www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
4538943
No recomendado para menores de 7 años Cómo nos reímos - Humor en blanco y negro - ver ahora
Transcripción completa

(Alarma)

(Música animada)

Dos, uno...

Vamos a reír, ja, ja, ja.

Vamos a reír, ja, ja, ja.

Vamos a reír, ja, ja, ja.

Vamos a reír.

Vamos a reír.

(Música cabecera)

(Música animada)

¡Hola, nena! -Vamos a presentarles...

un nuevo programa. Los protagonistas serán:

ustedes mismos.

Sí, ustedes

que están cómodamente viéndonos en sus casas.

Estará aquí, con nosotros.

¿Cuánto dura esto? -¿El qué, el programa?

Hombre, dura 20, 25, 30, 35...

40, 45, ponle 50 como mucho. -No llega a las 6 horas.

Pero antes quisiera presentarles a la gran estrella de esta noche:

Tip y Coll.

El humor de Lina Morgan.

Con el humor de Andrés Pajares.

Lucho Navarro.

Los hermanos Calatrava.

Esta noche con... -Julio Carabias.

Fernando Esteso.

¿Cómo te llamas? -¡Cassen!

Todos nos reímos con él. -Quien bien te quiere,

te hará reír. -Tip y Coll.

Señores admiradores, vamos a comenzar un nuevo ciclo.

Sí, uno, uno.

Porque si fueran tres sería un triciclo.

¿Estás solo? -Con leche.

A mí los pavos me dan pavor. -A mí los amos me dan amor.

¿Qué hace usted? -Esto hay que elevarlo al cubo.

Te lías, te lías, te lías...

A mí los dueños me dan dueñor.

A mí los Melchor me dan melchior.

A mí los calvos me dan calvor.

A Oslo no hace falta salir de Madrid.

¿No ve que esta es la ciudad del "Oslo y el madroño"?

(CROA)

-Qué zapato tan gracioso, parece un pato.

Es el famoso zapato Donald. -Ah.

A mí las sopas me dan sopor.

A mí los babos me dan babor.

Si van ustedes por la vía del tren

y ven que viene el tren,

apártense de la vía.

A usted el catarro le da tosor.

Y a mí los estribos me dan estribor.

A mí los pastos me dan pastor.

Qué bonitas son las verbenas.

Hombre, donde esté una verbena que se quite un velatorio.

A mí las balas me dan valor.

Y a mí los seños me dan señor.

Y a mí que todo esto me parece una tontería.

Un consejo yo te voy a dar,

con una sonrisa triunfarás.

Un mismo plato: el humor.

Ay, ay, ay, ay, que es mejor.

Ay, ay, ay, ay, que llorar...

Estoy llorando.

Un consejo yo te voy a dar,

con una sonrisa triunfarás.

Sonriente.

Si quieres te cuento un chiste.

¿Qué le dijo el pescador al pez?

¿Qué le dijo? -Sal-monete.

¿Quieres un chiste rápido? -¿Qué le dijo?

¿Qué le dijo? -¿Qué le dijo?

¿Qué le dijo el mar a la playa? -¿Qué le dijo?

"Hola".

¿Sí, otro?

¿Qué le dijo? -¿Qué le dijo?

¿Qué le dijo?

¿Qué le dijo el mar al náufrago? -¿Qué le dijo?

"Nada".

¿Quieres un chiste al revés?

-De acuerdo. -Pues empieza a reír.

¿Qué le dijo?

¿Qué le dijo un camello a otro camello?

¿Qué le dijo?

Los dos estamos jorobaos.

He venido a hablar de la televisión que para eso estoy en ella. ¿La ven?

¿A que sí? Yo la veo mucho, me gusta mucho.

La televisión española.

La mejor televisión de España.

El optimista siempre tiene la botella medio llena.

Y el pesimista la tiene medio vacía.

El pesimista cuando me ve aquí en la televisión

dice: "Qué pesado es este hombre que habla mal español".

Y el optimista dice: "Tiene gracia cuando habla tan mal español".

El otro día quería yo cruzar una calle,

pero no había manera, tantos coches...

Cuando... otro coche...

No había manera de pasarlo. Veo al otro lado de la calle

un amigo mío y le pregunto:

"¡Oye! ¿Cómo has podido pasar

esta calle con tanto tráfico?".

Y él dice: "Yo no he pasado.

Yo he nacido en este lado".

Tiene mucha gracia Lucho Navarro.

Vean.

Iban vareando el río.

Adelante iba el jefe indio, Toro Sentado.

En esta oportunidad iba de pie.

Porque sentado no se puede caminar por ningún río.

Esto sí...

Los indios están arriba con los malos esperando.

El tipo que está, el vigía.

Se fijan que en las películas los indios miran así.

Saben por qué, ¿no?

Porque si miraran así no veían nada.

(Música animada)

¡Uh!

¡Margarita!

Sí. -No.

Sí. -No.

Y quizás. -Tal vez.

¡Pum, pum, pum, pum!

Los que hacen pum, pum, pum son los que llaman a la puerta.

Y qué alegría da cuando llaman a la puerta.

¿Quiénes son ustedes? -Buenas tardes. Venimos de visita.

¿Conocen a mi marido? -No, pasábamos por aquí

como no teníamos que hacer, hemos dicho de entrar de visita.

¿Quién son ustedes? -Calle, calle, calle, calle.

¿Se van a comer todo eso? -Siéntese.

Gracias. -Póngase cómodo.

Muchas gracias.

¿Tienen ustedes gato? -Uy, gato.

Hoy en día solo lo tienen los ricos.

Hoy se vive muy modestamente.

¿Una copita? ¿Les apetece una copita de coñac?

Sí, sí. -Oiga...

No, no, cuidado con esa botella que la guardamos para visitas.

Señora, ¿y nosotros qué somos?

También casarse por casarse...

Y más siendo sordo.

Mucho más siendo sordo. Por cierto,

aquí en esta habitación, ¿quién duerme?

Mi marido. -Que se despierte.

Hombre, que también recibir un visita durmiendo...

Hombre, es que esto clama.

¿Y estas señoras quiénes son? ¿Quiénes son?

¿Son familia o de esa gente que se mete donde no le llaman?

Por eso yo soltero, tan ricamente.

Señora, con su permiso, me voy a duchar.

Que dice que se va a duchar.

¿Qué, otra copita?

Pero si abusar. Porque claro, como a ustedes no les cuesta nada.

Jabón. -Esto es un abuso.

Jabón. -Pero oiga...

No se moleste, yo se lo llevo. -Pero...

¿No querrá entrar ahí? Señora, un poco de pudor.

El jabón, el jabón.

Por favor, por favor.

Mire donde lo tenía escondido.

Mechera, mechera, mechera, mechera.

Déjeme, déjeme...

No se ducha usted también. ¿Qué es esto?

¡Lorenzo!

-¡Qué abuso!

¡Pero oigan, oigan!

¿Pero es que no se puede dormir en esta casa?

Dios mío... ¿Hasta cuándo?

¿Hasta cuándo?

Vamos a cantar,

vamos a cantar.

¡Tom! Toribio, Toribio. ¡Ta!

Tambola, tabola. ¡Tom!

Toribio, Toribio...

¡Ta! Tambola, tabola.

¡Tom!

Toribio, Toribio. ¡Ta!

Tambola, la bola.

¡Tom!

Toribio, Toribio. ¡Ta!

Tambola, la bola. ¡Tom!

Toribio, Toribio.

¡Ta! Tambola, la bola.

Mira cómo viene la bola. Oye, cómo rueda la bola.

¡Tom!

(CANTA EN INGLÉS)

Qué nos importa...

Qué nos importa...

toda esa gente que viene y que va

por el mundo sin ver...

Qué nos importa...

No haremos caso de nadie y hablemos de amor...

de nuestro amor...

Y de la canción pasa al humor.

¿Esta la señora? Que se ponga que me va a oír.

¿Qué es el matrimonio? -Impugno la pregunta.

Porque yo soy casado.

Mi señora también.

¿Qué es el matrimonio? -El matrimonio...

es el puerto donde anclan dos barcos.

Ah... -De guerra.

Oye... Oye, Pili,

mira, que sea la última vez que lo digo,

cuando, cuando... Sí.

Sí, sí.

Durante muchos años fuimos inmensamente felices.

Hasta que nos conocimos.

Ella estaba feliz y yo estaba casado.

No, yo lo di... Yo lo di... Sí.

Lo que nunca me voy a olvidar es cuando conocí a mi señora.

Me acuerdo, la acompañé a una fiesta,

luego la acompañé hasta su casa,

la luna había salido,

sus padres también.

En eso salió el papá,

y me dijo al ver que daba un beso en la oscuridad a su hija,

me dijo: "¿Por qué hace eso?".

Y cuando la vi a la luz del día me hice la misma pregunta.

Bueno, pues preci... preci... Sí.

Pobre mi mujer, tenía los dientes como perlas,

escasos.

Sí, sí, sí, sí.

Me dijo el papá que por cada novio nuevo que le presentaba la hija

se le hacía una nueva arruga en la frente.

Y ya el pobre no se podía poner el sombrero, se lo enroscaban.

Ah, no me... no me... Sí.

Cuando se va a dormir en la noche se pone crema en la cara,

en los brazos, piernas, cuello...

Después se la pasa resbalándose de la cama toda la noche.

Ay, que te... que te... Sí.

Todo esto que estoy diciendo

la verdad que son chistes nada más

porque la esposa para mí es algo extraordinario.

La esposa considero que es la única persona

que comparte con nosotros

todas las penas y sufrimientos

que nosotros no hubiéramos pasado si no nos hubiéramos casado.

Bueno, adiós, cielo. Adiós.

El mundo sigue riendo esta noche con: Cassen.

¿Por qué no te gusta venir al colegio?

Venir sí me gusta, lo que no me gusta es quedarme.

¿Le gustan a usted los niños?

Sí, como de todo.

Dime una palabra que empiece por J. -Hoy.

¿Hoy? -Que es jueves.

¿Qué hay entre la risa y el llanto?

Lo que hay entre la risa y el llanto...

la nariz.

¿Para qué tienen trompa los elefantes?

Para que no se les confunda con los cocodrilos.

¿Usted sabe para qué sirve la trompa de los elefantes?

Para ducharse ellos mismos. -Anda, lo sabe.

¿Y sabe para qué sirven los agujeritos de la trompa?

No, no lo sé.

Uno para el agua fría y otro para la caliente.

¿Cuál es el ave que solo tiene un hueso?

El ave que tiene un hueso el "avericoque".

¿Eres supersticioso? -No, trae mala suerte.

¿Cuál es el cuerpo que resiste más el calor?

El cuerpo bomberos.

Yo tengo un amigo bombero.

La semana pasada juró manguera.

¿Se ha enterado usted que el actor más guapo de España

se está quedando sordo? -¿Sí?

¿Quién es? -¿Cómo dice?

Bueno, basta. Toma y toma.

Por llegar tarde.

Y por malo.

Sabes que no me gusta pegarte. Cuando te pego

me duele igual que a ti. -Pero no en el mismo sitio.

No llores, que te pones muy feo.

¿Sí? Entonces usted habrá llorado mucho.

¿Me puede decir qué es un chiste? -Es una historia

que nos produce risa siempre que uno mismo

no sea el protagonista.

¡Se acabó! ¡No aguanto más! -¡Yo tampoco!

¡Quítate de mi vista! -¡No me quito!

Y voy a escribir a tu padre. -Es igual, no sabe leer.

¿Tiene buen corazón? -Claro, soy muy buena persona.

Cuando voy sentado en el tren no puedo ver a una señora de pie.

¿Y qué hace? -Miro para otro lado.

Billetes, por favor.

(Silbido)

¿Ha sido gol? -No, ha salido un tren.

Ah.

¿Quiere la ventanilla? -Si no te importa...

¿Cómo me va a importar, mujer?

Gracias.

Me gustaría ir a Noruega.

En Noruega tengo familia precisamente.

¿En Noruega? -Sí.

¿En qué calle? -Según se entra en Noruega

pasa la farmacia que hay,

la segunda que hay a la izquierda, el primer portal. Ahí está.

¿A qué hora sale el tren?

Hay uno que es mercancías que sale a las 10:45.

Y luego tiene otro, el año que viene.

Billetes, por favor.

Por cierto, ha vuelto a perder el tren.

¿Cómo que he perdido el tren? -Sí, se le sale el bolsillo.

Es una pena porque es muy bonito.

La máquina de vapor. -¿Qué vapor?

Va por la vía. Por eso "va por...".

Billetes, por favor.

¿No se da cuenta que le piden el billete?

Y a usted también.

¿A mí?

No encuentra el billete. -Y a propósito,

billete, por favor.

Aquí no vamos a ser unos más que otros.

Yo soy el revisor.

Ah, y porque sea el revisor ahora va a viajar sin billete.

Si todos fuéramos revisores a ver quién pagaba aquí.

Con permiso sigo la revisión.

No, de ninguna manera, se queda aquí

hasta que no se aclare esto de los billetes.

Yo iba en el tren, a París, yo solito.

El tren expreso.

Yo solito, sin billete.

Había un tipo con la boina calada hasta los ojos en la estación,

estaba esperando a un amigo, y le decía al jefe de estación:

"Este, digo yo una cosa,

el tren que viene del norte, ¿a qué hora entra?".

"Sí, hombre, venga para acá. Venga para acá.

"A las 8. -Gracias".

¿Y el de Andalucía a qué hora entra?

Venga, venga.

A las 9.

Este, una cosa nada más.

¿Y el de Extremadura a qué hora? -Pero bueno, pero bueno...

¿Es que se va a montar en todos? -Yo, no.

Voy a cruzar las vías y no quiero tener un disgusto.

Papá Pajares,

Papá Pajares,

Papá Pajares,

Andrés Pajares.

Venga a hablarles solamente de la educación.

Es un tema importante.

Es importante cómo no ser educado

y no pasarse como mi tío, el hombre.

Era verdugo.

Era verdugo en América con la silla eléctrica...

y le dice al reo: "Siéntese". Y le dice el reo: "Usted primero".

Qué manera más tonta de palmarla.

Señoras y señores. Andrés Pajares.

Señoras y señores, televisión española

se desplazó en directo

con sus cámaras y unidad móvil para ofrecerles el primer festival

de la moda masculina 1974.

Este traje luce muchísimo

si se lleva un caballo entre las piernas.

Pero como no todo el mundo tiene posibles

puede utilizarse una bicicleta o una escoba.

Nunca eso sí debe ponerse este traje para ir a la ópera.

Vaya hombre, ¿ya se me ha visto la pluma?

(Música animada)

Vamos a reír...

Vamos a reír...

Vamos a reír.

Esta noches es una noche para decir cualquier tontería.

Les contaré tres tonterías que he oído por ahí.

Haré una actuación corta porque muchos artistas actuarán.

Así que señores y señoras muy buenas noches y para terminar...

¿Un poco más largo?

¿Sí? Bueno.

El otro día un niño de cuatro añitos dice: "Mamá,

¿el váter da vueltas?".

Dice la mamá: "No, ¿por qué?".

Dice: "Anda, me he hecho caca en la lavadora".

Angelito qué postura.

En estas de carga frontal.

Le dice uno a otro: "¿Tienes tabaco? -¿Tabaco dices? ¿Tabaco?

Tabaco no tengo, pero me doy cuenta que estoy buenísimo".

Todo lo inventan los americanos menos América

que la inventamos nosotros.

Ahí tienen a Cristóbal Colón.

Salió y no sabía dónde iba, llegó y no sabía dónde estaba

y los otros le pagaron el billete.

Esta mañana le dice uno a otro: "Esta mañana hace un día muy fresco".

Y le dice el otro: "Toma claro, como es de hoy".

Yo tengo un amigo que es de Zaragoza...

Paturro él. Un chico grande, grueso, su faja, su cachirulo.

Se pone así, hace la rondalla...

(CANTA EN INGLÉS)

Si quieren aplaudir aplaudan, pero ridiculeces...

Porque han aplaudido tres.

De verdad... Bueno.

Muchas gracias. Muy amables. Muy espontáneos.

(Música animada)

Vamos a cantar...

Vamos a cantar...

Hermanos Calatrava.

Hoy no puedo cantar.

No puede cantar.

No puedo cantar. -No puede cantar.

Algo se puede cantar...

Que se puede cantar. Hoy es un programa especial...

María, María Lola, María Lola,

Manola.

No se puede cantar.

Que se puede, hay permiso.

No se puede cantar. ¿Pero por qué?

No se puede cantar.

Ahora yo solo, la letra es mía.

No se puede cantar cuando uno ha visto tanto.

¿Qué vas a ver con los ojos cerrados?

Que hoy no quiero cantar.

Pues nos has llenado la noche...

Otra noche te llamaremos para que cantes.

Y ahora que ya no me quieres...

yo no puedo sacar el carro.

(CANTA EN ITALIANO)

¡Con elle!

...tu amor me ha calado.

Pues cambia pronto de ropa,

llorón, o pillas un resfriado.

¡Ay, ay, ay, ay!

(Aplausos)

El público, el telespectador, requiere

que el presentador también tiene que ser un poco humorista

para poder lograr una sonrisa,

lograr un clima dentro del programa.

Entonces el presentador tiene que contar un chiste.

Todo el mundo es bueno y el que se lo crea peor para él.

Ayer me cargué al Felipe, un peatón de los buenos,

pisé el acelerador en vez de pisar el freno.

En realidad solamente hay dos clases de peatones:

los rápidos y los muertos.

Según las últimas estadísticas en Londres

es atropellado un hombre cada 20 minutos.

Pobre hombre, cómo estará...

Le dice un amigo: "Anda qué, ya vas cargao...".

Dice: "¿Qué quieres que esté haciendo viajes?".

¡Que vienen los indios! -Ahí vienen.

Y le dice un señor comandante: "¿Son amigos o enemigos?".

Y dice el soldado: "Deben ser amigos porque vienen todos juntos".

Doctor Rosado... -¿Qué pasa, Maruja?

Yo estoy muy mala.

No, no te preocupes, Maruja, estás muy buena.

Tú siempre te enfadas, siempre protestas.

Es que soy español, ¿sabes?

Vamos a la cama que hay que descansar...

Y que estoy pensando quienes fueron los primeros yeyés del mundo.

Digo: "¿Quién?". Dice: "Los yeyes Magos".

Vamos a la cama que hay que descansar.

Que dentro mil años tendré que trabajar...

Joé, que llevas la boca abierta.

Dice: "Ya lo sé, si la he abierto yo".

Se ha dado cuenta que eran muy malos.

Y quiero que cantemos.

Si me faltas tú...

yo me moriré.

Es una lata el trabajar,

todos los días te tienes que levantar...

Aparte de esto, gracias a Dios,

la vida pasa felizmente si hay amor.

¡Oye! -¡Olé, así sí!

Tengo una cara fenomenal...

como la envidia cuando llega carnaval.

Aparte de esto, gracias a Dios,

la vida pasa felizmente si hay amor.

Y me preguntan qué me ha pasao que hablo de lao y todo al revés.

Y hablo la, la, la, la, la...

(BALBUCEA)

(BALBUCEA)

Porque no puede ni dormir...

Que, que, que, que no puedo cantar.

Porque no puedo ni dormir.

Se acabó.

¡Cassen!

(Aplausos)

Les voy a contar una serie de chistes telefónicos.

Unos chistes telefónicos muy rápidos y muy tontos

que empiezan así y acaban igual.

¿Está usted de guasa?

(TARTAMUDEA) Jacinto que soy yo, hombre.

¿Qué hay en esa botella? -Agua de Lourdes, huela.

Eso es coñac. -¡Milagro! ¡Milagro!

Oiga, soy el vecino de abajo, ¿podrían prestarnos el tocadiscos?

Ah, ¿quieren bailar? -No, queremos dormir.

¿Eso qué es?

¿No lo ve? Una boquilla.

¿Y por qué tan larga?

Porque el médico me ha dicho que me retire del tabaco.

Vamos a ver, ¿por qué le llevaron a la cárcel?

Toma, porque no quería ir solo. Qué gracia.

¿Dónde va? -A poner este telegrama a mi novia.

¿Y qué le dice? -Atienda.

Puede poner una palabra más,

pagará lo mismo.

Sí, pero no sé qué palabra poner.

Ponga otro "plif".

No, quedaría muy ridículo.

¿Cuántas veces se ha escapado de la cárcel?

Con la próxima, 12.

¿Qué hace? -Nada.

Que mi madre me ha dicho que siente la cabeza.

Se ha evadido de la cárcel

a pesar de que estaban vigiladas todas las puertas de salida.

Me escapé por una puerta de entrada.

Se ha acabado.

(Aplausos)

Ahora les voy a...

Quien bien te quiere, te hará reír.

Señoras, señores, buenas noches. -Buenas noches.

Buenas noches, señorita Onofra.

Cuántas noches sin verla por esta su casa.

Toma, con que es la primera vez que vengo.

Será por eso.

Bueno, usted dirá qué es lo que va a tomar.

¿Pipas, caramelos, chicles?

¿O unos calamares en su estilográfica?

¿Unos chanquetes de Toledo?

¿Una combinación, una blusa, falda?

¿Unas enaguas minerales?

¿No? ¿Un cóctel quizás?

Sí, es la especialidad, el cóctel quizás.

Oiga, ¿y no será muy fuerte?

No, es muy suave... que me está matando...

Concluyes con mi juventud, hombre.

Ya verá como le va a gustar, ya verá.

Cemento de Zaragoza...

Esto va muy bien.

Un poquito de verduras. -Acelgas.

Se desmenuza...

Vamos a probarlo...

(Explosión)

Oiga, ¿qué es esto?

Creo que nos ha salido un poco fuerte.

Barman, por favor.

Ponga un cóctel en copa de cóctel.

Ponga unos trocitos de hielo,

unas gotitas de benjui,

todo ese me...

Unas gotitas de boldo, otra de zaragatona.

Tres alcaparras.

Y ahora ponga usted un par de sábanas,

un cepillito de dientes...

Pruebe, pruebe.

A ver... -Pruebe.

¿Qué tal?

Francamente repugnante.

Ahora se hacen locuras.

Es un as de la coctelería.

Yo de niño es lo que tomaba siempre, leche. No, cóctel como este.

¿Pero cómo le dejaban beber cóctel?

No era tan niño, había cumplido tres añitos.

Ah, bueno, eso varía. Pues yo recuerdo

que de pequeño una vez a la hora de cenar

mis padres me dieron una bofetada.

¿No quería comer?

No, eran pobres y no tenían otra cosa que darme

y me dieron un bofetada y me puse así...

Hinchado. -No, para que no me pegaranmás bofetadas.

En este restaurante se come muy bien.

Y no le han engañado a usted.

Yo llevo viniendo 74 años, no le digo más.

¿Usted ha probado el cordero asados

con salsa de ajo, perejil,

amianto, un poco de harina de linaza,

harina de almortas, sacarina y leche condensada?

Pues no.

Ni se le ocurra, debe estar asqueroso.

Me ha hecho polvo, era lo que tenía para cenar.

Aquí se comió unas judías con rabo de toro

que era más grande el rabo que el toro.

Aquí, aquí se tiene que comer muy bien.

Y en este lado también.

Yo llevo aquí viniendo 96 años.

Mire usted, yo todos los días...

25 corderos por la mañana y 25 corderos por la noche.

¿Que se come usted? -No, que pasan enfrente mi casa.

¿Y cuánto tiempo dice

que lleva viniendo a este restaurante?

120 años.

¿Y con tantos años y tiene apetito?

Yo llevo viniendo 120, el que no viene es el camarero.

Yo no sé qué tomar.

Tomaré si acaso, voy a tomar...

Algo de marisco, una sopita, algo de pescado.

Una carne, fruta, un helado...

Un flan y tal vez algo de postre.

Si me quedo con apetito me tomaría una ensalada,

unos huevos pasados por agua, una perdicita,

pimientos rellenos, unas chuletitas de cerdo,

algo de corderito...

una sandía que no sea muy grande,

y después media tarta. Es que hoy no me encuentro muy catón.

¿Y para beber?

A mí el vino no crea que es una cosa que...

No es que sea una cosa que me llame la atención.

A mí el vino no me llama mucho la atención.

A mí la que más me llama la atención es mi mujer.

Tómese otro vinito. -Es que a mí el vino...

no es de las cosas que más gracia me hace.

¿No le hace gracia?

Pues a mí el vino me hace gracia

en cuanto bebo un vaso...

Tápelo, tápelo, por favor.

¿Quiere usted otro vasito? -Vamos a tomar otro vasito.

¿Quiere usted un vasito?

Este vino no es como el vino de antes.

No, qué va. -Los vinos de antes...

Antes había vinos que tenían 3000 grados a la sombra.

A la sombra.

Esos eran vinos generosos.

Generosos, amables, cariñosos...

Se te subían a las piernas...

Se te subían a la cabeza...

Tómese otro vinito. Este vinito sí que sí.

Este le va a gustar, mire.

Ese parece más fuerte. Parece un poco más fuerte.

Tómese otro vinito. -Ese sí que debe pegar.

Este vino es de los mejores que yo he tomado en mi vida.

Este vino...

Este vino es una cosa maravillosa.

¿Pero qué le pasa a usted?

Tome usted otro vinito, hombre.

Tómese otro vinito, hombre.

¿Qué le pasa? -Usted para mí es como un hermano.

Claro. Tome otro vinito, hombre.

Le aprecio... Daría la vida por usted.

Sí, hombre. Pero cálmese. Tómese otro vinito.

Tengo que volver.

¿Se encuentra usted malo?

Tengo que volver aquí un día para ver si pruebo un vaso.

Sí ya le he dicho que no beba. Si es que el vino le sienta...

Vamos a casa que le acompaño.

Vamos a reír, ja, ja, ja.

Vamos a reír, ja, ja, ja.

Vamos a reír, ja, ja, ja.

Vamos a reír.

Vamos a reír.

Una, dos y...

¡Ah!

(GRITA)

Un momento, perdón. Es que nos han dicho...

que podemos hacerlo...

No queremos molestar... -Molestan. Váyanse.

No molestan...

Intermedio.

Como una madre. El humor es una madre para la humanidad.

Más una cuñada.

...reír que llorar...

Se están riendo de nosotros.

Qué bien has estado ahí...

El humor es una cosa que hay que llevar dentro de uno.

El humor... El bueno humor.

El humor, a mí me gusta.

Ay, qué tontería más buena ha dicho usted ahora.

Estamos dispuestos a pasar una noche divertida con...

Pajares y su humor. -Manolito Rollo.

Zorí y Santos.

Lucho Navarro.

Manolo Codeso.

Todo el mundo conoce a Mari Carmen y sus muñecos.

Tip y Coll.

¡Porque si algo hay en España!

-Es de lo más español

¡Aparte de las naranjas!

Sus amigos, Tip y Coll.

El invento de la manga según los franceses

se atribuye a monsieur Manguá.

Según los franceses el invento de la lechuga

se atribuye a monsieur Lechuá.

Los franceses atribuyen el invento de la cigüeña

a madame Cigüeñé.

Ya estamos con los franceses, siempre con los franceses.

Ni que fuéramos Agustina de Aragón.

El invento del plumero según los franceses

se debe a monsieur Plumuá.

¿Pero qué es el plumero? ¿Cómo se llama el plumero?

El plumero es lo que va delante del segundo.

Plumero. -Segundo.

Y tercero.

El invento del botijo

se atribuye al francés monsieur Piturruá.

Hemos recibido varias cartas. -Unas 200.

Pon que fueran 1800.

Quizá 2,5 millones.

Ni para ti ni para mí, digamos el número exacto de cartas:

50 000 millones de cartas.

En ellas se nos dice,

digo en ella porque hemos recibido solo una.

Se nos pregunta qué diferencia hay entre un piano y un botijo.

Vean qué frágil es.

Claro, ¿qué diferencia hay entre un hombre y un botijo?

Ya la mujer es distinta.

En eso no estoy da acuerdo.

Porque la mujer también tiene los derechos del hombre.

¿Qué derechos?

El pie derecho, la pierna derecha, el brazo derecho.

El cuello derecho, el ojo derecho, la nariz derecha.

Con una boina es prácticamente imposible romper un botijo.

Por mucho que insistamos. -El polvo sí se le quita.

Eso no es verdad, porque yo con una boina...

Con una boina se puede hacer.

Claro, con una piedra dentro se sobreentiende.

Muy bien dicho.

Dame la manita, Pepe Luis.

Dame la manita, Pepe Luis.

Dame la manita, Pepe Luis.

¿Vive una rosa fermosa

en el jardín del amor?

Y como era tan fermosa, fragantosa y olorosa

me enamoré de su hedor.

Dame la manita, Pepe Luis.

Dame la manita, Pepe Luis.

Dame la manita, Pepe Luis.

Dame la manita, Pepe Luis.

Quise vedla más de cerca, y sentirla junto a mí.

Y al agacharme sin duda,

el pantalón me rompí.

Dame la manita, Pepe Luis.

Dame la manita, Pepe Luis.

¿Qué pasa?

Ahora mismo estaban listos para iniciar otra actuación.

Sí, jefe. -Yo sigo de presentador.

Y tengo que presentar a otra figura importante.

De acuerdo, jefe. Hasta luego.

Ajá.

¿O es que tenemos que repetirlo?

Bueno, pues se repite.

El invento de los niños se atribuye a los franceses.

Concretamente a monsieur Bebé.

Que por lo visto bebía mucho.

El invento del paraguas según los franceses

se debe... -Se debe pagar, lo primero.

Una vez pagado, según los franceses,

el invento del paraguas se atribuye a monsieur Paraplí.

¿Para qué? -Paraplí.

Ah, Paraplí.

¿Quién fue el inventor de la goma?

Según los franceses fue monsieur Gomá.

Pero luego años más tarde se supo precisamente

que el inventor de la goma fue un español,

llamado Gómez.

Que se instaló en la capital de Italia, en Goma.

Que fue fundada por Gómulo y Guemo.

Oh, el invento de la goma,

uno de los mejores inventos del mundo.

Tienes la goma de mascar...

Claro, punto y goma.

Goma lo que quieras. -Goma ta le vu.

No le entendí ni una palabr...

(HABLA FRANCÉS)

Lo difícil que debe ser hablar francés.

(HABLA FRANCÉS)

Ya te digo. -Goma el Bueno.

¿Qué número? -El siete.

El invento de la silla según los franceses

se atribuye a monsieur Silluá.

(HABLA FRANCÉS)

(HABLA FRANCÉS)

(HABLA FRANCÉS)

No le entendí ni una palabr...

(Música animada)

¿Por qué no escuchamos unos consejos

de don Rockefeller y José Luis Moreno?

(BALBUCEA) -¿Qué dice? No entiendo nada.

¿No entiendes nada? Llegarás lejos, hermano.

Lo primero que una niña educada debe hacer...

Es ligar.

Si ve más televisión que ha visto en un año entero

no es que la tele es mejor,

ni se ha vuelto casero, es que a ver qué va a hacer,

si está en la cuesta de enero.

Las niñas cuentan cuentos. -Cuando llegan a casa tarde.

Si va a un supermercado y encuentra merluza y mero

y cien clases de pescado

y ve jamones enteros, y no ve un jamón empezado,

y lo atiende con esmero, con atención y cuidado

no es que haya más empleados,

es que es la cuesta de enero.

¿Cuántos años tienes, Mari Carmen querida? Dime, mona

Pues tengo 18.

Qué cuento más fascinante.

Tengo 18 y meses. -¿Cuántos meses? ¿527?

Que se mete usted en un cine y no está ni el taquillero.

No es que el programa sea malo, es que es la cuesta de enero.

Estuve en el cine he visto don Quijote.

¿Y qué le ha dicho? -¿Qué quiere que me diga?

No sé, ¿no te ha dicho nada?

No, no me ha dicho nada. Él habla solo con Sancho Panza.

Ah, con Sancho Panza.

¿Lo conoce? -Tampoco.

Todo es imprevisible.

La vida, este programa.

Oiga, señora. Mire, caballeros.

Traigo el chiste de la vaca que hace de reír sin ganas.

Yo no he venido aquí a contarles un chiste, ni dos, ni tres, ni cuatro

como si fuese un vulgar caricato.

Por eso, y porque hoy vengo dispuesto a tirar la casa por la ventana,

mi primera actuación no se la cobro, se la regalo.

Bueno, ¿y qué más sabe usted hacer?

Gratis, completamente gratis, ¿hay quién dé más?

Y ya de entrada va mi primera actuación

sin compromiso ninguno.

Yo me levanto todos los días,

miro el reloj, veo que son las 12 y a la cama.

Qué bonito es madrugar y decir por las mañanas:

"¡Ay, qué sol más bueno hace para quedarse en la cama!".

Sin coloración nada es posible en el mundo.

Pero no divaguemos.

No se puede ser un buen colaborador

si no se tiene un amplio sentido de la solidaridad.

No. No, no, no, no.

Hoy he venido aquí, queridos amigos,

porque quiero hablaros del tema

de la cola...

Amigos, quería hablaros hoy...

No. No, no, no, no.

Qué bonito es el colorar, amigos míos.

No. No, no, no, no.

No sé si me estarán entendiendo pero es lo de menos.

Yo me entiendo solo.

No por mucho madrugar,

más vale pájaro en mano, me parece.

No. No, no, no, no, no.

Aunque tú madrugues mucho con un pájaro en la mano,

Señores, el que tiene boca se equivoca.

No. No, no, no, no, no.

Vamos a dejarlo porque yo me conozco...

¡Arriba la colaboración!

¡Y viva el pájaro en la mano! Y hemos terminado.

La sonrisa es la cosa más hermosa del mundo.

(Música animada)

Fígaro, Fígaro, Fígaro, Fígaro.

Fígaro...

Me han dejado, tan delgado,

que de macarra me he quedado en macarrón.

Fígaro, Fígaro, Fígaro, Fígaro...

Me han dejado tan delgado,

que de macarra, me he quedado en macarrón.

(Música animada)

(Música animada)

(Ladridos)

Como todo el mundo sabe hay un proverbio chino

que asegura que la mejor manera

de conocer el carácter de las personas

es observando cómo espantan las moscas.

(Zumbido)

(Zumbido)

(Zumbido)

¡Puta mosca!

(Zumbido)

(Zumbido)

(Zumbido)

(Zumbido)

Bye, bye.

(Música animada)

(GRITA)

¿Qué desea? -¿Tiene gafas para sardinas?

Uy, qué disgusto.

Qué disgusto.

Se nos han acabado. -Cómo lo siento.

Es que tengo una sardina que no ve ni torta.

No crea que le miento.

Verá, mire.

Mira esta torta.

¿Dónde tiene los ojos? -¿Que dónde tengo los ojos?

¿Los ojos? Ah... Aquí. Aquí.

Perdone, llevo poco de oculista y no...

¿Y qué era usted antes? -Yo antes era negro.

Me hacían la vida imposible y me hice blanco.

Vamos a ver...

Vamos a ver.

Es lo que quiero, ver.

Como no veo bien... -Pruébese esto.

Póngase usted esto.

A ver, ¿ahora qué tal?

Muy bien. ¿Y usted? -¿Que qué tal ve?

Ahora nada.

Ahora no le veo nada. -Hola, ¿qué tal?

Ahora le veo mejor. Le veo como más de frente.

¿Mejor ahora? ¿Ahora mejor?

Nada, doctor. No veo nada.

Uy, uy, uy...

Vamos a hacer otra prueba.

Póngase esto.

¿Qué tal? ¿Ahora qué tal?

Ahora lo que veo es el forro de una boina.

¿Qué ve usted ahora?

Nada. No veo nada.

Uy, uy, uy.

¿Qué tal ahora?

Nada. Ahora no veo nada.

Abriendo los dedos, ¿qué tal?

Sí, ahora mejor. Sí.

Claro, pero no voy a estar todo el día poniéndole la mano aquí.

Por lo que dirá la gente, ya sabe...

Oiga, ¿y probando yo con mis propias manos?

Se puede hacer una prueba.

Ah, pues sí.

¿Mejor ahora?

¿Mejor ahora? -Nada.

Nada, doctor. Sigo sin ver nada.

No sabe qué peso me he quitado de encima.

Por las noches cuando apago la luz no veo nada en absoluto.

Paso las noches en blanco.

Y volviendo al problema óptico,

hay cosas que no veo bien, por ejemplo la minifalda.

¿No le gusta? -No, que como es pequeña no la veo.

Continuamos con una actuación especial,

muy especial.

Con algo que a todos nos gusta, nuestro flamenco.

Fandangos de cantimpalo.

Ya son muchos loros...

Veo menos que un galápago en lejía.

Sí, sí, sí, no te rías.

Le dijo a la olla exprés

una sartén muy tizná...

Le dijo a la olla exprés...

no presumas con tu pito

que yo también me sé hacer

mis papas con huevos fritos.

Curro Cuchara.

One, two, three...

Ay...

Olé...

(Aplausos)

Tipical spanish, castañeta show.

One, two, three.

Será verdad, será mentira,

todo según el color del cristal con que se mira.

Será verdad, será mentira...

Todo según el color del cristal con que se mira.

No responde...

Ni mi corazón tampoco.

...clemencia

¡Olé!

Será verdad, será mentira,

todo según el color del cristal con que se mira.

Mentira, mentira, mentira...

Vamos a reír...

Vamos a reír.

Señores miradores,

ustedes se preguntarán qué hacemos aquí metidos

dentro de este ascensor.

En ascensores tengo maravillas.

¿Lo quieres sube y baja o solo de sube?

¿Usted qué me aconseja?

Que se quite de ahí que le dará

una coz el burro y le dará una pulmonía.

Esto no es un ascensor.

No, no, no. Esto no es un ascensor.

¿Y este subirá bien? -Uy, este... Verá.

Aprieta el botón.

No, hombre, ese no.

¿Este vale? -Ese, ese.

Apriete fuerte.

¿Y ahora qué hago? -Haga gimnasia.

Eso es.

Esto es.

Muy bien. Francamente bien.

No parece español.

Es que no soy español.

No parece extranjero.

¿Qué parezco? -Parece tonto.

Sin ánimo de ofenderle y con perdón.

Bueno, ¿qué? ¿Se queda con el ascensorcito?

Es que... ¿y si el burro se muere o se va de vacaciones?

No, también funciona con gas butano.

¿Y si se inflama? -Qué va.

Este burro no se inflama jamás.

80 años lleva en la casa y no se ha inflamado nunca.

Las casa le regala este cartelito de uso imprescindible.

¿Comprende? Repita conmigo.

El hombre que tiene ascensor

ni es bajo ni es gordo, ni tiene calor.

Ascensor, ascensor...

sube y baja con este señor.

(Música animada)

(GRITA)

Quiero pedir un aplauso muy fuerte para el mejor cómico de España.

Tony Leblanc.

Me gustaría mucho en el descanso

invitarla a un café con leche.

Perdone pero me gusta usted muchísimo

y le ruego que acepte la invitación.

No insista, por favor.

Me molestan los chinos.

Tiene gracia, ¿no? Tiene gracia, ¿no? Tiene gracia, ¿no?

No tiene gracia.

Señora, mi tarjeta de identidad. ¿Ve usted?

El nombre de mis padres, español.

Explicado todo, no soy chino.

Falso, falso.

Falso ¿qué?

El carné.

Tiene gracia, ¿no? Tiene gracia, ¿no?

¿Qué es esto?

Eso es una lata. ¿Lo ve? Ha dicho lata con L.

Y los chinos lo dicen todo con la L.

No tiene gracia.

Perdone, señor, me...

¿Me podría decir qué es esto?

Cómo que no, señorita. Es una rata.

¿Lo ve, lo ve?

Ha dicho rata con R.

Y usted ha reconocido que no es chino.

Usted lata con L, está clarísimo que es chino.

¡Trampa, trampa!

Yo no soy chino, se lo julo por mi male.

Si esto continúa así un día me tiro por el balcón.

Se lo julo por mi male, no soy chino soy de Malid.

De Chambeli y aquí hay tlampa.

Me malcho, hay tlampa, se ha telminao.

Vamos a cantar.

Una canción.

Octuvia.

Nuestro objetivo es una canción.

Capullito de alelí.

Capullito de otra cosa...

Capullito, capullí.

Amelia, Amelia, Amelia...

¡No, hombre, no!

¡No, no, no!

¡No, hombre, no!

¡No, hombre, no!

Toda la tarde ensayando para esto.

¡Amelia, no! ¡Toda la tarde ensayando!

¡No es Amelia!

-¡Perdón!

Octulia, Octulia, Octulia...

Capullito de alelí...

Capullito de otra cosa...

Capullito, capullí.

Capullito, capullete...

Capullo, capullí.

Capullito de otra cosa,

capullito, capullí.

Octulia, Octulia...

Octulia.

¡Octulia, no me abandones!

¡No me dejes solo! -¡Devuélveme mis gafas!

¡No me dejes sin dioptrías!

¡Octulia!

¡No puedo vivir sin ti!

¡No puedo vivir sin ti!

¡Octulia! -¡Octulia!

¡Octulia! -¡Octulia!

No.

No, no, no, no.

Conque no, ¿eh? -¡Que sí!

Pues ahora verán.

(Disparo)

(Disparo)

(Disparo)

(Música rítmica)

Que ustedes se diviertan, muy buenas noches.

Adiós, mozuelos.

Adiós, chiquillos.

Adiós, chiquitos.

Les agradecemos su atención.

Hasta siempre, amigos.

¡Muchas gracias!

Y nada más.

No tenemos más remedio que anunciarles...

que a partir de este momento

quedan ustedes despedidos.

A todos, señoras y señores, gracias por su atención...

Hasta siempre, queridas.

¡Au revoir! ¡Au revoir! ¡Au revoir! ¡Au revoir!

Pa, pa, pa, pa, dapa, ¡chimpún!

Este es un programita que suena la musiquita

pues yo de momento me tengo que ir a mi casita.

Así que os quiero mucho a todos.

Adiós. Hasta luego.

¡Amén!

(Música jazz)

Finaliza este rollo por hoy.

Muchas gracias por haberme "oío".

Ya me voy, ya me voy, ya me voy...

Ya me voy, ya me voy, ya me voy...

Ya me voy, ya me voy, ya me he ido.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Humor en blanco y negro

Cómo nos reímos - Humor en blanco y negro

25 mar 2018

Un recorrido por los inicios de la televisión en el que se podrá ver a cómicos como Gila, Cassen, Tip y Coll, Kiko, Los Hermanos Calatrava o Lina Morgan, entre otros.

ver más sobre "Cómo nos reímos - Humor en blanco y negro" ver menos sobre "Cómo nos reímos - Humor en blanco y negro"
Programas completos (42)
Clips

Los últimos 95 programas de Cómo nos reímos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios