www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5042038
Para todos los públicos Crónicas - Días de uranio - ver ahora
Transcripción completa

Subtitulado por ACCESIBILIDAD TVE

(Cabecera programa)

Este es Perea.

El subdirector, el segundo de a bordo.

Ese es el secadero de donde se saca el uranio.

Eso son bandejas.

Esta es la caseta de control, que es donde yo estaba.

Tu lo conoces bien, si.

Yo creo que es Ruano.

Porque le están grabando

porque normalmente no tenía bata ni tenía careta,

lo único que se ponía es guantes a lo mejor,

si es que los tenía por allí en la mano.

(LOCUTOR NODO): “Su excelencia el Jefe de Estado,

inaugura en Andújar la Fábrica de Uranio General Hernández Vidal.

El establecimiento tiene como misión

la transformación de minerales de uranio en un concentrado

de riqueza superior al 75% de óxido de uranio.

Tras la trituración, la lixiavación, el lavado, el ajuste,

la clarificación y restantes procesos químicos,

con las debidas garantías se llega a la obtención del concentrado

a precios en competencia con los internacionales”

A menos de un kilómetro del núcleo de población de Andújar, en Jaén,

casi diez hectáreas de terreno encierran los residuos sólidos

que generó la actividad de la Fábrica de Uranio

entre 1959 y 1981.

Reposan enterrados en un dique, junto a otro que guarda equipos,

instalaciones y edificios.

En 1986, la recién creada Empresa Nacional de Residuos, ENRESA,

se hizo cargo de la Fábrica,

y entre los años 91 y 95 trabajó en su desmantelamiento

y en la restauración del entorno.

Aquí se trataron durante veintidós años

más de un millón de toneladas de mineral,

que llegaba principalmente de las minas de Cardeña, en Córdoba,

y de la situada en la ladera del Santuario de la Virgen de la Cabeza,

cerca de Andújar.

Hoy, un sistema de vigilancia y control obliga, entre otras cosas,

al seguimiento de la calidad de las aguas superficiales y subterráneas,

y al control de las emisiones de gas radón a la atmósfera.

Yo vengo de Cardeña, que ya estaban las minas allí.

Yo conocía la empresa, y yo quería colocarme.

Lo que no quería era colocarme en una mina.

Con 18 años no quería yo entrar en una mina,

como estaban mis amigos o compañeros del colegio.

Pues yo, como estaban haciendo la fábrica, me vine,

a colocarme aquí a la fábrica de Andújar,

pero sin saber el riesgo, yo me exponía.

Porque nadie lo sabía.

Pero no yo, sino ninguno de los compañeros que había ahí.

-En aquellos tiempos,

el salario era superior al resto de la población de Andújar, ¿no?.

Había una diferencia.

Luego, pasando los años, se quedaron...

nos quedamos por bajo de cualquier sueldo de Andújar.

Pero a lo primero teníamos mejores sueldos que el resto de Andújar.

Y por eso estábamos más contentos,

y por eso la gente luchaba o peleaba o buscaba fórmulas de poderse entrar.

De poder entrar.

La plantilla se componía de 126 personas fijos, con la dirección.

-A algunos no les gustó que viniese esa fábrica aquí.

Porque además, aunque el pueblo parece que no es sabio

los viejos patriarcas decían,

estos que no nos dejan entrar a ver la fábrica...

qué estarán haciendo...

Era estilo militar, ahí los civiles no podía pasar.

Y además me consta que todos los que hacían un contrato laboral,

pues tenían que someterse a una clausula de confidencialidad.

Y además, en los sueldos...

empezaron ya a comparar los sueldos de allí

con los sueldos que se tenían había ciertos celos,

ciertos celos... bien colocados.

Y además le caía la leyenda negra de que eran franquistas,

que si no eras franquista, no te colocabas.

Entrabas bajo un examen que tenías para poder entrar.

Luego la conducta tenían...

una conducta tenías que tener de toda la familia, ehhh.

Buscaban todas las formas la Guardia Civil:

la conducta de los padres, de los abuelos, de los hermanos

y de todo...

y a lo mejor, a los quince o veinte días ya eras fijo.

Pero sí, siempre, firmabas un documento

en el cual no sé lo que decía.

Nadie lo sabe lo que decía ese documento,

porque te hacían firmarlo como un secreto.

Estábamos trabajando en un secreto militar.

Entonces tu firmabas, déjame que lo lea...

...no, no, no, esto no lo puedes leer.

Yo no sé lo que firmé. Ni creo que lo sepa nadie.

Yo he preguntado a todos los compañeros.

Firmábamos el papel ese, y luego no sabíamos más nada.

Solamente, que luego no podías...

Te decían, tú no puedes divulgar nada de lo que hagas

ni se lo digas al compañero ni el compañero a ti.

Y en la calle mucho menos.

- Yo sé que Franco, que está muy de moda,

en aquella época estaba todavía más, más de moda.

Franco soñaba.

Pero de esos sueños, el sueño que tuvo con Andújar,

además de venados y de ciervos y de jabalíes,

que se los ponían, como decimos nosotros, como a Fernando VII,

tuvo una... le dejó una pesadilla...

Y el libro se llama:

"El sueño de Franco, la pesadilla de Andújar"

Por cierto, una larga pesadilla que durará miles de años.

Los años 50 fueron los del desarrollo de la energía nuclear

a nivel mundial,

con otros usos distintos a los militares,

cuyas dramáticas consecuencias se habían demostrado

en Hiroshima y Nagasaki.

En mitad de la Guerra Fría,

la fiebre nuclear se extendía por el mundo

y el dictador Franco no quería ser menos,

aunque sus ambiciones para España incluyeran también

el intento de fabricación de la bomba atómica.

(Locutor NODO): “Donde un equipo de técnicos

de la Junta de Energía nuclear, está realizando”

La extracción de uranio, como actividad minera,

se inició a finales de los años 40 en nuestro país.

Para el estudio de sus explotaciones

y el desarrollo de nuevas tecnologías

se empezaron a crear distintos organismos.

En 1948 un grupo de militares y científicos constituyeron

la Junta de Investigaciones Atómicas,

que en el 51 pasó a llamarse Junta de Energía Nuclear,

y años más tarde ocupaba nuevas instalaciones

en la Ciudad Universitaria de Madrid.

La Fábrica de Uranio de Andújar era un paso más

para entrar en el exclusivo club

de países productores de energía nuclear.

Y eso a pesar de ser

uno de los más pobres de Europa occidental.

(Locutor NODO): “Junto a la margen izquierda del Tajo,

en Almonacid de Zorita, se asienta la Central Nuclear José Cabrera,

primera de su género que se instala en nuestro país.

El jefe del Estado, Generalísimo Franco, acompañado por...”

En diciembre de 1968 se inauguraba la primera central nuclear española,

en Almonacid de Zorita, Guadalajara.

Luego vendrían Vandellós I y Santa María de Garoña.

Fue la primera generación de centrales nucleares en España.

Y para suministrar el combustible se necesitaba

el concentrado de uranio que salía de la Fábrica de Andújar.

Y claro, nosotros, tan contentos lo primero.

Pero luego después cuando empezaron ya a morirse gente joven,

gente joven, como le estoy diciendo,

el primero me parece que fue en el año 70, que tenía 36 años,

pues ya empezamos nosotros a sospechar algo.

Pero sospechas nada más.

Además, los equipos, tampoco...

Te daban un equipo cuando venía una visita.

Te daban un equipo y te daban una bata,

te daban un gorro, te daban unos guantes, una mascarilla.

Pero cuando pasaba la visita te la quitabas,

tu tenías una ropa normal

es decir, que a los primeros años,

nosotros nos traíamos la ropa a lavar a la casa.

El uranio lo traías a tu casa.

Y comer comíamos los bocadillos allí, hasta que nos pusieron el comedor,

pusieron lavandería, pusieron una lavadora,

y ya nos lavaban la ropa.

Cuando más bien nos dimos cuenta es cuando vino ya...

se hizo cargo Enresa en el 86,

y empieza a destruir ya los edificios, las oficinas,

a enterrarlo todo, bueno...

¿en qué hemos estado nosotros metidos aquí?.

Empezamos a hacer, a juntarnos ya en el 90.

En el 90 empezamos ya a juntarnos todos los compañeros,

unos han ido avisando a otros, teníamos reuniones.

Y ya en el 92 para tener más fuerza, hicimos una asociación,

una asociación legalizada.

Los antiguos trabajadores de la Fábrica de Uranio de Andújar

llevan desde que se juntaron como Asociación

reclamando el reconocimiento de enfermedad laboral

y que no se traten sus dolencias como casos de enfermedad común.

Pero el tiempo, como suele ocurrir en estos casos,

no ha jugado a su favor.

De los 126 trabajadores que tuvo la Fábrica en su día,

hoy apenas quedan quince vivos.

En la Asociación, pues, unos pocos trabajadores,

viudas e hijos de fallecidos.

Durante casi treinta años

han recopilado numerosa documentación,

informes médicos, de expertos.

Sus peticiones llegaron incluso al Parlamento andaluz

y al Congreso de los Diputados

apoyados por algunos pocos grupos políticos.

Hoy, cuando ya se sabe por distintos estudios epidemiológicos

que la exposición reiterada al uranio puede favorecer

la aparición de ciertas patologías,

los extrabajadores de la FUA que aún quedan con vida,

han perdido la fé y las ganas de seguir luchando.

Cuando llegó Enresa, que empezó a arrancar los árboles,

porque allí había árboles frutales, como ciruelos, manzanos y todo eso...

en los sitios en donde no había dique...

y aquello nos lo comíamos nosotros.

Pero cuando llegó y empezaron a arrancar...

...dijeron, ¿esto qué es?

Todo esto están arrancando

y están enterrando los despachos del mismo director.

Y ya es cuando esto, es cuando ya, nos puso un poco nerviosos.

Sí, aquí en Andújar se reconoce

que la fábrica de uranio realmente crea algún problema,

como contaminación, efectivamente, eso hubiese sido una bomba.

Yo tengo conocimiento y constancia

de que las aguas residuales de la fábrica pasaban por debajo

que llegan al río Guadalquivir salía todo

y se vaciaban todas las balsas que había en la fábrica.

Si eso en su momento se hubiese conocido,

realmente nadie hubiese trabajado allí, seguro...

porque, ¿quién se arriesga? ¿quién arriesga su vida?.

Ahí vendieron, un puesto de trabajo en una fábrica

que era en su momento la panacea.

Claro, pensemos que era un puesto en la Administración,

casi llamémosle funcionarios,

pero no sabían en lo que iban a trabajar,

ni tampoco había conocimiento de lo que se estaba manipulando.

Hoy en día sí tenemos ese conocimiento.

Hoy en día, contrastándolo con aquel periodo,

estoy convencido de que eso hubiese sido una aberración

y se hubiese cerrado al día siguiente...

bueno cerrado no, no se hubiese abierto.

(NODO): "La capacidad de tratamiento de la fábrica,

es de 200 toneladas de mineral seco por día.

Teniendo en cuenta que la fábrica trabaja de 300 a 330 días al año,

el mineral tratado anualmente representa, de 60 a 66.000 toneladas.

-Los reconocimientos médicos nos dicen

que nosotros hemos estado expuestos a las radiaciones

y al polvo del uranio, al cual...

eso no es harina lo que estábamos tocando.

Estábamos tocando uranio;

al fin y al cabo cogiendo cosas radiactivas,

durante todo el periodo que hemos estado allí.

Y ellos no lo, no lo...

Porque claro, lo que hay es quien dice

que el cáncer de pulmón sí es de la radiactividad.

Pero hay cáncer de próstata,

hay cáncer de riñón

que han salido de allí.

Pero por lo visto la legislación dice,

que ahí solamente es el cáncer de pulmón.

Y ahí se basan todos.

- Estaban enfermos.

¿y por qué estaban enfermos?

Te hablo de que no había ni un solo profesional de la fábrica,

ni un solo trabajador, que no tuviese un problema.

Ni uno solo.

Hígado, pulmones, riñones, corazón, tensiones altas, faringitis... o sea,

la laringe...todos... ¿Eso de qué procede?

Si además, el elemento común de cada uno de ellos,

es que estaba trabajando ahí?

Evidentemente, esa ha sido nuestra lucha.

No hemos conseguido nada, yo creo sinceramente,

no porque no hubiese lo que allí hay,

sino porque hubiese creado eso una alarma social enorme

en una población como es Andújar de 44.000 habitantes.

Si realmente se demuestra que lo que ahí había era una bomba,

lo que hay...

Piensa que a día de hoy, a mi me consta que, todas las semanas.

Enresa viene y hace unas catas en los pozos y saca agua,

para ver el grado de contaminación que existe en las aguas subterráneas.

Si eso pasa, hoy, 2018,

en el 1959 hasta 1961, 62, 63 hasta el 74, hasta el 78.

Por que no esos trabajadores tienen el mismo trato que tiene la fábrica,

las instalaciones...

O sea, no ha salido nada de ahí de esa fábrica,

todo se ha enterrado, todo está ahí.

España ha tenido bastantes yacimientos de uranio

y, en particular, ha tenido también plantas de tratamientos de uranio.

Una de ellas, efectivamente, era la FUA nooo,

la fábrica de uranio de Andújar, que se hizo en pleno franquismo,

sin existencia de organismos reguladores,

no existía el Consejo de Seguridad Nuclear.

Y, las peores prácticas que uno pueda imaginar,

pues se dieron allí noo;

con lo que el impacto sobre estos trabajadores de la FUA fue enorme.

Los residuos de la antigua Fábrica de uranio de Andújar permanecen

y permanecerán mucho tiempo enterrados

y señalizados como “escombrera de estériles”.

Pero no siempre ha sido así.

Ni con el uranio ni con otros sustancias radiactivas.

En octubre de 2018

el Consejo de Seguridad Nuclear hacía público un listado

de seis localizaciones o emplazamientos

con presencia de radiactividad originada por actividades humanas

en el pasado.

El Consejo afirmaba en esa nota que vigilaba esas seis áreas,

con presencia de radioactividad

aunque sin riesgo radiológico significativo.

Una de esas localizaciones,

afecta a varios términos municipales de Madrid y Toledo,

en las márgenes del río Jarama.

Consecuencias de un accidental vertido radiactivo ocurrido en 1970

en las instalaciones de la Junta de Energía Nuclear

de la Ciudad Universitaria.

En su día, no se dieron muchas explicaciones.

Tampoco, según algunos, en años más recientes...

Este es el enterramiento o banqueta número dos,

uno de los ocho enterramientos

de residuos radiactivos, de radioisótopos,

que se fugaron, en el año 70,

de la antigua Junta de Energía Nuclear.

- El 23 de noviembre del año 70, que era viernes,

los técnicos de la antigua Junta de Energía Nuclear detectaron una fuga

del agua radiactiva que se usaba para refrigerar el reactor JEN 1,

un reactor de 10 megavatios,

y esta agua era el agua del circuito primario,

que es el agua más contaminada que uno pueda encontrar en un reactor.

-Ellos le quitaron importancia a la fuga

y se fueron, de fin de semana

de tal manera que no hicieron nada por atajar este problema.

-El agua llegó a las alcantarillas, de ahí pasó al Manzanares,

del Manzanares al Jarama, del Jarama al Tajo

y finalmente fue detectado en Lisboa por el gobierno portugués,

que protestó ante el gobierno de Franco.

En algunos sitios encontraron altas dosis de contaminación,

por ejemplo, algunas hortalizas que habían sido regadas

por estas aguas contaminadas

Y, eso se trató como un residuo radiactivo

y se llevó a la antigua Junta de Energía Nuclear.

-En otros casos, como el que nos ocupa,

pues ellos se encontraron con lodos contaminados

con diversas concentraciones de radioisótopos

y tomaron la decisión de enterrarlos in situ.

Entonces nos encontramos aquí

en la zona del Jarama y del Canal del Jarama,

con ocho enterramientos de diversa gravedad.

Para que alguien tenga una dosis por encima de lo normal

tendría que estar un año ahí.

O estar comiendo hortalizas todo el tiempo,

cultivadas en esa tierra.

Eso no va a ocurrir.

Es improbable que ocurra.

Pero no hay que tampoco menospreciar el riesgo.

Es decir, no hay que alarmar,

pero tampoco hay que menospreciar el riesgo.

-Lo que estamos haciendo aquí es someter al medioambiente

a unas dosis radiactivas gratuitas, que no tendrían porqué,

que no tendrían porqué producirse.

Un problema adicional que yo creo que cabe señalar es el secretismo.

La fuga se mantiene en secreto

si no es por la protesta del gobierno portugués no nos enteramos.

Pero además, esta contaminación, estos ocho enterramientos,

han sido secretos hasta hoy.

Y, uno puede aducir que las mediciones se hicieron

antes del año 2000, que fue cuando las dosis límites

se dividieron por cinco legalmente.

Pero claro, existe un Informe del Consejo de Seguridad Nuclear de 2012,

donde se hacen una serie de recomendaciones

bastante sensatas.

Este informe se mantiene en el cajón, no se hace público.

Y, lo que es peor, no se toma ninguna medida.

Cuando a finales de 1970 se produjo el accidente, todo se ocultó.

Pero eso no pudo evitar

que algunas “filtraciones” llegaran hasta la prensa de la época.

La Junta de Energía Nuclear,

liderada desde su creación

por el Contraalmirante ingeniero de la Armada, Otero de Navascués,

se vió obligada a dar alguna explicación,

donde minimizaba los hechos.

Años después, en 1994,

el periódico El País tiene acceso a algunos documentos oficiales

sobre aquel suceso.

En un largo reportaje lo calificaba

como el suceso más grave de contaminación radiactiva en España.

Entre otras cosas,

los informes desvelaban que en algunas parcelas

se había detectado radiactividad

veinte veces superior a la permitida.

- Es muy difícil el juzgar la intencionalidad, por así decirlo

con los datos además que tenemos.

Estamos hablando de una época,

cuando nos retrotraemos a España estamos hablando de una época oscura,

por decirlo de alguna manera suave.

Teníamos una dictadura y, naturalmente,

cualquier elemento que podría ser causante de malestar

o de no se...o de una percepción negativa por parte de la sociedad,

la tendencia era ocultarlo.

Teníamos censura,

teníamos todos esos procesos típicos de una dictadura

y evidentemente, eso también supongo que...

esa cultura de transparencia que ahora tenemos

y a la cual yo estoy plenamente involucrado

como responsable de este centro,

esa cultura no existía.

Y si se produce algo, se produce la muerte de unos,

de un tren en el norte de España,

se oculta.

Y si se produce un vertido de sustancias radiactivas

en el rio Jarama, se oculta.

Es una reacción de dictadura,

es una reacción de un momento histórico en nuestro país.

Que también ha sucedido en otros,

a pesar de su... no todo,

no todos los problemas que ha habido en otros países

también han tenido esa transparencia.

Y eso yo creo que es un elemento muy negativo

que ha incidido en esta industria,

en esta industria nuclear

y que es lo que ha hecho que ese miedo que existe...

Porque los riesgos, evidentemente están ahí,

como cualquier elemento industrial a gran escala que se desarrolla.

¿Qué había que haber hecho?

Pues coger toda la tierra contaminada,

incluso la de baja contaminación,

y tratarla como lo que es,

como un residuo radiactivo aunque sea de muy baja contaminación,

y llevarlo a la Junta de Energía nuclear.

Eso no se hizo, en parte pues por desidia, por dejadez,

bueno, por pensar que en realidad no pasa nada, noo,

porque haya un poquito de tierra contaminada en estos sitios.

¿qué es lo que habría que hacer?.

Lo que habría que hacer es lo que dice el informe de 2012

de los técnicos del Consejo de Seguridad Nuclear,

Y es, caracterizar perfectamente los enterramientos.

Volver a medir,

porque desde el año 70 hasta hoy ha pasado suficiente tiempo

como para que la contaminación se haya dispersado.

Hay tres puntos, tres banquetas.

una de ellas es esta,

que han sido por la mano humana, por acciones humanas

y que lógicamente pues la contaminación se habrá movido.

Entonces, por eso hay que volver a caracterizar.

Averiguar por tanto cuál es la concentración real de radioisótopos

y limpiar, limpiar para que la radiactividad que quede en el terreno

pues sea en fin...trazas, nooo, sea verdaderamente aceptable.

Desde 2011 la empresa minera australiana Berkeley persigue

un gran proyecto para el campo charro de Salamanca.

Pretende abrir

la que sería la única explotación a cielo abierto de uranio

de Europa occidental y, según dicen,

hacer posible que España recupere su tradición minera.

Tiene previsto invertir unos 250 millones de euros,

y la creación de más de 2500 empleos

entre directos e indirectos...

Está todo parao...

y claro aquí la gente lo que necesita es más que nada, trabajo.

Y a mi me parece que es una oportunidad.

Eso es una tontería, que la mina produce cáncer.

Y eso, los que protestan son los que viven muy bien,

muy acomodadicos en su casa,

que no tienen que trabajar ni tienen que hacer nada

tienen el sueldo, todos los meses, bien fijo en casa

y les da igual los que no tengan...

Tendrán todo bien estudiado para que no afecte a nada...

Y, todo esté bien controlado

para que, los de Portugal estén bien

y no...no creo que vayan a poner en peligro a todas las personas.

La mayoría del pueblo estamos contentos de que se abra

porque lo que queremos es que haya trabajo en el pueblo

y que no se vaya la juventud.

Aquí si no hay trabajo, la gente tiene que marcharse

y nos quedamos cuatro viejos.

De momento, pendientes de permisos

y con algunas demandas en los Tribunales,

han invertido ya más de 70 millones de euros.

Se mueven y trabajan en prospecciones por la zona,

han iniciado obras,

y también construido instalaciones en los pueblos

y patrocinado eventos deportivos.

Ya tienen más de 22.000 solicitudes de empleo.

Pero, como siempre en estos casos,

cuando una minera anuncia sus intenciones,

no todos están de acuerdo,

especialmente si se habla de minas y plantas de procesamiento

de un mineral que hace mucho que dejó de extraerse

por estos y otros lugares.

A mediados de la década pasada,

el precio del uranio estaba muy alto,

la humanidad se había olvidado ya de lo que había pasado en Chernóbil,

y entonces otra vez la energía nuclear estaba creciendo,

había bastantes países

que se planteaban hacer otra vez centrales nucleares...

y por eso el precio del uranio llegó a valer hasta 140 dólares la libra.

Pasó lo de Fukushima en 2011

y luego esto pues, realmente ha bajado mucho.

Pero en aquella época si que valía bastante el uranio

y tanto que se planteó,

Berkeley llegó a un acuerdo con ENUSA

para también reabrir las minas de Saelices,

que también están aquí en Salamanca, que están abandonadas.

Lo que pasa es que ahora, en 2019,

vale 28 dólares la libra.

Ahora no sabemos

si realmente va a ser rentable lo que están haciendo aquí.

Pero vamos, evidentemente ellos han invertido un montón de dinero

y quieren sacar rentabilidad a todo lo que están haciendo.

Nosotros nos estamos oponiendo desde hace ya siete años...

Hemos hecho manifestaciones, concentraciones...

y también estamos recurriendo en vía judicial

todos los permisos administrativos que va teniendo Berkeley.

Retortillo, Villavieja, la comarca del río Yeltes

son algunos de los nombres que aparecen en el proyecto

de Berkeley minera.

Una zona rural con pocos habitantes y muy cercana a Portugal,

que presume y vive principalmente de su ganadería,

una de las más importantes del país.

Los ganaderos no queremos vivir de la mina

sino queremos vivir de los animales, de nuestro trabajo y de nuestro campo

Aqui en esta zona estamos orgullosos

de que de las tres grandes unidades veterinarias que están en España,

en cuanto a número de cabezas de ganado, se encuentran en esta zona.

La principal es Vitigudino,

la segunda es Ciudad Rodrigo, que están aquí en la zona

a la cual pertenecen nuestros ganados

Y la tercera sería Fuente de San Esteban.

Entonces, en una zona que es principalmente ganadera,

no nos entra en la cabeza

que se pretende abrir una mina de uranio a cielo abierto

con todo lo que eso conlleva.

-Las vacas cuestan dinero,

las rentas de las fincas cuestan mucho dinero,

y es que es tu modo de vida.

Yo ahora mismo tengo este ganado porque lo tengo para vivir de él;

o sea yo no puedo de la noche a la mañana coger mis vacas

y llevarlas a 100 kilómetros escapando de una mina.

Porque es que una mina es un problema qué va a estar ya toda mi vida.

O sea si yo tengo ahora mismo veinte años,

va a estar hasta que yo, por desgracia, me muera.

La plataforma STOP URANIO es una plataforma ciudadana

que congrega a ganaderos, agricultores,

toda la gente de la zona.

Nosotros en 2009 empezamos a escuchar rumores

de que se iba a abrir una mina de uranio.

Algunos nos preocupamos, pero bueno... pasó el tiempo

y los rumores se iban haciendo más fuertes

y además ya hablaban de una planta de concentrado,

que eso al principio por aquí no sabíamos muy bien que era.

Empezamos a informarnos, buscamos gente con la que hablar,

y entonces ya nos dimos cuenta que era una cosa muy seria...

que ya no hablábamos de abrir una mina,

sino una planta de concentrado

que iban a quedar aquí residuos para toda la vida.

Entonces nuestra preocupación ya empezó a ser fuerte.

Muchas organizaciones y grupos ecologistas se han unido ya

al rechazo del proyecto minero para estas tierras.

Porque no son solo los residuos que deje,

o los efectos directos en la salud humana.

También la mina afectará a una zona Red Natura 2000,

protegida por su alto valor ambiental y ecológico.

El desarrollo de los ecosistemas

y la vida de algunas especies endémicas estarían en peligro.

Ahí detrás está el Yeltes,

que es un espacio donde hay especies endémicas,

como por ejemplo la sarga salmantina,

hay especies en peligro de extinción como la cigüeña negra,

como el milano real.

Entonces bueno, no se entendía muy bien que...

eso fue obra de la Junta,

que fue quien emitió la Declaración de Impacto Ambiental

fuera favorable cuando hay una afección sobre la Red Natura.

Y hay sentencias en España y en Europa de que no se puede

porque esto está a nivel europeo la Red Natura

no se puede afectar a un espacio protegido

por medio de instalaciones.

Por ejemplo, una carretera en Holanda,

una mina que se iba a hacer en Navarra.

Eso la justicia lo ha echado para atrás,

porque hay una afección sobre un espacio natural.

Además, bueno el tema también es

que Retortillo es una planta de tratamiento.

Está la mina de Retortillo,

pero también hay otra mina muy cerca de Villavieja que quieren abrir...

la llaman zona 7

y entonces atravesaría lo que es un bien de interés cultural,

también una zona protegida,

que es la antigua vía férrea

que iba de la Fuente de San Esteban a Barca de Alba.

Entonces, están afectando zonas sensibles para nosotros

como es Red Natura, como es social o de patrimonio,

como es la vía del tren y tambien....

pero laJunta siempre les ha dado los permisos,

la Junta no ha tenido ningún obstáculo en permitir esto

cuando tenía que defender a la poca gente

que vamos quedando en esta zona.

A Villavieja concretamente sería el cierre definitivo

porque uno de los yacimientos en los que Berkeley pone su máxima esperanza

es la zona 7 que está a escasos 100 metros del casco urbano

de Villavieja de Yeltes.

Las explosiones y todos los trabajos harían imposible

que hubiera una habitabilidad del casco urbano actual.

-Este tipo de proyectos es una consecuencia

de esa despoblación tan brutal

a la que nos ha abocado una mala gestión

desde la, desde el Gobierno de la Comunidad Autónoma.

Pensar que estos proyectos son el futuro de este pueblo, por ejemplo,

cuando, en el mejor de los casos,

habría una explotación de cinco o seis o siete años,

si es que fuese rentable...

Toda esa gente que ahora se emplease ahí,

vería absolutamente cercenado su futuro,

porque no se preparan,

no se forman en otros puestos de trabajo,

ni se invierte en otras industrias

u otros puestos de trabajo mucho más sostenibles en el tiempo.

Es decir, que sería una condena para este pueblo.

Lo haría desaparecer a mi juicio sin ninguna duda.

- Nosotros tenemos clarísimo que esta mina nos va a afectar a todos,

desde los ganaderos, desde el turismo.

Aquí por ejemplo yo personalmente,

tengo un negocio que depende de un balneario,

el balneario de Retortillo.

Este balneario lleva dando trabajo 100 años

y da trabajo a 60 personas todas las temporadas.

O sea, ese balneario va a estar a 900 metros de la mina de uranio.

Evidentemente ese balneario va a cerrar.

Ahí ya hemos perdido unos puestos de trabajo importantísimos

que además trabajan muchas mujeres en el balneario.

-Pues antes el balneario era un balneario normal,

había muchísima gente...

Veía usted la carretera llena de gente que venía paseando...

y la gente pues andaba para los lados

Una vez que dieron en oir, que no se quién se lo diría,

cogieron miedo.

Miedo porque no se, porque no se han dejado explicar.

y aquí nos pasamos la vida los dos...

Unas veces hablamos mucho, otras veces no hablamos nada

y otras veces nos enfadamos, como es normal,

pero yo vivo muy feliz aquí.

Los únicos que me quitan el sueño son esos señores.

El bar pues está desde hace 46 años que trabajamos en el.

Y dábamos comidas.

La gente del balneario pues se venía a comer aquí y daba...

trabajábamos bastante bien,

pero una vez que empezó esto pues... ya nadie..

no... si, por las tardes vienen... tengo una terraza ahí

y se sientan en la terraza, toman algo.

Ya me junto con ellas...

como casco mucho pues no las dejo que se vayan...

y así es la vida.

El bar está...la casa está hecha desde el año 1903,

los mismos años que el balneario tiene y esta es mi vida.

Que soy muy feliz y ya está.

No quiero que mi vida cambie.

No porque no. ¿dónde voy yo?

Con 69 años aquí viviendo ¿quién me mete en un piso a mí?

Es igual que un pájaro cuando lo metes en una jaula.

Yo no quiero irme de aquí ya está.

y por eso estoy haciendo todo lo que hago.

Yo estoy en contra de la mina

pero porque estoy defendiendo mi negocio y mi vida.

(Cantan en portugués Santa Bárbara Bendita)

El uranio de Portugal tiene una larga historia

que arranca ya en 1907.

Durante la Guerra Fría fue el gran filón

para los países del Bloque occidental.

Pero hoy, las minas de uranio lusas están cerradas.

Después de muchos años de lucha,

la entrada del nuevo siglo supuso el fin del uranio,

leyes nuevas y el reconocimiento de derechos para sus trabajadores.

Nosotros fuimos víctimas de una situación que no conocíamos.

Trabajábamos sin saber que íbamos a morir

y por eso hubo 170 muertes de cáncer

y murieron muchos trabajadores mineros.

Este es un dolor muy fuerte.

Yo como presidente de la asociación de extrabajadores siento mucho dolor

ya que tengo que participar casi mensualmente en una enfermedad,

en un entierro, llevar a un trabajador a su última morada,

que es bajo tierra.

El que estuvo trabajando bajo tierra, va bajo tierra demasiado temprano,

dejando niños jóvenes, dejando la familia destrozada.

Y por eso nosotros estamos aquí en España, en Retortillo,

con banderas negras, porque nuestro color es la tristeza,

es nuestra indignación

y nosotros tenemos ese capital triste de mucha muerte y de [ininteligible].

Si no se mueren, tienen cáncer,

con enfermedades durante muchos años.

Es por eso que el estado portugués ha reconocido en decreto ley,

la indemnización a los trabajadores que mueren con cáncer.

-Hemos conseguido que Portugal entienda que tenía que cerrar

y que tenía que recuperar las minas portuguesas.

De 66 que había abandonadas durante 30 0 40 años,

solo existen cerca de 10.

[ininteligible] han sido cerradas,

pero incluso así todavía existen problemas.

Por eso estamos aquí en España,

para mostrar a España que Portugal también está en contra

de la apertura de esta mina aquí, en Retortillo.

Sería un error grave para la humanidad,

para el medio ambiente, para la economía,

esta es la postura que tenemos también

y que con la cadena humana entre Portugal y España

vamos a pedir a los países, a Portugal,

que sea más fuerte en la lucha para cerrar,

para no abrir Retortillo,

y al gobierno español mostrar que Portugal, por su experiencia,

entiende que no se debe abrir Retortillo.

Portugal nunca se apuntó a las centrales nucleares.

España y la mayoría de los países occidentales contemplan

su cierre paulatino para las próximas décadas...

Con este panorama, y un proyecto de futuro basado en las renovables,

la explotación de minas de uranio

no tiene hoy para muchos ningún sentido.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Días de uranio

Crónicas - Días de uranio

07 mar 2019

En 1959 comenzó a funcionar en la localidad jienense de Andújar la fábrica General Hernández Vidal, una gran instalación para el tratamiento de uranio, un mineral que reflejaba la fiebre nuclear que se extendía por todo el mundo.

ver más sobre "Crónicas - Días de uranio" ver menos sobre "Crónicas - Días de uranio"
Programas completos (224)
Clips

Los últimos 894 programas de Crónicas

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos