Dirigido por: Matías Montero

Programa de producción propia de los Servicios Informativos de TVE dedicado a presentar en profundidad temas sociales o culturales de interés en España. ''Crónicas'' aborda los temas de forma monográfica. Su director es Matías Montero.

Contacto

Escriba al programa Crónicas: cronicas.tve@rtve.es

3278078 www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
Para todos los públicos Crónicas - La luz de Antonio - Ver ahora
Transcripción completa

Fue en diciembre de 2014 cuando se descubrió el enigma

el cuadro más esperado del pintor Antonio López,

“Retrato de la familia de Juan Carlos I”

Una obra, como ya habrán oído, en la que ha trabajado durante 20 años.

Se presentó en el Palacio Real en medio de una gran expectación.

El artista estuvo acompañado por Don Juan Carlos y Doña Sofía,

representantes del gobierno y varias autoridades,

muchos medios de comunicación y sus dos hijas.

Sin embargo,

por primera vez...

a su lado faltó alguien fundamental que le ha acompañado

en cada uno de los grandes acontecimientos de su vida.

Alguien que siempre ha estado a la sombra

y que él mismo ha definido como su luz.

María Moreno, también pintora.

Maestra del realismo, según los críticos.

Auténtica desconocida para el gran público

pero con una obra muy valorada por los especialistas.

Cuadros cotizados que han ido a parar a colecciones privadas

en Alemania, Francia o Italia.

Los dos pertenecen a una generación de pintores realistas

en la que los nombres masculinos se han hecho más célebres

que los femeninos.

Éste es el primer reportaje en el que María Moreno

es la protagonista.

Sonido RNE: A esta hora se está produciendo un eclipse parcial de Sol

ha comenzado a las 9:11 minutos y terminará a las 11:27

En estas dos horas, la Luna va cubriendo poco a poco el Sol

hasta un 80 % en algunos puntos de la península Ibérica.

Es un fenómeno que no se repetirá, en principio, hasta dentro de 11 años

Estábamos diciendo que el tiempo que hace hoy

en buena parte de la península puede poner difícil ver el eclipse

porque las nubes lo impiden.

-Yo vi como pintaba,

cuando ya nos fuimos después de casarnos,

estuvimos un mes pintando

en un pueblo que se llama Guardamar del Segura, en Alicante,

y a mi me enamoró como pintaba,

me pareció, que tenía una gracia, para pintar maravillosa,

No se parecía nada a nosotros,

era una pintura hecha con más naturalidad, más desprendimiento,

no tenía un deseo de hacer muchísimos detalles;

pero captaba la luz y algo del alma de las cosas,

que a mi me pareció verdaderamente maravilloso,

para mi fue un descubrimiento extraordinario.

Antonio siempre había una cosa que me sorprendía mucho que decía...

qué tiene Mari, qué tiene... no sé muy bien qué tiene,

porque es algo excepcional lo que es su pintura,

pero a veces hasta se escapaba de su conocimiento

cuál era esa magia que tenía la pintura de María.

Son muy luminosas,

son muy claras,

como es María, son transparentes.

Es verde... Le gustaba mucho el uso del color.

Se vería siempre en las flores.

La delicadeza de María,

su sensibilidad para captar esos entornos.

Entornos que si caes en ellos y lo ves...

son siempre cercanos, el jardín de su casa, su calle,

sus propias flores.

Esos azules, esos grises, esos blancos;

esos blancos casi deslumbrantes, son unos blancos...

que muy pocos artistas han sabido conseguir.

Esas perspectivas que te dan ganas de andar

por ese corredor del jardín

que dices, dónde me llevará.

Es una pintura mística, mágica...

-Es una artista realista español.

Es una maestra del realismo español.

Es una mujer con grandes dotes pictóricas.

-Es paradójico que se le ponga el rótulo de realista

porque huye de la realidad constantemente.

Es una mujer muy introvertida,

muy espiritual, ella ha creado un mundo imaginario

que le protege de la realidad

y que ese mundo imaginario va a ser el que le lleva al arte.

"Siendo muy niña me llevaron a Valencia.

Allí tuve una libertad enorme y una gran cercanía con la naturaleza

Eso se me acabó enseguida porque regresamos,

pero se me grabó de una manera extraordinaria.

La vida en el Madrid de la post-guerra era muy dura,

muy triste.

Entre una cosa y otra me separé de la realidad.

Me ensimismé,

y así, llegué a la adolescencia.

Empecé en la escuela de artes y oficios.

Me deslumbraba la cultura, la música.

Encontraba en ellas una especie de huída de la realidad.

Me consideraba un bicho raro, pero creo,

que debió pasarle a mucha gente de mi generación.

Aún no me atrevía a pintar, pero lo cierto es que fue esa timidez

esa soledad,

lo que me llevó a buscar un medio para expresarme a mí misma.

-Es una mujer que no se siente cómoda en los escenarios públicos,

siempre ha tenido un papel muy discreto.

Mucha gente probablemente no sabe

que Antonio López está casado con una mujer,

que se llama María Moreno que es pintora,

la categoría que tiene como artista, María

sobrepasa lo puramente anecdótico.

No es solamente la mujer de Antonio López,

es María Moreno, artista.

-Este.

Este es una academia.

Este lo estaba echando en falta

y este sí que hay que fotografiarlo y hay que ponerle un bastidor.

-Todo este trabajo de selección de fotos,

de búsqueda de obra, hay mucha obra perdida,

sobre todo la etapa que ella expuso en Alemania,

han pasado muchísimos años, los datos los van perdiendo,

hay que hacer una labor de búsqueda.

Es un trabajo pendiente, hay que hacerlo,

nunca se ha hecho.

Mi madre no tiene apenas publicaciones,

y tiene un catálogo...

el último catálogo es el de Claude Bernard de hace bastantes años

y porque creo que es el momento de..., le toca.

Le toca ser es una labor pendiente.

-¿Cuánto te puede llevar máximo hoy?

-Las que tu consideres.

-Pues elegimos la que mejor nos parezca de color, que es ésta.

-Yo creo que esta también...

-Ese va en la exposición.

No hay más de estas ¿no? -No, no hay más.

Entonces, esta la tenemos que coger.

Además coincide con una buena foto.

Mari no ha expuesto nunca, ha expuesto en colectivas,

la única en Claude Bernard no sé en qué año fue,

que le compró toda la obra y apostó por ella.

Claude Bernard ha tenido, tiene una galería

y ha expuesto gente de un refinamiento extraordinario,

él lo tiene, allí en París,

y eligió a Mari, ¿cómo la vio? ¿dónde la vio?,

yo no lo sé, vino aquí un día

y dijo que quería hacer una exposición a Mari.

-A mí me encantó enseguida que vi los cuadros.

El color rosso del pescado

me encanta con el gris que es muy español, el gris.

y se siente detrás la pintura de la tres.

Yo fui a París a los preparativos

siendo muy jovencito con las dos Marías.

Fuimos los tres, en tren además

y fue divertido porque no había estado nunca en París.

Nos invitaron a un café buenísimo, a ostras...

yo creo que fue la primera vez que comí ostras.

Yo que la conocía sabía que estaba nerviosa,

al fin y al cabo era encontrarse con el público, es tu obra,

es la obra de mucho tiempo.

Claude Bernard ya era un personaje

que ha descubierto a los mejores pintores del siglo XX

Fue muy difícil porque ella no quería exponer.

Entonces pide a su marido, Antonio López ayudarme.

Ella es muy púdica,

no quería mostrar su obra,

siempre una cosa de "doubt"

No estaba segura de ella,

tiene mucha timidez frente a la obra de Antonio.

-Fue difícil siempre contar con una exposición individual,

nosotros estuvimos interesados en hacer un proyecto juntos.

Hemos recurrido más al mundo de las exposiciones de grupo

que a las individuales

por la enorme falta de obra

y porque bueno, quizá, habrá que pensar que a ella no le apetecía

hacer exposiciones individuales.

-Ella era feliz en su mundo, en su mundo creacional ¿no?

y quizá el exponer era exponerse ante el público,

ante una crítica que sabía de antemano

que la iba a comparar con Antonio.

No tiene nada que ver con Antonio López para mí,

Antonio hizo temas sobre la ciudad, pero esto es muy diferente.

Hay una presencia muy fuerte.

Trabaja muy suave.

Se dice así, suave.

Y siempre está el gris y el rosa.

Este rosa hace resaltar toda la pared de negro, gris, rosa.

Siempre da una fuerza.

Las obras de la Gran Vía, por ejemplo,

están pintadas en los mismo escenarios que los de Antonio,

pero tienen una visión completamente distinta.

A veces pinta la misma perspectiva.

Pero es una pintura sin la nitidez dura, afilada de Antonio,

es una pintura más difuminada, más de atmósfera, más evocadora.

-Es más cotidiana,

es más doméstica,

miras las cosas de su entorno con mucha naturalidad.

Si quieres rural, de lo rural que hay en la ciudad.

Mira, estas son las señales que hice,

porque el cuadro lo empecé aquí,

y en principio me coloqué aquí cerca,

para verla...

con una relativa distancia, pero no excesiva.

Y quería recoger toda esta zona del espejo y del armario,

entonces me fui retirando hasta que acabé aquí,

en el límite de la habitación,

que es donde me voy a colocar ahora.

Se fundió una luz aquí, me parece, el otro día.

-Están los dos muy obsesionados con el tema de la luz.

Pero yo creo que la luz de María Moreno es distinta, no?

En Antonio hay un afán de fidelidad cronométrica.

La luz de María Moreno no es tan física,

yo creo que es más espiritual.

Es más un poco como es ella.

Es una luz más interior ¿no?

-Si le doy esta luz

con el fin de que haya aquí una luz artificial,

junto con lo natural de la ventana,

que entra por allí a la izquierda.

-Han pintado juntos en casa y en la calle,

han alquilado un ático en la Gran Vía y han pintado juntos allí.

A mi no me gustaría salir a pintar con Antonio

porque te puede intimidar, te puede hasta paralizar.

Tener a alguien como Antonio..., al lado, puedes decir renuncio

y ella ha sobrevivido a eso.

Ella tiene su camino y él otro camino.

La fama es algo muy peligroso en cierto punto,

y por eso ella se dio cuenta y vivió un poco atrás de él.

No solamente hizo esa exposición...

es que hace algún tiempo, le escribió una carta, diciendo,

que le gustaría volver a hacer otra exposición,

ya no ha podido ser.

Quiero decir que ha tenido personas de mucho nivel,

que han sentido verdadera devoción, devoción, no admiración,

devoción por su pintura, yo.

"En un retrato yo no quiero que me den la apariencia,

quiero la clave de la persona.

Y eso sólo lo logra un pintor infinitamente más dotado que yo.

Por eso no he querido hacer retratos.

Me siento más cómoda con las flores y los jardines.

Ahí, lo que intento, es dar vida a eso que es breve.

Cuando pinto flores,

lo hago consciente del respeto que siento por ellas.

Tienen una vida igual de misteriosa,

igual de intensa que una persona.

Yo quiero hacer retratos de eso.

Mira esta foto es preciosa porque es cuando se ponía a pintar en la calle.

De éstas hay varias. -Si

-Está ésta...

-Me acuerdo que es muy gracioso que papá siempre le ayudaba

a bajar el caballete,

la ponía el cuadro, y la dejaba trabajando allí.

Si, si le ayudaba siempre a ponerse.

Mira aquí con Paco y Maribel en Tomelloso.

Nosotras salimos poco...

-Salimos poco...

Se ve que no nos gustaba posar.

Ay, mira esta es de esa época Pepe de joven.

Esta es la exposición de Londres del grupo de...

José M Mezquita. -Que va.

Todos de jóvenes.

Eran amigos luego se casaron y formaron un grupo muy bonito...

muy bonito de amistad.

Y se apreciaban mucho personalmente.

Es un grupo de amigos que se acaban casando entre sí,

María Moreno con Antonio López,

Esperanza con Julio López Hernández

Isabel Quintanilla con Francisco López,

y Lucio Muñoz con Amalia Avia.

-En nuestras generaciones es que ha sido muy frecuente.

La escuela de bellas artes era un centro donde,

como además éramos todos aficionados a eso,

no es como estudiar derecho que es mas duro,

era duro pero de otra manera, era divertido

y luego como habías muchas mujeres también alumnas en aquella época

teníamos mucha relación.

Lucio Muñoz estuvo casado con Amalia avia,

mi hermano con Esperanza

yo con Maribel, nos relacionábamos de jóvenes,

nos casamos con uno o con otro.

-Las mujeres tuvieron un papel muy activo desde el principio.

Ellas fueron compañeras de estudios

en la escuela de Bellas Artes de San Fernando,

cuando todos se están iniciando como estudiantes de Bellas Artes,

ahí surge este grupo de los López en el que Julio, Francisco y Antonio

empiezan una amistad, que ha durado toda la vida.

Aunque no éramos grupo como grupo, éramos amigos.

Sabían mucho más que nosotras,

aprendíamos de ellos, de la historia del arte,

de los artistas, de las pinturas,

íbamos al museo, veíamos las cosas juntos del arte.

Y hablábamos muchísimo también sobre arte, sobre pintura, escultura.

Nosotras al ser más jóvenes nos parecían que ellos...

eran los oráculos de delfos, risas.

Las grandes galerías del momento tanto americanas,

como europeas, francesas alemanas o italianas

tuvieron un enorme interés por este grupo de artistas.

Isabel quintanilla es fichada por una galería de Hamburgo,

desde final de los 70

María Moreno en una galería alemana también importante

Siempre el mundo de las mujeres tenía una presencia destacada.

-Son tres mujeres y tres hombres el grupo,

los hombres quizá por sanguinidad porque mi hermano y yo pues...

posiblemente tengamos más puntos de contacto.

Con Antonio, al llamarnos todos López nos originaba una unidad

que a las mujeres no Amalia Avia es una,

Esperanza, Isabel Quintanilla y María Moreno, es otra.

Y cada una de ellas impregna a la personalidad de sus cuadros.

Isabel es muy potente,

domina los claroscuros, los colores, las luces,

Amalia Avia tiene más sentido dramático.

Veía las cosas de otro formato, pero a la vez era muy divertida,

entonces esa exaltación doble.

Mari no tenía absolutamente ninguna ambición.

Nosotros éramos al lado de ella personas que queríamos pintar

y queríamos ser pintores ante los demás.

Mari pintaba porque le gustaba,

tenía un nivel de exigencia muy alto,

una persona muy honesta

y le parecía que no acababa las cosas como a ella le gustaba acabarlas.

Cosas que eran puramente técnicas

pues que la perspectiva tenía que ser así,

que eso se le quedaba chico, eso se le quedaba grande,

a veces las escuchaba con interés,

y otras veces protestaba muchísimo.

Porque le parecía que era una impertinencia.

María Moreno sortea, se libera de esa influencia

que pudiera sufrir de Antonio

y aún pareciéndose en algunos puntos

le da un aire, un giro,

vuela en otro terreno en otro espacio,

vuela en un espacio más espiritual.

Yo creo ¿eh? luego me va a pegar Antonio.

Yo creo que es así,

yo creo que Antonio presiente que en algunos momentos

ha querido imitar a María.

Yo creo, no lo sé.

Pero me parece que en algún momento

y en algún punto

lo mismo que yo, cuando hablaba de pintura con Esperanza

decía... si está muy bien si me desborda,

si esta tía sabe más que yo.

Yo creo que han sido muy importantes como precursoras.

Ellas luego quizá no han hecho bandera de eso.

No son ninguna de ellas pintoras menores,

han estado ocultas porque bueno no era fácil,

no era fácil llegar y sobre todo ir contracorriente,

la figuración, el realismo no era lo que estaba de moda.

-El movimiento donde por primera vez las mujeres tienen un papel relevante

es, este, movimiento informal pero que es un grupo real de amigos,

de los realistas de Madrid.

-A veces alguna de estas mujeres,

yo creo que el caso de María Moreno es el más importante,

pues queda oscurecida por la fama de Antonio López,

pero, el oscurecimiento de María es equivalente

al oscurecimiento de los demás que participan también en ese grupo

sean hombres o mujeres,

porque la gente retiene,

incluso a los que no son aficionados al arte,

esa figura icónica que es Antonio López.

La exposición del Thyssen está ahora en un proceso de selección,

está bastante avanzada,

Se va a tratar de hacer una selección de lo mejor de cada uno.

Primera pared su posición de grupo.

Trascender la idea de que es una exposición histórica.

Bien sea terracota o bronce, giro aquí, a la derecha.

He puesto 1

Y pasamos a la sala siguiente.

Hay un mar de Antonio López y otro de Isabel Quintanilla,

pero dónde pongo los mares.

Hola, ¿qué tal? -Buenos días.

Están casi todas las salas

e ido metiendo... menos la obra final de figura

que no la hemos seleccionado.

¿Y te ha cabido todo? -No.

-María ha tenido una carrera pública discontinua,

María ha tenido una carrera pública discontinua,

porque... yo creo que ella se sentía dividida, un poco, entre...

su propia carrera y la necesidad de cubrir las espaldas a Antonio.

Cubrir las espaldas a Antonio debe dar mucho trabajo

y ella ha hecho un enorme esfuerzo,

un enorme trabajo que se le debe reconocer también en ese sentido.

A ser posible que Antonio creara, actuara a veces como manager

como actúan muchas veces las mujeres de los artistas,

y hay una manifestación donde ese trabajo en la sombra

entre bastidores, de manager, se convierte en trabajo creativo,

Que es el sol del membrillo.

Habla en francés

La songe de la lumiere.

Víctor Erice

Habla en francés

Su aportación a la producción de la película,

a la realización de la película, fue esencial

la financiación del rodaje es un dato que conviene retener.

Sin ningún tipo de ayuda institucional.

De otro modo con una producción convencional, probablemente,

nunca se hubiera hecho la película

y yo no encontré una manera quizás en esos momentos mejor

de expresarlo en público,

en ese momento al recibir el premio del jurado de Cannes.

-El día está bastante mal ¿no?

-No sabes que bonito era,

como se doraban las frutas.

Era una cosa tan bonita.

Ya, eso en la época no te va a favorecer para hacer esto.

-Bueno, yo lo voy a intentar.

Porque yo creo que tengo que pintar eso.

Recuerdo que terminado el rodaje ella y yo nos reuníamos

en la cocina y hacíamos las cuentas,

el dinero que podíamos disponer para seguir rodando

y eso era algo cotidiano,

como las amas de casa que preparan la cesta de la compra,

en este caso de una película.

-¿Qué tal te ha ido hoy la mano? A ver.

Era nuevo para ella, evidentemente,

y sin embargo, lo asumió hasta sus últimas consecuencias.

Mari yo creo que por Antonio no había límites

y a Mari pues le pareció que iba a ser bueno para Antonio.

Y se lió la manta a la cabeza y adelante.

Nos dijeron que vendrían siete personas.

Mari y yo contamos desde la terraza el primer día 45, más el perro.

Luego ella actuando no estaba natural entonces lo pasaba mal,

pero eso nos hacía reírnos.

Hola, Mari, ¿qué tal? -¿Qué tal esta noche?

-Pues nada, han estado todos los plásticos moviéndose,

no he pegado ojo,

Emilio ha estado ladrando

y cuando ladra Emilio, ladra ese perro, ladra el de allí.

O sea, que un desastre.

Hola, ¿ya estáis trabajando allí arriba?

-Sí.

-Tuvieron que hipotecar esa casa, pedir dinero a los amigos

porque claro costó 300 millones de la época

y Antonio no tenía ese dinero.

Menos mal que todo salió bien, que luego recibió premios.

De María Moreno hay algo muy misterioso en su pintura,

yo encuentro algo muy misterioso

que no pasa por lo evidente, además de ser una excelente pintora,

además de ser una pintora muy interesante,

ella ha atendido a sus deberes

como madre y como esposa a lo largo de una vida;

y ha sido, creo yo,

un sostén del trabajo de Antonio muy esencial

Es una pintora excelente, entonces, es lástima,

que quizás no esté tan presente como debería de estar.

Sin que signifique nada,

porque yo no creo que ella haya pretendido

ningún género de éxito social.

-Estar en la creación no significa tener éxito,

no tiene nada que ver

y ella, es totalmente noble en ese sentido,

no espera nada del arte

más que la compensación diaria de su trabajo

de sentirse, que está bien hecho,

de sentirse, que ha encontrado esa luz.

-Déjame un poco tiempo unos días

y después a lo mejor sí, a lo mejor era la mejor solución.

Pero ahora tengo alguna cosa que colocar, vamos a probar.

-Puede tener un carácter menos competitivo,

puede ser más tímido

y entonces, a lo mejor en esa economía de una relación familiar

puede quedar, aparentemente, más retenido,

pero al final, lo que a un artista le salva frente a la historia es su obra

aunque no tenga reconocimiento entre sus contemporáneos.

Mari está en la historia del arte español,

es una cosa evidente, es innegable;

ya se estudia.

Es decir, que cuando uno, de repente, alguien tiene que estudiar

arte contemporáneo español del siglo XX o hasta ahora

pues evidentemente es una de las figuras

que tiene que aprender, porque está en los manuales.

Ha entrado en la historia, es indiscutible.

Creo que esta exposición hay hacerla por el público,

no por hacer justicia con su personaje

ni si es un personaje olvidado, si no, si tal cual...

es porque es algo que creo que la gente se merece...

un día poderlo ver.

La gente que ha conocido a mi madre,

la ha valorado muchísimo,

toda esa gente es un público que ya lo tienes,

pero vienen generaciones nuevas,

cuando ellos pintaban y estaban en su época plena

pues a lo mejor no habían nacido,

toda esa gente que va viniendo,

creo que eso lo tienen que ver,

porque si no lo ve en forma de libro, de exposición,

porque si no lo ven no existe.

En esas estamos todos los pintores.

Tenemos que conseguir alguien que se enamore de nuestra obra

está dentro de la aventura nuestra, de conseguir un galerista

que se enamore de nuestra obra, que nos exponga, que nos venda

y entonces Mari quizá no tuvo suerte con eso.

Lo que pasa es que la obra ya está en manos privadas

y la fábrica por así decirlo se ha cerrado ¿no?

Veo más luz y menos amarilla que antes.

Hay mucha más amarilla.

-Claro, pero es que ahora vienen de otra manera.

-Si me cambia el color me joroba.

Es que no debe ser blanca.

Las blancas son casi azuladas, las que vienen como blancas.

-Apaga, apaga un momentito.

Yo tengo recuerdos de posar en el cuadro que estoy con mamá

y los descansos venían asociados al cambio de cara del disco.

Nos ponía un disco,

Bach, sobre todo Bachy de Mozart, Hendel,

y entonces eran los discos de vinilo te lo ponía al principio

e ibas escuchando canción a canción

y sabías que cuando se terminaba el disco

acordabas descansar un poquito

y otra vez otra cara del disco.

Recuerdo eso un poco...

el esfuerzo que hacían para entretenernos

para que aguantaras unos minutos.

El esfuerzo de ellos,

y luego el esfuerzo nuestro que luego sí que eran horas...

Con Paco yo ufff...

recuerdo que en la figura le iba cogiendo barro

y casi le iba deshaciendo...

eran muchas horas, muchos días.

-Y muchas gana de hacer muchas cosas.

-Una persona, una profesional,

mamá ha sido profesional hasta el final

que no haya vivido con frustración

estar al lado de una figura como papá,

ha sido no solo complementarios, entre ellos dos,

sino que estaba tan agustísimo,

y si ha estado meses sin pintar, ha estado.

No pasa nada.

Le costaba arrancar porque es verdad que a veces paraba un poco la marcha

por cuestiones familiares, y de trabajo de papá,

luego le costaba arrancar y notabas que ahí papá que lo hacía muy bien

era el impulsor.

Y luego volvía a coger la marcha y era muy feliz pintando.

Cumpleaños feliz,

cumpleaños feliz,

te deseamos todos

cumpleaños feliz.

¡Bravo!

Creo que Mari, era la segunda espectadora después de Antonio

de todo lo que hacía Antonio

y yo creo que Antonio siempre ha contado con el consejo de Mari.

La primera con la que ha discutido y ha explicado sus obras

y a veces casi la única,

porque Antonio tampoco se ha prodigado explicando sus obras

Es Mari.

Es Mari quien está pendiente de todo es Mari quien está en las obras,

es Mari quien coge el teléfono, Mari quien contesta,

la que siempre está ahí

a la que siempre recurrimos y molestamos

por no molestar a Antonio,

que está en su mundo propio

y realmente ha sido la luz total y absoluta de Antonio.

Cuando la Luna está en la misma dirección del Sol

se puede producir un alineamiento entre los dos astros

vistos desde la Tierra

capaces de hacer que la Luna mande su sombra sobre la Tierra.

A veces le pregunto cosas sobre la pintura,

o sea la inteligencia que sigue teniendo,

que no se marcha,

y dos palabras que dice son tan sumamente certeras

que me impresionan mucho, es como si tuviera un don,

un don, un don que hubiera llegado algo

y hubiera entrado en ella.

Una forma muy luminosa de inteligencia,

muy luminosa.

La parte hermosa del alma,

de la persona, de la sensibilidad de Mari

sigue intacta,

y eso, eso como está en un cuerpo

que va decayendo te impresiona mucho,

porque la decadencia física no ha deteriorado ese espacio del alma,

no lo ha ensuciado,

no lo ha mermado,

sigue elevado, sigue alto,

y eso nos impresiona mucho a todos, a todos nosotros.

A veces me pesa,

eso a veces me pesa,

pero me tengo que sobreponer,

porque.. yo debo de trabajar todo lo que pueda,

para mí es mejor y para los que me rodean también.

Yo debo de continuar,

porque además puedo hacerlo.

Mari no es una pintora que ha programado su trabajo,

ni lo ha explicado.

Lo mismo que Velázquez empieza oscuro y acaba muy luminoso,

Mari empieza oscura y acaba luminosa.

Pero ni Velázquez lo explicó ni Mari tampoco lo ha explicado.

El cuadro no te habla...

el cuadro no tiene voz...

y te dice yo soy así,

el cuadro lo estás mirando...

y bueno a ver que te dice el cuadro a ti.

"Yo querría poner en el cuadro todo lo que quiero expresar

y no puedo hacerlo con la palabra.

Soy más pintora de la luz, de las formas bien colocadas.

La luz que me gusta utilizar se adecúa bien a ese mundo frágil,

sin peso, que se confunde con la atmosfera que le rodea.

Pinto lo que me llama la atención y deseo poseer.

Con el tiempo, se ha decantado por la realidad.

Me apasiona la realidad.

Es difícil ponerse de acuerdo en qué queremos decir con eso,

que es la cosa, más confusa del mundo,

ya me gustaría, que me dijeran, que es la realidad.

El cuadro está terminado cuando has puesto en él

toda la intención que llevabas.

Si la has perdido,

el cuadro se queda abierto, frustrado.

Se ha perdido, volatilizado la intención.

Un cuadro es una situación tan conflictiva

que a veces es difícil saber si está acabado,

cuándo has volcado todo el contenido de la emoción en el cuadro

y lo das por acabado.

A lo mejor el fin del cuadro está en tu propio interior".

Subtitulación realizada por: María Sánchez Grano de Oro.

Crónicas - La luz de Antonio

44:17 10 sep 2015

Reportaje que descubre a María Moreno, una artista poco conocida pero clave dentro del grupo de los realistas de Madrid, al que pertenece también su marido, el internacionalmente conocido Antonio López. A principios de 2016, parte de la obra de María Moreno podrá verse en la exposición 'Los realistas de Madrid' del Museo Thyssen-Bornemisza. 

María Moreno (Madrid, 1933) es una pintora destacada de los realistas de Madrid. Más que un grupo artístico, es un grupo de amigos que se conoció en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando a finales de los 50 y acabó haciendo historia en el arte contemporáneo. El nombre más destacado es el pintor y escultor Antonio López. La gran repercusión de su obra contrasta con la de su mujer, pintora de culto, prácticamente anónima para el público, aunque conocida por los especialistas. 

Al lado del genio y siempre en segundo plano, María Moreno ha desarrollado una visión particular de la realidad, delicada y sutil como su carácter. Una artista introvertida y espiritual, con un complejo mundo interior que la llevó al arte huyendo precisamente de la realidad.

Reportaje que descubre a María Moreno, una artista poco conocida pero clave dentro del grupo de los realistas de Madrid, al que pertenece también su marido, el internacionalmente conocido Antonio López. A principios de 2016, parte de la obra de María Moreno podrá verse en la exposición 'Los realistas de Madrid' del Museo Thyssen-Bornemisza. 

María Moreno (Madrid, 1933) es una pintora destacada de los realistas de Madrid. Más que un grupo artístico, es un grupo de amigos que se conoció en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando a finales de los 50 y acabó haciendo historia en el arte contemporáneo. El nombre más destacado es el pintor y escultor Antonio López. La gran repercusión de su obra contrasta con la de su mujer, pintora de culto, prácticamente anónima para el público, aunque conocida por los especialistas. 

Al lado del genio y siempre en segundo plano, María Moreno ha desarrollado una visión particular de la realidad, delicada y sutil como su carácter. Una artista introvertida y espiritual, con un complejo mundo interior que la llevó al arte huyendo precisamente de la realidad.

ver más sobre "Crónicas - La luz de Antonio" ver menos sobre "Crónicas - La luz de Antonio"

Los últimos 787 documentales de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
Mostrando 1 de 40 Ver más