De seda y hierro La 2

De seda y hierro

Domingo a las 20.00 horas (Estreno 5 de mayo)

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5270282
De seda y hierro - Cultura para todos - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por Accesibilidad TVE.

¿Podemos ir solos o acompañados?

Insistir en no tocarnos por muy largo que sea el camino

o ver que nos aporta mezclarnos,

porque por separado somos unos, y juntos, otro totalmente distinto.

Tenemos que aprender a mirar, echar un segundo vistazo,

descubrir que no todo es lo que parece

y dejarnos sorprender.

¿Cuánto podemos inspirarnos a partir de las propuestas de otros?

Hagan apuestas.

Estoy muy relajado cuando pinto y muy libre.

Pues a lo mejor me inspiro en paisajes que haya visto,

en mares que haya visto,

en algunos retratos también,

aunque sean pocos.

¿Qué más?

También me gustaría pintar otros temas

que no he dado hasta ahora.

Los animales van por libre,

la gente solidaria nos involucramos en una sociedad amistosa,

los niños pequeños

y con padres.

Este es un disco que hicieron tres miembros de la cuarta edición

que se llamaba "Generación OT".

Y me gusta la que cantó Sandra, ella sola,

que es muy romántica.

Mi primera inclusión en el mundo del grafiti

pues fue, cuando estaba en el colegio, en el instituto.

La verdad que no era muy buen estudiante.

Empecé pintando en sitios donde sé que no te van a poder pillar

porque el rollo de tener que pagar a mí no me hace ni gracia,

entonces, sería un momento en el que empecé a pintar

en lugares abandonados, donde estamos ahora por ejemplo,

cerca de las carreteras, en túneles, pues nadie te va a pedir cuentas.

Ese sería un poco el momento,

hasta que después ya decidí querer hacer de mi propio jefe

y empecé a montar algo relacionado con el mundo del grafiti

y la idea de mostrarle a los demás,

básicamente, el mundo del arte urbano

que sería un poco lo relacionado con esto del grafiti,

la moda que existe ahora de conocer las ciudades

de una manera alternativa, diferente.

Ciudades como Berlín, Nueva York, Londres,

tenían sus propias rutas de arte urbano,

pero no había ninguna en Madrid,

ese momento de impasse en el que dije,

bueno, ya que existe cierto interés de la gente

a la hora de crear y participar en una ruta de arte urbano

pues vamos a ofrecérselo.

Sí, que estábamos hablando mucho de pintura

pero no hemos hablado nada de literatura.

Tú, ¿tienes publicado un libro?

Bueno, hemos hecho libros grupales,

de las tertulias de Gijón,

pero uno propio, no.

Pero sí que hay algunos poemas tuyos

escritos en libros que se han publicado.

Y ¿te gustaría a ti escribir uno entero?

A mí ahora mismo, sí. -Sí.

Y si comparas la poesía con la pintura,

¿hay algo que te atraiga más? o ¿al final depende del momento?

¿La pintura y la poesía?

Depende lo que me inspire en ese momento.

No sé de donde le viene,

sé que lo que estudiaba en el colegio no le gustaba demasiado,

las cositas que hacía en términos manuales pues no le apasionaban

y le surgió la oportunidad a través de la asociación Argadini

de empezar a escribir poesía, y resulta que le gustó

y a partir de ahí,

también le introdujeron en el mundo de la pintura,

empezó a pintar un poquito y resulta que le gustó.

Soy un chico muy detallista, muy responsable, muy trabajador.

Pues Oscar es, un alumno que ha trabajado

y ya no es un alumno, es un compañero de trabajo.

Él ha luchado lo que no está escrito,

como muchos de ellos, como la gran mayoría,

demostrando que puede hacer muchas cosas

y que a nada ha dicho que no, a nada, a nada.

Ha construido su vida entorno a la cultura, al arte,

para él su mundo es los museos.

Sí, porque también vas a clases de teatro y también actúas.

Sí, también.

Que esa es también otra forma de expresión.

Ahí en el techo, se ven los angelitos,

a Dios en la tierra,

del siglo XVII.

Al haber, tanta gente pues, al principio me puse un poco nervioso

porque era un sitio muy grande, era un sitio nuevo,

ya luego en el momento que iba transcurriendo el tiempo

me empecé a relajar y empecé a mover las manos

y me sentía mucho más cómodo.

Esto era el guión de lo que yo decía.

Técnica mixta, que representa a una familia

en un establecimiento de comida rápida.

Han terminado de comer y están rodeados de restos de patatas

y sobrecitos de mostaza.

Están todos tristes, los padres se aburren,

los niños se aburren y están todos tristes.

Al fondo a través de la ventana se ve una vaca;

la vaca está triste,

el cuadro es bonito, es de color marrón.

Ahora seguidme, por favor.

Pues, yo soy profesor,

y tengo una alumna cuya hermana tiene síndrome de Down,

entonces hablando con la madre un día dice,

oye, porqué no me pasas el contacto de la persona que dirige Down Madrid

y me pongo en contacto con ella

para poder ofrecerle este tipo de visitas a este tipo de personas

que a lo mejor no tendrían la posibilidad de hacerlo

si fuera por ellas mismas.

La Fundación Síndrome de Down lleva más de 25 años

trabajando aquí en Madrid.

Están haciendo muchas actividades de ocio,

están intentando que estas actividades de ocio

tengan un punto de vista inclusivo,

que no sean dentro de lo que es la propia Fundación

sino que sea en el exterior, que sea en el entorno natural

en el que normalmente se desenvuelven las cosas

y un poco en este contexto es como surge la idea de salir

y explorar estas rutas de arte urbano también.

Mi nombre es Javier, pertenezco a CoolTourSpain

y hoy lo que vamos a hacer es descubrir un poco la historia,

las técnicas y el trabajo

que vienen realizando grafiteros como los que han hecho esto

en la Canica.

Antes de nada,

antes de empezar cualquier explicación sobre trabajos y demás,

alguien podía decirme, ¿qué es un grafiti?

Iba a decir que los grafitis son como si fueran unos dibujos

pero al aire libre, y están pintados en las calles o muros.

Vale.

Y los grafitis son como tipo de colores y letras.

Sabéis que en esta calle estamos hablando de problemas,

de problemas que existen en la sociedad.

Pues aquí esto, está representando un problema.

¿Cuál creéis que es este problema?

La desnudez. -Vale.

Hay una frase ahí escrita que pone: Hay una menos.

"Hay una menos".

A la izquierda.

Hay una menos. -No.

Ni una menos. -Ni una menos.

Y hay calaveras.

Perdona, es que esto es natural, es natural y no se esconde.

Bueno, bueno, a ver, ¿cuál creéis que es el problema?

Hemos visto mujeres arriba, calaveras abajo,

una frase que lee: Ni una menos.

¿Habéis visto alguna vez en la tele algún problema relacionado con esto?

Yo, sí. -¿Cuál sería?

Violencia de género. -Violencia de género.

¿Qué es esto?

Ahora te lo explico yo. -A ver, vale, vale.

Yo soy la hija de un fiscal,

violencia de género...

Es el maltrato a las mujeres.

Cuando viene alguien, que viola a las mujeres.

O maltrato, también.

O maltrato. -Eso es.

Entonces, nosotros, todas las personas

tanto hombres como mujeres

lo que tenemos que decir es tolerancia cero.

Cuando te hablan de un grafiti piensas

en los que hay en las paredes de las autopistas

que ponen nombres raros, ¿no?

Lo que me gustan son los grafitis pero con colores,

de tema artístico.

Claro, que tengan alguna forma. -Sí.

Como los que estamos viendo ahí, que vemos algún personaje.

No los chicos esos que están ahí en las escaleras

y empiezan a hacer...

Claro, que lo único que escriben es su nombre, o sus alias.

¿Te imaginas pintando algo así en una pared?

Hombre, en las paredes es más complicado.

Hombre, si es un lienzo, en eso sí se puede,

y lo que pinte yo en el lienzo que se ponga en la pared.

Hombre, sería muy difícil, porque un grafiti no...

¿A quién le gusta leer?

(VARIOS) A mí.

Y a mí también.

Bueno, pues aquí lo que vamos a ver es una especie de comic.

¿A quién le gustan los comics?

(VARIOS) A mí.

En esta segunda parte del recorrido vamos a hablar

sobre el arte urbano y el grafiti con un tema político.

Ah, qué bien.

Sobre los problemas que existen en la sociedad.

Empezamos, mirad, aquí hay como dos colores,

hablo de fondo,

uno que está, digamos, así un color verde claro

y un color verde oscuro.

El color verde claro significaría...

mirad, el artista, este chico

y este barrio de Lavapiés,

lo ha decidido como un sitio con...

con buen rollito.

¿Sabéis que significa buen rollito? -Sí.

Como Griezmann que hace así cuando juega al futbol,

que significa bien, ¿no?

pues eso, es algo que la gente empieza a vivir aquí en este barrio,

algo con buen rollito.

Bueno, digamos que estos puntos de buen rollito,

pues que se tornan en manos.

¿Qué pasaría?

Pues mirad, hay un problema en este barrio,

ahora mismo con mi novia pues yo quiero buscar un sitio

donde irnos a vivir juntos, ¿vale?

Pero, ¿qué pasa aquí?

El dinero. -El dinero.

Pues que te piden muchísimo dinero para alquilar un piso para ir a vivir

por eso, es por lo que el artista dice...

Basta, hasta aquí hemos llegado.

Preguntas, venga primera pregunta.

Yo sé leer y escribir.

Que te ha gustado por eso. Vale.

Más preguntas.

Y mi pregunta es,

1100 euros es siempre las parejas.

Me gustaría poner en un grafiti

y poner viva el amor y el artista.

Muy bien, vamos.

Cacho frase.

Por ejemplo, donde estamos que hay muchas pinturas en las paredes,

grafitis y eso, cuéntame, ¿qué te parece?

Hay grafitis de flores, de viñetas como ese,

en que hay muchos personajes.

Bueno, también que podéis ver en todos estos lugares

en las paredes sobre todo, que está lleno de grafitis.

Vamos a subirnos ahí.

Y ahí también hay una especie de huerto,

un huerto comunitario que se llamaba... cómo...

Esta es una... plaza, muy bien.

A ver, ronda de preguntas.

Yo creo que nadie tiene que preguntar,

ya que nos has dado una lección de todo esto.

A mí me sabe mal, pero ya este es el final.

¿Os ha gustado? (TODOS) Sí. Mucho.

Bueno pues, agradezco vuestra visita y nada nos vemos pronto, ¿vale?

Hasta luego.

Hola. -Hola, qué tal.

Bien, y ¿tú?

Me llamo Oscar Concha. -Un placer, Javier.

Yo también hago mis citas en el Museo Sorolla,

si vas a quedarte que te inscribas aquí.

El museo, ¿no?

Sí, sí, trabajo allí como guía de museo

y te invito a una de mis visitas en el museo, cuando quieras.

Muchas gracias, muy amable.

Lo que queremos es darles la oportunidad

de que se muestren en la sociedad tal y como son.

Al final, creo que tenemos que ser conscientes

de que cada persona somos diferentes,

cada uno somos de la manera en que somos

y cada uno tenemos nuestro espacio.

Uno sabe perdonar, otro sabe pintar, otro sabe cantar,

en fin, que todos tenemos una capacidad dentro de nosotros.

Pues yo le digo a mi padre,

que es un señor que se ha puesto encima de nosotros

y ha querido estar con nosotros para toda la vida.

Que es imposible quitar a ese señor, pero qué "pesao".

Madre mía, pues a veces se lleva bien y a veces también se lleva bien.

Ayer estuve pintando yo, y ayer gasté unos botes, ¿vale?

Los gasté, veis cómo suena, coged uno cada uno.

¿Está lleno o está vació?

Se oye, pelotitas.

Está vacio.

A ver si pesa más, ese o este.

¿Cuál pesa más? -Pues este.

¿Cuál pesa más?

Agítalo, agítalo.

Esto en el grafiti lo llamos: power line,

power para dar más vivacidad, eso es, a lo que hemos creado.

El blanco es claro, ¿verdad?

Le da más volumen y además puedes jugar también con los colores.

El estar colaborando de esta manera con ellos

pues me resulta algo satisfactorio personalmente,

en lo personal porque estoy haciendo algo

que no había hecho nunca con ellos, y la verdad que estoy disfrutando.

Pues claro que sí.

Quizás podría hacerlo más veces, seguro,

todo sea cuestión de ver con quién para qué grupo de personas

y hacerlo pues en repetidas ocasiones puesto que no todo es ganar dinero,

ganar dinero, ganar dinero.

Qué va a ser complicado, Guille, esto se hace como churros.

Pero yo hoy estoy aprendiendo mucho de ellos, ¿no?

El esfuerzo que le ponen,

es algo que todos nosotros deberíamos de ponerlo en la vida.

Los museos son más aburridos, las cosas como son.

Vamos a ver, es que te explican cada cuadro diez minutos,

a otro cuadro a otros diez minutos, y es que eso es muy cansino,

si es que nunca sales del museo,

en cambio en la calle, si no te gusta, te vas.

Lo que a mí me ha gustado,

es ver todos los grafitis del Museo Reina Sofía por la calle

y la gran experiencia de hacer los grafitis y ya está.

A mí me gusta también hacer los grafitis

y verlos en la calle también.

A ver ese gato.

Han hecho un gato de todos los colores.

Multicolor.

A ver qué ha salido.

¿Qué has hecho? -Un gato.

Te faltan las botas.

Enséñanoslo.

Fírmalo, por supuesto.

¡Todo un artistazo!

Mírale.

Pero enséñalo a la cámara, hombre. -Eso, eh.

Es una cosa ser guía de museo y contar Sorolla,

de distintas formas.

Nosotros estamos ayudándoles a que llegue.

Primero voy al museo para daros los temas,

los distintos cuadros que hay en cada tema,

y ya luego me pongo a buscar la información de los cuadros

o del tema en sí.

Varias semanas del mes o en el museo

ya cuando llega ya la visita hacía la visita la gente.

Un poco los jardines,

y luego ya vamos a ir hacia la casa.

Al principio, pues un poco nervioso,

pero una vez que la gente ya está adelante,

que yo me pongo a hablar, muy seguro de que la visita me la sé.

Y luego al final,

pues me siento orgulloso de haberla hecho,

y que la gente haya venido a verme.

Lo que se ve es el chico llevando el tabardo del agua a la fragua.

Y es el movimiento donde más destaca en el cuadro,

y su sinfonía de colores blancos y azules.

Si os dais cuenta, al caballo solo se le ve la cabeza cortada,

aunque lo normal sería que el caballo se viese en todo.

Luego, al fondo hay una línea en el horizonte

que se ve unas barcas, un barco con velas

y Sorolla hizo un estudio muy profundo

sobre las olas y sobre las velas.

Y aquí, lo que no se ve, así visual, es los cuerpos mojados,

brillantes, mojados del chico,

se ve también la lámina sobre la arena,

parece como si fuese un espejo.

Los reflejos de luz que se ven en el agua, en la sombra,

sobre todo se ven en los pies del chico

y en las pezuñas del caballo.

Este cuadro fue influenciado por sus suegros,

también fue influenciado en el clásico, de los desnudos,

sobre todo en la tradición grecorromana, en Grecia.

Y recuerda a los pintores clásicos como Rivera.

Y aquí decía, me gustaría ser un buen pintor, Velázquez,

un buen pintor de caballos,

porque Velázquez pintó muchos caballos.

En esta sala también hay muchas referencias a Velázquez,

que sería de los hijos, que recuerda a Las Meninas

y los ojos que él utilizaba.

También en el tema del trabajo que es muy importante también,

pues en cualquier sitio, museo, bibliotecas y todo,

que no surjan tantas dificultades y que nos dejen,

y esto me gustaría que saliera para que todo el mundo lo vea

y se involucre más para seguir adelante.

Que no todo el mundo vamos al mismo ritmo que los demás,

que tenemos nuestra manera de vivir

que es muy despacio.

Como es un cuadro muy pequeño, solamente es mencionarlo,

es, El almendro en flor, que lo pintó Joaquín Sorolla

y aquí al principio fue que la gente iba comprando dinero

para que el cuadro fuera más importante.

Cuando hablamos de una persona con discapacidad, sea la que sea,

y esa persona está ejecutando un trabajo,

no sé porqué normalmente, tenemos la connotación

de que, jo, pues mira, lo está haciendo para pasar el tiempo

o lo está haciendo porque le gusta.

No nos lo planteamos desde el punto de vista

como que esta persona se ha formado para hacerlo

y al día de hoy lo está ejecutando como un trabajo,

como cualquiera de nosotros,

y de esa manera tendría que estar remunerado.

Pues Sorolla compró la foto de Inocencio X en París,

y quería que estuviera en su estudio.

El rey Inocencio dijo: la cara es bella.

La bienvenida es de Sorolla y la despedida nos la hace Velázquez

es un cuadro muy oscuro, son colores muy negros,

y este le puso en una exposición en Valencia.

Y aquí sería ya la despedida, el final de la visita.

(TODOS) Muchas gracias, Oscar.

Y no tiene miedo a nada porque tiene que demostrar todo el día todo,

entonces no tiene nada que perder, entonces son ellos, sin más,

son personas no soñadas.

Hasta que no entren en nuestro sueño colectivo

que han estado desde siempre, que no se nos olvide,

que han estado desde siempre,

y les ofrezcamos lo mismo que hay en la sociedad para todos,

si conseguimos que no se les recorte posibilidades ni aprendizaje,

que les demos su tiempo, su espacio, y que no haya ninguna diferencia,

la sociedad tiene de todo y está obligada a dárselo,

y ellos tienen todo el derecho del mundo a recibirlo.

Me llamo Oscar Concha y tengo 42 años,

y me gustaría dedicarme pues a ser guía de museos

y poder llegar a trabajar en el museo.

La persona que me contrata el servicio

es porque quiere conocer Madrid de una manera diferente,

no más alternativa, otra manera, otro modo, no tantos museos,

como este sería el caso, no así un poco más clásico.

A ti te gusta más esto, ¿no? -Pues, sí, sí.

¿Y crees que puede haber una conexión entre este tipo de arte

y lo que yo explico?

Pues, sí, porque podías hacer un grafiti inspirado en Sorolla,

es difícil pero...

Subtitulación realizada por: Rosa M. Romero Ayuso.

De seda y hierro - Cultura para todos

09 jun 2019

La vida cotidiana de personas con discapacidad en imagenes y sensaciones.

ver más sobre "De seda y hierro - Cultura para todos" ver menos sobre "De seda y hierro - Cultura para todos"
Programas completos (7)

Los últimos 15 programas de De seda y hierro.

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos