www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
3427887
No recomendado para menores de 7 años ¡Cómo nos reímos! - Chistes - Ver ahora
Transcripción completa

Se encuentran dos amigas, y una le dice a la otra:

"A mí, lo que me molesta, es que me cuenten un chiste,

y me dejen a medias".

Dice la otra: "A mí, lo que me molesta, es que me dejen a medias,

y encima, me quieran contar un chiste".

-Una, dos, y tres.

(Música cabecera)

Se te acusa de contar solo chistes.

-Yo cuento chistes.

-Os voy a contar unos fistros de chistes.

-Algo hace, además de contar chistes.

-No se cuentan los chistes que se contaban.

-Cuento unos chistes.

-Cuenta chistes. -Vamos a contaros un chiste.

(Música)

¡Paco!

-¿Qué?

(RÍE)

-Yo, yo, yo, yo...

(Música)

(RÍE)

-¡Aaahh!

(Música)

Era una mujer tan fea, tan fea,

que cuando estaba en la playa, venían las olas y le decían adiós.

-"Vengo a pedir trabajo". "Tengo un trabajo de jardinero".

"Sí, para eso estoy yo, para dejar dinero"

-"¿A ti te gusta la pintura?". "Sí pero más de un bote me empalaga".

Anuncio: "Erizo, harto de la vida conyugal,

compartiría fin de semana con masoquista".

-"Padre, me confieso de ir con mujeres malas".

"Caray, hijo, eres tonto, porque las hay bien buenas".

-"¿Qué tal está tu mujer?". "¿Comparándola con quién?".

-"Doctor, me ha pegado un camello una patada".

"¿Dónde?" "Donde va a ser, en el desierto".

-"Juan, pon una cervecita y una tapa de ensaladilla, y apúntamela".

"Aquí no se apunta nada". "Olé la buena memoria".

-¿De dónde dice que es usted?

-Yo soy de Río. -¿De Río?

-Sí. -Coño, como los cangrejos.

-Si se muestran serios, nunca tendrán amigos.

(RÍE) Les abandonarán.

Es importante la risa.

(RÍE)

(Música)

Un tío va al barbero y le dice: "¿Qué será el señor?".

"Cortar el pelo". "¿Cómo lo quiere?".

"Mire, de este lado, al cero.

Aquí, trasquilado.

Aquí, me hace mechas.

De aquí, como usted quiera".

"Oiga, esto es muy difícil".

"¿Difícil? ¿Y cómo me lo cortaste el mes pasado, bandarra?".

(Risas)

Se encuentran dos amigos, y uno le dice al otro:

"El otro día, por una palabra, no me hice millonario".

"¿Fuiste a un concurso?".

"No, fui al banco.

Y le dije al cajero: 'dame 5 millones de pesetas'.

Y me dijo que no. Si me llega a decir que sí, me hago millonario".

(RÍEN)

-Se encuentran dos amigos, y uno le dice al otro:

"¿Qué pasa?". "Estoy destrozado".

"¿Qué te pasa?".

"Soy aficionado a las carreras de caballos.

El otro día, voy a Madrid,

fui al hipódromo de La Zarzuela,

me agacho para abrocharme los zapatos,

se me monta un jockey en la espalda, y empieza a picarme".

"¿Qué hiciste tú?". "Lo que pude, llegué tercero".

(Risas)

Un borracho que iba con el coche...

-Se pasó un semáforo en rojo,

estaba el guardia de la circulación, y le pita.

-"Alto ahí".

-Pegó un frenazo. El guardia: "Manuel, la que trae".

-"¿No ve que va en contra dirección?".

-"¿Es que no ha visto la fecha?".

-¿No ve allí al fondo la fecha?

-¿Usted no ha visto la flecha?

-"Es que usted no ha visto la fecha?".

-"No veo los indios, voy a ver la flecha...".

(Música)

Comenzamos por Marianico el Corto.

-Una chavala tenía los mismos pelos que Pedro Reyes, tres.

La madre la va a peinar: "Hija mía, te voy a hacer una trenza".

Le va a hacer la trenza, y se cae un pelo.

"Te voy a hacer dos coletas".

Le va a hacer coletas, y se le cae uno.

"Te haré una cola de caballo". Y se le cae.

Dice la chica: "Mamá, déjalo, lo llevaré suelto".

-El señor Barragán.

-¿Cómo estamos? Y tú, ¿cómo estamos?

El jefe de una fábrica estaba contando chistes a los empleados,

y todos se escojonaban de risa.

Había uno que no se reía.

El jefe le dice: "Gutiérrez, ¿por qué no se ríe?".

"Yo, ¿para qué? Si yo soy fijo". ¿Comprendes?

-Operan al gitano, le cierran. Dice el médico:

"Me cago en la mar, las tijeras dentro".

Le abren, le cierra otra vez. "Me he dejado el bisturí,

vaya tarde que llevo".

Le abre, le cierra. "Me he dejado el algodón, ¿será posible?".

Dice el gitano: "Jefe, ¿por qué no me hace mejor una cremallera?".

-Un tío en un bar está jugando al dominó.

"Blanca, pito. Pito, doble".

Entra uno corriendo: "¡Paco, a tu mujer se la está cepillando otro".

Sale el tío corriendo, pilla una bicicleta, se pega contra un árbol.

Dice: "¿Seré gilipollas?

Ni me llamo Paco, ni estoy casado, ni sé montar en bicicleta".

(Risas)

(Música)

(CHISTA)

-¡No me chiste!

-¿Chiste?

Qué chiste tengo... Lo dejaremos para otra ocasión.

-Cuéntelo ahora.

-No, no lo cuento.

-He dicho que lo cuente.

-Un amigo mío albañil,

estaba 14 o 16 pisos arriba, de repente se cayó.

Se le cayó el andamio, una torre de ladrillos, cinco columnas...

Le sacaron al pobre, no había donde le cogieran.

Hace así... "¡Ay!,

mi oreja. Me falta una oreja".

Y todos los compañeros: "La buscaremos":

"Yo quiero mi oreja".

"Ahora la buscamos".

"Mi oreja". "Espérate, ahora la buscamos".

Revuelven los ladrillos, las columnas, todo lo que había...

Entre un saco, sale la oreja. "Toma, tu oreja".

"No, esa no es la mía, la mía tenía un lapicero".

(RÍEN)

-Muy bueno, muy bueno.

(Música)

(TODAS) ¡El chiste!

-Hace cuestión de tres años,

crucé la frontera de México a EE. UU.,

me meto en un autocar, y veo,

que los negros iban todos atrás, de pie, hacía un calor...

Y delante, todos los blancos, sentados, con refrigeración.

Y le digo al chófer: "Parece mentira que esto exista todavía,

en la época que estamos viviendo, los negros, los blancos...

Vamos a terminar con esto de una vez, ¿eh?

Desde ahora, se acabaron los negros y los blancos,

vamos a ser todos verdes".

Y dijo el chófer: "De acuerdo, todos verdes.

Los verdes claritos que se sienten delante,

y los verdes oscuros, atrás, de pie".

Vamos a reír, vamos a reír.

Me encontré un pobre en la calle, a las 3 de la mañana,

con una temperatura de 5° bajo cero, pidiendo limosna en camiseta.

Y le digo: "¿Usted no tiene frío?".

Me dice: "Para que lo quiero, no tengo abrigo".

(RÍE)

-"¿Qué van a comer?".

"Yo quiero melón con jamón".

"¿Y usted?". "Sandía con mortadela".

(RÍE)

-"Esto de la democracia, ¿qué es?".

"La democracia es que cada uno puede hacer lo que quiera".

"¿Y si no te apetece?". "Pues te obligarán".

(RÍE)

-Dice el adivino: "¿Quién es?". "¡Pues vaya una leche de adivino!".

(RÍE)

-Aquel que entró en el hotel, a pedir una habitación,

y el recepcionista le dice: "Anda, si es Frank Sinatra".

"Eso es lo que yo quisiera. Yo soy Pepe García, de Alcira,

representante, pero me parezco mucho. ¿Tiene una habitación?".

"Sí, señor". Viene el chico y sube las maletas.

Se equivocan de habitación, entran en una que había una chica en bikini.

La chica lo ve y dice: "¡Ahí va, Frank Sinatra!".

Y el tío canta: "Strangers in the night...".

Vamos a reír.

Chiquito de la Calzada.

-Chiquito de la Calzada.

-Cobarde.

Pecador.

Le dice al niño al padre: "Papar, papar, papar.

Papar, papar, papar.

Papar.

Papar.

Anoche vi una pareja en el campo,

haciendo una guarrerida española con el cuerpo humano, papar".

Y dice el padre: "Cobarde.

cobarde, con que tú eras el de la linterna, ¿no?".

(Risas)

(Aplausos)

¡Bravo!

-Le dice una amiga a otra: "Sabes quién está embarazada? La Paulina".

Y dice la otra: "Yo sé de quién es".

Dice: "Díselo, le harás un gran favor".

Muchas gracias.

Hasta luego, Lucas.

Gracias, gracias.

Le dice un amigo a otro: "¿Cuándo me vas a llevar a tu casa

y me vas a invitar a comer?".

Dice el otro: "No puedo, no puedo, no puedo, no puedo,

mi mujer está muy mala".

Y dice el otro: "No importa, comemos otra cosa".

(Risas)

(APLAUDEN)

Vamos a jugar al escondite. Dice el tonto: "no juego contigo".

Dice la tonta: "Vamos a jugar al escondite.

Si me encuentras, hacemos unas guarreridas sexuales,

y si no me encuentras, estoy detrás de la cortina".

¡Al ataque!

¡No puedo, no puedo!

"Pepe, ayúdame, estoy aquí, en el salón, agarrada en la lámpara".

Entró en el salón,

y ve a la mujer colgada en la lámpara,

de Aladino.

Y dice el marido: "¿Qué haces agarrada en esa lámpara?

Eres la peor cocinera del mundo, he perdido la visión sexual".

Y dice la mujer: "No chilles mucho, que no se enteren los vecinos,

es que me he puesto una compresa con alas,

y no puedo controlarla". ¡Al ataque!

Cuidadín.

(Aplausos)

Era un hombre verde, con los ojos verdes, el pelo verde,

todo verde, vestido de verde. Lo atropelló un coche,

salió un chorro de sangre verde, la Cruz Roja y jodió el chiste.

(RÍEN)

-"Paco, llama a Pedro pa' dentro". "Pedroooo".

(RÍEN)

-A Beethoven, cuando le preguntaban de música, decía: "¿Qué?".

-Un cuarto de baño tan estrecho,

que en vez de papel higiénico, usaban serpentinas.

(RÍEN)

-Ay, me parto el pecho.

-¿Cómo se llama el coche del papa? La licuadora,

por aquí entra papa, por aquí sale sumo pontífice.

(RÍEN)

-"Mamá, mamá, el abuelo se tambalea". "Pues pégale otro tiro".

(RÍEN)

-¿Quieres un chiste al revés?

¿Sí, sí? Pues empieza a reír. (RÍEN)

-Va un señor al médico y dice: "¿De qué grupo sanguíneo soy?".

"Usted, del AB". "Qué bien, puedo volar".

(RÍEN)

-¿Sabes cómo duerme una mujer virgen?

Picarona... (RÍEN)

-El otro día estaba el cura del pueblo, con la sotana,

con una Guzzi pequeñita.

Dice una beata: "Padre, vaya Bultaco".

"Hija mía, es una Guzzi". "No, el bultaco que se le ve".

-Dice un señor a otro: "Tengo un loro en casa que dice

'Hola, ¿cómo estamos?'".

Dice el otro: "Yo tengo un bote que dice: 'Melocotón en almíbar'.

-Ahora, humor del bueno.

Eugenio, el gran Eugenio.

-Su nombre, Eugenio. "Aquel que diu".

(Aplausos)

Una señora va al médico con la cara llena de ampollas,

con quemaduras de primer grado,

le dice el médico: "¿Qué le ha pasado, señora?".

"Mi suegra me dijo que friera las pescadillas con la cola en la boca".

(Risas, aplausos)

Estaba el Señor con los apóstoles,

y un día les dijo:

"Hoy me veis,

mañana no me veréis,

pero me volveréis a ver".

Sale Pedro y dice: "Maestro, cada día te quiero más,

por lo bien que te explicas, coño".

-Me estoy riendo todavía de Eugenio.

Eugenio, con esa seriedad, cuando cuenta esos chistes,

que a mí me hacen tanta gracia, lo veo tan serio,

que no me lo puedo creer, y me hace muchísima gracia.

(Ruido blanco)

Marchando un chiste.

-"¿Dónde está el alcalde de este pueblo? ¡El alcalde!".

"¿Qué formas son esas de entrar en un Ayuntamiento?".

"¡El alcalde!".

Se asoma el alcalde: "¿Preguntaban por mí?".

"Ah, es usted el alcalde. Yo soy el de las ratas".

-"¿Qué pasa?". "No se puede vivir peor que yo vivo.

¡Vivo rodeado de ratas!

Ratas para alicatar dos cuartos de baño.

-¿Usted cree que un piso nuevo, acabado de comprar,

y hay ratas por todos los sitios?".

"Hombre, no me diga eso". "¿Que no? Pase adentro.

-Haga el favor, 'si us plau'".

Se sientan en el comedor, y a los cinco minutos, una rata que pasa.

-Coge una pieza de pan, saca las migajas,

y la tira en el pasillo. 20 ratas en lo alto.

-600 000 ratas: '¡Ahora!'.

-Empiezan a salir ratas...

532. "Sí, señor, esto cada día va a más".

-"Suba conmigo arriba". "¿Qué pasa?".

"Suba usted". -Sube a la habitación.

-Y el hombre se quedó: "Si no lo veo, no lo creo.

-¿Y aquel lenguado que tiene en el rincón?

-¡Aaahh!".

-"Bueno, de la humedad ya hablaremos otro día,

hablemos de las ratas. De eso, hablaremos otro día".

(Aplausos)

Al chiste, que se nos va el santo al cielo, verás.

-El de los chistes.

-Yo no les voy a contar chistes.

-Tiempo atrás había un motivo para contar chistes.

-Divertidísimos chistes.

-Chiste número 7.

(CHISTA)

-¡No me chiste! -¿Chiste?

-No lo habéis entendido, ¿no? -¿No lo habéis cogido?

(Música)

Un tío va a confesarse, y le dice al cura:

"¿Usted es el que aparta a las mujeres del mal?".

"Sí, hijo, sí". "Apárteme dos para el sábado".

-Dice que era un ladrón tan gordo,

que la Policía nunca pudo rodearlo.

-Una señora dice: "El pino no me crece, el pino no me crece".

Una señora de Almería: "El pino no me crece".

¡Jodida tonta, cómo te va a crecer el pino, si es de plástico!

-Saqué a bailar a una señorita y le digo: "Señorita, ¿baila?",

y me dice: "No". "Entonces, de acostarnos, ni hablamos, ¿verdad?".

(RÍEN)

-El otro día iba un borracho, qué gracia.

Cogido a una farola, con una borrachera...

Estaba que se caía, el tío. Llega un compadre de frente y le dice:

"Vaya una tajada más buena que lleva usted".

"Es buena, ¿verdad? Verá cómo mi mujer le saca algún defecto".

-"Doctor, ¿qué puedo hacer para vivir más tiempo?".

"¿Usted fuma?". "Sí".

"Deje de fumar. ¿Usted bebe?

Deje de beber.

¿Usted anda con mujeres?

Deje usted de andar con mujeres".

"Doctor, ¿cree usted así que voy a vivir más tiempo?".

"Eso no lo sé, pero se te van a hacer los días de largos...".

-"Camarero, me pone un gin?".

Y dice el camarero: "Un gin-tonic?". "¡Un botellín!".

-Está bien, está bien.

-¡Tiempo!

¡Tiempo!

-Le dice un balleno a una ballena:

"La cantidad de gente que lucha para evitar nuestra extinción,

y me vienes con que te duele la cabeza, que no tienes ganas".

-El médico dice al paciente: "Fumar, como máximo, 10 cigarrillos diarios".

"Lo que usted diga, doctor, pero yo no fumaba antes".

-Era un enfermo con... ¡Cuidado, cuidado!

Un enfermo con tanta suerte, le salió una piedra preciosa en el riñón.

-Dice un abuelete a otro: "Cuando me muera, voy a donar los órganos".

Dice el otro: "¿A qué museo?".

-Le dice el doctor al paciente: "¿Ha tenido molestias

con las orejas y con la nariz?". "Sí, cuando me quito la camiseta".

Estoy sintiendo tu perfume embriagador.

¿El mío? -Lávate un poco, echas mal olor.

-Aquel que le ponen una inyección, y le dice: "Guarro".

¿Por qué dice eso, doctor?". "Porque el algodón no engaña".

-Es mentira que el mejor amigo del hombre sea el perro:

le pedí 1000 pesetas a mi perro, y se hizo el tonto.

-¿Sabes en qué se parece un látigo al papa de Roma?

En que los dos hacen cardenales.

-Cada hombre tiene su precio, pero yo, estoy en rebajas.

Estoy sintiendo tu perfume embriagador.

(Música)

Les presento a una mujer que tiene salero, poderío, y mucho humor.

-A Paz Padilla.

Paz Padilla.

Paz Padilla.

Paz Padilla.

-Gracia. -Paz.

-Poderío. -Padilla.

-Paz Padilla. -¡Paz Padilla!

(Aplausos)

Muchas gracias, Ana.

Muchas gracias, buenas noches, señoras y señores.

Una mujer muy cotilla, muy cotilla.

Ella iba por la calle, y veía un cartel:

"Se vende piso. Razón, aquí",

y entraba a preguntar: "¿Por qué vende el piso?".

Se encuentra con una amiga y le dice:

"Te voy a hacer una pregunta: '¿Teniendo 14 hijos,

a todos les llamas Juan?'". "Es muy cómodo.

Yo digo: "¡Juan, a comer!, y se sientan los 14 en la mesa.

¡Juan, a la cama! Y los 14 para la cama.

Es comodísimo".

"Es muy cómodo, pero cuando tienes que llamarlos de uno en uno?".

"Cuando hay que llamarlos de uno en uno, los llamo por el apellido,

Gutiérrez, Martínez, Sánchez...".

"Aquí Boeing 507 llamando a torre de control.

Torre de control, ¿me oye?".

"Torre de control llamando al Boeing 507".

"El piloto está en el suelo, le ha dado un infarto".

"¿Le ha dado un infarto al piloto? ¿Y el copiloto?".

"El copiloto también, los dos tirados en el suelo".

"¿Usted quién es?". "Yo soy la azafata, mi primer vuelo".

"Tranquilícese. Diga altura y posición".

"¿Altura y posición? 1,75, y estoy de rodillas, rezando".

(Aplausos)

"Qué hija más fea has tenido, Paco".

"Paco, qué hija más fea". Y el pobre Paco, mosqueado dice:

"Mi hija es fea, pero tiene la belleza en el interior".

Dice: "Pélala, hijo, pélala".

(Risas, aplausos)

Muchas gracias.

"Sabes que yo a esta casa no vengo, porque en esta casa hay fantasmas".

"Déjate de tonterías, vete con la tajada".

"Que no,

que en esta casa hay fantasmas. Te lo voy a explicar.

Abro la puerta del cuarto de baño, y se enciende la luz.

Yo orino...".

Me voy a poner de canto porque... puede que haya niños.

"Termino de orinar,

cierro la puerta, y se apaga la luz. En esta casa hay fantasmas".

Dice mi tía: "¿Fantasmas? Llevas tres días meando en el frigorífico".

¿A que no sabes a quién me encontré en la Luna?

A la virgen María.

"Señora, ¿qué hace usted aquí?". En bikini, guapa.

Con su toalla de Torremolinos en un cráter.

"¿Qué hace aquí, virgen María?". "Aquí, tomando el sol".

"En la Luna va a tomar el sol, con las playas que tenemos en España?

Costa Brava, la Costa Blanca, la Costa Azul...

¿Se viene a la Luna a tomar el sol?". "Sí, a la Tierra voy a ir yo.

A la Tierra fui una vez, me enrollé con un tal José,

y todavía están hablando de mí".

(Música)

Un tío va a la comisaría: "Comisario, todas las noches un vecino mío

me despierta cantando.

Asómate al balcón, Teresa.

-Sal al balcón, Teresa.

-Asómate al balcón, Teresa".

"¿Usted se llama Teresa?".

-"Yo, no". -"Pues no salga".

-La leche.

Eres un torpedo.

Un albañil que se muere,

y va un amigo suyo a darle el pésame a la viuda.

-"Debían ser buenos amigos, ¿no?". -"Le habla un amigo de su marido,

que se llama Grijanda Yolana Jape Porres.

-"Sí, señora". -¡Aaahh!

-"Además, sus últimas palabras, fueron para mí".

-"¿Qué le dijo mi marido antes de morir?".

-"Me dijo: 'Paco, no muevas el andamio, coño.

-Que nos matamos. Cobarde, te voy a partir el duodeno".

¡Al ataque!

Te voy a enseñar el tren más rápido del mundo.

Estaba cerca de la estación: "Y a ver si es verdad".

Y la pregunta a uno que estaba allí. -"El rápido, ¿a qué hora sale?".

-Dice: "¡Ya!".

"¡Ya!". -"¡Ya!".

(Música)

Minuto y medio para Juan Alberto. Tiempo.

Tiempo. -Va un señor a una comisaría:

"Quería dar una recompensa, a mi hijo le han robado el tambor".

"¿Al que lo encuentre?". "No, al que lo ha robado".

-"Señora, señora, yo a usted la conozco".

"Claro, como que soy tu madre".

"Aparte de eso, yo la he visto a usted en alguna parte".

(RÍEN)

-Le dice un amigo a otro: "Qué mala cara tienes, ¿qué te pasa?"

-"Sudo mucho por las noches".

"Cómprate un colchón poroso". "Cómprate tú uno por mamón".

-¡Un poquito de compás, por favor!

-Nos ha dejado muertos.

-Tranquilo, esto es por veces.

En una panadería, un señor. -Dos gita... Ah, no.

-"¿Me da una barra de pan?".

"Tiene que ser duro". "Deme una barra de pan".

-"Qué aburrida está la tele hoy". "Pero si es el microondas, tonto".

(Risas)

"¿Cuánto vale esa cruz?". "10 000 pelas".

"Es cara". "No, es cruz".

-"¿Me podías prestar 1000 pesetas?".

"Y si te presto 1000 pesetas, ¿qué garantía me das?".

"La garantía de un hombre honrado". "Ven con ese hombre y te las presto".

-"Mamá, mamá, que el abuelo ha cantado en misa".

"¿Qué ha cantado, el credo?". "No, 'pajaritos por aquí...'".

-Marchando otro chiste.

-Cierto individuo, cansado de la buena vida,

decide retirarse a un convento en la sierra y huir de todo lujo.

Habla con el hermano prior, y le dice:

"Hijo mío, esto es un convento muy serio, hay una vida muy dura,

y aquí no se pueden decir en tres años más que dos palabras.

Al cabo de tres años te llamaremos, y dices dos palabras, nada más.

Con tus lechugas, sembrando en el huerto, callado".

Pasan tres años, le llama el hermano prior.

"Han pasado tres años, puedes decir dos palabras".

Y dice el hombre: "cama dura".

Pasan otros tres años, y lo vuelve a llamar el hermano superior.

"Ahora tienes derecho a decir otras dos palabras".

Dice: "Comida mala".

"Ya sabes que hasta dentro de tres años no puedes decir más nada".

Pasan tres años, lo vuelven a llamar.

"Han pasado tres años, puedes decir otras dos palabras".

"Me voy".

Le dice el hermano, cansado: "Vete, desde que has llegado,

no haces más que protestar, vete".

(Música)

Arévalo, y su humor.

-Arévalo.

-Amigos, les dejamos con Arévalo.

(Aplausos)

Los bilbaínos tienen fama de ser fuertes.

En fin, que son fuertes.

Levantan piedras, y estas cosas.

Un bilbaíno que tenía la fama de ser muy fuerte,

se cae de la torre Eiffel de París,

y pega un bilbainazo en el suelo, de miedo.

Toda la gente corriendo a ver qué le había pasado.

"Si no llego a ser de Bilbao, me mato".

"Doctor, tengo un dolor que no tengo".

"¿Cómo?".

"Que de pronto noto un dolor que no tengo".

"No sé yo...".

"Yo noto un dolor, me voy a mirar el dolor, y no tengo".

"Toma la receta de esta pomada, vas a la farmacia, la compras,

y haces como que te la pones, pero no te la pones".

El otro día se vieron dos andaluces a las 7 de la mañana.

Y le dice uno a otro: "¿Dónde vas tan temprano?".

"A trabajar".

"¿A trabajar? Ozú". "¿Ozú? Pues ya no voy".

"Torre de control de Lepe, vuelo 302 con con destino a Lepe.

Torre de control, denos pista. ¡Denos pista!

A los 10 minutos se oye: "Aquí torre de control de Lepe.

(Risas)

Le vamos a dar pista.

Oro parece, plata no es, si no lo adivinas, qué tonto eres".

(Risas, aplausos)

El otro día llegó un gay a un bar,

y venía con un enfado:

"Qué disgusto tengo".

Y dice el amigo: "¿Qué te pasa?".

"¿Qué me va a pasar? Se han enterado de mi casa que soy gay".

"¡Uy! ¿Qué me dices? ¿Cuántos años tienes?".

"67". "Eso ha sido un chivatazo".

"Señora, ¿qué desea?".

"Deme un hueso de rodilla". "Sí, ahora mismo".

Coge el hueso, lo envuelve: "Tenga".

-Vaya, hombre, ¿ya se me ha visto la pluma?

(Música)

Vamos a reír.

Vamos a reír.

Vamos a reír.

(Música)

"Doctor, tengo una amnesia total, horrorosa, no me acuerdo de nada".

"¿Desde cuándo?". "¿Desde cuándo qué?".

(RÍE)

-El importador le dice al sastre: "Te devuelvo la americana

que me has hecho, con tres mangas".

"Claro, como no habíamos quedado en nada".

(RÍE)

-Un señor entra en una zapatería:

"¿Tendrían zapatos de cocodrilo?". "No, señor".

"Vámonos, cocodrilo, que aquí no hay zapatos para ti".

(RÍE)

-Gente del pueblo, como ese alcalde de pueblo,

le dieron un talón para cobrarlo, se acercaba al banco:

"Vengo a cobrar este talón". Lo mira el cajero: "Sí, señor.

Es un talón cruzado, me lo firma por detrás".

"Desde luego, cada vez lo ponéis más difícil".

(RÍE)

-Me contaron que hace unos tres meses,

se presentó un negro en la Universidad de Houston,

y dijo: "Quiero estudiar Filosofía y Letras",

y le preguntaron: "¿En qué rama?".

Y dijo: "No, en pupitre, como los blancos".

(RÍE)

¡Ay!

(Música)

Le dice un amigo a otro: "Estoy leyendo un libro de Chaspeare".

"¿De quién?".

"De Chaspeare.

"Mira que eres burro, nano".

"¿Por qué?".

"Porque se escribe Chaspeare,

pero se pronuncia "Chéspir".

"Y eso, ¿por qué?". "Porque es un verbo irregular".

(Risas)

Se encuentran dos tíos, y uno le dice al otro:

"Mi mujer se ha ido con mi mejor amigo".

"¿Cuál de ellos?".

"No lo sé, pero a partir de ahora, es mi mejor amigo".

(Risas)

"Cariño, esta noche, vamos a bailar,

¿o nos acostamos?".

"Vamos a bailar, estoy muy cansado para acostarnos".

(Risas)

Digo: "¿Usted está empadronado?", "No, es mi carácter".

(Risas)

Eran dos ancianitos que estaban tomando el sol en un banco

y uno le dice a la otra: "A pesar de mis 80 años,

todavía dos diarios", y dice el otro: "Yo también, 'El País' y el 'ABC'".

(Aplausos)

(CANTA) "Amapola, lindísima amapola,

no seas tan ingrata, ríete..."

Pues no te rías, que es peor.

(Música)

Donde esté una buena corrida, que se quite el fútbol.

El fútbol y los toros.

-Mira, Manoli, de verdad, déjalo todo y vámonos a París,

vámonos a París, de verdad, y deja de trabajar.

Te pondré una criada y dejaré de ser rácano

y vamos a disfrutarlo.

¿Ves? Eso tenía que haberle dicho

a mi mujer antes de que me abandonase.

Manoli...

-Desde un cuarto piso, la madre le dice al niño:

"Niño, sube aquí en seguida",

"Una mierda, que me volverás a tirar".

-Tiempo ahora para Marianico el Corto.

-Tengo un amigo en el pueblo con una patica de palo,

pero le encantan los toros, sobre todo, los sanfermines,

y todos los años vamos a correr los sanfermines.

El año pasado, iba por la calle Estafeta corriendo...

Cuando la gente vio que el toro se le acercaba:

"Dios mío, al cojo, al cojo, ay, al cojo",

"Qué joder 'Al cojo', deja al bicho que elija solo".

(Aplausos)

Sigue corriendo el pobrecico y se le metió la pata

en el agujero de una alcantarilla y se quedó agarrado.

Llega el toro y le hace... (MUGE)

"Vete a por los otros, que a mí me tienes fijo".

-Entra el otro día un chiquito en un estanco: "Buenas,

deme un sello", "¿De qué precio?",

"Quítele el precio que es para un regalo".

(Risas)

Gitana picando patatas para freír, venga picar patatas,

y uno dice: "María, a tu marido le ha pillado un camión

y le ha matado", "Vale, para el niño y para mí ya he picado bastantes".

"¿Dónde vas, Caperucita?"

Dice: "Voy al bosque, a ver a la abuelita,

a llevarla un pastel y una jarrita de miel",

y dice: "Ten cuidado, que anda por ahí el lobo",

"A mí me es igual,

que ande quien ande, no tengo miedo a nada".

Al día siguiente: "¿Dónde vas, Caperucita?"

y dice: "Shh, señora de Feroz".

El otro día iba el gitano con el niño por la calle y dice:

"Niño, que 'te se' caen los mocos", dice: "Es igual, tengo más".

Dice: "Padre, cómprame un chorizo", "No, que pica",

"Ya le cojo de la cuerda".

El otro día me contaban que había dos señores,

le dice uno al otro: "Me voy a la Selva Negra",

"Ten cuidado que hay unos negros

que te quitan la piel y hacen una canoa".

"¿Una canoa?", dice: "Sí", "Eso es en las películas",

"Que no, te quitan la piel y hacen una canoa".

Dice: "Te lo contaré cuando vuelva".

Cuando llega y baja del barco, cinco negros esperándole,

saca un cuchillo y dice:

"¿Sabéis lo que os digo? Os voy a estropear la canoa".

Un catalán, llaman a su puerta, va a abrir y había dos monjas, dice:

"¿Qué querían, hermanas?",

"Veníamos a ver si nos daba algo para el asilo",

y les dio al abuelo.

-El penúltimo, ¿eh? Va Leonor, ¿vale? Venga.

"Pecadol".

Bueno, bueno, bueno...

Buenas noches, os habla el Niño de los Rizos.

Buenas noches a todos,

voy a estar con ustedes hasta las 6 de la mañana.

Habla, Chiquito de la Calzada, "condemor",

que nació después de los dolores. Cuando nací, no había niño...

Por la gloria de mi madre me he lavado hoy la cabeza por detrás

y qué trabajo me ha costado, una mala tarde la tiene cualquiera.

No te digo "trigo" por no llamarte Rodrigo.

Ese matrimonio en ese pedazo de "fistro" de coche "bravido"...

¡Al "ataquer"!

Conduciendo los dos y dice el marido: "Quieto", le dice la mujer:

"Cobarde, llevamos ese pedazo de camión delante de nuestro coche

desde que salimos de la casa, ¿te das 'cuen'?"

Dice: "Lo que llevamos delante no es un camión,

es la puerta del garaje".

¿Te das "cuen"? No "puedor". Hasta luego, Lucas.

(Aplausos)

Uno paseando por la calle, pasa un taxi y dice: "Taxi,

quieto, 'ejuan, epiticande, emore'", se sube en el taxi,

arranca el taxi y le dice al taxista: "¿Se puede fumar 'aquil'?"

Y dice el taxista: "'Nol'", y dice este muy serio:

"¿Para qué lleva los ceniceros?", "Para los que no preguntan".

(Aplausos)

Le dice un amigo a otro:

"No te digo 'trigo' por no llamarte Rodrigo.

Te tengo que decir a ti físicamente, moralmente,

diplomáticamente, que tu mujer te engaña con tu mejor amigo.

¡Cobarde!"

Sale corriendo este para su casa y mató al perro.

(Risas, aplausos)

(Música)

(TODOS) Si no se ríe, ganará. -Un momento.

-Quietos, callados.

-El que se acuesta con una vieja, termina jubilado.

-¿Cómo se le llama a una chica que no se toma la píldora?

Mamá.

-"Padre, ¿te gusta la fruta asada?", "Mucho, hijo mío",

"Pues estarás contento, porque se te quema el huerto".

-El que se quema con leche, ve un vaca y llora.

-Doctor, en cuanto respiro, me duele el pecho,

dice: "Tres días sin respirar y listos".

-"Que tu hijo le tira piedras al mío",

"¿Le ha dado?", "No", dice: "Pues no es mi hijo".

-Prenda, reina mora, ríete. -Ríete, asquerosa.

-No te rías, que es peor. -No te rías, que te van a fastidiar.

-Era una iglesia tan pobre, tan pobre, tan pobre,

que laMisa del Gallo la hacían con Avecrem .

-Con el tiempo de risa dedicado a Paco Gandía.

Paco Gandía, bienvenido.

-¡Paco Gandía!

-Tiempo para la risa y la carcajada con Paco Gandía.

-Buenas noches. -¡Paco Gandía!

Paco Gandía. -Buenas noches...

-Paco Gandía, buenas noches.

-Después pasaba uno con un reloj de pared

y le dice otro: "¿Qué le pasa, que no anda?"

"¿Qué le pasa, que no anda?", "Si 'andara', lo llevaba de la mano".

Y la gente que hay pidiendo...

Se me acercó uno el otro dice y dice: "Dame usted 5 pesetas

que llevo cuatro días sin comer", "¿Y con 5 pesetas va a comer?",

"Es para pesarme, a ver lo que he perdido".

Dice que ya no pasaba más hambre, "Yo no paso más hambre",

y se metió en un restauran y se comió dos pollos al ajillo,

una pescada a la vasca y media piña de plátano,

un pan "asín" de grande y una botella de tinto.

El camarero se quedó mirándolo y dice:

"Me voy a meter en lo que no me importa,

pero usted come como un mulo",

"Pues no te vayas, que me vas a ver correr como un galgo".

Tiene un hijo con 20 años que se casó el año pasado

y se tuvo que ir a Alemania a trabajar.

Ahora le traído la cigüeña el primer fruto del matrimonio,

un niño.

Le han dado 15 días de permiso en Alemania.

Pero qué poco le duró la alegría,

porque ella, cogiendo al niño con la mantilla le dice:

"Mira tu niño" y el niño es negro.

La cara del muchacho...

A ella no le quiso decir nada, pero entra la suegra y le dice:

"Suegra, ¿esto qué es lo que es?"

Y la suegra que es de esas que echan arena como los toros de miura

se queda mirándolo y dice:

"Oye, no vayas a pensar malamente de mi hija,

que esto es que cuando el niño ha nacido, tu mujer no tiene leche

y la americana negra que vive aquí al lado

le ha dado 6 días el pecho al niño y mira el color que ha cogido".

(Risas, aplausos)

El muchacho se calló, pero entró su madre y dice:

"Mamá, ¿esto puede ser verdad?",

"Hombre, puede ser,

lo que he visto es que la reacción ha sido muy pronto,

porque cuando tú naciste yo tampoco tenía pecho

y te crié con leche de vaca

y hasta los 29 años no te han salido los..."

(Aplausos)

(Canción en inglés)

A mí me gustan los chistes que sean muy sencillos.

-Con todos ustedes, Eugenio.

(Aplausos)

Dice un jefe a un empleado: "Así me gusta, señor García,

se hizo usted el firme propósito de llegar puntual a la oficina

y lo ha conseguido. A ver si mañana hace lo mismo

y, además, viene afeitado, peinado y sin el pijama".

(Aplausos)

No hay para tanto, tampoco.

Era un tío que todos los días iba a una iglesia,

se arrodillaba frente a San Antonio

y decía: "San Antonio, por favor, concédeme un camión lleno de mierda".

El sacristán, que estaba al loro, "Este tío, ¿qué dice?"

Al día siguiente, el tío vuelve otra vez:

"San Antonio, por favor, concédeme un camión lleno de mierda".

Toda una semana, lo mismo.

Un día se le acerca el sacristán y le dice: "Perdone,

mira que yo he oído pedir cosas a San Antonio,

pero ¿cómo es que usted pide un camión lleno de mierda?",

"Yo pido un camión lleno de mierda y si San Antonio me lo concede,

tiro la mierda y me quedo con el camión".

(Aplausos)

Se ríen de mí, ¿no?

(Risas)

Para finalizar,

saben aquel que dice que se encuentran unos amigos

y uno le dice al otro: "Oye, ¿cómo sigue tu tío Evaristo?",

"Me imagino que muy desmejorado,

no he vuelto a verle desde que murió hace seis meses".

(Música)

Uh...

Buenas noches, voy a contar unos chistes.

¡El primero!

Uh... Estoy un poco cortado, espero que le haga gracia.

Uh... Uh... Uh...

(Risas)

Voy a empezar a contar uno,

prometo que lo voy a hacer hoy como nunca.

Ojo a lo que voy a decir, un tío que le dice al otro:

"Pirómano"...

(Risas)

Bueno, no, él le dice al otro: "Yo soy pirómano"

y dice el otro: "Si ya lo sé,

si ya estoy ardiendo".

(Risas)

Uh...

Achicharrado el tío.

Bueno, he dicho el primero y... voy a decir el segundo.

Bueno, el segundo, un tío...

No me acuerdo cuál era, pero espera.

¡Ah!

Uh...

¿Te creías que me había olvidado, colega?

Este yo creo que va a dar el pelotazo padre.

Este es bueno. Atención. Este me lo han contado en Úbeda.

Un tío que dice al otro: "Vaya cara de perro que tienes",

"¿Qué perro?"

Él estaba separado y tenía problemas con el perro,

que hacía mucho daño, lo había cambiado...

Era antes, ¡antes! ¡Antes era un cocodrilo!

-Por favor, ha terminado su actuación.

-No, queda cuando ella... -Que no, lo siento.

Ha terminado, perdóneme. -Pero yo no me quiero ir.

¿Lo habéis cogido?

-¡Sí, pero ha terminado!

(Música)

Iba el otro día uno andando por la calle así

y le dice un amigo: "¿Qué te pasa que vas andando así?",

"Chico, los zapatos, que me duelen mucho".

"¿Cómo que te duelen?", "Joder, son del Gobierno".

"¿Cómo del Gobierno?",

"Que me aprietan por todos los lados".

-Dice el profesor: "Bueno, de lo que os dije ayer,

¿qué habéis hecho? ¿Habéis traído lo que os dije?

¿Habéis estudiado bien la clase? A ver, Pepito, ¿qué pasó?"

"De lo que me mandó que trajera

la dije a mi madre que me diera un algodón",

"¿Y para qué te dijo que servía?", "Que para curar las heridas",

"Bien. Jaimito", "Yo he traído una bombona de oxígeno".

"¿Qué te ha dicho tu padre?"

"Jaimito, me cago en la madre que te parió".

-Una señora que entra en la peluquería,

la peluquera: "Buenas tardes, doña 'pilas', ¿qué 'tas'?",

"'Bies'". "¿Qué va a 'ses'?", "Lavar, cortar y 'marcas'".

"Que va, ¿de fiesta?",

"No, yo la tuve anoche con mi marido, tres".

"¿Hubo más gente?", "No, mi marido y yo. Tres".

"Pues no comprendo", dice: "Ya me entiende, tres,

hasta que se volvió como loco".

"¿Así que su marido, anoche tres? Fíjate, que barbaridad.

A usted no hay quien la entienda, ¿no nos explicó la semana pasada

que con su marido llevaba cinco años sin hablarse?",

"Coño, ¿anoche querías que me pusiera a discutir con él?"

Mi madre dice que va a jugar a "No te rías que es peor",

pero al revés, me explico, con riesgo.

Aquí se cuenta un chiste y si no se ríe, aunque sea uno,

matamos al que le ha contado, que somos muchos.

Sale la jirafa con el pescuezo largo, cuenta un chiste,

todo el mundo tirado de risa

y la tortuga mirando con cara de tortuga...

La matan.

Sale el león, cuenta otro, todo el mundo muerto de risa

y la tortuga con cara de tortuga.

La matan.

Y sale el mono, cuenta uno malo, no se ríe nadie y la tortuga...

(RÍE)

"¿Y tú de qué te ríes?",

"Que ahora he cogido el de la jirafa".

-Hoy está con nosotros, señoras y señores, Kimbo.

-Kimbo. -Kimbo.

-Que también hay cada mujer hoy en día... Hay que vigilarlas.

Fíjate que la mujer salió de su baño

nada más que con una toalla alrededor del cuerpo

y cuando abrió la puerta, se encontró en frente

a un hombre limpiando la ventana y ella dijo:

"Seguro que este tipo no ha tenido todavía

una sorpresa de esas así... modernas. Se la voy a dar yo".

Y empezó a caminar para allá.

(Risas)

El tipo, tan tranquilo, limpiando la ventana.

Dijo: "¿A mí?",

se dejó caer la toalla hasta aquí y siguió caminando para allá.

(Risas)

Pero el tipo tan tranquilo limpiando la ventana.

"Pero bueno, este hombre está ciego, ¿o qué?",

cogió la toalla, la botó bien lejos, se paró delante de la ventana

empezó a hacer así...

El hombre no pudo más, abrió la ventana y dijo:

"¿Qué le pasa a usted?

¿Nunca ha visto un limpia ventanas, ¿o qué?"

(LAS TRES) El chiste...

-Mamá, hoy no me levanto de la cama y no voy al colegio por tres razones:

la primera, porque no me da la gana, la segunda, porque los niños me odian

y la tercera, porque yo también odio a los niños.

Le dice la madre que es de armas tomar:

"Te levantarás de la cama e irás al colegio por tres razones:

la primera, porque a mí me da la gana,

la segunda, porque ya tienes 54 años

y la tercera, porque eres el director del colegio".

(Música)

Saben aquel que dice que se encuentran dos amigos

y uno le dice al otro: "No sé que tengo en los ojos

que veo manchas negras", "¿Has visto al oculista?",

"¡Manchas negras!"

(Risas)

Va a examinarse de Mineralogía, el catedrático le da una piedra

y dice: "¿Esto qué es?", "Pues una piedra".

Un amigo suyo le apunta: "Basalto",

"¡Una piedra!"

(Risas)

Aquel que dice que es un tío

que se compra una bicicleta de octava mano, destartalada,

sale a la calle y había un guardia urbano:

"Ven, tenía ganas de echarte el guante".

Saca el bloc te multas: "Vamos a ver,

¿dónde está la matrícula?", "No la tengo".

"Le falta la matrícula.

¿Y el timbre?", "Tampoco lo tengo".

"Le falta el timbre.

¿Y la luz?", "Tampoco la tengo.

Apúnteme el bombín, que también me hace falta".

(Música)

(LOS DOS) ¡200, 300, 400! Uy... Casi 500.

-Yo no sé contar hasta tanto.

-"Camarero, ¿qué puedo hacer para comer bien?"

"Irte a otro restaurante".

-Lo malo de los parientes es que son de la familia.

-¿Sabes cuál es la monja más fuerte del mundo?

"Sor... senaguer".

-"¿A qué te dedicas?", "Por la mañana, no hago nada".

"¿Y por la tarde?", "Lo paso a limpio".

(LOS DOS) ¡Los vendieron los civiles!

Y al ver su madre llorar, lo soltaron... dos "guantás".

-¿Sabes cómo llaman los ingleses a la máquina que hace los Antonios?

Antonio Machín. (CANTAN) "Dos gardenias para ti".

-La madre con la barriga así y dice el niño:

"Mamá, ¿qué le pasa al niño que está tan quieto?",

"Estará aburrido", "¿Por qué no te comes el Scalextric?"

-"¿Me podrías dejar 1000 pesetas?", "No tengo aquí".

"¿Y en casa?", "En casa, bien todo, gracias".

-Había un señor con un gato mojado, muerto y dice: "¿Qué pasa?"

"Que se me ha muerto", "Por lavarlo", "No, ha sido al escurrirlo".

(Risas)

¿Sabes por qué yo exploto los lápices?

Para encontrar la mina.

(LOS CUATRO) ¡100, 200, 300, 400!

Uy... Casi 500.

-El chiste del sopapo,

para que lo puedan contar estas Navidades los peques.

-¿Y cómo es el chiste? -El chiste se define así:

te voy a dar un sopapo

que no te va a encontrar ni Paco Lobatón.

Son dos señores... -Que se encuentran...

-Que se encuentran... Lo va a contar él.

-Chiste número 7. -Que nadie se mueva.

-Oye, por cierto... -Por cierto...

-¿Sabrás que me he comprado...? -Que me he comprado...

Me he comprado... Lo va a contar él. -Por cierto...

-Y por cierto... -Sabrás que me he comprado...

8000 millones de palomas mensajeras...

-8000 millones de palomas mensajeras...

Ponedlas en fila.

(Risas)

Que son palomas.

-Es que no es así.

-"Gambita, gambita, ¿dónde están tus padres?"

"En un cóctel, macho". A lo mejor, lo hemos contado mal.

-Esto son dos carabineros, pero italianos, "carabinieri", ¿no?

Son dos "carabinieri", o sea, carabineros...

-Es que me acuerdo del final y me río.

-Que se encuentran en el fondo del mar

y dice uno: "¿Dónde vas, carabinero?"

"Voy a un cóctel",

"No vayas, gilipollas, que te van a comer".

-Marchando otro chiste.

-Ring, ring... "Dígame", "¿Es el carpintero Tomás?",

"Sí, señora, diga", "Soy la señora Amparo,

¿se acuerda de mí?", "No, ahora no", "Sí, hombre,

que esta mañana ha venido a colocarme una estantería",

"¡Ah, sí! ¿Qué tal? ¿Le ha quedado bonita?"

"Se lo va a pagar su padre" "¿Cómo? ¿Qué ha pasado?"

"Que se ha roto". "¿Cómo que se ha roto?"

"Se ha desplomado", "¿Qué le ha metido a la estantería?"

"Yo, nada", "¿Cómo que nada? Algo le habrá metido que se ha roto".

"Yo nada, de verdad,

solo había empezado a poner un sobrecillo de canela..."

"Uy, canela, lo peor que hay para las estanterías".

-Me van a permitir que la actuación de hoy

la dedique a mis padres y a mi madre.

Saben aquel que dice una señora a una amiga:

"Estoy desesperada, mi marido me engaña.

Sé con quién,

sé cuándo,

sé dónde,

lo que no sé es con qué".

(Risas, aplausos)

Era una pareja de novios y ella le dice a él:

"Manolo, ¿cuándo nos cansaremos?" "Cuando tenga dinero,

cuando trabaje".

"Es igual, aunque no tengamos dinero, casémonos, sí, hombre, casémonos".

"¿Y cómo vamos a comer?" "Da igual comer, Manolo,

yo, con solo mirarte, ya me conformo".

"No digas tonterías", "Sí, Manolo, te lo juro,

yo, con solo mirarte, ya me conformo".

Total que se casan

y a los tres meses le dice ella:

"Manolo, tengo hambre",

"¿Tú no decías que con solo mirarme ya te conformabas?"

"Pero es que no te veo, Manolo".

(Risas, aplausos)

"Manolo, despierta", "No puedo".

"¿Por qué?", "Porque no estoy dormido".

(Risas, aplausos)

Digo: "Cariño, estos 25 años

me han parecido media hora,

¿y a ti?" "A mí también, pero debajo del agua, nena".

(Risas, aplausos)

Le dice un amigo a otro:

"¿Es verdad que te has casado otra vez?"

"Sí, me he vuelto a casar",

"Y esta es la cuarta vez que te casas, ¿no?"

"No, la quinta".

"¿Y dónde pasaste la luna de miel?" "En el quinto coño".

(Risas, aplausos)

(Música)

(CANTAN) "Vamos a reír, ¡ja, ja, ja! Vamos a reír, ¡ja, ja, ja!

Vamos a reír, ¡ja, ja, ja! Vamos a reír.

Vamos a reír".

-Buenas noches, Torrebruno, alto 1,61.

Nacido en Italia y no ha crecido en ningún lado.

-Yo tengo un médico maravilloso, todo lo cura con aspirina.

Vas a la farmacia y con tres pesetitas, arreglado.

-¿Y la consulta? -Eso sí...

Cobra 25 000 pesetas. -Buen médico.

-Médicos...

Una señora que dice a su marido:

"Yo quiero ir a ver 'Doctor Zhivago,

yo quiero ir a ver 'Doctor Zhivago,

yo quiero ir a ver 'Doctor Zhivago",

"Nada, tú te vas al seguro social con el doctor que te toque".

-La verdad, estoy encantado.

He cambiado de piso y ahora vivo en un bajo.

-¿En un bajo? ¿No sería mejor en un ático con una gran terraza

y aire puro? -En un bajo es mucho mejor,

porque estás más cerca de la parada del autobús,

eso es ser precavido. -No, eso es ser un vago.

-Vagos... Hay muchos vagos en este mundo, uno para ellos.

Es un vago tan vago tan vago,

que iba dentro de un taxi fumando un cigarrillo

y dice al chófer: "Por favor, chófer,

coja usted un bache, así se me cae la ceniza".

(Risas)

A ver si sabes cuál es el principio del amor.

-Claro, el novio.

-¿Y el final? -Los celos.

-Celos...

Había una señora que era muy celosa,

tan celosa que cada noche que volvía su maridito a casa,

siempre le visionaba los bolsillos para ver si encontraba algo raro.

La primera noche le encuentra un cabello negro y le dice:

"Estuviste con una morena" y una escena de celos...

El segundo día le encuentra un cabello rubio:

"Estuviste con una rubia" y otra escena de celos...

Del tercer día, no le encuentra nada, "Estuviste con una calva"...

(Risas)

¿Hay algún chiste más?

-Y el último chiste... soy yo.

-Fin.

(Música)

Se encuentran dos amigos y uno le dice al otro:

"¿Tú has estado en Nueva York?", "Sí, siete u ocho veces, ¿y tú?"

"Yo una o ninguna".

(Risas, aplausos)

(Música créditos)

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Chistes

¡Cómo nos reímos! - Chistes

29 dic 2015

A través del archivo de RTVE, Cómo nos reímos continúa acercando a los espectadores de La 2 nuevos capítulos con lo mejor del humor de siempre, tras los especiales de Gila, Eugenio, Los Morancos, Chiquito de la Calzada o Martes y 13. Además, y como novedad, el programa ha utilizado técnicas para restaurar las imágenes de toda la vida y poder disfrutarlas con una calidad asombrosa.
El equipo del programa rescata los chistes de todas las épocas. Sorprende comprobar cómo varios humoristas cuentan el mismo chiste, cada uno con su toque particular y por otro lado, la importancia de la interpretación de esos chistes. El trabajo de documentación ha sido tan intenso, que en alguna ocasión se presentaron hasta cuatro versiones de un mismo chiste.
Estos chistes marcaron a varias generaciones. ¿Quién no recuerda el talento de Arévalo para contar sus chistes, o los chistes del señor Barragán o del querido Pedro Reyes? También estarán presentes Faemino y Cansado así como Ángel Garo.
No podíamos olvidar al mejor “Cuenta chistes” y el que tiene un repertorio prodigioso, Eugenio, que tras dos monográficos todavía tiene repertorio y continua siendo la estrella de Cómo nos reímos.
El broche final lo pondrán aquellos humoristas clásicos que fueron, son y serán referentes para varias generaciones, además de pioneros del humor en TVE. De Torrebruno en Galas del sábado a Paco Gandía, pasando por Kimbo, Chiquito de la Calzada o Paz Padilla.

ver más sobre "¡Cómo nos reímos! - Chistes" ver menos sobre "¡Cómo nos reímos! - Chistes"
Programas completos (42)
Clips

Los últimos 95 programas de Cómo nos reímos

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios