www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4516038
No recomendado para menores de 7 años ¡Cómo nos reímos! - Josema & Flo.Co - ver ahora
Transcripción completa

Por cierto, ¿has puesto patatas? -No.

¿Te lo pongo? -Sí, pónmelas.

(Música cabecera)

A ver qué dan en la tele hoy.

Ya ves, tía, ni un solo programa gótico.

Qué bien estaría ver un programa gótico, ¿verdad?

-Ya te digo.

(Pitido)

11,8.

Bueno, pues mejor que ayer. -Sí, mejor que ayer.

Ah, bueno. -Venga, vale.

¿Duele? -Sí.

¿Duele? -Sí.

¿Duele? -Sí.

¿Duele? -No. Este no.

Mejor, ¿no? -Sí.

¡Ay!

¡Ay!

(FLAMENCO) ¡Ay!

¡Olé!

(Música flamenca)

Buenas noches, amigos del arte,

bienvenidos a "El rincón de Pepe Er Guindilla".

¡Olé!

Hoy nos visita nuestro "platós"

un hombre mu grande, mu grande, mu grande.

Buenas noches, Pepe. -No terminé.

Esta grandísima personas se llama Filete.

Pero por su calidad como "astirta" habría que llamarle

El Entrecot de la Copla.

Filete, amigos,

Filete no es carne ni es pescao,

no es ostra ni es caracol,

ni calamar ni sepia, no,

Filete es paella mixta y vino con gaseosa.

Buenas noches, monstruo.

Yo soy una simbiosis de cosas, soy una mezcla, soy una persona...

que igual miro palante que para atrás.

No sé si me entiendes.

Voy por un lado de la calle y por el otro también.

Soy arte, derrocho arte.

Tienes un duende que no se te puede aguantá.

Mucho duende. De tanto, no me cabe. Fíjate lo que te digo.

Es que en verdad últimamente Filete lo está petando.

¿El qué? -Petando el traje.

Ponte el mantón que se te ve el mondongo.

Perdona, con estas "uñangarracas" no puedo ni tocar ná.

Atención que ahí voy. Vámonos, niño, vámonos.

Sarandonga, nos vamos a comer.

Sarandonga, una arroz con bacalao.

Sarandonga, un arroz con bacalao no.

Sarandonga, mejor un venao.

Sarandonga, un venao con salsa de ciruelas.

(VOZ AGUDA) Y unas natillas.

(VOZ DISTORSIONADA)

Sarandonga, cuchíviri, cuchíviri.

(VOZ DISTORSIONADA) Una de chocolate.

Bruce, el kung fu es un poco como las sevillanas.

¿No?

Bueno, un poco de todo, por un lado hay gestos como Locomía.

Y otros que son más Falete.

Hazme una demostración.

Me cogiste de la mano, iba yo de peregrina...

Me cogiste de la mano.

Yo quiero bailar, toda la noche...

Baila, baila, bailando...

Baila, baila, bailando. El kárate. Los micrófonos...

Estoy bujarrón.

Hombre, yo soy sutil.

Soy suave. Quiero que entre suave todo.

No me gusta que roce. Suavidad siempre.

Tirarme cuescos

y tener el sentío...

(PEDORREA)

¡Jo, qué ruso!

(PEDORREA)

¿Y eso?

(PEDORREA) Eso va para ti. -¡Olé!

Cómo me mola...

Ni una sola palabra...

sin cheque no hablo de mi vida privada,

mi vida en el Caribe estuvo blindada,

allí no entró ni Dios, oh, oh, oh...

Cientos de periodistas,

en lanchas, parapente, submarinistas,

si no vienes del "Hola"

ya estás diciendo adiós.

Ay, Señor, es una tortura...

la dieta.

Cállate y no comas tanto,

o te saldrás del televisor.

Cuando te metes en el agua es una tormenta...

-Si es que no como caliente

desde que tengo uso de razón.

Quiero lentejas con tocino

y te metes el pepino por donde me sé yo.

(CANTA EN INGLÉS)

Ya te has pasado con el drinking...

Córtate un "poquing".

-Ay, no me ralling.

Julito, llévame a casa,

one more time.

Yo, fui buscando la salida,

como gato panza arriba,

y soplando los pitorros... la vida...

Para quitarme los temblores de los miembros inferiores

me soplé cuatro cubatas y empezaron los follones...

¡Ay! Y empezaron los follones.

¡Ay!

No, no, no, salir no.

Meter, meter siempre.

(Alarma)

(BSO "Nueve semanas y media")

¡Vamos, tío! ¡Vamos, vamos!

(Alarma)

(Música dramática)

¡Vale, apaga!

Joder, macho, te ha quedado niquelado.

Tenía barro hasta arriba.

Más arriba de los retrovisores.

Joder, cómo tiene el coche. Lo tiene bien mimadito.

Duerme en garaje.

Lo tengo impecable. -Ya veo, ya.

¿Y qué le pasa a este bombón?

Tiene una pequeña grieta en el cristal.

Ahí.

Me han dicho que con pasta, líquido, esto sale.

Dándole ahí. -¿Con un pequeño líquido?

¿Quién le ha dicho eso?

Un amigo cristalero que sabe de mecánica.

Ya, ya. Le dice a su amigo de mi parte que es un listo.

Esto hay que cambiarlo entero.

¿Entero? -¿Se lo cambio o no se lo cambio?

No sé... ¿Y cuánto tarda?

¿Esto? Nada, tres segundos. Esto se hace así...

¡Pero, oiga! Pero...

¿Usted qué hace? -Esto sale muy bien.

¡Mi coche, no!

¿Usted está loco? -No pasa nada, usted tranquilo.

¿Tiene seguro con franquicia? -Sí, claro.

Vale, espere un momentito.

Tú tranquilo...

-¡Por favor!

Nada, ¿sabe lo que pasa? A los del seguro que son muy zorros,

claro, ven la tapicería y dicen que está nuevo...

¡José, vente para acá un momento!

Dale un poquito a la tapicería. ¿Qué hace? ¡Rajando!

¡No, no!

-¡José, dale!

¡Vale, José!

¡Dios mío! ¿Cuándo cree usted que estará listo?

Cuatro meses... -¿Cuatro meses?

Hombre, claro. -Lo he traído nuevo.

Milagros en Lourdes, amiguete. ¡Venga, hala!

Buenos días, caballero. -Buenos días.

¿Sabe que circulaba a 140 kilómetros por hora?

Lo siento. ¿Hay algún problema?

Pues sí hay un problema.

Un problema grave. Vamos a tener que meterle un paquete.

Es para mi padre. Ahí tiene la dirección.

Rapidito que lo está esperando. -Venga, vale.

¡Ahí viene otro, Jiménez! ¡Rápido!

¿Le tienes?

Digo yo que sí. Hasta que no lo revele...

Espero que no te salga movida, con el presupuesto que tenemos...

(CANTA FLAMENCO)

Buenos días, caballero. -Buenos días.

Buenos días. -¿Sabe que no puede estacionar aquí?

No, he salido a dar unos compases.

Me temo que nos va a acompañar.

Ay, ¿pero ahora al cuartelillo? -No, a la guitarra.

-¡Ah!

Ay, my loving...

¡Oh, my lovin...!

Morcilla, todos los días...

yo me lleno de morcilla de Burgos

o Andalucía.

Y es que me quita el sentío...

La como hasta rebozá...

Algunas veces la guiso

y me la aplasto con pan.

Morcilla tiene un sabor especial...

Morcilla me gusta por la mañana,

para la merienda y cenar.

Me gusta frita o asada.

Hacemos un control de alcoholemia y va a tener usted que soplar.

Vale.

("Paquito Chocolatero")

Buenos días.

¿Sabe que circulaba a 210 por carretera secundaria?

No me dado cuenta. A lo mejor le he pisado un poquitín.

Son seis puntos. -¿Seis puntos?

Tranquilo, no se preocupe.

Con los seis primeros puntos, de regalo, la cartilla.

Recuerde, las infracciones son puntos.

Cuando la complete accederá a fantásticos regalos

como un balón de playa y otras muchas cosas más.

Y ahora, circule.

Buenos días, caballero. -Buenos días.

¿Qué, ya le ha dado al drinking?

No, para nada, no he tomado ni una gota.

Lo siento, va a tener que soplar.

¿Eh?

Cumpleaños feliz, cumpleaños feliz...

te desea la benemérita,

cumpleaños feliz.

Hola, buenas, caballero. -¿Qué tal? Buenos días.

¿Sabe que bajaba a 140?

Cuando en la esquina hay una señal de a 5.

Lo siento. ¿Me va a multar?

Multar, dice.

Multar...

¡Multar, multar!

(King África)

(Sintonía "Verano Azul")

¡Acción!

Callad, que he oído que gritaban.

(LLORA)

¡Alguien ha muerto!

¡Alguien ha muerto!

Sí, Pancho, pero ¿quién?

Se me ha olvidado.

Se... Se me ha olvidado.

-¡Corten!

¡Acción!

¡Chicos, alguien ha muerto!

Sí, Pancho, pero ¿quién?

¿A que la ha cagado el tonto este?

Espinete...

Espinete ha muerto.

¡Corten! Leche el niño...

¡Acción!

Julia ha muerto...

Pero si Julia ha muerto, eso significa que...

Que estamos todos muertos.

Anda, como en "Los otros".

-¡Vale, esa es la buena! ¡A positivar!

(Música animada)

Ya te oído a la primera.

(GIME)

Bueno, muñeca, ¿qué te ha parecido?

¿Qué me ha parecido qué?

Y tú, Roberto, ¿quieres a Anabel como legítima esposa,

en la salud y en la enfermedad,

en la riqueza y en la pobreza,

en la felicidad y en la infelicidad,

en la pasión y en el aburrimiento,

sobre todo cuando llegue el momento

de no poder soportaros el uno al otro,

y que para buscar algo de felicidad en vuestras miserables vidas

ella se quede embarazada y empiece a engordar y a engordar

y tenga los famosos antojos

y te obligue a dejar de fumar...

Ha sido maravilloso, ¿verdad? -Ha sido estupendo.

Quiero que me pellizques

para asegurarme de que no es un sueño.

Pellízcame... Pellízcame...

Pellízcame... -¿Pero qué dices, tonto el haba?

...hasta que la muerte os separe, aceptas, Roberto?

¿Aceptas, Roberto?

¿Eh?

Sí, acepto.

¡Una mierda voy a aceptar!

(Música intrigante)

Pero, joder...

Mi mujer en la cama con mi mejor amigo.

Solo os pido una cosa...

Y es que dejes en paz a mi mujer,

salgas de mi cama y abandones mi casa.

Largo. ¡Fuera!

¡Antonio! ¡Javier!

Esto por acostarte con mi mujer.

Pero si es que yo no me llamo Javier, me llamo Luis.

Bueno, ¿y qué? Yo tampoco estoy casado.

Qué más da.

Qué, ya nos hemos olvidado las llames, ¿no?

Déjate de bromas, tengo prisa y voy al grano.

Te traigo los papeles del divorcio. -¿Así de sopetón?

Si yo pensaba que estábamos bien.

Si estamos separados, ¿cómo vamos a estar bien?

¿Cómo que separados?

¿Pero...? ¿Ya no vives aquí?

¿Tú estás tonto? ¿No me digas que no habías dado cuenta?

Pues la verdad es que no. Con tanto follón en el trabajo...

¿Cuánto hace que no vives aquí?

¡Un año hace, un año!

Si te dejé una nota en la nevera.

La nevera... Si sabes que no paso por la cocina.

Me acosté, no estabas, digo: "Estará recogiendo...".

Por la mañana no estabas. Digo: "Qué madrugadora...

para no pillar atascos".

Y cuando vine con la mudanza para llevarme los muebles,

¿no sospechaste?

Pensé que nos había robado. No te dije nada para no preocuparte.

¡Pero bueno...! ¿Y el niño?

¡David, sal un momento que está tu madre!

¿Qué haces? Si el niño está viviendo conmigo.

Ah... Claro, yo pensaba

que estaba en su habitación como es callado.

Hemos vivido a todo trapo los últimos años.

Y la verdad, te han pasado factura.

¿Decías, Marco Antonio?

Estás muy nutra.

Uno no puede meterse cada día entre pecho y espalda

una bañeraca de leche de burra.

Perdona, Marco Antonio, pero ¿dónde voy a meter los chococrispis?

Los croasans...

Las magdalenas.

¡Me encanta!

Qué placer... Disfruto todo el día con algo así.

¡Por los dioses, fuera todo el mundo!

¿No veis que dais un espectáculo deplorable?

Mira, Marquitos, no me digas que te pasas a la bollería integral

porque me matas.

¡Por los dioses!

¡Niños, traedme Cola Cao que esto está muy blanco!

(Teléfono)

Dime.

Voy para allá.

¿Eres tan flexible que te cortas las uñas de los pies

por detrás de la cabeza?

Las uñacas de los pies son un arma mortífera.

Mientras no dejes una más larga que otra.

Sin en cambio, si crecen y se hacen más gordas

y más largas, pero hasta aquí,

te puedes cortar una mano al ponerte calcetines.

No sabía que la podología era un arte marcial,

pero ¿cuánto hace que no te cortas las uñas de los pies?

Eh...

Espérate.

No me acuerdo.

Hay un proverbio chino que dice:

"La uñangarraca grande, ande o no ande".

A mí es que lo del karate y esa mandanga me parece de flojeras.

Hice la mili en Cerro Muriano

y allí sí que metían leches como panes.

¿Pero qué me estás contando?

No me estreses, porque cuando me estreso me levanto

y aunque no hayas hecho la comunión la hostia te la llevarías.

Primero te marcaría un poco... Yo hago...

¡Toma esto! ¡Toma ahí!

¡Buen rollo!

Y entonces, cuando tu cuerpo empezara a chorrear sangre, me pararía.

Pero hagamos una cosa porque me orino encima.

Volvemos enseguida.

Se tomará una de estas cada seis horas y empieza hoy mismo.

Vale.

Bienvenidos, a las terapias de ayuda para personas paranoicas

y con manía persecutoria.

¿Quién empieza? Tú mismo. -¿Yo? ¿Y por qué yo?

¿Por qué a mí? ¿No hay otro? Anda que no hay gente...

Que empiece María Dolores.

¿Cómo sabe mi nombre?

Se lo han dicho ellos. Lo sabía. Están detrás de todo.

Lo sabe porque lo pone ahí.

¿Y cómo sabes que soy mujer?

Empieza tú. Detrás de ti irá ella.

Leire. -¿Detrás de quién, de ella?

No, para nada.

Aléjate de mí, no me sigas.

Si yo no te sigo, lo ha dicho él.

Yo no quería decir eso. -Lo sabía.

Estáis en mi contra. ¿Quién os envía? ¿De parte de quién?

¿Qué queréis de mí? -Aquí hay un topo.

Sí, esto es una trampa. Todos estamos atrapados.

La puerta está cerrada. -¡Me falta el oxígeno!

No podemos respirar.

¡No hay escapatoria! -¡Estamos atrapados!

¡Vamos a morir!

Verá, creo que lo que le ocurre es que necesita tiempo para sí mismo.

Depende demasiado de los demás.

Concédase algunos momentos de intimidad

y verá como todo empieza a funcionar y se siente usted mejor. ¿De acuerdo?

Lo intentaré. -Gracias, doctor.

Siguiente.

¿Qué tal? Buenas tardes.

Mi modo de ser me ha comportado

muchas enemistades a lo largo de mi vida.

Pero ahora gracias a vosotros por fin puedo abrir mi corazón.

¿Eh?

En fin...

Hola, me llamo Manolo y soy asesino en serie.

¿Ahora qué, no largáis?

¿No reís? ¿No cuchicheáis?

¿Eh, listillos?

Qué panda de imbéciles.

Contra la pared. Las manos quietas.

¿Qué hacemos con los calamares? -Rebozándolos con harina y huevo.

Eso es lo que dicen todos, harina, ¿no?

No te muevas.

Sí, es harina. De acuerdo, estáis limpios.

Qué cansino eres, hijo mío.

A ver si dejamos el trabajo en la oficina...

Tienes razón, mi amor. Tengo que desconectar.

A ver usted, señorita,

¿conoce a estos individuos de algo?

Lo sabe todo el mundo, son Andy y Lucas.

Ya...

Sí, ¿y quién es Andy y quién es Lucas?

No aguanto a este pavo, está rayado.

De verdad te lo digo.

Todas las noches lo mismo. -Me tienes muerta.

Muy cansada y harta. Estoy muy quemada.

Cualquier día me suicido.

Atención, Central,

tenemos un posible suicidio en la 5 con la 43.

¿Recibido? Recibido...

Seguimos con Bruce Lee, un hombre de paz,

un hombre que el ying y el yang van con él donde él va.

Y camina mucho. Eres un hombre zen, creo.

Sí, todo a zen. Un hombre muy equilibrado.

¿Sabes? Un tío que cuando voy por la calle

como me mires mal te reviento la cabeza y punto pelota. ¿Qué pasa?

Claro, ¿cómo sabes que un chino te mira mal

con la mirada que tenemos?

Pero si uno me mira mal... Le hago: "Ven aquí

que te vas a comer esto,

porque Rascallú cuando mueras qué harás tú".

Y le estiro las tripejas para que no se recupere.

De buen rollo siempre. Yo soy un tío que hago...

Hago meditación, yoga, pilates...

Me mantengo muy en forma. Saco la energía.

Soy un tío que me equilibro un huevo.

Me equilibro bastante. Soy muy así.

Pero ¿qué pasa? Cuando me miran mal...

El otro día,

fíjate que no soy agresivo, pero baja el portero y me dice:

"Oye, Bruce, ¿no te importa firmar un autógrafo para mi niño...?

Digo: "¿Sí?". Pum.

Ahora tenemos portero automático

y la de la limpieza trabaja con dos guardaespaldas.

Pero siempre de buen rollo.

Bueno, Bruce, yo particularmente creo que te has excedido un poco.

¿No crees? -¿A ti qué te pasa, patillacas?

O sea, ¿me traes al plató para dejarme en evidencia?

No te reviento la cabeza porque soy colega, y tranquilidad.

Te puedo meter este dedo en la laringe

y te hago una traqueotomía.

Pero sin pestañear. Haciendo así... "Dedo en la laringe".

Te veo muy agresivo últimamente.

Corta porque me estoy mosqueando. -¡Vale!

¡Cortamos un momento! ¡Por favor, que no se mueva nadie!

-Me voy a relajar un poco.

Buenos días. -¿Es del restaurante Pato Laqueado?

La verdad, no. -Menos mal, no he hecho pedidos.

Perdón. Perdón...

Estoy ajustando la antena para lo de la TDT del edificio,

y necesito que me eche un cable.

Cable no tengo, pero si quiere le echo, y punto.

Perdón. Necesito que me ayude. ¿Me comprende?

Voy a subir a la azotea, termino de ajustar la antena,

usted me tiene que decir si se ve bien.

¿Tardará un petinetre? -No, un par de minutos.

Lo voy sincronizando.

(Reloj)

¡Oiga! ¿Se ve bien?

¡Señor! ¿Me oye?

A veces oigo voces...

(Timbre)

Señor, ¿está comprobando su imagen?

La verdad es que está un poco extorsionada.

Se ve como con niebla. -Más que niebla, caspa.

El desculturismo,

una disciplina deportiva desconocida en nuestro país,

nació en esa ciudad polaca durante la fiesta de la cerveza.

Hay que tener madera para forzar las paredes musculares

hasta conseguir sacar esas magníficas lorzas

que son lo que valora el jurado.

Os he preparado una tabla de ejercicios mejorada

a nuestros días para que tengáis

un mejor cuerpo y una mejor mente

a imagen y semejanza mía.

Calentamientos.

Es algo muy importante. Lo primero, aperturamiento de piernas 180 grados.

Lo segundo, levantamiento de manos como si nos sonásemos los mocos

para ir a la punta del pie. Ahí agachando...

Levantamos, levantamos...

Flexionamos piernas para favorecer la circulación de la sangre.

Ahí, no carguemos la dorsal. Un momento, echo un trago.

Tonificación.

Muy importante en la tabla de ejercicios la pelota.

Relaja la zona lumbar

y así nos da para completar la tabla unos niveles endorfínicos brutales,

así es que, toma nota.

Venga, rápido. Vamos, vamos, vamos.

Perdemos tiempo. Venga.

Mal, mal. Levanta. Muy mal.

Antes de finalizar las clases...

inspiración, expiración.

¿A quedado claro?

Tres minutitos y luego a la ducha.

Agapito, encantado de conocerte. ¡Eh! ¿Quién soy yo?

Max, mi entrenador personal. -Ahí está.

Buenas noches, amigos.

Bienvenidos a "Corazón fiel con Jaime Peñafiel".

Así es, yo soy Jaime Peñafiel y esto es "Corazón fiel".

Nombre de personas relacionadas con Casa Real

que están en esta sopa de letras

que hemos hecho hasta las 4 de la mañana.

Por ejemplo, Froilán. -¿Por qué lo dices?

Es un ejemplo.

Es un ejemplo, pero lo has dicho.

Que sepan que son personas relacionadas con Casa Real.

Marcadme lo que ha dicho y ya no digas más.

Es un ejemplo.

Como si digo por ejemplo, Juan Carlos. Igual.

Elige una caja. ¿La 13, 8 o 21? Solo en una hay 200 000 euros.

Cuidado que en la 13 hay 50 euros.

No digas la 13 y te quedes con cara panoli.

¿Por qué dices eso? -Tiene que tomar una decisión.

Para eso tiene que saber qué hay en la caja 13.

¿A que no quieres la 13? -No, la 13 no la quiero.

Es que es verdad. No sé si no controlas lo que dices.

¡Ahí, ahí, ahí!

(Alarma)

Llamen corriendo. Llamen.

Y digan: "Elena, Cristina...". Lo que se les ocurra.

Cualquier nombre, es igual.

Jaime.

200 000, Amparo. Piensa que en la 8 porque pesa mucho

hay 200 000 euros. Y no hay más porque no quiero.

-Pues la 8, quiero la 8.

La 8. -De verdad, yo es que...

Me hierve la sangre. ¿Por qué se lo dices?

No puedo quedarme callado.

Si me vas a contradecir, me levanto y me largo.

Si quieres decir la 6, la tengo aquí guardada,

tiene 500 000 euros. -Pues la 6.

¡La 6, claro! Si es lo que te digo.

Entonces, señores, vámonos.

Bien, tenemos la hamburguesa. Lo primero,

mucho pan. Aquí veo mucho pan.

El pan para las palomas. Así es que...

el pan fuera. Y nos quedamos con la hamburguesa.

¿Qué hacemos ahora, amigos? Fácil.

Vamos a coger lo primero a mano

que es este solomillo de cerdo que tengo aquí,

y vamos a cortar un par de filetitos,

pero unos filetitos que no sean ni gordos ni finos.

Que sean filetitos.

Ponemos uno por arriba, otro por abajo.

Y ya lo tenemos para comérnosla como debe ser, con proteínas.

Esto era un médico que llevaba un besugo en la cabeza.

Y le dice el besugo al médico:

"Doctor, que me ha salido un hombre en las pelotas".

Hola, aquí tiene su comida, señor.

Señor.

Aquí tiene su pizza de jamón y queso. Págueme y me podré ir.

No tan rápido, usted no me la da con queso.

Pero si usted la ha pedido así.

¿Cómo sé yo que es usted

un pizzero o un tunante que viene a desvencijar mi casa?

¿Eh?

¿Usted cree que a un atraco iría con el casco así puesto?

Respuesta afirmativa.

Aquí tiene.

Su pizza de salami y queso. ¿Correcto?

De acuerdo. Busco el dinero. Se lo pediré a mi compañero de piso.

Espere un momento si es tan estable. Aquí le espero.

Ramón, ¿tienes algo suelto? -¿Cómo?

-¿Que no tienes liquidez? No, esto es intolerable.

Esto no lo tolero ni con capote. No me hables en términos municipales.

Sales tú y se lo dices al señor.

(BSO "Psicosis")

Hala, Ramón, otra más para la saca.

Bueno, amigos, supongo que en casa veis el resultado de la estantería.

Bien, ahora vamos a rematarla.

Con una mezcla al 50 %

de barniz y de disolvente.

Rebajados a la mitad de precio.

Siempre aseguraros, las superficies muy limpias.

¿Es usted Sandra?

Sí. Yo soy Sandra.

¿Y usted es Juan Pedro? -Sí. ¿Y es usted Sandra?

Sandra soy. ¿No será usted Juan Pedro?

Pase y nos presentamos dentro. -Paso, Juan Pedro.

¿Es usted una mujer o...

o en su DNI ponía antes Manolo o similares?

Yo soy una mujer de los pies a la cabeza del tobillo.

Es que hace poco me han regalado una sartén que tenía un mango...

Ya. Ya pillo la metafórica.

¿Quiere una copa? -Sí, gracias.

Mire, esta la gané por estar 8 minutos en la bañera de mi casa.

Si quiere le pongo algo de picar, una roca de granito...

No quiero nada. Verá usted, Juan Pedro.

Tengo que decirle una cosa muy importante.

Es usted una persona insulsa, mema,

absurda.

Bueno, pues... yo me he fijado

que sus glándulas mamarias no son opuestas,

sino que son continúas.

Y que tiene usted un culo fláccido domingo.

Vamos, que el examen lo he hecho y el resultado es negativo.

Se puede ir por donde ha venido.

Claro que sí. Bueno, he tenido mucho gusto.

El pastel es mío, señorita.

Vuelva cuando quiera. -Gracias por la copa.

¿Operadora? -"¿Dígame?".

Quería que me mandaran otra cita a ciegas.

Esta ha sido como pinchar en callo duro.

Que tenga jamón y queso y aceitunas, y que sea rubia.

Desgracias.

Demos el contendido del bote...

en dirección de las agujas del reloj.

Nunca al contrario que se corta el barniz.

Siempre en dirección a las agujas.

Oye, si el reloj es digital...

Ya solo queda pintarla del color que queráis

para que dé más luminosidad a la casa.

Esto ha sido todo... Ay, se me ha olvidado aquí...

Como veis de fácil desmontaje. Os espero la semana que viene

con la frente bien alta.

Las superficies muy limpias, no os olvidéis nunca de eso.

Bueno, ¿qué le parece?

Bueno, pues... Hombre, si tengo que hacer la reforma se la hago...

Esto mínimo habrá que levantarlo

y comprobar los niveles...

Estamos hablando de una obra muy complicada.

A ver si tocamos el suelo y mojamos al de abajo.

Esto lo que hay que hacer es picarlo todo y darlo de llana.

A ver qué nos encontramos cuando levantemos...

Porque esa es otra.

Espérate que no mojemos a los de abajo.

¿Sí?

Cartero comercial, ¿me abre la puerta?

Sí, le abro.

Sí, es que a lo mejor no me he explicado bien.

Soy cartero comercial.

(VOZ DISTORSIONADA) Cartero comercial.

Quiere decir que voy a entrar en su buzón

y lo voy a llenar de papelajos que le interesan a usted

lo más mínimo.

Y me tiene que decir que no me abre la puerta.

-"¿No le abro?". -¡No!

-"Entonces no le abro". -Pues eso.

¿Me abre la puerta? -"Sí".

"¿Sí?". -Cartero comercial, ¿me abre?

"Sí, le abro". -A tomar por culo...

"¿Qué?".

Sí, perdone, se viene la puerta. -"Es automática".

Ya lo sé, pero no aguanta. -"Empuje".

Ya... Dele.

"¿Qué pasa?".

Que se... Que se cierra.

Que no... Que no aguanta.

Dele a ver si ya... -No, dele usted.

Es que lleva la escale...

"Dele, dele". -Por eso no puedo.

"Empuje". -Ya. Espere un momento.

"Una cosa le voy a decir,

escalera no traiga que mi marido es pintor.

¿Me escucha usted?".

¡No! -"¿Oiga?".

No, no...

(Música animada)

El café Tacilla les va... ¡ah!... sorprender.

Es un café agradable,

¡que! les va a gustar mucho,

porque cuando lo pruebe usted el café Tacilla

comprobará ¡que! el aroma del café Tacilla...

le llega... ¡ah!, ¡ah!

su interior. ¡Ah!

¡Ah! ¡Ah!

El set de cuchillos Nisu con el cuchillo para quesitos,

nata y yogures. El cuchillo corta chanclas.

El cuchillo pasa páginas y el cuchillo copetazas,

así como el corta cámaras al increíble precio de 39,95.

Están incluidos

el cuchillo corta váteres y el corta bicis.

Además del corta granos de arroz, el cuchillos corta granos de motos

y el cuchillo corta cuchillos.

¡Pero es que todavía hay más!

Si compra este set de cuchillos Nisu,

podrá llevarse este apartamento en Marina DOr,

viudad de vacaciones.

¡Aún hay más!

¿Sí?

Sí.

Sí qué, ¿no?

Pregúnteme algo.

No sé... Es que yo sin guion no...

Me trabo. Curioso, pero me trabo.

Pregúnteme lo primero que se te ocurra, no sé.

¿Qué comes, qué bebes, qué ca...?

Vale, vale, vale. No te exledes... Vale.

¿A qué jugabas de pequeño?

Pues yo a lo que jugaban todos los niños. Yo...

Imitábamos a Locomía. Hacíamos entrevistas a Jesús Vázquez,

y nos vestíamos de Isabel Pantoja. Lo normal de los niños.

Pero eso es absurdo.

Señor Aznar, ¿qué es la mala leche?

¿Sabe cómo es la entrevista del machote?

Usted pregunte lo que quiera

que le responderé lo que me salga del...

bigote.

No me haga reír porque se me descoloca el bigote.

¿Cree que se lo puede quitar?

Por supuesto, es de velcro. Pay atention.

¿No ve?

Así de fácil. -En inglés.

Es que velcro en inglés... Velcrei... Velcrei.

Velcrei.

YO no nací como los niños llorando, nací cantando "La bien pagá".

Dejadme en paz, no declararé nada.

No quiero que os metáis en mi vida privada.

-¡Se dice que tienes nuevo novio y puede haber campanas de boda!

¿Es cierto que te gusta más el embrague que el acelerador?

Por favor, Filete. Sigue, sigue.

¡Filete, por favor!

¡Por favor, Filete! ¿Nos puedes aclarar...

si has tenido abusos?

La mierda del mantón... Me ponéis muy nerviosa.

Dejadme en paz, tengo mucho que hacer.

-¿Es cierto que no reciclas?

¿Estás echándote en la de papel, filete?

No recicla...

¡Filete, por favor!

Filete, ¿es cierto? -Dejadme en paz.

-¿Nos podrías contestar una pregunta? -Me ponéis un poquitín nerviosa.

Ay, madre.

-¿Tienes alguna manera de despedirte en directo?

Sí, para tu puta madre, niña.

Por supuesto, antes de mis actuaciones

siempre me encomiendo a mi patrón,

que es el que me protege y me...

¿Quién es ese patrón, Filete?

Lo tengo aquí, Chiquito de la Calzada.

¡Olé, qué arte! -Patrón de pecadores y cobardes.

Yo le digo: "Protégeme".

"¡Cobarde! ¡Pecador!".

Ayúdame.

"¡Pecador!".

Te quiero.

Relájate...

El lago negro, el lago blanco...

¿Qué te parece? -¿Qué monstruo eres?

En estos momentos Neill Armstrong

desciende y en definitiva

se va sobre la superficie.

(VOZ DE CHIQUITO) Mando un saludo a mis paisanos de Barbate.

A todos los palmeros...

A todos los palmeros... ¡Corten, corten!

¿Qué pasa, Hermida? No te llamo trigo por no llamarte Rodrigo.

¿Qué está diciendo, hombre de Dios?

Me han contratado para hacer de Neill Armstrong.

No, ¿pero qué dice? No. Usted tiene que decir:

"Este es un pequeño paso para el hombre...".

Caminando por el decorado.

"...pero un gran paso para la humanidad".

Un pequeño paso para el hombre. -Pero un gran paso...

Pero un gran paso. -Para...

¿Para quién? -La humanidad.

Por la gloria de mi madre, vamos. -Repetimos.

Esto es un pequeño paso, esto es un pequeño paso. Esto.

Y esto... un gran paso.

-No, por favor. No, no, no.

Está muy lejos de la realidad.

No es eso.

"Pequeño paso". Última oportunidad.

Cinco y acción. Vamos. -Cinco y acción.

¡Cinco y acción!

Esto iba por la calle y dice el otro: "Cinco y acción".

-¿Qué cinco y acción ni qué niño muerto?

No, por favor, no.

(Música disco)

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

(Timbre)

¿Es el personaje que golpea mi puerta todo el rato?

Yo solamente he llamado a su casa.

Ya. Con esas pintas no me extraña.

Tiene pintas de maleante. ¿Qué desea?

¿Es don Juan Pedro Cecina?

¿Y usted?

Naturalmente que no. -Ya decía que usted no era yo.

Buenas tardes. -Espere.

Soy Pedro Carreño, presidente de esta comunidad.

Tengo quejas muy serias, quejas muy serias

de los vecinos diciéndome que tira cosas por el patio.

Son cosas que no me sirven. Como mi antiguo sofá orejero verde.

O unos cuadros redondos maternos...

Le puede hacer daño a alguien. -Me ofende usted.

No le haría daño ni a una morsa. -Es cierto

todo lo que dicen sobre usted.

Le agradezco el piropo.

-¿Es cierto que se mea en la planta del portal?

Rigurosamente incierto. Me orino en los buzones.

Que haya salpicado alguna gotilla... -Mire, Juan Pedro...

Me obliga a tomar medidas más drásticas. ¿Me entiende?

No puedo quedarme así de brazos cruzados.

Póngase usted en mi lugar. -Si me permite, caballero.

¿Y ahora qué hago? -Tendrá noticias mías.

Josefa, eres mi consuegra. Tu hijo y mi hija son pareja.

Son pareja artística. -Pero...

todos sabemos que tu hijo es un poco...

¿Un poco qué?

Sensible.

Mi Florentinín que no está gordo, está fuerte.

No es un hombre que esté...

(ERUCTA)

Perdón.

Aquello que me gusta tanto. -No, no, no.

De tu hijo. -No, me da vergüenza.

No nos ve nadie. Estamos solas.

De verdad... -De verdad te lo digo.

No seas pesada. Venga. -Bueno...

Pepe, dame un besito.

Cómo eres, Josefina. Cómo eres.

Ya se lo digo yo, estás haciendo el tonto.

Para algo ha servido, para hacer el tonto en televisión.

¿Se te ha pegado algo de tu hijo? -Nada, nada, nada.

¡Ella no quería, oiga! ¡No quería!

Pero en lo demás, no. Él es él y pues fíjate...

Yo soy yo. Soy su madre.

Somos dos seres distintos.

Ya. -Completamente distintos.

No se me pega nada de él.

¡Ella no quería!

Eva picó. Pero fijaos que en el fondo no quería.

No quería porque no quería, no hay una razón especial, ¿verdad?,

para que no quisiera. No quería porque no quería.

¿Por qué no quería Eva?

No quería.

¡No! El Señor dijo que comiésemos de cualquier árbol.

Menos de este. Por eso puso esa señal de prohibido, hijo.

El Señor dijo, el Señor dijo... Pero tú no dirás nada...

Sabemos por qué estás aquí, gracias a mi costilla.

Calladita. -¿Por qué no te comes unos nísperos

que están junto a los almendros? -Estaban.

Me los merendé ayer. -¿Y unas peras?

Están agotadas.

No quería. Ella no quería porque no quería.

No quería ella. Ella no quería.

Ella no quería. No quería ella.

¡Ella no quería!

¡Oiga, ella no quería!

Eres un tragaldabas, Adán. -¿Qué le hago si soy de buen comer?

Ya lo veo, te has comido el Paraíso.

Claro, paraíso estás tú así.

¡No!

¡Tarjeta roja! ¡Expulsado! -¿Cómo?

¡Señora, no quería, oiga!

¡Oiga, Eva, no quería!

Buenos días. -¿A dónde vamos?

Abajo. -Planta baja, marchando.

He dicho: "Abajo".

Abajo, sótano 1. -¿No me has entendido?

"Abajo".

Sótano 2, no hay más. -De verdad...

Estoy diciendo que abajo.

¿A dónde vamos? -Arriba.

¿Al ático? -Arriba, arriba.

¿Al sobreático? -¡Arriba!

¿A la terraza?

¡Para arriba, tira para arriba! -¡No hay! ¡Ahí se acaba!

Que me lleves... Muchacho... -Espérese un momento.

No, no.

Es que me parece muy bien.

Aquí hay sótanos... -No, no.

No, sí. Abajo. -Es que más de el sótano 3 no hay.

Te coges la escalerita y bajas tú, y cuando se acabe la escalera,

escarbas, a ver si hay más.

¿Quieres tirar para arriba? -Solo hay terraza.

¡Tira para arriba! -No me grite usted.

¡No te grito, hablo así! -¡No me grita ni Dios!

¡Por la escalera, hombre!

Buenos días, caballero. -Buenos días.

¿A dónde vamos? -Abajo.

Muy bien, vamos abajo.

Marchando.

¡Eh!

Buenos días, caballero. -Buenas.

Arriba. -He dicho, abajo.

Va a ser arriba.

Va a ser abajo.

No, va a ser arriba. -Escúcheme,

va a ser abajo. Espérate.

Va a ser abajo, pero abajo que te cagas.

Va a ser arriba que llevas 2000 años dándome la brasa.

¡Arriba! ¡Arriba!

Que eres tú muy listo.

Que eres muy listo. -Va a ser abajo.

Te vas a comer el tridente. -Abajo...

¡Arriba! ¡Arriba!

Cada uno le dice al jefe, o sea, a Dios.

"Señor, hazme rico".

Y cuando lo hizo rico, se lo comió.

Este chiste es muy bueno.

Este me lo guardo. -¿En el bolsillo?

No, en la chistera que para eso está.

Pitas, pitas, pitas.

Pitas, pitas, pitas, pitas.

¿Qué tal, cómo estás?

Eugenio, qué bien te veo...

Te veo un poco raro.

Es verdad.

Dónde va a parar, claro.

Vengo del infierno, tú.

La cosa está que arde...

No me extraña. Pues fíjate,

yo llevo llamando ni se sabe los meses que llevo llamando.

No me coge el teléfono nadie. Me quería bajar un fin de semana

por aquello de coger color y esas cosas, ¿sabes?

¿Qué tal se come por allí?

Carne a la brasa, churrasco, todo achicharrado.

Por cierto, ¿y de gente qué tal? ¿Has hecho amistades?

Demonios... -Claro, normal.

Bien. -Bien.

Llevo un tiempo por el cielo...

Hombre, esto no está mal por la novedad.

Para toda la eternidad es un poco aburrido.

¿San Pedro? Soy yo. ¿Está Dios por ahí?

Que se ponga.

Vale, espero.

Que va a mirar...

Con estos funcionarios no se sabe, llevan su propio ritmo.

El otro día llamaron de la Tierra porque...

dicen que tenían un milagro de urgencia que hacer.

Resulta que no había ningún santo disponible.

Estaban todos en el bar con San Miguel.

Sí. Que se pone el Señor.

¿Qué Señor? ¿Nuestro Señor? Que se ponga.

Señor, ¿qué tal va todo?

Es como que resulta que llevo un tiempo en la gloria,

muy a gusto, muy bien,

pero estaba pensando si empezar una guerra de broma.

¿Contra quién? Contra el enemigo.

Si yo digo una guerra,

como debe ser una guerra, con sus tanques...

con sus ametralladoras, con todo.

Una guerra como Dios manda, como usted manda.

Es de un susceptible.

Sí. Sí. Sí.

Que no.

No pasa nada. Como las guerras a mí me dan mucho juego...

Vale, de acuerdo.

Venga, vaya con Di... con usted mismo.

Adiós. Adiós. Adiós.

Muy majo. Dice que las guerras van en contra de la política del cielo.

Mejor que me espere al Apocalipsis.

(Música animada)

¿Sí?

"Le llamo de la compañía de seguros para ofrecerle un producto nuevo".

Un momentito

porque nuestros operadores están ocupados. No me cuelgue.

(Música dramática)

"Mi nombre es Ana Vázquez. Le llamo del seguro...".

Le paso con el departamento de seguros,

no me cuelgue. Manténgase a la espera.

(Música dramática)

"Hola. Es el contestador automático de Mafesa.

Si desea hacer una consulta de su contrato diga uno.

Si desea un nuevo servicio diga dos.

Si desea hablar con un operario diga tres".

Uno.

"Si tiene contrato de alta intensidad diga uno.

Si es de baja intensidad diga dos.

Si no lo sabe, diga tres".

Tres.

"¿Es Diego Ecomar?".

Sí, soy yo. -"Soy Ana Vázquez, del seguro...".

No me interesa, gracias.

"Si no lo sabe porque no lo recuerda diga uno.

Si no lo sabe porque nunca lo ha sabido diga, dos.

Porque no lo sabe, diga tres".

Le atiende, Cristina. ¿En qué puedo ayudarle?

"Para darme de alta si fuera posible".

Un segundito.

Ya está dada de alta. ¿Puedo ayudarla en algo más?

"Tendrá que pedirme los datos o algo, ¿no?.

¿No es Alfonso Revuelta con domicilio en Rey 88,

casado con dos hijos,

y aficionado a coleccionar pegatinas de la fruta?

"Todo es correcto".

Entonces todo correcto.

Gracias por contratar nuestros servicios.

"Si desea saber por qué no lo ha sabido, uno".

"Le llamo para darme de baja, tengo mucha prisa..."

Le explico. Para darse de baja

tiene que mandar un fax con su número de socio

solicitando la baja.

Y explicando las razones por las que decide darse de baja.

Después lo que tiene que hacer es mandar un mensaje sms

a la empresa con el texto: "Baja",

más el número de teléfono.

"Si no sabe qué número decir, diga cuatro".

Cuatro.

"Lo sentimos, la opción elegida no se encuentra en este momento.

Vuelva a llamar en unos minutos".

Vendrá a nuestras oficinas y hacerse análisis de orina.

Le tomaremos la tensión

y le haremos una resonancia magnética.

Si los resultados son satisfactorios

viajará a Toichí, un pueblo japonés,

donde se fabrican nuestros teléfonos

y a ver si tiene huevos de explicar a los niños

que montan con sus deditos los componentes del aparato

las razones por las que se da de baja.

Imagino que todavía se lo estará pensando, ¿verdad?

"Claro, claro. Gracias".

¡Para estas gilipolleces no llame!

Hombre...

Quería hacer una consulta de mi contrato.

He llamado al teléfono que tienen ustedes...

y me sale un contestador odioso. y no hay manera.

Si desea que la atienda yo diga uno, si alguna de mis compañeras, dos.

Si prefiere por teléfono, diga tres.

(Música folclórica)

Y a mí me van a fusilar...

Apunten, ¡fuego!

¡Apunten!

¡Fuego!

Y a mí me van a fusilar...

¡Fuego!

(HABLA ALEMÁN)

¿Preparatem?

¡Apunten!

-¡No, por favor! ¡No, no!

¡No quiero morir! -Claro...

¿A que jode?

Para que veas lo que se siente, a tu sitio.

Es que...

Y a mí no me matarán...

(Corneta)

A ver, Pocholo, ¿qué pasa el jueves?

¿El jueves? Qué fuerte... ¿Cómo te has enterado?

¡Fiesta!

El jueves hay una fiesta en La 1.

Con Dj, con musicón, con pibitas.

Con alcohol, con fiesta...

¡Fiesta!

(Música tecno)

¡Mucho, mucho! ¡Eh, eh!

¡Mucho, Pocho!

¿Cómo se te ha quedado el cuerpo?

Te digo una cosa en exclusiva,

funciona las 24 horas como un Seven y Leven.

Estoy todo el día, pim pam, pim pam.

Al ritmo de la música, al ritmo de la fiesta.

¡Pim pam! ¡Fiestarraca!

Usted me está vacilando, ¿no, señor Quintero?

¿Has tenido alguna vez un gatillazo?

¿Pero qué dices?

¿Quieres que te meta? Ándate al loro. ¿Qué insinúas?

¿Eh? -¿Siempre has sido de pescado,

o también te ha ido la carne?

¿Qué? ¿Qué dices?

Me gustan las mujeres. ¿Lo pillas o no lo pillas?

No sé por qué me estás preguntando estas cosas.

¿Sabes?

Me pones nervioso, me rallas.

Entonces ¿no podremos bañarnos en pelotas...

tú y yo?

¿Tú qué pasa? Lo tuyo es muy fuerte.

Muy fuerte. Te digo una cosa.

Tú y yo ya no somos colegas.

No somos colegas ni de lejos.

Tienes la entrada prohibida a Ibiza para siempre.

Punto. -Buenas noches,

y buena suerte. -Buenas noches.

Buenas noches. -En inglés.

En inglés. -Está pesadito con el inglés.

Good night, hombre, good night.

¡Fiesta! ¡Fiesta!

(Música animada)

Está muy bien. La fiesta me ha encantado,

pero ¿quién recoge esto?

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Josema & Flo

¡Cómo nos reímos! - Josema & Flo

11 mar 2018

Florentino Fernández y Josema Yuste son dos de los mejores cómicos de nuestro país. Además de hacer un programa juntos "¿Y ahora qué?", tienen un relación de décadas con Televisión Española.

ver más sobre "¡Cómo nos reímos! - Josema & Flo" ver menos sobre "¡Cómo nos reímos! - Josema & Flo"
Programas completos (42)
Clips

Los últimos 95 programas de Cómo nos reímos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios