www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
880851
No recomendado para menores de 7 años  Cuéntame cómo pasó - Cap.Especial - No pasarán
Transcripción completa

Cuéntame,...

...tú que has vivido...

...el despertar...

...de un tiempo que nos cambió.

Volverás...

...a ser un niño...

...al recordar...

...las largas tardes de sol.

Háblame de lo que has encontrado...

...en tu largo caminar.

Cuéntame cómo te ha ido...

...si has conocido la felicidad.

Cuéntame cómo te ha ido,...

...si has conocido la felicidad.

Sentirás...

...el dulce abrazo...

...de aquellos padres...

...que dieron todo por ti.

El sabor...

...del primer beso,...

...todos los sueños que tú querías cumplir.

Recibe este anillo...

...como prueba de mi respeto.

Estaremos hasta que la muerte nos separe.

-Eugenio,...

...recibe este anillo como...

...prueba de mi respeto y fidelidad a ti.

Prometo estar unida a ti hasta que la muerte nos separe.

"Si alguien nos dice unos días antes...

...que mi hermana y Eugenio se iban a dar el sí quiero...

...en aquella ceremonia sin cura,...

...le habríamos tomado por loco".

"Allí estábamos, siendo testigos de una boda...

...que mis padres no querían".

Pero hicieron lo que otras veces,...

...que no era otra cosa que aceptar lo irremediable,...

...que Inés y Eugenio se querían".

"Eso era lo más importante".

"Sin pensárselo, Inés y Eugenio habían elegido el camino de...

...'contigo pan y cebolla'".

"Apenas ganaban dinero para pagar una habitación en el piso...

...que compartían con Pili".

"De momento, no parecía importarles".

Uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis, siete, ocho, nueve, diez.

Somos catorce.

Los que estén en contra.

Uno, dos, tres, cuatro.

La cooperativa sale adelante.

"Mi padre se asoció con sus compañeros para llevar la imprenta".

"Pasaron de ser empleados a ser jefes de un negocio...

...con mucho futuro, o eso decía mi padre".

"Pero con muy poco presente".

"La cooperativa necesitaba un buen encargo para salir adelante".

"Mi madre, como siempre,...

...se preocupaba por mantener unida a la familia,...

...en especial, por mi abuela".

"Los años empezaban a pasarle factura".

"Ella se empeñaba en ayudar en la tienda".

"Incluso salía de paseo con su amiga Valentina,...

...que seguía buscando novio, y se había apuntado a una agencia".

Para pasear, para hacer manitas... Para mil cosas.

Póntelo. -¿Qué es esto?

-El anillo, estamos casados.

"Mi hermano militaba en un partido de esos que si te pillaban...

...te metían 20 años".

"Alquiló un piso para imprimir panfletos del partido".

"Llegaba a casa a las tantas y lleno de tinta".

Con el corcho no oirán nada.

"Un reencuentro hizo que se olvidase...

...un poco de la política y pensase más en otras cosas".

¿Sigues en el piso de Serrano?

-Sí. -¿Con él?

-Sí, con Alejandro.

-Eso, con Alejandro.

"Y yo solo tenía una obsesión,...

...que Maica saliera conmigo de una vez".

"El amor es caprichoso,...

...y la llegada al barrio de una nueva vecina,...

...trastocó mis planes, golpeándome".

¿Dónde está? ¡Ay!

¿Qué pasa? ¿Quién ha sido?

¿Qué ha pasado? ¡Me han dado un pedrada!

Habla en francés

Le ha pegado una pedrada.

Karina, pide perdón ahora mismo.

"Pocos momentos puedo recordar con tanta nitidez como aquel".

"Recuerdo sus ojos, sus labios, y su dulce voz...

..cuando me dijo:"

Chaval, ¿estás tonto o qué?

¿No me das la mano?

"No había duda, entre Karina y yo había nacido algo".

Si necesitas algo, Yolanda,...

...ya sabes dónde estamos.

Gracias. Encantado.

Adiós. Adiós, Mercedes.

Hijo.

¡Hijo!

Carlos, te llaman.

Venga, que llegamos tarde.

¿Qué te ha parecido?

Ella, muy maja, pero la niña una bruja.

La niña se las trae. Me voy.

Carlos, date prisa.

¡Que llegas tarde! ¡Hijo, corre!

¡Llegáis tarde todos!

Mercedes. Sí.

Un certificado.

Del Ayuntamiento de Madrid.

De resultas de lo anteriormente expuesto,...

...le informamos que su vivienda, del barrio San Jenaro,...

...se ve afectada por el nuevo plan de ordenamiento urbano,...

...pudiéndosele aplicar las medidas pertinentes.

Me huele fatal.

-Será que nos van a abrir el metro.

-Pues va a ser eso, el otro día lo oí en la tele.

-Lo importante es saber...

...si solo la hemos recibido los que tenemos comercio.

Buenos días.

Mercedes, ha llegado esta carta para Antonio, del Ayuntamiento.

Anda. ¡Anda!

"Quarum unam incolunt Belgae".

-Como copies de mí vamos listos.

Solo puedo pensar en Karina. Será por el chinazo.

-Me preparáis para mañana la traducción del texto.

¡Ay! del que no la traiga.

Timbre

Es para mí seguro, ¿no? Sí.

Buenos días.

Sí, soy yo.

El mismo, sí.

Sí.

Mañana.

¿A qué hora quieren que esté?

Muy bien. Ahí estaré.

No, muchas gracias a usted. Buenos días.

Adiós.

Gracias.

¡Anda! ¿Qué te ha dicho?

El director quiere verme mañana.

-¡El director! ¿Para qué?

Debe ser por el presupuesto.

La secretaria ha insistido mucho.

Buenas.

Buenos días. Así que, esta es la boutique.

Sí.

No pensaba que era así.

Es que antes vendíamos ropa más cara.

No, que no me la imaginaba a usted así.

¿A mí? ¿Pero es que me conoce?

Un poco.

Ah.

Sí, un poco.

Tome, para usted.

¿Para mí?

Son unos bombones de licor.

¡De licor!

Perdone que me haya presentado así. Habíamos quedado esta tarde,...

...pero como en la agencia me dijeron dónde trabajaba, quería verla.

Ah, ya sé. Usted lo que quiere es...

No quiero nada, hablar con usted.

Pero le voy a decir una cosa:

Es usted...

...algo tan especial que no había visto nunca.

Bueno, no...

Perdone, usted debe querer conocer a Valentina.

Ah, pero ¿no es usted Valentina?

No, soy Herminia.

Creo que he metido la pata. Pues sí.

"No ha los deberes en casa".

Mira lo que dice aquí.

"Por una resolución del Ministerio...

...que hoy publica el BOE,...

...se da normas para la realización de trabajos fuera de los colegios".

¡Toma! ¡Hala!

Lo pone bien claro.

"Quedan suprimidas las actividades extraescolares".

No tenéis que estudiar. Tengo una idea.

¿Cuál?

Llamad a todos, acabaremos con los deberes.

Ya verá qué simpática es. No tardará.

Y usted ¿está casada?

No, soy viuda. Tengo cuatro nietos.

El mayor es abogado, la mayor se ha casado.

Y hay dos pequeños, niño y niña.

¿Tiene nietos? Dos.

¡Aquí está Valentina! Hola.

Te voy a presentar a alguien que quiere conocerte.

¿A mí?

Sí, Alfredo.

¡Ah, es usted!

Encantada.

-Encantado. Ha trabajado en teatro.

¿No me diga? ¡Es artista!

-No, qué va.

Tome.

-Gracias. No haberse molestado.

-Bueno, como ya nos conocemos, podíamos ir los tres a comer.

Yo no voy ir, vayan ustedes.

-Nos vamos, si no le importa.

No me importa.

-En otra ocasión. Encantado.

Igualmente.

Adiós.

-Adiós. Adiós.

¿Explotación de las viviendas? ¿Nos van a quitar las casas?

Las compran al precio que se determine.

Aquí no dice que zona del barrio, si es todo...

No sé.

Y si no queremos vender, ¿qué?

-Es una expropiación, no os queda más remedio.

-Yo creo que se refiere al descampado.

¿Qué dices de tirar el descampado?

¿Dónde vamos a jugar?

No van a tirar todo un barrio.

Que no pueden tirar un barrio de toda la vida, ¿a que no?

No lo sé, mamá. Tendríamos que ir a enterarnos.

-Mañana me acerco al Ayuntamiento a ver qué saco en claro.

Tenéis que prometer que no vais a hacer los deberes.

O todos o ninguno.

-Pues ninguno.

Porque yo, no pienso. -Estás loco.

-Eh, tú, chaval. ¿Quién, yo?

Sí, tú. No dices que no quieres hacer más tareas, pues quémalos.

¿El qué? Los deberes.

-Yo los quemo.

-Venga, saca tu libro.

¿Perdona? ¡Que saques tu libro!

Pero el libro... ¿El de latín?

Ese mismo.

Es que no es heredado.

Eres un cobarde. Hablas mucho y no haces nada.

-Yo quemo el mío.

-Carlos, no. -¡Quémalo!

-Que su madre está separada. -¡Ay!

Yo también lo quemo.

(TODOS) ¡Abajo los deberes!

"Podría decir que quemé los libros en defensa del 'no a la tarea'".

"Pero mentiría como un bellaco".

"Lo hice por ella, por Carina".

"Aquella recién llegada, con un gesto,...

...había desbancado a Maica".

Ahí está. Mira cómo viene.

Pide un vaso de agua.

¡Tinín, agua!

¡Vamos, Eugenio!

¿Qué te han dicho?

-¿Qué te han dicho?

Dale el agua, que no puede hablar.

-Tranquilo. Tranquilo.

-Cuenta. Espera un momento.

-¿Qué? -¿Qué te han dicho?

¿Qué ha sido?

-¿El qué?

-Lo derriban todo. -¿Todo?

-Sí.

Las dos manzanas, el descampado, la carretera...

Se salvan la parroquia y esas casas. ¿El descampado?

¿Se llevan el barrio por delante?

Dentro de tres meses, en enero. -¿Por qué tantas prisas?

-Construirán la M30.

-¿Qué pasa con los trabajos?

-¿Qué hago con mi taller? ¡Que yo soy propietario!

-Vamos a ver...

"Menuda injusticia".

"En nombre de no sé qué,...

...el Ayuntamiento nos iba a dejar en la calle".

"Era lo peor que podía ocurrir, bueno, no sé".

"Que se lo pregunten a mi padre,...

...que ese día tuvo que pasar por otro trago amargo".

Con su permiso.

Antonio, pasa, no te quedes ahí, como un pasmarote.

Me parece que no es el hombre de mi vida, pero no me importa.

En la agencia tengo dos oportunidades.

Esas agencias no son para gente de su edad.

¿Por qué? ¡Menuda soy yo!

Es verdad. Zamora se tomó en una hora.

Es muy detallista, eso no lo puedo negar.

Le ha causado muy buena impresión. ¿Yo?

Ni lo imagina: "Herminia patatín, Herminia patatán".

Madre, me voy a por la niña.

A ver si arreglamos el escaparate. Sí. Hasta luego.

¿Sabe lo que me ha preguntado?

No. ¿Qué? Que si tiene usted novio.

¿Novio yo?

Calle, Valentina, por Dios.

¡Para novios estoy yo!

"Con este ingreso en la cárcel,...

...termina una crisis comenzada hace una semana..."

-Marta, mañana no sé si voy a poder venir. ¿Te las apañarás sola?

¿Me has oído?

-Sí, pero es la segunda vez que me llamas Marta.

-¿Te he llamado Marta? -Sí. Ya está bien.

-La debo tener en la cabeza después de lo que ha pasado esta mañana.

Gracias a ella no me detuvieron. -¿Y qué hace, además de favores?

-No te pongas irónica. Era compañera de facultad.

Es abogada laboralista.

-¿Qué le has dicho? -Nada ¿qué le voy a decir?

-¿No le habrás contado algo?

-No le he contado nada, tranquila.

-Podemos acabar en la cárcel.

¿No estará metida en algo?

-No creo.

Bueno, a lo mejor en PC. -¡Joder! ¡No vuelvas a verla!

Qué pequeño es el mundo.

Gerente.

Hay que joderse.

Me interesan los precios.

Así que, he decidido que vuestra imprenta trabaje con este Ministerio.

¿Qué te parece?

Tenemos buenos precios y calidad.

Por eso os he llamado.

Este ministerio gasta millones todos los años en publicaciones.

Millones.

Quiero que hagáis una prueba.

Eso sí, seriedad en los plazos de entrega.

Trabajamos muy bien.

Ya me conoce.

Soy muy pejiguero.

Te he llamado porque te conozco.

10 000 folletos a 4 tintas, es el primer pedido.

Insisto, a prueba. Si sale bien,...

...habrá muchos más. Agrégale un 10 por 100 a la factura.

¿Cómo agregarle un 10 por 100? No es como antes, esto es legal.

Esto es el Gobierno de España.

¿Entiendes?

Agárrame bien. Que sí.

Qué maravilla.

En todo momento en tu caminar...

-¡La policía!

-Vendrán a detener a Carina, está bikini.

Van a la reunión del bar.

¡Papá!

-¿Qué hacéis, guarros? ¡Os vais a enterar!

¡La culpa la tiene Froilán! ¡Que no!

-¡Menudo chinazo!

¡Papá!

Bullicio

¡A ver, señores! ¡Policía!

Permiso para esta concentración.

-Yo soy el dueño del local. No tenemos.

Esto no es nada político, es una reunión de vecinos.

-¡Está prohibido!

¡Y se ha insultado al jefe del Estado!

-¿Cómo?

Aquí al jefe del Estado se le respeta.

-Venga, desalojen.

-Esto es un abuso.

¡Un abuso!

-Salga o la sacamos nosotros.

-No me grite que ya me marcho.

"En 1973 las reuniones de más de 3 personas era ilegales".

"Se disolvían de la única manera que sabían hacerlo los Grises, a palos".

"El miedo se hizo presa de la gente del barrio,...

...que sentía impotente ante la expropiación".

"Si se hacía, abandonaríamos algo mucho más valioso que las casas".

"Todo tiene un precio, eso pensaban en el Ayuntamiento".

"Mandó a los vecinos una nueva carta con el 'justi precio'".

"Es decir un 'o lo tomas o lo dejas'"

¡204 000 pesetas! Igual que nosotros. Calcado.

Tenemos los mismos metros.

Que nos den una patada en el culo y acaban antes.

No podemos decir Amén a todo.

Hola, Antonio.

Muy buenas.

¿Qué pasa? ¿Dónde está el fuego?

Si quiere hablar del contrato, mis socios están dentro.

¿Acepta?

No, aceptan. Conmigo no cuente.

Espera, tenemos que...

Antonio, por favor, escucha.

¡Ábreme, coño!

Para el coche y escúchame.

¿Qué es eso de que contigo no cuente para nada?

Se acabaron los chanchullos. Antes, dejo la empresa.

Eres burro. ¿Cómo tengo que explicarte las cosas?

¿Quieres que negocie con esos?

Sí. ¿Tan poco me conoces?

Por eso, porque le conozco muy bien.

Vamos a dejar las cosas claras de una vez.

Este trabajo te lo encargo a ti, me da igual dónde trabajes.

Sin ti, no hay negocio. ¿Y eso?

Me conoces, y no tengo que fingir ser quien soy.

Te estoy haciendo un favor.

Al negocio le quedan dos meses si no aceptáis el pedido.

¿Qué?

¿Sí o no?

Bueno,...

...mándenos el contrato.

Bien.

Bájese del coche.

Si quieres, nos dejamos de ver.

No quiero que lo pases mal.

-No sé, Toni.

Si piensas que es lo mejor...

-Si me encuentro a tu marido, ¿qué le digo?

-Está bien, nos dejamos de ver.

-Sí.

-Te voy a echar de menos.

-Y yo, pero es lo mejor.

-Si me llamas, no pienso verte. -Ni yo.

-Yo soy muy débil para esto.

Prométeme que no me llamarás. -Te lo prometo.

-Bueno, y...

Y si te veo en magistratura...

...no hablaré contigo.

-Ni yo tampoco.

¿Has visto a la abuela?

No, llevo un rato buscando pero no aparece.

Le he dicho que compre los botones en el barrio y se ha ido a Pontejos.

Le ha dado por ir a Pontejos. A quien se lo digas no se lo cree.

Pare, que me bajo aquí.

-¿Cómo la voy a dejar aquí?

La llevo hasta su casa.

-No, pero si vivo aquí al lado.

-¿No quiere que cenemos en un restaurante?

Yo tengo un poco de hambre.

Conozco un sitio...

...que ponen muy buen pescado.

Gracias, pero no puedo.

Me tengo que quedar con mi nieta para que mi hija vaya a una reunión.

¿Sabe qué? ¡Nos tiran el barrio!

-No. -Sí.

-¿Quién? -El Ayuntamiento.

¿Qué estás mirando tanto?

¿De quién son esos prismáticos?

De Josete.

¿Qué estás mirando? Pájaros.

Aquí el único pájaro eres tú.

Métete, que hace frío.

Vale.

Oye, mamá. ¿Qué?

¿Puedo tirar la basura? Sí, pero no tardes.

¿Por qué no te quedas un poco más? No son ni las 21.00.

-Me tengo que marchar.

-Tienes a otra.

-Tú sí que tienes a otro. -No me hables así.

-Es verdad, ¿o no?

Me voy.

-¿No me vas a decir dónde vas cada noche?

-No.

-A casa con tus padres.

-Has acertado. No puedo estar sin ellos.

¿Te ha gustado?

Mucho.

Bueno, ya.

Tengo que subir. -Espera un poco.

-¡Que tengo que subir! -No.

Gritan

¿Qué hacéis aquí? Qué susto me habéis dado.

Y Toni sin venir. ¡Pues eso digo yo!

Estamos aquí sin ni siquiera un abogado,...

...hablando de cosas que no sabemos.

Yo, para lo que van a dar, lo quemo todo.

-¡Un momento! ¡Tengo algo importante que decir!

Sabéis que no soy cotilla.

No me gusta meter la nariz en asuntos ajenos.

He visto el "justi precio" de una vecina.

¿Qué vecina?

La que está con el de Urbanismo.

¿Cómo la tienes? Se dice el pecado, no el pecador.

Bueno, ¿os la leo?

Agarraos que vienen curvas.

-Date prisa, que no hay tiempo.

-Es verdad. Perdona.

Muy señora mía,...

...le comunico que el "justi precio" concedido...

...a su vivienda es de...

...¡390 000 pesetas!

¿Cómo que 390 000?

A mí solo me...

Alboroto

Aurora, escúchame bien, no tenemos mucho tiempo.

Me están siguiendo, pero no te preocupes.

Sal de ahí, nos vemos en la pensión.

Habla con el negro. Lleva el libro de familia.

Hasta ahora.

-Nombraremos un presidente para la asociación.

-Alguien que tenga tiempo.

-Yo propongo a Mercedes para presidenta.

(TODOS) ¡Sí! ¡No!

Es una idea estupenda. Voto por Mercedes.

No digas tonterías, no puedo.

Que no.

Mercedes no puede ser, no tiene tiempo.

No podemos perder más tiempo.

Tenemos que dejar claro que no consentiremos que nos tomen el pelo.

-A la guerra. Quien vote a Mercedes que levante la mano.

¡De acuerdo! ¡Acepto!

(TODOS) ¡Bien!

"A la llamada de mi madre, medio barrio...

...tomó la calle, sin más armas que su palabra, contra las porras...

...de los Grises, que llegaron en menos que canta un gallo.

¿Has visto a ese cabrón?

Sí. Menos mal que no está Toni.

Puerta

Por fin.

¿Qué pasa? ¿Cómo estás? -Estoy bien.

-Creía que te habían cogido.

-Le he dado esquinazo. ¿Has hablado con el negro?

-Sí, mañana nos encontrará un sitio. ¿No te han seguido?

-Seguro no lo puedo saber. No me pongas nervioso.

¡Disuelvan sin contemplaciones!

Bullicio

Bocina

¡Que no pase!

Bocina

¡Señor gerente!

Soy la presidenta de los vecinos, queremos hablar con usted.

¡No tengo nada que hablar! Inspector, proceda.

¡En este barrio se está cometiendo una injusticia!

¿Cree que puede tirar nuestras casas y darnos 4 perras?

¡A alguien le ha ofrecido el doble!

¡Y todos sabemos quién es!

¡Viene de verla!

¡Sabemos dónde vive!

Dame la carta. Toma.

¿Reconoce esta carta?

Esmeralda Rodríguez.

¿Qué es lo que quieren?

Que nos den el precio justo por nuestras casas.

Estudiaré el asunto.

¿Cómo que lo estudiará? ¡Se compromete, o no nos movemos!

¡Eso!

-¡Sí! -Denos su palabra.

-Señora,...

...les prometo que haré lo posible para revisar las tasaciones.

No puedo prometerle otra cosa. ¡Todas las tasaciones!

Que aquí hay mucha tela que cortar.

Aceptamos. Recuerde que nos ha dado su palabra.

Y ahora, si me da esa carta.

Me la quedo, por lo de la palabra.

"Aquella fue una noche para recordar".

"Una larga noche en la que todo el barrio...

...enterró sus diferencias y se unió como nunca antes había hecho".

"Habíamos ganado una batalla, pero ¿seríamos capaces de ganar?"

Teléfono

Dígame.

-Llevo todo el día llamándote. -¿Qué te pasa?

-Dávila sabe que estoy contigo.

-Tranquilízate.

-Me siguió uno de la DGS. Sal de ahí ya.

-Te aseguro que no es la policía. No puedo seguir hablando.

-¿Es tu marido? -Ahora no, ya hablaremos.

-Era él, ¿no?

-¿Era el negro? -No, no era el negro.

Toni, gracias por venir.

-¿Qué ha pasado?

-Justo cuando tú has llamado se acababa de presentar.

No ha sido él el que nos ha puesto el detective.

-¿Quién ha sido?

-Su padre. No me llevo bien con él.

Pensaba que le hacía un favor a su hijo.

¿Qué más saben?

-Que estás casado con otra, que te llamas Francisco...

Viene el informe. -Sabes que esto no es verdad.

-Ya sé que es una tapadera. ¡Te he metido en un lío!

"Por culpa de aquellas fotos, el partido estuvo a punto...

...de expulsar a Toni".

"No era momento de poner en riesgo el aparato, como decían".

"En aquellos días iba a celebrarse...

...el famoso juicio 1001".

"El régimen quería encarcelar para siempre a los dirigentes de CCOO".

"Las calles...

...estaban llenas de policía, y los grises estaban atentos".

Fírmeme el cheque, me gustaría ir a casa.

¿A San Jenaro?

Sí, sigo allí.

Por poco tiempo, por lo que he oído.

La nueva M30, la radial esa.

Pasa por ahí, ¿eh? Es una lástima.

Tenemos una reunión con el gerente de Urbanismo.

Lo siento por ti, porque...

...era tu gran oportunidad.

¿Mi gran oportunidad de qué?

¿Cómo que de qué?

De salir de ese barrio. De dar el salto.

¿Crees que habría llegado hasta aquí viviendo en ese barrio?

Perdone, don Pablo. Firme el cheque.

No sé qué vais a hablar con el concejal,...

...pero una expropiación no se para así como así.

El resto cuando hagamos cuentas.

Muy bien.

Muchas gracias. Buenas tardes.

Espera a que el Ayuntamiento suba el precio.

Y entonces, vende. Sé lo que me digo.

"Aunque no quisiera hacerle caso a don Pablo,...

...mi padre seguía vulnerable a su influencia".

"Se empeñó a llevarnos a una urbanización de la sierra...

...con la idea de comprar una parcelita".

"En el campo, en un ambiente al que no estábamos acostumbrados".

No es para nosotros.

¿Y lo es una casa en la que no cabemos?

Hemos vivido bien hasta ahora.

Hemos. Hasta que hemos visto esto.

Las canchas, la piscina...

¿Qué piscina? ¿Qué canchas?

Pero si solo jugáis al mus.

Aquí no se puede. A veces no hay quien la aguante.

¿De dónde te has sacado que podemos vivir aquí?

Si por ella fuera, seguiría en Sagrillas con las cabras.

Qué ofensivo eres. Me cago en la leche.

Además, eso no es verdad.

Nos van a expropiar por 4 duros.

¡Que nos expropien! ¡A ver si pierdo de vista ese barrio!

No sabes lo que dices. Merche, no tienes ni idea.

Es un expropiación municipal.

El Ayuntamiento necesita tiempo.

Esperamos a que la oferta suba y se vende.

¿Estás hablando en serio? Muy en serio.

Deberías hacer lo que yo, que de esto sé.

Desi.

Llévame a casa. Vámonos.

"Mi padre pretendía borrar de nuestras vidas años de esfuerzo".

"Años en los que lucharon por sacar adelante a la familia".

"Era renegar de toda una vida".

Perdóname, pero es que...

Soy un metepatas.

¿De verdad vas a aceptar? No, es que me calientan la cabeza.

Y veo a esa gente que vive sin preocupaciones.

Claro que tienen preocupaciones.

No se les nota, y a nosotros, sí.

Si no es una cosa es otra. ¿Por qué no les pasa a ellos?

Porque son ricos.

Eso mismo quiero ser yo.

Rico. Para vivir bien.

Y tenerte como una reina.

Pero ¿qué más quieres?

Tenemos salud, hijos estupendos, amigos, ¿qué más quieres?

No, si hay que consolarse.

A lo mejor esos ricos tienen dinero,...

...pero no tienen lo que nosotros.

De verdad, ¡tanto pensar en el dinero!

¡Miguel! ¿Qué haces aquí?

Sabíamos que llegabas a esta hora.

"Fue poco antes de Navidad, cuando mi tío Miguel...

...que llevaba 20 años en Francia, decidió visitarnos".

Me han despedido.

¿Y qué vas a hacer?

¿Que qué voy a hacer?

Vivir, Herminia.

Mi tío era uno de esos emigrantes,...

...que después de trabajar tanto...

...se encontró sin trabajo, y lo que era peor, sin raíces".

"Volvió a España a establecerse y a recuperar el tiempo perdido".

Ostras.

Ronquidos

"Tantos años fuera marcan a cualquiera".

"Ese pedacito de Francia, además de con ronquidos,...

...me obsequió con algo que no podía ni siquiera imaginar".

Ya está bien. No la guardes todavía.

-A mí me duele la cabeza.

-A mí no. Sácala. Que no.

¿Necesitas a alguien?

Por un lado sí, porque se echa en falta a Pili.

Me da miedo comprometerme con alguien y tener que cerrar.

Ya.

Necesito una persona joven y trabajadora.

Y que sepa de moda.

¿Por qué no me contratas a mí?

¿A ti?

Sí.

Tú estás con los cinturones.

Y ahora te tienes que dedicar a la casa, a tu marido...

No tienes tiempo.

Por eso mismo.

La verdad es que nos vendría muy bien el trabajo.

¿Qué dices?

¿Que qué digo? Estoy deseando que trabajes conmigo.

¿Sí?

Y yo también.

"La de vueltas que da la vida".

"Mi hermana, que estaba empeñada en seguir su camino,...

...había sido peluquera, actriz, vendedora,...

...y ahora, de repente,...

...volvía a la senda que mi madre quería para ella".

"Mi madre también convenció a mi padre...

...para que aceptase a Eugenio...

...en la cooperativa, con todos los obreros en pie de guerra...

...debido al juicio contra los de CCOO".

Estaba con el director.

Tenemos un pequeño problema.

Nada de problemas. ¿Cómo va la revista?

Ese es el problema.

Tenemos una avería, y a lo mejor tenemos que retrasar el pedido...

¡De eso nada! Necesito esa revista pasado mañana.

Solo le pido un día.

Ahora no tengo tiempo. A las 21.00 en Lardy.

Muy bien, no se preocupe.

Qué ocurrencia traerme hasta la puerta.

Un caballero debe hacerlo así. ¿Y si nos ven?

Herminia, no nos va a ver nadie. Y si nos ven, ¿qué puede ocurrir?

No lo sabe usted bien.

Un momento que la abro.

Ya abro yo.

Desde luego, es usted un caso.

Tengo entradas para ir mañana al teatro.

¿Qué le parece? Bueno, pues...

Está usted loco.

¿La llamo para quedar?

Adiós, Herminia.

He pasado una tarde estupenda.

Y yo también.

¡Ay! ¡Márchese!

¡Márchese!

Me duele la cabeza de mirar.

A mí me duelen las gafas.

Sirena

Ya vienen otra vez. Vendrán a por el Camacho.

-¿Quién es Camacho, que hablan en voz baja de él?

-Creo que es un criminal. ¡Qué va!

Mató a su mujer y la tiró a un pozo.

No tienes ni idea.

-Déjamela hasta mañana.

¿No te dolía la cabeza?

Pero ya no. Déjamela.

-¿Por qué a ti?

-Te dejo los prismáticos para que la veas en sostén.

Pero hasta mañana nada más.

Herminia, ¿cómo ha podido hacerme esto?

Valentina, si Vd. fue la primera que me dijo que no le interesaba.

Y Alfredo y yo sólo somos amigos.

Amigos nada más.

¿Nada más? Nada más.

Se lo prometo. Alfredo es un caballero.

Un caballero dice.

Un caballero que sale con dos mujeres.

¿Cómo?

¿También la saca de paseo?

Bueno, pues todavía no.

Pero yo noté en su mirada el día que nos despedíamos...

...que esperaba hacerlo.

Ah, Valentina. Hija.

Pero claro, Vd. me lo roba con malas artes.

Vuelvo a decirle que a mí no me lleva ninguna intención con él.

Júremelo.

Bueno, ya somos mayorcitas.

Bueno, algunas más que otras.

Júreme que no alberga ninguna esperanza de Alfredo.

Yo...

...le puedo pedir disculpas si en algún momento la he engañado.

Pero, en fin, a jurar no me obligue usted. No me gusta nada.

¿Le va a seguir Vd. viendo?

¿Le va a volver a ver, Herminia?

Si es Vd. amiga mía, no le vea más.

Me hace sufrir mucho.

Valentina.

Le prometo que no voy a volver a verlo.

Para que esté Vd. tranquila y no sufra.

Ya sabía que podía contar con Vd.

Gracias.

Gracias.

Vamos a hablar de algo más importante.

Usted dirá.

¿Tú sabes dónde está el dinero?

El dinero de verdad, en mayúsculas.

Me lo dice muchas veces: en el ladrillo.

Ya no.

¿Ya no? En los libros de texto.

Claro que ahí hay dinero, pero es difícil entrar.

Mire yo hice...

...muchos presupuestos. Y nunca conseguimos nada.

Porque no tenías contactos. Pero yo sí.

Vamos a ver.

¿Tu imprenta está en condiciones de garantizar una tirada de 300.000?

300.000 ejemplares.

Te encargarías de todo: fotomecánica,...

...encuadernación, impresión, de todo.

Conociendo los plazos de entrega y qué libro hay que hacer, sí.

Estucado en la portada y Martele en las tripas.

Martele. 40 fotografías por ejemplar.

¿Te atreves con eso?

Lo tengo que pensar, pero ya me conoce, me atrevo. Sí, señor.

Quítate el jersey.

-Que no, que no tengo nada.

-Estás ardiendo. Quítatelo.

-No. -¿Cómo que no?

¿Qué es esto? -Nada.

-¿Y esto?

-No sé.

-Pero ¿qué es esto?

-Nada.

-¿Cómo que nada?

¿De dónde lo has sacado?

¡Dime quien te ha dado esa porquería!

-La vi en el descampado. -¿En el descampado?

-Ni la he mirado.

-¡Te voy a dar así!

¿Cómo no te va a subir la fiebre? No sé qué hacer contigo.

-Estoy muy nervioso.

-¡Y más que te vas a poner!

Te mearás en la cama. ¿Qué miras?

-¿Qué?

¿Qué? A ver si te crees que esto...

-¡Tíralo a la basura! -Ya voy, ya voy.

Qué mujer. -¿Qué mujer?

-Qué carácter. -Y tú qué elemento.

-A mí esto...

-38 tienes que tener.

¿Y esto? ¿Te digo una cosa?

¿Qué? Esta vez va en serio.

Vamos a ganar dinero a espuertas.

No me mires con esta cara ya, no he terminado.

¿Sabes lo que haré?

Libros de colegio.

Sí, señor.

Libros de texto: de matemáticas, de lengua...

¿El ministerio los hace?

No. Pero el que me hace los pedidos tiene contactos en las alturas.

Y ha conseguido esto.

Fíjate si será importante que me ha dicho:

"Si necesitas una máquina nueva, cómprala".

¿Ese don Pablo es de confianza?

¿Pablo Suñer? ¿Cómo no va a serlo? Si es el gobierno.

Y ahora ¿qué pasa? -Cualquiera sabe.

Ya tenemos aquí a los grises otra vez.

No pasará nada, ¿no?

No creo. No creo que pase nada.

Lo digo por lo que dice mi madre.

Franco está muy mayor, y a sabe qué pasa cuando se muera.

No pasa nada. En todo caso, viviremos mejor.

Para eso está Carrero Blanco, para que no se desmadre nadie.

¿De verdad?

Pues eso dicen.

Pues no sé yo.

Pero ¿qué querrán ahora?

No nos van a dejar en paz.

¿Qué es esto, Desiderio? -Nada.

-No me hace gracia. Te dije que la tiraras.

-Pero... -Parece mentira.

Mira lo que hago con ella. -¡No, no!

-¡Coño!

-¡Corre!

-Pero...

Esto no puede ser.

Carlitos.

¿Tú no me habrás cogido a mí una revista?

No.

No me mientas.

Que no, tío, que no. Carlitos, mírame a la cara.

¿Estás seguro?

Bueno, sí, me la encontré en el suelo.

Se la dejé a Josete.

Que esas revistas no son para niños.

-Desiderio, ¿tú eres un cochino?

Vaya atasco.

Te podías haber metido por otra calle.

¡Esto no es París, joder! No vivo aquí.

Por eso. Pero más o menos sé.

Anda que... Me pongo nervioso con estas cosas.

Con el atasco no llego al médico.

Joder.

¡Ay, Dios!

Yo te acompaño. Y tú llegas tarde al colegio.

¡Joer! Te acompaño al médico porque sí.

No puede ser.

No puede ser.

Un coche como el de Desiderio.

Sí.

No me había dado cuenta.

¿Estáis bien? He visto...

...un coche volando. Y yo.

Pero ¿cómo?

Que sí. Que he visto un coche volando.

¿Estás bien? Sí, sí.

"Eran las 09:30 de aquel jueves 20 de diciembre".

"Y lo que vimos no era una explosión de gas...

...como se creyó en un principio".

¡Toni!

-Miguel.

¿Qué haces aquí? -Viendo el estropicio.

Casi nos pilla la explosión. Venía con tus padres.

-¿Dónde ibais? -Tu padre a ver lo de la ciática.

Y tu madre quería comprar zapatos a Carlos. ¡Joder!

¿Todo esto lo ha hecho el gas? -Qué va a ser gas.

Era el coche de Carrero. -¿De Carrero?

¿Carrero Blanco?

-Sí.

-No me jodas. -Sí.

-¿Cómo sabes eso? -Han encontrado un trozo ahí arriba.

Había tres. Están en el hospital. -Joder.

Tu padre tenía razón.

¿En qué? -Nada.

Vieron un coche volando.

-¿No les ha pasado nada? -No.

Todo el mundo a su sitio.

No sé si sabéis lo que ha pasado esta mañana.

Yo sí. Casi nos da.

Ha sonado un petadarzo y ha subido un coche.

Se oyó:

¡Boom! Y el coche sonaba:

¡Pam!

Todos murmuran

Silencio.

Han venido algunas madres a por vosotros.

Terminamos las clases. Os podéis ir a casa.

¿No habrá colegio?

No. Las vacaciones empiezan ya. Podéis salir.

-¡Hurra!

"Era la primera vez que nos adelantaban las vacaciones".

"Otro día habríamos salido en estampida, pero ese día...

...lo hicimos en silencio".

"Se sabía que algo gordo había pasado".

"Se ha perdido uno de los hombres que con más lealtad...

...y fidelidad la ha servido. Quiero dirigirme a la nación".

"Las investigaciones realizadas demuestran...

...que el almirante Carrero Blanco...

...ha sido víctima de un atentado criminal".

Ay, señor. Y decíais que no pasaba nada.

Claro que pasa. (TV) "El orden es completo".

"Y será mantenido con la máxima firmeza".

"Nuestro dolor no turba nuestra serenidad".

"Este asesinato fue un duro golpe para el régimen...

...que, desde entonces, se empleó en mantener el orden.

"La calle se llenó de policías que vigilaban".

"Detenían al que estaba fichado, como a Toni".

Y nos llamas desde el locutorio.

"Tenía que desaparecer".

A mis padres no se les ocurrió otro sitio más seguro que el pueblo.

Madre, qué bien queda la fachada.

Sí, y el tejado, por Dios.

Estupendamente. Mira. Hola.

Ha merecido la pena.

Aquí en mi casa sólo un poquito para ver a Toni.

Hola.

Hola, cariño.

¿Cómo estás? ¿Qué tal el viaje?

Un poco largo con la niña.

Bueno. -¿Qué tal, Toni?

Hola, Toni, hijo. -Hola.

Hola.

Marta.

Cuánto tiempo, ¿no?

Sí, mucho tiempo.

¿Qué tal el viaje?

Bien, el viaje bien, gracias. Muy bien.

¿Les ayudo con la maleta?

No, no nos quedamos aquí.

No. Chicos.

Nos esperan en la matanza. ¿No vienes, Miguel?

-Primero voy a la tumba de madre.

Luego os veo. Venga, hasta luego.

-Adiós, tío.

Vamos.

-Adiós, abuela.

Bueno.

-Bueno, si no les importa, voy dentro.

Sí, mejor. Nos veremos.

¿Qué pasa aquí? ¿Qué coño estás haciendo?

Papá, ¿yo? Sí, tú.

¿Te parece poco esconderte?

Claro que te entiendo, Toni. Pero entiende a tus padres.

-No hay nada que entender. Mis padres no aceptan a Marta.

-Es que si no lo aceptan, mala suerte.

-Mala suerte no. Ellos tienen sus motivos.

-Ahora no irás a ponerte de su parte también.

-No me pongo de parte de nadie.

Entended que aunque no oponen como nosotros no por eso se equivocan.

-Yo ya sé que mis padres tienen otra educación.

Pero no pagaré ese pato.

-Les cuesta aceptar situaciones que nos parecen normales.

-Es que son normales, Eugenio.

-¿Qué te voy a contar? Tú conoces a tus padres.

A Toni hay que hablarle claro...

...y decirle qué ha hecho mal.

Pero no debemos apartarlo.

Cuando nos demos cuenta, nos desperdigamos.

Y entonces será tarde.

En eso tu madre llevaba razón.

Más que un santo.

Quiero que hoy cenemos aquí todos juntos.

Como hubiera querido Pura.

Ya.

Y mañana ¿qué?

¿Mañana? Mañana será otro día.

Si quieres que nos sentemos, saca 400 sillas.

Ande, ande, ande, la marimorena.

Feliz Navidad.

-Feliz Navidad, Antonio. -¿Cómo nos sentamos?

"Por una noche, aunque sólo fuera por Navidad,...

...olvidaron sus diferencias...

...y cenaron unidos, como antes, cuando en casa reinaba la paz...

...y todos obedecíamos".

"Sin embargo, todos sabíamos...

...que pasada esa noche todo se torcería y las distancias...

...se harían más grandes".

"Y así fue".

"Al día siguiente, cada uno tiró por su lado, menos Miguel".

"Iba en serio con aquello...

...de quedarse en el pueblo".

Mira, Antonio, tú tienes tu vida,...

...tus amigos, tu familia.

Deja que encuentre mi lugar en el mundo.

"Lo que no podía imaginarse ninguno de nosotros...

...es que a nuestra llegada al barrio tendríamos una sorpresa".

"Un anticipo del desastre venidero".

¿Dónde va con esa máquina? Alto.

-¡Cuidado! -¿Dónde va, por Dios?

-Que te pillan, cuidado. -¡Quítate!

¡Ay! Antonio, ten cuidado.

Antonio... Antonio.

Ten cuidado. -¿Qué hace?

¡Ya está bien, hombre! No está autorizado.

¿Que no? Conteste a las señoras o tiro la llave.

-¡Bien, Antonio! -Venga, tírala.

¡Contesta a las señoras!

-Nos han dicho que pusiéramos las máquinas en marcha.

Pregunten la ingeniero.

¿Qué máquinas? Han tirado la alambrada.

¿Y el ingeniero? Se pasará más tarde.

Ésa no es manera de tratarnos.

Soy un mandado.

-Es un sinvergüenza, y su compañero más.

¡Mercedes! Ven, van a decir algo.

¿Qué pasa?

Marta, mira.

(TV) "Buenos días".

"El Consejo de Ministros reunido hoy...

...ha designado a don Carlos Arias Navarro como nuevo...

...presidente. -Arias.

Arias.

-Arias. Era alcalde de Madrid.

Yo creo que sí.

Yo sólo me acuerdo del conde.

"Don Carlos Arias Navarro".

-Yo con éste sí que no contaba.

-Ni tú ni nadie, Toni. Menuda sorpresa.

-Voy a llamar al periódico. -Ésta sí que es buena.

Es ministro de gobernación. -Lo han premiado por el atentado.

-Arias Navarro.

Joder, qué sorpresa.

¿Por qué?

No lo sé.

Pero ¿es bueno o malo?

¿Para España o para ti?

Te digo que se va. Y la del segundo lo mismo.

Y no será la última. No se habla de otra cosa.

¿Les has dicho lo de la abogada? Claro.

No pueden tirarnos las casas hasta firmar el finiquito.

Claro. Como si oyeran llover.

-Entiéndelo, hay gente muy asustada.

La gente de este barrio ve cuatro perras y corren.

¿Qué vamos a hacer? -Nos van a dejar solos.

Si quedamos pocos, no podemos negociar.

No podremos hacer nada.

El perro de todos se lo comieron los lobos.

Denunciemos al ayuntamiento.

Que lo diga Cristina, para eso es abogada.

Ya. Yo en los abogados no creo.

En Sagrillas no hay y tan bien nos va.

A escopetazo. Como si no supiéramos cómo se arregla allí todo.

Al menos las cosas se solucionaban deprisa.

Si nos los convences,...

...nadie lo hará. Eso me temo.

Que están cansado de oírme decir lo mismo.

Pero no se van a llevar por delante 20 años de mi vida.

Pues diles otra cosa. ¿Qué cosa?

Hombre. Hola.

Don puntual. -Lo siento.

Tuviste trabajo, lo sé. Sí, por lo de Arias Navarro.

Qué importante.

Siéntate. Ha hecho Paquita sopa.

Anda.

¿Y qué, Toni?

¿Duermes en casa o tienes plan? Llamaré a Marta a ver qué hacemos.

¿Dormirás en su casa? Niño.

En algún sitio dormirá.

No. Dormirá con un amigo. ¿A que sí, Toni?

Sí, con un amigo. Y a mí no me dejáis...

...dormir con Josete.

Calla, ricura.

No puedes ir, hijo, porque eres pequeño.

No puedes hacer lo que quieras.

La vamos a tener.

¡Sí, señor! ¿O no tengo razón, hijo?

¿Piensas en mí o en tu madre cuando haces eso?

Que parece mentira.

¿Dónde vas, hijo?

Anda, vamos a hablar. ¡Si con papá no se puede hablar!

¡Anda y que le den! Si es que...

Todavía no me lo creo.

No digáis a Carlos que me marcho pasado mañana.

-No. -Se lo quiero contar yo.

-¿Adónde te vas a vivir? -Al barrio de Chamberí.

Ya me cambian de cole y todo.

Es uno de monjas.

Dice que se va pasado mañana.

-Nosotros nos vamos a Usera. -¿Dónde está eso?

-Al otro lado del Manzanares.

¿Os digo una cosa? (AMBAS) Sí.

-Ahora me he dado cuenta de que estoy por Josete.

Lo reconozco. -Qué callado lo tenías.

-A mí el que me gusta es Luis.

Qué bigotazo tiene.

-Ojalá Josete me volviera a besar.

-¿Te besó? -Fue por hacerle un favor.

Es el chico que mejor me ha besado.

-No eres trigo limpio. Te he dicho que estoy por él.

-No sabía que te gustaba.

Te lo dejo, a mí me gusta Carlos.

-A mí también me gusta.

Estaba yo primero.

-Bueno.

-Es un poco pequeño, pero es tan guapo.

-Y besa bastante bien.

-Lo dices sólo para fastidiarme.

-Bueno, vale.

Yo me quedo con Josete.

-¿Y yo con nadie?

¡Qué egoísta eres!

-Vale, nos repartimos a Josete.

La mitad para ti y la mitad para mí.

-Me van a descuartizar.

-Las tenemos en el bote.

Ya sé lo que vamos a hacer. ¿Qué?

Vamos a dar una fiesta.

"No en vano, reza el adagio popular...

...que no hay mal que por bien no venga".

¿Has oído?

Pues sí, Merche.

Que no hay mal que por bien no venga.

-¿Qué quiere decir?

Me parece que se está refiriendo a Carrero Blanco.

¡Ah!

Ahí está Antonio.

Que no entre, a ver si ve a Franco y le sale un sarpullido.

-Hola. Hola, hijo.

Inés me ha dicho lo de la abuela. ¿Cómo está?

Mejor.

El médico ha dicho que mucho reposo.

¿Está despierta?

Sí, entra a verla.

Ahora voy a llevarle un caldo.

Antonio.

¿Qué pasa, papá?

Nada, hijo.

Entra a ver a tu abuela.

Pasa, Toni, no te quedes ahí.

¿Cómo estás, abuela?

Pues ya ves, hijo.

Hecha un carcamal.

Dime una cosa, Toni.

¿Has hecho ya las paces con tu padre?

Abuela, es que...

Sí.

Nos ha costado un poco, pero ya está todo arreglado.

Me alegro.

¿Cómo se encuentra, milano?

Yo creo que mejor. Me ha pedido café con leche con porras.

¿Quiere ganar un concurso de la que tiene la tensión más alta?

Ahora le preparo una malta y unas galletas y se las comerá.

¡Ay!

¿Qué haces así, te vas a la imprenta?

Sí, a ver si me llaman del ministerio.

Según el subdirector general, a lo mejor le cesan.

¡Ah!

Bueno, ¿y a ti qué?

¿Cómo que a mí qué, Merche? ¡Hombre!

Si cesan al subdirector, vendrá otro que tendrá su propia imprenta.

Lo de siempre.

No nos sale una a derechas.

¿Has desayunado? No.

Voy a tomar un café abajo.

¿Por qué no te acuestas? Debes estar molida.

Tengo mucho que hacer.

Bueno.

Buenos días. Buenos días, cariño.

¿Qué tal está la abuela?

Mejor. Ha pasado buena noche. ¡Qué bien!

¿Por qué no hablas con él?

¿Está ahí? Sí, en el recibidor.

Anda, que se va a ir.

Date prisa.

Papá.

¿Qué pasa, Antonio?

Quería decirte que lo siento.

¡Ah!

Yo también lo siento, hijo.

Total, para nada.

Anda.

Antonio, hijo.

No sé dónde estás metido ni quiero saberlo.

Será muy importante, pero no quiero saberlo.

Pero tienes que hacerme un favor. ¿Cuál?

Un favor muy importante.

A tu madre no le hagas sufrir.

Por lo que más quieras, hijo.

No le hagas sufrir, que no entiende de política.

Sí.

Y así llegamos al principio de un nuevo año, 1974,...

...que traía consigo el final del barrio.

En todo San Genaro se respiraba un ambiente de derrota.

Y cada día que pasaba, los que aún no nos habíamos marchado...

...teníamos que pasar la penitencia de ver partir, uno por uno,...

...a nuestros amigos y vecinos,...

...además de prepararnos para lo que venía,...

...un incierto futuro que seguro traería cambios a nuestras vidas.

-¿Y cuándo te vas?

-Esta noche, Toni.

-¿Está noche?

-No me mires así.

A mí tampoco me hace ninguna gracia.

-¿Por qué no me has dicho nada? -Me lo han dicho hoy.

Debo llevar a Marcos a París. -¿Y qué vas a hacer allí?

-¡Yo qué sé!

El partido quiere tenerme allí.

Sabes que no les puedo decir que no.

No va a ser para siempre.

Serán unos meses.

Como mucho, un año.

-¿Un año?

-Había pensado que te podías venir conmigo.

-¿Y qué hago allí? -Estamos juntos.

-Yo no me puedo ir a París.

Aquí tengo un trabajo, tengo mi carrera.

Está mi familia.

Y no sé si lo tienes en cuenta, pero milito en un partido.

-Lo he pensado y puedes seguir militando allí.

-Es que quiero militar aquí.

Las cosas están a punto de cambiar.

-No quiero volver a separarme de ti.

-Ni yo.

¡Si ya ha empezado!

¡Ay, Dios mío!

Aleluya, aleluya.

Aleluya, aleluya.

Aleluya, aleluya.

Aleluya.

Señora.

Señoras y señores.

Por una feliz Navidad.

A ver si se me va a escapar. Está lleno de policías.

Lo voy a intentar.

No te van a dejar.

A eso hemos venido. ¡Qué sorpresa!

Hola, Antonio.

¡Cuánto tiempo sin vernos!

Siempre le mando recuerdos. Sí.

Pase, pase. ¿Os ha gustado?

Magnífico. Muy bien.

Doña Carmen nunca nos falla.

¿Vienes a fumar un cigarrillo? Pues...

Preferimos quedarnos. Gracias.

No pensaba venir, pero he podido escaparme.

Que terminen el trabajo para entregarlo en fecha.

De acuerdo. Divertíos.

A ver si nos vemos.

Don Pablo.

Don Pablo Súñer.

Ya sé que no te lo conté.

¡Vete a la mierda! Escúchame.

¿Crees que le he perseguido como si fuera un perro faldero?

Yo mandé muchos presupuestos.

Me llamaron del ministerio y allí estaba.

En un despacho grande con el cuadro de Franco.

Me voy a casa.

¿Y no quieres ver a la señora?

No.

No podré acercarme a ella.

Hemos hecho un pan como unas hostias.

Desde luego.

¡Ay, Dios mío, qué va a ser de mí!

¿Y este niño qué hace que no viene?

¡Alfredo!

¡Está ahí otra vez!

¿Te gusta esta orgía?

-¿Es que es una orgía?

-Claro. Me ha gustado mucho.

-Siempre me voy a acordar de ti.

Y yo de ti.

Pero yo más. Eres el primer chico que me besó.

¿Qué es eso?

¿Qué hace?

Espera.

Es el novio de mi abuela.

Ha dejado una carta. -Sí.

Ya se va.

-Vamos.

-A ver.

Doña Herminia.

Alfredo Jiménez Arroyo.

Se llamará así, ¿no?

-Claro. -Ábrela.

Es para mi abuela.

Que no.

Que no es así.

Yo sólo me he tragado el orgullo y he tirado para delante.

¿Te crees que no sé que lo he hecho mal?

¡Pues claro que sé que lo he hecho mal!

Muy mal.

Pero ¿qué iba a hacer? ¡Tragar!

Tragar y aguantarme.

¿Entiendes, Merche?

No quiero oírte. ¿Me oyes?

No quiero oírte.

Pues no me oigas si no quieres. Vamos a casa.

"Querida Herminia".

"En estos dos últimos meses, han pasado muchas cosas".

"Pero sólo una ha sido importante para mí".

"Conocerla".

"Ya sé que le parecerá una locura".

"Pensará que son chocheces de viejo".

"Pero no es así".

"Usted ha abierto el encogido corazón de este viudo".

"Me da apuro decirle que es su imagen...

...lo primero que viene a mi mente nada más levantarme".

"Y bajando a lo más práctico, gozo de una buena pensión".

"Tengo un piso en propiedad".

"No tendría que preocuparse por el futuro estando conmigo".

"No hago más que pensar en una cosa que le expongo con respeto".

"¿Querría casarse conmigo?"

Es muy bonito, pero ¿qué hago yo con esto?

-Ponlo donde te dé la gana. Para lo que nos queda aquí...

¿Qué?

-Cervan. -¿Qué?

-Llévatelo tú, porque lleva muchos años contigo.

Bueno, si te empeñas... -Adiós.

-Adiós, Tinín.

¡Felices Reyes, Tinín! -Igualmente.

-¡Felices Reyes!

Le digo felices Reyes...

...porque aprecio mucho a Tinín.

Tinín es mi amigo.

¡Hombre!

Anda.

Aquí te quedas, macho.

Que no se diga que tú también te vas del barrio.

Adiós, Genaro. Digo, San Genaro.

Vamos.

Vamos, Cervan.

Merche.

Déjame, no es el momento.

Pues tendrá que ser el momento.

No me voy a ir a la cama...

...sabiendo que estás pensando no sé qué cosas de mí.

Ya puedes decirme algo, lo que tú quieras.

Que soy un desgraciado, pero no me dejes así.

No me puedo quedar así. ¿Por qué no me lo contaste?

Porque no me atrevía.

No sabía cómo decírtelo.

No tengo perdón de Dios, pero no sabía cómo decírtelo.

En esas circunstancias, no podía.

Con la imprenta yendo mal y la tienda yendo mal, tenía que tragar.

Me lo tenías que haber dicho.

Somos dos. Ya.

Parece que te olvidas.

¿Cómo que me olvido?

Esto lo he hecho por todos nosotros.

Con todo lo que nos ha hecho ese hombre...

No tenía otra alternativa. No quería que pasaras lo que he pasado.

No se lo deseo ni a mi peor enemigo.

Si hay que humillarse o arrastrarse, para eso estoy yo, tú no.

Yo estoy contigo, pero necesito que me digas la verdad.

Ahora no puedo decirte otra cosa que lo siento.

He estado para que me echen un cubo.

Yo te hubiese matado. Te hubiese matado.

Ven aquí.

Ahora nos va a ir muy bien.

Ya lo sé.

Es legal. Si quieres, te lo cuento.

No es necesario que me cuentes nada.

¡Ya han venido los Reyes!

Cariño.

María, no han venido. No, cariño.

¿Qué haces despierta? Antonio.

Ven.

¡Papá, mamá, salid!

¡Ya han llegado los Reyes!

¡Vamos!

¿Sí?

¡Jolín!

¡Se han bebido todo el agua!

¡Y se lo han comido todo! ¿Cuál es el mío?

¡Qué bonito!

¿Qué me han traído, Carlitos?

Éste es el tuyo.

¡Qué grande! ¡Anda!

También me han traído carbón.

¡Los Reyes!

¡Buenos días! ¿Hay un regalo para María?

Un chándal mejor que el de papá.

¡Qué suerte!

¡Mira, hombre, mira!

¡Una manta eléctrica! ¡Qué sed tenía el camello!

Me han traído carbón.

Por tus hechos se te juzgará. Está lleno de fotos.

Es dulce. No va a ser carbón del bueno.

A ver.

Callad.

Un momento.

¡Unas deportivas nuevas!

-A ver.

¿Qué pasa?

-Hay un socavón de la leche.

-El descampado se está inundando.

¡Pero si no ha llovido!

-Hay un agujero lleno de agua. ¿Qué?

-Una rotura.

¿No has oído?

Id a verlo. Hay un agujero.

¿Qué pasa?

Está el descampado lleno de agua.

El descampado.

¡Desiderio!

-¡Ven, mira lo que hay montado!

-¿Cómo iba a pasar por aquí una carretera?

Es de locos.

-Están haciendo acotaciones y prospecciones.

¿Qué pasa?

-Que hay una corriente subterránea.

Ya lo veo.

¿Qué van a hacer ustedes, qué se hace?

Por aquí no va a pasar ninguna carretera.

¡Que no pasa la carretera! Pero que esto es un milagro.

Anoche parecía que el santo estaba triste. Ahora se ríe.

-¡Me guiña un ojo! -¿Qué?

-Me guiña un ojo.

¡Tinín! -¿Qué?

-Es un milagro.

"Volvíamos a tener casa".

"Cuando ya no nos quedaba más que esperar el milagro, éste llegó".

Y si ustedes no se creen esta historia, vayan al barrio".

"Cualquiera a quien pregunten les podrá contar...

...como San Genera volvió a ser lo que era,...

...un barrio alegre, lleno de vida, en el que todos los vecinos,...

...aunque no tuviésemos idea de lo que nos esperaba en aquel 1974

...sabíamos lo más importante, que pasara lo que pasara,...

...lo pasaríamos juntos".

Cuéntame cómo pasó - T7 - Especial Resumen Temporada 7

07 sep 2006

Este capítulo especial muestra lo mejor de la séptima temporada de la serie, que deja a la familia Alcántara a principios de 1974. La familia Alcántara y el resto de los españoles aun ven lejano el fin de la dictadura de franco que, sin embargo, empieza a dar síntomas de debilidad, sobre todo a raíz del asesinato de carrero blanco.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T7 - Especial Resumen Temporada 7" ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T7 - Especial Resumen Temporada 7"
Programas completos (361)
Clips

Los últimos 2.611 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos