www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5101479
No recomendado para menores de 7 años Cuéntame cómo pasó - T 20 - Capítulo 350: "Muro" - ver ahora
Transcripción completa

(El muro) (Pink Floyd)

(VOZ EN OFF CARLOS ADULTO)

"El nueve de Noviembre de 1989,

se produjo lo que pasó a la historia como la caída del muro.

Hasta ese momento, y desde 1961, Berlín había sido una ciudad dividida

por una frontera de piedra, que de la noche a la mañana

la partió en dos.

Dejando aislados a uno y otro lado, familias, parejas y amigos.

Un muro de la vergüenza,

cuya caída parecía presagiar una nueva era.

En ese momento histórico,

las mujeres y los hombres de buena fe que poblábamos la tierra,

nos sentimos invadidos por un sentimiento de esperanza."

¿Rainer?

¿Annika?

(Sintonía "Cuéntame cómo pasó")

#Cuéntame,

#tú que has vivido,

#el despertar,

#de un tiempo que nos cambió.

#Háblame de lo que has encontrado,

#en tu largo caminar.

#Cuéntame, como te ha ido

#si has conocido la felicidad.#

(Mecano) (La fuerza del destino)

#Nos vimos tres o cuatro veces, por toda la ciudad.#

María Alcántara, quién te ha visto y quién te ve...

¿Hay noticias de Carlos?

#una noche en el bar del Oro,#

Que me voy.

Vega, una más.

Son las tres de la mañana... mañana hay clases...

Y oye, que todo el mundo se pira ya.

Venga, acabamos esta, ¿vale?, que es Mecano y me mola mogollón.

¡Pero si mañana les vas a ver en directo!

Mañana te juro que me cuelo en el camerino de Nacho.

(RÍEN)

Venga peña la última, que invito yo.

Pero la última de verdad, que cierro.

Sí, que sí.

-¿Salva qué bebes? -No, yo no, yo no, estoy...

-Pero si no has bebido nada...

-Me he tomado dos copas y se me va la cabeza, que no estoy acostumbrado.

-¡Pero que esto no es Teruel! ¡Esto es Madrid!

-Que no, que además mañana empiezo y debería estar en la cama ya.

-Venga, que aquí las noches ¡no acaban nunca!

#Tú contestaste que no.

#empezamos mal y yo que creía

#que esto era un buen plan.

#Aquella noche fue un desastre,#

¡Oye! Ten más cuidado.

Vale, perdona.

#Estas son solo un par de estrechas,

#nos fuimos a dormir.

#Pero la fuerza del destino,

#nos hizo repetir,#

¡Uy! ¡Cuidado, mis gafas! No os mováis.

¡Cuidado! No te muevas que las vas a pisar.

A ver, tranquilo. Menos mal.

Déjame.

¿Y esa manera de bailar? ¿Cuál?

¿De dónde la has sacado?

No sé, es la tercera vez que piso una discoteca, no sé...

#y el cuerpecillo de gitana,

#mujer a medio terminar,

#tu corazón fue lo que me acabó de enamorar.#

-¡Viva Teruel!

Uy, perdona, perdona. ¿Perdona qué?

¿Tú cuántos años tienes? Pues, casi diecinueve.

¿Diecinueve? Sí.

Joder...

¿Qué pasa?

-¡Salva!

¿Pero qué pasa?

¿Pero tía estás zumbada? Te acabas de besar con un tío mayor.

No era mayor. Sí, sí que era mayor María.

Y además con gafas... es que... tienes un gusto...

Anda, vámonos.

-¡Venga! ¡A dormir todo el mundo!

(TODOS A LA VEZ) Noooooo

(COREAN) Josete, Josete, Josete.

-No cuela venga, a casa.

¡Abuela! ¡Qué susto!

Vaya horas...

¿Qué haces despierta?

Pensar, ¿y tú?

Estábamos estudiando y... me he liado.

(OLISQUEA) ¡Hueles a tabaco y alcohol María!

Era el cumpleaños de un amigo y hemos ido a celebrarlo.

Mañana no va a ver quién te levante.

Tú me vas a levantar, ¿verdad que sí abuela?

Me vas a calentar la leche y a poner cinco galletas en un plato.

Y no le vas a decir a mi madre que he llegado a las tres...

(RESIGNADA) A las cuatro...

¡Te quiero mucho abuela!

¡Uh! ¡A lavar!

Anda que casi me dejo el pasaporte, tengo una cabeza...

Me llevaré un jersey ¿no?, porque va a hacer un frío...

¿Este o este?

El de cuello vuelto, gracias.

A ver, llevo el neceser, ropa interior...

¡Corbata!

La corbata, muchas gracias.

¿Seguro que no te importa que vaya? Es tu trabajo Toni.

Bueno, también puede ir otro en mi lugar ¿no?

¿Cómo te vas a perder un acontecimiento histórico en directo?

La ecografía de nuestro hijo, también es en directo,

y también es un acontecimiento histórico.

¿Todavía no da señales de vida? Debe ser del tamaño de una mandarina.

¡No me quiero imaginar lo sexy

que te vas a poner cuando esta tripa se empiece a notar!

¿Seguro que no te importa?

¡Que cuentista eres Toni!

Si te mueres de ganas de salir por esa puerta.

¡Oye colega!

Cuando salgas de ahí no tengas en cuenta mi escapada a Berlín.

No, cuando salga de ahí es cuando tienes que estar.

Ahora vete.

¿A qué hora sale tu avión? A las siete.

¿A las siete? Pues corre.

Oye, ¿por qué no llamamos a mi madre y que te acompañe?

Toni, si tu madre no sabe nada todavía.

La llamo desde el aeropuerto y se lo cuento.

Pero habíamos dicho que todavía no queríamos a la familia

metiendo cuchara del embarazo, ¿no?

Lo quieres todo para tí. Así es.

Oye sé bueno ¿eh?

Shhh, no me ofendas.

¡Ay, espera! ¿Debería llevar condones no?

¡Idiota!

Te quiero. Y yo... ¡Tráeme una piedra del muro!

Vale.

(Televisión)

"La euforia y el delirio se adueñaron de las calles de Berlín,

nada más saberse que las fronteras de Alemania del Este a Occidente,

quedaban abiertas de par en par.

Anoche más que nunca Berlín fue una fiesta.

Primero con estupor, y luego con una alegría incontenida,

-Antonio, ¡deja de jugar con las pastillas y tómatelas!

No tiene que ser nada bueno tomar tanta pastilla.

Lo peor es no tomárselas.

Gracias abuela. Hola papá.

Hola hija. ¿A qué hora llegaste ayer?

Bueno un poco tarde. Como... a la una y media, o algo así.

Ya.

"Miles de alemanes orientales han huído a la otra Alemania."

María hija,

eso es un acontecimiento histórico, uno de verdad.

Dentro de algunos años, te preguntarán,

¿Qué estabas haciendo tú cuando se cayó el muro de Berlín?

Pues quemarme con la leche. ¿Eso vale?

No.

¿Y darle un beso de buenos días a mi padre?

Eso vale bastante.

Eso bastante.

Hay que ver...

¡Cuántas familias separadas tantos años!

¿Papá?

¿Tú crees que el comunismo se acaba?

Pues no sé si se acaba, hija. Desde luego le queda muy poco.

Le queda poquísimo.

Si levantara la cabeza tu hermano Miguel...

Bueno, pues me voy. Vas muy triste, ¿no papá?

Es que tengo un funeral hija,

se ha muerto una clienta en Benidorm.

Pues que mal rollo ¿no?, ¿cómo ha sido?

Pues nada estaba en la piscina y...

estaba llena de gente y se ha muerto, se ha ahogado.

Venga...

¿Y no había un socorrista allí?

Había un socorrista, bueno dos, lo que pasa es que no la han visto.

Ni su marido que estaba a su lado, tampoco se ha dado cuenta.

Y vosotros como organizadores del viaje,

¿tenéis alguna responsabilidad? No.

Bueno. Adiós abuela. ¡Tienes leche en el bigote!

¡Abuela yo no tengo bigote! Bueno... ya lo tendrás.

¿Te has tomado las pastillas? Pues sí.

Cuando salgas del funeral, ve al súper y me compras

pan de molde, leche y jamón york. Vale.

Pero más fino, que el otro día no te lo cortaron fino.

Vale. Y recoge la chaqueta del tinte.

¿Alguna cosa más? No.

Y tú llegas tarde. Y tienes tú habitación hecha una leonera.

Eres una exagerada mamá. No soy exagerada.

Hay una cáscara de plátano debajo de la cama.

Cuando vuelva del Insti, recojo. ¿Vale?

Si claro, cuando vuelva del Insti...

(TELÉFONO)

Ya lo cojo yo.

Dígame.

Espera, Josefina, habla más despacio que no te entiendo.

¿Otra vez?

¿Y por qué no hablas con él?

Ya... ya sé que es mi problema. Todo es mi problema.

Mira, pero que conste que yo alquilé el piso a la madre, no a él.

Que sí. Que de hoy no pasa.

Yo voy, hablo con él, y lo arreglo.

Adiós.

¿Otra vez ese muchacho? Pues sí, otra vez ese muchacho...

El problema es que nadie se atreve a hablar con él.

Por que se pone hecho una fiera.

Te dije que lo de los pisos iba a traer cola ¡eh!.

Tarde o temprano. Pero el dinero no lo regalan.

¿Vas a ir? Claro que voy a ir.

Ni se te ocurra. ¿Por qué no?

Que vaya Antonio que es un hombre. ¿Pero qué tiene que ver?

No vayas sola hija Mercedes, hazme ese favor.

Madre ya lo hemos hablado, lo de los pisos lo llevo yo.

Que estás tu muy soberbia, a Antonio le tienes que dar su sitio,

que lo tienes apollardao.

¿Apollardao? ¿Antonio? Venga...

Sí, que estás tú ya... muy sargenta últimamente.

No digas tonterías ¿eh? Madre.

Que lo único que intento es llevar la casa

con un poco de sentido común.

La casa la tenéis que llevar entre los dos.

A Antonio le conviene tranquilizarse,

y a mí también. ¡A todos!

A todos nos conviene que Antonio esté tranquilo.

Pero no tienes que meter a Antonio en una jaula, y a la niña tampoco.

Que son tal para cuál.

¿Y qué quieres que haga? ¿Le dejo hacer lo que le de la gana?

¿Y que me tome por el pito del sereno

como hace con Antonio y contigo?

Tú también tuviste 18 años.

Y me llevabas más derecha que una vela. ¿O no?

Ella vive como una reina y no ayuda en casa.

Y si yo digo blanco, ella dice negro.

Así que mis 18 años, no tienen nada que ver con sus 18 años.

(TAJANTE) Nada en absoluto.

(PORTAZO)

-¿Dónde vas con tanta prisa? -¿Te llevo la mochila guapa?

(Timbre bicicleta)

-(GRITA) ¡Cuidado!

¡Joder! casi me matas del susto. ¡Pero si te me has echado encima!

Sí... ¿yo? Si, tú, sí.

Mira, estoy llegando tarde a clase ¿vale?

-¿Tú qué, haciendo amigos ya? -Se ha pegado un buen ostión ¿eh?

¿Quién es? El nuevo profesor de Biología.

¿Qué?

(AFIRMAN)

(Doblaje dibujos animados)

-Si quieres aprender, retrocede y...

¡Salta!

¡Eso es!

¡Estupendo, así... así!

-Más arriba Inés, más energía.

Queremos que los niños se despierten, no que se duerman.

-Ahorrate el comentario Simón.

-Que es una broma...

-Te dije que no me apetecía doblar esta serie.

-Terminamos este take y te tomás un café ¿vale?

-Si quieres aprender, retrocede y....

¡Salta!

¡Eso es!

¡Estupendo, así... así!

-Es buena. Cinco minutos para un café.

(INÉS SUSPIRA)

-La catalana sigue sin aparecer. Recomendada y encima llega tarde.

Como si no hubiera buenas voces en Madrid. ¡Hay que joderse!

-¿Alguien me puede dejar doscientas veinte pesetas?

(INFANTILIZA LA VOZ) Soy Flor, la hija de Dartacán.

El tren ha llegado con retraso.

He tenido que coger un taxi, y no tengo pasta.

-¿Doscientas veinte?

-Gracias.

-Alucina vecina...

¿De dónde habrá salido? -De un taxi, ya te lo ha dicho.

-Que graciosa. -¿Y tú? de lobo feroz como siempre.

-No me la voy a comer. -Más te vale, por que parece pequeña.

-Me tiro todos los días diez horas, en un zulo oyendo voces.

Cuando salgo de aquí, me como lo que sea.

-Bueno, dale dos minutos para que se tome un café.

-Vale, dos minutos.

-Perdón. Jo, que vergüenza.

Es que he gastado todo lo que tenía. Sólo tenía dinero para el tren.

-No te preocupes. ¿Quieres un café?

-¿Puede ser un chocolate? -¿Chocolate? Sí.

-Soy Laia. Que es Eulalia en catalán.

-Yo Inés.

-No hace falta que te presentes,

ya te he visto en cine y televisión. Eres muy buena.

¿Te puedo abrazar?

(LAIA SUSPIRA FELIZ)

El de la chaqueta de antes es el director de doblaje...

-Sí, se llama Simón y ten cuidado con él.

-Me recuerda a mi padre. Huele igual que él.

Que no me hablo con mi padre.

Y cada noche pido a mi santo que se muera.

Mira, este es mi santo.

Se llama Osho.

(DANDO GOLPES Y PATADAS) -Joder menuda mierda.

(HABLANDO A LA TRAGAPERRAS) ¿Qué pasa contigo ahora, eh?

-Tranquila, respira. -No le hagas caso.

-Nuestro primer muerto Antonio. Lo dices como si fuera un trofeo.

No, solo que es algo a lo que habrá que acostumbrarse, digo yo.

Hombre no me jodas... no me jodas. Hombre trabajamos con gente mayor,

es lógico que alguno la espiche de vez en cuando ¿no?

Pero que pasa, has hecho una estadística ¿o qué?

¿Qué estadística ni qué estadístico? Es lógica pura y dura.

Piénsalo bien, míralo por el otro lado.

Esa mujer murió feliz.

En un buen hotel, en medio de una piscina, rodeada de gente.

¿Qué estás diciendo? Estar rodeado de gente no te hace feliz.

Siempre será mejor que estar solo.

Mira, se puede estar muy solo con mucha gente alrededor.

(SIGUE GOLPEANDO LA TRAGAPERRAS)

-¡Me cago en tus muertos!

¿Ves ese gilipollas? Ahora mismo es el hombre más solo.

-¿Qué pasa contigo ahora, eh, qué pasa contigo?

-¡Oye! ¡Oye, tú!

-¿Es a mí? -Sí. A tí.

-¿Qué pasa?

-La máquina es para jugar, no para darle puñetazos.

-No le estoy dando puñetazos. -Llevas media hora dándole golpes.

-Por que no funciona.

-¡Funciona divinamente!

-Esta máquina está trucada. -¿Qué?

-Que está trucada y ahora mismo te denuncio a la policía.

-Anda corre... ya estás tardando...

¿Qué haces aquí todavía? ¡Anda, ve a denunciarme! ¿Eh?

Ve a denunciarme. -A mí no me hables así, ¿eh?

-Que te vayas. ¡Vete!

-Que no te hagas la chula conmigo... -¿Me estás amenazando?

-Mira, ahora por lista me vas a dar los cien duros que he metido aquí.

-Eh... chico, chico, despacito ¿eh? -Este pitufo quién es, ¿tu marido?

-Tu aquí no te metas.

-Segis, basta. -Estate quieta mama, estate quieta.

-Basta, he dicho que basta. Vamos. -¡Eres una ladrona y una tramposa!

Y este barrio está lleno de putos comunistas.

¿Este gilipollas de dónde ha salido? Pregúntale a Mercedes.

¿A Mercedes? ¿Por qué?

-Que no puede ser. Que sí. Te digo que es él.

Pero... ¿tú estás segura? Que sí, que sí.

Pues vaya movida, ¿no? ¿Qué hago?

Pasa. ¿Pero cómo voy a pasar?

¿No te dije que era un viejo? Tú pasa.

¡Ay!, toma. ¿Y esto?

Pues que esta mañana un poco más y me las pillan en casa.

¿Que dices qué te miran la mochila? Pero bueno, ¿a tí no?

Pues no. Pues que suerte...

¿Ves? ¿Es él, o no es él?

Sí, si que es él.

¿Le digo algo? María, que igual ni se acuerda ¡eh!

-¡Chicos! Vamos pasando.

Pues está bastante bueno. Que imbécil.

¿Por qué? Por que se está haciendo el loco.

¿O es que no lo ves?

-Fijaos en sus calcetines.

(RÍEN)

-Buenos días. Nos vamos sentando por favor.

Mi nombre es Salvador.

Con todas las letras.

No Salva, no Salvita... Salvador.

Pues no tiene cara de Salvador. ¿Ah no? ¿De qué tiene cara?

De Kevin. ¡Tía parece Kevin Costner!

-Como ya sabréis,

vuestra profesora de Biología, sigue de baja.

-¿Y hasta cuando profe?

-Hasta final de curso.

Pero ya me pasó su temario y sé que estáis con la fisiología celular.

(RESOPLAN)

Le voy a mirar fijamente, a ver si me mira o no me mira.

¿Qué son esas caras?

El estudio de las células es apasionante.

Cada uno de nosotros estamos formados por una colonia de treinta mi...

No... billones, billones de células, perdonadme.

Bueno, hoy no es un día para hablar de Biología, si no...

...si no de algo más importante.

¡De fútbol!

-No, no. No tan importante.

¿Ves como sí se acuerda?

Supongo que estaréis al corriente de lo que está pasando en Berlín.

¿Nadie?

Lo del muro. Lo del muro sí.

La gente cansada de aguantar, se ha echado a la calle.

Exacto. Han tirado el muro que les separaba.

El futuro es de los valientes.

Eso es.

(CONVERSAN EN ALEMÁN)

¿Antonio Alcántara? Sí.

Waltraut, soy su jefa de producción.

Seré también su intérprete. Encantado.

Supongo que no habla ni una palabra de alemán, ¿verdad?

Eh... Ich möchte ein steak Mit kartoffen, pir bitte.

Quiero un bistec con patatas, por favor. Es lo único.

Buen acento.

El equipo técnico está preparado.

Si quiere dejar el equipaje en su habitación,

tendremos que pasar por recepción.

No hace falta que me hable de usted, por favor.

Me siento más cómoda.

(VUELVE A CONVERSAR EN ALEMÁN)

¡Toni! Coño, ¿qué haces aquí?

Lo mismo que tú, supongo. Sí.

Acojonante lo que está pasando ¿no? Y más aún vivirlo en primera persona.

¿Has visto? Está lleno de colegas. Sí. ¿Tu has venido solo?

No, con un fotógrafo. Tranquilo, no es Juana, es un compañero de Colpisa.

Pero sigues con Juana ¿no? Sí, sí.

¿Y qué tal? Bien, ¿y tú qué tal?

-Disculpe. Son las diez y cuarto, y todavía no hemos localizado.

Sí. Perdóname. Entramos en directo a mediodía.

Claro, ¿tomamos una copa luego? Claro, sí. Adiós.

Esto es su acreditación. Muchas gracias.

Bueno ¿y usted qué? ¿cómo está viviendo todo esto?

No me pregunte.

¿Por qué? Se lo ruego.

Perdone, perdone. No...

(ROMPE A LLORAR) Es posiblemente el mejor día de mi vida...

¡Y no paro de llorar!

Es que es muy bonito todo esto.

Sí lo es. Muy increíble y...

¡Uy! Disculpe. Nos están esperando.

-La bendición de Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo,

descienda sobre vosotros. -(TODOS) Amén.

-Podéis ir en paz. -(TODOS) Demos gracias a Dios.

Estoy de enterrar gente hasta el gorro, Cuco.

Llegas a una edad en que no haces otra cosa chico.

¿Sabes dónde me gustaría estar ahora mismo a mí?

En Berlín Cuco. Ahí quiero estar.

No quiero ya más tiempos viejos en mi vida.

Ni uno más. Sólo tiempos nuevos.

Aunque llegue tarde, me da igual. Bueno.

Lo siento en el alma, Justino. Este debe ser su hijo.

Son los de la Agencia,

los que nos prometieron el mejor viaje de nuestra vida.

Antonio Alcántara. Y vaya si ha sido un viaje...

El viaje de nunca jamás. Eso fue una mala pata.

Fue un corte de digestión.

Y lo peor de todo, una tontería.

Le dije, Elvira no te lleves el bañador.

A los 30 estaba preciosa en bañador, pero ahora...

-Era una mujer... ¡excepcional!

-¿Usted por qué dice eso si no la conocía?

-Claro que la conocí, yo les llevé en el autocar.

-Eso no le da pie para decir que era excepcional.

-Bueno... me pareció una mujer muy alegre.

-Y el seguro, ¿qué dice?

Na... el seguro dice que como fue de muerte natural,

solo se encargan del transporte del cuerpo hasta el domicilio,

y el acondicionamiento para el traslado.

-En este caso el ataúd.

-Que parece una caja de zapatos.

Vamos a ver Justino, yo... le entiendo,

y si usted quiere descargar, todo su dolor sobre mi agencia,

pues allá usted, está en su derecho.

Pero que conste que no tiene usted ninguna razón.

Mi Elvira, nunca se había metido en una piscina ¿sabe?

Le repito, lo siento en el alma.

-Lo sentimos.

-Lo peor de todo es que no se cómo funciona una lavadora.

No sé encender el calefactor... no sé ni freír un par de huevos.

Pues nada hombre, no se preocupe. Todo eso se aprende.

¿A los ochenta y tres años?

A la edad que haga falta hombre, nunca es tarde.

A los 83 años te quedas arrumbado en un rincón.

Y con el tiempo, tú y el rincón sois lo mismo.

(DOBLAJE DIBUJOS ANIMADOS) -!Hola! ¿Qué haces?

-Estoy intentando enseñarle a luchar.

-¡Eso, que diver!

-¡A ver si esquivas ésta!

La esquivó. ¡Bien! ¡Sí!

-¡Juega, juega, juega!

¡Sigue jugando!

Es muy divertido. A ver si aprendes.

-¡Hecho! Y en tiempo record. Enhorabuena a las dos.

-Joder.

Un piropo de Simón, es un fenómeno paranormal.

-¿Ah, sí? -Pfff...

Es que yo he doblado muchos dibujos.

Y he sido el pitufo protagonista para TV3.

(PONE VOZ DE PITUFO, EN CATALÁN)

Tú eres una actriz muy buena. ¿Cómo es que estás haciendo esto?

-Pues por dinero, así de crudo.

-Pero estás haciendo teatro. -Ya pero el teatro no da dinero.

Además tengo un hijo adicto a las clases extraescolares.

Inglés, pintura, flauta...

-Yo sé tocar la flauta. Si quieres le doy clases gratis.

-No sé, ahora dice que está gordo y quiere hacer artes marciales.

-Pero que eres ¿madre soltera? -Soy viuda, pero tengo pareja.

-¿Y él no gana dinero?

-Pues... no mucho.

-Oye ¿no sabrás de algún sitio donde me pueda quedar un par de noches?

Me iba a quedar en casa de una amiga, que es devota de Osho como yo.

Pero querrá follar y... ¿Tú no tendrás sitio en tu casa?

-Pues es que te acabo de conocer...

-Ya. -Y... la casa es de mi chico,

y sin decirle nada antes me sabe mal.

-Que sí, que sí. Que a veces se me va la olla.

¿Y si se lo pregunto a Simón?

Por aquí pasa mucha gente, quizá sabe de alguien.

-No, a Simón no. -¿Por qué no?

-Bueno, pues por que te lo he dicho antes.

-Muy bien tu primer día. Cojonudo.

-¡Gracias!

-Eh... me ha entrado una peli de dibujos el mes que viene.

Se llama los Fruitis. Me gustaría hacerte una prueba.

-Vale. -Es una berenjena.

-Una berenjena... ¡que guay!

-Voy al centro, si quieres te acerco a algún lado.

-Ya la llevo yo.

-Vale. -Pues me lleva ella.

-Caperucita se viene conmigo cariño. -Ya...

-Por primera vez en la historia, podemos tener esperanza.

Esperanza auténtica.

Imaginaos un mundo sin armas atómicas.

Un mundo en el que solo florece la ciencia, la medicina.

El arte, la investigación.

Vosotros, sois las personas que construiréis el próximo siglo.

Y tenéis que partir de una realidad que empieza hoy.

¡Enhorabuena, generación nacida en los 70!

¡El futuro es vuestro!

(Timbre fin de la clase)

El próximo día, estudiaremos otro muro

El de la membrana celular.

(TODOS RECOGEN Y SE LEVANTAN)

Tía, cierra la boca. ¿Eh?

Llevas media hora con la boca abierta

¡y pareces tonta! ¿Qué dices?

¿Qué? Te mola "calcetines" ¿eh?

Es que habla bien ¿verdad?

Y besar... ¿qué tal se le da?

-¡Señorita!

Eso es suyo, me parece.

Ah, sí.

Es Mecano.Tocan hoy en directo en el Palacio de los Deportes.

No hace falta que disimules. Yo tampoco recuerdo lo de anoche.

Bueno, pues aquí está.

El pan, el jamón cortado muy finito, y la leche.

¡Antonio! ¡Menos mal!

¿Qué pasa? Que no dejes sola a Mercedes.

¿Cómo que sola? Acompáñale a hablar con el inquilino

de arriba de la juguetería, que es un mal bicho.

El de arriba de la juguetería no es el inquilino. Es una señora.

Es una señora que vive con su hijo, que es un cafre.

¿Y cómo lo sabe?

Me lo ha dicho Josefina, que vive justo debajo.

Ah, se lo ha dicho Josefina... ¡Ah!

¿Ya estás aquí?

Sí. ¿Has recogido la chaqueta del tinte?

Pues, sí sí... sí, sí. Bueno pues nada.

Me voy a hacer unas gestiones.

¿A qué esperas? Voy, voy, voy.

(SUSPIRA)

¡Milano!

¿Todavía con esa corbata? ¿Qué problema hay con el vecino?

¡Vaya por Dios! ¿Mi madre se ha ido de la lengua?

Sí. Me ha dicho que te acompañe. ¡Que no le hagas caso!

Le voy a hacer caso Merche... ¿Qué problema hay?

Me ha llamado Josefina, y me ha dicho que hacen mucho ruido.

Que ponen la televisión muy alta y dejan la basura en la escalera.

¡Nada más! ¿Y por qué no se lo dice ella?

Por lo visto se pone hecho una fiera. Y le tiene miedo.

Pues no te preocupes. Tú la fiera me la dejas a mí.

De verdad... ¿qué hemos hablado?

Esto es mi negociado. Tú bastante tienes con la agencia.

Pero si la agencia para mí es una rutina, coño.

Y para mí esto también es una rutina.

Ya sabes que los inquilinos son muy incómodos.

Y hay que tener mucha paciencia.

Que sí, pero si tienes que tratar

con un indeseable, ¡tú me lo dejas a mí!

De verdad...

Que tierno te pones cuando te pones chulito.

No me trates así. ¿No te trate cómo?

Como si fuera tu hijo el tonto en vez de tu marido.

Es que te guste o no te guste, ¡yo tengo más paciencia que tú!

Sí, pero yo soy tu marido y te hago falta.

Claro que me haces falta.

Entonces no me dejes tirado en un rincón como una colilla.

Déjame ir contigo.

Bueno, pues ven conmigo.

Pero hablo yo. Tú calladito. ¿Eh?

Milano, ¿todo el tiempo vas a decirme lo que tengo que hacer?

Y quítate esa corbata, que te hace muy triste.

Que no me da la gana. (MERCEDES SUSPIRA)

¡Aquí!

Se perfectamente dónde es.

¡Hombre, menos mal!

Buenas Josefina. Hola. Ya era hora ¿eh?

Por que esto es una vergüenza. Que ya... que ya lo sé.

Es que de verdad, no sé como le habéis alquilado el piso

a una gentuza como esa.

(Telefonillo)

No si no están.

Los acabo de ver en el mercado, comprando pechugas de pollo.

¿Pechugas de pollo? Sí, el hijo sólo eso.

Pues le van a salir dos tetas, como dos melones.

Pues ojalá. ¡Uy!, están ahí.

¿Son esos? Dejame a mí.

Tú no te achantes, ¡eh Antonio!

Saca esa mala hostia que tienes de toda la vida.

Hola Mercedes. Hola Dolo.

¿Podemos hablar un minuto? Claro.

-¿Puedes quitarte del medio? Te están hablando.

La señora habla con mi madre. Yo quiero entrar.

Ya, pero es un tema que te concierne.

Antonio...

¿Podemos subir y hablamos? -Claro.

-Arriba ni hablar, mama.

Yo creo que estaríamos más cómodos arriba.

-Por supuesto.

-Si quiere hablar, que hablé aquí.

Dolo, los vecinos se han quejado.

Hacéis mucho ruido y la basura, hay que bajarla al contenedor.

Eso es la grulla mal follada de abajo que siempre está tocando los cojones.

Dolo, puedes decirle a tu hijo que no hable así estando yo delante?

-Segis...

-Pagamos 60.000 pesetas al mes por una mierda de piso de 50 m2.

Estoy hablando con su madre. La calefacción hace ruido.

¡Estoy hablando con su madre!

Hay manchas de humedad en la cocina y la nevera es del año de la tana...

Bueno... si las cosas se estropean, se dicen y se arregla.

Pues ya te lo he dicho.

Sí, pero eso no justifica saltarse las normas de la comunidad.

¿Tú sabes a qué hora salgo yo de trabajar todos los días?

A las cuatro de la mañana.

Y si me apetece escuchar música antes de dormirme, pues la escucho.

Y si no me da la gana de bajar la basura, pues no la bajo.

Y si pongo la tele a todo meter para ver a mi equipo...

Mi equipo, pues la pongo.

Pago una pasta y hago lo que me sale de la punta del nabo.

¿Eh? ¿Te queda claro o no te queda claro, rubia?

Eh, un momento, ¡tú! "Pico viuda"

De rubia nada. Mercedes, y de usted.

Antonio.

¿Ah, sí? Sí.

-Segis, Segis. Sube a casa. -No me da la gana.

Eres un maleducado, un boca chancla y te estás ganando una hostia.

¡Por Dios, Antonio!

-¿Tuya? (ASIENTE)

Una, o dos. A ver, dámela.

No no. No...

¿Qué?

-Estábamos en vacaciones de verano. Yo tenía 17 años.

Tenía amigos que vivían en la zona rusa,

pero quedábamos para ir a bañarnos o para salir.

Me acuerdo de una fiesta que organizaron los americanos.

Un día empezaron a poner alambradas, después bloques de cemento.

Nadie entendía nada, pero de pronto corrió la voz...

Los Vopo habían matado a un estudiante

que quería pasar a este lado.

Y estos amigos no volvieron más.

El amor de mi vida quedó ahí.

¿Habrá habido más amores?

Como ese no.

Ningún amor puede superar al que te arrancan a la fuerza.

En su última carta me dijo que pensaba cruzar.

¿Y qué pasó?

Alguien me dijo que había caído en manos de la Stasi.

Si eso es así y...

Volverá.

Ojalá.

Mientras hay vida, hay esperanza. Eso decimos en España.

La esperanza es un riesgo que hay que correr.

No es una frase mía, es de Georges Bernanos.

No tengo ni puñetera idea de quién es el menda ese... no....

(RÍE) Tú eres muy gracioso.

Vaya... y tú me estás tuteando por fin.

(EXCLAMA) -¡Ay, es verdad!

-Todos los muros acaban cayendo tarde o temprano.

(HABLAN EN ALEMÁN)

¿Qué te parece? ¿Te gusta por ahí?

Sí, sí, claro que sí.

-¡Hola!

(MARCOS DESDE EL FONDO) Hola mi amor.

-¡Que casa tan chula!

-He comprado una lubina, la he abierto al horno con un poco...

-¡Hola! -Hola.

-Soy Marcos. -Laia.

-Es una compañera de doblaje. -Ah, muy bien. Encantado

¿Y te quedas a comer?

-Se queda un par de días. Hasta que encuentre sitio.

-Soy un poco rara, no como nada que tenga ojos.

-Bueno, tengo ensalada, fruta...

-Guay. -Vale.

-Es de Barcelona, como tú.

-Ah, ¿de quin barri? -Sants

-Jo vaig viure uns anys al Putxet.

-¿Oye dónde puedo dejar la...?

-Pues, yo creo que en esta habitación ¿no?

-Sí, claro. -Pasa.

Ahora voy.

Es que estaba muy perdida. -Ya veo.

-Y encima, el director de doblaje es un rijoso.

Cuánto más pequeñas mejor.

-¿Pero qué edad tiene? -Pues... la tuya.

-Mi novia la samaritana. (RÍEN)

-Tenía que haberte dicho algo antes. -No, esta casa es tan tuya como mía.

-¿Y Oriol? -Oriol va a estar encantado, ya verás

(ABREN LA PUERTA DEL BAÑO)

-Perdón. -¿Quién eres?

-Una amiga de tu madre. Es que me estoy.... ¿te importa?

(RESOPLA)

Tenemos que ir a la policía

No pienso ir a la policía.

¿Por qué? Por que no sirve de nada.

Antonio... Tenemos que denunciar, te ha agredido.

Yo le he agredí primero.

De verdad... ¿cómo se te ocurre? A una mole así...

(LAMENTA) Ay... He hecho el ridículo.

Desde luego.

María, no soporto que me veas así, hija, no lo soporto.

Yo no soporto verte triste papá.

Dejanos anda, dejanos. Anda, cierra la puerta hija.

Por lo menos déjame que te cure. Así está bien Merche, está bien.

Déjalo.

(SUSURRA) Pues nada...

Tenía que haber ido yo sola. ¡Si lo sabía!

Ahora resulta que tengo yo la culpa. Pues sí, tienes la culpa.

Yo lo habría arreglado. ¿Sola?

Sí, sola. ¿Con ese animal?

¡Hija por Dios... con su madre!

¿Y si te hubiera levantado la mano? (INTERRUMPE) No...

No me habría levantado la mano, por que no se hubiese atrevido.

Eso tú no lo sabes. Sí que lo sé.

Lo que pasa es que estaba Antonio conmigo.

Y los hombres, cuando están juntos, se enchulan. Y terminan a puñetazos.

Ya, y ahora papá se siente un inútil, mamá...

Por Dios, que se le pasará. Ya veremos...

No, ya veremos no, se le pasará.

Ahora lo que tiene es un bajón, como tenemos todos.

¿Y si le llevas a un psicólogo?

¿Cómo le voy a llevar a un psicólogo?

Si tú fuiste, y te fue bien.

Hija que tu padre es muy orgulloso, no le llevo ni atado.

A papá lo que le hace falta, es una ilusión.

Como la tuya con los pisos.

¡Que yo le animo en lo que puedo! Sí, le mandas a los recados.

Bueno ya está bien madre, ¡ya está bien!

¿Ya está bien de qué? ¡Ya está bien!

De echarme la culpa de todo.

Yo he invertido el dinero en algo sensato.

Por que a esta familia le falta un poco de sensatez.

(SUSPIRA ESTRESADA)

Yo veo a tu padre muy perdido.

Antes era un gallo con tres gallinas...

y ahora el gallo es tu madre.

(Televisión)

"Una pared de hormigón de cuatro metros de altura,

con una extensión de 155 km,

con un interior formado por cables de acero,

con un foso llamado la franja de la muerte,

por la que circulaban constantemente vehículos militares.

Sofisticados sistemas de alarma, armas automáticas,

torres de vigilancia,

patrullas con perros las 24 horas del día.

Eso ha sido hasta hoy, el muro de Berlín.

El también llamado, la muralla de la vergüenza.

A lo largo de sus 28 años de triste historia,

más de cinco mil personas, intentaron cruzarlo.

(DEBORAH SUSURRA) Mira... papá...

Y cerca de cien murieron. La última, el cinco de Febrero.

Pero desde anoche, todo eso ha cambiado,

y hoy miles de berlineses orientales que han visto en directo

la rueda de prensa por televisión,

se agolpan en los pasos fronterizos, exigiendo pasar.

Al otro lado, los berlineses occidentales,

que también han acudido en masa,

-Que guapo tu hermano...

El telón de acero, que ha dividido Europa

simbólicamente, en dos bloques, cae en apenas unas horas."

¿Qué tal?

Un minuto y medio muy bien aprovechado.

Gracias.

Me gustaría hacer la conexión de las nueve,

desde el Check point. ¿Crees qué sería posible?

Muy difícil.

Tendríamos que abrirnos camino a codazos.

-¡Waltraut!

¡Waltraut!

-¿Annika?

(HABLAN EMOCIONADOS)

(DA INSTRUCCIONES EN ALEMÁN)

-Vete con la furgo al hotel.

Yo me quedo con estos amigos a tomar una cerveza.

¿Tienes noticias de esa persona? -No.

Vas a coger frío. Estoy bien.

Ya... ¿Cuántos llevas?

Dos... ¿Dos?

Fuma dentro mejor, anda. No hace falta, que estoy bien.

¿De verdad que no vas a ir a la policía a denunciarle?

No, no pienso ir.

Es que no te das cuenta que si no le denuncias,

no vamos a poder echarle de esa casa.

Me da vergüenza ir a la comisaría, y decir que me han partido la cara.

Pues voy yo. Eso, vete tú. Cuéntaselo.

Pues... voy, voy.

(Televisión)

"Hay un grupo de personas,

que han decidido, ellas, formar su propia tertulia,

y formarla aquí.

No ir a un café, o a casa de uno de ellos.

(MERCEDES SUSPIRA)

Se han puesto de acuerdo,

en venir aquí, de vez en vez,

de cuando en cuando, no quiere decir una vez,

cada siete años.

Me voy a la comisaría. ¡Sola!

Mamá. ¿Qué?

¿Te acuerdas que África se queda esta noche a dormir?

¿África? Sí, que vamos a un concierto.

¿Otra vez vas a salir hija? Ya te lo dije mamá.

Si ayer saliste. No, ayer estuve estudiando.

Si se queda África a dormir,

recoge tu habitación, que está hecha un desastre.

Sí, ahora limpio y recojo. Que no seas pesada...

Tienes que colaborar más en casa. Estoy harta de ser tu criada.

Muchas gracias a Antonio Gala, a Ladislao Azcona,

-Es la última vez que te cubro, ¿eh María?

Oye abuela, el abuelo era mayor que tú ¿verdad?

¿A qué viene eso? ¿Cuántos años os llevávais?

Diez años. ¿Por qué? No, ...nada.

(SUENA UNA DISCUSIÓN)

-Que no hombre que no, te dije que mañana, joer.

-Me dijo esta tarde.

-Te dije que tenía que pedir la pieza a la fábrica.

-Yo no recuerdo que dijera nada de ninguna pieza.

-Pues yo si me acuerdo, y me acuerdo de otras cosas también.

-Trabajo a tomar por el santo culo,

como no tengas el coche esta noche, yo te la lío.

-¿Y qué me vas a hacer? -¿Cómo que qué te voy a hacer?

-Sí ¿qué me vas a hacer? -Me tienes que tener el coche.

Cómo no lo tengas esta noche, prendo fuego a la mierda del taller.

-¡Que no tengo la pieza! No la tengo cojones.

-Si tú me dices que tienes el coche esta tarde,

¡lo tienes esta tarde!

(ANTONIO ENTRA MURMURANDO)

¿Papá dónde vas? ¿Vas a la comisaría?

(CIERRA LA PUERTA DE LA CALLE)

-Te meto una hostia que te arranco la cabeza. ¡No me toques los cojones!

¿Tú y cuántos más? ¡Tú!

¡Pico viuda!

¡Joder!

¿Qué pasa?

¿Y mi padre? Tu padre es gilipollas,

la próxima vez le reviento la cara, te lo digo.

¿Papá tú estás loco o qué?

Anda vámonos a casa.

(SE QUEJA) ¡Ay!

¿Estás bien? No, no, no. ¡A casa!

Venga que se ha ido ya. ¡coño!, venga.

(SUENA UNA MÁQUINA DE ESCRIBIR)

-¿Qué es, la obra que estrenáis el jueves?

(AFIRMA)

¿Cómo se llama?

-El vergonzoso en palacio.

-Y Marsillach, ¿qué tal es?

-Pues muy exigente.

-¿Y Aitana es tan guapa cómo parece? -Sí.

-A mí me parece bellísima.

Yo me podría enamorar de ella. ¿Y tú?

-Pues... no se me ha pasado por la cabeza,

pero imagino que todo el mundo se podría enamorar de ella.

-Perdona, a veces hago preguntas un poco personales.

-No pasa nada.

-Que si veis que me disparo...

-Nada, tranquila, es solo que tengo que estar concentrada.

Mañana ensayo y tengo que repasar. -Vale.

Uy, tienes mucha tensión en el cuello.

-Ah, ¿sí?

-Te voy a hacer un masaje. - No hace falta.

-Que sí, que sí, quiero corresponder.

-Bueno, gracias.

-Tengo un aceite en la mochila, fabuloso.

De semillas de cardamomo y de lavanda.

¡Te lo voy a buscar! -Vale, vale.

(RÍEN)

-Que, ya te estás arrepintiendo ¿no? -Jo...

Sólo será el fin de semana.

(SUSURRA) -Es como Bambi.

(SUSURRANDO TAMBIÉN) -Es que es devota de Osho.

-Que Osho, ¿el gurú?

-Sí.

-¿El que hace orgías en su Ashram? -¿Ah sí? ¿Monta orgías?

-Hombre eso dicen, que predica el amor libre.

-¿Te da morbo?

-¿Quién? ¿Bambi?

No hombre, Inés por favor...

-Te da morbo. Se te ponen ojitos de chino.

-¿Pero tú de qué vas?

Es una pena que no quieras tener un hijo conmigo,

saldría guapísimo.

(SUSPIRA) Ahora mi hijo es Tirso de Molina.

(SUENA UNA FLAUTA)

-¿Te puedo ayudar? -Vale.

-Ponte así.

Y la posición de la flauta, tiene que ser esta.

Procura que el aire al soplar, siempre sea el mismo.

-Si soplas muy fuerte, sonarán notas muy agudas.

A ver...

(COMIENZA A SONAR MEJOR)

¿Ves? mucho mejor

-¿Cuántos años tienes? -Catorce.

-Es una edad un poco chunga. -Un poco.

-Por que no eres ni carne ni pescado. -Si puedo elegir, prefiero ser carne.

-Tú eres bello.

-¿Yo?, que va. -Sí.

Osho dice que todos los niños lo son. Sin excepción.

-Entonces es un pervertido. -No. Es un maestro. Mira.

Este es Osho.

¿A qué parece que tiene la cara de Dios?

¡Ha sido impresionante! Impresionante, espectacular.

(SUENA BUSCA)

"Urgente llama a Deborah"

Excuse me. I need a phone. Phone? Thank you.

¿Debbie?

-Un momento, le paso con su esposa.

-Gracias.

Toni.

¿Ha pasado algo? Claro que pasa algo.

¿Qué ha pasado? ¿Dónde estoy?

¿Dónde estás? no lo sé. ¿Dónde estás?

Eres un desastre Toni.

Estoy viendo a nuestro hijo.

¿Cómo que a nuestro hijo? ¿Dónde?

En un monitor.

¡Coño, la eco! ¡Joder! Me has dado un susto...

Sí, la eco.

Amor perdóname, me he acordado todo el día,

lo que pasa es que... es muy fuerte lo que estoy viviendo aquí...

Esto también es muy fuerte.

¿El bebé? Cuéntame...

Es muy pequeño.

¿Es un niño, una niña...?

Es muy pronto para saberlo todavía. Pero yo creo que es niña.

¿Niña?

¿Y qué es lo que ves? Cuéntame, ¿cómo es?

Veo una cabecita, y unos bracitos...

...y unas piernecitas.

Y un tórax, y mira escucha esto.

¿Qué escuche el qué?

(SUENA EL LATIDO)

¿Lo oyes?

Toni...

Perdóname, me he emocionado joder, me gustaría estar ahí contigo.

A mí también me gustaría que estuvieras mi amor.

Te... Mi amor no llores.

Vamos a ser papás.

(SE ABRE LA PUERTA) -Hola Deborah.

-Cariño, te tengo que dejar.

Vale, te llamo por la noche ¿eh? Te quiero.

Yo también te quiero muchísimo. Adiós.

Acabo de escuchar el...

El latido del corazón del bebé que vamos a tener Deborah y yo.

-Enhorabuena Toni. Gracias

-Ole, enhorabuena.

Joder, es que estoy temblando. -No me extraña.

¿Y tú? Has tenido alguna noticia sobre...

-Nada.

Todavía es pronto. Mantén la esperanza.

-Voy a beber una cerveza. ¿Traigo dos más?

-Si. Sí. Sí. Gracias.

-Ay, que buena noticia.

¿Cómo crees que será la vida de esta gente a partir de ahora?

(RESOPLA) A saber...

Pero mira de momento, todas las tiendas de la zona,

están sacando la ropa que tienen pasada de moda en el almacén,

y los del bando oriental, se pegan por comprarla.

Siempre hay gentuza aprovechándose de las desgracias.

-Sí. Hijos de puta hay en todas partes.

Esta mañana me contaron un chiste.

Un alemán oriental, se encuentra con unos amigos y dice; camaradas,

he cruzado el muro,

he estado en el Berlín Oeste y tengo que daros dos noticias.

Las dos son muy malas.

La primera es que todo lo que nos dijeron sobre el comunismo

era mentira.

Y la segunda es que todo lo que contaron del capitalismo,

era verdad.

(RÍE) Es bueno.

Pedazo de señora ¿eh?

No empieces ¿eh? que te conozco.

No, sólo digo que... ¡está potente!

Sí, está muy potente.

Pero digo yo, que tendrás con Juana suficiente ¿no?

Sí, tú también tendrás suficiente con Deborah, ¿no?, me imagino.

¿Pero por qué estamos hablando de esto?

Por que somos un par de cerdos.

A mi no me metas en esto, cerdo eres tú.

Venga, seguro que te has imaginado dándote un revolcón con la valquiria.

Yo no pienso en esas cosas, que voy a ser padre.

Ser padre no disminuye el deseo, te lo aumenta.

Vamos yo no soy padre pero... Vete a la mierda.

(CANTANDO) Deutschland, Deutschland...

(RIENDO) Eres un enfermo.

Danke. Danke.

-Bitte.

La tienes a huevo macho, ¿has visto cómo te mira?

¿Quieres parar?

Voy a hacer el directo esta noche...

-Brost. Brost.

(MERCEDES LLAMA A LA PUERTA)

Buenas. Usted dirá.

Vengo a denunciar una agresión. ¿Quién la ha agredido?

No, a mi no me han agredido, vengo en su nombre.

¿El agredido es menor de edad? No.

Es mi marido.

¿No ha podido venir él?

No. ¿Tiene un parte de lesiones?

¿Cómo que un parte de lesiones? Se lo habrán dado en el hospital.

No hemos estado en ningún hospital. ¿Y dónde está su marido?

En casa. ¿No puede moverse?

Claro que puede moverse. ¿Y qué le pasa?

¿No está en posesión de sus facultades?

Sí está en posesión de sus facultades.

¿Y por qué no ha venido él? Por que no quiere.

Siéntese.

O sea, que el agredido no quiere denunciar.

No.

¿Por qué? ¿Tiene miedo?

Le da vergüenza. ¿Vergüenza?

No le gusta hacerse la víctima. Y usted quiere que él denuncie.

Sí. Aunque él no quiera.

¿Ha sido grave? Sí... digo no.

Pero usted quiere que él denuncie de todas formas.

Sí.

¿Cuántos años llevan casados? (EXTRAÑADA) ¿Eso importa?

Cuarenta y un años de casados. ¿Y todavía no conoce a su marido?

¡Claro que conozco a mi marido! No se enfade.

Entonces no se meta en mi matrimonio Mire, él no quiere airear el asunto.

Mi marido es muy cabezota, como todos los hombres.

Y usted cree que sabe mejor que nadie lo que a él le conviene.

Mi mujer opina igual. A lo mejor su mujer lleva razón.

Y a lo mejor usted también, pero, déjele que respire.

Si él ya respira, ya. Hágame caso, espere unos días.

Que espere unos días... ¿Y qué quiere?

¿Que ese cafre siga paseando por el barrio como si nada?

¿Usted sabe qué está amenazando a todo el mundo?

!Santisteban, tráeme más bicarbonato!

A ver... ¿Cómo se llama el agresor?

Segismundo, Carrión, Gómez.

(Timbre)

¡Voy, voy, voy!

¡Ahí va la loca!

¡Tía! ¿qué horas son estas?

Lo siento, me han pillado un paquete de Lola en casa

y no me dejaban salir. Ha sido un infierno tía.

Es que siempre igual. ¿Oye y tu primo?

Mi primo nos espera en la cola, con la hora que es ya no llegamos.

¿Y ahora cómo vamos a ir hasta allí? Pues tendremos que coger un taxi.

¿Ah sí? ¿Y quién lo va a pagar?

Yo llevo lo justo para tomar una cerveza allí

y para el taxi de vuelta. Yo llevo una mierda, 40 duros.

Tengo que cambiarme. ¿Que te tienes que cambiar?

Sí. Tía vete así.

No, no voy a ir así, ¡parezco María Ostíz!

Bueno venga. Pero rápido.

(JUEGAN AL PARCHÍS)

Creí que me ibas a comer. Estamos abonados al uno.(RÍE)

Te cuentas veinte. Con el 36, he llegado al 41.

Oye papá, ¿tú nos podrías llevar al Palacio de los Deportes?

¿Ahora hija? Sí, el concierto empieza las nueve.

Ya pero son... las siete y media, ¿por qué no vais en autobús?

Es que tenemos que llegar a la cola para verles de cerca,

por que como es Mecano... Hola, soy África, ya nos conocemos.

-Y tú debes ser la abuela ¿no? -Y tú vas enseñando todo.

¡Ay!

Papá por favor llevanos, que si no, no llegamos.

Bueno, pues nada. Voy a llevarlas.

¡Ay! Papá. Sí, hala. Venga.

Eres el mejor padre del mundo.

Sí el mejor padre de amiga del mundo. Sí, vístete hija, vístete.

¿Qué haces? ¡Vamos!

¿Te ha dado un aire Antonio?

Pues casi HERMINIA, casi. Voy a llevarlas.

Si viene Merche no le cuente lo de...

Ya... ya se lo cuento yo.

Oye tu padre de joven tuvo que estar cañón.

¿Qué dices? Vale ya. Me estás poniendo nerviosa

Es que si mi padre fuera así, creo que me quedaría colgada.

Complejo de Electra se llama eso.

Yo creo que tú le tienes, por que si te mola calcetines...

Que le dejes de llamar calcetines. ¿Por qué? sí es gracioso.

(Llaman a la puerta)

¿Listas?

Sí.Sí. Pues venga, vámonos.

Uy que falda más corta hija.

Pero bueno, que bien le queda el cuello cisne a tu padre.

Eres capaz de coquetear con un semáforo tía.

Es que es verdad, ¿qué quieres que le haga?

¡Que bestia!

Es lo único bueno que me ha enseñado mi padre.

-¿Cenamos? -Sí, claro.

He preparado una ensalada verde y quiche de verduras, todo sin ojos.

-Lávate las manos.

Les tienes fascinados, ¿eh?

-Son monísimos.

¿Los medicamentos son de Marcos no?

No quiero parecer entrometida, buscaba una compresa y los ví.

-Ya, pero a Marcos y a mí no nos gusta hablar de eso.

-Es que he tomado esas medicinas también.

Y te aseguro que lo único que hacen, es que dependas de ellas.

-Mira Laia, no te metas.

-Pero yo... -(INÉS INTERRUMPE) Estás de paso.

Has traído alegría a esta casa, pues ya está.

Déjalo ahí.

-Vale.

Te aseguro que dejar todo en manos de la química,

no es la solución.

-Marcos está mejor. La médico que lo lleva es estupenda.

-Ya, pero la solución está aquí.

Hay un libro de Osho que lo explica muy bien.

De la medicación a la meditación.

-Gracias. Pero no insistas.

-Inés.

La mente lo puede todo. -Puede ser sí, pero...

-Pero pasas. -No, no paso.

Es que ya no tengo fe. -Pero yo le puedo curar.

-¿Ah sí? -Sí.

-Ojalá Laia, ojalá.

-¿Me das permiso para intentarlo?

-Pero si yo no te tengo que dar permiso para nada.

Habla con él, y a ver si él quiere darte permiso.

-¿Permiso para qué?

(Televisión)

"El canciller Helmut Kohl, ha manifestado que Alemania,

es una sola nación, con un único futuro.

En el transcurso de una gran manifestación,

celebrada junto a la Iglesia de la Recordación,

con motivo de la apertura de la frontera

y en presencia de Billy Brandt,

presidente honorífico de la SPD y Alcalde de Berlín Oeste,

cuando se construyó el muro de Berlín hace 28 años".

-¡Tú!

-¿Qué?

-¿A dónde vas? -A tomar algo.

-Ni hablar. Tú aquí no entras.

-¿Por qué?

-Por que yo soy la dueña y decido quién entra y quién no.

¡Papá! Venga sube al coche.

-Pues he quedado aquí con unos colegas para tomar algo.

-Lo siento por tus colegas, no entras. No te quiero en mi bar.

-¿Algún problema mamá? -Ningún problema Abraham.

Tú vete con Angie, que te espera. -Yo no me voy, me quedo.

¡Papá! Por favor, sube.

-Solo quiero una caña, ¿vale? -No.

-Que solo quiero una caña tía, no voy a tocar tu puta tragaperras,

que paso de hacer el primo. -Tú no amenaces a mi madre.

-Suéltame... -¡Vete de aquí!

-¡Que me sueltes hostia!

¡Otra vez no!

¡Tú! Pico de viuda.

-Jode macho, el que faltaba...

¿Por qué no dejas de joder al barrio hombre? ¿Eh?

-¿Pero tú que vienes a por más?

Márchate y déjanos en paz hombre. Déjanos en paz.

¿Qué te hemos hecho nosotros a tí?

Dí la verdad coño, ¿aquí alguien te ha hecho algo?

¡Ni se te ocurra poner la mano encima a mi padre!

Quita.

¿Te hemos hecho algo aquí? ¡Díme la verdad!

¿Pero tú quién te crees que eres?

¿El rey del barrio?

¡María! ¡Quita, joder!

-¡Cago en la hostia!

¡Si es que os voy a matar a todos, a todos!

-¡Segis! ¡A casa!

¡A casa ahora mismo!

-¡Que te vayas! -No dejaré que vuelvas a la cárcel.

Me iré, pero contigo. ¡Pasa!

-¡Que te vayas hostia!

Estás en libertad provisional. ¡No te la juegues!

La policía te tiene muchas ganas.

-Si la vuelves a liar, te van a caer más de dos años.

¡Pasa para casa!

Venga vete para casa, y aprovecha a poner la basura en su sitio,

ya verás como no cuesta tanto.

¡Pasa!

¿Y tú cómo es que le pegas un tortazo?

Tenía miedo que te pegara a tí. No, si a mi ya me ha pegado hija.

Pues por eso.

¡Prost! -Por la Alemania unida.

-Unida, pero como el comunismo se vaya a la mierda...

Eh, que todavía le falta. Le falta pero poco.

-Afortunadamente.

-¿Afortunadamente? ¿Estás segura de eso?

-Fue una bonita utopía, pero se convirtió en algo terrible.

-Pero sin la amenaza del comunismo,

-el capitalismo tiene campo libre para hacer lo que le de la gana.

El capitalismo no va a retroceder. -No, es insaciable.

Y va a volver al siglo IX. ¡Ya lo veréis!

-Eso no es posible. La humanidad aprende de sus errores.

-No estoy de acuerdo para nada.

El hombre comete los mismos errores, una y otra vez, ¿o no Toni?

Yo no. -¿Tú no?

Oye esto está en su momento dulce, ahora no metas la pata.

-Siempre te quedará China, Cuba...

¡Mira! Hablando de Cuba, yo empiezo a estar como una cuba,

creo que me voy a retirar. -Y si tomamos la última en mi cuarto?

¿Los tres? -Sí, ¿por qué no?

-Eso. ¿Por qué no?

-¿Waltraut?

-¡Waltraut!

-¿Friedrik?

(SE HABLAN EN ALEMÁN)

-Somos más gilipollas y no nacemos...

Habla por tí, era tu fantasía no la mía.

Esperanza, ante todo esperanza.

(Claxon)(Alboroto)

Nada, esto no se mueve Merche.

Oye, nosotras nos bajamos ya ¿vale?, es que si no, no vamos a llegar.

Es que no puedo continuar hija.

Luego cogéis un taxi, nada de coches de amigos o desconocidos.

Que sí mamá.Que sí que sí, no, díselo tú Antonio.

Hacerle caso, por Dios. Hacerle caso.

Venga, os quiero. Adiós. Cuídate mucho hija.

Yo también os quiero. Ay...Adiós.

¡Vamos, vamos!

Lo que te digo. Esta África es una loca, mírala.

Madre mía, que mayor se ha hecho. Nosotros sí que estamos mayores.

¿Nosotros mayores? ¿No lo dirás por tí?

Que te has creído que tienes 20 años,

y vas dando puñetazos por ahí, como si fueses Urtain.

(ANTONIO RÍE) No te rías, no.

Si yo me viera así, tendría que ir al psicólogo.

Y si tú me ves así, tienes que ir al oculista.

Al psicólogo sí te voy a llevar, sí.

Yo al oculista no. Por que ver, veo muy bien.

Veo lo bien que te sienta ese cuello cisne.

Ah, bueno, gracias. ¡Que éxito!

Chicos, ¿unas entradas para Mecano?

Que has dicho, ¿chicos?, otro, joder, ¿qué pasa?

Pues que nos ha visto.

¿Pero qué pasa? Claro, ¡eterna juventud!

¿Unas entraditas? ¿Entradas para Mecano?

Sí. ¿A cuánto las tienes?

A cinco mil las dos. ¿Cinco mil?

¡Cinco mil! Anda ya...

Serán buenas, mira que soy policía y vengo a buscarte.

Buenas, buenas, buenas, señor comisario.

(SUSURRA) Antonio...

Dame. Perfecto, muchas gracias.

Que disfruten. (AL TIEMPO) Adiós.

Toma Merche. ¿No te apetece echar un baile, rubia?

Lo que digo yo... ¡Veinte años!

A ver dónde dejamos el coche ahora.

(Silbidos)(Aplausos)

(La fuerza del destino) (Mecano)

(VOZ EN OFF CARLOS ADULTO)

"Desde el principio de los tiempos,

los hombres creamos muros para protegernos.

Tenemos tanto miedo, que trazamos fronteras y levantamos barreras.

A veces, esas barreras, somos nosotros mismos."

Nos vimos tres o cuatro veces,

por toda la ciudad.

"¿Por qué nos empeñamos en ser un ladrillo más,

en ese muro que separa personas, ideas y naciones."

Me decidí a atacar.

Tú me dijiste diecinueve,

no quise desconfiar.

Pero es que ni mucho ni poco,

no ví de dónde agarrar.

Y nos metimos en el coche,

mi amigo, tu amiga, tu y yo.

-Creo que he perdido un zapato. ¿Qué?

Te dije nena dame un beso,

-¡María, María no te lo vas a creer!. ¿Qué?

Tú contestaste que no.

-Mira quién hay ahí.

Empezamos mal y yo que creía,

Creo que me estoy enamorando de calcetines.

(RÍEN)

Y desde entonces hasta ahora,

el juego del amor,

"No hay nada más peligroso que un hombre que tiene miedo.

Ni más perverso que un país que tiene miedo.

Ni más terrible que un mundo, que con el miedo,

justifica los muros que construye.

El filósofo dijo: convierte tu muro en un peldaño."

Quiero estar junto a ti.

Uo-o-o, o-o.

Quiero estar junto a tí.

Uo-o-o, o-o.

Quiero estar junto a tí.

Uo-o-o, o-o

Quiero estar junto a tí.

Quiero estar junto a tí.

Cuéntame cómo pasó - T 20 - Capítulo 350: "Muro"

28 mar 2019

Toni cubre para TVE la caída del Muro de Berlín. Antonio, que vive un momento de bajón y siente que Mercedes "acapara" demasiado, vuelve a emerger cuando tiene que hacer frente a un vecino problemático. María, por su parte, tiene un encontronazo con su nuevo profesor de Biología.

ver más sobre "Cuéntame cómo pasó - T 20 - Capítulo 350: "Muro" " ver menos sobre "Cuéntame cómo pasó - T 20 - Capítulo 350: "Muro" "
Programas completos (361)
Clips

Los últimos 2.611 programas de Cuéntame cómo pasó

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Juan

    A todos los que se quejan del cambio de actriz. Si se dan cuenta, la trama ha cambiado y el personaje de Maria tiene escenas que la anterior actriz, Paula Gallego, no puede hacer con 15 años porque es menor. Asi de simple. O cambian a la actriz o paralizan la serie 3 años para esperar a Paula Gallego.

    16 abr 2019
  2. Raquel

    Hay que estar muy aburrido para entrar adrede aquí a decir que no te gusta esta serie. Solución, no verla, y no venir aquí a soltar bilis. En cuanto a la nueva actriz que hace de María, personalmente me gusta, hay parecido físico y tened en cuenta que de 15 a 18 una persona cambia, no tiene porqué seguir siendo la misma. Yo sí le he visto ese genio que tenía de más pequeña pero es normal que ya no sea tan faltona. Pero bueno, para gustos los colores, aunque tampoco cuesta tanto respetar el trabajo de la actriz.

    10 abr 2019
  3. Alan Roig

    Hola, llevo anyos viendo esta serie y el cambio de actriz que hacia de Ines durante dos temporadas aun se pudo sobrevivir porque las dos se parecen muchisimo en todos los aspectos. Sin embargo la nueva actriz que hace de Maria no es adecuada para el papel en absoluto! Ni el fisico, ni la manera de actuar, ni la personalidad, NADA de nada. El cambio es horrible. Y la serie se esta haciendo mas aburrida cada temporada. Parece que poco a poco los actores jovenes la abandonan porque ya estan hartos- recordamos las acusaciones de trato diferente, dinero, etc.

    08 abr 2019
  4. Fonsy

    Gracias por no dejarnos dormir con las noches con las nuevas series de cuentane desde luego no se quien hizo el guion y demas pero no tengo mas que decir que es un atentico DESASTRE mejor que se jubilen todos y den espacio a otras series con mas sentido comun, no se si piensen que van ha estar en el top por mucho tiempo la gente en muchos paises y nacional estan cansados de los mismos cuentos aunque pasen los anos serie grandiosa pero esta perdiendo calidad, considero que Antonio y su mujer hacen que la serie tenga un poco de sentido y otros artistas solo tengan un poco de fluided, narraciones adsurdas y com poca imaginacion. gracias por escuchar me es my opinion y la de algunos muchos mas en otros paises.

    04 abr 2019
  5. Luis Berni

    María sigue muy valiente y guapetona (cómo disfruté la bofetada que le dió a ese violento). La caída del muro de Berlín y que Alemania vuelva a ser una sola: cómo olvidar algo que por momentos, parecía ser casi imposible. Como siempre, gracias por todo y hasta la próxima.

    02 abr 2019
  6. Fede

    Pues a mi me encanta! Me creo muchisimo mas al personaje! Enhorabuena al equipo! Muy buen comienzo de temporada, deseando el siguiente capitulo.

    02 abr 2019
  7. Espe

    Por favor, pongan los subtitulos.

    31 mar 2019
  8. Maria

    La nueva actriz que hace de Maria no me gusta teníais que volver a poner a la antigua Maria

    30 mar 2019
  9. Mirna

    A mí tampoco me gusta la nueva actriz. No transmite la mezcla de inocencia y rebeldía de María. Lo mismo pasó cuando cambiaron a Inés. ¿¿

    30 mar 2019
  10. Celina

    Por qué han cambiado la actriz de María???... No me gusta nada otra actriz y ese papel que hace. Sé que representa a su edad y la época de rebeldía. Pero me gustaba más la María María!!!

    30 mar 2019