le pide a su padre que acepte a Ángel. Daniel quiere “ludificar” la oficina y encontrará la colaboración de V...
  • Capítulo 110 Completo 51:36 77% 17 jun 2019
    Capítulo 110 17 jun 2019 Cupido anda suelto por nuestro bufete. Sofía ha descubierto una nueva luz para su vida en Carlos Segarra, Carlota reverdece viejos laureles con Antonio Reyes y Julia sigue entregada y complacida en su reci...
  • Capítulo 109 Completo 53:27 69% 14 jun 2019
    Capítulo 109 14 jun 2019 El despertar de Francisco en casa de Alba no es idílico, y ella empieza a sufrir las consecuencias de que todos sepan en el bufete que es la hija del jefe. Alba se enfada con Julia por su falta de confianz...
  • Capítulo 108 Completo 53:30 69% 13 jun 2019
    Capítulo 108 13 jun 2019 Jesús continúa con su caso relativo al Patrimonio Histórico, mientras en el juzgado Carlota y Berta se enfrentan a la vista previa por la muerte de un perro, cuya dueña acusa a uno de ...
  • Capítulo 107 Completo 52:59 67% 12 jun 2019
    Capítulo 107 12 jun 2019 Jesús continúa con su caso relativo al Patrimonio Histórico, mientras en el juzgado Carlota y Berta se enfrentan a la vista previa por la muerte de un perro, cuya dueña acusa a uno de ...
  • Capítulo 106 Completo 51:47 75% 11 jun 2019
    Capítulo 106 11 jun 2019 Julia está ilusionada con Héctor, anoche han vuelto a quedar. Maricarmen está muy triste por la partida de Madison. Francisco se está quedando a dormir en el bufete, sin que nadie lo s...
  • Capítulo 105 Completo 52:08 76% 10 jun 2019
    Capítulo 105 10 jun 2019 Jorge y Madison rompen su relación y ella decide volverse a Chicago. Pero el hecho de que Jorge vuelva a quedarse solo no facilita su acercamiento a Julia, pues otro abogado que le atrae, Héctor Col...
  • Capítulo 104 Completo 53:59 68% 07 jun 2019
    Capítulo 104 07 jun 2019 El caso de Juan Pedro demandado por acoso a Montse Vega provoca una discusión entre Jorge y Julia. Jorge está celoso de los encuentros que Julia está teniendo con Héctor, abogado de la...
  • Capítulo 103 Completo 50:25 68% 06 jun 2019
    Capítulo 103 06 jun 2019 Julia parece haber dejado definitivamente su etapa con Chema. Olivia la anima a emprender un nuevo camino y para ello hará lo posible para relacionarla con Héctor Moliner. Madison, cada día m...
  • Capítulo 102 Completo 53:05 66% 05 jun 2019
    Capítulo 102 05 jun 2019 Ángel le pide a Francisco que cumpla su parte del trato y que todo siga con normalidad, sobre todo con Alba. Jesús le pide a Carlota y Jorge que le den una oportunidad a Francisco. Julia conoce a H&...
  • Capítulo 101 Completo 51:04 77% 04 jun 2019
    Capítulo 101 04 jun 2019 Maricarmen paga la fianza y la salida de la cárcel de Francisco es inminente. Sin embargo, pese a su felicidad porque salga, Maricarmen sigue resentida porque Francisco no quiera vivir con ella. Por su par...
  • Capítulo 100 Completo 54:56 77% 03 jun 2019
    Capítulo 100 03 jun 2019 Es un viernes extraño en ZL&D. La noticia de la inminente salida de Francisco bajo fianza aviva los nervios de todos: se avecinan cambios. De todos, la más feliz por la próxima liberaci&o...
  • Capítulo 99 Completo 50:45 69% 31 may 2019
    Capítulo 99 31 may 2019 Victoria y Jesús llevan sendos casos en los que el abogado de la parte contraria es Rodrigo. El caso de Victoria, acusación de hurto contra una asistenta de hogar, se vuelve contra el denunciante al...
  • Capítulo 98 Completo 54:08 69% 30 may 2019
    Capítulo 98 30 may 2019 Alba llega tarde por culpa de la última de las compras compulsivas de su madre; un despertador. Berta invita a Julia al afterwork pero esta no lo ve claro y optan por quedar para cenar esta noche. Carlota ...
  • Capítulo 97 Completo 54:26 65% 29 may 2019
    Capítulo 97 29 may 2019 Maricarmen va a vender la naves. Julia discute con Olivia porque no la dejan dormir con tanto “amor”. Jesús empieza a llevar el caso de Ricardo Castro y su estanque de peces. Alba le ofrece a S...