Conversatorios en Casa de América Canal 24H

Conversatorios en Casa de América

Miércoles a las 00:00h y Sábados a las 07:30h

www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5345560
Conversatorios en Casa de América - Jorge Ruiz - ver ahora
Transcripción completa

Hola, ¿qué tal? Decía el escritor norteamericano

Wallace Stegner que el talento no puede aprenderse,

no puede enseñarse, pero puede despertarse.

Hoy vamos a hablar de eso, de talento,

de creatividad, de música,

con el líder de Maldita Nerea, con Jorge Ruiz.

Bienvenidos a los "Conversatorios en Casa de América".

(Música)

# Eres la fuerza # que llena la historia

# que yo no podía escribir.

# Eres la calma # inundando la vida

# que yo no sabía sentir.

# Eres la suerte a mi lado, # el momento perfecto

# pidiendo seguir.

# Es imposible dejar de sentirlo, # te quiero, mi amor.

# Sin ti no sé vivir.

# Ya has venido a mi universo

# a dar sentido # a hacer lo nuestro.

# Si alguien queda # escuchando ahí

# debo decir que hacen falta # más personas

# como tú y menos miedo. #

Jorge Ruiz, ¿qué tal, cómo estás?

Encantado de estar aquí con vosotros.

Vamos a ver, músico, compositor,

cantante de Maldita Nerea,

logopeda, maestro especializado en audición y lenguaje,

conferenciante, ¿me dejo algo?

Hombre, padre de tres maravillas.

Tres, casi nada. Tres, sí, sí.

Padre ejerciente, que no ausente.

Y con todo esto, ¿qué es para ti el talento?

Pues el talento es algo que está dentro de todos nosotros

y que desgraciadamente, si no se expresa

de la manera adecuada, se pierde

y es una de las características de nuestra sociedad,

que vela por un montón de cosas,

pero no porque el talento potencial de cada uno se acabe expresando.

¿Qué podemos hacer nosotros?

Bueno, pues primero aceptar

que esta inhibición del talento como sociedad

es una certeza, es algo que pasa,

eso por un lado, primero la aceptación y después

pues abordar medidas auténticas para hacerlo,

que, bajo mi punto de vista,

está en hacer un pacto social

para proteger y blindar la educación, donde estemos todos,

si no, no se puede.

O sea, partimos de la base de que todo el mundo tiene talento,

hay gente que consigue desarrollarlo y otros que no.

Si, todo el mundo tiene la energía creativa suficiente,

para tener una vida creativa,

eso es así y luego está el que quiera negarlo

o el que no lo haya sentido, que yo lo entiendo,

pero eso el cerebro humano acaba expresándolo

a través del lenguaje, un lenguaje muy concreto,

propio de cada ser

y eso enriquece a la sociedad,

la parte ética de todo esto, entonces, proteger el talento

es protegernos a nosotros.

Todos tenemos talento potencial. Potencial. Si no se expresa, claro,

si no se puede expresar el individuo acaba creyendo,

la creencia de que no lo tiene

y entonces piensa que el talento es cosa de unos pocos.

Luego hay, obviamente, mucha diversidad y grados de talento.

Eso es otra cuestión, no es lo mismo

pues un talento extremo que se ve desde niño,

que tiene unas características especiales que hay que acoger

y atender, que un talento mucho más sutil,

que tarda más en expresarse, por la energía de la persona.

Afortunadamente es así,

no es algo que sea igual para todos,

se expresa de maneras diferentes, lo que hay que hacer es protegerlo,

verlo venir o confiar en que está,

hasta llegar el momento en que pueda expresarse.

Es un poco lo que dice José Antonio Marina,

si el talento está antes o después de la educación,

la educación es quien debe permitir que se exprese

cuando tenga que pasar, ¿no?

José Antonio Marina, que estuvo aquí hace unas semanas.

Y la creatividad, Jorge, ¿qué es para ti la creatividad?

Pues la creatividad es también una fórmula

de expresión inherente al ser y al cerebro humano.

No puede no ser creativo el cerebro humano,

lo que pasa es que tiende también a pensarse

que la creatividad es más bien parte de las artes,

se piensa que, o haces una canción

o una pintura o un objeto físico

que salga de ti y que tenga una proyección artística

o no tienes creatividad y no es verdad,

la creación, yo siempre pongo un ejemplo sencillo

de crear circunstancias para que una conversación se produzca,

es creatividad, entonces, el cerebro humano,

una de sus características principales es esa,

ser creativo.

Sin embargo, también esta sociedad inhibe

la creatividad, entonces, eso es lo que permite también

a su vez que haya individuos que eludan esa inhibición

y se creen cosas geniales que son lo que hace avanzar a la humanidad.

¿Qué podemos hacer nosotros como padres, padre de tres hijos,

para impulsar el talento de nuestros hijos,

para impulsar la creatividad?

Pues ahí siempre se tiende a dar como unas reglas,

que están en los libros y venga, "punto número uno",

y lo que no se dice nunca es que no se puede hacer

o es más difícil hacer si tú no expresas el tuyo.

No le puedo decir a mi hijo "expresa tu talento",

sin ser capaz de expresar yo el mío.

Entonces, ese sería como el prólogo del libro

y luego ya, una vez que tú expresas el talento, tus hijos lo ven,

lo presienten, notan que tú vives con él,

pues luego hay una serie de pautas que son claras,

confiar en que suceda, no dar el espacio,

respetar los ritmos del individuo,

esto que pareces cosas muy etéreas, son clarísimas,

diciéndole al niño: "Venga, vamos, vamos", todas las mañanas,

¿sabes lo que te digo? Perfectamente.

Es mucho más difícil, entonces,

luego ya, conforme a la etapa

en la que se encuentre el niño, pues las fórmulas de proceder

son más claras, más concretas,

pero este espacio de, uno, expresar tú tu talento

para que él lo vea y dos, confiar

y crear el espacio y el espacio, ¿con qué se crea? Con amor.

De eso tampoco se habla mucho, como parece que no es científico,

si tú no irradias amor, al talento le cuesta más salir.

Y luego hay otra cosa importante, sí que es cierto,

es que el cerebro humano aprende con la resistencia,

o sea, poniendo retos,

es importante también aquí la palabra porque se habla

principalmente de esforzarse,

hacer fuerza hacia algo, no, no,

perseverancia, empuje, pasión,

son palabras, creo, que más acertadas

y poner resistencia, que son los retos,

los horizontes hacia los que ir para que el talento se exprese,

el cerebro humano los necesita.

Eso en nuestra casa, con nuestros hijos,

en el colegio, ¿qué se puede hacer para desarrollar el talento,

la creatividad?

Pues esto tiene que quedar totalmente fijo, claro

y creo que lo que debería hacer la escuela,

yo siempre pongo el ejemplo también de lo que hace el buscador, ¿no?

un buscador de internet, todos conocemos uno muy conocido,

el buscador se alimenta de tus intereses,

de tus búsquedas. Los algoritmos.

Sí, pero vive de eso, se alimenta de eso

y crece con ello, la escuela debería ser lo mismo.

Tú vas a la escuela con, imaginemos, un niño de ocho años,

le ponemos nombre, Mateo,

pues Mateo tiene una serie de características que ya vienen

de casa, de serie y que tiene capacidad de expresarlas

con los iguales y las expresa en un ámbito, la escuela,

pues esos intereses a la escuela le interesan,

porque no hay dos Mateos, hay solo uno,

entonces, lo que debería hacer es, independientemente del contenido,

digamos estándar o base para que todos avancemos,

las materias que se den,

tiene que tener espacios para que Mateo pueda expresar

sus intereses que se convertirán en talento,

si se dan las condiciones, talento expresado, me refiero

y tiene que dar esas posibilidades

para que Mateo las pueda desarrollar

y a su vez se alimenta con ellas.

Y entonces la escuela es más rica.

Esto que parece una entelequia, se hace en muchos sitios.

Era lo que te iba a decir, la teoría está fenomenal,

pero, ¿cómo se aplica a una clase con 25 personas?

Pues hay muchas formas de hacerlo

y tampoco creo que explicar ahí...

pues yo tengo a mis hijos en un Montessori puro

donde eso se da, pero por ejemplo lo que hacemos nosotros

en la Fundación Promete es eso,

llevar un poco este planteamiento a una escuela del siglo XXI,

con niños con estas circunstancias que todos tenemos,

de los horarios, las prisas,

y digamos que si tuviera que definírtelo con una palabra,

se hace prestando muchísima atención al individuo,

entonces, todo el elenco está en torno al niño,

le pregunta siempre, esta parte mayéutica

de preguntar al otro a dónde va y acompañarlo

y luego crear en ese camino las especificaciones comunes

a todos los individuos, pero una de las constantes

es, uno, todos tenemos es interés por expresar ese potencial

que tenemos y la necesidad de que haya alguien ahí

que sea capaz de atenderlo con ese amor y con esa certeza,

me interesa lo que dices,

¿cómo lo hacemos? Y luego, permitirlo, claro,

no es lo mismo un niño que lo quiera es, yo que sé, escribir,

que otro que quiera hacer robots,

Tú hablas de la Fundación Promete de la que eres embajador

del talento, ¿qué hace concretamente la Fundación Promete?

Pues lo que hace es,

tiene un modelo que se llama Educación del ser,

que es literalmente blindar eso, el ser es lo más valioso

que tiene la sociedad, por lo tanto, a través de cuatro ejes,

se le pregunta al individuo qué quiere hacer y se le permite

o se le acompaña en ese recorrido, el acompañamiento educativo,

entonces, la idea es el ser creativo,

la manifestación de la idea, cómo se hace en tres dimensiones,

es el ser emprendedor, que también tiene sus características concretas.

Luego, cuando ya está manifestado, lo que viene a hacer Mateo,

si me permite, es el ser social, cómo lo comunicas,

porque el talento ha de ser comunicado

y luego, por último y es primordial en todo esto,

es el ser interior, cómo asimilas a nivel personal

y en soledad y en reflexión cómo asimila

todo ese recorrido, la idea, la manifestación de la idea,

la comunicación de la idea y qué ha pasado,

porque hay veces que no estás preparado o no sabes

que va a pasar y es importante

cómo te sientas, para luego volver a hacer

el círculo otra vez y lo que sucede

es que, bueno al principio era una cosa, el Campus Promete,

que es un poco la ejecución de este modelo,

el Campus Promete era una cosa que se hacía y se sigue haciendo

los veranos con niños que están en vacaciones,

pero luego los hemos metido en las aulas, la Fundación ha creado

programas para las aulas, que por ejemplo tienen lugar

solo dos tardes a la semana, solo dos a la semana, una hora,

y la transformación en ese niño, que está metido en un colegio

como a los que van nuestros hijos,

pues solo con esas dos horas donde el sistema le atiende

para que haga lo que ha venido a hacer, lo que quiera hacer,

la transformación interior del individuo es impresionante,

porque entiende que el sistema me quiere, mi comunidad

me quiere y me aprecia,

eso ya no se cambia, eso se queda grabado en el niño

y quiere volverlo a repetir,

mientras que el sistema habitual, convencional

en el que pasamos todos, no quiero que suene a crítica,

es un avance de la humanidad el sistema educativo que tenemos,

pero esto no lo permite, casi no crea espacios

para esa confianza entre el individuo y la sociedad.

Entonces, esos niños que están en un sistema normal,

de repente con dos horas a la semana dicen, "cuánto valgo, me escuchan,

me quieren", es transformador.

La clave es escuchar, entonces. La clave es escuchar.

Eres músico, compositor, logopeda,

¿qué llega antes al ser humano, la música o el lenguaje?

Bueno, gran pregunta esta,

en mi opinión es la música,

hay muchos estudios al respecto,

pero una de las maneras más sencillas de entenderlo

es que en todas las culturas prácticamente,

las madres, cuando llegan los bebés

acaban entonándoles y utilizando

el ritmo, la melodía, más que la palabra

para captar la atención del niño,

entonces, la música

ha sido desde el principio algo de mucho valor

para el ser humano, parece ser

y por eso la usamos de esa manera,

cómo es posible que la misma fórmula de comunicación

utilizada de madres a bebés

se común en culturas que nunca se han contactado,

entonces luego con el desarrollo posterior del neocórtex,

ya obviamente se desarrolla el lenguaje y la palabra,

entonces, por eso es tan importante la fuerza de la melodía

y luego ya, como humanos, que nos comunicamos a través

de la palabra, si le colocas una palabra fantástica,

pues ya la canción se eleva,

pero siempre antes, creo y es mi opinión,

la música que el lenguaje.

Eso es lo que llega antes, ¿y qué llega más profundo?

Es decir, que ayuda más a hacer que la persona avance,

que la persona crezca de manera integral.

Esta es buena, pero esto ya entramos en un terreno

más de opinión.

Para mí, como escritor de canciones y que me gusta mucho la melodía,

es la conjunción de ambas,

si tú alcanzas una melodía

que sea fácil de grabar, que eso no sabes de dónde viene,

un amigo decía que es como una cinta que está ahí

y que baja a través de ti, eliminado el ego, por supuesto,

como yo soy un vehículo para que salga,

si tiene fuerza la melodía y le pones una palabra

y para eso el castellano es maravilloso,

porque es tan rico que te permite hacer muchas variaciones,

muchas más que el inglés,

si consigues la conjunción de las dos en una frase

con una melodía, bueno, ahí ya es como el nirvana,

yo quiero las dos. Quieres las dos.

Hace un tiempo Maldita Nerea fuisteis pioneros,

porque hicisteis una gira por Méjico de 15 días

por 15 Universidades y lo que hacíais era,

primero dar una conferencia, Jorge, y luego un concierto.

¿Qué recuerdas de esa experiencia bastante innovadora?

Sí, pues eso...,

lo que intentábamos era unir los dos mundos que convergen

en manera de expresar, yo necesito la palabra hablada

también y necesito expresarme y alimentarme

de la audiencia, en las conferencias siempre hay turnos de preguntas

para que la gente nos cuente y eso es lo que nos alimenta

a nosotros, no creo mucho en este monólogo del "speaker",

es más bien una cosa comunitaria,

Bidireccional. Sí, bidireccional siempre.

Y claro, muchas de las ciudades a las que íbamos

no nos conocían y de repente los profesores tenían que decir:

"En el auditorio hay un concierto y una charla"

y muchas veces es, como yo digo, audiencia ajena, que no te conoce,

pero al final se quedaban, se quedaban a ambas cosas,

primero la charla donde yo contaba mi historia

y cómo crecí pensando que no tenía talento

y cómo al final ese talento acabó expresándose

en una historia de desarrollo personal,

como miles y miles de historias que ha habido

en toda nuestra estirpe humana.

Y claro, como todos tienen su historia,

aunque tengan 14, 15, 16 años,

o 18 o 21, en la Universidad,

muchos de ellos, la inmensa mayoría están estudiando algo

que no saben bien si es lo que quieren,

o muchos de ellos saben que no lo quieren,

que es para buscar trabajo

y se encuentran con un tipo que viene de Murcia

a miles de kilómetros y que les cuenta,

"a mí me pasaba igual, yo estaba en tu misma situación",

pero me rebelé contra esa parte de mí que decía que tenía que hacer eso

y la historia sale bien, normalmente si tú tienes fe,

como no puedes no ser tú,

la historia sale bien, pero claro, hay que confiar, vencer el miedo,

una historia de desarrollo personal, como sabes, el cerebro humano,

se alimenta de historias y las necesita,

se acaba además de mapear el área 55b famosa,

que se ilumina cuando alguien te cuenta una historia,

entonces, no es una cuestión de vengo a contar mi rollo,

si no de compartir tu historia para que el otro cuente la suya

y es realmente..., además va a seguir siendo así,

por más que nos pongan y avance...,

todos necesitamos contar nuestra historia.

Es así. La tuya también.

Bueno, si yo la necesito contar. Cuéntanosla en dos minutos.

Bueno, pues yo crecí en un entorno

habitual, normal, mis padres eran trabajadores, clase media,

y yo pues seguí mi recorrido educativo, E.G.B., Instituto

y enfocado a la Universidad a estudiar una carrera

para buscar trabajo.

Y yo no era eso,

yo quería crear trabajo, es muy diferente

y entonces en un momento dado mi cuerpo se paró y dijo:

"No aguanto más", se manifestó a través de un trastorno de ansiedad

y muy joven y sin que nadie me lo dijera, paré,

paré, lo abandoné todo porque había algo dentro de mí

que era la música, que necesitaba salir

y a partir de ahí, bueno, la historia es mucho más larga

y con muchos giros, el primer disco

lo saco con una compañía que me echa a la calle

poco después y esa reconversión,

que muchos españoles hemos tenido, el nacimiento del autónomo,

el autónomo es un ser con superpoderes, no enferma,

da igual las trabas que le pongan, las supera, esto es el ser,

lo que viene a ser, el ser, entonces, pues ahí conseguí

convertirme en músico independiente y posteriormente

editando un disco que me cambió la vida,

que es "El secreto de las tortugas"

y a partir de ahí pues ya hasta llegar a la radio

y después ya la cosa pues un poco degeneró en esto,

en lo que me he convertido, pero esa historia es larga

y tiene muchos detalles curiosos, pero como todas las historias,

no tiene más importancia que la historia de cualquiera.

Tú incluso te comparabas con una tortuga, ¿no?

porque vas a tu ritmo, ¿no?

Sí, porque curiosamente luego estudiando

los sistemas representacionales que son las formas de expresión

y de captación del cerebro, de la información,

pues yo soy auditivo y los auditivos, curiosamente,

somos muy lentos, un poco más lentos que los visuales o los kinestésicos.

Y aprecian más las palabras. Aprecian más las palabras,

vaya, qué casualidad y esto se sabe hace décadas y nadie se lo dijo

a mis padres, hubiera estado bien

para que, por ejemplo, no sufriera tanto al estudiar,

porque solo había que decirle a mis padres:

"Este niño tiene que recitar lo que lea",

para que entre por la audición y entonces lo asimile mejor

y acceda a la comprensión que es un concepto básico

y que no se está trabajando, entonces, me convertí en tortuga

de manera natural, después aprendí quién era en ese sentido,

aprendí que una de mis características es que necesito

escuchar la información

y sí, luego hicimos el símbolo, "El secreto de las tortugas",

una tortuga con un óvalo dentro, con un secreto dentro,

se convirtió en nuestro símbolo y es más conocido el símbolo

visualmente que yo.

Sabes que según la paradoja de Zenón,

Aquiles nunca llega a adelantar a la tortuga.

Oye, "Mira dentro", títulos de canciones, ¿eh?

"Por el miedo a equivocarnos", "La respuesta no es la huida",

es un poco pop filosófico lo de Maldita Nerea, ¿no?

Bueno, la cabra tira al monte, como yo digo,

y claro, a mí me interesa la sabiduría

y la filosofía es el amor por la sabiduría,

entonces, desde niño siempre he atendido a estos conceptos

pues que trascienden, que son profundos,

que hablan del nosotros,

del estar bien,

el famoso estado del bienestar,

que no es cierto, no es real,

porque aunque tengamos muchas comodidades ahora, esta sociedad,

tú preguntas a la gente y no está tan bien como parece,

porque por dentro está sufriendo

y yo desde pequeño he tendido a buscar romper con eso,

a acabar con el sufrimiento, que es una opción,

entonces, en las canciones pues se ha plasmado

y sigue plasmándose hoy por hoy, no puedo escribir

de otra cosa que no sea el nosotros.

Porque "Mira dentro", es el conócete a ti mismo,

que está grabado en el frontispicio del Apolo de Delfos, ¿no?

Sí, fíjate que yo nunca lo he premeditado,

lo he ido viendo y avanzando, incluso si vas a las canciones

del primer disco cuando yo era un crío prácticamente,

aunque hablaran de amor y un poco más pueriles, ¿no?

de repente había frases superprofundas

y es un poco ser honesto con tu naturaleza,

si tu naturaleza va por ahí, pues es lo que plasma,

tampoco creo que tenga más importancia, sí que es cierto

que en la música pop no es habitual, porque la música pop normalmente

habla del ego, del yo

y muchas veces de la ausencia y de la falta,

como medios de expresión y a mí no me falta nada,

ya estoy bien y entonces, lo que trato es de compartirlo

y entonces, el pop que habla de la presencia y de la plenitud,

pero en canciones pop que suenan en la radio,

pues es rato, es cierto que no es habitual,

raro en el buen sentido.

El otro gran éxito de Maldita Nerea

después de "El secreto de las tortugas",

tal vez sea "Bailarina", que también tiene un mensaje.

Sí, "Bailarina"

es como he llamado yo al lado femenino del cerebro,

porque el lado femenino tiene dos fórmulas de expresión

que asociamos a lo masculino y a lo femenino,

pero que no son contrarias, son complementarias,

no hay dos, son una, a ver si me explico,

es simplemente la manera de expresar,

pero tienen que estar totalmente unidas y las usamos

en función de las necesidades tal y como hace un niño,

o sea, que no están confrontadas

y es la manera que tenia de decir

que a la bailarina, a ese lado emocional, a ese lado femenino,

tienes que permitir que se exprese,

porque si no lo haces, te pierdes una gran parte de ti,

una parte rica y llena de sensibilidad

que necesitas para convivir

y para estar mejor,

no para ser mejor, si no para estar mejor.

Y desgraciadamente, por el tipo de vida que llevamos,

la bailarina siempre se queda sin bailar.

Ahora, hace unas semanas, habéis sacado un nuevo single,

¿cuál es el mensaje filosófico del nuevo single?

Pues mira, no puedo evitarlo, porque además salió de modo natural,

se llama "Un planeta llamado nosotros",

y aunque es una canción donde yo

me sincero con la persona que más admiro y quiero,

está hecha de tal manera que la puedes compartir

con cualquier persona a la que quieres,

es decir, no tienes por qué identificarla solo

con un amor de pareja, si no que la puedes cantar

a tus hijos, a tus hermanos, a tus amigos,

porque realmente nuestra casa está, nuestro planeta es

donde estamos nosotros, dónde está la pareja,

dónde está la colectividad, el lugar no es importante,

lo que importa es que estemos juntos

y ese mensaje, pues por ejemplo aquí,

por ponerte un ejemplo muy cercano,

es una de las grandes enseñanzas

que nuestros maestros y antropólogos y geólogos

e historiadores, vieron en Atapuerca,

a apenas doscientos y poco kilómetros de aquí

encontraron restos de nuestra estirpe antiquísimos

que ya venían a decir que necesitábamos estar juntos,

necesitábamos compartir, no competir

y que el nosotros era el todo,

era todo para nosotros,

entonces, esta canción, vestida en un lenguaje muy actual

y muy directo, muy certero,

en la primera escucha ya te atrapa,

viene a decir eso, viene a recordar eso,

no es un mensaje nada novedoso,

ni nada pretencioso, es lo que hemos sido.

Es ética. Es ética pura y dura,

"ethos", la guarida,

solo que lo puedes poner a las cuatro de la mañana

en una discoteca y decirlo,

decirlo abiertamente a la persona que tienes al lado,

hacen falta más personas como tú, la persona a la que quieres,

y menos miedo.

Bueno, Jorge Ruiz, líder de Maldita Nerea,

logopeda, maestro, conferenciante y otras muchas cosas más,

padre de tres hijos, muchas gracias por estar aquí,

en los "Conversatorios en Casa de América"

y que vaya todo muy bien. Gracias a vosotros,

es un lujo poder hablar más de dos minutos con alguien en televisión.

Son entrevistas en profundidad aquí en Televisión Española.

Y a ustedes les emplazo a la próxima semana,

a la misma hora y en el mismo lugar seguiremos conversando.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Jorge Ruiz

Conversatorios en Casa de América - Jorge Ruiz

18 jul 2019

Un programa de entrevistas a personajes de reconocido prestigio que pretende profundizar en la riqueza y la diversidad de las sociedades latinoamericanas.

Entrevista al cantande Jorge Ruiz, de "Maldita Nerea".

ver más sobre "Conversatorios en Casa de América - Jorge Ruiz" ver menos sobre "Conversatorios en Casa de América - Jorge Ruiz"
Programas completos (256)

Los últimos 258 programas de Conversatorios en Casa de América

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos