www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
2871606
Para todos los públicos Con mis ojos - Palestina - Ver ahora
Transcripción completa

Pongo, a la izquierda, por la acera, sube.

Así, mejor.

Los niños son los primeros en recibirnos al llegar a Palestina.

Bueno, el que causa sensación es Pongo.

Soy de París, me llamo Sophie.

¿Cómo te llamas? Sophie.

Y el perro es Pongo. Pongo.

Al parecer no han visto nunca un dálmata.

Pongo no ha visto en su vida tantos niños juntos.

Lo que más me interesa de Cisjordania

es compartir la energía del pueblo palestino,

además de comprender su determinación

a la hora de preservar su cultura.

(Pitido)

Hola, soy Sophie.

Pongo y yo nos vamos de viaje.

No veo,

así que quiero descubrir el mundo de otra manera,

tocándolo, sintiéndolo.

Quiero compartir mis experiencias

y descubriros otra forma de ver el mundo:

a través de los ojos de los demás.

(Cláxones y campanas)

En Belén me dejo guiar por los sonidos.

La llamada del muecín se mezcla con el sonido de las campanas.

Es la hora de la misa en la Basílica de la Natividad

y el padre Stéphane me está esperando.

Hola, bienvenida a la Basílica de la Natividad.

Gracias, padre Stéphane.

Bienvenida, ya podemos entrar, estamos a las puertas de la iglesia.

Creo que llego tarde.

No, tenemos un par de minutos, vamos para dentro.

Ah, bueno. Bienvenida.

Gracias. Por aquí.

Venga, Pongo.

(CANTAN)

Es la primera vez que asisto a una misa en árabe.

¿Qué tal ha ido? Para mí bien, ¿y para usted?

Bien, también, vamos a visitar la gruta...

Dice que Dios le bendiga. Gracias.

Cuidado con las escaleras. Vale, controlado.

El padre Stéphane me ha prometido enseñarme la gruta

en la que la Virgen habría dado a luz al niño Jesús.

Sigue.

Ya no hay muchas escaleras... Es muy útil.

Y ya ha llegado, se acabó.

Hemos llegado, pero ¿dónde? ¿Me lo describe?

Estamos en la gruta de la Natividad.

La virgen María y San José entraron por este lado

y al fondo, detrás de esa pared, es donde la virgen dio a luz.

Perdón por una pregunta tan cartesiana:

¿hay pruebas arqueológicas o históricas de esta afirmación?

Ah sí, tiene razón.

Si nos remontamos a la época del nacimiento de Jesús,

no había periodistas ni televisión...

Una pena, podríamos haber tenido las imágenes del siglo,

¡o del milenio!

Una pena, es verdad, es verdad.

Podíamos haberlas tenido pero no, no las tenemos.

Todo lo científico converge.

Lo científico es la arqueología y la literatura, convergen.

Para los cristianos del mundo, todo empezó en esta gruta.

Y por ese motivo, la basílica se construyó justo encima.

En la misa, lo que más me ha sorprendido,

además de la misa, es que se oía

la llamada a la oración a los musulmanes.

Seguro que también lo ha oído.

¿Qué siente en esos momentos?

Ten en cuenta que Oriente Medio es un crisol de culturas.

Aquí viven juntos cristianos, judíos y musulmanes.

Los musulmanes rezan 5 veces al día,

así que a veces coincide con la liturgia.

Cuando el Papa Juan Pablo II vino a Tierra Santa en el año 2000,

tras su homilía en la plaza

se pudo oír la llamada a la oración a los musulmanes.

Visto desde Occidente puede parecer sorprendente,

pero, visto desde aquí, muestra la unión

de unas comunidades con otras.

Seas o no creyente, cuando vienes a Belén

tienes que visitar la Iglesia de la Natividad.

Por una vez en mi vida, y sin duda la única,

he asistido a una misa en esta iglesia.

Me alejo del centro de esta ruidosa ciudad

Me espera otra realidad de Belén: los campos de refugiados.

Me dirijo hacia el norte para ir al campo de Aida.

Es uno de los más grandes y de los más antiguos.

Acoge a más de 5.000 personas.

He quedado allí con Abdel Fattah.

Aún no huele, ¿huele a primavera? Aún no huele a nada.

Un poquito sí huele.

Vamos.

Aquí hay una peluquería. Siempre puede venir bien.

Es como una ciudad dentro de la ciudad, ¿no?

El campo tiene su propia identidad, no forma parte del municipio,

no hay servicios municipales, está bajo la supervisión de la ONU.

Entiendo.

Se creó en un terreno alquilado durante 99 años,

así que no somos propietarios de esto.

Entiendo.

Eso hace que la gente viva en un estado transitorio permanente.

No lo consideramos nuestro hogar.

Mientras no estemos en nuestro hogar

seguiremos reivindicando nuestro derecho a regresar.

Ahora estamos delante de una de las casas construidas en 1956.

¿Esta? Esta, sí.

¿Es una de las primeras que se construyeron?

Sube la mano, este es el tejado.

El tejado tiene 10 centímetros de grosor

y las paredes tienen 7;

el espacio es de unos 9 metros cuadrados.

Vaya.

No tiene columnas de apoyo.

Se construyó también de forma temporal.

Las casas están muy pegadas, casi no entran los rayos del sol.

Ah, aquí, sí es estrecho, se nota, ¿qué mide? ¿2 metros?

Eso es, si extiendes los brazos casi... Casi, no me llegan los brazos.

A mí me falta nada para tocar los dos lados.

Tienes los brazos largos, en eso no nos parecemos.

Efectivamente.

¿No hay problemas de salubridad? Es muy estrecho y oscuro.

Sí, claro, hay problemas de salubridad,

hay problemas de salud,

hay problemas de alergias y de asma también.

Pero sobre todo lo que falta es intimidad.

Abdel Fattah dirige un prestigioso centro cultural palestino:

el centro Al Rowwad.

Ha instalado la sede en el mismo centro del campo,

en la casa de sus padres.

Casi estamos en casa de mis padres. Vale.

Lo que te estoy enseñando son marcas de balas.

El 25 de octubre de 2001...

¿Todas son del mismo día? Sí.

¿Cuántas hay? Llevo ya 5 o 6.

Ese día, estaba aquí un amigo francés

que estaba grabando la invasión israelí y le dispararon.

Le hirieron,

así que fui a por el botiquín para ir a verlo.

Curarlo.

En cuanto saqué la cabeza empezaron a disparar.

Hirieron a cuatro de mis primos pequeños y mataron a otro.

Esta calle, un momento dado,

se convirtió en la calle de la muerte.

Y aquí es donde están las dos habitaciones de 16 metros cuadrados.

Empezamos haciendo danza y teatro sobre todo.

Vamos a entrar por la puerta.

Cuidado.

¿Hay que bajar la cabeza? Ah, no. Hay que bajar un poco, así, bien.

Cuando decretaban el toque de queda,

el centro se transformaba

en una clínica de urgencias; no hay en el campo.

¿Naciste aquí? Hablas francés de maravilla.

Nací aquí, sí. ¿Cuál es el secreto?

Conseguí una beca para seguir estudiando en Francia

y estuve allí 9 años.

Hice el doctorado en ginecología.

Pero mi corazón estaba con el teatro,

con el arte, la pintura, la fotografía...

El teatro, la pintura y la fotografía,

eso podrías haberlo hecho en Francia, ¿no?

Pero volví a Palestina

pensando que me estaba esperando para que yo la salvara.

Pensaba que con el teatro,

que es uno de los medios más hermosos,

más civilizados, más profundos y más pacíficos, podíamos expresarnos.

¿Y volviste para hacer teatro y no...? Eso es.

Como te he dicho, el teatro es uno de los medios

para cimentar la paz en uno mismo antes de hablar de paz con los demás.

Contar tu historia, tu versión de la historia,

pensar que puedes cambiar el mundo

y esperar que ocurra el milagro sin tener que utilizar las armas.

Permanecer vivo.

Queremos que nuestros hijos, comolos vuestros, puedan crecer,

ir al colegio, que se enamoren, que creen un mundo,

porque ningún padre del mundo crea a sus hijos para verlos morir.

Por eso queremos fomentar esta cultura de paz, amor,

esperanza y vida.

Ahora llegamos a la zona de juegos.

Aquí hay 50 críos jugando, ¿verdad? (RÍE) Sí.

Tratamos de darle un poco de infancia...

A los niños.

La oportunidad de jugar, de divertirse.

Parece que funciona, se divierten, vienen muchos.

Sí.

Es una clase de danza, ¿no?

Estamos en una clase de danza, sí.

Es una danza que se llamadabka.

Pero aquí la hacemos con un estilo contemporáneo.

Hola,Salam.

¿Puedes darle una clasecilla, algunos consejos?

Le gustaría participar.

¿Quieres probar? Vale, pero bailo fatal.

Aunque así podré saber qué hacéis con los pies.

Trata de doblar un poco las rodillas al moverte.

Gracias, muchas gracias, ha sido un placer.

¡Vamos a contratarte! Uy no, no, se me da fatal.

¡Salam! Cuidado con los escalones.

Esta es Salim. Hola, soy Sophie.

Pues...

¿Ya están haciendo dulces? ¿Qué hacen?

Eso es, sí. Siéntate. Muy bien, gracias.

La fiesta del cordero es una fiesta muy importante, ¿no?

Sí; dos días antes, las familias se reúnen

y, poco a poco, van haciendo dulces juntos.

Eso hace que se vaya creando un ambiente...

festivo.

Todo el mundo ofrece algo,

café, té, dulces, golosinas, caramelos...

¿Y cómo se llaman estos dulces que está haciendo?

Kak, eso es.

Pon el dátil aquí, la pasta de dátil aquí dentro.

Vale, ¿lo cierro? Sí, después hay que cerrarlo.

Esto es para darle forma.

Y así se hace el dibujo.

Ah sí, aprietas...

Eso es, ahora lo sacas.

Sobre la mesa, sobre la mesa.

¡Ah! Mejor, mucho mejor.

Es un momento para zanjar disputas.

Los que están peleados

tienen que reconciliarse de verdad para que haya amor,

fraternidad entre la gente.

A veces es complicado, porque, por ejemplo,

tengo tíos que tienen hijas que están casadas en el sur de Hebrón;

no te puedes imaginar

la de días que tardan en ir de un lado a otro.

Gracias,shukran.

Y espero que el año que viene estés otra vez entre nosotros

y que vayamos todos a Jerusalén también a celebrar

la liberación de los prisioneros y la tierra libre.

Inch’Allah.

Mientras Abdel Fattah y el resto de habitantes del campo

siguen viviendo detrás de este muro de 8 metros de alto

que separa Cisjordania de Israel.

Hay muros bonitos porque tienen una historia,

son muros antiguos, que nos transportan al pasado...

Y hay muros que hieren al tocarlos, cuando estás al lado,

porque solo valen para separar a dos pueblos

que tienen muchas cosas en común.

Si se conocieran, sin caer en los tópicos,

si se derribara el muro,

la vida sería sin duda mucho más sencilla.

Justo al lado del muro, he quedado con Maha en su tienda.

Alquila vestidos tradiciones palestinos.

Bienvenida, Sophie. Hola.

Estoy encantada de tenerte aquí. Siento mucho molestarte.

Estoy vistiendo a una novia.

Estoy ajustándole un vestido tradicional de Belén.

Es un vestido precioso de seda.

Ups, lo siento, hola. Hola.

¿Cuándo te casas? El sábado.

¿Este sábado? Sí.

¡Enhorabuena! Gracias

¿Ya lo tienes todo?

¿Tienes el vestido que querías? Sí.

Eligió el vestido de Belén, como el que llevó su abuela.

Yo tengo el original, que tiene más de 100 años.

Los hilos son de oro y seda

y también llevará este bonito sombrero.

Guau. Es un sombrero muy muy antiguo.

Tu cabeza debe de ser pequeñita, es un sombrero muy pequeño.

¿Y esto es oro?

Sí, es oro, y plata y piedras.

Se lo pongo y así puede ver

cómo estará el día de su boda.

El que has cogido es el suyo, es muy bonito.

Vamos a darle también anillos.

Entonces alquilas, ¿no? No los vendes.

No, es mejor alquilar porque así los conservamos.

Si los vendiésemos, nunca los encontraríamos.

Ahora forman parte de mi vida.

Y creo que es una labor importante que tengo que hacer para mi país...

para preservar su cultura.

Ya entiendo.

¿Tú opinas lo mismo?

¿Por eso llevas un vestido de Belén?

¿Querías llevar un vestido que no fuera como los modernos,

que no tienen nada de especial?

Para recordar a mi abuela.

Despacito, Pongo, túmbate.

Por favor.

Estas son las típicas tazas de té árabe.

Y coge un dátil también.

Oh, muy amable, muchas gracias.

Como esto en lugar de ponerle azúcar.

¿Cuándo abriste la tienda?

Abrí en 1991, al principio de la primera Intifada.

Lo veía como otra forma de combate:

para mostrar que esta tierra pertenece a la gente,

que no es un lugar despoblado.

Creo que las mujeres son muy cuidadosas con sus vestidos,

cada vestido está asociado a un pueblo de Palestina.

Por el vestido se sabe de dónde es, nada más verlo lo sabes,

porque la historia de su pueblo está escrita en el vestido.

Tengo a más de 40 bordadoras trabajando;

es lo único que pueden hacer en casa

cuando no se están ocupando de sus hijos y cuando tienen tiempo.

Eres toda una militante, ¿no? Luchas por defender tu cultura.

Sí, es otra forma, pacífica, de luchar por la paz,

para demostrar que este pueblo

tiene derecho a un estado independiente.

Es imposible marcharse sin probar los famosos falafels.

Pero no me vale uno cualquiera.

Hola, hola, Alla. Hola.

¿Cómo estás?

Alla ha tomado el testigo de su padre y su abuelo

y lleva el restaurante de falafels

más conocido de la ciudad.

Estoy deseando que me desvele los secretos de sus recetas.

Las especias están aquí...

En el falafel ponemos pimienta, ajo, cebolla y perejil.

Garbanzos, cebolla y ajo.

¡Y un montón de perejil! Ah, vale, ajo y eso es...

¿Cilantro?

Ah, no, perejil, vale.

Aquí está el humus, ¿no? ¿Qué hay en la máquina?

Ah, vale, vale, los garbanzos.

Qué curioso, ponen las cebollas enteras, el ajo...

Gracias.

Hay perejil para aburrir.

Y no hay nada que hacer, la máquina lo hace todo.

Claro, hoy en día es la máquina la que trabaja,

pero antes se picaba todo a mano.

(IRÓNICA) Sí, sí, sí...

Los ingredientes se mezclaban a mano,

sin máquinas, ni electricidad,

ni todas las facilidades de hoy en día.

La máquina nos facilita el trabajo y sobre todo nos ahorra tiempo.

Para asegurarnos de que la mezcla es homogénea,

vamos a mezclarlo con las manos.

A ti te da la risa.

Tu abuelo, ¿por qué se dedicó a los falafels

y no a otra cosa, incluso de cocina?

Mi abuelo era panadero cuando vivía en Jaffa.

Cuando llegó a Belén, empezó poquito a poco.

Aquí nadie hacía falafels.

Hoy en día, gracias a Dios,

el restaurante es conocido en todo el país porque hacemos las cosas bien.

Ah, vale. Coge esto...

No soy zurda.

Coges la cuchara con la otra mano y pones la masa.

Ahora lo echamos en el aceite.

Listo, la masa ya se está friendo.

No todos, yo no he hecho todos estos.

Guau, ha traído un montón.

Ah, reconozco el toque de mis manos.

No, es broma, están buenísimos. Claro.

¿Cuál es el siguiente paso? ¿Abrir más en todo el mundo?

Sí, tengo ese proyecto en mente, sería lo lógico.

Pensamos en el futuro, nos gustaría abrir más restaurantes.

Pero si la situación del país va a peor,

los turistas dejarán de venir.

Y el turismo hace funcionar la economía aquí.

Todo está relacionado.

Si hay problemas, la gente no podrá trabajar

y no podrá alimentar a sus familias.

De Cisjordania recordaré:

La calidez y la sonrisa de Maha entre sus vestidos de boda;

la tensión, palpable, en el muro de separación,

y, sobre todo, la dignidad de Abdel Fattah,

que lucha con una única arma: la cultura.

He hecho un amigo nada más llegar al desierto de Wadi Rum.

(AL CAMELLO)Ikh.

Tiene 10 años y mide 2 metros.

¡Hola! ¿Qué tal estás hoy? ¿Vas a ser mi amigo?

Un poquito más, eso es...

Me encanta.

Se para para comer. Sí.

Curioso, me dan menos miedo los camellos que los caballos.

El movimiento es muy agradable, es un balanceo muy suave.

Además no tienes que hacer nada,

mientras que a un caballo hay que guiarlo.

Aquí lo lleva el camellero.

¿Puedes coger la cuerda del camello? Ah. ¿Puedo?

Sí, puedes guiarlo. ¿Puedo conducirlo?

Mira por donde, justo decía que no había que hacer nada.

¿Y si se pone a correr qué hago?

A veces pasa...

En Jordania, voy a ir tras el rastro de los beduinos,

seguiré la ruta de las caravanas y descubriré esta tierra de nómadas.

Hola, soy Sophie.

Pongo y yo nos vamos de viaje.

No veo,

así que quiero descubrir el mundo de otra manera,

tocándolo, sintiéndolo.

Quiero compartir mis experiencias,

descubriros otra forma de ver el mundo:

a través de los ojos de los demás.

(CANTA)

¿Bien? Sí.

En su campamento en medio del desierto,

me recibe Mater.

Es beduino, vive en el Wadi Rum.

Ikh.

Acostado, bien.

¡Hola! ¿Qué tal?

Bien, ¿y tú? Muy bien.

Es un camello muy bueno.

Te sigo, ¿vale? Sí, vamos al campamento.

Sí.

Hasta principios del siglo pasado, los beduinos vivían del comercio.

Por Jordania transitaban las mercancías

procedentes de la India y del Extremo Oriente.

Hoy se han sedentarizado,

pero algunos siguen viviendo en el Wadi Rum.

En el desierto, la noche cae en pocos minutos.

¿Notas la arena bajo les pies?

Es suave, ¿verdad? Sí, muy suave.

Es como en la playa. Sí.

Me llega el olor del fuego, lo oigo. Sí.

¿Aquí cocinaremos? Sí, justo aquí delante.

Esto es el zorb, aquí pondremos las verduras.

Aaaah. ¿Puedo tocar? Sí, sí.

Ah, ya está el pollo, ¿esto es pollo?

Sí, hay pollo, y las verduras están aquí.

Ponlas aquí arriba.

¿Todas? Sí, ponlas todas aquí arriba.

¿Aquí?

Zanahorias, cebollas, tomates...

¿Es un plato típico de tu país?

Sí, es algo típico que solemos utilizar en el desierto.

Los beduinos que viven en el desierto

tienen un zorb como este para cocinar cuando quieran.

Genial, ¿y ahora lo ponemos al fuego?

Sí, vamos a llevarlo. Pesa un montón.

Estamos justo delante.

Ayúdame. Te ayudo.

Listo, ¿notas el fuego?

Lo ponemos en la arena.

Ah, es como una marmita enorme.

¿Y esto, lo ponemos en la arena?

Sí, en la arena.

Y lo cubrimos así.

Curioso esto de cocinar en la arena. Con esto, ¿ves?

Ah, es como una manta.

Eso es.

Ahora lo cubrimos de arena.

Ahora es como una duna, podemos esquiar y todo.

¿Luego seremos capaces de encontrarlo?

¿Hay que poner más o ya vale? No, ya está.

¿Cuánto tarda en hacerse?

Una hora y media como mucho. Vale.

Mientras se cocina, Mater me invita a tomar un té junto al fuego.

-(GRITO BEDUINO) -¿Sabes hacerlo?

No, ni idea. (RÍE)

¿Qué cuenta esta canción? ¿De qué habla? ¿Lo sabes?

Claro que lo sabes.

Habla de amor.

Ah, sí,habibi. Habibi, sí.

Fantástico, maravilloso.

Muchas gracias,shukran. Shukran kassir.

La cena está lista.

¿Vamos a por ella? Buena idea, te sigo.

Ya llegamos, dame la mano.

Cojo la pala. Para quitar la arena.

Sí.

Oh, está caliente. ¿Está caliente?

Sí, está caliente.

Aquí está más frío, pon la mano. Sí.

Ah, quema.

Dentro tiene que abrasar. Sí, está muy caliente.

¡Perfecto!

Cuidado que quema. Supongo que está caliente.

Vamos a llevarlo a la mesa.

Aquí está... la mesa, y el plato.

Muchas gracias por compartir conmigo vuestro modo de vida y gastronomía.

Es todo un placer. Huele de rechupete.

Ha sido un placer cocinar contigo. Gracias.

Entonces tú naciste aquí, ¿no?

Sí, en una aldea del Wadi Rum.

¿Y tus padres eran beduinos?

Sí, eran beduinos.

¿Y cómo vivían cuando eras pequeño?

Cuando era pequeño, vivían en el desierto.

Mi padre tenía 400 cabezas de ganado.

Iban de aquí para allá

en función de las lluvias y de los pastos.

Siempre de un lado para otro.

Y tú ahora, te quedas aquí, ya no te vas.

No, vivo en el pueblo.

Cada vez hay más gente que vive en el pueblo por la escuela.

La escolarización es obligatoria en Jordania.

¿Qué es lo que más te gusta? ¿Por qué te quedas aquí?

Me gusta la tranquilidad, la libertad que hay en el desierto.

¿Entiendes?

Sentirse libre, libre como el viento.

Sí.

Lo llevamos en la sangre.

¿En serio? ¿Crees que se lleva en la sangre?

Claro que sí.

No puedo vivir mucho tiempo alejado del desierto.

Necesito verlo.

Al despertar,

hay un silencio absoluto a mi alrededor.

Así me es imposible orientarme por el ruido.

Es la primera vez que te despiertas en el desierto, ¿qué te parece?

No sé cómo vas a guiarme por aquí.

No es nada fácil, amigo.

Con no chocarme con las tiendas tengo más que suficiente.

Seguro que a ti también te cuesta orientarte.

Pongo rumbo al norte para retroceder 2.000 años

siguiendo las huellas de los nabateos.

A unos cien kilómetros del norte del Wadi Rum

se erige el enclave de Petra.

Una misión arqueológica permanente

sigue haciendo excavaciones en esta antigua ciudad.

El director es el arqueólogo francés Christian Augé,

que vive en Jordania desde hace décadas.

Hola, Sophie; hola, Pongo.

Hola, señor Augé.

Christian Augé, hola. Encantada.

No es muy educado, ni le mira. Sí me mira.

Explíqueme: entonces, esto es Petra.

Estamos en pleno centro,

en el corazón de la antigua ciudad de Petra.

Los nabateos eran el pueblo árabe que se instaló en Petra

y Petra era la capital de su reino.

Estamos hablando de la época conocida como periodo helenístico.

¿Varios siglos antes de Jesucristo?

Entre tres y cuatro siglos, o tres siglos antes de Cristo,

no lo sabemos exactamente.

Se prolonga hasta la conquista romana

a principios del siglo II después de Cristo.

¿Podemos acercarnos? ¿Puedo tocar?

Claro que sí, bajaremos por el caminito que siguen los camellos,

los beduinos, los asnos, los turistas...

Y ahora los perros.

Venga.

Dame la mano.

El perro baja... Hay un escalón en la otra dirección.

La ayudo a pasar entre los bloques. Gracias.

Si Pongo quiere seguirnos... No tiene pinta de querer.

Bueno, pues ya hemos llegado.

Aquí tenemos un bloque espléndido, con las marcas de las herramientas.

Por ejemplo, aquí hay estrías,

marcas de brochado totalmente regulares.

Son muy regulares y profundas, se notan perfectamente.

Sí.

Tras pasar casi 30 años aquí, en Jordania,

¿sigue sintiendo emociones fuertes cuando descubre algo?

Claro que sí,

sobre todo cuando nos topamos con objetos de la vida cotidiana.

Aquí encontramos, debajo de la plaza,

las paredes de una casa que probablemente

sea de cuando se instalaron aquí, en la época helenística.

Y eso es muy emocionante.

Lo que acaba emocionando es lo que nos devuelve al ser humano.

Sí, eso es.

¿Cuándo empezaron las excavaciones?

Las excavaciones de nuestra misión empezaron en 1999.

¿Y las excavaciones en Petra? ¿Cuándo se descubrió esta ciudad?

La ciudad fue descubierta en 1812.

El año que viene celebraremos el bicentenario del descubrimiento,

el redescubrimiento de Petra por los occidentales.

¿Y 200 años después se siguen encontrando cosas?

¿Qué falta por descubrir?

Falta seguro más del 90 % del enclave,

Aunque los arqueólogos

hayan trabajado sin descanso desde principios del siglo XX,

sigue quedando mucho, muchísimo por descubrir.

En Petra se esconde tras la roca un monasterio monumental.

Hay que subir más de 800 escalones para llegar, pero vale la pena.

¿Dónde estamos? Escucho un eco, ¿qué nos rodea?

Estamos en el Wadi Deir, es decir, una especie de desfiladero.

Yo no puedo subir; te voy a presentar a Aurore-Anne.

Hola, encantada, Sophie. Hola, un placer.

Llegó el mes pasado para trabajar en la misión

y va a seguir con su tesis sobre la arquitectura nabatea.

Inch Allah, como suele decirse.

Muchas gracias por todo, no le molesto más.

Encantado de haber dado este paseo.

No se olviden de calentar antes de subir las escaleras.

Venga, vamos. ¿Todo recto?

Sí, todo recto. Pongo, nos esperan 800 escalones.

¿Cómo vas? Bien, bien.

Parece que Pongo va bien también. Sí, se las apaña, ¿dónde estamos?

Estamos, más o menos a medio camino, ya se ve el final.

Ya hemos pasado lo más duro. Eso es.

Eso eso, ya hemos llegado.

¿Por qué bajamos? ¿Me estás tomando el pelo?

(RÍE) Sí, hemos dado la vuelta, te he engañado.

No, ya hemos llegado.

Estamos ante el Deir monumental, que mide unos 50 metros de altura.

¿Cómo hicieron para traer por aquel entonces las piedras?

¿A lomos de qué, de camellos, de asnos, de hombres?

La verdad es que no se mataron mucho,

por decirlo de alguna forma.

Lo que hicieron fue extraer la arenisca a ambos lados.

Y Deir quiere decir "monasterio", ¿no? ¿Y a qué le rezaban?

¿Quién hacía qué?

Hay dos escuelas.

Una piensa que es una tumba y la otra, que es un templo.

Nos inclinamos más

por la idea de un templo dedicado a un rey divinizado

que se llamaba Obodas.

Vale.

Y en lo referente a la datación,

podemos afirmar que data del siglo I después de Cristo.

Ajá.

Ahora podrás tocar

la parte inferior de uno de los nichos de los dos ventanales.

¿Por qué se llamabannichos, para qué servían?

Nichos o pedestales, donde se podían poner estatuas.

Ah, ya entiendo.

Están aquí arriba.

¿Decorativas o votivas, se sabe?

Decorativas o votivas, no estamos seguros.

Forman parte del conjunto ornamental.

¿Y del misterio? Y del misterio, claro.

Avanza un poquito más.

Guau, tiene pinta de ser alto.

Veo la sombra del muro, eso no es buena señal.

Sí, sí.

¿Y cómo lo hago?

Pues, venga, sube. (RÍE) Sí claro, ¿dónde está la cuerda?

Es curioso, al final se sabe muy poco sobre este monasterio

y, sin embargo, recibe cientos y cientos de visitas, bueno, miles.

La verdad es que sí, forma parte del misterio.

Hace un momento te comentaba que posiblemente sea del siglo I,

pero no estamos totalmente seguros;

significa que queda mucho trabajo por hacer

y eso justifica mi estancia aquí.

Nos vemos en unos años para saber cómo han ido los hallazgos.

Inch Allah.

Mientras tanto,Inch Allah, habrá que bajar.

Eso seguro que sí, vamos.

Cuando visitas Jordania,

es imposible no hacer un alto en el mar muerto.

Es tan salado que ninguna especie puede vivir en él.

Debido a la sal, se puede flotar sin ningún esfuerzo.

Voy a probarlo.

Es muy muy curioso, flotas de verdad.

No me lo creía antes de probarlo.

Cuesta hundir los pies cuando haces el muerto,

los metes y suben solos.

Otra cosa es que cuando tienes agua del mar muerto en las manos,

es como si tocaras algo grasiento, como una especie de crema.

Pongo rumbo al sur para sumergirme en un mar lleno de vida,

el mar Rojo.

Aqaba es uno de los lugares más bellos del mundo

para hacer submarinismo.

Abdullah va a descubrirme

este mundo submarino que desconozco.

Estamos muy cerca,

tendremos que parar o acabaremos con los pies mojados.

Dos pasitos más... aquí.

Voy a soltar a Pongo... ¡A jugar!

Vale, hoy tenemos un día fantástico. Sí.

Estamos en un lugar precioso para bucear.

Uno de los más bonitos, le llamamos El jardín japonés.

Vamos a entrar en el agua justo aquí delante, poquito a poco.

¿A cuánta profundidad bajaremos?

Normalmente, el máximo autorizado son 10 metros.

Pero iremos con calma.

En general, nos quedamos entre los 5 y 6 metros.

Vale, porque mis oídos son un elemento muy valioso

y quiero conservarlos en buen estado.

Entiendo.

No quiero tener problemas de vista y de oído.

Prefiero que sean solo de vista.

Claro, te seguiré de cerca.

Debajo del agua tenemos que respirar despacio,

profundamente y de forma continua.

Sí.

Nos relajamos...

Cuando nos hayamos acostumbrado a respirar,

que se tarda uno o dos minutos,

empezaremos a movernos bajo el agua.

Si todo va bien, me haces el signo de ok con la mano.

¿Así? Tienes que hacer el ok con los dedos.

Sí, el ok es como unaO, eso es el signo del ok, ¿vale?

Si tienes el más mínimo problema,

mueve la mano de derecha a izquierda, así.

Vale.

Si quieres subir, pon pulgar hacia arriba, así.

Si todo va bien y quieres bajar, hacia abajo.

Vale.

Entramos poco a poco

y no pasamos de dos metros si tus oídos no dan el visto bueno.

No forzaremos, iremos poco a poco,

no hace falta bajar mucho ni ir deprisa.

Vale.

Despacio, despacio, como decís en francés:

comme si, comme ça, doucement, doucement.

Estoy listo.

Bueno, adiós, Pongo... Hasta nunca, o hasta luego.

Diviértete en la playa mientras esperas.

(GIME)

Qué maravilla. ¿Te ha gustado?

Muchas gracias.

Ha sido una experiencia fantástica.

¿Te ha gustado, entonces? Sí.

Genial, fantástico.

Hemos visto tantos peces, tantas cosas.

Ha sido una pasada... Estoy contentísima.

Lo has hecho muy bien.

¡Soy como una niña pequeña!

Eres una submarinista fantástica.

Ha sido una inmersión muy chula, muy interesante.

Había un montón de cosas bajo el agua.

Sí, había cosas que no había visto jamás.

Lo primero que hemos visto era un pez trompeta.

Un animal extraño. Es un pez muy simpático.

Ha sido una de las experiencias más interesantes que haya vivido

y, como ocurre siempre,

cuando hay que comunicarse mediante el lenguaje corporal

la experiencia es aún más intensa,

porque no hablábamos, nos comunicábamos con la mano,

con un gesto bastaba para decir que quería bajar, que iba bien...

y eso para mí es una experiencia fantástica.

Lo primero que me ha hecho tocar

ha sido el lecho y ese liquen que hay en el fondo del mar

y cuando lo he tocado, Abduallah estaba contentísimo.

Me cogió de la mano, estábamos contentos.

Y el primer pez,

lo primero que he tocado que estaba vivo, alucinante.

Pura felicidad.

De mi viaje a Jordania recordaré:

El silencio y la quietud del desierto de Wadi Rum,

la velada junto al fuego, con las canciones beduinas,

pero sobre todo, la sensación de euforia

de tener un pez vivo entre las manos.

La región de Ceará, situada al noreste de Brasil,

es célebre por sus costas salvajes azotadas por el viento.

Me sumergiré el Brasil tradicional, alejado de las postales,

gracias a Evi, un hijo de pescadores apasionado por su región.

Estamos en lo alto de una duna, en el estado de Ceará.

Ves... bueno, arena, sí.

Frente al río Aracaju azul, junto al mar.

Hablemos del viento, acércate:

En julio, agosto, septiembre y octubre, el viento viene del este.

En enero, febrero y marzo, el viento viene del norte.

En abril y mayo, más o menos,

el viento viene del noreste, ¿me sigues?

Y después, el viento viene del sur.

Quiero conocer a los habitantes de esta región.

Y espero aprovechar los alisios y practicar deportes de vela,

que tantos turistas atraen de todo el mundo.

Hola, soy Sophie.

Pongo y yo nos vamos de viaje.

No veo,

así que quiero descubrir el mundo de otra manera,

tocándolo, sintiéndolo.

Quiero compartir mis experiencias

y descubriros otra forma de ver el mundo:

a través de los ojos de los demás.

CON MIS OJOS

Evi me guía hasta los indios tremembé,

una de las primeras tribus que se instaló en esta zona costera.

Actualmente, no llegan a 1.200

y luchan por preservar su modo de vida tradicional.

Al llegar,

el jefe de la tribu construye una puerta con hojas de palma.

La primera vez, cuando aprendes a trenzar con esta técnica,

resulta complicado ya que hay muchas hojas.

Aquí hay una, por aquí otra,

y otra, y otra,

y otra, y otra, y otra... y la última.

¿Esta? Vale... Entiendo, sí, ya veo.

La hoja con la que has empezado se tiene que trenzar bien

para que pueda deslizarse perfectamente entre las demás.

¿Es una tradición tremembé hacer las puertas de esta manera?

Ya no utilizamos mucho esto para las puertas de las casas...

sirven, sobre todo, como puertas para la cocina

o en habitaciones en las que hay hornos de leña.

Las utilizamos así.

Guau.

Esta altura va bien. Una puerta grande y bonita.

¿Qué hacemos con la puerta? ¿La llevamos?

No puedo ir, tengo un compromiso.

Enviaré a mi nieto,

que es también bisnieto de la mujer a quien daremos esta puerta.

¡Eh! ¡Leo!

Vale, muy bien, iré con Leo pues.

Gracias por las explicaciones, ha sido muy interesante.

Además, acabada es muy bonita.

Nos hemos criado con la idea de luchar

para que nuestras tradiciones no mueran, no desaparezcan.

Insistimos mucho en ello.

Los tremembé han luchado para adaptar los contenidos escolares.

En la escuela, los hermanos de Leo estudian la historia de su pueblo,

así como el tejido de las prendas destinadas a los ritos sagrados.

¿Vale? ¿Es para esta?

Vale, pasa por aquí.

Esto sí que es una puerta a la vieja usanza.

¿Y cómo se aguanta? Con estas cuerdas de aquí, mira.

Con este cordel la cerraremos.

Ah sí, tiene su historia esta.

Cuando llega a este estado, cambiamos las hojas estropeadas.

Vale, hay que hacer algo, sí.

Esta es mucho más bonita.

¿Qué te parece?

Me gusta, muchas gracias.

Tiene muchas hojas.

Normalmente, es mi marido quien las hace.

Pero ahora se está muriendo.

Nunca se puso a hacer esta puerta... es así.

Las cosas cambian, evolucionan, progresan.

Aun así, seguimos utilizando materiales tradicionales,

como puedes ver aquí,

el techo está hecho con hojas y la casa es de barro.

Es de barro, sí, es verdad.

Así que ya ves, seguimos haciéndolo igual.

Es bonita, es una casa muy bonita.

Yo vivía en la casa de mis abuelos, que era de paja.

La casa de mi suegra también era de paja.

Y ahora, ya no quiere cambiar, ¿eh? ¿Cuánto tiempo crees que durará?

¿Cuánto tiempo puede aguantar en buen estado?

Más o menos un año.

Las hojas se pudren con las lluvias de invierno.

Se estropea, claro.

Bueno, encantada de conocerla.

Buena suerte. Te desea buena suerte.

¡Buena suerte para ti también!

Ahora entiendo por qué Evi viaja en buggy.

No me puedo imaginar un coche normal por estas pistas.

Aparentemente, en Ceará no hay puentes para cruzar los ríos.

Evi ya me lo dijo: no es fácil cruzar el río.

Verás cómo funciona lo de la cuerda...

duele un poco en las manos, pero funciona.

Pasas debajo de la cuerda para ponerte frente ella...

Vale, uy, uy, tiene pinta de complicado.

Hay que hacer fuerza a contracorriente, ¿lo entiendes?

De derecha a izquierda.

Me parece que debe doler si haces esto todo el día.

Es como si estuviera en el despacho,

con el aire acondicionado, sentado todo el día en la silla...

Y pillas la gripe.

Sí, duele la espalda y la garganta con el aire acondicionado.

No lo critico, solo comparo.

Sí, ¡no haces nada y no te veo trabajar mucho!

¡Colega! Que ha pillado mi manera de trabajar.

Se aprovechan, estoy entre dos hombres que aprovechan la situación.

La francesita, tirará de la cuerda, ¡verás cómo se acordará!

¡Así es!

La aldea donde vive Rosa

se encuentra a menos de un kilómetro del río.

Evi insistió en presentármela.

Rosa es de las pocas en la región

que fabrica vajilla tradicional con barro.

Esto es una fuente.

Es muy muy bonita porque es sencilla y sobria... me encanta.

¿Qué más objetos haces? ¿Qué tengo alrededor?

Aquí tienes otro, un poco más bonito. ¡Oh, qué bonito!

Se utiliza para lafeijoada, un plato de judías negras con arroz.

Las servimos con esto.

Vale.

¿Siempre se utiliza la misma tierra? ¿O hay diferentes tipos de barro?

¿Cómo va esto?

Hay barro para hacer vajillas,

pero también hay barro para las tejas o para construir casas.

¿Cómo va? ¿Se compra en una tienda o se recoge de algún sitio?

¿De dónde lo sacamos?

Es barro que vamos a buscar alraje.

Entonces, vale, un cubo y a correr.

¿Dónde estamos ahora?

¿Qué hay alrededor? Explícame.

Son las canteras de barro para las tejas.

Aquí los hombres fabrican tejas para las casas,

están en nuestro camino.

¿Los ladrillos también se hacen con barro?

Así es, venga, vayamos por aquí. Vale.

¿Está aquí el barro?

Él es mi marido.

Trabaja con el barro pero no el de la vajilla, construye casas.

Ah, ¿puedo verlas? ¿Puedo tocar?

Ya están secas.

Coge las tejas de barro, las coloca en el suelo, una encima de la otra,

y forma una caéira, una especie de horno.

Es lo que hay delante de ti.

Aquí se cocerán los ladrillos.

¡Ah!

Tienen que pasar 13 horas para que estén listos.

¿Vamos a ver el barro, conocer la materia prima,

ahora que ya he visto las piedras y los ladrillos?

Eh, hay un agujero aquí.

Ya hemos llegado, es aquí.

Y está en el suelo, imagino.

¿Dónde está? ¿Aquí?

¡Pero si está seco!

Sí, claro, está muy seco.

¿Así?

¿Por qué se recoge aquí y no en otro sitio?

¿Solo hay aquí?

No sé si hay otros sitios con barro para la vajilla

pero, desde que me dedico a esto, vengo a recogerlo aquí.

¿Cuántos años hace que vienes a buscarlo aquí?

¿Desde cuándo haces vajillas?

Empecé cuando tenía unos 10 años;

hace 30 años que me dedico a esto, porque ya tengo 40.

Mis abuelos y tíos ya venían aquí.

Este es muy bueno para hacer vajillas, por eso lo utilizo.

¡El resultado es bueno porque tiene mucho éxito!

Venga, ¿intentamos hacer algo? Hemos llenado un cubo.

Pesa, no sé... ¡como 10 kilos! Pesa mucho.

¿Qué hago? ¿Le doy golpes? ¿Lo chafo?

¿Hago una bola?

Una bola o lo que quieras y añade agua para trabajar el barro.

Pues hacemos una bola. Falta un poco de agua, ¿dónde está?

Aquí está, bien.

¿Hago una bola?

Eso, eso, ¡haz una bola!

Oh, ¡está muy duro! Este barro es consistente.

Se tiene que añadir agua, da igual la pieza que quieras hacer.

¿Más agua?

Sí, es para que el barro esté blando y puedas hacer la pieza que quieras.

Muy buen, ponla aquí encima.

Muy bien, así, es fácil hacer un plato.

¿Chafo así?

¿Se puede hacer así?

Los dedos, no las manos.

Vaya, ya se ha roto.

Afinemos.

Cogeremos el cuchillo y repasaremos la parte superior del bol.

Lo alisaremos con una piedra.

Muy bien.

La ponemos en el horno para cocerla

y ya solo quedará colocarla en la estantería para venderla.

Y hablando de ventas, ¿vendes mucho?

No, no gano suficiente dinero.

Cuando vienen turistas,

me pagan en función del valor que le dan a la vajilla,

valoran nuestro trabajo.

La gente de aquí no lo valora.

No sé por qué a los turistas les gusta tanto.

Pero bueno, es así...

Me imagino el motivo.

Es bonito, es sencillo y sin florituras, es sobrio.

¿Lo ponemos a secar?

¿Dónde hay que dejarlo para que seque?

Sí, va bien, la pondré en la estantería.

¿La ponemos aquí? ¿Con las tuyas?

Obrigada, gracias por todo.

Obrigada, gracias por todo, ha sido un encuentro muy agradable.

Muchas gracias, he aprendido muchas cosas.

Muchos de los turistas que menciona Rosa

vienen atraídos por el kitesurf.

En cinco años, la pasión generada por estas potentes cometas náuticas

ha creado una gran actividad turística en pueblos de pescadores.

Alain era consultor en París pocos años atrás.

Dejó su trabajo y su país para montar un club de kitesurf.

Hola, Sophie. Mira, ya está, ya ha llegado.

¿Qué tal? Bien.

¿Un beso? Claro.

Hola, Pongo. Bueno, ¿preparada?

A él no le gusta mucho el agua, a mí me encanta.

Vale, perfecto. ¿A qué punto hemos llegado?

¿Cómo se ha desarrollado el kitesurf en esta zona?

Estamos en Icarad, Montada,

un punto de la costa con estadísticas de vientos increíbles.

¿Y qué es una estadística de viento increíble?

Aproximadamente hay nueve meses de viento al año,

además del agua caliente, playas interminables...

condiciones idóneas para la práctica del kite.

El desarrollo del kite aquí ha sido algo natural.

¡Vamos! ¿Se hace aquí?

Venga, es aquí donde se hace.

Con el buggy iremos a un sitio a unos 10 minutos.

Ahora hay un poco de viento aquí,

iremos a un sitio un poco más tranquilo.

Vale, pues muy bien. Marchando.

Para dirigirlo pensaremos que es una bicicleta.

Si giras a la izquierda, vas a la izquierda,

y a la derecha, vas a la derecha. Vale.

Pon las manos aquí, aquí, un poco más al centro.

Muy bien, aquí. Vale.

Procuramos sentirlo un poco.

Mantén los brazos erguidos. Vale.

Ahora asciende, ¿tira recto hacia delante?

Así es, no se mueve.

Vale, intenta controlarla.

¡Cuidado!

Incluso en el suelo empezaré a volar y eso que es pequeña.

No dudes, si pasa lo que sea, suelta la barra,

No te dejes llevar, si pierdes el control y...

80 centímetros cuadrados de cometa no pueden levantar mi peso, ¿no?

En movimiento, genera mucha potencia.

Parece que tiene buena pinta, ¿no?

Muy bien, la estabilizas estupendamente.

Este movimiento en ocho que haces...

¡No creas que lo hago adrede!

No es voluntario... Este movimiento en ocho

es el mismo que se hace con las cometas grandes

cuando queremos salir del agua y erguirnos sobre la tabla.

Vale. Genial, muy bien, perfecto.

Guau.

¿Cuánto tiempo hace falta

para empezar a pasarlo bien con el kite?

¿Cuántas horas, días...?

Empiezas a pasarlo bien rápido; como acabas de notar,

en cuanto notas la fuerza de la cometa que tira de ti,

ya es una sensación que mola.

Cuando te metes en el agua, al cabo de la segunda hora,

la cometa te arrastra todavía sin estar sobre la tabla...

y tienes la sensación de deslizarte, así que ya lo pasas bien aprendiendo.

¿Lo intentamos con la más grande o todavía no estoy preparada?

Sí, probemos con la más grande.

Ven conmigo, inflaremos la cometa juntos.

Ahora es como un trapo...

Sí, es como una bola. Porque no está hinchada.

Por eso hay un tubo grande. Hay un tubo y una bomba en la punta.

Tenemos que bombear, como los Curris.

Para hinchar... Así es, pero te será más fácil de pie.

Ponte así, así es.

Cuanto más le doy, más cuesta, ¿es normal?

¿Se ha hinchado un poco o nada de nada?

Sí, se ha hinchado un poco. Ah, ¡vale! ¡Ya está hecho!

Ya está hinchada.

Despegamos, ¿vale? ¿Vamos a la barra?

Lo ideal es despegar con la cometa del lado del mar.

Vale.

De esta manera, si... Hay un problema.

Si tienes el menor problema,

te dejas llevar y vas al agua.

Caes en el agua, vale.

Y no sobre coches, un aparcamiento o un molino de viento.

Claro, los molinos de viento son un ejemplo al azar.

Jardel, tráeme el kite,por favor.

Vale, perdona, he parado un poco de golpe.

Perdón... y encima te inclinas.

Ya está, ya hemos despegado.

Noto como me arrastra.

Vale, tira un poco de la izquierda... y subimos.

Hop, suavemente.

Ves, en cuanto se mueve, en cuanto se mueve nos arrastra.

Creo que suavemente no entra en mi vocabulario.

Vas bien... de momento, vas bien.

¿Crees que enseñar a alguien

que no ve la cometa es más complicado?

¿Crees que alguien que no la ve

tardaría más en dominarla que alguien que sí?

La verdad es que estoy sorprendido.

No lo haces nada mal.

He tenido alumnos que pueden ver

y que se les cae como 32 veces durante la primera hora.

Pues creía que, como no sé exactamente dónde está

pensaba que no se me daría bien.

Manejas la barra suavemente y eso va bien.

¿Suavemente? ¿Y cómo lo hacen los demás?

Ahora, la hora de la verdad; me dejaré arrastrar en el mar

a la vez que procuro dominar la potencia de la cometa.

Pues ahora, estamos a 30 metros.

¿Nosotros o la cometa?

La cometa está casi sobre el agua ya.

Puedes seguir avanzando, seguimos recto.

A Pongo no le gusta el agua y por una vez se baña, increíble.

Pues aquí está.

¿Qué tal? ¿Has tragado mucha agua?

Muy bien, lo he pasado muy bien.

Es más difícil en el agua; importa que lo hayas pasado bien.

Lo he pasado genial.

No es fácil ajustar el movimiento de las manos en el agua

para que la cometa se quede donde toca.

Pero es muy divertido.

¿Qué tal? ¿Daba mucha pena? No, no, no.

No ha estado mal.

Es superdifícil

porque en cuanto el cuerpo se gira un poco

o si pierdes el punto de referencia, al no ver,

resulta más complicado orientarte y encontrar la cometa.

Hay bastantes olas,

es fácil desestabilizarse y acabar en el quinto pino.

Cuando el cuerpo pierde el eje, no sabes dónde estás, no es fácil.

Y menos dónde está la cometa, que queda a 25 metros sobre la cabeza.

No, pero seguro que si tuvieras la ocasión de practicar una semanita,

te saldría bien y podrías subirte a la tabla y surfear.

Si es así, ¡volveré! ¡Genial!

¡Trato hecho!

De esta región aislada de Brasil, recordaré:

el hermoso encuentro con Rosa, la alfarera,

los viajes en buggy y cruzar el río con la fuerza de los brazos,

y las risas en el agua, arrastrada por una cometa de kitesurf.

Con mis ojos - Palestina

23 nov 2014

En Belén, en el corazón de los territorios palestinos, Sophie descubre una ciudad llena de historia y el fervor religioso. Una tierra donde las campanas de la iglesia suenan al mismo tiempo que el canto de los muecines, y donde, durante siglos, cristianos y musulmanes han vivido en armonía.

ver más sobre "Con mis ojos - Palestina" ver menos sobre "Con mis ojos - Palestina"
Programas completos (48)

Los últimos 50 programas de Con mis ojos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Aragón Completo 26:38 8% 15 jul 2015
    Aragón 15 jul 2015 Pili y Kenzie llegan a la comarca de Sobrarbe justo en fin de semana en el que se celebra la fiesta de los nabateros, así que conocerán curiosidades acerca de esta tradición.Histórico de emisiones:13/07/2014
  • Galicia Completo 25:55 8% 14 jul 2015
    Galicia 14 jul 2015 En la Costa da Morte, Pili tendrá la posibilidad de conocer antiguas profesiones relacionadas con el mar, como el trabajo de las marisqueiras, las mujeres que cosen las redes para pescar y los vendedores de pesca...
  • Tarragona Completo 27:54 8% 13 jul 2015
    Tarragona 13 jul 2015 En el Delta del Ebro, Pili y Kenzie sentirán las dunas bajo sus pies y el sonido de los pájaros y el viento de una de las zonas más vírgenes de Cataluña. Un pescador de Cambrils enseñará a Pili a pescar en medio ...
  • Extremadura Completo 27:44 8% 10 jul 2015
    Extremadura 10 jul 2015 Semana Santa en Mérida. Pili se suma a los actos más importantes, como la procesión del Domingo de Ramos y el Vía Crucis, junto con figuras tradicionales como los nazarenos y los costaleros. Conocerá otro símbolo...
  • Cataluña (I) Completo 28:02 8% 08 jul 2015
    Cataluña (I) 08 jul 2015 La aventura de Pili y Kenzie por tierras de catalanas las llevará hasta. Montserrat para escuchar las voces del coro y las notas del órgano de la catedral.  Seguirán los pasos de Gaudí elaborando piezas de c...
  • Castilla y León Completo 26:40 8% 07 jul 2015
    Castilla y León 07 jul 2015 En Salamanca, Pili tendrá visitará la Biblioteca Histórica y se convertirá en tunera. Guijuelo es la cuna del jamón ibérico, y podrá conocer todo el proceso, desde que los cerdos se alimentan en la dehesa hasta q...
  • Andalucía Completo 28:34 8% 06 jul 2015
    Andalucía 06 jul 2015 La primera parada de Pili y Kenzie en Andalucía les llevará a un cortijo de Aznalcóllar, en Sevilla, donde Pili tendrá la oportunidad de montar a caballo por primera vez.En Morón de la Frontera aprenderá cuáles s...
  • Making Off serie francesa Completo 25:50 8% 01 mar 2015
    Making Off serie francesa 01 mar 2015 En este número especial, Sophie nos muestra cómo se grabó la serie en todo el mundo. Conocemos como es su relación con Pongo y descubrimos el día a día del equipo y cuál es el trabajo periodístico de Sophie una v...
  • Tierra de Guergue (Etiopía 2) Completo 26:01 10% 22 feb 2015
    Tierra de Guergue (Etiopía 2) 22 feb 2015  Sophie y su perro Pongo pasan varios días en el pueblo de Werdene en el sur de Etiopia, en el corazón de una fértil zona rural donde viven los Guraghe, una etnia autóctona. En esta región, cultivan, una "fa...
  • Addis Abeba (Etiopia I) Completo 26:19 11% 15 feb 2015
    Addis Abeba (Etiopia I) 15 feb 2015 En  Addis Abeba, Sophie sale a descubrir un pueblo de resistencia legendaria que ha atravesado los siglos corriendo. Desde las cinco de la mañana en la plaza grande de la ciudad, todo el país se entrena. All...
  • Berlín Completo 25:57 8% 08 feb 2015
    Berlín 08 feb 2015 Berlín es conocida por ser una ciudad acogedora y cosmopolita, de efervescencia cultural y de los modos de vida alternativos que lleva estampada la marca de la historia: el Muro. En este bloque de hormigón está g...
  • Kerala Completo 26:19 9% 01 feb 2015
    Kerala 01 feb 2015 Adorado como animal, venerado como divinidad encarnada por Ganesh, el elefante lo es todo en Kerala, en el sur de la India. Sophie convivirá con estos animales acompañada de Ashokan, que es mahut. Los mahut son g...
  • Gujarat Completo 26:07 11% 25 ene 2015
    Gujarat 25 ene 2015 En las abarrotadas calles, ruidosas y caóticas de la antigua ciudad de Ahmedabad, la capital del estado de Gujarat al noroeste de la India, Sophie se dejará guiar por las mujeres.
  • Queyras Completo 26:17 8% 18 ene 2015
    Queyras 18 ene 2015 Queyras es una región de los Altos Alpes franceses en la que el tiempo parece haberse detenido. Las montañas del Queyras son inaccesibles durante el invierno y la mejor opción para desplazarse son las raquetas de...
  • Isla Reunión Completo 26:25 8% 11 ene 2015
    Isla Reunión 11 ene 2015  En la Isla volcánica de Reunión, vivirá infinitas sensaciones. Un viaje en helicóptero, una larga ruta a pie por la isla realizando el reparto del correo y una visita a lo mas profundo del un volcán. Además...
  • Madagascar Completo 26:22 8% 04 ene 2015
    Madagascar 04 ene 2015 Sophie y Pongo se sumergen en el interior de las tierras altas de Madagascar, a más de mil metros sobre el nivel del mar. En esta tierra roja, donde se cultiva arroz, yuca y piña, Sophie conoce a los últimos defe...
  • Tánger (Marruecos II) Completo 26:29 13% 28 dic 2014
    Tánger (Marruecos II) 28 dic 2014 En las montañas nevadas del Alto Atlas, en el sureste de Marruecos, Sophie y Pongo descubren el país bereber. Bajo el clima extremo de estas cumbres, se encuentra la legendaria hospitalidad de la gente amable que...
  • Marrakech (Marruecos 1) Completo 26:17 14% 21 dic 2014
    Marrakech (Marruecos 1) 21 dic 2014 En la legendaria plaza Yamaa el Fna, Sophie se ve atrapada en un torbellino de sonidos y olores: En Marrakech, todos los caminos llevan a esta plaza mítica. 
  • Salvador de Bahía Completo 26:15 11% 14 dic 2014
    Salvador de Bahía 14 dic 2014 Salvador de Bahía es una ciudad con un nombre evocador, famosa por sus fiestas y su música, pero sobre todo por ser la capital negra del Brasil. Aquí, Sophie se sumergirá en el alma africana de está metrópolis. E...
  • Icarai Completo 25:54 8% 07 dic 2014
    Icarai 07 dic 2014 Sophie y Pongo van a explorar la región de Ceará, situada al noreste de Brasil, una zona rural y remota, que ha sabido combinar las tradiciones de los indígenas y la modernidad traídas por los turistas.