Derecho a soñar La 1

Derecho a soñar

Lunes a viernes a las 18.15 horas

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5135980
No recomendado para menores de 7 años Derecho a soñar - Capítulo 65 - ver ahora
Transcripción completa

Compré la tarta en el supermercado.

¡Me faltan 43 euros! -Se lo llevaría el ratoncito Pérez.

-¿No habrá sido el amigo de Luis, el que me encontré?

-¿El Webo? Si quieres ayudar, vete con tu hermana.

Compré la tarta en el supermercado.

-¿Por qué? -Porque no sé hacer tartas.

Porque no sabe hacer tartas...

¿Cómo va el caso de intoxicación? Según Berta, en punto muerto.

Parece ser todo una venganza personal, y el cliente no concreta.

¿El señor Zabálburu le pidió que le ocultase información?

Hace unas semanas me pidió que organizara un viaje para Ángel.

Me dijo que no se lo dijera a nadie.

¿Puede decirnos adónde viajó? A las islas Caimán.

Mi amiga mantiene una relación con Ángel Belinchón.

¿Nos dice su nombre?

Alba Córdoba.

He dicho cosas... que no tenía que decir.

¿Tú has sido honesta con el fiscal? Sí.

Pues ya está. No tienes por qué preocuparte.

No pagues esto con Berta.

Si hay alguien que no ha sido honesto y no ha ido de cara, soy yo.

Evidentemente.

Tirar por la borda nuestra amistad por estar tres semanas con Berta.

No es eso.

Debes declarar contra Fajardo. -Él hará que sus socios me maten.

-Si le delatas, se lo comerá todo, y la Fiscalía ya tendrá un culpable.

Que conste que solo firma para entregar a Fajardo Chaparro.

-La Fiscalía mantiene su oferta de cuatro años de condena.

-Hace días ofreció tres. -En el caso

de que nombrase a más miembros de su organización criminal.

-Basta.

No acepto el acuerdo. Buenas tardes, señor fiscal.

Debemos buscar un nuevo socio. ¿En lugar de Francisco?

Cuenta conmigo.

¡La cena del viernes será a las 20:30 en la terraza de Olivia!

¡Que vaya quien quiera!

Chema, que esto se ha acabado.

Siento que... las cosas han cambiado entre nosotros,

y que vivimos momentos diferentes de la vida.

Si es lo que has decidido...

Que yo te quiero un montón.

(Puerta abriéndose)

¿Se puede saber qué haces aquí? -No tenía nada mejor que hacer.

-¿Has venido aquí solo para decirme esto?

-He decidido aceptar la oferta de la Fiscalía.

-Creía que estabas seguro de lo contrario.

-Pues he cambiado de idea.

-Vamos en mi coche. -No, espérate.

A partir de ahora es mejor tener cuidado.

-Como quieras.

-Y por cierto, tienes que organizar mis casos.

Distribúyelos entre el resto de abogados.

Y le dices a la de ordenadores que haga copia de seguridad de todo.

La Policía se llevará mi ordenador. -De acuerdo.

Pero eso no corre prisa. Hasta que emitan la orden...

-Hazlo ya.

-¿Te vas a entregar? -Cuanto antes entre, antes saldré.

-Está bien.

-No creas que olvidaré lo que me has hecho.

Antes o después me lo pagarás.

-Ahora no tengo muchos problemas para pagar.

Gracias a ti.

-Eres... más despreciable aún de lo que podía imaginar.

Te ríes de alguien que irá a la cárcel.

Alguien a quien traicionaste.

-Solo respondo a tus amenazas.

-Te partiría la cara. -Calma.

No te interesa sumar un delito más a los que ya tienes.

Nos vemos luego.

(Sintonía "Derecho a soñar")

Ladrillo de barro y paja.

Cariño, ladrillo de barro y paja, con cinco letras,

que se usa mucho en África. ¿Cuándo vas a reponer lo de Cris?

Cuando quieras lo reponemos.

¿Cómo que lo reponemos?

Lo cogiste tú, ¿no?

Cariño, ¿estás diciendo

que yo le quité dinero de la hucha a nuestra hija?

No sé, no ha entrado nadie más en casa, ¿no?

Álex me dijo el otro día...

que este amigo suyo, el que se llevó el felpudo...

¿Cómo se llamaba?

José... ¿Cómo se llamaba?

¿No te acuerdas? Si lo trajiste tú a casa.

El Webo. Exacto.

Ese chico no es de fiar. Ya.

Me estás diciendo que el Webo ha entrado en casa,

y en vez de llevarse la tele,

el portátil o lo que sea,

ha ido a la hucha de Cristina y le ha cogido el dinero.

Estaba elucubrando, porque algo tiene que haber pasado.

Ya, ya. Además, no se llevó todo el dinero.

Solo se llevó 40 euros.

O sea, a ti esto te parece una posibilidad realista, ¿no?

No, pero hay que investigar quién ha sido.

Esto no puede quedar así. José.

¿Sí? Fuiste tú, ¿no?

A ver, cariño.

Solo que pienses que yo he sido capaz

de robarle el dinero a mis hijos de sus huchas me mata.

Venga, José. ¿Quién si no?

A lo mejor..., no lo sé,

Álex necesitaba dinero,

iba a reponerlo, y ahora le da vergüenza.

No, José. No. A Álex no lo metas. Que no le estoy metiendo.

No le estoy acusando.

Estoy... hablando en voz alta, porque hay que aclarar este tema.

Álex nunca cogería nada que no fuera suyo.

Y si lo hubiera cogido, lo habría reconocido.

Ya.

Pues alguien tiene que haber sido.

Ahora,

lo que sí te aseguro es que yo no he sido. Te lo juro.

Adobe.

¿Te vas ya?

Sí.

Pero es muy pronto, ¿no?

Esta noche no he dormido muy bien.

Yo tampoco.

Ya... Y el sofá no debe ser muy cómodo.

Pero no es eso lo que no me dejaba dormir.

Ya lo sé.

Me voy a llevar todas mis cosas para que puedas estar solo.

No hace falta que tengas tanta prisa, Julia.

¿Adónde vas a ir?

No lo sé.

Pero me tengo que ir.

No me molestas, de verdad.

No puedes seguir durmiendo en el sofá.

No está tan mal.

Julia, que esta es tu casa.

No, es tu casa. De hecho, es de tus padres.

Pero ¿qué más da eso?

Ya te he dicho que a mí no me molestas.

Además, tú tienes que organizarte.

Y luego... tener claro dónde vas a ir.

Ya, pero es que no puedes seguir en tu casa como un invitado.

En todo caso, quien debería dormir en el sofá soy yo.

No te preocupes por el sofá, de verdad.

Si quieres, para no pelearnos, nos turnamos.

Yo los días pares, y tú... Eres muy bueno conmigo. Demasiado.

Desayuna algo.

Tómate un café. No sé...

Tengo que irme.

(Pasos alejándose)

Hola.

Hola. Uy, ¿ya estás listo?

Sí. Que me voy andando.

Ah, ¿sí? ¿Y eso? Bueno, me apetece hacer ejercicio.

Pues es una tirada desde aquí. ¿Vas a ir solo?

No, qué va. Si... pasaré por casa de Laura,

que como vive aquí cerca... ¿La de tu clase?

Sí, una de mi clase. Ah, qué bien.

Y nada, como ella va siempre andando...

Pues muy bien.

Adiós. "Adéu".

Que tengas un buen día.

Te he visto.

¿Eh? ¿Qué?

He visto cómo metías el dinero en la hucha.

Ah, bueno... ¿Qué le vas a decir a Cris?

Pues no lo sé. No lo había pensado,

la verdad. Pero que su padre y yo

necesitábamos dinero suelto, pero que se lo íbamos a devolver.

Yo no he sido, ¿eh? Ya lo sé que no has sido tú.

¿Crees que ha sido papá?

Eh... No.

Te has dejado ahí... Vale.

¿Y quién? Pues...

No sé, habrá sido el que se llevó el felpudo.

¿El Webo? El Webo.

¿Verdad? ¿Sí?

Sí.

No sé. Pero ¿para qué iba a coger solo eso?

Para unas cervecitas o algo así. Para que no cantara mucho. Por eso.

Ya está. No. No cuadra.

¿No? No lo sé, mamá.

Es que yo creo que sería capaz de hacer algo así...

¡Qué susto, hija! ¿Qué haces aquí?

¿No es tarde?

Sí, es un poco tarde, pero quería quedarme para verte antes de irme.

Ay, perdona. Se me han pegado las sábanas.

No pasa nada. ¿Te hago unas tostadas?

¿Te pasa algo?

Es que... estoy muy orgullosa de ti, mamá.

¿De repente estás orgullosa de tu madre?

Julia me contó cómo fue la declaración.

Ya. ¿Qué pasa, que no confiabas en mí?

Hombre...

Después de aquel ensayo, tenía motivos para estar un poco asustada.

Bueno, no fue para tanto. Mamá...

Que parecías estar en un culebrón.

Y la cebolla en el bolso para llorar.

Calla, que el bolso ahora apesta a cebolla.

No sé si podré usarlo más.

Lo importante es que Julia me ha dicho

que lo hiciste muy bien.

¿Y qué te ha dicho?

Pues que defendiste a Francisco,

que no dejaste que el fiscal te asustase

y que dejaste claro que tu relación con Francisco

es un asunto personal.

Eso es.

Y que al final leíste una declaración muy bonita

a favor de Francisco.

Sí. Era muy emotiva.

Pero no la leí, la dije de memoria, que me costó recordarla toda.

Pues eso, mamá, que... gracias por tomártelo en serio.

De nada, hija.

Me di cuenta que lo mejor era... ser sincera.

Decir lo que realmente siento por tu padre. Nada más.

Está feo que yo lo diga, pero la verdad es que lo bordé.

Bueno, no me lo podía creer.

Lo bien que lo estaba haciendo.

Estuve muy... señora. Muy en mi sitio.

Bueno, tampoco te pases. No. Al principio

estaba nerviosa, las cosas como son.

Pero después me salió bien.

Me sentí un poco como Meryl Streep

en "Los puentes de Madison". Me voy, que estás muy animada.

Espera.

Albóndigas. Gracias, mamá.

Adiós, cariño. Adiós.

Madre mía...

Así que el sushi sigue siendo

la causa más probable de intoxicación,

y solicitamos condenar al acusado.

-Gracias, letrado.

¿Quiere elevar la defensa sus conclusiones?

-No, señoría. -¿No va a usar su turno?

Bueno, está en su derecho, pero... -No, no.

Quería decir que no vamos a elevar nuestras conclusiones.

Queremos hacer una nueva aportación

de un dato. -¿A estas alturas?

-Es que fue ayer cuando tuvimos conocimiento de una nueva información

que creemos muy relevante para el caso.

-Está bien. -Hubo otro alimento en la cena

que sí fue consumido por todos los asistentes,

y no se ha tenido en cuenta. -Señoría,

no se pueden presentar evidencias en esta fase.

-Eso lo decido yo.

-No solicitaré su introducción como evidencia.

-¿Cuál es su propósito entonces? -Nada.

Solamente mostrar este licor casero producido por Salvador Hernando,

que consumieron todos los asistentes a la fiesta, y que como ven,

no cumple ningún requisito sanitario.

-Tampoco lo cumplía el sushi. -Letrado, respete.

-Es cierto, pero a diferencia del sushi,

este licor sí fue consumido por todos.

Seguramente porque se sintieron obligados,

ya que lo había hecho su superior, que además,

les insistió para que se lo tomasen.

-¿Tiene alguna prueba

de que fuera consumido por todos los empleados?

-Sí, señoría.

Todos han firmado esta declaración conjunta, que le entrego

al igual que al responsable de la acusación.

-Gracias.

Está bien. En vista de la novedad presentada

por la defensa, declaro que el juicio no puede continuar.

-¿Perdón?

-Así es. Todo indica que el demandante

es el culpable del hecho que él mismo denunció.

Y los afectados por la intoxicación

no han presentado denuncia contra él, así que...

caso sobreseído.

Buenos días a todos, señores.

-Lo siento, pero creo que es mejor

no apelar la decisión. -Bueno, está bien.

-Rodrigo.

Hasta luego.

(Teléfono)

Hola. "Hola".

Hacía mucho que no te llamaba.

Demasiado.

Me habéis dado una paliza en el juzgado.

Ah, ¿sí? ¿Berta? Sí.

Casi saco la bandera blanca y todo.

Por la parte que me toca, me alegro, la verdad.

¿Ha salido ya la sentencia?

No.

Bueno, ya te contará Berta. Mi cliente era bastante zoquete.

"Vaya, lo siento".

Bueno, creo que tu bufete me debe... una copa.

Es lo mínimo, después de esta humillación.

Me parece correcto. Estaré encantado de pagar esa copa

y todas las que hagan falta.

Bueno, no nos emocionemos, que han pasado muchas cosas.

Está bien, tienes razón.

Bueno, pues... yo qué sé, ya vamos hablando, ¿vale?

Hablamos. Y... gracias por la llamada, Rodri.

"Hello". -Hola.

-Hola.

¿Qué haces? -Nada, lo del amigo invisible.

-¿Y qué es? -No te lo digo.

A ver, es una chorrada, pero me lo curro.

-¿Sí? ¿Y para quién es?

-Para alguien que me cae muy bien. -Ya.

-¿Tú ya tienes el tuyo? -Sí.

Te iba a decir que vinieras conmigo.

Está a punto de abrirse, y será bonito oírlo.

-¿Por? -Cuando lo veas lo entenderás.

-Vale, pues recojo esto y voy.

-Tranqui. Tampoco quiero estropearle el regalo, sea quien sea.

-No te flipes, no es para ti. -Ya...

Hola. Hola.

Lo de ayer en el juzgado fue raro.

Sí.

Encontrarme allí con Francisco y contigo...

No sabía cómo reaccionar.

Yo quería estar contigo, pero estaba Francisco.

Pero tú estabas...

Estabas con la secretaria de Jorge, ¿no?

Sí, Julia. Julia.

No sabía que erais tan amigas.

Sí, se está portando muy bien conmigo.

Nos vino genial que fuese.

No le estarás contando nada de lo que yo te digo.

Porque lo que hablamos entre nosotros se queda entre nosotros.

Ya...

No hace falta que lo digas.

Además, lo importante es que salió todo bien.

Sí.

¿Ya te han dado tu regalo del amigo invisible?

No.

Y yo tampoco compré el mío. ¿Y quién te ha tocado?

Eso es un secreto.

¿No me lo dices ni a mí?

No te lo digo ni muerto.

Macarena. Pero no tengo ni idea de quién es.

La recepcionista.

Sí, la recepcionista. Era broma.

Ya...

Lo que pasa es que tú no te fijas en nadie.

Me fijo en ti.

¿Te parece poco?

¿Estás loco? Que nos van a pillar.

La verdad, no sé qué es lo mejor.

El acuerdo no es malo, por la reducción de condena.

Pero supone una admisión de culpabilidad.

De todas formas, la Fiscalía debe tener pruebas contundentes.

Le iban a declarar culpable de todas formas.

Hablabais de mí, ¿verdad? -Perdón.

No, tranquila. Soy la noticia de la semana.

Eh... Vengo a comunicaros

que he decidido aceptar la oferta de la Fiscalía.

Hoy acababa el plazo que me ofrecieron,

así que he decidido firmar.

La semana que viene ya no estaré aquí.

Tendremos que organizar las cosas.

Tendréis que hablar con Ángel y Jesús para que distribuya mis clientes.

-Bien.

-Y quiero que Jesús ocupe mi puesto en el consejo.

Sin problema por mi parte. -Por la mía tampoco.

-Siento los problemas de imagen que os ha causado todo esto.

-Ya he organizado reuniones para la próxima semana.

Nos veremos con los clientes para explicarles la situación.

-Perfecto. Has sabido llevar esta situación muy bien.

Eres una mujer de bandera. Gracias.

-No me des las gracias. Es por el bien del bufete.

-A ti, Jorge,

pues... pedirte disculpas una y otra vez.

Me avergüenzo cuando pienso en lo que he hecho.

Estaba desesperado. Temía que pasara esto,

que me detuvieran, que me encarcelaran.

Te dije que no quería volver a hablar contigo.

Difamaste a mi padre.

Era un hombre bueno.

Y casi me convences de lo contrario.

Tienes razón.

Además, Felipe era mi amigo.

Eso es lo que más me duele de todo.

Si esta reunión se ha terminado,

yo tengo que seguir con mi trabajo.

(CARRASPEA)

Bueno, nos vemos esta noche en la cena.

Aunque... también tendremos que disimular.

No creo que yo pueda ir a la cena.

Pero si va a ir todo el mundo. Lo sé.

Pero... Francisco va a aceptar el trato de la Fiscalía

para reducir su condena.

¿Y qué tiene que ver eso con la cena?

Que seguramente ingrese hoy en prisión.

¿Hoy? Sí.

Y yo como su abogado debo acompañarle.

Yo también debería estar, soy su hija.

Alba, no creo que sea un buen momento.

Seguramente irá acompañado de su mujer hasta la puerta.

Y eso sería un poco violento, ¿no crees?

Pero no vas a estar sola.

Cuando tu padre ingrese en prisión, habrá cambios en el bufete.

Y tú y yo debemos mantenernos como un equipo.

¿Qué cambios?

El bufete consta de tres socios, Jorge, Carlota y tu padre.

Cuando tu padre ingrese en prisión, su puesto en el consejo

deben ocuparlo sus hijos.

¿Sus hijos?

Sí. Jesús...

y yo. Claro.

Pero yo no soy abogada ni... Alba,

tú no eres abogada pero yo sí.

Y no permitiré que te quiten lo que te corresponde por ley.

Alba, confía en mí.

Haré lo que sea mejor para ti.

Julia, enhorabuena. Esto hay que celebrarlo.

¿Has ganado? Bueno,

he conseguido que el juez desestime el caso.

Ah, ¿y eso?

Pues la causa de la intoxicación... fue esta.

¿Y esto qué es? ¿Quieres un chupito?

¡Oh! Pero si esto apesta.

Sí. Es un licor que hizo el dueño de la autoescuela.

Lo llevó a la fiesta y... Ya.

Y la gente bebió por no quedar mal con su jefe.

Pobres. Tener que beber este matarratas para conservar el trabajo.

¿Estás bien?

Te noto un poco alicaída.

Sí, sí. Estoy bien. ¿Seguro?

Bueno, imagino que... todo esto de don Francisco me está afectando.

Me preocupa un poco

lo que pueda pasar con mi trabajo. Ya, normal.

No paramos de salir en las noticias.

Mis padres están flipando con el caso.

Me imagino.

¿Y esto?

"Para Daniel". Será del amigo invisible.

Sí, es el primero, además.

Sí. Daniel.

(DANIEL) ¿Para mí? -Sí.

-¿Qué es esto?

Ah, una taza. Parece bonita. -Muy fina, sí.

-¡Ja!

Ups... Ha tenido que caérseme mientras venía del bazar chino.

¿Te gusta?

-Esta te la guardo. -¿No te vas a poner un café?

-No.

No, frutos secos no. Soy alérgico. No puedo tomar.

-¿Otra tapita? -Lo que quieras.

Gracias. Gracias.

(LEE) "Raviolis con pera".

Pero claro, la pera lleva fructosa.

Tiene buena pinta. Sí.

Comparado con el tupper de mi madre, todo me sabrá a gloria.

Estoy un poco...

Las aceitunas... No, no puedo con las aceitunas. No puedo.

Otra cosa. Lo que sea. Otra cosa, sí.

-¿Queso, patatitas? Vale.

-Lo que quieras. Gracias.

¿Qué tal tu día? Bueno...

No sé qué hacer con lo del amigo invisible.

¿Quién te ha tocado?

Jorge.

Pues para no complicarte mucho, puedes regalarle una corbata.

¿Le has regalado eso? Eso había pensado, sí.

En cambio, mi amigo invisible es un secreto de estado.

¿Me vas a dejar así?

Muy bien. La verdad,

tampoco es el mejor momento para ir haciéndonos regalos.

No. Está el ambiente un poco raro.

Ayer fue a declarar

mi madre, que por cierto está muy enfadada con la tuya. Mucho.

¿Por qué? ¿Ha pasado algo más? Tu madre la llamó ayer.

No se hicieron amigas precisamente. Ya...

No te habrá dicho nada, porque está nerviosa, por no agobiarte...

Ya. Una cosa es estar nerviosa

y otra cosa es que llame a tu madre por teléfono.

Que a mí ni me han llamado para ir a declarar.

El fiscal debe pensar

que mi padre y yo... tenemos una relación penosa

y ha querido ahorrarme el mal trago.

Yo se lo agradezco muchísimo, sinceramente.

Jesús.

¿Tú crees que va a ir a la cárcel?

Yo no creo que vaya a ir a la cárcel. Estoy seguro de que irá a la cárcel.

La acusación es grave. Las pruebas son contundentes. No hay escapatoria.

Te he dejado una cosa en tu mesa. Muy bien, gracias.

(SUSURRA) Pasa.

Espera, que estoy cogiendo unos teléfonos que me han dejado.

Vale.

¿Qué es eso? El amigo invisible.

El amigo invisible. A ver.

Bueno, es solo un detallito. ¿Un detallito?

Esto no es un detalle.

Es precioso. ¿Te gusta, de verdad?

Me encanta, pero teníais 10 euros de presupuesto.

Te has pasado un poco.

Bueno, es que quería agradecerte lo del otro día.

¿El qué? ¿La declaración judicial?

Sí. Fue duro, Carlota.

Ya. Ya sé que tuviste que contar cosas muy incómodas.

Sí, lo de Alba y... Pero no te preocupes.

La confidencialidad entre abogada y cliente... te ampara.

Ya. Sí, mira, ahora mismo eso es lo último que me importa.

A mí lo que me preocupa es mi futuro... aquí.

Indirectamente, estuve relacionada con el caso de don Francisco.

Y como va a ir a la cárcel, pues...

Tienes miedo a que tu puesto de trabajo peligre.

A ver, que entendería que vosotros quisierais despedirme, ¿no?

Porque... A ver, Sofía.

Todos sabemos que lo hiciste porque te lo mandó tu jefe,

y que has demostrado una fidelidad absoluta a Francisco.

Y queremos que te quedes.

¿Cómo?

O sea, ¿que me quede? ¿Y cuál sería mi puesto?

Pasarás a ser la secretaria de Jesús, que ocupará el puesto de su padre.

Ay, de verdad. Muchísimas gracias, de verdad, Carlota.

Eres un tesoro.

Y seríamos muy tontos si te dejáramos escapar.

Muchas gracias.

Bueno, ya...

Gracias a ti.

A ti.

Hijo...

Francisco.

El amigo invisible.

¿A mí? Sí.

(CARRASPEA) Nos tenemos que ir.

Iré a verte.

Francisco. Francisco. Eh, ¿dónde vas?

¿Qué es lo que vas a hacer?

Estás a tiempo de no hacerlo. Escúchame.

-Deje a mi cliente. -Escúchame un momento.

¿Tú sabes lo que haces? Que me van a matar.

Y luego te van a matar a ti. Esperarán a que salgas del juzgado.

-Saquen a mi cliente. -Francisco, piénsalo.

Sé fuerte.

Sé fuerte, Francisco.

Oli, el pan se está acabando. Ahí hay más.

Juli.

Chis. Es del súper. No se lo digas a nadie.

¿Por? Porque yo no compro pan.

Yo hago la masa madre, y se sabe.

Pero cuando estoy apurada tiro de supermercado.

Bueno, ¿y qué más da? Nunca nos pasó nada por comer de este.

Pues esto ya está. Lo sirvo. Un segundo.

Te llevas esto también y le pones los cartelitos, porfa.

¿Qué pongo?

A ver: aceite,

garbanzos, limón, pimentón,

ajo y taína. Cuántas cosas.

Sí. Debo tener cuidado con Jesús. Es alérgico a todo. Me tiene frita.

Juli, supongo que Chema no viene, ¿no?

Chema no.

Eh... Oli, es que...

anoche decidimos dejarlo.

Bueno, lo decidí yo.

¿Y me lo dices ahora, haciendo canapés?

Bueno, no sé. No hemos tenido tiempo para estar las dos solas.

¿Y cómo estás?

Bueno, bien...

No sé. A lo mejor tendría que estar mal.

Bueno... Pero es que tengo un alivio...

Así son las cosas. Qué se le va a hacer.

Voy a poner esto, ¿vale?

Oye...

Una cosa:

Es que te quería preguntar.

Con todo este revuelo de don Francisco

y todo lo que está pasando, tú... ¿crees que cerrarán el bufete?

Pues no lo sé.

Puede que sí, puede que no... Esto nunca se sabe.

Es que si cierran, no sé qué hago.

No te preocupes por eso. -¡Hola!

Hola. -Hola.

-Qué pintaza, ¿no? ¿Quedo fatal si empiezo a comer?

No, espera. Primero tienes que abrir esto.

Ay. ¿Te toqué yo? A ver si te gusta.

No sé, pensé que el color te quedaría muy bien.

Ay, pues muchas gracias. Sí, me encanta.

¿Qué pasa, que yo voy vestida un poco juvenil, no?

No, hombre, no es eso.

Bueno, ¿te gusta? Sí, sí. Muchas gracias.

Te has pasado un montón del límite. Bueno, un poquito solo.

Pues la voy a guardar para que no se manche con la comida.

Además, quiero que esta declaración exima de responsabilidad

al resto de socios y empleados de mi bufete.

La culpa es mía y solo mía.

-¿Ha acabado? -Sí.

-Bien. Agente, por favor, muéstrele la transcripción

al señor Zabálburu y a su abogado

para que la firmen si están conformes.

Señor Zabálburu, ¿es consciente de que firmando esta declaración

admite haber formado parte de una organización criminal

cuyo fin era el blanqueo de capitales?

-Sí, soy consciente.

-Bueno, pues como acordamos su abogado y yo,

su colaboración le va a proporcionar

una reducción de pena de nueve a tres años

a cambio de su colaboración al acusar al señor Fajardo Chaparro.

-Seis años menos.

Luego pedimos la condicional y en nada estás fuera.

-Muy bien. Firme aquí, por favor.

Sí, sí.

¡Hala! ¿En serio?

Julia. Yo creo que se pasó mucho del presupuesto, pero bueno.

-Es precioso. -Sí.

No sé, igual quiere que cambie de estilo.

-Pues qué suerte que te tocara ella, porque a mí...

-¿No te han regalado nada?

-Nada de nada. -Bueno,

también lo que tú regalaste... -Pero ha sido

un regalazo para lo que se merecía. -Si me hizo gracia.

Pero te pasaste un poco. ¡Ay, Alba!

¡Alba! Hola.

Tengo un regalo para ti. ¿Sí? ¡Qué ilusión! ¡A ver!

Vale por 100 masajes y abrazos.

¿Qué, te mola?

¿Masajes? Sí.

Es para que te dé abrazos cuando estés triste,

y masajes para que no quedase muy cutre.

Y porque hice un curso y aprendí un poco.

Aunque no los he hecho mucho.

Gracias. ¡Qué ilusión!

Este es gratis.

-Chicas. ¿Ya tenéis vuestro regalo?

Todas menos Charly, que está que rabia.

Bueno, yo tampoco.

Tengo una intriga... -Ya.

Te has cambiado, ¿no? -Sí.

Es que vivo aquí al lado, y fui a cambiarme.

-Estás superguapa. Como siempre.

Gracias. Es que estaba supersudada del juicio,

y no me sentía muy cómoda, y pensé: "Pues me voy a casa y me cambio".

-Berta, ¿tienes un momento? -Claro.

-Eh... No he podido envolvértelo,

porque no me ha dado tiempo. Perdona.

-No pasa nada. Muchísimas gracias.

Pero qué bonita, por favor. Qué ilusión me hace.

Es como la que me regaló mi padre cuando empecé.

-¿En serio? -Sí.

-Pues ahora sí que me hace ilusión.

-Bueno, es que hay muchas cosas en ti que me recuerdan a mí cuando empecé,

y por eso quería que tuvieras la pluma, para que sepas

que no estás sola, y que me tienes para lo que necesites.

Además, yo pasé hace años

por cosas por las que tú vas a pasar.

Y bueno, aquí me tienes.

-Carlota, es tan bonito. Muchísimas gracias.

Gracias. Gracias. -Nada, Berta.

Hala.

-Me encanta.

(OLI) Esto ya está.

Un poco más de vino. Gracias.

Yo me voy a echar otro. Oye, Oli.

Esto de aquí está increíble.

¿Qué es, hummus? No, no.

Baba ganoush. Es parecido, pero con berenjena.

Bueno, pues espectacular.

Pero bueno, como te he dicho, todo.

Y enhorabuena, que es un éxito.

La verdad, está saliendo todo genial.

Muy bien. Estoy contenta.

Hala, brindis.

Venga. Chinchín.

Por el baba...

Ganoush. ...ganoush.

¿Qué tal tu regalo?

Bueno, un regalo peculiar.

¿Más peculiar que... esto?

¿Derecho Medioambiental?

Ajá. Jesús.

Como te imaginarás, me ha hecho una ilusión...

Ya me imagino. Muchísima ilusión.

¿Estás bien?

Bueno, no estoy en mi mejor momento.

Gracias por guardarme el bolso. De nada.

Sofía, enhorabuena. Está todo muy bien organizado,

la gente se está divirtiendo...

Muchas gracias, de verdad.

Es un buen trabajo. Gracias.

Y bueno, ya que te tengo aquí, tu regalo.

¡Ay, qué bien! ¿Unos vales, como los de Carol?

No. Ah.

¿Una entrada para la ópera?

No, son para el ballet. ¡Qué bien! ¡Me encanta!

Me alegro. Qué bien.

La verdad, todos nos hemos pasado un poco con el presupuesto.

Bueno, es que no sabía qué regalarte,

y lo vi y pensé que sería un buen plan para ir con tu marido

y desconectar un poco de la casa, de los niños...

Claro, sí. Es muy buena idea. De verdad lo es.

Pero bueno, José no es muy de ballet y esas cosas, pero bien.

¿Y si vienes conmigo?

¿Yo? Sí.

Bueno, por mí sí, pero... ¿no prefieres ir con José?

No. Seguro, seguro. José no...

Vale. Pues mira, doble regalo. Qué bien. ¿Cuál ha sido el otro?

El otro...

Eh...

Me lo ha hecho Macarena. Que se ha tenido que ir,

porque tenía una cosa de zombis con su novio.

Pero ¿qué te ha regalado?

Eh...

Qué misterio, por favor. Sí, ¿no?

Bueno... A ver.

Me ha regalado... esto.

Caramba con Macarena. Sí. Sí, sí, mira.

Un regalo muy original también. Un llavero muy bonito.

Ay, Macarena... ¡Ay!

(Teléfono)

Hola, cariño. ¿Cómo estás, mejor?

-"Bueno, sí... Sí.

De eso precisamente quería hablarte".

-¿Por qué hablas tan bajo? ¿Pasa algo?

-Escucha. Escucha.

He decidido aceptar la oferta, y voy a entrar en prisión.

Quería que lo supieras.

-Ah...

Pero ¿hoy mismo? -"Sí, sí, sí".

Cuanto antes entre, antes saldré. Así es mejor.

No le damos margen a la prensa para que reaccione.

-Entonces no voy a poder verte antes de que entres.

Si quieres, puedo ir ahora mismo donde sea.

-Que no, que no. Es absurdo que vengas a verme.

Además, no nos van a dejar ni hablar.

No. Ah, y no me lo pongas más difícil, por favor.

-"No, claro, cariño".

Si tú prefieres que no vaya, nada.

-"Hablaré con Jesús para lo del dinero".

-No te preocupes por eso.

-Ya, ya. ¿Y cómo os las vais a apañar?

-Sí. La niña y yo vamos a estar bien.

-Oye, tenéis que estar muy tranquilas, ¿eh?

Sed muy discretas con este tema.

No hables con nadie de esto ni nada.

-Sí, cariño. Tú ahora preocúpate de ti.

Cuídate, ¿vale?

"Que ahí dentro...".

-Ya.

-No dejes que aquello te afecte, ¿vale?

Tú cuídate. Lee, come bien y descansa.

Y haz ejercicio.

Y no fumes.

-No, tranquila. Si voy a estar fuera antes de que os deis cuenta.

-Hasta pronto, cariño.

Te quiero.

-Y yo también.

No es justo.

Oye, Charly, que...

Quería aclarar contigo que yo no soy racista.

-Claro, como cuando me dijiste lo del descuento en el bazar.

-Era un chiste.

-Es verdad. No eres racista, eres imbécil.

-Bueno, eso vale. Tú tampoco me caes bien.

Pero no por tu raza, sino porque eres insoportable.

Un pelín tonta también. Comprar un regalo para romperlo...

-Bueno, me costó un "eulo". -Pues un euro a la basura.

-Por lo menos tú has tenido regalo.

-¿No te han regalado nada? -No.

-Lo siento. -Creo que le toqué a Francisco.

Y con toda la movida esta de la cárcel,

no habrá tenido tiempo de comprar un regalo.

-Claro, claro. Sí.

Toma. -¿Te toqué a ti?

-No. Te hubiese comprado cualquier mierda.

Era para Ángel, pero no ha venido.

-¿Qué es? -Un reloj inteligente.

Además de la hora te dicen las pulsaciones, Internet...

Para Ángel estaba guay porque hace deporte, pero tú...

-Perdona, yo ando.

-Pues quédatelo. Era dártelo a ti o tirarlo a la basura.

-¿Perdona? ¿Me llamas basura? Más basura que tú, imposible.

-Bueno, vuelves a insultarme. Vuelve la magia.

-Tampoco te hagas ilusiones.

De verdad, enhorabuena por todo.

Está muy bien organizado y... No, Jorge, de verdad.

A quien tenéis que felicitar es a Sofía.

Es la que ha hecho todo. Sí, se lo he dicho en la barra,

pero... la idea fue tuya. Bueno.

Y... no sé, da gusto ver a todo el mundo sonriendo

y pasándoselo bien después de todas estas semanas.

Sí. Sobre todo sabiendo la que se nos viene encima.

Porque este bufete va a cambiar.

Y mucho.

Hola. Hola.

¿Ya se ha ido? Sí.

Me ha llamado mi madre para decirme que entraba esta noche en la cárcel.

He venido corriendo, pero... ya se había ido.

Qué rápido, ¿no? Sí.

Yo pensaba que estas cosas iban más lentas.

Ayer hablé con él. No sé si eso tuvo algo que ver...,

pero creo que sí.

¿Le dijiste que sabías que yo era...

su hija?

Sí, no podía seguir fingiendo.

Ha hecho lo que ha querido siempre sin importarle las consecuencias.

Ha hecho daño a mucha gente: a ti,

a tu madre, a mi madre,...

y aquí en el bufete igual.

Ha puesto en peligro el trabajo de todos.

¿Eso es lo que le dijiste ayer?

Pero no sé si fue el mejor momento, la verdad.

Bueno... Él venía buscando apoyo...

y yo fui demasiado duro con él.

Pero tenías razón.

Sí, pero me siento culpable. Y más ahora que entrará en la cárcel.

¿Y si le pasa algo?

¿Qué le puede pasar?

Imagino que nada, pero...

No sé, después de todo es mi padre.

Bueno, nuestro padre.

Es nuestro padre.

Tiene el nombre por los suelos. Se van los clientes.

Igual acabamos todos en la calle.

Bueno, pero tú no tendrás problema para encontrar trabajo.

Pues mira, soy mujer y tengo más de 40.

¿Y qué? A mí nadie me va a contratar.

Tenemos que convocar una junta

y nombrar a un nuevo consejero delegado.

-De acuerdo.

Alguien se olvidó de avisarme que hoy había reunión en el consejo.

-¿Qué haces, Ángel?

-Hay que blindar el bufete y tomar medidas.

Cambiar el nombre si es preciso.

-No sé si necesito secretaria. Ah.

Vale, no, ya... Claro, ya entiendo, ya...

Vaya sorpresa. Sí. Alguna mejor que otra.

Aurora es adoptada.

Los dos la queremos, y no quiero cedérsela.

Lo he dejado con Chema. ¿Cómo?

¿Cuándo? Pues... hablé con él hace unos días,

y ya me he ido de casa.

Perdona, ¿puedo ver al bebé? Es que me encantan.

-Lo siento, pero tengo prisa.

Es el primer padre que no quiere enseñar su bebé.

Ángel, disculpa, pero si estamos reunidos

en consejo de administración, es para socios.

-Hasta que mi cliente no salga de la cárcel y pueda defenderse,

soy su representante.

Debo estar en todas las reuniones de socios.

¿Sabes cuánto pagarían por una entrevista con su amante?

No lo dices en serio, ¿verdad?

Has dicho que piense en algo para sobrevivir.

Sí, mamá. En todo menos en eso.

¿No sabes lo duro que se me hace verte así?

¿Cuándo vas a hacer la mudanza? La mudanza grande.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Capítulo 65

Derecho a soñar - Capítulo 65

11 abr 2019

Tras su charla con Jesús, Francisco decide aceptar la oferta de la Fiscalía y entra en prisión. La decisión conmueve a Maricarmen, Alba y Jesús. Mientras, Carlota y Jorge se preparan para afrontar la crisis que afecta al bufete. La cena en la terraza de Olivia sirve para que los empleados de ZL&D confraternicen. Y para que se entreguen sus regalos del amigo invisible. Daniel y Charly recuperan su entrañable enemistad. Por su parte, Julia ya está decidida a dejar la casa de Chema, aunque él trata de convencerla para que se quede unos días. Berta logra la anulación del juicio por intoxicación alimentaria.

ver más sobre "Derecho a soñar - Capítulo 65 " ver menos sobre "Derecho a soñar - Capítulo 65 "
Programas completos (70)

Los últimos 72 programas de Derecho a soñar

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Nuevo Capítulo 70 Completo 51:45 70% pasado jueves
    Capítulo 70 pasado jueves El día se presenta pródigo en separaciones y despedidas. Julia, que acababa de dar por concluida su relación de pareja con Chema, abandona al fin el hogar que durante años había...
  • Nuevo Capítulo 69 Completo 52:01 71% pasado miércoles
    Capítulo 69 pasado miércoles Maricarmen va a ver a Francisco a la cárcel, y acaban discutiendo por el nuevo trabajo de ésta. Alba entrega el informe que le encargaron los socios, y descubren que el bufete está en aut&eac...
  • Nuevo Capítulo 68 Completo 52:49 71% pasado martes
    Capítulo 68 pasado martes Sofía ha dormido en el salón y sus hijos Alex y Cristina sospechan que algo pasa entre sus padres. Jesús acude a visitar a Francisco en la cárcel y se disculpa por sus duras palabras. ...
  • Nuevo Capítulo 67 Completo 52:04 70% pasado lunes
    Capítulo 67 pasado lunes La crisis en ZL&D es absoluta. Los clientes no paran de llamar pidiendo explicaciones por la detención de Francisco Zabalburu y algunos de ellos deciden abandonar la firma. Jorge, Carlota y Jesú...
  • Capítulo 66 Completo 53:05 70% 12 abr 2019
    Capítulo 66 12 abr 2019 Julia está triste por haber roto con Chema, aunque no quiere contárselo a Jorge. Irá a recoger sus pertenencias a casa de Chema y se despedirá de éste. Por su parte, Jorge repre...
  • Capítulo 65 Completo 52:12 69% 11 abr 2019
    Capítulo 65 11 abr 2019 Tras su charla con Jesús, Francisco decide aceptar la oferta de la Fiscalía y entra en prisión. La decisión conmueve a Maricarmen, Alba y Jesús. Mientras, Carlota y Jorge se pre...
  • Capítulo 64 Completo 51:34 66% 10 abr 2019
    Capítulo 64 10 abr 2019 Las sombras se ciernen sobre ZL&D. Jornada de juzgados, citaciones y fotos en la prensa, que no da tregua destapando la doble vida de Francisco al enterarse de que Maricarmen ha sido llamada a declarar. Tambi...
  • Capítulo 63 Completo 51:10 71% 09 abr 2019
    Capítulo 63 09 abr 2019 Nervios generalizados en el bufete por el incierto futuro de Francisco y del propio bufete. Sofía y Maricarmen lo viven con especial intensidad, ya que están preparando sendos interrogatorios con el...
  • Capítulo 62 Completo 51:33 78% 08 abr 2019
    Capítulo 62 08 abr 2019 Francisco se reincorpora al bufete. Ni su afeitado impecable ni su mejor traje ocultan su evidente aspecto demacrado. Mientras no cesan de llegar citaciones de la Fiscalía, Carol parece ilusionada preparan...
  • Capítulo 61 Completo 50:52 69% 05 abr 2019
    Capítulo 61 05 abr 2019 Maricarmen le dice a Alba que cree que Francisco es culpable. Julia tiene miedo de perder su trabajo justo ahora que va a empezar a llevar casos como abogada. Descubrimos que el Juez Quintana es padre de Carlota....
  • Capítulo 60 Completo 52:02 69% 04 abr 2019
    Capítulo 60 04 abr 2019 Sofía y Jose hablan de que su relación está llegando a su fin. Es el primer día de Julia como abogada, pero a pesar de su ilusión, perderá el juicio. Daniel insiste con s...
  • Capítulo 59 Completo 53:07 67% 03 abr 2019
    Capítulo 59 03 abr 2019 Acicateado por su mala conciencia y su sentido de la ética, Jesús decide sacar a la luz todas las verdades ocultas: habla con su padre tratando de hacerle reaccionar, le cuenta a Jorge que el verdad...
  • Capítulo 58 Completo 54:03 71% 02 abr 2019
    Capítulo 58 02 abr 2019 Ángel insiste a Francisco en que actúa de buena fe y quiere ser su abogado. Olivia recibe una citación de juicio rápido por el tema del extorsionador. Julia la convencerá de que...
  • Capítulo 57 Completo 51:41 72% 01 abr 2019
    Capítulo 57 01 abr 2019 Julia y Olivia planean una trampa para atrapar al extorsionador que está detrás de los ataques al bar. A raíz de los rumores sobre la investigación de la Audiencia Nacional se inicia e...
  • Capítulo 56 Completo 51:59 69% 29 mar 2019
    Capítulo 56 29 mar 2019 Julia decide junto con el Coach que debe ganarse la confianza de sus jefes para conseguir ejercer como abogada. Luis recibe una oferta concreta para irse a trabajar a Alemania. Han cometido actos de vandalismo co...
  • Derecho a soñar - Capítulo 55 Completo 51:40 68% 28 mar 2019
    Derecho a soñar - Capítulo 55 28 mar 2019 Alba ha pasado la noche en casa de Julia luego de conocer un secreto oculto durante años, ella es la hija de Don Francisco. Su jornada laboral será atípica, todo lo que la rodea tendrá...
  • Capítulo 54 Completo 50:16 66% 27 mar 2019
    Capítulo 54 27 mar 2019 Jorge se dirige a los empleados para decirles que les compensará con su dinero por los perjuicios que sufran por el comportamiento delictivo de su padre. El gesto es recibido con agradecimiento y admiraci&...
  • Capítulo 53 Completo 54:23 72% 26 mar 2019
    Capítulo 53 26 mar 2019 Ángel lo orquesta todo para quedarse el dinero de Francisco y que siga siendo el responsable de Obrilservices. Alba está entusiasmada con las nuevas historias sobre su padre que le ha contado Marica...
  • Capítulo 52 Completo 51:35 73% 25 mar 2019
    Capítulo 52 25 mar 2019 El caso sobre intercambio de niños da una espectacular vuelta de tuerca al descubrirse que el abogado de la parte contraria es Rodrigo, que en el juzgado vapulea sin piedad a Jorge, ya bastante maltratado ...
  • Capítulo 51 Completo 51:45 73% 22 mar 2019
    Capítulo 51 22 mar 2019 Julia empieza a ser consciente de que debe romper con su rol maternal hacia Luis y, aunque algo menos, también hacia Chema. Tendrá una oportunidad de oro cuando Luis le cuente sus planes de irse a t...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos