Conversatorios en Casa de América Canal 24H

Conversatorios en Casa de América

Miércoles a las 00:00h y Sábados a las 07:30h

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5436512
Conversatorios en Casa de América - Les Luthiers - ver ahora
Transcripción completa

Hoy tenemos cuatro invitados.

Martín O'Connor.

Hola, ¿qué tal? Hola.

Roberto Antier.

Tomás Mayer Wolf.

Tato Turano. Gracias.

-Dijo bien los cuatro, vámonos.

-¡Muy bien!

-Vámonos. Hemos empezado bien.

No puede mejorar, solo puede empeorar.

-Absolutamente.

En este punto, solo tengo miedo de que cuando digáis quiénes sois

como ente

no acaben nuestros espectadores de reconoceros.

¿Cómo os llamáis vosotros?

Nosotros nos llamamos Les Luthiers.

Somos un conjunto de humor y música.

Tenemos apenas 52 años de trayectoria.

-Nada más que eso.

-Qué serio lo dijiste. -Es que soy una persona muy seria.

-Se da el curioso caso de que somos un grupo de 52 años

con integrante de 38.

-Sí.

-Bastante curioso.

Ahora nos decís cómo habéis jugado en el tiempo,

en esa dimensión con los años.

En fin, aquí los tenemos, Les Luthiers,

en "Conversatorios de Casa de América".

(Música)

# 300 gramos de harina...

# -Solo 280.

# -Dije 300.

# -Le sobran 20.

(AMBOS) # -Es como le dijo yo.

¡Yo! ¡Yo!

# -Luego agregamos la leche.

# -Antes se agregan los huevos.

# -Antes la leche.

# -Antes los huevos.

(AMBOS) # -Es como le digo yo.

# -Agregamos el azúcar.

# -Antes hay que revolverlo.

# -Queda muy espeso.

# Oh, ¿quién le dijo eso?

# -Un minuto a fuego suave.

# -Un minuto y 10 segundos.

(AMBOS) # -No hable si no sabe, # le pido por Dios. #

Habláis de la fusión de la música y del humor.

¿Qué es para vosotros la música?

En mi caso, la música es una forma de vivir.

Nosotros todos tenemos formación musical y teatral.

Yo, particularmente, soy músico.

Estudio música desde pequeño, estudié piano...

Tocas el piano regular.

Empecé a los tres años.

A los tres años comencé a tocar el piano

y luego fue una carrera universitaria musical.

Así que es una manera de vivir.

Además de Les Luthiers, soy director de orquesta, de coro,

y compositor, trabajo aparte como músico.

Para Les Luthiers, como has dicho,

el sino del grupo, además del humor, es la excelencia musical.

Cuidamos mucho la excelencia musical.

Nuestros espectáculos tienen música de muchos géneros musicales.

Así que esa variedad, y manteniendo la excelencia musical,

es uno de los puntos fuertes de lo que hacemos.

Un directo de orquesta que viene a trabajar con vosotros.

Que desciende a trabajar con nosotros.

Desciende, ¿no? Tiene el estudio en una planta alta.

(RÍEN)

Director recibido con medalla de oro,

no te lo va a decir él,

hace música para Disney, o sea...

Ha pasado varios filtros.

¿Y vosotros?

Bueno, en mi caso, además de ser músico,

cantante, sobre todo, mi base siempre fue actoral.

Yo comencé como actor a los seis años de mi vida,

muy joven, porque en mi familia eran todos actores:

mi padre, mi madre, mis abuelos...

Entonces, yo no iba a ser notario.

Tanía que ser actor, no quedaba otra.

También tenía familiares músicos, así que...

-¿No había nadie que trabajara? -No.

Por eso yo tampoco quise trabajar, obvio.

-¿Era esto o trabajar? -Era esto o trabajar.

Así que toda mi vida pasó por el espectáculo

y Les Luthiers fueron parte de mi crecimiento.

A partir de los 10 años yo me nutrí de Les Luthiers

y estar acá hoy es como...

la frutilla, la fresa del postre, digamos.

Roberto, tú...

Se te ve que eres...

un hombre como Dios manda, pero eres novato.

Eres el último que ha llegado.

Lo que dijiste, ¿cómo era? -Soy un hombre como Dios manda

que quedó para ellos.

Pero te agradezco que notes la diferencia,

que es evidente, y lo hayas dicho solito.

-Está bien, me sonó como...

-Se está empezando a notar. -Sí.

¿La música cómo...? Yo te dije, Rober,

maquillaje.

¿En la música cómo vas?

Yo empecé a estudiar

piano a los ocho años en un conservatorio.

Me recibí del pomposo título

de profesor superior de teoría y solfeo.

Después estudié acompañamiento de cantantes,

estudié jazz en Estados Unidos,

y lo tenía siempre como hobby.

Y poquito más que de hobby, porque alguna vez

he recibido dinero a cambio.

A cambio de dejar de tocar, ¿no?

(RÍEN)

Me han pagado, entonces dije: "Bueno, una segunda profesión".

Les Luthiers hizo que conjugara.

soy esencialmente actor,

he hecho mucha televisión en Argentina,

hace 40 años que trabajo en televisión, teleteatros, cine...

Bueno, también fui como Martín y todos los otros

espectador, admirador, recreador casero

de Les Luthiers.

Y un día pasamos a integrar el grupo.

Qué bien. ¿Y tú, Tato?

Yo soy músico.

Empecé a tocar el piano a los siete años por obligación,

porque mi madre me decía: "Tienes que tocar el piano".

Y no me gustaba, realmente.

Y finalmente, finalmente,

agradezco esa insistencia y esa presión,

porque me dio una carrera.

Además, soy saxofonista,

y desde que ingresé en Les Luthiers

empecé a tener que tocar otros instrumentos.

Ahora soy baterista, bajista, guitarrista, tubista, trombonista...

-Único intérprete en el mundo de "bass-pipe".

-En este momento, tengo ese honor.

El "bass pipe a vara",

uno de los instrumentos emblemáticos del grupo,

de nuestro grupo.

Es un instrumento hecho con cartón,

uno de los instrumentos primitivos. -Parece un cañón de guerra.

-Creo que fue el primer instrumento...

Tocar al aire libre no podéis si llueve.

Bueno, está protegido, está protegido.

Pero tratamos de no tocar al aire libre.

Claro.

Recuerdo a la gente decir:

"Esa especie de cañón con ruedas de bicicleta".

Fue solo ejecutado por el fundador, Gerardo Masana,

por Daniel Rabinovich...

-Y por Tato Turano. -Y ahora yo.

-Ese es el podio.

-Mi carrera dentro de Les Luthiers

fue incorporando nuevos instrumentos.

Hace poco hice la cuenta

y llevo tocados entre instrumentos formales e informales

unos 40.

Los instrumentos informales son los que han hecho

premeditadamente y solamente para Les Luthiers.

¿Cuántos son?

Uf, hay más de 50.

¿Hay más de 50? Sí.

En el último espectáculo, "Viejos hazmerreíres"...

Estamos estrenando. Hay una ducha.

Hay... un número de elementos de artefactos de baño:

una ducha, un bidet... Un bidet con cuerdas.

Un asiento...

y un calentador,

una "calentadófono", que lo toca Tato muy bien.

Y en "Viejos hazmerreíres" estrenamos un instrumento informal,

que es la batería de cocina.

Está hecho con sartenes y cacerolas.

También es muy vistoso.

Para el número de "La receta postrera".

Sí, señor.

Bueno, justamente "luthier", para los que no saben,

"luthier" es el fabricante de instrumentos,

principalmente de cuerda.

Uno lleva a arreglar, a comprar una guitarra a un "luthier".

Guitarras o violines.

Por extensión, es fabricante de instrumentos.

Y de ahí el nombre del grupo.

Decías sobre todo, Tato,

que Les Luthiers era una fusión entre la música,

y ya se ve cuál es vuestra base musical,

y el humor, que hay quien dice que es

el patio de recreo de la inteligencia.

No todo el mundo tiene esa capacidad.

Sí, sobre todo la capacidad de hacer humor

desde lo básico de la lengua.

O sea, la lengua...

Humor, hay muchísimos tipos de humor.

El humor que caracterizó a Les Luthiers desde sus comienzos

y sobre todo desde que se teatralizó.

Digamos que Les Luthiers tuvo dos formatos:

originalmente como parodias de óperas

hechas con humor,

y luego, más entrada la década del 70,

se fue teatralizando,

llevado a escenas actorales

mucho más, digamos, sin música.

Entonces, ya se complementa muchísimo más

en una cosa mucho más general.

-Porque tiene origen en un coro,

en el de la Facultad de Ingeniería de Buenos Aires.

Era una broma para ese grupo,

y como ese grupo hacía canciones de temas de música clásica,

la primera obra que se hizo fue hacer una parodia

de la "Pasión según San Mateo", de Bach,

pero en la letra pusieron el prospecto de un laxante.

En la mitad de una cosa muy seria,

los compañeros no podían creer lo que escuchaban,

y empezaron a pedir:

"Por favor, hagan eso en Buenos Aires,

quiero traer a un tío mío", y se empezó a replicar.

A medida que se fue agrandando el público,

hubo que ser menos específico y empezar a agrandar un poco más

los diferentes géneros.

Como dice Martín, después se agregó lo actoral

y hoy está, creo, bastante repartido lo actoral con lo musical.

Una de vuestras señas es el dominio de la palabra.

Os descubrí en una clase de Lingüística General,

mi profesor puso un vídeo:

"Os pongo a unos argentinos un poco raros,

que se llaman Les Luthiers y vais a...".

Fue generoso, "un poco raros". Sí.

Él era... Era comedido, moderado.

-¡Muy moderado! A ver, un grupo

que se funda hace 52 años

y de los que estáis aquí pocos tenéis esa edad.

Sí, yo... -Tenía un año.

Tú tenías un año.

¿Entonces qué es lo que ha sucedido aquí?

¿Ha habido un relevo generacional?

Un recambio, porque el tiempo pasa

y tuvimos el fallecimiento de Daniel Rabinovich

en el año 2015.

Eso fue un hito

en el cual el grupo de cinco,

que no sé cuántos años habían estado,

28 años trabajando en quinteto, las mismas caras...

De pronto, cuando falleció Daniel, o antes, cuando enfermó,

empezamos a entrar Martín y yo ya con mucha asiduidad.

-Aclaremos que ya formaban parte de la compañía.

-Claro, hacía mucho años.

-Enfermó Daniel y los llamaron, Tato está desde el año 2000.

-¡Claro!

Hemos hecho diversas incursiones en distintos shows,

pero a partir de que Daniel enfermó

empezamos a trabajar constantemente

y el quinteto se transformó en sexteto

con Martín y conmigo.

Y luego, Carlos Núñez,

que también es uno de los originarios,

decidió retirarse, con justa razón a su edad.

Dijo: "Quiero viajar por el mundo,

no quiero trabajar más".

Y se fue.

Ahí apareció Tomás Mayer.

-Veníamos aparte con Roberto hacía dos años como reemplazantes.

Cuando Martín y Tato

pasaron a ser titulares,

nos llamaron a Roberto y a mí.

Es todo un mecanismo: titulares, reemplazantes...

Hay dos reemplazantes más,

que son Pablo Rabinovich

y Santiago Otero Ramos.

Siempre hay gente. No tiene nada que ver con Daniel.

-Solo comparten apellido.

-Pero siempre hubo... -Apellido común, Rabinovich.

-Siempre un reemplazante que hacía más a los actores

y otro reemplazante que hacía más a los músicos.

Y ambos tenían que cantar.

Entonces, Martín era para los actores

y Tato para los músicos.

Al fallecer Daniel, que tenía mucho de ambas cosas,

entraron dos a reemplazarlo.

Entonces, como ahora estábamos

con Les Luthiers ya andando con la rueda de auxilio,

si pasa uno y se enferma uno, ¿qué pasa?

Entonces, entramos Tommy y yo.,

Yo cubría a los actores y Tommy a los músicos.

Se retira, como dice Tato,

Carlitos Núñez al cumplir 50 años la agrupación,

y entró Tommy de reemplazante.

-Esto también es bueno nombrarlo y aclararlo,

ver cuán importantes o cuán talentosos son

nuestros fundadores,

que para cubrir a una persona hizo falta a dos.

Porque que reúna las cualidades que, por ejemplo, tenía Daniel

en cuanto a versatilidad de instrumentos,

a cantar y a ser tan gracioso,

una sola persona es muy difícil de encontrar

que cubra todo ese espectro.

¿Qué habéis aprendido de los padres fundadores?

Prácticamente todo,

porque Les Luthiers es algo muy original, es único.

Entonces,

también fue creado, no te diría de forma accidental,

pero casi.

Y ellos fueron aprendiendo

el oficio que ellos mismos inventaron.

Y nosotros lo empezamos a ver yendo al teatro,

en distintas décadas cada uno,

y luego aprendimos...

estando con ellos, ¿no?

Y...

Uno tenía una escuela, otro no tenía escuela teatral,

el otro era un gran músico, pero no tenía...

Y fuimos aprendiendo distintas cosas.

-Piensa que las obras fueron escritas

desde los comienzos de Les Luthiers para ellos mismos,

para las características de cada uno y las habilidades.

Carlitos Núñez tocaba el acordeón desde pequeño,

hay muchas obras que tienen acordeón.

Y así con cada uno de sus integrantes.

Nosotros ingresamos ya al hacer antologías,

nuestros espectáculos eran antologías,

nosotros teníamos que cubrir un rol que tiene ciertas características.

Todos tuvimos que aprender instrumentos,

en nuestro caso, que somos más músicos,

instrumentos que no tocábamos previamente.

Nosotros tocamos el piano, me tocó cubrir a Carlitos Núñez,

que es pianista, cubrí muchos números con piano,

pero hay otros instrumentos que no sabía tocar.

-Un caso: Carlitos es tenor y Tomás no lo es.

Al tener que entrar

en un traje hecho a la medida de Carlitos

las partes musicales las va a tocar,

pero las partes cantadas le van a quedar mejor a Martín.

Entonces, hay como que rearmar y redistribuir los roles.

-Y lo que creo que en mi caso,

y creo que hablo en nombre de todos,

sí hemos aprendido de ellos la atención al detalle

y la excelencia.

Estar puliendo constantemente números que tienen

muchísimos años, décadas inclusive,

que seguimos haciendo hoy y que aún hoy

seguimos buscando para que el chiste funcione mejor

y mejorar ciertos aspectos, estar muy atentos al detalle.

Eso es algo que...

-Ahora, fíjate qué interesante lo que decía Tommy,

que cuando Les Luthiers fue creado y sus obras fueron creadas,

depende de la habilidad de cada uno,

qué grandes maestros que son,

que en el caso mío, que no tengo ninguna habilidad,

me incorporaron al grupo y me han enseñado.

Buenas personas. ¡Totalmente!

-Errores comete todo el mundo. -Claro, claro.

Vosotros, por cierto, seguís...

de verdad tenéis también esa...

esa admiración sin límites

y os parece que ha sido profundamente maltratado

Johann Sebastian Mastropiero.

Injustamente.

Injustamente, porque es el creador

de todos los opus que nosotros interpretamos.

Un tipo que ha vivido siglos

porque hay cosas que... casi convivía con Mozart.

Y de golpe hace música techno.

-Compuso una cumbia.

-Sí, y díganme qué otro caso hubo.

Así que para mí...

fue una injusticia.

-Corre por tu cuenta.

-Sí, como tantas otras cosas.

Es verdad que, por cierto, hay cumbias, hay vals, hay techno.

Hay bossa nova, hay jazz.

-¡Hay zarzuela!

-Hay zarzuela.

Le dais a todo, ¿no?

Lo que decía de las correcciones de obras que tienen muchos años,

"La magia del bergantín" es del año 1981.

Y ayer le hicimos una modificación.

Ayer.

Y ya habíamos hecho otra en marzo.

Entonces, se siguen retocando.

-Y actualmente en Argentina y en Latinoamérica

estamos con otro espectáculo, que es "Gran reserva".

Y tiene otros géneros musicales, tiene tarantela, tiene bolero...

-Country.

-Sí, blues...

Entonces, actualmente, el abanico de géneros...

Pero sois los mismos, no están los reemplazantes en Argentina.

Sois los mismos, de hecho, actuáis en unos días en Argentina,

luego Chile,

en marzo volvéis a España,

vais a estar en el País Vasco, en Bilbao, San Sebastián, Vitoria.

Zaragoza.

En Zaragoza, en Logroño y en Pamplona.

¡Bien! -Muy bien.

-Y no tenía memoria, dice.

"Viejos hazmerreíres" se llama el espectáculo

que tenéis aquí en España y lo que os pregunto es:

¿qué tienen los viejos hazmerreíres que no tengan los nuevos?

Bueno, es una antología.

Son obras que fueron compuestas en distintas épocas

pertenecientes a distintos espectáculos

y que las hemos congregado

para hacer un espectáculo

que es un espectáculo en sí mismo,

es una colección de viejas obras y nada más.

Está unido por un número constante,

que es este, la radio tertulia,

que hacen Roberto y Martín

son dos periodistas de radio

y hacen un programa donde van mechando con una telenovela

comentan una telenovela,

hacen entrevistas a invitados

y presentan los números musicales

Hay un grupo inglés, que se llaman "London Inspections"

que va apareciendo cantando distintas canciones

en un inglés medio "Spanglish"

y medio no se sabe muy bien qué.

-Que después son entrevistados con maestría.

-Son entrevistados... -Con gran idoneidad.

-Y una hermosa nota al final del programa.

Y, bueno, se ha transformado en un espectáculo en sí mismo.

"Viejos hazmerreíres".

-Y lo que tienen viejos hazmerreíres que no tenemos los nuevos

son años.

-Y lo que tiene también es que mucha gente,

entre la que me incluyo,

conocimos a Les Luthiers por discos.

Y luego recién los vimos en vivo.

En directo.

Nosotros decimos "en vivo".

Y la experiencia es totalmente otra. Porque Les Luthiers te atrae.

¿Por qué Les Luthiers dejó de hacer discos?

Pregunta a veces la gente.

Porque cuando apareció el vídeo

el vídeo comercial, pensad que esto empezó en el 67,

no había vídeo en las casas,

pero a medida que lo hubo, prefirieron pasar al vídeo

porque es un espectáculo teatral.

Y tener en vídeo aunque sea el recuerdo del espectáculo que fue

siempre que esté vigente, siempre que esté haciendo funciones,

los que somos reemplazantes

hemos entrado sabiendo que podíamos ver el espectáculo:

hoy lo voy a ver del lado izquierdo del escenario,

hoy del derecho y mañana desde platea.

Me voy a sentar en butaca a verlo.

Y es otro planeta.

Es un hecho teatral que, aparte,

2.000 personas se estén riendo de lo mismo en el mismo momento

es algo que recomiendo.

-Hoy mucha gente lo ve por YouTube

es interesante lo que dice Roberto.

Lo que ven en YouTube y si se ríen en YouTube,

la experiencia del directo es absolutamente...

-A la salida lo dicen mucho, es otra cosa.

"Yo los veía en YouTube, esto es otra cosa".

Vamos a comunicar esto, porque realmente cambia mucho.

El ecosistema en el que te introduces, ¿no?

Totalmente, el teatro tiene esa magia.

Aquí en "Viejos hazmerreíres"... ¿Esa mafia dijiste?

¿"Viejos hazmerreíres" es radio tertulia?

Nuestra opinión y "la tulia".

Muy bien.

Y esto es lo que estáis haciendo en España, en marzo volvemos,

o volvéis, y en Argentina y en Chile

tenéis otro espectáculo, ¿cómo se llama y qué hacéis?

En abril, de hecho, estaremos con tres espectáculos simultáneos

porque estrenamos un nuevo espectáculo en Argentina.

-Que todavía no tiene título. -Estrenaremos.

-Sí, estrenaremos un espectáculo en abril.

Y "Gran reserva" es el espectáculo que estamos girando actualmente

en Argentina y en Latinoamérica.

Y "Viejos hazmerreíres" en España.

"Gran reserva" tiene números nuevos, ¿no?

No, "Gran reserva" es la última antología

que hemos hecho con todas obras antiguas.

Es una antología de antologías.

Es una antología, creo que la más fuerte

que tuvo el grupo. -Sí.

La más fuerte es "Gran reserva".

Y el espectáculo que estaremos estrenando en abril

tiene números nuevos,

después unos de 10 años de "Lutherapia".

Tras de 10 años es la primera vez

que hay cuatro o cinco números nuevos hasta el momento.

Hay otros más en desarrollo.

-Quitando el caso de "Receta postrera",

que fue creado porque era un instrumento nuevo,

se creó para este espectáculo.

Y "Gran reserva" tiene, a diferencia de las últimas antologías,

que tuvieron hilo conductor como fue en "¡CHIST!"

los políticos de innovaciones y en este caso la tertulia,

"Gran reserva" no tiene hilo conductor.

Son diferentes obras pero que, al mismo tiempo,

están puestas de determinada manera

que conforman, no es algo que está suelto y tirado al escenario,

está bien armado y compacto.

-Y con el formato más clásico de Les Luthiers que uno espera,

que es el texto introductorio de la carpeta roja,

el clásico que uno más recuerda de Les Luthier.

La referencia a Mastropiero. Exactamente.

Pero 52 años después seguís haciendo números,

¿cómo se compone un número de Les Luthiers?

¿Eso cómo se hace?

Eso en realidad. ¿Se puede hacer en casa?

Es patrimonio de los históricos.

Ellos tienen una fórmula

que la siguen, por suerte,

y habría que preguntarles a ellos.

Los temas siempre son...

no temas actuales,

nosotros no tenemos una política de hacer el humor

con algo que está de moda.

Sino con algo que está instalado en la Humanidad,

que se sabe que está,

entonces, parodiamos tal o cual cosa.

Una carrera de Fórmula 1, a lo mejor.

Pero no porque el señor que esté ganando la carrera

sea Hamilton, no vamos a hacer un chiste sobre Hamilton,

ni sobre Donald Trump, ni sobre nada de actualidad.

Yo creo que el secreto pasa por ahí.

Tomar una cosa que se pueda convertir en graciosa

de algo que ya está instalado.

-De hecho, el hilo conductor del espectáculo anterior

eran dos políticos corruptos

que recurrían a un músico de baja estofa

para modificar el himno nacional.

Y había una cantidad de lugares comunes

del político corrupto y en cada lugar que íbamos dijeron:

"Lo hicieron para nuestro presidente".

Y el detalle es que fue escrito en el año 1996

sin tocarle una coma.

Ahora, si la realidad se parece mucho

a lo que llevamos escrito nosotros, la empresa no se hace responsable.

En este "Viejos hazmerreíres"

también hay un político corrupto haciendo declaraciones.

También. Y pueden decir...

Sobre el final, dice:

Bueno, finalmente fue exonerado.

Será apresado o, lo que sea más probable,

nombrado Ministro de Justicia.

-Claro, pero el mismo chiste

exactamente el mismo,

a lo mejor en Ecuador hoy

funciona de una manera

y ríe mucho más la gente que, a lo mejor, en España.

O tal vez en España se ríen más que en Costa Rica.

-O Colombia, sí.

-Depende de qué momento estén pasando ellos

con la clase política, nosotros no estamos...

-El chiste está ahí, puede ocurrir en cualquier lado o momento,

esa es la idea del humor.

Quiero que escuchéis un segundo esto.

# Oh boy, invite me

# to the party.

# Oh boy, invite me

# to the party.

# Oh boy, invite me

# to the party.

# Oh boy, invite me

# to the party.

# Oh boy, oh boy...

# o tal vez no voy.

# Oh boy, si no quiero no voy.

# Oh boy, oh boy!

# ¡Ahora ya no voy!

# ¡Ya no voy!

# ¡No voy, no voy, no voy! #

Estabas dudando de si voy o no voy al programa.

Al final decías que no vas, pero has venido.

"Oh boy, oh boy, invite me to the party".

O voy... o tal vez no voy.

No lo teníais muy claro, ¿no?

¿Y ahora? -¡Ahora ya no voy!

Ahora ya no vas.

No voy ya. Estás aquí, no puedes ir.

Me enojé.

Bueno.

Eres protestante.

Efectivamente, esto es canción protesta.

Exactamente.

Una duda, estamos hablando de lo que sucede sobre las tablas,

pero es que la producción que tiene Les Luthier detrás,

hemos visto cómo es la composición,

que a los nuevos os mandan por el mundo

y los padres fundadores se quedan escribiendo...

No, ellos vienen por el mundo con nosotros.

Están con nosotros, claramente.

-Es un sexteto y dos no están acá.

Esos dos se dedican a trabajar y vosotros...

vais pasando... Sin nosotros lo hicieron 50 años.

Ahora es, a ver, muchachos.

Ustedes un poquito. Muy bien, perfecto.

Pero vamos a ver.

50 instrumentos con la altura,

el peso, una ducha convertida en instrumento musical.

¿Eso cómo se lleva por los países?

¿Vais en transatlántico de un lugar a otro?

En los aviones ¿cómo lo hacéis?

Tenemos un equipo de trabajo formidable,

somos 20 personas que viajamos

con 60 baúles que llevan los instrumentos.

Ahora son casi 60 porque, encima,

en los últimos espectáculos, las últimas plazas donde hemos ido

tenemos una exposición de algunos de los instrumentos informales

en el hall de entrada.

Entonces eso suma algunos baúles,

porque hay instrumentos bastante grandes.

Tenemos, como dices, los "artefactos de baño",

tenemos el "bass-pipe a vara"

tenemos la "batería de cocina",

son instrumentos realmente grandes que requieren

no solo muchos baúles, sino también mucho cuidado

y para eso tenemos gente en nuestro equipo

con mucha experiencia y técnicos de sonido,

técnico de luces, a nuestro manager, que está ahí fuera de cámara,

una de las personas más importantes, es nuestro padre, nuestra madre,

nos cuida nuestra salud...

La persona que firma el contrato contigo.

Que firma, que nos paga y todo.

-Fíjate un detalle,

por ejemplo hablábamos del "bass-pipe"

que ejecuta Tato muchas veces.

En este caso fue traído

para un gag que dura seis segundos.

O siete, no sé cuánto dura.

Es un baúl entero.

-Ayer siete, estuviste un poco largo.

-Sí, lo iba a decir.

-Para mí el riff era...

-La vuelta fue muy lenta, hay que hablarlo.

-No, pero dura nada, muy poco.

Y se trae un baúl para ese gag chiquitito.

-No se dijo: "No, ¿cómo va a viajar, transatlántico

para un gag de seis segundos? Y viaja.

Y está bien lo que dice Tommy de la exposición,

porque en las próximas giras

la gente va a tener la oportunidad de...

-Ya en estas. -A partir de ahora.

Y en las próximas giras lo repetiremos,

de tener los instrumentos originales.

Los de 1967 y actuales.

El "bolarmonio".

-El "dactilófono".

-Más actual cada uno con una explicación, tenerlos ahí.

-Bien cerca.

Bueno,

nos tenemos que ir despidiendo.

Ha pasado la media hora volando, Tato, Tomás...

Nos quedaríamos toda la mañana, pero no tengo ganas.

(RÍEN)

Solo una última pregunta:

Hay un gag en el que habláis de una familia

que vive con una perra inmensa

y que tiene un hijo, un cachorro, ¿cómo se llamaba el cachorro?

El hijo de la gran perra.

En fin.

Lo tenemos que dejar aquí.

Sí porque estamos muy en el borde.

Estamos ya... Ahí llegamos.

Estamos al borde del precipicio. Dimos un paso al frente.

Ni un paso más.

Les Luthiers, en marzo vuelven a España,

muchas gracias,

en noviembre y diciembre en Argentina y Chile.

Muchas gracias por estar en los "Conversatorios".

Y a ustedes los esperamos aquí, en el mismo lugar,

a la misma hora, el mismo día, seguiremos conversando.

(AMBOS) # Los jóvenes de hoy en día

# ya no distinguen el mal del bien.

# Ya no hay ley, ya no hay derecho

# y solo sexo es lo que ven.

# Los jóvenes de hoy en día

# creen que pueden hacer # todo lo que quieren.

# -Pero no pueden dejar sus deberes,

# no pueden vivir en la luna,

# no pueden tener # a todas las mujeres...

# -¡Nosotros... # también queremos alguna!

# No tienen ideología.

# -¡Porque consumen drogas!

# -Solo les importa # la moto el coche.

# -¡Porque consumen drogas!

# -¡Bailan durante todo el día!

# -¡Porque consumen drogas!

# Y hacen el amor toda la noche...

# Seré curioso... # ¿qué droga consumen?

(AMBOS) # -Los jóvenes de hoy en día

# ya no distinguen el mal del bien.

# Ya no hay ley, # ya no hay derecho...

# No hay derecho # a que lo pasen tan bien.

(Aplausos)

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Les Luthiers

  • Compartir en Facebook Facebook
  • Compartir en Twitter Twitter

Conversatorios en Casa de América - Les Luthiers

07 nov 2019

Un programa de entrevistas a personajes de reconocido prestigio que pretende profundizar en la riqueza y la diversidad de las sociedades latinoamericanas.

ver más sobre "Conversatorios en Casa de América - Les Luthiers" ver menos sobre "Conversatorios en Casa de América - Les Luthiers"
Programas completos (263)

Los últimos 265 programas de Conversatorios en Casa de América

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos