www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.12.2/js
4167660
No recomendado para menores de 7 años Comando al sol - Vacaciones sin descanso - ver ahora
Transcripción completa

(Ladridos)

Es adaptación de un coche.

Le quitamos la carrocería e hicimos unos asientos

para poder llevar a la gente.

Descubrimos el pinar más grande de España.

-Coge Soria, Burgos y parte de Logroño.

Vamos a visitar las cuevas de la Galera Baja.

-Con saber andar, uno puede hacer la cueva.

Desembarcamos en una de las zonas más espectaculares y desconocidas

de la costa vasca.

¿Esto qué es? -Es el tesoro de nuestra costa.

El "flysch" de Zumaya.

¿Por qué motivo han llegado hasta aquí?

-Arratibel Carlparsoro Arriaga Zurutuza Olaciregui Casanori.

-Garantizamos que en una semana tiene autonomía para coger olas.

Con sus más de 4,5 kilómetros,

Matalascañas es una de las playas más extensas de la Costa de la Luz.

(GRUÑE)

Vosotros apostáis por los camellos en Matalascañas.

¿Qué mejor sitio? Con esta arena y estas dunas que tenemos.

Desde aquí tenéis unas vistas espectaculares.

-Estupendas.

Todo lo del horizonte, ¿no? Es Parque Nacional de Doñana.

-Esta es la playa número uno de España, tiene que ser.

Vacaciones sin descanso. Hoy, en "Comando al sol".

Vacaciones, qué ricas, ¿eh? Sí, muy ricas.

Va por vosotros.

(Música)

Encajado entre el mar Cantábrico y las montañas vascas.

Tres localidades Guipuzcoanas: Zumaya, Deba y Mutriku

pertenecen a este territorio que guarda un gran secreto.

13 kilómetros de acantilado como lo que estamos viendo.

Se le denomina "flysch" a esta formación rocosa

y que como un libro nos muestra 60 millones de años de la historia.

(Continúa la música)

Claro, que se ponga ella, ¿no? Ahora hay que sacar a la amiga.

Posando en una ermita, que no es una ermita cualquiera.

¿Por qué habéis venido hasta aquí?

Pues nos habían dicho muchas veces de venir al pueblo

porque era muy bonito.

Y a partir de que se rodó la película de "Ocho apellidos vascos".

Es el reclamo. Exacto.

Estamos haciendo toda la ruta de la costa

por pueblos de este tipo.

Vacaciones, qué ricas, ¿eh? Sí, muy ricas.

Y con este fresquito, ¿lo veníais buscando también?

Yo sí, porque en Valladolid estamos a 40 grados y es horrible.

¿Se puede? Esto está abierto. Sí.

No somos los únicos. Bien, bien.

Estamos entrando en la famosa ermita de San Telmo.

Esta ermita tan pequeñita en un sitio tan bonito

encima del "flysch" de Zumaya,

es el edificio, yo creo, más querido en el pueblo.

Eso es muy tradicional en todas las iglesias vascas.

Al fin y al cabo, son exvotos marineros.

¿De qué siglo data esta ermita?

Tenemos unos documentos en el Ayuntamiento

que en el siglo XVI ya la mencionan como "la ermita vieja".

¿Vosotros sois del norte? De Madrid.

¿Por qué han llegado? Por "Ocho apellidos vascos".

¿Eres vasca? Sí.

¿Con ocho apellidos? No.

¿Cuántos tienes?

Pues igual uno, la mayoría de mi familia es de fuera.

¿Es de fuera? Como mucha gente.

¿Alguno de aquí tiene ocho apellidos vascos?

-Seis. ¡Seis!

-Él tiene más que yo.

Arratibel Carlparsoro Arriaga Zurutuza Olaciregui Casanori.

Sois todos compañeros de trabajo, ¿lleváis la guía de esta zona?

Sí, somos los guías.

Sois los guías de Zumaya. Sí, trabajamos en el geoparque.

Somos un conjunto de siete guías.

Madre mía, vamos a pisar arena

y esto es como entrar en la playa museo. ¿Puedo decirlo?

Claro que sí, es una playa museo.

Tú eres, dentro de los guías, la geóloga.

La ambientóloga, soy de Ciencias Ambientales.

¿Esto qué es?

Esto es el tesoro que tenemos en nuestra costa de Zumaya.

¿Esta erosión solo la hace el mar? Mira, entro perfectamente.

Sí.

Para entender un poquito qué es cada una de estas capas

tenemos que retroceder en el tiempo.

Hay que ir hasta los dinosaurios, hace 110 millones de años.

En aquel entonces, todo esto estaba debajo del mar

donde se van sedimentando diferentes capas: duras y blandas.

La placa Ibérica se empieza a desplazar poco a poco,

choca contra la placa Euroasiática

y todos esos fondos de mar, los estratos que se habían formado,

muy lentamente, en 20 millones de años,

de estar en horizontal, se ponen en vertical.

Y esto es uno de esos fondos de mar que teníamos en la zona.

Son, aproximadamente, unos 10 000 años de la historia.

10 000 años.

Más o menos, cada una de estas capitas.

Se le llama "flysch", que significa "deslizamiento" en alemán.

Increíble el tamaño.

Y toda la información que se puede sacar de estas losas.

Nosotros siempre describimos la costa como si fuera un libro.

Un libro, y hoja a hoja se puede leer lo que ha sucedido.

-Veis aquí la capa blanda, que lo puedo romper con la mano.

Por eso se erosiona tan fácilmente.

Si de repente se cayera uno de los estratos

se quedaría bastante más limpio y veríamos mucho más...

¿Verías más? O sea, no es una pena que se lo coma el mar.

No, es su propia dinámica. Aquí, cada dos por tres, se cae una.

Por eso hay que tener cuidado y no ponernos pegados con la toalla.

Son los cuidados que se piden. Sí.

Lo pone en un cartel.

Para vosotros, el "flysch" es vuestra vida.

Sí. Vuestro trabajo, todo.

Una vez mi padre me dijo... Esto no sé si contarlo o no.

"¿Quieres ser científica?".

No, me dijo: "¿Qué vas a explicar? Esas rocas han estado siempre ahí".

(RÍE) No se podía creer

que, realmente, pudiera vivir de esto.

Y le costó asimilarlo.

Ahora ya no. Ahora está orgulloso, ¿no?

Sí, de vez en cuando hasta le explico algo.

Yo soy el que se muere por un beso y que digo y lo confieso

que querer es poder.

Reconocer que vine para eso, que hay mucho perro y poco hueso.

Vemos que este es un local de paso de turistas

y del que viene a sentarse a tomar un buen plato.

¿Son turistas ustedes también? No.

¿Habéis subido vosotros a la ermita de San Telmo?

Sí, yo me casé allí.

¿Te casaste allí? ¿Solo se abre para bodas?

-Perdona, ¡y yo! ¡Cuidado! ¿Tú también?

¿Ah, sí? Hace 33 años. Antes que tú.

Supongo que sería también el lugar de peregrinaje.

Cuando erais jovencitos subiros ahí arriba y ver eso.

Para perseguir a las chicas. ¿Ah, sí?

¡Me cago en la mar! ¡Cómo corren las tías!

¿A qué se debe este turismo? Al "flysch".

Para ti, la estrella es el "flysch", este fenómeno...

Sí, pero no hemos tenido conciencia de que eso fuera lo que parece ser.

Ahora mismo, viene gente de toda Europa, de todo el mundo,

viene a ver eso y es como...

"Oye, que tenéis aquí el 'Libro gordo de Petete'".

Y vosotros sin saberlo.

Y nosotros, pues un montón de rocas, bien bonitas, y ya está.

Para vosotros, ¿el "flysch" qué significa?

Hombre, ahora mismo para nosotros, negocio.

¡Me cago en la mar!

Mira si da el "flysch" que hay hasta bebida con su nombre.

La sidra es de la manzana y esto es de uva.

Esto es de la uva. Pues vamos a probar.

Lo mismo hasta te gusta. ¿Cómo se llama?

Txakoli.

-Parrilla para la nueve y el tartar para la ocho.

-Vale.

-Enseguida va el de la siete.

El mejor refugio para la lluvia es una buena gastronomía.

Mikel, que es tu nombre.

Aunque, realmente, no era así según dicen las malas lenguas.

Según el carnet de identidad, soy Miguel Ángel.

¿De dónde eres? Soy de Segovia.

De un pueblecito, Sacramenia, con un lechazo de la leche.

¿Y qué hace un cocinero de Segovia en los fogones de Zumaya?

Pues yo iba para fraile...

Eso de "cocinero antes de fraile", pues me pasó a mí.

Yo tenía unos primos trabajando en Arguiñano,

aquí al lado de Zarautz,

y me dijeron sin quería venir de cocinero. Yo no quería.

Pero al final me enganché.

¿Este es tu protagonista? El pulpo.

Estamos en Zumaya, el pulpo es tradicional y protagonista.

Le he puesto cebolla y un pimientito rojo.

Lo añadimos directamente.

Esto hacerlo en casa es muy fácil y sencillo.

¿Cuánto cuesta un plato del que me estás preparando?

Un plato de pulpo, la ración, está sobre 13 o 14 euros.

Qué bueno.

Aquí tenemos el bar.

Con la terracita.

Lo que estamos viendo, de cara al puerto.

Vaya, vaya.

Muy buenas, caballeros. ¡Que aproveche!

(BARULLO) ¡Apa!

¡Oh! Hay que darle en la pared.

Y no llenar mucho.

Venga, va. Salud. ¿Cómo se dice en vasco?

(BRINDA EN VASCO) Felicidad.

Va por vosotros.

(Música)

¿Me van a oír? Buenos días a todos.

Antes de nada, presentar a la tripulación.

Ariel, que lo tenemos de patrón. Jon, que está de marinero.

Y mi nombre es Nayara.

Cualquier cosa que necesitéis,

nos lo podéis comunicar a cualquiera de los tres.

Nayara, esto es una de las opciones que ofrecéis aquí

para conocer bien el "flysch" en toda su longitud.

¿Recorréis los 13 kilómetros de acantilado?

Sí. Saliendo desde Zumaya, nos vamos, a veces, a Deva

y otras veces a Mutriku, y de ahí a la zona de Santurraran.

¿Montar en este barco cuánto cuesta?

La visita más estándar, que es de una hora,

son 15 euros adultos y 8 euros niños.

¿Cómo vas? -Estamos...

(RÍEN)

-¿Sabes cómo se llamaba este barco antiguamente?

¿Cómo se llamaba? Como una ola.

¿Se llamaba Como una ola el barco? Nos lo trajimos de Cádiz, de Tarifa.

Y su antiguo armador, el primero, era amigo de Rocío Jurado.

Y le pidió permiso para poner ese nombre al barco.

¡Uh! Pero qué buenas estas olas.

(Música)

Es uno de los pueblos más auténticos de la costa vasca

y uno de los mejor preservador de Guipúzcoa: Mutriku.

Es uno de los pueblos declarado conjunto monumental.

¿Ustedes son de aquí, de Mutriku? Sí.

¿Qué tal se vive en Mutriku? Bien, yo encantada de la vida.

Yo siempre he dicho que soy muy de pueblo

y la ciudad, para ir un ratito. Luego vuelta a la tranquilidad.

¿Qué es lo que me recomendarías?

¿Qué tiene tu pueblo o que no tenga otro y que he de ver?

¿Que tengas que ver aquí? ¿Que no tenga otro pueblo?

Pues no sé lo que puede haber.

Aparte de toda esta zona de las piscinas naturales.

Luego, tienes valle de Olatz, hacia el monte.

Y lo que es el casco urbano, pues tiene sus monumentos.

Tiene su parte antigua, sus calles adoquinadas.

Cuesta arriba, cuesta abajo.

El que esté mal de las piernas la lleva clara.

Perderse ahí será un lujo. Sí, yo creo que sí.

Mira, vosotros estaríais aquí. Esto es la Oficina de Turismo.

De aquí, sería ir recorriendo un poco todo el casco histórico.

¿De dónde sois? De Madrid.

Os habéis venido hasta... Me encanta.

A la costa vasca. Sí.

¿Qué estáis recorriendo?

Hemos empezado en Vitoria, hemos subido a Bilbo,

luego hemos hecho toda la costa.

¿Vacaciones...? Una semanita, sí.

-Vamos a este palacio, a ver qué tal.

A nivel de arquitectura no es el más vistoso.

Pero sí que por dentro es impresionante.

¿Se puede entrar por dentro? No, ahora mismo no.

Aquí vemos el panel que nos habla de lo que serían los personajes

que habitaron esta casa. Gaztañeta.

Y luego, está a la derecha, que murió en vuestras tierras,

Damián de Churruca, que murió en la Batalla de Trafalgar

y que le dio a conocer, pero que fue un gran marino y un gran científico.

Y esta casa representa muy bien lo que ha sido el mar de los vascos.

¡Caballero!

De los pocos valientes que hay hoy en la playa.

Es que el agua está de maravilla. De maravilla, ¿no?

¿Usted es de aquí? Sí.

Entonces, esto lo hace muy a menudo. Todos los días.

Nos bañamos mucho, sí. ¿Sí?

Pero hoy no se puede estar mucho dentro.

¿Se nota? Tira demasiado el agua.

Hoy para las tablas... Fenomenal.

Estarán encantados. Pero yo no soy de tabla.

Ya se ha pegado el bañito y se ha quedado fresco.

Pues sí. Venga. Buen día, "agur".

Y remamos. Uno, dos, tres...

Hacemos sitio, hacemos hueco, para que el pie de delante...

...vaya aquí.

Y nos quedamos aquí, en esta posición.

Profesor. Dime.

¿Con gusto? Sí.

¿Desde hace años?

Hace siete años que estamos dando clases de surf.

Hemos surfeado toda la vida, esto es lo que nos gusta,

pues mejor en el agua que en un taller.

Hombre, sí.

Nosotros garantizamos que en una semana

ya te pones de pie y tienes autonomía suficiente para coger las olas.

(Música)

Tiene 5500 habitantes

y está en medio de las localidades que forman el "flysch".

Estamos hablando de Deva, que tiene un conjunto monumental increíble

y hablamos de una joya del gótico vasco.

Exactamente, Álex... Así es.

De la iglesia de vuestro pueblo. La iglesia de Santa María.

Fue declarada Monumento Nacional del Estado en 1931.

¿De qué siglo data todo esto? Esta portada es del siglo XV.

¿Qué es lo que hay a los lados?

Son capillas pertenecientes a antiguas familias de la villa.

Familias de mercaderes muy importantes.

Solamente teniendo un gran comercio se comprende

cómo un pueblo tan pequeño pueda tener una iglesia

que tiene proporciones catedralicias.

Es una iglesia enorme. La ballena da mucho dinero.

La grasa de ballena era el petróleo de hoy día.

Había que ir a Terranova, y aquí había mucho barco ballenero.

La guerra de corso. El corso es un negocio.

¿Y ahora de qué vive Deva? De la industria, algo, y servicios.

Joya del pueblo de Deva.

La dejamos, pero vamos a pasar a conocer la verdadera joya:

sus gentes y sus costumbres. Efectivamente.

Ahí está el verdadero patrimonio de un pueblo.

Celebramos una fiesta muy conocida: los Pellejos de San Pedro.

La Fiesta de Los Pellejos, que tiene que ver con tu sociedad.

Efectivamente.

La Sociedad Gastronómica es uno de los puntos fuertes,

sobre todo aquí, en la zona del País Vasco.

Sí, efectivamente.

Esta fiesta está organizada desde los años 70

por la Sociedad Gastronómica.

La Lubina es una sociedad de caza y pesca.

Antiguamente eran solamente los hombres.

Pero ya, por suerte, los tiempos evolucionan,

y ahora ya pueden ser socias las mujeres.

¿Pueden ser socias?

Socias. Y entrar tranquilamente a comer, a cocinar...

¿Y a cocinar? Los tiempos cambian.

¿Se puede? Aquí hay puerta. -Adelante.

¿Cuál es el menú para los 30 o 40 que os vais a juntar?

Tenemos sopa de ajo.

¿Esto? ¿Sopa de ajo? Sí.

Anchoas. Sí. Luego, un poco de merluza.

Un poco de merluza... Esto de entrante, ¿no?

Porque veo el plato fuerte aquí, ni más ni menos.

Bueno, no se me caen los anillos, pero ¿me va a tocar currar?

Para pertenecer a una sociedad como la vuestra,

¿qué hay que hacer?

Tener ganas de ser socio de una sociedad.

-Y que haya plaza. ¿Cuántos sois?

225. ¿225?

Aún entra esta última, aún hay hueco.

¡Olé, olé!

Esta es una tradición.

Y la mayoría de los socios hemos heredado de los padres.

En teoría, antes, solía ser el hijo mayor.

Y si no tenía hijos no podía pasarle...

Pasaba al yerno.

Y la pena es cuando el yerno se divorciaba

y tenía que ver al yerno enfrente en la sociedad.

¿Esto es el pellejo? ¿Lo que se va a quemar hoy?

-Se utilizaba para el transporte de vino.

Estos pellejos de vino se han utilizado hasta el siglo XX.

Yo los he conocido.

El pellejo venía aquí, a las vinaterías.

El vino venía en pellejos de La Rioja.

(Música tradicional)

Todos a la par.

El humo ahuyenta al mosquito, ahuyenta lo malo, al mal espíritu.

El pellejo, por dentro, está lleno de pez y alquitrán.

(Música)

-Me llamo Rubén. Él es David.

Somos los monitores de la visita a la cueva de la Galiana Baja.

La cueva está en la curva de la carretera,

está supercerquita la aproximación.

Relojes, anillos, pulseras,

todo lo que se pueda perder o rayar lo dejamos en los vehículos.

Si metéis el móvil, para hacer las fotos.

Dentro no hay Facebook, ni WhatsApp, ni Twitter, ni nada de eso.

Buenos días. ¿Cómo estamos?

Bien, preparando la aventura.

Vamos a visitar la cueva... De la Galiana Baja.

¿Es de lo más visitado en el cañón de Río Lobos?

Sí, es una de las zonas más turísticas.

Es una forma de acercarnos al mundo subterráneo

que es la espeleología, de una forma sencilla

y una ruta que vamos a hacer, que es para todos los públicos.

Estamos dos chicos, creamos Soriaventura en 2003.

Hacemos todo el tema de actividades en el turismo activo de naturaleza.

Encantado. ¿Cómo estamos? Hola. Muy bien.

Ustedes son de expertos para arriba. No, somos "sin iniciar".

(RÍE)

Venimos de La Mancha, de Manzanares, de Santander y de Madrid.

¿Cuánto cuesta hacer la actividad?

La de iniciación cuesta 25 euros por persona

y la de aventura, 35.

Justo debajo de nuestros pies nace el río Ucero.

Este río es el que ha hecho la cueva.

Hace cientos de miles de años este agua, en vez de salir por aquí,

iría por la cueva que vamos a entrar nosotros.

De las más de 200 cuevas que hay aquí,

esta es la única que tiene acceso restringido con una valla.

Es una cueva, en su 70 %, de desarrollo horizontal.

Significa que con saber andar, uno puede hacer la cueva.

La cueva se cerró hace 35 años y se limpió.

Se sacaron dos camiones de basura de aquí adentro:

cristales, pilas, latas, botellas...

Esto parecía más un vertedero que una cueva.

Y el gran daño que se hizo, que es irreparable,

es el tema de formaciones.

La gente entraba y quería un recuerdo.

¿Cuál era el recuerdo? Una estalactita, una estalagmita,

un trocito uno, otro otro...

Hay zonas que las han arrasado, eso ya jamás se va a recuperar.

Otro "problema" que tenía esta cueva es que se perdía mucha gente.

La Guardia Civil y los guardias del parque

tenían que estar más pendientes de sacar gente de aquí adentro

que de hacer su trabajo en el exterior.

Y la madre de todas las técnicas, esa la tenéis que dominar todos,

es el "culing": el culo al suelo, ¿vale?

Ante la más mínima duda que tengáis de lo que hay que hacer,

os sentáis y arrastráis el culete, que eso siempre está bien hecho.

Preguntas.

-¿Hay zonas demasiado estrechas o demasiado bajitas?

-No, lo que vamos a hacer hoy no. Cuidado con la cabeza.

Venga, vamos a atajar por aquí.

Notáis que la temperatura ha subido respecto a la galería de la entrada.

Esta galería que hemos recorrido se llama El Dormitorio,

porque ya desde la Edad del Bronce esta cueva estaba habitada.

¿Cómo vamos? Muy bien, estupendamente.

El comienzo de la experiencia, bueno.

¿Sí? Ya has sacado el móvil, he visto.

Sí, he hecho alguna foto.

-Los del fondo que me miren, que dejen las fotos.

Esto es más importante.

Si yo me resbalo en espéleo, me caigo hacia atrás, ¿vale?

Lo que no puedo hacer es, como ha hecho uno, bajar así.

Si yo bajo así y tropiezo, voy de cabeza.

Con esto nos manchamos las manos. Esto es arcilla.

Hay mucha gente que cuando digo "apoya la mano en la roca"

le da asco: "¡Esto me da asco!".

Vale, esta arcilla es la misma que cuando vas a un balneario

y te rebozan el cuerpo, pagas 100 euros,

y te vas a casa más contento que El Pompa.

Primero, ¿por qué se crean las cuevas, las formaciones?

Estamos en un terreno cárstico, predomina esa roca de arriba.

Eso es roca caliza, soluble en agua.

Significa que el agua actúa como un ácido.

La va disolviendo.

Si hace miles de años, millones,

no hubiera pasado el río Ucero, esto sería un bloque macizo.

Aquí fijaros qué pedazo de columna tenemos.

Esta, por el tamaño que tiene, se llama "pilar estaligmático".

Se llama así porque es como el pilar de un edificio,

dando más consistencia al piso de arriba.

La gente venía con martillos y piquetas,

golpeaba las formaciones,

y esto es lo que se llevaba: un trozo de formación.

Esto te lo llevas a casa.

Está dos semanas por casa y acaba en la basura.

Es un trozo de piedra normal y corriente.

Se nota que te gusta esto. Sí, esto es pasión.

¿Sí? Sí.

¿Tú jugabas aquí de pequeño? No he estado, pero otros sí.

(RÍEN)

Juntas aquí los pies y paras. Manos por delante.

Abre un poco más los pies.

Perfecto.

Aquí cuidado con el agua.

Las fisuras donde se filtra el agua están creando formaciones.

En este caso, estalactitas.

Todo se ha creado gota a gota desde el techo hasta el suelo.

Cuando vayamos en esa dirección,

va a haber zonas que van a aparecer hasta tres galerías.

Es cuando la gente empieza a perderse.

Siempre que se hace espéleo, alguien fuera, en el exterior,

tiene que saber la cueva en la que estás y la gente que hay.

Para que no pasen cosas como pasaban en esta cueva.

Eran siete chicos con cuatro velas.

Como veis, el plan ya no da mucha confianza.

Vinieron por aquí, subieron la Corona,

está la cuerda por ahí, donde está mi dedo.

Subieron por ahí, llegaron al pozo y dieron la vuelta.

Pero, al dar la vuelta, se metieron por donde está marcando mi dedo.

Por ahí hay una galería.

Pasó el domingo por la tarde, el domingo por la noche,

el lunes todo el día,

y el martes a mediodía la gente de la zona se dio cuenta

que donde hemos dejado los vehículos había dos coches aparcados

que llevaban varios días sin moverse.

Los encontraron con hipotermia y un ataque de ansiedad y pánico.

Imaginaos casi dos días y medio aquí, sentaditos a oscuras,

sin saber si ibas a salir

o te ibas a quedar aquí para siempre haciendo compañía a las formaciones.

¿Qué os ha parecido? Ahora que os tengo a todos aquí.

Una experiencia muy interesante.

-Y los guías estupendos. -Los guías fenomenales.

-Sí, claro que sí.

Muchas gracias.

Eso te lo dicen todos los días, ahora con la cámara se reafirma.

(RÍEN)

(Música)

Mete aquí un pie.

Muy bien. Mete aquí el otro. Perfecto.

Óscar. Hola, buenas tardes. ¿Qué tal?

¿Cómo estás? Bien.

Atareado con tanto niño, ¿no?

Aquí poniéndoles unos arneses para que se suban a los árboles.

Estamos en Vinuesa, en Soria, en el pinar más grande de España.

Sí, señor. Nada menos.

La mancha más grande de pino albar que hay de España,

que coge Soria, Burgos y parte de Logroño.

Este es un parque de aventura, de cuerdas,

que consiste en juegos que están colgados en los árboles

de diferente dificultad y altura.

Para chavales como este. (RÍE)

Os voy a enseñar cómo funciona, es muy fácil.

Tiene un botón aquí, le dais y sale el mosquetón.

Bueno, se queda colgando.

¿Cuánto tiempo llevas con esta empresa?

Pues esta va a ser la novena temporada.

Nos fuimos a esquiar un año a Chamonix, hace diez años,

y no pudimos esquiar,

y como los niños se nos subían por las paredes en el apartamento

empecé a buscar algo que hacer con ellos por la mañana,

y vi un parque de estos.

Lo hicimos por medio de una concesión municipal,

por unos "X" años, y ya está, a funcionar.

¿Cómo se mantiene el negocio? ¿Es durante todo el año?

Sí y no.

Porque aquí en Soria es julio y agosto.

Subes, ¿de acuerdo?

Pasáis.

Llegáis al otro lado.

Soltáis y luego corréis.

(Música)

Qué cara de velocidad. ¿Qué tal? ¿Bien?

Espera, majete.

Vamos a visitar la Laguna Negra.

La famosa Laguna Negra, de origen glaciar.

Desde aquí hay 11 kilómetros.

Ahora vamos por el valle del Revinuesa.

El Revinuesa corre por ahí.

Vamos a subir a unos 1700 o 1800 que está la laguna,

que está justo debajo de los picos de Urbión.

(Intermitente)

¿Estamos en la M30?

Esta Semana Santa, que salió muy buena de tiempo,

hubo una aglomeración, tuvieron que desviar gente.

No les dejaban ni aparcar, es que no había sitio.

(SILBA) A ver si podemos aparcar por aquí.

Hola, ¿cómo están? Encantado. Muy bien.

Fede, de "Comando actualidad". ¡Ah, sí!

"Comando al sol" ahora en verano. Estamos aquí tomando el sol.

¿De dónde son?

-De Bilbao. -De Cantabria, de Laredo.

De Bilbao. De Bilbao.

Somos un grupo de amigos. ¿Sí?

Ellos, todos los hombres, son un grupo de amigos del pueblo,

y todos los años nos vamos un fin de semana por ahí.

¿Merece la pena? Sí.

Para andarlo y eso, precioso.

Lo que pasa es que nosotros no hemos venido en plan de andar.

¿Ah, no? Nos vamos para Soria.

Vamos a ir al hotel y luego vamos a ir...

(RÍE) A comer, ¿eh?

Si todo acaba igual, todo acaba en la mesa.

Pero es que esta no come, ¿eh? ¿No?

No le hace falta. (RÍEN)

-Es una laguna negra y se llama la Laguna Negra.

Estará verde, supongo, por el reflejo de los árboles y tal.

¿Qué es esta leyenda que contaban de que conectaba casi con el mar?

Que hay cuevas subterráneas.

Siempre ha habido... Este lugar, como ves,

es un sitio que tiene cierto aire mágico.

Realmente, es una laguna de origen glaciar

como se ve por todas las piedras de arrastre,

siguen por el valle hacia abajo.

Aquí es donde venía la nieve de arrastre del Urbión.

Y luego, se derivaba por la morrena del glaciar

hacia abajo, hacia el Revinuesa.

Y ahora ha quedado un paisaje bien bonito, con sus serbales.

Todo eso son serbales.

En otoño están rojos, están preciosos.

La verdad, es muy bonito en otoño.

Aquí es para visitar, la pasarela para hacer fotos,

y no se puede bañar. No desde que es parque natural.

¿De dónde vienen?

-De Navarra. -El mejor aceite del mundo.

-¡Sí! -Eso que lo digan.

Son expertos de la Laguna Negra, ¿no?

-Hemos estado ya. -Varias veces, cuando no había nada.

-Hemos venido dos autobuses de 60 personas.

Cuando vamos de viaje,

me gustan los paisajes más que los monumentos artísticos.

-Me gusta el paisaje. -El agua de la laguna no es negra.

Di "hola".

-Esto, antes, era un simple paraje natural.

Al cual venía mucha gente.

Pero al hacerlo parque natural, sale en más sitios.

Entonces, se dobla.

Si lo hicieran parque nacional, lo triplicaban.

Y así sucesivamente.

Te traigo a los de "Comando actualidad".

¿Cómo está? ¿Qué tal? ¿Qué me va a decir esta gente a mí?

Pues le vamos a decir que tiene gente y gente.

Parece que estamos en Gandía.

No te equivoques, ¿eh? ¿No? ¿Por qué?

Porque luego tienes que ir a la caja y ver las cuentas.

(RÍE)

Un poquito de tortilla, croquetas, bocadillos.

-Y los famosos torreznillos sorianos.

¿Los ha probado usted ya? -Sí.

¿Están buenos? Buenísimos.

Óscar, mira aquí este plano que tenemos.

¿Esto no es normal?

Pues no sé, pero aquí tenéis una cantidad de gente espectacular.

(Música)

(Ladridos)

Salvador. -¡Eh! ¿Cómo estás, majo?

¿Cómo estás?

Aquí, ya preparando a todos los perrillos.

Estamos dentro del pinar más grande de España, por aquí,

aquí estás tú. Eso es.

No sé si de vacaciones como el resto ahora que viene el buen tiempo,

o tú trabajando con todos estos.

Para mí esto es una vida de vacaciones,

pero sí me toca hacer cosas, trabajar,

y entrenar a mis perros para las carreras.

Y, a la vez, sacarle el partido que pueda económicamente

dando paseítos con los turistas que vienen.

Son cruces de perros, tienen bastante de perro nórdico.

Como Husky y tal.

Sunny, Sunny.

¿Cuántos años los preparas antes de una carrera en Escandinavia?

El entrenamiento es como la temporada de un ciclista.

Empieza, en este caso, en septiembre y en diciembre nos vamos al norte

y por allí entrenamos en nieve.

Cuando no hay nieve aquí, nos vamos al norte.

Y ya estamos dos meses corriendo carreras.

¿Tienes patrocinio, te lo pagas tú...?

Bueno, "fifty-fifty". (RÍEN)

¿Ella es tu mujer, que te acompaña en estas aventuras?

Sí, lleva un poco más de lo que llevamos en mushing juntos.

"Musher" es el que corre y "handler" es el ayudante.

¿Tú también te vas de vacaciones a Escandinavia?

Para lo bueno y lo malo, como dijo el cura.

(RÍE)

La verdad es que es una historia superdiferente.

En verano hacemos unas cosas, en invierno otras.

(Ladridos)

Móntate si quieres.

Es que no nos oímos porque están deseando salir.

Claro. Preparados.

Normalmente, nos comunicamos por gestos.

¿Este aparataje lo has hecho tú?

Sí, es la adaptación de un coche, le hemos quitado la carrocería,

y hemos hecho unos asientos para poder llevar a la gente.

(Música)

Ya ves que la fuerza es increíble.

Voy frenando para que no vayan rápido pero su fuerza es una pasada.

Esta es la zona de entrenamiento y de trabajo

donde los turistas pueden disfrutar conmigo

de un paseo con los perros,

y como es tan bonito, a todo el mundo le engancha.

El hándicap de este deporte es que hay que salir con fresco.

El calor no es bueno para los perros.

Pero aquí a la sombra, pasamos por el agua

y por todos los sitios umbríos del pinar

que nos facilitan poder hacer este deporte en verano.

Normalmente, entreno con 16 perros. ¿Ah, sí?

Estoy más tranquilo, porque si tienes algún perro menos.

Sí, sí. OK.

-Les doy las órdenes: izquierda y derecha.

"Gee" y "haw" es izquierda o derecha.

¿La pareja cómo lleva esto?

Tanto viaje dedicados a lo mismo todos los días.

Son muchos años juntos, él ya me conoce y yo le conozco,

y nos aguantaos mutuamente. (RÍE)

Te tienen que gustar los perros, la naturaleza,

estar super a gusto con la pareja,

porque si no en una vida cotidiana de ir a trabajar

que nos e ven las ocho horas, vuelven a casa: "¿Qué tal, cariño?".

Aquí estamos a todas horas.

El GPS funciona perfectamente, vienen solitos.

-Sí.

(Música)

-Lleva este de caviar en escabeche.

-Cinco patés y una de panitos. -Cinco patés y una de panitos.

¿Todos coméis chuletón?

-Yo migas. -Una de migas.

¡Que me atropellas!

Quiero dos de picadillo, dos revueltos,

una de macarrones sin tomate, ¿vale?

Yo me quiero presentar. Jaime, ¿cómo estás?

Bien, ¿y vos? ¿Cómo está usted?

A esto se le llama tranquilidad, ¿verdad?

Sí, absoluta, vamos. No es ningún problema.

Mira que hemos venido a un pueblo como Quintanarejo

que dicen que hay cinco o diez habitantes.

Es una pequeña aldea, y no esperábamos esto.

No, esto en fines de semana es siempre así, y más.

Aquí tienes un poquito de carne, ¿no?

Estas piezas más grandes son chuletones.

Ahora vamos a servir un solomillo y chuletas de cordero.

¿Cómo empezaste con esto? Pues fue todo de una casualidad.

En Alemania vi un restaurante muy chiquitito que me gustó.

En Alemania. Lo copié.

Entonces, lo hice en la casita de al lado.

Y cuando esto empezó a funcionar, hice este mucho más grande.

Pero ¿no te dedicabas al mundo de la hostelería?

No, yo era inspector de riesgos en seguros.

(RÍE) ¿Ah, sí? ¡Y acabaste aquí! No tiene nada que ver.

¿Quién te lo iba a decir? Sí, cómo lo sabes.

¿Cuántos años? Pues ya casi 14 años trabajando.

La gente que viene a este pueblo, que es muy pequeñín, viene aquí.

Viene, sobre todo, porque está la Laguna Negra al lado,

que es uno de los lugares de la provincia que más turismo atrae

y estamos cerca de La Rioja, de Burgos...

Cerca de todos los sitios importantes.

Esto es hongo de aquí, se sirve crudo en carpaccio.

Simplemente es aceite de oliva, cebolla,

un poquitín de vinagre de Módena y pimienta.

¿Quién trabaja aquí contigo? Mi mujer, mi madre...

¿Cómo lo llevas? Pues cocinando.

Cocinando y sin parar también. Claro.

¿Vivís por aquí cerca? ¿Sois de Soria?

Vivimos a la par. No, yo soy hondureña.

Pero ¿dónde vivís? Aquí, en Quintanarejo mismo.

En el mismo pueblo. Sí.

Ella es su madre, las recetas son de esta señora.

Jaime ha hecho la comida tradicional de ella.

¿Son todos los fines de semana del año así, en verano...?

Todo.

¿Esto cómo es posible?

Porque ha empezado a llamar gente y no han dicho que no, y ahora mira.

Aquí la gente viene casi ex profeso a...

-Aquí tienes que venir de propio solamente para comer.

La gente reserva mesa.

Han entrado reservas para agosto y octubre.

Te he parado como tres minutos y ya veo la cara de "me voy".

Pero vosotros seguid. (RÍE)

(Música)

Huelva esconde algunas de las playas más largas del mundo.

Con sus más de 4,5 kilómetros de arena abierta al océano Atlántico

Matalascañas es una de las playas más extensas de la Costa de la Luz.

Un destino preferido por muchos sevillanos

y un lugar donde el turista busca algo más que sol y arena.

(Música)

Vais a ir en este que está el tercero.

Ese es turco, ¿vale?

Y a las dos nenas las ponemos delante.

(Berrido)

Miguel, Nuria.

En la tierra de las yeguas marismeñas,

el lince ibérico... El águila imperial.

El águila imperial.

Vais y vosotros apostáis por los camellos en Matalascañas.

Qué mejor sitio que aquí con estas arenas y estas dunas.

¿Desde cuándo hacéis esto vosotros?

Ocho años. Ocho añitos.

A esta hora el calor aprieta un poco.

Ya está empezando un poquito.

(RÍE)

(Berrido)

(Música)

Vamos por el Parque Dunar.

Quiere una tapita para el camino. (RÍEN)

Tiene hambre, ¿no? No te aproveches mucho.

¿Cómo se le llama también a esto?

Por la forma de caminar, el barco del desierto.

El barco del desierto.

Aquí no, ¿eh? Aquí es el barco de Doñana.

Claro, estamos en la tierra.

¿Todo esto está protegido?

Esta parte es visitable perfectamente.

Aquí, si te has dado cuenta, hay mucho senderitos.

De fondo tenemos el mar.

La parte derecha es el parque nacional

y la parte izquierda, el parque natural.

Y aquí donde estamos, las dunas.

Estas dunas son las mayores dunas de Europa.

Esta roca que tenemos aquí eran torres almenaras.

Se construyeron para el ataque de los piratas berberiscos.

Son torres del siglo XVI y las mandó construir Felipe II.

Esta concretamente que tenemos aquí se llama Torre de la Higuera.

Es la que siempre le ha dado nombre a esta playa.

Están destruidas, sobre todo, debido a un terremoto bastante fuerte

que se conoce como el Terremoto de Lisboa.

(Berrido)

Ahora vamos a pasar por una planta muy importante aquí.

Le llaman "la camarina".

Esta es la planta, ¿no? Sí.

Y este es el fruto que se podría comer

si estuviera un poquito más grande. (ASIENTE)

Después se ponen más grandecitas y blanquitas, y están exquisitas.

Aquí le dicen "la perla blanca de Doñana".

Esto no me lo podría comer ahora, ¿no?

Te lo puedes comer, pero como cualquier fruta,

está sin hacer todavía. Sí.

Está un poquito más fuerte.

Miguel, de lo que estoy sorprendido es que ahora mismo va sin guía.

Sin guía, nada. Se sabe perfectamente la ruta.

Bueno, lleva el GPS puesto. (RÍE)

Venga, Sansón, vamos.

Esto es una maravilla de animal.

A ver, ahora para bajar apretamos los pies en la tablita

y nos echamos hacia detrás.

Ahí va, ¿ves?

Te quedas como de pie en la tablilla, ¿vale?

¿Cómo ha ido la cosa? -Muy bien.

¿Sí? Fantástico.

Por desgracia, muchos onubenses no valoramos lo que tenemos.

Me gusta que haya gente que conozca Huelva

y, por otra parte, me da temor.

Porque en Huelva tenemos playas, tenemos lugares, que digo:

"Si vienen aquí turistas...".

No quiero complejos turísticos, como otras ciudades andaluzas

que están masificadas, que están americanizadas,

eso tampoco me gusta.

Aquí aún os escapáis. Prefiero mi Huelva natural.

A finales de junio aquí tuvisteis un incendio muy importante.

Y tan importante.

Al final, no ha llegado a afectar, afortunadamente, a esta parte.

Nada, el parque natural está intacto.

Nuestras instalaciones, nuestros animales...

Llegó a seis kilómetros de aquí. Al lado mismo.

Y, afortunadamente,

porque cambió la dirección del viento.

Con unos nervios increíbles

porque estábamos viendo aquí detrás, aquí mismo...

Una humareda importante. El resplandor de las llamas.

Podría ser una ruina para vosotros. Totalmente.

(Música)

Van ustedes bien cargados, ¿eh? Bien, bien.

(RÍE)

¿Van solos o llevan más gente? No, mira los que venimos.

¿Todo esto es una familia? Los "Dabadaba".

¿De dónde vienen ustedes? De Sevilla.

Es raro preguntar a la gente de dónde viene aquí,

porque esto está invadido de sevillanos.

-Sí, por supuesto.

La verdad es que para pasar un día, parece que lleven media casa encima.

-Los botellines fresquitos, las latas fresquitas.

Esto es nevera, ¿no? -Todo lleno de botellines.

Ah, muy bien.

-Buen servicio. Hasta luego. -Buen servicio.

Familia, ¿están buscando dónde ubicarse?

Claro, es que no sabemos dónde nos vamos a poner.

¿Estos son los hijos? ¿Dónde están?

Mi marido, mi nieta, mi hijo,

y otra pandilla que viene por ahí. Todavía no han llegado.

Yo tengo muchos. ¿Cuántos hijos tiene?

Cinco.

Madre mía, ¿y hoy vienen todos? Todos vienen a la playa.

¿Son de Sevilla? No, de Badajoz.

¿Cuántos años lleva veraneando aquí?

¡Uh! Manolo, ¿cuántos años venimos? ¿30 o 40?

¿A cuánto está de Badajoz esto? A 300.

Bueno, son unos cuantos kilómetros. Sí, sí.

¿Y los hijos han venido para solo un día?

Un día nada más.

¿También es de Badajoz? Todas estas son de Badajoz.

Venimos dos autobuses, y estos han llegado los primeros.

-Nosotros hemos llegado los primeros.

¿Todos esos también son de Badajoz?

-¡Abuela! -¡Ay, que me caigo!

Mira, mi nieta Valeria.

Es un día grande para la familia, se encuentran todos.

Hombre, claro.

Aquí estamos ya. Para coger sitio.

Ah, muy bien. Ahora a coger sitio nosotros.

Y vienen solo a pasar el día y se van.

¿A qué hora se van ustedes? A las ocho.

¡Ponte ahí!

¿No le hacen caso?

No me hacen caso. (RÍE)

Yo soy el burro de carga. Sí, usted va bien cargado.

¿Qué lleva? Las sillas, la mesa y nevera.

Y la comida.

Pida ayuda porque va a tardar en llegar.

Da igual. Ya me buscarán. Cuando tengan sed y hambre.

¿De dónde vienen ustedes?

Cordobeses. ¿De Córdoba?

A ver la Virgen del Rocío y a pasar el día aquí.

Muy bien, ¿de excursión? Sí.

¿Cuánta gente ha venido?

50 o 60. Ah, muy bien.

¿Todos van a comer en la playa o se van a algún chiringuito?

-No sé, ya veremos. -No, comemos aquí.

¿Aquí en la playa? Muy bien.

Porque no queremos gastar dinero, está la vida muy "achuchá".

A ver, vosotros sois los que mejor vivís en la playa.

Menudo chiringuito os habéis montado aquí.

(RÍE)

Esta es la que lo ha organizado todo, Tamara.

¿Qué lleváis de menú? ¿Tú qué crees?

Filete empanado con un poquito de arena,

tortilla de patatas...

Lo dices por este, ¿no? ¡Ay, que se ha caído!

Esto de aquí es un despliegue.

Tenéis más trabajo en montar y desmontar que otra cosa.

Madre mía. (RÍE)

Y todo esto para un día. Un día.

No me quiero imaginar cuando vengáis a pasar el verano.

Y para un día, ¿qué presupuesto llevan?

Comida y gasolina y tal, 20 euros.

Por 20 euros puedes pasar un día estupendamente, ¿no?

¿Han salido bien? Sí, de maravilla.

¿Han venido a veranear aquí? No, yo vivo aquí.

¿Usted vive aquí?

Esta es la playa número uno de España, tiene que ser.

¿De dónde es usted? De Polonia.

¿Lleva años ya aquí? 13.

¿13 años? 13 años.

¿Y se conocieron aquí en Matalascañas?

Sí, le conocí a él. (RÍE)

¿Se vino usted de vacaciones y le conoció?

-Sí, le conocí. -Sí, nos casamos y todo.

¿Viven por aquí? A la izquierda, por favor.

¿La mayoría de gente con casa aquí son de Sevilla?

-Sí, la mayoría. -Sevilla, Madrid, Barcelona...

Y Extremadura. ¿Sevilla y Extremadura?

Pero bueno, qué jardín tienen ustedes.

Eso es de hierro y chapa.

¿Esto lo ha hecho usted? Es de mi cuñado, es un artista.

¿Y por qué esa afición por todo esto?

Caprichos.

Vaca, burro, cerdo, cordero, cabra, y el búho aquí.

Esta casa llama mucho la atención, ¿la gente viene a verla?

Sí, viene mucha gente a verla porque se lo han indicado.

Un día estoy yo aquí detrás y dos señoras se ponen mirando.

"Hay que tener poco gusto este hombre para lo que ha puesto aquí".

Le criticaban. Abrí la puerta y le digo:

"Señora, su marido tuvo menos gusto con usted".

(Música)

¿Qué pasa? ¿Qué tal?

-¿Todo bien? -Todo estupendo.

-Estupendo. Vale.

José María, ¿esto es así todos los días?

¿O los fines de semana se intensifica?

Los fines de semana más.

Este es uno de los chiringuitos más veteranos de Matalascañas.

Este año, este chiringuito tiene unos 30 y tantos años.

¿Vosotros cuánto tiempo lleváis? Nosotros llevamos dos años.

¿Cuánta gente sois trabajando? Ocho o diez los fines de semana.

Desde aquí tenéis unas vistas espectaculares.

Estupendas.

Todo lo que ves, todo lo blanco, todo lo del horizonte,

es Parque Nacional de Doñana.

Y un poquito, es Sanlúcar y Chipiona,

que es la entrada del Guadalquivir hacia Sevilla.

¿Cuántos habitantes sois? En Matalascañas seremos...

Que pertenece... A Almonte.

Y es el único núcleo urbano que está dentro del parque.

El único dentro.

Seremos unos 1300 durante el invierno.

¿Y ahora en verano? 40, 50, 60 000 personas.

Aquí está Roberto, mi socio. ¡Roberto!

¿Sois de aquí vosotros? Sí.

-Somos de Sevilla pero vivimos desde hace 35 años aquí.

Esta zona tiene mucho turismo

pero no es de las más turísticas o más masificadas.

Era turística.

Hace unos 17 años, aquí era el sitio donde más hoteles y turistas había.

Portugal es una gran competencia. Sí, estáis al lado.

Portugal se ha hecho cosa fina hace ya unos cuantos años.

¿Y ha quitado turismo a esta zona? Sí, muchísimo.

He visto mucha gente que se trae las neveras.

Efectivamente, se llama "turismo de nevera".

Efectivamente. Pasan el día y se van.

¿Esos no gastan en el chiringuito? No.

Lubina, mesa 11, rápido. Vale, ahora se le pone otra vez.

Langostinos de aquí de la costa. No de Sanlúcar, son de Matalascañas.

Esto es un pargo.

¿Eso también es de aquí? De aquí, estupendo.

Plancha, ensaladilla de gambas, almejas a la marinera.

Seis sardinas en un plato, 12 en otro y un aliño del día.

¿Las sardinas también son de aquí? También son de aquí.

¿Un plato de sardinas así por cuánto nos saldría?

-Pues nosotros lo valoramos según lo grande que es.

Ah, vale.

Esto, normalmente, no sé cómo estará hoy, pero 1,25.

La sardina.

Familia, muy buenas.

¿Ya estáis terminando de comer? Sí.

¿Vosotros también sois fijos de Matalascañas?

Bueno, vivimos aquí en verano.

¿Todo el verano aquí? Bueno...

Venimos todos los fines de semana. Eso es un lujo.

Tenemos una casa.

¿Y de dónde sois vosotros?

-Yo de Madrid. -Sevilla.

Qué raro, ¿eh?

¿Qué tiene Matalascañas? Pues que está cerca.

Nada más.

Por el Ayuntamiento no creo, porque esto cutre... No sé.

El Ayuntamiento de Almonte debe invertir más aquí y en el Rocío,

que en definitiva es lo que deja dinero.

Deberían de cuidar más el turismo.

Porque vendría otro tipo de turista. Al fin y al cabo viven de eso.

Efectivamente.

(Música)

  • Vacaciones sin descanso

Comando al sol - Vacaciones sin descanso

16 ago 2017

El equipo del "Comando al sol" paseará esta semana por uno de los acantilados más cinematográficos de la costa vasca; recorrerá en camello las mayores dunas de Europa, y se bañará en la popular y kilométrica playa de Matalascañas. Además entrará en una de las 200 cuevas que esconde el Cañón de Río Lobos.

ver más sobre "Comando al sol - Vacaciones sin descanso" ver menos sobre "Comando al sol - Vacaciones sin descanso"
Programas completos (417)
Clips

Los últimos 2.482 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios