www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4699679
Para todos los públicos Costa España - Sanlúcar de Barrameda - ver ahora
Transcripción completa

(Música)

Voy a atracar en el puerto andaluz donde dicen que el sol

se transforma en vino.

Por aquí entraba buena parte de las riquezas que llegaban de América.

Sus aguas bañan el parque nacional de España más conocido en el mundo:

Doñana.

(Música)

Desde su puerto salen cada día

los pesqueros que faenan en el golfo de Cádiz.

Voy navegando por la desembocadura del Guadalquivir

para llegar a Sanlúcar de Barrameda.

(Música)

¡Mario Picazo! (VARIAS) ¡Ole!

De ahí viene la frase: "Está más perdido que el barco del arroz".

Lo tenemos todo aquí. -Aquí lo tenemos todo.

Y además...

Me hace ilu que me lo hagas tú.

Es la primera vez.

Es que la gente va a la farmacia.

Van a la farmacia a comprar antibióticos,

pero ¿cuánto mejor sería beberse dos copas de vino de estas?

Aquí también importa el tamaño. Claro, siempre importa el tamaño.

(Música)

(Flamenco pop)

Sanlúcar de Barrameda tiene seis kilómetros de playas.

El puerto sanluqueño es Bonanza, donde amarra la flota pesquera,

una de las más importantes de Andalucía.

No conozco muy bien estas aguas,

pero he pedido a Paco Brehcist,

un experimentado capitán mercante de Sanlúcar,

que me ayude a llegar al puerto.

Ahí viene.

(Música)

Paco, gracias por subir a bordo, porque me he metido en el río...

Nada, va perfectamente, porque vamos en una autopista marítima,

que es la canal dragada nueva,

que está balizada con estas boyas.

(Música)

Oye, Paco, ¿qué es eso de que los vikingos llegaron hasta aquí?

Pues en el siglo IX, 50 naves vikingas

con 14 o 15.000 hombres a bordo de esas naves

quisieron asaltar Sevilla.

Gracias a la barra... Ahí se quedaron.

Se quedaron casi todos ahí. Menos mal.

Dando tiempo a las huestes del... del...

del califa para defender Sevilla de las pocas que llegaron allí.

(Música)

Yo quiero que tú pongas proa a la enfilación que estamos viendo.

Hay dos luces ahí. Ajá.

Una tiene que estar enfilada con la otra,

o sea, en la misma recta. ¿Cuánto tiempo llevas tú

navegando estas aguas, Paco? 40, 45 años o por ahí.

Y ha cambiado esto. Ha cambiado muchísimo.

Yo conocí la barra antigua.

Comprendía desde el bajo del picacho más o menos

donde está el barco del arroz hundido.

¿Ese barco qué es? Era un barco chipriota

cargado de arroz.

De ahí viene la frase: "Estás más perdido que el barco del arroz".

(Lucius "Until We Get")

Y se descuidó la dotación, se quedó dormida.

Y un temporal los metió y los varó en el bajo del picacho.

No se le ocurrió otra cosa al capitán, una vez estuvo varado,

que abandonar el barco; cosa estúpida,

porque una vez que se vara uno ya no se hunde, claro.

¿Cada cuánto hacen el drenado de esta zona?

El dragado de la canal actual,

cada cinco años suele venir una draga,

generalmente una draga holandesa.

Son gente muy... acostumbrada a dragar, porque Holanda...

Su país lo dragan constantemente. Holanda la hicieron los holandeses,

aunque el mundo lo hizo Dios, pero Holanda, los holandeses.

(Lucius "Until We Get")

De aquí a allí no tengo problema. De aquí a allí no tienes ninguno.

La boya roja la dejas por la banda de la izquierda.

Vale. O la banda de babor.

Y ya está. Y no tenemos problema.

Gracias por el paseo. Gracias por subir a bordo.

Lo tengo claro. Voy a enfilar recto a Bonanza.

Arriba a Bonanza y que te vendan buenos pescados allí.

Eso, buscaré, buscaré.

(Hook "Blues Traveler")

En el muelle de Bonanza amarra la flota pesquera sanluqueña,

más de 100 barcos que faenan en el estuario del Guadalquivir

y en el golfo de Cádiz.

En estas aguas incluso se pescaban esturiones hasta los años 70.

Era el caviar del Guadalquivir.

(Hook "Blues Traveler")

La pesca es desde hace cientos de años el modo de vida

de muchas familias de Sanlúcar,

un oficio que ejercen en la desembocadura del río

y en mar abierto.

La pesca, tú sabes, era de lo mejorcito que hay en la bahía,

pero hay días... hay días que no se coge nada.

(Continúa "Blues Traveler")

Este río es un brillante en bruto.

(Jason Mraz "Living In The Moment")

Buenos días. Pasaba por aquí y he visto esta cosa roja enorme.

Son las boyas que marcan el balizamiento del Guadalquivir.

desde aquí hasta Sevilla. Como las que me he encontrado

al entrar navegando por el río. ¿De qué están hechas?

Estas están hechas de materiales plásticos.

El color aguanta los rayos ultravioleta

para que no se degenere. Y pesa unas dos toneladas.

Dos toneladas, ¿y flota? Sí que flota,

pero es muy poco, ¿eh? Mira cómo eran antiguamente.

que eran en acero. Anda.

Esta ya pesa ocho toneladas. Estas son las antiguas.

Son las antiguas, pero todavía las renovamos.

¿Todo eso sacas cuando sacas la boya?

Claro. Hay buena cosecha de mejillones.

¿Lo aprovecháis? Casi hay más peso en lo que sale

que lo que pesa la boya. Y sus cadenas.

Cuidado, que pesa muchísimo. Un montón.

Y los pesos de hormigón. Esto marca la posición de la boya,

porque las boyas marcan un bajo. Ajá.

Y este pequeño, lo que hace es el amortiguador.

Cuando viene una ola, la absorbe. La absorbe para que no se tense.

Eso es. Busco al director del puerto.

¿Sabes dónde está? Sí, vente, Juan está por aquí.

(Música)

Juan, he entrado al puerto y lo primero que he notado

es que hay mucha actividad. Sí, porque habéis llegado

con la descarga del boquerón.

Y de los cuatro tipos de artes de pesca que se trabajan,

en este caso es el cerco,

Tienes también arrastre, trasmallo y chirla,

barcos de draga hidráulica.

El boquerón es muy potente aquí.

(Música)

Aquí hay un producto, me he enterado antes,

el producto estrella. Todos lo preguntan.

¿Cuál es? Langostino, evidentemente.

Hay que venir a Sanlúcar y probar el langostino.

Langostinos tienes de dos tipos: el sacado por arrastre

y el sacado por trasmallo.

(Música)

No dejes de probar los langostinos. Eso.

Ni las tortitas de camarones. Vale.

Y sobre todo, vino de aquí. Por supuesto, la manzanilla.

(Música)

Este color azul que tiene cuando está en crudo

es una característica típica del langostino de Sanlúcar.

¿Eh? Cualquiera de ellos que cojamos, cualquiera

que cojamos por aquí va a tener siempre

la puntita azul de la cola.

Esta es la hembra.

Aquí tiene un coral y aquí tiene una vena,

que es por donde expulsa toda la arena que... que eso.

Y esto es una hembra.

Y el otro es macho.

Con un arroz, con fideos, como quiera que lo hagas,

está bueno esto.

(Música)

Parte del pescado sanluqueño

se degusta en el Bajo de Guía, una de las zonas gastronómicas

más famosas de Andalucía.

(Música)

En la calle del Pórtico, abren tabernas y restaurantes

donde se sirven los famosos langostinos

o cualquier otra especie de pescado y marisco.

Esto no deja todavía de tener su encanto

en el sentido de que no deja de ser un barrio marinero.

Y esta primera línea en Bajo de Guía mirando a la playa

está ocupada por la línea de restaurantes,

los nueve restaurantes que estamos en Bajo de Guía.

Y justamente detrás siguen estando las viviendas

donde vive la gente que vive del mar,

porque aquí el 99% de la gente de Bajo de Guía vive del mar.

Sanlúcar de Barrameda, novia del campo y del mar.

Novia del campo y del mar.

Sanlúcar de Barrameda, novia del campo y del mar.

El pescado sanluqueño se vende en el mercado de abastos.

Para los turistas, las pescaderías son un espectáculo.

Esto es dieta mediterránea, aunque sea en el Atlántico.

Más de un visitante se sorprende al ver que el pescado

se vende también en plena calle.

Camarones, lo típico de Sanlúcar de Barrameda.

Vivitos y fresquitos, mira, más vivos imposible.

Un euro el vasito.

(Música)

En Bajo de Guía o en Bonanza viven algunas de las sanluqueñas

que más saben de cocina. Me van a enseñar a preparar

uno de los platos más populares de la zona.

Tiene su dificultad, aunque para los cocinillas está tirado.

¡Mario Picazo! (VARIAS) ¡Ole!

Yo, yo, yo.

La de las tortillas soy yo. Mari.

(Los Frequencies "Are You With Me")

¿Qué tal? ¿Cómo estamos, Mari?

Ella... tiene ganas de tortillas de camarones ya.

Tú quédate con mi nombre. Vale, me he quedado.

Te la enseño yo, es muy facilita. La vas a hacer.

Vale, vamos para allá. Vamos.

Mario, nos ponemos el delantal y comenzamos.

Dame, que si me mancho, me riñen. Me lo pongo también.

Me hace ilu que me lo hagas tú.

Es la primera vez.

Lo que nos hace falta para hacer tortilla de camarones es...

Ahora, taca, taca. Ahí está.

¿Muy chiquitito? Así es.

Aquí también importa el tamaño. Claro, siempre importa el tamaño.

...camina, mueve las caderas como gelatina.

Pintura divina.

Te comería con pan y mantequilla.

Hemos puesto las cebolletas picadas, el perejil,

las dos harinas, de trigo y garbanzos,

colorante, pellizco de sal. De sal.

¿Y siempre en este orden? No.

¿Da igual? Da igual.

Entonces ve moviendo, yo te voy añadiendo.

Vale. ¿Vale?

Quiero tocar el cielo azul.

El cielo azul.

Diría que ya es la textura. Entonces, poquito a poco

Son tan pequeñitos que da pena. (IRÓNICA) Ay, qué pena...

Esto está buenísimo, chiquillo. Pobrecitos, ya.

Ahora viene lo más divertido. Apetece meter la cuchara y comer.

Mete el dedito y dime cómo está de sal.

Solo a ti te riego yo, mi sirena.

Eres aire fresco que vuela la cometa.

Una bala sorpresa sin Rusia ni ruleta.

Oye, mirad qué pinta tiene esto, espectacular.

Nos vamos al aceite caliente.

Y yo subo escalón a escalón.

Quiero tocar el cielo azul.

El cielo azul.

Dependiendo de cómo sea el cucharón de grande

nos va a salir la tortilla. ¿Este tamaño es el habitual?

Ese es el que se come mi marido. Qué bonitas.

Apoyas este,

te aguantas con este y le das la vuelta, venga.

¿Vale? Ahí. Muy bien.

Ese es el dorado que queremos. Este doradito de aquí.

Escúrrela un poquito antes de ponerla en el papel.

Bien, tienes maña, ¿eh? Vamos a llevarlo con el resto.

¿Todo se cría así? Todo, sí.

El postre, ¿no? El postre.

Oye, llevamos las tortillas aquí, a la mesa y...

Y pasamos a la mesa.

(Música)

Esto es costilla con patatas.

¿La has hecho tú? Sí.

¿Y esto? Esto es comida de pringa.

Un potaje. -Eso está relleno de patatas fritas,

huevo y boquerones. ¿Patatas fritas?

Sí. Qué bueno. ¿Y esto?

Es ensalada de arroz y marisco.

Un plato refrescante para este tiempo.

Para verano, qué bueno. Y para las que hacemos dieta

estupendo. También, está bueno,

para la operación biquini. Sí.

Esto es curiosísimo, ¿qué es? Es una gelatina de manzanilla,

que la usamos también para guisar, con melón.

Refresca mucho. ¿Es gelatina de manzanilla?

Sí, pero ¿también...? Manzanilla.

¿Te pone...?

No, una vez que se hierve... -Contentito, te pone contentito.

Tómatelo tranquilamente.

Y esto, tortillas de camarones. Lo has hecho tú.

Hechas por Mario Picazo. (RÍEN)

Que rule, por favor, que rule.

Un puntito, algo más de puntito. Más crujientito.

Todas estas recetas las tenemos recopiladas en nuestros libros.

Imagínate tú, la sangre con tomate la hacía la abuela de mi abuela.

Esto son platos antiquísimos.

Qué pena que no se coma, que se la lleven.

Niñas, "Algo se muere en el alma". Me la llevo.

Algo se muere en el alma cuando un amigo se va.

Cuando un amigo se va, algo se muere en el alma.

Cuando un amigo se va, algo se muere en el alma.

Cuando un amigo se va...

No te vayas todavía. No te vayas, por favor.

No te vayas todavía,

que hasta la guitarra mía llora cuando dices adió.

Ahora, cada una, que se lleve su plato.

(Música)

La otra orilla del río es el coto de Doñana.

Desde Bajo de Guía parten las barcazas

y el barco Real Fernando que cruza el Guadalquivir

y nos lleva al parque nacional.

(Música)

En esta barcaza van hasta coches y en la temporada del Rocío

cruzan aquí todoterrenos, caballos...

(Música)

-Iremos por las dunas

y nos enseñarán los distintos ecosistemas.

Y a ver lo que nos encontramos, un poco de sorpresa.

Voy a hablar con José Manuel, el capitán del Real Fernando,

y con uno de los guías.

(Música)

José Manuel, qué barco más original tenéis, el Real Fernando.

¿Es una réplica de un barco antiguo?

Sí. Tiene una forma muy original.

Me ha llamado la atención. Es una réplica

del primer barco a vapor de España, que procede de 1817.

Era de la compañía Cía. Trasatlántica.

Esta es una actual réplica de ese barco.

¿Qué tipo de rutas hacéis por el Guadalquivir?

Es una ruta fija conociendo al parque nacional de Doñana,

con dos paradas, una dentro del parque natural,

y otra dentro del parque nacional. Un recorrido total de 27 kilómetros.

¿Cuánto tardáis en hacer eso? Unas tres horas, tres y media.

No está mal. Depende de las corrientes.

Muchas corrientes actúan sobre el río.

La gente que sube aquí va buscando navegar,

pero también ver un poco la zona de Doñana.

Sí, es un paseo muy bonito, pasando por todo...

toda la orilla del parque.

Al margen derecho, Sanlúcar,

al margen izquierdo, parque nacional de Doñana.

Es un paseo muy agradable y bonito, donde vamos comentando

los diferentes sitios por donde pasamos.

(Música)

Hacéis una ruta por el Guadalquivir pero una de las paradas

que más llama la atención, porque es un atractivo,

es precisamente el parque.

Hacemos dos paradas y una de ellas, pues, dentro del parque nacional

dentro del coto de Doñana.

Es un sitio que surge como un coto de caza.

Para aprovechar el coto además de para la caza

se empiezan a plantar pinos y eucaliptos.

Y por eso empieza a venir gente de Sanlúcar a vivir aquí.

Construyen chozas, ranchos de familia,

y mucha gente de Sanlúcar se va a vivir allí.

(Música)

Huy, la vida allí es lo más bonito que te puedes imaginar.

Eso ha sido... darte vida, eso es darte vida,

la marisma, o era, ¿eh?, ya no, ya no está igual que antes.

Allí había... dos chozas, dos, tres, tres chozas.

Había una para los señores, otra para nosotros

y otra para la gente que venía a trabajar y se quedaba allí.

La nueva era el centro

que era donde paraban los señores cuando iban de cacería.

Mi padre era guarda de allí, sí.

Y tenía su ganadito.

Cuatro vaquitas, podías criar un par de cerdos.

Palomos, gallinas, pavos.

En fin, todo lo que el campo daba nos lo dejaban.

Esa libertad... Eso es precioso, es precioso.

Ahí no tienes horario de comida, horario de levantarte.

¿Entiendes?

Trabajar, sí hemos trabajado mucho en la casa.

(Música)

Si a mí me tienen... me preguntan por la definición

de "paraíso",

yo diría "la marisma".

Hoy día se habla de viviendas ecológicas.

¿Eh?

Más ecológico que eso

no hay nada.

En invierno no pasas frío

y en verano no pasas calor.

(Música)

(Sirena naval)

La verdad, la travesía en el Real Fernando es apetecible,

pero he optado por una forma más divertida y entretenida

de navegar por el Guadalquivir, en este estupendo kayak

que además me permite hacer un poco de deporte

que falta me hace después de todas esas tortillas de camarones

que estoy comiendo estos días en Sanlúcar.

Voy a navegar por el río y a ver si me acerco a Doñana.

(Música)

Entonces los cortes que hago hoy son de categoría.

Esto es artesanal, corte de pelo artesanal, ¿lo ves?

Bebe manzanilla y te alegrará la vida.

Esto no me grabes, ¿eh? No, no.

(Música)

Los barrios, los palacios, el centro histórico,

las calles de Sanlúcar se extienden hacia el mar.

Buena parte de las costumbres tradicionales de los sanluqueños

se viven en el barrio alto o en el centro.

Aquí tenemos lo más dulce de Sanlúcar.

Es la masa real.

Esta es una torta blanda rellena de confitura de cabello de ángel.

Es muy típica de aquí. Tenemos el bollito sanluqueño,

que es crujiente, con matalahúva y canela.

(Música)

En el corazón de Sanlúcar,

en plena plaza del Cabildo se toma un vino único

que se elabora desde hace cientos de años

en varias bodegas del pueblo.

En muchas calles de Sanlúcar hay un olor especial.

(Música)

Sanlúcar huele a manzanilla, porque, con la cantidad de bodegas que tiene

el clima y demás, se respira en el ambiente

el olor a manzanilla.

(Música)

Tengo la gran suerte de estar en una bodega particular muy especial.

La manzanilla se cría en Sanlúcar de Barrameda únicamente

por el clima que tenemos, el microclima del mar

y el río Guadalquivir, la desembocadura del río Guadalquivir.

Y el coto de Doñana, esa brisa marinera

es la que le da la vida a la flor de la manzanilla.

¿Desde cuándo se hace manzanilla? Hace ya cientos de años.

Esto lo descubrieron los ingleses.

Dios ha repartido las cosas bien.

Si no fuera por la manzanilla, ¿qué iba a hacer en Sanlúcar?

Se trae la uva del campo, la uva buena,

la uva que se haya labrado bien, uva de albariza,

esas tierras blancas que en el mes de agosto vas así con la mano

y haces un muñequito, porque son tierras de albariza,

que mantiene mucho el jugo.

El primer proceso que antes había era esto, mira.

Fíjate. Esto, ¿qué es?

Son unas botas con las que se pisaba la uva antes

en los lagares de madera. ¿Esto son chinchetas?

Chinchetas, que esto servía para herir la uva y estrujarla.

Esta bota es peligrosa. Si le pegas a uno en la cabeza...

O sea, te calzabas la bota y venga a pisar y a pisar.

Y ahora, afortunadamente, tenemos esto.

Esto es una moledora y se va echando aquí bien con pala o con biergo.

Esto son dos rulillos que hay. La van chafando.

Eso es, las va estrujando. Ah, las estruja.

La va triturando, triturando. Entonces, eso la va moliendo.

Va cayendo aquí, en la máquina, todo el caldo, todo el caldo.

Vale. Hasta que la máquina se llena.

Esta plancha de aquí y la otra plancha

al ir andando, van así, así. Vale, se van juntando.

Juntando, juntando. Y estas cadenas que están aquí

son las que se encargan de cambiarle la posición a la uva.

¿Adónde va a parar todo el...? Todo el caldo va abajo,

que hay ahí un depósito.

Y cuando el depósito está lleno, se pone un motor

con su goma y se va a la bota. Vale.

Este es el proceso de hacer el mosto.

Luego el mosto, en la bota, fermenta.

Una vez que pasa las tres fermentaciones que tiene,

necesita un mes más o menos, que vengan los fríos,

que hacen que decante y todas las impurezas que tiene el mosto

se vayan al fondo.

Y se le agrega el alcohol que le hace falta

para ponerlo en los 15 grados, que es...

la graduación... Perfecta.

Que la manzanilla necesita. Y ya, eso se tiene un año.

El que a la bodega vino y no bebió vino

¿pa' qué puñetas vino?

Yo vine para beber vino. Pues vamos a beber vino.

(Música)

Qué bonita tienes la bodega, cuántas...

cuántas barricas y cuántos caldos. Pues muchas clases.

A esta caña le tengo mucho aprecio. Ya lo veo, ya.

Está toda remendada. Se me partió y la estoy utilizando.

Aunque tengo varias cañas, porque esto lo hago yo,

pero... es como tomarle a las cosas cariño.

¿Con esto sacas la manzanilla? Sí.

Qué complicado. Se mete la caña.

Se le da con el dedito para el lado

para que la flor que tiene, blanca,

se salga.

Se mete la caña, se aúpa

y sale, y no es más misterio que esto.

Se hace una campanadita y se hace así.

Los vinos tienen que sonar,

porque cuando el vino está endeble, no suena.

Es como si fuera aceite, no hace ruido.

La manzanilla debe hacer ruido. Ha hecho ruido.

Claro, sí, porque está viva, la manzanilla está viva.

¿Ves ese arco de oro que tiene? Qué aromática.

Va por ustedes.

Hay que beberla a temperatura ambiente, que es como está buena.

Una manzanilla de esta es un crimen meterla en la nevera

y tenerla ahí un día, dos, tres o cuatro

por beberla fría, fría.

Entonces pierde el sabor. Que la gente vaya a la farmacia.

Van a la farmacia a comprar antibióticos.

Pero ¿cuánto mejor sería beberse dos copas de vino de estas?

Bebe manzanilla y te alargará la vida.

(Música)

Aquí, en este pueblo de la costa española,

inició Magallanes en 1519

la primera circunnavegación de la Tierra.

Fue un centro neurálgico importantísimo de Europa,

de salidas y llegadas a América, fantástico.

No sabría por dónde empezar, Magallanes, Colón, Elcano,

¿Vamos a dar una vuelta? Claro, por supuesto.

(Música)

Mario, esto que tenemos detrás es una barranca enorme,

que permitía establecerse ahí y divisar perfectamente el mar,

porque el mar lo teníamos ahí mismo. ¿Aquí estaba el mar?

Aquí mismo. Hay un cacho de ciudad enorme.

(RÍE) Fíjate cómo ha ido cediendo el terreno,

cómo ha cedido todo esto. Claro, desde estos muros

tenían una visión perfecta de lo que llegaba por mar.

Evidentemente, imagínate la perspectiva que tenían.

Podían divisarlo y controlarlo todo, los barcos llegando y saliendo.

De aquí salían Colón, Magallanes... Hernán Cortés, Díaz de Solís...

(Música)

¿A dónde vamos por aquí? Tenemos que subir,

porque vamos a los palacios que tiene Sanlúcar,

que son significativos en su historia.

Se me pondrán las piernas fuertes. (RÍE)

¿De qué siglo es? Es del siglo XIII.

Hoy en día es una fundación y lo más importante del palacio es el archivo

que está considerado el archivo privado más importante de Europa.

Es un archivo que además hizo personalmente la duquesa,

Isabel Álvarez de Toledo,

ya fallecida, recientemente, hace poco tiempo.

Una de las teorías que tenía la duquesa

sobre, por ejemplo, la conquista de América

es que ellos tienen documentos aquí que dan fe

de que antes de descubrir América

ya se habían hecho negocios con América.

¿Antes de descubrirla? Podemos tener un lío

si hablamos de esto.

Tenemos otro palacio, el palacio de los Montpensier,

que enlaza un poco con la época en la que Sanlúcar llegó a ser

capital de provincia.

Los Montpensier le dan una trascendencia importante,

desarrollo de la agricultura, del comercio.

Surgen las primeras carreras de caballos, que son tan famosas.

Pero efectivamente, este palacio tiene mayor importancia

en lo que van a ser los descubrimientos

y especialmente lo que será la circunnavegación.

Aquí se cuenta que la reina Isabel vio por primera vez el mar.

Es decir, lo que ves ahora, un poquito más próximo,

lo vio la reina Isabel. ¿Desde aquí?

Justo desde aquí.

Es donde por primera vez la reina Isabel vio el mar.

Fue desde aquí.

Yo, que soy navegante y me gusta navegar,

hoy en día tenemos todo tipo de instrumentos,

pero entonces no tenían nada, sí, miraban a las estrellas,

utilizaban sus instintos, pero no había información.

Y un código que tenían, porque Magallanes reúne a sus capitanes

y les marca un código muy claro de cómo deben seguir los barcos,

en qué orden deben estar, cuándo sacar las banderas,

hasta cuándo tienen que comer, comían de noche.

A lo mejor se preguntará la gente: "¿Por qué de noche?".

Porque muchas veces en esa comida iban insectos, gusanos...

No me digas. Y procuraba que no se viesen mucho,

evidentemente. Pero ¿qué comían?

Sí, pues mira hasta... galletas, por ejemplo,

con gusanos y con hedor a orín de rata,

eso está escrito que se comía, ¿entiendes?

O comían, por ejemplo, los cueros

que protegían las maromas de los barcos, de los mástiles.

Los ablandaban con el agua del mar,

los cocían y se los comían. (ASQUEADO) Oh.

Qué duro. Imagínate, el escorbuto

hizo estragos, murieron muchísimos, la travesía fue terrible.

(Música)

Pues este es el monumento a la circunnavegación.

Tienen cara de cansados los que están en ese barco.

Efectivamente, imagínate tres años de navegación

con las penurias y las dificultades que pasaron.

De 265 marineros que salieron

solo regresaron estos, 18.

A esos 18, ¿cómo los recibieron aquí?

Imagínate, además ellos venían de...

Tenían la promesa hecha a la Virgen de Guía,

la Virgen de Barrameda, de ofrecerle unas velas

porque hubo un momento, al pasar por el cabo de Buena Esperanza,

una tormenta enorme estuvo a punto de hacerlos naufragar.

Entonces tuvieron que venir aquí, a la iglesia y ofrecerle las velas,

porque entonces las promesas se cumplían; hoy, no tanto.

(RÍE) Hoy es otra cosa.

Este es el reloj ecuatorial legua cero,

el monumento que marca el punto de partida simbólico

de numerosas expediciones.

Ya veis que Sanlúcar y los sanluqueños

han vivido durante siglos muchas historias.

Siempre las acompañan con música, flamenco o copla.

En el barrio marinero todo el mundo canta.

Vais a conocer a algunos vecinos.

Os presento a Chupete Fly,

el peluquero del barrio que corta el pelo cantando.

Me llaman Chupete Fly.

Esta barbería tiene 150 años y era del abuelo de mi padre.

Mi padre, yo y ahora tengo a mi hijo.

Y tengo un nieto al que quiero enseñar

el día de mañana para que sea un chorrito barbero,

la quinta generación.

Entonces, estamos en el barrio marinero.

Antiguamente, este sitio se llamaba la Fuente del Piojo.

Antiguamente, las mujeres cogían los peines blancos

y expurgaban a los chiquillos y les salían los piojos...

a mansalva y por eso lo llamamos la Fuente del Piojo.

Los cortes que hago yo hoy son de categoría.

Esto es artesanal.

Corte de pelo artesanal, ¿lo ves?

El ruidito, esto es todo artesano.

Lo mismo te corto el pelo que te echo un cante.

Y dice así:

Llego de Sevilla y ve viendo, Juan Miguel.

A cobijar las maravillas

de Murillo y Rafael.

Y por las calles, como una rosa,

en los altines que hay a la entrá,

iba la Trini como una rosa,

como si fuera la Inmaculá.

Ay, mi Trini.

Ay, mi Trini.

Ay, mi Trini, Trinidad.

Ay, Trini.

Mi Trini.

Ay, Trinidad.

La saga sigue, igual que los Muñoz. -Igual que mi familia.

Anda. -Mi familia sigue.

Manolo Sanlúcar, Isidro... -Manolo Sanlúcar, Isidro Muñoz.

Mi padre. -Todo el mundo canta.

Todos, todos, todos hemos sido artistas.

Y seguimos siendo artistas.

Lo tenemos todo aquí. -Aquí lo tenemos todo.

Además, ahí...

Y el mejor que había en mi huerto

y muy cerca de la cara

vi que lo llevaba puesto

uno... que...

te acompañaba.

Ay... ay...

Ole. -Salud.

Grande, quillo, del barrio.

La playa de Sanlúcar se transforma cada verano en un hipódromo.

Las carreras de caballos son una de las imágenes más atractivas

que pueden encontrarse en la costa española.

Una imagen que se repite verano a verano

desde hace más de 170 años.

Graciela, el origen de esto, ¿cuándo empezó?

¿Cuándo empezaron las carreras en Sanlúcar?

Data del 1845. Ajá.

Los pescadores, cuando venían de echar todo el día pescando,

cuando desembarcaban el pescado de los barcos,

tenían aquí un remolque con el caballo

y metían las cajas de pescado encima.

Y cuando había más de un carro lleno de caballos,

hacían carreras entre ellos hasta Bajo de Guía.

Qué bueno. Y de ahí viene.

Eh, ¿no quieres seguir ya? Vamos.

Vamos. ¿Qué pasa? Venga.

Y de ahí viene lo que son las carreras de caballos.

Si tú quieres competir en las carreras de Sanlúcar,

¿qué edad tienes que tener?

Mínimo son 14 años, aparte de que tienen que hacer

eh... un examen práctico para ver si tienen las cualidades

necesarias para montar en carrera.

Los niños no suelen ganar a los profesionales.

También, ¿eh? ¿Sí?

Sí, si llevas buen caballo, sí. Pero he oído algo en el pueblo

de que los niños apostaban o no sé qué.

Apuestan y tienen casetas de apuestas.

¿Cómo funciona eso? Pues eso,

toda la distancia de la carrera, los niños

preparan sus casetas con cartón, lo dibujan,

y se ponen en diferentes distancias de la playa.

Entonces, lo que hacen, trazan una línea

desde su caseta hasta lo que es el agua.

Y el primer caballo que pase por esa línea

es el ganador de esa caseta.

Oye, tú, que eres amazona, ¿qué supone entrenar a caballos

para este tipo de carreras? Obviamente son caballos

que tienen unas cualidades muy especiales.

Sí, ten en cuenta que un pura sangre inglés,

el pura sangre inglés, por nacimiento,

tiene un temperamento fuerte.

Son caballos que... Se utiliza la raza del pura sangre inglés,

porque son caballos muy ligeros. La carrera, ¿dónde empieza?

Las carreras empiezan en Bajo de Guía.

Está a una distancia de dos kilómetros.

O sea, dos kilómetros a todo tren.

Hay diferentes distancias,

pero la máxima son 2.000 metros, ¿vale?

2.000 metros. Hay desde 1.200 metros

que es a la altura de los edificios naranja,

que se llaman Los Infantes. Sí.

Hasta Bajo de Guía, que son los 2.000 metros.

Para montar aquí, en la playa,

¿hace falta algo especial? No, lo que hace falta

es tener la licencia en... en vigor,

es decir, que tengas tu seguro. Ajá.

Y tu examen práctico con tus cualidades

para poder montar en carreras.

Aquí hay una diferencia grande entre amazona y gentleman y yóquey.

La amazona y el gentleman son aficionados

que montan en carreras,

pero no cobran por ganar, ¿vale?

Y el yóquey se dedica a ello plenamente

y por carrera que gana se lleva un 10% del premio.

No está mal. Sí, está bien, está bastante bien.

¿Una galopadita por la playa? ¿Sí? ¿Te atreves?

Claro que me atrevo. Pues venga, vamos a ello.

Venga, vamos. Vamos.

(Música flamenca)

(Música)

Ay, los gitanitos del puerto.

Ay, ¿a cómo vendes la libra?

Me voy de Sanlúcar después de conocer

cómo viven, cómo trabajan y cómo se divierten los sanluqueños.

Me queda escuchar cómo cantan,

la mejor manera que tienen de decirme adiós.

...derramáis.

Que mandilo, mandilo.

Que mandilo, mandilo.

Que de cabeza, cabeza,

me meto yo en el tilo.

(Guitarra española)

(SORAYA) Toma ya, hale.

Ay, que por apellido Rosa.

Ay, María sé que te llamas.

Ay, que por apellido Rosa.

Ay, vale más tu dulce nombre,

ay, que el Pilar de...

de Zaragoza.

Ay, vale más tu dulce nombre,

ay, que el Pilar de...

de Zaragoza.

Que me lo dijiste ayer.

Que me lo dijiste ayer.

Ay, que me ibas a llevar, primo,

a la feria de Jerez.

Tiriti, tran, tran, tran.

Tiriti, tran, tran, tran, tran.

Tiriti, tran, trantero.

Ay, tiriti, tran, tran, tran.

Tiriti, tran, tran, tran.

Tiriti, tran, tran, tran, tran.

Tiriti, tran, trantero.

Ay, tiriti, tran, tran, tran.

Costa España - Sanlúcar de Barrameda

19 ago 2018

Costa España visita la villa gaditana de Sanlúcar de Barrameda.

Histórico de emisiones:
03/08/2015

ver más sobre "Costa España - Sanlúcar de Barrameda" ver menos sobre "Costa España - Sanlúcar de Barrameda"
Programas completos (5)

Los últimos 6 programas de Costa España

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios