Dirigido por: Juan Manuel Blázquez

Esta serie es un diario de recuerdos que aporta una mirada diferente sobre comarcas, pueblos y lugares poco conocidos de nuestro país.

3638236 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.10.1/js
Cuadernos de paso - Cuaderno de los majoreros - ver ahora
Transcripción completa

La primera imagen latente es el disco solar emergiendo,...

...como un dios, de las aguas africanas...

...que ocultan el continente tras el horizonte.

Y junto al sol, la de aquel animalito...

...que asistía conmigo al espectáculo del amanecer...

...desde la costa.

Se trataba de la ardilla moruna, eran tan inquieta...

...y esquiva como lista, pues sabía ganarse el favor...

...de los turistas que le daban de comer...

...de su propia mano provocando las risas de los niños...

...y la desazón de los originarios de Fuerteventura: los majoreros.

Porque aquel simpático animal era temido como a una plaga...

...por la devastación que era capaz de producir...

...en el frágil ecosistema de la isla.

De momento, se había extendido por toda la costa...

...desde Corralejo a Morro Jable...

...y poco a poco avanzaba hacia el interior.

La segunda imagen latente de mi viaje por Fuerteventura...

...pertenece a las soledades de Cofete, al Sur de la isla,...

...en la península de Jandía.

Un lugar al que se llegaba tras superar un camino abierto...

...en la roca volcánica, vigilado por un ejército...

...silencioso de cactus, cuya milagrosa existencia...

...en un espacio tan árido como bello me llenó de perplejidad.

Cofete era muy frecuentado por turistas alemanes...

...atraídos por la oscura historia de la villa de Gustav Winter,...

...a la que se llegaba tras hacer varios km...

...por una carretera construida tras la Guerra Civil española,...

...según me contaron, por los presos del campo...

...de concentración de Tefir.

Un camino polvoriento que atravesaba el espacio...

...más agreste y salvaje del parque natural de Jandía.

Ladridos.

Ladridos.

Cuando llegué a la Villa Winter, me recibieron los ladridos...

...de un perro atado entre los restos de vigas...

...y viejas ruedas de vagones que alimentaban...

...la leyenda del lugar.

(EL PERRO LADRA)

En el interior estaba Pepe, el guarda.

Acostumbrado a las visitas de los turistas...

...que tenían marcado este lugar dentro de sus rutas.

Algo difícil de entender viendo el lamentable estado...

...de abandono de la casa a no ser por la leyenda...

...y el misterio que rodeaban a la figura de Gustav Winter.

Gustav Winter llegó a ser el gran señor...

...de la península de Jandía, de donde fueron desalojados...

...los majoreros tras la Guerra Civil...

...bajo pretexto de considerarla como zona militar.

Cuentan que bajo aquella casa se escondían unos túneles...

...que llevaban hasta el mar, a unas cuevas...

...en las que se ocultaba una base de submarinos alemanes...

...durante la II Guerra Mundial.

No sé si aquello formaba parte de la historia o la leyenda,...

...la realidad es que el señor Winter murió...

...en Las Palmas de Gran Canaria en 1971...

...llevándose con él el gran secreto.

Y aunque dicen que nunca se pudo demostrar nada,...

...lo cierto es que aun hoy, tal como pude comprobar...

...durante su viaje, la historia de la Villa Winter...

...seguía siendo tabú para muchos isleños...

...que sabían, callaban y olvidaban.

A mis ojos lo que más evidenciaba la leyenda de Gustav Winter era...

...el histórico interés de los alemanes por la isla,...

...conformando una parte importante de un turismo...

...que de momento se había extendido por la costa.

Desde Corralejo a Morro Jable...

...y poco a poco avanzaba hacia el interior.

No sé si fue en Cofete cuando tuve por primera vez...

...la convicción de que en este viaje tenía...

...que centrarme en los majoreros...

...más que en las veleidades turísticas de la isla.

Había además un dato que lo hacía más urgente,...

...si podría decirse así, pues a pesar...

...de que el número de habitantes de Fuerteventura...

...se había multiplicado en los últimos años,...

...lo cierto es que los majoreros apenas constituían el 30%...

...e iban en flanco descenso.

Así que los majoreros, como ellos mismos reconocían...

...con humor, estaban en peligro de extinción.

Y para conocerles había que alejarse del mar,...

...internarse en el interior de la isla...

...en donde aun sobrevivían algunas de sus peculiaridades...

...culturales también en extinción.

El primer rostro majorero que me viene a la memoria es...

...el de un camellero al que conocí en Tiscamanita...

...frente a la Caldera Gairía en donde tenía su casa.

Se llamaba Andrés Hernández, pero era conocido por Ramón...

...sabe Dios por qué.

Enseguida me fijé en su rostro que tenía el color...

...de los volcanes que le acompañaron toda la vida.

Me contó que venía del Norte, que tuvo una vida errante...

...por toda la isla que recorría con sus camellos...

...en tiempos que le dejaron el sabor de las tortas guisadas...

...en la arena.

Vivió primero en La Oliva y después aquí en Tiscamanita,...

...en donde llevaba ya veinte y pico de años trajinando...

...con cabras y camellos.

Siempre con cabras y camellos...

...y siempre maquinando con la falta de agua.

-El agua tenía que traerla uno de lejos.

Y si no había una mujer, había un hombre a traer...

...un balde de agua, lo que era que sea.

Pero no era de aquí. Es que los pozos...

...a lo mejor estaban tan lejos como las casas...

...que ve usted allí arriba.

Y había que traerlo.

Si no tenía burro lo traía el cogote.

Si tenía un burro venía un burro y si tenía camelo venía...

...el camello y había que ir lejos a por el agua.

Hoy Fuerteventura cuenta con una planta potabilizadora...

...en Puerto del Rosario.

Pero antaño, sin apenas lluvias,...

...con la furia de los vientos alisios...

...y unos pozos anegados por la sal,...

...la falta de agua provocó sequías y hambrunas tremendas...

...que llevaron a los majoreros a emigrar a Tenerife...

...en los tiempos del coche camello, como decía Ramón.

-Antes el camello era el coche que había.

Venía gente, a lo mejor, de Las Palmas...

...iría, a lo mejor, a Cotillo y entonces venían...

...al puerto cabras, buscarlo...

...y montaba dos o tres los que llevaba el camello.

Cada uno en una silla, cada uno por un lado...

...y otro en la grupa y los llevaba dónde me dijeran.

Esos eran los coches.

Y cuando venía el grano, los camellos que llevaban...

...el grano para Las Casas, para el Cotillo eran los camellos.

Después llegó el turismo.

Al principio se interesaban por la vida de los majoreros,...

...por su cultura, ahora no.

Me contaba Ramón que aparecían de repente con una mano...

...de chiquillos y él les partía queso y les daba leche...

...en un vasito de cristal, pero había que organizarles...

...para que no espantaran a las cabras.

-¿Qué es la vida de esta gente?

Y entonces venían y se ponían entre ellos,...

...ya está todo bien lo que sabía y estaba bien.

Yo los dejaba entrar y ahí tenía la casa del queso,...

...entraban a ver el queso y todo tranquilito,...

...ellos no hacían na.

Les daba leche, bebían leche los que querían beber leche y eso.

Y si estamos haciendo queso le damos cuajada.

Y ellos tranquilos, no molestaban a nadie,...

...a mí no me molestaban.

A pesar de los años me contó que había veces...

...que tiraba de su perro y su camello...

...y se perdía por la isla como antes.

Ese era mi destino.

Así que me despedí con mis dudas y preguntas a la espalda...

...y la extraña sensación de haber visto dibujadas...

...en el rostro de Ramón las certidumbres.

La historia del pueblo majorero no ha sido fácil.

Nació en un período nebuloso del que sólo se sabe...

...que Fuerteventura estaba partida en dos...

...por una pared de piedra.

Un muro que separaba los reinos de Maxorata y de Jandía,...

...gobernados por dos reyes llamados Guise y Ayoze.

Después llegó la memoria escrita...

...y la memoria escrita hablaba de conquista.

Fue en el amanecer del siglo XV cuando Jean de Béthencourt...

...y Gadifer de la Salle invaden la isla para la Corona de Castilla.

En el interior, lejos del peligro de la costa, fundan...

...la ciudad de Betancuria que sería la capital...

...y residencia del nuevo poder.

Mas con los conquistadores llegó también la evangelización...

...y aquellos antiguos reyes, Guise y Ayoze,...

...pasarán a llamarse Luis y Alfonso...

...y después al olvido.

A la entrada de Betancuria se alza la iglesia de Santa María,...

...testigo de la historia de Fuerteventura desde entonces.

Erigida por Jean de Béthencourt, sufrió los rigores de la guerra...

...en 1593, año en que fue arrasada por las hordas berberiscas...

...al mando de Saban Arráez.

Después es nuevamente reconstruida en el siglo XVII,...

...sumando en su interior la huella de los estilos gótico, barroco,...

...renacentista y mudéjar.

Recuerdo que, contemplando la belleza de sus retablos,...

...de sus pinturas y sus tallas,...

...me sentí incapaz de sustraerme a la historia de los hombres...

...y mujeres que se postraron ante ellas...

...con sus rezos y plegarias.

Y pasaron los años con su baile de apellidos ilustres,...

...de nombres de señores de Fuerteventura...

...que prefirieron vivir lejos de los majoreros...

...como la familia Arias de Saavedra...

...que les gobernaba desde Tenerife.

Un hecho que fue aprovechado por los militares...

...que al principios del siglo XVIII ya ejercían...

...de facto el poder sobre la isla y deciden fijar...

...su residencia en La Oliva en la casa de los coroneles.

De tal forma que los majoreros pasaron del sistema feudal...

...de los señores a una nueva aristocracia...

...de origen militar.

Un nuevo poder hereditario...

...para las familias Sánchez Dumpiérrez...

...y Cabrera Béthencourt.

En 1812, con la abolición de los señoríos...

...por las cortes de Cádiz, Fuerteventura se integra...

...en la provincia española de Canarias.

Y los coroneles perderán el poder político,...

...mas no el económico que aun se mantendría...

...hasta después de la muerte del último de ellos en 1870.

Y llegó el siglo XX acompañado...

...de las grandes migraciones del hambre.

Además de a Tenerife y Gran Canaria,...

...los majoreros se embarcaron a Venezuela y a Cuba.

Y tras la Guerra Civil a El Aaiún y Villa Cisneros...

...hasta los años 70, marcados por el fin...

...de las colonias españolas en África...

...y el inicio de la era del turismo.

Balidos.

¿Y qué quedó de la cultura majorera...

...después de tantos años de historia?

La respuesta la tenía delante de mis ojos.

Balidos.

Balidos.

La cabra era la quinta esencia del pueblo majorero,...

...sin ellas su mundo nunca hubiera sido el mismo.

En Casillas del Ángel, municipio de Puerto del Rosario,...

...conocí a Ezequiel Morales.

Ezequiel trabajó en Tenerife y ahora ya jubilado...

...y como buen majorero mantenía un puñado de cabras...

...que le daban leche y queso para la casa.

A pesar de la edad, Ezequiel vivía los mejores años de su vida.

Recuerdo que me decía con su acento majorero:

"He venido a gozar después que no sirvo p'a nada".

-La vida mía ha sido con animales siempre.

Yo puedo hacer muchos trabajos con los animales.

Si ha venido un año bueno está bien.

Pero si venía después un año en el que no teníamos paja...

...que echarle...

Que yo quite unas cabras que tuve, que me parieron en mi casa.

Y me costó quitarlas, pero no podía resistirlas.

Uno no tenía con qué comprar paja y otro que no venía...

Y antes no venían aquí de afuera nada...

...sino lo que se cosechaba aquí en el campo, na más.

Si venía un año bueno, bien, pero si venía un año ruin o dos,...

...los animales la mayoría se me mueren.

Tienen fama los majoreros de elaborar el mejor queso...

...de todo el archipiélago canario.

Es un queso fuerte, con un peculiar sabor...

...que, según dicen los entendidos, se debe tanto a la mejorana...

...con la que alimentan las cabras como a la forma de aderezarlos...

...ya sea afeitado, con pimentón o con gofio.

Catalina, la esposa de Ezequiel, se encargaba de los quesos...

...a los que daba forma apretándolos...

...contra un molde de madera...

...dentro de una empleita hecha de palma.

En Fuerteventura, desde antiguo, la palma era...

...un trabajo de mujeres que pasaba de madres a hijas.

Y ahora Catalina mantenía la tradición trabajando...

...a la mano, como decía ella.

Así fabricó muchos de los utensilios de la casa:

Escobas, cestos, alfombras, esteras...

...y otros más complejos que más tarde me enseñaría.

Es lo que ha aprendió de pequeña cuando no había medios.

Y como decía Catalina:

"Lo que uno ve en casa de chico ya no se olvida".

-Hoy estamos viviendo los pobres... los pobres mejor...

...que los ricos antiguamente.

¿Y quién come gofio más ahora?

Nadie. Si un día hiciste un sancocho,...

...amasas un pizco gofio nada más.

Y antes la base del majorero era el gofio.

Gofio y pescado y queso, esa era la base del majorero.

¿Y hoy qué? Te lo comes de lujo.

Si amasas un día gofio, Jesús, es una novedad amasar...

...un pizco gofio un día.

La mayor parte del día Catalina lo pasaba tejiendo la empleita.

No era la ocupación que ella hubiese deseado...

...de niña, pero en la palma encontró una buena ayuda...

...para la economía familiar.

Y hay que decir además que era una gran artesana.

-Yo digo que si fue como tradición de ver...

...a mi madre toda la vida.

Cuando me faltó ella me pareció a mí que me dolía...

...si yo cerraba la puerta y no seguía haciendo.

Pero a mí no me gustaba.

En el taller, y a diferencia de los tiempos de su madre,...

...Catalina tenía infinidad de trabajos.

Unos más del gusto de los turistas como los sombreros...

...y otros más para los majoreros como los serones de los burros...

...o el cesto que usaban antiguamente los pescadores...

...a la espalda llamado jena.

-Se vendía algo, pero...

Muy barato también, claro, no había dinero tampoco.

Pero a ella sí, a ella le parecían que 1000 pesetas...

Le parecía a ella que era un dineral.

Claro.

Y ella vendía cualquier cosa en 1000 pesetas...

...y todo el día estaba... Hasta que no lo cambiaba estaba...

...tras de mí. ¿Tienes cambio? Dame cambio.

Dámelo en cambio.

Se lo cambiaba.

Y cogía 500 pesetas eran p'a el yerno.

Aquellas 500 pesetas eran p'a el yerno juntas.

Y las otras 500 pesetas, éramos cinco,...

...los cuatro nietos y la hija, nos daba 100 pesetas a cada uno.

Era la ilusión de ella y, claro, como era...

...la ilusión de ella, pues tranquilos todo el mundo.

En una de las paredes del taller, Catalina tenía la foto...

...de su madre, se llamaba igual que ella.

Y me contaba con orgullo que nunca perdió la vista,...

...ni el conocimiento...

...y que estuvo trabajando hasta ocho días antes de morir...

...a la edad de 101 años.

Fue una majorera fuerte.

Y Catalina siempre tenía en mente la voz de su madre...

...que le decía junto a la vieja destiladera:

"Cuando llegues a mi edad te acordarás de mí".

Aun la usaban, les gustaba más el agua filtrada...

...por la piedra volcánica que caía después bernegal,...

...la vasija de barro, y se conservaba fresca...

...como sus recuerdos.

-Un día nos levantamos por la mañana,...

...nos tomamos un costado para tomarnos...

...la pastilla de la tensión y con la misma a las cabras.

Le echamos de comer, si hay que ordeñar ordeñar,...

...y si no pues me vengo yo a mi trabajo.

Después nos desayunamos, volvemos al trabajo...

...hasta que es hora de echarle de comer y agua a las cabras.

Y así es la vida nuestra, de los dos.

Estamos unidos los dos, por dónde va uno va el otro.

Es que llevamos ya 55 años en compaña.

Está bien ya.

Catalina y Ezequiel tenían mucho de lo que los majoreros...

...poco a poco estaban perdiendo.

El trabajo con los animales, la artesanía...

Sacaron adelante cuatro hijos, dos varones y dos hembras,...

...y sumaban ya ocho nietos y nietas.

Una de ellas casada en Sevilla...

...en donde estuvieron cuatro días en la boda.

Una fecha señalada que recuerdan como la única vez...

...que salieron de Canarias.

Aun así, a diferencia de su madre que nunca se montó en un barco,...

...Catalina ya había conocido casi todas las islas...

...del archipiélago con esto de la artesanía...

...y, paradojas del destino, sólo le faltaba una:

La Palma.

Perdido en el interior de Fuerteventura...

...no me era difícil encontrarme con caseríos solitarios,...

...los hogares de los antiguos majoreros,...

...que se asentaban allá...

...en donde los suelos permitían el cultivo.

Allí levantaban sus cercas para las cabras...

...y cultivaban los garbanzos, las lentejas, el trigo,...

...la cebada y el millo que después llevaban...

...a los molinos que tanto asombraron...

...a don Miguel de Unamuno.

En Tiscamanita, junto a la Caldera Gairía,...

...en donde hablé con el camellero al principio de mi viaje,...

...tuve ocasión de conocer el funcionamiento...

...de uno de aquellos legendarios molinos tan importantes...

...en la cultura majorera que yo buscaba.

Jorge Rodríguez, el molinero, accedió amablemente...

...a ponerlo en marcha.

-En nuestra isla cuando llovía había grano bastante.

Los molinos pueden ser uno de los medios de vida...

...para vivir, tú sabes, gente que se dedicaba a molinero.

En el interior recordé mi visita a otro molino en Mota del Cuervo...

...en donde afirmaban que conocían hasta 12 clases de vientos.

No parecía haber tantos en Fuerteventura,...

...pero era como si todos se hubiesen fundido en uno.

Los alisios que azotaban con fuerza a la isla...

...desde el continente africano.

-Venía gente, venían, traían el grano...

Lo tostaba en la casa, se lo traía al molinero,...

...el molinero se lo molía y después ya ellos se tenían...

O le pagaba con dinero... o con grano.

Se llamaba a eso maquila.

Recuerdo que me quedé como hipnotizado...

...mientras Jorge me explicaba cómo el grano pasaba...

...de la tolva a la canaleja y empujado por el husillo...

...desaparecía entre las muelas.

Porque más que las cepas de un molino me parecían...

...las ruedas de un enorme reloj o de una máquina del tiempo.

-Estuve en la escuela hasta los 17 años,...

...después ya me fui a trabajar.

Siempre he estado trabajando aquí en la isla, fuera no salí.

Mi padre, que en paz descanse, y toda esta gente mayor...

...sí se iban p'a allá p'a África y gente nueva también...

...para El Aaiún en los años 60.

Y me la pasé aquí con las cabras.

Cuidando las cabras, después me metí...

...en la construcción, tomatero y aquí estamos.

Y aquí estamos.

Ante de despedirnos Jorge me dijo...

...que si aquello no se conservaba se perdería la tradición,...

...devolviéndome al recuerdo de aquel otro molinero...

...que conocí en tierras de La Mancha.

Tanto allí como Aut. la supervivencia de los molinos...

...no dependía ya de la actividad para la que fueron creados.

Su valor era el de la conservación para el conocimiento futuro...

...de cómo era modo de vida del viejo mundo de los majoreros...

...que trocaron el molino de mano y la tahona...

...por los molinos de viento, después vieron cambiar...

...el paisaje con las molinas, inventadas...

...por un canario llamado Isidoro Ortega,...

...luego los chicanos o molinos americanos...

...y por último los molinos de energía eólica de Jandía.

Los molinos eran pues como enorme relojes movidos...

...por los vientos alisios que nos hablaban del pasado...

...y del futuro de la isla.

Y, al igual que ocurría con la artesanía de los calados,...

...la cultura de los majoreros tenía que medir cada paso...

...para no desaparecer.

Hablando con Nieves Rodríguez, pensé que sus preocupaciones...

...con la precisión de la aguja no era muy distintas...

...de la propia vida.

-Hay que ir midiendo, midiendo, todo se basa en Matemáticas.

Para formarle los centros de las colchas, los abanicos...

Quedan preciosos, pero es todo a base de mente,...

...de cabeza.

Si te equivocas en un hilo ya el dibujo no te sale,...

...tendrías que inventarte un trabajo nuevo después.

El calado era una de las artesanías de la isla más apreciadas.

Antiguamente las mujeres majoreras hacían así sus juegos de cama,...

...la mantelería, incluso trajes de novia o de bautizo...

...que enseñaban en las casas con orgullo.

-Yo lo vi de toda la vida en casa con mi abuela,...

...con mi madre, con una tía abuela que yo tenía...

...y era muy muy muy perfectas en estas cosas.

Ella tenía todo esto, tenía sus talleres,...

...exportaba, trabajaba aquí y lo exportaba a Gran Canaria.

Antes de seguir mi camino, ahora hacia el mar,...

...Nieves me mostró lo que ella llamaba...

...una reliquia que restauró para poder hacer una copia nueva.

No sabía cuántos siglos podía tener...

...ni las horas que empleó en reproducirla.

-La verdad es que con esto no le da a nadie una depresión...

...porque si te gusta, yo me paso horas, horas y horas...

...embebidas en mi trabajo, que se me va el tiempo...

...y esto es como una droga. Tú lo has dicho,...

...eso sí, al que le gusta es un enganche.

Tras aquel amanecer con las ardillas...

...mis recuerdos más vividos del mar de Fuerteventura...

...me llevan a la playa de Garcey...

...en donde, batidos por las olas, se encuentran encallados...

...los restos del American Star.

Cuentan que el American Star tuvo una vida larga y azarosa,...

...que nació en EE.UU. en 1939...

...como buque trasatlántico de lujo,...

...que se alistó en la Marina en 1941...

...en la II Guerra Mundial...

...y que, tras pasar de dueño en dueño,...

...acabó en manos de una compañía tailandesa en 1993.

Finalmente en 1994, durante su traslado,...

...fue empujado por una tormenta hasta esta playa...

...en donde ahora lo podía contemplar.

Cuentan que los majoreros, siguiendo la ley del mar,...

...trataron de rescatar lo que pudieron.

Y cuentan también que la fuerza del mar sesgó...

...la vida de varias personas convirtiéndolo...

...en un barco fantasma.

Era un espectáculo dantesco y fascinante que atraía...

...las miradas de los curiosos, la fantasía de los aventureros...

...y el silencio de los marineros.

Mas, si era por muertos, el American Star no era...

...el único barco fantasma.

En el parque natural de las Dunas de Corralejo...

...se encuentra la isla de los lobos.

Se trata de un islote desierto que atrajo mi atención...

...por ser el último mirador sobre el mar...

...en dirección a Tarfaya y El Aaiún en el continente africano.

Para llegar a la isla de los lobos hay que cruzar en barco...

...el brazo de mar de cinco km que la separa de Corralejo,...

...que hace años recorrían las focas monje...

...bautizadas por Cristóbal Colón como lobos de mar.

De ahí le venía el nombre a este islote,...

...que asomaba como un enorme cetáceo,...

...suspendido a la entrada del canal de la Bocaina...

...que separa a Fuerteventura de Lanzarote.

Mientras descendía mi mente me arrastró...

...hasta otros viajes y otros cuadernos de paso.

Me acordé del archipiélago Chinijo en Lanzarote.

Allí conocí a Agustín Pallarés, el último farero...

...o farista, como él decía, del faro de la Alegranza.

Fue Agustín Pallarés quien me habló...

...por primera vez de la pardela cenicienta,...

...que al igual que en la Alegranza,...

...solía nidificar en la pequeña isla de los lobos...

...que ahora pisaban mis pies.

Pero no solo las aves migratorias se acercaban a estas costas...

...como sabían muy bien los majoreros.

En los últimos años la isla de los lobos estaba siendo...

...el testigo silencioso del paso de decenas...

...de pequeñas embarcaciones, que llegaban desde África,...

...repletas de hombres, mujeres y niños.

En un número que nunca podrá verificarse...

...pues muchos pagaron el trayecto con su vida perdiéndose en el mar.

Esos eran los otros fantasmas.

Recuerdo que, de regreso, mi mente se llenó de perplejidad...

...al cruzarse aquellos tristes pensamientos...

...con el barco de turistas que nos saludaba...

...de camino a la isla de los lobos.

Así es.

Ya en Corralejo pude sentir cómo aquella vida de la isla,...

...que aparentemente se desarrollaba como adormecida,...

...había sufrido una fuerte sacudida los últimos años...

...debido a la especulación generada por el turismo.

En el casco viejo fui testigo de la reunión...

...de un numeroso grupo de majoreros.

El motivo que una empresa mercantil trataba de arrebatarles...

...sus casas, antiguas viviendas de pescadores,...

...que pasaron de padres a hijos o se vendieron entre vecinos...

...sin que fuese necesario un registro de la propiedad.

Según decían, tras adquirir el resto de una finca...

...dentro del casco viejo, la empresa afirmaba...

...que ese resto eran todas las casas...

...que no estaban registradas.

Miguel Socorro del comité de vecinos me contó...

...que se veían afectadas 115 casas.

115 historias desconcertantes como la de Carmen Estévez.

-Una casa que yo compré en el año 82,...

...pero tengo lo papeles de la dueña anterior...

...que era Carolina Viciana, una señora catalana.

Que a ella le había vendido un tal Pedro Acosta,...

...tengo los papeles, y a Pedro Acosta...

...se le había vendido Ricardo de León...

...y antes de este la tenía un señor que se llamaba...

...Patricio Calero.

Que ese hombre tendría ahora como 150 años,...

...yo no lo recuerdo y a los hijos los recuerdo poco...

A los hijos de ese tal Patricio Calero.

O sea, Patricio Calero le vendió a Pedro Acosta,...

...este a Carolina Viciana y ella me la vendió a mí...

...y yo la compré en el 82.

Y he estado tan tranquila, he tenido un negocio...

...justo detrás de esta casa. Después lo arrendé,...

...antes de arrendar lo fabriqué encima.

Pedí los planos al ayuntamiento, fabriqué un segundo piso,...

...lo alquilé y no había tenido problemas...

...hasta que llegó este hombre y dijo que esto era todo de él.

La empresa mercantil solicitaba licencia de segregación.

Si el asentamiento no contestaba la conseguía...

...por silencio administrativo,...

...entonces registraba la casa y la vendía.

La ausencia del registro de la propiedad era...

...por tanto el caballo de Troya de aquellos depredadores.

-Mi suegro me hizo unas escrituras notariales...

...de la casa y pagaba los derechos legales...

...que existía en esa época, que no había registro...

...cuando yo hice mi casa,...

...y la verdad que no me preocupé nunca...

...porque como eso era de toda la vida...

...y siempre aquí se decía que la palabra iba a misa,...

...pues confiaba la verdad que sí, nunca pensé que esto llegara...

...a lo que ha llegado.

A pesar de las dificultades y gracias a la unión...

...los vecinos de Corralejo estaban consiguiendo ganar...

...judicialmente cada uno de los casos,...

...que servían además de aviso al resto de los majoreros...

...para que registraran sus viviendas.

Era la única forma de protegerse contra esa especie...

...de depredador que, desafortunadamente,...

...nunca estudiamos en el colegio...

...en las clases de Ciencias Naturales.

Una vez más pensé en cuántas veces la belleza...

...de un paisaje ocultaba historias turbulentas escondidas...

...a los ojos de los turistas.

Historias que afectaban a un pueblo que ya había sufrido lo suyo,...

...como me decía Plácido Estévez también de Corralejo,...

...recordando con humor las miserias de la niñez.

-Mi padre era el primero que se lavaba la cara...

...en una bandeja o palangana, un poquito más tarde...

...se levantaba mi madre y se lavaba en esa misma agua.

Luego mi hermana se lavaba, que era la mayor,...

...y se lavaba con un jaboncillo que había que se llamaba Lux,...

...desprendía un cierto olor, a mí me gustaba siempre...

...que se lavara mi hermana y después el resto de hermanos.

Cuando terminaban de lavarse todos los hermanos,...

...pues se lo echamos a la planta en un principio a lo mejor.

Bebía la planta, luego bebía el perro al salir...

...por debajo de la maceta o la gallina o el gato,...

...o sea, que el agua era aprovechada al máximo, ¿no?

Plácido tenía otra guerra planteada en la caleta del Jablito,...

...en donde estaban siendo desalojadas unas casas...

...que ocupaban el terreno en el que una multinacional...

...tenía en proyecto la construcción...

...de un complejo turístico.

-Tenía una concesión que se la concedió...

...costas en 1980 con un plazo de seis meses...

...para iniciarla y cuatro para acabarlo,...

...pero no sé por qué motivo...

...durante ese tiempo ni se inició ni se acabó.

Pasaron del 80 al 89 para iniciar lo que es...

...el relleno, rellenar todo esto.

La cuestión es que la costa de Fuerteventura...

...se había convertido en el petróleo de la isla,...

...llevando a los majoreros a medirse cara a cara...

...con los hábiles abogados de las grandes multinacionales.

Era el signo de los tiempos y había que espabilarse,...

...no quedaba otro remedio.

-Las otras islas, hasta hace muy pocos años,...

...a los majoreros los veían como los más atrasados...

...de todas las islas, ¿no?

Entonces ser majorero para muchos de ellos...

...que salían de aquí les era vergonzoso decir...

...que eran majoreros, para otros era un orgullo.

Quizás debido a esto era para ser aceptado,...

...desde hace muchísimos años, siempre el majorero...

...cuando llegaba alguien de fuera lo recibía con los brazos abiertos.

O sea, le ofrecía lo mejor que tenía.

Lo mejor que tenía.

En la Casa Museo de Unamuno,...

...abierta en el mismo Hotel Fuerteventura...

...en Puerto del Rosario,..

...en donde Unamuno vivió el destierro...

...tras su enfrentamiento con la dictadura...

...de Primo de Rivera, las palabras de Plácido parecían...

...resonar por los rincones.

Porque Unamuno recibió de los majoreros...

...lo mejor que tenían.

Especialmente de Ramón Castañeira a quien dedicó su obra...

..."De Fuerteventura a París", que recogía aquellos días...

...de 1924 que marcaron su vida y de alguna forma...

...la de los propios majoreros.

Pues tuvieron que vivir desde entonces...

...con en estigma de haber nacido en la isla del destierro.

"Ay, mi querido amigo", escribió Unamuno a Ramón Castañeira.

"Cuanto viva mi alma, y en la forma que viviere,...

...vivirá en ella esa bendita isla rocosa de Fuerteventura...

...en donde he vivido con ustedes, los nobles majoreros,...

...los días más entrañables y más fecundos de mi vida...

...de luchador por la verdad".

Balidos.

Muchas veces he pensado, tras salir de la isla,...

...que si tuviese que elegir un rincón...

...en donde vivir un destierro voluntario en Fuerteventura...

...lo haría en las tranquilas aguas de Pozo Negro.

Pozo Negro es una especie de paraíso natural...

...al abrigo de los grandes complejos turísticos...

...y TI o todo incluido en donde aun es posible tomar...

...un leche leche, que es el rico café...

...con leche condensada y leche natural,...

...que toman los majoreros mirando al mar.

Un leche leche.

Aun recuerdo sus arenas solitarias...

...y las charlas sin prisa con don José.

-Esto fue puerto de mar antes que ahora.

Por aquí los barcos echaban la carga...

...y la llevaban en camellos... La llevaban p'a la Antigua,...

...la subían p'a arriba p'a la Antigua.

Y allí...

Y antes de yo nacer, bueno, o cuando yo nací,...

...que yo no me acuerdo bien, los camellos llegaban...

Venían los camellos a cargar y cargaban en turnos.

El primero que llegaba cargaba, después el otro y el otro...

...y así iban subiendo. Y llegaban los camellos,...

...pasaban de Gambuesa p'a arriba los camellos así.

Antes que el Gran Tarajal, Corralejo o Puerto del Rosario,...

...el comercio se movía en puertecitos como el Tostón,...

...la caleta de Fuste o Pozo Negro.

Pero ya nadie se acuerda.

-La vida del pescador como siempre ha sido,...

...ya hoy no tanto,...

...porque... hoy se tiene medios...

...con que trabajar y todo esto,...

...pero antes... antes era imposible.

Bogando p'a allá, bogando p'a acá,...

...una velita cuando había viento y si había viento p'a la vela...

...pues no estaba bueno para trabajar.

Y si estaba calmado había que bogar con los remos.

Se iba bogando de aquí a Gran Tarajal...

...y de Gran Tarajal aquí.

La vida en Pozo Negro era apenas una sombra del pasado.

Aun así seguían sin guagua.

Lo sentí por José que tenía que depender de los hijos...

...o de algún vecino para ir a la capital.

Pero reconozco que no pude evitar cierto alivio,...

...mal que me pese, pues aquella falta de autobuses...

...mantenía alejada a la masa del todo incluido.

Porque Pozo Negro se parecía, según me dijo José,...

...a cómo era antiguamente El Castillo o Caleta de Fuste.

Un lugar en el que, en muy pocos años,...

...se construyeron una treintena de complejos turísticos.

El único elemento que recordaba su pasado,...

...además de El Castillo, era un pequeño restaurante...

...que sobrevivía solitario en la bahía.

El restaurante de Frasquita.

Allí conocía a su hija Pedrín Quintero...

...que no podía evitar emocionarse al recodar la dureza de la vida...

...en los años en que su madre, ya fallecida, abrió el restaurante.

-Muy dura, muy dura porque no había nada nada nada.

Mi madre se quedó viuda con dos hijos pequeños...

...y entonces se iba a trabajar al matorral porque no había nada.

Y entonces llegaban los barcos aquí a limpiar...

Y empezaron: "Frasquita, ¿por qué no va...

...a Puerto del Rosario y compra una botella de ron,...

...una cajita de cigarros, un café?".

Y así empezó mi madre.

Y luego los pescadores: "Háganos mañana una papitas,...

...un poquito de pescado frito y una ensaladita".

Y así empezó Frasquita, Frasquita y así fue la vida de Frasquita.

Me contaba Pedrín que cuando sus padres llegaron...

...al castillo aun estaban los soldados...

...que lo utilizaban de mazmorra.

La desgracia llegó cuando su padre, pescador, sufrió...

...la mordida de una morena.

Como no había médicos se dirigió andando...

...hasta Puerto del Rosario, ya iba medio desangrado...

...cuando llegó y murió.

Frasquita quedó sola con dos niños pequeños,...

...mucho miedo a los ruidos del castillo...

...y nada con que alimentar a sus hijos.

-Aquí venía la gente del campo a cambiar legumbres...

...por pescado...

...para poder vivir unos y otros. Porque, claro, no había nada.

Mi madre iba a Puerto del Rosario y no traía nada que comer.

Y mi madre decía: "¿Y qué comemos mañana?".

Y nosotros decíamos: "Vámonos a coger un pulpo".

Y sancochábamos el pulpo y con eso comíamos...

...y éramos felices. Es que como no conocíamos...

...otra cosa y éramos felices felices.

Exactamente, nosotros conocimos...

...el agua para ducharnos y la luz...

...después de que llegaron los extranjeros.

No teníamos nada.

Me contó Pedrín que ella nació en su casa un día 16...

...y Frasquita le dijo a alguien que pasaba que le apuntase...

...a la niña en Puerto del Rosario.

Y ese señor fue el día 23 y el 23 la apuntaron.

Así era la vida en tiempos no tan lejanos.

Pero había más.

-Pues mi madre estaba muy cansada ya de trabajar...

...y ella veía que esto no tenía ni vida,...

...que no teníamos salida por ningún lado.

Cogió a mi hermano con siete años, yo tenía tres, yo cuatro,...

...mi hermano me lleva tres años a mí y decidimos,...

...teníamos un perro,...

...y decidimos ir los tres y el perro...

...y tirarnos al mar...

...para ahogarnos los tres.

Lo primero tiramos al perro...

...y después mi hermano... Nos sentamos y mi hermano empezó...

...a hablar con mi madre...

...y le dice: "No, vámonos p'a la casa.

Tú verás que vamos a salir". Y cuando llegamos aquí,...

...cuando llegamos a casa estaba el perro aquí en casa ya.

Y no nos tiramos al mar, mi hermano no quiso.

Porque no teníamos salida ya.

Recuerdo que quedamos en silencio dejando...

...que los ojos pronunciasen las palabras...

...que los labios no podían encontrar.

-Nosotros cuando ya estamos en la escuela,...

...yo qué sé, cinco o seis años oíamos decir los de los Reyes.

Y nosotros: "Madre, ¿qué nos vas a echar p'a Reyes?".

Y nos echó un pan y dos huevos fritos.

Nos echó un pan y dos huevos fritos,...

...es que no se me olvida. Claro, no teníamos nada.

"Madre, a ver qué nos vas a echar de Reyes".

Y al día siguiente por la mañana nos frió...

...dos huevos y un pan y fuimos felices...

...porque no teníamos otra cosa.

Y todos: "Los Reyes".

Y nosotros no sabíamos qué eran los Reyes...

...y nos echó un pan y dos huevos fritos.

Sí. Y fuimos felices con eso.

Sí.

Dos huevos fritos.

Los verdaderos Reyes Magos llegaron a la isla...

...cuando aquel patito feo del cuento Andersen,...

...que era Fuerteventura,...

...se reveló como un bello cisne atrayendo sobre él...

...las miradas de todos los pueblos.

Pero como ocurre también en los cuentos,...

...los majoreros estaban pagando una prenda por ese progreso:

La pérdida de identidad.

Pensando en toda aquella gente buena que había conocido,...

...recordé la leyenda del guirre o el alimoche,...

...el ave sagrada de los antiguos majos.

Contaba que cuando el guirre sentía su final...

...se elevaba volando hacia al cielo hasta desvanecerse...

...para luego renacer.

-Hoy estamos viviendo los pobres mejor que los ricos antiguamente.

-Pero si viene un año ruin o dos los animales se mueren.

-Hay que ir midiendo y midiendo,...

...todo se basa en Matemáticas. -La vida del pescador es...

...como siempre ha sido. -Le veía el cogote.

¿Con el paso de los años qué sería de las brujas buenas...

...del Tindaya, del chupasangres, del miedo a los aparecidos,...

...de la luz de Mafasca y de todo el mundo mágico...

...de los majoreros?

¿Quién lo echaría de menos?

Música tradicional.

Un mundo que, una noche casi al final de mi viaje,...

...tuve el honor de compartir asistiendo...

...a uno de sus ritos más antiguos.

El rancho de ánimas de Tiscamanita.

-Buenas noches. -Buenas noches.

-Aquí viene el rancho de ánimas pidiendo buena función...

...de la limpia y pura de la Concepción.

¿En esta casa se canta o se reza? -Se canta. Pasen ustedes.

Acompañados por sus guitarras, sus bandurrias...

...y sus timples, siguiendo un ritual...

...que nació para pedir fondos para misas por los difuntos,...

...el numeroso grupo iba ahora casa por casa...

...compartiendo su cultura y su amistad.

En la mesa no faltaba ni la pieza de gofio,...

...ni lo tunos, ni las porretas,...

...ni la vieja seca, ni las papas, los higos...

...y las torrijas,...

...ni el queso majorero y los pejines,...

...ni el ron Arehucas de Las Palmas y el vino de Lanzarote.

Y por supuesto la voz de Nereida.

Purísima Virgen...

...de la Concepción,...

...la reina del Cielo,...

...madre del Señor.

(TODOS) Purísima Virgen...

...de la Concepción,...

...la reina del Cielo,...

...madre del Señor.

La reina del Cielo,...

...del mar y la tierra.

Todos te queremos...

...porque eres muy tierna.

(TODOS) La reina del Cielo,...

...del mar y la tierra.

Todos te queremos...

...porque eres... Nunca olvidará aquel rancho...

...de ánimas de Tiscamanita,...

...un rito que pronto se transformó en una especie...

...de celebración familiar que unía a todos los asistentes,...

...majoreros algunos, en una fiesta...

...que hacía buena la letra de la canción.

Esta cofradía te ha venido a ver,...

...qué mejor visita puede usted tener.

(TODOS) Esta cofradía...

...te ha venido a ver.

Qué mejor visita...

...puede usted tener.

La última imagen latente de Fuerteventura es...

...la playa negra de Ajuy en la costa más antigua...

...de todo el archipiélago canario.

Como pasmado me veía igual que un niño en el colegio...

...recibiendo aquella bronca mayúscula del mar.

Pensando en los buenos majoreros que había conocido...

...y en cómo conciliar ese mundo de ardillas forasteras...

...y de cabras majoreras que bullía en mi cabeza,...

...caí en la cuenta de que yo no era más...

...que otra ardilla recién llegada a la isla...

...y que no podía evitarlo.

Así que cerré mi cuaderno de paso y me fui hasta Pozo Negro...

...a tomar un leche leche.

Cuadernos de paso - Cuaderno de los majoreros

52:18 17 jun 2016

Fuerteventura es considerada la isla más antigua de Canarias y, es también la más próxima al continente africano. Además, es la que más recuerda al desierto del Sáhara, con el parque natural de las dunas de Corralejo, al norte de la isla.
En este programa conoceremos la historia de los habitantes originarios de Fuerteventura, los majoreros, que afirman con humor que se encuentran 'en peligro de extinción', dado el marcado descenso de la población frente al crecimiento de pobladores llegados de fuera de la isla. Veremos como sus tradiciones se resisten a desaparecer, acuciadas por el progreso y la uniformidad marcada desde los grandes complejos turísticos de la costa.

Histórico de emisiones:
10/03/2009

Fuerteventura es considerada la isla más antigua de Canarias y, es también la más próxima al continente africano. Además, es la que más recuerda al desierto del Sáhara, con el parque natural de las dunas de Corralejo, al norte de la isla.
En este programa conoceremos la historia de los habitantes originarios de Fuerteventura, los majoreros, que afirman con humor que se encuentran 'en peligro de extinción', dado el marcado descenso de la población frente al crecimiento de pobladores llegados de fuera de la isla. Veremos como sus tradiciones se resisten a desaparecer, acuciadas por el progreso y la uniformidad marcada desde los grandes complejos turísticos de la costa.

Histórico de emisiones:
10/03/2009

ver más sobre "Cuadernos de paso - Cuaderno de los majoreros" ver menos sobre "Cuadernos de paso - Cuaderno de los majoreros"

Los últimos 17 documentales de Cuadernos de paso

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • 53:33 01 jul 2016 En este programa descubriremos la Serranía de Cuenca, donde existen pequeños pueblos que sobreviven a la extinción gracias al paisaje excepcional del entorno y al empeño de sus habitantes. Son lugares que conoceremos de la mano de Juan Manuel Blázquez y el testimonio de sus habitantes, como los ganaderos y esquiladores de carrascosa de la sierra, pescadores de cangrejos en el tobar, una antigua molinera de cueva del hierro o un viejo cronista de Masegosa. La soledad, el viento y el agua son los verdaderos protagonistas de una naturaleza que esconde un verdadero tesoro de cañadas, barrancos y grutas, reservadas en exclusiva para jinetes y caminantes. Histórico de emisiones: 27/12/2012

  • Cuaderno de Cervantes

    Cuaderno de Cervantes

    57:43 25 jun 2016

    57:43 25 jun 2016 En este capítulo se nos descubre la ruta del Quijote diferente a la de Castilla la Mancha. Su mentor es Leandro Rodriguez que lleva más de cuarenta años dedicados al estudio de la obra de Miguel de Cervantes. Histórico de emisiones: 11/03/2009

  • Cuaderno de los majoreros

    Cuaderno de los majoreros

    52:18 17 jun 2016

    52:18 17 jun 2016 Fuerteventura es considerada la isla más antigua de Canarias y, es también la más próxima al continente africano. Además, es la que más recuerda al desierto del Sáhara, con el parque natural de las dunas de Corralejo, al norte de la isla. En este programa conoceremos la historia de los habitantes originarios de Fuerteventura, los majoreros, que afirman con humor que se encuentran 'en peligro de extinción', dado el marcado descenso de la población frente al crecimiento de pobladores llegados de fuera de la isla. Veremos como sus tradiciones se resisten a desaparecer, acuciadas por el progreso y la uniformidad marcada desde los grandes complejos turísticos de la costa. Histórico de emisiones: 10/03/2009

  • Cuaderno de El Soplao

    Cuaderno de El Soplao

    55:30 10 jun 2016

    55:30 10 jun 2016 En este capítulo se hace un recorrido por la historia y costumbres de las localidades más cercanas a la cueva cántabra de 'El Soplao', como la Florida (termino municipal de Valdaliga), Celis (término municipal de Ríonansa) y Rábago (termino de Herrerias). Nos acercamos a la vida de quienes trabajaron en la mina de la florida, verdaderos descubridores de la Cueva de El Soplao, considerada uno de los grandes tesoros geológicos del mundo. Histórico de emisiones: 10/06/2008 05/09/2014

  • 57:58 03 jun 2016 Un recorrido por las orillas del río Sil, a su paso por Orense y Lugo, visitando sus monasterios y conociendo los oficios artesanos que dieron fama a esta zona. Histórico de emisiones: 03/03/2009 01/09/2014

  • Cuaderno de Anguiano

    Cuaderno de Anguiano

    56:43 27 may 2016

    56:43 27 may 2016 El documental hace un seguimiento de los preparativos y desarrollo de las fiestas en honor a Santa María Magdalena, ahondando en la historia de "la danza de los zancos" que se celebran en esa localidad riojana. Histórico de emisiones: 05/03/2009 03/09/2014

  • 55:49 20 may 2016 Este capítulo de cuadernos de paso mostrará al telespectador cómo es la vida de las gentes que habitan en el apartado y bello tramo del norte de Burgos atravesado por los ríos Ebro y Rudrón, en un viaje por una sucesión de pueblecitos como el propio Orbaneja del Castillo; o Covanera, en donde se encuentra el mágico pozo azul, un nacedero en forma de pozo; o las iglesias románicas del valle de Sedano, para terminar finalmente en Valdelateja, situado en un paraje de sobrecogedora belleza. Histórico de emisiones: 26/12/2012

  • Cuaderno de Cantavieja

    Cuaderno de Cantavieja

    56:14 14 may 2016

    56:14 14 may 2016 Hacia el este de Teruel se levantan tierras que en tiempos estuvieron dominadas por los templarios. Cantavieja es una sorprendente población rodeada de barrancos que nos servirá de punto de partida para realizar un viaje por los pueblos medievales del maestrazgo. Histórico de emisiones: 11/06/2006 11/06/2006

  • Cuaderno de La Mancha

    Cuaderno de La Mancha

    55:15 06 may 2016

    55:15 06 may 2016 Programa dedicado a La Mancha (Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Toledo), la tierra que inspiró a Miguel de Cervantes a escribir "El Quijote". Entre otros, se visitan algunos de los lugares más representativos nombrados en el libro, se da a conocer el trabajo de sus artesanos y algunos productos típicos, como el queso y el vino. Histórico de emisiones: 02/05/2004 03/01/2013

  • Cuaderno del Jerte

    Cuaderno del Jerte

    54:37 29 abr 2016

    54:37 29 abr 2016 El programa se dedica al valle del Jerte (Cáceres) con el río Jerte como hilo conductor. El recorrido está teñido por el color de los cerezos, base fundamental de la economía de la mancomunidad del valle del Serte, compuesta por once pueblos. Histórico de emisiones: 13/06/2004 29/08/2014

  • Cuadernos del fuego

    Cuadernos del fuego

    53:48 16 abr 2016

    53:48 16 abr 2016 El Archipiélago Chinijo es un grupo de pequeños islotes de las Islas Canarias aún poco conocido, compuesto los La Graciosa, Alegranza y Montaña Clara, y los Roques del Este y del Oeste. Histórico de emisiones: 31/12/2012

  • Cuaderno de Cenicientos

    Cuaderno de Cenicientos

    55:56 08 abr 2016

    55:56 08 abr 2016 El programa se dedica a cuatro pueblos de la cuenca del río Alberche, al sudoeste de Madrid, donde se encuentran las claves de las tradiciones más extendidas de España, como son la devoción a cientos de vírgenes repartidas por cientos de pueblos, la cultura del vino y la fiesta de los toros. El recorrido se inicia en villa del prado, hace tiempo conocido como 'la huerta de Madrid', que desde el siglo XIV tiene como patrona a la Virgen de la Poveda, se muestra la relación de los hortelanos con la ermita de la Poveda, costumbres, historia y fiestas dedicadas a la patrona. Sigue por San Martin de Valdeiglesias en donde, además de su Virgen de la Nueva, se reflexiona sobre la tradición del vino de Madrid, hablando con los cooperativistas de la bodega del pueblo 'Don Álvaro de Luna'. Después cadalso de los vidrios, en donde la plantación de viñas ha ido cediendo ante el crecimiento de la industria de la cantería, también tradicional. Por último, cenicientos, fronterizo con Ávila y Toledo, en el que además de ver el desarrollo de nuevas fórmulas para levantar la industria del vino, como el vino ecológico 'corucho', llevado por una humilde familia, se estudia la tradición de los toros, más allá de la corrida tradicional y desde la perspectiva de la cultura más popular de los tentaderos, como es la celebración de 'despedidas de solteros' o las corridas informales de las peñas en las fiestas del pueblo. Histórico de emisiones: 28/12/2012

  • 53:38 01 abr 2016 El programa da a conocer cómo es la vida en los pueblos blancos de la Serranía de Ronda (Málaga), muy desconocidos a pesar de estar tan cercanos a Ronda. La artesanía , las tradiciones y los escenarios naturales de la Serranía forman parte de este programa.  Histórico de emisiones: 22/08/2014

  • Cuaderno de los Oscos

    Cuaderno de los Oscos

    54:05 25 mar 2016

    54:05 25 mar 2016 Programa dedicado a la comarca de los Oscos (Asturias). Para acceder a esta comarca hay que partir de Vegadeo, población situada en la confluencia del río Eo con la ría de Ribadeo. Gracias al aislamiento de esta comarca, conserva prácticamente intacta la arquitectura montañesa asturiana. A lo largo del documental se recoge la forma de vida de los habitantes de las pequeñas aldeas situadas en los parajes recónditos surcados de arroyos y ríos del concejo de Taramundi o el de Villanueva de Oscos, entre bosques, hórreos, molinos y ferrerías. Se muestra el trabajo de algunos artesanos. Se incluyen imágenes de cine 8mm cedidas por María Teresa Arango. Histórico de emisiones: 19/02/2009 20/08/2014

  • Cuaderno de lsil

    Cuaderno de lsil

    56:29 18 mar 2016

    56:29 18 mar 2016 Casi en la línea fronteriza con Francia, enquistada en los Pirineos de Lérida, siguiendo la ruta que va de Balaguer a Tremp, y de Tremp a Sort, más allá de la última carretera de asfalto que acaba en Esterri d'Aneu. El programa se dedica a Ísil, una aldea a más de dos mil metros de altura en el pirineo de Lérida. Ísil significa 'el lugar del sol'. El fuego utilizado por sus antepasados para comunicarse de un monte a otro, es bajado a hombros hasta Ísil, por medio de grandes troncos en llamas, en la noche de san Juan. Este rito se pierde mas allá del siglo XII en el que fue construida la iglesia de san Juan, a la entrada de Ísil. A través de los habitantes de la comarca de Pallars Sobira, y el fuego como hilo conductor, el documental estudia la relación entre la historia de la zona y este rito único de la cordillera pirenaica de Lérida.  Histórico de emisiones: 25/12/2012

Mostrando 1 de 2 Ver más