www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
2907388
Para todos los públicos Con mis ojos - Salvador de Bahía - Ver ahora
Transcripción completa

Salvador de Bahía:

un nombre que evoca fiesta, música,

pero, sobre todo, la ciudad más africana de Brasil.

Es un regalo para usted, señora. ¿Qué es?

Se hacen tres nudos y se piden tres deseos.

Ah, vale.

Uno, dos...

y tres.

¿Y de qué color es? De Brasil.

Ah, los colores de Brasil...

Tengo ganas de zambullirme en la Bahía africana,

de emborracharme de percusión y de capoeira,

y de sentir el alma negra de Bahía.

(Pitido)

Hola, soy Sophie.

Pongo y yo nos vamos de viaje.

No veo,

así que quiero descubrir el mundo de otra manera,

tocándolo, sintiéndolo.

Pero, sobre todo, quiero compartir mis experiencias

y descubriros otra forma del ver el mundo:

a través de los ojos de los demás.

CON MIS OJOS

Salvador de Bahía es conocida

por la música en la calle y sus escuelas de percusión.

Para aprender a tocar, he escogido la escuela Dida,

una palabra africana que significa “el poder de la creación”.

En Dida solo hay chicas,

y Marina va a darme mi primera clase.

Hola, ¿Marina?

Hola.

¿Tudo bem? Tudo bem.

¿Estás lista para la clase? Sí, lista para aprender.

¿Dónde estamos?

Sé que es la escuela Dida, pero ¿qué es esta escuela?

¿Qué voy a aprender?

Vas a aprender a tocar la percusión

con el ritmo que tocamos todos los días en la escuela Dida.

Es el samba reggae

y el instrumento con el que aprenderás es un surdo.

¿Y qué forma tiene? ¿A qué se parece?

Se parece a una olla, siempre me recuerda a una olla.

Tengo ganas de saber cómo es, ¿me lo enseñas?

Te pondremos una correa para colgarte el instrumento.

Vale.

¿Hay que hacer un nudo?

Qué grande...

Hay que pasar la correa por aquí dentro.

¿Lo aguanto así?

Aquí tienes las mazas.

Son como un palo de madera con una esponja en la punta.

Ah, vale.

Y ¿de qué material es esto, de plástico?

No, ¿es metálico?

Es de plástico y esto es el parche.

¿Pero se puede andar con un trasto así entre las piernas?

Andar, tocar, bailar, saltar... ¡de todo!

Pues muy bien.

Ahora te voy a enseñar a tocarlo.

El primer ritmo será la samba reggae.

Cuando empieces a tocar, ponte cómoda,

te enseñaré algunos pasos.

Pasos sencillos:

un paso a la derecha,

un paso a la izquierda...

Uno, dos...

Otra cosa: el tambor es más bien masculino,

pero cuando te pones a bailar, tiene que parecer femenino.

Tienes que poner todo tu encanto,

sé que lo tienes, como cuando caminas.

¿Hay muchas chicas que tocan la percusión en Brasil?

Creía que era algo más bien de hombres,

que había más percusionistas chicos que chicas.

Antes era muy de chicos, pero ahora es muy de chicas.

Ya verás, es realmente bonito ver cómo una chica toca bien el tambor.

¿Qué es lo que te atrae de esta actividad, de tocar la percusión?

Para mí, Dida es un espacio en el que he encontrado mi sitio.

Puedo aprender, puedo cometer errores

y, al mismo tiempo, tengo la oportunidad de mostrar a los demás

lo que significa formar parte de un grupo exclusivamente femenino,

tocar la percusión aquí, en Salvador, una ciudad muy machista.

Y esto no me impide seguir siendo yo misma, Marina.

Entonces, los pasos. ¿Tengo que mover las caderas un poco así?

¿O solo muevo los pies a izquierda y derecha?

Me siento un poco pato,

con esta especie de trasto enorme entre las rodillas.

Voy a tratar de guiarte.

Hacemos así: uno...

dos...

Esta cosa hace doing-doing.

¿Cómo lo haces para que no se mueva?

¿Para que quede bien sujeto entre las rodillas?

Si no, cuando me muevo...

En realidad, eres tú quien debe controlarlo.

Es como un niño: no dejarías a tu hijo sin vigilarle, ¿no?

Tienes que seguir siempre el movimiento: a dónde va él, vas tú.

Yo te llevo.

Ahora bajamos.

Como si fuera un movimiento natural.

Ahora, con más energía. Quiero energía.

Pero... ¿no te ha bastado con esto? Pues sí que estamos buenas...

No, no lo has dado todo. ¡Vamos, venga!

No creo...

Uno...

Dos.

Bien.

Es gracioso, porque resulta que es muy físico.

Es casi como hacer ejercicio, tenías razón.

Al principio parece un juego de niños,

que solo tendrás que hacer “pam, pam, pam”, y no es solo eso.

Para empezar, el ritmo es mucho más complicado

y hay que implicarse en cuerpo y alma.

Lo has hecho muy bien.

Como te he dicho, la palabra mágica es:

déjate llevar, no tengas miedo de equivocarte.

Cuando tocas, eres el tambor.

Ya no es de la escuela, es tuyo.

Vale. Te propongo que toquemos juntas cuando tengamos ocasión.

¿Qué me dices? Sería fantástico.

Me encantaría ver a muchos hombres arrodillados.

Hasta la próxima, en un pasacalles.

Vamos. Chau.

Adiós.

El barrio africano de Salvador

se llama Libertadje, "libertad".

Aquí es donde se escondían los esclavos

que huían de sus patrones.

Actualmente, la asociación Ilé Ayé

trata de transmitir el legado cultural africano.

Dete es una de sus profesoras principales.

¿A dónde vamos?

Ahora vamos al local de Ilé Ayé.

Asistiremos a un curso de estética

en el que los alumnos aprenden a hacer trajes típicos

para el cuerpo y la cabeza, también a trenzar el pelo.

Aprenden cosas sobre sus orígenes y sobre nuestra cultura.

Ven, Pongo, ¡hop!

Vamos, Pongo, adelante.

¿Es aquí?

¿La agarro así? ¿Hay que envolverla?

Hoy toca hacer un vestido para el desfile de las Bellezas Africanas.

Aprietas bien y haces el primer nudo.

¿Hay que hacer un nudo?

¿Cómo lo hago? Aquí...

No, aquí, por encima...

Y aquí...

Ahora por dentro y aprietas. Justo por debajo del pecho.

¿Y tiramos?

¿Estás bien? ¿No te aprieta demasiado?

¿De qué color es?

Blanco por la paz y el dios Ochala,

rojo por la sangre derramada por los negros,

negro por el color de los esclavos

y amarillo por las cosas que brillan: el oro, el orgullo.

¿Por qué es tan importante defender los colores

de los brasileños negros?

¿Qué significa para vosotros?

Ilé Ayé fue creada para que los negros recuperaran su autoestima,

para que estuvieran orgullosos de su modo de vestirse,

de caminar, de comportarse.

Para que fueran conscientes de que son libres,

de que pueden hacer lo que quieran:

estudiar, ir a la universidad, ser ellos mismos

y estar orgullosos de todo ello.

¿Es una especie de revancha por el pasado?

No, yo no lo veo así, es más bien una lucha por la igualdad.

¿Crees que todavía queda mucho que hacer para que haya igualdad

entre negros y blancos en Brasil?

No, ha mejorado mucho,

pero sabemos que el racismo existe, que siempre está ahí.

Solo que hoy en día lo afrontamos

con la cabeza bien alta,

con más valor, rabia, y con el orgullo de ser negros.

¿Estás bien? ¿No tienes calor?

Ven, pon la mano aquí para notar cómo está hecho.

Sí, realmente se notan los motivos de la flor.

Es muy bonito.

Con tanta tela solo le queda al descubierto la cara.

¿Cómo se dice? ¿Muita bella?

Está guapa, es bonita...

Nunca en la vida había sido modelo.

Para mí es todo un estreno.

A mí, que no me pirra la ropa, el estilo al vestir,

me vais a vestir como a una princesa, eso me va a cambiar.

¿Si doy vueltas, se cae?

No, casi no se mueve.

Han hecho un buen trabajo, entonces, ¿o no?

Han hecho un buen trabajo. Súbetelo un poco.

Es chulo, ¿verdad? ¿Lo han hecho bien?

Sí, lo han conseguido.

Hace un momento me daba envidia la toca,

ahora estoy contenta de llevarla.

Han observado, lo han intentado y lo han conseguido.

¿Te gusta, Sophie?

Sí, mucho, me encanta, sobre todo la toca,

es mi prenda de vestir favorita.

Realmente estás muy elegante.

Gracias.

Gracias.

Las mejores alumnas de este curso

tendrán el privilegio de diseñar la ropa del desfile,

un acontecimiento muy importante en la vida cultural de Salvador.

Durante mucho tiempo, esta lucha que también es una danza

estuvo prohibida y era castigada por ley.

Fue en Salvador donde renació hacia 1930

gracias al maestro Bimba.

Hoy, la nieta del famoso Bimba me enseñará esta danza.

¿Originariamente qué era? ¿De dónde procedía?

El origen de la capoeira es brasileño.

Nació entre los esclavos como una forma de defenderse

cuando huían de sus patrones y estos los perseguían.

Era su modo de decir:

"No, no voy a quedarme aquí,

no quiero ser esclavo."

Más que una danza, al principio era un tipo de lucha, ¿no?

Eso es: una danza, un tipo de lucha,

un conjunto de movimientos.

En su forma brasileña,

era un modo de expresarse y de protestar con el cuerpo.

Tu familia ha creado un estilo, ¿verdad?

Sí, mi familia,

mi abuelo creó lo que conocemos como capoeira regional.

Él trató de hacerla conocida.

Antes la capoeira era algo marginal, él buscó el modo de explicar

que no era cosa de golfos, que venía de la gente decente,

que era un deporte, un tipo de lucha,

una danza, un modo de expresarse, un lenguaje corporal.

Voy a enseñarte el primer movimiento de la capoeira.

Vale.

Pones la pierna izquierda...

Detrás. Sí, detrás, y la mano...

La mano derecha así.

Sí, muy bien.

Y después... Y ahora, al revés.

Adelante.

Eso es, ya está.

Es bastante complicado...

La otra... la otra...

Tienes que escuchar la música:

tum-pa, tum, tum-pa-tum...

Vale.

De ese modo tienes la base, sigues el ritmo del pandero.

Me siento como un pato. Así, ya lo tienes.

¡Pero qué patosa soy!

Derecha, adelante, a la izquierda...

¿Y después?

Eso es.

Ah, vale, no tengo que avanzar.

Y ya está, eso es.

¡Estoy segura de que soy la peor alumna de la historia!

En esta ciudad inmensa, también quiero visitar las famosas favelas.

Hola. Una botella de agua, por favor.

Le he pedido a Marina, mi profe de percusión,

que me deje conocer su universo, su barrio.

Bem, ¿y tú?

Él también está bien.

¿Vamos a conocer mi barrio? ¿Vamos?

Sí, vamos, te sigo. ¿Puedo cogerte del brazo?

Marina ha venido a buscarme a la plaza más cercana,

porque uno no puede entrar impunemente en una favela

si no vive en ella.

(PONGO) (LADRA)

¡Ssht! Cómo no... Ssht, Pongo.

Pongo, aquí eres un invitado, así que cállate.

¡Hola,bom dia!

Uy, ahora esto se hace estrecho, estrecho, estrecho...

Sí, es verdad.

Noto que, si extiendo los brazos, toco las dos paredes.

Lo noto en los oídos.

Si notas esto,

¿por qué no abres los brazos a ver si tocas las paredes?

Sí, las toco sin problemas, aunque no extienda los brazos del todo.

¿Qué es esto? ¿Hormigón? Sí, ¿verdad?

Ladrillos y cemento.

Ahora se va a estrechar todavía más.

Es verdad, casi no pasamos los tres, Pongo, tú y yo, así que te adelanto.

Hace menos de 30 años, esta colina solo era un bosque inmenso.

El éxodo rural y la urbanización salvaje han sustituido la jungla.

Un niño se agarra a mi camiseta.

Hola, ¿qué quieres? ¿Qué pasa?

¡Hola!

Es mi ahijada, quiere robarte un poco de protagonismo.

Se ha enganchado a mi camiseta.

(Ladridos)

¿Hay muchas favelas en Salvador de Bahía?

(Ladridos)

Sí, muchas, Salvador está formada casi únicamente por favelas.

Ahora vienen unas escaleras muy irregulares.

¿Eres la única que conoce a todo el mundo

o todo el mundo se conoce en el barrio?

Hola, Marina, ¿qué tal?

Todo el mundo se conoce. Hola, ¿qué tal?

Hemos llegado a mi casa. ¡Estás sudando!

Muy bien.

Sí, tengo mucho calor, siempre hace calor en Brasil.

Adelante. Gracias.

(Gimoteo de perro)

¿Entonces, ahora estamos a mucha altura, en tu terraza?

Sí, desde aquí puedes ver hasta los lugares a los que no se puede ir.

(Gimoteo de perro)

¿Nunca tienes miedo?

Sí, tengo miedo, pero tengo que vivir:

estas son mis condiciones de vida.

¿Qué quieres que haga? ¿Cruzarme de brazos?

¿Sentarme y esperar a que el gobierno haga algo para mejorar mi barrio?

No puedo.

Tengo que vivir,

tengo que salir, tocar con el grupo, donde tú has tocado también.

Tengo que estudiar,

mis hermanos también tienen que superar dificultades en la vida...

Hay que vivir, es lo que pienso.

¿Vamos?

Vamos, te sigo. Me pondré detrás de ti.

Ha sido un placer recibirte en mi casa,

que conozcas mi historia, mi entorno.

No voy a dejar a Marina sin más...

me ha concedido un gran privilegio:

participar en el concierto que los alumnos de Dida dan

todos los martes por la noche delante de la escuela.

En medio del ambiente febril de los preparativos,

pienso que va a ser un desastre,

porque voy a ser la única principiante del grupo.

Espero haber estado a la altura, espero no haberte decepcionado mucho.

Claro que no, has estado genial.

Has bailado muy bien, has sonreído mucho.

Es lo que intentamos cada día con la gente que nos ayuda.

Bravo, espero que vuelvas.

La escuela Dida te da las gracias:

ya tenemos a otra mujer guerrera con el tambor en la cintura.

Genial...

Guardaré la camiseta como si fuera miembro del grupo.

Es un regalo.

¡Gracias!

De Salvador de Bahía, recordaré con mucho cariño...

la sensación de ir vestida como una princesa

gracias a las alumnas de Ilé Ayé;

haber conocido a Marina,

que ha compartido conmigo su vida cotidiana,

y la euforia del concierto en la calle

con las chicas de la escuela Dida.

(Bullicio)

Mis primeras impresiones de la plaza Yamaa el Fna son los ruidos,

la música, los olores...

En Marrakech, todos los caminos llevan a esta plaza mítica.

Mi primer encuentro es con un habitante del Atlas.

¡Hola, mono!

¿Puedo tocarle la cabeza? ¿Muerde? Sí, señora.

Solo quiero saber qué forma tiene.

Es la única ocasión que tengo de tocar un mono.

Al ser ciega, no se ven las imágenes.

Qué cabeza más pequeña. Eh, ¿qué pasa?

¿Por qué se tira encima? Me está tirando del pelo.

No digo nada, pero no me siento muy segura.

¿Puedo ver cómo va?

Hay que poner los dedos por aquí.

Marrakech es la ciudad de los sentidos.

Ya que me falta uno, aprovecharé el resto para explorarla.

Hola, soy Sophie. Pongo y yo nos vamos de viaje.

No veo, así que quiero descubrir el mundo de otra manera,

tocándolo, sintiéndolo.

Quiero compartir mis experiencias

y descubriros otra forma de ver el mundo:

a través de los ojos de los demás.

CON MIS OJOS

Estamos en un sitio donde no hay sol, estamos con más sombra.

Es mucho más tranquilo que la plaza Yamaa el Fna,

un pelín menos turístico.

Hay más gente de verdad:

trabajan, empujan carretas, hay asnos y nos piden que nos apartemos.

También se puede notar el olor de los asnos.

Me encanta perderme por la medina y su frescor.

El olor a cuero flota por los tenderetes.

El cuero es la especialidad de Marrakech.

Me dirijo al zoco de los curtidores, dónde se preparan las pieles.

Es fácil llegar, basta con seguir el olor.

Hola. ¿Qué tal?

Pues muy bien.

Coge esta menta, la máscara de gas. Es verdad, no huele muy bien aquí.

Estoy buscando el zoco, ¿dónde está? ¿Es por ahí? Te sigo, Pongo.

Yala, yala. A la izquierda, Pongo.

A la izquierda, Pongo.

Huele muy fuerte, huele a muerte. Son las pieles, es horrible.

El suelo está muy sucio,

está lleno de algo que prefiero no saber.

¿Voy ahí? ¿Qué es?

¿Agua por el suelo?

Dios mío, ¿dónde estamos, Pongo? ¡Hola!

¿Qué tal? Bienvenida. ¡Gracias!

¿Descubrimos el zoco? Vamos.

Pongo, baja de aquí.

Cuando traen las pieles, las ponemos en remojo para lavarlas,

para quitarles la sal.

¿Qué están haciendo? Están cortando las pieles.

Te daré unos guantes para que puedas tocarlas.

Mejor con guantes, gracias.

¿Puedo cogértela?

Esta piel... ¡Es horrible!

No tengas miedo, es una piel de cabra.

¿En qué etapa está? Está completamente mojada, fría.

Así son al final.

Comprobaré si se han ido los pelos. Vale, de acuerdo.

Se ha metido de lleno en la cuba. Esto es piel de cabra.

¿Qué producto hay dentro?

Es cal viva con una especie de ácido, es lo que quita los pelos.

¡Ah, es ácido!

¿No es peligroso meterse con todo el ácido?

Sí, para las manos y los pies, por eso llevo guantes.

Hay un agujerito en mis botas y el agua puede entrar.

No hay que estar mucho tiempo, es peligroso.

Puede quemar hasta hacer sangre.

¿Ha funcionado, ya no quedan pelos? ¿Contento con el resultado?

Sí, toca si quieres, adelante.

No sé si tengo muchas ganas.

Soy un poco señorita. Toca.

Mira qué flexible queda la piel. ¡Es muy pegajoso! Es horrible.

Queda pegajosa porque se queman los pelos.

No tiene muy buena pinta. No me atrae mucho este trabajo.

¿Tienes hijos? Sí.

¿Y quieres que trabajen de lo mismo?

No, me gustaría que estudien y tengan un buen trabajo.

Trabajo duro para ellos y no quiero que pasen por lo mismo.

Hace más de 20 años que trabajo y no puedo ni comprarme una vespino.

Se ganan 1.000 dirhams al mes, 80 euros.

No paga todo el trabajo, los riesgos, las enfermedades...

Gracias, Mustafá, he aprendido un montón.

Te devuelvo los guantes, pero me quedo con la menta.

Gracias y mucha suerte, hasta otra. De nada.

Vamos Pongo. ¡Adiós!

Ya podemos irnos del zoco de los curtidores,

ya me apetecía, no es fácil soportar estos olores.

Les compadezco por trabajar así cada día.

No tiene que ser fácil y no sé si es posible acostumbrarse.

Venga, Pongo, vamos a respirar un poco.

¡Ay! Ya está, sabía que pasaría un día.

Ya sé cómo se curten las pieles y quiero ver cómo trabajan el cuero.

Para saberlo, tenemos que hablar con Brahim.

¡Hola! ¡Hola!

¿Qué tal? Muy bien.

Yala, yala,codo con codo.

Trabaja en uno de los caravasares más antiguos, en el centro histórico.

Poco a poco.Shuillá, shuillá...

Aquí hay un artesano que trabaja la madera.

Esto es un cofre de madera de cedro.

¡Ah, de cedro!

También hay metal, oigo a alguien golpeando.

Sí, también trabajan el metal.

Este artesano fabrica lámparas para las mezquitas.

¿De metal?

Ah, vale, entramos en el taller. Sí.

¡Hola! ¿Qué tal?

Muy bien, muchas gracias.

Acércate. Me siento, gracias.

Entonces, ¿haces babuchas?

Sí, este es el cuero con el que se hacen, es de vaca.

¿Puedo intentar hacer una?

Sí, venga, dame la mano.

¿Se tiene que aplastar esto? Golpea, dale.

Vale.

Perdona, Pongo. Le he aplastado la piel, podremos hacer zapatos.

¿Cuántas babuchas se pueden hacer? ¿Dos o tres?

¡Cuatro babuchas! ¡Un perro cuatro babuchas!

¡Lo nunca visto! ¡Trato hecho!

¿Cuánto?

Buenas babuchas, ¿cómo se llama? Pongo.

Las llamaremos las babuchas Pongo.

Menos mal que no nos entiende, se asustaría.

Toma, coge esto.

Ponemos este, cogemos este y lo metemos así.

Se cose por aquí. ¿Se utilizan agujas grandes?

Porque la suela es supergorda.

Ah, vale, hay dos agujas.

Sí, con la primera se hace el agujero por el que pasa la segunda.

¡Se agujerea antes! Así es, así.

Las dos se cruzan y salen a la vez.

Parecen cómodas. ¿Qué se pone dentro para que sean blandas?

Ponemos algodón o esponja, así.

Ah, vale, ponemos esto.

Al meter el pie es blando. Ya veo.

¿Y cuántas babuchas haces al día? Dos pares.

¡Dos pares de babuchas!

Hacer babuchas requiere su tiempo, entonces.

¿Aquí qué haces? ¿Por qué das golpes?

Ah, vale, lo estás aplastando.

Es para que la suela quede bien fijada.

¿Cuánto hace que las vendes? 20 años.

El taller ya era de mi abuelo.

Llevamos 30 años fabricando babuchas de todo tipo.

Te haremos un par, ¿qué pie calzas?

39. ¿De qué color?

¿Color? Pues ni idea. ¿Naranja? ¿Rojo? El rojo es bonito.

¡Sí, vale! Me quedo con el rojo.

Perfecto. ¿Cuándo estarán listas?

¿Mañana? Mañana, si Dios quiere.

Volveré mañana a por ellas. ¡Inch Allah!

Brahim me cuenta que no se puede concebir Marrakech

sin visitar un jardín increíble al otro lado de la ciudad.

Perdonad, estoy buscando la entrada del jardín Majorelle.

¿Por aquí, a la derecha? A la derecha, Pongo.

Muy bien, muchas gracias y que tengas un buen día.

Venga, Pongo, adelante.

Perfecto.

Los jardines del pintor francés Jacques Majorelle,

un remanso de paz en pleno corazón de la ciudad.

Parece como si el ruido no hubiera cruzado la puerta.

Hola. Encantado.

Muchas gracias por recibirme.

Encantado de vivir esta experiencia. Pues yo también.

Bernard, el director artístico, me guiará por su paraíso.

Es aquí donde Majorelle inventó su célebre azul.

Pero azul para mí no significa mucho, se tiene que plasmar en palabras.

Cuando Majorelle mandó construir su estudio en 1931, lo pintó de azul.

Quería un azul muy especial, un azul ultramar con un poco de rojo.

¿Entonces lo encargó? Fue pensado para él.

Se vuelve a pintar regularmente.

La mezcla da esta intensidad de azul.

¿Es un azul oscuro? Si hay rojo, es más bien oscuro.

Es azul ultramar con rojo dentro, es un azul muy intenso.

Me han hablado mucho del azul, para mí es algo abstracto.

¿Cómo definiríais el azul?

Si tuvierais que ayudarme a percibirlo, ¿qué me diríais?

¿El mar? ¿Es un azul como el del mar?

El mar de Martinica, quizás. Seguramente hay mejores palabras.

A mí me parece un azul moderno y al mismo tiempo, eléctrico.

Muchas gracias, un placer hablar con vosotros.

Gracias y que vayan bien las vacaciones.

Damos media vuelta.

Se oyen palomas, tórtolas, cucos y animalitos que hacen "cuicui".

Empiezan pronto, por lo que veo.

Qué bien se está en este jardín.

Estamos llegamos al jardín de cactus. La parte que nos faltaba por ver.

La parte villana. La bonita, me encantan los cactus.

Es de mis plantas favoritas. No son agradables, pero son bonitas.

Pasa, ya está.

Son las más traidoras, pero son bonitas, ya que son carnosas.

Lástima, apetece cogerlas con toda la mano y estrujarlas.

Tenemos otro al otro lado que es extraordinario.

Sin problemas, es de los buenos.

Oh, no, es muy tranquilo este.

Está marcado por el tiempo.

Es la palmera datilera. Ah, no es el mismo.

¿Se puede trepar por las palmeras para recoger los dátiles?

Es así como se hace, se escalan, ¿no?

Se agarran con esto y trepan para cortar la rama de los dátiles.

Comerán dátiles. Y los recogen abajo.

Seguro que se comen arriba.

No, no, si tocas abajo, tienes las raíces.

¿Son raíces que salen a la superficie?

Llegamos a una planta extraordinaria. Qué curiosa, está llena de racimos.

Se llama popularmente árbol del dinero.

¿Y eso? Si la meneamos, no cae ni un céntimo.

En todas las casas tiene que haber.

¿Tienes alguno en casa? Tengo uno.

¿Qué tal los dineros? ¿Funciona? Bueno, pues pobre no soy.

Ya es hora de que marche de los jardines Majorelle.

Llegamos a un sitio más animado, hay mucha más gente.

Ya ha pasado la oración y todo el mundo está en la calle.

Hay restaurantes por aquí, ¿verdad?

Todo esto son cafeterías, restaurantes típicos.

Empieza a oler bien, tengo hambre.

Hay tajín, cuscús... Ajá.

Siguiendo el consejo del cochero, voy a casa de Hassan.

Cuentan que hace la mejor sopa de Marrakech.

Venga, a ver dónde está el timbre, aquí está.

¡Hola!

Salam Alikoum.

¿Qué tal? Hola, señor Larbi.

Salam Alikoum,me llamo Sophie.

Hola.

Dicen que preparáis la mejor sopa de la plaza Yamaa el Fna, ¿verdad?

Es buena, es laharirade Marrakech.

¿Nos ayudas a preparar la sopa? ¡Sí! Por qué no, ya que estoy aquí.

Hola, parece que hay mucha gente. Todo el mundo se pone en marcha.

¿Cuál es el secreto de la mejor sopa de Marrakech?

Primero ponemos los garbanzos. ¿Echo todos?

Sí.

Después, las lentejas. Están secas, ¿no se cuecen antes?

De momento, es fácil.

Después, se añaden el cilantro y las especias...

Y esto es la pimienta. Oh, ¡huele muy bien!

El pimentón, un poquito.

Sin miedo con el pimentón, me encanta cuando es especiado.

Da color.

El color y el sabor también.

Ahora rallaremos los tomates. ¿Se rallan los tomates?

¿Lo pongo entero, así?

Ralla.

(MUJER) ¡Eh, más rápido!

Me rallaré los dedos, nunca había rallado tomates.

Vale, ya está.

¿Un saquito? ¿Qué hay dentro? Azafrán.

¡Azafrán!

Uf, las cebollas me hacen llorar, rallar cebollas me hace llorar.

Vale, ya lo huelo.

Larbi, ¿haces esta sopa cada día? ¿Desde hace cuánto tiempo?

Siempre hemos hecho la sopa, lahariraestá buena.

Además de venderla, ¿la comes? Sí.

Ya no huelo nada, después de llorar tanto con las cebollas...

¿Lo echo todo? ¡Todo al agua! Ya está.

¿Y esto qué es? ¿La tapa se enrosca?

Es una minisopa para enseñarme cómo se hace.

Y la marmita grande, ¿dónde está? ¿Cómo es de grande?

La grande está aquí. ¡Es enorme!

Caben 400 litros.

¿Durante cuánto tiempo tiene que cocer?

Tres horas.

Una vez hecha, vamos a la plaza Yamaa el Fna.

¿Todo a punto? ¿Me subo aquí?

Aquí me veis con Pongo entre marmitas deharira.

¡Quema, me he quemado el culo!

¿Tienes suficiente espacio? Si no, aparto el perro.

Entonces, ¿vas cada día? Cada día.

¿Desde hace cuánto tiempo? Trabajamos así desde siempre.

Tanto da si es laborable o festivo, todos los días.

¿Es una tradición familiar, laharira?

Mi abuela, que Dios la bendiga,

ha vendidohariradurante años en la plaza Yamaa el Fna.

Cuando murió, mi madre tomó el testigo.

Nadamos entreharira desde que somos pequeños.

Y, después, seguirán nuestros hijos y nietos.

¡La sopa corre por nuestras venas!

Espero que haya muchos clientes. ¡Con toda esta cantidad de sopa!

(Música y bullicio)

Cuando cae la noche, la plaza se convierte en un comedor gigante.

Hay pinchitos, sopa, huele a comida por todas partes:

derecha, izquierda, delante, detrás...

Parece que a Pongo le interesa mucho esta zona.

La plaza Yamaa el Fna le parece más interesante por la noche.

No hay duda de que huele muy bien.

Cuscús, tajines, ensalada, berenjena, crepes, tartiflette, bullabesa...

¿Tartiflette? En Marruecos, ¿no será una broma?

Hay muchos restaurantes.

¿Hay trabajo para todo el mundo? Aquí la cháchara marca la diferencia.

Se te da bien, ¿no? Soy el Jean Reno de Marrakech.

Claro, será eso. ¿No me parezco?

Bah Larbi es el jefe con esta técnica.

¡Por aquí! ¡Ven a comer, hermano!

¡Hassan, una sopa!

¡Otra por aquí!

¿Dónde está la marmita? ¿Dónde está laharira?

¡Ah, vale! Reconozco la marmita que hemos visto antes.

¡La mitad de la marmita ya ha volado! Así que, querida...

¿Quieres un cuenco?

Shuiá, shuiá...Gracias, Shukran.

Toma una galleta de miel. Muchas gracias, ¿la pruebo?

Qué curioso comer esto con galletas de miel.

Sabe a miel y a lentejas.

¿Se notan los garbanzos? ¡Está perfecta!

Tengo una pregunta, ¿por qué hay tantos restaurantes en la plaza?

Los restaurantes de la plaza Yamaa el Fna son los mejores.

El ambiente es particular.

Se mezcla el gentío, la animación, es popular, el folclore...

¡Eh, Larbi!

Sí, sí, espera.

Uno viene a pasarlo bien, a ver espectáculos...

¡Y siempre serás bienvenida! ¡Gracias!

Con mis ojos - Salvador de Bahía

14 dic 2014

Salvador de Bahía es una ciudad con un nombre evocador, famosa por sus fiestas y su música, pero sobre todo por ser la capital negra del Brasil. Aquí, Sophie se sumergirá en el alma africana de está metrópolis. Está ciudad es conocida por la música en la calle y sus escuelas de percusión.

ver más sobre "Con mis ojos - Salvador de Bahía" ver menos sobre "Con mis ojos - Salvador de Bahía"
Programas completos (48)

Los últimos 50 programas de Con mis ojos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Aragón Completo 26:38 8% 15 jul 2015
    Aragón 15 jul 2015 Pili y Kenzie llegan a la comarca de Sobrarbe justo en fin de semana en el que se celebra la fiesta de los nabateros, así que conocerán curiosidades acerca de esta tradición.Histórico de emisiones:13/07/2014
  • Galicia Completo 25:55 8% 14 jul 2015
    Galicia 14 jul 2015 En la Costa da Morte, Pili tendrá la posibilidad de conocer antiguas profesiones relacionadas con el mar, como el trabajo de las marisqueiras, las mujeres que cosen las redes para pescar y los vendedores de pesca...
  • Tarragona Completo 27:54 8% 13 jul 2015
    Tarragona 13 jul 2015 En el Delta del Ebro, Pili y Kenzie sentirán las dunas bajo sus pies y el sonido de los pájaros y el viento de una de las zonas más vírgenes de Cataluña. Un pescador de Cambrils enseñará a Pili a pescar en medio ...
  • Extremadura Completo 27:44 8% 10 jul 2015
    Extremadura 10 jul 2015 Semana Santa en Mérida. Pili se suma a los actos más importantes, como la procesión del Domingo de Ramos y el Vía Crucis, junto con figuras tradicionales como los nazarenos y los costaleros. Conocerá otro símbolo...
  • Cataluña (I) Completo 28:02 8% 08 jul 2015
    Cataluña (I) 08 jul 2015 La aventura de Pili y Kenzie por tierras de catalanas las llevará hasta. Montserrat para escuchar las voces del coro y las notas del órgano de la catedral.  Seguirán los pasos de Gaudí elaborando piezas de c...
  • Castilla y León Completo 26:40 8% 07 jul 2015
    Castilla y León 07 jul 2015 En Salamanca, Pili tendrá visitará la Biblioteca Histórica y se convertirá en tunera. Guijuelo es la cuna del jamón ibérico, y podrá conocer todo el proceso, desde que los cerdos se alimentan en la dehesa hasta q...
  • Andalucía Completo 28:34 8% 06 jul 2015
    Andalucía 06 jul 2015 La primera parada de Pili y Kenzie en Andalucía les llevará a un cortijo de Aznalcóllar, en Sevilla, donde Pili tendrá la oportunidad de montar a caballo por primera vez.En Morón de la Frontera aprenderá cuáles s...
  • Making Off serie francesa Completo 25:50 8% 01 mar 2015
    Making Off serie francesa 01 mar 2015 En este número especial, Sophie nos muestra cómo se grabó la serie en todo el mundo. Conocemos como es su relación con Pongo y descubrimos el día a día del equipo y cuál es el trabajo periodístico de Sophie una v...
  • Tierra de Guergue (Etiopía 2) Completo 26:01 10% 22 feb 2015
    Tierra de Guergue (Etiopía 2) 22 feb 2015  Sophie y su perro Pongo pasan varios días en el pueblo de Werdene en el sur de Etiopia, en el corazón de una fértil zona rural donde viven los Guraghe, una etnia autóctona. En esta región, cultivan, una "fa...
  • Addis Abeba (Etiopia I) Completo 26:19 11% 15 feb 2015
    Addis Abeba (Etiopia I) 15 feb 2015 En  Addis Abeba, Sophie sale a descubrir un pueblo de resistencia legendaria que ha atravesado los siglos corriendo. Desde las cinco de la mañana en la plaza grande de la ciudad, todo el país se entrena. All...
  • Berlín Completo 25:57 8% 08 feb 2015
    Berlín 08 feb 2015 Berlín es conocida por ser una ciudad acogedora y cosmopolita, de efervescencia cultural y de los modos de vida alternativos que lleva estampada la marca de la historia: el Muro. En este bloque de hormigón está g...
  • Kerala Completo 26:19 9% 01 feb 2015
    Kerala 01 feb 2015 Adorado como animal, venerado como divinidad encarnada por Ganesh, el elefante lo es todo en Kerala, en el sur de la India. Sophie convivirá con estos animales acompañada de Ashokan, que es mahut. Los mahut son g...
  • Gujarat Completo 26:07 11% 25 ene 2015
    Gujarat 25 ene 2015 En las abarrotadas calles, ruidosas y caóticas de la antigua ciudad de Ahmedabad, la capital del estado de Gujarat al noroeste de la India, Sophie se dejará guiar por las mujeres.
  • Queyras Completo 26:17 8% 18 ene 2015
    Queyras 18 ene 2015 Queyras es una región de los Altos Alpes franceses en la que el tiempo parece haberse detenido. Las montañas del Queyras son inaccesibles durante el invierno y la mejor opción para desplazarse son las raquetas de...
  • Isla Reunión Completo 26:25 8% 11 ene 2015
    Isla Reunión 11 ene 2015  En la Isla volcánica de Reunión, vivirá infinitas sensaciones. Un viaje en helicóptero, una larga ruta a pie por la isla realizando el reparto del correo y una visita a lo mas profundo del un volcán. Además...
  • Madagascar Completo 26:22 8% 04 ene 2015
    Madagascar 04 ene 2015 Sophie y Pongo se sumergen en el interior de las tierras altas de Madagascar, a más de mil metros sobre el nivel del mar. En esta tierra roja, donde se cultiva arroz, yuca y piña, Sophie conoce a los últimos defe...
  • Tánger (Marruecos II) Completo 26:29 13% 28 dic 2014
    Tánger (Marruecos II) 28 dic 2014 En las montañas nevadas del Alto Atlas, en el sureste de Marruecos, Sophie y Pongo descubren el país bereber. Bajo el clima extremo de estas cumbres, se encuentra la legendaria hospitalidad de la gente amable que...
  • Marrakech (Marruecos 1) Completo 26:17 14% 21 dic 2014
    Marrakech (Marruecos 1) 21 dic 2014 En la legendaria plaza Yamaa el Fna, Sophie se ve atrapada en un torbellino de sonidos y olores: En Marrakech, todos los caminos llevan a esta plaza mítica. 
  • Salvador de Bahía Completo 26:15 11% 14 dic 2014
    Salvador de Bahía 14 dic 2014 Salvador de Bahía es una ciudad con un nombre evocador, famosa por sus fiestas y su música, pero sobre todo por ser la capital negra del Brasil. Aquí, Sophie se sumergirá en el alma africana de está metrópolis. E...
  • Icarai Completo 25:54 8% 07 dic 2014
    Icarai 07 dic 2014 Sophie y Pongo van a explorar la región de Ceará, situada al noreste de Brasil, una zona rural y remota, que ha sabido combinar las tradiciones de los indígenas y la modernidad traídas por los turistas.