www.rtve.es /pages/rtve-player-app/2.17.1/js/
5354952
No recomendado para menores de 7 años Comando al Sol - Lo que hay que ver - ver ahora
Transcripción completa

¿Esto qué es, perdona?

Eso es una tortuga que estaba haciendo.

¡Me han pillado, me han picado!

Fíjate, venga, vente para acá.

¿Es un avispero? Un avispero es.

El paisaje que estáis viendo,

esto no lo hay en ningún sitio del planeta.

No lo hay ni en el Japón ni en el Canadá.

Tenemos los burros bomberos de Doñana.

¿Este niño quién es? -Es guapito.

¡El que hace las preguntas!

¡Vámonos, mira!

Hacer una imitación de lo que es el camino del Rocío,

esto sale por persona 45 euros.

Más allá de las playas y el marisco,

Huelva tiene una Cara B más desconocida.

Les invitamos a dormir este verano en el corazón de Doñana

con todo el glamur.

Pues tenéis todas las comodidades de una casa,

con su aire acondicionado.

Sale por dos noches 100 euros cada noche.

Este es el sitio para descansar. Desde luego,

hoy se ha levantado este a las diez y media, a los cinco minutos

de levantarse, estaba en el parque jugando.

Quitarte de la aglomeración de las playas,

disfrutar del paisaje.

De esta cárcel se escaparon los 29 presos de ETA

y se hizo luego la película "La fuga de Segovia".

Después del acueducto, San Antonio el Real

es el edificio más importante de Segovia.

De este Monasterio, ¿qué habíais oído?

Te lo prometo, nada.

La cara B de Segovia es mucho más que su acueducto.

Yo soy segoviana y me encanta el cochinillo, como buena segoviana,

pero me gusta comer otras cosas.

La vivienda del campanero, las mejores vistas de la ciudad.

El crucero, nave mayor. Qué espectacular.

¿Cómo lo estás viendo? Mejor que en África.

Lo que hay que ver en "Comando al sol".

-Y ahora coge el cuadrito. -El cuadrito que no puede faltar.

Y ahora echamos las macetas, yo creo que no se nos olvida nada.

Inés, Santiago, ha llegado el día,

hoy dejáis vuestra casa de toda la vida.

Sí, pero nos vamos a un sitio mucho mejor,

a un paraíso que tenemos a diez minutitos de aquí

y no te creas que en el pueblo lo conoce todo el mundo.

Javi, las flores estas, estas me las llevo yo, vienen conmigo.

-Los dos macetones. -Y la fuente esta,

también te la vas a llevar.

Pero, ¿qué casa es esta? La habéis hecho entera de conchas.

De conchas, sí, no hemos dado nada más un viaje desde la playa.

Esto parece una langosta

y esto parecen sirenas con conchas.

Sirenas, sí, eso está hecho de ladrillos forrado

y las conchas en lo alto.

¿Y esto qué es, perdona?

Eso es una tortuga que estaba haciendo,

¡Me ha pillado, me ha pillado!

¡Me han picado! Un avispero.

¿Es un avispero? Un avispero es.

¡Avísame!

Están ahí claro, si tienen hecho ahí el avispero,

anda qué si yo lo sé, también...

¿Qué me pongo? Aceite, aceite.

Se nota que estamos en el campo, ¿eh?

Fíjate, venga vente para acá.

Esto te va a doler un rato, ¿eh?

Sí, tengo el aguijón ahí metido o unos cuantos.

Oye, Nuestra Señora del Pilar, ¿qué relación tienes con Zaragoza?

Pues, lo primero el nombre.

¿Cómo te llamas? Santiago del Pilar.

Pónmela ahí no se vaya a caer por el camino.

Estamos en el Parque Nacional de Doñana,

rodeados de pinos que miden 30 o 40 metros

y aquí tenéis vosotros vuestra residencia,

esta cabañita.

Los jabalís vienen muy cerca, los tenemos aquí mismo.

Esporádico, muy de tarde en tarde, pero se suele ver algún lince.

-Hasta que no vives aquí, no ves lo bonito que es

y dónde se vive y dónde se está.

Poquito a poco vamos trayendo cosas.

¿La vasija está hecha de pistachos? Mira, de pistachos.

Esto es un almendro que lo tengo que plantar, ya he plantado cosas,

tomateras de dos tipos, la de pera y la de corazón de toro,

berenjenas y calabacín.

Esta es la flor del incienso. ¿La usáis para algo?

Como repelente.

Mira, esta es la cocinita

y este saloncito que lo hemos apañado.

Este era un dormitorio también.

Este es el cuarto del jamón que es lo que estoy viendo aquí,

este es el cuarto del jamón que es lo que tienes tú aquí,

lo que pasa que de jamón queda ya poco.

Ya queda poco.

Y este de aquí es vuestro dormitorio,

que hay que entrar dando un saltito, ¿no?

No da para mucho.

La cama es muy grande.

Santiago, vosotros tenéis esta casa

porque sois los conserjes del camping.

Ella es la conserje, sí ella.

¿Tú eres la que manda? Yo soy la que mando.

-Yo estoy aquí de inquilino.

Centenares de pinos a la espalda,

¿y si nos asomamos por este lado?

Aquí lo que tenemos es la piscina.

¿Esto es arena de playa? Esto es arena de playa,

esto era un barrero, que el llamaban.

La gente hace castillos de arena en la Parque Nacional de Doñana.

Hoy es tarde, porque a mí me gusta tomarme mi cervecita a las doce

con el Papa, la hora del Ángelus es respetada

y yo siempre me tomo mi cervecita.

Hoy es tarde, hoy voy tarde.

Hoy estás estresado.

Salud. Salud.

En fin, yo me voy a trabajar.

Hasta luego, hoy no me has dado el besito, pero es igual.

-Mañana te doy dos. -Vale.

Ya hemos llegado, cariño.

Ahora ya a disfrutar.

¿Vale? Ya está, venga.

¿De dónde venís? De Málaga.

Dos horas y media más o menos. Sí, pero la caravana...

-Son cuatro con la caravana que nos hemos comido.

¿Cómo se llama? Adrián.

¿Y Adrián qué tal ha pasado la caravana?

Tiene cara de pocos amigos, ¿eh?

Acampada en Doñana, ¿por qué?

Hombre, porque aquí hay campo,

tiene una piscina que es con arenita de playa,

se está muy tranquilo.

Mucho gusto.

Según he visto en vuestra entrada,

estáis en la zona "Glamping".

Ya no quiero dormir en el suelo en un colchón,

nosotros ofrecemos lo que son camas,

son camas como se encuentran en los hoteles,

son colchones de 35 kilos, bueno, ahora entramos en técnica,

pero 35 kilos de densidad, que es lo mismo que uno tiene

en una casa bien equipada.

Duermes como en un hotel pero bajo las estrellas.

Bueno, al parque y a la piscina.

-Aquí tienes la llave, muchas gracias y bienvenidos.

Carlos, Silvia, aquí estáis entrando en la zona "Glamping",

aquí los coches solo pueden entrar para descargar maletas,

pero luego ya no pueden circular,

así que aquí la mayor felicidad para que los niños los dejéis.

-Genial.

-Otra cosa, ¿por la noche se verán también las estrellas?

-Hombre claro, aquí ya cuando busquéis

una zona despejada vais a ver una iluminación.

-La semana pasada estaba Júpiter más cerca de la tierra.

¿Cómo lo sabes? Porque lo vi en el telediario.

¡Ala!

Ya te han llenado todo de gusanitos, ahora qué pasa con el "Glamping".

Y luego, después de este porche donde disfrutáis,

pues tenéis todas las comodidades de una casa,

con su aire acondicionado.

-Adrián, mira qué bien.

Tiene su propia barrita aquí, ¿no?

Su barra, su cocina, su nevera con congelador.

¿Habéis ido mucho de camping? Sí, nos ha gustado irnos de camping,

pero antes, cuando era más joven y tenía más ganas de coger trastos.

Y cuando no tenía niños.

Vamos, yo he llegado a dormir hasta debajo de un eucalipto,

pero ya uno busca una comodidad, sobre todo para el niño,

no lo voy a poner ahí tirado, no se puede.

-Aquí entonces la habitación de matrimonio

con un colchón de 160 de ancho,

El cliente ya se ha quedado extasiado, ¿eh?

Y aquí la segunda habitación, esta ya de dos camas preparadas.

¿Por cuánto sale esto aproximadamente dos noches?

Sale pues dos noches, 100 euros cada noche.

¡Papá!

¡Papá!

¡Papá!

Esto son vacaciones para los niños. Claro y para mí.

Yo disfruto igual que los niños.

¿De dónde venís? De Sevilla, de un pueblo,

de Alcalá de Guadaira. ¿Por qué este plan?

Contadme, ¿cómo se os ocurre? Tranquilidad y además perfecto,

guapísimo muy bien. -Quitarte de la aglomeración

de las playas, disfrutar del paisaje.

Dormir viendo las estrellas, ¿cuánto os ha salido?

Te sale 24 euros la familia. ¿Con caravana, luz, coche?

Caravana. Tenemos cada uno la nuestra

y nos juntamos para almorzar y cenar todos juntos.

-Chicharrón de Cádiz y arrocito con gambas.

(Música)

Como el aire entra.

¿Cómo estáis? Muy bien.

¿Esto es la mejor manera de empezar la mañana o cómo lo definís?

Una mezcla de paz y energía.

Me he levantado supertemprano para poder asistir a las clases

aquí a las diez de la mañana y superbien.

Empezar la mañana haciendo yoga es lo mejor, en un sitio como este,

que es maravilloso. Te llega más, ¿no?

Hombre, es el silencio, la paz, la tranquilidad,

los pájaros, la energía de la naturaleza.

¿Se siente? Se siente.

Buenos días, acabáis de llegar, ¿de dónde venís?

De Gerena, un pueblo de Sevilla, está a media hora o poco más.

¿Quiénes sois?

Dylan. El pequeño Dylan.

¿Y esa ricura que tienes ahí en los brazos?

Esta es Nora, que tiene seis meses y medio y él tres años y medio.

Mira qué sonrisa, le gusta la cámara.

Esta cabaña es maravillosa porque solo vemos Coto Doñana.

Un cafelito y ya los niños van solos, porque está el parque ahí.

¿Eres fotógrafo? Bueno, hago fotos

y soy profesor de fotografía en la Escuela de Arte de Sevilla.

Pero me hace gracia, la mayoría de la gente que hay aquí,

que está llegando, son familias jóvenes con niños pequeños.

Este es el sitio para descansar Desde luego,

hoy se ha levantado este a las diez y media y a los cinco minutos

ya estaba en el parque jugando.

Quieto, mírame, venga, cara de retrato, mírame un momento.

# La marisma me enamora # porque en ella me he criado.

# Porque en ella me he criado,

# la marisma me enamora

# porque en ella me he criado.

# En una chocita vieja # con un pozo y un sombrado.

# Me siento de la marisma,

# porque por ella cabalgo # a mi aire y a mi antojo

# y además tengo la suerte # de haber nacido en Hinojos. #

Sois de Hinojos, ¿no? Sí y nos llamamos Hinojos.

O sea, nacidos aquí en Doñana. Somos nativos de aquí de Doñana,

de las marismas, de Hinojos.

¿Amenizáis también algunas tardes aquí en el camping?

Bueno, la verdad es que venimos, como somos amigos de todos ellos,

pues venimos de vez en cuando a echar un ratito y lo disfrutamos.

¿Os cae alguna propinilla ya que echáis aquí la tarde?

No, venimos aquí solamente a pasar el ratito con ellos.

¿Para cuánta gente es esta paella, María del Mar?

Para doce personas. Y aquí están los camarones

preparaditos ya. La especialidad es los camarones,

las tortillitas de camarones.

Vosotros dos sois pareja y sois de Coria del Río,

que está aproximadamente a una hora de aquí.

¿Tenéis una caravana aquí viviendo? Sí.

¿Os habéis traído la casa de Coria del Río aquí,

le habéis puesto ruedas? Prácticamente sí.

¿La ración por cuánto sale? A diez euros el plato.

El grupo flamenco va a acompañar hoy un espectáculo ecuestre

de doma clásica y vaquera.

Sencillamente impresionante, un aplauso, por Dios.

¿Cómo hace eso con las patas? Haciendo para atrás.

Es un adorno que le he hecho, como ha sido una pequeña exhibición,

es un adorno de..., es un ejercicio de alta escuela,

no de doma clásica, pero lo he hecho por el simple hecho

del buen público que tenía.

El buen entorno que tienes aquí. El entorno es maravilloso.

Aquí se motiva más el caballo, ¿verdad?

¿Qué valor puede tener un animal como este?

Hombre, un caballo de este tipo y con el pelo que tiene,

que tiene un pelaje poco usual, 20, 30, 40.000 euros.

Fácilmente.

¿Cómo estás, pequeñín?

Se le ve bastante bien, muy animadito como siempre,

y tú, ¿cómo estás preciosa?

Luís, tú estás enamorado de este animal.

Es un amor platónico.

Y en la asociación que dirigimos, la Asociación el Burrito Feliz,

pues nos dedicamos a todo lo relacionado con la promoción

de este animal y que continúe muchos años entre nosotros.

Este es nuestro patrimonio animal, ¿verdad?

Es parte de la historia de España, desde el burro de Sancho Panza

hasta el burro Platero.

Tú colaboras también con él, formas parte de la Asociación,

y tenéis allí unos burros muy singulares.

Tenemos los burros bomberos de Doñana.

¿Eso va en serio? Eso va muy en serio.

¿Dónde vamos ahora mismo? A donde están desbrozando,

están los burros ahí, ahora salen.

¿Desplazáis a los burros poco a poco?

Claro y ahora vais a ver cómo van dejando todo limpio de pasto.

¡Vamos a comer! ¡Vamos a comer!

Vienen todos, te obedecen.

Claro, porque les hemos dicho que se van a hacer famosos hoy.

Aquí está tu plantilla de bomberos. Van saliendo, hay muchos más,

pero bueno, van por parcelas, como hemos dicho.

¿Cuántos son? 17.

¿Quién cuida de estos burros? Porque tú no puedes estar 24 horas

y hay que estar con ellos, ¿no? Sobre todo voluntarias,

voluntarios vienen pocos, es muy femenina esta Asociación.

Parece que estás de camuflaje. Totalmente.

Ella es Conchi.

¿De verdad te quedas a dormir en esa camita por la noche?

Sí, me quedo porque los animales tienen que estar cuidados

durante 24 horas para que no haya ningún problema.

Estoy deseando terminar mi jornada laboral para venirme para acá.

Porque tú trabajar aparte. Todos tenemos nuestro trabajo.

¿En qué trabajas? Soy limpiadora.

Todo en el interior de un bosque, esto arde en verano,

pero, ¿qué pasa? Sorpresa, el suelo está totalmente limpio

de pasto. Pero, ¿así lo dejan?

Así lo dejan. Pelado.

No pelado, observa este detalle, que es muy importante,

pequeños árboles, respetan los árboles,

este es el secreto del burro bombero,

si los quitamos a tiempo antes de que tengan hambre,

no tocan los árboles, con lo cual Doñana sigue creciendo.

Tu plantilla es curranta, ¿eh?

Rocío es muy pequeñita.

Su primer verano en Doñana. Su primer verano en Doñana.

¿Tienen muchos cuidados cuando son tan chiquititos?

Tiene que tener muchos cuidados porque su mamá la ha rechazado

y entonces la tenemos que criar. No me lo puedo creer,

¿cómo es eso de que la rechace? Bueno, es que es una cosa triste,

esta es una de las burritas robadas.

Ahora la rechazan porque la han quitado de su regazo.

Qué cruel puede ser la naturaleza, solo por faltar 3 días en su vida.

Sí, han estado tres días fuera y entonces cuando han llegado.

Me estás diciendo que si cuidáis vosotros a esta burra.

No viviría.

En la Asociación también se ofrecen charlas para los más jóvenes

para concienciar sobre el medio ambiente en Doñana.

Chewbacca en Doñana.

Esta es la manera más didáctica que tenéis de llegar a la gente,

a los niños. Son los que vienen a aprender

que hay que defender la naturaleza de toda la galaxia.

¿Vienes solo?

No, viene mi pequeño ejército de amigos

de "La Guerra de las Galaxias", ahí vienen.

Como sabéis la Galaxia está muy destruida por la basura,

por los malos usos y tenemos que, entre todos, conservar

este planeta tan verde como el Parque Nacional de Doñana.

¡Hola, camello! Díselo.

-Este está muy contento.

-Este es el que está más contento.

Camellos en Doñana.

¿Esto es normal?

Que si es normal, ¿tú sabes que aquí en Doñana el camello

ha formado parte de la historia de Doñana.

En principio los trajeron para unas carreteras que estaban haciendo.

Las carreteras se hacían gracias al trabajo del camello.

Claro, como animal de carga es un animal fantástico.

A ver, el sonido.

¿No tiene problemas? No, ninguno,

es buenísimo, cada vez que ellos van a hacer cualquier tipo

de esfuerzo, es muy normal en ellos.

Toma ya. Ahí va Adrián.

-Ahí va. -Qué guay.

-Mira cómo se levanta.

Échate para acá un poquito.

Tranquilo, que va perfecto.

¿Cuánto puede cargar este animal?

Ellos pueden llegar a levantar su propio peso.

¿Qué estamos hablando de...?

Pues un macho puede estar sobre los 600 kilos.

Eso para ellos es liviano. Sí, para él estupendo.

Toma ya, ahí va.

-Me da miedo. -Las dos manitas juntas arriba.

Otro de los atractivos que ofrece el camping

y en general Doñana, es un minicamino del Rocío

en esta carreta. José, lo organizas tú

el minicamino del Rocío. Sí, esto consiste en una atracción

para el turista. Aquí caben 20 personas,

20 personas en situación normal.

Es una imitación de lo que es el camino del Rocío.

¿Cuántos años llevas haciendo esto? Yo llevo, no me acuerdo,

tengo treinta y tantos y llevo más de cuarenta.

¿Y qué precio tiene?

Esto es muy económico,

esto sale por persona creo que son 45 euros.

-¿Este niño quién es?

El que hace las preguntas.

(Música)

# Todo lo que me gusta es ilegal,

# es inmoral

# o engorda. #

Vamos ahora mismo,

para que sepáis un poquito, para orientarnos,

esto es el Camino del Rocio de la Hermandad de Hinojo

que es de las más grandes y de las más antiguas

que hay en el planeta.

Y todo pinares, el paisaje que estáis viendo, esto no lo hay

en ningún sitio del planeta,

no lo hay ni en el Japón ni en el Canadá,

nada más que lo tenemos aquí.

Tú vienes de Huelva, ¿qué tal te lo estás pasando?

Yo ni a soñar que me echar que me iba a montar

en el coche de caballos, superbien. Te gusta también el Rocio, ¿o qué?

Me encanta, este año no he podido ir.

¿Se parece en algo a lo que estamos viviendo?

Sin lugar a dudas, el Rocío es eso,

el Rocío es el coche de caballos, tus amigos cantando,

bailando, comiendo.

"¿Where are you from?" "England".

Un inglés, adelante, "go on".

# Enamorado de ti. #

(SONIDO DE GUITARRA)

Hoy descubrimos que Segovia es mucho más que acueducto,

Alcázar o Catedral.

Pisamos un Monasterio desconocido,

abrimos las puertas de su antigua cárcel,

cambiamos el cochinillo por el sushi

y entramos en un escondite para fotografiar aves carroñeras.

La cara B de Segovia comienza a vista de pájaro.

Adelante.

José María, esto es como una escalera de caracol

y solo se puede ir de uno en uno, ¿no?

Solo, solo. ¿De qué año es la Torre?

La Torre se va a iniciar justo al inicio de la propia Catedral,

pero se va a concluir en el siglo XVI.

¿Cuántos escalones vamos a subir? Vamos a subir 190 escalones,

lo que pasa es que vamos descansando, hacemos 70, paramos,

60 paramos y 60 y llegamos arriba.

Bueno, pues estamos ya en el tercer cuerpo de la torre

y esto es lo que todos llamamos la Casa del campanero.

El campanero tenía que estar muy en forma para venir a su casa.

Sí, porque además sabemos que bajaba todos los días a abrir

y a cerrar la Catedral con lo cual, al menos dos veces al día bajaba.

¿Con quién vivía aquí? Porque esto es la casa.

Vivía, hemos dicho que no eran curas, por lo tanto, vivía,

él tenía un salario, de ello vivía y vivía con su mujer y sus hijos.

¿Y qué año terminaron los últimos campaneros?

Más o menos hacia 1950, quizá un poquito antes

dejan de vivir en esta casa, precisamente porque las campanas

se están electrificando.

Esto era la despensa, muy importante en las casas,

porque era para guardar y conservar los alimentos.

¿Y cómo hacían para subirlo? A pulso, claro.

Siempre lo subían por la ventana a través de un sistema de cuerdas

y poleas, aún la gente mayor de Segovia, ya hoy muy mayor,

se acuerdan cuando eran niños como subían la comida

del campanero y de la familia.

La vivienda del campanero las mejores vistas de la ciudad.

Bueno, mejores vistas propiamente desde el cuerpo de campanas,

esas son las mejores, que nos queda subir un poquito todavía.

El crucero, nave mayor, abajo tenemos el claustro,

que dijimos que vino desde la antigua Catedral.

¿Y el acueducto dónde lo tenemos? Lo tenemos allí justo.

Un poco a la derecha de la otra torre de la Catedral

y aquí vemos el Alcázar. Ahí el Alcázar, maravilloso.

Ahí tenemos la Iglesia de San Andrés,

una más de las iglesias, tantas iglesias románicas

que tiene Segovia, aquí, digamos que a mano izquierda,

es lo que llamamos el barrio judío.

Tenemos once campanas, la más grande que tenemos en Segovia

en la Catedral, es esta que tenemos aquí que se llama

Nuestra Señora de María de la Paz,

que pesa aproximadamente 1.400 kilos.

Antes era la torre más alta de España.

Sí, fue la torre más alta de España hasta 1614.

¿Qué pasó? Pues cayó el rayo de una tormenta

sobre la parte final que era un gran chapitel

que se había construido con maderas.

Si yo te digo, qué me sugieres como cara B de Segovia,

si ya he visto el acueducto, ¿qué otras cosas puedo ver?

¿qué otras caras tiene esta ciudad? Qué me dices.

Aparte del gran románico,

yo invitaría a la gente a visitar la casa de Antonio Machado.

¿La tendríamos por aquí? Muy cerquita de la Catedral,

bajando por esta calle justo a la derecha,

en el callejón estrecho está la casa donde estuvo Antonio Machado.

Fuera un poco de lo que es la ruta, digamos de Alcázar,

Catedral, acueducto, sería el Monasterio de San Antonio el Real

con techumbres mudéjares importantísimos,

obras flamencas importantísimas,

sin duda, un lugar a visitar.

Y eso, ¿por dónde lo tendríamos?

Pues justo donde empieza la parte visible del acueducto,

es muy fácil y otro lugar, que aunque sea más moderno,

es la antigua cárcel. ¿Cárcel de presos?

Sí, lo fue y actualmente pues es un lugar de encuentro

de la cultura segoviana muy importante.

¿Y eso por dónde lo tenemos? Pues hacia allá,

desde aquí vemos una de las torrecitas,

está justamente donde empieza luego ya

pues parte de la zona más nueva de Segovia.

Seremos de los pocos que podemos entrar a una celda

de una cárcel sin estar presos.

Pues de momento no estamos presos, pero todo puede pasar aquí.

Yo espero que no.

Pero sí, es verdad, estamos en una cárcel,

una cárcel antigua de Segovia que se ha convertido

en un gran centro de creación y de innovación.

Piensa que hay exposiciones, microteatro en las celdas, danza.

Esto no sé si es esta cárcel.

Sí, claro, esta fotografía me parece que es, si no recuerdo mal,

del año 1945 o 46.

Desde la parte central los sacerdotes

ofrecían la misa dominical o de bautizos o de comuniones

a los hijos de las presas y ellas están en misa.

José, "porfa", ¿te puedes venir con nosotros?

Que así nos abres las zonas oscuras.

¿Tú trabajas aquí? Sí, él trabaja aquí.

-Sí, trabajamos aquí, mujer. Aquí andamos.

¿Cuánto tiempo llevas trabajando aquí?

Pues un año voy a hacer ahora. ¿Qué hacías antes?

Pues parado he estado, pero bueno, albañilería.

Y todo esto eran celdas, claro.

¿Cuántos presos ha llegado a haber aquí?

-Pues no tengo un... -Unos 160 o por ahí.

160, no son muchos.

¿Esto qué es, una celda? Es una celda tal y como estaba.

Sí, ¿eh? da un poco de "yuyu" entrar, ¿eh?

Sí, sí, voy a estar pendiente de que José no cierre

y que nadie cierre.

Madre mía y, ¿cuántos presos había por celda?

Dos, porque aquí había una litera que esa sí que la llegué yo a ver

y tenía su litera, su letrina aquí.

El patio del recreo de los presos.

Oye, pues no me parece muy alto ese muro,

para intentar escaparse, vamos. No, además fíjate, había gente

en Segovia que me contaba, "nosotros, cuando había algún amigo

que estaba preso y tal, veníamos, nos poníamos detrás de la valla,

silbábamos y hablaban con los presos de dentro desde la calle,

está aquí mismo, o sea, que es que justo aquí.

Tú sabes que de esta cárcel en aquella zona,

se escaparon los 29 presos de ETA y se hizo luego la película

"La fuga de Segovia". ¿Fue de esta cárcel?

De esta cárcel se escaparon en el año 76, 29 presos.

¿Por dónde se escaparon? Pues haciendo un agujerito,

con una cuchara iban escarbando. ¿Y se puede ver por dónde era?

Creo que está tapado.

Ahora lo usamos de trastero,

pero en esos tiempos aquí estaban las duchas.

Podéis pasar tranquilamente. Vale.

Podemos decir que aquí empezó la famosa fuga de Segovia.

Sí, aquí empezaron a hacer el hoyo, sí.

Aquí estaban las duchas. Aquí estaban las duchas.

Y aquí ellos excavaron por el desagüe de las duchas.

Fueron a desaguar al caudal central general,

que era un túnel grande y desde ahí ya pues echaron a correr

dirección sur, dirección a la montaña, vamos.

En este sitio se han grabado un montón de películas

y se sigue utilizando parte de la cárcel como plató

de televisión, de rodaje de series. ¿Y qué películas se han grabado?

Pues precisamente "La fuga de Segovia",

me parece que se rodó aquí, "Las trece rosas",

últimamente, por ejemplo, "Torrente", la serie "Cuéntame",

o sea, que ha habido muchos rodajes. Se utiliza como plató.

En estos momentos aquí tienes una exposición de Antonio Machado.

¿En las celdas también? En las celdas.

Te interesa Machado por lo que veo. Me interesa mucho,

soy profesor de lengua y literatura aquí en Segovia.

¿Y por qué se hace una exposición de Machado?

Pues se hace porque Antonio Machado vivió en Segovia doce años,

del año 19 al 32 y este año hay muchas actividades

del Ayuntamiento y de la Academia de San Quirce,

organizadas en torno al centenario.

O sea, es el centenario de la llegada de Machado a Segovia.

Esta es la casa donde vino a vivir en Segovia.

Esa es la pensión de doña Luísa Torrego,

que está en la calle de los Desamparados,

ya en el casco amurallado.

Por estos jardines, seguro que paseaba Antonio Machado

con sus amigos de tertulia o él solo acordándose de Guiomar.

¿Y por qué lo sabes?

Lo digo porque en sus cartas, siempre que llega de Madrid,

le escribe una carta a Guiomar y dice "he salido a pasear

por los jardines de Segovia", incluso por un verso que dice:

"En Segovia, en un jardín alto te he soñado, mi Guiomar".

Son jardines que están colgados de las murallas, sobre el Eresma.

Esta es la casa, bueno la casa, la pensión,

donde Antonio Machado empezó a vivir hace cien años.

Esta foto, ¿no será la dueña de la pensión?

Sí, esta es doña Luísa Torrego Illanas, la dueña de la pensión,

que además era quinta de Antonio Machado.

¿Y ella supo en algún momento, la importancia de tener alojado

a este intelectual? Por supuesto, sí, de hecho,

ya pasados años de la muerte de Machado, ella dijo

que cuántas veces le había visto en su habitación, a veces,

emborronar papeles y tirarlos a la papelera,

dice "si en ese momento hubiera cogido esos papeles",

hay hasta un vídeo grabado de estas declaraciones,

si hubiera cogido esos papeles y los hubiera presentado

para publicarlos, dice, "me habría hecho rica".

Mira qué lista.

Esta es su habitación en la pensión.

Una habitación muy sencilla.

Sí, la que él llamaba "blanca hospedería,

celda de viajero con la sombra mía".

Era, según él y en la casa se sabía también, la habitación más fría,

porque da al norte. Anda aquí el braserillo.

Sí, el brasero y la estufa,

te cuentan anécdotas del frío que pasaba aquí

y algunas veces en el invierno segoviano, él decía que tenía

que abrir la ventana para que entrar menos frío.

Madre mía, hacía más frío aquí que fuera.

Lo que creo es que está muy bien conservado esto, ¿no?

Parece que está tal cual.

Sí, una de las preocupaciones de la actual Academia

de Historia y Arte de San Quirce, que fue quien compró,

primero alquiló la habitación a doña Luísa Torrego

en el año 55 para que no hubiera huéspedes que la usaran

y luego a partir de ahí, pues fue comprando toda la planta

y todo el local.

Real Academia de San Quirce es la propietaria.

Aunque esto lo gestiona Turismo, aquí por ejemplo tenemos un libro,

"Guiomar, un amor imposible de Machado".

Él quedó viudo de Leonor, salió de Soria, vino aquí

y aquí conoció a esta mujer, a Guiomar,

que ella estaba casada, ¿no? Ella estaba casada, sí,

estaba casada con un empresario. Era un amor un poco secreto, ¿no?

Estaba casada con un empresario teatral, pero el empresario,

su marido, le había engañado.

Ah, se conocen, ella en crisis con su marido y él viudo.

A mí me gustan más los California, al llevar el arroz por fuera.

-Gracias, hasta luego.

Cuatro makis de salmón, cuatro de atún,

uno nigiris de pepino, zanahoria y queso crema.

-Oído.

¿Cuántos restaurantes sin cochinillo hay en Segovia?

Pues yo creo que muy poquitos, no te sabría decir,

pero muy poquitos. ¿Y de sushi?

-Yo creo que somos el único. -Yo soy segoviana

y me encanta el cochinillo, como buena segoviana que soy,

pero me gusta comer otras cosas, entonces muchas veces te das cuenta

que la oferta culinaria se centraba mucho en el turismo

y pensamos "¿y si creamos algo distinto?"

¿Y qué tal os va? Pues bien,

ahora ya hasta con seis restaurantes, lo hemos franquiciado.

Muchas veces pensamos que es mejor ser cabeza de ratón que cola de león

y estamos en ciudades pequeñitas donde hemos introducido el producto,

entonces, grandes ciudades como Madrid, en cada esquina tienes

un punto de venta de sushi, en otras ciudades, no

y es la sorpresa y es la oferta diferente.

¿Saben los turistas que a muy pocos pasos del acueducto hay sushi?

No es nuestro principal perfil de público pero sí que es cierto

que por ejemplo, hay muchos estudiantes que vienen aquí,

que son extranjeros, vienen a pasar el año,

que Segovia es una ciudad muy de estudiantes extranjeros,

pues estos son uno de nuestros principales clientes.

-Pero al principio sí que la gente entraba y te gritaba alto

como si no le fueras a entender, "¡oye, estos pastelitos!"

y bueno, te hablaban alto pensando que eras japonés, pero no.

Nosotros hemos querido introducir al paladar español, por ejemplo,

nigiri de sepia con alioli, que es la típica tapa nacional,

pero hecha nigiri o un "California doll",

que leva foie. -Y nos planteamos en un futuro,

no lo descartamos, viviendo en la ciudad del cochinillo,

crear el "sushinillo". Qué bueno.

Sería una mezcla de cochinillo y sushi, es complicado,

pero por ideas, que no falten. Quién sabe.

¿Qué tal está el sushi? Espectacular.

Está buenísimo. Veo que te lo estás comiendo

sin rechistar, no sé si te chifla o no, cuéntame,

Sí, me chifla mucho.

Segovia tiene una cara B, ¿no? otra cara que no es el acueducto

y el cochinillo. Yo creo que tiene dos caras A,

porque hay una parte que es el cochinillo y el cordero,

que nos gusta mucho y que mucha gente cuando viene te lo pide,

pero también hay un día a día de los segovianos

y de la gente que viene de fuera

y esto ha cobrado un protagonismo muy importante.

Buenas tardes, os traigo la primera.

-Mira, mira. -Vaya flipada.

¿De dónde sois vosotros? De aquí, de Segovia.

Es algo diferente, porque parece que solo salimos con cochinillo

y poco más y la verdad es que, entre el sitio,

que es estupendo, la terraza y demás.

Entonces, celebráis la comida del domingo con sushi en Segovia,

seréis una familia atípica o esto es más frecuente de lo que parece.

Yo creo que sí, que es más frecuente ya de lo que parece.

Y hay que contarle también a la gente de fuera

que los que sean vegetarianos o no quieran comer cochinillo,

hay un plan B, ¿no? hay otras opciones.

Venga, qué aproveche, gracias.

Si los turistas supieran que a muy poquitos metros

de donde empieza el acueducto, hay un Monasterio de clarisas

que es una auténtica joya, verían fácilmente

otra cara de Segovia.

Fue fundado nada menos que por Enrique IV de Trastámara,

como saben, hermanastro de Isabel la Católica,

saben que pasó a la historia con el sobrenombre de el impotente

y se descubrió con el tiempo que eso que decían en la época

que tenía mal de ijada, pues eran problemas endocrinos,

tenía acromegalia, unas manos enormes,

unos pies enormes, las mandíbulas también

y era un hombre pues ciertamente acomplejado.

La trilogía monumental aquí en Segovia es

el Alcázar, el acueducto y la Catedral,

pero este Monasterio de San Antonio el Real,

podría estar perfectamente en ese grupo.

Esto es una joya escondida.

Personalmente creo que después del acueducto, San Antonio el Real

es el edificio más importante de Segovia

y donde vamos a ver estas maravillas de armaduras que no tienen

desde luego rival en toda España.

¿Cuántos visitantes recibe al año este Monasterio?

Pues poquitos, muy poquitos,

aproximadamente unos 7.000, cosa así.

¿Por qué tan pocos? ¿Por qué es una joya escondida?

¿Por qué forma parte de la cara B de Segovia?

Pues porque, bueno, pertenece a las clarisas,

ellas lo han cuidado, lo han mimado.

Sigue perteneciendo a una comunidad de clarisas que vive aquí.

Sí, desde 1488 están aquí las clarisas.

Imagínate, Mónica, gracias a ellas se ha conservado,

a su celo, a su tesón.

¿Y qué supone trabajar en un sitio así?

Pues es una maravilla, yo cuando vine y vi esto,

pues tuve que cambiar mi vida por completo,

imagínate, Mónica, que yo estaba en Toledo con mi familia,

con mis amigos y la Abadesa de las Clarisas de Toledo,

de Santa Isabel de los Reyes, me pidió que viniera aquí

a intentar poner en valor este edificio,

a intentar que se conociera de una vez

y en eso estamos trabajando. Yo vivo aquí de alquiler

con Hugo, que es hijo mío, que trabaja de auxiliar,

es el que recibe al personal, lleva la contabilidad y demás

y entre los dos, haciendo un esfuerzo, desde luego, grande,

trabajamos todos los días, abrimos todos los días,

excepto los lunes.

¿Qué importancia tiene en Castilla y León y en España el Monasterio?

No hay ningún edificio de su época que le haga sombra.

Muy impactante el techo, ¿no?

La armadura, este taujel es espectacular.

De nuevo vemos que es un taujel de limas mohamares,

ahí está el escudo de Enrique IV y de su segunda mujer,

de Juana de Portugal.

De este Monasterio, ¿qué habíais oído?

Te lo prometo, nada.

Y mi ex era segoviano y toda la familia,

no tenía ni pajolera idea de que existía.

Es como una joya escondida. Total, total, pero precioso.

¿Qué es lo que más te está llamando la atención?

Mira, el artesonado del techo,

los jardines,

bueno, por todo, que merece la pena venir.

¿Qué os está pareciendo el Monasterio?

Lo que estáis viendo. Impresionante,

no me esperaba encontrar algo así en Segovia.

Es uno de los tesoros que uno no espera descubrir en Segovia.

-Te voy a presentar a Hugo, que es mi hijo,

mi hijo mayor. -Hola Mónica, ¿qué tal?

Os habéis venido los dos de Toledo.

Sí, bueno yo le embarqué en esto al pobre.

Ella me embarcó aquí y estamos ayudando todo lo que podemos.

Os contratan las Clarisas, claro. Sí.

Más allá de lo que es la joya arquitectónica

y la comunidad religiosa, es una empresa, ¿no?

que vosotros gestionáis, la madre y el hijo.

Sí, todo, lo que pasa es que todavía no alcanzamos el dinero necesario,

aquí no tenemos todavía ninguna ayuda,

las monjas tienen que limpiarlo todo, que si os habéis dado cuenta

está impoluto y la única ayuda que tenemos son los ingresos

de los grupos y de los visitantes. No tenéis subvención, nada.

Por eso es tan importante que venga la gente a San Antonio.

Sí, por favor, quitar un momento esto.

Gracias Hugo, mira, fíjate ahí estás viendo

todas las capas, ves el revoco original.

-A mí me encantaría restaurarlo aunque fuera gratis.

Alberto García Gil y su hija María García,

arquitectos restauradores,

tú, 50 años llevas aquí implicado. 52 creo, desde el 67.

Implicado en la restauración de este Monasterio.

¿Qué simboliza esto, Alberto?

La que ha sido Abadesa, Sor Inmaculada, me contó

que en su novatada hacían el culto profesional

por la noche por aquí las monjas y todo esto

y que entonces había una monja, que se metía ahí detrás,

sustituyendo el relicario de Santa Úrsula

y cuando pasaban las novatas hacían ¡uy!

dice "aquí salían corriendo todas".

La gente tiende a pensar que los grupos de clausura

son grupos muy cerrados de gente muy seria,

que están todos los días cantando gregoriano,

que no, es la vida de otra manera.

Aquí enterraban las monjas,

pero tenían un problema,

cada vez que moría una monja, durante una temporada,

las más jóvenes no se atrevían a pasar por aquí,

incluso había problema de olores, lo que quieras, ¿no?

¿Cómo se resolvió la restauración de eso?

Haciendo un cementerio en la huerta, elemental.

Bueno, esto es de las grandes curiosidades, digamos,

que en los últimos años hemos identificado,

es el cenotafio que se preparó nada menos que para enterrar

a Isabel de Castilla.

Era la confrontación tremenda

de Isabel con Enrique IV. Su hermanastro.

Su hermanastro, que había hecho este Monasterio para su tumba.

-Hola, ¿qué tal?

-Muy buenas, es el Pablo,

va a entrar también contigo a hacer la sesión de carroñeras,

entonces, ahora vamos a recoger todos los trastos del coche,

trípodes, mochila, las metemos en el mío y yo os llevo ya...,

ya os llevo al escondite.

¿Tan temprano hay que quedar para ir a ver aves carroñeras?

Sí, porque las aves cuando mayor actividad tienen

es a primera hora de la mañana. Y vosotros, ¿de dónde venís?

Yo vengo de Madrid. ¿A qué te dedicas tú?

Yo soy profesor de Imágen y Sonido en Formación Profesional.

¿Qué profesión tienes? Yo soy maestro de escuela.

Resido en Madrid, pero soy de Cantalejo de toda la vida.

O sea, que ya conoces a Juan. Sí, somos amigos personales.

Nosotros tenemos dos especies de escondites

unos que tienen cristal espía y otros que no.

El que vamos a usar hoy tiene cristal espía.

Y bueno, paciencia para estar tres o cuatro horitas

dentro del escondite y sobre todo disfrutar de lo que vamos a ver.

Yo creo que la primera carroñada no se olvida nunca.

¿Lo llamáis así carroñada? Carroñada, sí.

¿Viajáis por otros sitios del mundo para ver carroñadas y aves?

Por ejemplo, Marruecos es un sitio muy interesante para ver pájaros

más pequeños o Centroeuropa, estuve en Holanda también

y hay muchísimos gansos.

Bueno, pues ya hemos llegado.

No sé si este es el escondite donde vamos a tener que estar horas.

Es un espejo, ellos se ven reflejados aquí.

¿Y no les afecta esto? No, porque no te ve a ti,

no ve la silueta humana, que es lo que podría afectar.

¿Y no nos huelen? Los buitres no huelen,

sobre todo para buscar alimentos, lo que hacen es,

buscan a otras especies que son los córvidos,

los cuervos, las urracas, que son los primeros en detectar cadáveres

y luego ya bajan los buitres para poder abrir los animales.

¿Pasa algo si salimos nosotros y están ellos comiendo?

Sí, porque la silueta humana, al final, siguen huyendo de ella,

entonces, en el momento en que ven una silueta humana, van a huir.

¿Pero vamos a caber aquí cuatro personas?

¿Te vienen siempre fotógrafos de este perfil a hacer esto?

Bueno, la mayoría suelen ser fotógrafos, sobre todo fotógrafos

que es su hobby la fotografía, hay fotógrafos profesionales también

pero últimamente está viniendo también un grupo más familiar.

¿Qué precio tiene esta actividad?

Puede ir desde 40 euros hasta 100 euros puede llegar la actividad.

¿Cuántos kilos de carne se suelen traer?

Pues entre 40 y 60 kilos más o menos.

¿Y cuántos invitados vas a venir?

Pues pueden venir desde 50 hasta 200.

También van a venir cuervos, milano negro, milano real,

el alimoche que es el buitre más pequeños que hay en la Península,

¿Qué tipo de carne es? Es una carne comprada en carnicería,

que incluso sería apta para el consumo humano,

Antes había muladares, donde se echaban animales muertos

para que lo comieran este tipo de aves y eso se prohibió, ¿no?

Eso se prohibió a raíz del mal de las vacas locas,

han ido cambiando los decretos, entonces, alguna especie de animal

ahora sí que se deja dejarla en el campo,

pero todavía poquito.

Ya han llegado los cuervos, son los que marcan el paso...

-Pero se lo van a comer toda...

-No pueden con ello.

Van a ir a por él.

Los primeros que han venido son milanos y cuervos, ¿no?

Los cuervos son los negros y los milanos estos más marrones.

Sí, estos son milanos negros que en invierno van a África

y vienen ahora a criar aquí a España.

Y vemos ya que empiezan a llegar los primeros buitres.

Mira, mira, ya llegan. ¿No se pelean entre ellos?

A la hora de comer sí, pero es una forma de comer,

porque cuando ellos no pueden comer, por ejemplo, un trozo entero,

entonces, necesitan tirar, pues uno tira del otro,

tira del otro y acaban comiendo así, es una estrategia de alimentación.

¿Qué tipo de buitres son? El buitre leonado.

Estamos a poquitos kilómetros de la mayor colonia de Europa

de buitre leonados, tienen casi 800 parejas.

¿Cómo lo estás viendo?

Espectacular, vamos, mejor que en África.

¿Los habéis visto tan cerca alguna vez de esta manera?

En la vida. ¿Cuál es la foto más buscada?

A mí me gusta mucho el retrato, pero por ejemplo se buscan acciones,

un picado, una pelea. ¿Cuánto invertís en los equipos?

Pregunto aproximadamente, ¿cuánto gastáis en este hobby?

-El Jorge se gasta más que yo.

-Este objetivo nuevo vale 12.000 euros,

yo lo he comprado de segunda mano, para no gastar tanto dinero.

Esta ha quedado bien. A ver, Pablo.

Se ha quedado con el fondo de los buitres,

entonces eso se busca mucho, el desenfoque.

¡Hala, qué pasada! Se está llevando un trozo de carne.

Qué buena esta.

Sí, pero no lo he cogido de espaldas.

Este es muy bonito, muy expresivo, está como peinado ahí.

Una de las mayores virtudes de estos sitios

es que pareces que formas parte de la naturaleza,

pero sin interferir en ella,

a mí es una de las cosas que más me gusta.

  • A mi lista
  • A mis favoritos
  • Lo que hay que ver

Comando al Sol - Lo que hay que ver

23 jul 2019

Comando al sol busca en Huelva mucho más que playas y langostinos, y entre dunas, bosques de pinos y tortillitas de camarón, descubre un camping con glamour, el Rocío Chico y castillos de arena fina en piscinas de agua azul dentro del Parque Nacional de Doñana. El programa también viaja a Segovia y constata que la ciudad es mucho más que su acueducto, su alcázar o su catedral. Un monasterio desconocido, la antigua cárcel segoviana o el sushinillo son algunas de las sorpresas.

A la sombra de los pinos. Pegada a 50 kilómetros de playas, buena parte vírgenes, dunas móviles, marismas que se inundan en invierno y se desecan en verano, y bosques de pinos que superan los 30 metros de altura, tienen su casa de veraneo Inés y Santiago. Son los conserjes de un glamping, o lo que las agencias de viajes denominan camping con glamour. A él acuden familias jóvenes con niños buscando tiendas de campaña con nevera y aire acondicionado.

La cara B de Segovia, a vista de pájaro. Comando al sol sube los 190 escalones que comunican la ciudad del acueducto con la torre de la catedral. José María, el guía de uno de los grandes emblemas de Segovia, ayuda a divisar desde el campanario los secretos que esconde la ciudad y la antigua cárcel segoviana. En sus celdas, ahora escenarios de películas, aún pueden contemplarse los camastros en los que penaban los reos. Lugares antes prohibidos ahora abiertos al turista, como la pensión donde vivió Machado su amor clandestino.

ver más sobre "Comando al Sol - Lo que hay que ver" ver menos sobre "Comando al Sol - Lo que hay que ver"
Programas completos (490)
Clips

Los últimos 2.853 programas de Comando Actualidad

  • Ver Miniaturas Ver Miniaturas
  • Ver Listado Ver Listado
Buscar por:
Por fechas
Por tipo
Todos los vídeos y audios

El administrador de la página ha decidido no mostrar los comentarios de este contenido en cumplimiento de las Normas de participación

comentarios.nopermitidos