www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5263340
Conversatorios en Casa de América - Hombres G - ver ahora
Transcripción completa

Hoy le vamos a dedicar este espacio a un grupo que está comenzando,

un grupo de promesas, ¿cómo os llamáis?

Yo Rafa. -Los bonitos Redford.

-Yo no quiero ponerme adjetivos calificativos y menos nombres.

Yo sugiero que os llaméis, por ejemplo, Hombres G.

-Ese está pillado ya. -Un nombre un poco regular.

-A mí me gusta, suena bien, parece que lo estoy viendo,

ahí en Broadway, Hombres G.

Pues vamos a verlo, Hombre G, bienvenidos

a los "Conversatorios en Casa de América".

(Música)

# Siento un golpe en el pecho, # yo solo quería besarte,

# ha salido el marcapasos # entre vísceras y sangre.

# Mírale, que ojitos tiene,

# es idéntico a su padre,

# es idéntico a su padre. #

# Y ahora quiero que me mires tú

# y que nadie me encienda la luz.

# Solo ver la brisa # de una noche azul.

# Lanzarme a tu vida

# con los brazos en cruz. #

Son cuatro, Daniel Mezquita, ¿qué tal, cómo estás?

Muy bien, encantado. Javier Molina.

Hola, muchísimas gracias. Rafa Gutiérrez.

Hola, ¿qué tal? David Summers.

Bueno, "Resurrección" es vuestro nuevo disco,

"Resurrección", ¿alguien os daba por muertos?

No, no, es una de las canciones del disco,

uno de los temas más bonitos, más interesantes,

tiene un título que ha tenido cierto impacto

para titular el disco,

pero además, de alguna manera es una canción

de alguien que encuentra la luz

y es como una salida,

algo especial, un cambio en la vida.

Y creemos que este disco puede ser determinante

en nuestra carrera, es uno de los discos más interesantes

que hemos hecho últimamente, aparte que llevamos nueve años

sin sacar un disco original, de canciones originales,

hemos hecho muchas cosas, varios discos en directo,

acústicos, giras permanentemente durante estos nueve años,

pero hacía, efectivamente, nueve años

que no nos metíamos en un estudio con material nuevo

a darle forma a nuevas canciones

hasta ahora, entonces, de alguna manera es

una resurrección discográfica.

Una resurrección de canciones nuevas,

¿no teníais tiempo para componer?

Sí, la verdad es que tampoco tenemos prisa, no queríamos tener prisa,

pero como dice David, nos ha llevado también todas estas giras,

todos estos años, a demasiado lapsus de tiempo,

porque no hemos parado de girar por toda América,

por EE.UU., por España,

haciendo giras con otros grupos, nosotros solos a la par,

es más, haciendo dobletes, triplicándonos incluso.

Entonces, David iba haciendo canciones, nos las iba enseñando,

pero no teníamos el tiempo de darles vueltas, de trabajarlas

y de hacer un disco que realmente merecía la pena

después de nueve años, después de X años, ¿no?

aunque nos ha llevado dos años y pico prácticamente hacerlo,

pero merecía la pena, porque creo que es el mejor disco

hasta la fecha, no de los Hombres G, si no de la historia de la música.

¿Qué tiene este disco que no tengan los otros discos?

Bueno, la novedad,

no, ha sido un trabajo, como decía Javi, de dos años y pico,

porque después de hacer doce discos, bueno, este es el número doce,

yo creo que tienes que intentar siempre hacer el mejor disco,

buscar las mejores canciones y ponerte el listón muy alto,

a nivel de estudio, de todo, de canciones, de letras,

de nosotros tocando,

entonces, por eso queríamos que fuera un disco determinante,

un disco muy importante en nuestra carrera.

Y por eso hemos querido que sea,

pues eso, de lo mejor que podemos poner

al entrar en un estudio, ¿no? la carne en el asador.

Y resucitáis con "los brazos en cruz",

que es el primer single, ¿no?

Sí, ese es un tema en el que queríamos reflejar un poco

ese espíritu que teníamos, no nosotros, si no toda la gente

en los años 80, yo creo que era una época

muy divertida y no lo digo porque añore esa época,

si no porque comparo y realmente fue una época muy divertida,

una época de mucha libertad, de mucho color,

había muchos estilos musicales, había muchas producciones,

salías a la calle y no te regañaban por todo lo que te regañan ahora,

estamos un poco encorsetados, estamos un poco ahora con cuidado

hasta cuando hablas y opinas,

hoy día tienes que tener mucho cuidado con todo,

porque te regañan o te ponen una multa.

Entonces, echamos un poco de menos esa época

en que tanto nos divertimos nosotros y todo el mundo.

Y el personaje de la canción es un poco reflejo

de esa idea, la misma canción cuando sales al bar,

te subes encima de una mesa, la lías, que tampoco es tan grave,

echamos en falta eso mucho ahora,

y además es una canción que hicimos de las últimas,

porque nos faltaba eso, no faltaba una canción

también como para dar un golpe en la puerta y abrir

y presentar el disco.

Es una canción cañera, gamberra, que además encarna

Quique San Francisco, el protagonista perfecto para ella,

no hay más que ver el video.

Claro, es que la canción, como está diciendo Rafa,

es una canción contra la corrección política,

nosotros no somos políticamente correctos ni lo queremos ser

y Quique tampoco, entonces era perfecto

para encarnar el personaje que lleva el hilo de la historia,

Quique vivió, como nosotros los años 80,

le conocemos desde hace 30 años,

digamos, conoce toda nuestra historia,

conoce la evolución de los Hombres G

y de España durante estos últimos 30 años

y la verdad es que aunque el tío es un poco mayor ya para hacer

el cabra en un bar y eso, pues está fantástico,

porque es un tío fantástico y da,

a mí me encanta en el papel, vamos.

Él conoce la evolución de los Hombres G,

tú seguro que también la conoces, Javi.

Sí, yo algo sé.

¿Cómo ha sido la evolución de los Hombres G?

Pues ha sido un poco..., deberíamos hablar con Darwin de esto,

alguno se ha quedado un poco así...

No sé, yo creo que la evolución de los Hombres G ha sido

la mejor evolución que puede tener un artista, un grupo de rock,

o sea, un grupo que empezó con la ilusión de ser unos chavales,

unos amigos sin pretensiones ningunas,

que llegó a tener un fenómeno fan, como decían, incluso social,

cosa que le pasa a los grandes, siempre digo lo mismo, ¿no?

desde Elvis hasta los Led Zeppelin, pasando Beatles y Rolling

y todo el mundo, y Frank Sinatra.

Nosotros tuvimos también esa suerte o esa desgracia,

pero esa suerte hoy en día de tener un público

que todavía nos sigue queriendo con locura,

más todas las generaciones que se han ido añadiendo

estos años, ya no hijos, que decíamos al principio,

"los padres se lo han transmitido a los hijos,

los hijos a los hermanos pequeños",

no, no, hay mucha gente joven que viene ahora y ha descubierto

a los Hombres G incluso con este disco de "Resurrección",

chicos de 16, 18 años me dicen: "Qué bonita la canción

de "Resurrección" y la de "Los brazos en cruz",

y no conocían ni siquiera ni "Esta es tu vida",

ni "Las chicas cocodrilo", lo han conocido ahora, ¿no?

Creo que eso es lo más importante que nos ha pasado en la carrera

y a cualquier artista que le puede pasar en su carrera

y por eso la evolución de los Hombres G creo que ha sido

impecable, estamos defendidos, tenemos púas en la espalda,

uñas y dientes, incluso, bueno, yo cada vez más feos,

porque fumo mucho. -Sí es verdad que es importante

que las canciones hayan, digamos, aguantado

el paso del tiempo, nuestros grandes clásicos,

eso demuestra que ya en su día

no caímos, digamos, en la moda del momento

de los 80, nuestras canciones de los 80,

no están producidas como se producían los discos en la época,

no usábamos esos tecladitos, ni aquellos peinados ridículos

ni aquellas, digamos, extravagancias,

no nos gustaban tampoco en aquella época,

entonces, hacíamos igual que ahora,

no mirar a los demás,

intentar trazar nuestro propio camino,

hacer nuestras canciones con la única premisa

de hacer canciones bonitas, con una melodía bonita,

una letra especial que transmitiera algo a la gente,

jugando con todo tipo de géneros,

lo hemos hechos desde el principio, desde que empezamos,

siendo jovencísimos, hemos hecho canciones con orquestas sinfónicas,

con un piano y una voz, con un rollo un poco country,

con un rollo un poco reggae, rock and roll,

pop, todo lo que nos apetecía,

lo que nos apetecía a cuatro tíos que lo único que nos importa

es la música, es lo que nos importa de verdad,

es lo que nos une, lo que nos llena, lo que nos hace felices

y nunca hemos tenido prejuicios a la hora de jugar con todos

los géneros que nos ha dado la gana y de movernos en ese mundo, ¿no?

y ahora hacemos exactamente lo mismo, o sea, que en ese sentido

la evolución no ha sido muy grande,

seguimos con los mismos parámetros, con la misma idea

de cómo queremos hacer las cosas,

lo que pasa es que creo que, según van pasando los años,

lo hacemos cada vez mejor, hacemos canciones más bonitas,

arreglos cada vez más especiales, tocamos mejor también

y tenemos un dominio, digamos más potente

de lo que tenemos entre manos y de ofrecérselo a nuestro público,

pero hemos sido muy lineales en eso,

de siempre querer hacer nuestra música,

nuestra personalidad, nuestra manera de hacer las cosas.

Se nota variedad en las canciones, hay incluso una gaita, ¿no?

Sí, hemos utilizado gaitas, hemos utilizado de todo,

si te lo pide la canción, por qué no usarlo, ¿no?

y una gaita es un instrumento muy bello,

muy español y bueno, hemos contado con Hevia

para la canción, se prestaba sobre todo por la letra,

por el ambiente de la canción

y la verdad es que ha quedado preciosa.

Ya ha salido vuestro último disco, ha sido número dos en España,

número uno en Méjico, pero, ¿qué tenéis con Méjico, Rafa?

Pues con Méjico, nosotros decimos que es nuestra segunda casa,

porque la primera es España, por supuesto,

pero es que Méjico, cuando entramos en los 80 en ese país,

yo creo que nos entienden muy bien,

son un carácter muy parecido a los españoles los mejicanos.

Nosotros llegamos en un momento a Méjico en el que había

un poco de censura, éramos un grupo para ellos gamberro,

entonces, a la gente joven en ese momento,

le gustó mucho cómo entramos, como decía David,

nosotros subíamos al escenario como subíamos a disfrutar,

a pasarlo bien, con esas canciones, con esas letras

que a ellos les chocaban mucho ciertas palabras

y entonces eso iba rompiendo, la gente joven tomó el grupo

y las canciones como algo rompedor,

se interpreta así, ¿no? rompedor, rompedor

y desde ese día, como seguimos yendo allí muchísimo,

es un país tan grande, pues nos cogieron muchísimo cariño

y es como ese fuego que siempre estás alimentando,

de hecho cuando paramos en el 91,

volvimos en el 2002 porque fue allí

donde se seguía, aquello era como un volcán

que no se aguantaba más y bueno, tuvimos una oferta,

que vino de allí precisamente, fue lo que nos animó a volver,

porque ahí es donde la cosa estaba más caliente

todo lo que habíamos dejado medio frío.

-Ten en cuenta que en Méjico también fuimos un poco pioneros,

entre comillas, porque había habido censura con el rock and roll

hasta justo el año 85 prácticamente

y cuando justo llegan cuatro chavales madrileños,

cuatro críos, diciendo encima palabras malsonantes

y con unas letras de la calle,

en español, era como algo diferente,

el rock en español, nosotros fuimos un poco pioneros,

no quiero ser pedante, en ese sentido, ¿no?

y entonces creamos unos cimientos también que hoy en día la gente

los sigue aplaudiendo, dicen "estos tíos son los que trajeron

aquí este tipo de lenguaje, este tipo de música"

y muchos grupos mejicanos salieron a raíz de eso,

no quiero ser pedante, insisto,

pero es la realidad, nos lo cuentan allí ellos.

-Y lo más importante que hemos conseguido en Méjico es conseguir

ser un grupo de ellos, porque realmente en este momento

para los mejicanos Hombres G

es como si fuéramos mejicanos,

es como un grupo de la tierra,

ellos lo sienten así,

sienten que nuestra música

está en su país, nos tratan como si fuéramos de allí,

como un grupo local totalmente

y eso han sido pues 30 años de trabajo,

de viajes, pues 80 viajes a Méjico,

giras interminables,

promociones eternas en todas las radios,

trato con la gente,

o sea, hemos estado también de borrachera en Méjico,

yendo a tabernas, conociendo a los mejicanos como son de verdad

y estamos totalmente enamorados de ese país

y sentimos el amor que ellos nos tienen a nosotros

y para nosotros es una maravilla ir a tocar allí cada vez que vamos.

Ahora, después de treinta y tantos años de carrera,

estamos tocando en Méjico para 30.000 personas

en el Arena Méjico, en Monterey igual,

el otro día estuvimos en un festival con 75.000 personas

y notamos una energía y una acogida que es espectacular.

La última gira larga en América fue hace un año

con "Los enanitos verdes", llenasteis en Méjico,

pero es que también llenasteis en Perú, en Ecuador, en Guatemala,

en El Salvador, en Colombia, en Panamá.

Sí, Latinoamérica en general, es gran parte de nuestro trabajo,

lo que ocurre es que cuando en Méjico puedes hacer

30 o 40 ciudades, pues en Perú haces tres o cuatro,

en Ecuador y Colombia también, de hecho el primer país

que visitamos fue Perú, para nosotros fue inolvidable

ese viaje, imagínate cuatro chavales que estaban tocando en España,

enloquecidos por toda España, que si corríamos demasiado

nos caíamos al mar porque España es pequeña,

de repente volamos a América y pensábamos que íbamos a Argentina

o a Méjico y de repente aterrizamos en Lima

y aquello fue de locura, porque fueron seis conciertos

en Lima y en otros pueblos, en Piura, en Trujillo, no sé qué,

que eran conciertos de 30.000 personas también en el año 87,

fuimos a Machu Picchu, fue un viaje inolvidable.

Luego ya cuando paramos en Méjico eso fue la explosión,

pero todos esos países seguimos teniéndolos en la agenda,

aunque en unos hagamos más conciertos que en otros,

pero porque en el país, realmente hay países

con lo que hay como cuatro o cinco poblaciones

que son las que más nos atraen.

-Seguimos haciendo conciertos muy grandes, masivos,

en Perú, Colombia, en Ecuador,

en todos esos países seguimos trabajando mucho,

hemos mantenido a esa gente.

Y ahora en EE.UU., que dentro de unas horas os vais, ¿no?

O sea, ya triunfasteis hace unos meses,

llenasteis el Radio City, de New York con 6.000 personas,

el Hollywood Bowl, en Los Ángeles con 16.000,

también en Boston, cinco días seguidos en Tejas

y en los próximos días Los Ángeles, Denver, Orlando, Miami, Chicago.

Sí es que ya es otro...,

en EE.UU. sobre todo por la gran población que a veces es más grande,

descendientes de latinos,

va creciendo tantísimo, ya es una población estadounidense

con raíces latinoamericanas,

que pasa lo mismo que en Méjico, otros países o en España,

que esa población nos conoce de hace tiempo y esa influencia

recae en sus hijos y en sus hijos pequeños.

-Y nos encanta tocar allí porque ten en cuenta,

que, o sea, tocar en sitios míticos donde han tocado nuestros ídolos,

el Hollywood Bowl, o sea, ni siquiera habíamos soñado

nunca con tocar en Hollywood Bowl,

Dani y yo estuvimos en el 89 de vacaciones,

nos hacíamos fotos allí en la puerta del Hollywood Bowl.

-Ahí no toca cualquiera.

-Que 30 años después íbamos a hacer "sold out", todo vendido.

-Pero igual hemos estado desde el 2002 haciendo muchas ciudades

y haciendo clubs, la cadena House of blues

y sitios de 2 o 3.000 personas pero ya este año pasado

con la gira de "Enanitos verdes" ya hicimos sitios de 20.000 personas

que ya hemos llegado ahí y ahí nos quedamos.

Y allí, David, tú hablas en español.

Sí, sí, claro,

el público es mayoritariamente español,

o sea, español, hispanohablante

y algún gringo hay también,

pero vamos la mayoría son, en EE.UU.,

sobre todo mejicanos, pero también ecuatorianos,

peruanos, venezolanos, de todos los países de Latinoamérica

o bien ya nacidos en EE.UU., gente muy joven,

que son estadounidenses,

pero mantienen la música que le gustaba a sus padres

o la música que sonó en su familia toda la vida.

Pues así lleváis desde el año 82, quitando ese paréntesis en los 90,

esa década, casi 40 años juntos, la pregunta que me hacen todos

cuando les he dicho "voy a entrevistar a Hombres G",

es pregúntales cómo se aguantan, porque 40 años, ¿eso cómo es?

Tú Javi que tiendes a hablar sin pelos en la lengua,

explícanos cómo se hace eso.

Nos aguantamos porque somos amigos desde la infancia,

desde que éramos pequeñitos,

yo creo que además porque tenemos todos buen carácter,

cada uno tiene sus cositas, nos conocemos muy bien,

desde que éramos niños, siempre emos sido un grupo de amigos

antes que un grupo de músicos,

nos hicimos músicos siendo amigos, más bien

y creo que cada uno conocemos nuestras virtudes y defectos

y nos soportamos simplemente,

nos queremos muchísimo y esa es la clave, ¿sabes?

el cariño, el respeto y la educación unos hacia otros,

intentamos siempre estar en el mismo objetivo,

apuntando al mismo número de la diana

para todos dar con el dardo en el mismo número,

al triple 20, al triple 20

y creo que nos ha ido bien siempre así,

hasta aquí hemos llegado, ¿no?

-Si quieres que un grupo te dure toda la vida

hay que montarlo con tus amigos aunque no sepan tocar,

-Ya aprenderán.

-Aunque no sepa tocar ninguno y tú incluido.

-Si los grupos, digamos,

formados por varios músicos muy buenos,

al final hay una guerra de egos

que acaba estropeando la cosa,

nosotros, todo lo hemos compartido desde que éramos adolescentes,

prácticamente niños, aprendimos a jugar con la música,

aprendimos poco a poco a tocar cada vez mejor,

a meternos más dentro, ¿no?

pero todo lo hemos hecho siempre juntos

y hemos evolucionado a la vez,

los cuatro hemos ido creciendo como músicos y como personas

y eso une mucho

y luego, también hay que decirlo,

nos ha ido muy bien casi siempre y cuando las cosas te van bien

pues es más fácil la convivencia,

cuando hemos podido saborear el éxito

prácticamente a un 90 por ciento,

hemos tenido momentos peores, pero siempre hemos tenido un nivel

muy bueno, gracias a Dios, hemos tenido al público siempre

con nosotros y nos ha ayudado muchísimo

a que las cosas fueran bien

y que nuestra relación fuera estupenda.

Porque decís que habéis evolucionado juntos,

no tienen nada que ver cuando empezabais a dar los primeros

conciertos, vuestra primera gira con veintipocos años,

que posiblemente dormiríais poco, con ahora,

que después de 20 conciertos supongo que lo que queréis es

tomaros una tila y dormir, o sea, ¿se nota es evolución

del artista?

Rafa, a ti que te veo uno de los más jóvenes.

Pues soy el mayor de todos, fíjate.

¿Eres el mayor? Sí, 59.

-Pero se ha afeitado hoy.

-Sí, hombre, es lógico.

Sí que las primeras giras nos los pasábamos...,

ahora también lo pasamos muy bien, pero es diferente,

la primera gira, acabábamos el concierto y nos bajábamos

a la discoteca con las chicas y tal,

pero, yo creo que lo importante es disfrutar de la vida,

en cada momento de tu vida de la manera que tienes de disfrutar

y si siguiéramos ahora llevando esas vidas,

esas noches locas de 20 años sin dormir

estaríamos muertos ya, el cuerpo...,

ojalá no fuera así, ¿no?

-Ahora haces un concierto importante que son de dos horas

y pico y al día siguiente estás como si te hubiera pasado

un camión por encima, las cosas como son.

-El problema no está en dormir, el problema está en lo que bebes,

porque yo sigo sin dormir, el problema es lo que hayas bebido.

Lo que más relaja después de un concierto

son unas cervecitas y estar en el camerino un rato

con los amigos y tal y como decía un amigo mío,

"tampoco salimos mucho para que no nos quiten lo bailao".

Pero, después de un concierto no te puedes meter en la cama, ¿no?

-Hombre, tienen que pasar un par de horitas.

-No salimos nunca, si somos sinceros, no salimos nunca,

de ir a discotecas y eso, jamás,

lo que hacemos a lo mejor es estar un rato en el cuarto de uno,

tomando unas cervezas, charlando,

tampoco nos vamos a la camita ahí todos, ¿no?

seguimos pasándolo bien y tal pero de una manera más relajada.

-Es que también la manera de divertirte cambia,

porque cuanto tenías 20 años salir a una discoteca a bailar,

a beber, ahora a mí eso no me divierte, la verdad.

-Ahora nos divierte más bailar juntos en la habitación del hotel

todos una polca bien bailada

y con eso ya nos relajamos y nos vamos a dormir.

Yo ya de estar de discotecas, eso no...

Salíamos, jugábamos al fútbol en la habitación del hotel,

hacíamos chorradas de esas.

Si tuvieseis que empezar la película de Hombres G

con una historia que os ha pasado.

Yo lo que te puedo decir es que nos hemos pasado la vida entera

sin trabajar, nosotros lo que hacemos es divertirnos,

divertirnos, pasarlo bien siempre,

cantar, bailar y otras cosas que acaban en ar

también buenísimas

y siempre hemos conseguido mantener ese tipo de vida,

el pensar que no estamos trabajando,

que estamos haciendo lo que nos gusta y pasándolo muy bien,

hemos tenido anécdotas de todo tipo,

surrealistas, agradables, desagradables,

de todo tipo y sobre todo con el fanatismo

que provocábamos, eso te hace vivir situaciones surrealistas,

sería difícil destacar alguna, porque nuestra vida era

una constante anécdota,

nuestra vida era, sobre todo, en los 80 absolutamente surrealista,

no teníamos ningún tipo de privacidad,

teníamos en la puerta de nuestra casa siempre 40 o 50 personas

esperando que salieras a comprar el pan,

o sea, era un acoso bestial y eso que no había redes sociales

ni nada, era el teléfono en casa sonando todo el día,

todo el día, siempre movidas cuando íbamos a la radio,

cuando salíamos de la radio, cuando íbamos a tal sitio,

a los conciertos y tal, nos sacaba la policía,

las ambulancias, era absolutamente grotesco.

-Era cuestión de organización, yo salía por la mañana y decía:

"A ver, tú a comprar el pan, tú a comprar el periódico",

y al final los 50 me hacían un recado y todos contentos.

-Tú fíjate si hemos cambiado, si ha cambiado nuestra vida,

que en los años 80, en nueve años sacamos un disco por año

y ahora en nueve años hemos sacado uno.

Pero, después de lo que habéis pasado, os lo digo siempre,

me parecéis unos tíos normales,

o sea, personas que saben el lugar en el que están en cada momento.

Ahora somos más felices que nunca por eso, porque tenemos nuestro

propio control, nadie nos dice cuando tenemos que hacer las cosas,

ni cómo, ni de qué manera y lo hacemos como queremos

y nosotros diseñamos por dónde queremos ir.

Y se nos ocurren nuestros proyectos, los ponemos en pie,

vamos generando, digamos, lo que es esta maquinaria

que se llama Hombres G que no para siempre de hacer cosas,

pero sobre todo por estar entretenidos,

por estar con la sensación de que estamos haciendo

algo divertido y que nos está llenando nuestra vida

y no paramos nunca y todavía nos queda mucha cuerda,

porque tenemos mucha energía para sobrellevar esta vida

de viajes, de giras, de proyectos de todo tipo.

Y no entendemos la vida de otra manera,

si no hiciéramos esto, yo no sé qué coño haríamos.

-Coger algodón otra vez.

¿Perdón? A recoger algodón otra vez.

-Yo creo que nunca hay que perder el control de la realidad,

siempre hemos tenido los pies en el suelo y saber cuál era

la realidad, porque después de todo esto, de la gira, llegas a casa

y te metes en tu habitación y eres un tío normal,

te pones malo y tienes familia y te pasan las mismas cosas

que a cualquier padre, entonces, eso no puedes perderlo de vista,

esa realidad, que es la realidad absoluta.

Porque vosotros en vuestro día a día cuando no estáis de gira,

tú te pones a componer, tú tocas la guitarra,

¿cómo es vuestra vida diaria?

Cada uno con nuestra familia lo que tenemos en casa,

somos personas normales, luego los gustos,

porque al final, como dice David, no es tu trabajo,

yo toco la guitarra, lo necesito.

-Tenemos mucho tiempo libre, somos afortunados,

hay días enteros que si no tenemos promoción

o no tocamos y eso.

-¿Comparado con quién? ¿con un oficinista? ¿con un bombero?

¿comparado con quién?

-Luego a lo mejor nos tiramos 15 días sin parar de viajar,

de coger aviones, de un lado para otro,

cambiando cada día de hotel, de cama.

Bueno, es una vida muy interesante.

Uno de los consejos que te dio tu padre sobre el tiempo, ¿no?

"Trabaja en un oficio en el que no tengas jefe".

Sí, sí, yo te lo comentaba,

creo que en el tema de la composición

o de escribir o de la creación, sobre todo,

hay que siempre estar haciendo ejercicio,

siempre hay que hacer una gimnasia cerebral

y no perder nunca, digamos, el impulso de querer inventar algo,

de querer escribir algo nuevo,

porque, efectivamente, si dejas un tiempo,

seis meses, un año sin escribir

o sin componer o sin tocar la guitarra,

te cuesta muchísimo luego arrancar y volver a meterte otra vez

en el mundo de la creación.

Y mi padre me aconsejaba que siempre estuviera,

aunque hiciera apuntes, ideas,

cosas que te pudieran valer,

pero nunca dejar esa gimnasia cerebral de intentar

crear algo y hacer algo con tu imaginación y con tu corazón.

Bueno, pues así seguirán los Hombres G, creando

y nosotros lo seguiremos contando, David, Rafa, Dani, Javi,

muchas gracias por estar en los "Conversatorios en Casa de América"

mucha suerte con la gira en EE.UU., mucha suerte con "Resurrección"

y hasta la próxima vez. Gracias Julio y un saludo

a todos los fans de toda América Latina, EE.UU.

y estamos ahí ya, en breve, ahí os vemos.

Nosotros, la semana que viene aquí,

en el mismo lugar seguiremos conversando.

(Música)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Hombres G

Conversatorios en Casa de América - Hombres G

06 jun 2019

Un programa de entrevistas a personajes de reconocido prestigio que pretende profundizar en la riqueza y la diversidad de las sociedades latinoamericanas.

Entrevista a los componentes de la banda musical Hombres G.

ver más sobre "Conversatorios en Casa de América - Hombres G" ver menos sobre "Conversatorios en Casa de América - Hombres G"
Programas completos (246)

Los últimos 248 programas de Conversatorios en Casa de América

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

Añadir comentario ↓

  1. Daniel

    Cuando por Cantabria España tocáis

    07 jun 2019
  2. Nieves19972

    Buenísima entrevista, Hombres G como siempre puros,auténticos, G de Grandes personas dentro y fuera del escenario ¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿¿

    06 jun 2019