www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.11.0/js
2844731
Para todos los públicos  Con mis ojos - Escocia - Ver ahora
Transcripción completa

(Gaita)

Nada más poner los pies en Edimburgo, nos invade un ambiente muy escocés.

Basta una gaita para saber dónde estamos:

sabemos que estamos en una de las naciones celtas;

en este caso, Escocia.

La cultura viva de Escocia está en los pubs.

Aquí incluso las mujeres tocan la gaita,

como Louise, una gaitera sorprendente y dinámica,

como esta Escocia que me dispongo a descrubrir.

(Pitido)

Hola, soy Sophie.

Pongo y yo nos vamos de viaje.

No veo,

así que quiero descubrir el mundo de otra manera,

tocándolo, sintiéndolo.

Quiero compartir mis experiencias

y descubriros otra forma de ver el mundo:

a través de los ojos de los demás.

CON MIS OJOS

Hola, ¿qué tal? Contenta de estar aquí.

Bienvenida a Edimburgo. Has venido a descubrir la gaita.

Estás en el lugar perfecto. Pasa, la gaita está por aquí.

Para familiarizarme con la gaita,

Louise me ha prometido una clase particular.

Muy bien. ¿No utilizáis el fuelle en clase?

El sonido es parecido, pero no es el mismo.

Tienes razón, si quieres escuchar la gaita de verdad,

te lo tengo que advertir:va a sonar mucho más fuerte que esta flauta.

¿Por eso no la puedes tocar en casa?

Hay que tener vecinos majos y hasta ahora no he tenido ningún problema.

Eso era el puntero para practicar,

siempre empezamos así y es mucho más silencioso, los vecinos lo prefieren.

Esta es una de mis gaitas. Te la voy a pasar para que puedas tocarla.

Póntela en el hombro. ¿Así?

Sí, así. ¿Tengo que agarrarla?

Primero te voy a dar el soplete, el tubo por el que se sopla.

Tienes que ponértelo en la boca.

Ahora tienes que soplar para inflar el fuelle.

Es complicado reírse y tocar la gaita a la vez.

Venga, sopla.

Relaja un poco el brazo para que se infle del todo.

Tienes que soplar hasta que oigas cómo empieza el roncón.

Eso es.

Te pongo la mano en el puntero.

Te tienes que sentir cómoda.

La mano izquierda aquí arriba.

Ya se me ha olvidado lo más básico.

Pon la mano izquierda arriba.

¡Canta como una vaca!

¿Sabes qué?

No lo voy a conseguir en la vida.

Claro que vas a poder. Tengo una idea...

Vas a sacar una nota y para eso hay que hacer vibrar la lengüeta.

Sopla otra vez para inflarlo.

Ya casi lo tienes.

¡Sí! Muy bien. Tu primera nota.

Sigue soplando, lo vas a conseguir.

Es tan complicado como el saxofón.

Es bastante más complicado, hay que tener unos buenos pulmones.

No se te da nada mal, muy bien.

Deberías tocar algo, a mí esto no se me da bien y deberías hacerlo tú.

Admito que no lo has hecho nada mal.

Normalmente se tarda un año en aprender una canción con el puntero

y otro más con la gaita,

así que conseguir sacar una nota es para quitarse el sobrero.

Eres muy amable.

¿Quieres que toque Jordan?

Sí, claro que sí.

¿Hay muchos jóvenes interesados en la gaita?

Sí, en mi instituto somos por lo menos 200 gaiteros.

¿Hay como un renacimiento de la gaita?

Sí, en mi instituto nos animan a tocar la gaita,

tenemos una banda muy buena,

ganamos el campeonato del mundo hace dos meses.

¡Guau, felicidades! Enséñame qué sabes hacer.

(Gaita)

Dejo a Louise y a Jordan para descubrir la campiña escocesa.

Esta vez, me acompaña Bill,

va a iniciarme en otra radición escocesa:

la pesca del salmón en el río Tweed.

Ya hemos llegado.

A jugar, Pongo.

Cojo esto, voy a ponerte el traje.

Ven aquí, agárrala y verás lo larga que es la caña.

Ah sí. Cada vez es más fina.

¡Listos! Vamos al río. Vamos.

Pero antes Bill quiere enseñarme

un espectáculo único que solo se produce en otoño.

Justo aquí... Voy a describirte lo que tenemos delante.

Cada dos o tres minutos se puede ver un salmón saltando,

cada vez que vea uno diré salmón.

En esta parte del río hay una escalera para peces,

salmón, salmón;

los peces tienen que encontrar esa entrada, por eso saltan.

Oh, otro, salmón, salmón, salmón.

¡Hay un montón! Sí, muchos.

Lo alucinante es que siempre vuelven al mismo lugar para reproducirse.

Se guían por el olor de su río,

pueden oler las partículas de sus ríos en el mar

a más de 1.500 km de la costa.

Cada parte del río tiene su propio olor

y es lo que los trae hasta aquí.

Ahora mismo puede haber 100 peces aquí delante, otro.

Y aquí está prohibido pescar.

Sí, porque en este punto están atrapados.

Acaba de saltar uno justo detrás de nosotros.

Sería demasiado fácil.

Bill me lleva a probar suerte río abajo, en un área autorizada.

Justo delante tenemos el río, llegamos en dos minutos.

En nada sentirás que estás sobre la arena

y luego, sobre la grava, como unas piedrecitas.

Y ahora estamos en el agua.

Este punto es uno de los mejores porque tienen que pararse aquí,

y ya he visto dos.

Sacaré las moscas.

Primero me quito esto. Nunca he tocado una mosca.

Estas son las moscas, están en una cajita.

Tienen anzuelos, así que ve con cuidado.

¿Lo notas? Coge una si quieres.

Una cualquiera.

Esta se llama Francis la Roja, es distinta por estas antenitas.

¿Las notas? Sí.

Y vibran en el agua, así que hoy quizá tengamos suerte.

Seguro que has elegido bien.

Levantas así y lo llevas al otro lado,

espera, voy a cambiar de mano, ¿lo notas?

No hay que forzar.

Sí, de hecho no tira lo suficiente para que pueda notar lo que hago.

Ahora, agarra el sedal.

¿La mosca ya está en el agua?

Sí, está a 5 metros más o menos.

¿Y el salmón no va a intentar comerse la mosca? ¿No va a intentar pillarla?

No, el salmón ve la mosca y el color

y piensa que otro pez quiere entrar en su territorio

y como quiere acoplarse con otro pez, quiere esta zona solo para él.

Ve el color, la muerde y la persigue, no se la quiere comer.

Soy una experta cogiendo hojas. La mejor.

Prueba, otra vez, bien, otra vez.

¡Muy bien!

He entendido perfectamente a los salmones, imposible pillar uno.

Pero eso no me impedirá saborearlo.

Bill me ha aconsejado ir a ver a un excelente artesano

que ahúma salmón mejor que nadie.

Antes de probarlo,

Rob me me va a desvelar uno de sus secretos de fabricación.

Nuestro ahumadero está justo aquí, aquí ahumamos los salmones,

te voy a enseñar cómo se hace.

Se necesitan virutas de barriles de whisky, son dulces.

¿Quieres olerlas?

¿Los salmones empinan el codo? (RÍE)

Aquí tienes, virutas de barriles de whisky, huele.

Sí que huelen. Huelen realmente a algo dulce.

Sí, dulce, huelen bien.

Las vuelvo a poner dentro. Y esto es un pescado.

Aah, qué horror. Está muerto, ¿no?

Sí, claro,

lo ahumaremos la semana que viene.

Sophie, ven por aquí, estoy ahumando un salmón aquí dentro. ¿Lo hueles?

Sí, sí lo huelo.

Pero no es muy fuerte, no es nada desagradable.

¿Qué es, una chimenea?

Ah no, ¿una máquina? Una máquina de ahumar. ¿Lo hueles?

¿Está caliente? Pues no. Y hay salmones ahumándose.

¿Cuánto se tarda en ahumar un salmón?

Estos tardarán entre 18 y 20 horas.

Solo trabajas con salmones salvajes, ¿no?

Salvajes y de cultivo.

¿Y los diferencias al comerlos?

Sí, en nada probamos uno.

Seguro que no noto la diferencia.

Aquí te traigo salmón salvaje ahumado.

Voy a darte un trocito.

Pruébalo a ver qué te parece.

¿Entonces este es salvaje? Salvaje, salmón ahumado en crudo.

Está muy rico porque no está demasiado ahumado,

se sigue notando el sabor del salmón

y, como lo has cortado gordito, lo aprecias de verdad.

Sí, ¿te gusta? Sí.

¿Quieres probar un poco más? ¿Otro? A ver si noto la diferencia.

Espera un segundo.

Esto es salmón ahumando en caliente, a ver qué te parece. Pruébalo.

Mmm, muy rico también. Es salmón ahumado cocinado.

Qué rico, no lo conocía,

siempre comemos el salmón ahumado en crudo.

Primero lo cocinamos y luego lo ahumamos.

Se notan los trozos. la textura. Está rico, ¿verdad?

Muy rico. Para Navidad voy a comprar dos o tres kilos.

Me parece que mi próxima visita va a ser divertida,

tengo que esperar a que caiga la noche en la campiña escocesa.

Algo típico en Escocia son los viejos castillos,

que algunos dicen que están embrujados,

así que hay que ir por la noche

y eso es lo que Pongo y yo hemos decidido hacer.

Pongo, la puerta.

He quedado con algunas personas apasionadas

por la búsqueda de fantasmas por los castillos de Escocia.

Hola, soy Sophie. Hola, soy Alex.

Bienvenida al castillo de Menzies, ¿has venido a cazar fantasmas?

Sí. Muy bien, sígueme.

Te sigo. Vamos, Pongo, vamos a ver fantasmas. Gracias.

Especialistas reconocidos en toda Escocia

persiguen a los espíritus en los castillos

cuando sus dueños así lo solicitan.

No les falta ni un aparato, no se lo toman a broma.

¿Tengo que coger algo?

Sí, aquí tenemos una grabadora

para grabar lo que denominamos psicofonías,

que es como si un espíritu te hablara.

¿Y lo vamos a poder grabar?

Cruzo los dedos, sí, esperamos tener suerte.

Reconozco que soy un poco escéptica.

¿Notas algo? No, me temo que nada de nada.

Miriame es la médium del equipo.

Veo algo por ahí, en esa parte.

Vamos a comprobar si hay algo.

(Pitido)

¿Cómo puedes sentir estas cosas? ¿Cómo se aprende a ser médium?

Creo que siempre lo he sido, desde pequeña,

no creo que sea algo que se pueda aprender, siempre lo he sido.

Aquí hace frío.

Sí, mucho, imagina cómo era cuando vivían aquí.

La medianoche se acerca

y aún no hemos encontrado fantasmas...

pero yo les sigo el juego.

¿Qué sientes?

No estoy segura al 100 %, pero creo que hay algo.

¿Qué hago con esto?

Pulsa el botón rojo y pregunta si alguien quiere hablar con nosotros,

y yo te avisaré para que pares,

porque si un espíritu nos habla se encenderá una luz roja.

Cuando haga esto, apágalo.

¿Estamos solos? ¿Alguien quiere hablar con nosotros?

Ya pulso yo el botón, veamos si ha respondido alguien.

(Grabación)

No, nada.

Sí, sí, escucha.

(Golpe)

Es mi mano en el micro. No.

Se oye algo como «Fuera».

Perdón, ¿cómo dices?

Alguien dice «fuera» o «fuera, joder».

Pues si tenemos que irnos, vayámonos ya,

no sea que el fantasma se acabe enfadando más.

Hay varios tipos de psicofonías,

en una investigación de hace poco se escuchaba perfectamente lo que decía,

pero es verdad que en esta no está del todo claro.

Vamos a filtrar el mensaje. Sí, vamos.

El sonido que vosotros habéis oído.

El oído no lo tengo mal del todo, esto no me acaba de convencer...

(Grabación)

Vale, me he oído a mí y luego, el ruido.

Aquí vemos una mancha y luego, nada más,

este es el fragmento que nos interesa.

Cuando lo limpiemos se oirá «fuera de aquí» o algo así,

pero primero hay que analizarlo.

Muchas gracias por la experiencia.

Y, si me está diciendo que me vaya, creo que le haré caso.

Al parecer he oído un fantasma,

no termino de creérmelo, pero me lo he pasado bien.

Vuelvo a Edimburgo, allí me espera Louise, la gaitera.

Bueno, Sophie, ahora que ya sabes tocar la gaita,

te voy a llevar a un concierto, una sesión de música escocesa,

pero te falta algo, necesitas un kilt.

Ah vale. Pero pensaba que solo se lo ponían los hombres.

No. ¿También las mujeres?

Sí. Yo llevo kilts de hombre.

Te voy a llevar al mejor sastre de kilts de Edimburgo, es genial.

Me encanta. Sí, y seguro que hay uno de tu talla.

Hola, John. Hola, Louise, ¿qué tal?

Esta es Sophie.

Encantado de conocerte. Encantada.

Estoy rodeada de kilts, ¿no?

Ates de llegar me han dicho que hay kilts para mujeres.

Pensaba que solo se los ponían los hombres.

Las mujeres también se lo ponen.

Te traeré uno, verás la diferencia. Oh, sí, por favor.

Vamos.

Vamos a probarnos uno, Pongo.

Oh, qué guapa, un color precioso,

te va que ni pintado, a ver.

No sabía qué hacer con esto, así que lo he puesto así.

Es el imperdible del kilt,

normalmente se pone aquí, en la parte de abajo.

¿Y para qué sirve? Es un simple adorno.

En sus orígenes, el kilt era simplemente un gran trozo de tela

que se colocaba alrededor de la cintura

y que se pasaba sobre el hombro,

y este imperdible lo sujetabao todo, se llama brick'n'field.

Y ahora es para adornar.

Eso es. Sirve como complemento.

Debería probarme otro más corto para ver la diferencia.

Prefiero este porque es más corto, más ligero.

Oh, ¡qué guapa! ¡Vaya piernas!

Sí, prefiero este, es más ligero. Y más moderno.

Es mucho mejor.

Me decías que hay metros y metros de tela.

Sí, para un kilt de mujer con 2 m y medio es más que suficiente.

No es mucho, para los de hombre, como el mío, hacen falta 7 m y medio.

Ah, tú llevas uno. Sí, llevo uno bien grueso.

No lo subas mucho...

Para hacer un kilt hace falta toda esta tela,

tira y verás la cantidad de tela que usamos.

Vas a tener que recular, por ahí.

Yo agarro por aquí y tú, por aquí.

Recula, pasito a pasito, así, muy bien.

Te echo una mano.

Es una pasada lo largo que es.

Y aún queda. Estoy muy lejos de ti.

Sigue, es una tela larguísima.

Sujeto yo aquí y puedes tocar para ver lo larga que es.

Me lo imagino. Casi ni le oigo de lo lejos que está.

Impresionante, es la primera vez que veo algo así.

Sí,es increíble, y todo esto solo para un kilt.

Pues no entiendo cómo es tan cómodo.

¿Cuánto pesa? Debe de pesar muchísimo.

El kilt pesa más o menos 2 kilos y medio.

Lo siento, no te oigo, estás demasiado lejos.

Pesa 2 kilos y medio.

La longitud depende de la cintura del cliente,

si tiene un trasero prominente, hay que poner más tela

para que los pliegues sigan siendo bonitos y hondos.

Tiene que quedarte un buen trasero.

Te devuelvo la tela.

Muchas gracias. ¿La doblas tú?

Sí, claro. No, no, no hace falta.

Ah el humor británico...

Louise y yo volvemos al pub donde esperan sus amigos

para un conciertillo improvisado.

Muchas gracias por tu acogida, ha sido todo un placer.

Gracias a ti. Deja que te dé dos besos.

Muchas gracias. Ha sido un placer conocerte.

Espero haberte trasmitido un poquito la cultura escocesa.

Sí, yo me quedo en el pub,

si quieres seguir tocando, yo me quedo aquí toda la noche.

Sois tan amables y acogedores que no quiero irme.

De Escocia recordaré:

Esa extraña caza nocturna de fantasmas,

mi primera experiencia de pesca con mosca con Bill,

y, evidentemente, a Louise y su gaita.

Nada más llegar a Laponia, se me heló la sangre por el frío,

y, enseguida, un ambiente muy curioso... un tanto sombrío.

Hola, ¿qué tal? Me llamo Sophie.

Yo soy Petri. Bienvenida a Laponia. ¿Qué haces? He oído el ruido.

La semana pasada cacé unos renos

y ahora corto los cuernos para vendérselos a los artesanos.

¿Y si vamos a ver los renos vivos? Por qué no.

Pero tendremos que ir al bosque.

Un reno no es como una vaca, es un animal salvaje.

Vale, pues vayamos al bosque. ¡Vamos!

Los sami, el último pueblo indígena de Europa, viven en Laponia.

Tienen sus propios idiomas y sus propias tradiciones.

Con ellos descubriré este territorio situado al norte de todo.

(Pitido)

Hola, soy Sophie.

Pongo y yo nos vamos de viaje.

No veo, así que quiero descubrir el mundo de otra manera,

tocándolo, sintiéndolo.

Quiero compartir mis experiencias

y descubriros otra forma de ver el mundo:

a través de los ojos de los demás.

CON MIS OJOS

Más allá del círculo polar, en Laponia,

los sami llevan siglos criando renos.

Viven en libertad en los bosques

y, para poder verlos, Petri me propone ir a darles de comer.

(LLAMA A LOS CIERVOS)

Vale, va dejando un poco por todas partes y los llama. ¡Ya vienen!

Debían de tener hambre, vienen muy rápido.

O a lo mejor es que lo reconocen.

Curioso, animales salvajes que reconocen tan rápido a su amo,

¡estoy impresionada!

Ya me veía esperándolos como media hora con este frío.

Los oigo, deben de estar muy cerca. ¿Cuántos renos tienes?

¿Cuánto dinero tienes en tu cuenta?

(RÍEN)

Vale, es un secreto. Pero ¿miles o centenares?

Varios centenares. ¡Varios centenares significan miles!

(Bramidos)

¿Oyes este ruido? Sí.

Son los pequeños que llaman a sus madres.

La madre hace «roro» y cuando las crías son pequeñas, hacen «ah, ah, ah».

Ah, sí.

Y es increíble, entre 500 renos, la madre puede reconocer a su cría.

Oh, ¡cada vez hay más! ¡Genial! ¿Cuántos?

Muchos, muchos.

La región de Inari suma 7.000 habitantes y 42.000 renos.

Pues sí, ¡unos cuantos más! Ya ves, ¡muchos más!

¿Y coméis mucha carne de reno?

Sí, mi familia y yo comemos unas cinco veces a la semana.

Es delicioso ¡y muy bueno para la salud!

El ruido de los cascos es impresionante, parecen caballos.

Realmente, los tengo aquí mismo.

Puedo ver su sombra cuando están frente a mí.

Los renos son criados por su carne, por su piel y por su madera.

No resulta sencillo acariciar un animal salvaje,

pero Petri tiene la solución para poder notar el grosor de su piel.

Venga, vamos a hacer un fuego. Buena idea. ¿Lo harás aquí?

Siéntate sobre la piel de reno.

Eh, ¡no! ¡Pongo! Aparta... aparta.

¡Genial! ¿Puedo sentarme aquí?

Espero que haga un buen fuego. No hace precisamente calor ahora.

Aunque los finlandeses digan que hace mucho calor para la época,

los franceses, como Pongo y yo, no pensamos lo mismo.

Dime, ¿son muy peludos los renos?

Sí, tienen unos 4.000 pelos por centímetro cuadrado.

¡Guau! ¡Así cualquiera puede aguantar el frío!

Sí, pueden aguantar hasta los menos 50 sin problema.

¿Y se hace ropa con la piel? Sí, y zapatos también.

¿Ah sí, zapatos?

Y son muy calientes. Vale, pues te creo entonces.

Bueno, ¿probamos el reno seco? Sí, tengo por aquí.

Me hablaste de ello y me gustaría probar un trocito.

Toma. Gracias.

Me ha dado unos trocitos bien pequeños. A ver qué tal.

Está bueno, muy salado, es parecido al jamón curado.

¿Quieres más? Un poco, sí. Gracias.

El reno es el epicentro de la cultura sami.

Proporciona alimento y ropa...

En la escuela de Inari, las clases se dan en lengua sami.

Se enseñan la cría de renos y la artesanía ancestral.

Hola. Hola, Sunna.

¿Qué tal? Muy bien.

Vamos a... Venga, te sigo.

Bolsas, calzado, shapkas, toda la ropa de los sami proviene del reno.

Y este sombrero, ¿de qué está hecho?

Es de cabra, pero tradicionalmente se hacían con piel de reno,

y esto es una bota de invierno.

¿Ah sí? ¿Pero puedes salir fuera con ella?

Sí, claro. Cuando nieva, es muy cómoda.

¿Y los pies? ¿No se mojan? No.

Vale, tienen que calentar mucho.

Y aquí, tenemos un saco.

Pero harás uno más pequeño.

Me parece muy buena idea.

Es cuero de reno.

Es muy fino.

Entonces, ¿cómo se hace el saco?

¿Puedes notar esto? Sí, ¿tengo que apretar?

No sé si podré coserlo, pero tiene pinta de que me pincharé el dedo.

Si pierdo un dedo, será tu culpa... Me he saltado el último.

No, está bien.

Harían falta cinco manos para hacer tu saco.

No veo muy claro salir de aquí con un saco de piel de reno.

Es el cuero, no me hace caso, ¡es su culpa!

Es este... ¿Sabes qué? Abandono.

No, no, no, seguro que puedes...

Pero te regalo este.

Oh, gracias. ¿Lo has hecho tú? Sí.

Muchas gracias. ¡Está muy bien hecho!

No solo en la escuela perdura la lengua sami.

(Radio)

Durante un tiempo, la cultura y la lengua sami estuvieron prohibidas.

pero la radio de Inari, es un foco de resistencia.

Juhanni, su fundador, me recibe en este bastión de la cultura local.

Te enseñaré lo que hacemos aquí. Vale, ¿dónde estamos?

Estamos en la radio sami de Inari y vamos...

y vamos... a la izquierda, déjame mostrarte el archivo.

Oh... ¡cuántas cintas! ¡Las cintas del archivo!

¿Puedo coger una? Sí, claro, adelante.

¡Es enorme! Es enorme.

Oh, la banda.

Siempre es emocionante sostener estos rollos...

Cuando estudiaba periodismo utilizábamos los mismos.

La he cogido de aquí.

¿Cuándo fue creada la radio? Fue fundada en 1977.

¿Y cuál era su objetivo? ¿Para qué fue creada?

De hecho, en Finlandia, no había medios en lengua sami

y la política de asimilación de la lengua al finés era muy fuerte.

¡Ahora emitimos más de 7 horas de programación al día en sami!

Así que podéis hacer bastantes cosas. Eso espero.

¿Vamos al estudio de música? Por supuesto.

Tenemos visitas.

¡Genial! Me encanta formar parte de ello. Te sigo, no te preocupes.

Pongo, ¿nos sigues? Ya no quiere trabajar más.

Perdón, hola.

Te presento a Sophie. Hola.

Ella es Anna. Hola, Anna.

Hola, encantada de conocerte. Yo también.

Y aquí esta Ailu.

Hola, encantada de conocerte, me llamo Sophie.

Pasa y siéntate. Gracias.

¿Así que rapeas? Sí.

¿Y en sami? Sí.

¿Y por qué cantas en sami? ¿Por qué es tan importante?

Bueno, de hecho empecé a rapear en inglés.

Creo que es lo normal, ya que escuchaba a los raperos americanos,

y de pequeño quería ser como ellos.

Claro. De mayor, empecé a rapear en sami.

De hecho, el sami es la lengua con la que mejor expreso mis sentimientos.

¿Es la mejor manera de expresar lo que sientes?

Totalmente.

(CANTA RAP)

Ah, es muy tranquilo incluso para un rap.

Tú, Anna, ¿también cantas en sami? ¿Por lo mismo?

Pues sí, quizás, siempre he cantado en sami, es lo natural para mí.

Y las letras que escribo suenan muy tontas en finés...

¡solo quedan bien en sami!

¿Puedes enseñarme un joik?

He oído hablar de ello, pero no sé muy bien lo que es.

Es una música tradicional del pueblo sami,

una música exclusivamente vocal,

y los joiks están dedicados a las personas o a la naturaleza,

se puede hacer un joik sobre lo que quieras.

Puedes hacer un joik dedicado a tu perro, Pongo.

¿Cómo describirías a tu perro?

Es muy inteligente, orgulloso y tranquilo, un perro muy tranquilo.

Vale, podemos intentar hacer algo con eso.

(CANTA)

Además de la cría de renos,

los sami tienen otra fuente de ingresos que despierta envidias.

Buenos días, Sophie. Hola, ¿qué tal?

Bien, ¿qué tal el viaje? ¡Muy bien!

Ahora toca hacerse rico, ¿no? ¡Pues sí! ¡Vamos a buscar oro!

Mullis es buscador de oro.

La fiebre del oro empezó a mediados del siglo XIX

en el oeste del gran norte.

Y, todavía hoy, Mullis sigue soñando con encontrar pepitas.

Por aquí hay piedras, ya que la gente ha hecho excavaciones.

Vale. ¡Hola!

Hola, ¿cómo se dice «hola» en finés?

¡Herve! Herve Seppe.

Seppe es buscador de oro desde 1976. Sophie quiere hacerse rica.

Claro. Y esta es la mejor manera.

Estoy segura de que lo conseguiré. Hacerse rico es fácil.

Estamos bajando, cuidado, hay piedras grandes aquí. ¿Empezamos?

Sí, sí, ¡me muero de ganas!

Te paso una pala, toma.

¿Qué es?

Ahora llevo la pala. Nunca he sido muy buena con estas herramientas.

¿A qué edad te hiciste buscador de oro?

A los 19.

¿A los 19? Sí, ¡ya llevo 23 años en esto!

¿Y eres rico ya?

No, sigo todavía un poco pelado. (RÍE) Toca seguir, pues.

A lo mejor, después de hoy... Quién sabe...

Quién sabe.

No soy muy buena con las manos.

Y más si tiro el cubo...

Todo el oro por el suelo.

Ahora utilizaremos el canelón para lavar la tierra.

Muy bien.

¿Así que ahora tenemos que vaciar aquí las piedras?

Sí, tenemos que lavar todas las piedras grandes.

Pondré un poco de tierra aquí

y tú, con los guantes, quitarás las piedras grandes.

Ah, vale. No sé si con esto seré rica, eh.

No estoy muy convencida, la verdad, pero siempre se puede probar.

¿Se gana suficiente dinero para vivir con este trabajo o es complicado?

Diría que en Laponia hay 10 personas que pueden vivir todo el año de esto.

¿Y por qué no utilizas máquinas?

¿Yo? ¡Porque no quiero ser millonario antes de los 50!

¿Con 50 lo harás? Sí, a lo mejor entonces.

Menos mal que no cuenta conmigo para hacerse rico ya que saco solo

una piedra grande de cada cinco o seis, pero lo hago lo mejor que puedo.

¿Preparada? Sí, estoy preparada.

Oh, tu bufanda...

Pongo parece muy interesado también.

Se piensa que tendrá más comida si soy rica, es muy inteligente.

¿Cuántos gramos al día recoges? ¿O kilos quizás?

En realidad, depende del terreno.

Puedes recoger entre 1 y 2 metros cúbicos al día

que pueden dar de nada a 4 o 5 gramos de oro por metro cúbico.

¿Vamos a lavarnos? Sí, vamos. Te sigo.

Para recuperar mis pepitas,

Mullis sigue la vieja técnica de los westerns americanos.

¡Es duro ganar oro, eh! ¿Te imaginas croquetas de oro?

¿No te lo crees, eh?

Primero, lo metes bajo el agua y lo meneas así y asá.

Después lo inclinas con mucho cuidado hacia este ángulo

y vas haciendo este movimiento circular.

Lo levantas un poco, arriba y abajo, arriba y abajo,

y lo meneas de nuevo; inténtalo tú ahora.

El oro pesa 7 veces más que la tierra.

7 veces, ¡es muy pesado entonces!

Por eso siempre se queda abajo si lo haces bien.

Así es más fácil recogerlo.

Vale su peso en oro, ya lo dicen.

Tengo las manos y los dedos congelados.

Aunque cierre los puños dentro de los guantes,

no consigo calentar las manos.

Creo que ya es suficiente y acabamos de encontrar dos pepitas bien majas.

Qué pequeñas.

200 o 300 miligramos, quizás 400.

¿Y cuánto dinero puede valer? ¿Algunos euros?

No se puede contabilizar.

Algunos buscadores de oro dicen que no es más que dinero amarillo.

Aunque no estoy de acuerdo.

Si trabajas en otro sitio, con mucho menos, ganas un salario mensual.

Así que es mucho más que dinero.

Los sami se reúnen varias veces cada tres meses

para seleccionar sus renos.

Algunos irán al matadero,

y los demás podrán volver a la naturaleza

y con los rebaños de la tundra.

Realmente impresiona, todos estos animales dando vueltas solos,

deben de volverse locos, acostumbrados a estar en libertad.

Visa es criador.

Me espera en el extremo norte de Finlandia, en medio de la nada.

Hola. Hola.

Hola, me llamo Visa. Hola, yo soy Sophie y él es Pongo.

Bienvenidos a la barrera de renos. Muchas gracias.

Te sigo entre los renos. He venido sin mi perro y creo que será mejor.

Sí, es mejor que no se acerque el perro por aquí.

Es la época para elegir los renos que se enviarán al matadero

y los que devolveremos a la naturaleza.

Tienen miedo, ¿no?

Los he visto en la naturaleza,

parecían mucho más tranquilos allí que dando vueltas aquí.

Quizá están estresados. A lo mejor sospechan lo que les espera.

Los más jóvenes no se dan cuenta,

pero las hembras y los más viejos ya han venido a menudo aquí

y ya saben de qué va la cosa.

¿Y esto se hace varias veces al año?

Sí, es la primera separación de este otoño,

pero puede durar hasta enero-febrero, ya que siempre dura una semana

y tenemos que estar atentos al tiempo.

Vale, ahora nos giramos y empezamos.

¿A empujarlos hacia la barrera? Hacia la más pequeña.

¿Cómo los convences para que vayan a la más pequeña?

Ahora, toca correr tras ellos. Venga, ¡a correr!

(SILBA) ¡Haz ruido!

Me encanta esto, es genial.

Si alguna vez me llegan a decir que haría esto un día...

¡Correr detrás de los renos!

Vale, ahora cogemos a este para ver si va al matadero.

Miramos los dientes.

Si tienen pelo estropeado o si los dientes no están en buen estado,

van al matadero.

Si están enfermos, ¿no se llama nunca a un veterinario?

¿Van al matadero? No.

La naturaleza hace de veterinario aquí gracias a los depredadores:

águilas, lobos, osos...

Se los comen cuando están enfermos. Pues sí.

Puedes tocarlo aquí, detrás. Sí.

Un filete fantástico. ¡Eres horrible!

¿Se podría considerar un trabajo muy difícil?

Sí, es un trabajo duro.

¿Pero te gusta? Sí, he nacido para esto.

¿Tu padre y tu abuelo se dedicaban a lo mismo?

Sí, mi padre, mi abuelo e incluso mi bisabuelo.

Vale, Sophie, ahora puedes venir y tocarlo.

Ten cuidado, ¡que puede saltar! ¡Hay pelos en los cuernos!

¡No sabía que había pelos aquí!

Y tienen una buena mata.

Que marche este.

¡Dicho y hecho! Está a salvo, como tú.

¡No ha sido fácil!

De Laponia, recordaré el encuentro con Ailu,

el joven rapero sami que quiere conservar su lengua,

mi éxtasis por mis primeras pepitas de oro,

a pesar de tener las manos congeladas...

y la agitación de los renos, en medio de la tundra helada.

El jueves se celebra el Bar Miztvá en el muro de las lamentaciones,

eso hace que esté abarrotado de creyentes.

(CANTAN)

Tiene pinta de ser divertido, dan ganas de unirse a la fiesta.

Siempre me ha fascinado la historia de Jerusalén.

Pero ahora voy a descubrir el Israel de hoy con sus habitantes.

(Pitido)

Hola, soy Sophie.

Pongo y yo nos vamos de viaje.

No veo,

así que quiero descubrir el mundo

de otra manera,

tocándolo, sintiéndolo.

Quiero compartir mis experiencias

y descubriros otra forma de ver el mundo:

a través de los ojos de los demás.

He quedado en la explanada del muro de las lamentaciones

con el rabino Jean-Marc Rozenfeld.

Sígueme. Pongo, síguele.

Estamos llegando al muro,

está lleno de gente celebrando el Bar Miztvá.

Sí que está lleno de gente. Está lleno.

Nunca había visto tanta gente aquí.

Y el lunes o el jueves

hay entre 50 y 100 niños que celebran aquí su Bar Miztvá.

Son muchísimos... ¿por qué el lunes y el jueves?

Porque el lunes y el jueves sacamos la Torá,

los libros de la ley.

El Bar Miztvá se celebra a los 13 años, si lo recuerdo bien.

Y es, para los chicos, la entrada en la edad adulta.

Correcto, y a los 12 años para las chicas.

¿Qué simboliza?

El Bar Miztvá simboliza la mayoría de edad religiosa.

A partir de ese momento cuentan para el Minián,

lo que llamamosMinián, es decir, un grupo de 10 hombres.

En una sinagoga, pasan a formar parte integrante como un hombre.

Antes del Bar Miztvá pueden participar en el oficio,

pero no cuentan para el décimo hombre

y, como hacen falta diez hombres para un oficio,

a partir de ese momento ya empiezan a contar como tal.

Ah, ya entiendo.

Vamos a bajar por aquí,

hay un lado para mujeres y otro para hombres a la izquierda.

Me han dicho que la parte de los hombres es más grande.

Nunca me había fijado.

Sí, porque suelen acudir con mayor frecuencia que las mujeres.

Había estado aquí y no me había fijado.

Las mujeres no están obligadas a rezar en el judaísmo, ¿no?

Eso es, pero aquí hay mujeres que vienen a rezar muy a menudo

porque sienten un gran fervor

y podrás ver que las que hay aquí rezan con un gran fervor.

Es algo muy importante.

Ah, vale. Tenemos que pararnos aquí.

El perro se tiene que quedar aquí. De acuerdo.

Alguien te acompañará,

Yohanna te acompañará hasta el Kótel,

yo esperaré aquí, no puedo entrar en este lado.

Claro. De acuerdo.

¿Con quién se queda el perro? ¡Con usted!

Conmigo, de acuerdo. Bueno, si no le importa.

¡En absoluto!

¿Te puedo coger del brazo?

Si novoy a encontrarme en medio de la nada.

Claro, no hay problema.

Oh, ¿qué te pasa?

A la izquierda,

hay un huequito para acercarse al muro.

Un poquito a la derecha.

Percibo la sombra, estoy a menos de un metro.

Hay una señora a tu lado, vamos más a la derecha.

Acércate. Ah, ya puedo tocarlo.

Es un lugar en el que convergen tantas miradas, pueblos,

expectativas, esperanzas, oraciones...

aunque no sea judía ni creyente, siento una gran emoción.

Además, en la carrera de historia,

la historia del judaísmo formaba parte de las asignaturas que elegí.

En la de historia antigua se habló mucho de este muro;

lo conocía antes de venir,

se puede decir que ya formaba parte de mi propia historia.

(HOMBRES) (CANTAN)

Hay que salir marcha atrás

porque no se le puede dar la espalda al muro.

Quieren que atraviese el túnel que bordea el muro.

Vamos, Pongo.

Vamos hacia el túnel del muro.

El túnel no es tan conocido, ¿no? Por lo menos, yo no lo conocía.

Se conoce menos, pero lo visitan 700.000 personas cada año.

Entonces la inculta soy yo.

La gente reserva entradas con 6 meses de antelación.

Vaya suerte que tenemos, Pongo, es todo un honor.

Tenemos suerte, sí.

El túnel mide 500 metros,

y para ellos, es tan sagrado como el propio muro.

Según la costumbre, hay que pedir un deseo,

escribirlo en un papelito

y meterlo entre las piedras para que se cumpla.

Una forma de rezar

es colocar aquí uno de estos papelitos...

¿Qué pasa cuando se llena?

Como comprobarás está medio vació

porque llega un momento en el que no queda sitio,

los papeles se salen

y, como es irrespetuoso que estén en el suelo, el rabino Rabinovitch

envía a uno de sus empleados para que los saque

y se los da al rabino,

que va a entrerrarlos al monte de los Olivos,

así permanecen enterrados, con respeto,

y hay sitio para más visitantes que vienen a dejar sus papelitos.

Tras haber visto el lado espiritual,

voy a descubrir el mercado de la ciudad.

Mahane Yehuda es el corazón de Jerusalén,

donde podemos encontrar de todo desde hace 200 años.

¡Sophie, Sophie, Sophie! Hola.

Shalom,Sophie, ¿cómo estás? Shalom,muy bien.

Qué bien huele, hasta el perro se vuelve loco con tantos olores.

¿Cómo se llama?

Se llama Pongo.

Pongo, qué bonito.

Lo que hueles son los olores del mercado

y estoy encantada de recibirte en el mercado de Mahane Yehuda.

También me encantan los zocos,

además, me gustan los de todos los países

y sobre todo aquí, en Oriente,

huele a especias por doquier y es muy agradable.

Entonces vamos a estimular nuestros sentidos.

Venga, genial, ¿puedo cogerte del brazo?

Así no me perderé, porque seguro que está hasta la bandera.

Claro que sí.

Tali es una famosa cocinera de Israel

y siempre compra aquí.

Me ha dicho que me ve a enseñar los distintos sabores de la región.

Este es el reino del halva,

aquí hay cerca de cien tipos de halva.

El halva está riquísimo.

El halva es una pasta de sésamo tostado y molido.

Hola, esta es Sophie.

Voy a darle a probar varios dulces.

Toma esta cuchara, cuidado porque gotea un poco.

Es una mezcla de semillas de sésamo,

sésamo ecológico.

Es un poco espeso, por eso quería que lo probaras...

Gracias, me parece bastante pesado y pastoso.

...para que conocieras los distintos tipos de halva.

Ah vale, pues este da mucha sed.

Pues sí, solo hay sésamo, 100% sésamo.

Ahora vas a probar el halva al café.

Es el que más me gusta, el más sabroso.

Mmm... está riquísimo.

Es un halva muy energético, Elie aconseja comerlo por la mañana.

Te voy a contar un secreto, Elie dice que es un viagra natural.

¡A mí no me hace falta aún!

A Pongo puede ser, es mayor que yo.

En el mercado de Mahane Yehuda hay más de 350 puestos.

Toda una sinfonía de olores.

Tali me enseña productos muy originales.

Es una bebida hecha con los granos de la granada,

con la flor y también con la corteza de la granada.

Huele como a frutas exóticas, bueno, como un té de frutas exóticas.

Sí, eso es, pero básicamente es granada.

¡Oh! Y sin azúcar.

¿Cómo lo diría...? Es terriblemente ácido.

Es un sabor sorprendente.

Crees que vas a tomar algo dulce y te encuentras con algo acidísimo.

A la izquierda está lleno de frutas: bananas, piñas.

Un montón de frutas, huele de maravilla.

Huele a cítricos también.

Tengo que confesarte algo.

Tengo que decírtelo. ¿Sí ?

Como eres capaz de percibir tantos olores,

cuando me lo dices, me doy cuenta de que tienes razón.

Para alguien como yo, que trabaja en la cocina,

hubiera sido extraordinario tener tu capacidad

para percibir los olores.

Hay un par de razones para eso.

Utilizo mucho mis otros sentidos

porque no veo lo que tengo alrededor.

Y soy muy golosa, así que en los mercados

tengo dos buenas razones para olerlo y olfatearlo todo.

En el mercado hay también todo tipo de tiendas de artesanía.

Charlotte me espera en su tienda

para enseñarme las piezas que fabrica.

A la izquierda, Pongo, la puerta, a la izquierda.

La puerta a la izquierda; sube, hop, muy bien.

Venga la puerta, date prisa.

Hola, encantada.

Te voy a enseñar lo que hacemos. Encantada.

Será todo un placer.

Ven, Pongo, cuidado con la cola.

Esto son mezuzás

¿Sabes lo que es una mezuzá? Ah sí, las...

Bueno no sé, ya no me acuerdo, pero lo sabía.

Es para bendecir la casa,

da buena suerte a los que atraviesan el umbral.

Es para influir en el destino.

Aquí hay candeleros de Sabbat.

En las casas judías,

las mujeres encienden las velas el viernes antes del ocaso.

Esta es una versión moderna de los candeleros.

Los de antes estaban hechos con metales preciosos,

como, por ejemplo, de plata.

Estos candeleros los hace Charlotte a mano.

Me lleva a su taller para enseñarme cómo los elabora.

Estos son los candeleros que vamos a hacer.

Tócalos.

Los hemos cocido para que sean más resistentes.

Tienes que sentir mis manos.

Pon tus manos sobre las mías para notar mejor lo que hago.

Esto es un utensilio para alisar y aplastar.

Hay que hacerlo despacito.

Qué curioso, se nota muy, muy bien la diferencia

de por dónde he pasado y por dónde no.

Puedo pasar con el utensilio con la derecha

y mirar con la izquierda si he dejado alguna esquinita.

Es muy fácil,

es muy sensual y perceptible.

Con cuidado, lo cogemos así y formamos un cilindro.

Si me llegan a decir que un día iba a hacer algo con las manos,

no me lo hubiera creído.

Vamos a ponerlo en el horno de cerámica

y a cocerlo a 950 grados Celsius.

Vale.

Tras cocerlo, será como el que tienes en la mano

y podremos pintarlo.

¿Y cómo sé que es el mío y no uno de los vuestros?

Porque para una vez que hago una pseudo obra de arte...

Pues sí, tienes razón, hay que firmarlo con tu nombre...

Te voy a buscar algo.

Así sabremos que es el tuyo.

Muy bien.

He conseguido hacer un candelero para el Sabbat...

Y aunque no sea perfecto, estoy bastante orgullosa.

Para mí, Israel es también la vida en los kibutz,

tengo curiosidad por descubrir estas comunidades.

Voy a Tzuba, a 15 kilómetros de Jerusalén.

Estamos llegando a un olivar, ¿no?

Sí, es una plantación de olivos, una de las muchas que tenemos.

Y, como ves, hoy los chicos están recogiendo aceitunas.

Utilizan rastrillos

y algunos son con aire comprimido y otros son normales.

Ah, ese es el ruido que oigo...

Sí, eso es, ¿oyes que hace tac, tac, tac, tac?

En el suelo han puesto una tela para recoger las aceitunas.

Esto es un kibutz,

un lugar en el que todo mundo trabaja por el bien común.

Es su filosofía, ¿no?

Eso es, y los chicos son unos auténticos profesionales,

saben exactamente lo que hay que hacer.

No hay que explicarles nada,

trabajan desde la edad del Bar Miztvá, a los 13 años.

Él es más pequeño que los demás.

Ha venido porque le gusta trabajar.

Tiene 11 años. No tiene la edad.

¿Puedes agarrarlo?

Sí, vale, vamos.

Iznesif, Sophie.

Él habla inglés, sus padres son norteamericanos.

El habla francés, su padre es francés.

Hay otros con padres de Polonia,

otro de origen yemenita.

La madre de este chaval es de Noruega.

Como ves, el mundo entero está aquí.

Coge las aceitunas.

¿Cómo? Échalas a la tela.

¿Zarandeo la rama? No, así.

¿Las cojo con la mano? Eso es, así.

Las arranco con la mano. Si, arráncalas, eso es.

¿Cómo sé que no las aplastaremos?

Porque las estamos tirando al suelo

y estamos andando por la tela, las acabaremos aplastando.

Hay que ir con cuidado. Ya me gustaría verte a ti...

Ir con cuidado con una venda en los ojos.

Pues sí.

Cuidado con las aceitunas, no las pises.

Para Marc,

el lugar que mejor simboliza la vida en comunidad

es el refectorio,

lugar de encuentro para los miembros del kibutz.

A la izquierda, Pongo.

Habla francés, es curioso.

No hace mucho que ampliamos el comedor.

Ah, vale, ¿cuántas personas caben?

Pues los días de fiesta puede haber entre 500 y 600 personas.

Madre mía, menuda juerga.

Pues sí, para las fiestas viene muy bien.

Y normalmente se sirven unas 400 comidas al día.

Por aquí... Aquí

Yo me voy a tomar un café, no tengo mucha hambre.

Vamos a ver a Aurélie,

una francesa que vive aquí desde hace cuatro años.

Pongo aquí la bandeja. ¿Nos ponemos aquí?

Sí.

Hola, soy Aurelie. Hola, soy Sophie.

Y este es mi hijo.

¿Cuánto tiempo tiene? 8 meses.

Ah vale, hablamos el mismo idioma entonces,

a esa edad se habla el lenguaje universal.

Está aprendiendo francés. Eso es.

¿Por qué has venido a comer aquí? Habrías podido comer en casa.

En el comedor es donde solemos ver a la mayoría de la gente.

-Sí, es verdad. -Es un lugar de encuentro.

¿Es donde se hace la vida?

Esto es el centro de lo que pasa aquí.

Sí, creo que es el corazón del kibutz.

Cuando era coordinador y entraban en el comedor

a pedirle a la gente

“¿no te importaría recoger los huevos en el gallinero?"

"¿Podrías quitar la mesa en la cena?"

Era la oficina de empleo local.

Cuando me veían entrar, veías que todo el mundo...

Uy, uy, uy, uy, no estoy...

Pero esto ha cambiado mucho, ahora estamos más organizados,

los recursos humanos están mucho más estructurados.

-Hoy funciona como una empresa. -Sí, eso es.

La sociedad también evoluciona aquí; es lógico, es inevitable.

Eso es, ahora somos más profesionales.

Pero se ha perdido un poco de...

Antes éramos todos iguales.

Era una organización horizontal, ahora es más piramidal.

Hay un jefe, un subjefe, el subjefe del subjefe.

Hay más jefes que obreros.

Hace un día precioso, huele muy bien,

empiezan a sentirse los olores del otoño, las hojas secas.

Se nota la sequedad,

hace buen día, pero la tierra está muy seca,

lo noto bajo los pies y lo huelo.

Me encanta, se está genial al aire libre...

Más abajo, debajo de la hoja.

¿Queda alguna hoja? No pasa nada.

No será sencillo vivir en un país

en el que siempre hay tensiones, la guerra, ¿no?

Cuando ves un paisaje bucólico como este

no notas las tensiones.

Estoy de acuerdo, aquí no se notan, pero tampoco es un país en paz.

¿Es complicado o por vivir ante este paisaje extraordinario

puedes olvidarlo por un momento y no hablar de ello a diario?

Tienes razón, hay gente que se desmoraliza

y se acaban marchando de Israel.

Algunos se van a Estados Unidos con la excusa de montar un negocio.

Pero en el fondo están angustiados por la situación

y no lo quieren reconocer.

Les da vergüenza decir que se van de Israel porque tienen miedo.

Yo tengo miedo... Y es verdad, a veces tengo miedo,

mi hijo está en el ejército,

en cualquier momento pueden avisarme de que le ha pasado algo.

Y yo...

Y tú has decidido vivir con ese miedo.

Es decir, en Israel creemos, y quizá nos equivoquemos,

que vamos a desaparecer en cualquier momento, ¿entiendes?

Te dices: "Si bajamos los brazos, dejamos de existir."

¿Hay sitio para todo el mundo?

¿Para los palestinos y los israelitas?

¿Cómo se puede hacer para que quepa todo el mundo?

Esa es la pregunta del millón.

Es decir, seguramente deberíamos hacer un esfuerzo,

tendríamos que vencer nuestros miedos, nuestras angustias,

nuestro recelo.

Porque no nos fiamos mucho de ellos, no confiamos.

Si un día la confianza se asienta, la cosa cambiará.

Respondiendo a tu pregunta:

en cuanto haya confianza, habrá paz.

Eso es, es un buen mensaje

para la esperanza.

De mi viaje a Israel recordaré...

el placer de fabricar el candelero con mis propias manos,

la emoción que sentí al acercarme al muro de las lamentaciones,

mi iniciación a la vida comunitaria en el kibutz con Marc.

Con mis ojos - Escocia

02 nov 2014

 Sophie sale en busca de los misterios que planean sobre los valles remotos de los Highlands, una región rica en leyendas y emociones fuertes. En este viaje, Sophie, descubre la gaita, el kilt y la pesca del salmón con mosca.

ver más sobre "Con mis ojos - Escocia" ver menos sobre "Con mis ojos - Escocia"
Programas completos (48)

Los últimos 50 programas de Con mis ojos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios
  • Aragón Completo 26:38 8% 15 jul 2015
    Aragón 15 jul 2015 Pili y Kenzie llegan a la comarca de Sobrarbe justo en fin de semana en el que se celebra la fiesta de los nabateros, así que conocerán curiosidades acerca de esta tradición.Histórico de emisiones:13/07/2014
  • Galicia Completo 25:55 8% 14 jul 2015
    Galicia 14 jul 2015 En la Costa da Morte, Pili tendrá la posibilidad de conocer antiguas profesiones relacionadas con el mar, como el trabajo de las marisqueiras, las mujeres que cosen las redes para pescar y los vendedores de pesca...
  • Tarragona Completo 27:54 8% 13 jul 2015
    Tarragona 13 jul 2015 En el Delta del Ebro, Pili y Kenzie sentirán las dunas bajo sus pies y el sonido de los pájaros y el viento de una de las zonas más vírgenes de Cataluña. Un pescador de Cambrils enseñará a Pili a pescar en medio ...
  • Extremadura Completo 27:44 8% 10 jul 2015
    Extremadura 10 jul 2015 Semana Santa en Mérida. Pili se suma a los actos más importantes, como la procesión del Domingo de Ramos y el Vía Crucis, junto con figuras tradicionales como los nazarenos y los costaleros. Conocerá otro símbolo...
  • Cataluña (I) Completo 28:02 8% 08 jul 2015
    Cataluña (I) 08 jul 2015 La aventura de Pili y Kenzie por tierras de catalanas las llevará hasta. Montserrat para escuchar las voces del coro y las notas del órgano de la catedral.  Seguirán los pasos de Gaudí elaborando piezas de c...
  • Castilla y León Completo 26:40 8% 07 jul 2015
    Castilla y León 07 jul 2015 En Salamanca, Pili tendrá visitará la Biblioteca Histórica y se convertirá en tunera. Guijuelo es la cuna del jamón ibérico, y podrá conocer todo el proceso, desde que los cerdos se alimentan en la dehesa hasta q...
  • Andalucía Completo 28:34 8% 06 jul 2015
    Andalucía 06 jul 2015 La primera parada de Pili y Kenzie en Andalucía les llevará a un cortijo de Aznalcóllar, en Sevilla, donde Pili tendrá la oportunidad de montar a caballo por primera vez.En Morón de la Frontera aprenderá cuáles s...
  • Making Off serie francesa Completo 25:50 8% 01 mar 2015
    Making Off serie francesa 01 mar 2015 En este número especial, Sophie nos muestra cómo se grabó la serie en todo el mundo. Conocemos como es su relación con Pongo y descubrimos el día a día del equipo y cuál es el trabajo periodístico de Sophie una v...
  • Tierra de Guergue (Etiopía 2) Completo 26:01 10% 22 feb 2015
    Tierra de Guergue (Etiopía 2) 22 feb 2015  Sophie y su perro Pongo pasan varios días en el pueblo de Werdene en el sur de Etiopia, en el corazón de una fértil zona rural donde viven los Guraghe, una etnia autóctona. En esta región, cultivan, una "fa...
  • Addis Abeba (Etiopia I) Completo 26:19 11% 15 feb 2015
    Addis Abeba (Etiopia I) 15 feb 2015 En  Addis Abeba, Sophie sale a descubrir un pueblo de resistencia legendaria que ha atravesado los siglos corriendo. Desde las cinco de la mañana en la plaza grande de la ciudad, todo el país se entrena. All...
  • Berlín Completo 25:57 8% 08 feb 2015
    Berlín 08 feb 2015 Berlín es conocida por ser una ciudad acogedora y cosmopolita, de efervescencia cultural y de los modos de vida alternativos que lleva estampada la marca de la historia: el Muro. En este bloque de hormigón está g...
  • Kerala Completo 26:19 9% 01 feb 2015
    Kerala 01 feb 2015 Adorado como animal, venerado como divinidad encarnada por Ganesh, el elefante lo es todo en Kerala, en el sur de la India. Sophie convivirá con estos animales acompañada de Ashokan, que es mahut. Los mahut son g...
  • Gujarat Completo 26:07 11% 25 ene 2015
    Gujarat 25 ene 2015 En las abarrotadas calles, ruidosas y caóticas de la antigua ciudad de Ahmedabad, la capital del estado de Gujarat al noroeste de la India, Sophie se dejará guiar por las mujeres.
  • Queyras Completo 26:17 8% 18 ene 2015
    Queyras 18 ene 2015 Queyras es una región de los Altos Alpes franceses en la que el tiempo parece haberse detenido. Las montañas del Queyras son inaccesibles durante el invierno y la mejor opción para desplazarse son las raquetas de...
  • Isla Reunión Completo 26:25 8% 11 ene 2015
    Isla Reunión 11 ene 2015  En la Isla volcánica de Reunión, vivirá infinitas sensaciones. Un viaje en helicóptero, una larga ruta a pie por la isla realizando el reparto del correo y una visita a lo mas profundo del un volcán. Además...

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos