www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.9.0/js
3718938
Para todos los públicos Crónicas - Esto es un barrio - ver ahora
Transcripción completa

¿A dónde vamos? ¿Vamos a La Mina o...?

-Sí, vamos por ahí abajo, venga. Nos damos una vuelta por Lavapiés.

Vamos a tomar una caña o un vermut, lo que quieras.

Vamos a La Mina, porque otro sitio no.. no sabemos.

Tomamos una cervecita, o un vermut si tienen.

Fíjate, fíjate cómo está la calle. Es una pena esto.

-Esto vas tropezando todo el rato. Esto es una vergüenza.

-Está todo levantado.

¿Te acuerdas la calle Mesón de Paredes?;

¿con las piedras de morros? ¡Oy, oy!

¡Está de bonito! ¿Y te acuerdas que había un puesto

de sandías y melones en la plaza de Lavapiés?

Y los vecinos salían al portal, se sentaban allí a jugar a las cartas

o a charlar, y bajaban a la plaza de Lavapiés

a comprarse un melón o una sandía, y aquí se rajaba la sandía

y todo el mundo a comer sandía. Incluso se invitaba al que pasara.

O sea que bien. Había una convivencia bastante buena.

¿Nos podéis servir una cañita, por favor?

Venga. Dos, dos cañitas.

Hace muchos años... decíamos que esto era

la república independiente de Lavapiés.

-Calla, calla; eso lo decíais cuatro. Bueno, lo decíamos... cuatro,

pero era porque,... lo que hemos estado hablando.

Es un cogollo de de barrio,

que tiene otra forma de vida que el resto de la ciudad.

Una estación de Metro, una calle, una plaza.

El barrio de Lavapiés no es en realidad un barrio

administrativamente hablando, sino parte de otro,

el de Embajadores. Antes los arrabales de la ciudad,

hoy, en pleno centro de Madrid, es el lugar

con una mayor densidad de población, y un tercio de sus habitantes

son de origen extranjero.

En las calles de Lavapiés se juntan vecinos

de más de 80 nacionalidades distintas,

una variedad de culturas y países que no se encuentra

en ningún otro lugar de la ciudad. Calles estrechas

que suben o que bajan, según se mire. Uno de los barrios,

porque nosotros también le llamamos barrio, más antiguos de Madrid,

que se fue formando y aún sigue haciéndolo,

con oleadas de inmigración. De aquí, de más lejos,

de algunos que regresaron, y de otros que se sienten atraídos

por un lugar en el que conviven muchos barrios distintos.

El origen de Lavapiés tiene que ver con la cerca de Felipe IV,

que era una cerca fiscal.

La situación de impuestos dentro y fuera de esa cerca,

definía cuáles eran las condiciones para estar en la capital... del reino

y cuáles eran otras las de fuera.

Esas condiciones de dentro, el suelo que había disponible en aquella época

dentro de esa cerca, principalmente está ubicado en esta zona de Madrid.

Correspondiendo con un periodo de aluvión de... migración,

de inmigración interior hacia hacia Madrid,

el barrio se construyó así. Había... poco suelo ¿no?

y caro. Por eso lo que vemos aquí en Lavapiés

son edificios tipo corrala, que son muy densos;

son muchas casas muy pequeñas, muy juntas.

“So burra, so tonta, ¿no ve usted por dónde va?

-"Es que es de pueblo”. Arreando, hay que tomar el metro”.

En la década de los 50 del pasado siglo

se inicia un éxodo rural masivo que continuará hasta entrados

los años 70. Más de dos millones de personas abandonaron el campo

y se trasladaron a algunas ciudades con sus familias

en busca de una vida mejor. Gentes de los campos del sur,

y Lavapiés fue uno de sus destinos.

“¿Es por aquí la casa de la Engracia?”

-A lo mejor es Pepe se ha equivocado. Yo preguntaría.

Os digo que es por aquí. -Si lo sabrá él. Pasó aquí la mili.

Si no fuera por eso os pudriríais todos cavando la tierra.

-Pepe tiene razón. Estamos aquí gracias a él.

Pero esto no es como él decía. -Pues a mí me gusta.

En pleno franquismo, la película "Surcos" retrató,

saltándose la censura de la época, la llegada de una de estas familias

del campo a la ciudad. A Lavapiés, y a sus vidas de corralas.

Sí es verdad que a finales de los 50

y principios de los 60

esto... vino muchísima gente forastera,

y bueno, pues nada. -Pero fueron muy bien acogidos.

Venían como muy estirados, como...

Vamos, que nos hacían...

nos hacían sentir mal, como si...

nosotros fuéramos unos pobrecitos.

Si éramos iguales. Pero...

yo no sé. Ya de mayor, de mayor yo he entendido

que es que venían humillados,

venían con miedo, y naturalmente...

tendrían que defenderse de alguna manera.

-Es una manera de defensa. Sí, sí.

Había personas que tenían unos modales

que te hacían sentir como si tú,

del barrio de Lavapiés, además, los barrios bajos,...

bueno, ¿y qué es eso de los barrios bajos?

A mí me enseñaron que los barrios bajos son,...

desde hace yo que sé, 100 años, 200, no lo sé.

Los barrios bajos porque van hacia el río;

y también me enseñaron que de Lavapiés "pa" bajo

todo el mundo vive de su trabajo. -Efectivamente.

De aquella emigración ya no se habla solo los más viejos la recuerdan.

Sus hombres y mujeres pasaron a conformar un nuevo barrio

con más matices. En Lavapiés se empezaban a escuchar otros acentos.

Un barrio pequeño con mucha gente y mucha vida en la calle;

asociaciones de vecinos, protestas vecinales.

Cuando Madrid comenzó a crecer algunas familias

buscaron más espacio en los nuevos barrios de la periferia,

ero otras se quedaron, el barrio, con sus corralas y calles estrechas,

recibirá en los años 90 una nueva oleada de inmigrantes,

esta vez llegados de otros países.

Muchas de aquellas pequeñas viviendas serán su lugar de acogida.

¿Qué es lo que pasa en esos años? Pues que coincide en el territorio,

los últimos restos de...

la heroína,

junto con la llegada de nuevos vecinos,...

que, no de por sí la llegada de estos nuevos vecinos

es problemática, pero sí que se ve como inquietante

el desconocimiento de otras culturas ¿no?

Hubo un detonante que fue la llegada de menores no acompañados,

lo que llamamos menas ¿no?, y ese detonante,

junto a la declaración de Lavapiés

como área de rehabilitación preferente

por parte de las Administraciones, donde se decide poner en marcha

un plan para revitalizar viviendas,

saneamientos, infraestructuras...

se incluye a la pata social. ¿Qué quiere decir?

Que se incluye un programa socioeducativo

para trabajar con los... con los vecinos.

El barrio de Lavapiés, hasta entonces bastante olvidado,

pasa a estar en el punto de mira de las distintas Administraciones.

Desde las asociaciones y los vecinos del propio barrio

se piden respuestas. Drogas e inmigración

se mezclan en el tiempo aunque no lo estén.

Se habla de índices de delincuencia, Lavapiés e inseguridad,

y l estigma sobre el inmigrante.

Elahi es presidente de la Asociación Valiente Bangla.

Llegó a España huyendo de una situación política complicada

Antes lo había intentado en otros países pero acabó en España

Los comienzos no fueron fáciles; incluso estuvo detenido.

Lleva 11 años en Lavapiés.

Hay muchas familias y muy cerrado,

porque es una cultura muy cerrado, muy diferente.

De Bangladesh a España es como noche y día;

no somos como día. Cuando viene la gente aquí de Bangladesh

asusta; a veces las mujeres no quieren salir,

a veces los hombres también muy preocupados. Eso, estoy pensando

que Valiente Bangla vamos a acercamiento,

la gente de población de Lavapiés de bangladesí,

vamos a hacerla salir en calle y aprender de cultura de España,

y quiero luchar aquí todos juntos y unidos

como amigos de los españoles y de los ciudadanos y vecinos.

Eso es Valiente Bangla. Así muchas cosas he ganado también.

Estoy también luchando por la violencia... de género.

Bastantes,... cuatro o cinco mujeres

ya tienen denunciado,

y estoy luchando por la gente. Ningún ser humano es ilegal,

"papeles para todos, y todos sin papeles".

Esa frase haciendo luchando a la gente.

Este barrio lo quiero sin violencia, y tampoco quiero en nuestra comunidad

haya algún tipo de violencia.

Con su mujer y un hijo pequeño hoy forma parte de la comunidad

más numerosa en Lavapiés, la de Bangladesh,

una comunidad de mayoría musulmana que cuenta con su propia mezquita,

la más grande de las cinco que coexisten en el barrio.

Nuestra mezquita no es solo de Bangladesh,

es para toda la gente, todos los musulmanes,

porque hay musulmanes españoles, los africanos, de marroquí, árabe,

Pakistán, India... Es para todos los musulmanes.

Puedes ir a la oración en la mezquita de Bangladesh.

No hay diferencia ninguna, no es para solo Bangladesh, no,

es para todos los musulmanes. Mezquita de Bangladesh.

De España, y mis padres son de Bangladesh.

De Melilla, y soy melillana. -Me llamo Samira y soy de Rumanía.

Me llamo Juana y soy de España.

-Me llamo Julio y soy de España.

-Me llamo Wally y soy de los Estados Unidos.

Me llamo y soy de Don....”

Tenemos 25 nacionalidades seguras,

y de ahí podemos subir hasta 29. Es un centro...

que presenta unas características muy, muy peculiares,

porque al ser niños de distintos países,

con distintas lenguas, con distintas culturas,

vienen por primera vez a este colegio,

que les ayudamos, en muchas ocasiones,

a solucionar problemas administrativos,

a solucionar problemas de la administración educativa,

como es el comedor escolar, becas de libros, etcétera...

¿Necesidades que tenemos en el centro? Como muchos colegios,

no de Madrid, sino de toda España,

es contar con una mayor plantilla de profesorado

para atender de una manera más eficiente,

más eficaz, a estos alumnos.

Porque desde nuestro centro llevamos una educación individualizada,

porque cada niño necesita una cosa muy distinta

en un momento diferente. Son niños,

o son familias, que vienen y van del barrio,

entonces están... matriculándose de una manera,

de otra manera, y buscamos siempre que los niños no pierdan,

que vayan adelante como como sea;

y eso, como he dicho antes, los profesores están muy...

los profesores y las profesoras están muy motivados...

para poder hacerlo. -Cuando viene un niño nuevo,

que viene directamente de su país,

pues entonces a mí me entra siempre un poco de angustia, de dificultad,

a ver cómo cómo puedo yo empezar a que me escuche,

a que aprenda... y luego es que,... no se de qué manera

ni cómo, pero ellos mismos empiezan un día,

al día siguiente empiezan a decirte que necesitan ir al baño,

y ya te lo dicen en español; al día siguiente les ves

que ya hablan con sus compañeros; otro día te preguntan

me puedo sentar aquí, puedo esto, puedo lo otro. Entonces, bueno,

pues te va llenando de satisfacción y entonces como que a ti

te fuerza también a cada vez enseñarles más y más y más,

y esa ansiedad al final termina en una satisfacción

que no... pues que no tiene precio.

-Fe... li...

dades. -Vale, estupendo. Muy bien.

¿Qué buscamos los Dragones? Pues los Dragones buscamos

hacer un proyecto, una iniciativa,

de lo que se llama ahora deporte inclusivo;

y esto del deporte inclusivo significa...

convivir, convivir en nuestra diversidad,

en nuestras diferencias. Aquí somos ahora más de 100

chicas y chicos jugando.

Tenemos 30 procedencias nacionales y culturales diferentes;

tenemos situaciones familiares, personales, físicas, de todo tipo.

y bueno, el significado de inclusivo es precisamente ese:

disfrutar de la convivencia,

hacer cosas entre todos juntos,

y aportar lo más que podamos al barrio.

Somos familias del barrio, somos madres y padres

que tuvimos...

en un momento dado esta idea, y y sobre todo

teníamos muchas ganas de... ponerla en marcha

y de tirar para adelante y de ir consiguiendo cosas.

A lo largo de todos estos años, pasando desde los años 90

pues hasta ahora, 2016,

las necesidades sociales han ido cambiando,

a igual que ha ido cambiando el barrio.

En un principio, es lugar de acogida principalmente de población marroquí,

después pasa por ser población latinoamericana,

y en estos momentos hablamos de población

procedente de Bangladesh y de Senegal.

Por lo tanto, aunque las necesidades siguen siendo las mismas,

porque son necesidades de acceso a los recursos y de idiomas,

ha habido que ir transformando la respuesta

en función a las distintas culturas.

y en este momento el mayor énfasis

está en las mujeres de Bangladesh ¿no?

Proceden de culturas donde la mujer tiene un papel poco predominante

y muy de sometimiento...

al varón o la figura paterna ¿no?

Elemento que vamos trabajando de la misma forma

adaptándolo a las culturas.

El cuarto de estar es un espacio de socialización,

y es un tránsito entre la vida familiar y la vida social,

lo que se va a encontrar en las guarderías, en la escuela,

en los parques, y ayudamos a que...

a que esa socialización transite

o a que de una manera sencilla

se hable de las pequeñas cosas que pasan en la vida familiar,

que a veces se convierten en conflictos que dificultan

la crianza o el desarrollo de los niños.

Entonces, es un espacio... Pretendemos que sirva

para facilitar la prevención de la salud mental

desde la primera infancia, pero también la convivencia,

y en un barrio como este, como veis,

aquí viene la gente del barrio. Así es que hay gente

de diversas culturas, diversas etnias,

y de una manera sencilla, nos parece

que se evita... pues prejuicios

sexistas, culturales,

machistas...

y el aislamiento. Es como la familia;

convivimos, y se distraen los niños,

y aprenden a socializar. -Y se nota muchísimo que es

un agente dinamizador del barrio, muchísimo. No solo la ludoteca,

sino lo que es todo el centro social y que se extiende hacia el parque.

Se nota muchísimo. -En Lavapiés hay un elemento...

importante que a mí me gusta destacar,

que es el sentimiento de pertenencia. Los vecinos de Lavapiés

se sienten de aquí, quieren colaborar,

y por lo tanto, siempre ha habido iniciativas

de querer hacer las fiestas o cualquier evento

de organización vecinal, de contar con la organización vecinal;

y participar en el proceso, pero desde el inicio,

desde el diseño, no solo desde...

el mero consumidor de un producto diseñado

por la Administración Pública.

¿Qué es lo que queremos?

Fiestas sostenibles y agradables,

donde las propias fiestas sean compatibles

con la habitabilidad del barrio.

Que música, bailes, juegos,

tomen las calles de manera respetuosa.

Fiestas donde la gestión sea pública y no privada.

Que las fiestas no sean un negocio para la empresa

que se lleva la concesión, sino que vuelvan a ser populares,

un espacio participativo, cultural,

diverso, alegre...

Canta en inglés

¿Qué hace un dublinés en Lavapiés?

Bueno, yo quería estar aquí, porque es un pueblo dentro de Madrid,

con un bullicio, con una actividad, con una mezcla de sangres, de gentes,

de distintas procedencias. Yo soy irlandés.

Hay senegaleses, hay franceses, hay italianos,

hay de todo ¿no? Eso es fascinante.

Cuando yo termino de trabajar y tal, bajo a la calle y hablo con la gente.

Es un pueblo en el corazón de los madriles,

y es absolutamente fascinante. Luego su configuración física

también me atrae. Yo lo veo un poco como el Montmatre...

el Montmatre de... de España,

con sus calles que bajan que suben; además tengo el cuerpo ya

muy adaptado ¿no? y subo bastante rápido,

y bajo aún más deprisa.

Y creo que es un pueblo para mí fantástico.

Locutor: En la calle del Sombrerete,

esquina la de Mesón de Paredes, corazón del Madrid más tradicional

y castizo, se alza la Corrala,

uno de los pocos ejemplares que quedan de una casa de vecindad

del siglo XIX. El nombre procede de la forma de corral

que tenían estos edificios, con un patio interior abierto

y corredores al aire libre a modo de pasillos,

que dan acceso a cada vivienda. Este tipo de casas

han ido cayendo víctimas de la piqueta municipal

y de la especulación del suelo. Indudablemente,

sus condiciones de habitabilidad son muy escasas;

sin embargo podría preservarse de la destrucción

dándole un destino adecuado y restaurándola convenientemente.

Una vivienda de menos de 25 metros cuadrados

se considera infravivienda y no da derecho a...

a hacer rehabilitaciones en la casa. Eso ha generado...

entre otras cosas, que se hayan quedado casas,

edificios enteros... sin poder rehabilitar,

y que tampoco esas viviendas no son utilizables por mucha gente,

vamos no hay mucha gente que la quiera.

Fundamentalmente las habitan los emigrantes

que entre otras cosas, no tienen dónde dónde ir, y bueno,

en una vivienda pequeña entra mucha más gente de lo normal,

generándose lo de las famosas casas patera y estas cosas,

y bueno, seguimos ahí estancados.

Esperamos que ahora, que hay otras ayudas para rehabilitación,

se pueda seguir rehabilitando edificios

Pero vamos, la complicación fundamental:

edificios viejos, infravivienda, y termina siendo muy complicado.

Este solar de Huerta del Bayo 8,

no superó el último proceso de rehabilitación

en el barrio de Lavapiés. No lo superó porque finalmente

fue demolido, fue demolido por una ejecución sustitutoria

del Ayuntamiento de Madrid. Los vecinos que allí vivían,

además de ser desalojados, están obligados a pagar aún

la demolición. Se quedaron sin casa y con una deuda.

Esto pasó en muchas fincas en Lavapiés durante este proceso,

y otras fincas tuvieron otro recorrido.

Por ejemplo esta en la que estamos, continúan aquí propietarios

casi de las familias originales del edificio;

aún hay viviendas que no tienen inodoro en su interior,

que aún utilizan los inodoros comunitarios del edificio.

Hay personas que, como yo, vinimos pues hace cinco años,

justo cuando se estaba rehabilitando la finca,

y ahora algunas de las viviendas se están poniendo en valor

por parte de sus propietarios en lo que se está empezando a llamar

el alquiler turístico; Casas que no se alquilan

por meses o por años, sino que se alquilan por días.

a visitantes o a turistas.

Sería idílico pensar, que está situación compleja,

de diferentes relaciones entre las personas

y la tenencia de los edificios fuera una situación estable.

En fácil prever que los propietarios, ante la posibilidad

de elevar el valor económico que obtienen de las propiedades

pues acaben optando por ello. Las políticas públicas de subvención

no valen para nada. Tu no puedes dar,

sin mirar la renta, y sin mirar quién hay detrás de ese CIF,

que es lo que ocurre en el stock inmobiliario

que está en manos de los bancos. Si quieres fortalecer de verdad,

en este caso un barrio como Lavapiés, donde todavía hay 8900 infraviviendas

unas de alto standing, donde las parejas son capaces de vivir

en 20 metros cuadrados pagando un dineral,

y otras donde viven inmigrantes,

económicos, etcétera, lo que tenemos que hacer es

directamente quitar esa subvención y poner ese dinero directamente para

rehabilitar esas viviendas,

sin pedir nada a cambio, sin pedir que alguien tenga que dar

la otra parte de la subvención. Porque ¿quién tiene el otro 30 %?

Ejemplos como Berlín, lo que se está implementando

es ese tipo de política; que cuando se financia públicamente

la rehabilitación de un barrio

se impide por ley que las personas que están...

que están rehabilitando esa vivienda puedan...

subir más de un 10 % la media de la ciudad de Berlín.

Por lo tanto, no podrás especular. -Esos barrios gentrificados

que expulsan a la gente, lo que tienen es un incremento

del valor inmobiliario clarísimo. Están en el centro de la ciudad,

a pocos minutos de las zonas más caras

y más nobles de la ciudad; y evidentemente,

hay mucha demanda de gente que quiere vivir ahí.

Hay una oferta cultural extraordinaria,

hay una calidad de vida cada vez mayor,

y todo eso encarece.

La idea de mantener contra viento y marea,

contra viento y marea,

utilizando recursos públicos, que no hay,

y gastar muchísimo dinero en políticas sociales

que se pueden emplear en barrios periféricos

exactamente igual, como decía antes,

al final es insostenible, es insostenible económicamente.

Que soy de aquí, que me he criado por aquí.

Amo esta ciudad y sus maneras de vivir.

Que lo tengan claro, que hoy nos toca decidir.

Sin tus ciudadanas, ciudadanos, qué sería de ti Madrid.

La ciudad está en pugna, la ciudad entera está en pugna, siempre.

El barrio de Lavapiés, en concreto, tiene una pugna muy fuerte

desde aproximadamente desde el 98, que fue el...

el pistoletazo de salida de la rehabilitación pública,

y hoy en día, 20 años después, yo creo que sigue estando en pugna,

es decir, son dos modelos de ciudad que se contraponen.

Uno, el de la especulación, uno, el de un modelo muy concreto

para un usuario del espacio público

que es prácticamente una especie de vecino consumidor;

y otra, otro modelo muy potente también,

que es el de aquellos que se imaginan otra forma de construir la ciudad,

y otra forma de convivencia y otra forma de entender el mundo.

Es un solar abandonado durante más de 30 años,

y después de un taller que se realizada aquí

por parte de unos urbanistas en la Casa Encendida,

y un posterior movimiento de los vecinos,

se hicieron las prácticas aquí, y aquí lo que se construyó

fue un jardín que tenía que haber durado una semana.

A la gente que vivía cerca le gustó mucho; el espacio

después de esa semana se cerró, y se estuvo pidiendo durante casi un año

que se nos dejase usar. Después de una...

pequeña lucha conseguimos una cesión del mismo,

y desde entonces pues aquí estamos construyendo verde,

en el medio de Lavapiés.

Aquí se han dado las condiciones perfectas para que esto ocurriese,

porque, si este espacio nos lo dan, pero no existe realmente

el entramado social detrás para mantenerlo porque, repito,

somos autogestionados, aquí nos lo hacemos todo nosotros

para mantenerlo y cuidarlo y crear en él,

tengo dudas de que pudiese ir adelante.

Las ciudades son espacios muy duros, muy grises, llenos de cemento,

y en sitios como este tú terminas conociendo a tu vecino,

pero terminas conociéndolo de verdad porque no es saludarlo en un ascensor

es trabajar juntos, es construir juntos, es soñar juntos,

porque al final este es un espacio en el que nosotros

simplemente, puedes soñar algo y puedes crearlo.

Para mí este es un huerto metafórico; es decir,

aquí plantas una idea,... la...

la promueves, a lo mejor convences a la gente y se lleva adelante.

Esto es lo interesante. Puede ser un semillero de ideas.

Hay mucha gente que viene aquí y dice jo, qué bien, tal.

A lo mejor esto se puede pensar en otros espacios que están

en otras ciudades... y con la misma filosofía ¿no?

Es decir, es un espacio que se le puede digamos....

Si hay vecinos que se juntan, se llevan bien, más o menos,

y pueden gestionarlo ¿por qué no gestionarlo?

Esto era un espacio vacío antes, era un espacio abandonado

y de pronto tiene vida.

El mundo me parece que es menos feo contigo.

A veces romper las cadenas duele un poco menos estando contigo.

Digo caminando

Me encanta todo lo que hemos compartido.

En primer lugar una respuesta al desalojo de el centro social

El Laboratorio, el pasado 22 de diciembre,

que nos ha dejado sin espacio para continuar las actividades

que llevábamos durante 20 meses, y que nos ha dejado en la calle

sin previo aviso y sin ningún tipo de... posibilidad alternativa.

Lavapiés ha sido y sigue siendo escenario de nuevas experiencias

y laboratorio de iniciativas; también cuna de asociaciones

y movimientos sociales.

El primer centro social ocupado de Madrid estuvo en Lavapiés.

Corría 1985, y aquí se concentraron en los años siguientes

la mayor parte de esas ocupaciones madrileñas.

Hoy quedan algunos de ellos, pero pocos,

algunos transformados ya en centros sociales autogestionados.

Y un claro ejemplo de autogestión es Tabacalera.

En el 2000 el edificio estaba abandonado.

Tras casi diez años se consiguió una cesión de uso

para los vecinos y vecinas del barrio.

El entramado social, las redes sociales y vecinales en el barrio

han sido el sujeto de cambio en el barrio, no cabe ninguna duda.

El papel protagónico que han tenido en todo el proceso de un barrio

que ya digo que yo tengo una visión absolutamente optimista

y que mejora cada día desde que yo he venido a vivir aquí.

Evidentemente eso ha sido, a veces de espaldas a la Administración,

y a veces contra la Administración.

El mercado, tanto en venta como en alquiler,

funciona francamente bien. La gente quiere...

y desea con muchas ganas

venir a vivir a Lavapiés. Todavía sigue siendo un barrio

un poco quizás más económico que otros de nuestro entorno.

Hemos observado que...

en estos últimos meses, en estos últimos años,

está cambiando el perfil de persona que viene a vivir al barrio.

Antes quizá la gran mayoría era inmigración,

pero en los últimos meses está viniendo...

profesionales,

gente muy joven, gente que viene a estudiar a Madrid

y decide instalarse en...

en Lavapiés; y también, curiosamente,

el colectivo gay...

y de lesbianas, está teniendo bastante auge

en el barrio de Lavapiés en los últimos meses

por lo que podemos observar.

Pero no calculó, nunca pensó

que un día una mujer sobreviviera a su agresión;

dejar de ser víctima... "La mala mujer" nace con la idea

de cubrir las necesidades,

gustos e intereses de mujeres bolleras y trans.

Entonces, sí que veía importante en esas necesidades

tener un espacio

donde poder aprender de diferentes personas

que tienen diferentes visiones de ver el mundo.

Es un proyecto que nace con la idea de ir alimentándose

de esas mismas necesidades que la gente va sugiriendo.

No se me pasó por la cabeza que este espacio

pudiera estar en Chueca,

porque en Chueca no hay espacios reivindicativos.

Para mucha gente es importante este barrio,

sobre todo para las personas que acaban de salir del armario,

porque pueden mostrarse como no se muestran

en otras facetas de su vida ¿no?

Y eso es muy liberador y es necesario que exista el barrio de Chueca,

pero sin embargo, Lavapiés,

es un barrio en el que si que se...

los movimientos sociales y...

y propuestas como... como "La mala mujer",

un punto de encuentro feminista, tienen más...

razón de ser, y sobre todo porque las personas

a las que va dirigido este espacio

por decirlo aquí, están en este barrio.

Pero aunque algunos hablen de Lavapiés como el nuevo Chueca,

la presencia de personas del colectivo LGTB en el barrio

viene de lejos. Algunos que hoy defienden

los derechos de algunos sectores de este colectivo desde Lavapiés

ya conocen el barrio y sus problemáticas desde hace tiempo.

Federico Armenteros trabajó hace años como mediador social

con los menores no acompañados que llegaban de Marruecos.

Hoy preside la Fundación 26 de diciembre

de apoyo y ayuda a los mayores del colectivo LGTB.

La fundación nace para dar respuesta residencial;

y entonces la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo,

nos cedió el año pasado cuatro pisos

en el barrio de Lavapiés,

donde están viviendo 16 personas mayores,

que antes estaban en exclusión, y como en los albergues

no te dejan entrar con animales, pues estaban en la calle;

preferían estar en la calle con sus animales. Entonces, bueno,

están ya en una casa, tienen su vivienda,

conviven; y luego ya estamos negociando el que hay proyectos

de residencias especializadas

y residencias de “inclusivas”.

Todas las asociaciones de mayores LGTB

estamos generando una red para que seamos visibles

y para que tengamos una vida un poco más digna.

La fundación se quiso meter en...

en Lavapiés, primero porque encontramos

un local grande y a un precio razonable,

y entonces, también nos veníamos porque era un barrio.

O sea, no es la idea de Chueca, que Chueca es otra forma,

pero aquí estamos en un barrio... que es multicultural,

siempre lo ha sido, porque Lavapiés

siempre ha sido un barrio donde ha sido muy abierto

a todo el mundo. Entonces esa era una visión

que sí que nos gustaba; y luego también es un barrio

que es muy de mayores también.

También se están acercando a la fundación,

y tenemos llaves de vecinas mayores que dicen,

oye, os voy a dejar las llaves por si me pasa algo.

Entonces, hacemos una labor social que...

que nos gusta. Estamos integrados dentro de un barrio,

un barrio que nos ha acogido maravillosamente;

porque no es que estemos, que hayamos llegado, ya estábamos.

Y yo no creo que sea un barrio gay, sino es un barrio

pues de la diversidad; un barrio donde también

nos LGTB nos incorporamos.

No es específico, nos gusta más la inclusión.

Está viniendo el comercio quizá más tradicional,

pero con ciertos aires de innovación.

Por ejemplo, están abriendo sitios muy elegantes,

con un buen diseño,

con una cuidada decoración,

y para un público quizá más exigente que antes.

Esto está haciendo que el barrio vaya a más; y nos damos cuenta

que de un tiempo a esta parte está viniendo muchísimo...

turismo al barrio. Es un barrio que está de moda.

Es un barrio que aparece en las noticias,

y ya no por cuestiones negativas, sino por cosas positivas.

Con lo cual la economía de la zona yo creo que...

que esto beneficia

a todos los negocios que estamos aquí, en el barrio.

La noche es el mejor momento para mirar de cerca al barrio,

para entender su vida y sus cambios.

Algunos comercios y locales, de los de toda la vida,

aún se conservan, pero son pocos.

A su lado, en los últimos años, han nacido lugares nuevos,

y si paseas Lavapiés durante unos días

seguro podrás comer y cenar en un país distinto cada vez,

y sin repetir.

Aproximadamente un tercio de los vecinos de Lavapiés

proceden de otros países, de otras culturas,

y muchos de ellos, han abierto aquí sus bares y restaurantes.

En el bar de Amadou, África y Europa se juntan a menudo.

Él es un buen anfitrión, y aunque llegó a España en 2006

y a Lavapiés de visita, decidió quedarse y abrir un local.

Músico, fotógrafo, pastelero,

este joven africano de Guinea Conakry

ya forma parte del barrio y de sus comerciantes.

A entrar al barrio y a conocer lo que hay en Lavapiés

porque, nosotros somos comerciantes.

-Hicimos poquito ruido, pero este año también,

si empezamos con un poquito más de tiempo...

Desde la asociación lo que tratamos es de ayudar a los comercios

que cada vez lo tienen más difícil. Desarrollamos distintos...

eventos que van enfocados directamente al comercio

y también a la hostelería, pero también por otra parte

lo que buscamos siempre es vender barrio.

Cuanto mejor imagen proyectemos del barrio

pues más se va a animar la gente a venir al barrio,

y bueno, pues se van a encontrar estos comercios

y... van a consumir. -...Obras de arte continuamente

a la vez que ven los escaparates. Esta es una empresa familiar;

fue fundada por nuestros padres en el año 1963,

con lo cual llevamos una trayectoria de 53 años

en el sector del mobiliario, y concretamente en Lavapiés.

El comercio que había en el barrio pues era un comercio

de tiendas de ultramarinos, de lecherías, de fábrica de café,

en esta misma calle había una fábrica de café,

y sin embargo, por el cambio de hábitos de consumo,

ha ido cambiando también el comercio, la fisonomía comercial del barrio

ha ido modificándose a la vez que...

se ha ido modificando la sociedad

y quien la... quien la compone. -Y a mucha gente o a ciertas personas

no les gusta el tema de que estemos de moda,

porque ya sabes, esto sube los precios en...

En 1987...

abrí la tienda. Realmente yo tuve otra tienda más pequeñita,

a diez o 15 metros de aquí, y allí fue cuando empecé.

El barrio estaba lleno de personas mayores,

mucho más que ahora, y había mucho menos extranjeros.

Y a partir de ahí se ha ido cambiando el barrio poco a poco,

y adquiriendo más diversidad, más color y más movimiento.

Ahora el otro enfoque que es gente que vienen a vivir al barrio,

es porque está de moda, el barrio se ha puesto de moda,

entonces, hay otras clases sociales

con un perfil cultural determinado,

que es el que les hace un efecto llamada; que eso también

da un valor, y no hablo de valor económico,

Da un valor cultural, da un valor social,

que es el que atrae a más tipo de personas.

-Que la decoración que hizo en tu fachada fue chulísima, chulísima.

Yo considero que... que el que se abran...

negocios en el barrio es positivo para todos, y...

y el que se valore cada vez más el barrio

pues creo que es bueno para todos los que vivimos en el barrio;

los comerciantes, porque nos va a ir un poquito mejor,

y los vecinos porque también, si tienen un piso,

pues también se revalorizará su piso.

Ponme un kilo. -¿Un kilo?

Cuando yo vine aquí en el año 80

había dos plantas, arriba y abajo,

y estaban las dos plantas completamente llenas.

Eran todo puestos, ciento y pico puestos, casi 200 puestos,

y todos funcionando. -Era una maravilla,

pero luego empezaron a abrir supermercados aquí alrededor

y la verdad es que nos... nos ha fastidiado bastante.

Han abierto como 12 supermercados, y ya no es lo mismo. Pero bueno,

de cara a los puestos nuevos y a ambientar el mercado de nuevo,

parece ser que la cosa va bastante bien.

De cara a los fines de semana, sobre todo, entre semana

vamos aguantando los que vamos pudiendo; es así la vida.

En 2011 este mercado, como muchos otros en la ciudad de Madrid,

se encontraba en una situación de vacío,

derivada en parte del abandono

por parte de las políticas públicas de este tipo de infraestructuras,

y en concreto se estaban planteando

algunas formas de gestionar este espacio público

que nos resultaban interesantes. En concreto en la Plataforma

en Defensa de los Mercados de Abastos, en colaboración

con la Asociación de Comerciantes, se decidió intentar superar

ese trance intentando volver a poner en valor el desarrollo

de pequeños negocios en los puestos. Y así se dio. Había una treintena

de puestos disponibles, y se ofrecieron a redes locales

del barrio de Lavapiés en las condiciones reales,

económicas, en las que era posible.

En Puesto en Construcción nos juntamos en un principio

personas relacionadas con el mundo de la arquitectura

y rehabilitación de edificios, y también...

personas o equipos que se dedicaban a la comunicación.

Éramos personas que nos reconocíamos,

nos conocíamos en...

en espacios de este tipo, en espacios sociales autogestionados

en concreto en el Patio Maravillas y en la Tabacalera de Lavapiés,

y aquí, en este lugar, en el Puesto en Construcción,

pues simplemente pretendíamos hacer dos cosas:

buscar la forma de ganarnos la vida,

y al mismo tiempo cooperar en la incidencia

sobre las políticas públicas en este mercado, y un poco

desde ángulos diferentes también en el territorio

del barrio de Lavapiés. Y entendemos ¿no? que...

los mercados,... como una de las pocas

superficies comerciales que son servicios públicos en la ciudad,

podrían ser para las Administraciones Públicas municipales,

un territorio favorable para poner en relación

a prácticas experimentales que son de autoconsumo,

con experiencias comerciales que están intentando buscar

formatos híbridos. Esa propuesta,

esa visualización, de un mercado alternativo

a un mercado de ocio y hostelería,

pensamos que...

que configura la base de una de una política,

de una visión política sobre los mercados.

Las nuevas formas de vida, los nuevos hábitos de consumo,

han obligado al cambio en comercios y espacios.

Los bares y las copas transforman la cara del mercado,

y también de las calles. Nuevas tiendas para un público nuevo

que consume: ocio y cultura.

Lleva años ocurriendo, especialmente en el centro de las grandes ciudades

Los que ven en ello un peligro lo nombran con el término anglosajón

“gentrificación”. Vendría a ser algo así

como “ennoblecimiento” del barrio.

Puede empezar con fuertes inversiones en rehabilitación

y seguir con la transformación de su paisaje urbano

para continuar con la llegada de otros

con mayor nivel adquisitivo y cultural.

Pero lo que la define finalmente es la expulsión de la gente

de esos barrios.

Mirando la gentrificación desde un punto de vista positivo,

lo que pasa es que como en esos barrios

como esos barrios son muy apetecibles económicamente,

la iniciativa privada mete en ellos muchos recursos y paga más impuestos,

y la Administración obtiene recursos de ahí, y esos recursos,...

la cosa está en aplicarlos inteligentemente en los sitios

a donde van a tener que ir las personas desplazadas.

Siempre ha sido así en la historia de las ciudades, desde la Edad Media;

desde que las ciudades se colocaron en sitios con buena...

buena disposición económica,

en núcleos de comunicaciones, junto a los ríos, etcétera, etcétera,

quien más dinero tenía eran los que vivían en los mejores sitios;

Siempre ha sido así. Entonces, es un proceso ese que es...

que es que es... consustancial

al desarrollo... al desarrollo económico occidental.

Si alguien quiere vender la gentrificación como algo positivo,

yo creo que lo más importante es que...

sea sincero con la definición de la gentrificación,

y la definición de la gentrificación implica desposesión

e implica desplazamiento. Si hablamos de una rehabilitación...

ordenada, una rehabilitación que no expulse a la población,

una rehabilitación que mejore la calidad, pero no la calidad

del entorno urbano, sino la calidad de la gente

que vive en ese barrio, hablamos de otra cosa,

ya no hablamos de gentrificación, Hablamos de una rehabilitación...

sostenible, si quieres, Pero no hablamos de gentrificación.

Mi temor realmente, es el despoblamiento,

no tanto otras dinámicas que pueda haber, que yo creo que...

que son más lentas, que son más abordables,

y que en última instancia hay algunas que son bastante más inevitables,

pero sí podemos evitar que sigamos perdiendo población en el centro.

Y eso puede pasar perfectamente por la dinámica de...

del mercado de de... de apartamentos turísticos.

Lavapiés es, por delante de Chueca, el barrio donde más se incrementó

el precio de la vivienda el año pasado. Eso yo creo que no es

una señal del mercado de la vivienda, es una señal de otro tipo de mercado

que no es vivienda, pero que actúa en el mercado inmobiliario.

Y en mi opinión eso es donde nos tenemos que centrar principalmente.

En algunos lugares de Madrid o Barcelona este proceso,

con defensores y detractores, ha sido muy claro y rápido.

En otros, como Lavapiés, los intereses de unos

se han visto frenados en ocasiones por un entramado social

que sigue muy vivo, y al que muchos de esos nuevos pobladores,

paradójicamente, se han unido.

Con sus múltiples contradicciones esto es un barrio,

y no lo definen únicamente sus calles y sus plazas.

Yo espero que el barrio no pierda su carácter,

no creo que lo vaya a perder; aquí hay un deseo de convivir.

El barrio de Lavapiés tiene una connotación especial,

especial, y dentro del especial... Adiós vecino.

es esta, el adiós vecino.

Va a ser muy difícil que los vecinos de Lavapiés se vayan de aquí.

-Es mi tierra, es mi barrio, es mi gente.

Yo digo que ahora mismo, lo que se puede decir del barrio

es que es una torre de Babel; porque estás oyendo

20, 30 o diez lenguas,

y claro, dices, ¿está gente cómo se entiende?

Pues se entienden fíjate.

Subtitulación realizada por Yolanda Fernández Gaitán.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Esto es un barrio

Crónicas - Esto es un barrio

12 sep 2016

Un barrio no lo forman únicamente sus calles o sus plazas. La mayoría de las veces el secreto de los barrios está en sus gentes, sus vecinos; son los que conforman el carácter diferencial de los barrios y de las relaciones que se establecen en ellos. Pero los barrios de las grandes ciudades se están transformando: nuevos negocios, nuevas formas de vida, nuevos pobladores... El programa Crónicas se acerca hoy a Lavapiés, un barrio céntrico y popular de Madrid; también uno de los más antiguos. Un barrio multicultural donde han nacido y crecido movimientos sociales y vecinales y que, aún hoy, a pesar de la especulación o el turismo se resiste a perder su identidad.

ver más sobre "Crónicas - Esto es un barrio" ver menos sobre "Crónicas - Esto es un barrio"

Los últimos 737 programas de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos